www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5718018
Para todos los públicos Página Dos - Juan Jacinto Muñoz Rengel - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

¿Hemos de creer lo que cuenta tu libro?

Sinceramente, no,

porque, al final, todo lo que estoy contando son mentiras también.

Si todo lo que hace el ser humano es mentir,

no puedo haber hecho otra cosa yo que mentir también.

Mentir sobre la mentira.

Lo que pasa que claro, al final, intento alumbrar un poco

cómo funciona la mentira dentro de todo este mecanismo mentiroso.

-Con la misma rapidez con que se extiende la fakes news,

el mercado editorial se ha llenado de libros de esta temática

y no deja de ser una buena manera para prevenir y detectar

los bulos informativos.

Una de las últimas novedades es: "El dominio mental",

en el que su autor, Pedro Baños, explica las técnicas

que el poder utiliza para controlar nuestras emociones.

Uno de los más característicos es la manipulación mediática.

Algo que, hoy en día, con la tecnología

se puede hacer todavía de una manera mucho más rápida

y, sobre todo, mucho más universal.

Dentro de esta manipulación mediática está también la desinformación;

es decir, el transmitirnos una información

que no es cierta del todo o es completamente falsa

pero que, al final, consiguen con ella manipular nuestras emociones

y nuestros sentimientos más primitivos

y, por tanto, al devolvernos esas emociones

consiguen, como decía, modificar completamente

o alterar nuestras decisiones.

Nosotros pensamos que son decisiones nuestras,

que son pensamientos propios

y en realidad alguien está tomándolas por nosotros,

alguien está pensando por nosotros.

Constantemente estamos recibiendo desinformación sobre muchos temas.

Temas en política internacional.

De culpar a ciertos países que son los que actúan

para desprestigiar la democracia, para arruinar el país,

que muchas veces no es ni más ni menos

que tapar las vergüenzas de las incapacidades

de nuestros propios dirigente europeos

para solucionar los problemas internos.

Hoy en día, y no tengamos ninguna duda,

vivimos en una desinformación mucho más profunda

probablemente que nunca a lo largo de la historia.

-En mil ochocientos noventa y ocho hay un bulo muy relevante

que es el del hundimiento del acorazado estadounidense "Maine".

Es un momento en que Estados Unidos quiera hacerse con el control

de la colonia de Cuba, la colonia española de Cuba,

pues, de repente, hay a esa explosión de este acorazado

en el puerto de la Habana.

Y directamente William Hearst,

que es el dueño del New York Journal en ese momento,

se lanza a culpar al gobierno español sin ninguna prueba.

Aunque no fue el único detonante de la guerra,

si que tuvo una influencia muy grande en la opinión pública.

-Las fakes news están ligadas al aquí y ahora.

Cuando la actualidad deja de serlo se convierte en historia,

pero las noticias falsas siguen ahí.

Enda Kennally y María Correas son historiadores y han escrito.

-En el pasado, fue casi también difundir bulos y noticias falsas.

En el caso de Rasputín y no había Internet,

las noticias falsas se difundieron por rumores,

también gracias a los "aprobicios" en la gente,

y también con la llegada de la cuenta fue fácil difundir noticias falsas.

También los lectores pusieron un precio muy bajo

y fue posible leer todo el mundo leer,

y conocer las noticias falsas y las noticias en general.

Entonces, lo que hoy es más fácil difundir bulos,

también somos más escépticos, ¿no?

Hay un patrón común a todos los bulos a lo largo de la historia,

que es un poco el odio al diferente,

a todo le que es diferente a nosotros,

ya sea, por motivo de raza, por motivo de religión, de género.

Si vemos un poco que se repiten esos mismos motivos

como pueda ser el antisemitismo a lo largo de la historia.

En realidad, probablemente ese odio lo que busca es reafirmarse, ¿no?

en uno mismo, en la propia identidad y el proteger un poco el poder.

No creo que libremos en el mundo noticias falsas nunca

y, como hemos escrito en el libro,

todo el mundo tenemos que estar atentos

y defender valores como justicia y la verdad

y controlar los bulos y las mentiras.

Tras ver tu nuevo libro " Una historia de la mentira",

queda claro que esto de las noticias falsas, las mentiras, los engaños

no son un invento de ahora.

Bueno, desde luego, no.

La mentira no solo ha estado con el ser humano

desde el principio de los tiempos y de su origen,

si no que la mentira es intrínseca al ser vivo;

allá donde hay vida existe la mentira casi como un mecanismo evolutivo,

como parte de la selección natural.

Entonces, todo lo que hace el hombre ha estado acompañado de la mentira.

Con los tiempos modernos esto se está acrecentando,

pero las técnicas mentirosas está ya....

están en los sofistas griegos,

está en muchísimos periodos de la historia

y en prácticamente en todas nuestras disciplinas.

Expones tu tesis a través de diversos capítulos,

donde nos hablas de la presencia de la mentira

a lo largo de la historia, pero también diversos ámbitos.

Prácticamente en todo lo que hace el ser humano,

en todas nuestras actividades.

Al final, te estaba hablando de la cohesión del grupo,

de cómo se forma y hace estructuras mínimas de convivencia,

y en la convivencia tenemos que mentir constantemente,

Pero, luego, según esto va creciendo,

las sociedades, la civilización crece sobre la mentira,

las reglas, las normas, el cómo nos relacionamos

y en todo lo que hacemos, al final, luego está.

Porque, al final, eh... si hacemos mercadeo,

hay una persona que está intentando incrementar el precio de algo.

En cuanto surge el comercio, surge la mentira.

Pero cuando hacemos arte, o cuando creamos las religiones,

o, en un principio, la superstición,

cuando surge la superstición está la mentira.

Si vamos haciendo un recorrido por la civilización humana está

en la economía financiera, en la especulación,

está...En la política. en la política desde el principio,

porque consiste un poco en eso.

Al final, vamos haciendo un recorrido y te das cuenta de que la literatura,

la filosofía, la ciencia se basa, en este caso,

en la hipótesis mentirosa también; científica pero mentirosa

y todo se basa un poco en el engaño. Y ese es el tema.

Así que inevitablemente, es decir,

¿cuando contamos algo, sea lo que sea,

inevitablemente estamos mintiendo de alguna manera, ya ?

Es que desde el mismo momento en el que pensamos

ya estamos mintiendo.

Hay un proceso de sustitución de lo real, sea lo que sea.

Eso que hay detrás de las cosas, eso que no alcanzamos.

Y en ese proceso metafórico en el que damos un salto de lo que es

a lo que pensamos que es,

esa imagen en nuestra cabeza ya es una mentira,

es una sustitución.

El pensamiento simbólico pasa por esa mentira.

Te apoya de una manera especial en la filosofía.

Diría que entre los filósofos,

hombre, yo destacaría la presencia de los griegos y de Descarte, ¿no?

¿No sé si estás de acuerdo?

Bueno, es que en nuestra civilización en concreto ha sido muy platónica

y ese ha sido uno de los grandes problemas, ¿no?

Que la concepción de la verdad que parte de Platón

se haga con mayúscula es... es muy engañosa,

es decir, sé que era la mayor de las mentiras, ¿no?

Y, bueno, en ese sistema filosófico me ido moviendo también

para asentar las bases en el capítulo correspondiente,

porque pensase...., tú como has dicho,

he ido tocando todos los ámbitos humanos

y llego hasta la Modernidad con Descartes.

Donde realmente se sientan las bases de un intento de concepción,

lo que pasa que fallido por parte de Descartes.

Pero si es verdad que él intenta, mediante "La Duda Metódica",

dudar de todo.

Y le queda ahí: "Pienso, luego existo", ¿no?

También hablas de escritores

y la literatura también está presente,

entre ellos me gustaría destacar por ejemplo, Philip K. Dick,

que es uno del que tú también hablas francamente bien.

Sí, hay muchísimos escritores que han abordado el tema

de la realidad como simulacro,

pero quizá Philip K. Dick como nadie, ¿no?

Estoy pensando, entre otras cosas, cuando me has hecho la pregunta,

en Borges que decía: Realmente los escritores

no son tan fantasiosos, tan fabulosos como los filósofos.

Los unos se han inventado a Dios, se han inventado la verdad

y son mucho más imaginativos.

Pero es verdad que Philip K. Dirack sería una

de esas maravillosas excepciones, ¿no?

Porque realmente en casi toda su obra está hablando de dos planos,

al menos, como mínimo;

y uno es ese plano de lo que se supone que hay

y otro el que construimos nosotros,

el plano de "euforie", "maia" como lo queramos llamar,

en el que nos movemos.

-La distopía nace en el concepto de las grandes guerras en Europa.

Es claramente una ficción especulativa.

Está analizando el futuro,

está analizando las tendencias de la época

en la que nace, evidentemente,

pero con una clara intención de proyección de futuro.

Básicamente transmite la idea o el discurso,

o el miedo, si quieres,

de que el futuro que podamos tener sea peor

de aquél presente que estamos viviendo.

La intencionalidad que tiene probablemente,

sea la más claramente política que se puede usar

dentro del contexto de la guerra ficción.

Dick, efectivamente, fue un gran cultivador de la novela distópica.

Siempre que trabajó en sus novelas escenarios contemporáneos

o de una proyección relativamente cercanos, son muy abundantes,

los rasgos distópicos asoman sistemáticamente en su obra.

El tema principal de Dick es:

la experiencia subjetiva de descomposición de la realidad,

el cambio de paradigma, el cambio de situación.

Es la persona que él descubre que el mundo no es tal y cómo lo creía.

El motivo de que Dick tenga esa importancia, a día de hoy,

de que su obra hay sobrevivido tan bien el paso del tiempo

y de que nos siga hablando de tú a tú, a día de hoy es

el cómo enfocaba la ciencia-ficción.

Dick fue probablemente uno de los primeros escritores

que no abrazó el género para escribir ciencia-ficción,

si no que abrazó la ciencia-ficción para poder escribir.

Entras en comunión con él cuando te está explicando

y te está contando su vida, las historias de sus relaciones,

sus problemas y las cosas que a él le obsesionan.

Típicas novelas, de entrada, con Dick, quizá la más popular,

la más conocida sea

"¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?"

debido a la adaptación de "Blade Runner",

otra, especialmente popular, "Ubik"

y, finalmente, aprovechando también que tiene adaptación cinematográfica,

es "El hombre en el castillo".

La influencia de Dick dentro del género

y, en general, en la literatura ha sido enorme.

O sea, la propia Le Guin lo cita como uno de sus autores de referencia.

La novela "La rueda celeste" lo demuestra con creces,

o sea, abraza los temas.

Dice, no, la historia es muy divertida.

Es de un señor que empieza a sospechar

que sus sueños cambian la realidad y se va al psiquiatra a explicárselo.

Y el psiquiatra dice...

Y empieza a inducirle sueños para cambiar la realidad.

Se podría decir alegremente que es una de las mejores novelas de Dick

y en este caso escrita por Le Guin.

Hay otros muchos autores modernos contemporáneos,

en los que se rastrea muy muy fácilmente

una influencia muy fuerte de Dick,

es el caso, por ejemplo, de el ciclo de "Carbono modificado"

del británico Richard Morgan.

Para saber más de Dick, aparte de leer sus novelas,

o las que podríamos haber citado antes,

yo recomendaría en particular la biografía, que hemos publicado,

de quién fue su tercera mujer.

Que cuando se divorciaron y abandonó su relación

ella le perdió la pista bastante.

Y en esa biografía lo que hace es reconstruir un poco,

perseguir la pista de qué paso con Dick después de ello

a través de su vida y de su obra, de todo.

Hay otra biografía publicada en castellano de Carrère

que también es muy muy potente.

Cuando te aficionas a Dick acabas pasando por todas ellas.

Me encanta lo de los universos paralelos,

pasar de una realidad a otra casi sin proponértelo.

Por ejemplo, me divierte recomendaros ahora

la nueva novela de Elia Barceló, " Noche de plata"

Situaros en la Viena de mil novecientos noventa y tres,

cuando una niña desaparece en un mercado navideño.

y, de repente, damos un salto en el tiempo,

seguimos en Viena pero ahora estamos en 2020.

La Policía encuentra el cadáver de una niña en un jardín

y, a partir de ahí, todo se descontrola.

Bueno, ya os podéis imaginar que en esta novela

nada ni nadie es lo que parece.

Como bien sabía Philip K. Dick cualquier objeto o situación

puede provocarnos una recesión o hacernos vivir un tiempo no vivido.

Bueno, pues eso es lo que creo que os va a pasar

cuando le echéis un vistazo a " Cómo hemos cambiado"

Aquí se habla de la transformación de este país

a través de la cultura pop,

por lo que os vais a encontrar con personajes tan conocidos

como David Beckham, Sabrina, Alaska, Shaquira, Ricky Martin,

En fin, os vais a dar de bruces con el pasado.

Como bien sabéis,

el espionaje y la mentira tienen que ir necesariamente de la mano,

pero hay ocasiones -y esta es una de ellas-

en que aparecen libros que nos cuentan

la auténtica verdad de un personaje enigmático.

"Una mujer sin importancia" de Sonia Purnell,

nos adentra en la vida de Virginia Hall,

una espía de Churchill,

que fue objetivo número uno de la Gestapo,

porque ella tuvo un gran papel en la Segunda Guerra Mundial.

Así que estamos ante una espía de primera,

una auténtica reina de Bengalí.

Tu libro está trufado de cantidad de ejemplos.

Pienso, por ejemplo, en la llegada a la Luna

o en la película de los Hermanos Lumière,

de la que tu hablas, la de la llegada del Ferrocarril.

Si, la famosísima escena donde se supone

que la gente se levantaba de sus sillas, se asustaba

por esa ficción tan nueva que estaba creando

y que estaba en movimiento.

Pero que, efectivamente, también tiene su intrahistoria,

porque muchos de los figurantes de esa escena grabada,

eran familiares de ellos y estaba todo pactado.

Bueno, vosotros que hacéis televisión sabéis cómo se edita,

cómo se trabaja.

También en esa primera escena había ya esa... esa pequeña

intencionalidad de fondo de engañar o de crear un efecto.

Pero, vamos a ver, Juan Jacinto, ¿la verdad es algo inalcanzable?

Es inalcanzable, porque, de hecho, no sabemos exactamente ni lo que es.

Realmente es un concepto que hemos inventado nosotros,

y, por lo tanto, es otra ficción

y si vamos teniendo intuiciones de cuándo la mentira se acerca

un poco a eso inalcanzable.

Pero desde el momento en el que el ser humano está

tan limitado cognitivamente

y todo su pensamiento se basa ya en una sustitución, una alteración,

una deformación de lo que sea que haya al otro lado;

eso que Kant llamaba el "Noúmeno" y que nunca alcanzaremos,

desde ese mismo momento andamos un poco a ciegas.

En realidad, deberíamos ser agnósticos pero en todo

no solo en lo religioso.

Yo tengo amigos que aseguran que no saben decir mentiras,

que siempre dicen la verdad... Eso es buen marketing.

No me lo puedo creer, ¿no?

Es muy buen marketing.

Pero, claro, no, está mintiendo tremendamente

en el momento que dice eso... Como bellacos.Claro.

Para empezar, en el momento en el que empiezan a pensar

ya lo están haciendo.

El proceso de pensamiento implica una cadena de ficciones

que es incontrolable, no podemos evitarlo.

Y cuando habla y te dice eso

¿cómo sabe que no se está autoengañando?

¿cómo sabe que de verdad es como una frase

no contiene ya mentiras?

Hombre, me imagino que se refiere que va con la verdad por delante

y todas esas cosas que también son muy peligrosas, ¿no?

porque, al final, el civismo y la buena educación

también se basa en la mentira.

De eso hablas tú mucho en el libro.

Es que "la vida solo con la verdad seríainsoportable".

Sería insoportable.

Conocernos a nosotros mismos

y también saber lo que los demás piensan de nosotros, ¿no?

Hay por ahí también ficciones en torno a eso, ¿no?

¿A qué pasaría si todo el mundo dijera la verdad, no?

¿O si todo el mundo leyera el pensamiento,no?

Y, de alguna manera, tendría que reestructurarse toda la sociedad

porque sería insoportable al principio

hasta que nos acostumbráramos, ¿no?

¿Internet y las redes sociales nos han ayudado a mentir más y mejor?

Mejor no lo sé, porque somos expertos en mentir desde el principio,

pero es verdad que mentimos mucho más.

Es más fácil mentir,

es más fácil manipular la información,

es más fácil que se propaguen los bulos

y es más fácil también manipular incluso las imágenes, ¿no?

Hoy día es muy sencillo

con cualquier programa retocar una imagen,

crear una notica falsa y lanzarla, ¿no?

Entonces entre eso, los perfiles falsos y todo lo demás

se arma una trama, un entramado tremendo

donde no sabemos de verdad de qué fiarnos.

Tu libro es un libro provocador.

Pienso, por ejemplo, en el capítulo dedicado al amor dices

que "cuando uno está enamorado es cuando es más víctima del engaño".

Bueno, pero eso es absolutamente objetivo, ¿no?

(Risas)

Es verdad. Eso si que es verdad.

No, es cierto que cuando uno cae en las redes del amor

toda su biología se pone de acuerdo en el mismo momento

para neutralizar toda capacidad de ver las cosas como son, ¿no?

Toda tu química te engaña

y el proceso de enamoramiento es un velo

y durante unos meses o unos años estamos totalmente hechizados, ¿no?

Y, de hecho, dicen los científicos que suele durar

de dos a cuatro años esa química,

que es lo suficiente para criar al hijo.

Y, ya a partir de ahí, la... la relación que sobrevive es

porque, bueno, al fin y al cabo, somos inteligentes

y vamos creando una convivencia, una relación, hay unos contratos,

hay una serie de pactos.

Hay algún capítulo muy entretenido.

Me lo he pasado muy bien con el de los espías,

porque, claro, son los maestros del engaño.

Claro es que son profesionales.

Y, además, piensa en un espía doble, ¿no? que eso es ya...

Vivimos en un mundo de mentiras

y ahora tú te haces profesional de la mentira

y cuando ya eres profesional de la mentira y engañas a todo el mundo,

ahora eres espía doble.

Es decir, engañas a los que se supone que estás dando la información

y se lo están dando a los contrarios, ¿no?

-Espías, personajes de ficción, seres reales, misteriosos,

atractivos, falsos funcionarios, dobles agentes.

La literatura de espías nos ha dado lugares comunes:

un parque alejado y frío o, también, un hotel internacional

donde pasar desapercibido entre otros viajeros.

Probablemente en tiempos de guerra, en tiempos de máxima tensión,

en tiempos de lucha de bloques;

en tiempos de división del mundo en dos forma o tres de ver la vida,

si que es posible que el espía se acerque, se aproxime

a lo que presentan las novelas.

Un personaje dramático, sometido a una presión tremenda,

luchando por su vida.

El resto del tiempo, el resto de la historia,

la mayoría de ellos no son profesionales del espionaje,

sino que son personas que, en un momento determinado,

están trabajando en la captación de la información.

Muchas veces sin saberlo.

"Todo lo peor" es, digamos,

que se pareja con otra novela que la precede,

que se llama "Todo lo mejor"

y son una dilogía que se puede leer por separado,

porque son dos historias independientes.

Y que son una... Es un pago,

una deuda pendiente a un personaje que viene de la primera trilogía,

y que quería recorrer esa parte de su histórico vital.

En la que es un tío que trabaja en la Stasi,

realmente es que está en el KGB,

pero es de este personal que enviaron al Berlín oriental

para formar al servicio de espionaje.

Esos años finales de los ochenta es, digamos, el culmen

de la novela de espionaje, o del mundo del espionaje

y de la que nos hemos nutrido los escritores

y también el cine para enmarcar esa época.

Es justo el periodo en que la Unión Soviética sabe

que no va a poder ganar la batalla contra el capitalismo,

pero, aún así, no da su brazo a torcer

y utiliza sus mejores armas.

Y sus mejores armas son el espionaje.

-Seguro que el escritor que más se ha acercado

tradicionalmente a la figura del espía,

yo creo que es, sin duda, John le Carré.

John le Carré en "El espía que surgió del frío"

por ejemplo, ¿no?

Es el que plasma la tensión y la dificultad que tiene

no, en sí, el acceder a la información

sino el dilema moral de manejar la información.

Porque prácticamente lo que hace un espía, en esas circunstancias,

es traicionar confianzas dadas

para beneficiar a quien está sirviendo,

para quien está trabajando.

Aunque siempre las novelas de John le Carré estaban tratadas

desde una única óptica, que era la óptica occidental,

yo he querido dar una óptica oriental,

con lo cual ahí hay una confrontación.

Porque no hay buenos ni malos en mis novelas

pero si hay un adoctrinamiento.

Los que están, independientemente del mando al que pertenezcan,

tienen un adoctrinamiento que piensan que el de enfrente

es el que está equivocado.

-A mi me gusta mucho Joseph Conrad "El agente secreto"

Claro, también soy lector de clásico más que de literatura de este tipo.

-Hay que mencionar también a Arturo Pérez Reverte

la saga "Falcó", que es para mi estupenda.

Porque aunque no estamos hablando de ese espionaje de la Guerra Fría,

si estamos hablando de un tipo que está en el bando nacional

y que se dedica a...

Además es un espionaje, en aquella época, como muy natural,

muy dependiente del talento de la persona.

- Pero ¿qué ocurre con el más famoso agente secreto de todos los tiempos?

Bueno, el personaje de James Bond me encanta,

yo soy un fan de todas sus novelas y de la mayoría de las películas.

En la mayoría de los casos, asociándolo,

comparándolo con la realidad con lo que debería ser

o con lo qué es un agente de campo,

yo creo que James Bond es justo lo contario, ¿no?

James Bond podría ser un personaje real en tiempos de guerra,

en tiempos de máximo conflicto.

En lo que es un proceso general de captación de la información

se aleja totalmente,

porque un espía tiene que ser alguien absolutamente discreto.

-Espías de ficción, espías reales, agentes del pasado, ciber-agentes.

¿Nos siguen pareciendo atractivos?

Como no me van a caer bien,

si lo que hacen es luchar y jugarse, ¿no?

jugarse todo por proteger nuestros intereses.

Por su puesto que me caen muy bien.

-El gran éxito actual de "Enola Holmes"

no es una coincidencia,

porque, sea de la mano de espías o detectives, el misterio

siempre ha sido un buen filón literario para los más pequeños.

Esta hermana menor del imparable Sherlock

ha dejado boquiabiertos a los jóvenes con su ingenio y aventuras.

Y en todos los formatos.

Sin ser de la misma familia que Enola y Sherlock,

el sabueso "Perrock Holmes" es una gran ayuda para Julia y Diego,

que cuando le rascan la barriga

consiguen que lea los pensamientos de los demás.

Como ellos, "Cereza", una joven aspirante a escritora,

también es implacable resolviendo misterios.

Sus aventuras han ganado prestigiosos premios en toda Europa.

Y tras cualquier pista también están Pepa Pistas y Maxi Casos,

dos pequeños investigadores

que han montado una agencia de detectives.

No se les pasa ni una como a los "Primos S. A."

Cinco jóvenes que se ven inmersos cada volumen, en misterios

y aventuras asombrosas.

Y para cerrar nuestra agenda de detectives,

unos con toques de humor y fantasmas, "Los Cazapesadillas"

Una serie protagonizada por una pequeña vagabunda y su robot.

Sin duda, con toda esta pandilla ningún misterio quedará impune.

Juan Jacinto me has generado un problema, tras leer el libro,

porque si mentir es tan saludable,

a lo mejor yo me he equivocado con mis hijos,

porque yo les he educado de que deben decir la verdad.

Bueno, es curioso que me hagas esa pregunta,

porque justo me la preguntaba un lector a través de redes...

¿Ah, sí?

en teoría a través de su hija porque ni siquiera tenía redes,

y me decía lo mismo.

Pero, bueno, yo a mi hija que tiene dos años, la hago...

la invito a fabular, la invito a fabular todo el rato

y la hago imaginar.

Sin embargo, ella distingue perfectamente entre eso y mentir.

Ella hace grandes escenificaciones, dramatiza,

por lo tanto, está manejando los mecanismos de la ficción

pero distingue perfectamente de una mentira moral, ¿no?

Bueno, ¿has mentido mucho en la entrevista?

Bueno, es que he intentado mentir todo el rato.

Lo que pasa es que no sé si me ha salido también como me gustaría.

El libro es mucho mejor de lo que yo he mentido hoy.

Por cierto, que hablando de cosas falsas,

claro, parecía que estábamos aquí en el medio del desierto,

bueno, es lo que tiene la televisión,

y estamos al lado de la autopista.

Todo era un escenario. Todo era un escenario, ¿no?

La gente es un espectáculo

Bueno, a lo mejor, esta entrevista tampoco está sucediendo

y esto alguien lo está soñando. ¿Vete a saber?

Es que realmente, a ti no te pasa en momentos de lucidez

o con un lapsus de memoria, o en duermevela

que, de repente, dices, pero ¿esto me ha pasado, no me pasado?

Eso es verdad.

-Pues esto dentro de nada será un recuerdo

y además cada día más borroso,

(Risas)

Y no habrá sucedido. Es verdad.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Juan Jacinto Muñoz Rengel

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página Dos - Juan Jacinto Muñoz Rengel

17 nov 2020

En Página Dos, Juan Jacinto Muñoz Rengel nos cuenta "Una historia de la mentira". A partir de aquí, analizamos las fake news bajo la supervisión del militar Pedro Baños y su libro "El dominio mental". Seguimos con los mundos paralelos de Philip K. Dick. 

ver más sobre "Página Dos - Juan Jacinto Muñoz Rengel" ver menos sobre "Página Dos - Juan Jacinto Muñoz Rengel"
Programas completos (506)
Clips

Los últimos 1.789 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios