www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5766202
Para todos los públicos Masterchef Junior 8 - Programa 6 - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Música)

Buenas noches y bienvenidos

a la gran final de "MasterChef Junior" VIII.

129 aspirantes han pasado por la edición más joven,

pero hay algo que permanece igual en cada temporada:

todos vienen cargados de ilusión y dispuestos a luchar

por su sueño. Siete lo han conseguido ya.

y el octavo lo conoceremos al final de la noche.

Aquí están los candidatos:

Aurora, Henar, Javier y Nicolás. (GRITAN)

¡Cuidado, cuidado! -¡Hala!

-¡Cuidado! -¡El trofeo!

-¡El trofeo!

-¡El trofeo! -¡El trofeo!

-Ostras, otras, ostras.

Están midiendo. A tope.

Me da miedo esto, ¿eh? Están aquí, están aquí.

Sí. Positivo, positivo.

Acaban de entrar. Hay fantasmas.

Sí, son ellos.

¿Somos nosotros? (HENAR) No soy fantasma.

No me hagáis nada, gracias. Esto dice que son malos.

Sobre todo el pequeñito. Sí.

Hacen falta muchas cosas más para derrotarme.

(JAVI) "Creo que los únicos fantasmas

que había en estas cocinas son Antony y los jueces".

Yo no soy un Casper de la vida, yo soy el puro y duro demonio.

Hola, Jordi.

Hola, Pepe.

Estás tú... Estás hasta arriba de fantasma, ¿eh?

Está plagado esto, ¿eh? La maquinita no falla.

Ah, no nos ven. Aquí está, aquí está.

No nos ven. Está aquí. ¡Es él! ¡Es él!

¡Es el fantasma! ¡Hay cuatro! ¡Son cuatro!

¡Son cuatro! ¡Son cuatro!

(RÍEN)

(HENAR) "Me gusta mucho la peli 'Los Cazafantasmas'".

(TARAREA LA BANDA SONORA)

"Ghostbusters".

Finalistas, buenas noches.

(TODOS) ¡Buenas noches!

Disfrutad de lo que vais a vivir hoy,

porque ese título y ese privilegio

ya no os lo quita nadie. Hombre.

(RÍE) Felicidades a los cuatro,

porque llegasteis con un sueño

y con trabajo, esfuerzo y muchas ganas

habéis conseguido estar en la final.

(GRITAN)

No era tarea fácil. No.

Más de 12.000 jóvenes cocineros lo han intentado

y solo vosotros lo habéis conseguido.

No me lo creo,

pero es hora de creérselo. Venga. En el camino,

han aparecido dificultades, pero habéis tenido la meta clara

y os habéis enfocado en ella.

Aunque lo más importante es que os habéis divertido

y eso ya es un éxito. Hombre...

Gracias, chef. -Gracias, chef.

Nicolás, primer finalista.

¿Cómo ha sido tu experiencia en "MasterChef"?

Ha sido alegría, felicidad

y "MasterChef" seguramente me cambie la vida hasta ahora.

Esta semana te encargas de los huertos.

Otra vez, segunda semana. Aurora,

¿qué significa para ti estar en la final?

Un sueño hecho realidad,

me lo estoy pasando genial, los amigos,

todas las cosas que he conocido... Entonces, es un orgullo.

¿Qué queda de la Henar que entró hace seis semanas?

No queda nada porque entré muy insegura.

"Haber si no lo consigo" y no sé qué.

Ahora entro más segura y digo:

"Venga, voy a por todas, voy a luchar"

Y así es mejor. Javier, has dicho,

y varias veces demás, que todo lo que te propones lo consigues.

Sí. A la final has llegado,

y solo dos podéis ser duelistas, ¿cuál es tu quiniela?

Nico y yo.

(JAVI) "Todos tenemos algo en común: ir a por todas".

Y yo voy a por todísimas.

Antes de continuar, quiero recordaros lo que está en juego.

Por un lado, el trofeo que os acredita

como ganador de la octava edición de "MasterChef Junior".

Uy, miedo...

12.000 euros para continuar con la formación

y un curso de cocina de cuatro días

en el Basque Culinary Center,

donde los jóvenes pueden estudiar gastronomía

a nivel universitario para convertirse

en futuros profesionales de prestigio.

Yo quiero, yo quiero ser chef profesional.

(AURORA) "Son muchas cosas las que nos estamos jugando".

Tengo claro es que para conseguirlo me tengo que esforzar.

Nicolás, viéndonos vestidos así, ¿en qué crees que puede consistir

el primer reto de la gran final? Puede ser hacer un plato

de esa misma película.

-Una gelatina, una cosa de esas. La clave para descubrirlo

está en el escaparate. ¡Bien, por fin!

¿A que estáis deseando descubrirlo ya?

(TODOS) ¡Sí, chef! -Un montón.

No os imagináis las ganas que tengo de que lo veáis,

porque es espectacular. (HENAR) Tengo miedo.

-¡Bien!

Por favor, que se abra el escaparate.

¡Vamos! (GRITAN)

-¡Ostras! -¡Tenemos que meternos!

¿A que no me quedo corto diciendo que era espectacular?

Es impresionante. -Es la bomba.

Seguro que sabéis quiénes son los Cazafantasmas.

(TODOS) ¡Sí! Pues los dueños de esta granja,

nos han contratado porque tienen algunos habitantes

en casa que no esperaban. Fantasmas.

Tengo miedo. Yo cuando vi la primera peli

era más pequeño todavía que vosotros.

Desde entonces, los Cazafantasmas son de mis héroes favoritos.

Con ellos, las aventuras y la diversión están aseguradas.

¿Qué os parece el auténtico coche de los Cazafantasmas?

Superguay. Mola, ¿eh?

Sí, mucho. Cochazo.

Pero sé que estáis mirando la piscina...

Sí. -Ya...

Con mucho deseo...

Hombre... Henar...

¿Por qué crees que hay una piscina?

Hay que cazar algo, cazafantasmas,

cazar ingredientes, cocina, ingredientes.

¿Esto de qué es?

¿Moco de Munchen, el nuevo fantasma de la peli?

Bueno, puede ser, pero qué asco. Ah...

(HENAR) Bañarse en moco no es muy agradable.

Lo están deseando, Pepe. Sí.

¿A que sí?

¡Sí, chef! -No....

Tranquilos, vais a tener que hacerlo todos.

¡Ah! -Bien.

Cada uno tenéis un paquetito esperándoos en la piscina.

Qué miedo...

Hoy vengo a luchar,

a por todas, porque tengo pantalones de militar

y voy a luchar como una guerrera.

¿Estáis preparados? (TODOS) ¡Sí, chef!

¡Pues adelante! ¡A buscarlo! (GRITAN)

-¡Cuidado, cuidado!

¡Qué asco! ¡Ayuda! (GRITA)

(RÍE)

Es lo primero que he cogido. -Qué asco.

Esto es moco radiactivo.

(GRITA)

¡Un ajo!

-Prefiero eso.

-¿Qué es esto?

-¡Queso, queso! ¡Me gusta el queso!

(RÍE)

¡Vamos, Aurora, sumérgeme! ¡Sumérgeme!

Vamos saliendo con el ingrediente cada uno, venga.

¡Bien! (RÍE)

¡Me falta un calcetín!

Hay un calcetín con moco. Nicolás, ¿qué has encontrado?

Queso. Torta del Casar. Sí, señor.

Efectivamente. ¡Qué bueno!

Aurora, ¿tú qué has encontrado? Ajo.

Ajo negro. ¿Y Henar?

Hinojo. Hinojo fresco, muy bien. ¿Javi?

¿Qué tienes? Javi, ¿qué llevas allí?

No sé.

¿Qué es? ¿Coco deshidratado?

No te muevas, que te caes. -¿Puedo meterme otra vez?

-Niños sucios, niños felices y madres tristes. Es la gracia.

Para conocer en qué va a consistir el primer reto,

vamos a pasar primero por la puerta mágica.

Y atención, porque por primera vez en la historia de "MasterChef"...

¡Ostras!

Vosotros también vais a pasar por la puerta mágica.

(GRITAN)

-¡Qué guay!

-¡Qué guay! ¡Viva la vida y viva el sabor!

Pues venga, vámonos. Vámonos.

¡Cuidado! Cuidado.

No os resbaléis, ¿eh?

Ha sido una experiencia chula pero no me gusta mancharme.

-¡Moco! (GRITA)

(GRITAN)

(Música de misterio)

(GRITAN)

-¡Impresionante!

(NICO) "Entras, hacen ¡pim!

Y de repente estás reluciente, limpio, limpísimo".

Ahora, lo que pasa dentro de la puerta mágica...

(SUSURRA) Se queda dentro de la puerta mágica.

Oye, no te reconozco, Henar. ¿Y ese cambio? Por favor...

Estás espectacular.

Me han maquillado, me han peinado y me han rizado el pelo.

Te lo explico, Pepe. Desde que cocinó con Josie

y compartió con él trucos de estilismo, belleza y moda,

Henar tenía muchas ganas de ponerse un vestido

y por fin lo ha conseguido.

Y ha sido gracias a la puerta mágica.

No hace falta que te acicales tanto,

ya me parecías estupenda antes. Gracias.

-¡Oh!

(JAVI) ¡Qué bonito es el amor!

(HENAR) "Qué pasada".

Me han puesto como una muñeca, tengo un vestido, supermaquillada

y mira el pelo. Bueno, bueno, yo flipo.

Toca ponerse los delantales y ocupar los puestos de cocina.

Adelante.

La verdad, hoy no vengo con nervios, solo con ganas

de ya saber la prueba y de luchar y de cocinar.

¡Porque ya tengo ganas de cocinar!

Aspirantes, estáis delante de la última caja de la temporada.

Javier, ¿qué te podría ayudar a conseguir la primera chaquetilla

de duelista? ¿Dónde estás? No podíais poner una caja más baja.

Estírate un poco, macho.

Ahora. Así, así.

¿Qué te vendría bien para ir a la final?

Un postre, así tenemos receta.

Pero va a ser seguir al chef,

porque esa cocina está girada. Lo que pasó exactamente

en el Junior VII, seguir al chef. Ya veremos...

Aurora...

¿Qué crees que esconde la caja misteriosa?

Algún tipo de receta o algún tipo de alimento...

-¡Solo hay una manera de descubrirlo!

Así es. A la de tres, quiero que las levantéis

todos a la vez. Una, dos y tres.

(GRITAN) (HENAR) ¡Las chaquetillas!

(NICO) ¡La chaquetilla!

¡Uh!

(HENAR) "Para Henar". ¿No tenéis sobre?

Nicolás,

¿qué significaría para ti poder vestir esa chaquetilla

con tu nombre? Sería un reto cumplido

y me haría superfeliz, pero solo hay una manera

de ponerte esta chaquetilla y es esforzándote todo lo que puedas.

Eso es lo que voy a hacer hoy. -Y yo.

Haré de todo para conseguir esa chaquetilla,

ojalá ya la pueda lucir con mi nombre,

porque es preciosa.

Henar, ¿qué pone ahí? ¿Qué es eso?

Una carta, no sé.

¿Quién puede ser, Henar? De Josie o alguno de vosotros.

-¡Oh! (JAVI) A ver, a ver.

-¡Es de Jordi!

(NICO) Léela en voz alta. (HENAR) Yo la leo.

"Mi querida Henar: Dices que nunca has recibido una carta,

pues aquí la tienes ya".

(OFF) "Te escribo para decirte que nada más conocerte pensé:

'Esta niña es muy especial'.

Eres espontánea, dicharachera, inteligente, divertida

y extremadamente sensible". Sensible, sí.

"Quiero que me hagas una promesa.

La próxima vez que alguien hable de cartas,...".

"...levantarás la cabeza muy alta

y con una sonrisa gigante dirás:".

"'A mí me escribió una, y encima un pibonaco'".

"Con todo mi cariño, tu amigo Jordi Cruz".

¡Qué bonito!

¡Guau! ¡Qué bonito, gracias!

Qué bonito, ¿le quieres decir algo a Jordi?

Sí, que te quiero mucho.

Nunca me hubiera imaginado

que mi primera carta de amor fuera de Jordi,

y con esas palabras que son superpreciosas.

Ay, ay, ay. ¡Oh!

¿A que siempre seremos amigos? Sí.

¡Qué bonito! Me prometes

que siempre confiarás en ti. Sí.

Pero te lo tienes que creer. Sí.

¿Trato hecho? Sí. Ya es hora de que me lo crea.

Va, dale. ¡Gracias!

"Happy!".

Jordi y yo después de esto seremos amigos para siempre,

pero ahora vamos a centrarnos a por esa chaquetilla.

Uno de vosotros cuatro podrá ponerse la chaquetilla

hecha a medida y con su nombre bordado al final de este reto.

Será el primer duelista. (GRITA)

En la prueba de exteriores, elegiremos al segundo duelista.

Y los dos lucharán en el duelo final

por alzarse con el título de "MasterChef Junior" VIII.

Además, el ganador de esta prueba tendrá un fantástico premio.

¡Oh! Un viaje a Tenerife para disfrutar

de la isla y de su excelente gastronomía con sus padres

y hermanos. Ostras, está superbién.

Os alojaréis en un espectacular hotel de cinco estrellas,

visitaréis Siam Park

y podréis subir al teleférico del Teide,

el pico más alto de nuestro país, con 3.715 metros de altitud.

¡Oh, qué guay! Aspirantes, ha llegado el momento

de conocer en qué consiste el primer reto de la noche.

Para ello, vamos a recibir a un invitado

que tiene la respuesta, desde el restaurante

Cenador de Amós en Villaverde de Pontones,

Cantabria, con tres Estrellas Michelin:

Jesús Sánchez. Adelante.

(GRITAN) ¿Qué tal?

Hola. ¿Qué pasa?

Qué guay. -Hola, chicos.

-Hola Buenas noches, Jesús. Bienvenido.

Buenas noches, un placer. Un placer tenerte de nuevo, Jesús.

Encantado de estar aquí. -Yo veraneo en Cantabria.

Veranea en Noja. ¿Veraneas en Noja? Luego hablamos.

-Dame ventajas. Oye, Jesús,

te tengo que hacer una pregunta, ¿en qué se nota que estamos

en Cantabria al comer en el Cenador de Amós?

Intentamos transmitir los ríos, las montañas, la costa de Cantabria

a través de todos los productos maravillosos

que Cantabria pone en nuestras manos.

Eres una de las referencias más sólidas

de la alta gastronomía española. De ti afirman

que estás en el mejor momento de tu trayectoria,

¿y ahora qué? Ahora, a seguir trabajando.

Alcanzar una meta no es otra cosa que proponerse nuevos retos

y seguir adelante trabajando con esfuerzo.

Los aspirantes están deseando descubrir

qué esconde esta campana.

Pues vamos adelante. -Verás, verás, verás...

(JAVI) ¡No! ¡Una sopa!

(JESÚS) Esto es un perfecto de hongos y trufa.

-Buah, perfecto de hongos. Tú flipas.

-Para completarlo, falta un caldo de garbanzos.

Después de hacer este perfecto, lo completamos con los garbanzos

de la cocción. Lleva unas bolitas de tempura frita,

lleva manzana, lleva anguila ahumada

y les hemos metido una pequeñita complicación:

una esfera con Pedro Ximénez que luego curamos un poco

en azúcar para que tenga esa apariencia más de...

Pasificarla, qué bueno.

¿Anguila ahumada? Bueno, aspirantes,

¿qué os parece? (HENAR) Difícil.

-No lo he hecho nunca pero como es de mi tierra de veraneo lo haré.

-Claro. Aspirantes, el primer reto

consiste en replicar el plato que nos ha traído Jesús.

Pero atención, porque debéis integrar con sentido

el ingrediente que habéis encontrado en la piscina.

Dios mío. Aurora, ajo negro.

Javier, coco deshidratado. Nicolás, torta del Casar.

Y Henar, bulbo de hinojo.

No vais a tener la receta, pero Jesús os va a acompañar

en esta prueban en las cocinas. Debéis seguir los pasos

a su ritmo, en silencio y escuchando atentamente.

¡Lo sabía!

¿Qué voy a hacer? Se me da fatal

seguir a alguien, yo voy por libre.

Jesús no os va a esperar

ni podéis interrumpirle con preguntas.

¡Madre mía! Va a cocinar al ritmo

de una cocina profesional, si le escucháis,

podréis seguirle sin problema.

Si en algún momento os perdéis,

os recomiendo que continuéis con la siguiente elaboración,

porque si no, nunca acabaréis el plato.

¡Se me ha ocurrido una idea con esto tremenda!

Aspirantes,

la buena noticia es que no tenéis que fijaros en el reloj

porque el tiempo lo marca el chef. Cuando acabe de cocinar,

tendréis un minuto más para terminar de emplatar.

En el supermercado encontraréis una cesta

con todos los ingredientes necesarios.

¿Estáis preparados? (TODOS) ¡Sí, chef!

Pues Jesús, puedes ocupar tu puesto de cocina.

Vamos a él. Adelante. Venga.

Venga, vamos. A por todas, Henar, que tú puedes.

La prueba es un poco complicada,

voy a estar callada porque estoy a punto

de conseguir ser duelista, este cacho viaje y...

Bueno, a ver qué pasa.

Aspirantes, Jesús, ¿estáis preparados?

¿Preparados? (TODOS) ¡Sí, chef!

El cocinado empieza en tres, dos, uno, ya.

Adelante. ¡Vamos, vamos, vamos!

No os dejéis nada, ¿eh? Esto es mío.

-¡Samantha! ¿Qué? ¿No puedes?

No. Vamos...

Cógeme esta, que es la que pesa. Ah...

Cuidado.

-Jesús, haz recetas con ingredientes que pesen menos.

-Lo tendré en cuenta, Javier. Vamos.

Gracias, Samy, te quiero. ¡Guau!

No podemos robar ingredientes del otro.

-Chicos, colocad todos los ingredientes que empezamos.

-¡Hecho! -Manos a la obra, venga.

El primer paso que vamos a hacer es la sopa de cocido, ¿vale?

Tenéis por ahí una olla exprés. ¿La tenéis ya?

-Sí. (HENAR) Sí, la tengo.

-Tenemos la manita de cerdo, que es esta, Javier.

-¿La manita de cerdo cuál es? -Esta, mira, esta.

-¡Voy fatal! (RÍE) Si acaba de empezar.

(HENAR) ¿Esta? (JESÚS) Muy bien, Henar.

Vamos, adelante.

Tenemos la gallina, que es esta.

Y tenemos el zancarrón. -¿Eh?

-Todo esto a la olla, ¿vale? Ponemos también la verdura.

La cebolla, la zanahoria, el puerro y el diente de ajo también.

-¡Espera! ¿Qué había que echar?

-Vamos a llenar de agua. -¿Cuántos dientes de ajo?

-Atentos y orden.

Un diente de ajo solamente, cebolla, puerro y zanahoria.

(JAVI) ¿Dónde está mi grifo?

-Javier, que te esperes. -¡Yo lo necesito!

-Eh, yo también necesito. Gracias. -Ponemos dentro los garbanzos,

que los tenemos aquí metidos en una bolsita.

Vamos a ponerlos dentro.

Cuando rompa a hervir, cerraremos la tapa.

(HENAR) Vale, perfecto. -Muy bien.

(NICO) ¿Los garbanzos se echan con la bolsa metida?

-¿Se quitan los garbanzos de la bolsa?

-No, con la bolsa y todo. -¿Lo habéis hecho en la bolsa?

No se sacan los garbanzo de la redecilla.

No va a pasar nada, se pondrá un poquito más turbio,

los vas a buscar ahí y no tienes necesidad. Sacas así...

Sobre todo, el chef ha dicho:

"La bolsa a la olla". (SOLLOZA)

Creo que hay que estar

muy concentrada y tienes que tener

muchísimo orden porque esta prueba va más rápido

de lo que pensaba. No pensaba que iba a ser ¡pim, pim, pim!

No, bueno...

-Vamos a hacer una compota de manzana.

Pelamos la manzana, ¿vale?

-Vale. -Esta compota la vamos a hacer

en el microondas.

Vamos a picar la manzana en daditos.

-¡Espera, por favor! (JESÚS) Vamos, Javier.

Javier.

Lava esa manzana, por lo menos. Pásale un agüita.

Sí. -Le ponemos un poco de mantequilla.

Un poquito, ¿eh?

Cuatro trocitos. Y le vamos a poner el azúcar.

Cinco gramos de azúcar. Es, más o menos,

una cucharadita. ¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

-Así me gusta, con ímpetu.

¿Javier? (JAVI) No lo sé, socorro.

-Bien picado. Y ahora tenemos que cerrarlo bien.

Le vamos a dar dos o tres vueltecitas.

Esto lo llevamos al microondas. (HENAR) Vale.

-¿Lo tenéis ya? -Vamos al microondas.

(JAVI) ¡No! (JESÚS) Venga.

Vamos, Javier. Bueno...

Sin plastificar... (JAVI) ¿Cómo se hace?

-Este de aquí arriba, trae. -Por favor, chef.

Gracias. -"¿Por favor, chef?".

Tú eres un camelador...

Del uno, vamos. Qué fuerte.

-Esa chaquetilla tiene que ser mía como que me llamo Javier.

-Siguiente paso, vamos a preparar una duxelle.

-Vale. -Hacen falta tres chalotas.

La picamos muy finita.

(NICO) Vale, tres chalotas.

-Aquí con cuidado, porque si no, nos cortaremos.

-¡Sí! Tenemos que ir deprisa, nos jugamos la chaquetilla.

Henar se ha cortado.

¿Te has cortado, Henar? (HENAR) "Oh, my cut".

(JESÚS) ¿Henar? -Dime, melón.

¿Cómo que "melón"? Pero hombre... -Sí, chef.

-¿Me has llamado "melón"? -Es un decir.

Es un decir mío,

siempre digo: "Dime, melón. 'Digamelón'".

Entonces, se me ha escapado.

-Mi cocido está hirviendo, es momento de taparlo.

Cuando tapemos, bajamos al siete.

-¡Sí, chef! -Muy bien, Henar.

Vamos a sacar un cacito pequeño

en el que vamos a poner un poco de mantequilla.

¿Vale? Como dos cucharadas.

-¿Así de mantequilla, señor?

-Lo de "señor" me ha encantado. -¿Así, señorito?

-A ver... Muy bien. Señor, señorito,

melón... -Es usted un chef.

(JESÚS) Muy bien, Nicolás. -Sí, chef.

-Echamos la chalota con la mantequilla

y la ponemos al fuego. -Vale.

-Y me pongo con los hongos.

Limpiamos un poquito el hongo.

Separamos la cabeza del pie del hongo.

Esta parte que es la más fibrosa y que tiene un poco de tierra,

la limpiamos. -¿Cuál es el hongo? ¿Este?

Vamos a ver, Javier... No sé si has escuchado,

pero no se puede preguntar todo el rato.

¿Qué? Javier, no has dicho tú

que has visto mil veces esta prueba en "MasterChef".

No te oigo, que estoy currando. (RÍEN)

(RÍE) Claro.

Os digo una cosa.

Una de las manzanas se ha quemado.

Me llega un olorcillo a azúcar quemado.

(HENAR) La mía no es. (NICO) Es la mía. Mierda.

(AURORA) No llores, Nico, empieza de nuevo.

-Se ha roto el papel film. -Ay...

-¿Qué hago, chef? -¿Qué hago? ¡Ah!

Nicolás cuando va del tirón y todo va bien es maravilloso.

Cuando algo se le tuerce... Ahí ya pierde...

En la manzana lo hemos perdido. ¿Qué hago ahora?

-La misma pregunta me hago yo, Nico.

(JESÚS) Yo sigo adelante, venga.

Vamos picando los hongos.

¿Cuál? ¿Cómo?

¿La parte de arriba? ¡No!

-La de abajo, quita la tierra y pícalo bien.

-¡Pero es que se me ha quemado la manzana!

Ay, Dios mío. Tú sigue al chef

y en el primer paso se me han quemado las cosas.

-Ya tenemos el hongo bien picado,

lo vamos a añadir a la chalota,

a la cazuela de la chalota. -Vale.

-Estupendo. Aurora va muy bien, de momento.

Y Henar lo lleva, ha remontado. Ha remontado.

Nico se ha perdido en la manzana.

Javi, perdido desde el principio. Voy fatal.

-¿Qué más le vamos a añadir a nuestra duxelle?

Le vamos a poner un poquito de perejil

y un poquito de tomillo para darle más aroma.

¿Vale?. -¡Buah! Qué bien huele.

(NICO) Voy a aprovechar y a hacer la manzana.

-¿Cómo? Si el bol está hecho polvo.

-Esto ya lo tenemos picadito

y lo vamos a echar aquí, a la duxelle.

(JAVI) Sobra tiempo y voy a hacer la manzana.

-Eso es, muy bien. Vamos con otra elaboración.

-Una pasta orly,

una pasta de freír, para ello pesamos

45 gramos de harina de tempura,

cinco gramos de trisol. (JAVI) ¿Cuál es el trisol?

¿Dónde está? Harina y trisol, ¿dónde está?

-Ay, Dios mío. Lo tuyo es... ¿Cómo te diría yo?

Si equilibrases bien la balanza,

igual te pesa bien, pero en ese desorden...

Dedica un minutito a poner un poco de orden en ese caos absoluto.

-Se me ha quemado la manzana, si no, iría bien.

-El trisol lo ponemos para darle a la tempura el crujiente.

Vamos a poner también cinco gramos de azafrán en polvo.

-46, vale. (JAVI) ¿Y la harina y el trisol?

¿Lo junto todo? -Ahí estamos.

-¿De azafrán cuánto? -Cinco gramos, venga.

-¿Pero dónde está el azafrán? (JAVI) No sé,

yo también voy así, Henar. -Venga, no os agobiéis.

-Ahora le vamos a poner el agua fría.

Venga, vamos. (HENAR) ¿Y el azafrán?

(JAVI) ¡Azafrán en polvo!

¡Lo tengo, Henar! ¡Está aquí!

-No os agobiéis.

-Ahí estamos. -¡Venga!

-Toma, Henar. De nada, ¿eh, Henar?

De nada.

-Yo no lo encontraba, no lo veía en ninguna parte

y justo me lo ha dicho: "Aleluya. Gracias, Javi".

-Esta es la textura que tiene que coger nuestra tempura.

La tenemos, la vamos a poner en un biberón.

(JAVI) ¿Qué hago con los 50 de agua?

¿Qué hago? Uy, Javier, cómo va...

¿Qué mezclo?

Se está perdiendo. Estamos perdiendo a Javier.

Cinco gramos de azafrán, vamos, vamos.

Vamos, pesa. -De ahí, vamos al biberón.

Venga, vamos. (JAVI) ¿Cuánto?

¿Cuánto de azafrán? ¡Voy fatal! -Cinco, no lo digo más.

(JAVI) "Un desastre todo".

Yo creía que lo de seguir al chef era un poco fácil.

-Mi duxelle ya está hecha.

-¡Y la mía! (JAVI) La mía no,

gracias por restregármelo. -Siguiente paso,

va a ser congelarla. Venga.

Ahí, la vamos a volcar sobre esta fuente.

Ahora tenemos que hacer un trabajito fino.

Tiene que quedar muy lisa porque la vamos a llevar al abatidor.

-¿Qué hago? ¿Qué hemos hecho? ¿Qué es eso? ¿Dónde está?

-Venga. (JAVI) ¿Pero qué es eso?

Javier ahora mismo no sabe por dónde empezar.

No, no sabe. La duxelle la tiene en el cacito.

¿Qué es eso, Nico?

¿Pero qué es eso?

Pobre Javier, estoy sufriendo más que nadie.

¿Es esto mío?

-Sí, es esto. -¡Que no! ¡Me has cogido el mío!

-¿Y dónde está? ¿Qué es eso? Le quitaba la duxelle...

El cacito.

¡Esto, Javier! -¡Ah!

-Pero no has activado el fuego ni nada.

Pero venga, pon el fuego. -Jobar...

Bueno... (NICO) Mecachis en la mar, Javier.

No te puedo dar porque tengo poco, si no, te daría. Te lo juro.

-Un poco de orden. Paramos todos un momento.

-¿Qué hago? -Javier, a ver, a ver...

Javier, Javier... Vamos, Javier.

¡Ánimo, Javier, vamos! ¡Venga, Javier!

¿Eso es la manzana? Dos minutos al microondas.

Dos a 600. Dos nada más. -¿Me lo miras?

-Venga. -Dos a 600.

¡Es que voy fatal! -¿Al abatidor?

-Al abatidor.

-He llorado porque necesitaba desahogarme

y también he pensado que me pueden dar más puntos

por eso. Quería dar más pena

y yo creo que, más o menos, lo he conseguido.

¿Esto al abatidor? -Bien.

-Esto al abatidor. -Vamos con otra elaboración.

-Vamos a hacer las esferas de Pedro Ximénez.

¡Ojo al dato! Tenemos el Pedro Ximénez,

hay que pesar 100 gramos.

-¿Gluco? -Muy bien.

-Y xantana. -Muy bien.

-¿Qué hacemos con gluco y xantana?

-Xantana, 0,2 gramos. Muy poquito.

0,2 y dos gramos de gluco.

(JAVI) ¿Está bien la manzana?

-Estupenda. -¿Ahora qué hago?

Oye, Javier.

No podemos preguntar todo el rato, nos perdemos.

Escucha... (LLORA) Es que voy fatal, Nico.

¿Ahora qué hago?

Es que no sé ni qué es. No sé qué es esto.

No sé ni... (RESOPLA) Por favor...

No quiero saber nada más, ¿vale?

(RÍE)

¡Venga, ánimo! -Te lo digo por última vez,

los 100 gramos de Pedro Ximénez, 0,2 de xantana

y dos gramos de gluco.

Trituramos. Bien, bien triturado.

-¿100? -100.

(JAVI) "Ese chef es una falta de respeto".

Le preguntábamos algo y...

(SILBA) Hacía los suyo.

-Ponemos el Pedro Ximénez en un biberón.

-Ok. -Ahí.

Ahora llega el momento esfera.

Fíjate en la cocina de Javier y en la de Aurora.

Son dos cocinas totalmente diferentes.

Uno, todo regado, no puede, no limpia...

Y la otra, limpiando. Es que...

Vamos a hacer unas esferas pequeñitas.

Hay que mojar antes la cucharita.

-¡Jesús! Voy bien, gracias. -Me alegro de que vayas bien.

Estupendo.

Esto lo vamos a dejar ahí un par de minutitos, ¿vale?

Que madure, luego ya lo sacaremos.

Mientras tanto, infusionamos la leche

para hacer el perfecto con los hongos.

-250 gramos de leche.

-¡Oído! -Ponemos 50 gramos de hongos.

Venga, Javier, que has cogido el ritmo.

Muy bien. (JAVIER) ¿250?

-¿Leche cuánto? -250 gramos.

-250...

-Partimos los hongos un poco, ¿no? -Estamos infusionando los hongos.

(NICO) ¿Cómo lo hago? (AURORA) ¡Nico!

¡Corta el hongo, 250 de leche,

lo pones a calentar, echas los hongos y lo dejas!

-Muy bien, ahí me gusta.

Aurora, transmitiendo calma al equipo.

Voy a ir sacando las esferas

para que se maduren ahí, esto es azúcar.

¿Qué tal el resultado de las esferas?

-Bien. (NICO) Bien.

-Muy bien, qué maravilla.

Siguiente paso.

Pesad 100 gramos de foie.

Lo voy a trocear en daditos.

¿Ok? Y lo vamos a echar aquí, en el bol.

-¿En un bol lo echamos? -Eso es, en el bol.

Le vamos a añadir los 4,5 gramos de jugo de trufa.

Hum, qué rico.

(HENAR) Es una prueba que te pone nerviosita, pero, a ver,

no soy una persona muy negativa

Quiero y espero que me quede igualito al del chef.

-Por otro lado, vamos a pesar seis gramos de alginato.

-Vale.

-Y 3,5 gramos de sal.

Cuando lo tengamos pesado, lo demos mezclar.

-Espérate, por favor.

-¿Cuánto es de alginato? (JAVI) Seis y 3,5 de sal.

Nico, por favor, no me distraigas.

(NICO) ¡Esto no pesa! -¡Venga, hombre!

(DESESPERADO) ¡Es que no va esto! ¡No va!

Nico, no te enfades. Que no va.

Parece que va en mi contra. Si antes ha pesado,

ahora también puede pesar. La prueba es así.

¡Cuatro, no tengo más! Tranquilízate.

El chef lo cuenta una vez, hay que estar atento y tranquilo.

¿Vale?

Cuando no me salen las cosas como quiero, me da rabia

y me bloqueo y eso no me gusta.

Ahora , de esta infusión de hongos y leche,

vamos a medir 180 gramos. Lo vamos a echar al foie

y lo vamos a triturar. (JAVI) ¡Chef!

¡Voy un poquito mejor! (JESÚS) Me alegro, Javier.

Estás ganándote la santidad, hijo mío.

-Chaquetilla no tengo,

pero por lo menos en cuarto lugar no quedo.

-Este es el momento en el que vamos a apagar la olla.

-Ok.

-Tenemos la infusión de la leche con el foie que hemos colado

y aquí vamos a echar la sal y el alginato,

que lo teníamos mezclado, y trituramos.

Nos va a cambiar la textura, ¿vale?

¿Lo veis? Espectacular.

-Se me ha quedado líquido.

No, mira, ya se me va haciendo puré.

-Abrimos la olla.

(AURORA) ¿Lo colamos? -Sí.

-Vale. (JAVI) No puedo.

(JESÚS) Voy, Javier, tranquilo. -Que tengo ocho años, por Dios.

(SUSPIRA) Pues cuando hablas parece que tienes 23.

-Ja. Muy gracioso. Seguro que los aspirantes

no imaginaban hace seis semanas que serían capaces de seguir

a un chef con tres Estrellas Michelin.

Creo que parte del mérito es de la escuela "online",

porque tenemos 300 lecciones en vídeo

explicadas por los mejores chefs de este país

y un módulo entero dedicado a la cocina de vanguardia.

Los aspirantes ganan esa seguridad y hoy se les va a notar

que están en la escuela. Apuntaos también.

¡Vamos, que no nos queda nada ya! ¡Venga!

Ahora, poned esto en una manga.

Ya tenemos esto en la manga.

Ahora me voy al abatidor a por mi duxelle,

que no me la quite nadie. Vamos.

-¡Corred! ¡Que no me la quite nadie!

La mía es la primera. (AURORA) ¡Eh, esta es la mía!

(RESOPLA)

-¡Esa es la de Nico! -¿Esta es la de Nico?

(HENAR) Madre mía, casi coge tu cosa de esto.

-Voy cortar con el cortapastas...

Tenéis un cortapastas. (HENAR) Vale, chef.

-Chef, ¿esto está bien? -Genial.

Qué bien está quedando esto, oye.

Qué circulito, oiga. ¡Qué bonito!

-¿Uno o cuántos? -Uno, venga.

-Vale.

-Ahora voy a hacer mi perfecto.

Tenéis un arito negro, lo ponéis aquí.

¿Vale? ¡Y atención!

Este momento es crucial.

Tenemos que rellenar el fondo

y dejar para poner la duxelle en el centro.

Empezamos por las paredes.

Ahora vamos a poner en el centro la duxelle.

La ponemos ahí

y aplastamos un poquito. Un poquito solo.

Ahora vamos a terminar de rellenar.

(HENAR) O sea, ¿la tapamos? -Sí.

-Vale.

-Esto lo llevamos al frigorífico.

-Venga, a ver qué tal. -Qué bonito, por Dios.

Henar, de momento, lo lleva. Y Nicolás.

Javier lo ha perdido.

Hoy no tiene su día. La que es una maravilla es Aurora,

cómo controla, anima a los demás, la seguridad que tiene...

Como siempre, perdóname.

Vamos a hacer ahora el velo que lleva encima el foie.

65 gramos de jugo de trufa,

dos gramos de gelatina vegetal

y un gramo de achicoria soluble.

-Por favor, ¿puedes esperar un momento?

-¿Cuánto de gelatina? (JAVI) No te lo puedo decir.

Me gustaría decírtelo pero no puedo.

-Sí, te encantaría, ¿eh?

-Venga, vale. Dos, Nico.

¿Cómo vas a pesar bien gramos en la báscula grande?

Tienes que ir a la gramera, la pequeñita que pesa en gramos.

De ahí, vas a la grande cuando peses litros, como hace Aurora.

Disolvemos bien con la varilla.

¿Lo tenemos bien disuelto?

Ahora lo tenemos que llevar a hervir.

-Ay, mamasita, que cocino peor que Los Chunguitos.

(RÍE) Más que Chunguito eres Camela,

porque eres un camelador.

Una vez que ha hervido lo echamos aquí.

-Aurora, vas a ser duelista.

(AURORA) ¿Por qué? ¿Qué dices? -Lo haces genial.

-Llevo el velo al frigorífico.

(AURORA) "La verdad es que estoy bastante tranquila,

porque el secreto de la prueba de hoy

es estar atento al chef...". -Ah, el velo.

-...y soy la única que no ha llorado. Raro en mí.

-Vamos a ir terminando los ingredientes que nos faltan

para completar nuestro plato. Vamos a freír la tempura,

¿os acordáis de la tempura? -Sí.

-La ponemos al siete. No la pongáis fuerte

para que no se queme el aceite. Pregunta...

¿Habéis incluido vuestro ingrediente en la receta ya?

(TODOS) ¡No! (JESÚS) ¡Muy bien!

Así me gusta. -El mío es al final.

-¿Echo el aceite y qué más?

-Con la pasta orly, hacemos seis puntitos.

(JAVI) ¿Yo puedo hacer más, por favor?

Por si acaso... -Fenomenal.

-Seis...

-Estos puntitos los freímos en el aceite. Ahí está.

(HENAR) ¿Con papel y todo? -Eso es, venga.

Que no esté muy fuerte el aceite para no quemar los puntos.

(AURORA) ¿Con la vuelta? -Dale la vuelta.

Eso es, venga. Papel y todo, déjalo ahí.

Muy bien.

Sacamos las bolitas.

Esto ya es otra cosa, lo hacemos más rapidito. Ahí.

Javier, estás haciendo trampas,

las estás echando directamente del biberón.

-Es que hay que ser creativo.

-Ya te veo. (AURORA) Ya las tengo.

-Venga, sácalas.

(NICO) Yo también las tengo, chef. -Venga.

Tenemos la anguila ahumada.

-¿Cuál es la anguila ahumada? -Una anguila que huele a humo.

Vamos a cortar primero por el centro, a lo largo.

Luego sacamos cuatro trocitos iguales.

-Cuatro cuadrados, ¿no? -Eso es.

-¿Por qué seguir al chef es tan complicado?

(NICO) "En la tele veo y digo: 'No tiene que ser para tanto'".

Luego es telita marinera, ¿eh?

Tienes que seguir a un chef con tres Estrellas Michelin.

-Ahí estamos. -"Y el chef no para,

es todo seguido. Pim pam pum, pim pam pum".

-Mas ingredientes. ¿Os acordáis de nuestras esferas?

-Sí. -Es el momento de sacarlas.

-Qué alegría saber que las tengo y no haberlas tirado.

-Las sacamos del azúcar y echamos agua para lavarlas.

(JAVI) Es más complicado de lo que pensaba.

-Venga, que las tenemos. Ánimo.

Vamos a sacar tres trocitos de manzana para la presentación.

(JAVI TARAREA)

¿Y dónde está mi manzana? Ahora mismo me pregunto.

-El ingrediente de la piscina...

Os lo digo todo el rato. (JAVI) Una pregunta, Juan.

¿Juan? ¡Jesús!

(RÍE) Juan... ¡Jesús!

¿Sería buen momento para limpiar? -No.

Vamos a sacar una lámina de trufa que nos falta.

La cortamos para que esté perfecta,

redonda, con este cortapastas.

Creo que lo tenemos todo listo para emplatar.

(NICO) ¡Un minutito!

-Muy importante: incluir vuestro ingrediente.

-Yo ya lo voy a añadir, no necesita cocción,

es lo bueno. -Me parece estupendo.

Vamos, que te están viendo en Noja.

-¡Hola, Noja, mundo! -¿En Noja tienes la novia?

-Sí. -Me la presentarás este verano.

-Si me avisas con antelación, sí. -Bueno...

Voy a emplatar.

Ponemos el perfecto en el centro del plato.

-¿Cómo lo emplatamos? -En el centro del plato.

(JAVI) No se ha roto, gracias a Dios.

-Vale. -Ahora vamos a poner el velo.

Ojo, con cuidadito. Un aro de velo.

Transportamos el velo con la espatulina

y, con cuidado, lo colocamos encima.

-Venga, que estamos en la recta final.

(NICO) Se me lía, se me lía.

-Vamos con el garbanzo.

Le vamos a poner tres garbancitos.

-¿Los garbanzos se los ponemos por encima?

-En el centro del plato.

Vamos poniendo la anguila ahumada, tres trocitos de anguila.

-La anguila ahumada que está...

Pegadita al garbanzo la anguila. Tres daditos también de manzana.

Esta, pegada a la anguila. -Lo estoy liando con el emplatado.

-Vamos, Javier.

-Ahora le ponemos...

(NICO) Un momentito, por favor.

-...la bolita de orly. -¡Un momento!

-Poned tres que estén bonitas.

Tres bolitas de orly. Ahora ponemos la nuez de macadamia.

-¿La nuez de macadamia? ¡No he puesto nuez de macadamia!

-Tres trocitos también de nuez de macadamia.

Solo nos quedarían las dos esferas. (NICO) ¿Y mis esferificaciones?

(HENAR) Tienen que estar en un bol con agua.

Ahí. -Ah.

-La trufa, en el centro.

(JAVI) Va saliendo bastante bien. -Muy bien.

-Ahora solamente nos faltan las hierbitas.

Venga, vamos.

Nos queda nada. -¿Tenemos que echar el caldo

en la jarrita? -El caldo lo ponemos en la jarrita.

Yo, siento deciros,

lo tengo terminadito.

Ven aquí con nosotros, acompáñanos.

Me está quedando mal el emplatado.

Aspirantes, ahora sí, tenéis un minuto

para terminar vuestro plato. Vale, sí, chef.

Hemos temido por ti, ¿cómo estás?

Agotado. No me extraña, ha sufrido Jesús.

¿Y es así el emplatado, Henar? El mío no está así.

Me ha salido fatal es que esto ya no tiene arreglo.

Diez, nueve, ocho, siete,

seis, cinco, cuatro, tres,

dos, uno... ¡Tiempo! Manos arriba.

Me ha salido fatal, Nico.

No me ha quedado bien. (JAVIER) El cocinado

ha sido un desastre, vamos, es que no me llevo

esa chaquetilla ni tirando para atrás.

Bueno, al menos he emplatado algo.

Si quieres aprender todo lo que necesitas saber

sobre cocina, tenemos una novedad, a partir de ahora

la escuela online de "MasterChef" amplía todos los meses

sus contenidos para que te conviertas

en un auténtico "MasterChef". Más de 300 clases

con nueva receta y trucos para sorprender a tu familia

y amigos con platos deliciosos. Ya lo sabes,

entra en la escuela "MasterChef".

Aspirantes, ha llegado el momento de la cata.

Ya sabéis que de este reto saldrá el primer duelista

de la gran final de "MasterChef Junior VIII".

Vale. Suerte a los cuatro.

(TODOS) ¡Gracias, chef! -Gracias.

Henar, tú serás la primera.

Henar, ¿qué nombre le pondrías a tu plato?

Esfuerzo no ha tenido resultado. Oye, un resultado veo,

veo un plato acabado. Ya, pero...

ahora lo comparas y no parece nada. Bueno.

Por ejemplo, que el color del caldo es un poco diferente,

el mío es un poco más... Es lo que más salta a la vista,

el color del caldo. No, lo que más resalta

no es eso, obviamente, la mía está todo más, tum, tum...

Montaña y el suyo está más circulito

y ahí en medio lo de la trufa. ¿El hinojo cómo lo incorporaste?

Le he puesto crujientes arriba del hinojo.

Muy bien, vamos a probar.

Bueno, si te coges un trozo de anguila entero

que es enorme, pues te sabe solo a anguila.

Está un poco descompensado el corte de los ingredientes,

afortunadamente, el caldo está rico, pero no te vengas abajo.

Mira, si no ves el plato de Jesús, pues tú vas y te lo comes

y está rico, ¿pero qué tiene que ver eso con el plato de Jesús?

Poco, hay defectillos, si ya empezamos con el caldo

de cocido y ya tiramos los garbanzos en la olla

y es por no estar pendiente porque estaban en la redecilla

y había que dejarlos en la red Vamos tropezando

y cuando nos tropezamos con cosas y tal y no te permite avanzar

con tranquilidad, pues un poco así has estado.

Pues era seguir al chef, una lástima porque has hecho

otro plato. Puedes estar contenta porque está rico y se puede comer

y no hay problema, pero se parece muy poco

al trabajo que nos ha presentado el chef.

Pero también hay que decir cosas a favor de Henar.

Demasiado bien has hecho el plato. Y no me puedo creer

que estás llorando, ven aquí, mi amor,

lo has hecho fenomenal. ¿Por qué lloras?

Pero si te ha salid mejor que a mí, Henar.

Henar, Henar. Oye, una cosa...

Lo podía haber hecho mejor. Sí, pero, ¡eh, eh!

No llores cuando te ha salido mejor que a mí.

Que son tres estrellas Michelin que no es cualquier cosa.

Ya pero... Henar, a tu edad

no había cocinado Jesús nunca en la vida y yo tampoco.

Y piensa una cosa... Ven conmigo, mujer.

No todos los que lo podrían haber hecho mejor están aquí.

No le ha costado, ha venido. No sé si lo hubiera hecho mejor.

Oye, que te está diciendo que el plato está bien.

Ya. El próximo lo harías mucho mejor.

Sí. Te pasará todos los días de tu vida

lo querremos hacer muy bien, no será como querías,

pero hay que insistir y tener confianza en uno mismo,

de eso va la cosa. Vale.

A mí es que me da mucha rabia

haberlo intentado, haberlo esforzado,

haberme concentrado y luego, no haber tenido

un resultado decente.

Muy bien, Nicolás, nombre del plato.

Mi primer sigue al chef.

¿Y qué tal ha sido ese tu primer sigue al chef?

Con muchos nervios. ¿En qué se parece,

Jesús, su plato con el tuyo?

En nada. -Se parece en los ingredientes,

a lo mejor, pero la verdad, tenemos que esforzarnos mucho

para encontrar alguna similitud.

Oye, vamos a probarlo. Vamos a probarlo.

¿El queso dónde lo has puesto? En los laterales.

Entre la manzana...

(SONRÍEN) Las elaboraciones están

y cortadas, más o menos, al calibre que tienen que estar

el perfecto de foie-gras tiene la textura que debe tener,

está todo bien, por culpa de ese cabreo que has tenido,

la disposición en el plato es mala. ¿Ha sido así o no?

Yo creo que al final no he escuchado tus pasos

de cómo emplatar y dicho: "Pongo esto por aquí,

esto por aquí...". -Si aprendemos

que tenemos que escuchar un poquito más

y hay que concentrarse, igual es un buen aprendizaje, ¿no?

El plato se puede comer. Creo que es una pena

que por culpa de perder un poco los papeles

no hagas un plato mucho mejor. Lo más fácil que sería hacer

el caldo, es lo que peor está y, sin embargo, lo más perfecto,

lo más minucioso, está, sin embargo, es que luego,

no has sabido estar en esos últimos minutos

detrás de Jesús a ver cómo lo emplata,

a ver cómo es el corte, de qué manera...

Y eso se refleja en tu plato

y no está perfecto como el de Jesús.

(NICO) Me quedé un poco plof porque no me gusta decir

que voy a ganar y que lo voy a dar todo

cuando al final, luego me bloqueo y me empiezo a revelar

y se me bajan las defensas, vamos.

Javier, nombre de tu plato. Estresado de verdad.

Javier, si me dejas que te sugiera otro nombre,

¿sabes cuál podría poner? Una que has dicho todo el rato...

¡Voy fatal! Pues, vale, voy fatal.

Nunca habías llorado tanto en tu vida.

No. -Creo que ha sido

falta de concentración, no escuchabas cuando hablábamos,

en todo momento dirigiéndote a tus compañeros

para preguntarles, para ver qué hacían.

A ti también te llamaba: "¡Juan, Jesús, chef"!

De todo: señorito, señor, pero, bueno, ni tan mal,

yo desde aquí veo... Aparecen cosas.

Sí, me recuerda a la playa del Ris, de Noja,

¿la conoces, verdad? Aparecen muchas rocas

en la playa, es playa, pero aparecen rocas, ¿verdad?

Y podíamos llamar el Ris también al plato.

(SONRÍEN) Javier, hay un imperfecto de trufa,

de gelatina... todo está imperfecto,

pero está ahí y has tirado tu coco,

por lo menos lo has integrado también.

Ahora, vamos a probar,

pero la prueba ya empezó caótica. ¡Venga!

Dejad a Samantha, pobrecilla.

Es otro plato. Es otra versión.

Es otra versión que ha salido fruto del caos.

Ni el caldo se parece ni tiene sabor

ni tiene profundidad ni gusto, porque no ha reducido,

porque ya estamos perdidos ahí y hay cosas ahí tiradas...

Es que me costaba sacar como la gelatina.

Claro. Es que de seguir al chef

a ir a mi bola, hay una diferencia notable.

Pero, bueno, hemos conseguido traer el plato hasta aquí

que eso también es un mérito terrible.

Además de tres estrellas Michelin.

-A este le daría una y media, fíjate.

Y que tiene ocho años que es el más pequeño de todos

y que está en la final. Con esa carita de...

tengo ocho años. Ven aquí, mi amor.

Es un recurso que explota. Tiene ocho años para lo que quiere.

Sí. Eso es cierto, es cierto.

Es un valiente, es un luchador. ¡Eh! Y un listo, y un listo.

Razón tiene. Bueno, Javier,

nos quedó claro que tu plato no está bien,

es un plato nacido del caos pero me gustaría

que extrajeras una enseñanza porque tú eres un chico duro,

él siempre cocina solo y dice que le gusta más cocinar solo

y espero que te des cuenta porque te vi sufrir mucho

y pedir mucha ayuda para que pienses un poquito

eso de trabajar solo y veas que esto es un oficio

que cocinamos entre muchas personas que todo el mundo es importante

y que hace falta que te echen una mano

para que todo salga muy bien

y que es bueno saber hacer piña con alguien.

No he podido respirar ni un minuto del cocinado,

es la primera vez que he trabajado liado

y cocinando mal. Es que los genios también tienen malos días.

Y yo soy un genio.

Aurora, nombre de tu plato. Siguiendo la chaquetilla.

Siguiendo la chaquetilla. ¡Qué guachi!

Yo tengo que decir que, por fin, un plato que se parece bastante

a lo que yo he hecho. Creo que aquí hay alguien

que, realmente, ha seguido al chef. -Gracias.

-Es que la presentación es idéntica, tío.

¿Cómo ha sido seguir a Jesús? Me ha encantado

porque él iba como a un ritmo que yo decía: "Se nota

que tiene tres estrellas". Pero se ha visto

cómo le seguías perfectamente, te sobraba tiempo,

estabas tranquila y lo más importante de todo

ha sido tu actitud durante todo el cocinado.

Y te digo que en algún paso incluso se adelantaba,

iba por delante mía. Vamos a probar que estoy deseando.

¡Venga, al ataque! -Suerte, que lo has hecho muy bien.

Suerte, Aurora. -Aurora,

tienes la chaquetilla en la mano. -Bueno, tenemos la esfera,

la verdad, tenemos todo aquí. -El ajo negro lo puse encimita.

Está ahí el ajo negro, mira qué bien.

Por el centro muy bien. -Ya que estaba todo ahí bonito...

Y le pegaba todo de color además. Claro.

¿Está rico? -Aurora, ¿cuántos años tienes?

-Nueve. -Nueve años.

No la puedes contratar para tu cocina.

¡Cómo está, oh! Aurora, está muy rico el caldo,

está muy gustoso todo, puede haber pequeños fallos,

pero el plato tiene muchísimo mérito, Aurora,

te quedabas con las cantidades y te daba tiempo

a decirle a tus compañeros, Creo que eso quiere decir

que es alguien que tiene que ser inteligente

para todo porque me imagino que en el colegio

tienes que ir de maravilla. Sí, un poco más...

¿Vas más adelantada y eso? Nada, porque soy superdotada

y me subieron un curso y no es nada importante.

Mira, mira, con nueve años, Aurora, hacer un seguir al chef

a este nivel me parece increíble, ya te digo que yo con nueve años

no lo hubiese hecho ni con la edad de todos vosotros,

tampoco, o sea, no os tenéis que sentir, para nada,

para nada menospreciados, enhorabuena.

Gracias. Mi valoración es esta.

Gracias. Tienes que hacer

lo que has hecho hoy, justo lo que has hecho hoy,

estar concentrada, hacer caso a la persona

que tienes delante que es un maestro

y es tu referencia, tomártelo en serio,

a estar tranquila, a ser disciplinada

y te ayuda a evolucionar y te ayuda a crecer

y te ayuda a hacer la gran prueba que has hecho hoy.

¡Felicidades! (AURORA) La valoración

que me han dado los jueces es buena, así que, espero llevarme

la chaquetilla, estoy orgullosa con lo que hice y a por todas.

Aspirantes, la cata ha terminado y tenemos que deliberar

para elegir al primer contrincante de duelo final

de la octava edición de "MasterChef Junior".

Suerte, chicos. (TODOS) Suerte.

¡Muy bien! -Cocino peor que Los Chunguitos

parezco de los "celebrities".

-No tienen la chaquetilla, pero te la pueden dar a ti.

Aurora, que vas a ganar. -Pero no llores.

Estás llorando de verdad. -Está llorando.

Pero está llorando porque tiene envidia.

-Sí, también, se podría decir así.

Estamos. Lo tenemos.

Venga, daos la mano, daos la mano.

Enhorabuena y suerte. -Sí, os ha salido a todos genial.

Está la cosa muy reñida. Aspirantes...

aquí están las cuatro chaquetillas bordadas con vuestro nombre.

Uno de vosotros está a punto de ponerse la suya

para el gran duelo final.

No ha sido fácil cocinar siguiendo los pasos del chef

que tiene tres estrellas Michelin y lleva 30 años en la cocina.

Nada fácil. Lo que más me gustó,

independientemente, del resultado fue veros afrontar

el reto, en general, con tranquilidad

y sin haberos rendido en ningún momento.

¡Ay, nos sudan las manos! En esta prueba hemos hecho

una clasificación para elegir al mejor del reto

y que por tanto se va a poner la chaquetilla enseguida.

Tú te pruebas esa chaquetilla hoy, Aurora.

Venga, escucha, hombre. -Sí, venga, venga.

El aspirante que ha quedado en cuarto lugar

ha estado desorientado en todo el cocinado,

antes incluso, de primer paso, ahí ya dijo que estaba perdido,

pero en realidad no lo estaba, es que no escuchaba a Jesús.

Aunque ha ido siempre el último no se le ha pasado por la cabeza

abandonar y ha luchado hasta el final

y eso tiene mucho mérito. Ha sido un plato libre,

pero, oye, lo ha terminado.

Y ese aspirante es...

Javier. Bueno, no pasa nada.

Es que lo sabía. -Lo has hecho bien,

lo que pasa que esto era un sigue al chef.

(JAVIER) No he podido respirar ni un minuto del cocinado,

no me dio tiempo ni para quitarme los mocos

ni los guantes ni las lágrimas.

(HABLA EN INGLÉS)

Vamos, milagro que haya sacado algo.

En tercer lugar está un aspirante que en algún momento

ha perdido la confianza en sí mismo agobiado

por los nervios. Yo.

Pero ha remontado rápidamente, ha escuchado atentamente

al chef trabajando como una hormiguita.

Henar, yo. Ese aspirante es...

Henar. No pasa nada,

venga que no pasa nada, hombre.

(HENAR) Me siento triste,

pero todavía me queda una prueba más para ser duelista,

así que, todavía lo puedo conseguir.

Ya solo quedan dos puestos y queremos que sea el chef

Jesús Sánchez el que comunique el nombre del primer duelista

de "MasterChef Junior VIII".

Aurora... creo que eres tú. -Puede ser cualquiera de los dos.

El aspirante que mejor ha reproducido mi plato

y que por tanto se va a poner ahora mismo

la chaquetilla es...

¡Aurora, enhorabuena!

¡Qué bueno, felicidades!

Para mí esta chaquetilla supone

sueño cumplido alucinante.

Enhorabuena. Si ya estaba guapa,

imagínate ahora. Creo que el secreto

para llegar a conseguir una chaquetilla es ser humilde

y tener confianza en ti mismo.

Bueno, Aurora, nos ha encantado verte trabajar,

concentrada sin hacer ruido, has estado pendiente

de tus elaboraciones y también de tus compañeros

que les transmitías siempre ánimos, tranquilidad...

Un plato bien acabado con todas las elaboraciones correctas,

un emplatado delicado, así que, muchas felicidades.

Gracias. (AURORA) ¡Ay, madre mía

que ya tengo la chaquetilla, mira qué bien me queda, mira!

Nicolás, por tanto, tú eres el segundo clasificado.

Tu plato tenía todas las elaboraciones,

aunque al final, era un emplatado... Nicolás.

Sí. Por libre, "freestyle".

(NICO) Me siento un poco decepcionado de mí mismo

porque es un sigue al chef, no es un sigue al rollo de Nico

y entiendo por qué me han dado esta puntuación.

Aurora, enhorabuena, ya eres la primera duelista,

¿cómo te sientes viendo la chaquetilla

con tu nombre bordado? Aquí el nombre

y aquí el corazón pum, pum...

Y bueno, pues ya intentar ganar.

¿Y con quién te gustaría que fuera ese duelo final?

A mí me gustaría que fuera con Nico.

El comando sur. Sí, claro.

Pues tú en el siguiente reto no tendrás que cocinar,

la próxima vez que te veamos será entre fogones

en el gran duelo final. ¡Qué guay!

(AURORA) Yo, la verdad, que confío bastante

en mí misma, creo que si me esfuerzo

y me empeño, tengo posibilidades de levantar ese trofeo.

Aurora, te recuerdo que has ganado el viaje

con tus padres, tu hermano, para disfrutar de la isla

y de su excelente gastronomía. Os alojaréis en un hotel

de cinco estrellas, visitaréis Siam Park

y podréis subir al teleférico del Teide.

¿Has estado alguna vez eh Tenerife? No, pero siempre he querido ir.

¡Qué bien! Ahora vas y gratis, ¡qué maravilla!

Bueno, Jesús, muchas gracias por habernos acompañado.

Ha sido para mí, un auténtico placer,

muchas gracias por el día que me habéis ofrecido,

seguid siendo luchadores, trabajadores constantes

y conseguiréis todo aquello que os propongáis.

Gracias. -Así es que adelante.

Gracias, chef. Gracias, Jesús.

(Aplausos)

Javier, Henar y Nicolás ya solo queda una chaquetilla

para acompañar a Aurora en el gran duelo final

y será en el exterior. Tampoco será fácil

conseguir la otra chaquetilla porque tendréis que elaborar

un menú creado por otro chef

con tres estrellas Michelin. Jordi.

Jesús, mil gracias

por acompañarnos y vámonos. Vámonos.

Este es el último viaje de nuestros pequeños aspirantes

y queremos que lo disfruten en un destino inolvidable,

El Puerto de Santa María, en Cádiz.

22 kilómetros de playas bajas y arenosas rodean La ciudad

de los Cien Palacios impregnando cada calle

de un inconfundible olor a mar.

Y justamente ahí, entre las aguas del mar,

encontramos a nuestro gran amigo, Ángel León.

Desde que visitó nuestras cocinas hace tres semanas,

no ha dejado de rondarle una idea por la cabeza,

quiere que nuestros finalistas difundan su legado.

Teníamos una cuenta pendiente con Aponiente, así que esta vez

no hemos podido resistirnos.

(Música)

Bienvenidos a Aponiente, finalistas.

(TODOS) Gracias, chef.

Bueno, no sé si los nervios os han dejado apreciarlo,

pero ahora estamos flotando sobre el mar.

Yo no noto nada, pero parece un barco

si lo miras desde aquí. Este antiguo molino

en el que se producía harina aprovechando la fuerza

de las mareas, es el barco que Ángel León ha elegido

para navegar por la gastronomía marina

y hoy nos ha pedido que naveguemos junto a él.

¡Qué guay! ¿Alguno imagina

por qué uno de los mejores chef del mundo quiere veros

por segunda vez? Porque le ha gustado nuestro...

-Porque me aprecia, porque soy guapo.

(RÍEN)

Pues atención, mis pequeños grumetes,

porque os lo va a explicar el capitán en persona.

Recibamos con un fuerte aplauso a don Ángel León, el chef del mar.

¡Qué guay, otra vez!

¡Eh, qué guay!

Para mí, cocinar en Aponiente es lo más porque Ángel León

es uno de mis chefs favoritos

porque es que el mar se le queda pequeño

hace falta el océano.

Oye, gracias por abrirnos las puertas de tu casa,

estamos encantados. Quiero que sepas que los aspirantes

creen que estamos aquí porque les quieres mucho,

porque son muy guapos, porque se han peinado bien...

Es lo que han dicho ellos. Me pasé de laca.

Porque se me ha ocurrido que me podéis ayudar

a un concepto que se llama "fish revolution".

¿Qué es eso? -Que niños como vosotros

entendáis la cocina del mar y los pescados

como una magnífica forma de alimentarse superrica

y qué mejores embajadores

que ustedes, ¿os atrevéis? -¡Qué bien, está superguay!

Es un proyecto maravilloso que Ángel ha desarrollado

para los comedores de los colegios y consiste, una vez más,

en hacer magia con el pescado.

A mí me gusta, pero si espinas el pescado.

Aspirantes, ¿podéis decirme qué veis en esta bandeja?

Una pizza, unos perritos calientes y unas patatas fritas.

Bueno, pues quiero que los probéis.

¡Qué bueno! -Muchas gracias, Ángel.

Cada uno que coja uno. ¿Uno solo? Vale.

Gracias. ¿Quieres una patatita del mar?

¡Hala! Esto es delicatesen.

Henar, ¿a qué sabe? A mar, sabe mucho a mar

es muy raro. -En verdad no sabe a pescado,

sabe a tomate. -Sabe a pizza.

Javier, ¿la patata frita a qué sabe?

Está buenísima. -Está buena,

¿te recuerda a una patata el sabor? -Claro, bastante.

Efectivamente, las tres elaboraciones

que habéis degustado son trampantojos.

No están hechos con pasta ni con salchichas ni con patatas,

son merluza y lubina. Trampantojo, que te engaña.

Estos canapés que acabáis de probar ya están en muchos colegios

de España, pero lo que quiere Ángel es que vosotros lo gritéis

a los cuatro vientos que contéis a todos

y cada uno de los niños que os encontréis

que hay que comer pescado que el pescado es buenísimo,

sanísimo y está riquísimo.

¿Lo habéis a hacer mis pequeños "influencers"?

(TODOS) ¡Sí, chef! -TikTok es "fish revolution",

mola un montón, comemos sanos como Ángel León.

Pues veamos con qué platos de la carta de Aponiente

os jugáis el pase al gran duelo final.

Comenzamos con el primer plato,

¿Qué es eso? Ostiones alcalinos.

Un ostión es una ostra. Es una ostra un poquito más grande,

pero es la autóctona de aquí, de Cádiz.

Hacemos una emulsión del ostión que lo usamos

como si fuera una mayonesa, como ves, tenemos una parte verde

que lo hacemos emulsionado con plancton y otra parte

con el jugo del propio ostión. Vamos a por el segundo.

Halófilas. Hay muchas plantas

que viven en la marisma. Al irse la marea

se quedan en tierra y tienen esa capacidad,

viven bajo el mar y en la tierra y de ahí vienen

las plantas halófilas y este plato lleva un guiso de navajas

y arriba unas halófilas a la crema que no está hecha

con una bechamel tradicional sino es un pil pil de pescado

con lo que la hacemos. -¿No podemos competir

por unos macarrones? (RÍEN)

Seguimos con el tercer plato que consiste en...

puntillas rellenas de morcilla marina.

Nosotros lo que hacemos es con las puntillitas

que vienen golpeadas y vienen feas de la red, ¿vale?,

hacemos una morcilla, con esa morcilla rellenamos

las puntillitas bonitas y la cabecita de la puntillita

que es muy chiquitita, la hacemos con una plancha

que hemos desarrollado que es como una especie

de sandwichera, imaginaros, donde queda la cabeza

con una textura supercrujiente. -Entonces casi todo es pequeñito.

Y casi todo raro. (SONRÍE)

El cuarto plato que ha seleccionado el chef es...

puchero de mar. Bueno es como un puchero,

¿os gusta el puchero, el caldo del puchero?

-Sí. -Pues lo hacemos marino

y luego, va acompañado de una ortiguilla,

una anémona preciosa que vive bajo el mar

con una textura superrica y la hacemos a la brasa

¡Qué guay! Descubrimos el quinto plato.

¿A ver?

Jarrete de almadraba.

¡Ostras! -Bueno, esto es un jarrete

que tenemos la suerte que nos lo dan las almadrabas

de Barbate, es justamente la cola del atún rojo.

En un restaurante que solo cocina el mar también hacemos guiños

a la carne, en este caso, con atún rojo.

¡Buah! Y cerramos este increíble menú

con un postre. Un postre de pescado.

-¿Un postre de pescado?

Mamía marina. "¡Mamma mía!"

Esas hierbas parecen el césped de mi jardín.

No es una hierba es una planta halófila,

de ella hemos sacado azúcar, con ese azúcar hemos hecho

una especie de miel con la que hemos hecho una cuajada

que hemos cuajado con algas del mar.

Yo flipo, ¿cómo puede sacar de ahí miel?

¿Qué, aspirantes, ahora entendéis por qué Aponiente

ha ganado todas las estrellas Michelin

que se pueden ganar? Sí.

Debería llevarse más. Nico, te quedaste a un pasito

de ser el mejor en el reto anterior,

así que, tienes el privilegio de comenzar eligiendo.

Dime qué dos platos prefieres: ¿el primero y el cuarto?

Ostiones y puchero, ¿segundo y quinto?

Halófilas y Jarrete, ¿o te quedas con los platos

tres y seis? Puntillas con morcilla y mamía.

Ostiones y puchero. Fenomenal.

Henar, fuiste la tercera, así que, es tu turno.

El de guiso de navajas con las algas esas.

Navajas con halófilas. Y también el...

Jarrete. El jarrete.

Fenomenal, pues por tanto, Javier, tienes que hacer

las puntillas rellenas de morcilla marina y el postre.

El postre estoy de acuerdo con él, pero yo quería ese que parecía

más sencillito. ¿Cuál querías el jarrete?

Sí. Pues te lo ha birlado Henar.

Me vengaré. -¿Te vengarás?

Me voy a vengar consiguiendo la chaquetilla

y luego, se lo voy a restregar todo el día por la cara

y le voy a decir: "Yo tengo la chaquetilla

y tú no, tengo la chaquetilla y tú no".

En un día tan especial como el de hoy

solo podíamos tener invitados extraordinarios.

Así que, preparaos porque vais a dar de comer

a 12 aspirantes de la última edición

de "MasterChef Celebrity". ¡Qué guay!

(HABLAN Y GRITAN)

Contentos, ¿tenéis algún favorito?

Flo y Josie. -Flop.

¿Quién te gusta a ti, Javier? Flop.

Flop, muy bien. Disponéis de 210 minutos.

Vamos a morir todos. Sabemos que el reto es titánico,

así que, medid bien las fuerzas porque vais a terminar exhaustos.

Me lo tengo que currar para la chaquetilla.

Nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes para cocinar y donará el excedente

que no utilicéis... (TODOS) A comedores sociales.

¿Preparados para enfrentaros

a vuestra última prueba de exteriores?

(TODOS) ¡Sí, chef! Pues coged vuestros delantales

y salid corriendo a por ingredientes y a cocinas

en tres, dos, uno, ya, vámonos.

¡Soy el demonio!

(LOS ASPIRANTES GRITAN)

¡Vámonos!

¡Vamos, chicos! Así me gusta, gente con energía

como tiene que ser. Empecemos.

Como en todas las finales, empezaréis a trabajar

de forma escalonada, primero lo hará Nico,

15 minutos más tarde, Henar y otros 15 minutos después, Javier.

Aspirantes, esta es vuestra última oportunidad

para seguir soñando con el título de "MasterChef Junior España",

y lamentándolo mucho solo hay sitio para uno.

¡A por todas! Suerte a los tres

y que gane el mejor. Y ahora sí, Nico, a currar

en tres, dos, uno... Vamos a darle. Vamos, chavales, dale duro.

Con el cocido. -Vamos, Nico, que tú puedes.

Me tengo que poner con las carnes que estoy nerviosito

que tengo que ganar esta prueba. -Nico, ¿ves esto?

Es el próximo ganador de "MasterChef".

Seguro, Javier. -Para eso hay que esforzarse,

cariño mío. -Lo mismo digo, mi "amore".

Todo esto a la olla exprés.

Nico comienza preparando el caldo que es la base

de su segunda elaboración, después tendrá que brasear

las ortiguillas en el horno y terminará el plato

con aceite de plancton y piñones.

Venga, y ahora todo esto al fuego.

¡Cuidado, Nico, cuidado

Que se le caiga, tendremos un momento superguay.

-No, Javi, no puedes desear mala suerte a los demás, eso...

Vale, esto ya está, venga, vamos.

Ahora me tengo que poner con las ostras.

-Nico, ¿qué haces?

¡Jo! Qué difícil es abrir la ostra.

Vale, ahora el jugo que no se pierda, que no se pierda.

Para su primer plato Nico tiene que limpiar

las ostras y los ostiones reservando el jugo de ambos

para elaborar dos espumas diferentes,

después, con la ayuda del nitrógeno convertirá esas espumas en rocas.

Completará la elaboración

añadiéndole mantequilla de plancton.

Nico, mucha suerte. Oye, estás hoy muy pasota, ¿no?

¿Qué te pasa? -Son los nervios.

-Anda, quítate esos nervios de encima, vamos a soltarlos.

Henar, es tu turno, ¿cómo estás de nervios,

dispuesta a luchar por esa chaquetilla?

Sí, chef. Pues eso espero

porque tus 210 minutos de cocinado arrancan en tres, dos, uno...

¡Suerte, al lío!

Gracias, chef. -Venga, vamos.

Bueno, primero voy a cortar las verduras para hacer una salsa,

del segundo plato del menú. A ver, a por todas.

¿Qué tal, Henar? -Superbién, gracias, Javi.

¡Jo, esta se resiste!

Vale, venga, otra ostra abierta. -¿Qué vas a hacer ahora? Explica.

Voy a marcar el atún para hacer la salsa.

Para hacer el jarrete tiene que cocer las colas de atún

y limpiarlas, después las horneará y las glaseará con la salsa.

Acompañará el plato con puré de patata.

Le tienes que dar chicha, Henar.

Me aburro, me aburro.

Hola, Samy. Hola, Javi, ¿cómo llevas la espera

que te veo agotado? Es que siempre me dejáis el último.

¿Estás listo para sacar los platazos?

Sí, chef. Pues tus 210 minutos

empiezan en tres, dos, uno, ¡vamos!

¡Corre, vamos, vamos, ¿no tienes tantas ganas?!

¡Ay, ay, vamos, vamos! ¡Vamos, chicos!

¡A por todas! -Voy a cortar la cebollita

del plato de las puntillas. ¡Vamos, chicos,

que nos jugamos la chaquetilla!

Henar, no te cortes con ninguna cosa.

-Ya. -Tiene una pinta ese atún

me lo quiero comer, tía. -Vale, ya están bien marcados,

voy a por lo siguiente. -Ángel León, gracias por el menú.

Telita. Javi tiene que caramelizar

la cebolleta que usará para elaborar su primer plato,

puntillas rellenas de choco y arroz, hará también

un crujiente con las patas y por último añadirá

salsa holandesa con tinta de choco.

Vamos, vamos, daos prisa que tenemos un cocinado

tremendo que hacer. -¡Vamos!

Vamos a ver... Hola, Jordi Cruz, mi amigo.

Vamos a ver, grumetes, ven, ven aquí.

A ver, ¿tú qué tienes que hacer? Los... los puntillones.

¿Tienes claro todo, amigo mío? Sí, mi amigo.

Mira, las puntillitas hay que separar las patas,

esto se aliña con una harina, se aplasta, se pone en una plancha

y se hace crujiente, no es fácil.

¡Qué grande son las colas, Dios mío!

¡Uf, pesa demasiado!

Jordi, no puedo. Voy un segundito

que me llama mi Henar, ¿qué pasa? Esto no lo puedo llevar al fuego

Sí que puedes porque te voy a ayudar.

Gracias. Cuando arranque el hervor

bajamos el fuego para que no hierva y esté a unos 90 grados

y retiraremos las escamas y la piel.

Vale. E irá al horno y luego

lo glaseamos con un jugo de ternera.

Vale. Que no será ternera,

será atún, ¿vale? Jordi.

Ahora vengo, amigo, ¿dónde está la cosita?

Allí hay uno. -Jordi.

Gracias, Jordi. -Una pregunta, Jordi, ¿todas?

Dime, sí, bueno, las que necesites. Jordi.

¿Cómo van los ostiones? Muy bien.

¿Cómo se te da abrir ostras? Creo que a partir de ahora

seré un profesional abriendo ostras.

¿Verdad? ¿Sabes lo que me costó

que Silvia Abril abriese ostras? Y tú estás aquí, pam, pam...

Y sin nadie viniéndome a ayudar. Bueno, porque no lo necesitas

porque eres un tío listo. Necesitas 12 muy limpios

12 de estas. Y luego, otros ostiones

la carne la utilizaremos para hacer como una mahonesa

para que me entiendas. Sí, lo tengo controlado,

en el sifón, sí. ¿Sí? Chicos, mucho ánimo,

caña, caña, que el tiempo vuela. Vale, gracias, chef.

Me estoy poniendo fino de sepia. -Pues yo me estoy poniendo fina

de limpiar estas navajitas que de verdad...

El primer plato que servirá Henar son las halófilas.

Tiene que limpiar primero las navajas

reservando sus carnes y después preparar un guiso

con el resto. Hará también una base de pil pil

sobre la que colocará las plantas halófilas.

Última navaja, ¿qué tal vas, Nico? -Bien, voy bien.

¡Hala, todas las ostras que había! -¿Quién quiere la chaquetilla?

Yo. -Yo voy a conseguir la chaquetilla.

-Yo también, no os relajéis, venga.

Tinta de calamar, madre mía el plato.

Esto es lo que comen las ballenas, vamos.

Esto no sé a qué sabrá porque parece, vamos,

espinacas de la cárcel.

Aspirantes, atención, porque tenemos visita.

¡Oh! Adelante, el gran Flo.

¡Qué guay, Flo! -¡Florentino Fernández!

¿Qué tal? Nico, ¿qué tal va la vida, tío?

-Muy bien. -¿Qué es eso, tío?

El plancton, mira, esto son polvitos de plancton,

es lo que comen las ballenas.

O sea, yo puedo probarlo entonces, soy un poco ballena, en serio.

Vale, entonces eso lo vas a emulsionar

con el caldito de ostras, ¿y los ostiones cómo van?

Que no le des la receta, que aprenda, hombre, claro.

¿Cómo que aprenda? -Los ostiones se están congelando,

se están congelando. -No quiero meterme en tu trabajo

porque siempre te he respetado como presentador, pero...

Veo que esto está desmandado, ¿no está Jordi por aquí?

No, si he venido yo a controlarlo

si no vengo yo, no lo controla nadie.

No, al revés, es que veo un poquito de...

¿Y me lo achacas a mí? ¿Estás insultando a mi Pepe?

No, estoy corrigiéndole. Fíjate, viene un "celebrity"...

Explícaselo tú. A mi Pepe ni tocarlo

que es muy tradicional y es mayor que tú.

Este es un espabilado. Sí, se le ve además.

-Hay que hacerle caso a los adultos.

Bueno, pues nada. Vale, no vayas por ahí,

no vayas por ahí. No vayas por ahí.

Ya tengo todo esto. -Henar, ¿cómo vas?

-Bien, acabo de poner las estas marcadas

ya en la bandeja. -¿Y a esto qué le ha pasado?

-Que se había pegado un poco. -¿Y qué hacemos?

No, pero lo he salvado. -¡Ah, vale, vale!

Entonces eso mejor no enseñarlo.

Vale, vamos a dejarlo así y ya está, no pasa nada

y lo vamos a tapar. Hola, Pepe, nada,

estábamos comprobando. ¿Algún cursillo con un mago?

No, que estábamos chequeando una cosita que no...

Vámonos, vamos a dejarlos cocinar que los despistas.

Vale, adiós, Henar. -Adiós, Flo.

Chicos, decidle hasta luego a Flo. -Todavía no,

no le veo el momento. -Javi, cuidado, no te cueles

en el armario, tío. -¿Qué?

¿Por qué no entramos a ver qué hay? -Tengo que coger papel sulfurizado.

Oye, bueno, que se ha ido Flo y no le habéis dicho ni adiós,

es que sois, de verdad... Que me habéis dejado aquí metido.

Estoy oyendo ruidos. ¡Está ahí, lo he encerrado!

¡Flo, que te mueres! -Oye, me habéis dejado encerrado.

¿Qué haces? Pepe, esto no es serio.

¿Lo has metido tú dentro, le has encerrado?

Pepe, Javi, ¿qué pasa, macho? Menos mal que lo pusiste

a baja temperatura, está calentito. Estoy en el punto.

Ahora ciérrale a él. ¡Qué tranquilidad!

Está mejor la cocina así. ¡Ah, espera... Javi,

que estás aquí, tío! -Hola, no es nada nuevo.

¡Ah, vale, perdona! Pero bueno...

(RÍE) -¿Dónde está el papel?

(HABLAN ENTRE ELLOS) -¿Dónde está el papel sulfurizado?

-Pero esto es una cocina, hombre.

Adiós, chicos, me llevo a Flo. Hasta luego, chicos, arriba, vamos.

Vamos a luchar por esa chaquetilla, vamos.

Chicos, que ha venido Flo, ¿os lo podéis creer?

He podido encerrar en el armario a Flo, qué guay.

Parece más travieso fuera de la tele.

¡Ah, lo he logrado! -Flo es tu preferido, ¿no, Javi?

-Sí, del "Celebrity", si yo fuera famoso,

vamos, me fliparía un poco, haría muchas cosas,

primero, presumir un poco... Sí, yo salí en la tele.

Para hacer el postre Javi tiene que infusionar la leche

con el musgo y dejarla enfriar hasta que cuaje.

Por último añadirá la miel marina elaborada con la rupia.

Henar, no sé qué tengo que hacer con las algas.

Yo es que no sé lo tuyo. -Es que no sé qué tengo que hacer.

Henar, no sé qué tengo que hacer. -Yo es que tengo que terminar

la salsa de jarrete. -¿Qué tengo que hacer,

qué tengo que hacer? Henar, es que no sé qué hacer.

No te preocupes que tú puedes, eres un campeón.

Javi, venga, Javi, ¿qué te pasa, qué te pasa?

-No sé qué hacer con esto.

¡Jordi, ven! (AMBOS) ¡Jordi!

¡Jordi, te llaman! -¡Jordi!

He escuchado mi nombre por ahí. Es que me he perdido,

aquí tengo la cebolla con el vino ya.

A ver, ven conmigo, primero tranquilízate,

estás en un tres estrellas Michelin con Ángel León, el chef del mar,

es muy difícil, pero estoy aquí para ayudarte

y para poder ayudarte tú que eres mi amigo,

tienes que sonreír y estar bien.

Achuchoncito... venga. El postre es más fácil

de lo que tú crees. Hay que coger leche de cabra

y esto de aquí que es musgo de Irlanda.

Vale. El alga nos dará gelatina

lo meteremos en un platito, va a cuajar como una panacota,

como una mamía vasca y lo tendremos.

Mira, la leche, dos litros.

¿Aquí qué meteremos? Unos 90 gramos de esto.

Vale, o sea, esto. Lo vamos a picar un poquito

para que infusione más rápido, dámelo.

Pesamos 90 gramos. Gracias, Jordi.

De nada. Aquí...

Ahí está, tú harás la cocción de esto.

La rupia a hervir. Primero... ¿Y qué hago con esto?

Esto es el relleno de la morcilla, ¿de acuerdo? Una cuchara.

Pero hay que... Vale, mira.

Mira, ¿ves? Esto solo lo he mezclado,

¿ves que parece como una morcilla? Una manga pastelera.

¡Ayuda, que no puedo!

Javi, tú sigue con tu trabajo. -No, quiero ayudarte, Henar.

A ver, a ver. Que me voy a resbalar.

Muy bien, Javi, ahí echando una mano buena.

Venga, ahora esto al sifón. Henar, para acá.

Piensa que a partir de ahora esto lo vamos a dejar de pie

y con mucho cuidado quitas piel y dejamos la carne.

¿Ves? Con cuidado, con cuidado.

¿Ves que voy tirando y va saliendo? Sí.

Ahora va al horno, asadito y al final lo glaseamos.

Glasear es cubrir con un juguito. Con la sala esa,.

Ahí está, lo has pillado vas como un cohete.

Sí, gracias. -¡Madre mía!

Jordi no para de ayudar a Javi y a Henar.

-¿A mí, tú sabes lo que pesa esto? -¿Tú sabes lo que he hecho yo

que es abrir las ostras?

Sí, eso sí me acuerdo. -No eran ostras, eran ostiones.

-Bueno, pero al que más está ayudando es a Javi,

pero es normal porque es pequeñito y a lo mejor, no sabe bien.

Mira, ¿ves? Lo meto...

Ah, vale. Aquí tienes uno, ¿vale?

Una pinza. El resto lo haces tú.

Eso es, ¿vale? Gracias, Jordi.

¿Me puedo ir? Si... si veo que no puedo...

¿Lo vas a hacer bien? Sí.

Una cosa, Jordi... Aún no me he ido y ya me llamas.

La ayudita esta, por favor, que no cuente como que...

No se lo voy a decir a nadie.

Pepe y Samantha no se enterarán. Eso queda entre nosotros.

¡Eh, amigo! Dale fuerte.

¡Caña, caña, caña! ¡Venga!

¡Vamos, chicos, a por todas!

Henar... con cariño, con cariño.

Vale, ya tengo los dos sifones hechos.

Ahora, lo que me queda es mezclar esto con el plancton.

Es que no... ¡Porras! ¡Se me rompió!

Javi, recuerda. Intenta hacer las cosas con cariño.

Es que yo, para el mundo de la paciencia, no vivo, ¿sabes?

¡Que sí, que tú puedes!

Vale. Ahora todo esto irá en otro sifón.

¡Niños, niños! (GRITAN CONTENTOS)

¡Pero por favor!

¡Que estáis en la final! ¡No me lo puedo creer!

¡Enhorabuena! -¡Gracias!

Sabía que ibas a llegar. Te ha traído Eugenia.

¡Esta es mi pequeña!

¡Josie, por favor, no nos distraigas!

No te vamos a distraer. Mira, ven.

¡Ay, no, gracias! -Un poquito. Mira, mi amor.

¡Que yo ya estoy muy guapo!

¿Estáis nerviosos? (AMBOS) No.

No vale ponerse nerviosos. -Estamos bien.

¿Te acuerdas? -¡Eso!

Los "celebrities" no me pueden distraer.

¡Ay! Mira, vamos a ponerle un poquito.

Mira, ven, ven, que te vamos a humectar un poco.

¡Así, mi amor! -Josie, yo también quiero.

Ya estás protegida. Te va a dar mucha suerte.

Claro que sí. -¿Cómo lo llevas?

¿Te acuerdas de mí? -Sí, me acuerdo de ti.

Te dije que te tenías que portar bien.

¿Te has portado bien? -Muy bien.

¿Qué es esto? ¡Qué barroco! Oye, te ha ido muy bien,

por lo que veo. Estás aquí encantada.

Al parecer, sí.

Vamos a ver cómo va nuestro amigo.

¿Me ayudas a meterlo al horno? -Claro.

Josie, ¿por qué vas así? -Porque estoy en el sur.

A mí me inspiran estos colores: amarillos, blancos.

Y siempre blazer.

O sea, es que es verdad. -Se han colado en las cocinas.

Si vienen los jueces, nos avisáis,

por favor. -Vale.

Vamos a intentar. ¿Te sujeto la manga?

Sí, gracias. -Dale.

¿Llamamos a Jordi? -No, no llames a Jordi.

Hazlo solo, que ganas puntos.

¡"Shake, shake"!

Tengo que cocer patatas. -Yo te ayudo a ti.

Pero vamos a empezar

con el puré de patatas. -Sí.

Ahí va. Una, dos y...

¡Señora Raquel campesina! ¡Venga usted para acá!

No se te nota nada que eres de Sevilla.

Necesito que me abras la olla exprés.

¡Pero bueno, qué bien!

Aquí tengo un delantal. ¡Qué maravilla!

No sabía. Bueno, ideal. Venga, pues me lo pongo.

¡Cómo pesa esto! -¡Ya, ya, ya!

¡Oh, madre mía! ¡Qué buena pinta!

¡Ay, ten cuidado! -Cógeme de aquí.

Ay, Eugenín.

¡Uh, cómo está esto!

Esto está muy sucio. ¿Pero esto cómo es?

Toma, pruébala tú.

¡Oye, oye, oye! ¡Ah!

Oye, pero... Oye, ¿pero qué...? Queríamos hacer una visita, Pepe.

Oye... Que viene el otro.

No le hagas caso.

A ver, una cosa... ¡Oye, Josie! ¡Josie!

Oye... ¡Ay, Pepe, por favor!

Pero qué apuesto te veo. Yo venía ideal y mírame.

Cuando entré anteriormente a la cocina, olía de maravilla.

Olía a cocido. Y ahora huele a bruma.

¡Oh! ¡No, no! ¡Me niego!

¿Dónde está mi bruma? Es que huele a vinagre de "toilet".

Oye, por favor... Te voy a poner ahora mismo.

La necesitas. -Esta es nueva, además.

Que sí, Pepe, que esto está ideal. ¿Se come?

Me estás echando en la boca. Que no.

Que ahora estás mucho mejor. ¿No me digas que no estás

mucho más fresco? ¿Dónde está Jordi?

Por favor, ¿podéis marcharos de la cocina?

No me voy sin ver a Jordi. Fuera.

(HENAR) ¡No, no os vayáis! Vámonos de aquí ya.

¡Suerte! Habla con Eugenia de Montijo, ella te protegerá.

¡Venga, venga, fuera de aquí ya! ¡Adiós!

¡Hombre! ¡Dejadlos cocinar tranquilos! ¡Fuera, pesados!

Vale, esto ya está. ¡Venga, vamos!

¡Vamos, chicos, que nos jugamos la chaquetilla!

Chicos, ¿cómo vais? -¡Muy bien! ¡Gracias, Nico! ¿Y tú?

Bien. Ahora voy a hacer las roquitas del sifón.

(HENAR) Vale.

Oye, ¿cómo vas, Javi? -Más o menos.

(NICO) ¡Venga, vamos, chicos!

Creo que ya están las navajas.

¡Aspirantes, mirad a quién os traigo!

Al creador del menú, al gran Ángel León.

¿Cómo lo lleváis? -Superbién.

Lo llevo bien y estoy tranquilo.

¡Me he quemado, me he quemado!

¿Qué te pasa, Henar? Sin querer, he cogido la olla mal

y me he quemado la mano. ¿Mucho? Ven aquí, tranquila.

Ven para acá.

Sin querer, lo he cogido mal y me he quemado todo.

Tienes que coger siempre con el paño.

Sal, que te van a poner un poco de crema.

No me van a poner mucha marca.

¿Cómo vas, Nicolás? Ahora vamos a hacer roquitas

con nitrógeno. -¿Quieres que lo veamos?

Vale. Voy a quitar la hierbabuena que sobra.

Eso ya está perfecto. -Vale.

Los sifones... Dame los sifones.

A ver, ¿qué vas a hacer? Aquí hay uno blanco y uno verde.

Mira, esto es importante...

Para abajo. -Lo movemos y vamos a hacer así...

Una neblina que huele a mar. Ahora, esto...

¡Qué gusto! Esto va a ser parte del plato

que estás haciendo de los ostiones.

Van unas piedras en verde con plancton y otras piedras...

Blancas. -Que vamos a hacerlo

con la parte blanca.

(HENAR) ¡Que vengo! Vamos, Henar, pasa.

¿Cómo estás? ¿Estás bien? -Sí, estoy bien.

Voy a tener que meter esto.

Te queda la brasa. -Claro. La brasa.

Pero como es solo un minuto y medio de brasa,

voy a hacerlo casi al final para que el jugo se quede dentro.

Bien, bien.

Aquí están las ortiguillas. ¿Ves cómo son?

Pues, directamente, vamos a utilizar esto...

(NICO) Como recipiente. De plato.

Y esto irá, directamente, a la brasa.

Ya está. -¿Con la concha y todo?

Con la concha. -Perfecto.

Yo creo que, Ángel, que Nico va fenomenal.

Va muy bien. Lo tiene claro.

Nos quedamos muy tranquilos

y vamos a ver a Henar. Muchas gracias.

A ver, Henar, ¿cómo vamos? ¿Cómo va la cosa?

Tengo las navajas, las otras navajas diferentes hechas...

El pilpil no lo tenemos, ¿no? -No.

No nos dará tiempo, amiga, a hacer el pilpil.

Pero no afecta al plato. -Sí que afecta,

porque es una cosa menos. -Escúchame.

¿Quién ha hecho ese plato? -Tú.

Claro. Yo sé si afecta o no. Confía en el chef.

Entonces, el truco es este.

Esas navajas las pondrás por encima,

para que tenga dos texturas: la crema que te saldrá

aquí espectacular, y arriba, la navaja. Las plantas halófilas...

Estas. Y ahí ya tenemos un gran plato, si lo hacemos todo.

Vale.

¿Vamos a repasar el otro plato? -Vale.

El jarrete está en el horno.

Está muy bien. ¿Sabes qué te queda? Pintarlo.

Tengo ahí la salsa. Tienes que tener en cuenta

que debes acabar el puré de patatas.

Y el jarrete se sirve en sala, no lo tiene que emplatar.

Y vas a tener la oportunidad de ver a todas las "celebrities"

y hablar con ellos y servirles, personalmente, en directo.

Ahora vamos a ver qué pasa con Javier.

Henar, mucha suerte. ¡Muchas gracias!

No pensaba que estaba tan correcto.

¡Vamos, Javier! Que esta salsa antes era líquida,

pero se me ha vuelto así. -¿Sabes qué pasa?

Esta es la holandesa de la tinta negra, ¿no?

¿Sabes qué ha pasado? Que se ha cortado.

A ver cómo podemos salvar esto.

¿Le intentamos meter agua fría? Vale.

Vamos a intentar... Vamos a intentar rectificarla.

Con una varilla y metiéndole agua,

ver si se vuelve a cuajar

y no se corta. Vale.

¿Qué más me puedes enseñar? -Ah.

Aquí tengo... ¿Qué tienes ahí hecho?

No me lo creo, cómo están hechos

los chipirones. ¿Los has hecho todos?

¿Está todo acabado? ¿Cómo está? Está muy bien, eh.

Vaya trabajera, Ángel. Está muy bien.

Estoy flipando que un niño esté haciendo lo que está haciendo.

Vale. Yo pensaba que iba mal. -No, vas muy bien, tío.

Bueno, aspirantes, un aplauso a Ángel León por este menú

y por esta visita. ¡Vais muy bien!

El aplauso os lo doy a ustedes. Nos vamos muy tranquilos.

¡Muy bien, chicos! ¡Ánimo! ¡Vamos, Ángel, no sigas!

(JAVIER) ¡Jopé! Ángel León está confiando un montón en mí.

Fíjate... lo que puede llegar a hacer un niño de ocho años.

Mis queridos exaspirantes, cómo me gusta veros

aquí a todos juntitos.

(Aplausos)

¡Viva Samantha!

Pero los protagonistas hoy son nuestros pequeños chefs.

Están dándolo todo para que disfrutéis

del menú degustación de Ángel León,

que tiene seis platazos.

(NICO) ¡Vamos, chicos!

Ahora voy a poner las ostras en un bol.

A ver, ¿cómo estamos aquí? ¿Qué tal, Nicolás? ¿Cómo vamos?

Voy haciendo la "mise in place". Oye, vamos a ir emplatando.

¿Estamos todos preparados? ¡Sí, chef!

Vámonos. ¡Vamos, chicos!

Henar, ¿te parece si vas estirando platos donde Nico

y así los tienes controlados? Esto ya, ritmo...

"One, two, three, four", "one, two, three, four"...

Venga, uno y dos me caben, ¿vale? ¿Dos trozos?

Dos trozos, venga. Oye, me lo he currado un montón.

Bueno, te he visto muy serio trabajando.

Sí, porque hoy me he concentrado, no he perdido los nervios.

De todas formas, te vendes muy bien, eh.

A los de Toledo nos cuesta más vendernos,

pero los de Sevilla lo lleváis...

Un poquito. ¿Así?

Vale. Muy bien. Una gotita por cada...

Para Flo, eh. Para Flo, el que más.

(SOLLOZANDO) No puedo cocinar. -Henar, ¿qué te pasa?

Me duelen las quemaduras y no puedo seguir.

Henar, ¿qué pasa? ¿Cómo vas? Bien.

Te oigo llorar desde aquí. ¿Qué ocurre? Pero bueno...

(LLORA) Henar... Oye, de verdad,

no te quiero ver así, eh.

Me duele la mano. Me he cortado y me he quemado y...

¡Jolín! No te preocupes, no te preocupes.

Vamos a sacarlo. No te preocupes.

(LLORA) Vamos a sacarlo, ya lo verás.

Ya lo verás, Henar. Vale.

(HENAR) En un momento, digo: "¡Que no llego!"

Y cuando me empiezo a agobiar, lloro.

Pero es porque... no sé, llorar para mí es desahogarme.

Entonces, cuando me desahogo, me quedo más tranquila

y vuelvo a empezar con más ánimo.

Muy bien, lo tenemos. ¡Vamos, Nico! Sí, sí, sí.

Vale. Estás echando el blanco. ¿Tú echas el verde?

Sí. ¡Vamos, bien cargadito! ¡Vamos!

Échame un poco más. OK.

Me gusta cómo estás trabajando. Arrancamos el servicio, ¿no?

Con estos ostiones alcalinos. Camareros, por favor,

podemos ir sacando platos. Adelante, camareros.

Gracias. ¡Hala! Pues, Nico, pensando

en tu siguiente plato, ¿vale? ¡Vámonos!

¡Y ahora, preparaos, porque arrancamos el servicio!

¡Qué ganas! -Hay mucha comida, eh.

Nico es el autor del entrante que abre el menú:

ostiones alcalinos. (TERRE) ¡Uy!

Ahora me decís

si no es increíble que lo haya cocinado

un niño con solo once años. (TERRE) Un ostión de sabor.

(RÍE)

(Música)

¡"Hello"! ¡Pero bueno! ¡Mi amor!

¡Teneros aquí sentados, qué ilusión!

¿Qué te ha parecido el plato? Es bastante potente como entrante.

Está bueno, eh. Te ha gustado.

Está muy bien. Potencia de sabor.

Sí. Pero rico.

Potente de sabor y de color.

¡Es maravilloso! Ideal.

Melani, que te echamos de menos en "MasterChef",

que te fuiste muy pronto. Sí. Me hubiera quedado más.

¿Qué tal la vida después de "MasterChef"?

Maravilla, muy bien. ¿Sigues cocinando sin parar?

No. Le he cogido bastante manía a la cocina.

Has dejado de cocinar. Mis hijos tienen que comer,

con lo cual, cocino. Pero no...

Melani, ¿qué te parece el plato? ¿Te gusta o no?

¡Claro! Vamos... Muy potente de sabor.

Muy potente. Sí, sabor a mar.

Pues nada, muchas gracias. De nada.

¡Vamos, chicos! -¡Vamos!

¡Venga, vamos!

(NICO) ¡Vamos, chicos!

Que no tengo salsa suficiente...

¡Ay, Dios! ¡Maldita reducción!

Henar, es tu turno. ¡Vámonos! Vale.

Yo estoy encantado de ayudarte a emplatar,

pero si tú quieres que venga el pibonaco y te ayude,

yo no tengo ningún problema.

¡Pibona...! No... ¡Jordi!

Iba a decir "pibonaco".

¡Que viene el pibonaco! ¡Que viene el pibonaco!

¡Que viene el pibonaco!

¿Qué pasa? Lo de "pibonaco"

del niño lo entiendo, pero lo tuyo...

Vente para acá. ¡Hola!

¡Hala, tira! Cojo unas cucharas.

No sé de qué va esto. He venido a ayudarte.

Yo soy tu pinche. ¿Qué hacemos? A ver, un poquito de salsa,

porque, como se ha reducido, no queda mucha.

Las navajas y las hojas. Yo entiendo que... A ver.

¿Solo hay esto? Esto es una desaparición,

más que una reducción. Se ha reducido.

Mira, voy a hacer una cosa...

Voy a repartirlo todo. ¿Echo las navajas?

Lo que tú digas. ¡Vámonos! ¿Qué más lleva esto, jefa?

¿Tenemos pilpil? No.

En origen, el pilpil iba con esta "creme fraiche".

Lo que yo haría, es diluir un poco esta crema con fumet de mejillones.

Mira, vamos a poner un poco de esto aquí.

Haremos una salsita fina. ¿Te parece?

Sí. ¿Cuánto echamos?

Un chorrito pequeñito.

¿Así? Sí.

¿Un poco más? Un poco.

¿Ahí? ¿Te parece? Sí.

Ahora, pongo... polvitos. Ya.

Pero los polvitos hay muchas maneras de aplicarlos.

Así, mira.

Yo creo que esto... Mira. ¡Tacatá! ¡Tacatá!

Y muy importante hacer el "tacatá". Sin "tacatá", la cosa no furula.

Venga, ¡tacatá! ¡Tacatá! ¡Tacatá! ¡Tacatá!

¡Pim, pam! ¡Tacatá y tacatá!

Lo tengo. Ya está todo.

Este plato ya está emplatado.

Llama tú a los camareros. ¡Camareros, por favor!

Coged los platos. Tienes que decir

el nombre de los platos. "Halolífalas".

¡Salen las "halolífalas"! Son halófilas, pero bueno.

¡Salen las halófilas! ¡Eso! ¡Salen, por favor,

camareros, adelante! ¡Gracias!

Me voy a poner con lo otro, que si no...

Muy bien, Henar. ¡Buen trabajo!

A por el siguiente plato. Vale.

A continuación, probaréis las halófilas

que ha elaborado Henar.

¡Me encantan! (MELANI) ¿Pero son algas?

Sí. A ver qué tal.

(Música)

¡"Hello"! ¡Hombre! ¡Qué susto!

¡Qué ilusión! Estoy fascinada.

¿De qué vienes? ¿De medusa?

De alga. ¡Ah, de alga!

¡Claro! Claro, cariño, soy la alga.

Dónde mejor que en Aponiente.

Me siento superidentificada con toda su cocina,

con este plato de halófila. Soy yo.

Es increíble comerse a sí misma. Las halófilas está claro

que te han encantado. Me encanta.

Bueno, Juanjo... ¡Qué ilusión verte!

¿Qué tal tu vida después de "MasterChef"?

Bien, contento y encantado con la cocina.

Ya sabiendo cocinar más, yo que soy un cocinillas,

pues, en mi salsa.

¿Qué te ha parecido el plato? Me encantó.

La pena es que es minimalista. Se mete en el hueco de la muela.

Te han encantado, estaban ricas y para mí es importante.

Súper ricas. Pues mucha gracias.

Pues ya está. ¡Hala! ¡Hala, al siguiente!

Javi, dame los platos, que te los voy estirando.

¡Tacatá! ¡Tacatá!

¡Tacatá!

Me encanta esto de pintar.

Esto lo voy a poner aquí para que se caramelice bien.

Vamos a emplatar esto, ¿te parece? Vamos a poner los de pinza.

Uno así y uno así, ¿no? Vale.

Luego va un poco de cebollita aquí...

Me da a mí que a ti alguna "celebrity"

te ha echado una mano, eh. Porque está muy bien relleno

y muy perfectito.

¿Qué más? La salsa holandesa.

Lo último.

¡Un buen glaseado! ¡Ah! ¡Ah!

¡Madre mía, Henar! ¡Qué peligro! -¡Ya está!

Estar sin nervios en este cocinado me ha servido de mucho.

Ya tengo todo listo y ya solo me queda

el aceite de plancton, que lo hago en un momentito.

Te han quedado, muy bien, eh. ¿Qué?

Que te han quedado muy bien. Veo un poco mal el crujiente este,

porque no está crujiente, está blandurrio.

Yo no lo pondría. Yo pondría la salsita y a correr.

¿Estamos de acuerdo? Sí.

Javi, ¿cómo hago con esto? ¿Así un poquito...?

Sí. ¿Más o menos?

Así, así. Sí, porque no tiene mucha salsa.

¿Sacamos el plato? ¡Que salgan las puntillas!

¡Que salgan las puntillas con morcilla marina, por favor!

¡Camareros, adelante! ¡Espera!

Le pongo una más a Flo. Venga, una más.

Llega el tercer plato:

puntillas rellenas de morcilla marina.

(FLO) Por fin algo que entiendo.

Lo ha elaborado Javier con muchísimo cariño.

Por cierto, Flo, que sepas

que para ti te han hecho una ración extra.

¿Por qué? -¡Muchas gracias!

¿Qué pasa? -¡Así vas!

No, no, no. -Pero estaos tranquilos.

Está enchufado, está enchufado. -Qué celosos, macho.

(Música)

Laura, Flo, ¿qué tal estáis?

Yo mejor que él. ¿Por qué?

Mira, mira. Míralo.

Te ha tocado doble ración. Está muy rico.

A mí me ha gustado mucho. Pero le falta algo.

¿Qué le falta? Este platito tenía crujiente.

Que tú eres de por aquí

y te conoces el menú. Claro.

Está buenísimo, espectacular. Todo para adentro.

Para adentro. Cómo lo sabes.

Contento con tu doble ración y no echas de menos el crujiente.

Son unos envidiosos. ¡Compraos un bocadillo!

Flo, después de ser semifinalista, todos te pedirán recetas.

Todo el mundo quiere que le cocine. ¿Y para quién cocinas?

Para mí. Esencialmente, para mí.

¿Y para el amiguete? Quiere que le cocine.

Quiere que le haga el menú de la final.

¿Y? Le he dado largas. "Ya te lo haré".

"Vale, amiguete". Se lo cree. Pues muchas gracias.

Ahora mismo tenemos los tres, tres estrellas Michelín.

Ya, porque hemos sacado el plato. ¡Yo flipo!

Bueno, Javi, ¿cómo vas por aquí? -Bien.

Necesito meter ya las ortiguillas.

¿Qué pasa aquí? (GRITA)

¡Juanjo! # Soy la Terremoto

# y vengo del Alcorcón. # -¡Qué guay!

¿Dónde está mi chica de Alcorcón?

¡Yo! ¡Hola! -¡A tope!

Yo también soy un terremoto. -Terremotito, eh. ¡Alcorconera!

¿Qué haces? ¿Emplatando? -Sí.

(AMBAS) ¡Alcorcón! ¡Alcorcón! ¡Alcorcón!

(TERRE) ¿Qué pasa? -Juanjo, ¿te ha gustado mi plato?

Eran las... -¿Las halófilas?

Las puntillas.

¡Buenísimo! -¿Cómo estamos?

¡Flipa ahí! ¡Chiquillo! ¿Qué pasa contigo?

(HABLAN EN INGLÉS INVENTADO)

¿Os han gustado las navajas? -Sí, pero era pocas.

Tenías que haber dicho: "El plato de Juanjo, este",

y haber echado dos cazos.

Ya. -Siento haberle puesto cuatro,

en vez de dos, a Flo y a ti no. -¡No pasa nada!

Flo es un tragón. Se tira todo el día comiendo.

Juanjo, ¿por qué ibas tanto a cagar?

No iba a cagar todo el día. Algunas veces iba a beber agua,

otras a mear... -Yo también lo hago.

¿Nos vamos los dos a cagar? -Sí.

¡A ver, Terremoto y Juanjo! ¿Pero qué es esto?

Estáis en un restaurante de tres estrellas Michelín

con un menú degustación y os levantáis de la mesa.

¡Ahora mismo a la sala! ¡Vámonos!

Que se os queda frío el plato. ¡Adiós, chicos!

¡Alcorcón! ¡Alcorcón! ¡Vamos!

(HENAR) ¡Hombre...! Es que conocer a alguien

de mi tierra verdadera... y, encima, una "celebrity"

muy famosa, me parece muy guay.

¡Vamos con el plato de Nico! ¿Cómo estamos?

Pepe, ¿qué te parece así?

Vamos a ver. ¿Has visto el plato de Ángel?

Sí. La tenemos y ahora, mira.

Vale, el caldo abajo, ¿no? ¿Ves?

¡Ah, vale! Claro, ya está.

Pero no va con cáscara. ¡Ah, vale!

¡Madre mía!

Era para usarlo de recipiente para el horno.

Claro. Venga, venga. Volcamos aquí.

Vamos, que se nos queda frío. ¡Venga!

¿Voy poniendo gotitas? Sí, sí, sí.

¡Venga, "one, two, three, four"!

Esto es la bomba de plato. Esto es la bomba de plato.

A la Terre le va a encantar. Se van a volver locos.

Vale así. Y ahora, los piñones, tres en cada plato, y salimos.

¡Venga, piñones! ¡Vámonos! Uno, dos y tres.

Y aquí me falta aceite.

Vale. Quiero una gotita. Uno, dos y tres.

¿Tienen todos? Sí, sí. Venga, "one, two, three, four".

¡Vamos, vamos! ¡Venga, vámonos! ¿Lo tenemos? ¿Sí?

Lo tenemos. ¡Camareros, por favor! ¡Adelante!

Sacamos este plato de puchero con ortiguilla.

Perfecto. Y aceite de plancton

con un ligero piñón. Piñones.

Muchas gracias, señor.

Tome, camarera. Gracias.

Bueno, Nicolás... Tome, señora.

Tu último plato. La prueba ha terminado para ti.

¿Satisfecho con el trabajo? Muy satisfecho,

porque yo creo que lo más importante es dar

de comer bien a los comensales. De eso se trata.

(NICO) Estoy muy bien porque creo que lo hice bien.

Creo que puedo tener un buen resultado.

Nico cierra su cocina con este puchero de mar.

(JUANJO) ¡Olé! A ver qué tal le ha salido.

(Música)

(MELANI) Está rico. Está bueno, eh.

Bueno, Gonzalo, sabes que eres como el "hitch" de las chicas.

¿Ah, sí? (FLO) ¡Bueno, bueno!

No sabía yo... ¡Que te calles!

(FLO) ¡Lo que hay que oír! ¿No lo sabías?

Todas mis amigas, es como... "¡Guau! Dale mi teléfono".

No, no, ni idea. Primera noticia.

Bueno, Gonzalo, cuéntame cómo está el puchero de mar.

Espectacular. Y eso que yo no soy muy de la textura.

¿Cómo está, con la hierbabuena? Muy rico.

Bueno, Raquel, ¿sigues cocinando?

No, ya estoy en "Maestros". Estás cose que te cose.

Claro. Te estoy esperando.

Esto tiene que ser: tú vienes, yo voy...

Ah, que yo voy a coser a "Maestros de la costura".

No tienes que coser, pero ven.

Bueno, cuéntame qué te ha parecido el plato.

La cuchara es lo que más me gusta. Una cucharita y algo calentito,

te asienta, como que te devuelve la vida.

Y es lo que tiene el plato.

Me voy contenta. Gracias. ¡Magnífico!

(JAVIER) ¡Oye! ¿Ni un "dónde está Javier" ni nada?

Mira, ahí está el pibonaco.

¿Dónde está Javier?

(HENAR) ¡Javier!

Vamos a ver, la cosita...

¿Estás vivo? (GRITA)

(RÍE) ¿Estás bien? Venga.

¡Hala! Te diré una cosa...

Espero que tengas todo hecho y perfecto.

Sí. Estás echándote la siesta

en mitad del servicio.

Henar, ¿lista? Sí.

Bueno, ahora sacamos esto y emplatamos fuera.

Te traigo los carretes del horno. (GRITA)

¡Qué guay! Esto tiene un pintón serio, eh.

¡Que voy! Henar... Cuidado, que mata.

¿Eres consciente de lo bien que te ha quedado esto?

Pues pintón sí que tiene.

¡Oh, qué bien huele! -Yo quiero probar.

Un segundito. Cuidado, que quema. ¿Puedo probar?

Estoy contenta del trabajo que he hecho.

¡Yo quiero catar! Debes estarlo, porque tiene

un pintón bastante importante, eh. ¡Venga, vámonos!

Llega el penúltimo plato. Se trata de jarrete de almadraba.

Henar, además de haberlo preparado, va a salir a servirlo.

Así que, por favor... ¡Un fuerte aplauso!

(Aplausos y vítores)

¡Samantha, por favor! -¡Guau!

¡Pero, bueno, qué bien! -Gracias.

Hoy he hecho un jarrete que es mágico,

porque parece carne, pero es pescado.

¡Hala! -Y está acompañado con la salsa

y con el puré de patatas.

Mi ayudante es Jordi "el pibonaco".

Es que yo no soy capaz de cogerlo,

porque pesa mucho.

(RAQUEL S.) ¡Qué buena pinta tiene eso!

Oye, deberías ir poniendo cosas en el plato.

¡Dale caña, corazón, venga! -¡Vamos, Henar, cariño!

(TERRE) ¡Despacito, eh! Tú sin prisa, cariño.

Puedes aprovechar para preguntarles lo que tú quieras.

¿Quién tiene novio de aquí?

Henar, ¿te podemos hacer

una pregunta. -Sí, tú dime.

Porque me gusta.

(TODOS) ¡Ah! -¡Ay, mi niña!

Es que tiene muchas cualidades, ¿sabes?

Ah, vale, claro. -Unos ojos muy bonitos,

el pelo muy bonito, está muy fuerte,

es cocinero, es majo...

Tú di que sí.

Oye, Henar... Dime.

Yo sabía que era el pinche de Javier,

pero no tenía claro que era tu pinche también.

Es que estaba hablando.

Bueno, mis queridas "celebrities",

¿le dais un aplauso a Henar, por favor?

¡Gracias! (APLAUDEN)

¡Henar, está muy rico! ¡Muy rico! Nos la llevamos a limpiar cocinas.

(HENAR) Lo de servir en mesa delante de los "celebrities",

me ha parecido superguay. Todos majísimos, saludándome,

diciéndome cosas... ¡Qué guay!

Encima, estoy volviendo a ver el "Celebrity".

(Música)

¡Perico! ¡Hola, Samantha!

¡Pero qué ilusión, Perico! Aquí, ya sabes.

¡El gran... Perico Delgado!

(Aplausos y vítores)

¡Gracias, gracias! Perico, veo un antes y un después

en tu vida, en "MasterChef". Cuéntame.

Ahora me he vuelto un poco tiquismiquis con la comida.

¿Ah, sí? Me voy a hacer crítico de cocina.

Crítico gastronómico. ¿Y tú, Lucía?

Para ti, "MasterChef" ha sido muy importante, ¿no?

Importantísimo. Me lo he pasado muy bien. Sí.

Lo único que no me gustan, son los gritos tuyos.

Eso no lo soporto.

Bueno, hablo... (HABLA MÁS SUAVE) Ahora

que los dos sabéis tanto de gastronomía,

¿me podéis valorar, por favor, el jarrete?

Fantástico. Vale.

Exquisito, buenísimo, ¿verdad? -Sí. Para mí, lo mejor

de lo que hemos comido hasta ahora. Gracias.

De nada, cuando quieras. No puedo pedir más. Gracias.

Venga, yo voy a empezar a sacar ya.

Voy a echar aquí la salsita, que tiene una pinta...

Es el último plato.

Espero que les guste a los "celebrities".

Muy bien... Vamos a ver, Javier.

He ido adelantando un poquito esto y he hecho algunos emplatados.

No hay mucho secreto, es fácil. Repártelo primero,

porque hay poquita miel. Sí.

¡Caray! Tienes un pulso para robar panderetas.

¿Qué tal? ¿Contento con tu trabajo? Sí.

Porque has tenido un ratito... de llorar y no sé qué...

Mejor que la anterior. Has remontado bien.

No es un postre fácil y lo has hecho.

¡Camareros, por favor, sacamos! ¡Que vengan camareros!

La mamia marina, versión Javier.

¿Verdad? ¿Por qué? ¿Llevaba otra cosa?

No, es tu versión. ¿Lo digo de otra forma?

Sí. ¡Camareros, por favor!

Servimos la mamia marina hecha por el gran,

por el mítico, por el formidable... ¡Javier!

¿Has visto? Inigualable, maravilloso,

encantador, guapo... ¿Qué más quieres que diga?

Este para Flo y para Juanjo.

Ah, le pones comensal al plato. ¿Contento?

Sí. Cocinas limpias,

que nos vamos a saludar a "celebrities", ¿vale?

Venga, me voy.

(JAVIER) Si consigo la chaquetilla, ya me voy a parecer más a Jordi,

porque me voy a poder cruzar de brazos y hacer...

Y terminamos con un postre hecho por Javier:

Mamia marina. ¡Qué bonito!

¿Os podéis creer que lo haya hecho un pequeño de ocho años?

(Música)

Jesús... ¡Hombre, Samantha!

¿Qué tal? Muy bien.

Mis amigas están enloquecidas. Más bien, las amigas de mi hija.

O sea, lo de Gonzalo es... un aprendiz al lado tuyo.

(GONZALO) ¡Pero qué puñalada trapera!

¡Pero bueno! ¡Que estamos en la misma mesa!

¡Relájate!

Te ha tocado opinar del postre. ¿Qué opinas?

Bueno, está bueno, pero tengo que decirte

que no soy nada de dulces. ¿No?

No suelo comer dulces, pero está bastante bueno

y el plato se ve que... Yo no lo haría.

Raquel, ganadora de "MasterChef Celebrity V".

Bueno, pero hoy se me han bajado los humitos,

porque estoy impresionada.

¿Qué te parece la mamia marina? Yo, todo lo contrario.

Yo soy muy golosa.

A mí me falta un poco de dulzor en el postre.

Pero me encanta la estética. Pues gracias.

(Música)

Queridas "celebrities", con toda la pena de mi corazón,

os digo que ha llegado el momento de despedirnos.

(TODOS) ¡Oh, no!

Gracias a todos por habernos acompañado en esta gran final

y por contagiarnos siempre de tanta alegría.

¡Sois la caña!

Bueno, estaréis conmigo, exaspirantes,

en que este caballero que tengo a mi lado

es un genio entre los genios.

Querido Ángel, gracias por abrirnos las puertas

de este pedacito de mar en forma de restaurante.

Vuestra casa. Venid a visitarte

era un cuenta pendiente, tú lo sabes.

Estamos muy felices de haberla saldado.

Mil gracias por todo.

(Aplausos)

¡Gracias! ¡Gracias!

Bueno, yo creo que es el momento de recibir a esos tres campeones

que se han dejado la piel para serviros el mejor menú

del que eran capaces.

¡Adelante, por favor, Nico, Henar y Javier!

(Aplausos y vítores)

¡Es muy fuerte!

Sé que estáis muy cansados después de todo lo que habéis trabajado,

pero los "celebrities" están esperando escucharos.

¿Queréis decirles algo?

Para mí, "MasterChef Junior" es todo,

lo mejor que me ha pasado en la vida

y lo mejor que pasará en la vida.

(TERRE) No creas. -No te creas. Date tiempo.

Por favor, ahora voy a hacer yo mi discurso.

¡Ah, perdona! (RÍEN)

Como venía diciendo, hoy me he dejado la piel

y me he esforzado un montón.

No he estado con nervios, he estado relajado en la cocina.

Y pienso que mis platos han estado muy ricos.

Y yo creo que puedo ganar la chaquetilla.

Bueno, para mí, "MasterChef" ha sido una experiencia única.

Y espero que os haya gustado mi plato,

porque me he esforzado mucho.

Lo he intentado hacer lo mejor posible.

Bueno, estoy muy feliz de haber llegado hasta aquí.

Y gracias.

Yo no me esperaba que llegaría ni al primer "casting",

y estoy en el... en la final.

Porque eres un máquina, tío. -Gane o no la chaquetilla,

estoy contento con mi trabajo y os he dado de comer,

he sacado algo, por lo menos.

¡Eso es importante! (APLAUDEN)

Ahora sí que sí, llega el momento de conocer

quién es el ganador de esa segunda chaquetilla.

¿Cómo? ¿Ahora? Decid adiós a nuestros comensales.

¡Adiós! Porque nos vamos al veredicto.

¡Vámonos todos! ¡Venga!

(Música)

Mis queridos finalistas, solo puedo deciros: ¡Enhorabuena!

¡Gracias, chef! -¡Gracias, chef!

¿No es alucinante todo lo que habéis vivido

estas seis semanas? Sí, mucho.

Es impresionante. -Qué pena que ya se acabe.

(HENAR) Un mes y medio se me hizo cortísimo.

Daría todo por volver a ser aspirante.

Javier, me encanta verte más tranquilo,

porque cuando te pones a llorar, me entra la pena, me quedo triste.

No lloro, me sudan los ojos.

¿Qué te ha pasado? Ha habido un momento

que no sabía qué hacer. Estás de acuerdo

de que has servido dos platazos, pero te he echado buena mano.

Algún defectillo había. Que un niño haya sido capaz

de sacar los dos platazos que tú has hecho,

es para llorar pero de alegría.

Eso sí, a última hora, te ha salido un poquito

ese espíritu rebelde de mi Javier. Claro.

Has pasado más rato dentro del armario

y encerrando a Flo, que dentro de la cocina.

La palabra clave para ser guay es "ser travieso".

No. ¡Qué va! Yo estoy de acuerdo contigo.

Yo me lo paso pipa con tus travesuras.

Eso es porque no te las hace a ti.

Javier, estoy muy orgulloso de tu trabajo.

Has hecho una final de nivelazo

y solo puedo decirte: ¡Felicidades! Gracias.

(JAVIER) Cocinar tantas estrellas Michelín

es complicado, complicado, complicado.

Nico, en la prueba anterior vimos que te hiciste pequeñito,

que, en algún momento, hasta lloraste,

yo creo que de rabia,

porque veías que no podías seguir al chef.

Me desesperaba. Hoy todo lo contrario.

Hasta Ángel León estaba alucinando.

¿Has disfrutado hoy cocinando? He disfrutado muchísimo.

Porque no todos los días puedes cocinar

en un restaurante de un chef de tres estrellas Michelín

y con un menú de tres estrellas Michelín.

Ha sido un gustazo verte trabajar y con cosas difíciles,

porque te hemos visto con sifones,

hacer rocas con nitrógeno, utilizar el plancton.

Y no te digo más, cada vez que tenemos ostras,

la gente fibrila, porque es dificilísimo, de verdad.

Oye, cómo estaba abriendo las ostras, con qué desparpajo.

Felicidades, Nicolás. Muchísimas gracias, chef.

¡Superbién! Henar, te voy a preguntar

lo mismo que a Javier.

¿Qué te ha pasado en cocinas, que te han sudado los ojos?

Sí. Es que a ver... Yo, en cuanto algo me pasa mal,

necesito desahogarme llorando.

Has cogido el ritmo y has sacado los platos

a tiempo y bien. Gracias.

Por eso, me da mucha rabia ver cómo has tenido

ese pequeño bache que ha hecho

que no salieran las halófilas como era debido,

por el tema del pilpil. Ya.

(RESOPLA) Es que te juro que eso fuera

un objeto que tuviese ahora,

posiblemente, para estrangular, le haría...

De verdad, me pone... ¡Maldito pilpil!

Pero, bueno, quiero que estés orgullosa de tu trabajo.

Gracias. Porque tanto las halófilas

como el jarrete, han sido un éxito. ¡Gracias, chef!

Te voy a decir una cosa. Donde, realmente, has conquistado

a los comensales, ha sido cuando saliste a servir a sala.

¡Qué arte! ¡Cómo te mueves!

¡Cómo te manejas! ¡Hola, soy Henar!

Cómo pones a Jordi de ayudante. Eso me ha encantado.

No. Es mi oportunidad. Nunca voy a volver a hablar tanto

con los aspirantes del "Celebrity". Digo: "¡Voy a aprovecharlo!"

¡Ay, cómo aprenden! ¿Puedes decir ya el ganador?

Claro, Javier. ¿Qué hacemos?

Es que los tres lo habéis hecho superbién.

Cuatro duelistas. -Uno lo tiene que hacer

mejor que el otro. -Sí.

Bueno... Javi, Henar, Nico,

ha llegado el gran momento. ¡Guau!

Esta ballena esconde el nombre del ganador.

Qué bonita. (NICO) Muy bonita.

(HENAR) ¡Qué nervios! Voy a llorar antes de tiempo.

¡Pepe! -¡Venga, Pepe, por "favore"!

El mejor aspirante de esta prueba y, por tanto, el segunda duelista

de la octava edición de "MasterChef Junior" es...

(GRITA CONTENTO) ¡Nico!

¡Muy bien! ¡Felicidades!

(NICO) Yo, que ni pensaba

que entraría en "MasterChef", llegar hasta aquí

y, encima, ganar un reto de un menú

de tres estrellas Michelín, es impresionante.

¡Que me ahogo! (LLORA)

¡Anda! Pero, bueno, Henar... Henar, emperatriz.

Ven aquí y dame un achuchón.

¿Qué pasa? (SOLLOZA)

¿Qué dices, mujer? ¿No estás contenta?

Sí, pero ya no voy a volver a cocinar aquí.

¿Cómo que no?

(HENAR) Estoy contenta, aunque no lo parezca,

porque he llegado súper lejos.

Triste, porque no he ganado la chaquetilla. Y con rabia,

porque estaba a un paso de ganarla.

Pues, Nico... quítate ese delantal lleno de plancton.

El plancton engorda, para todos mis "followers".

Esta chaquetilla... Déjame el delantal a mí. Muy bien.

¡Qué morro! Amigo mío...

(NICO) Para mí, la chaquetilla significa todo.

Es un sueño que se acaba de cumplir ahora mismo.

Es una pasada.

¿De quién te acuerdas? ¿A quién se la dedicas?

A mi madre. La echo mucho de menos y yo creo

que va a estar, cuando la llame, muy orgullosa

de que vaya al duelo final.

¡Tengo la chaquetilla! Estoy súper contento.

Y ahora, a darlo todo en el próximo reto.

Enhorabuena.

Enhorabuena a vosotros, lo habéis hecho estupendo.

Henar, no quiero ver ni una lágrima de tristeza,

porque has estado realmente cerca de conseguir tú esa chaquetilla.

Tanto, que eres la tercera

clasificada de esta edición. Ya.

Bueno... ¡Oye, el bronce!

Javier, cuarto clasificado

de la octava edición de "MasterChef". ¿Cómo te sientes?

Nada... Obviamente, quería ser duelista, pero no pasa nada.

He llegado muy lejos.

¿Estás contento? Sí.

(JAVIER) Siento que "MasterChef" se acaba

y que... que, bueno, al final, hay que saber ganar y perder.

Henar, Javier, vuestro paso por el concurso termina aquí,

pero os vais de Cádiz cargados de regalos.

Nuestro patrocinador de electrodomésticos Bosch

os regala a cada uno un huerto doméstico

como el que habéis tenido en cocinas, en plató.

Y para que sigáis aprendiendo y, también, divirtiéndoos,

os regalamos seis meses de suscripción gratuita

a la Escuela Online de MasterChef

y el juego oficial de "MasterChef Junior".

¡Qué chuli! Aún nos queda un último regalo.

Una sorpresa por parte de nuestro patrocinador

de alimentos, el Supermercado del Corte Inglés.

¡Uy, uy, uy! -Yo quiero una Nintendo Switch.

¡Yo un móvil! ¡Una gofrera! ¡Adoro las gofreras!

¡Chan chan! ¡Vamos!

¡Gracias! Lo que os cuesta dar las cosas, eh.

¿Lo abrimos ya? -Tú primero.

¡Una Nintendo Switch! -¡Una Nintendo! ¡Qué guay!

Pero... ¿Una Nintendo Switch, Javier?

¡Hala! ¡Una "tablet"!

¡Enséñanosla! A ver, Henar...

(EXCLAMACIONES) ¡Olé!

¡La quiero abrir ya! A ver cómo agarráis los regalos.

¿Qué os falta? Me gusta más esto.

El trofeo que os acredita como participantes, eh.

¡Qué guay! ¿Qué más queremos?

¿Cómo se levanta ese trofeo? ¡Bien!

(HENAR) A mí, lo que más tristeza me da,

es irme y no poder volver.

Henar, Javier, gracias por todos los momentos

que nos habéis hecho pasar

a lo largo de estas seis intensas semanas, eh.

Nos habéis robado el corazón. Y a ti, Nico, solo puedo desearte

toda la suerte en el gran duelo final.

¡Mucha suerte, Nico! Prepárate, porque Aurora

no te lo va a poner nada, nada fácil, eh.

¡Eso ya lo veremos!

(NICO) El duelo final será entre amigos,

pero yo, en cuanto pise las cocinas,

me voy a poner serio y a cumplir mi objetivo.

(Música)

Si te encanta cocinar, tienes entre ocho y dieciséis años,

quieres convivir con aspirantes de "MasterChef Junior"

y vivir una experiencia inolvidable,

tienes que venir a los campamentos MasterChef.

Además, este año tendremos campamentos urbanos

y campamentos en inglés.

El próximo verano: campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven a campamentos MasterChef!

(Música)

Estamos a punto de vivir el gran duelo final,

el momento decisivo de la noche.

Los dos mejores aspirantes de esta edición

se van a enfrentar por última vez y con un único propósito:

convertirse en el nuevo MasterChef Junior España.

Bienvenidos al gran duelo final.

Una nueva final junior, y ya van ocho.

Y por muchos aspirantes que pasan por estas cocinas

nos siguen sorprendiendo y siempre tenemos

algo que aprender de ellos.

Este año por primera vez han sido 17,

pero ya van 130 niños en las ocho ediciones que llevamos, chicos.

Y cada vez vienen más guerreros

y con más ganas de comerse el mundo.

Trabajan, estudian y cocinan con tanta ilusión

para conseguir sus sueños que a mí me emociona.

Me alegra mucho que tengamos la oportunidad de abrirles

estas cocinas para que crezcan como cocineros.

Adelante Aurora Ruiz.

La primera duelista tiene nueve años y es de Trebujena, Cádiz.

Su abuela Catalina y su pueblo son lo más importante para ella.

Hola. Buenas noches. Tiene dos sueños:

ser feliz y lucha por lo que quiere sin rendirse.

Aquí ha cumplido los dos, pero todavía le queda un tercero.

Qué guapa. Gracias.

Aurora, te he visto que mirabas de reojillo al trofeo.

¿Qué has pensado al verlo?

Que quiero que sea mío porque ya estoy a un paso.

Entonces yo ya lo voy a luchar por conseguirlo.

Aurora, levantas pasiones. Es que tienes nombre de princesa.

Y ninguna me gusta.

¡Eh, eh, eh!

¡Vamos, Aurora!

Te estás poniendo a llorar y no me está gustando.

Lo necesito. Pues llora.

Mira, abuela, flipas. Que no lo caigo, ya tengo técnica.

¿Qué hago? -¡He dicho que se pone

con el postre y se pone con el postre!

Que se haya puesto la chaquetilla no significa nada.

¡Que nos tenemos que dar prisa porque si no no llegamos!

¡Y no lo veo!

¡Hala!

Has trabajado de maravilla. Fresco, punto de cocción perfecto.

Increíble.

Todo el jurado está muy orgulloso de tu trabajo.

Y el aspirante ganador de este reto...

Pero que no tengo todo el día.

¡Aurora!

¡Aurora!

¡Bien, Aurora!

¿Quién es la persona que más te ha apoyado desde el principio?

Mi abuela y mi hermano, y mi padre.

Porque mi madre: "La voy a apuntar, pero la niña no entra".

"Que sí entra, que sí entra". Y al final...

Aquí estás. Aquí estoy.

En el duelo final. Sí.

Madre mía.

Desde que os conocisteis Nicolás y tú en las pruebas

de selección tenías claro que querías un duelo final con él.

Sí. Y así va a ser.

Pero solo uno de los dos puede ganar.

¿Cómo afrontas este duelo final?

Los dos somos ganadores ya por llegar hasta aquí.

Y nada, que gane el mejor y ya está.

Así será, así será.

Tienes que empezar un reto diciendo:

"Aquí estoy yo, que lo voy a bordar".

Y así es como vengo yo hoy.

Y encima con Nico. ¡Olé, olé, los caracoles!

El segundo duelista es de Sevilla y tiene once años.

Adelante Nicolás Alonso.

Llegó a "MasterChef" con el objetivo de aprender

técnicas de cocina y lo que nunca imaginó

es que llegaría al duelo final.

Creyó que se iría la primera semana.

Buenas noches. Pero reto tras reto

se fue dando cuenta de que tenía cualidades

y ha trabajado con muchas ganas.

Qué guapo estás con la chaquetilla.

¡Venga, todo el mundo a trabajar!

¡Venga, Nico, que no se te olvide nada!

¡Olé, que olé, que olé! -¡Dale, dale!

¡No pares, sigue, sigue!

¡Chicos, pescado listo! ¡Yo quiero una comida exquisita!

Es tu abuela Apolonia.

Alucinada estoy, hijo. Yo no soy capaz.

¡Venga, Nico!

Perfecto. Aquí tenemos el arroz que he preparado hoy.

Tienes mano para emplatar.

El pavo y las verduras. Buah...

Ha hecho muy buen trajo, está muy bueno.

Me parece una maravilla. Muy bonito, Nicolás.

¡El que más puntos tiene es Nicolás!

¡Nico!

¡Nicolás!

¿Qué sientes, Nicolás? Mariposas por la barriga.

Oye, ¿qué tienes en la cara, que te veo ahí algo?

Es que en la prueba de exteriores agité el sifón muy fuerte

y me di en la cara. Y te diste tú solo.

Sí, y está la forma del sifón. Madre mía.

Bueno, Nicolás, no confiabas en llegar tan lejos y aquí estás.

Aquí estoy. ¿Cómo te ves?

En la gran final, esto es un sueño hecho realidad.

Desde el principio dijiste que querías que Aurora

ganase "MasterChef". Luego querías acompañarla

en el duelo final, y aquí estáis, el equipo del sur frente a frente.

Correcto. Oye, ¿ahora qué quieres?

Ahora quiero ganar. -Obviamente.

Ahora quiero ganar. Ahora ya no quiere que gane Aurora.

Somos buenos amigos. -Sí.

Combatiendo en la gran final. -Gane quien gane

nos vamos a alegrar uno del otro. -Exactamente.

Pero cada uno quiere que gane él mismo.

Va a haber rivalidad. -Pero sana.

Antes de que comience la competición quiero recordaros

lo que está en juego en este duelo final:

el trofeo que os acreditará como ganador o ganadora

de "MasterChef Junior 8", doce mil euros para continuar

vuestra formación y un curso de cuatro días

en el Basque Culinary Center donde los jóvenes podéis estudiar

gastronomía a nivel universitario para convertiros en futuros

profesionales de prestigio.

Los premios entre el Basque Culinary Center, el trofeo

y los doce mil euros... mi cabeza explota.

Sé que habéis disfrutado mucho de estas seis semanas,

pero sé que habéis echado de menos

a personas muy importantes en vuestra vida.

Sí. -Sí.

No han querido perderse

este momento tan importante para vosotros.

Que entren a las cocinas de MasterChef...

Cati, Juan y Juan Fran, padres y hermano de Aurora.

¡Oh!

Qué bonito. -Hola, cariño.

Qué guapa estás.

Para Aurora entrar en "MasterChef" ha sido un regalazo.

Bueno, ya verse en una final con la chaquetilla puesta

es algo impensable, vamos.

Estoy sintiendo muchísimas emociones, sobre todo muy orgullosa

de donde ha llegado.

Bienvenidos.

Gracias. -Muchas gracias.

Cati, nos ha contado Aurora que no estabas nada convencida

de apuntarla al casting. ¿Por qué?

Pues la verdad es que sí. No sé, a ella siempre le gusta

apuntarse a muchas cosas y demás y para mí en aquel momento

pues era una más y no le había prestado mucha atención, la verdad.

¿Y ahora qué piensas viéndola en el duelo final?

Pues fíjate, muy muy orgullosa de ella.

Es muy trabajadora y luchadora y cuando quiere hacer algo

va a por ello a muerte y con el corazón

siempre puesto en todo lo que hace.

Juan, ¿quién suele cocinar con Aurora en casa?

Las cenas las hago yo con ella.

¿Y a qué edad empezó a meterse en la cocina?

Muy pronto, tres añitos o por ahí.

Sí. Bueno, Juan Fran,

sabemos que Aurora tenía muchas ganas de venir a "MasterChef".

¿Qué hubiera pasado si no hubiera sido seleccionada en el casting?

Pues ella lo tenía súper claro. Si no, se volvía a apuntar.

Si no, se apuntaba al de los mayores.

Y si no la cogían para el de los mayores

se hacía famosa y se apuntaba al Celebrity.

¿Ah, sí?

Yo entro a "MasterChef" como sea. Como sea, entro.

Desde siempre ha querido estar en MasterChef,

y sí o sí iba a acabar metiéndose.

Nicolás, ¿has visto la cara de felicidad de Aurora?

Sí.

Pues tú estás a punto de vivir lo mismo.

Adelante Rosa, Álvaro, Cayetana y Álvaro,

padres y hermanos de Nicolás.

¡Ay, mis hermanitos!

¡Qué tío!

Estoy súper contenta de que hayas llegado a la final,

sé que era un sueño para ti.

Eres un campeón, pase lo que pase.

Estoy feliz porque sé que te hacía muchísima ilusión.

Gracias, mami. -Te quiero, mi vida.

Te quiero mucho. -Yo también.

Rosa, a ti te da un poco de respeto

la fama que puede dar la televisión, tal vez porque

lo has visto en la prima de Nicolás.

Claro. La actriz Adriana Ugarte.

Pero al final cediste y apuntaste a Nicolás a "MasterChef". ¿Por qué?

Pues porque lo ha pasado muy mal en el confinamiento,

porque era la ilusión que él tenía

y creo que era el año de darle el capricho,

sin pensar nunca que íbamos a estar aquí.

Álvaro, ¿qué tal cocinas tú?

Yo me defiendo, pero con el YouTube.

Bueno. He aprendido, he aprendido.

Cayetana, creo que estás disfrutando tanto de esta

experiencia como tu hermano.

Sí, claro. Y ya tienes una idea

para cuando Nico vuelvas a casa. Claro.

¿Cuál es? Falta una hermana nuestra,

entonces hacemos un fin de semana culinario.

Podemos hacer dos equipos, el viernes por la noche

cocina uno y el sábado por la noche cocina otro.

Si necesitáis un catador más yo me apunto, ¿eh?

O sea, que voy encantado. Adelante.

Yo a mi hermano le aconsejaría que disfrute de ello

y que saque todo lo posible, y que lo sienta con pasión,

porque eso es al final lo que le queda a uno.

Familias, lo veréis todo desde arriba tranquilamente.

Podéis despediros y subir. Por favor, adelante.

Mucha suerte, gordi.

Mucha suerte, cariño. -Gracias.

Suerte. -Suerte, tío.

Ya eres un campeón de lo que has hecho, ¿eh?

Gracias. -Gracias.

Ahora tranquila y a trabajar como tú sabes hacerlo,

bien, ordenada y con tu cabeza fría a tope.

Te quiero. -Y yo.

Y a aparte de la familia sé que hay más personas

con la que queréis compartir este momento.

Claro. -Claro.

Os han visto crecer en estas cocinas

y han sido testigos en primera persona de vuestra evolución.

Adelante los aspirantes de "MasterChef Junior 8".

Henar, Javier, Antony, Manel,

Adriana, Celia, Asier, Luna,

Inés, Nina y Gina, Pablo,

Ariadna, Iván y Manu.

(GRITAN CONTENTOS)

¡Hola!

He sentido un poco de yuyu al ver a todos mis compañeros

porque son muy revoltosos y se nos puede liar en la galería.

Ex aspirantes, bienvenidos de nuevo a las cocinas.

(TODOS) ¡Gracias!

Oye, qué alegría teneros a todos aquí de nuevo, ¿eh?

¡Hombre! Qué guapísimos todos estáis, ¿eh?

(TODOS) ¡Gracias!

Henar, te quedaste a las puertas del duelo final.

Ya. Oye, te llevas muchas cosas

de "MasterChef", ¿eh?

Me da mucha rabia. Pero, claro, tengo que pensar

no en lo que me ha faltado, en todo lo que he saltado.

Eso es.

Entonces estoy también muy contenta.

Qué cerca me he quedado

de conseguir la chaquetilla con mi nombre.

Es que me da tanta rabia decir:

"¡Aaaay!"

Javier, ¿habéis hecho las paces Antony y tú?

No.

¡Sí! -Yo lo he intentado varias veces.

Yo lo he intentado varias veces. -Gracias, pero no.

Somos de la familia MasterChef, ya está.

¿Compañeros sí?

(AMBOS) Sí. Vale. Bueno, con eso me quedo.

Te voy a echar de menos.

¿Sabes por qué? -Para pelearte.

Exactamente. ¿Con quién voy a discutir ahora?

Pues con tu hermana. -Pues también es verdad.

Asier, ¿qué tienes en la mano?

Una varita para darle suerte a los dos.

¡Asier Potter!

¡Felis Felicis!

¡Olé!

¡A ver si va a dar suerte!

"MasterChef" me ha cambiado la vida.

Yo que quería ser escritor se me ha pegado el gusto

de la cocina y ahora ya no sé si ser cocinero o escritor.

Nina, que me he perdido ya, como no lleváis aquí el nombre...

¿Quién es Nina? Yo.

¿Qué consejos le darías a Aurora y a Nico

para enfrentarse en este reto?

Que se diviertan, que lo pasen bien y que disfruten,

que muchos de nosotros querríamos estar en su lugar.

¡Hombre! -Yo creo que todos.

Es un duelo muy difícil y no sabemos quién va a ganar.

Yo quiero que gane Aurora porque es con la que más bien

me he llevado, pero bueno, que gane el mejor.

Ex aspirantes, vais a vivir el duelo final desde la galería.

¡Adelante, arriba! ¡Adelante!

Sois unos ganadores.

Que gane el mejor, que gane el mejor.

Eh, Nico.

Hazlo súper bien, venga. -¡Venga!

Recordad... ¡Felis Felicis!

Muchas gracias. Muchas "Felis Felicis".

Dos grandes amigos míos están ahí,

así que gane quien gane voy a estar muy contento.

¡Ganadores! -¡Olé los caracoles!

Aurora, Nico, empieza el duelo final

de la octava edición de "MasterChef Junior".

(Vítores)

¡Chicos, lo vais a hacer genial!

Aurora y Nicolás, el equipo sur enfrentado en el gran duelo final.

Habéis dado juntos todos vuestros pasos en "MasterChef",

lleváis semanas soñando con veros con la chaquetilla

con vuestro nombre.

Sabemos que vais a pelear con garra,

pero también con deportividad.

Correcto. -Sí.

Los dos estáis preparados y cualquiera se lo merece.

Conocéis nuestra exigencia y en el último reto

no vamos a bajar la guardia.

Estamos esperando que nos sorprendáis

con vuestras elaboraciones y que reflejen

todo lo que habéis prendido en "MasterChef".

Buscamos platos con sabor y bien emplatados,

pero también que nos hablen

de vuestro crecimiento en estas cocinas.

Debéis hacer un menú libre compuesto de un entrante,

un principal y un postre en 120 minutos.

Y tenéis que elaborar dos raciones de cada plato.

Además de los 120 minutos

para cocinar contáis con cinco para entrar al supermercado a coger

todos los ingredientes que necesitéis.

Aurora, Nicolás, ¿estáis preparados?

(AMBOS) ¡Sí, chef!

Deseaos mucha suerte porque el duelo final

de la octava edición de "MasterChef Junior"

comienzan en tres, dos, uno... ya.

¡Adelante!

(Vítores)

(Canción)

(CANTAN)

Tenéis música en el supermercado hoy.

Sí, sí, sí, vamos...

(CANTAN)

¡Vamos, que podéis!

Tres cebolletas por si acaso.

Siguiente elaboración, huevos...

No os olvidéis ningún ingrediente, por favor.

La remolachita...

Isomalt, azúcar...

Jordi, mejor ponte cruzado de brazos,

que nos gustas más.

No se olvida nada. Venga, vámonos.

Hala, yo ya... -¡Que vienen, que vienen!

(Vítores)

Tranquila, tranquila.

¡Haz tú la mise en place, Aurora! -Es lo que voy a hacer.

Que gane el mejor. Currároslo. -¡Venga, Nico! ¡Venga, Aurora!

¡Vamos, moveros! -¡Olé!

¡Esa calabacita!

Tranquilizaos, que vais bien. No han pasado ni dos minutos.

¡Vamos, Aurora, esas gambitas!

Para enfrentarse al gran duelo final

Aurora ha creado un menú inspirado en su familia.

De entrante elabora un tartar de gamba blanca

con aire de remolacha y jengibre.

¡Venga, Aurora, menos prisa y más rapidez!

No, hay que darse vidilla.

¡Callaos!

Como plato principal prepara una lubina a baja temperatura

con salsa de gamba roja y multiesférico de aceituna.

¡Vamos, Aurora, campeona, como tú sabes!

Y para terminar helado de mango,

velo de fruta de la pasión y espuma de yogur.

¡Venga, Aurora! ¡Venga, Nico!

Nico ha diseñado un menú

que rinde homenaje a su tierra, Sevilla.

Venga, va, Nico.

¡Eh, muy bien, compañerismo!

Para empezar hace una crema fría de maíz

con cigalas y huevas de tobiko.

Bien, Nico, bien.

Para el plato principal elabora raviolis de calabaza

y queso de cabra florido con confitura de naranja

y esféricos de albahaca.

Va a hacer la pasta con la batidora.

Claro, se hace mucho más rápido.

Y de postre helado de almendra

con espuma de coco y cúpula de caramelo.

Muy bien, Nico.

Bueno, madre mía, vaya finalísima.

Sobrados de actitud, de ganas...

muy motivados. Sí.

Es que son niños muy maduros que tienen una seguridad

que no es propia casi de su edad, por eso nos impresionan.

Quizá Nico pueda ser más variable en eso.

Nico lo que le pasa que como le salga algo más le cuesta.

Ese es su talón de Aquiles. Sí.

Y parecen los dos iguales,

pero Nico tiene once años y Aurora nueve,

y en esas edades se nota muchísimo.

Esos años dan mucha experiencia. Efectivamente.

Aurora, cuidado que no te cortes. -No, no.

Muy bien, así me gusta.

¡Vamos, Nico! -¡Olé, olé!

¡La "farina", la "farina"!

(Risas)

¡La "farina", la "farina"!

¡Ese pescado!

Tiene que ganar Nico. -No, tiene que ganar Aurora.

Estoy segura a un 99% de que va a ganar Aurora,

y estoy un 1% insegura de que no gane Aurora

porque es una máquina, ¿sabes?

Sabéis que Henar ha ido al restaurante MasterChef, ¿no?

Claro, menudo premio tuvo. Que me diga qué tal la cosa.

Tiene que cortarlo.

¡Muy bien, Aurora, sin miedo! ¡Dale fuerte!

¡Bien, bien, Aurora, bien!

¿Qué tal, Henar? Muy bien.

¿Cómo te sientes? Contenta.

Ojalá estuviera ahí, pero contenta porque estoy relajada

y ellos están como... "¡Uuuh!"

Sé que te llevaste algún premio. Ya.

Y has estado en el restaurante. ¿Qué tal?

Está muy guay. Es que había unos postres

y unas cosas y estaba muy bueno.

¿El postre que te gustó más? El tuyo.

Es que encima es muy "fresquíbiris", ¿sabes?

Muy bien, Nico, bien.

Si quieres cuando estés en casa y te apetece mi postre otra vez

llamas y te lo traen a casa. Sí, y tú dame la receta.

¿Para qué lo quieres hacer si lo puedes pedir?

¿Qué vas a triturar, Nico? -Ya lo veréis.

¿Sabes que cuando fuiste al restaurante te echamos un ojo?

¡Qué vergüenza! ¿Lo quieres ver?

Vale.

Hola. ¿Qué tal, preciosa? ¿Cómo estás, Henar?

Abuela, por favor, siéntese ahí.

Aquí tenemos los nuggets de Josetxo.

A ver cómo está el plato ganador de Josetxo.

Aquí tengo el lingote de cochinillo del Pepe, que está de muerte.

Qué pintón. Normal que sea juez, porque vamos...

Brillante.

Le doy un diez.

Llega el momento más dulce de la noche.

¡Guay, el plato del pibonaco! Me derrito solo de verlo.

Está delicioso. -Lo rebaño porque está buenísimo.

¡Venga, Nico! -¡Venga, Nico! ¡Venga, Aurora!

Calla, tía. -Ah, vale.

¿Os imagináis que estuviésemos nosotros ahí en la cocina?

Molaría.

Este duelo está muy reñido y no sé qué va a pasar.

Así que les deseo mucha suerte.

¡Venga, Nico, esa calabaza!

¡Venga, Nico, concentración!

Estoy muy contento de tener a mi familia ahí arriba

y que me puedan ayudar en esta prueba.

¡Olé!

Y aunque quiero mucho a Aurora yo quiero ganar este trofeo.

No me ha dado tiempo de ver a Nico, ni lo quiero ver,

porque él con sus historias y yo con las mías.

¡Eso! -¡Bien, Aurora!

Yo no me imaginaba que iba a ser así cocinar en el duelo final

porque es más alucinante todavía de lo que se ve en la tele.

Bien, Aurora, bien. Ya lo tienes.

Bueno, Aurora, ¿qué tal estamos? Yo creo que bien.

¿Qué estás haciendo, Aurora? Ahora mismo estoy haciendo

una parte del principal que es la lubina.

Ajá. La voy a hacer a baja temperatura

con un salsa de gamba roja y unos multiesféricos de aceituna.

Multiesféricos de aceituna. Multiesféricos de aceituna.

Cómo suena eso de moderno, ¿no?

Sí. Bueno, bueno, bueno.

¿Y de primero qué vas a hacer?

De entrante un tartar de gamba blanca

con aire de remolacha y jengibre y unos trocitos de rábano.

¿Y por qué ese menú? Mi tío tiene...

no sé cómo se llama, donde venden el pescado.

Pescadería. No, donde se cría.

Un estero. Ah, un estero.

Mi tío tiene un estero. Entonces yo el entrante

y el principal lo quiero dedicar un poco más como a mi familia.

Oye, ¿y de postre? Un velo de fruto de la pasión

con helado de mango. Mango.

Espuma de yogur y arena de almendras caramelizadas.

Qué bueno. Bueno, bueno, qué rico.

Pues, oye, suena muy bien tu menú. Suerte, Aurora.

Gracias. Todo en la cabeza y controlando.

Venga, Aurora. Gracias. Adiós.

¡Muy bien, Aurora! -¡Va, ya me voy!

¡Venga. Nico! ¡Venga, Aurora!

Va a la máquina de vacío.

El gran Nicolás. Buenas noches.

Buenas noches. ¿Qué tal vas? Pues muy bien.

Cuéntanos el menú. El menú se basa de crema de maíz

fría con cigala, huevas de tobiko y salicornia.

Caray. Bien, me gusta.

De segundo unos ravioli de calabaza y queso de cabra florida,

que es una cabra especial de Sevilla.

Anda, mira qué bien. Y de postre un helado de almendra

con un aire de coco y una cúpula de caramelo,

que lo voy a hacer con isomalt.

¿De dónde sale ese menú tan rico y original?

Una de las ideas como la de la crema de maíz fría

me vino de un restaurante que se llama De la O, en Sevilla.

Ah. Pues me gustaría cuando pruebe

tu plato decir: "¡Oooooh!"

(Risas)

De lo rico que está.

Me tengo que poner con la pasta ya.

Lo estamos desconcentrando. Suerte.

Suerte, Nico. Gracias, chef.

¡Bien, Nico! -¡Venga, Nico!

¡Venga, Nico, esa pasta! ¡Venga, vamos!

Va a hacer un fondo.

Va a hacer un fondo, sí, con las cabezas.

Qué bueno, Aurora. Qué bueno.

La confitura de naranja que se tiene que reducir.

Bueno, vayas dos menús de final. Tienen muy buena pinta los dos.

Conceptualmente son dos menús parecidos.

La única sutil diferencia que yo estoy encontrando ahora

es que tenemos una Aurora más pequeña pero híper concentrada.

Y a Nico le veo más nervioso. Un poco más desordenado.

Sí, pero es lo normal, lo raro es como está Aurora,

que es una máquina. Una máquina.

¡Olé, Aurora, esas olivas!

Creo que son aceitunas.

Muchos aspirantes, niños y mayores, nos dicen que les damos miedo

cuando vienen a estas cocinas. Parece que nos ha tocado el papel

de polis malos en esta película, pero nosotros también tenemos

nuestro corazón y nuestro lado más travieso.

¡Pitas! ¡Vamos, vamos, vamos!

¡"Juer", claro!

¡Vamos!

Uno, dos... ¡Eh!

Jordi, te ha crecido un poquito la nariz.

Pues yo estoy en mi hábitat natural.

(Gritos)

Uf... Ya ha botado.

Eh, no me la quites.

Esto va a ser la guerra ahora. ¡Samantha, no te veo!

¡Yuju!

¡Vamos!

(Vítores)

¡Imparable!

(GRITAN Y RÍEN)

Esto es el desmadre padre.

¡Algo huele a quemado! -Que os calléis.

A mí me huele a barandilla.

¡Hala!

¡Olé! -¡Tú sí que vales!

¡Venga, Nico! ¡Venga, Aurora!

¡Nico, los raviolis, venga!

¡Forza Nico!

¡Venga, Aurora! ¡Venga, Nico!

¡Nico, que no se te rompan!

¡Venga, Nico, esa pasta! ¡Venga!

Por favor, sé hacer raviolis.

Ah, vale.

Qué bien, Nicolás. Qué bien.

¡Ten cuidado, Aurora, a ver si se te cae el vaso!

Qué arte, por Dios, echándose el olor.

Qué niña más graciosa.

¡La mazorca, Nico!

Lo sé, lo tengo todo en cuenta.

Raviolis hechos.

¡Olé, Nico!

Ha hecho muy pocos, solo los que tiene que hacer

confiando en que no se salga el relleno de ninguno.

Estoy "atacá".

Velo de mango.

Venga, vamos, vamos. -¡Voy, voy!

Salicornia.

Muy bien, pulpa de qué es. -De mango.

Muy bien, que me encanta el mango.

Cuidado con las etiquetas que a mí ya se me cayeron.

Oye, eso lo quiero probar, ¿eh?

Seiscientos...

Yo creo que tengo hasta fiebre.

Estoy entre asustada, contenta...

La verdad es que no sabría ni decirte qué...

qué sensación es la que prevalece.

¡Venga, Nico! -¡Qué ricos esos espárragos, Nico!

Esto no son espárragos, es salicornia.

¿Y qué es salicornia? -El espárrago del mar.

¡Venga, Aurora! ¡Venga, vamos!

Otra vez, tío. Aurora, el vaso.

Sujeta el vaso, que se te va a caer.

Hum... aquí.

Huevos, huevos.

Tranquilo, Nico.

¡Muy bien, Aurora, ese helado!

¡Venga, va, al abatidor!

Nico, la mazorca.

Asier, la mazorca no está. No me estreses, por favor.

¡Está haciendo ya los esféricos!

Ay, que te salgan, por favor...

que te salgan.

Venga, Aurora.

Pena de chaquetilla con lo limpita que estaba.

¿Estáis sufriendo, padres?

-Hombre, estamos un poquito nerviosos.

Nico, las mazorcas tienen que estar.

¡No están las mazorcas! ¡Por favor, no me estreséis ahora!

Tranquilo, Nicolás. Tranquilo.

Si estoy con una cosa no puedo estar con otra.

No están.

No le digáis más lo de las mazorcas porque si no, ni mazorca ni nada.

Aurora, tranquila. -Sí, si tranquila estoy.

¡Olé!

¡Bien!

Bien, Aurora, bien. -¿Eso qué es?

Le he enseñado yo a hacer las esferas.

Pues le salen de maravilla, le has enseñado bien.

¡Muy bien! -¡Venga, Nico, rápido!

¡Qué bien, Aurora!

¡Venga, Aurora, esos esféricos!

Que no se te peguen. -No, no, eso es lo que hago.

Parece sencillo, se enciende el piloto de la cámara

y solo tienes que hablar, compartir con los aspirantes

tus conocimientos, explicar las pruebas, darles consejos...

Fácil, ¿verdad? Pues a veces nos equivocamos,

sobre todo yo.

Cuanto más cantidad de fruta "incluáis"...

¿Cómo? En "MasterChef Junior 8"...

(CANTAN)

(CANTA)

¡Pitas, pitas, pitas! Venga.

Pero es que Nico cogía el tarro y hacía en la basura...

¡Javier! Se llama Antony.

Ay, Antony, perdón.

Cuanta más cantidad de fruta "incluáis"...

¿Cómo?

Ven aquí, mi amor.

¡Samantha, que te va...!

Llama a quien tú quieras, a Samantha, a Jordi o a mí.

¿Qué estás marcando? El de mi padre.

El de mi pa... (RÍEN)

¡Qué grande!

Cuanto más cantidad de fruta in... Incluyáis.

Di "cuanta más fruta metáis".

(RÍE)

¡Venga, Aurora! ¡Venga, Nico! -¡Vamos, que vosotros podéis!

¡Venga, Aurora! ¡Venga, Nico!

¡Aurora, el pescado!

Sí, sí, lo tengo al dos. -Vale, vale.

Aurora, el fondo pruébalo, ¿no? -No es un fondo.

¿Qué es? -Una salsa de cabezas de gamba.

Pues huele genial, ¿eh?

Nico, ¿has visto qué bonitos están los huertos domésticos?

Sí. ¿Quién los ha cuidado?

Yo. Así me gusta.

Bien.

Samantha, no entiendo mucho de moda pero este traje tipo lechuga.

¿Esto quién te lo ha dejado, la Terremoto?

(RÍE) ¡Samantha, guapa!

¡Olé esa Samy!

¡Venga, vamos, vamos, Aurora!

-Aurora, que limpieza de todo, hija.

¡Venga, Aurora, que tú puedes!

¡La maestra del sifón!

¡Venga, Aurora! ¡Venga, Nico!

¡Venga, vamos! -¡Aurora, vas genial, venga!

Aurora, ¿qué vas a hacer ahí? -Puré de fruta de la pasión.

¡Venga, vamos, Nico! -¡Dale, Nico, venga!

¡Venga, Nico!

Voy.

Y Nico con la gafas puestas.

Oh, nitrógeno. -Como las sevillanas, Nico.

¡Olé! -¡Olé!

¡Bien, Nico! ¡Dale, dale! -¡Ese Nico, ese Nico! ¡Bien!

¡Qué bonito!

¡Hala, hala, Nicolás! ¡Hala! Nico, qué maravilla, ¿no?

Si echas demasiado nitro se va a quedar roca roca.

Anda, no lo sabíamos...

Yo no lo sabía.

¿De qué es ese helado, Nico? -Helado de almendra.

¡Ah, vale!

Aspirantes, habéis consumido la mitad de vuestro tiempo,

os quedan sesenta minutos.

¡Venga, chicos! -¡Vamos!

¡Vamos!

¡Sin prisa pero sin pausa, vamos!

Nico, limpia un poquito, por favor.

Tengo mi velo. -Bien, Aurora, guapa.

En estas cocinas no solo crecen y evolucionan los aspirantes,

todos los que estamos aquí aprendemos algo nuevo cada día,

por eso nos encanta recibir la visita de los mejores chefs

de este país y de nuestros queridos ex aspirantes, que siempre vienen

dispuestos a compartir su sabiduría y sus últimos descubrimientos.

¡Buenas noches, amiguitos!

¡Feliz Navidad a todos!

¡Bien!

¡Es que son unos jugadores buenísimos!

¡Ya!

(Gritos)

¡Silvia Abril!

¡Luna Zacarías!

¡Y el gran Albert!

¡La estrella!

Sigo cocinando y creo que seguiré para toda mi vida.

Pero ve haciendo las cosas, ¿no?

Os veo más tranquilos que los mayores.

¿Te ha quedado claro?

Más o menos. -Venga.

Tenemos un dos estrellas Michelín aquí.

Mira cómo se abre el pescado.

Oler huele muy bien, ¿eh?

Vale. -La verdad, ¿eh?

El punch es como la sal, ¿no? -El la chispita, es lo rico.

Mala pinta no tiene. No, tiene buena pinta.

Van a tener que correr pero lo están dando todo.

Echamos agua...

se convierte en sal.

Hoy sois rivales, pero siempre los rivales son amigos.

Henar. -Dime, Melón.

¿Me has llamado Melón? -Sí, chef.

Soy Toño Pérez, escúchame...

Ni caso al Flo que es un impostor, ¿eh?

El mundo es hostil. Yo quiero vivir en MasterChef.

¡Uh! Es verdad.

Mamá, esto es lo que vamos a tener en casa

Bien. Limpia un poco, mi vida.

Cuélalas, cuélalas. -No, que esto ahora se tritura.

¡Venga, Aurora!

¡Venga, Nico!

Aurora, Nico, sé que estáis concentrados pero me gustaría

que me prestarais atención un momento.

En este duelo final nos van a acompañar durante la cata

dos buenos amigos de este programa que no podían faltar

en un momento tan importante.

¡Los Chunguitos!

¡Desde el restaurante Disfrutar, en Barcelona,

con dos estrellas Michelín, Oriol Castro y Mateu Casaña!

¡Oriol!

Muy buenas.

(Aplausos)

Buenas noches a todos, ¿eh? -Buenas noches.

Muy buenas, Aurora. -¿Cómo estamos?

¿Todo bien o no? Sí.

Muy buenas, Nicolás. Muy buenas.

¡Guapos, guapos! -Que ya está.

¿Qué tal? ¿Cómo estamos?

¡Olé ese caramelito, Aurora!

Bueno, Oriol, Mateu, bienvenidos a la gran final

de "MasterChef Junior 8". Es un placer teneros aquí

Se le ha quemado.

Vale, hay que repetirlo.

La compota de naranja creo que he puesto mucha azúcar,

se ha hecho como un caramelo pero con zumo de naranja.

Así que pues a rectificarlo.

Tengo un problema,

ya no tengo más naranjas.

Ostras...

Tengo solo una naranja.

¡Nico, los raviolis!

¡Nico, los raviolis!

¡Por favor, "dejarme" en paz!

Es dejadme. -¡Gracias!

Hace unas semanas se dio a conocer la lista de los premios

al mejor chef del mundo.

Vosotros estabais en el cuarto puesto,

los primeros españoles.

¿Qué ha significado para vosotros esta distinción?

Es un reconocimiento importante y grande cuando la gente del oficio

ves que te aprecian y votan por nosotros, ¿no?

Y estamos muy felices pero la verdad también

es que España tiene un gran nivel gastronómico

y hay muchos restaurantes de España en esa lista.

Superamos a Francia, Italia.

Y esto es muy importante para este país.

¡Hala, se ha vuelto rojo!

Hombre, es remolacha, ¿tú qué te esperabas?

Le ha metido remolacha y jengibre.

¡Súper bien, Aurori, que te quiero!

Y a ti también, Nico.

¡Venga, Nico, que se puede!

¡Venga, Nico!

Qué bien huele la albahaca, ¿eh?

En esta pandemia todos nos hemos tenido que reinventar.

¿Cómo lo habéis hecho vosotros?

Hemos priorizado dos conceptos que son disfrutar y compartir

y nutrirlos a su alrededor de pequeños proyectos

como son la tienda online, un poco de take away.

Vamos haciéndolo para adaptarnos a esta nueva situación.

Es doscientos de leche de coco...

¡Cuidado, Aurora, no te pases! -No, no, son cinco.

Aurora va muy bien, ¿eh?

¡Venga, Nico!

Hola. Hola, Nico. Aquí te traigo

a estos dos genios de la cocina. Los más creativos,

los más tiquismiquis. Cuéntales qué estás haciendo.

Estoy haciendo una crema de maíz fría con una cigala,

salicornia salteada. -Salicornia.

Y huevas de tobiko.

¿La cremita de maíz también la has filtrado?

Sí, y está en el frigorífico. Muy bien.

Ahora lo que voy a hacer es escaldar la albahaca

para las esferificaciones de albahaca que voy a hacer

junto a los raviolis de calabaza y queso de cabra florida

y las voy a poner en una salsa de queso de cabra florida,

que esta que ahora le voy a añadir

más nata y la voy a batir, y mascarpone.

Muy bien. ¿Y de postre?

De postre un helado de almendra con un aire de coco,

que es esto lo que estoy haciendo ahora mismo,

y una cúpula de caramelo.

Yo estoy alucinando. -Suena todo muy bien, Oriol.

Yo estoy alucinando. -Y te vemos con energía.

¿Pensabais vosotros que erais los únicos genios de la cocina?

Hombre, no, hay más. En absoluto.

Pues te dejamos tranquilo, Nico. Okey, muchas gracias.

Mucha suerte. -Adiós. Gracias.

Nico va más adelantado pero Aurora va más limpia.

¿Tú qué sabes si voy adelantada? -De lo que veo.

Aurora, a lo tuyo, tú no escuches.

Bueno, Aurora. Hola.

Te presento a Oriol y a Mateu.

¿Cómo estás, Aurora? -Pues bien, porque creo que voy

bastante bien de tiempo.

Puedes levantar la cabeza y mirar a los chefs si tú quieres.

Ya sé que no son muy guapos. No somos muy guapos, pero bueno.

Aurora, ¿quieres que te dé un dato sobre los chefs?

Vale. ¿Esto cómo se llama?

Multiesférico. ¿Multiesférico se llama eso?

¿Quieres que te dé el dato? Sí.

Lo inventaron estos señores.

Estamos muy contentos de que lo hagas hoy aquí.

Oye, tiene una pinta brutal. -Sí, sí, sí.

Clavado, todas son iguales. O sea, que un diez.

Pero eso no quiere decir que te tienes que poner nerviosa.

No me he puesto nunca nerviosa y me voy a poner hoy...

Anda, anda, anda. Tiene carácter, tiene personalidad.

¿Has visto qué fuerza? Oye, explícales el menú.

De entrante tenemos un tartar de gamba blanca

con aire de jengibre y remolacha, de principal una lubina

a baja temperatura, una salsa de cabezas de gamba,

el multiesférico de aceituna y un champiñón rallado.

¿Lo llevas todo bien más o menos? Cómo huele esto.

Muy bien. Le falta ligarla un poquito,

pero huele que asusta de rica. Hazla más espesita.

Es que huele súper bien eso, ¿eh?

Y de postre un velo de fruto de la pasión

con helado de mango, espuma de yogur

y arena de almendras caramelizadas.

Pues lo tiene controlado. Yo estoy alucinando, Pepe.

Nueve años. El temple, cómo lo explican.

Es que lleva cocinando casi toda la vida,

lleva desde los tres años.

¿Desde los tres años cocinas? -Sí.

Estamos viendo que "MasterChef" tiene sus frutos, ¿no?

Sí. Lo que enseña y lo que da.

Tenemos una generación ya... Una generación increíble.

Pues nada, Aurora, sigue. Dale duro, Aurora.

Suerte, Aurora. ¡Gracias!

¡Vamos, Aurora! ¡Vamos, Nico!

¡Vamos, Nico!

¡Lo estáis haciendo los dos genial, vais muy bien!

Tía, por favor, con el perfeccionismo.

Es que me pone "atacá".

Aspirantes, últimos treinta minutos.

¡Vamos, Nico! -¡Venga, Aurora!

¡Vamos! -¡Qué tensión!

No me vale.

No me vale, tía, dice.

(CANTAN) #Estamos todos juntos para daros alegría.#

Chicos, tengo que pedir un momento de silencio, por favor.

Gracias.

Que nos enseñen a cocinar.

Me gustan los dos menús, yo creo que vamos a disfrutar,

valga la redundancia aquí con vosotros. ¿Cómo lo veis?

Técnicamente son complejos. Quizá él es más tradicional

en cuanto a qué tenga escogido. Sí.

Es verdad que Aurora tiene las cosas muy bien estructuradas.

Y está un poquito más tranquila y más organizada.

Sí, la he visto más centrada.

¡Qué rico, madre! -¡De muerte!

Un pelín más.

Sí que es verdad que al final se decantará la balanza yo creo

por el paladar y el acabado y el redondo cuando terminan.

Cada temporada creemos que ya lo hemos visto todo

pero llega una nueva edición y nosotros somos los primeros

sorprendidos al comprobar que año tras año

la grandeza de "MasterChef" crece.

Aspirantes, representáis el futuro de la gastronomía.

Y ese futuro debe regalarnos sabores y texturas nuevas.

Y os advierto desde ya que no os va a sobrar ni un segundo.

¡Vamos, chicos!

¡Eso es! ¡Epa!

¡Vámonos! -¡Un golpe bajo!

Lo sacaremos en tiempo. ¿Oído? ¡Sí, chef!

Si nos despistamos y se nos va la olla la pifiamos, ¿vale?

¡Nos tenemos que dar prisa porque si no no llegamos,

y no lo veo!

¡Venga, chicos! -¡Moved el culo, gusanos!

Oye...

Esto parece una cocina profesional. Esto es una cocina profesional.

¡Huy!

¡El tiempo empieza a agotarse peligrosamente!

¡Venga, chicos! ¡Venga, chicos! ¡Venga, chicos!

¡Vamos, estos chicos!

¡Vamos!

(Risa)

¡Venga, Aurora, venga!

¡Nico, venga! ¡Vamos, Nico!

Ah, va a hacer cigala cocida.

¡Nico, los raviolis!

Asier, sé que los raviolis no están cociendo.

Familias, ¿cómo estáis viendo a los niños?

Pues bien, ahí trabajando

como nunca creíamos que iban a hacerlo.

Oye, en Trebujena va a ser la bomba cuando lleguéis.

Pues fíjate, vamos. -Un pueblecito chico.

¿Y Nico en Sevilla qué? Un campeón también.

Impresiona cómo está manejando los tres fuegos, la máquina...

Todo. Al final son seis semanas aquí,

es un entrenamiento intensivo.

Bueno, mirad lo que os traigo para cocinar con vuestros hijos,

porque os aseguro que están a otro nivel.

Es "La biblia de MasterChef",

tenéis elaboraciones básicas, técnicas de vanguardia,

ingredientes... y las mejores recetas de estas cocinas.

Así que espero que lo disfrutéis. Pues sí...

Que gane el mejor. (TODOS) Gracias, muchas gracias.

Un placer conoceros. Igualmente.

Bien, Aurora, bien. -No me acordaba del pescado...

-Es el plato estrella.

-Nicolás, las esferificaciones de qué son.

-De albahaca.

Oye, estoy viendo las esferas de Nico, desde aquí,

¿qué les pasa, Jordi?

Cuando trabajas desordenado y poco limpio, pues,

se gelifican por aquí y por allá, quedan más gorditas aquí

menos gorditas allá... Es una técnica donde la disciplina

y el orden marcan la diferencia. -Tiene que ser muy exacto.

-¡Muy bien, Nico!

¡Vamos a emplatar, Nico!

-¡Ole! -¡Ostras!

-¡Pícala bien, así me gusta, nena!

-¡Muy bien, así, vas superbién!

¡Te quiero! ¡Voy a llorar de la emoción!

Y tiene nueve años.

-Vale...

-Les aconsejaría ya emplatar.

Pero ¿crees que lo hacen bien? Sí.

-Cuidado, no corras ahora. -¡Menudo velo!

-En verdad es muy sencillo el velo pero le ha quedado bien.

-Bien, Aurora, bien.

-Vamos a emplatar ya, por favor, qué agobio.

-Venga, a emplatar, venga, vamos. -Venga, Nico, date prisa.

Aurora, Nico, últimos cinco minutos en estas cocinas.

-¡Vamos, Nico!

-Cuidado, cuidado...

¡Ay, ay!

(TODOS GRITAN Y APLAUDEN) ¡Bien, bien!

-Aurora, guapa... -Gracias.

-Bien, Nico... -Muy bonito, Nico.

-Venga, la crema de maíz.

-Aurora, ¿eso es ensalada? -Algas.

-Tranquilo, Nico.

-Está subiendo la tensión, ¿eh? Según van agotándose los minutos...

-Cuidado, cariño, cuidado.

-Tranquila, cariño, vas superbién.

-Sois unos prodigios. -¡Bien, Nico, bien!

-Yo no sé quién va a ser el vencedor pero quiero que sea Nico.

-¡Venga, Nico!

-Bien bonito, bien, Aurora. -Aurora...

Qué impresionante.

-¡Qué bonito, Nico!

-Venga, chicos, vamos. -¡Vamos, chicos!

-Perfecto. -Bien, Aurora, bien.

-Perfección, así me gusta.

-La crema de queso está poniendo... La crema está demasiado espesa.

Ha reducido demasiado la nata... Estaba pegada,

cuando hemos ido, ¿habéis visto? Estaba pegada al cazo.

-Nicolás, está muy espeso.

Nico y Aurora... ¡último minuto!

(TODOS ANIMAN) ¡Venga, chicos! ¡Vamos, vamos!

Las campanas de caramelo es imposible...

-¡Vamos, Nico!

-Va sin tiempo, es muy elaborado.

Sí, pero es que ella se organiza de maravilla.

Diez, nueve, ocho...

Siete, seis, cinco...

Cuatro, tres, dos, uno...

¡¡¡Tiempo, manos arriba!!!

(TODOS GRITAN Y APLAUDEN A LOS FINALISTAS)

¡Ganadores!

¡Bravo...! -¡Espectacular!

(AURORA) Yo, la verdad, no tengo ni idea de qué va a pasar.

Lo único que sé es que he disfrutado, lo he dado todo

y que creo que mi actitud ha sido fantástica.

Aurora, Nico... vuestro trabajo ha terminado, comienza la cata.

Oriol, Mateu... vámonos. ¿Nos acompañáis? Vamos por aquí.

El equipo del Sur está fifty/fifty,

nosotros hemos hecho nuestro trabajo que los jueces hagan el suyo.

Aurora, Nico... ahora sí, empieza la cata.

Empezaremos por los entrantes.

Nicolás, tú serás el primero,

si tienes que acabar algo del plato pues adelante.

¡Suerte, Nico! -¿Qué lleva? Va con los brazos así.

-Una langosta, creo.

(NICO) Creo que me han salido bien los platos.

Y creo que he seguido el proceso bien.

Con lo que puedo tener posibilidades.

(JUECES Y CHEFS) ¡Ahí va...! ¡Ahora!

-Eso lo hice yo y no dijiste "uh" ni nada.

He puesto la cabeza porque sé que te encanta la cabeza.

Además, he hecho un tapón con la carne

para que no se vaya el jugo de la cabeza.

Eso se debería aprender en muchos restaurantes.

Nunca se pone un tapón y se escapan los jugos.

Bueno, Nicolás, cuéntanos, ¿qué plato es este?

Este plato una crema de maíz fría

con cigala cocida, salicornia salteada y huevas de tobiko.

Yo, de primeras,

pensé que me gustaría hacer marisco y el plato de...

Este restaurande De La O... ¡Oh! (TODOS) ¡Oh!

Pensé en añadirle a la cigala, también, la crema de maíz fría.

Te inspiras en un bar, en un restaurante de tu tierra,

de Sevilla, donde habías probado una crema de maíz fría

y dices... "sobre esto hago mi versión y doy otra forma".

Muy bien. Oriol, Mateu, no sé si sabéis

que hemos sacado una colección de vino MasterChef, blanco y tinto,

que mejor que empezar una gran final brindando...

Con vosotros, ¿os parece? Encantados.

Vamos a probar un verdejo de Rueda.

Muy bien. Ese me gusta a mí, el verdejo.

Señores, por la final, por la octava edición. Salud para todos.

¡Chinchín! Un menú así es de grandes vinos.

Gracias. Samantha...

Probamos nosotros el plato, se han quedado la cabeza.

Vamos... la crema. Vamos a probar con la...

Si os gusta, decid... ¡Oh!

¡Oh!

Bueno, Nicolás, cosas que me gustan: el toque de humo,

parece que está a la parrilla, contrasta con el dulce del maíz.

Has hecho una crema que dices que has filtrado...

Y no has filtrado.

¿Está rico? Sí. ¿Molesta la piel? No, pero gana en textura.

Gana en aspecto más refinado. Y le viene bien. Me gusta.

Está rico, la cigala está bien cocinada,

la combinación es interesante y es un buen trabajo, amigo mío.

Yo, Nicolás, lo veo muy bueno, la salsa está muy buena,

la salicornia, la cola de la cigala

está muy bien cocida con el tobiko que le da el crujiente

que te pueden recordar a las huevas de la cigala,

pero está muy bien, un plato muy bueno.

Felicidades, porque...

Nos has sorprendido. -Muchas gracias.

Nico, yo creo que has conseguido sofisticar un plato muy...

Fácil, como la crema de maíz, lo has convertido en alta cocina.

La cocción de la cigala es perfecta,

las huevas le van divinamente, no te digo que no te copio la idea.

Al final, es un plato que has servido con mucho arte,

has trabajado muy bien cuando nos has presentado el plato

y añadiría que si, simplemente, hubieses puesto la salicornia

encima de la cigala, quizá, el punto yodado, más marino,

hubiera realzado de una manera más rápida cuando te lo comes.

Un gran detalle técnico con el tema

de tapar la cabeza y mantener el jugo y esencia dentro.

Por tanto, a nivel global,

el plato está bien presentado y muy bien ejecutado.

El punto de la cigala es maravilloso

y hubiese puesto muchísimas huevas de tobiko;

porque le falta el punto de sal y me da el picantín

que me chisporrotea en la boca y me apetece comerlo.

Pero, oye, tiene un meritazo de la leche.

Muchísimas gracias. -Bravo.

(TODOS APLAUDEN Y GRITAN)

Oye, creo que lo he bordado con este plato,

entre la crema de maíz y el invento que le puse a la cigala

de taponcito para que no se le vaya el jugo...

Vamos, eso a Pepe le ha encantado.

Aurora, es tu turno.

Venga, cariño, tranquila. -Aurorita... tú puedes, venga.

Vais a flipar, adoro este paso.

¡Bien, qué bonito!

Bueno, Aurora, cuéntanos, ¿qué es este plato?

Es un tartar de gamba blanca con aire de jengibre y remolacha.

¿Y cómo se come esto? Con la hoja.

Coges la hoja y le pegas el bocado a la hoja.

Con la hoja de shiso esta que tiene... hay muchas hojas,

lo mismo las cojo todas y me las llevo.

Y... ¿por qué has hecho este plato? Mi tío tiene un estero,

entonces, pues le quiero dedicar este plato a mi familia.

Vamos a probar, yo no puedo más, por favor...

Estéticamente, es un plato...

Muy elegante, ¿no? Más que un plato, es un snack.

Es un snack que sacarías en un restaurante muy importante.

Maravilloso, es un solo bocado que te descubre

la sutileza de la gamba, le va la remolacha, el jengibre...

Está riquísimo. Como dice Pepe, no es un plato...

Contundente, sino más bien un snack, un bocado y, a veces,

menos es más, ¿no? Al final,

lo que buscamos son emociones diferentes.

Aquí, lo has trasmitido totalmente.

-Sinceramente, muy acertado, darle un criterio sentimental

y vinculado a tu familia, el porqué hacías este plato.

Nos enseña que no está reñido los elementos próximos a ti

con incorporar elementos nuevos, de nueva generación,

como puede ser el nitrógeno líquido, un aire de remolacha

y eso es un valor añadido a la hora de buscar un paso más allá.

Intentar ir a un horizonte más lejano.

Yo, de verdad, nunca he visto una cosa igual, este snack

podría tener 20 000 defectos de acabado, pero está...

Perfecto.

Pues te lo han dicho todo, Aurora, está muy bien el plato,

esos pequeños involtini o ravioli, como lo quieras llamar,

son muy ricos, muy expresivos, tienen muchos sabores,

mucho talento, como tú y están muy buenos.

Amiga mía, felicidades.

(TODOS GRITAN Y APLAUDEN)

No pasa nada, no pasa nada.

(AURORA) Esto está muy reñido, lo hemos hecho genial

y, bueno, la verdad es que estoy bastante contenta.

Aurora, Nicolás, es el momento del plato principal.

En esta ocasión, Aurora, empezaremos por ti.

Adelante, por favor.

¡Vamos, Aurora...! -¡Vamos, venga!

Apareces con algo en el dedito, ¿qué ha pasado?

Al traer la jarra, me he quemado con el nitro;

pero nada exagerado.

Pues cuéntanos. Es un lubina a baja temperatura

con multiesféricos de aceitunas y salsa de cabeza de gama.

Echo en falta ese nombrecito así...

Divertido, creativo...

Lubina de mi pueblo con aceitunas que me encanta.

(TODOS RÍEN)

Estéticamente...

Es un plato indiscutible.

Hay una técnica que se ve de forma nítida, una salsa

que te dice... "parezco potente y maravillosa"

y un pescado que, a priori, pinta estar bien cocido y marcado.

Vamos a probar. Prueba, prueba.

Este plato me pide tinto, no me digáis que no.

Intentad coger un trozo de pescado, un trocito de esfera y salsa.

Y ya te lo comes... Toma, Sammy.

Está muy rico. Un poquito de todo.

Es una combinación mediterránea,

donde hay un pescado que está perfectamente cocinado,

hay un fondo superexpresivo que no tiene un pero...

Ni una pega.

Perfecto.

La presentación estaba perfecta,

técnicamente, las esferas estaban perfectas

y es un plato sabroso, es bueno, tiene técnica...

Y está muy completo, felicidades.

-Gracias. -Que una niña con nueve años

sea capaz de hacer un plato así... dice mucho de ti y de tu capacidad.

Por tanto, aprovéchalo, porque esto es un plato de diez.

Es un plato impecable, porque está acabado perfectamente

y ya no es que hagas la técnica bien,

es decir, ¿por qué meto aceitunas

con lubina y una salsa de cabeza de gamba y funciona?

¡Me cago en la mar salada! ¿Por qué no se me ocurrió?

Con 50 años... Es un plato, completamente,

agridulce que te da mucha vida.

Yo quiero un brindis con este maravilloso vino,

por Aurora y por su futuro como cocinera.

(TODOS) ¡Salud! (TODOS LOS ASPIRANTES) ¡Ole!

¡Chinchín! ¡Salud!

(AURORA) Yo creo que, además de amor, lo que hay en el plato es

actitud, constancia y confianza en ti misma.

Tienes que acabar el plato, ¿no?

Echar la salsa. Pues vamos a ello.

¿Cómo se llama tu plato principal?

El plato que describe mi tierra. Vale.

El plato consiste en unos raviolis de calabaza

con queso de cabra florida que es una raza de Sevilla

y confitura de naranja abajo,

una crema de queso de cabra y queso mascarpone y ya está.

¿Ves algún problemita en el plato?

Que la crema... está un poco espesa.

He visto que hervía rápido y es bueno,

al hacer una crema de queso, que en el cazo,

la leche o el agua o lo que quieras esté justito;

cuando hierve poner el queso y, en este caso, apartarlo

y que se funda un poquito y ya está.

Y con la naranja, ¿qué te ha pasado?

Al principio, creo que me he pasado con el azúcar

y se ha convertido en un caramelo con naranja.

No es lo que quería.

Lo que he hecho es exprimir la naranja que me sobraba

y echarla a lo que es la confitura.

¿Te parece si probamos el plato? Adelante.

-Venga, va.

Vamos, empezad vosotros y yo acabo.

Ah... y una esferificación de albahaca.

Por cierto, no lo he contado

que puede dar un buen sabor a la pasta.

Está rico, te lo comes, está bien.

Pero... te ha quedado una crema un poco espesa,

el caramelo se pega tanto al plato que no da sabores.

El esférico no es esférico, es gelatina de albahaca.

Y hay poquito relleno en el ravioli.

Tiene esos pequeños defectos. Me has dejado maravillado

con las explicaciones de la salsa, el caramelo, cómo has rectificado

que lo importante en la vida es rectificar.

Y tú has sabido rectificar a tiempo y salvar un plato.

Esto es lo más importante y, como cocinero,

ya lo has hecho y te felicito. -Vale, muchas gracias.

-Yo querría resaltar la valentía por tu parte,

has cogido una receta tradicional como los ravioli de pasta;

pero lo has combinado con el ravioli perfecto que buscamos hace años:

la esferificación y has puesto en el mismo plato dos técnicas,

la tradicional y la moderna.

Bien conjuntadas a la hora de pensar y diseñar el plato.

La idea es buenísima, tenía pequeños defectos, mira...

Está muy bueno de sabor, ¿tienes más o no?

Eh... no, no, lo siento mucho. Luego hablamos.

Este es un plato perfecto de un niño.

¿Quién coge y hace la pasta fresca, la estira, la rellena, la cuece,

te hace una salsa, te dice que la naranja funciona

y te pone el esférico? Lo raro es que hagamos

un multiesférico perfecto. Te felicito, Nicolás, de verdad.

Brindamos con tempranillo MasterChef.

(TODOS BRINDAN CON TEMPRANILLO MASTERCHEF)

Delante de cocinas. Bravo, Nicolás.

¡Bien, Nico!

-¿Qué te pasa? -Lo he hecho mal, tía.

-¿Qué dices? -Es que Jordi...

¿Qué te pasa, Nico? Nada, me ha entrado un mijilla...

¿Una qué? Una mijita.

Ah, vale... (NICO) Creo que lo he hecho bien,

aunque tiene fallitos, pero lo importante de los errores

es aprender de ellos. Y puede que tú llores, pero...

Así se aprende y así se evoluciona.

Nicolás, Aurora, es el momento del postre.

Nicolás, empezaremos contigo.

Perfecto... que tú puedes.

Con paciencia, cuidado...

Ahí, muy bien, tío.

¡Qué pintón!

(TODOS ANIMAN A NICO) ¡Ole! ¡Qué nivel, Maribel!

Qué bonito... ¡guau!

Dime el nombre de tu postre.

Misión imposible... ¡cúpula!

Lleva la cúpula de caramelo que la he hecho con isomalt,

un aire de coco y un helado de almendra.

¿Por qué Misión imposible ¡cúpula!?

Porque la cúpula es muy finita,

es muy fácil de romperse y hay que tratarla con delicadeza.

Has arriesgado mucho haciéndola fina.

Una cosita, quiero decir que este postre

está inspirado en la Feria de Sevilla.

¿Y eso? Porque en la Feria,

hay puestecillos que siempre venden almendras garrapiñadas

y coco fresco, entonces, lo que he hecho

es poner en la cúpula de caramelo ese sabor de garrapiñada

y, después, he hecho el aire de coco simulando el coco fresco.

Vamos a ello. Vamos.

No me dejáis nunca, me tenéis a dieta.

Disfruta, Pepe, disfruta. Me tienen a dieta, no sé por qué.

Muy bueno. -Dejadnos un poco.

Está muy rico tu postre,

la cúpula está graciosa, crujiente, no ha cogido humedad...

Y mis compañeros te dirán más cosas,

pero tengo que puntualizar algo.

Porque en algunas pruebas, cuando hacía una mala crítica,

te derrumbabas.

Te enfadabas, ahora mismo,

acabo de ver una evolución y es muy importante:

te he dicho una crítica que no será la mejor del mundo;

te has recompuesto, nos has montado el postre

y has dicho... ¡la cúpula!

(NICO RÍE)

Ese es el Nico que nos gusta y esa actitud te vendrá bien,

es importante no dar importancia a los problemas, son inevitables.

A saber tirar hacia delante con una sonrisa en la cara.

Felicidades, es un buen postre, has hecho un gran trabajo.

Muchísimas gracias. Mateu, ¿algo que aportar?

Antes has sido valiente con el plato de ravioli,

ahora has sido valiente con una técnica como la cúpula de isomalt

que no es nada fácil y te has atrevido a hacerla,

así que felicidades. Tú, Nico...

Siempre has estado tan serio trabajando con ganas de agradar

y este plato dedicado a tu tierra, a la Feria de Sevilla

con el toque de clavel... me ha vuelto loca.

Felicidades. Muchísimas gracias.

-Me ha encantado, es un postre muy bueno y ligero.

Con contrastes y es felicitarte.

Porque has traído un trabajo de emoción, de tradición

y es lo más bonito que trasmitas lo que tú sientes, la cocina...

Es amor, cariño y explotar

lo que tienes dentro y, aquí, estás explotando la tradición

de tu tierra que es lo importante. -Muchísimas gracias.

Nicolás, viva la Feria de Sevilla, y viva el arte

con que nos cuentas las cosas, la combinación es ganadora.

Solamente uno se lleva el trofeo, pero sois ganadores los dos;

así que a disfrutarlo.

(TODOS APLAUDEN Y GRITAN)

(NICO) Pase lo que pase, me alegra muchísimo,

como si gano yo o como si gana Aurora.

Si gano yo... vamos, "definity".

-Creo que sabemos...

Cuál es la cena de mañana, ¿no?

¿Cómo se llama tu postre? Pasión por mi abuela.

¿Pasión por tu abuela Cati? Sí, porque yo la quiero

y, como es el plato más dulce de mi menú,

pues yo se lo voy a dedicar a ella.

Que es muy dulce.

¿Y qué crees que piensa ella viendo esto ahora mismo?

No está pensando nada, porque está llorando.

(TODOS RÍEN) ¿Qué es lo que lleva el postre?

Es un velo de fruta de la pasión

con helado de mango, espuma de yogur y almendra caramelizada y triturada.

Bueno, tiene una pinta espectacular. Ahora empiezo yo.

A mí, la verdad, me gustaría tener de mayor

una nieta como tú, que sea disciplinada

que me quiera y me respete como tú.

Que pase tiempo conmigo, porque eso es lo más bonito

que tiene la vida: estar con los abuelos,

luego que me haga estos platazos, no te quiero ni contar.

Está buenísimo. Gracias.

Cati, ¿por qué lloras? Porque la veo tan pequeña

y todo lo que ha evolucionado...

Y, sobre todo, que sea disciplinada que sea trabajadora,

que os haya tratado con educación y cariño...

No sabes cuánta, ni te lo imaginas. Me llena mucho.

-Muy bueno, realmente, muy sabroso, intenso el mango, la pasión...

Sí y esta arena de almendras.

-Yo el plato lo veo muy bueno, la verdad, el helado muy bueno,

la espuma está perfecta, el velo también...

Sobre todo, felicitarte por el plato y por el compañerismo

que tenéis los dos, yo creo que aparte de la comida

nos llevamos esto, esta magia que tenéis,

como niños...

Estáis disfrutando de un momento que creo que es increíble

y para vuestra vida lo vais a recordar siempre.

Muchas felicidades. -Gracias.

¿Quién era Auguste Gusteau?

¿Eh...? Era un chef...

Famosísimo con cinco Estrellas Michelín, de "Ratatouille".

¡Ah! ¿Sabes qué decía siempre?

Que cualquiera puede cocinar.

Con nueve años que tienes, cocinar como tú...

Sí es difícil, amiga mía. Felicidades.

Uf... Está todo dicho, Aurora.

El postre está muy bien, me quedo con la técnica de la gelatina

que está perfecta, el helado...

Hubiera echado, seré un poquito puntilloso,

la espuma más expresiva para que uniese todo

y que tuviese más sentido.

Pero, técnicamente...

Impecable. Gracias.

Así que es una maravillosa final ha sido un lujazo teneros a los dos

que pase lo que tenga que pasar

que ya habéis ganado, así que felicidades a los dos.

(TODOS APLAUDEN Y GRITAN)

¡Bravo!

Aurora, me siento superorgullosa,

independientemente de cuál sea el veredicto,

de verdad que me siento superorgullosa de ti

porque eres lo que más quiero...

En el mundo. -Gracias.

Gracias a los dos, Aurora y Nico, estamos muy orgullosos

de la forma en que habéis afrontado este duelo final,

ahora tenemos trabajo para ver si nos ponemos de acuerdo

para decidir quién es el ganador de "MasterChef Junior VIII".

Dame la mano.

(LOS JUECES DELIBERAN)

Ya... gane quien gane, somos campeones, ¿eh?

(LOS JUECES Y CHEFS SIGUEN DELIBERANDO)

Venga, chicos... Vamos a ello.

Estoy un poquito nervioso de estos minutos antes de saber

quién es el ganador de la octava edición de "MasterChef Junior",

pero yo lo he hecho superbién, creo que puedo ganar, si gana Aurora

no pasa nada porque le voy a dar las gracias y...

¡Relax!

Duelistas, es el momento de que os acompañen

vuestras familias y los exaspirantes.

Por favor, bajad todos a cocinas.

¡No corráis!

¡Que os queremos!

-Calma, por favor, calma.

-Es un honor. -Mucha suerte, lo habéis hecho bien.

-Silencio, por favor...

-Yo estoy nerviosa, imagínate ellos. (AURORA) Esto está muy reñido,

puede ganar cualquiera de los dos, porque lo hemos hecho genial

y, como dije al principio, que gane el mejor.

Aurora y Nico nos ha encantado veros cocinar en este duelo final.

Nos habéis dado una gran lección, porque habéis sacado adelante

un menú complicado, con mucha ilusión por hacerlo bien,

delante de vuestras familias y de toda la audiencia.

Aurora, nunca antes habíamos tenido una duelista

tan tranquila como tú.

Tenías razón, si no te habías puesto nerviosa antes,

el gran duelo final no era el momento.

Nicolás, es difícil igualar en serenidad a Aurora,

pero tú también has aprovechado

cada minuto de cocinado y no te hemos visto parado

ni un solo segundo. Correcto.

Aunque solo uno puede vencer, los dos ya sois ganadores

porque habéis trabajado por vuestro sueño,

os habéis esforzado, os habéis superado,

reto tras reto.

Hagáis lo que hagáis en la vida, estoy seguro de que triunfaréis.

Pero, ojalá, sigáis por el camino de la cocina.

Estar en el duelo final os permite un último privilegio:

ocupar nuestro puesto, en este momento.

Así que adelante...

(TODOS APLAUDEN Y GRITAN) ¡Qué morro!

Qué guay...

-Estar en la pastilla me hace un auténtico chef, porque estar

con una chaquetilla que ponga mi nombre, "MasterChef Junior"

y estar en la pastilla de los jueces, hombre, por favor...

Estáis ahí, el equipo del Sur.

O sea, que sí o sí, Andalucía gana. Sí, sí...

-Siempre, siempre. -Siempre.

Antes de dar a conocer el nombre del ganador, queremos dar

las gracias a Oriol y Mateu por habernos acompañado

en este emocionante duelo final.

Muchísimas gracias. A vosotros...

Ahora sí, ha llegado el momento.

-A ver... que llega el momento. Venga.

-Callaos. -No aprietes tanto, Aurora.

-No puedo hacer...

El ganador de la octava edición de "MasterChef Junior" es...

Pepe, dilo ya.

***¡¡¡AURORA!!!***

(Música y gritos)

(Música y gritos de los aspirantes)

-Enhorabuena...

Se lo merece, pero vamos...

-¡Has ganado "MasterChef Junior"!

-Te lo dije, tía, te lo dije.

-¡Soy la ganadora de "MasterChef Junior VIII"!

Un sueño hecho realidad, un reto cumplido.

Y nada... mucha alegría, mucha alegría.

(TODOS GRITAN)

Me alegro muchísimo por ti.

¡Enhorabuena, eres una campeona! -Gracias...

¡Llegar hasta aquí! ¡Enhorabuena, gordi!

-Enhorabuena, tío, ambos habéis ganado... los dos habéis ganado.

(NICO) Estoy feliz, porque ha ganado Aurora, y se lo merece.

Me da un poco de pena no haber conseguido el trofeo.

Pero he llegado a la final.

¡Vamos! ¡Ganadora!

Enhorabuena, bueno...

Esto es tuyo. ¡Felicidades!

¡¡¡Bravo!!!

Este supertrofeo se lo dedico a mi familia

a Trebujena entera, a todo el mundo que me vea le dedico este premio.

¡Viva "MasterChef"! -¡Viva!

(TODOS GRITAN Y APLAUDEN)

Este trofeo lo voy a poner en mi mesa donde tengo

mis cuadros... lo voy a retirar todo

y lo voy a poner ahí, para que tenga protagonismo.

Aurora, te llevas el trofeo

y el curso de cuatro días en el Basque Culinary Center

además del dinero, ¿qué más quieres? ¿Contenta?

¡Muy contenta!

Me duele la cara de tanto sonreír, madre mía,

me duele aquí, me duele aquí...

De los nervios, de la alegría, de todo...

Aurora acaba de convertirse

en la ganadora de la octava edición de "MasterChef Junior"

la vencedora más joven de la historia de este talent.

Su cara lo dice todo,

no puede estar más feliz y nosotros tampoco,

porque una vez más el trabajo y el esfuerzo

han tenido su recompensa.

Nos vemos muy pronto, mientras ya saben, pónganle...

(TODOS GRITAN) ¡¡¡SABOR A LA VIDA!!!

Este es mi premio, aquí termina "MasterChef Junior VIII";

pero nos vemos pronto, pónganle... ¡sabor a la vida!

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 6

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Masterchef Junior 8 - Programa 6

19 ene 2021

Tras seis semanas de preparación, esfuerzo y mucho trabajo, Javier, Henar, Nicolás y Aurora son los cuatro finalistas que competirán por conseguir el trofeo, 12.000 euros en metálico y un curso de formación en el Basque Culinary Center.
Los ‘Cazafantasmas’ se apoderan de las cocinas en el primer desafío de la noche, donde los aspirantes se enfrentarán a una prueba de mucho nivel: hacer una réplica del plato de Jesús Sánchez (tres estrellas Michelin). Para la última prueba de exteriores, los aspirantes viajan al Puerto de Santa María, en Cádiz, donde Ángel León, chef con tres estrellas Michelin, abre las puertas de su restaurante.
En el gran duelo final de la noche, los duelistas transforman todo lo aprendido en un menú formado por un entrante, un plato principal y un postre, donde demostrarán las técnicas, los conocimientos y todo el amor por la cocina que han adquirido durante la edición.

ver más sobre "Masterchef Junior 8 - Programa 6" ver menos sobre "Masterchef Junior 8 - Programa 6"
Programas completos (50)
Clips

Los últimos 863 programas de MasterChef Junior

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. David Caparrós García

    Yo quisiera no comerme spoilers cada vez que hago pausa en un programa.

    20 ene 2021
  2. Sandra Luz Molina Torres

    yo quiero una carta de Jordi Cruz.... me encanta

    20 ene 2021
  3. dacil

    Hola, alguien sabe que canción es la que baila Nina y Gina con el reto del tik tok en la presentacion?

    20 ene 2021