www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5583181
Para todos los públicos Página Dos - Eva Baltasar y Jorge Benítez - ver ahora
Transcripción completa

"No le gusta mi nombre y me pone otro,

dice que parezco una de esas grandes rocas solitarias,

aisladas, expuestas a todo, que hay en el sur de la Patagonia.

Pedazos de mundo que sobraron después de la creación.

Nadie sabe de dónde proviene

ni ellas entienden por qué siguen ahí, por qué no se desgastan".

Eva, acabas de publicar Boulder que es la segunda entrega

de ese tríptico literario que empezaste con Permafrost.

¿Ya podemos decir que no hay riesgo de que se pueda interrumpir,

vas a llegar hasta el final? No, voy a llegar.

Seguro, sí, sí.

He iniciado la redacción de Mamut la tengo un poco avanzada

y va a salir seguro.

No sé cuándo, pero va a salir.

Vamos ya con el argumento.

Tenemos a una mujer, de sobrenombre Boulder,

una mujer a la que le gustan las mujeres,

una mujer solitaria que trabaja como cocinera en un mercante,

allí por los mares de Chile conoce a otra mujer,

y a partir de ahí, ¿hasta dónde más podemos contar?

¿Qué ocurrirá?

Buena parte de la novela transcurre en el primer, segundo capítulo,

precisamente porque nos la presenta,

esta mujer que siente, que quiere,

para estar en paz tiene que estar sola en el mundo

y sin arraigarse, entonces para ella el barco mercante,

donde trabaja como cocinera, es la situación perfecta.

Encima en el mar de Chiloé, la costa del Pacífico

donde está siempre entre un puerto y otro puerto

y ahí nos la presenta.

Cuando conoce... primero a través del sexo ¿no?

y luego ya del amor a Samsa, ella tiene que tomar una decisión,

ella siente que para estar bien, tiene que estar sola,

pero el amor es una fuerza también que en lugar de ir para adentro,

te tira para afuera y... bueno decide acompañar a Samsa

en un proyecto de vida a Islandia.

Y hasta ahí ¿no? Hasta ahí, ya está bien.

Habrá gente que pueda pensar

que Boulder es la historia de amor de dos mujeres,

pero yo tengo la sensación que no es exactamente una historia de amor,

que casi más es una historia de auto traición,

porque a mí lo que me importa mucho

es lo que siente precisamente Boulder,

que deja de ser honesta consigo misma.

Yo creo que es la historia de Boulder,

una historia donde hay amor, sí, pero es su historia.

Sí, es una mujer que en un primer momento

toma una decisión y la hace perder coherencia.

Sentir que tienes que estar sola e irte a vivir con alguien,

ahí ella pierde coherencia y esto creo que la debilita como persona,

al fin y al cabo.

Y luego comete una incoherencia aún más grande,

es el momento en que Samsa quiere ser madre, Boulder no quiere

pero se sacrifica y dice, bueno, acepto una maternidad no deseada

y esto es una incoherencia súper grande

que lo que hace es que tarde o temprano

acabe apareciendo el problema, no se resuelve,

aparece y hay que hablarlo, hay que exponerlo, hay que tratarlo

que es algo que a ella le cuesta muchísimo.

Ella es una mujer que le cuesta también comunicarse.

Creo también es una novela acerca de la incomunicación.

De nuevo la protagonista de una novela tuya

es una mujer solitaria, una mujer austera,

no tiene ambiciones profesionales,

no le gustan las ataduras sentimentales,

tengo la impresión que te sientes muy cómoda con estos personajes,

no sé si también identificada, pero al menos muy cómoda.

Sí, porque me identifico, porque yo soy así, también.

En Permafrost ya lo era, Boulder también

y la de Mamut lo va a ser.

Son mujeres solitarias, aunque yo vivo con mi pareja y nuestras hijas

pero sí es cierto que necesitamos espacios de soledad para conocernos,

para conectar y saber cómo quieres vivir tu vida,

qué quieres hacer en este mundo y todas ellas son así.

Sienten esa incomodidad de estar en sociedad.

Como si transitaran un poco por los límites, estas dentro,

pero te sientes un poco al límite y hay esa mirada un poco crítica.

El tema de la no maternidad también está muy presente.

Además es un tema que en general está muy mal visto en la sociedad

y sigue estándolo.

Yo sí he vivido, he sido madre gestante en dos ocasiones

y he vivido la maternidad con mucha alegría, como Samsa un poco, diríamos

pero sí que me he visto a mí mismo con la mirada de Boulder

y en algunos momentos me he juzgado a mí mismo con su mirada

y lo que he tenido que hacer en esos momentos,

hacer un acto de coherencia y decidir,

si yo en esta situación, que puede ser una clase de preparación al parto

no me encuentro cómoda, cojo y marcho,

aunque hay esta especie de construcción social

acerca de lo que parece que debe ser la perfecta maternidad,

pero si tú no encajas, lo más coherente es irte y ya está

y esto no quiere decir que seas mala madre, para nada.

¿Es verdad que viajaste por el mar de Chile de jovencita?

Sí.

¿Y que subiste a un mercante? Sí, sí.

Boulder fue una novela que la he escrito dos veces,

no me terminó de gustar, la luché

y un día dije, ríndete. Pide una imagen.

Y me vino una imagen, un recuerdo de mi juventud,

viajando de mochilera por Chile,

y me encontraba en la Isla de Chiloé una noche de temporal,

tal cual empieza la novela, embarcando,

en ese barco mercante que nos iba a llevar al continente,

fue una noche de pesadilla, con una tormenta muy fuerte,

yo pensaba que me moría,

pero a la mañana siguiente llegamos a Puerto Montt con un sol precioso

y tuve la cosita esta de decir, ¿no me podría quedar un tiempo aquí?

que es algo que yo no hice

y hice que Boulder lo hiciera

y que viviera esta vida que yo no pude vivir o no quise,

o no me atreví a vivir en su momento.

Primero Permafrost y ahora Boulder,

son novelas que han recibido el gran apoyo de los lectores

y también de la crítica. ¿Sorprendida?

Hasta qué punto,

sobre todo Permafrost que lleva más tiempo en las librerías

han cambiado tu vida.

Agradecida sobre todo.

Sorprendida al principio con Permafrost

y muy agradecida.

Claro que ha cambiado mi vida,

porque ahora puedo dedicarme a escribir solamente,

que es lo que me apasiona y cuando yo estoy escribiendo me siento en paz

y siento que estoy haciendo lo que tengo que hacer aquí en este mundo

y puedo hacerlo gracias al apoyo de lectores,

de libreros que recomiendan,

de los medios que también se han fijado en la novela,

agradecimiento sobre todo.

Nos contaba Eva Baltasar hace unos minutos

que la pareja protagonista de Boulder acaba viviendo en Islandia,

bueno pues esto es lo más parecido a Islandia que hemos encontrado

y aquí es donde os quiero recomendar un libro estupendo,

"El olor del bosque",

pero que el título no os confunda

porque el protagonismo lo tiene concretamente

la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Da voz a los desaparecidos en esos terribles conflictos,

es un gran libro.

Quien también pone su mirada sobre la convulsa historia del siglo XX

es el gran David Grossman y lo hace con esta estupenda novela,

que protagoniza Nina,

una judía croata que viaja desde el Ártico y hasta Israel

para hablar con su madre que está a punto de cumplir 90 años

y que le quiere contar una oscura historia

que ambas vivieron en los Balcanes.

Es una novela potente, es una novela dura

que en manos de Grossman se convierte en una joya.

Poner el cronómetro en marcha estos días con una noticia positiva

siempre es un placer.

Según un estudio reciente, en estas últimas semanas

ha aumentado un 63,8 % el hábito de lectura.

Desde Página Dos, creemos que este índice debería mantenerse

y por eso os proponemos lo siguiente.

Lo primero acudir a bibliotecas tan espectaculares

como la Municipal de Jerez.

La Carlos Santa María de Donostia

o la de Castilla-La Mancha,

donde puedes leer tranquilamente mientras disfrutas del lugar.

Otra opción es robarle 30 minutos

al tiempo invertido en redes sociales cada día

y dedicarlo a leer.

Después puedes subir una foto de la portada y etiquetarnos si lo deseas.

El tercer consejo es leer en familia.

Además si escogemos libros para todos los públicos

como por ejemplo "Matilda" de Roald Dahl,

"Bone" de Jeff Smith,

o "Cuentos de la selva" de Horacio Quiroga

el éxito colectivo está asegurado.

El cuarto, no ver series por aburrimiento.

Si sientes que vas a darle al play sin realmente quererlo,

apaga y coge un libro

y si ese no te gusta, coges otro,

el zapping literario no tiene efectos nocivos.

Y el quinto y último, acostúmbrate a dormir bien acompañado,

por un libro y por quien quieras, claro.

Los libros no solo dan color y alegría a tu mesita de noche,

también pueden ser el origen de los mejores y más reparadores sueños.

En el programa lo tenemos claro.

Hagamos lo imposible para que ese 63,8 % no se pierda.

¿Vosotros tenéis alguna propuesta?

Bienvenidos a mi primer podcast para Página Dos.

Han pasado ya 20 años desde el cambio de siglo

y todo a nuestro alrededor parece haber cambiado drásticamente.

¿Recordáis lo que estabais leyendo hace dos décadas?

¿Qué escritor era el no va más?

¿Qué género estaba de moda?

Este es el punto de partida de esta serie

en la que investigaré

cómo era el mundo del libro y la lectura hace 20 años

y en qué nos hemos convertido hoy.

Inicio mi relato poniendo el foco en la industria editorial

y el fin de un modo clásico de hacer libros.

Yo creo que lo que hizo que hace 15 años

apareciera un grupo de editoriales es que había realmente unos lectores

que estaban buscando una literatura

que no encontraban en aquel momento en las librerías.

Luis Solano creó Libros del Asteroide hace 15 años.

Junto a ella nacieron muchísimas editoriales

creadas por un grupo reducidísimo de personas,

y que gracias al tesón de sus responsables

y algún que otro éxito rotundo, se mantienen vivas hoy día,

e independientes, pero ¿hasta cuándo?

Y a la vez hay también una nueva...

una generación de profesionales

que tienen experiencia en distintas editoriales,

grandes, pequeñas y medianas

y que deciden montar un proyecto personal a partir de aquellos libros

y realmente acaban encontrando lectores para aquellos libros

y acaban haciendo un negocio de aquellos libros.

La lista de editoriales pequeñas es larga y muy variada,

Errata Naturae, Impedimenta, Libros del K.O

o Blackie Books son ejemplos de estilos y contenidos dispares,

pero hay muchas más.

Otra cosa que nos une también a todos estos editores un poco nuevos

yo creo que es la parte vocacional,

el hecho de que yo veo que todos y cada uno de nosotros

en algún momento se han visto llamados

a poner en marcha un proyecto editorial, a editar libros

y han dejado ocupaciones de lo más variopinto para hacerlo.

Y eso es algo que veo en los editores

pero que también he visto en los últimos 15 años en librerías.

El auge de las editoriales pequeñas fluye en paralelo

al proceso de fagotización de los grandes grupos

que encuentra en esas editoriales la vía para descubrir autores

a los que luego contratar a golpe de talonario.

Tras el cambio de milenio, Mondadori y Random House

crearon un proyecto editorial a medias

hasta que el gigante Bertelsmann

compró el cien por cien de sus acciones

y lo convirtió en lo que es hoy, Penguin Random House.

En los últimos años Penguin ha adquirido,

Salamandra, Alfaguara o Ediciones B,

mientras Planeta ha absorbido buques insignia como Tusquets.

Normal que de los 2.500 millones de euros

que el sector generó en 2018, más de un tercio fuera para ellos.

Yo creo que en muchos aspectos, ahora mismo

es más difícil para un editor encontrar autor,

que para un autor encontrar editor.

Este es Álvaro Colomer, un periodista y novelista

que ha pasado por Siruela, Alfaguara y Literatura Random House

entre otras reconocidas editoriales.

Ha cambiado respecto al 2000 digamos el sistema editorial

en que antes tú encontrabas un editor

y en un momento dado tenías que ceñirte

a las limitaciones de ese editor.

Pero si ahora entras en un gran grupo que también tienen sellos pequeños

puedes digamos, si tu novela funciona bien,

puedes subir en ese grupo e ir mejorando digamos los sellos

hasta alcanzar el sello más importante del grupo nuestro.

En ese sentido creo que para los autores es muy bueno.

Otro elemento básico para entender estos 20 años de evolución editorial

es la desaparición del concepto romántico del editor,

que descubre nuevos autores y crea tendencias

como describe Jorge Herralde en "Un día en la vida de un editor".

Con la muerte en enero de 2019 de Claudio López Lamadrid,

la figura del editor clásico se diluye todavía más.

Si un editor corrige mucho el libro de un autor y le ayuda mucho,

acaba estableciendo un vínculo con él que quizás hace 20 años no existía.

Y en ese sentido, creo,

que actualmente los editores aunque roten más

cuando a un autor lo ayudan, tratan de acompañarlo todo lo que pueden

e incluso llevárselo a otras editoriales

si ellos cambian de editorial.

En estas dos décadas muchos aspectos del mundo del libro

que parecían inamovibles han cambiado para siempre.

La próxima semana hablaremos

de cómo ha evolucionado la literatura juvenil y la infantil.

Hasta entonces, buenas lecturas.

Supongo Desi que habrás aprovechado estas últimas semanas

para ponerte al día en cuanto a películas y series de televisión.

He visto sobre todo series,

he intentado recuperar cosas que tenía pendientes

y que hacía tiempo que quería ver

y he visto más series de televisión que películas.

Yo me he dado cuenta de que muchas de las series

están basadas en libros o al menos unas cuantas.

Sí, yo creo que es algo que va a ir a más,

porque en el momento en que cada vez hay más plataformas,

que hay más competencia entre ellas, que les interesa tener catálogo

y yo creo que una buena forma de conseguir historias

es recurrir a las que ya existen.

No partir de cero, si no optar por las adaptaciones.

¿Cuál es la primera de tus propuestas?

La primera es "Unorthodox"

que es una miniserie

basada en una historia real

que está recogida en la autobiografía de Deborah Feldman

que es una chica que vivió durante muchos años en una comunidad

ultra ortodoxa judía en Nueva York

y que decidió escaparse para llevar una vida en total libertad en Berlín.

¿Y te ha gustado?

Pues la verdad es que me interesa una parte de la serie,

me gusta como describe esta comunidad judía

y sobre todo el papel que juegan las mujeres en ella.

Si es verdad que cuando empieza la aventura de la protagonista

ya en Berlín, la serie de golpe

se vuelve como una cosa demasiado esquemática,

con algunos personajes un poco caricaturescos

y ahí ya no me acaba de convencer.

Vamos por la siguiente, ¿cuál sería?

La siguiente, de todas las que voy a recomendarte,

es una de las que más me gusta que es "La conjura contra América"

que es la adaptación de la novela homónima de Philip Roth

que fíjate que muchas veces nos planteamos esta cosa de...

¿realmente hay una adaptación cinematográfica

a la altura de Philip Roth?

Y yo te diría que quizás esta es la mejor adaptación

que se ha hecho de un libro suyo.

Cuéntanos el argumento.

Es una distopía política que plantea qué hubiera pasado

si en los años 40, las elecciones a la presidencia de Estados Unidos

las hubiera ganado Charles Lindbergh

que era el ex aviador y héroe nacional

y que como sabemos era antisemita, xenófobo

y entonces plantea qué hubiera pasado

Entonces es interesante porque como la novela,

está planteado desde el punto de vista de los personajes.

Una familia judía y cómo vive este cambio de contexto.

Para mí tiene ya como un aval increíble

que es que es una serie de David Simon

que es uno de los creadores de series como "The Wire", "The Deuce",

"Treme", con lo que ya es una garantía increíble

y como todas sus series tienen un nivel de calidad brutal,

tanto a nivel de diseño de producción,

como de interpretaciones,

de puesta en escena, de todo

y aparte yo creo que lo interesante,

más allá de que tiene muy buen empaque, es el texto.

Ves que hay una intención de explicar bien a los personajes,

los conflictos,

jugar con los puntos de vista,

con lo que yo creo que es una serie que vale mucho la pena ver.

¿Y cuál sería la última que nos traes?

La última cambia bastante el género

porque es una serie de ciencia ficción pura y de fantasía

que es "Tales from the loop".

Es una serie que está inspirada en un libro de ilustraciones

de un artista sueco... Sí, Simon Stalenhag.

Exacto, que hacía... un poco por ponerlo en contexto,

hace una especie de imágenes

en las que cruza escenas cotidianas rurales

con tecnología punta.

Y es el contraste entre algo como muy cotidiano

y algo muy sofisticado.

La serie son 8 capítulos auto conclusivos,

aunque hay pequeños enlaces entre los capítulos,

y giran en torno a una pequeña comunidad de Ohio

que tiene la particularidad de que ahí hay una especie de corporación

en la que se llevan a cabo como investigaciones de alta tecnología

y entonces gira en torno al efecto que tiene

sobre los vecinos de la comunidad,

las cosas que pasan dentro de esta especie de corporación.

Creo que es interesante, a parte de ser muy bella,

a nivel plástico,

tiene esa capacidad de partir de una premisa fantástica

para hablarte de temas que para todos son interesantes,

porque son al final reflexiones sobre la condición humana.

Yo la que vi hace unas semanas fue "El nombre de la rosa" en TVE.

Sí, hay una adaptación nueva a parte con un reparto de lujo

porque es con John Turturro y con Rupert Everett.

El protagonista de "El rescate del Señor Orejas"

de Emma Chicheste Clark,

es un conejo de peluche

que ha de soportar a una dueña con mal carácter.

Es esta una fábula contemporánea con mucha maldad y mucho humor.

Y es que los libros están para divertirnos

y también para enseñarnos cosas, como por ejemplo,

"¿Cómo se hace un bebé?".

La escritora noruega Anna Fiske nos da una magistral lección

de cómo explicar el asunto a los más pequeños.

(Música).

Creo que no le voy a preguntar ahora a Jorge Benítez

cuando lo vea, si el ajedrez es un deporte o no.

Más que nada para no ponerlo en un compromiso

y además a mí lo que me apetece ahora es recomendaros dos libros

escritos por dos autoras.

El primero por la genial Margaret Atwood

y es que ha decidido reescribir "La Odisea",

pero eso sí, coge a Penélope y sus 12 criadas

y las convierte en las grandes protagonistas.

Os podía contar algunas cosas más para animaros,

pero creo que ya es suficiente como para ir a comprarlo.

Tracy Chevalier nos vuelve a regalar una historia

protagonizada por mujeres,

en este caso mujeres de Winchester.

Y es que tenemos a una joven que ha perdido a su novio en la gran guerra

y eso hace que se vaya a buscar la vida, precisamente a esta ciudad

y aquí un grupo de tejedoras la acogerá como si fuera una más.

Es una historia muy entrañable que hará felices a sus fans.

(Música).

Vamos a aclararlo de entrada, Jorge, "Nieve negra", tu nuevo libro.

No es un libro para aprender a jugar al ajedrez,

yo diría que es un libro para enamorarse

o al menos para interesarse por él, ¿no te parece?

Estoy totalmente de acuerdo.

En este libro no hay ningún tema técnico,

es simplemente, contar, a través de 1.500 años de historia

cómo el ajedrez ha estado involucrado en nuestras vidas

y aprender a quererlo.

Jorge, cuéntame lo del título, ¿por qué nieve negra?

Y por qué este subtítulo que me gusta mucho:

Dioses, héroes y bastardos del ajedrez.

Mi intención ha sido hacer un bestiario.

Un bestiario como en los libros de la Edad Media,

que se hacían antiguamente,

lo que quería recoger es...

los personajes de una forma claramente subjetiva, ¿sabes?

esto va de pasiones,

esto no es un libro de historia al uso.

Mi intención era reflejar, los malvados,

la gene honorable que ha habido a lo largo de 1.500 años de historia.

Como en cualquier otra profesión, vamos.

Haznos un breve resumen de qué va a encontrar el lector aquí

porque hay de todo.

Hay biografías, hay partidas, hay... en fin...

Va a encontrar en primer lugar un libro subjetivo,

esto es como una palabras de la tribu del ajedrez,

mi intención no es enseñar a nadie,

no soy ni la persona capacitada para hacerlo,

es simplemente que la gente descubra que el ajedrez es apasionante

y por qué es la mayor creación, digamos a nivel de un juego,

de la Humanidad.

Tú aquí no solo citas a grandes jugadores de ajedrez,

como Bobby Fisher, Kasparov, Capablanca,

aquí también citas a Nietzsche, citas a Napoleón,

quiere decir eso que el ajedrez

y el contexto histórico son indisociables?

Yo creo que totalmente,

prueba de ello es que todos los grandes campeones de la historia

has estado unidos al gran imperio dominante de la época

y eso significa algo.

Los grandes líderes siempre han buscado de alguna forma

tener el monopolio del ajedrez, al mejor jugador,

porque en el fondo era como tener la bomba atómica intelectual.

Y esto lo que quiere decir

que el ajedrez es algo mucho más que un juego,

es algo mucho más que un deporte.

Es la historia de la Humanidad, son 1.500 años de historia.

No tienes la sensación... seguramente estoy equivocado,

de que cuando terminó la Guerra Fría un poco que perdió cierto...

no voy a decir glamur,

pero cierta popularidad y que ahora la ha vuelto a recuperar.

Puede ser porque el ajedrez, seguramente es el juego o el deporte,

al que la tecnología le ha sido más útil.

Gracias a internet podemos jugar partidas

y que de repente un niño vietnamita de 8 años

con una aplicación de móvil nos de una gran paliza.

Digamos nunca se ha producido tanta interacción en el mundo

en ese sentido.

Te voy a hacer un brevísimo cuestionario proust ajedrecístico

venga.

Según tu opinión, ¿cuál ha sido el jugador más genial?

Seguramente Capablanca, el cubano,

porque era un jugador que no estudiaba,

era un vividor, le encantaba bailar, divertirse, acostarse con mujeres,

fue campeón del mundo y parecía que el ajedrez había nacido para él.

Y creo que ha sido el talento más natural podemos decir de la historia.

¿Qué partida destacarías... no sé, por encima del resto?

Ya sé que es muy difícil.

El periodo del ajedrez romántico donde había más alegría,

era todo menos contenido, menos sesudo,

está la partida conocida como la inmortal,

que se jugó en Londres

y que la victoria fue de un matemático alemán, Anderssen,

que seguramente fue uno de los mejores jugadores del siglo XIX,

y es muy bonita porque él hizo una serie de sacrificios...

y la partida es preciosa

y ha sido un referente cultural porque prueba de ello

es que la película "Blade Runner" se juega con esa partida

para ver como Nexus 6 llega a buscar la inmortalidad

y sobrevivir a la muerte programada.

No te dejo marchar sin que nos recomiendes

una novela donde el ajedrez sea importante.

Hay bastantes,

ha habido una literatura de alto nivel con el ajedrez

pero yo recomendaría a los telespectadores si no la han leído

que lean la "Novela de ajedrez" de Stefan Zweig

porque es un libro muy cortito, como el mío, salvando las distancias,

a favor del escritor austriaco.

Es un libro que va dirigido a personas

que no tienen por qué saber de ajedrez,

es un libro sobre la vida,

en la que cuenta la historia de un jugador

que ha sido preso en un campo de concentración,

y además es uno de los últimos libros de Stefan Zweig

antes de suicidarse por culpa del nazismo

que se tuvo que exiliar en Brasil.

En el ajedrez como en la vida, la estrategia es fundamental,

bueno y en la tele.

Ni os cuento la cantidad de veces que hemos de cambiar de estrategia

para sacar adelante "Página dos".

Es de locos.

(Música).

"Los campos de exterminio fueron el apogeo,

el vértice insuperado de la infamia, como escribió Claudio Magris.

El nexo más cercano que ha existido entre un orden social

y la más inhumana crueldad,

por eso en esa locura, el ajedrez,

como en tantos otros momentos trágicos,

fue un respiro analgésico,

un estado mental que sitúa a los seres humanos

en una realidad paralela,

en la que la muerte durante el juego,

no atraviesa los campos de fuerza del tablero.

Se conservan varios juegos de ajedrez de las víctimas del holocausto.

Para su fabricación bastaba una hoja de papel dibujada

y unas piezas hechas de heces o talladas en piedra,

como el ajedrez esculpido a navaja que el Elhanan Ejbuszyc

fabricó en Auschwitz

con a porra con la que el jefe de su barracón le golpeaba.

El castigo, convertido en libertad.

El lucro cesante del dolor".

(Música).

Subtitulación realizada por: Ana M Gil Fdez-Marcote.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Eva Baltasar y Jorge Benítez

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página Dos - Eva Baltasar y Jorge Benítez

26 may 2020

Página Dos vuelve a la calle con entrevistas a los escritores del momento. Eva Baltasar nos habla de "Boulder", un amor entre dos mujeres en Chiloé. Charlamos con el periodista Jorge Benítez, un apasionado del ajedrez que acaba de publicar 'Nieve negra', un ensayo sobre este gran juego de mesa.

Estrenamos una sección nueva, "Podcast", centrada en analizar cómo ha cambiado el mundo de los libros en estos últimos 20 años, es decir, desde que empezó el nuevo milenio.

Y, Desirée de Fez, analiza tres series actuales.

ver más sobre "Página Dos - Eva Baltasar y Jorge Benítez" ver menos sobre "Página Dos - Eva Baltasar y Jorge Benítez"
Programas completos (494)
Clips

Los últimos 1.777 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios