www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5683352
Para todos los públicos Página Dos - Alexis Ravelo - ver ahora
Transcripción completa

(Respiración agitada)

"Esto no es una novela de esas que leo para dormirme.

Si lo fuera, sería una mierda.

No podría dar nada de lo que promete en la sinopsis,

ni acción trepidante ni ritmo cinematográfico,

ni giros inesperados,

ni una galería de personajes interesantes,

ni un desenlace sorprendente,

ni viajes por marcos geográficos incomparables.

Esto va de un tipo que se asfixia con una bolsa en la cabeza.

Un tío solo, amarrado, que piensa mientras se muere

porque es lo único que puede hacer; pensar.

Manda cojones,

la sinopsis de la novela menos vendida del año."

Alexis, esperemos que no sea la novela menos vendida del año.

En cualquier caso, el párrafo que nos acabas de leer

nos sitúa bastante bien en la historia.

La explica muy bien, de hecho,

yo creo que la hemos titulado así la novela,

"Un tío con una bolsa en la cabeza",

para que cuando me pregunten: "Oye, ¿de qué va la novela?"

Va sobre un tío con una bolsa en la cabeza.

No hay más secretos. Claro,

yo lo entiendo como una novela negra canónica, pero al revés.

El muerto es el que investiga su propio asesinato

y ya está todo el pescado vendido desde el principio.

Y lo interesante es que luego la historia funciona hacia adentro,

pero, por lo demás,

tiene todos los componentes de una novela negra.

Es una historia sobre violencia

que cuenta algo sobre el ser humano

y sobre su elección entre el bien y el mal.

Habla, cómo no, de política y de sociedad.

O sea, tiene todos los elementos de una novela negra,

pero sin acción trepidante, sin persecuciones,

sin hostias como panes.

Es muy antinovela negra. Claro.

Es una historia que, efectivamente, tenemos a este hombre

con la bolsa en la cabeza que, bueno,

en principio lo están intentando asesinar.

Yo no cuento si lo asesinan o no,

pero tú nos llevas a lo largo de esos minutos asfixiantes

y angustiantes,

y lo que eso nos permite es conocer la trayectoria

de este tipo, un tipo muy especial.

Claro, qué es lo que interesa,

ya sabes que decían que lo que diferencia una novela negra

de una novela enigma tradicional

es que la novela enigma se trata de saber quién es el asesino

y en la novela negra se trata de saber por qué es el asesino.

De dónde surge la violencia, dónde surge el delito.

Y este tipo, que es un tipo muy peculiar,

es alcalde, este tío que tiene la bolsa en la cabeza,

es un alcalde de un municipio turístico,

alcalde durante muchas legislaturas

y es de los que han empezado, digamos,

a la sombra de quienes fueron últimos alcaldes del franquismo

y primeros de la democracia.

Y, evidentemente, para que la historia funcione,

es un alcalde corrupto.

Además,

yo creo que una de las ideas de la novela

es poder asistir al proceso

mediante el cual nos vamos corrompiendo,

porque eso no surge solo.

Es que es una "masterclass",

es casi un "making off" del corrupto.

Claro, claro, esa es la idea.

El corrupto aparece en muchas de mis novelas,

de mis novelas negrocriminales, sobre todo,

y aparece siempre ejerciendo la función de villano,

el malo del libro, evidentemente.

Al final, muchas de mis novelas,

bueno, la violencia, digamos, explícita,

viene surgiendo de un cierto tipo de violencia económica

que es la que ejerce el malote grande del libro.

Y durante mucho tiempo me pregunté qué había detrás de ese malote

que yo solía meter en mis novelas.

Ese corrupto, ese tipo pérfido,

ese que no tiene escrúpulos sobre nada.

Detrás de él también hay un ser humano.

No creo que existan personas buenas o personas malas.

Yo creo que todos hacemos cosas buenas y cosas malas.

Y llevaba mucho tiempo buscando una excusa para preguntarme

por ese personaje en el que no había ahondado nunca.

El Claudio de "Hamlet",

que es un tío que a mí siempre me ha resultado

incluso más interesante que Hamlet, que es un tío muy aburrido.

En todo caso, muy pusilánime.

Y entonces, buscando alguna excusa para hablar de esto,

ocurrió un pequeño suceso.

Yo siempre tiro de noticias de periódico

y en un municipio de Tenerife

ocurrió el caso de una concejala

que fue atracada de esta manera al salir de su casa,

unos tipos le atracan,

le ponen una bolsa en la cabeza para que no los vea

y se marchan y se olvidan de quitarle la bolsa.

Entonces, la mujer salva milagrosamente la vida

porque tenía un móvil de última generación

con estos servicios de atención de voz y tal

y logra llamar y avisar.

Y me pareció la excusa perfecta.

Digo: "Hombre, si esto le ocurriera...",

Esta mujer es una persona honrada, se supone,

"pero si esto le ocurriera a un malote de mis novelas,

tendría la excusa perfecta".

Está bien el libro

porque no solo denuncias a este tipo de político municipal,

sino que también tú cargas responsabilidad, en parte,

de la ciudadanía porque tú dices

que hay parte de esa ciudadanía

que, como lo que quieren es cobrar a final de mes, no les preocupa

quién es el que invierte el dinero en su pueblo.

Evidentemente.

Digamos que la ciudadanía tiene,

no ya parte de la responsabilidad, tiene toda la responsabilidad,

es la que permite que ocurran estas cosas.

Con que una persona honrada diga no,

ya se empieza a decir que no a todo.

El problema es eso,

que al final, y de una manera muy comprensible

también desde un punto de vista pragmático,

nos dejamos llevar, cerramos los ojos.

Yo, en mi anterior novela,

mi anterior novela se titula "La ceguera del cangrejo"

precisamente por eso, porque, claro,

luego, cuando salen a la luz los grandes casos de corrupción,

los grandes problemas, dicen: "¡Ah! Este es un mangante".

Perdona, tú sabías que era un mangante

y te has estado callando, has estado mirando hacia otro lado,

de alguna manera porque también tu pan dependía de él.

Pero aquí inocente no es nadie.

Oye, tengo una curiosidad,

porque cuando uno triunfa con una serie policíaca,

como es tu caso con "Monroy",

¿qué pasa cuando le apetece escribir una novela

que esté fuera de la serie,

sabiendo que muchos de tus lectores

lo que quieren es otra historia de Monroy?

¿Eso solapa? ¿Te incomoda?

¿Piensas: "Les voy a entregar esto cuando están esperando

lo otro"? ¿O no te preocupa nada?

No, yo me lo paso muy bien porque es un juego muy divertido.

Digamos que a mí las novelas de la serie de Eladio Monroy

me hace muy feliz porque además me descargo,

son novelas que escribo cuando estoy muy cabreado con algún asunto

y entonces escribo la novela de Eladio y me descargo

y puedo hablar de lo que quiera sin problema,

porque además no lo digo yo, lo dice Eladio, entonces todo bien.

Yo necesito escribir otras novelas, necesito hacer otras cosas,

explorar nuevos caminos dentro de la novela negra

o fuera de la novela negra.

(Música)

"A través de las series literarias hemos visto crecer a Harry Potter,

investigado un sinfín de casos de Carvalho

y acompañado a Amaia Salazar

por los oscuros secretos del Valle del Baztán.

Y es que hay historias que necesitan más de un libro para ser contadas,

como la de Bevilacqua y Chamorro."

Quizás esta última novela de la serie

sea la más difícil de resumir,

porque en realidad consta de dos historias.

Una es quizá lo común en la serie de Bevilacqua,

la investigación de un crimen,

pero por la condición de la víctima, que es un antiguo miembro de ETA,

lo que esa investigación despierta en Bevilacqua, en el protagonista,

es el recuerdo de los años

que él mismo pasó en la lucha antiterrorista.

El viaje al pasado de Bevilacqua se entrelaza con la investigación

y también las dos historias acaban convergiendo.

"Que las series literarias atrapan a los lectores

es un hecho demostrado.

Los 12 libros de Bevilacqua y Chamorro son un buen ejemplo,

pero ¿las series literarias atrapan también a sus autores?"

Para mí, la serie de Bevilacqua

nunca ha supuesto una penalidad ni una carga,

yo con estos personajes

realmente me he podido acercar a las historias

que me interesaban en cada momento.

Me he podido mover por toda la geografía española,

he podido viajar fuera de España porque los guardias civiles

también trabajan fuera de España

y he podido acercarme a los asuntos que realmente me interesaban.

Tener unos personajes fijos a los que vuelvo regularmente,

pero de los que también me aparto regularmente

y que me han granjeado un gran número de lectores,

me ha dado mucha libertad para hacer otras cosas,

para escribir historias

que no tienen nada que ver con ellos,

para internarme en territorios narrativos minoritarios,

porque a veces en las otras novelas cambio dramáticamente de registro.

Es decir, no sé, pienso en una novela

como "Recordarán tu nombre" "La sustancia interior",

son novelas muy diferentes en todos los sentidos

de Bevilacqua y Chamorro y, a lo mejor,

a alguien al que le gusta el tipo de historia

que cuentan esas novelas de Bevilacqua y Chamorro

y cómo las cuentan, entrar en algo

como lo que proponen esas dos novelas, de entrada,

puede ser hasta traumático.

Alguna vez en alguna Feria del Libro alguien me ha preguntado:

"¿Esta novela es de Bevilacqua?"

y al responderle: "No". "Ah, bueno, entonces nada",

como que solo le interesa Bevilacqua.

Pero en general tengo bastante fidelidad entre los lectores

de Bevilacqua a las otras historias.

Y además tengo que reconocer eso con gratitud.

"Las series son un territorio seguro,

cruzar la frontera es un reto creativo,

pero también pueden aparecer los miedos y las inseguridades.

Y es que la sombra de una serie de éxito puede ser muy alargada.

Eso sí, cada autor sale de ella a su manera."

Hay muchos escritores que han creado un personaje serial

y se han salido luego de él, no sé si por necesidad

o incluso escritores que tienen una obra previa

al personaje serial y luego mantienen una obra en paralelo.

Philip Kerr tiene novelas al margen de la serie de Bernie Gunther

como "Una investigación filosófica"

y probablemente para tomarle la medida al escritor,

hay que leer las dos partes de su obra.

Por ejemplo, Simenon tiene una obra bastante copiosa

fuera de su serie "Maigret" y, no sé,

novelas como "La verdad sobre mi mujer", por ejemplo,

son tan interesantes o más que la serie.

Vázquez Montalbán, me he leído muchas novelas de Carvalho,

no todas, pero sí muchas y he disfrutado de ellas.

Pero yo creo que el gran escritor o el gran novelista Vázquez Montalbán

probablemente está más en alguna novela

que no es de la serie, como "Galíndez",

que a mí personalmente es de sus libros, el que más me gusta.

A mí me parece que en esa diversidad

es donde está la calidad del escritor.

# No tengo casa

# de mi propiedad.

# ¿Qué más me da? # Si tengo el cielo. #

Leonardo Padura, como Alexis Ravelo,

también es isleño y cultiva el género negro.

Sin embargo, su último libro es más social y realista.

Aquí nos habla de varios amigos que abandonan Cuba

y se van a vivir a diversos países.

¿Cómo afecta la distancia a esa relación?

¿Cómo viven todos ellos el desarraigo?

Bueno, si queréis encontrar las respuestas,

leed este fantástico libro.

# Tengo una hucha, que está vacía,

# no queda un duro,

# estuve ayer de romería.

# Cerveza fría es lo que quiero

# para acompañar la melodía

# que hoy te canto # y que te invita a soñar.

# No sé dónde pasaré la noche. #

No abandonamos la literatura latinoamericana

ni Agaete por dos motivos.

El primero, porque nuestra última recomendación viene de Ecuador

y en forma de cuentos.

Aquí tenéis "Las voladoras".

Son historias que protagonizan básicamente mujeres

que han sido violadas.

Son víctimas, pero también son mujeres luchadoras,

sabias e incluso mágicas.

Vais a descubrir que la voz de Mónica Ojeda

es extremadamente fuerte.

Y el otro motivo para no abandonar Agaete es que queríamos hablaros

de la gran Agatha Christie

y va en serio.

(Música)

"Al día siguiente había planeado ir de excursión con unos amigos.

Teníamos que atravesar la isla en automóvil,

llevándonos la comida hasta un lugar llamado...

Apenas lo recuerdo, ha pasado tanto tiempo.

Las Nieves,

una bahía resguardada donde podíamos bañarnos si ese era nuestro deseo."

"Así empieza una de las tramas de la más famosa dama del crimen,

Agatha Christie,

que aterrizó por primera vez en las Islas Canarias en 1927.

Su estancia no solo alivió su dolor

por la reciente separación de su marido,

sino que también le inspiró para algunos de sus relatos.

En el Puerto de Las Nieves de la localidad de Agaete,

Christie coloca el cadáver

que moverá la investigación del cuento

'La señorita de compañía',

incluido en el libro

'Miss Marple y los trece problemas'."

"Tenía dos playas perfectas. La temperatura también lo era.

La media era de unos 25 grados,

que para mí es la temperatura ideal del verano.

La mayor parte del día soplaba una brisa estupenda

y las noches eran lo suficientemente cálidas

para sentarse a cenar al aire libre."

"Sus relatos recorrieron toda la isla de Gran Canaria

y también se asentaron en su capital, Las Palmas,

destino habitual de esta escritora

que siempre se instalaba en el ya desaparecido

Hotel Metropol.

Además de pasar muchas tardes en el cercano British Club.

Su paisaje,

su temperatura y sus gentes

calaron profundamente en esta autora que amó

y disfrutó de estas islas de las que siempre comentó

que fueron su inspiración, refugio y paraíso."

No sabía nada de la presencia de Agatha Christie en Canarias.

Bueno, de Agatha Christie, del Premio Nobel Eugene O'Neill.

La verdad no sabía nada.

Es lo que tiene vivir en el puente entre tres continentes,

que todo el mundo pasa por aquí.

Además, Agatha Christie, por ejemplo, u O'Neill,

vinieron en la época en la que estaba empezando

la industria turística.

Estaban empezando los "tour operators".

Thomas Cook empieza sus famosos viajes

y unos años después,

Canarias se pone como sitio de moda para el turismo británico.

Pero bueno, incluso muchos años después y hasta hace poco,

han pasado muchos de los grandes por aquí.

Estamos delante de la Casa de Colón, por ejemplo,

aquí fue uno de los grandes congresos

de literatura hispanoamericana en los años 70.

Tuvimos aquí a Onetti y a Borges, a todos los grandes.

Y de hecho, bueno, a finales de los 90,

pues Alfredo Bryce Echenique solía venirse

a Las Palmas de Gran Canaria para acabar sus novelas.

Oye, en tu novela veo que Internet, el tema de las redes sociales

tienen mucha importancia, es un personaje fundamental.

¿Tú qué tal te manejas en este mundo?

Me manejo bien, pero empieza a saturarme.

Yo siempre lo he entendido como una pequeña herramienta

y una herramienta sabes que puede servir

para cortarte las uñas o para sacarte un ojo.

En ocasiones me satura un poco la casi obligación

que tenemos de introducirla

en nuestras ficciones contemporáneas,

hasta el punto de que estoy planteándome

dedicarme a escribir ficciones

que ocurran antes de los años 80.

¿Ah, sí? Sí.

Para no tener que tocar ese tema. Claro,

para la novela policíaca es mucho más divertido.

A ver, ventajas y desventajas, si es que las tiene,

del hecho de dedicarse a la literatura

a muchos kilómetros de la península.

Bueno, desventajas las que tenemos todos y ventajas muchísimas.

Te comentaba antes,

este es el puente entre tres continentes.

Tu mirada es distinta, las cosas te llegan de manera diferente.

Puedes ver...

Y además, si vives en una ciudad como me he criado yo

en Las Palmas de Gran Canaria,

que es una ciudad que está muy alejada,

pero que no es una ciudad pequeña precisamente,

y que donde vive gente de todas las nacionalidades,

es una ciudad muy abierta por su condición portuaria,

tienes una mirada distinta,

sobre todo, lo ves todo con distancia,

pero con una perspectiva que, digamos, no echa de menos

el punto de vista de los demás.

Y desventajas las que todo el mundo.

Si te dedicas a la literatura,

es muy difícil ganarte la vida con esto,

como te podría ocurrir si vivieras en Madrid o Barcelona.

Y bueno, es un largo ejercicio de paciencia,

pero eso va con el oficio.

Y yo siempre he dicho

que la literatura inmediata no sirve para nada.

Soy de los que piensan

que en la literatura todo se cuece a fuego lento

y que tú te vas labrando una carrera poco a poco.

Oye, lo que sí hemos podido comprobar

es que estamos en Las Palmas de Gran Canaria,

pero en Canarias, en general,

hay mucha actividad cultural,

hay mucha vida cultural y mucho desconocimiento también.

Sí. Por parte de la gente de fuera.

Claro, porque al final hay muchísima cultura

que no va a salir de aquí.

Y además hay una gran tradición cultural vertebrada

y especialmente a partir de principios del siglo XX.

Tenemos generaciones y generaciones sobre generaciones de poetas.

Por ejemplo, a partir del modernismo,

durante la Segunda República,

durante la posguerra,

que han vertebrado toda una gran tradición poética.

En narrativa tenemos autores interesantísimos y en general,

nunca nos hemos estado quietos.

Ocurre, es verdad,

que tarda el continente en descubrir lo que se hace aquí.

Pero cuando lo descubre, se queda asombrado.

Pero bueno, nosotros seguimos trabajando.

En ese desconocimiento que hay un poco desde la península

de lo que es la actividad y la vida cultural de las Canarias,

por ejemplo, en el caso de esta ciudad,

yo creo que todavía hay gente que no sabe

que aquí nació Benito Pérez Galdós. Todavía hay gente que no lo sabe,

habrá quien piense que es de Madrid.

Claro, el problema con Galdós,

yo siempre lo he entendido, Galdós es un tío tan grande

que todo el mundo lo quiere para él.

Lo que quieren los madrileños, lo quiere la gente de Santander,

lo quiere la gente de Cádiz

porque nombró el barrio de la Viña.

Es verdad, pero lo siento, ustedes lo pueden querer mucho,

pero Galdós es nuestro.

(Música)

-Nos encontramos en la casa natal de Benito Pérez Galdós,

en la calle Cano, 6, de Las Palmas de Gran Canaria.

Este es el inmueble que acogió a la familia,

el matrimonio de los padres de Pérez Galdós

y donde nació Pérez Galdós,

que fue el último de sus hermanos, el décimo.

1843, 10 de mayo,

la fecha de nacimiento de Pérez Galdós.

Y él está aquí en esta casa hasta los 19 años que parte para Madrid.

Con motivo del centenario del fallecimiento

que ocurrió el 4 de enero,

pero que va a atravesar a recorrer todo el año

con distintas actividades

organizadas por distintas instituciones,

vamos a tener, bueno, tenemos ya

una exposición dedicada a Benito Pérez Galdós,

que es "Benito Pérez Galdós, la verdad humana",

que se inauguró en la Casa Museo el 23 de septiembre

y que estará abierta al público hasta el 15 de diciembre.

¿Qué nos podemos encontrar si venimos a ver esta exposición?

Sus comisarios, Germán Gullón y Marta Sanz,

han pretendido mostrar

las distintas facetas de Pérez Galdós,

sobre todo la dimensión más humana, por eso lo han titulado

"Benito Pérez Galdós, la verdad humana".

Y desde su estancia aquí, la formación en Canarias,

la llegada a Madrid la Escuela del Periodismo,

su círculo personal, sus aprendizajes en...

Las cuatro maneras de novelar, las artes plásticas, la fotografía,

es decir,

han querido englobar en esta exposición todas las facetas

para que se conozca al Galdós en su mayor amplitud

porque le conocemos como novelista, pero tiene muchas más vertientes.

-En la Puerta del Sol,

es donde se desarrolla la mayoría de las novelas de Galdós.

Galdós llegó a Madrid en septiembre de 1862 solamente con una maleta.

Venía de Las Palmas.

Sus padres decidieron que viniera a Madrid a estudiar Derecho

porque se había enamorado de su prima Sisita

y ellos querían que cambiara un poco de aires.

(Música)

Bueno, ahora vamos a ir a la Plaza Mayor.

Vamos a ir por la calle Mayor y vamos a llegar a la Plaza Mayor

porque a Galdós le gustaba vagabundear por Madrid.

Lo que hemos dicho, hacer novillos, no iba a clase

y le gustaba pasear y le gustaba escuchar conversaciones.

Estas conversaciones aparecen en la mayoría de sus novelas.

"En esta ruta por el Madrid más 'galdosiano',

nos está acompañando Carmen Fernández Etreros,

quien conjuntamente con Guillermo Menéndez Quirós,

acaba de publicar una novela gráfica

sobre la vida del gran escritor canario."

Hemos intentado reflejar la mayoría de las novelas de Galdós,

lo que pasa que era muy complicado

porque es una novela gráfica de 128 páginas

y no podíamos reflejar todas.

Pero sí que nos hemos detenido mucho

en la novela de "Fortunata y Jacinta",

que fue una de las novelas que tuvo más impacto

y fue el momento en el que él empezó a tener éxito como novelista

y empezó a ser reconocido.

Es una novela que casi todos los lectores

o han leído o han visto la serie y la conocen.

Además, esa novela se situó en toda esta zona.

Todos los personajes vivían cerca de la Plaza Mayor.

Este es el arco de cuchilleros y es una de las 10 puertas

de la Plaza Mayor de Madrid

y es conocida porque arriba del todo hay una verja

en la cual el fraile Antonio "arrengó" a los madrileños

para que se sublevaron antes del 2 de mayo contra los franceses.

Estas historias aparecían en los Episodios Nacionales

y en otras novelas de Galdós.

La Cava de San Miguel

es la calle donde se encontraba la casa de Fortunata,

que es la protagonista de la novela de la que hablamos,

de "Fortunata y Jacinta".

Y yo creo que es el lugar ideal

para sentarse en una mesa a tomar un café

y leer o releer esta novela.

(Música)

Esta preciosa playa de Las Canteras es el escenario ideal

para un thriller ecologista de primera, "Mengele Zoo".

Estamos en una selva sudamericana,

tenemos a un chico que colecciona mariposas raras

y un buen día unos sicarios,

por orden de una compañía petrolífera

asesinan a su familia

y vamos a sentir la necesidad de saber

por qué ha ocurrido este lamentable suceso.

Un libro, sin duda, necesario.

(Música)

Me encanta recomendar libros infantiles

y ya que estamos con el tema medioambiental,

os quiero recomendar uno que es delicioso.

"Plásticos marítimos, una especie invasora".

La tesis principal ya os la podéis imaginar.

Hay que acabar con el plástico en los mares,

pero eso no es solo responsabilidad de los adultos,

también es responsabilidad vuestra,

de los más pequeños de la casa.

Es verdad, hay que estar concienciado,

pero también hay que dejar volar la imaginación

y eso lo podéis hacer con "Mágicos misterios en Chassburgo".

Aquí vais a encontrar a un grupo de niños, un teatro abandonado,

una inquietante desaparición y un fantasma.

Genial.

(Música)

Tú aquí, en Canarias, debes ser el escritor estrella.

(RÍE) De mi barrio.

Y mi barrio es muy chico. De tu casa, seguro.

En mi casa soy el mejor.

Lo cierto es que tenemos una actividad literaria imparable.

No solo tenemos la generación anterior,

representada por gente como Víctor Ramírez,

Emilio González o tal.

O estamos los de mi quinta,

Pepe Correa, Santiago Gil, entre poetas,

Pedro Flores, Tina Suárez... Hay muchos, hay muchos.

Y los que vienen llegando también huelen muy bien.

O sea que no, no soy el escritor estrella,

somos una pequeña constelación

que además nos llevamos muy bien entre nosotros, cosa muy divertida.

Eso está bien.

Y bastante infrecuente. Tengo una curiosidad también.

¿Cómo se te ocurrió lo de la bolsa de basura,

lo de esos 17 minutos?

Porque me sigue fascinando lo de cómo aguanta la tensión

toda la novela. No me dirás que eso lo probaste.

Lo probé. ¿Lo de la bolsa lo probaste?

Claro, porque en novela negra está la verosimilitud.

Tú tienes que ver que lo que tú estás describiendo

en la novela podría llegar a ocurrir realmente.

Entonces, cuando son escenas de violencia,

lo solucionas muy fácilmente pidiéndole a tu pareja

que te dé un par de cates. Y ya está.

Eso es lo que hago yo.

Pero en este caso, claro,

yo necesitaba saber cuánto tiempo iba a tardar mi personaje

en asfixiarse, porque ese era mi tiempo de ficción.

El que necesitabas, ya.

Entonces lo que hice fue ponerme una bolsa en la cabeza.

¡Qué barbaridad!

Para pasar un mal rato. Sí.

(RÍE)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Alexis Ravelo

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página Dos - Alexis Ravelo

13 oct 2020

El espacio de libros de La 2, viaja a Gran Canaria para entrevistar al escritor Alexis Ravelo, que presenta su último trabajo, una historia que nada tiene que ver con su famosa serie policiaca protagonizada por Eladio Monroy. En ‘Un tío con la bolsa en la cabeza’ el protagonista, un alcalde corrupto es atracado en su casa por dos desconocidos, que lo dejan maniatado con la cabeza metida en una bolsa de basura. Sin posibilidad de liberarse o pedir auxilio, dedicará sus últimos momentos a intentar averiguar quiénes son los asaltantes y si estos actuaban por su cuenta o seguían las órdenes de un tercero. Una novela que refleja la vida política y económica española en las últimas décadas.

A través de un reportaje realizado con el escritor Lorenzo Silva, el programa intenta averiguar si una serie literaria de éxito solapa el resto de novelas de ese mismo autor.

En Las Palmas de Gran Canaria, el programa muestra la Casa-Museo de Pérez Galdós, con motivo de que este año se cumplen 100 años del fallecimiento del ilustre escritor canario, además de ofrecer un reportaje sobre la ruta por el Madrid más galdosiano. Y también, recuerda la estancia de Agatha Christie en esta isla, que inspiró algunos de sus relatos.

ver más sobre "Página Dos - Alexis Ravelo" ver menos sobre "Página Dos - Alexis Ravelo"
Programas completos (500)
Clips

Los últimos 1.783 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios