Fueron libres, independientes y avanzadas para la época que les tocó vivir. La vida de estas mujeres tiene un denominador común, lucharon para conseguir lo que querían. Esta serie documental recupera sus hazañas, centrándose en una de estas heroínas en cada entrega.

838011 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Transcripción completa

Un día escribí: "1 + 1 + 1 + 1.

Ésta es la fórmula de mi socialismo.

1 + 1 + 1 + 1.

Un individuo más otro, más otro. No quiero cientos,...

...no quiero miles, no quiero millones.

No quiero ceros.

Los ceros a la derecha o a la izquierda no sirven para nada...

...en las agrupaciones humanas.

1 + 1 + 1 + 1.

Un individuo más otro, más otro.

Y cuanto más individuo, mejor.

Completo, distinto, perfecto si es posible.

Nada de haces, nada de gavillas, nada de rebaños".

Y hoy mismo, aunque han pasado años, volvería a escribirlo.

Hoy mi alma no quiere morir.

Yo con otros he procurado despertar a muchos desdichados...

...que dormían su hambre y su ignorancia.

He contribuido a encender el tizón de la protesta airada...

...en la oscuridad de su inconsciencia.

La intención fue buena, más el resultado no hay...

...para pensar que no ha sido un despertar,...

...sino un pasar de sueño a delirio.

Antes sufrían, sí.

Eran muchos, sufrían, pero ¿no sufre ahora abominablemente...

...más de las dos terceras partes del género humano?

¿Valió la pena hacerles despertar?

Muchos de aquéllos a quienes intentábamos iluminar han muerto.

A días me pregunto: "¿Habrá caído alguno por mi culpa?"

El ideal era mío, no de ellos, que apenas lo entendían.

¿Es justo, es tolerable que muera un ser humano por ilusiones ajenas?

María de la O Lejárraga.

Diputada socialista por la provincia de Granada...

...en las elecciones de 1933,...

...el plebiscito que acabó con la primera república española.

Dirigente feminista.

Lejárraga fue una de las voces más firmes y decididas...

...que se alzaron a favor de la igualdad y la libertad.

Comprometida con el Partido Socialista Obrero Español...

...participó de forma activa en los acontecimientos...

...que iban a partir irreconciliablemente...

...a España en dos mitades.

María de la O, una mujer de extraordinaria cultura...

...y acomodada posición económica, se implicó en la revolución...

...porque creía en ella. También la necesitaba.

No sólo yo, con millares de hombres muertos,...

...encerrados o expatriados,...

...las mujeres se vieron obligadas a soportar cargas...

...y a cumplir deberes...

...que en tiempos normales es costumbre considerar...

...superiores a sus fuerzas.

La exquisita sensibilidad,...

...la conmovedora debilidad femenina tan celebrada en versos...

...y prosas líricas se manifestaba en fortaleza ultravaronil.

Y asusta pensar cómo la resignación se ha trocado en acción...

...y cómo en los dolores, al parecer intolerables,...

...se cose la fuente de las femeninas lágrimas.

María de la O Lejárraga participó en el Comité Nacional de Mujeres...

...contra la Guerra y el Fascismo llamado luego...

...Mujeres Antifascistas.

Esta intelectual, maestra, escritora y socialista,...

...creyó sobre todo en la realidad.

No fue profesional de la política, sino una simple soñadora...

...como ella misma admitió.

María de la O Lejárraga es hoy una mujer olvidada.

Murió en 1974 en Buenos Aires. Vivió un siglo.

Levantó la voz para pedir justicia, pero calló para no desvelar...

...un gran secreto, una pasión a la que jamás quiso renunciar.

Volemos, soldados.

¿Los veis aterrados sus frentes bajar?

María de la O Lejárraga fue más conocida como...

...María Martínez Sierra.

Detrás de esta duplicidad de apellidos se esconde...

...la personalidad de una de las figuras políticas y...

...sobre todo literarias más interesantes del siglo XX.

Martínez Sierra era Gregorio,...

...el autor de teatro que obtuvo fama y prestigio internacional.

Gregorio Martínez Sierra aparece ligado a importantes...

...obras musicales de autores como Falla, Turina o Usandizaga.

María de la O Lejárraga, casada con Gregorio Martínez Sierra,...

...nunca quiso desvelar en sus casi 100 años de existencia...

...una gran verdad: el secreto de toda una vida.

(LEE) "Declaro para todos los efectos legales que...

...todas mis obras están escritas en colaboración con mi mujer,...

...doña María de la O Lejárraga y García.

Y para que conste, firmo ésta en Madrid,...

...a 14 de abril de 1930."

Siete años mayor que Gregorio, María protegió a su esposo.

Escribió decenas de obras con él,...

...con las que éste obtuvo la gloria y la fortuna,...

...mientras ella permanecía en el anonimato.

Nunca traicionó el secreto que posiblemente con ella misma...

...había adquirido.

Y siguió a su lado a pesar de que Gregorio la abandonó.

María buscó refugio en las ideas, luchó por un mundo mejor.

Buscó la igualdad entre hombres y mujeres,...

...entre pobres y ricos.

Y seguramente María, ese mundo mejor que deseaba,...

...sólo en el teatro pudo encontrarlo.

No firmé las obras porque cuando era muy jovencita...

...hice un juramento.

Cuando publicamos nuestros respectivos primeros libros,...

...Gregorio se llevó el suyo a su casa...

...y organizaron una fiesta con champán y todo.

En mi casa sucedió algo diferente.

Allí todos vivían leyendo y escribiendo y,...

...cuando yo presenté mi libro, nadie creyó que era importante.

Todos pensaron que era la cosa más natural del mundo...

...y no le prestaron la menor atención.

Cogí un verdadero berrinche, para mis adentros.

Tengan en cuenta que yo siempre cojo los berrinches...

...para mis adentros. Era tan terrible lo que sentía,...

...que les juré: "Nunca volveréis a ver mi nombre en la cubierta...

...de un libro", y mantuve la promesa hasta...

...la muerte de Gregorio.

Ahora firmo mis libros porque si no los firmo, no cobro,...

...y si no cobro, no como.

María de la O Lejárrega justificó así su voluntario anonimato.

Es cierto que ella estaba convencida del valor...

...que ganarían los libros si se ignorara en absoluto...

...a quien los escribió. Sin embargo, su respuesta...

...al porqué no firmó su obra no resulta creíble.

María de la O no era una mujer débil, caprichosa o rencorosa...

...y, sobre todo, recordó el entorno familiar...

...con admiración y cariño.

Aquí, humanamente, quiero hacer un alto...

...para agradecer al destino el haberme hecho nacer...

...del amor de una mujer y un hombre de tan noble espíritu,...

...de tan refinada cultura, tan enamorados de la tierra...

...y tan sencillamente capaces de andar por las nubes,...

...por todas las nubes que nacen en las cumbres...

...y de ellas se desprenden desgarrándose desordenada...

...y harmoniosamente y también agradezco a mi buena suerte...

...por haber nacido del conyugal abrazo...

...cambiado en la hora prima de un amor,...

...primogénita, casi hermana,...

...casi cómplice de los que me engendraron,...

...lectores ambos apasionados enseñáronme a leer tan pronto...

...que no recuerdo cuándo aprendí. Pienso que he leído toda mi vida.

María, la empedernida lectora,...

...tuvo en su madre a la mejor maestra.

Hasta los 13 años de edad no acudió a ningún centro educativo.

La Escuela de Comercio de Madrid primero y...

...la Escuela Normal de Maestras de Primera Enseñanza después...

...abrieron su expediente académico.

La media de la joven Lejárraga fue de sobresaliente.

Su padre, un médico rural que se resistió...

...a ejercer en la ciudad, trataba de encarar...

...la pobre realidad sanitaria de Carabanchel, entonces...

...un barrio de la periferia de Madrid.

María, que muy pronto conoció a los clásicos españoles y...

...franceses, dominaba el mundo de la mitología,...

...poseía una destacada sensibilidad musical,...

...profundizó en los secretos del arte...

...y se interesó por las lenguas.

Hablaba con total corrección francés...

...y leía inglés y alemán con fluidez.

Puesto que estudiaba la historia por orden cronológico,...

...conocí antes el nombre de Espartacus...

...que el de Carlos V.

Entre 12 y 13 años, por azar, conocí a Pablo Iglesias.

Entonces oí por primera vez la tremenda palabra "socialismo".

A decir verdad, confundía la idea que pudiera expresar...

...con la de "república", ya que una de las canciones...

...que el futuro abuelo nos enseñaba y sobre la cual...

...nos desgañitábamos con mayor entusiasmo...

...y desafinación decía: "La república es...

...la aurora ansiada cuya luz nos llena el corazón."

María de la O Lejárrega completó en Madrid sus estudios.

Acudió a la Escuela Normal para obtener el certificado...

...de profesora de idiomas. El contacto con los alumnos...

...despertó en ella una conciencia de sociedad injusta...

...que hasta entonces no había percibido.

Los viejos diarios de María encontrados en Buenos Aires...

...después de su muerte dan fe del brusco cambio que...

...una mujer de firmes creencias católicas...

...comenzaba a experimentar.

María de la O Lejárrega no jugó nunca con muñecas.

Desde muy niña, un escenario de cartón...

...le había servido de exclusivo entretenimiento.

A María de la O le apasionaba el teatro...

...hasta el punto de crear cientos de personajes...

...que vivieron y murieron en su fantasía infantil.

Un buen día, en Carabanchel,...

...durante las vacaciones de verano,...

...un personaje de carne y hueso se acercó a ella.

Su nombre: Gregorio. Su afición: el teatro.

Su edad: casi siete años más joven.

Su formación: muy inferior a la suya.

Agnóstico. Ella, católica.

Imaginativo, creador, muy tímido.

María definía a Gregorio como "su inteligencia gemela".

Colaboraron juntos y publicaron cinco libros...

...de textos aún no dramáticos.

María de la O Lejárrega y Gregorio iniciaron una relación...

...de teatro que acabó con un final casi feliz:...

...el matrimonio.

Es un matrimonio al principio y luego también,...

...pero sobre todo al principio ellos dos no se atraen...

...físicamente. Ellos se atraen por lo que ellos saben,...

...por lo que piensan, por lo que quieren hacer.

Los dos quieren ser grandes escritores...

...y quieren sobre todo escribir teatro.

Es ése el punto donde ellos se encuentran.

Luego vendría una atracción física,...

...pero en un primer momento María y Gregorio se atraen...

...porque se encuentran los dos cuando...

...a su alrededor no hay nadie con quién poder hablar...

...y, sobre todo, qué duda cabe que entre ellos ocurrió...

...ese flechazo literario que nos puede llevar a muchos sitios.

Los amores se empiezan por muchos puntos de vista,...

...muchas cosas, y luego llegan al punto justo donde se encuentran.

Ellos se encontraron pronto y bien.

Se encontraron a gusto en este medio literario.

La colaboración entre Gregorio y María...

...durante los primeros años fue perfecta.

Juntos lucharon por hacerse un hueco...

...en aquel complicado entramado literario.

La pareja Martínez Sierra muy pronto amplió el círculo...

...de amigos escritores: Pérez de Ayala, Benavente,...

...los hermanos Álvarez Quintero, Valera o Emilia Pardo Bazán...

...colaboraban en las revistas que oficialmente dirigía Gregorio...

...y en la práctica gobernaba María.

Gregorio, enamorado de la mujer que le había salvado la vida,...

...escribe para ella un volumen de poesías.

Un amigo, un íntimo amigo del matrimonio,...

...bautizó el trabajo del fiel y anonadado esposo...

..."La casa de la primavera".

Juan Ramón Jiménez, el amigo, se había instalado...

...en el corazón de María y en el de Gregorio.

El joven poeta componía para ambos.

Les obsequiaba una y otra vez con sus versos.

María jamás pudo olvidar a este hombre,...

...a pesar de que ella siempre se burló de su obstinada hipocondría.

Gregorio triunfaba en Madrid cuando la sombra de la enfermedad,...

...la tos, volvió peligrosamente a amenazarlo.

La tuberculosis había segado ya la vida de cinco de sus hermanos,...

...pero él no quería abandonar la capital, que le ofrecía éxito,...

...y atender así los consejos médicos.

María buscó una solución inmediata. Solicitó en calidad de graduada...

...una beca a la escuela de idiomas para completar...

...sus estudios en el extranjero.

Le pidió ayuda a Gregorio,...

...a quien jamás confesó el motivo último de aquel traslado.

María se sintió muy mujer en el teatro de la vida.

En el primer viaje que hace María a París,...

...entre otras muchas personas, se encuentra a Manuel de Falla,...

...que estaba allí desde el año 7 intentando conseguir lo que no...

...había conseguido en España tras el premio de la Academia...

...a "La vida breve", estrenarla. Porque una obra hay que estrenarla.

Manuel de Falla vivía con mucha modestia...

...en una habitación... Un ático del hotel Cleyver,

hotel que se conserva, pero muy transformado.

Y ahí surgió una real amistad más que con Gregorio,...

...el marido de María, con María. De tal manera que surgieron...

...proyectos comunes que no se concretaron hasta el estreno de...

..."La vida breve". Eso le absorbía a don Manuel completamente.

Hasta el estallido de la I Guerra Mundial, que obliga...

...a don Manuel a venir a Madrid en circunstancias económicas penosas.

Cuántas veces recitó María de la O los versos...

...de "La casa de la Primavera".

Aquéllos con los que su esposo...

...parecía obsequiarle amor, felicidad... Pero ahora, María...

...sabía que Gregorio se sentía cautivado por otra mujer.

Inició sola un viaje a Italia porque él en el último momento...

...prefirió quedarse en Madrid al lado de su amante.

Gregorio viajó más tarde, 30 días después.

Abrazar a Gregorio después de un mes de soledad tranquilizó...

...el ánimo de una mujer optimista por naturaleza.

El arte italiano fue observado por la pareja con interés y emoción.

María, ávida lectora desde los cuatro años de edad,...

...recortó una noticia de un periódico italiano.

La información llamó su atención y golpeó su frágil corazón.

Junto a la pila bautismal de una iglesia habían abandonado...

...a una niña recién nacida. En España, pensó María,

la habrían dejado en el torno de un convento de clausura.

La prisa que Gregorio mostró en volver a España, sin embargo,...

...entristeció el corazón de María. No confesó su angustia,...

...pero sí se esforzó en buscar a los amigos de verdad,...

...a los que quería por encima de muchas cosas.

Si supiera usted, querido Juan Ramón,...

...qué madeja de filosofías he estado devanando esta mañana...

...a propósito de amistades, tristezas, alegrías, cariño mío,...

...ingratitud de usted y otras profundidades por el estilo...

No se las cuento a usted porque sé que ahora está...

...más triste que de costumbre, pero sí quiero decirle una duda...

...que me ha quedado como resumen de todas ellas.

¿Debo escribir o no debo escribir a este calamitoso poeta?

Yo bien sé que escribiéndole aumento mi alegría,...

...gracias a Dios, hoy estoy alegre,...

...pero no sé si disminuyo su tristeza siquiera un poquitín.

Tres años ya sin vernos, Juan Ramón.

¿Por qué no escribe usted en colaboración con Gregorio...

...una zarzuela en verso y gana un poco de dinero...

...y viene a pasar unos cuantos meses con nosotros?

Las cartas son una tontería y un engañacorazones.

Y cuando se quiere de veras no hay más remedio que verse,...

...porque sin trato, dice san Francisco de Sales,...

bien puede haber amor, pero no amistad.

Queridísima María, gracias por su primera postal de Italia.

Yo he escrito tres cartas para ustedes.

O mejor dicho, tres cartas y esa poesía que le mando.

Escríbame usted, usted sola, algo en verso.

"Paseando a María".

Por la tarde, en abril, iremos paseando.

Tras los árboles verdes encenderá el ocaso colores...

...y armonías que den al sentimiento una música...

...vaga de nostalgia y de ensueño.

Se llenarán los ojos de matices y de notas...

...y de nuestro silencio surgirán muchas cosas entre visiones...

...líricas y absurdas de infinitos que luego, al despertar,...

...se quedarán vacíos. Mas la amistad constante...

...estará entre nosotros como una luz eterna que ate...

...los sueños rotos y ponga en la tristeza sin fondo...

...de la vida claras serenidades y glorias inmarchitas.

Su Juan Ramón.

Juan Ramón Jiménez encarnó para mí durante mucho tiempo el ideal...

...de fraternidad entre hombre y mujer que tanto se sueña...

...y casi nunca se consigue. Yo tenía mi vida sentimental colmada.

Él llenaba la suya con sueños inefables y tomaban como...

...trampolín para el salto infinito las figuras de cuanta mujer...

...amable acertaba a pasar por su lado.

Hoy una monjita del sanatorio,...

...mañana la bellísima esposa de un amigo...

El amigo perfecto dejó un día de serlo.

Juan Ramón Jiménez traicionó aquella hermosa relación.

Sólo volvieron a encontrarse al final de sus vidas.

María lo visitó en un hospital de Washington para decirle:...

..."Vivamos amigos".

Los dos recordaron el episodio que acabó en ruptura.

Mi querido Juan Ramón:...

...Estoy muy enfadada con usted por siete mil cosas.

Sobre todo, porque siendo mías las olvidanzas,...

...se las va dedicando a pedazos a todo el mundo.

Ésa es una felonía imperdonable.

Ella me miró llorando.

¡Oh, qué triste es todo esto!

Ella me miró llorando con sus grandes ojos negros.

Es usted, Juan Ramón, un mamarracho.

Merecería usted ser mujer.

Y por eso le perdono a usted a pesar de todo.

Las cartas de Juan Ramón Jiménez a María son amorosísimas y hermosas.

Quien lea una carta sin saber nada de la relación,...

...sabe que está leyendo la carta de un hombre que está enamorado...

...de una mujer.

Sólo a Falla confesó sus sentimientos,...

...sólo a Falla, amigo íntimo, quiso desvelar sus angustias,...

...sus secretos. Tal vez sólo podía confiar en él.

Llegaron a una intimidad personal, sobre todo cuando el matrimonio...

...Martínez Sierra se rompió, y se rompe en esta época,...

...y hay testimonios epistolares de que don Manuel fue uno...

...de los escasos confidentes de María en esa ruptura.

Llegaron a tener, como digo,...

...una intimidad personal...

...y yo siempre he sospechado que estuvieron un poco enamorados...

...el uno con el otro, o la una con el otro.

Manuel de Falla había compartido con María momentos muy difíciles.

Ella siempre le brindó su amistad.

Él compuso, gracias a ella, algunas de sus obras más importantes.

María fue musa de Falla, una musa respetuosa, amable,...

...dispuesta a comprenderlo a pesar del carácter difícil...

...e intransigente del maestro. Lejárraga decía que Falla era...

...un católico voluntariosamente convencido y que su adhesión....

...a los dogmas era violenta, como un puñetazo.

Un día lo oyó gritar con ira: "Cristo no era judío,...

...no lo fue nunca, no lo pudo ser.

No pudo Cristo ser nunca judío porque era Dios".

María descubrió la belleza y el embrujo de la Alhambra...

...a aquel antisemita radical.

Deme usted la mano, cierre los ojos y no vuelva a abrirlos...

...hasta que yo le avise. Falla consintió en mi capricho,...

...divertido como un chiquillo que juega a ser ciego.

Yo le hice pasar rápidamente por el patio de los Arrayanes,...

...bajo las aguas de cuyo estanque duerme mi corazón.

Mire usted, dije soltando la mano de mi compañero.

Y él abrió los ojos. No se me olvida el "ah"...

...que salió de su boca. Fue casi un grito.

Pienso que ese momento fue uno de los éxtasis que compensaron...

...el tormento de su existencia. Roído por tanto mezquino...

...y, a veces, innecesarios sinsabores.

Una vez terminados nuestros viajes, Falla se había reintegrado...

...a su hogar en el cual las dificultades económicas...

...le ahogaban más que nunca y mi marido y yo decidimos hacer...

...un intento que pudiese darle unas cuantas pesetas.

Y de aquí nació "El amor brujo".

No es la única obra célebre en la que colaboraron,...

...está también "El sombrero de tres picos",...

...que tuvo también dos versiones: Primero para el teatro Eslava,...

...la compañía de arte Martínez Sierra y, luego,...

...se transformó en ballet para los ballets rusos.

Y tuvieron infinidad de proyectos, pero éstas dos,...

...y sobre todo "El amor brujo", son las estrellas...

...de esta colaboración entre dos personas que, además...

...de colaborar artísticamente, llegaron a ser, en estos años,...

...muy, muy amigos de verdad.

María de la O Lejárraga, la esposa legal...

...de Gregorio Martínez Sierra, se levantaba...

...a las cinco de la mañana y escribía.

Ahogaba sus penas con el trabajo.

Comenzó entonces un juego que iba a proporcionarle tranquilidad...

...a su espíritu. El juego consistía en recordar sólo...

...las horas serenas de su vida. Las otras, las tempestuosas,...

...las de infidelidad y traición, las olvidaba hasta borrar...

...su existencia.

Gregorio, pese a su relación con Catalina Bárcena,...

...permaneció a su lado hasta que la actriz le dio una hija.

Gregorio abandonó el domicilio conyugal en 1926.

María no fue madre.

Nunca, ni siquiera en los ratos más profundos del amor he soñado...

...con tener en mis brazos a un hijo de mi carne y de mi sangre.

María sí asumió la maternidad literaria.

Gregorio, en ese papel, era el padre.

Puesto que nuestras obras son hijas de legítimo matrimonio,...

...con el nombre del padre tienen honra bastante.

Quizás por ello, "Canción de cuna", hija de María,...

...llevó el nombre de Gregorio Martínez Sierra.

-Será otro regalo para la madre. -Quitadlo de ahí.

-¡Huy! Éste sí que pesa.

-Lo pondremos aquí, junto al canario. ¿Qué será?

-El embrión de "Canción de cuna" fue la noticia que en Italia...

...había llamado la atención de María Lejárraga.

Dos años más tarde se convirtió en argumento de comedia.

El estreno sorprendió a todos.

El éxito, en palabras de Gregorio, fue clamoroso.

Aquella noche, María estuvo en el Teatro Lara de Madrid...

...mezclada entre el público.

Gregorio recibió una calurosa ovación.

Por "Canción de cuna" la Real Academia le otorgó...

...el premio a la mejor obra de aquel año.

Ella, de alguna manera, superó toda aquella historia.

Sublevándola intelectualmente salen comedias cómicas...

...que combina con el instinto maternal y la igualdad.

Tiene un gran talento en todos los sentidos,...

...intelectual, de cómica, de expresar de modo aceptable...

...un feminismo que no se podría haber aceptado de otra forma.

La situación personal llevó a María a reflexionar sobre el papel...

...de la mujer en la sociedad en la que le había tocado vivir.

Poco después comenzó a interesarse por el movimiento feminista...

...y ocupó el secretariado de la Alianza Internacional...

...del Sufragio de la Mujer.

Coincidió en el tiempo su interés por movimientos políticos...

...de signos revolucionarios o izquierdistas.

Indalecio Prieto, en un artículo que tituló:...

..."Una mujer excepcional, María Lejárraga de Martínez Sierra",...

...recordaba que cuando ninguna sombra velaba todavía...

...la felicidad matrimonial, Gregorio y María ingresaron...

...como afiliados en la Agrupación Socialista de Madrid.

En un pasaje de la obra "No le sirven las virtudes...

...de su madre", firmado como siempre por Gregorio,...

...María deja su pluma en libertad y hace un retrato de sí misma...

...casi perfecto, exacto.

Fue tu compañera y no fue tu igual, pensó contigo, luchó contigo,...

...trabajó contigo, se afanó contigo.

Tú sólo triunfaste.

¿Quién se ha retirado a la hora del triunfo para dejarte a ti...

...toda la vanagloria?

¿Quién ha hecho el silencio en torno tuyo...

...para que no se oyera más que tu voz?

No fue una mujer.

Fue lo que a fines del s. XIX y a principios del XX...

...se llamaba una feminista,...

...y en vez de gritar osadamente: "Quiero vivir",...

...suspiró neciamente: "Quiero ayudar al hombre".

Silenciosa, discreta. Ya lo creo.

Ser feminista en España de principios de siglo...

...era muy complicado por varias razones. Una de ellas es...

...que no había un movimiento feminista organizado al igual...

...que en otros países europeos y en Norteamérica.

Y creo que parte de la dificultad era la idea de que ser feminista...

...implicaba ser fea, gorda, más que nada intelectual...

...y lo que se llamaba en esa época literata. Entonces,...

...una de las cosas que hace María Martínez Sierra en sus seis...

...libros o cinco libros escritos sobre feminismo, es intentar...

...convencer a las mujeres de España que el ser feminista...

...es parte de un proyecto no sólo intelectual, sino político,...

...y que no tiene nada que ver con lo negativo de ser mujer,...

...y que realmente se compagina con la feminidad.

María no tuvo una mala palabra para su rival: Catalina Bárcena.

Fue consecuente con sus ideas, respeto y libertad.

Indalecio Prieto sí habló de ella. Dijo: "Catalina Bárcena,...

...como por lo general sucede con las actrices que en...

...el escenario representan papeles de ingenuas,...

...actuó de mujer fatal deshaciendo un matrimonio dichoso".

Pero María Lejárraga, ni aún después de comprobar...

...al infidelidad, dejó de atribuir a Gregorio cuanto ella producía.

Después de la separación, María siguió escribiendo con Gregorio...

...y para Catalina Bárcena. La actriz interpretaba...

...los primeros papeles de las obras que, en teoría,...

...producían conjuntamente María y Gregorio. En aquella empresa...

...de tres vértices, a María, aun siendo la primer accionista,...

...le tocaba la peor parte. Ahora sabemos que ella fue...

...la única autora de casi todas las obras de su marido.

María guardó unos documentos que desvelan la verdad de su vida.

Son éstos. Aparecieron en Buenos Aires después de su muerte,...

...son las cartas que Gregorio le escribió en la etapa en que...

...éste viajaba y triunfaba junto a Catalina Bárcena.

"Vidita mía, recibí el primer acto de `Hamlet× corregido.

Inmediatamente se lo envié a Borràs, que no podía vivir sin él.

Me alegra envíes pronto el segundo. Y ahora, un encarguito a cuenta...

...de ese duro de sueldo prometido. Han nombrado a Borràs presidente...

...del centro catalán de estudios de declamación castellana,...

...necesita cuatro cuartillas para dar las gracias.

Mándamelo a vuelta de correo; haz lo que se te ocurra,...

...que aquí yo lo modificaré a gusto del interesado. Y perdona."

"Vida mía, no sé si te dije que recibí el segundo acto de `Hamlet×.

Admirable. Muy bien las cuartillas para Borràs, que han llegado hoy."

"Niña mía, hoy he recibido los dos envíos de `La mujer moderna×,...

...que está muy bien, como siempre. E inmediatamente los he enviado...

...a Blanco y Negro. Niña mía, si te contase todas...

...las incomodidades que estoy sufriendo,...

...no acabaría nunca. Te quiero más que nunca y te necesito,...

...pero me espanta pensar que pudieras pasar tantas molestias,...

...no podrías ni trabajar ni pensar. Un millón de abrazos.

Gregorio."

"Niña mía, estoy obsesionado pensando en `La ilusión×.

Date mucha prisa, porque va a ser algo grande. Adiós, rica,...

...te quiero más que nunca y me aburro infinitamente sin ti.

Gregorio."

"Niña, estoy seguro de que con lo que más dinero voy a ganar...

...es haciendo películas. Voy todos los días al cine para entrenarme.

El público español y el hispanoamericano prefieren...

...la producción española a la extranjera. Y todo el que...

...hace una cinta gana dinero, por mala que sea,...

...y todas lo son. Excuso decirte lo que ocurrirá haciéndolas bien.

Hay que preparar `Canción de cuna×, `Tú eres la paz× y `Para hacerse...

...amar locamente×. Si se consiguiera interesar...

...en Norteamérica, vendrían los millones.

Muchos abrazos. Gregorio."

Y desde un escritorio de mensajeros públicos en Madrid, en 1926,...

...Gregorio confesó a María:...

..."Es desesperante tener que tomar determinaciones por...

...insignificantes que sean sin consultarte.

Y tener que escribir cartas sin irlas diciendo en voz alta...

...delante de ti. No sirvo para nada sin ti, ni quiero.

Estoy desamparado cuando estoy solo, y muy aburrido,...

...a pesar de tener tantas cosas en qué pensar.

A veces te hablo como si te tuviera delante, sobre todo después...

...de leer tus cartas. Te necesito infinitamente, más que nunca,...

...sin duda, a consecuencia de habernos descasado."

(GREGORIO) "Soy tu hijito, tu pequeño, tu viejo amigo,...

...tu colaborador, tu calamidad, todo junto.

Tengo ganas de hablar francés macarrónico contigo y decir...

...las estupideces más estúpidas.

Estoy muy contento porque estaré junto a ti dentro de dos días."

Las cartas de María de la O Lejárraga fueron enviadas...

...a España desde Buenos Aires. Estaban perfectamente...

...conservadas y ordenadas. ¿Por qué dejó tan irrefutable...

...prueba a sus herederos?

Nosotros no teníamos ni idea de lo que decían las cartas.

Fue cuando llegaron las cartas, cuando las leímos,...

...fue cuando verdaderamente nos entró la indignación, pero...

Y luego mucha documentación, otras cartas de personas...

...muy importantes.

¿Por qué guardó las cartas? Yo me lo he preguntado mucho.

Y, claro, el secreto que guardaba pertenece a esos secretos...

...y las contradicciones de la personalidad humana.

¿Quién sabe? Nosotros no lo sabemos, a lo mejor no lo sabía...

...María. Pero yo creo que podría haberlas conservado como prueba...

...al morir ella, quizás en algún juicio, conservaba las cartas...

...para algo práctico; pero quizás María conservó las cartas como...

...lo único que quedaba de Gregorio, era el lazo que...

...la unía con él. Y era lo único, era como destruir el último...

...vestigio que ella tenía de Gregorio. Esas cartas eran él.

Yo pienso que lo que hace ella es dejar de escribir,...

...pero luego dejar las cartas para que se supiera que había...

...sido una mujer la que había hecho esas interrogaciones...

...feministas. Es muy contradictorio y muy problemático.

Yo creo que ella de alguna manera quería dejar la voz de la mujer...

...también en la manera de ver a la mujer.

¿Por qué María, si no quiere aparecer como autora no rompe...

...esas cartas? Ella las conserva. Pues yo pienso por dos motivos.

En primer lugar, porque ella necesitaba aquellas cartas...

...cerca de ella como testimonio de lo que había sido su vida...

...junto a Gregorio, ese Gregorio que la necesita, que cada carta...

...es un grito llamándola de necesidad.

Pero ¿por qué ella al final de su vida, sabiendo que ella cumple...

...90, 91, que llega hasta los 99 años y medio,...

...ella no rompe esas cartas?

Pues no rompe porque ella quiere dejar ese testimonio.

María de la O Lejárraga compatibilizaba su trabajo...

...literario con la política. La llamada de Fernando...

...de los Ríos a María no esperó mucho tiempo respuesta.

María estaba ya comprometida con la revolución,...

...con la república.

Las elecciones de 1933 podían cambiar la sociedad.

En las elecciones del 33 votaban por vez primera en España...

...las mujeres.

María no dudó, se mezcló con la gente más pobre,...

...quiso que despertaran a la libertad.

Ocupó el segundo puesto en la candidatura socialista.

Para que se entienda lo que escribo me veo obligada a mencionar...

...sin explicaciones ni comentarios un solo hecho.

En otoño de 1934 se produjo como protesta a la acción...

...gubernamental una huelga de campesinos con los cuales...

...se solidarizaron especialmente los mineros de Asturias.

La represión de este movimiento fue de tal crueldad...

...que partió irreconciliablemente España en dos mitades.

Ahí empieza en verdad la Guerra Civil.

María de la O Lejárraga, Dolores Ibarruri, Pasionaria,...

...y Matilde de la Torre, socialista,...

...coinciden en un mitin en la tierra de la revolución del 34.

Las tres dedicaban su esfuerzo a confortar a los compañeros...

...encarcelados, formaban parte de los comités creados...

...para auxiliar a las familias de los muertos y los presos,...

...facilitaban la huída al extranjero de los perseguidos.

En Asturias levantaron la voz las tres.

Matilde de la Torre era diputada por Asturias,...

...la provincia mártir, y presenciaba de cerca...

...los horrores de la represión. Su trabajo no era como el mío,...

...simplemente consoladora y auxiliadora;...

...ella, valiéndose de la inmunidad parlamentaria,...

...afrontaba las autoridades, luchaba con gobernadores civiles...

...y militares, bien puede decirse que a brazo partido para salvar...

...la vida de los presos. Escribía valientemente...

...en los periódicos denunciando el espanto.

Pasionaria era como personalidad, como oradora,...

...algo diametralmente opuesto a lo que fue nuestra Matilde.

Hija del pueblo, su educación y su instrucción...

...no pasan de lo elemental, pero no es posible soñar...

...instrumento mejor para la propaganda entre las masas.

Obrera, mujer de minero, tiene empaque y figura de reina.

Su voz grave, profunda, bien modulada, indudablemente...

...emociona y arrastra.

Cuando el 17 de octubre de 1936 salí de mi casa de Madrid...

...camino de Berna, a cuya legación había sido destinada...

...como agregada comercial, nunca pude pensar...

...que tal vez no habría de volver a mi patria.

En la escalinata del porche abracé a mi hermana diciendo:...

..."Hasta que Dios quiera". Han pasado los años...

...y Dios, por lo visto, sigue queriendo que los Pirineos...

...sean para mí barrera moral más infranqueable...

...que la misma muralla de la China.

Durante mi corta estancia en París...

...se celebró en la capital francesa una reunión...

...de la Federación Sindical Internacional precisamente...

...para tratar el problema español. A medida que escuchaba,...

...la esperanza quería renacer en mi corazón.

Imposible que un país al frente de cuyo Gobierno está...

...un socialista vaya a negarnos nuestro legítimo derecho...

...a la defensa en contra de la voluntad de sus masas obreras.

Mas, ay, dice el refrán español: "Poco dura la alegría...

...en la casa del pobre". Poco duró en verdad nuestra esperanza.

Se demostró cómo era imposible que Francia pudiese cumplir...

...con sus compromisos y vendernos las armas que de antemano...

...habíamos pagado. Yo comenté a un compañero:...

..."Amigo, entierro de primera clase".

Gregorio y Catalina que continuaban en América enviaron...

...paquetes de ropa, zapatos y alimentos a María.

Él, aquejado de la enfermedad que acabó con su vida,...

...decidió regresar a España. María, más comprometida...

...políticamente, rehusó volver mientras el régimen...

...del general Franco gobernara los designios de su país.

El general Franco sobrevivió a María de la O.

En 1947 una emisión radiofónica se hizo eco de la muerte...

...de Gregorio Martínez Sierra. María escuchaba en ese momento...

...la radio, estaba en Niza. Embarcó hacia Nueva York,...

...visitó Hollywood con la esperanza puesta en Walt Disney.

Trató de instalarse en México hasta que por fin Buenos Aires...

...le ofreció la serenidad que buscaba.

Sola, emprende el último tramo de su vida.

Escribe "Gregorio y yo, medio siglo de colaboración".

La viuda de Martínez Sierra ya no sentía interés por su guerra,...

...tenía 80 años. Continuó su labor literaria...

...y vivió de los recuerdos felices, de las horas serenas.

Porque son las únicas que quiero recordar.

Un día, no sé ya en qué jardín del mundo, vi un reloj de sol...

...y tenía este lema escrito en latín:...

..."No señalo sino las horas serenas". "Nisi serenas".

Siempre ha sido también el lema de mi vida.

No voluntario, no elegido.

Impasible donde la suerte, gracia de Dios.

"Nisi serenas".

Sólo las horas de serenidad he sabido guardar en la memoria.

Quien otras rememora y recuenta es un miserable, un desdichado.

¿Qué guardas, criatura, para hacer tu tesoro?

El oro puro, el grano limpio.

Lo demás, al horno crematorio de la vida.

Y así lo hizo. Años después de la muerte de Gregorio,...

...María, en Argentina, siguió refiriéndose a él...

...como su alma gemela, como su esposo.

Y es que, pese a todo, María probablemente lo seguía amando.

La prueba más clara tal vez está en la dedicatoria...

...del libro autobiográfico "Gregorio y yo".

"A la sombra que acaso habrá venido, como tantas veces...

...cuando tenía cuerpo y ojos con qué mirar, a inclinarse...

...sobre mi hombro para leer lo que yo iba escribiendo."

Lo mismo que el fuego fatuo,...

...lo mismito es el querer.

Lo mismo que el fuego fatuo,...

...lo mismito es el querer...

...que huyes y te persigue.

Le llamas y echa a correr.

Lo mismo que el fuego fatuo...

...lo mismito es el querer.

Malaya en los ojos negros...

...que ya alcanzaron a ver.

Mujeres en la historia - María de la O Lejárraga

48:01 05 sep 1998

Programa sobre la escritora María de la O Lejárraga, también conocida como María Martínez Sierra. Estudió magisterio y ejerció como maestra. Participó en el movimiento feminista español, fue elegida diputada a Cortes por el Partido Socialista Obrero Español en 1923. Perteneció al comité nacional de mujeres contra la guerra y el fascismo. María estuvo casada con Gregorio Martínez Sierra, autor teatral que gozó de notable fama y cuyo nombre esta ligado a importantes obras musicales de autores como Falla o Turina. Muchos sabían, otros sospechaban, que María colaboraba en la obra de su marido aunque nunca apareciera su nombre. Hoy existe la certeza de que María fue la auténtica autora de la mayor parte de la obra de Martínez Sierra.

Programa sobre la escritora María de la O Lejárraga, también conocida como María Martínez Sierra. Estudió magisterio y ejerció como maestra. Participó en el movimiento feminista español, fue elegida diputada a Cortes por el Partido Socialista Obrero Español en 1923. Perteneció al comité nacional de mujeres contra la guerra y el fascismo. María estuvo casada con Gregorio Martínez Sierra, autor teatral que gozó de notable fama y cuyo nombre esta ligado a importantes obras musicales de autores como Falla o Turina. Muchos sabían, otros sospechaban, que María colaboraba en la obra de su marido aunque nunca apareciera su nombre. Hoy existe la certeza de que María fue la auténtica autora de la mayor parte de la obra de Martínez Sierra.

ver más sobre "Mujeres en la historia - María de la O Lejárraga" ver menos sobre "Mujeres en la historia - María de la O Lejárraga"

Los últimos 34 documentales de Mujeres en la historia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 42:21 15 dic 2009 Biografía de Maria Felicia García Malibran (Paris 1808, Manchester 1836), hija del gran tenor, famoso compositor y profesor español Manuel García y de la soprano española Joaquina Sitges. Ella al igual que su hermana Paulina Viardot García (Paris 1821 - Heidelberg 1918) y su hermano Manuel García, estudiaron música y fueron cantantes líricas. Maria se convirtió en la más famosa, admirada y amada diva del bel canto en el siglo XIX; su belleza, personalidad y su apasionada y desgraciada existencia influyeron para hacer de ella un mito viviente, igual que le sucedería un siglo más tarde a Maria Callas. Murió en el escenario cuando contaba 38 años. Su hermana Paulina, por el contrario, vivió casi 100 años y después de cantar unos años, se dedico a la composición y a escribir comedias teatrales. En su casa de Paris se reunían las figuras literarias y musicales más importantes de su tiempo. Fue intima amiga de Chopin, con el que actuó al piano en el Covent Garden de Londres. El documental incluye dramatización de la vida de las dos cantantes y declaraciones de expertos en la vida de ambas.

  • La Malibrán

    La Malibrán

    42:24 15 dic 2009

    42:24 15 dic 2009 Biografía de Maria Felicia García Malibrán (París 1808, Manchester 1836), hija del gran tenor, famoso compositor y profesor español Manuel García y de la soprano española Joaquina Sitges. Ella, al igual que su hermana Paulina Viardot García (París 1821 - Heidelberg 1918) y su hermano Manuel García, estudiaron música y fueron cantantes líricos. María se convirtió en la más famosa, admirada y amada diva del bel canto en el siglo XIX; su belleza, personalidad y su apasionada y desgraciada existencia influyeron para hacer de ella un mito viviente, igual que le sucedería un siglo más tarde a Maria Callas. Murió en el escenario cuando contaba 38 años. Su hermana Paulina, por el contrario, vivió casi 100 años y después de cantar unos años, se dedicó a la composición y a escribir comedias teatrales. En su casa de París se reunían las figuras literarias y musicales más importantes de su tiempo. Fue íntima amiga de Chopin, con el que actuó al piano en el Covent Garden de Londres. El documental incluye dramatización de la vida de las dos cantantes y declaraciones de expertos en la vida de ambas.

  • Luisa Ignacia Roldán

    Luisa Ignacia Roldán

    41:00 08 dic 2009

    41:00 08 dic 2009 Biografía de luisa ignacia roldan 'la roldana', que nació en Sevilla en 1652 y murió en Madrid en 1704 y fue la primera mujer en ocupar el cargo de escultora de cámara de un rey, primero Carlos II y después Felipe v. hija del escultor pedro roldan, luisa creció en el taller paterno de Sevilla, pero podemos encontrar esculturas suyas en el escorial, en las catedrales de Cádiz y santiago de Compostela, en conventos y muchas que no se le atribuyen por no estar documentadas. El documental incluye partes dramatizadas sobre la vida de luisa y declaraciones de expertos en el tema.

  • Catalina de Lancaster

    Catalina de Lancaster

    45:50 01 dic 2009

    45:50 01 dic 2009 Análisis de la personalidad y la vida de catalina de Lancaster, nieta de pedro i el cruel, nacida de la hija de Ester Constanza y el duque de Lancaster, que se convierte en reina de castilla por su matrimonio en 1388 con el príncipe enrique, mas tarde Enrique II. Los dos jóvenes fueron designados como los primeros príncipes de Asturias, titulo que desde entonces llevaran los herederos de la corona española. Catalina se quedo viuda cuando su hijo contaba solo un año, compartió la regencia de forma no muy armoniosa con su cuñado Fernando de Antequera, su hijo se convirtió en Juan II y fue padre de Isabel la católica. El documental incluye dramatizaciones sobre la vida de la reina y declaraciones de expertos en el tema.

  • Emilia Pardo Bazán

    Emilia Pardo Bazán

    44:39 24 nov 2009

    44:39 24 nov 2009 Documental sobre la vida y la personalidad de la novelista Emilia Pardo Bazán, nacida en la ciudad de A Coruña en el seno de una familia aristocrática. Era hija de los condes de Pardo Bazán, título que heredaría en 1809. Casada con José Fernando Quiroga y Pérez de Deza, tuvo tres hijos. Viajó por Europa y conoció a muchos de sus autores preferidos. A su regreso a España decidió dedicarse a la literatura. Está considerada como una de las grandes novelistas españolas del siglo XIX. También destaca su proyección feminista como conferenciante y como directora de la 'biblioteca de la mujer'. Fue consejera de instrucción pública y, desde 1916, profesora de literaturas románicas en la universidad de Madrid, cátedra creada ex profeso para ella.

  • 51:31 11 jun 2006 Hija del príncipe enrique de Battemberg y de la princesa Beatriz, la hija de la reina victoria i de gran bretaña. Se caso con Alfonso XIII, rey de España, el 31 de mayo de 1906. Fue un matrimonio por amor, pero el problema de haber transmitido a alguno de sus hijos la hemofilia enturbio la felicidad de la pareja. La reina soporto con gran dignidad los problemas matrimoniales y se dedico a labores altruistas. Acompaño al rey en todos los actos y no dejo traslucir la lejanía que existía entre ellos, como lo prueba el hecho de que una vez en el exilio jamás volvieron a vivir juntos. Tuvieron seis hijos: Alfonso pió, Jaime Leopoldo, Beatriz Isabel, Maria Cristina, Juan Carlos y Gonzalo Manuel. En 1967 volvió a España para asistir al bautizo de su biznieto Felipe. Murió en Lausana en 1969, en 1985 sus restos mortales fueron trasladados al panteón de el escorial.

  • Juana la loca

    Juana la loca

    47:12 05 dic 2004

    47:12 05 dic 2004 Juana I de Castilla, mas conocida como Juana 'la loca', nunca pudo reinar. Primero su marido el archiduque Felipe de Austria, después su padre Fernando 'el católico' y mas tarde su hijo Carlos I, se encargaron de mantenerla alejada del poder. Pero su figura, junto con la de su madre Isabel 'la católica', resultan decisivas para conocer el transito que se produce en la península ibérica entre la edad media y la era moderna. El programa se completa con una escueta dramatización y pl de los lugares donde se desarrollo su vida, en los países bajos y en España.

  • Isabel la Católica

    Isabel la Católica

    45:57 28 nov 2004

    45:57 28 nov 2004 En noviembre de 2004 se conmemoran los 500 años de la muerte de Isabel la Católica, una de las soberanas más sobresalientes de la historia de España, que junto a su hija Juana I marcan el tránsito de la edad media a la edad moderna en la península ibérica.

  • Isabel II

    Isabel II

    54:11 04 may 2004

    54:11 04 may 2004 Programa especial de 'mujeres en la historia' para conmemorar el centenario de la muerte de Isabel II, que sucedió en Paris el 9 de abril de 1904. Hija de Fernando VII y Maria cristina de Borbón, Isabel fue proclamada reina a los tres años y declarada mayor de edad a los trece. Estuvo rodeada, la mayor parte de las veces, de personajes poco convenientes. La carencia de afecto materno en la niñez influirá en el comportamiento de Isabel. Era un periodo convulso y complicado en la historia de España. Ante la presencia en el trono de una mujer, un sector de la sociedad, partidario de mantener la ley salica, que impedía que las mujeres heredasen la corona, provoco las llamadas guerras carlistas. Isabel II  no recibió la formación adecuada para desempeñar su importante misión, nadie la asesoro convenientemente en sus tareas de gobierno. Casada con el hombre menos adecuado, Isabel se resentiría siempre de esa unión poco afortunada. Fue reina efectiva de España durante más de veinticinco años. A la hora de analizar su reinado también destaca, que fue la primera en gobernar en España de acuerdo con una constitución. Eran momentos difíciles en los que el absolutismo se resistía a desaparecer. Los partidos políticos empezaban por entonces a tomar cuerpo. Isabel II fue la reina más querida de los españoles y también a la que hicieron pagar más caros sus errores.

  • 54:04 04 may 2003 Programa dedicado a Carmen de Burgos (1867?-1932). Maestra de primera enseñanza, escritora y primera mujer redactora de un periódico en España. Carmen Burgos 'Colombine', seudónimo utilizado en sus artículos, no dudará en promover desde la prensa una campaña para debatir la necesidad de la ley de divorcio. Defensora de los derechos de la mujer, Carmen de Burgos, saldrá a la calle para pedir la concesión del voto femenino. Mantuvo una relación de veinte años con el escritor Ramón Gómez de la Serna.

  • Clara Campoamor

    Clara Campoamor

    47:56 27 abr 2003

    47:56 27 abr 2003 Programa dedicado a Clara Campoamor (1888-1972). Después de diversos trabajos, cursó estudios de derecho, y consiguió ingresar en 1924 en la Real Academia de Jurisprudencia. Hizo constar, desde el primer momento, que deseaba ejercer inmediatamente. A partir de entonces son muy frecuentes sus actuaciones ante los tribunales. Al caer la dictadura de Primo de Rivera, Clara Campoamor inicia su militancia política en el Partido Radical Socialista, y obtiene plaza de diputada en las cortes constituyentes de la Segunda República. La actividad parlamentaria de Clara Campoamor será definitiva para las mujeres españolas. Fue miembro de la comisión encargada de realizar el proyecto de la Constitución y se convirtió en la defensora de los derechos de las mujeres. Documental de 2003. Dirección y guión: María Teresa Álvarez.

  • Ana de Austria

    Ana de Austria

    49:11 20 abr 2003

    49:11 20 abr 2003 Programa dedicado a Ana de Austria (1601-1666). Hija de Felipe III. A los quince años se convirtió en reina de Francia por su matrimonio con Luis XIII. Su vida no fue fácil acosada por la animadversión del famoso cardenal Richelieu. Vivió en medio de intrigas y conspiraciones políticas y palaciegas de la corte francesa. A la muerte de su marido, Ana de Austria ocupa la regencia en nombre de su hijo, el futuro Luis XIV, el llamado 'rey sol'. Ana se apoyó para gobernar en el cardenal Mazarino, al que convierte en su valido y con el que se dice tuvo relaciones amorosas. Figura fundamental en la historia de Francia, Ana de Austria resistió la rebelión de la fronda y logró ver a su hijo en el trono. Ella será quien decida el matrimonio de su hijo con la infanta Maria Teresa, hija de Felipe IV. Ana de Austria fue la reina a quien sirven los mosqueteros, según la novela de Alejandro Dumas.

  • Rosalía de Castro

    Rosalía de Castro

    49:54 13 abr 2003

    49:54 13 abr 2003 Biografía de Rosalía de Castro (1837-1885), poetisa. Hija natural de Teresa de Castro, perteneciente a una noble familia gallega y de un sacerdote, nunca superó del todo la crisis desencadenada cuando se enteró, a los quince años, de su procedencia ilegítima. Su primer libro de versos, La flor (1857), no será más que el comienzo de una obra en la que el amor desgraciado y la denuncia social serán temas recurrentes. Su importante producción poética se encuadra dentro del más claro y melancólico romanticismo. Además, colaboró de forma decidida en el renacimiento de la lengua gallega.

  • 53:04 06 abr 2003 Biografía de Maria cristina de Habsburgo-Lorena (1858-1929). Fue la segunda esposa del rey Alfonso XII. A la muerte de este, en 1885, es designada regente hasta que su hijo, el futuro Alfonso XIII, alcance la mayoría de edad. Su carácter reservado y austero seria su mejor aval a la hora de convertirse en regente. Todos alabaron su prudencia, discreción y tacto. Además de dar a conocer la figura de la reina Maria Cristina de Habsburgo, se analiza por medio de su regencia un interesante, conflictivo y triste periodo de la historia en el que España perdió Cuba, Filipinas y Puerto Rico. También se recuerda el inicio del desarrollo de las organizaciones obreras, el terrorismo anarquista y el nacimiento del catalanismo 

  • 53:03 06 abr 2003 Biografía de Maria Cristina de Habsburgo-Lorena (1858-1929). Fue la segunda esposa del rey Alfonso XII. A la muerte de éste, en 1885, es designada regente hasta que su hijo, el futuro Alfonso XIII, alcance la mayoría de edad. Su carácter reservado y austero seria su mejor aval a la hora de convertirse en regente. Todos alabaron su prudencia, discreción y tacto. Además de dar a conocer la figura de la reina María Cristina de Habsburgo, se analiza por medio de su regencia un interesante, conflictivo y triste periodo de la historia en el que España perdió Cuba, Filipinas y Puerto Rico. También se recuerda el inicio del desarrollo de las organizaciones obreras, el terrorismo anarquista y el nacimiento del catalanismo político.

  • María de la O Lejárraga

    María de la O Lejárraga

    48:01 05 sep 1998

    48:01 05 sep 1998 Programa sobre la escritora María de la O Lejárraga, también conocida como María Martínez Sierra. Estudió magisterio y ejerció como maestra. Participó en el movimiento feminista español, fue elegida diputada a Cortes por el Partido Socialista Obrero Español en 1923. Perteneció al comité nacional de mujeres contra la guerra y el fascismo. María estuvo casada con Gregorio Martínez Sierra, autor teatral que gozó de notable fama y cuyo nombre esta ligado a importantes obras musicales de autores como Falla o Turina. Muchos sabían, otros sospechaban, que María colaboraba en la obra de su marido aunque nunca apareciera su nombre. Hoy existe la certeza de que María fue la auténtica autora de la mayor parte de la obra de Martínez Sierra.

  • 52:12 15 ago 1998  Maria Rafols, Micaela Desmaisieres y Teresa Gallifa fueron tres mujeres que tienen en común el haber entregado su vida a los demás y el ser fundadoras de tres órdenes religiosas dedicadas preferentemente a la atención a las mujeres.

  • Rosario de Acuña

    Rosario de Acuña

    48:05 08 ago 1998

    48:05 08 ago 1998 Nacida en Pinto, Madrid 1851, y fallecida en Gijón, Asturias, en 1923, Rosario de Acuña fue una mujer librepensadora, condesa que nunca utilizó su título. Abandonó a su marido por evidente infidelidad, masona, escritora que cultivó todos los géneros literarios; su obra refleja sus ideas comprometidas con la emancipación de la mujer y el anticlericalismo. En su época fue atacada y calificada de bruja demente o diabólica masona, y admirada por otros como escritora e idealista librepensadora.

  • Teresa Cabarrús

    Teresa Cabarrús

    51:05 01 ago 1998

    51:05 01 ago 1998 Hija del conde de Cabarrus, teresa nació en Carabanchel alto. Fue famosa por su hermosura, talento, aventuras y, especialmente, por la influencia que ejerció sobre uno de los principales protagonistas de la revolución francesa: Juan Lamberto Tallien, elegido por la convención nacional para controlar la insurrección girondina en Burdeos. Teresa estuvo en el origen del golpe de estado de termidor, que acabo con la vida de Robespierre. Gracias a la labor de Teresa en Burdeos muchas personas se salvaron de morir en la guillotina, de ahí que se la conociera como 'nuestra señora de termidor'.

  • Isabel Roser

    Isabel Roser

    54:07 18 jul 1998

    54:07 18 jul 1998 Pertenece Isabel a ese campo restringido de viudas ricas dedicadas a la iglesia y, en su caso, a la obra de Ignacio de Loyola. Mujer libre e independiente, por estado civil y por fortuna, colaboro activamente con Ignacio de Loyola en Barcelona; para profesar en la orden tuvo que buscar el apoyo papal. Finalmente san Ignacio la separo de la orden e ingreso en el monasterio de santa Maria de Jerusalén en Barcelona.

Mostrando 1 de 2 Ver más