www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5923478
Para todos los públicos Página Dos - Eduardo Infante - Ver ahora
Transcripción completa

(Gaviotas)

(Música)

Chicos, os propongo hacer hoy una pequeña prueba.

El otro día cogí vuestros libros de texto

y especialmente cogí vuestro libro de historia

y estoy contando la cantidad de mujeres que aparecían en él.

Y lo cierto es que el número de mujeres era ínfimo.

¿Por qué sólo aparecen ellos en los libros de texto?

¿Por qué nunca aparecen ellas?

¿Por qué ese silencio?

¿Qué podríais hacer vosotros para que en las próximas ediciones

del libro de texto apareciesen ellas?

Lucía, por ejemplo, ¿tú qué piensas?

¿Por qué las mujeres no aparecen apenas en los libros de historia?

¿Acaso es que no han hecho nada relevante?

-Pues yo creo que se debe, principalmente,

a que la mujer siempre se ha mantenido

como en un segundo plano

y siempre se ha dado mucha más importancia

o mucha más voz

yo creo, a lo que el hombre piensa o el hombre dice.

-Eso es interesante.

¿La historia normalmente ha sido escrita por hombres o por mujeres?

¿Tú qué piensas, Sara?

-A ver, yo creo que la historia

prácticamente ha sido escrita por hombres.

Sí que es verdad que a la figura del hombre

se la ha vanagloriado muchas veces

y que las mujeres no creo que no hayan hecho nada,

simplemente que no se les ha dado la oportunidad de expresar

lo que ellas pensaban, o de hacer grandes cosas

como han hecho los hombres.

-Lo que me gusta de esa manera de dar clases, principalmente,

que es como una forma de salir de esta monotonía del aula,

todos sentados en silencio, uno detrás de otro.

Lo que más me gusta, sobre todo,

es su carácter dinámico, que todo el mundo puede hablar

y sobre todo, también que todos, al fin y al cabo,

tenemos una diferente opinión y podremos aprender de la tolerancia

y el respeto a los diferentes puntos de vista.

Con un vocabulario más coloquial,

más cercano y una forma de expresarse más abierta,

nos hace pensar a nosotros mismos.

Y aun así nos lo relaciona con la materia que estamos dando.

-¿En su libro de física se cita a esa mujer?

¿Se la nombra? -Se cita a esta mujer.

Y no es la única a la cual se cita.

-Bueno. -Se cita también a Lisa Meitner,

que fue la primera catedrática de Física de Alemania.

-¿Y crees que es justo que se cite o cree que es simplemente postureo?

-Es totalmente justo,

pero porque estas mujeres han sido estrellas dentro de su campo.

-Sara, ¿tú crees que deberíamos reescribir la historia?

-Yo creo que toda la historia quizás no,

pero sí que incluir a aquella que quizás no

ha tenido tanta voz en su época

y no ha podido ser nombrada

en nuestros libros de texto actualmente.

-¿Y qué podemos hacer para cambiarlo?

-Sería igualar la situación de todos,

y por tanto, no habría que cambiar ni tergiversar la historia,

simplemente habría que renovarla.

-Yo creo que te gustaría mucho el pensamiento de Gianni Vattimo.

Es un filósofo italiano que piensa mucho como tú

y que cree que la historia debe ser reescrita.

Y dice que nuestro deber, precisamente, es contar

las historias de aquellos y aquellas

que no han tenido historia.

¿Esta clase de filosofía sería un buen ejemplo

de lo que cuentas en tu primer libro,

"Filosofía en la calle"?

Pues sí, sería muy buen ejemplo.

De hecho hay un capítulo que, básicamente, recoge

lo que has visto ahí.

Lo que intenté hacer era recuperar el diálogo filosófico.

En esencia, ¿qué vamos a encontrar en este libro?

Pues se va a encontrar la filosofía como una práctica,

como un ejercicio.

El lector se va a enfrentar a un problema,

un problema cotidiano que la vida nos plantea a todos.

Y respuestas. No respuesta, respuestas.

Va a entrar en diálogo. Va primero a tener que escuchar

lo que diferentes pensadores y pensadoras

han dicho acerca de ese problema.

Y van a tener también que, no solo escuchar,

van a tener que participar y tomar partido.

Problemas o temas, ¿como por ejemplo?

Pues cómo superar la muerte de un ser querido.

Si deberíamos fiarnos siempre de la Wikipedia o, por ejemplo,

también cómo se supera una ruptura sentimental.

¿Crees que cabría la posibilidad de aplicar tu método también

al mundo literario

para intentar ayudar a fomentar la lectura?

Hacer poesía en la calle, ¿por qué no?

O teatro en la calle. ¿Por qué no matemáticas, incluso?

Vayamos también al campo de la ciencia.

Es decir, ojalá las humanidades y la ciencia en general

me estuviera más presente en la calle,

en el sentido de la ciudad.

La ciudad debería ser lo que siempre fue en el proyecto griego,

como el lugar en el que el ciudadano puede crecer como ser humano.

Yo creo que tenemos que recuperarlo.

Tú no sólo has llevado la filosofía a la calle,

también la has llevado a Twitter con los "filorretos".

Cuéntanos qué es eso.

Bueno, pues mira, un día pensé que qué haría Sócrates si viviese.

Sócrates hacía filosofía en plena calle

e iba donde había muchísima gente.

Entonces pensé: "Bueno,

yo creo que Sócrates iría allí donde nos reunimos hoy en día".

Hoy en día, no nos reunimos ya tanto en las plazas, desgraciadamente,

sino las plazas y calles

donde nos encontramos son las redes sociales.

Ahí vertemos nuestra opinión y ahí,

bueno, yo creo que Sócrates estaría cuestionando,

haciendo preguntas y dije yo: "Venga, vamos a hacer preguntas".

Y las haces En Twitter. Y las hago en Twitter.

Efectivamente, tuiteo, cuestiono, pregunto.

"Parece que la filosofía está de moda.

Lo vemos en las últimas novedades editoriales,

libros para niños,

para adultos, libros que exploran todo tipo de temáticas.

La filosofía está en la tele, en la música, en Twitter,

en Instagram y en YouTube.

Ernesto Castro es pensador, profesor, universitario,

escritor y tal vez una de las caras más visibles de la filosofía.

En parte, gracias a su trabajo de divulgación en redes."

La verdad es que el éxito de mi canal es moderado.

Tengo ahora mismo 100.000 suscriptores,

que para un canal de filosofía es muchísimo,

pero para un canal generalista es muy poquita cosa.

Yo soy un youtuber, en realidad, de tamaño pequeño, medio,

pero es cierto que, cuando abrí el canal,

no tenía ninguna expectativa acerca del público

que me iba a seguir

y a día de hoy tampoco me importa excesivamente.

Mi canal YouTube es más bien un espacio de documentación

donde subo vídeos de clases, conferencias,

entrevistas que hago. No creo que se ha incrementado

el interés por la filosofía en los últimos años.

Creo que desde que el hombre es hombre se pregunta por cuestiones

que son universales, como el problema del bien,

el problema de la verdad, el problema de la justicia,

el problema del conocimiento,

el problema de la ignorancia, del mal.

La filosofía es una forma de responder a esa pregunta.

La religión es otra. La ideología es otra.

Pero filosofar filosofamos todo,

siempre y cuando estemos pensando más allá de nuestras

pequeñas especialidades categoriales.

La mejor forma de hablar de los temas

que me han interesado es mostrando los libros

que he publicado "Un palo al agua",

"Ensayos de estética", que se va a reeditar

bajo el título ampliado de "Otro palo al agua,

textos de crítica cultural", el último libro que he publicado,

"Memorias y libelos del 15M",

"El trap, filosofía millennial para crisis en España",

un libro que escribí acerca

del fenómeno de la música urbana, entendiéndolo

como la metamúsica de la crisis, es decir,

como algo que trascendía el sonido

y que involucraba una serie de conductas, de hábitos,

un estilo de vida que tenía mucho que ver

con la crisis económica que empezó en 2008 y que sigue actualmente

con el coronavirus.

Yo creo que los buenos filósofos responden a viejas preguntas

y respondiendo a las viejas preguntas de manera novedosa,

generan a su vez nuevas preguntas.

En ese sentido,

como libro que genera todas las preguntas

de la historia filosofía,

recomendaría los "Diálogos", de Platón.

No me rompí la cabeza y en los "Diálogos" de Platón

están planteados los problemas de la filosofía,

y sobre todo en este tomo "Los diálogos de juventud",

no nos encontramos con las teorías de Platón,

sino más bien con los problemas,

con las cuestiones abiertas que Platón abrió.

Y un libro que soluciona problemas

o que ofrece respuestas, sería "La teoría del cierre categorial",

de Gustavo Bueno. Aquí tengo el primer tomo.

Es una obra voluminosa donde se responde la pregunta

"¿Qué es la ciencia?", tan conveniente es la filosofía

como hablar de ella,

y estamos hablando de filosofía

cuando nos preguntamos por el bien, la verdad...

La filosofía es una forma de diálogo a través del tiempo,

en lugar de con los contemporáneos,

con casi 26 siglos de sabios que han dejado su legado,

su voz en estos textos.

Edu, esto no es un ágora griega, pero como si lo fuera,

porque toca hablar de tu nuevo libro,

"No me tapes el sol",

que tiene un subtítulo muy llamativo,

"Cómo ser un cínico de los buenos".

Vamos a ver, ¿qué pasa, hay cínicos buenos y cínicos malos?

Sí, sin duda. De los malos, ahora mismo vamos sobrados.

Por eso yo lo que propongo es que recuperemos a los cínicos,

pero de los buenos, que son una vieja escuela,

una escuela muy antigua,

fundada por uno de los discípulos de Sócrates, Antístenes.

¿Qué tienen en común los cínicos de antes con los de ahora?,

que son unos desvergonzados.

Pero los de ahora son unos desvergonzados

para mentir a la cara bellacamente

y para hacer la injusticia. En cambio, los de antes

eran unos desvergonzados para vivir auténticamente

y para decirle la verdad, sobre todo, al tirano a la cara.

O sea, los cínicos griegos no tienen nada que ver

con los cínicos que tenemos todos en nuestra cabeza.

No, no, creo que los cínicos que muchos tenemos en nuestra cabeza

están en el Congreso de los Diputados, ¿no?

Cuentas que el cinismo nos vendría muy bien para, bueno,

vivir mejor, porque nos ayudaría, entre otras cosas,

a consolidar una democracia mucho más auténtica en un mundo

que va un poco a la deriva.

Yo creo que sí.

Porque el cinismo es un compromiso con la verdad y quizás

lo que más echamos en falta en el discurso político

es, precisamente, la verdad.

Tenemos la sensación de que ha renunciado

al discurso político a ser un discurso que diga la verdad.

Simplemente hay una lucha por imponer un relato,

por contar una historia.

Creo que para que la democracia,

nuestra democracia, deje de ser meramente formal

y sea auténtica,

deberíamos reunirnos los ciudadanos en el ágora pública

con ese compromiso de encontrar juntos, de buscar juntos,

la verdad, que en política, además,

la verdad tiene un nombre que es, por un lado,

justicia y por otro lado también, el bien común,

pero también el cinismo

es un compromiso personal con la verdad,

un compromiso con una vida verdadera,

con la vida auténtica,

que precisamente por ser auténtica debería ser otra vida.

¿Cuándo y por qué de alguna manera se tergiversa

el concepto "cínico"?

Porque hoy en día hay... es un término muy peyorativo.

Totalmente, si lo buscas en el diccionario,

la primera acepción es peyorativa. Ya en la tercera

empieza a hablar de los cínicos buenos.

de los antiguos, efectivamente, pero en la tercera.

Porque quizá, con el cinismo se produjo una condena de memoria.

El cinismo... Mira, Walter Benjamin

decía que la historia la escriben los vencedores.

Y la historia de la filosofía también

ha sido escrita por los vencedores.

En la historia de las ideas, los vencedores han sido,

sin duda Platón y sus secuaces.

Es decir, los idealistas, y los cínicos se encuentran

precisamente, en el bando de los de los vencidos.

Y han tenido que sufrir, pues,

que su historia haya sido contada por otros.

Llega la hora de la masterclass de cómo ser un cínico auténtico.

En el libro profundiza sobre ese tema,

pero yo voy a coger

algunos elementos que tú comentas y vamos a intentar explicar

cómo llegar a serlo.

Por ejemplo, un buen cínico, ¿cómo se relaciona con la fama,

con la riqueza?

Un cínico no rechazaría en absoluto una buena mesa, por ejemplo,

o un buen vino.

Pero lo que no haría nunca es pagarlo con libertad

ni pagarlo con integridad.

El buen cínico se enfrenta

de una manera especial al tema de los vicios.

¿Cómo?

Bueno, pues entendiendo que el vicio,

fundamentalmente es una corrupción de nuestra humanidad, no hay pecado.

No hay pecado en el sentido de que el vicio

no es apartarse de la norma de la manada.

Es más, para el cínico, apartarse de la norma de la manada

es una virtud,

porque se comenzará a pensar y a vivir por uno mismo.

¿Y en cuanto al sexo, cómo se relaciona con el sexo el cínico?

Pues libremente.

Creo que como nos relacionamos nosotros con la gastronomía,

en el sexo es absurdo.

Imagínate que intentásemos hacer moral de la gastronomía.

Pues algo así es lo que... o cómo vive un cínico

como un juego.

Ahora bien, como el cínico siempre busca la independencia

o rechaza cualquier tipo de dependencia, digámoslo así,

que nadie conoce mejor tu propio cuerpo que tú mismo.

Uno no puede ser un buen cínico si no tiene sentido del humor.

Aquí en tu libro queda clarísimo Hombre, por Dios.

Yo creo que cuando...

o si la vida es un valle de lágrimas,

no hay nada más cínico que reírse.

La risa es el mayor bálsamo que podemos encontrar

cuando las cosas se ponen duras.

"La llama" es una tienda especializada en moda.

Creemos que la primera del mundo,

posiblemente, porque no sea realmente

muy buena idea hacer una tienda especializada en humor.

No todos los libros que tenemos hacen reír,

pero sí que todos tienen un punto de vista más o menos humorístico.

Bueno, a ver, no hace falta engañar a nadie,

yo soy la pareja de la librera.

O sea, que mi trabajo consiste en ser la pareja de la librera.

Ella se ocupa de todo el negocio, excepto una parte,

que es seleccionar los libros, y yo me miro

todos los catálogos editoriales,

todas las novedades, y selecciono.

Como librería, tenemos un problema, es que viene gente

y nos pide un libro que haga reír, reír de verdad,

no simplemente humorístico, sino que haga reír de verdad.

Entonces, "Tome Sharpe". "Ya me lo he leído todo".

"Pues ya está, no hay nada por encima,

no hay nada más divertido que Tom Sharpe",

le recomiendas otros libros y pueden volver decepcionados

porque les ha parecido triste

o duro. Por ejemplo, Amelie Nothomb.

Sus libros son humorísticos, pero destilan una melancolía,

una pochez que, si buscas un libro de carcajada, bueno,

pues es muy posible que te decepcione.

Editado recientemente por Automática Editorial,

"Boston", de Todd McEwen,

basado en una situación descacharrante tras otra,

con un personaje complejo, con una trama redonda.

Es decir, es un libro que no se queda en el gag,

pero es uno de los pocos libros que sí te puede hacer reír

y carcajearte varias veces.

Yo creo que Miguel Noguera es, casi seguro,

el autor del que más libros vendemos.

Ha editado "¡Pam!" hace poco,

que es grandote, a color.

A la gente le encanta.

Es como... la gente lo hojea, se ríe...

Yo, particularmente yo, Miguel, no termino de entrar en tu propuesta.

O sea, tienes ya varios libros, 7 u 8,

y de repente, ahora esa casa este en color.

-Sí. -No entiendo qué aporta el color

ahora, después de siete libros, está el color.

-Bueno, pero... -No termino de entrar.

-Vale, lo respeto,

pero no hacía falta que...

es decir que podías haberte ahorrado

precisamente en un programa así, de libros y tal, la...

No, si vende, quiero decir,

aquí eres el autor que más vendemos. -Podías haberlo dejado ahí

y que cada uno lo juzgue, pero poner de manifiesto

-Ya... -que a ti no te acaba de gustar...

Ya lo sé que no te gusta, pero... -No es tanto que no me guste,

-Bueno, ya ha quedado claro. -como que no lo entiendo.

O sea... -Bueno, pues...

A ver, es lo de siempre.

Tú ya has visto cómo son los otros libros.

Son como ideas, fragmentos, cortas, un texto breve, dibujo...

Es como Twitter. Es una cosa contemporánea de zapping.

De repente hablar de algo como ya pasado de moda.

Es como hacer zapping. -Como hacer zapping.

En cada página tienes como varios canales

y puedes ir pasando de uno a otro.

Entonces no hace falta que... -A mí me abruma.

Hay muchas ideas. -Vale, vale.

-Y me abruma un poco. -No machaques con esa idea

de que no gusta tal, -No, entiéndeme.

-porque al final... -Sí gusta,

-Algo va a quedar de eso

y van a dejar de comprarte el libro,

vas a dejar de ganar dinero por ahí.

-No,... -Van a caer las ventas

porque este programa,

al fin y al cabo se emite por televisión

y dices que el libro... -Yo asumo que soy yo,

el problema es mío. -Bueno, entonces...

Es que no termino de entrar en los libros de Miguel Noguera.

Es por otro lado,

autor del que hacemos bandera en "La llama".

-Ahora está la tele, es el momento de decir...

-No es tanto la tele, como La 2.

La 2 es... -La 2. (RÍE)

Es la pública, entonces yo, en La 2 no puedo decir:

"No, esto, yo soy muy fan".

Yo lo que he dicho es: "Este libro se vende muchísimos.

A la gente le encanta,

simplemente yo como librero lo ojeo y no termino de entrar".

-No hace falta, además, vuelves una y otra vez al mismo argumento.

-Lo siento. Es eso. Ya está, ya está.

-Se lo ha tomado a mal.

-Estoy aquí aún.

No me he ido.

-Se lo ha tomado a mal

y yo lo que le he dicho es que el libro se vende muchísimo

en la tienda.

(Música)

Ya sabéis que Gijón es territorio de novela negra.

Por eso vamos a empezar

estas recomendaciones en esta maravillosa playa

de San Lorenzo,

con un thriller muy especial de Carlos Salem.

Tenemos a un asesino que se presenta

a sus víctimas diciendo: "Me llamo Nadie".

Y luego, el policía que lo va a capturar,

que ha tomado la determinación

de suicidarse en cuanto acabe esa misión.

Con estos mimbres, ¿cómo no va a ser un thriller muy potente?

Dejamos por unos segundos la playa

y nos subimos a "El canto de las montañas",

la primera novela traducida al castellano

de una de las autoras vietnamitas más reputadas.

Aquí nos habla de una familia a través de varias generaciones.

Pero, eso sí, con la guerra de Vietnam como telón de fondo.

Es una novela intensa, vibrante, que nos permite conocer la cultura,

las tradiciones,

la forma de vivir de un país todavía demasiado desconocido.

La música es fundamental en nuestras vidas

y pensaba que a lo mejor os gustaría recordar

que música triunfaba en los 80.

Lo digo porque Fred Vermorel se ha pasado 4 años investigando,

ha hablado con más de 400 testimonios,

y ahora nos regala un estudio sobre los fans de músicos

como David Bowie,

Boy George, The Police, y muchos más,

que llenaron de magia aquella década.

¿Recordáis cuál era vuestro músico preferido?

"Eres una adolescente negra.

Vives en Alabama en los años 50 y las leyes te obligan a vivir

separada de los blancos.

Ponerse en la piel de Claudette Colvin,

madre del movimiento moderno de los derechos civiles,

es lo que propone este brillante y multipremiado cómic.

"Ernesto, el elefante", también decide romper las normas.

Se adentra solo en la selva y se pierde.

Nadie le ayuda a volver con su manada,

ni el animal más fuerte,

ni el más fiero, ni el más veloz.

Pero el más pequeño le sorprende.

Un magnífico álbum ilustrado

que seguro que también nos sorprenderá.

Edu, me encanta esa idea de que el cínico

fue un anarquista anterior al anarquismo.

Sí, sí, los cínicos eran profundamente libertario.

Estaban en contra de cualquier forma de autoritarismo

y, desde un punto de vista político,

siempre creyeron en la asamblea de ciudadanos libres e iguales.

Escribes que el cinismo combate al estúpido,

al que no quiere aprender,

en líneas generales, la filosofía es el cinismo,

pero ¿la filosofía en general te parece

un buen antídoto contra la estupidez?

Es el mayor antídoto

que se ha creado nunca contra la estupidez.

El filósofo se levanta todos los días, creo yo,

con el objetivo de huir de la estupidez.

El filósofo se encuentra a mitad de camino entre la estupidez

y la sabiduría,

y corre, corre para que la estupidez no la alcance.

Es cierto que es mucha la estupidez

con la que creo que convivimos hoy en día,

pero creo que deberíamos pensar que sería aún mayor

si no existiese la filosofía.

La filosofía parece que vive un momento muy dulce:

se publican muchos libros que funcionan muy bien,

salen series de televisión como "Merli",

jóvenes que se apuntan a la carrera de Filosofía...

¿Qué está pasando?

Pues no lo sé. Por un lado, puede ser algo bueno y creo

que es interesante que la filosofía se popularice

y que vuelva efectivamente a la calle.

Pero como una vez le escuché a Michel Onfray,

que la filosofía salga a la calle

no debería hacer nunca obligar a la filosofía a hacer la calle.

La filosofía no debería prostituirse,

convertirse en algo que no es.

Lo dices porque hoy en día da la sensación a veces

de que se mezcla filosofía

con cuestiones de coaching, de autoayuda...

Pues sí, por ejemplo.

La filosofía no puede dar soluciones fáciles

a problemas que son complejos,

y no podemos pretender, efectivamente,

que la filosofía vaya a solucionar nuestras vidas con una frase,

con un eslogan.

La filosofía no es eso. La filosofía es más un amor

a la pregunta que un amor a la respuesta.

¿A ti estudiar y enseñar filosofía te ha hecho más feliz?

No, porque la filosofía yo creo que no puede dar felicidad.

Y esto yo creo que hay que ser muy claro.

La filosofía enamora, vale, pero no da felicidad,

no da felicidad. O por lo menos no da la felicidad

que hoy en día yo creo

que nuestra sociedad concibe o busca.

Hoy entendemos la felicidad

como una especie de estado de ánimo parecido quizá

a la excitación, la alegría

o la plena satisfacción de todos nuestros deseos.

La filosofía no tiene nada que ver con eso.

En todo caso, la filosofía sí que puede acercarnos

a ese modelo de felicidad antiguo, clásico, a la "eudaimonia",

al máximo y pleno desarrollo de nuestra humanidad.

La filosofía no garantiza la felicidad en absoluto,

pero sí que puede hacer

que nuestras existencias sean auténticas,

puede convertirnos en sujetos de nuestra propia sustancia,

dejar de estar sujetados y convertirnos en sujeto, es decir,

coger las bridas de nuestra propia vida

y hacer con ella algo de lo que podamos estar orgullosos.

Eso sí puede hacerlo la filosofía.

Entonces, ¿os marcháis para casa? No, qué va,

si tenemos que ir a Oviedo

porque vamos a hacer un reportaje de "La Regenta".

Yo no sabía que la filosofía también tenía importancia en el libro,

porque parece ser que Clarín utilizó a algunos filósofos

para diseñar algunos personajes y no tenía ni idea.

Creo que haber leído de Gustavo Bueno un artículo

en el que él banaliza los filósofos

que se encuentran detrás de cada personaje,

pero bueno, hace muchísimos años.

"'La Regenta' es uno de los grandes clásicos de la literatura española

y por tal motivo ha sido analizada desde todos los ángulos.

También el filosófico,

el escritor y filósofo Gustavo Bueno

vivió gran parte de su vida en Oviedo

y descubrió ciertos rasgos filosóficos

en los tres protagonistas de 'La Regenta'.

En ellos vio ecos de August Conte, San Agustín y Lucrecio.

Sin embargo, al leer la novela descubrimos

que cuando aparece un secundario, profesor de filosofía,

lo que más le preocupa es el pescado

que compra una criada en el mercado cubierto de Vetusta.

Ahora es el momento de recordar que Vetusta es Oviedo.

Y si Leopoldo Alas Clarín

le cambió el nombre a la ciudad fue para poder criticar

lo que considerara oportuno.

Pero no solo cambió ese nombre,

también el de los principales escenarios de la novela.

Así, por ejemplo, la emblemática Plaza del Fontán

se la conoce en el libro como Plaza del Pan;

y el Coliseo, el Gran Teatro de Vetusta,

acoge hoy la Biblioteca de Asturias Ramón Pérez de Ayala.

Clarín publicó 'La Regenta' en 1884

y cuenta principalmente la historia de Ana Ozores,

una mujer a la que obligaron a casarse

con un hombre mucho mayor que ella

y cuya vida desde entonces está marcada por el aburrimiento.

En las primeras páginas sabemos que la observan desde la Catedral

a través de un telescopio, mientras pasea por la Encimada,

como llama el autor al casco antiguo de Oviedo.

Escribe Clarín:

No está claro, pero algunas guías señalan

que el Palacio de los Ozores es el que acoge actualmente

el Museo de las Bellas Artes.

Quien espía a la protagonista, es el otro gran personaje del libro,

el cura Fermín de Pas,

que se enamorará perdidamente de ella.

Por este y otros motivos,

'La Regenta' fue tildada de anticlerical

y el obispo de Oviedo la censuró en una pastoral.

Este paseo literario nos acerca en su recta final

al Casino de Vetusta,

ubicado en el actual palacio de Valdecarzana-Heredia,

donde encontramos al tercer gran personaje de la novela,

don Álvaro Mesía, un don Juan

con el que Ana Ozores cometerá adulterio.

Episodio este que para algunos analistas

confiere a la novela un fuerte componente feminista.

Es hora de finiquitar el viaje

y de cerrar esta historia de lectura obligada.

Solo nos queda rendir tributo

a esta obra cumbre del realismo español

y, cómo no, a su insigne creador y hacerlo en silencio."

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Eduardo Infante

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página Dos - Eduardo Infante

01 jun 2021

'Página Dos' entra en el mundo de los cínicos de la mano del profesor Eduardo Infante. El filósofo Ernesto Castro muestra cómo la Filosofía vuelve a estar de moda. Miguel Noguera y Kike García repasan los libros más humorísticos. Y sigue los pasos de La Regenta por las calles de Oviedo.

ver más sobre "Página Dos - Eduardo Infante" ver menos sobre "Página Dos - Eduardo Infante"
Programas completos (533)
Clips

Los últimos 1.829 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos