www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5623340
Para todos los públicos Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta África: De Mangola a Moshi, Tanzania: despedida masais - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(ANTONIO) Hoy nos despedimos de África.

(SONIA) Y lo hacemos visitando a la tribu más icónica: Los Masáis.

(MATEO) Pero antes haremos una ruta en bici entre cultivos.

(CANDELA) Estaremos a centímetros de las serpientes más venenosas

y mortales de África.

Probaremos una cerveza muy especial, la de banana.

Saltaremos en tirolina sobre un estanque de agua transparente.

Y probaremos el café a los pies del monte Kilimanjaro.

Vamos, vamos, vamos.

¿Mateo, no habrás tomado café por error?

¿Por qué, por qué, por qué?

¡Empezamos!

Hoy abandonamos Mangola, para ir a Mto Wa Mbu.

Se nos atraganta el nombrecito.

Luego pararemos en Arusha,

para conocer los secretos de las serpientes

y terminaremos nuestra aventura

en Moshi, a las faldas de Kilimanjaro.

Nos despedimos del padre Aguilar, de Pepe y ponemos rumbo,

a ver si me sale, Mto Wa Mbu.

- Mto Wa Mbu. - Mto Wa Mbu.

(Risa)

Quinceañera, adiós.

(Risa)

(Música)

Hemos llegado a nuestro alojamiento,

para los próximos dos días,

está en el centro de Mto Wa Mbu, que significa río de mosquitos.

Mosquitos, de aquí, en la época de lluvia,

ahora de hecho se está fenomenal,

siempre hay que mantener ciertas precauciones,

dormir con mosquitera y al amanecer y al anochecer,

echarse un poco de spray antimosquitos.

(Música)

Este Hostel es un poco Pluff.

Con deciros que lo mejor son las mosquiteras.

Por lo menos estamos vacunados contra todo.

Para venir aquí, a Tanzania,

es imprescindible estar vacunado de la fiebre amarilla.

Además de todo el resto de vacunas que llevamos:

tifus, cólera y rabia, es imprescindible

tener el sellito de ésta.

(Música)

Hemos venido a dar un vueltita

por un mercado muy popular que hay aquí.

Se llama el “Maasai Market”,

vamos a ver que cositas encontramos.

(Música)

¡Corre, corre!

(Risa)

Pues este gorro que veis aquí que es de un león,

se lo ponen los niños de mi edad, masáis,

antes de ir a cazar un león. Mola un montón.

(Música)

Esta es una típica zapatilla Masái

que está hecha íntegramente de rueda de neumático,

esta es la suela y aquí es donde pondrían el pie.

Una cosa muy curiosa, es que si la pongo así,

no se distingue qué parte es la de delante y la del talón.

Esto lo hacían los masáis para que no les pudieran robar el ganado

cuando iban por el campo, iban de un sitio a otro,

pero el que seguía las huellas,

no sabía si iban en esta dirección o en la contraria

y así mantenían su ganado a salvo de los ladrones.

(Música)

Yo no me he podido resistir, lo confieso,

me llevo un rinoceronte de madera

que me ha vendido el abuelillo de las sandalias.

¿Cuánto has pagado por el rinoceronte?

Tres euros.

Creo que me va a dar buena suerte.

Encima está mal hecho. ¿Es de ébano?

Es de ébano, es de ébano. Ébano del que...

¡Eva no, Eva no compres más!

(Música cabecera)

(Música)

Hoy tenemos una actividad que sabemos que a Candela le encanta:

Bicicleta.

Vamos a dar una vuelta por los alrededores de Mto Wa Mbu,

vamos a ver algunas plantaciones de arroz, de banana,

ver como se hace la cerveza de banana.

Así que, pedaleando que es gerundio.

¡Vámonos!

(Música)

(Música)

Esta tierra originariamente, pertenecía a los masáis,

pero se fueron alejando a medida que llegó gente nueva

y tenían menos espacio para dar de comer a sus vacas.

En ese momento, la tierra quedó como sin dueño

y decidieron repartírsela

y la manera de repartírsela era tirar una piedra

y allá donde cayera era el linde de tu parcelita.

Comenzaron a plantar caña de azúcar y en el año 2004,

llegaron unos japoneses y dijeron que por qué no cultivaban arroz,

dado que es una tierra muy rica en agua,

muy rica en nutrientes y va a ser mucho más rentable.

Desde entonces todo esto, alrededor de Mto Wa Mbu, son campos de arroz.

(Música)

¿Qué te ha pasado Antonio? ¿Te has estrenado?

He pisado el lateral de una de las vías y me he resbalado.

He metido lo que se llama la pata.

(Música)

Otra de las plantaciones que se dan aquí en Mto Wa Mbu,

es el banano verde,

en un saco de estos pueden llegar a meter

hasta nueve racimos de cada bananero,

es decir, nueve bananeros que se meten en cada saco,

llegan a pesar hasta 190 kg, entre 150-190kg.

(Música)

Adiós amigos.

Hasta luego.

(Risa)

(Música)

El tour en bici continúa en esta fábrica de “carving”

que llaman aquí, que es tallado en madera

y la madera estrella que tienen aquí es el ébano.

Es una madera muy pesada,

es de las maderas más caras del mundo

y cuando tiene muchos años, entre 70 y 100,

toda ella es de color negro.

(Música)

Muchas veces te pueden intentar vender ébano y no lo es.

Muchas veces lo que hacen es teñir la madera con betún

y adquiere este color negruzco, pero no es ébano.

Para ser ébano, tiene que pesar

y un buen indicador es mirar debajo,

para ver si es todo negro

o si tiene el típico circulito blanco del ébano.

Que no os vendan lo que no es.

¿Cómo?

Que le dices tú primero un precio y luego él.

Exacto.

¡Makuteros regateros! ¡Fight!

(Campana)

Dos. ¡Dos mil chelines!

¿Setenta y cinco mil?

Setenta y cinco mil.

¿¡Treinta y dos dólares esto!?

Poco a poco, vamos a regatear poco a poco.

Ah vale, diez mil.

Diez mil chelín. No... setenta y cinco.

¡Pero si has dicho setenta y cinco!

Un poco más.

Un poco menos.

Setenta ahora.

Ok, quince.

Quince no. Cincuenta mil chelines.

25 dólares. ¿25 dólares?

Quería más de diez dólares y yo no pago más de diez dólares por eso.

He venido aquí a conseguir una pieza como esas,

pero por diez dólares.

(Música)

Hemos probado cerveza de todo tipo de cereales aquí,

pero nos quedaba una muy especial que es la cerveza de banana,

que se hace precisamente aquí.

Esta cerveza es mucho más compleja de hacer

que las otras que hemos visto,

se coge la banana, se tritura, se pasa por agua,

se cocina durante seis o siete horas

y se deja luego fermentando durante casi siete días.

Pasado esos días, se coge todo ese mejunje,

se filtra y se deja reposando en una sala oscura

el líquido sobrante y lo que ha quedado se mezcla

con una harina especial de mijo

y se hace una especie de “porridge”,

y esa maicena, por así llamarlo, se vuelve a juntar,

durante una sóla noche, con el líquido restante.

Llega a fermentar, produce entre 1,8 y 2 grados de alcohol

y al día siguiente ya se tiene la cerveza,

aquí están esperando para hacer ese “porridge”, juntarlo

y mañana estará lista.

Veremos si tienen ya algo para darnos.

(Música)

Pues a diferencia de las otras que hemos probado

que tienen un sabor muy asidrado, esta pica un poco

y tiene en boca el sabor de las semillas de mijo flotando

y la verdad, a mí, me parece suave

e incluso te diría que me gusta más que las otras.

Yo después de ver todas las moscas y mosquitos

que había en la sala de fermentación.

Voy a mojarme solo los labios.

Muy agria y sabe a agua de plátano pero amarga.

No sé si diría yo que esto es una cerveza,

pero bueno es la cerveza local.

El Cola Cao de los campeones.

(Música)

Con esta maravillosa cena local,

le agradecemos una vez más a nuestro guía.

Por este maravilloso tour,

y ahora a dar cuenta, que nos lo hemos ganado.

- Sí. - Hasta mañana makuteros.

(Rugido)

(Música)

Nos dirigimos ya a nuestro último destino a la falda del Kilimanjaro,

pero primero vamos a hacer una pequeña parada en Arusha.

Esto ya es territorio masái, esa tribu tan conocida por esto.

¡Hey, hey, hey!

(Música)

Hemos llegado al centro de serpientes, de aquí,

del área de Arusha,

vamos a poder conocer de primera mano

que especies habitan en esta zona y no sólo en la zona de Tanzania,

si no, también en lo que se refiere al este africano.

Esperemos salir vivos y coleando, como serpientes.

(Música)

Esta serpiente que vemos aquí,

es la pitón

una serpiente que puede alcanzar hasta seis metros de largo,

esta está en crecimiento y es más o menos unos tres metros.

Cada mes le dan unos cuatro conejos

y se los dan vivos porque como es un animal de sangre fría

no come animales muertos.

(Música)

Esta es la cobra roja escupidora,

para atacarte te echa el veneno,

normalmente intentan hacerlo a los ojos,

para dejarte ciego y luego poder morderte,

pero a veces fallan y te dan en la piel,

entonces lo que hay que hacer es quitártelo suave y muy rápido,

porque si restriegas,

se te mete todo el veneno a través de la piel y entra en la sangre.

(Música)

(Música)

La serpiente más venenosa de África,

la mamba negra,

las serpientes se mueven de dos maneras,

una haciendo así como un gusanito, y haciendo un zigzag,

esta hace zigzag,

es la más rápida del mundo alcanzando los 20 km/h.

Su veneno es tan letal, que ataca de dos maneras,

neurotoxinas y al sistema circulatorio,

con lo cual en 15 ó 20 minutos, si no tienes el antídoto,

estás muerto,

es la serpiente que causa más muertes en el continente africano.

El único animal que es capaz de combatir este animal es la mangosta

porque tiene la peculiaridad de que es inmune

a los venenos de las serpientes, incluso al de las cobras.

(Música)

Son unos bichos que son tremendamente elegantes.

Es como súper guay y tiene el cuerpo como muy delicado.

(Música)

(Música cabecera)

(Música)

Un día para coger fuerzas y vamos a desayunar mandayi,

una especie de buñuelo, samosa, una empanadilla de carne,

banana frita y unas crepes.

Y unos cafelitos..

¡Y tostadas, tostadas!

¡Pásame una!

(Música)

Ya hemos llegado a Rundugai.

Totalmente fuera del circ

así que creo que la actividad

va a ser auténtica y bastante chula.

Esto está un poco perdido de la mano del mundo.

(Música)

Esto es un poco lo que vamos a hacer hoy,

visita a un poblado masái

y luego nos vamos a ir a este mini paraíso.

A darnos un bañito.

(Música)

(Música)

Estamos ya en el Boma Masái, en el pueblo masái.

(Cantos tribales)

Así nos han recibido los conocidos masáis, saltando con mucha energía

Con su cantos, dándonos la bienvenida al Boma, al pueblo,

ahora mismo sólo están las mujeres,

porque los hombres han salido al campo a cuidar de las vacas,

pero vamos a pasar un ratito con ellas, viendo cómo viven,

cómo son sus casas y haciéndoles todas las preguntas que podamos,

para aprender más sobre la cultura masái.

(Música)

Nosotros no hemos venido a visitar un pueblo turístico

masái para que nos hagan el espectáculo,

hemos venido a la realidad de los masáis ahora,

por eso estamos por la mañana el Boma vacío y el ganado fuera.

Me está gustando mucho porque hay bebés cabras

y este está intentando chuparme por todos lados,

para ver si tengo leche o a su madre.

(Música)

Este cercado aquí, con espinas, es la parte más importante para ellos,

es el Boma, por eso lo sitúan en el centro del poblado,

es donde guardan cada días las vacas y las cabras,

para que estén a salvo de depredadores o de robos,

o de cualquier cosa.

(Música)

Los masáis son polígamos,

así que pueden tener entre tres y cuatro mujeres,

el que ya puede a tope podría tener hasta diez,

lo que sí, a cada mujer le tiene que construir su choza

y tiene que tener su espacio, no pueden vivir todas juntas.

Un símbolo de belleza es hacerse las escarificaciones

porque a los hombres les atrae mucho, entonces con el palito,

van haciendo así, hasta que se hace una herida que sangra,

dicen que es muy doloroso,

luego ponen unas hierbas para que cicatrice y no se les infecte,

pero es la manera que tienen ellas

de ir haciendo sus tatuajes corporales.

(Música)

Los agujeros que se hacen en las orejas,

se los hacen desde pequeñitas con un cuchillo

y los van agrandando cortando un palito

y meten un trozo del palito aquí dentro y así poco a poco,

los van haciendo grandes,

hasta poder colgarse esos pendientes

que llevan ellas tan bonitos.

(Música)

Les he preguntado qué cómo se limpian los dientes

y me han dicho que cogen un palito de aquí del campo

y me van a explicar cuál es el proceso.

(Música)

Muchos masáis tienen los dientes así, separados,

se los van separando introduciendo un cuchillo,

para cuando contraen el tétanos,

una enfermedad que sobre todo paraliza mucho la mandíbula

y les impide alimentarse, de esa manera, teniendo ese huequecito,

el resto de la tribu puede ir introduciendo el resto de la comida

y así pueden sobrevivir a la enfermedad.

(Música)

Nos han propuesto si queríamos un poco,

ataviarnos como van ellas vestidas de mujeres masái,

así que bueno, hemos decidido probar y aquí estamos,

poniéndonos guapas.

(Música)

El vestido consiste en tres telas, dos telas que son de este tono,

moradas, lo primero que te ponen es la falda,

luego te ponen una tela en el cuerpo del mismo color

y la sujetan con un imperdible aquí en el brazo y para,

el conjunto termina con esta tela más colorista

que la ponen como si fuera una mantilla y la atan aquí,

con un nudito y luego ya ponen el collar rematando el look masái.

(Cantos tribales)

(Música)

Y nos vamos ahora a darnos un baño, ¿no?

Además deciros que sólo quedan ochocientos mil masáis

en toda la zona de Kenia y Tanzania

y muchos de los sitios a los que acudes son muy turísticos,

nos hemos intentado alejar un poco a una zona rural perdida,

para conocer un poco,

cómo viven y yo creo que ha sido bastante chulo

y bastante auténtico,

encantados de haber pasado esta mañana entera con los masáis.

(Ríen)

(Música)

(Ríen)

(Música)

Estamos en el estanque de Chenka,

parece mentira que pueda haber agua,

en medio de este secarral tan árido,

pero el sitio es muy popular y seguro que va a estar fresquita,

fresquita y va a ser divertido para los niños.

(Música)

Pues ahora mismo,

dentro del manantial hay unos pececillos que se te acercan

y te hacen un “peeling”, en los pies, fíjate los nińos cómo están.

(Música)

En Chenka, puedes traer tu propio “lunch”,

como hemos hecho nosotros, también hay un par de chiringuitos,

donde venden carne a la brasa,

un tipo de tortilla que llaman tortilla tanzana, venden bebidas.

(Música)

(Música cabecera)

(Música)

Hoy toca excursión a los cafetales y ver una cascada

y de fondo el Kilimanjaro,

una de las cosas que puedes hacer aquí, en Moshi.

(Música)

Estamos ascendiendo hacia una zona muy frondosa,

con mucha vegetación,

muy diferente a lo que estamos acostumbrados en Tanzania.

Estamos llegando a la falda del Kilimanjaro

y se hacen muy presentes

todos esos glaciares y esa aguas que dan vida

a toda esta zona de Moshi.

(Música)

Entre Arusha y Moshi se encuentra la plantación de café

más grande de áfrica oriental.

El café, aquí llegó desde Etiopía

y sirvió incluso de moneda de cambio entre varias tribus.

(Música)

Echan aquí los granos, recien cosechados,

les añaden un poquito de agua,

la máquina lo que hace es que pela el grano y se obtiene ya,

el grano sin cáscara. Todavía necesita ser secado,

lo dejan un día entero sumergido en agua

y pasado ese día entero lo ponen a secar en altura para que se airee,

se vaya secándose y se quede durito,

para pasar al siguiente proceso.

(Música)

(Cantos tribales)

(Ríen)

(Cantos tribales)

Mi café

(Cantos tribales)

(Música)

Nos ha puesto café en la mano, granitos tostados,

con un poco de azúcar.

Tenemos que meter esto en la boca, masticarlo y tragarlo.

¡Uhhh!, qué bueno!

Muy rico.

(Música)

Amigos, Juan Valdés decía: recoge, prepara, tuesta y bebe.

Está caliente.

Juan, ¡qué lejos estamos de Colombia, amigo!

(Ríen)

(Música)

Debido a la erosión causada por el agua que baja del Kilimanjaro,

la montaña, se ha dividido en muchos valles,

donde hay muchos pueblos, aunque son todos de la misma tribu.

(Música)

Esta plantita que vemos aquí, se llama Shaisho,

la planta del futuro, ¿por qué?

Veis esta fibrita que he sacado de ella

pues esta fibra la utilizan para hacer bolsas, en vez de plástico.

(Música)

(Sonido del agua cayendo)

(Música)

(Sonido del agua cayendo)

El tiempo no acompaña,

pero hay muchas ganas de nadar en esta cascada

a los pies del Kilimanjaro.

Ya está papá haciendo de Tarzán,

no se da cuenta de que tiene pinta de estar congelada.

¡Conseguido!

(Grita)

(Música)

Con el techo de África detrás

que hace de esta imagen una postal incomparable de nuestro viaje,

nos despedimos de esta aventura,

sabiendo que será algo que recordar.

Este viaje lo hemos disfrutado todos muchísimo,

viendo curiosos animales, paisajes muy diferentes,

conociendo otras culturas

y haciendo actividades extremas.

(Grita)

La vida sigue y los viajes nos volverán a juntar,

muchísimas gracias por estar semana tras semana

disfrutando de esta aventura africana con nosotros.

Hasta luego “gueys”

Hasta luego makuteros.

(TODOS) Adiós.

(Música)

Ahora dice qué.

Os esperamos en nuestra siguiente aventura.

(Música cabecera)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ruta África: De Mangola a Moshi, Tanzania: despedida masais

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta África: De Mangola a Moshi, Tanzania: despedida masais

12 jul 2020

Última etapa de nuestro periplo africano, llegando a los pies del Monte Kilimanjaro. La visita a un "Boma Masái", mostrará cómo viven los integrantes de esta icónica tribu, sus costumbres y tradiciones. Cómo funciona una plantación de café será otra de las actividades a mostrar.

ver más sobre "Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta África: De Mangola a Moshi, Tanzania: despedida masais" ver menos sobre "Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta África: De Mangola a Moshi, Tanzania: despedida masais"
Programas completos (50)

Los últimos 57 programas de Mi Familia En La Mochila - Family Run

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios