Ochéntame otra vez La 1

Ochéntame otra vez

Jueves a las 00:00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5480563
No recomendado para menores de 7 años Ochéntame otra vez - ¿Dónde está el Nani? - ver ahora
Transcripción completa

Es el primer desaparecido de la democracia.

Oímos un murmullo y como el arrastrar de un cuerpo.

Que los parámetros de conducta, de trato al detenido,

de derechos del detenido, etc. son ejecutados por unos policías

que ya viven en democracia.

Sacaron el cuerpo del Nani de dependencias policiales

y le llevaron a un lugar que se desconoce.

Limpiamos la calle de atracadores

y, en definitiva, estamos haciendo un servicio a la patria

y nos hacemos un servicio a nosotros mismos

porque nos quedamos con el dinero.

Se trató de echar tierra por encima para que esto se olvidara.

Nani desapareció.

(Música)

Porque, ¿quién me va a investigar a mí,

si soy yo el que investigo?

(Música)

"Nani tenía 29 años el día que desapareció.

Fue el 12 de noviembre de 1983."

Efectivamente, él sale de un pueblo pequeño,

viene a Madrid, se intenta ganar la vida,

no le va bien y se mete un poco en el mundo de la delincuencia.

"Santiago Corella, Nani, tenía esposa y dos hijos.

Trabajó en un pub y en un quiosco, luego fue atracador."

No era un delincuente relevante,

era un delincuente muy amante de su familia,

de los dos niños que tenía, de la mujer.

"Estuvo dos veces en la cárcel,

acababa de salir de ella cuando fue detenido

por un atraco que no cometió. No se le ha vuelto a ver."

Pero sí que es verdad, pertenecen a ese sector de delincuentes,

insisto, de barrio, curtidos,

más listos que inteligentes, muy echados para adelante,

valientes, pero muy torpes a la hora de ejecutar sus acciones.

"Esta es la casa en que vivían Nani y su familia.

Todavía pueden verse en ella las señales dejadas por la Policía

al entrar a detenerle. La orden de entrada

y registro domiciliario, no era válida

según recoge el sumario y la detención fue ilegal."

Se suponía que el Nani había guardado no sé cuántos kilos

de lingotes de oros en no sé qué agujero

y como consecuencia de ello había que trincarlo, apretarle,

para que explicara dónde estaba aquel oro que no había salido.

De ahí que la esposa y las hermanas del Nani en comisaría,

escucharan, así lo declararon en el juicio,

cómo se les preguntaba una y mil veces: "¿Dónde está el oro?

¿Qué habéis hecho con el oro?", Etc.

Entonces, ya luego por la tarde fue cuando empezamos a oír

la música, que la ponían, no sé a qué viene eso de poner música

en un interrogatorio, pero tenían música puesta

y entonces, ya oímos cómo empezaban a decirle: "Nani, canta, Nani",

venga los golpes, al otro se le oía gritar.

Manzano fue la persona que detuvieron

junto a Santiago Corella y las hermanas de Santiago Corella

y la mujer de Manzano coinciden todas en los pasillos

de la Dirección General de Seguridad.

Y al rato o a la hora, exactamente no me acuerdo,

llevaban a Ángel Manzano, también con la cara ensangrentada.

Le iban dando palos.

Llegué abajo, trajimos un casco, me meten el casco,

esposado atrás con las manos,

me atan los pies, me ponen en una mesa ahí

me tumban en la mesa, yo todo esto sin ropa,

solamente con el mono, un mono que estaba lleno de sangre,

lleno de mierda, no tenía ni botones.

Me tumban en la mesa, empiezan a echarme mantas encima

y a bajarme para arriba y para abajo y pegándome golpes y patadas,

me cogían las partes, me las sacaban hacia fuera

y con una zapatilla me metían corriente.

Fue objeto de torturas para colaborar en la indagación

de dónde estaba el oro

que se supone que ellos dos habían hecho desaparecer.

Me habían hundido una costilla de las patadas que me habían metido,

se subían encima de la mesa y me pegaban con unas botas patadas,

saltaban encima, de todo, yo pegaba unos gritos, pero subían la música,

yo vi allí la muerte y además que la deseaba, contaba hasta diez.

Al final luego ya no sientes nada, estás tan mal, tan mal, tan mal,

que ya no sientes nada.

El Nani tenía una complexión mucho más delgada,

él era un tío cuadrado y aun siendo un tío cuadrado

con una complexión realmente atlética pues tuvo que ser ingresado

de urgencia en el Hospital Provincial y tuvo que ser operado

de urgencia, politraumatizado, es decir, estaba reventado

por dentro Ángel Manzano.

También fue torturado, pero corrió más suerte que el Nani,

porque el Nani fue apaleado y torturado de una manera bestial.

¿Cuántas horas aguanta un cuerpo humano pegando golpes?

Y bueno, yo que sé, que salió uno por allí

sudando, con un cuerpo así,

que dio una patada a una puerta

que si se la da a mi hermano, lo mata, vaya.

El caso es que al final Manzano es puesto a disposición del juzgado

y Santiago Corella desaparece.

De la paliza que llevaba pues le llevaban cogido dos policías,

se notaba por el ruido de..., yo que sé,

es como arrastrar unas puntas y oyes y sí, le preguntaron algo,

pero... -Oíamos un murmullo,

oíamos un murmullo y como el arrastrar de un cuerpo.

Había llegado a un estado

en el que no podían mostrar el cuerpo del Nani

y entonces, sacaron el cuerpo del Nani de dependencias policiales

y lo llevaron a un lugar que se desconoce

y simularon luego pues toda la versión oficial.

Algo malo debió de ocurrir cuando nos pasaron a empujones,

nos sacaron de ese despacho y nos metieron en otro

y cuando estábamos en el otro oímos perfectamente

el crujir de unas ruedas de una camilla.

Además, también se produce el hecho curioso

que en el libro de registro de detenidos

de la dependencia policial donde estaba,

alguien colocó la expresión RIP,

descanse en paz, borrada con típex.

"Junto al nombre de Santiago Corella alguien escribió las letras

RIP y luego intentó borrarlas.

Consta como una manipulación del libro."

Es verdad que el Nani es el primer desaparecido

de la democracia, que lo llevan a una comisaría y de ahí no sale.

Como tienen que explicar qué ha pasado con el Nani,

pues idear una versión oficial que es la de que el Nani

ha confesado tener unas armas escondidas,

que lo han llevado para que diga dónde están las armas,

para desenterrar las armas e incautar las armas

y que, aprovechando la oscuridad, el Nani se ha dado a la fuga.

Yo os aseguro que a cinco inspectores de Policía

de aquella época, un delincuente de serie B como era Santiago Corella

que no estamos ante un delincuente ultraprofesional, ultrapreparado,

después de la brutal paliza, no se escapa, imposible.

Y ya había habido una investigación policial en el que la actuación

de los agentes había sido totalmente correcta

y de hecho, había habido también unas diligencias judiciales

que en el año 85 habían quedado completamente cerradas.

(Música)

"La historia comienza en diciembre de 1985

cuando inspectores de policía de Santander detienen al joyero,

Federico Venero, sospechoso de diversos delitos,

entre ellos, el asalto a su propia joyería.

La sorpresa salta cuando Venero ante el juez afirma ser confidente

de una serie de policías de Madrid, Bilbao y Santander,

a los que acusa de ser los cerebros de numerosos atracos."

En un momento determinado es cierto, el joyero Federico Venero,

un joyero de Santander, decide contar

su participación en ese entramado de la mafia policial.

Creo que era en diciembre del año 85,

en ese momento ya estaba declarando ante el juzgado

de manera reservada, como nosotros nos habíamos enterado

de que estaba este proceso, se fue a Santander.

O sea, él, de alguna manera, empezó también a contar algunas cosas

y claro, este hombre, Federico Venero,

que llevaba años trabajando con ellos y le empiezan a acusar

de tráfico ilegal de armas, de perista, de drogas, etc.

él dice, "bueno, yo esto no me lo como todo"

y empieza a hablar.

"El pasado diciembre tuvo que declarar

ante un juez instructor de Santander,

Venero denunció entonces una complicada mafia policial,

una mafia dedicada a atracar joyerías

y al tráfico de armas y drogas.

Él mismo, dijo, formaba parte de esta red como intermediario

con bandas de atracadores, entre los que se encontraba

el propio Nani."

Él se encargaba, efectivamente, de que todos los productos,

los botines de los atracos, él los lograba luego,

con el paso del tiempo los lograba meter en el mercado

para que no hubiera sospecha sobre dónde podían estar

los autores de los robos.

Él fundía, él tenía muchos conocimientos

y a medida que empieza a hablar empieza a contar realmente

lo que estaba pasando dentro de ese grupo de la policía,

en el que había cosas terroríficas.

A través de mi licencia fiscal a la Sociedad de Metales,

han pasado unos cuatro o cinco millones de pesetas en joyas,

bien lingotes de oro o bien joyas totalmente machacadas

de oro y de platino.

-¿Usted conocía el paradero del resto de las joyas?

-No obstante, yo he visto muchas más joyas, porque estos policías

me traían joyas de incalculable valor.

En el caso de algunos personajes con nombres y apellidos

de la Policía de Madrid y de la Policía de Barcelona,

lo que se hacía era montar el plan, captar a la banda,

la banda ejecutaba el plan, se les esperaba en la puerta,

se mataba a los atracadores menos al que había que quedar vivo

que iba con la bolsa con una parte sustancial del botín,

eran condecorados por haber podido abatir

a unos peligrosos delincuentes en el fragor de un atraco tremendo

que estaban perpetrando y además se quedaban con parte del botín

porque días después se juntaban en determinado garito,

muchos de ellos prostíbulos, con los atracadores

para repartirse la pasta, esto hacía aquella Policía.

"Desde su confesión, Venero vive atemorizado.

Su casa está constantemente vigilada

ante las amenazas de muerte que ha recibido.

En su confesión al juez, Venero reveló también

que él había encargado a Nani el atraco a la joyería Payber,

de Madrid y que tras el atraco, lo entregó a la Policía,

solo que Nani se había echado atrás

y los autores reales del atraco con homicidio a la joyería

aparecieron dos meses más tarde."

Yo no participé en la detención de Santiago Corella, el Nani,

yo simplemente les dije dónde vivían Santiago Corella y Ángel Manzanos,

me limité a eso y regresé a Santander en el avión.

El tema estalló mediáticamente, hasta el punto

de que recuerdo una portada

de la revista Cambio 16,

que era una portada en negro,

que definía, desde luego, perfectamente,

lo que en ese momento era la Brigada Regional

de Policía Judicial de Madrid.

Cuando empezamos a investigar y nos dimos cuenta de la profundidad

del tema, nosotros nos quedamos completamente impresionados

y muy afectados.

¿Por qué? Porque has tomado copas con ellos, incluso felicitas,

porque parece que habían tenido alguna actuación importante

policial, ete., era inimaginable,

evidentemente la versión de ellos era "todo esto es una patraña,

todo esto es mentira, todo esto es una conspiración,

no sabemos a qué obedece, espero que no lo contéis,

porque os vais a meter en un lío muy gordo y podéis tener consecuencias".

Eso es verdad que se nos dijo y hubo amenazas de muerte

y hubo de todo, pero a raíz de las investigaciones periodísticas

y a raíz de las declaraciones todavía mucho más intensas

de Venero, es cuando la Dirección General de la Policía

de aquellos años, empieza a investigar ya más a fondo

y se dan cuenta de que la resolución judicial también había sido errónea.

Todo esto además tuvo como consecuencia el que se creara

el equivalente a la brigada de asuntos internos,

es decir, hasta ese momento no existía un grupo

dentro de la Policía que se dedicara a investigar a los posibles

policías corruptos, no existía.

La impresión que tuvimos nosotros como periodistas

era que el entorno cercano a lo que era la mafia policial,

yo creo que se sospechaba que estaba pasando algo raro,

pero por compañerismo o por lo que sea,

la gente no se metía, de hecho, el jefe de esta gente,

que creo que era conocido como "el cien kilos",

porque era un comisario muy grande y muy pesado,

pero cuando él empieza a enterarse de lo que estaba sucediendo,

nos cuentan que se derrumba, que se echa a llorar

y pide la dimisión y se va.

(Música)

"el 13 de enero de 1985,

siete delincuentes comunes asaltaban la sucursal

del Banco Español de Crédito en la Plaza de la Lealtad de Madrid.

El botín, principalmente compuesto de oro y joyas,

ascendió a más de 1.200 millones de pesetas.

Meses después de este espectacular atraco,

Venero declaró que funcionarios de la Brigada Regional

de Policía Judicial de Madrid, estaban al tanto de la operación.

Se llamó a declarar a varias decenas de policías,

finalmente, el juez instructor del sumario

pidió el procesamiento de los dos inspectores

que habían recuperado el botín, además del comisario

Francisco Javier Fernández Álvarez, un policía ampliamente condecorado

en el pasado. Los delincuentes comunes

que ejecutaron materialmente el atraco a la sucursal

del Banco Español de Crédito, esperan entre rejas

la celebración del juicio.

Quizá deban el hecho de estar vivos a que anticiparon un día

la fecha convenida con Mesía Figueroa para el atraco.

Otros golpes preparados por el Marquesito,

como era conocido Mesía, resultaron una trampa mortal.

Jaime Mesía, Vizconde de los Palacios de Valduerna

y nieto del conde de Romanones,

estaba acostumbrado a vivir bien y a no pagar sus deudas.

Mucho más aficionado a los bajos fondos

que a los ambientes de su propia clase,

Mesía gustaba de relacionarse con los "choris",

como él los llamaba."

Sí, Mesía Figueroa formaba parte también de la mafia,

un hombre un poco..., sí, en todo, en lo de Banesto,

en mil cosas que estaba con ellos,

era amigo de ellos y trabajaba con ellos

y él estaba al tanto absolutamente de todo, sabía todo.

"Jaime Mesía Figueroa, un turbio personaje

que visitó dos veces la cárcel y que durante los inicios

de la década de los 80 se codeó con ese hampa tejido

entre policías matones, atracadores de banco

y peristas corruptos.

Mesía huyó de la justicia española."

Fue el atraco a una sucursal de Banesto,

un atraco también a una famosa joyería de Atocha

en el que murieron varios delincuentes,

a los que la Policía les esperaba.

"En el mes de junio de 1984

tres hombres atracaban un taller de joyería situado

en el quinto piso del inmueble número 16

de la madrileña calle de Atocha

y se apoderaban de joyas por valor de 25 millones de pesetas."

Hubo un asunto también llamado caso Corroto,

además de caso Atocha, que fue el robo perpetrado

en un taller de joyería.

Era una joyería que estaba en un primer piso, creo,

en el que la Policía estaba ya apostada antes de el atraco.

Era un robo organizado por los funcionarios de Policía,

que utilizaban a delincuentes habituales

para perpetrar atracos.

Los delincuentes suben a la joyería,

atracan y cuando bajan la Policía les está esperando

y en teoría hay un cruce de disparos

en el que mueren dos de los delincuentes.

"Al emprender la huida, se encontraron con varios policías

que esperaban su salida en el portal,

en el tiroteo que siguió, dos de los atracadores

resultaron muertos, un tercero huyó

con la mayor y mejor parte del botín.

Según la versión oficial, los policías,

que casualmente se encontraban en el lugar,

sospecharon de las intenciones de los tres hombres

a verlos entrar en el inmueble."

Entonces en este caso concreto, lo que hacen es en vez de detener

a dos de los atracadores, directamente los matan.

Pero los matan a sangre fría y el tercer atracador

con el que se habían conchabado, con el que habían concertado todo

previamente, que se llamaba Corroto, Fernández Corroto,

pues le dicen que salga antes

y entonces eso a su vez explicaba el que no se hubiera recuperado

la totalidad del botín.

"Un fotógrafo oportuno tomó inmediatamente después del atraco

estas fotos donde aparecen los Policías que participaron

en el tiroteo. En ellas se puede identificar

al comisario Fernández Álvarez y al inspector Pérez Gutiérrez,

uno de los policías procesados y absueltos en el caso Nani."

En el juicio se demostró que los habían asesinado

cuando estaban pidiendo perdón en las escaleras,

en un rellano de unas escaleras y les dispararon de arriba a abajo.

"Sus compañeros fueron abatidos a tiros por los inspectores acusados

sin que los atracadores llegaran a abrir fuego.

Los policías procesados, siempre según el fiscal,

se apropiaron del botín valorada en cerca de 25 millones de pesetas

y se lo repartieron, devolviendo solo una pequeña parte

a la propietaria de la joyería."

En una prueba pericial había unos muñecos

a los que atravesaban con unas agujas de punto larguísimas,

como yo no había visto, para hacer ver cómo era

la trayectoria de las balas

y cómo estando agachados y con las piernas encogidas,

les habían disparado de arriba a abajo, sobrecogedor.

Y bueno, mes y pico después pues le llaman a Corroto,

le dicen que ya puede cobrar lo suyo,

Corroto, ingenuo de él pues le dice a unos amigos suyos

que les va a invitar a ir una semana no recuerdo si era en Benidorm

o en Torremolinos y con el coche cargado para irse unos días

a Torremolinos o a Benidorm, a a un polígono industrial

de Móstoles en donde le han citado.

"José Luís Fernández Corroto cayó abatido a tiros

mes y medio después en un control montado por miembros

de la Brigada Regional de la Policía Judicial en Móstoles."

Como ellos decían: "Limpiamos la calle de atracadores

y bueno, en definitiva, estamos haciendo un servicio a la patria

y nos hacemos un servicio a nosotros mismos,

porque nos quedamos con el dinero.

Comenzó el juicio del denominado caso Corroto,

que toma su nombre de uno de los tres atracadores muertos

en 1984 durante un tiroteo con la Policía.

Cuatro agentes, supuestos integrantes

de la llamada mafia policial son acusados de asesinar

a los delincuentes para quedarse con el botín de un atraco.

Tenían un nivel de vida buenísimo

y siempre me pareció que funcionaban con una impunidad,

porque, "¿quién me va a investigar a mí, si soy yo el que investigo?"

"'Uno de los atracadores, Feliciano Martín,

me apuntó con una recortada y disparó,

yo me tiré a un hueco y también disparé.'

Con estas palabras el inspector Pérez Gutiérrez

alegó ante el fiscal defensa propia.

Gutiérrez es uno de los cuatro policías encausados,

entre los que se encuentra el Comisario Fernández Álvarez,

procesado también por la desaparición del Nani."

Estamos entendiendo que no hay ningún tipo de pruebas

y que no se apoyan en nada, es decir, yo desearía que me dijesen

dónde, cuándo, cómo, qué día, a qué hora, en qué lugar

se conciertan con el señor Corroto.

Yo ahí en este asunto intervine como acusador particular

de la familia de uno de los atracadores asesinados.

El comisario jefe de esta sección antiatracos

le condenaron por un robo con homicidio,

por dos asesinatos y por la falsedad

de todo el tema policial.

"Cuatro policías fueron condenados a principios de este mes

a 367 años de cárcel por asesinar a tres delincuentes

con los que habían planeado el robo de una joyería."

Salieron a la luz pues toda una serie de asuntos,

todos ellos interrelacionados, porque además del asunto de Corroto,

está también la desaparición de otro joyero en Madrid

que nunca más se ha sabido de él, el joyero Loriente.

"Mariano Loriente era un representante de joyería

que desapareció sin dejar rastro el siete de diciembre de 1983.

Con él se esfumaron 130 millones de pesetas en joyas."

(Música)

A mi marido lo quitaron de en medio porque sabía mucho

y porque no hablase, pues le dieron el "matarile, rile",

como dicen ellos.

Junto al Nani podía haber más gente enterrada.

-¿Qué tipo de personas?

Delincuentes, posiblemente algún joyero también,

yo creo que con eso ya queda bien enterado, ¿no?

Os he dicho que nombres no damos.

"El dueño de las joyas desaparecidas con Loriente

era Recaredo González Pazos,

un mayorista establecido en la calle Carranza, de Madrid.

En el año 78, González Pazos fue secuestrado por unos individuos

que le retuvieron durante unas horas hasta que consiguieron

15 millones de pesetas. Por este secuestro,

fue detenido Mesía Figueroa.

El juicio debía haberse celebrado en diciembre de 1987,

pero diez días antes, Mesía huyó a Brasil."

Estaba un tema que se juzgó en Santander

en relación también ahí con un tema de drogas,

otro asunto más que se juzgó en Barcelona,

estaba la muerte de un atracador en pleno Paseo de la Castellana,

en Madrid, cuando bajaba de un taxi ahí,

que se llamaba Vilariño, creo recordar.

El otro juicio que se sigue en la Audiencia Provincial,

el de la muerte de Antonio Vilariño ha quedado visto para sentencia.

Se juzga, como saben, a tres expolicías,

José María Pérez Gutiérrez, Abelardo Martínez y Jaime Cabezas.

(Música)

A un Policía Nacional en excedencia que se llamaba José Manuel Castán,

el uno de diciembre del 83

lo llevan a las dependencias de la Puerta del Sol

de la Brigada Regional de Policía Judicial,

lo esposan a un radiador y lo brean a patadas y a puñetazos

y le golpean con una fusta de tal modo que aunque luego

es puesto en libertad y está durante un tiempo de baja

pues al cabo de unas semanas, fallece.

"La sentencia afirma que los dos policías detuvieron

a José Manuel Castán de forma ilegal

y que este recibió ya golpes dentro del coche

en el que le llevaban a las dependencias policiales,

allí recibió patadas y puñetazos y fue golpeado con una fusta

mientras estaba atado a un radiador."

Pues muy decepcionada porque llevo diez años esperando esta sentencia

y la verdad es que es muy triste.

Es una injusticia total.

También llevé la acusación particular por este otro asunto,

con lo que, evidentemente, yo tenía noticia de la existencia

de esta Brigada Regional de Policía Judicial

que se dedicaba desde luego a cosas distintas

de las que debiera haberse dedicado.

"El abogado de la acusación presentará recurso

al considerar que varios delitos han quedado sin castigo."

Pues delito a nuestro entender de homicidio imprudente,

ya que, como todos y cada uno de los peritos que comparecieron

en el juicio dijeron, pues sí existe una relación

entre el fallecimiento de José Manuel Castán

y las lesiones que este padeció en los locales de la Brigada.

"Los jueces han puesto su atención sobre estos y otros casos.

Algunos ya han sido vistos ante los tribunales,

otros, no tardarán posiblemente en ser juzgados,

pero quedan todavía sin resolver algunas muertes poco explicadas,

algunos atracos sin aclarar

y botines de oro y joyas sin aparecer."

(Música)

Eran policías que venían de un régimen, acostumbrados

a actuar con todo el poder que les proporcionaba el régimen.

De tal forma que los parámetros de conducta de trato al detenido,

de derechos del detenido, etc., son ejecutadas por unos policías

que ya viven en democracia, cuidado, y con un gobierno socialista,

el ministro era Barrionuevo.

La ley de bandas armadas no se aplica exclusivamente

a las bandas armadas que alegan una motivación política.

-Bueno, esconde una forma de proceder

de un determinado sector de la Policía de los años 80,

de una España que era la España de los años 80.

Muy poco profesional en esto de la democracia,

con unos policías que habían sido formados

en los centros de adiestramiento fascista y represor franquista

de una dictadura ultrafascista.

De hecho, tanto a Santiago Corella como a la mujer de Santiago Corella

como a Ángel Manzano como a la mujer de Ángel Manzano

les aplicaron la ley antiterrorista sin ningún fundamento.

Era habitual la aplicación de la ley antiterrorista

a delincuentes que se decían organizados

por la comisión de atraco y entonces en esos espacios

de impunidad, de detenciones largas en el tiempo o incomunicadas,

pues se podían producir este tipo de aberraciones.

Esto hizo que lógicamente, nosotros reclamáramos responsabilidades

por este tema, incluso al ministro del interior,

al señor Barrionuevo, eso sí, se acogió a su derecho

de declarar por escrito.

La aplicación de la ley antiterrorista se produce

para el supuesto de la incomunicación.

Ellos en el juicio explican

que aquellos responsables gubernativos democráticos

y de izquierdas, les habían dado carta ancha para decir:

"Oye y si se os va la mano o nos pasamos de la raya

medio metro o cinco metros,

en fin, de aquí a cinco años, no, pero de momento podéis hacerlo

porque la cosa se nos va de las manos",

esto es lo que decían, seguramente era una falacia o una entelequia

que se habían fabricado.

-Le leo literalmente:

"Los filiados son componentes

de una banda armada y organizada

para la comisión de delitos

que inciden gravemente en la seguridad ciudadana,

concretamente robos con intimidación empleando armas de fuego."

(Música)

Sí tenían unos valores

próximos al ultraderechismo.

Yo creo que iba más con la naturaleza humana,

más que con sentirte y decir: "Mira, esto es el postfranquismo,

nosotros seguimos siendo aquí intocables."

La mayoría de ellos en aquella Brigada pues eran personas

que con la placa podían acceder a muchísimos sitios

y gozar de beneficios que en la vida normal

no se podían hacer porque estaban amparados por ese entorno.

Porque yo creo que sería injusto esto

con el gremio en general de la Policía

en el que había mucha gente, entre ellos la gente de asuntos internos

y la gente que colaboró en la investigación

para desenmascarar a sus propios compañeros,

tenían muy claro que en España había llegado la democracia

y que el trabajo era el que era el trabajo del policía.

El Nani fue detenido por miembros de la Brigada antiatracos

de la Policía Judicial

e ingresado en la Dirección General de Seguridad,

desde entonces no se le ha vuelto a haber.

Nani es detenido en el 83,

en el 85 el tema desde el punto de vista judicial

se desestima diciendo como he dicho antes que todo ha sido correcto

y la propia Policía cree que la actuación de los agentes

fue de acuerdo con el protocolo.

"Su desaparición hizo que su mujer y sus hermanas

presentaran una querella en los juzgados de Madrid,

que dio lugar a la apertura del sumario, ahora concluido."

O sea, la versión oficial fue

que habían ido hacia Vicálvaro

porque él les había dicho que había armas escondidas

y que ahí se les escapa y que nunca más se supo.

"El paradero de Santiago Corella siguió sin embargo

siendo un misterio hasta los primeros meses de este año.

Es entonces cuando el joyero santanderino, Federico Venero,

denunció la existencia de una supuesta red

de corrupción policial."

La propia Policía nos dice que eso no tiene nada que ver,

que lo único que trata es de descargar sus culpas.

Nosotros nos personamos cuando ya el sumario

o la causa está siendo instruida concretamente

por Andrés Martínez Arrieta.

Una vez que el tema ya está asentado es cuando la prensa se hace eco

de que se trata de un muerto en una comisaría de policía,

se empieza a hablar del primer desaparecido de la democracia.

El entorno oficial de lo que es la cúpula policial,

yo creo que igual también podía sospechar algo

pero nunca se lo llegó a creer hasta que las pruebas llegaron

a acumularse en el Ministerio del Interior, tan bruta, tan brutal

que no le quedó más remedio a la Dirección General

de la Policía, que actuar.

-Y conviene seguir diciendo que si el asunto se vuelve a abrir

es porque lo abre la Policía,

que es la propia Policía la que realizando una investigación

sobre otro tema, sobre robos en la provincia de Santander,

llega a obtener indicios nuevos

de que aquí puede haber responsabilidades en este caso.

Y es cuando empieza a interrogarse al ministro,

empieza a cuestionarse su labor.

La prensa fue importantísima para mantener

todo el juego de poder y contrapoder.

"Si en algún caso puede hablarse del papel jugado por los medios

de comunicación, este es el de Nani.

Sistemáticamente han intentado que se olvide su nombre

y lo que su desaparición significa para la democracia."

En la instrucción no hubo tanta presión mediática

aunque sí es verdad que ya al final cuando yo proceso a los policías,

empiezan a prestar atención los medios de comunicación social

de un hecho que, en principio, era bastante grave.

El juez Andrés Martínez Arrieta que ha instruido el sumario

por la desaparición del delincuente habitual Santiago Corella,

conocido como el Nani, ha elevado estas actuaciones

a la Audiencia Provincial de Madrid. El juez considera

que en la actuación del comisario Francisco Javier Fernández Álvarez

y de los inspectores Victoriano Gutiérrez Lobos

y Francisco Aguilar, existe indicios racionales de criminalidad

que pueden dar lugar a su procesamiento.

Para procesar a un policía lo tenía que decidir la Audiencia Nacional,

el juez instructor no tenía capacidad para procesar a un policía

y esto pasaba en la España del año 80, 81, 82.

Y en ese momento yo me sentía la parte más débil,

tenía la Policía como estructura de poder,

tenía todo el gobierno que, en principio,

defendía a la Policía, luego ya se fue desmarcando.

-La sociedad confía en unos funcionarios

para que velen por la seguridad, cuando estos funcionarios

no cumplen esa función, si no que al contrario,

ejecutan justamente la opuesta,

pues hay unos mecanismos en la sociedad en estado de derecho

para que eso sea perseguido, investigado y en su caso, condenado.

"La tenacidad de la familia Corella

y el papel jugado por los medios de comunicación,

hicieron que el caso no cayera en el olvido."

Cuando se celebra el juicio del Nani es en el año 88,

o sea, estamos hablando de cinco años después.

(Música)

A partir de este momento se inician las sesiones del juicio oral

relativo a la desaparición de Santiago Corella,

alias, el Nani.

Fue posiblemente el primero juicio mediático en este país.

-Son 400 personas de prensa acreditada,

creo bastante difícil entrar.

Fue un juicio en el que estaban conectados todos los micrófonos

incluso con las emisoras de radio.

-Ha comenzado en Madrid el juicio por la desaparición del delincuente.

Yo realmente estaba sorprendido, porque había un receso

y se te acercaba un periodista de una emisora de radio

y te decía: "¿Podría usted intervenir un momento,

que le quiere hacer unas preguntas tal locutor de radio en relación

con el interrogatorio?" Entonces fue el primer juicio mediático.

(Música)

Pueden tomar asiento.

En aquel momento, el que declarara un ministro en un juicio

o el que declarara un alto responsable de un ministerio,

era la primera vez que sucedía.

-El caso se cierra en su momento

por una decisión de la autoridad judicial

y se abre por una investigación autónoma de la Policía.

-El juez de guardia se entera del suceso

a través de un atestado que les llega por parte de la Policía

en el que se indica que ha desaparecido

al hacer un reconocimiento en la zona de Vicálvaro.

-Entonces, aprovechó y desapareció por un terrero totalmente escarpado.

Dicen, de una forma atentando contra la inteligencia,

lo declararon también en alegaciones en el Tribunal Supremo,

que les marcó un sitio en un descampado,

donde había un hoyo que guardaba unas armas

y que al llegar allí se les escapó.

-Los compañeros, por lo menos, son acreditados profesionales

en el tiro y la distancia que había, si quieren ellos, por lo menos,

en una de las piernas le podían haber inmovilizado,

pero el respeto a la integridad física de las personas,

evidentemente preferimos que se fuera el detenido

a arriesgarnos a que ese disparo hubiera causado una lesión grave.

También se hace una reconstrucción del lugar de los hechos

con cada uno de los policías que supuestamente afirmaban

que se les había escapado, los cuales me conducen

a distintas zonas del barrio, también se realiza un estudio

de acciones propias del atestado para comprobar que hay deficiencias.

-Efectúo tres o cuatro disparos y al ver que no se detiene,

inicio una veloz persecución,

que no obstante, mi ánimo de alcanzarlo, no lo consigo.

-Hay oscuridad que impide mucho más

el poder llevar a cabo la persecución.

También es un terreno que Santiago Corella conoce perfectamente.

Los inspectores no lo conocen.

Yo os aseguro que a cinco inspectores de policía de la época,

un delincuente de serie B, como era Santiago Corella, el Nani,

después de la brutal paliza no se escapa, imposible.

-También los inspectores tenían treinta y tantos años,

Santiago Corella tenía venintitantos,

tenía una mayor agilidad.

Lo que se deduce de todas y cada una de las diligencias que se practican,

es que la versión oficial de que el Nani se ha fugado, es falsa.

-Se le sacó, pero no creo de la manera

en que nos indican los funcionarios policiales,

como luego posteriormente veremos.

También en este sentido, reseñar como punto esencial al respecto,

la falsificación de firmas.

Ellos decían, "no, la prueba de que es cierto lo que decimos

de que tuvimos que sacar al Nani para que sacara unas armas

que tenía escondidas en un descampado,

es que él mismo lo declaró y aquí está su declaración

firmada por él". Y no, no, oiga, mire usted,

es que esta firma, nosotros decimos que es falsa,

ellos decían: "No, es auténtica".

-Y desde luego, si se falsifica es porque él no las puede firmar

y no las puede firmar porque su estado de salud no se lo permitía.

Yo inicio una investigación y lo primero que se me ocurre

realizar es comprobar que las firmas del atestado

se corresponden, efectivamente, con la persona que dicen

que las había firmado, Santiago Corella,

y en una información muy urgente

se me dice que son falsas.

-Estas tres firmas, a mi entender, no han sido copiadas

de una firma original, si no de una fotocopia.

No quiero equivocarme, pero me parece que fueron algo así

como seis o siete u ocho los peritos calígrafos

para demostrar que no era cierto y que, efectivamente,

la firma esa había sido falsificada.

"Esta es la firma de Nani que aparece en el oficio

de aplicación de la ley antiterrorista,

según el minucioso estudio pericial incluido en el sumario, es falsa."

Pues lo que me encuentro es con una causa

de la que se deduce claramente

que las sospechas que tenían las hermanas de Santiago Corella

y la mujer de Santiago Corella y el amigo de Santiago Corella

y la mujer del amigo de Santiago Corella

respecto de que había muerto el Nani

y habían hecho desaparecer el cuerpo pues eran ciertas.

-Salió de un cuarto y con la pistola en la mano vino hacia mí

y me dijo: "Le voy a dar una hostia si no se calla".

El hecho de que las hermanas también hubieran estado ahí detenidas

y hubieran oído los quejidos del Nani,

porque conocían su voz.

"'Informe Semanal' ha podido filmar también el parte médico

en el que se detallan las lesiones que Nani presentaba

a las cinco y media de la tarde.

Contusiones y heridas en cabeza,

hombros, espalda, muñecas, piernas y región lumbar."

Era una coherencia en los testimonios de ellos

total, entonces, la hermana,

la mujer, que estaban allí,

pared con pared cuando estaban torturando al Nani,

no había ambigüedades, no había equivocaciones.

"Soledad Montero, esposa de Santiago Corella,

fue sometida hoy a un exhaustivo interrogatorio por parte

del abogado defensor del principal acusado

por la desaparición del Nani,

el comisario Francisco Javier Fernández Álvarez."

Era lo mismo un día tras otro lo que se estaba diciendo.

-Me llegué allí a donde el cuarto y me dijeron:

"Somos policías, pero te vamos a violar".

Me hicieron la mesa y se me subió el jersey para arriba,

me tocaban el pecho y me hacía cosas y se ponían a insultarme y tal

y yo esas cosas tampoco las he dicho.

Santiago Corella fallece en comisaría, se muere, lo matan

y hacen desaparecer su cadáver.

Lo mataron y eliminaron el cadáver y nunca más se va a saber.

-Lo traían por un pasillo dos policías nacionales

y bueno, lo traían prácticamente arrastrando,

no caminaba él.

El joyero Federico Venero ha comenzado esta tarde

a prestar declaración ante el Tribunal que juzga los hechos

por la desaparición de Santiago Corella, el Nani.

-Y serían la una y media o las dos de la mañana

y entre bromas y no bromas salió el comentario

por boca de Victoriano Gutiérrez,

de que el Nani estaba muerto, que se les había quedado.

Normalmente en los juicios lo que sucede es que la Policía

presenta un atestado y declara respecto de cómo ha llevado a cabo

una investigación y cuáles son las conclusiones de investigación,

claro, de repente cuestionar todo eso y el que es la propia Policía

la que está mintiendo y que el atestado policial

es todo mentira, pues realmente no fue nada sencillo.

Se llega a la conclusión de que todo el atestado

no responde a la realidad.

-El cadáver no va de momento a salir,

porque cómo se van a echar ellos tierra encima,

después de que son los más criminales que hay,

porque son criminales, ellos han hecho de todo, drogas, armas.

Mesía Figueroa, que creo que también ha muerto, yo creo que les ayudó

a deshacerse del Nani.

"La reciente extradición a nuestro país del aristócrata

Jaime Mesía Figueroa, una de las pocas personas

que podría arrojar algo de luz sobre este oscuro episodio,

confirma lo que muchos pensaban entonces."

Ese personaje que es Mesía Figueroa algo tenía que ver,

porque desde el principio de la causa sale,

él era la persona que otorgaba salida al dinero

ilícito obtenido y él era la persona que había tapado

algunas actuaciones anómalas suyas.

Estoy totalmente convencido que está en Córdoba.

-En concreto, ¿en qué finca?

-Concretamente en la finca de Mesía Figueroa.

(Música)

Yo me creo lo que dijo Venero, hubo búsqueda en la finca

de Mesía Figueroa en Córdoba, pero no se encontró.

Yo pienso que es ahí en esa finca

en donde hicieron desaparecer el cuerpo.

A donde, por cierto, iban a cazar con su fusil ametrallador

estos policías por las noches con los faros encendidos.

(Música)

Dio muchos detalles Venero de la cal viva,

de lo que comentaban entre ellos en una discoteca, creo,

donde estaban tomando una copa, "le hemos puesto tanta cal

o algo así, que ya no le queda ni la mandíbula".

Ojalá llegara a aparecer, pero me temo que no,

que no va a aparecer nunca más.

"Buceadores de la Guardia Civil han rastreado también sin resultado

tres embalses andaluces donde, según uno de los testigos,

fue arrojado el cadáver del Nani por Jaime Mesía Figueroa."

Luego se habló que lo habían tirado a un pantano,

se han dado ya diversas pistas por otro lado.

"Según Rodríguez Menéndez, Santiago Corella, el Nani,

podría vivir en Méjico capital bajo el nombre

de Rolando Martínez Echevarría."

Esas son las opiniones estrambóticas que proporcionaba Rodríguez Menéndez

que de repente pues en un pantano, pues había que investigarlo,

no se podía dejar aquello sin investigar sabiendo de antemano

que era difícil que aquello fuera realidad, pero había que investigar.

"La Guardia Civil rastreó sin resultados varios pantanos,

incluido uno próximo a la finca del Marqués.

El propio Mesía lo reconoció en una entrevista concedida

a la revista Interviú al año siguiente.

Según sus declaraciones, en el lugar donde estaría

enterrado el Nani, habría más cuerpos."

Bueno, la defensa era no, no y no,

es decir, pero es que había tal cúmulo de pruebas.

-¡Estaba hablando cuando usted me ha quitado la palabra

y tengo derecho a hablar!

-Señor letrado, guarde el respeto debido a esta presidencia.

-¡Y usted a este letrado!

Manzano fue la persona que detuvieron junto a Santiago Corella.

Que fue también un testigo clave, también fue detenido ese mismo día,

también fue torturado, pero corrió más suerte.

En la medida en que Ángel Manzano estaba en busca y captura

porque tenía una condena larga de prisión.

Los policías creían que nunca se iba a entregar

y por eso estaban tan tranquilos.

Pues Ángel Manzano se presentó y esto hay que decirlo,

porque incluso hoy en día a mí se me pone la carne de gallina.

Y el tipo accedió a ir a la cárcel con tal de vengar a sus compañeros

y de que condenaran a estos tíos.

Yo lo recuerdo eso, la nube de periodistas que había

al fondo de la sala cuando llamaron a Ángel Manzano

y Ángel Manzano entró, nadie daba crédito al hecho

de que Ángel Manzano, un tío con su traje, su corbata

y estuvo explicando cómo, efectivamente,

a él le habían torturado y cómo él había oído cómo torturaban al Nani

y cómo incluso había visto al Nani, el estado en que lo había visto,

que duda cabe que tuvo un peso tremendo.

-Y empezaron a torturarme, a meterme corriente

¿y dónde está el oro? Y canta, que el Nani se ha derrotado.

Su testimonio me resulta muy difícil que fuera inventado

como se dijo en el propio juicio y como dijeron

los abogados defensores de los policías de que todo era invención.

-Si yo cuando me estaban torturando veía la muerte,

la veía y además la deseaba, lo que pasa es que siempre pensé,

pensaba siempre "no me puedo morir sin ver la cara de mi hija"

y eso fue lo que me tuvo en pie.

Él las narra, las cuenta además con una plasticidad enorme.

-Y en ese momento hizo pasar a mi señora

y me dicen estas palabras: "A tu mujer le vamos a hacer mesa

y la vamos a hacer abortar".

Fue una sorpresa que apareciera en el juicio para decir

lo que ya había dicho durante la instrucción, es decir,

ratificar que fue objeto de malos tratos

y que Santiago Corella fue detenido, estuvo en comisaría,

fue objeto de malos tratos hasta que de repente desapareció.

-Y se lo dije a las hermanas: "No se ha escapado, ha muerto".

Y me decían: "¿Cómo dices eso?"

"Ha muerto y el tiempo será testigo".

Se le dejó y luego estuvo en cárcel, luego salió en prisión,

pero hablamos con todos ellos.

Pusieron a mi mujer desnuda delante de cinco hombres

con una barriga gorda, eso no hay derecho, no lo perdonaré jamás.

Y luego la tortura que me hicieron, pero bueno...

Se fue desmontando la versión falsa que habían ofrecido los acusados.

Era imposible de sostenerlo

y el cuerpo del Nani ya no aparecerá nunca, pero el convencimiento

de que fue torturado y asesinado.

(Música)

Lo único que se ha demostrado es que el Nani desapareció,

nosotros sabemos que desapareció, porque no resistió la tortura

a la que estaba siendo sometido.

Ese delito estaba castigado con la misma pena que el asesinato

y aunque no se haya descubierto el cadáver,

porque no logró descubrirse,

sí que la respuesta penal era prácticamente la misma.

Hoy ha sido dada a conocer la sentencia de la vista oral

por el denominado Caso Nani.

(Música)

"Se condena a los tres principales procesados por la desaparición

de Santiago Corella, a penas que suman casi 30 años

de cárcel para cada uno de ellos."

(Música)

Realmente, las verdaderas heroínas

de conseguir que en el asunto de Santiago Corella, del Nani,

se consiguiera finalmente condenar a los policías o al menos

a los principales responsables,

son las hermanas de Santiago Corella.

Ni para mí, ni para el abogado José Antonio Sanz Grasa,

que es el abogado de la familia Corella,

ha terminado el Caso del Nani, nosotros no vamos a cejar

en nuestro empeño para buscar el cadáver de Santiago Corella

para averiguar dónde fue escondido,

dónde fue enterrado o qué es lo que hicieron con el cuerpo

de Santiago Corella y nosotros tampoco cejaremos

hasta que no se castigue y no se condene

a todos y cada uno de los responsables

de esos lamentables sucesos.

(Música)

Yo siempre he dicho que eran todos los que estaban,

pero no estaban todos lo que eran.

Se condenó al instructor y al secretario del atestado,

que son las personas que están, lo denominamos posición de garante,

en posición de tener que garantizar la libertad de esa persona.

Los demás habían falsificado,

lo demás habían realizado otras conductas,

pero ya no estaban directamente relacionadas con la obligación

de poner en libertad a una persona o acreditar su puesta en libertad

o su puesta a disposición de la autoridad judicial.

Para mí, desde el momento en que se ha tenido en cuenta

la falsedad en documento oficial

y la desaparición forzada de Santiago Corella,

me parece que es un éxito.

Yo creo que fue el primer caso en el que se ponía en cuestión

la Policía, que era una institución muy querida.

Se trató de echar, digamos, tierra por encima,

para que esto se olvidara, pero yo creo que fue

un símbolo en el sentido de que lo que no debió ocurrir nunca

en una actuación policial, como fue este caso,

de torturas y muerte, ¿eh?

Y que se le tachó como el primer desaparecido de la democracia.

"Al cabo de muchos años la familia de Santiago Corella,

cobró una indemnización del estado y desde hace tan solo dos meses,

Soledad Montero, su mujer, podrá solicitar

una pensión de viudedad porque la justicia

ha declarado el fallecimiento legal de Santiago Corella, el Nani,

ya que han transcurrido más de diez años desde su desaparición."

Y que emocionalmente en aquellos meses

lo vivimos de manera muy intensa y nos afectó,

o sea, a mí me afectó en concreto muchísimo,

porque con estos policías, a los que algunos de ellos, conocía,

no te lo puedes imaginar, es decir, era inimaginable,

porque tenían un comportamiento de personas absolutamente normales,

o sea, la muerte de los delincuentes, iban a una ratonera,

el reparto del botín, el propio joyero,

un hombre de cuarenta y tantos años con su familia y sus hijos

que estuviera metido en esto.

La misión del Tribunal es apreciar,

considerar la conducta de siete hombres concretos,

eso no quiero decir que lo que estos hombres hayan hecho

tenga una repercusión general, no se puede generalizar

en lo penal las conductas, es decir, en este caso se ha cometido

infracción, eso no quiere decir que el resto de la Policía española,

eficaz y prestigiosa, no se comporte adecuadamente.

Eliminar la corrupción de cualquier colectivo

prácticamente es imposible, pero el nivel que se alcanzó

en aquellos años con la mafia policial,

yo ya desde los años 80 no he llegado a conocerlos.

Y esa evolución la ha hecho también un cierto cambio generacional,

por supuesto una mayor cualificación intelectual

de los agentes de policía, que con el paso de estos 30 años

se han formado en parámetros de normativas garantistas

de derechos de los ciudadanos, de derechos humanos.

Se combinan todos los elementos,

Policía, justicia y medios de comunicación,

cada uno en sus respectivas funciones y hacen,

bueno pues que lo que todo el mundo pensaba en esa época que la Policía

era buena y nos cuidaba, pues a veces se podían cometer

barbaridades y que era necesario controlarlas por parte de todos.

También es verdad que el sistema también funcionó y permitió

que la indagación por parte de los jueces

depurara este tipo de conductas.

La valentía con la que el sistema judicial,

la Fiscalía, el juez instructor y los Tribunales sentenciadores

llevando a cabo el ni más ni menos que empurar a un señor

comisario principal de Policía

y a inspectores, jefes de policía con el poder que tenían entonces

aquellos personajes en la sociedad de la época,

permitió la defensa de la legalidad democrática.

Y a partir de entonces todo cambió

en lo que es el trato de detenidos,

los protocolos de actuación con detenidos,

las visitas médicas, etc.

Y luego, también hay un antes y un después en relación

con la publicidad de los juicios, en relación con la aplicación

de la legislación antiterrorista, en relación con la creación

y mantenimiento de un grupo para investigar a funcionarios

supuestamente corruptos, o sea, que sí que realmente

supuso un antes y un después respecto de determinadas cuestiones.

(Música)

Lo que aprendí a nivel profesional

es de que por mucho que parezca imposible

llegar a demostrar algo, uno no se tiene que dar por rendido.

(Música)

Es cierto que con el paso de los años,

afortunadamente lo ves con cierta distancia,

lo único que queda, que yo creo que nos queda a los periodistas,

cuando haces este tipo de trabajo

es la satisfacción del deber cumplido.

(Música)

Yo era un juez que sin ser estrella,

sí que llevé un caso estrella y a partir de entonces

pues mis destinos fueron más interesantes.

Aprendí en estos asuntos y en este en particular,

aprendes mucho, aprendes, insisto, yo la generosidad,

la humanidad, la entereza,

el valor de las hermanas del Nani,

yo es algo que se me quedó grabado para siempre.

-Perdonar... -¿No se perdona?

-No lo creo.

-Le han quitado a su marido y a nuestro hermano

y eso no se puede perdonar en la vida,

a lo mejor no se le puede tener rencor,

el rencor se pasa, pero el perdón, nunca.

Cuando te hacen daño es difícil.

(Música)

Ochéntame otra vez - ¿Dónde está el Nani?

09 ene 2020

En el año 1983, Santiago Corella , alias "El Nani", fue detenido por la policía antiatracos de Madrid y desapareció misteriosamente en comisaría. Su caso destapó una extensa mafia policial y el Nani se convirtió en el primer desaparecido de la democracia. .

ver más sobre "Ochéntame otra vez - ¿Dónde está el Nani?" ver menos sobre "Ochéntame otra vez - ¿Dónde está el Nani?"
Clips

Los últimos 211 programas de Ochéntame otra vez

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios