www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5689472
Para todos los públicos Masterchef Celebrity 5 - Programa 5 - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Música swing)

Buenas noches

y bienvenidos a "MasterChef Celebrity".

Los aspirantes llevan más de un mes en estas cocinas...

¡Uh! Ya empezamos con cosas raras. ...y como dicen

que somos muy exigentes y que les cuesta mucho disfrutar aquí,

les vamos a dejar jugar un poquito.

Pero son sarcófagos. -Buenas noches.

Buenas noches. Buenas noches.

¡Ay, qué ilusión!

-Buenas noches. -Saben lo que viene.

Aspirantes, bienvenidos una semana más a "MasterChef".

Respiremos hondo. Josie...

¿Qué llevas en los pies?

Ah, bueno, zuecos. ¿Pero tú crees

que un hombre glamuroso como tú con ese modelazo

puede ponerse zuecos para venir a "MasterChef"?

En "MasterChef" sin zuecos, acabas con chepa.

Aparte, el otro día, en el foso

con los Manolos, estaba tan agarrotado

que lo pasé tan mal... (RÍE)

Luego, he ido al fisio y me ha dicho:

"Lo primero, tienes que abrirte de piernas para cocinar.

Así, tienes que estar así".

Pues un "fashion victim" como tú a "MasterChef"

no puede venir con zuecos. Se me ha caído un mito.

Lo entiendo, porque el zueco siempre lo he puesto verde.

Siempre me ha parecido de higienista chunga,

una cosa rarísima. (RÍE)

Parece que me llueven las negligencias

y las denuncias con este zueco repugnante,

pero es imprescindible para estar en "MasterChef".

Darwinismo culinario.

Nico, la semana pasada te libraste de la eliminación

gracias a Flo. Es una cosa que he tenido

muy presente y hoy, en agradecimiento,

he querido hacerle este homenaje.

(TODOS) ¡Oh!

(Aplausos)

-Jo, qué agradecimiento. -Qué barbaridad.

-Qué grande, Nico. Flo, ¿algo que decir?

No, no, nada más. Agradecido.

Agradecido del detalle, muchas gracias.

-Detallito, claro que sí.

(RÍE) Aspirantes, os habéis dado cuenta

de que en una cocina profesional hay que trabajar duro

hasta conseguir evolucionar y aprender.

En "MasterChef" tenéis que estar preparados

para jugar con las cartas que os tocan.

Para saber en qué va a consistir esta prueba,

vamos a recibir a un invitado que nos va a ayudar

a daros todas las claves. Adelante...

¡El Monaguillo! (TERRE) ¡Hombre!

-¡Hola! ¿Qué tal?

(TERRE) ¡Ay, mi Mona!

Cuando lo he visto entrar por la puerta...

Va a ayudarnos y a darnos mucha paciencia,

porque él es una persona que te regala la paz.

Es la persona... Es Gandhi.

Es el Gandhi de la provincia de Huelva.

Déjame que te dé la bienvenida por lo menos.

Bienvenido a "MasterChef". ¿Qué tal?

¿Cómo estás? Estoy estupendo,

me habéis roto la dieta, porque estoy a régimen.

-Se nota. -Sí, se nota.

-Se nota tipito, te has quedado...

Tú eres de buen comer. Soy de buen comer.

También eres cocinillas, ¿no? Me gusta mucho la cocina,

a ellos les tengo mucha envidia. -Vente para acá.

-Ven, tonto, ven. -Elige delantal.

-Elige delantal. Oye, Monaguillo,

los aspirantes están muy intrigados

con lo que ocultan estos paños que tenemos aquí atrás.

¡Oh!

¿Nos echas una mano para sacarles de dudas?

Una, dos, tres. Atrás, venga. ¡Ahí va!

-Una ruleta, ¿lo ves? -Papillote.

-¡Papillote! (RÍE)

-Papillote, te tiene que caer a ti. Siguiente ruleta, venga.

(AMBOS) Una, dos y tres.

-¡Ahí va!

-¡Insectos! -Madre mía, por favor...

-Insectos. -Espirulini.

-Pollo, pollo, pollo, pollo. -¿Pollo?

-Una, dos y tres. A ver...

-Acompañamiento. -Es un poco más cotidiano.

Vamos con la última.

Una, dos y tres. ¡Al lío!

Aquí está.

La presentación. La huevera, el espejo,

abanico... Esto es lo que tenemos.

-Cada semana me sorprenden con algo diferente,

muy rebuscado, que le han dado mucha vuelta,

pero va bien.

El primer reto de la noche comienza en manos de la suerte.

Cada uno de vosotros va a hacer girar

una vez cada ruleta y tendrá que componer

un plato con lo que le depare el azar. Es decir,

cocinar con la proteína y el acompañamiento

que os toque, utilizando la técnica que salga

en la ruleta y emplatando en el objeto de la última ruleta.

Venga. Juanjo, serás el primero.

Últimamente no soy muy amigo de la suerte, antes sí,

porque me daban el Goya, la Concha de Plata...

Ya ni me llaman, con eso te digo todo.

(FLO) ¿Qué quieres que te salga? Deséalo.

-Deséalo. -¿Freír?

-Mira, freír.

-¡Tío, qué suerte!

-Es increíble lo tuyo.

-Si me tocan carabineros, me como un par.

-¡Pero qué suerte!

-Uno para comer y otro para cocinar.

-Es lo que has pedido, tío. -Qué fuerte.

-Ya ha pasado lo peor. -Con ensalada.

-Me ha tocado todo perfecto.

-Tenemos capitán. -En una maceta.

-Vamos.

-Espejo.

-Qué bonito. -Te va a quedar ideal.

-Qué suerte, es lo más. Gonzalo, a la palestra.

Me encanta.

-Gelificar.

-No me lo puedo creer.

-A ver qué gelificas.

-¡Pollo! -Gelificar pollo.

¡Mira, mira!

(GRITAN)

-Te ha salido pelo de repente, te has tensado.

-Otra ensalada.

-Pero qué suerte. -La ensalada cae mucho.

-A ver... ¡En una pecera!

(GONZALO) Justo lo que queríamos. Josie, por favor.

-Papillote, venga.

-Baja temperatura... ¡Osmotizar!

¡Osmotizar! (RÍEN)

-No me lo puedo creer.

Venga, unos bichos, va.

No, unos bichitos no. Tempeh.

(RÍEN)

-Ostias, chaval. Ostias, chaval.

(JOSIE) No podía tener peor suerte, o sea, ¿qué es esto?

-Huevos.

-Esto es lo que más miedo me da.

No podían poner vajilla con paisaje, no.

-¡Maceta! ¡Uy! -¡Huevera!

-Ay, monísimo... -Te va a quedar...

-Monísimo. -Qué miedo, por favor.

Cuando la ruleta ha empezado

a dar vueltas digo: "¿Qué está pasando?"

Peor suerte... Estoy condenado.

-Venga. (RÍEN)

-¿Asar? Freír. -¡Freír!

¡Qué bien!

-A ver...

¡Insectos, insectos!

-¡Pollo! -¡Bien!

-¡No, no, no!

(RAQUEL) ¡No!

(BURLÁNDOSE) Eh, eh, eh, eh.

-Qué traicioneras las ruletas. -Crema.

-¿Freír espirulina con crema?

En una fuente, muy bien. Perico, adelante.

¡Venga, Perico! -Venga.

-Vapor.

-Qué suerte. -¿Qué quieres, Perico?

-Yo insectos, claro, es lo mío.

Lo mío son los insectos.

-Ay. -Pollo.

-¡Eh, quinoa! -Quinoa.

-Quinoa. -Perfecto.

-¡Vamos, Perico! ¡Vamos, Perico!

-Maceta. -¡Maceta!

Flo.

Vamos, chavales. Esto hay que hacerlo sin mirar.

-Venga. No mires en ningún momento. -Ya me he quitado las gafas.

-Yo te aviso, yo te aviso. -¿Eh?

¡Baja temperatura!

-Se lo ha parado, se lo ha parado.

-Dale, mira para allá. -Yo creo que...

-Que nadie toca.

Nadie toca, nadie toca. -Insectos...

(RÍEN)

-Qué bueno, tío. -¡Qué suerte!

-Justo lo que querías. -Me voy a poner las gafas ahora.

-Está bien, mira, mira. -Baja temperatura, insectos...

-¡Verduras!

-Insectos con verduras. ¿Cómo pones eso?

-¿Con qué plato te gustaría? -Hombre, con el abanico.

-Qué luzca. (TODOS) ¡Abanico, abanico!

¡Abanico, abanico! -¡Eh!

(GRITAN)

-¡Abanico!

-¡Qué bueno! -Qué suerte tienes.

(Aplausos)

-Te lo digo en serio, los jueces son supermajos

con estas ruletas. Qué bien estructuran

todos los platos: la proteína, el acompañamiento,

la presentación, la técnica de cocinado...

(RÍE) Vaya tela...

¡Venga, Celia!

-¿Osmotizar? -No, no, no.

-Freír. (GRITA)

-Qué suerte, tío. No me jodas.

-Insectos, insectos...

Espirulina.

-¡Oh, espirulina!

-Freír espirulina. Lo mismo que yo.

-¿Ahora me sale con qué? -Con huevos.

-Mira, con huevo.

-Ahora lo tengo que poner... En un abanico, muy bien.

Muy bien. Adelante, Lucía.

¿Qué poquito le has dado? ¡Uh, uh, uh!

(NICO) ¡Premio gordo! (MONA) Osmotizar!

-¿Otra vez osmotizar?

-No me lo puedo creer. -No me toques.

(RÍEN)

-Pollo.

-Vale, pollo. (GRITAN)

(MONA) ¡Eh! (LUCÍA) Bueno, también vale.

-Osmotizar espirulina. -¿Qué le pasa a la espirulina?

-Crema.

-¿Pero quién ha hecho esto?

-¿Pero qué coño hago con esto? Es imposible.

-En una maceta, en una pizarra... -En un espejo.

-¿En un espejo? ¿La crema? Bueno, no está mal, ¿no?

Como el colegio, no estoy contenta con lo que me ha tocado,

no estoy contenta con lo que me ha tocado. Oh, oh.

-No mires. ¿Qué te gustaría?

-Papillote.

-Fenomenal, es facilísimo, sanísimo, monísimo.

-Insectos, insectos... -Qué malo eres, ¡que no!

-Ay, ay, ya. Carabinero.

-Ideal.

(TODOS) ¡Tongo, tongo!

-A ver, a ver...

-Arroz. -Bueno, ¡arroz!

-¡Qué rico, qué rico!

-¡En una maceta! -Una fuente.

-¡Ainhoa capitana! -No, capitana no.

-¡Ainhoa capitana!

-¿Esto siempre es igual? Ahora están muy contentos y luego menos.

Sí, así empieza. Vale, vale.

(RÍE) Cómo lo ves, ¿eh?

Laura, por favor.

A por pollo, pollo. Venga, ese pollito bravo.

(TERRE) Vamos, prima, vamos.

-¿Qué quieres que te pase? -Estate quieto.

(RÍEN)

-¡Mira!

¡Oh!

-Laura, tía...

-¡Venga, unos bichitos!

(RÍE) ¡Tempeh! -No tengo ni idea,

ni de uno ni de otro. (RÍE)

-Eso es estilo, Laura,

sí, señor. -Di que sí, di qué sí.

-Crema.

-En crema. -Tempeh con crema osmotizada

es uno de los platos... -¡En un plato liso!

-Pues mira, en una huevera.

-¡Huevera!

(FLO) ¡Viva la huevera! -¡Al foso, al foso!

Nico.

Adelante, es tu turno. ¡Venga, Nico!

Estoy contigo.

-¡Voy, voy, voy!

-¡Venga!

(GRITAN)

-¡Uh!

-Baja temperatura.

-Esa mano, ¡esa mano!

-¡No! -¡Esa mano!

(RÍEN)

Tempeh.

Tempeh a baja temperatura con huevos...

¡Y en plato hondo! ...en plato hondo.

(Aplausos)

Qué bien, en plato hondo. -Sí, sí, sí.

Terre, adelante. ¡Terre, venga!

¡Terre, venga!

¡Venga, Terre! ¡Vamos, vamos!

-Unidades de millar.

-¡Oh!

-Ahumar. -Ahumar, qué bien.

-Ay, ay, ay, uy, uy, uy.

¡No! ¡Uy!

(RÍEN)

-Seitán. Seitán ahumado.

Te voy a partir las dos piernas, las dos piernas.

(RÍEN)

(TERRE) Aquí te da igual ya, aquí te da lo mismo.

-Aquí te dejo unas patatitas. -Gracias, compañero.

¿Dónde lo quieres poner? ¿Dónde lo quieres poner?

Pecera, pecera... -Lo que queréis es eso.

-¡En pecerita!

¡Hala! ¡Qué suerte tienes!

Cuidado, que en este programa la gente cae. ¡Uh!

Vengo yo con toda mi buena fe diciendo

que el Monaguillo es el Gandhi de Huelva

y el tío coge y me hace la puñeta por detrás y para la ruleta.

La fortuna no era eso.

Aspirantes, ya sabéis lo que tenéis que cocinar.

Contáis con 45 minutos para hacer vuestro plato

y tres más para hacer la compra en el supermercado.

No os olvidéis ningún ingrediente

de los que han salido en la ruleta

ni el soporte del emplatado, que lo tenéis

donde está el menaje. Ya sabéis que en cada reto

tenéis que darlo todo para elaborar el mejor plato.

En esta prueba tenéis dos motivos muy importante.

Por un lado, le mejor conseguirá

los 4.000 euros para donar a la ONG que elija.

Y además, los dos mejores de este cocinado lucharán

en un segundo cocinado para conseguir...

La inmunidad. -No me lo puedo creer.

-¡La inmunidad!

-¡El pin de la "humanidad"! ...el pin de la inmunidad.

¡Guau! -Ahí te quiero ver.

-¿Lo puedo tener yo hasta que se lo des a ellos?

Perfectamente, te lo cedo. El que gane el pin

podrá utilizarlo esta semana

si viene con delantal negro y le parece oportuno

o guardárselo para una próxima semana.

(JOSIE) ¡Lo necesito!

Otra vez al foso no, por favor. Me muero...

O sea, cambio cualquier complemento

o joya de mi colección por tener esa M dorada

puesta en mi solapa.

Ahora es el momento de empezar a cocinar, ¿preparados?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno, ya.

Adelante. Vamos, vamos.

-¡Abre, abre el chiringo!

-Abre el chiringo.

-¿Dónde está el seitán?

(FLO) Mona, ¿me has tocado la ruleta?

-¿Crees que voy a venir a un programa

que tú estás concursando, que eres amigo mío de hace muchos años,

a pararte la ruleta? -No, es que yo tengo

otra impresión y no me gusta. Vas a dejar de ser amigo.

-Ojalá.

Cinco, cuatro,

tres, dos, uno. Tiempo, a cocinas. ¡Siguientes!

¡Ofú!

(TERRE) "A mí me da un pin de la inmunidad y estoy feliz,

imagínate dormir tranquila".

¡Ay, el pin, el pin! ¡Ay, como me toque el pin!

El pin no toca, ¿no? Te lo tienes que ganar.

-No sé. Yo he cogido y no sé lo que hay que coger.

-Ya, yo he hecho igual. Cinco,

cuatro, tres, dos...

¡A cocinas, señores y señoras!

(PERICO) Ostras, no he cogido el pollo.

-Pues métele pimienta,

métele sabor. -Serás inútil,

de cuatro elementos se te olvida uno.

Y encima el pollo, que si fuese algo más complicado.

(Música)

Tienen técnica, una proteína, un acompañamiento y un sitio

donde emplatar. No necesariamente la técnica

la tienen que aplicar a la proteína.

Si tienes freír y espirulina,

no quiere decir que tengas que freír la espirulina.

(MONA) Puedo freír la verdura.

Exacto. ¿Por qué?

Nos gusta que la técnica con sentido y hay que pensar.

(CANTA) A mi vera, siempre la verita mía...

-A mí ladito.

-Cuidadito, lagarta, te vigilo. -Se pone celosa la Terre.

(TERRE) Lagartoncia. ¿Sabes quién tiene drama?

(MONA) ¿Quién?

Perico no ha cogido el pollo. Ya empezamos.

¡No! Perico...

Le ha tocado en la ruleta pollo. Claro.

Pero si entra al súper y no lo coge.

He estado tocándome las narices un minuto:

"Ya tengo todo, ¿qué cojo? ¿Qué cojo?"

No quiero ser el listo del programa, pero me da

que Perico no se lleva el pin. (TERRE) ¡Qué burra!

¡He cogido las patatas más grandes y las tengo que hervir!

Voy a hacerlas todas y si me sobra, invito a los técnicos,

que me va a salir riquísimo y doy de comer al equipo.

-¡Oh!

Lo que no acabo de ver es, en una olla,

esos carabineros que ha metido Ainhoa enteros. Qué pena.

La vas a llamar "malgastadora". Sí, sí.

Os estoy escuchando, da igual.

Si yo lo tengo muy claro, voy a ganar yo.

Lo que he pensado es hacer una ensalada de pollo,

taquitos me manzana y gelificar unos daditos

de zumo de naranja.

A ver si salta, ¿no? -Claro, es que esto, tío...

-Flo es de las pocas veces en la vida

que le veo... Que le ves centrado.

...concentrado en una cosa.

Flo lo tiene jorobado. Tiene insectos, verduras,

abanico y baja temperatura. Toma esa, ¿eh?

Tiene un plato que es fantasía pura, yo creo.

(SILBA)

-Una, dos y tres...

(TERRE) Josie, ¿qué? -Aquí, osmotizándome entero.

(SILBA)

-Voy a hacer una setas, lo voy a poner

sobre el huevo para que se sostenga en un abanico,

y voy a hacer una mayonesa de espirulina.

(TERRE) Josie, perdona que te pregunte.

-Dime, amor. -Me suena ese estampado.

-¿Te suena el estampado? -¡Es como el de mi pantalón!

-Claro que sí, es lo máximo Valverde, mira.

-Somos una mancomunidad de estampados.

-Me ha tocado osmotizar tempeh, que es esta proteína vegetal,

y de acompañamiento lleva huevo. Voy a hacer como huevos rellenos,

porque lo tengo que presentar en huevera.

-Chicos,

¿puedo quitar esto del vacío? (LUCÍA) Es mío, es mío.

-¿Te lo puedo quitar? -Sí, dame.

Gracias, cariño. Qué buena eres.

-Perico, ¿todo bien? -¿Todo correcto?

Me meten mucha presión aquí.

-¿Tú te has puesto nervioso alguna vez?

-Yo, joder, muchas. -Mentira, ¿cuándo?

¿El día que te casaste? ¿El de tu primer hijo?

-Se puso nerviosa ella. -Estaba nerviosísimo.

Perico... Oye, no me extraña

que el cabrito este gane un Tour o 27,

no se pone nervioso jamás. No.

(RESOPLA)

Aspirantes, os quedan 30 minutos.

(MONA) 30 minutitos.

Vamos a ver a Ainhoa, ¿te vienes conmigo?

Vamos a ver a Ainhoa. Me da a mi una cosa muy rara.

No, no. Que no te dé por raro. -A ver, a ver.

-Voy a hacer un arroz de carabineros.

¿Por qué no está el arroz ya casi, casi?

He tardado un poquito en hacer el sofrito.

Está en ello.

¿Has hecho alguna vez arroz con carabineros?

Sí.

La combinación tuya es para no fallar, es maravillosa.

Es que quiero la inmunidad, pero no me hagáis capitana,

porque Celia me la tiene jurada. ¿Pero por qué?

¿No te quiere ver de capitana? Las dos tenemos mucho carácter.

A la hora de los exteriores, chocamos, muchacho, chocamos.

Es lo que hay.

Vámonos, que esto tiene que acabar ya.

Ainhoa, eso va fenomenal.

-Esto... Voy, que voy. Vamos a ver,

vamos a ver si no me fallan los tiempos.

-Esta patata no se va a hacer nunca, vale.

Gonzalo, ¿qué? -Increíble.

-Increíble ya. -O sea, espectacular.

(SILBA)

¿Qué pasa, Juanjo? ¿Qué tal, tío?

Has hecho ya una ensalada... Sí.

La ensalada mixta.

¿Y eso por qué?

Porque me ha tocado carabineros con ensalada, fritos...

¿Y qué vas a hacer con el carabinero?

Esto lo voy a reducir. ¿Para qué es?

¿Una salsa?

Reducida, reducida para hacerlos a la plancha

y echarles salsa encima. ¿Y el frito?

Lo voy a freír.

La plancha es una cosa y freír es otra.

A la plancha con un chorro de aceite. Lo frío.

Puedes freír lo que quieras,

no tienes que freír el carabinero. O fríes la cabeza...

¿Si lo haces en tempura ya no está frito?

Sí, eso es freír. En tempura.

-Claro, pero no tengo harina para hacer tempura.

Yo creo que el pin no se lo lleva Juanjo.

Oh... -Ya veremos...

Ya veremos... Pinchaglobos.

Ya veremos...

Vámonos de aquí.

Gusanitos padres, gusanitos hijos.

Flo se está comiendo los gusanos.

Mírale, por favor. Flo se está comiendo los gusanos.

Están buenos, estás muy buenos. Vamos a ver a Flo.

Creo que no sabe lo de la ruleta. Yo me apoyé un momento

porque me caía. Si yo lo he visto.

-Están haciendo sangre, Flo. -Mona, por favor,

prueba los insectos que yo sé que a ti...

Te solidarizas conmigo, tío.

Coge uno, por favor, y pruébalo y dime

si están buenos o no. Coge el gordito, el gordito.

¿Qué quieres? ¿Muslo o pechuga? (GRITA)

¿Está seco? Has cogido pechuga. Ha cogido pechuga.

(RÍE) Dame agua.

-¿Tú te crees que esto es un bar?

-¿Qué es lo que estás haciendo con el material

que te he dado? Cuéntanoslo.

(RÍEN)

-Estáis muy graciosos, venís a disfrutarlo.

-A ver, ¿esto es un guacamole?

-Eso pretendo. Eso es tomate con aguacate,

eso no es guacamole. Pepe, no está terminado.

Me imagino, esos pedazo de tropezones.

Pinta de guacamole, ¿no? ¿Cómo vas a integrar los insectos?

¿Qué fríes? ¿Qué no haces? ¿Eso qué es?

¿Calabacín? Sí, a baja temperatura

con un poco de aceite con albahaca.

Cojo los insectos, les pego una friturita

para que estén crujientitos. (RÍEN)

-¿No se hace frito el insecto? Se hace como tú creas.

Yo qué sé, tú eres el que sabes. Estás mandando en Instagram

un montón de recetas. ¿Te voy a decir cómo hacer insectos?

Hace cosas... Es un gran cocinero.

-¿Dónde está el chiste? -En ningún sitio.

-¿Viene después? -No.

Vámonos de aquí, que no aprendemos mucho.

¿Ya nos tenemos que ir de aquí? Qué pena, ¿verdad?

Cómo lo hemos pasado. Podéis ir machacar a otro.

Has aportado mucho... En este cocinado.

Sí, sí. Vas a hacer tú la aportación.

Eso va a quedar...

(RÍE)

¿Cuánto queda? Es que no veo nada.

Aspirantes, últimos 15 minutos.

¡15 minutitos! (FLO) Ese es el tono como que no.

Ese es el tono que no.

(GRITA) ¡Drama!

No me lo puedo creer.

Madre mía. Creía que vino y harina estaban aquí

para hacer los ñoquis y resulta que no hay harina aquí.

No hay harina aquí.

¿Y ahora qué hago si todo estaba girando en torno al ñoqui?

¡El ñoqui es el eje de mi vida! ¡Es el epicentro de todo lo mío!

¿Qué hago sin harina?

-Este ya me tiene que salir bien.

Madre, atenta, madre.

¡Oh! Se revientan.

-Voy a hacerme un apañito ya que no tengo harina para los ñoquis.

(MONA) Ay, cómo van bajando los minutitos.

(TERRE) Qué majo.

Eres más buena persona... -Me lo han dicho ellos.

Perico. El Mona, aquí lo tienes.

¡Ayuda, ayuda!

-¿Qué te pasa?

-Nada, aquí. Está esto controlado. Voy a emplatar.

¿Qué has plantado en la maceta?

Para darle de comer al pollo... (RÍE) Un poco de quinoa,

pero el pollo ha salido corriendo. No le gustó mucho esto.

Se ha asustado, ¿verdad? Que se tenga que complicar tanto

con la combinación sencilla que tenía.

Yo estaba encantado.

Has dicho: "Voy a dejarme el pollo para complicarlo un poquito".

Para eso estamos en "MasterChef". Claro.

Aquí no están las cosas para hacerlas fáciles.

-Su reto es no tener pollo y tener la creatividad

suficiente para convencernos.

-¿Qué palabra has dicho? ¿Creatividad?

¿Dónde está? Está con el pollo, creo.

(RÍE) Está con el pollo la creatividad.

Perico.

Si ya le pones ahí un poquito de pollo, te coronas.

Ya, pero deja al pollo tranquilo. Vámonos, amigo mío.

Está tranquilísimo. Soy animalista.

(MONA) Adiós.

-Uy, estamos a puntito de caramelo ya.

(TERRE) Josie, ya está. Ya lo tienes.

-Creo que lo tengo.

Ay, qué mal se pasa aquí. -Precioso, ya está. Una divinidad.

-A esto le queda nada y menos.

-Laura Sánchez. Laura, la reina del pollo.

¿Qué estás haciendo? La reina del pollo.

¿Qué te ha tocado? Me ha tocado osmotizar.

Sí. He osmotizado puerro confitado.

Muy bien. Pero tengo este momento.

¿Y qué has hecho con el tempeh?

Lo he salteado con un poquito de pimentón y curry.

¿Sí? Y un poquito de cebolleta y puerro.

-¿El tempeh es como el corcho? -Sí, primo hermano del corcho.

Por eso, lo has encubierto.

Lo he encubierto, le he dado sabor. Eso no sabe a casi nada.

Viene muy bien el osmotizado para eso.

Suerte, Laura. Mona, quiero tu pin.

-Quiero tu pin. -Tienes muchos novios y novias.

(Música)

-Este huevito poché...

¡Aspirantes, último minuto!

No, hombre, no.

-Bah, esto es una...

-¿Cómo se pone bonito esto?

-¿Ya lo has hecho? -Acabo de terminar.

Diez, nueve, ocho... ¡No, no, no!

...siete, seis,...

No me lo puedo creer. ...cinco, cuatro,

tres, dos, uno. ¡Tiempo!

Manos arriba. No me lo puedo creer.

(TARAREA) ¿Qué, prima? Sí. -Que no me ha dado tiempo.

-Que sí, ¿qué te ha faltado? -Emplatar.

-¿No está montado en el platito ese?

-No, no me ha dado tiempo a emplatar.

La crema sí está emplatada, pero ni el tempeh ni el pueblo,

están tirados encima.

Pues para que lo prueben si eso...

Aspirantes, ahora sí, empieza la cata.

Gonzalo, Celia y Perico. ¡Bravo!

Adelante. ¡Bravo!

(TERRE) ¡Venga, venga, venga, Perico!

(FLO) Vamos, Gonzalo, que te vas a la calle.

(RÍE)

Tú aquí, Gonzalo, y Perico aquí.

Celia, ¿cómo se llama tu plato?

Setas con... clara en alta temperatura,

acompañada de mayonesa de espirulina.

¿Qué tenías en las ruletas?

Espirulina, freír, huevo y el abanico.

Las setas están fritas. Freír es...

Abundante aceite y sumergir en una temperatura alta.

Tiene pinta de salteadas.

La clara de los huevos está hecha así.

Vamos a probar. (MONA) Me apetece la mayonesa.

De espirulina. Está rica.

Muy rica, la mayonesa está espectacular.

No está mal, porque lo de la mahonesa está bien,

la yema de huevo que aliñan esas setas está rica.

Y la fritura, bien, pero más seca. Esta puntita habría dado

más rollo con menos grasa. Aparte, no se diferencia

el salteado de la fritura o el revuelto,

porque lo has puesto todo junto. Es una pena

que se desluzca algo que habías hecho aparentemente bien.

Bien que lo siento. Gonzalo, nombre de tu plato.

Un pez llamado Wanda.

Era ensalada, gelificar y pollo.

Abajo está la lechuga en salsa de soja y tiene los dados

de zumo de naranja gelificados, daditos de manzana,

el pollo y un poquito de cebolla. Pues estéticamente

es muy bonito y apetece mucho probarlo.

A ver qué tal está.

Oye, yo no sé si lo habéis probado vosotros,

pero a mí este plato me ha encantado.

-Un tipo con criterio, muchas gracias.

Creo que sí, has acertado. La idea es muy buena.

Meter trozos de naranja a una ensalada funciona,

eso lo metes en forma de gelatina. Está rico.

Gracias.

Me gusta cuando no os complicáis con lo pedido,

porque luego decís que somos malos.

No lo somos, nos gusta ver

vuestra creatividad, como en este plato.

Gracias. -Gonzalillo...

(Aplausos)

(SILBA)

(AINHOA) Otra vez la mentira.

(RÍE) -Es el infiltrado,

o sea, lo tengo clarísimo.

Bueno, Perico, cuéntanos qué has hecho.

Mi plato se llama Pollo a la fuga. Os lo he dicho,

lo más importante es vuestro producto principal.

Siempre os lo digo para ayudaros.

Si lo tenía claro: "Que no se me olvide".

Y he ido a los "que no se me olvide".

¿Qué tenías? Tenía quinoa.

Quinoa. Tenía vapor.

Pollo. (RÍE) El pollo,

vapor y maceta. ¿Cómo has hecho el vapor?

He vaporizado el espárrago y la zanahoria.

Jo...

(MONA) Antes de que hable el jurado, voy a decir una cosa:

¡este plato a mí me ha encantado! (RÍE)

(Aplausos)

-Gracias, gracias. que me vengo arriba, cuidado.

Qué pena que no hayas utilizado el pollo.

La quinoa está muy bien, perfectamente aliñada.

Está muy bien, muy bonito y tal. ¡Pero no hay pollo!

Digo "si hago con tres elementos, eso se valorará".

(RÍE) Es un sinvergüenza total. Pensaba que lo tuyo era temple

y estoy empezando a pensar que es morro.

También, un poquito.

(RÍE) Delante de cocinas. Gracias.

(PERICO D.) Lo he hecho más difícil todavía, tres elementos,

y creo que el pin de la inmunidad

va a ir aquí, aquí.

Raquel Meroño, nombre de tu plato. Cremita espirulinada.

¿Qué te había tocado en la ruleta? Crema, freír, espirulina

y la fuente. He frito los puerros,

el calabacín... Ah...

Eso es sofreír.

(TERRE) Ahora, es precioso, Raquel.

(RAQUEL) Mono es, Samantha. Mono, mono...

A mí eso de la crema puesta así no me gusta.

Sois insaciables. Es un poco vomitado.

Hay cosas en esta vida que engañan y este plato... ¡Hum!

Puede ser uno de los platos más ricos que haya probado hoy.

Qué rico. Cómo rompe en boca.

Uy, qué rico, ¿eh? De verdad, otro acierto.

El huevo poché está poché de más, ¿vale?

Nada, me quedé sin pin.

Podría haber estado bien el plato... Está bien.

Si esa espirulina la diluyes

en agua para que dé todo lo que puede dar la espirulina.

Así, espolvoreada, da poco.

Entendido, lo siento. -Regulín, regulán.

Terre, por favor, termina tu plato.

Lo haría con plástico pero es tan ordinario que no lo voy a usar.

Es muy ordinario.

(RÍEN)

-Ordinario tú. -Casi te cargas la vitrina.

-Entonces, ahora le vamos a dar a la pistolita

si me aguanta la mano. Es que es fuerte esto.

-Ahí va.

Dale un poquito de espacio. Arriba, más arriba.

Ahí, ahí. Y ahora dale al botón.

Mira qué preciosidad.

(TODOS) ¡Oh!

(GRITAN) -¡Terre, Terre!

-El nombre es ¿Ñoqui per se? I tant.

Porque iban a ser unos ñoquis

pero como estoy mimetizada con Perico,

si Perico se deja algo, yo me dejo algo.

Perico se ha dejado el pollo y yo harina para unos ñoquis.

¿Qué te había tocado? Seitán, patata,

ahumado y pecera. Vamos a probar.

(TERRE) ¡Eh, eh! Giros no, ¿eh?

Giro no me hagas, ¿eh?

¡Buah! Oye, oye.

Giritos no. Mira, mira, mira.

(TERRE) No hay criterio. -Qué mala es la envidia, Terre.

-Creo que si me lo pueden llevar a mi camerino, me lo termino.

-Claro, claro.

-De los mejores platos que he probado esta noche.

-Dice a todos lo mismo.

Es una pena que no persista más el ahumado

porque no lo has tapado, pero para los elementos que eran

y cómo eran... Oye, te lo comes.

Te lo comes. ¡Chicos, chicos, chicos!

(GRITA)

Miss Pin 2020, te lo digo yo ya,

vete lustrando el pin, que me lo pongo yo aquí,

en el pechito izquierdo me lo voy a poner.

¡Oh! Ay, mi pin.

Flo, nombre de tu creación.

Mi plato se llama Esos bichos y los guais.

¿Qué te había tocado? Bichos, los insectos,

vegetales y abanico. ¿Y?

Baja temperatura. Efectivamente.

¿Dónde está la baja temperatura?

Sabía que esa pregunta me iba a tocar.

He querido traspasar...

Sí.

Sí. Lo que no entiendo

es por qué has utilizado esa técnica. ¿Qué aporta?

Porque me lo han mandado, no aporta nada.

La técnica tiene que tener sentido.

Voy a probar el guacamole.

Haber elegido otro ingrediente, os lo he dicho bien claro.

Guacamole. Prueba, que esto engorda.

Yo ya me he comido uno, saben a quicos.

A ver...

Quiero a partir de ahora ser justo con lo que pruebo

y creo que el guacamole que ha hecho Flo es un guacamole

muy rico y que me lo encontraría... -En un bote en el súper.

-En los botes del súper. En un súper malo.

Hay poco trabajo, Flo. Falta un poco más de pensamiento.

Un poco más de "qué puedo hacer". Creo que puedes dar más.

Esa técnica que tenías, que era la única difícil...

O la única que tenías que hacer real, la de vacío,

no la has hecho.

El pin de la "humanidad" lo voy a ver

en el recuerdo de mi cerebro... Estoy muy mal.

Estoy muy, muy enfadado. Voy a poner una queja.

¿Hay libro de reclamaciones aquí como en los restaurantes?

Josie, nombre de tu plato. Huevos Chatsworht.

Chatsworht House es una mansión campestre inglesa,

que es la de los duques de Devonshire,

y la duquesa criaba las gallinas allí

y lo que he intentado es,

por la osmocificación esta, las hierbas

y un montón de especias campestres que he puesto

han penetrado en las verduritas. ¿Cómo lo has metido?

¿En una solución, agua, aceite...? En un aceite.

¿Lo has metido al vacío? En un aceite y al vacío.

Eso no es osmotizar. Es aromatizar,

es un aceite confitado con unas cosas, un aliñado...

Pero nada ha penetrado dentro de nada.

Vamos a probar tu plato.

A ver, el huevo está relleno,

pero no está muy sabrosón. Pasear con Lawrence de Arabia

y comer esos huevos, misma cosa.

(RÍEN)

-Se te llena la boca de arena.

Has completado lo pedido. El huevo es muy protagonista,

esa osmotización, deficiente...

Hemos fallado en eso que hemos pedido.

Hombre, es que los ingredientes eran...

No eran fáciles. Laura, cuéntanos qué es eso.

El nombre es Reloj, no marques las horas.

Me ha faltado un minuto porque no te he escuchado.

¿Qué tenías en las ruletas? ¿Qué te había tocado?

Me había tocado osmo... Osmotizar. ¿Cómo has osmotizado?

He confitado el pueblo primero y lo he osmotizado

con albahaca, con limón... Has aromatizado el puerro.

Vale. Sí.

¿Esta crema? Es una crema de zanahoria asada.

Zanahoria asada.

Y el tempeh lo he salteado con cebolla, pimentón...

¿Por qué este no tiene, este sí, este más?

No me ha dado tiempo

y para que lo probarais por lo menos, lo he tirado.

(MONA) Es una ruleta rusa de sabores. Y una fantasía también

lo que hecho Laura. Las fantasías...

Me gusta la palabra "fantasía".

(JOSIE) Samantha, por favor.

-Ponte tú ahora...

-A ver.

Laura, no hay nada. No. Y te diré una cosa:

está incomible. El puerro, que me ha tocado a mi.

Es una cremita muy suavita

y la pueden poner en varios hospitales.

-Se ha hartado de decir que no ha probado nada mejor.

Laura, es un sinsentido.

Cosas que no aportan nada ni tiene gusto ni sabor.

De verdad, no hay pensamiento ahí. Pues yo no sé...

Lucía, cuéntame.

¿Me puedo dar la vuelta? No, no.

¿Cómo se llama tu plato? Ósmosis Jones.

Era un dibujo animado, hacía ósmosis.

Tenías crema, espejo, espirulina y ósmosis.

¿Qué has osmotizado? La calabaza,

con salvia, pero no es osmotizar,

lo que habéis dicho, no es eso. Sí, has marinado un poco.

Claro.

Lucía, sin haber nada malo, es un plato de verduras

que has tenido miedo y no lo has acabado.

No sabías cómo rematarlo. Totalmente.

La crema está buena, la calabaza al dente,

pero no está acabado.

La coliflor que me he comido... -Está cruda.

-Está cruda. -A mí me gusta cruda, pero...

-Claro, no está al dente, está de la estantería.

(RÍE) No. No, cariño.

-Os vais a enfadar todos conmigo.

-No, no. Una paliza fuera, pero da igual.

Con Monaguillo no se aprende nada, si no sabe cocinar.

Está peor que nosotros.

Juanjo, nombre del plato.

Carabineros reducidos al espejo con ensalada.

Tenía freír, carabineros, ensalada...

¿Y la fritura? El carabinero,

lo he metido en aceite y lo he frito.

Esto no está frito, porque una fritura

lleva implícito un crujiente.

Habrás hecho un confitado a alta temperatura si quieres,

pero no es una fritura. Me ha tocado carabinero, frito

y ensalada, ¿qué hago? No te ha tocado carabinero frito,

te ha tocado freír y carabinero y ensalada. Cosas diferentes.

Ha hecho la peor opción: freír el carabinero mal frito.

Te pones a la defensiva. No me pongo a la defensiva.

Decís que no lo he frito y lo he frito en aceite.

Cuando un profesional te dice "no es fritura",

dices "oído", se acabó, porque no lo es.

Tienes la razón, Jordi. Lo siento, oído.

Juanjo, tienes que aprender a hacer ensaladas.

La vinagreta de miel no está mala,

pero aquí tienes dos "cherries", tres "kalamatas", cebolla...

Parece mixta de cordero asado.

Sí te entiendo, sí. -Es que veo

que tampoco está frito, Juanjo.

Pero está rico. Me vais a hacer llorar.

(RÍEN) -Por favor. ¿El Mona cuándo se va?

¿Tiene que estar todo el rato? ¡Que se vaya ya!

Nico, cuéntanos qué has hecho.

Se llama "Coronahuevo

sobre un lecho de huerto y tempeh".

Ha dicho: "Me voy a coronar yo con este plato".

He hecho un huevo a baja temperatura poché

sobre un salteadito de trigueros

y "tempeh" con zumo de naranja.

Y luego, el salteadito ha sido un poco sofrito.

¿Qué tenías? A ver, cuéntame... Tenía huevos, tenía "tempeh",

baja temperatura y plato hondo.

Eso no es un huevo a baja temperatura.

¿No? No. Esto es un poché

hecho en plástico. Ah.

¿Por qué siempre quieres hacer 27 cositas en un platito?

Me supera, me supera. Me queda tiempo y...

Pues, Nicolás, olvídate. Tres cositas tenías que hacer.

Y te pones a hacer 127 cositas, que no queda mejor el plato.

Mira, Nicolás, está mucho mejor.

Podría ser uno. Totalmente.

Bueno, vamos a probar. ¡Qué obsesión con que pruebe!

¿Esto qué es? Una plasta de... (NICO) ¡No, hombre, no!

Plasta no, es un lecho.

"Un lecho" dice. (RÍE)

Nicolás, desde el cariño más extremo, quizás sea

el peor que he probado esta noche. -¿En serio?

¡Hala! -¿En serio?

No, no. Ahora está repartiendo.

No estoy de acuerdo. De sabor está bueno,

pero está muy feo emplatado.

Cocinas con gusto, pero te falta la estética.

Estás ahí perdiendo mucho. Oído, cocina.

Ainhoa, te he visto muy seria cocinando. ¿Qué plato has hecho?

Pues mira, mi plato se llama "In The Final Countdown".

(TARAREAN)

¿Y por qué? Que eso...

"In The Final Countdown", no le he podido quitar ni el rulo,

me ha faltado el huevo... ¡Ah! Es una cuestión de tiempo.

Sí. ¡Chan, chan!

Me había tocado carabineros, arroz y papillote.

Y fuente. ¡Ah! Fuente, sí.

La papillote imagino que son los champiñones.

Los champiñones. Y el carabinero lo he utilizado

para hacer un "fumet" para hacer

un arroz de carabinero. Me encantan los arroces.

Hombre, yo te iba viendo haciendo el sofrito

y digo: "Le va a faltar tiempo porque es un plato

que necesita tiempo".

Vi que ponías mucho arroz. Le va a quitar sabor.

Pero lo pruebo y está potentón, rico,

es un arroz simpático, gracioso.

Están todas las técnicas. No te lo puedo criticar.

Está muy rico. Punto del arroz muy rico,

punto del carabinero perfecto.

Está muy bien. Está riquísimo.

Tiene muchísimo sabor... y gusta mucho.

(Aplausos y vítores)

¡A mí misma!

Tengo muchísimas más ganas

y más motivación para seguir, porque creo

que empiezan a salir los frutos. Entonces, me han motivado mucho

para seguir peleando y luchando

por intentar ganar, claro.

Aspirantes, la cata ha terminado y ahora vamos a deliberar

para decidir quiénes han hecho los mejores platos.

Ya lo sabemos. -Gonzalo y...

Ainhoa. -Ainhoa y Gonzalo.

Le iba a poner más cosas al carabinero

y me dice que es un batiburrillo.

No sé cómo acertar con esta gente. Me tienen desanimado.

¡Eh! Me están diciendo que, igual, vengo

el año que viene de jurado, no te concursante.

Bueno, a mí me ha ido muy bien, eh.

Haremos lo que tú has dicho.

Haremos lo que tú has dicho. Sí.

¡Hala! "Haremos lo que tú has dicho". Marrones fuera.

Aspirantes, seguro que alguna vez, al abrir vuestra nevera,

ha sido como estas ruletas.

Coger lo que teníais dentro e improvisar un plato.

Ha habido dos aspirantes que se han ganado a pulso

el título de los peores cocineros de este reto.

Uno de ellos es... Laura.

Tenías que osmotizar, pero tú has aromatizado.

Aparte, no te ha dado tiempo a emplatar.

Sí, sí, sí. Sin ese tiempo, es que solo

teníamos un puré insulso y nada más.

El otro aspirante es... Juanjo.

Poco trabajo, no había fritura... La ensalada vulgar, mal hecha,

mal aliñada, mal presentada...

Poco pensamiento, Juanjo. Sí, chef.

(JUANJO) No sé cómo acertar con ellos.

Son tan raros, tienen un paladar tan fino...

Por el contrario, ha habido dos aspirantes

que han combinado bien la técnica, la proteína,

el acompañamiento y el emplatado y han presentado

dos platos ricos que cumplían con los requisitos que pedíamos.

Esos aspirantes son... Terre y Perico.

No, Gonzalo... y tú. -Terre y Perico.

Gonzalo. Gracias, chef.

Y el otro aspirante es...

Ainhoa. (RIENDO) ¡No!

¡Muy bien, Ainhoa! ¡Muy bien!

Enhorabuena a los dos. Como os hemos anunciado

al principio, os tendréis que retar en otro cocinado

para conseguir el pin de la inmunidad.

¡Los demás podéis subir a la galería!

¡No me fastidies! (PERICO) ¡Qué suerte! ¡Qué envidia!

Si dice que él no sabe cocinar y luego sí sabe.

¿Y tú no sabes cocinar? -Yo sí.

¿Distancia de seguridad? -Totalmente. O sea...

(AINHOA) A este segundo cocinado voy con fuerzas porque tengo ganas

de ganarme el pin y sé que cuanto más tranquila vaya

y más concentrada vaya, será mejor.

Para conocer en qué consiste el segundo cocinado,

vamos a recibir a un invitado que nos dio mucha guerra

en estas cocinas, que peleó cada reto

y no solo ante los fogones, también ante este jurado.

¡Adelante el aspirante de la octava edición

de "MasterChef"... Iván Mariñas!

(Aplausos)

¡Bienvenido! -¡Hola!

¿Qué tal? ¿Qué tal?

¡Muy buenas!

(IVÁN) Nunca me había imaginado entrar por esa puerta

en la que tantos chef brutales han pasado.

No es que te sientas chef, pero dices: "¡Joder!

¡Aquí estoy yo! Mira dónde estamos".

Bueno, Iván, ¿cómo estás aunando esas dos pasiones que tú tienes,

deporte y cocina?

¿Cómo se lleva eso? Pues se lleva entrenando mucho

y cocinando mucho. Eso lo primero.

Y después, estoy pensando en cosillas...

Intentando que la cocina que yo intente darle

a la gente, pues que tenga "tips" informativos nutricionales

y que tenga cierto sentido lo que se hace

y lo que digo como forma de vida,

porque, al final, es como lo hago yo.

A mí me interesa mucho saber cómo va la relación

con los gallos, los pollitos, los pollos... ¿Sigues en contacto?

No tenemos mucho contacto, pero porque tengo contacto

con otras personas y todo el mundo sabe

que hay roces con cierta gente y mi carácter no me deja olvidar

absolutamente todo lo pasado.

¡Ay! ¿Recuerdas la prueba

en que José Mari ganó el pin de la inmunidad?

Sí, no la puedo olvidar. ¿Verdad?

Pues Gonzalo y Ainhoa van a pelear entre sí

para conseguirlo. ¿Y te acuerdas también

que José Mari y Ana rivalizaron contra Alex,

el ganador de "MasterChef VII", por el pin?

Me acuerdo. Es que sabía yo...

¿Esta noche sabes quién va a ser? No tengo ni idea.

Vas a ser tú. (RÍE)

(IVÁN) Nunca "MasterChef" me puso nada fácil en el camino.

Ya me imaginaba que iba a tener que, o cocinar,

o que hacer alguna historia.

Ya lo habéis oído, aspirantes.

Los tres lucharéis por elaborar el mejor plato.

Si gana uno de vosotros, os llevaréis

el pin de la inmunidad. Y si gana Iván,

pues me lo guardo para otra edición.

(AINHOA) ¡Ah, muy bien! ¿Entendido?

¡Sí, chef! -¡Sí, chef! ¡Clarísimo, cristalino!

Gonzalo, Ainhoa, para saber en qué consiste la prueba,

vamos al supermercado. Vale.

(GONZALO) ¿Cómo que un tercero? No me puedo creer

que después de hacer los mejores platos,

no nos llevamos el pin

ni ella ni yo. ¡Es una vergüenza!

Aspirantes, debéis poneros de acuerdo para elegir

los ingredientes con los que cocinaréis

los tres un plato libre.

Pero antes, tenéis que decidir si queréis hacer

un plato dulce o un plato salado.

Si es dulce, contaréis con 60 minutos

y si es salado, con 45.

Dulce me encantaría, pero necesito más de una hora

porque me encantaría hacer "gateau basque",

que es de las cosas que mejor me salen.

Bueno, pensadlo. Tienes que entenderte con Gonzalo.

Es que... -Y tú no sabes hacer

"gateau basque". -Salado vale, ¿no?

Voy al salado. Salado, perfecto.

En 45 minutos. Vale.

Ahora tendréis que decidir con qué diez ingredientes

vais a cocinar.

Serán los mismos para los tres, pero no tenéis

por qué hacer el mismo plato.

Iván no opina, aquí lo decidís vosotros.

Así que cogéis las cestas y empezáis a negociar.

Yo cogeré una cestita y haré la de Iván.

Vale, perfecto.

A ver, yo... el punto lo tengo bien cogido a la merluza.

Bueno, a lo mejor, Gonzalo no. ¿El que le tiene el punto

sabes quién es? El gallego. Sabe de merluza.

Me imagino. Yo soy vasca también y sé de merluza.

Vamos, coge la merluza. ¡Venga, hala!

¿Estás de acuerdo? Sí, sí. Merluza sí.

Lo que manda esta mujer, eh.

Y él, qué sumiso es, ¿no? Sí, sí.

(RÍE) No te aguanto.

¿La idea es que ganen uno de los dos?

¿O vas a competir de verdad? -Voy a competir.

A muerte, ¿no? -Sí.

Cebolla. Cebolla seguro, ¿no? -Yo no, pero coge cebolla.

Lo que diga Ainhoa, Jorge.

(AINHOA) Ajos. Gonzalo, no pintas nada en esto.

La harina de maíz me hace falta. -¿Harina de trigo no te vale?

Vale, pues harina de trigo.

¿Sabes lo que discutí con los jueces?

Sí. -No estoy de acuerdo

y tuvimos unas peloteras...

A mí me interesaría coliflor. -Coliflor, vale.

¿Queremos coliflor? A mí no me hace falta,

pero perfecto.

¿Qué más? Mantequilla, Ainhoa.

Y yo perejil. O sea, perejil pero como si no hubiera un mañana.

Claro, es que esto es poco perejil.

¿Qué más? Quedan tres. (GONZALO) Miel y huevos.

Miel aquí está.

Vale. Tengo miel.

¿Qué más se puede elegir? Dos cosas os quedan.

Gonzalo quería huevos. Sí, los necesito.

Nos queda uno. Pues no sé si el oporto

o el brandi. Déjale un poco a Gonzalo.

No, no, le dejo más. Si ha cogido cuatro ingredientes

o cinco. Imponte, Gonzalo.

(GONZALO) Nueces. ¿Nueces?

Venga, sí. Nueces.

Anda que el niño no es sibarita. ¿Te vienen bien las nueces?

Me dan igual. Ya tengo lo que tenía que tener.

No sé qué va a hacer este.

(GONZALO) La compra en el supermercado

es bastante equitativa y yo creo que cada uno

podemos defender nuestro plato con los ingredientes que tenemos.

No ha habido ningún malo de la película.

Ainhoa, Gonzalo, Iván, ya tenéis los ingredientes

para hacer un plato libre en 45 minutos

merecedor del pin de la inmunidad.

Y como queremos ser totalmente imparciales,

no vamos a estar presentes durante el cocinado.

Haremos una cata a ciegas en el restaurante.

Os va a vigilar el Monaguillo.

(FLO) ¡Venga, hombre! (TERREMOTO) ¡Qué suerte!

Así que... ¡Vámonos, Samantha, Jordi!

Suerte. ¡Suerte, amigo!

¡Venga, muchísimas gracias por todo! ¡Hasta otro día!

Que se quede el Monaguillo como cuidador me parece maravilloso.

Yo pido que venga el Monaguillo muchas veces,

porque es una persona entrañable.

¡Bueno, bueno, qué planazo! Oye, lo hará bien el Monaguillo.

¡Aspirantes, los 45 minutos empiezan

en tres, dos, uno...! ¡Ya!

(TERREMOTO) ¡Qué bonito lo ha hecho!

(Aplausos y vítores)

¡Qué tono de voz! ¡Muy bien! ¡Muy bien! ¡Muy bien!

Para mí, voto Iván el mejor y luego Ainhoa y luego Gonzalo.

Yo creo que Iván tiene ganas de triunfar.

Se quedó ahí a un pasito de triunfar

y tiene ese resquemorcillo. Era un ganador y... ¡Jolín!

Hubo dos por delante de él que lo hicieron mejor y ya está.

No pasa nada, pero él tiene ese resquemor.

Al final, tenía el orgullo de ganador.

(TERRE) ¡Venga, la niña de la menta!

¡Vamos, la niña de la menta!

(JUANJO) ¡Gonzalito, dale caña!

¡Iván, a tope ahí! (TERRE) Mira cómo tiene

ya el pescado. (PERICO) Sí, sí. Ya lo tiene ahí.

(PERICO) Va a confitar con la "raner" o como se diga.

(TERRE) "Roner"

(JOSIE) Esos lomos están de puta madre. Los de Ainhoa no.

¿Sabes que me he comprado el libro de "MasterChef"?

Cuando llegue a mi casa, allí estarán.

Espero que le abra la puerta porque puede hacer

lo que me hizo con la comida.

(JUANJO) Iván, ¿has mezclado azúcar y harina?

(IVÁN) No, y sal.

Tiene mucha soltura.

(GONZALO) Ainhoa, ¿cuánto me odias? -¡Muchísimo!

¡Se acabó nuestro romance!

(TERRE) Ainhoa, ¿cómo vas, mi vida?

Ella es... ¡Échale perejil! -¡Di que sí!

¡Échale perejil, venga! -¡La niña del perejil!

(AINHOA) ¡Os vais a enterar de lo que es un perejil!

Voy a hacer una merluza rebozada sobre una crema de coliflor

con una salsita de nueces.

Ahora sí que toca ganar este partido.

A ver si con esto me puedo llevar el pin,

que, he de decir, me vendría de cine.

(CANTA ÓPERA)

¡No es la radio, es ella! -Es ella.

Así todo el día. (JOSIE) Todo el día. ¡Es divino!

Si canto yo, flipáis. -¡Claro!

(CELIA) ¿Qué has puesto ahí, Iván? -Harina y mantequilla

para hacer una masa de galleta.

Cómo viste, el pantalón, eso cortito...

Eso no es para ser chuleta. ¿Porque lleva pantalón pitillo?

(CELIA) Está orgulloso de su cuerpo serrano.

¿Y es chuleta? -Hombre...

Entonces, ¿yo qué soy?

Mi vida, eres un ser especial. No tienes calificación.

Perdóname. -Un ser especial.

¡Mírala qué sonrisilla saca la jefa!

Tú tienes muchos por ahí en tu época.

(LAURA) ¿Lo ha metido en el RoNer o solo al vacío?

(JOSIE) En el RoNer. La merluza ya está hecha.

Esta persona sabe más que los ratones colorados.

Estoy haciendo una merluza en salsa verde

con una salsa verde un poquito sofisticada,

con todo el sabor que tiene una salsa verde... espero.

¡Aspirantes, os quedan 30 minutos!

¡Bravo! ¡Bravo! -¡Bien dicho! ¡Muy bien dicho!

¡Qué pronunciación! ¡Qué tono de voz!

¡Muy bien, muy bien!

Estos son unos cabronazos todos.

(Música)

(LUCÍA) ¡Qué bonito! (TERRE) ¡Qué bonito color, Ainhoa!

¡Gracias, Terre!

He dicho "Ainhoa", perdona. -¡Ah! Pensaba que hablabas de mí.

(LUCÍA) No, no. (TERRE) No, de ti no.

¿Otra vez más verde?

Iván, ¿qué tal? -¿Qué pasa, Mona? ¿Cómo estás?

¿Qué plato estás haciendo?

Estoy haciendo una merluza que ya está a baja temperatura

que marcaré a última hora. Con esa coliflor

que herviré dentro de un poco, haré un cuscús.

¿Y esta masa para qué es? -Para hacer una galleta salada,

que juntaré con ajo y nuez. Va a ser una arena,

la destrozaré para que quede crujiente.

Una pregunta comprometida...

¿Crees que vas a ganarle a Ainhoa y a Gonzalo?

Quiero ganarles. -"Quiero ganar".

Este es muy competitivo.

(JUANJO) ¿Qué ha dicho? -"Quiero ganar".

Voy a intentar ganarles. -¿Porque los ves

que tienen capacidad? -Los veo con nivel,

cantando, pasándoselo bien, disfrutando del momento...

Creo que lo hacen muy bien. No quiero decir que voy a ganar.

(MONAGUILLO) Te dejo cocinar tranquilo.

¿Ves? Ya tengo un lomito aquí estupendo.

¡Creo que quedan 15 minutos! ¿Vale?

Es que quiero todavía batir más perejil.

Igual, es una receta de ella vasca porque ha dicho

que es una cosa vasca que lleva dos toneladas de perejil.

Ya sabes que las vascas con chiquitas no se andan.

Ellas llevan un campo de perejil.

Este señor sabe hacer muchísimas cosas.

Me encanta estar aquí, que parece que estás en el fútbol,

que nunca he ido al fútbol. Al fútbol que no he ido,

la mili que no he hecho... (RÍE)

¡O sea, me parece lo Máximo Valverde!

(Música)

(TERRE) ¿Qué está haciendo? ¿Qué hace?

Pero eso no es... -No, porque ha metido agua.

(TERRE) ¡Ah! Una yema de huevo. (LUCÍA) En sal.

¡Venga, Gon, que tú no puedes!

(GONZALO RÍE) ¡Qué sinvergüenza!

¡Aspirantes, últimos cinco minutos!

¡Muy bien! -¡Muy bien!

(Aplausos y vítores)

¡Vamos, chicos, apretad ahora!

(JUANJO) Gonza, ¿lo tienes controlado todo?

Sí, yo creo que sí. Queda emplatar.

Que está el pin en juego, eh.

¡Uy, uy! Pero eso es muy poco.

Aprende, aprende. -¡Eso es muy poco!

(LUCÍA) Tenemos que aprender de eso.

(JUANJO) Métele harina si ves que no liga bien.

No. No lo quiero más espesa.

¡Aspirantes, tenéis una pegatina en el cajón

que tenéis que poner al plato para identificarlo!

¿Oído? (AINHOA) ¡Sí!

¡Oído! (MONAGUILLO) ¡Iván!

¡Oído! (LUCÍA) Mira qué bonito.

(Música)

Quedan dos minutos. Estoy ansioso.

Sí. ¿Crees que la última vez

nos equivocamos bastante? Sí.

Yo creo que aquí me voy a equivocar poco.

(FLO) ¿Esa es la salsa verde?

La salsa verde no se tritura, salvo que la suya sí.

Y ya está, porque a ella le gusta así.

(Música)

Pues ese tiene muy buena pinta. -Merluza rebozada.

Muy rico. -Es que...

(MONAGUILLO) ¡Aspirantes, último minuto!

¡Bravo! -¡Bravo!

¿Os gusta o no? ¿Me queréis de juez o no?

¡Te queremos, te queremos! -¡No!

No consigo que me salga más espuma.

No voy a perder más el tiempo.

(Música)

(MONAGUILLO) ¡Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco, cuatro,

tres, dos, uno...! ¡Manos arriba!

¡Bravo, chicos! -¡Bravo! ¡Bravo!

Monaguillo, no con mucha gracia, ha dicho "manos arriba".

¡Suerte, tíos! -Bueno, aspirantes,

ahora tenéis que llevar vuestros platos al restaurante.

¡Chicos, suerte! -¡Venga, vamos!

(AINHOA) Tengo muchas ganas

por la cata a ciegas de llamar a casa,

precisamente, para poderle decir a mi hija que un plato mío

llega a una cata a ciegas

y me estoy jugando la inmunidad. No se lo van a creer.

No parece ni real que esté yo aquí.

¡Jueces, la mesa está puesta! ¡Podéis pasar!

¡Vamos, vamos! ¡Adelante! ¡Vamos a ello!

¡Qué maravilla! ¿Qué tal la cosa, Monaguillo?

Bueno... ¡Qué organización!

Yo creo que lo han hecho muy bien. ¿Tú crees?

Sí. Mona, ven cuando quieras,

esta es tu casa. Muchas gracias.

Me tienes que dar algo, ¿verdad? ¡Ah, bueno, es verdad, el pin!

Bueno, que os deseo mucha suerte. Gracias, Mona.

Ha sido un placer tenerte aquí. Muchas gracias por venir,

por la mano que nos has echado. ¡Muchas gracias a todos!

(SILBA)

¡Gracias, Mona! -¡Gracias! ¡Mucha suerte!

¡Gracias a todos! ¡Chao! ¡Gracias! ¡Chao!

¡Gracias! -¡Hasta luego, Mona! ¡No vuelvas!

(IVÁN) Yo creo que hoy los jueces van a conocer mi plato,

fíjate bien. Creo que van a saber distinguir

dónde está mi buen hacer o mi mal hacer.

Vamos a empezar la cata de estos platitos con merluza.

¡Vamos! ¿De quién será este?

Bueno, sé de quién no es, porque si no,

me llevaría una decepción horrorosa.

Porque Iván lleva un montonazo en "MasterChef"

y sabe que no puede emplatar esto en un platito así de pequeño.

¿Queréis que os diga de quién es?

De Ainhoa porque estaba desesperada buscando perejil.

Todos tenían los mismos ingredientes,

pero todos no los han utilizado igual.

O algunos no lo han utilizado.

Está subidito de sal, aun así, es una salsa verde.

El punto de cocción regulín. "Pasadín" sería el nombre.

Y aquí me salen ingredientes los justos:

perejil, cebolla, ajo... Eso te iba a decir.

Perejil, perejil y perejil.

Y ya está. Me falta un "fumet" muy rico

que te hable de la merluza, no solo del perejil.

Es una merluza con una salsa de perejil subidita de sal.

(AINHOA) Para los vascos, el perejil es importantísimo

en la cocina y quería innovar

el plato de la merluza en salsa verde.

Pero respeto muchísimo su valoración, por supuesto.

¿Vamos con este? Sí.

Color mostaza. ¿Esto es merluza...?

Esto es una yema de huevo. Curada.

No sé si la ha puesto entera o no. Es una amalgama.

Me gusta el punto de cocción, pero no el aderezo.

El pescado no está mal. No me gusta lo que lleva.

La guarnición es una galleta.

Si se cae un helado de vainilla, me lo como.

Yo me atrevería a decir que este platito... es de Gonzalo.

Últimamente, hemos hecho yemas curadas,

ese recurrente cuscús de coliflor que no le quedó bien.

El corte de la merluza y el punto del pescado está bien.

Yo creo que esto es de Iván. ¡Joder!

Me dolería que fuera de Iván.

(IVÁN) Saben que es mi plato y me quieren picar.

No pasa nada, estamos aquí para seguir aprendiendo.

Echaba de menos que me picaran, fíjate.

Vamos con el último. Una disposición más de cocinero.

Está muy bien ordenado. Vamos a ver si está rico o no.

Podemos meter la pata. Sí, perfectamente.

Pero aquí está la miel... La merluza frita me gusta,

es una cosa que...

Hay vinagreta de miel, que no me parece mala la historia.

¿Porque cómo metías la miel con el pescadito?

Hay que ser puñetero para coger miel en el pescado?

Hay que ser muy virtuoso.

Por los elementos... podría ser de Gonzalo.

Ya. Ahí está la duda, eh.

Sí. ¿El puré es de coliflor?

Sí. Gonzalo, vamos...

(Risas)

Él ha dicho: "Quiero coliflor, quiero miel, frutos secos..."

Si es de Gonzalo, olé el paso adelante

que has pegado. Sí.

Nos lo llevamos nosotros. Por lo menos, es inmune

uno de los nuestros. -Claro.

No el intruso con el pitillo. Pantalón pitillo, intruso.

Pues ha llegado el momento de puntuar las elaboraciones

y vamos a puntuar de uno a diez cada plato.

Vamos a empezar por el primero, por el color azul,

que es este que simula una salsa verde.

Yo lo tengo igual. Ya está.

Pues...

Cinco, cuatro y tres. Doce puntos que suma el azul.

Vamos con el... el mostaza.

Un 14 el color mostaza.

Y vamos con el último, el color rojo o rosa o fucsia.

¡17! El ganador es el rojo. ¿De quién era el plato rojo?

¿Gonzalo, Iván...?

¡Pero bueno...! ¡Muy bien!

Buen cambio. Ha hecho un buen cambio.

(LUCÍA) Gonzalo ha ganado la inmunidad...

Horroroso, se le va a subir a la cabeza.

Vamos a estar todos pasándolo fatal.

Teníamos dudas, eh, porque era un plato

que podía haber sido de Iván. Me has decepcionado por eso,

porque la disposición, la colocación,

la puesta de tal... es más de alguien que cocina mucho más

de lo que se supone. Lo has hecho muy bien, Gonzalo.

Este plato... Señores, vuelve a los orígenes, eh.

¡"Solapao, solapao"! -Siempre ha estado ahí.

Bueno, bueno... Llevaba unas semanitas

que no sabíamos por dónde iba a tirar.

Pero este plato es de ganador, eh. ¡Cuidado!

Gracias. -Enhorabuena.

¡Joder!

¡Felicidades, porque eres el ganador del pin de la inmunidad!

¡Qué suerte! ¡Qué suerte! -¡Qué suerte, por favor! Sin foso.

Yo te voy a poner el pin.

Merecido. ¿Alguien me puede decir

la cara con la que me mira Ainhoa mientras haces esto?

(Exclamaciones)

¡Hala, disfrútalo, sí, señor! ¡Muchas gracias!

Me gusta cómo queda, eh. Lo voy a cuidar.

Da gusto. Ojalá tenga que tardar en utilizarlo.

Gonzalo, hay una cosa más, has ganado 4000 euros

que irán destinados a la ONG que tú digas.

Los destino a Cris Contra el Cáncer.

Y, concretamente, al proyecto "Mateo".

Porque investigan una enfermedad que es muy extraña

y que suele necesitar mucho dinero para investigación.

Va para ellos. ¡Qué bien! ¡Para ellos va!

(Aplausos)

(GONZALO) Estoy deseando compartirlo con mi chica,

porque es la que más ha sufrido mi inexperiencia en los fogones.

Y yo creo que se va a alegrar todavía incluso más que yo.

Iván, muchas gracias por haber venido.

Un placer tenerte aquí. Sabes que esta es tu casa.

Y nosotros, pues, nos ponemos en marcha

porque vais a tener la oportunidad de cocinar,

pero, sobre todo, de disfrutar de un lugar

que lleváis mucho tiempo añorando.

Y yo no quiero esperar ni un minuto más. ¿Nos vamos?

¡Vámonos! ¡Vámonos!

(Aplausos y vítores)

(AINHOA) A pesar de no haber ganado,

para mí, el estar ahí compartiendo esta prueba con Iván y con Gonzalo,

ya ha sido un premio.

(Música)

Nos vamos a la ciudad más al sur de todo el continente europeo:

Tarifa. Justo donde el Atlántico se funde con el Mediterráneo

y donde las dunas perfilan 20 km de playas vírgenes,

encontramos este paraíso en el que cada atardecer

es un auténtico espectáculo.

Tarifa es arena, es mar, pero, sobre todo, es viento.

Desde hace más de 50 años, miles de amantes del kite

y del windsurf de todo el mundo peregrinan hasta este templo

de los deportes acuáticos para que el levante dirija

sus cometas y velas.

Navegar en estas aguas es adictivo y quien lo prueba, repite.

Las cifras confirman este embrujo;

hay más escuelas y tiendas de surf en Tarifa que en todo Hawái.

Bueno, aspirantes, os veo muy ociosos,

con muchas ganas de que suene el timbre de recreo, ¿verdad?

Sí. Pero, sintiéndolo mucho,

vais a tener que esperar porque tenemos unos clientes

muy especiales a los que dar de comer.

Sobre todo, tú, Raquel.

Estoy tan contenta, tan contenta, que no sé

cómo explicar la gratitud y la felicidad que manejo hoy.

Como bien sabes, estamos en la playa de los Lances,

que además de ser una de las más espectaculares

de todo Tarifa, tiene un chiringuito...

¿Cómo decirlo? ¿Único? Para mí, desde luego.

En esta playa tan bonita de los Lances en Tarifa

se encuentra Carbones 13, que es el chiringuito familiar

que montamos para las niñas.

Un chiringuito que ha costado arrancarlo un poco.

Me da muchísimas alegrías. También, hay que currarlo mucho.

Es como "MasterChef". (RÍE)

Pues prepárate porque vais a cocinar

en esta prueba por equipos para los clientes de tu chiringuito.

¡Anda! Tú y yo y de nuestro buen amigo

Santi Carbones, que también es suyo,

y con lo que curra, no le vamos a quitar ningún mérito.

¿Y qué te parece cocinar con esta banda en tu chiringuito?

Vamos a marcar el nivel. -Si sale mal,

les echaré la culpa a ellos.

(RAQUEL) Estar en este paraíso, mi paraíso,

y poder compartirlo con todos, es un sueño.

Todos aquellos aspirantes que trabajen al nivel

que exigimos en "MasterChef", podrán hoy bañarse en el mar

al cierre de cocinas.

¿No me digáis que no es un planazo? Flo.

Es que no he traído el bañador. -¡Mejor!

Entonces, claro... Si hay tele y todo...

¡Uy, mira, mira, mira el vello púbico!

¡Oye, que se me ve ahí todo!

¡Oye, Lucía...! He visto en Illescas

a gente mucho más depilada.

Vamos a lo importante...

Josie, ¿qué calzoncillos has traído hoy?

Siempre llevo algodón blanco vienés, pero no llevo calzoncillos,

llevo esto, traje de baño.

¿Por qué llevas el bañador

y no llevas los blancos? Me voy a bañar porque voy a ganar.

¿Me quieres llevar al foso otra vez?

Sigues refiriéndote a la prueba de eliminación

como "foso". Es un foso. ¡Horrible!

No se lo deseo a nadie.

(JOSIE) Me pienso bañar pierda, gane,

caiga quien caiga. Me da igual Pepe.

Yo vengo aquí con el Castelbajac puesto.

¡Cómo es de mono, por favor! ¡Lo máximo! ¡Es monísimo!

Como estáis todos felices y contentos,

es el mejor momento para formar equipos.

Laura, Juanjo, aunque habéis sido los dos peores

en la prueba anterior, hoy vais a liderar cocinas.

¡Pues de lujo!

Queremos que nos demostréis que vuestro lugar natural

es entre los mejores.

¿Estáis dispuestos a demostrarlo? (AMBOS) ¡Sí, chef!

Vais a elegir aspirantes alternativamente.

Comenzamos contigo, Juanjo,

que fuiste el menos malo de los dos.

(Risas)

Un nombre y una razón. ¿Con quién quieres trabajar?

Elijo a Flo porque es currante. Aunque no lo parezca

y siempre esté con el Flosie, a la hora de currar, curra.

Laura, primer nombre del aspirante

con el que quieres trabajar. Lucía.

¿Por qué? Porque sé que me lo va a poner

muy difícil, porque manda mucho, porque no va a acatar

ninguna orden y ya que estamos, estamos en el barro totalmente.

Bueno, Juanjo, siguiente nombre. A Gonzalito.

Gonzalito, otro follonero, muy bien.

Da igual porque el rey del gallinero voy a ser yo.

¡Olé! ¡Olé mi chico! ¡Esa es la actitud, Juanjo!

Laura, siguiente follonero.

A Raquel, que no he trabajado nunca con ella.

Juanjo... A mi yaya favorita, a Celia.

Porque es como mi yaya y la quiero mucho.

Y porque curra como la que más.

Laura, siguiente nombre. La Terre.

Porque es una curranta. -A mi Nico, porque es un máquina

y, últimamente, ha tenido bastante mala suerte

y a ver si esta vez cambiamos la suerte.

Vamos contigo, Laura, Vale, pero no lo diré yo.

¿Quién lo va a decir?

Terre, por favor. -Déjame que lo haga...

¡Vamos a tener con nosotros el gran Perico Delgado!

(Aplausos)

Ahora levántame.

Bueno, Juanjo, ¿a quién prefieres? ¿A Ainhoa o a Josie?

(CANTA) ¡Ainhoa! -¡Bien!

Os vais a arrepentir, solo digo eso.

(GONZALO) Ya sabía yo que alguna judía

me iban a preparar. No hay capitanía, pero, bueno,

tenemos a Juanjo. Hizo de capitán y ganó. ¡Ojo!

Gonzalo, en "MasterChef" ser el mejor siempre tiene premio

y tu privilegio va a ser poder elegir platos.

Así que muy atento porque levantamos campanas.

Comenzamos con las elaboraciones del equipo azul.

Un entrante: corvina frita con una salsa de yogur y adobo.

Un principal: arroz caldoso con marisco.

Y un postre: piña con tequila y espuma de coco.

(Exclamaciones)

El menú que elaborará el equipo rojo...

Tartar de atún con mahonesa picante como entrante.

El principal es arroz seco de pollo y verduras.

Y para rematar, un riquísimo mojito de melón,

que consiste en melón osmotizado con menta y ron

y acompañado con helado de lima.

Gonzalo, la decisión está en tus manos.

¿Con qué menú te quedas? Rojo.

¿Por qué? (FLO) Nos gusta más.

Nos gusta. Juanjo, ¿contento con la paellita

que vas a tener que hacer? Con ser jefe y capitán,

estoy supercontento. ¡Vamos, que me lío!

(JUANJO) ¡Van a flipar!

Daré todo lo que no di en todos los programas.

Van a ver al Juanjo nervioso.

Daremos de comer a 80 comensales. (EXCLAMAN)

(LUCÍA) ¡Ay, por Dios!

Todos ellos son amantes del mar y practican kite y windsurf.

Y, además, comen habitualmente en este chiringuito,

así que saben perfectamente

cuál es la calidad que suele haber aquí.

Como siempre, nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes para cocinar y donará

el excedente que no utilicéis a comedores sociales.

Como nos fiamos plenamente del paladar de nuestros invitados,

hemos decidido que prueben los dos menús.

Eso significa que tendréis

que hacer 80 medias raciones de cada plato.

Disponéis de 130 minutos para hacer el menú completo.

¿Tenemos la prueba clara? (ASPIRANTES) ¡Sí, chef!

¡Pues, aspirantes, coged vuestros delantales

y salid "tarifando" a cocinas en tres, dos, uno...! ¡Ya!

¡"Tarifando"!

(Música)

¡Vamos, equipo azul!

¡Vamos, vamos, vamos! -¡Muy bien, Terre! ¡Muy bien!

¡Venga, chicos, los guantes y a currar! ¡Vámonos!

¡Vámonos! -Las corvinas están aquí.

¡Qué bonitas, por Dios! -¡Son maravillosas!

¡Qué bonitas las corvinas! -¡Chavales, al foso no vamos a ir!

¡No, no, señor! ¡Eso no! -Mira, tienes que decir:

"¿Al foso nosotros?" Y decimos: "¡No!" ¡Venga, dilo!

¿Al foso nosotros? (TODOS) ¡No!

¿Al foso nosotros? (TODOS) ¡No!

¿Al foso nosotros?

¡No! -¡Vamos a currar!

¡Relajaos un poco, que estáis muy estresados, eh!

¡Flo! -Carcasas de pollo, trae, jefe.

Las pones en una bandeja, sal y a tope.

Que se doren. -Vale, jefe.

¡Nico, conmigo a pelar pollos!

¡Chicos, vámonos! -¡Venga, vamos, Perico!

Ahora, las cabezas para el "fumet" van sin el ojo.

¡Ay, el ojo, por favor, qué asco!

(GRITA) ¡El ojo!

¿Tú has quitado un ojo, Perico? -Trae, hombre.

Esto con un cuchillo fino. -¡Ay, socorro, Perico!

Trae. -¡Mira, que es una bola!

¡Espera, espera! ¡Ay, socorro! ¡Ay! ¡Ay, ya lo he sacado!

(NARRA) El equipo azul tiene que elaborar, como entrante,

lomos de corvina en adobo con salsa de yogur.

Vamos a hacer el "fumet" primero. -Claro.

Sofreír primero antes de echar el caldo.

Voy a meter las verduras y luego meto las...

Tenemos cangrejos también, buenos y ricos.

(NARRA) Después preparará

un arroz caldoso de gambas y almejas.

¡Vamos, vamos! -¡Qué alegría más grande!

¿Esto cómo se hace? Yo me lo comía crudo ya.

Hay que quitarles la tripita, eh.

Colita, cuerpito y cabecita para el "fumet".

(NARRA) Y cerrarán el servicio

con piña en almíbar de tequila y espuma de coco.

Tengo mucha intriga. ¿Cómo pasaste de "Al salir de clase"

a ser la reina de Tarifa?

¿Cómo fue esto? -La vida son etapas, amigas.

Y después de "Al salir de clase", pues seguí haciendo

un par de series: "Con dos tacones"...

Y me quedé embarazada, muy deseado, muy buscado.

Y cuando eres madre te das cuenta que necesitaba

estabilidad y ya no podía estar esperando una llamada de teléfono.

Y sentí la necesidad de coger el dinerito que había ganado

e invertirlo en algunos negocios que me diesen esa estabilidad.

Esto lo montamos para Martina y Daniela.

Queríamos que tuviesen un sitio de veraneo,

como lo de "Verano azul". Y cuando lo estábamos construyendo,

vino una levantera que se volaban hasta los camiones,

amiga, hasta los camiones.

El chiringuito ha sobrevivido a la levantera más grande

de los 75 últimos años, al huracán Emma...

Bueno, no sobrevivió porque se lo llevó por delante,

pero lo volvimos a construir.

Lo que no tengo muy claro es si va a sobrevivir

a toda esta banda, como dice Pepe.

Porque esto sí que es poderío, poderío.

No quiero a nadie parado, por favor, chavales.

Juanjo, esto todo en taquitos, ¿verdad?

Sí, en taquitos todo, en taquitos en plan "mirepoix".

(NARRA) Por su parte, el equipo rojo elaborará

un tartar de atún con mahonesa picante.

¡Juanjito! ¿Me abres el horno, por favor?

¡Sí, señor! Te lo abre Nico. -Aquí está.

¡Eso tendría que estar ya puesto!

(GONZALO RÍE) A ver si te va a gustar este rollo.

(JUANJO) ¡Gonzalo, a callar. ¡Trabaja!

(NARRA) Seguirá como principal un arroz seco con pollo y verduras.

¡Si alguien tiene dudas o algo le falla,

que me pregunte, por favor!

(AINHOA) Si vais a hacer el caldo, necesito un fuego reducir.

(NARRA) Para finalizar, prepararán un mojito de melón

versionado, en este caso, se compone de melón osmotizado,

almíbar de ron y helado de lima.

Gonza, si tienes oportunidad de regalar...

No pienso regalar el pin. -¡Joder, tío! Quedarías...

No, es que ya sé por dónde vas. ¿Quedaría qué?

Como un caballero de España, tío.

Hoy vamos a hacer salto de longitud.

¡Bueno! ¡En la playa, en Tarifa!

¿Qué os parece? Con la arena, que no se corre bien.

Siempre se salta en arena.

El que llegue más lejos gana y elige equipo.

¿Vamos a ello? ¡Vamos!

Con lo que me duele la rodilla. ¡Uf!

¡Venga! ¿Estás preparado, Pepito?

¡Voy!

¡Vamooos!

(DA UN GRITO DE ALEGRÍA)

Bueno... Aquí.

No, no, aquí, aquí. ¡Oye, eres puñetera, eh!

(GRITA)

Muy poquito más. ¡Igual! ¡No, más, más!

Igual. No pasa nada.

No voy a hacer sangre.

¡Pero, Sammy...! ¿Cómo haces la recta tú?

Torcida. ¿Seguro? ¿Lo has medido bien?

Está claro, ¿no?

Es igual, un palmito. ¡Ha ganado Jordi Cruz!

¿Cómo te sientes? ¡Muy bien, gracias!

No pensaba elegir. ¿Qué eliges?

Elijo... el rojo.

Pues yo el azul.

¡Nena, el cangrejo!

(GRITA)

(JOSIE) ¡Están vivos! (LAURA) ¡Están muy vivos!

(JOSIE) ¡Son monísimos, son verdes, el verde cangrejo es mono, te diré.

(LAURA) ¡Que me da asco, ah! ¡Que están vivos, de verdad!

¡Pero dale! -Ese también,

¡ah, que me ha picado! (PERICO) Trae, deja.

Que no vamos a tener cangrejos. -Dale, que me pongo yo, ¿vale?

(LAURA) ¡Ah, ah! ¿Esto qué es?

¡Huy, que viene Pepe! ¿Esto qué es?

Te lo hemos dejado para ti. -A ese le ha tocado libertad.

Ese va empanado. ¿Tendremos para hacer caldo?

(LUCÍA) Sí. (JOSIE) Pepe, te necesito.

Voy para allá. ¡Ah! Está superduro además,

es que no lo entiendo. ¿Cómo vamos a hacer el...?

¿El fumet? Lo primero los cangrejitos con cebolla...

Vale, pero como ya los tenemos aquí.

Sí, pero era para ponerlos todos. No lo hemos explicado bien

cómo va la historia, esto para fumet.

Para el caldo, lo sé. Nada que ver con el arroz.

Ya, por eso decía que cuando lo vas a meter,

primero sacaría el cangrejo, haría la verdura y echo el cangrejo

y doraría, doraría. ¿Sí?

Vale, no, no, te pregunto. Si no, lo otro no va a pochar

va a cocer. Vamos a hacer un arroz caldoso.

Sí. No un risotto, hay diferencia,

un caldo que hierve y echamos el arroz

Exacto. Caldo suficiente

para que nos quede caldoso. Movemos un poco en vaivén,

suelta el almidón y ya. Hay diferencia, ¿verdad?

Muchas gracias, Pepe. -Tienes toda la razón.

Estás muy guapo hoy. Laura.

Dime. Vas a mandar en este cocinado, ¿no?

Voy a mandar. Eres capitana, quiero oírte.

Veo a Lucía con el mando. Pero no me verás gritar.

Ni debes, es que no te quiero ver gritar,

quiero ver que mandes. Vale.

¡Ah! Josie con el pescado,

¿crees que Josie está preparado para el pescado?

¿Josie? Mira, ven conmigo. -Es que el segundo

es muy difícil de sacar. (SE QUEJA)

Josie. ¿Qué tal ves esto?

Fenomenal, ¿es la primera vez que limpias un pescado?

No, fui a Chamberí con el pescadero.

Me dijo que... ¿En Chamberí limpiando pescado?

Sí, el primer día que llegué me dijo: "¿Nunca lo has hecho?"

Y dije: "No", y dice: "No me lo creo".

Que tengo destreza, ¿no ves que tengo manitas?

Pues, oye, tienes maña. Claro.

Equipo azul, ¿lo tenemos claro? (TODOS) ¡Sí, chef!

Vuelvo en un rato, sed buenas. Vale.

(LUCÍA) A ti que no te malmeta nadie contra mí, ¿eh?

A mí, lo que más me puede gustar es que me manden.

¡Ainhoa, cariño! -Dime, vida mía.

-Te echo de menos. -Bueno, da igual,

si nos vemos luego. -Esta gente...

Esto va a terminar en tragedia. -¿Tú sabes lo que es para mí

estar el en sur? -Me imagino.

Ver ese mar azul. -Yo no estoy en el sur,

pero a mí el mar me carga muchísimo

porque yo soy de mar también. -Oye, me vais a perdonar,

Celia y Ainhoa juntas currando tranquilitas,

el mundo está cambiando. -Esto es lento.

-¿Qué es lo que queremos? (AMBAS) ¡Ganar!

Hola, equipo rojo. Juanjo, he ganado el juego

y he decidido venir contigo porque sabes que...

Y yo... hoy te vas a quedar orgulloso de mí.

Ya estoy orgulloso de ti, ya lo estoy.

Cuéntame cómo has organizado el equipo.

Mira, Gonzalo está cortando que se le da bien los tataki.

El Nico muy de pollo, muy de guiso, está cortando pollo

y reserva carcasas. Me gusta cómo ha cortado el pollo,

lo veo bien. Cebollita la dorarás aquí, ¿no?

No, no, la doro luego la echo. ¿Aparte? Vale,

podríamos poner todo junto, pero está bien, guay.

¿Y el postre? Aquí, la Arteta, la licoreta.

Está remando, ¿ya tiene la infusión hecha?

¡Madre mía! ¿Está enfriando la infusión?

Sí. Tiene buena pinta, lo veo bien.

Está muy bueno, hazme caso.

Oye, vamos, presumiblemente, muy bien,

Vamos. Doramos bien, sacamos,

aceitito, la cebollita, el ajo, las cuatro,

y hacemos el sofrito las cuatro.

Vale. Cualquier cosa me dices.

Vale. -Juanjo, qué serio te pones

cuando viene Jordi. -Que vea que vamos serio

como nos vea de cachondeo, nos la mete.

-¿Cómo te está sentando la capitanía?

Pues muy bien, muy tranquilo, muy comedido.

Muy equilibrado. -Que te den.

(Risas)

¡Ay, la madre de Dios bendito! -Celia, esto lo necesito ya.

-Pues todavía, no, tranquilo.

Está echando más cebolla. -Sí, señor, esto no está todavía,

ni de coña, vamos, te voy a dar a ti esto.

Tenemos tiempo de sobra. -¿Cómo vamos?

-¡Bien! -¡Vamos, vamos!

Cariño, esto hay que limpiarlo. -Los chocos, por Dios.

-Ahora me pongo a limpiar. -Vale, me pongo, chicos,

con el adobo, ¿vale? -Vale.

-¿El ajo de adobo va entero o va cortado?

En el mortero. -Cortado mejor.-

-Majado o como se llame eso, o sea, machacado en el...

con la mano de la almirez esa.

¡Ah, ah! -¿Pero qué te hacen los lomos?

-Estos gemiditos tú pruébalos, Perico,

porque es que te juro que te relajarán mogollón.

-Pensarán que hago otra cosa. -No, haz un gemido

que es lo máximo, Perico. -¡Ay, ay!

Más agudo, ¡ah! -¡Ah, oh!

-¡Ah! Mueve así la cabeza un poco.

¡Ah! -¿Es así?

-Sí, un golpe de melena. -¡Ah, ah!

(JOSIE) Perico, es lo máximo. (JUANJO) Celia, dámela como esté

que termino de tostar ahí. -No, ni hablar, ni hablar, cariño.

¿Cómo que no? Se me va a refreír ahí ya.

-Apágalo. -¿Cómo lo voy a apagar, Celia?

Apagándolo. -Te digo que la quiero echar ya.

Se me está yendo de manos esto. -¿Qué te pasa?

-Necesito la cebolla de Celia y no me la da.

-Exígesela, tío. -Dice que no y no.

Que tú eres el capitán, pídesela, cógela y échala aquí.

-Vale. -Ahora, le doy la vuelta.

Celia, necesito que se me pasa el pollo.

-Lo que te dé la gana, eres el capitán,

tú sabrás lo que haces. -Rállame el tomate.

-Te digo que a esto le falta. -Claro, y la termino ahí.

-Tiene que estar tostado. -Lo tuesto ahí ahora.

¿Dónde? -Dejadme a mí

que lo tengo claro. -Haz lo que te dé la gana.

-¡Ah, dentro de la paellera?! -Sí, tío.

Vale, vale. -Como falle, ya verás.

-Dentro de la paellera que sí. -Que no se hace igual, hombre.

La cebolla tiene que estar bien pochada,

sé que es un coñazo la cebolla, pero es así.

-Ya tenía que estar eso hecho. -¿Te pones impaciente?

Pues no haber encendido las estas por diablo, si después el arroz

se hace en un cuarto de hora. Yo las paellas no las hago,

pero los sofritos los domino. -No tengo la menor duda.

Celia, el tomate por aquí encima, échamelo, ¿dónde lo tienes? Trae.

-Voy a echar tomate aquí porque si no lo echo...

¡Capitán, ¿dónde echo más tomate?!

¿Sigo haciendo tomate? -No, no.

¿No hago más? -No te preocupes, Celia,

está controlado. -¿Te dejo haciendo daditos?

-Sí, perfecto. -Y yo hago el helado

que me da miedo lo del helado. -Perfecto.

-No tienen que ser perfecto, pero más o menos.

Sin problema. (LUCÍA) Darse prisa

que vamos retrasados.

Bueno, este creo... no, por Dios, la que estoy liando.

¡Ay, Miguel como me vea! Como me vea mi hermano

limpiando la sepia así, me mata.

Yo te defiendo. -Pero, bueno, con lo que sabe él

hacer las cosas bien, yo lo estoy haciendo fatal.

Yo voy terminando de extraer estos y ya...

-Vamos con las espinas. -Claro.

Escuchadme, los lomos me los ponéis ordenados

en bandeja, estoy haciendo el adobo y cuando acabéis de poner

los lomos, le meto el adobo encima. -Vale, ¿pero no van metidos

dentro del adobo para que se impregnen bien?

-No, va en crudo y luego se mete en harina y se fríe.

Me encanta esta postura para los dolores de espalda.

-¿Cómo es? Un poquito espatarrada,

la espalda recta, las rodillas flexionadas.

Solo que te entra es cistitis, pero por lo demás...

-¿Porque te entra el aire por el mismísimo?

Ya está, ¿no, campeona?

-Sí, me pongo con el sofrito ya mismo.

Vale. -Súbeme esto, por favor,

da igual que se manche de...

Venga, chatines, que lo tenemos ahí, a tope.

-Es la guerra. -Chicos, he terminado con la sepia,

¿queréis que os ayude en algo? -Me encanta,

me está dando mogollón de envidia.

Píntame, Lucía, píntame.

Parece Leonardo DiCaprio, ¡ah, no, no!

Equipo azul, equipo rojo, traigo una muy buena noticia.

¿Ah, sí? Vamos a tener a dos campeones

del mundo de kitesurf como comensales, Gisela Pulido

y Liam Whaley. (GRITAN Y APLAUDEN)

¡Esa gente buena! ¿Contentos?

¡Sí! -Yo he competido mucho con ellos.

Con Gisela, bueno, Gisela y yo semifinalistas siempre.

Bueno, pues a ver si seguís igual de contentos con esta noticia

que os voy a dar yo: Gisela es vegana

y Liam y sus dos acompañantes son vegetarianos.

(LUCÍA) ¿Y entonces? Comprenderéis

que no podemos permitir que nuestros invitados

se vayan sin comer, así que,

equipo azul, vosotros haréis un entrante.

Entrante, entrante. Y vosotros, equipo rojo,

quiero que hagáis arroz muy rico, por supuesto, sin pollo.

Vegetariano todo, ¿queda claro? Sí.

Laura, capitana. Vale.

Terre, los veganos qué no comen. -Nada de animales ni nada,

solo las verduras y ya está -Vegetal, totalmente, vegetal.

¿Pero cómo que veganos, qué ordinariez es esa?

Pero, de verdad... -Es la dura competición

del deportista, los menús y cosas de estas.

(JOSIE) ¡Ah! Capitana, ¿tenemos plan

para el primer plato? Estamos en ello,

usaremos la verdura que tenemos. ¿Por qué no hacemos unos tallarines

de calabacín con aritos de cebolla fritos

y nos lo curramos un poquito? La pipa, una vinagreta de algo

que haya por aquí, de frambuesa, mismo.

Algo rápido, pero rico, odio cuando viene un vegetariano

o un vegano, tratarlo con lo que sobra.

No, se le da igual o mejor. Podemos hacer unos tallarines

he visto que hay albahaca, unos tallarines de calabacín,

hay albahaca y hacerlos con pesto. Tallarines al pesto, ¿vale?

Vale, pero... Un pesto rápido.

Y corriendo. Por favor, equipo azul,

caña en estas cocinas. ¡Sí, vidilla, vidilla!

Oye, dadle marcha a esto, por favor.

Venga, va. -A ver, chavales, vamos a ver,

habéis escuchado lo que han dicho.

-¿Decir, quién? -Estoy con las tres paellas,

cuatro, necesito que uno se ponga de buen rollo

a hacer una paella. -Yo, venga.

La mejor paella vegetariana que se hayan comido.

-Yo la hago. -Espabilad. Chavales, ¿cómo vamos?

Muy bien. -¿Qué pinta tiene esto?

-Cómo nos pones que nos mandes. -No digas que está malo

porque no te guste. -Intenta no escupirlo.

-¿Está bueno o no? -Sabe a lo que tiene que saber.

-De momento, está cortado espectacular.

Un corte increíble. -Lo importante, no perdáis el ritmo

que vais muy bien. -Sonríe un poquito,

no pasa nada. -Estoy a todo, cuando acabemos

nos descojonamos. -Repartiendo pistas.

-Repartimos pistas. Tajo, tajo y luego nos bañamos.

Nos queda medio kilo de atún por cortar.

-Ya está, lo acabáis y a por la salsa.

(CELIA) Yo creo que ya tenemos más que suficiente... los dados.

-Vale, ya está. -Para eso nos tocó ser pinches.

¿No queréis que cocine? Pues no cocino.

De la cebolla al tomate, del tomate al melón,

del melón a lo que fuera, se hace y punto.

Iba de pinche... pues ya está.

Equipo azul, equipo rojo, creo que necesitáis un poquito

de aire fresco y qué mejor para traerlo que el empresario

que siempre sabe cómo hacernos disfrutar,

el gran Santi Carbones. Adelante, amigo.

¡Por favor!

Bienvenido. ¿Qué tal, cómo estáis?

Santi, lo primero, gracias por habernos abierto

las puertas de este paraíso.

A vosotros por compartirlo con "MasterChef".

Al lado del mar estamos más a gusto que en brazos.

Pues eso es lo que pretendemos y os quiero agradecer

que habéis conseguido que Raquel entre a la cocina no solo

a por un vaso de agua que eso es importante

y gracias múltiples. Ya tiene más registros

que el microondas, créetelo. Oye, Santi,

tienes otros cuatro negocios en Madrid:

Tres bares de copas, un karaoke. Me encanta la hostelería.

¿Qué hay que hacer para ser el rey Midas de la noche?

Tanto como el rey Midas creo que te has pasado un poco,

pero lo más importante es disfrutar y hacer disfrutar

a la gente. ¿Te parece si entras con Samantha

a las cocinas? Que también os conocéis

de instituto, me parece, ¿no? De la universidad.

Cuando nos echaron, entonces empezaba...

Luego nos cuentas unas cuantas anécdotas.

Hay varias. Pepe.

Vamos, Samy. No le cuentes nada

a estos dos, no les cuentes nada a estos dos, por favor.

Para nada. Tú y yo tenemos más noches

que la Luna, pero eso no se lo vamos a contar, no

No. Bueno, vamos a ver a Raquel que sé

que estás deseando abrazarla, vamos, ven.

A ver si se va a poner... ¿No querrás volver con ella

ahora que sabe cocinar? Espera, que me lo pienso,

me lo pienso. Ahora es un partidazo.

Ahora es un... ¡Ay! ¿Te suena este caballero?

Sí, me suena de 13 años. ¡13 años!

Te veo supersuelta. Mira qué mano tiene.

Bueno, ¿has visto cómo quito cacas a los langostinos?

Como a las niñas. Aprovecha, que esto

no lo habías visto antes. No, no.

No, ¿y qué piensas? Que se tiene que poner

más las pilas. Mira cómo la ve, claro.

¿Tú ves rentabilidad en esta velocidad?

No, yo creo que... ¿La contratarías?

La cocina del chiringuito no la vas a llevar,

vamos poco a poco. Santi, dale algún consejo.

Pues, tranquila y disfruta. -Gracias, corazón mío.

Lo que me gusta es ver a estas parejas

que se llevan tan bien, que se separan,

que son familia para toda la vida y que no tienen peleas

y que viva la paz, viva el amor,

vivan las parejas y viva la felicidad, ¿verdad, Raquel?

Sí, señor. Vente conmigo a ver cómo va

el arroz caldoso. A ver, porque aquí

hacemos unos arroces... oye, chavales, el arroz

no puede ser menos

que el que hacemos aquí en carbones.

¿Cómo vais aquí? Necesito ya el choquito.

Ya está, ya está.

¿No está todavía el choquito? Está cortadito, falta sofreír.

Hay que meterlo ya, ya. Pero, bueno, tú eres la capitana.

Sí, en ello estoy. A ver, Laura, carácter, mando.

Que lo tengo, que lo tengo. Vámonos, por favor.

Hay que echar una mano a estos chicos, van lentos.

¿Estás tranquilo con el ritmo? Sí, pero...

¿Ves el ritmo para una cocina? Van con ilusión y energía

muy positivas. Eso dicen

quienes no saben qué decir. Acaba esa, no hagas esa y vámonos.

Vámonos, déjalos porque si no, no van a correr.

¡Vamos corriendo, chicos! Ya está, ya está.

Perfecto. -Venga, listo, reparte,

superfumet y la de cabo, ¿vale? -20 minutos para hacer el arroz

un poquito más. -Vale.

Bueno, Santi, menos mal que te quedas a comer,

porque aún no has probado nada. Vengo con el dueño absoluto

del chiringuito, el exmarido de Raquel,

¿qué estáis haciendo por aquí, capitán?

Tengo los cuatro sofritos hechos, bien pochaditos, bien hechitos

con la ñora y espero a tener las verduras, que sellen

el espárrago cortado por la mitad puesto encima para ya echarle

el fumet con las judías y a última hora el brócoli.

Pero poneos bien con el primer plato.

Superordenado, ¿no? -El primer plato tengo a tres allí.

Que sepas que Santi, para empezar, va con el equipo azul

y te va a mirar con el ojo

Normal, que va con los azules, ¡cuidado!

¿Podemos probar algo que tenemos hambre¿

¿El tartar está hecho? Están en ello, mira a ver

si está para probar. -Vamos a probarlo.

¿Qué tal? -Pero bueno, Santi.

Me encanta cómo se detectan los noctámbulos

porque quienes saludan a Santi son gente de la noche, ¿sí o no?

He oído hablar mucho de él y le tengo mucha admiración.

Sí. Oye, veníamos a probar el tartar

que aquí lo tenemos exquisito. -No está aliñado todavía.

¿No, nada, y a qué esperáis? Al último momento.

Ya, pero... El corte está bien.

Sí, y homogéneo. Sí.

Y está fresquito, fresquito. -Seis kilos.

Ahora empezaremos la salsa para aliñarlo.

El aliño es importante que sea perfecto.

Apuesto por vuestro tartar. Vais bien y rápidos,

pero quiero que esté acabado en tiempo.

¡Gracias, chef, gracias, chef! Eres un pelota.

¿Pero qué más quieres? Adiós.

Hala. -El helado al abatidor.

Ya está. -Perfecto, venga.

Bienvenidos a todos, para nosotros es un auténtico lujazo

poder estar aquí, sobre todo, disfrutando

por fin, del mar y, por supuesto, de vuestra compañía.

Os vamos a dar una degustación de los menús que han elaborado

los aspirantes. Espero que seáis sinceros

y me digáis qué equipo ha tenido mejor mano.

¡A disfrutar! (APLAUDEN)

Lucía, kilo y medio en cada, ¿vale? -Oído, capitana.

Me he pasado un poquito. -Vamos a ver, fumet,

esto está, vamos. -Está de vuelta y huele...

Lo que no tiene es punto de sal todavía esto.

-Yo el punto de sal lo haría aquí. -Sí, en cada olla.

Sí, porque si no... Laura, ¿cómo vamos?

En 15 minutos sale la fritura, ¿cómo va?

Pongo el aceite a calentar para poner el adobo.

Tenía que estar caliente ya desde el minuto uno.

Lo sé, Pepe. Va a tardar, lo sé...

Aquí hay que correr ahora.

¿Tenemos ya lo del vegano, vegetariano?

Está Lucía en ello, tiene los tallarines

que los van a salear. Lucía, necesito que saltees ya.

Voy. Oye, ¿no tendréis un delantal azul

y ya me quedo aquí y os hago los platos?

No, de verdad que hoy te quiero más.

Ya, claro, y yo te quiero un poquito menos.

Lo sé. Hay que correr desde el minuto uno,

te vi torpona. ¿Torpona?

Sí, ahora te veo arrear un poquito. Claro, es que vamos a llegar.

¿Vamos a freír? Sí.

Esto libre, placa, papel para escurrir y luego

ya montar ahí, venga. Ahora vuelvo.

¡Vámonos, vámonos!

Yo ya pongo esto, ¿voy empezando? -No, corazón.

-¿Seguro? -Todavía tiene que salir eso.

Son 20 minutos. -El que tiene que salir

es el vegano, el vegano tiene que salir con esto.

Esto ya está, la placa la tengo aquí, voy ya.

-El pesto tiene que salir con el entrante.

Volad, chavales, centrados en la mayonesa

que no la tenemos hecha. -Voy.

¡Celia, ¿esto es para los espárragos?!

-¡20, sí, correcto! -Voy al tajo.

Vamos, espabila, Flo, que lo necesito ya.

-Vale, voy, jefe. -Sale bien de verduras

para los veganos. Equipo rojo,

¿cómo vamos con este emplatado? Bien, ahí terminando

justo la salsa. Si hemos estirado platos,

deberíamos hacer el arroz. Termino esto y me lío con el arroz.

Necesitarías uno aquí, uno ahí para poder pesarlo bien, ponerlo.

Lo tengo todo controlado, Jordi. Eres un máquina, pues, ya, tío

Vale. Es curioso que estoy tranquilo

con las cuatro superpaellas y la paellita me preocupa.

Porque la hace con la calma Flo. -Con la calma, no,

la hago como hay que hacerlo. El arrocito especial

es para la campeona de kitesurf y los campeones.

Si la haces mal, ¿has visto a Pepe y Flosie correr?

Pues a ti te van a faltar patitas. Vale.

Juanjo. Necesito ir al baño.

¿Ahora? Llevo un rato buscándote ya.

Es el momento de marcar el arroz, aguántate 20 minutos.

Vale, lo que tú me digas. Venga, dale al arroz, tío.

Piensa una cosa: Mientras te pones a hacer eso,

estos tienen que montarte el tartar perfecto.

Vale. Móntales un plato

que lo tengan claro y tú, márcame el arroz cagando leches, ¿vale?

Vale. A ver, venga, va. Venga, al lío, me voy.

Vamos a ver, chicos, atendedme. -Sí.

Ponéis el molde, echáis el tartar este,

le ponéis los dos pinchitos de las hojas de arriba

y desemplatais. -Vale.

-Juanjo, capitán. -Dime.

Dos osmotizados, voy a por el tercero.

Vale, guay. -Chicos, hay que darse

un poquito más de vida, por favor.

¿Empiezo en una? -Empieza en una, Josie, por favor.

Vamos a llegar, vamos a apretarnos, ¿vale?

-Respira, Laura, respira.

Lo estás haciendo tan bien, amiga mía,

tienes que estar tan orgullosa. -Estoy cagada.

Venga, que lo tenemos, con calmita.

Esto tiene muy buena pinta. -Huele bien, ¿verdad?

-Pintón. -Laura, yo ya empiezo con el arroz.

Vale. -Lo siento, pero me estoy atacando.

Ve echándome el caldo, por favor. -Venga, señores.

-¿Estás controlando eso? -Sí, estos van a un ritmo

y estas ya van a ir a otro. -Como el azul y el rojo, corazón.

¡Ah! -Venga, te traigo la otra bandeja.

¡Vámonos, primera bandeja!

Venga, chicos, que estamos en Tarifa.

Vamos, equipo azul, vamos emplatando ya, ¿tenemos?

Venga, aquí hay pescado te puedes llevar esta bandeja.

Pónmelo suavecito el arroz para ir bien de tiempo.

¿Suave? Sí, y más caldo.

Sí. -Pepe, ¿te quieres llevar

una bandeja de pescado, esta?

Sí, ¿dónde me la llevo? Allí.

¿Allí, mejor? Vale, voy para allá corriendo.

Muy bien, jefe, ¿aquí? ¿Josie, podemos emplatar ya?

Esas sí. ¿Voy emplatando?

Con el yogur, está ahí el yogur. -Yo me encargo, Pepe.

No sé, me ha dicho: "Llévatelo para allá",

yo soy muy bien mandado y no se me caen los anillos.

Vale, vámonos. ¿Vámonos así?

Tres puntitos bonitos del yogur, venga.

Vamos corriendo, por favor.

¿Te ayudo yo? Sí, por favor, hombre,

deberíais hacerlos vosotras. Voy a probar un trocito, ¿vale?

A ver cómo están. Eso te iba a decir,

¿Josie, lo has probado? -Esto tiene muy buena pinta,

mira, mi primer pescado frito, si es que yo no frío, mi amor,

o sea, mira, mira. ¿Quién hizo el adobo?

Yo. Pues un poquito de sal,

no seas sosita, un poco de sal, Las cosas tienen que tener alegría,

date cuenta que eso lo tiene que captar el pescado,

que tenga ese puntito del adobo. Soy sosita, soy prudente.

Está como tú, sosito.

Equipo rojo, ¿cómo vamos con este emplatado?

Está quedando bien. Vale, falta terminarlo por encima,

la mahonesa picante y lo tenemos, ¿no?

Sí, chef. -Kilo cien, kilo cien, kilo cien.

Tenemos los arroces ya, vamos a ello.

Ahí está mi capitán, cómo se mete caña con el arroz,

cómo se aguanta la caca, eres un campeón, ¿cómo lo llevas?

¿Aguantas 20 minutos, sí? Aguanto, aguanto.

Venga, campeón, me cago en la mar salada.

Venga, tienes mucho curro ahí, venga.

Flo, vamos tarde con ese arroz, amigo mío.

Estoy en ello, jefe. Moja, moja.

Venga, caldito, tengo tres más por mojar.

¿Cómo va ese emplatado, equipo rojo?

Perfecto. -Bien, bien.

Venga, rápido. Estos están todos.

-Cuidado, que me meto ahí. -Huele de impresión, de verdad.

Sí. ¡Pepe, ¿cómo lo tienes?!

Yo lo tengo para sacar platos. Van saliendo.

¿Sacamos el atún primero? Sí, vamos sacando.

Venga. Camareros, por favor, sacamos este maravilloso

tartar de atún con mahonesa picante

cuando ustedes quieran, adelante, ahí.

Espera, coged estos de aquí. Estos están terminados,

señores, vámonos, venga, lo tenemos.

Camareros, ahora sí, por favor, vamos sacando.

Vamos con la comida de los veganos del equipo azul, ¿lo tenemos?

Está. Échales un poco de salsa.

Cuatro platos son estos que tenemos allí, ¿no?

Sí. Terre, seguimos emplatando.

Una pincita que hay aquí abajo, cantidades iguales.

Laura, recordad que os dije que hiciéramos unos tallarines

de calabacín con aros de cebolla frititos...

Más fácil es esto, desde luego. (LUCÍA) Sí, no nos dio tiempo

Camareros, por aquí, seguimos sacando, gracias.

Comenzamos con dos entrantes:

Por un lado, corvina frita con salsa de yogur y adobo

elaborada por el equipo azul y por otro, tartar de atún

con mahonesa picante, hecha por el equipo rojo.

Es un buen arranque, ¿verdad?

Señor alcalde, qué maravilla, qué ganas teníamos de venir,

cuánto necesitábamos el mar todos porque es necesario

y encima aquí tenéis dos mares. El Mediterráneo y el Atlántico

somos el punto más meridional del continente europeo

y la verdad, tenemos mucho patrimonio cultural

y natural y estas playas que son maravillosas

y nos han hecho famosos por el deporte de viento,

el kitesurf y windsurf, así que, estamos encantados

que estéis aquí lo disfrutéis.

Deportes náuticos, naturaleza y mucha gastronomía,

también, José Antonio. Muchísima, bueno, yo con permiso

del alcalde diré que aparte de estas playas espectaculares,

el resto de la provincia lo es con grandes playas

y la gastronomía es muy rica, sobre todo, recomendaros

la ruta del atún y la ruta del ibérico.

Vamos a ver qué tal los platos, ¿os han encantado?

El adobo me ha parecido un poquillo soso

y lo que es la salsa un poco agria y lo que es el tartar muy bueno.

O sea, ¿con cuál de los dos platos te quedas?

Me quedaría con el tartar. Tú, con el tartar, con el rojo.

Coincido con el alcalde. Pero no será por...

No, porque es que aquí estamos acostumbrados

a comer mucho adobo, en Cádiz, y nos ha parecido

un poco suave el adobo. Le faltó el vinagre.

Un poquillo, sí. Vinagre, sal, orégano... sí.

(JUANJO) ¡Vamos ya, vamos, chavales!

¡Vamos, no bajemos el ritmo!

Esto tiene una pinta maravillosa. -A ver si quedaron buenas

porque me comí el marrón de las cuatro.

Buen capitán. -Jordi, los arroces los tengo ahí,

cuando estén a puntito de socarrat lo apago y lo tapo,

¿me da tiempo de ir corriendo a mear?

¿Ahora es el momento? Escucha, escucha.

¿Oyes qué es...? Empezamos a socarrat algunos,

hay que estar muy al loro, ¿no aguantas?

Me llevo meando toda la prueba. ¿Pero es pipí o caca?

Pipí. Ah, el pipí se aguanta.

¿Me echas un vistazo y me haces el favor?

Me aguanto tres minutos, el tiempo para hacer pis.

Te lo juro. Eres capaz de irte

a mear a la playa, estás muy loco, va, un minuto.

¡Eh, ese postre lo hacemos, venga!

Perico, ¿estás con el almíbar, quién está?

-Esto yo. -Tú estás, vale.

Laura, ¿te puedo preguntar algo? -Dime, cariño.

-El postre llevaba el almíbar, la piña y...

Y la crema de coco, chicos. -la crema de coco, cariños.

-¿Alguien que...? ¿Cómo está el almíbar?

Bueno, esto está que me ha sabido muy rico, mi alma.

¡Oh, mi alma, ay, Perico, ¿dónde has dejado Segovia?!

-¡Ay, mi vida, mi vida! ¿Dónde estamos? En Andalucía, ¿no?

Todo se pega. -Tenéis que estar babeando

con el olor de ese arroz. -Huele que te mueres.

Langostinos dentro. -Muy bien, calcula el tiempo.

-Joder, esto es una borrachera, cuidado, que tiene perejil.

¡Ay, maricón, cuidado, cuidado! -¿Cómo van las almejas?

Están maravillosas, o sea, las saco ya, ¿vale?

-Sácalo, sí, sí, esto es meterlo y sacarlo, sácalo,

Empieza a sacar, aquí.

Tres, o sea, perdona, quien elija pollo

después de esto es que es tonto, así te digo, o sea.

Es que esto está luchando un menú de colegio en la playa,

de campamento absurdo, contra un menú increíble

porque esto es un menú "rasé" total.

¡Vámonos, equipo azul! Deberíamos ir sirviendo

ese arroz caldoso de mariscos. Sí, sí, está ahí.

Para que sea caldoso, hay que servirlo ya.

Vale, ¿esto está ya? Sí.

Y se va a pasar, ya lo he movido.

¿De sal? Le falta alegría, no solo sal

porque no quiero salarlo, lo que le falta

es del sofrito primero que tiene que rehogar con la sepia

y ahí le echamos un poquito

de tomate, rehoga, echamos pimentón, ¿vale?

Se nos olvidó. Le da color, alegría,

ahí queda deslavazado y luego, os digo una cosa, caldo

caldo porque es caldoso. Sí.

Vale, ¿dónde están esas almejas, Josie?

Aquí. El caldo de almejas

recupéralo y échalo, ¿vale, Lucía? Vale, venga.

Bueno, no hemos hecho un risotto porque no echamos mantequilla,

pero caldoso, caldoso... No, se me ha ido.

Se te ha ido el puntito. ¡Juanjo, Juanjo!

Aquí estoy, aquí estoy. ¡Juanjo!

Aquí estoy, Jordi. Parada, ya se puede tapar.

¿Estás a gusto, has vaciado el depósito?

Hasta arriba. ¿Sí? Vale, tapamos rápido ahí.

Ayúdeme, Flo. Mira, a ver, chicos,

os enseñaré una cosita que va muy bien.

Venga, truquito fácil, ahí está, ¿vale? El siguiente.

Reglas básicas aplicadas. Esto no vale dinero.

Lo sé, lo sé, venga, voy a probar la paellita vegana.

Pues está al palo. ¿Y eso es bueno o malo?

Jodido porque nos quedó un poco el tomate chuscarrado

y cambiamos la paella. ¿Sabes que haría ahora?

Aprovecha los laterales que falta cocción,

por el centro se te ha agarrado, dejamos así que se haga el lateral

y no hay más. ¡Ay, Flo!

Suerte que la mayoría de comensales probarán la otra

porque hay algún detallito del arroz para hablar de él.

¿Pero por qué lo focalizas todo en mí?

Porque te encargas del arroz. Perdona, que yo sea el encargado

momentáneo y a tiempo del arroz,

no podía estar 100% pendiente de esto.

¡Caray! No, caray, no.

Con el torso que tienes y el cuerpo que tienes

y cómo esquivas las responsabilidades, ¿eh?

Venga, dale caña. Hay que joderse, ¿eh?

Qué agobio, llevo ya como seis bolsas osmotizadas.

De aquí a Cádiz no va a faltar melón osmotizado,

te lo digo yo. # Que no nos falte de nada,

# que no, que no. # Que no nos falte de nada. #

Creo que hace falta más melón. -Mientras no nos digan nada,

seguimos haciendo melón. ¡Jordi!

¡Dime! Estoy estirando platos,

¿cómo llevas el arroz seco? Los tengo reposando

como Dios manda. Pues vamos a ello.

Vamos sirviendo, por favor, con rapidez.

Vamos a emplatar. Hay sitio para dos paelleras.

Pues, cógete una sin miedo. Toma, Laura, te los voy dando.

Vale, yo pongo langostinos y tú, almejas.

-Ok, claro, pues así. -Ritmo, necesito ritmo, chicos.

¡Necesito ritmo, no necesito que contabilicéis

los arroces que hay en los platos, necesito un cucharón en cada uno!

-Que no gritaba, todo se aprende en esta vida.

A ver, Celia, ¿has probado este arroz?

No. Lo vas a probar.

Lo que tú me mandes. ¿Qué te parece?

Me encanta. De cocción está bien.

¿Sabes qué pasa? Que esta vez me tocó de pinche.

¿Por qué de pinche, no te querían

en las acciones principales? No, hizo un sofrito maravilloso.

-Hay que repartir el trabajo, un día te toca de jefe

y otro día te toca de esclavo. Así es, camareros, platos montados,

nos lo llevamos, adelante. Los que tengan espárragos

se los pueden llevar. -Estos son los de veganos,

los de invierno te los doy luego.

Camareros, por favor, vamos a ir sacando

este maravilloso arroz caldoso de mariscos.

Maravilloso. ¿He dicho maravilloso?

(JOSIE) Tiene muy buena pinta, Pepe.

¡Los que tengan las almejas

y el perejil, almejas y perejil, vámonos!

Llega el gran momento: Los arroces.

El equipo azul ha elaborado un arroz caldoso de marisco

y el equipo rojo os ofrece arroz seco de pollo y verduras.

Como no hayan acertado con el punto,

me van a oír los gritos hasta en África.

(Música)

Antonio, ¡qué ilusión verte! Igualmente, bienvenida.

Aquí vivís del turismo deportivo.

Nosotros, sí, el turismo deportivo

está haciendo que rompamos la estacionalidad de los hoteles

y podemos mantener un hotel abierto los 12 meses del año

recibiendo clientes que disfrutan de este entorno y playas.

Y chiringuitos como este que estás de lujo, Santi.

Estoy mejor que en brazos y mira qué entorno.

Sí. Qué entorno y rodeado

de gente maravillosa y, nada, muy feliz.

¿Muy feliz con los platos? Pues, mira,

voy a ser un poco crítico, me gusta el sabor

del equipo azul, le falta un poquito de sal

y este me gustan las verduras. ¿Cuál te gusta más?

Hombre, me voy a quedar con el azul.

Juegas con ventaja porque estuviste en cocinas

y viste quién estaba en el azul, quiero saber la opinión

de estas dos niñas que he visto nacer

que son Martina y Daniela, hijas de Santi y Raquel

que seguro que no me mienten, a ver.

A mí, me ha parecido que están muy buenos.

Los dos muy bien, pero te ha gustado más el azul.

¡Qué raro! ¿Y a ti?

Me ha sorprendido. También te gustó más el azul.

Sí. Sí, ¡ay, ay, ay!

Contadme de vuestra madre que creo que cocina mucho mejor ya.

Sí, le dio una oportunidad a la cocina.

¿Nunca había entrado, no sabía dónde estaba?

No. -Le costaba mucho.

¿Y ahora qué, lo notáis en casa? Sí, 24 horas en la cocina.

¿Y está bueno lo que hace? Muy bueno.

¿Seguro? Para no haber cocinado nunca

lo ha hecho bastante bien. La veis evolucionar en poco tiempo.

Sí. Eso me gusta, ¿por qué lloras?

Es por la situación y por todo. Santi, me emociona tanto

que te hayas emocionado, Mira, vamos a brindar

con vino "MasterChef" que es la pera

y va con todo, con el arroz, con el atún, con todo.

Así que, larga vida a Carbones 13. Por supuesto.

¡Venga, va! -Venga, que todavía

no hemos terminado, chicos, hay que quitar cosas de en medio.

Por favor, quítame esto. Colador limpio,

si hubiera otro colador, sería maravilloso.

-Otro colador. -Guarrerías fuera.

-Sí, todo lo más limpio posible que trabajamos mejor.

Claro. -Chicos, si es por trabajar mejor.

Aquí tiene que haber litro y medio de nata

y ahora te digo la cantidad de coco, pésamelo.

-Así, lo dejo aquí, aquí está listo.

Vale, la hierbabuena ya está. -Ya está, ya está.

-Lo tenemos, 1500 gramos justos, sí.

Vale, espera, espera que yo calcule, ¿cuánto va?

¿Cuánto va ahí? -Uno y medio de nata.

-Uno y medio. -Hostia...

¿Qué?

A ver, tómate tu tiempo. -Que me he pasado.

-¿De las gelatinas? -Sí.

Vamos a ver, es muy fácil, ¿vale? Yo quería hacer litro y medio,

se ha hecho litro y medio de nata. -Ya está preparado para emplatar,

¿aquí qué queda? -Están ahora... ahora no hables.

Vale. -Hay un ejercicio matemático,

está Pitágoras dando vueltas a la cabeza.

Vamos a ver, esto eran 100 gramos de nata, 400 de esto.

Vale. -Una proporción 1:4.

-Hacemos, 100, 400, 100, 400 y ya está.

Y ya está. -Vamos a hacer lo que decís.

-Ya no sé qué hay que hacer para ganar esto,

va a ser Ferrán Adriá. -¡Vamos, chavales,

que solo nos queda el postre y lo tenemos!

¡Vamos, no bajemos el ritmo! -Que vamos al balcón.

¡Bien! Ainhoa, Celia, también, venga,

Celia, Ainhoa, las dos. Dime.

Venga. Vámonos, chicas.

Pues, venga, vámonos. Vale, el heladito una echa,

otra bate, ahí. Y echo poco a poco.

sí, poquito a poquito. El primero puedes echar fuerte

para que agarre temperatura.

No se ve nada. -Ni falta que hace.

Ahora batimos bien ni falta que hace, ¡olé, olé!

¿Estás orgulloso de tu equipo? -Superorgulloso, chaval,

más, imposible, mira cómo curramos, como máquinas.

Eres un crac. -La matalobos me calentó un poquito

que no me hacía caso. -La Villalobos.

-Ya, pero como mata a cuchillo, matalobos.

Hay que rezar para que esto salga perfecto ahora

y Perico es el rey de los sifones. -Perico Delgado

es el rey de los sifones. -Ojalá todo salga bien,

me lié con las matemáticas, me líe. -Cruzad los dedos.

Venga, Perico, que es tuyo.

¡Sí, sí, sí, sale, sale!

¡Muy bien, Perico! -¡Bravo, Perico!

La mezcla, la mezcla. -Está buenísimo, ¡uh, qué bien!

Vale, muy bien, vamos a intentar hacer tres, ¿vale?

¿Qué se celebra, qué se celebra aquí?

La fiesta del coco, Pepe, coco loco.

La piña, ¿la habéis probado?

Está muy bien de sabor, está caliente todavía.

Está caliente y se caerá la espuma, hay que emplatar ya.

¡Jordi! ¡Dime!

¿Tenemos ya el postre? Le falta el heladito solo,

tardo un minuto. Jordi, en las distancias cortas,

ganas mucho, ¿eh? ¿Te parece?

Sí. -Mira, mira lo que hace.

¡Guau, es la primera vez en mi vida que veo esto!

¿Es la primera vez que haces esto con nitrógeno?

O tienes un brazo como el mío, mira la camisa, Jordi,

voy a romper la camisa, mira qué brazo tengo,

¿me dejas un poquito, quieres mi ayuda?

Dale, nitro. Lo importante de un nitro no es...

Dale, dale. Lo importante es la cara, mira.

Mira, que nos va a mandar al equipo azul.

Eso es lo que quiere él. -Claro.

(FLOSIE) ¡Pepe, qué movimientos, Pepito!

¿Le puedes dar un besito para que se tire?

Haz el favor, haz el favor. ¿Quieres que te cambie?

Dale tú, dale tú. (FLOSIE) Déjalo, Pepe.

Échale una mano, Flosie. ¡Ay, qué bien, Pepito!

Lo haces tan bien moviéndote. Te diré una cosa

que te lo quería decir antes porque están todos tus amiguitos:

Estás muy guapo en Tarifa. Deberíamos empezar

por una relación de amistad y luego...

Lo que surja, es que quieres todo tan rápido.

Vengo de un pueblo y soy recatado. Y yo también.

Dame más vasos, más vida. -Aquí están, mi amor.

-Vale, vale, perdón.

Voy a sacar el postre del equipo azul, ¿no te importa?

Vale. Gracias, Flosie.

A ti, Pepito. Te queda muy bien el rojo.

Gracias. Tontorrón.

Yo creo que tengo posibilidades, posibilidades, posibilidades.

Vámonos, equipo azul, vamos sacando postres.

¿Podemos? Camareros, por favor. Hablando y poniendo,

hablando y poniendo. -Cogemos la espuma, va.

Venga, necesito, Terre, que seas la niña de la hierbabuena,

venga, vámonos, venga, vámonos.

¡Vámonos! Venga, echamos el heladito,

la menta y nos vamos, venga. Camareros, por favor,

adelante, los que tengan su heladito y la hojita de menta,

nos vamos, gracias. Camareros, por favor,

los de hierbabuena, la señorita Terre

está rematándolos, así que, vamos por ese lado.

¿Os acordáis cuando las espumas de sifón subían hasta arriba

y se quedaban ahí un buen rato? ¡Qué tiempos aquellos de Ferrán!

El que ha hecho la espuma y las ha medido

es para darle, de verdad, ¿eh? Vamos a rematar, último esfuerzo.

¡Venga! Venga, esto está hecho, va.

Venga, último esfuerzo. Camareros, por favor,

cántenlo ustedes como piña y coco, no digan espuma de coco

para que no nos miren mal.

Piña y coco, por favor. Para que no nos miren mal.

Y para cerrar los dos menús, dos postres:

Piña con tequila y espuma de coco del equipo azul,

y mojito de melón del equipo rojo.

(Música)

Bueno, menuda mesa de campeones, Gisela, Liam.

Tú has sido 10 veces campeona del mundo

y la más joven en conseguirlo. Chiquitita, con 10 años.

¿Y en qué reto estás metida ahora? En los juegos olímpicos

que el kite será olímpico por primera vez en el 2024.

Ahí queremos ver una medalla para España.

Ya con ir a las olimpiadas estoy feliz.

¿Y estás aquí entrenando, en Tarifa?

Sí, me mudé de pequeña y vivo aquí. Como Liam que vino de Ibiza

por las olas de aquí. Me mudé con 14 años.

¿Sí? Y no has parado de triunfar, ¿no?

Bueno, he tenido años mejores que otros, pero, sí,

he tenido mucho éxito. No seas modesto

que sé que en 2015 fuiste campeón del mundo

de kitesurf. En 2015 en la modalidad "freestyle"

y a partir de ahí he hecho otras modalidades

que se me han dado muy bien.

¿Dónde quieres llegar? A ser campeón del mundo

una vez más al menos. Os preparamos un menú vegano,

sois veganos y vegetarianos. Sí.

¿Qué os ha parecido? El primer plato

que era como el sukini que es calabacín,

para mí y el pesto estaba un poco...

que le faltaba intensidad, un poco de sabor.

¿El equipo rojo? Mejor, el arroz estaba más bueno,

para mí, las verduras estaban demasiado al dente.

Y ahora, dime un poco, ¿cómo ves los postres?

Me han gustado bastante, este me ha gustado

porque entra superbién porque es fresquito

y como hace calor y tal entra superbién.

Te ha gustado el mojito de melón, pues, nada, que sepáis

que en "MasterChef" nos sentimos muy orgullosos

de vosotros y estamos encantados de teneros aquí. Gracias.

¡Equipo azul, equipo rojo, para que veáis

que somos jueces serios, con palabra, vamos a cumplir

lo que hemos prometido! ¡Vamos ahí!

Tenéis permiso para lanzaros al mar todo aquel que quiera bañarse.

(GRITAN)

¡A bañarnos!

(Música)

(Música)

Queridos comensales, el servicio ha terminado

y espero de corazón que lo hayáis disfrutado.

Que sepáis que nos ha encantado compartir este día con vosotros.

Sois unos cracks. Estamos muy orgullosos de vosotros.

Larga vida al kite y al windsurf.

Yo reconozco que no pienso intentar volar cometas,

pero lo que no me voy a perder ni en broma son las rutas del atún,

la ruta de los ibéricos que organizáis cada año en Tarifa.

Así que no os digo hasta siempre, sino hasta luego.

Nos vemos en los bares, nos vemos en los chiringuitos.

¡Gracias, Tarifa!

¡Bravo!

(Aplausos y vítores)

(Música)

Bueno, ¿qué tal, aspirantes? ¿Habéis disfrutado del baño?

Sí, mucho. -Muchísimo.

Pero bien, pero bien. -Ya hacía falta, ya.

Se rumorea por ahí, que yo no lo he visto,

que había algún que otro musculito interesante.

Sí, Gonzalo se ha marcado ahí un oteamiento al horizonte.

Por ahí van los tiros.

Un postureo de los grandes.

Un profesional. ¿Pero qué es lo que te molesta,

que te lo has perdido?

Bueno, bueno, bueno...

sobradito. -Ay, ay, ay.

¿Me lo puedes volver a enseñar, por favor?

De todas formas tiene las tetas torcidas, también te digo.

Bueno, como si hubiéramos visto aquí a Hércules. No.

Yo he visto muchas miserias, no solo la mía.

Yo creo que en los músculos también hay miseria.

O sea, no me he perdido nada. No te has perdido nada.

Gonzalo, déjalo. La única forma que tienes

de averiguar la verdad es que me pongas a mi Juanjo

y a este ahí en camiseta, y después tú opinas.

¿Porque para ti está mejor Juanjo que Gonzalo?

Este tiene mucho más músculo que esto.

No, no, yo estoy de acuerdo, voto Juanjo.

Bueno, yo creo que el debate de mister camiseta mojada

vamos a dejarlo para otro día. Vale.

Porque ahora tenemos un veredicto muy interesante que dar.

A ver qué tal. Estamos en la quinta semana

y no sé si ha sido por estar en la playa, por la energía del sol

o por el buen rollo que aquí se respira,

¡pero el caso es que hoy os habéis lucido!

¡Nos ha encantado cómo habéis trabajado!

(Aplausos)

De verdad, os hemos visto a todos trabajar disfrutando

y yo creo que en parte el secreto del buen servicio

que hemos dado hoy es eso, lo bien que os lo habéis pasado.

Gracias, chef.

Este piropo no nos va a salir gratuito.

Hombre, claro. -Lo tengo más claro que el agua.

Equipo rojo, me ha gustado mucho veros trabajar hoy.

Desde el primero momento Juanjo os ha organizado muy bien

y habéis ido siguiendo sus órdenes.

Aunque es verdad que algunos a regañadientes. ¿No, Celia?

No, porque Samantha me ha enseñado que los sofritos

son "chup, chup, chup". Y eso lo tengo muy clarito.

Y le decía: "Déjame que se poche bien".

Pero como es tan impaciente pues acabó llevándose.

Juanjo, por alusiones.

Que o se lo quito a la "descui" o una mano que meto.

A la "descui". -Eso no es verdad.

Es un decir, coño. Tú me lo querías dar, Celia.

Yo creo que las cosas tienen su ritmo, en la cocina donde más.

Y en otros sitios también. -Pues ya está.

Bueno, la cosa es que egos o no los platos han salido a tiempo

y han salido muy bien.

Muy bien. El tartar ha sido un éxito,

y no me extraña porque he visto a Gonzalo y a Nico currantes,

sin levantar la vista de las tablas,

cortando atún como hormiguitas, tenaces... muy bien.

Por si luego tal...

(Risas)

Por si luego no podemos.

La mejor frase en años. Y lo mismo con el postre, Ainhoa.

Te han dado una gran responsabilidad con él

y has cumplido. Me alegro. Gracias, chef.

El melón estaba muy rico y con el helado os habéis puesto

ahí arrimando todos el hombro y ha salido muy bien.

Gracias, chef. Felicidades también.

Celia, ¿qué te pasa que estás como seria?

No, es que yo creo en el equipo, y el equipo es uno.

Y entonces todo el mundo ha trabajado muy bien,

y yo me siento orgullosa.

En eso estoy de acuerdo contigo,

pero es que hoy era él el capitán y ha hecho un arroz,

con polémica o sin polémica, de sofrito.

No, el arroz estaba buenísimo. Ha quedado muy bien.

Y en eso, Juanjo, te quiero felicitar.

Gracias.

Primero porque hemos visto de nuevo al Juanjo disfrutón,

a ese que se entrega a tope, porque tú solo has controlado

las cuatro paellas, que era muy complejo,

y han salido en su punto justo.

Muy buen trabajo, Juanjo. Gracias.

Flo, esto que estábamos diciendo es sobre el arroz de pollo,

porque el vegetal se ha agarrado, verduras duritas...

te ha faltado chispa.

Tenías que hacer arroz para cuatro, Juanjo hacía para ochenta.

¿Eh?

Le faltaba a eso una costillita de cerdo o algo más...

que te deje un buen sabor de boca para luego echarte la siesta,

porque lo vegano se te va a un pie y no se nota nada.

Voy con mi equipo.

Ten fe.

Coge fuerza.

Coge fuerza.

Equipo azul, hay que decir que vuestra alternativa vegana

tampoco se lució en exceso, porque esos espaguetis de calabacín

con ese pseudopesto nos hemos brillado con ellos.

No son platos representativos con lo que ha ocurrido,

porque con el resto de elaboraciones es verdad

que os he visto darlo todo, ¿eh?

Por ejemplo, Josie, esa corvina que tanto cariño has cortado

y que no es nada fácil.

Yo te diré que no te pega nada,

pero lo has hecho maravillosamente bien, de verdad.

Gracias.

La fritura ha estado muy bien pero qué pena que el adobo

no acompañase a ese corte, porque no sabía, estaba sosito.

¿Estamos de acuerdo, Laura? Estamos de acuerdo.

Era un pescado frito sin más.

Soy muy miedosa con las cantidades, sobre todo con la sal.

Estoy de acuerdo contigo que te sientes un poco miedosa.

Y es verdad, porque arrancaste la capitanía justo así,

insegura, dudando. Hombre, cómo no voy a dudar.

Pero según iba avanzando la prueba

te has ido creciendo hasta el final.

Te puedo decir, Pepe, que ahora mismo no sé lo que he hecho.

Te falta, Laura, confiar un poquito más en ti.

No tengas miedo, ¿vale? Vale.

Y bueno, sobre el postre, Terre y Perico,

podría haber estado un poquito mejor, ¿eh?

Porque os lo habéis currado. La piña estaba muy bien

pero la espuma no ha quedado bien.

Alguien no ha medido bien la gelatina.

Yo, yo. Laura...

Yo he entrado en un bucle matemático

del cual no he salido todavía.

Todo lo que hagas en un sifón o de postres es matemática pura.

Sí, lo sé. Si no controlas las cantidades

no sale como debe salir.

Es una pena, pero tengo que reconocer

que no es la única imperfección que ha habido.

¿Aún hay más? Porque el arroz parecía

que íbamos bien y no hemos controlado las cantidades.

Nos quedado cortos de caldo, porque al final parecía

un arroz más bien meloso. Sí, chef.

Por no hablar del sabor.

Lucía se quedó ahí, qué pena, a medio gas.

Pues sí. Y es una pena y una tristeza

porque le habéis puesto mucha actitud, muchas ganas,

voluntad, pero ha faltado un poquito de perfección.

Pienso que estamos muy igualados.

Yo por Raquel y por Josie necesito sacarlos del foso.

Si yo tengo que ir al foso,

que llevo cuatro semanas sin ir,

voy, pero ellos lo necesitan.

Aunque los dos equipos habéis trabajado muy bien

el resultado pues no ha sido igual de brillante para todos.

Así que el equipo ganador de esta prueba es...

el equipo rojo.

(GRITAN CONTENTOS)

Qué bien, tío.

Contento no, lo siguiente.

Siento mucha paz de haber hecho un mal plato

y ahora hacer el mejor,

que Jordi me haya dicho tantas cosas bonitas.

Me ha llegado al corazón.

La siguiente vez le voy a dar más todavía.

Raquel, no sabes la pena que nos da

que no hayas podido ganar en un día como hoy.

Me siento triunfadora, creo que hemos triunfado todos,

en carbones, en Tarifa...

Y, vamos, yo me voy muy agradecida y muy feliz.

Si tú estás contenta todos estamos contentos.

Yo recordaré este día como uno de los más felices

para mi baúl de los recuerdos. Te lo digo en serio,

este día va a ser difícil de olvidar.

Desde luego. Josie,... otra vez al foso.

Yo soy especialista en foso.

Tengo el look; es lo más importante.

(Risas)

Me da igual. ¿Nos puedes adelantar algo?

No. No te voy a adelantar nada.

Equipo azul, nos vemos en el foso. Mucha suerte a los seis.

Muchísimas gracias.

(Aplausos)

(Música)

Regresamos a las cocinas después de disfrutar de la belleza

de las playas de Tarifa y de una prueba

en la que los famosos lo han dado todo

y han trabajado con una entrega ejemplar.

Ay, cajita...

A pesar del esfuerzo los aspirantes que vuelven con delantal negro

no pueden bajar el ritmo, tienen por delante un tercer reto

en el que se jugarán su permanencia,

y lo harán enfrentándose a la tan temida repostería.

Bienvenidos a todos con esa elegancia

que os caracteriza, por favor. Gracias.

Si tuviese que elegir modelo no sé si me quedaría

con la Terre o con Josie. ¿Qué combinaba con el negro?

Pues rojo. Era o ganar o ayahuasca, es lo que había.

(FLOSIE) Pepe. Perdóname un momento, Pepe.

Es que estoy un poco triste.

Pues lo pasamos de maravilla en la playa.

Ya, pero parece que nuestra relación se está apagando.

De eso nada, tengo un barco alquilado.

¿Para mí y para ti? ¿Solitos? Cenita en barco. ¿Te gusta la idea?

Ya parece que me da un poco más de subidón, pero estoy...

Vamos poco a poco. Yo las relaciones tan potentes...

Vale, yo lo que tú me digas.

¡Ya ha subido! ¡Ya ha subido!

(Risas)

No hay necesidad. Me encantas.

(Risas)

¿Es que estaba preocupadísimo por todo lo que pasó antes?

No, que has querido tener la relación como demasiado tensa

y muy fuerte. Ya.

Huy, qué bonito. -Claro, yo lo entiendo.

¡Huy, huy, huy!

Bueno, Pepe, es que estaba súper preocupado.

¿Quieres cosquillitas? ¡Ay, Pepe!

¡Ay! ¿Te gusta?

(Risas)

¿Ves? ¡Se acabó lo del banco, me has traicionado!

¡No me digas eso! ¿Por qué te dan esos arrebatos?

Porque es que me apasiono.

Ya. Vale.

Guárdalo todo para el barco.

Ay, sí, lo voy a guardar todito para el barco.

Y dame un besito.

Con eso me apaño, para un ratito pequeño.

Yo estoy un poco disgustado con Pepe porque en la prueba

de exteriores me ha tratado un poco mal,

entonces la relación se ha enfriado.

Pero ahora parece que dice que tiene un barco para salir

y me he vuelto a recuperar la ilusión.

Gonzalo, llevas el delantal blanco,

mantienes el pin de la inmunidad. Claro.

Y el atún que preparaste, todo un éxito.

Tus triunfos han generado desconfianza

entre tus compañeros una vez más.

Hombre, es que no saber cocinar y estar en el programa cinco.

Ahí lo llevas. -Encima con pin.

Y encima con un pin que te ha caído...

es que no me acuerdo cómo te ha caído eso ahí.

Lo dije en la prueba anterior,

que Terre ha sido un apoyo moral importante.

Y el pin se puede regalar, ¿no? -Sí.

Vamos, digo yo, que la generosidad funciona así,

que tú das y también recibes de vez en cuando.

Como podéis apreciar todo el mundo se alegra mucho de...

de la victoria en la primera prueba,

todos son abrazos, felicitaciones. Pero bueno, de momento va bien.

Josie, veo que has cumplido tu promesa de venir con un modelazo

a pesar de que te toca cocinar en esta prueba.

Sí. Explícame qué significa.

Es look de monaguillo, lo máximo Valverde.

Además, tengo unas ganas de que subáis al balcón,

porque así nos dejáis espacio, que el foso está muy concurrido.

Josie, te veo muy sofisticado, pero creo que no definirías así

el menú de la prueba anterior, el que ganó.

Era de colegio total.

Yo lo que he aprendido más de "MasterChef" es distinguir

entre colegio, casa, palacio e IBEX 35.

Y su menú era colegial.

¿Quién quiere arroz con pollo en Carbones 13?

O sea, es de estar mal de la cabeza.

¡Oye! -Era paella.

(JOSIE CANTA) # Bailemos el Bimbó, Bimbó, Bimbó, #

# que está causando sensación. #

A ver, Josie...

(TARAREA)

Verás, verás, verás...

Envidioso, que lo que tienes es una envidia que no veas.

Yo tendré mucha envidia, pero cuando te toque el foso...

Me tocará, me tocará, me tocará.

Cada vez tengo más cultura de foso, sé cómo manejarme ahí.

Que pase lo que tenga que pasar.

O sea, si me voy hoy voy a tapizar ese sofá con esta falda.

Me despido de todo el mundo y me lo he pasado genial.

Laura, me interesa saber qué balance haces de tu capitanía.

Yo estoy contenta porque lo sacamos.

Y muy bien.

Pero... bueno, ya me he quitado esa cosa.

Juanjo, a ti te hemos visto muy resuelto con esa capitanía.

Diste órdenes, gestionaste tareas, modificaste elaboraciones.

¿Te sientes cómodo mandando y organizando?

Me lo paso bastante bien y se me da bien.

La verdad que sí, me gusta ser capitán.

Pues lo hiciste muy bien. Estoy muy contento.

He venido con muchas ganas.

¿Y tú, Celia, te has acostumbrado

a recibir órdenes en lugar de darlas?

¿Obedecer? Sí.

No. Pero bueno, hay que hacerlo.

Todo en la vida es acostumbrarse.

Se está acostumbrando al balcón, ya quinta semana.

Que las llevas muy contadas, ¿no?

(IMITA A RAJOY) Celia es una mujer que conserva

el palco ahí en el foso superior.

Porque al final todo es foso, no nos equivoquemos.

Yo ahora sé que me echa de menos, pero si yo estuviera aquí

estaría concursando con una pantalla de plasma.

Es lo mejor; distancia, pasar desapercibido.

Mariano, no te sirve. La plasma aquí para nada.

Bueno, pero estás y no estás. -Aquí cocina.

Creo que...

(Risas)

¿Dónde estamos? -Anda, vamos.

Yo soy registrador y me lo estoy llevando muerto, Celia.

Eso es verdad. -Y jugando al mus.

Bastante más que cuando estaba en la política.

Estoy haciendo cocina y todo.

Voy a venir a "MasterChef" la temporada que viene.

¡Mariano Rajoy viene a "MasterChef"!

Y viva el vino, que es lo que más gusta a todos.

Mariano, delantales blancos, podéis subir a la galería

y disfrutar de este reto.

¡Adelante! ¡Venga!

Madre mía. ¡Suerte, chicos! -Suerte.

Subir al balcón es... es un respiro enorme.

Ya se me despierta la sensación por dentro

que me dice el diablillo: "No te lo creas

porque a la siguiente semana vas a estar ahí abajo".

Aspirantes, os enfrentáis a un nueva caja misteriosa.

A la de tres quiere que levantéis las cajas todos a la vez.

Una, dos y tres.

(TERRE) Anda, qué bien.

No me lo puedo creer. (NICO) Oye, mola mucho esta prueba.

A mí con las pestañas no me va bien esto.

¿No? Lucía, ¿qué harías con ese antifaz?

A mí me viene fenomenal

para que se me desarrollen los otros gustos, el olfato...

Para recuperar los otros sentidos.

Bueno, hay que ser positivos, hijo. Claro.

Perdí el olfato hace como seis años.

Yo no estoy nunca enferma pero se me bajaron las defensas

y ahora lo estoy recuperando gracias a acupuntura y homeopatía.

Raquel, ¿tú cómo lo utilizarías?

Ahora que sé que habéis sacado de vinos MasterChef

me encantaría probarlos todos. -¡Una cata!

Hacer una cara ciega del vino. ¡Eso, mira qué buena prueba!

Enseguida os vamos a explicar para qué son esos antifaces.

Pero antes, por favor, colocaos delante de cocinas.

Yo muchas veces pienso que los jueces

en vez de ser jueces son humoristas.

Yo cuando he visto esto me he imaginado

perdiendo los dedos. Los diez, ¿eh?

Vamos a daros una pista sobre qué tipo de prueba tenéis

por delante con la identidad de nuestro próximo invitado.

Ah, tenemos un invitado...

Se trata de un arquitecto de sensaciones dulces

por cuyas venas no corre sangre, sino chocolate.

¡No me lo puedo creer! -Un maestro chocolatero.

Adelante el campeón absoluto del World Chocolate Masters,

David Pallàs.

(Aplausos)

Qué tal. Buenas, ¿cómo estamos?

¡Ay, por favor! -Ay, ¿qué es eso?

Todavía no había caído ninguna prueba de repostería,

pero nos lo estábamos empezando a oler.

Vienes bien acompañado de chocolate, ¿eh?

Sí, como siempre. Oye, llevas más de veinte años

entregado a desarrollar dulces con cacao,

y los has convertido incluso en una filosofía de vida.

Pues sí. ¿Eso qué significa de "soy cacao"?

Ajá...

Bueno, pues yo mi mundo, mi vida, gira en torno al chocolate.

He llegado a tal punto que incluso la escuela

la vamos a integrar dentro de casa.

Además eres un apasionado de la investigación.

No tienes miedo en combinar

por ejemplo chocolate con algas, verduras, flores...

¿Cuál es la mezcla más sorprendente que has realizado?

A ver, estás mezclando constantemente.

Supongo que como vosotros, que no paras de investigar.

Hemos hecho bombones de calçots,

he hecho bombones de anchoa, de roquefort.

¿En serio?

De todo lo que te puedas llegar a imaginar:

unas patatas fritas con un praliné de avellanas y chocolate con leche.

Ah, eso lo meriendo yo casi cada día. Sí, ¿te acuerdas?

David, haz lo honores y muéstrales que esconde

esa cajita de chocolate.

¡Ooooh!

Por favor, yo quiero una para mi cumpleaños.

Es preciosa.

Yo no me iba a casar, pero si me caso...

Yo sí me voy a casar con mi Vero,

y con una tarta diez veces más grande que esa.

El último reto de la noche consiste en hacer una réplica exacta

de esta tarta.

¿En serio? -Por fin una prueba fácil.

Ha llegado el momento de desvelar qué significan vuestros antifaces.

Ah, claro, sin mirar. Lo vamos a hacer sin mirar.

Vais a realizar vuestra primera cata a ciegas.

¿En serio? -Tenemos que reproducirla

sin saber cómo es por dentro. Así es.

Qué bien, me has quitado un peso... Ahora mucho mejor.

Uf, menos mal.

Justo lo que querías. ¿A que sí? -Gracias, David. Gracias.

Aspirantes, poneos el antifaz.

Al lío.

Yo no quería hacer esto, pero lo voy a hacer, ¿vale?

Yo... jo, me va a costar mucho hacer esto, ¿eh?

Llevo pestañas postizas.

¿Vale?

Vais a conseguir que desvele todos mis secretos de belleza.

A mí no me gusta nada esto de tapar los ojos

porque me gustan las cositas a cara descubierta.

Me he quedado sin nariz.

Aspirantes, lo que tenéis ante vosotros aunque no lo veáis

es una deliciosa tarta que se compone de diez capas.

¡Anda!

A través del gusto debéis descubrir de qué está compuesta cada capa.

Así que memorizad el orden en el que están dispuestas,

porque tendréis que hacer una reproducción exacta.

¿Entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

Bueno, regular, chef.

Lucía, ánimo, anda.

Cata a ciegas, reproducir algo que ha hecho este hombre

que lleva toda la vida y que es un experto y que es un...

vamos, es imposible, yo no sé hacer eso. Es imposible.

Es, vamos, imposible.

Huy, aquí hay duro.

Claro, es una tarta.

¿Podemos comentar con los compañeros?

No, porque es una prueba de eliminación.

Esto es difícil, ¿eh?

No sé lo que es, pero está muy bueno.

¿Esto qué es? -Ni idea.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

Tiempo. Termina la cata. No os quitéis el antifaz.

Con el gusto que yo tengo esto es...

esto va a ser una tarta de cumpleaños infantil.

¡Ah! ¡Huy, chiquillo!

Terre, ¿cómo ha sido catar con antifaz?

Una experiencia muy bonita. Ahora, también os voy avisando,

igual lo que yo propongo no sabe igual.

¿Vale? Sí.

La intención es lo que vale. -Lo tengo clarísimo.

Ahora que han disfrutado del placer de probar tu tarta,

dales un consejito. O dos.

O la receta. -O tres.

Ante todo organización. Veamos a ver qué tenemos de frío,

qué tenemos de horno y organizamos un poco.

Qué generoso eres.

Aspirantes, ha llegado la hora de la verdad.

Tenéis que replicar exactamente

la tarta de David Pallàs que habéis probado.

¿Podéis pedir a producción que venga ya mi coche a recogerme?

(Risas)

¿No te vas en bici? No, es que de noche es peligroso.

Para elaborar la tarta contáis con 120 minutos.

Me sobran... 90.

Y en el supermercado encontraréis dos cestas para cada uno

con todos los ingredientes necesarios.

Ahora sí, ¿estáis preparados? (TODOS) ¡Sí, chef!

Por decir algo.

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno... ¡adelante!

¡Vamos, vamos, ánimo! -¡Vamos, chicos!

Uf, pero Samantha...

¡Qué de cosas! -¿Perdona?

Uf, qué de cosas. Hay mucha cosa ahí.

Oye, pero por favor, Samantha, que esto pesa muchísimo.

Perico, ayúdame. -Voy, voy, voy, voy.

Perico, no me ayudas.

Gracias, Perico.

Qué tío más más más grande.

El gran Perico Delgado.

Perico ha dicho: "Pues ya que me voy,

me voy siendo un caballero". -Claro, haciendo amigos.

La falda me la quito.

(CANTA) # Bailemos el Bimbó, Bimbó. #

Madre mía. -Me está entrando un mal ya.

Ya está, ya puedes cocinar, Perico.

¿Ah, sí? Sí, adelante.

Se queda mirando.

Pero qué se trata de hacer la tarta esa, ¿no?

O un arroz con leche.

No digas que no sabes por dónde empezar.

Perico, acuérdate que estás en "MasterChef",

pero de hace cinco semanas.

Pero vamos a ver, ¿y qué hay que hacer?

Que no sé por dónde empezar.

Es que no sé por dónde empezar.

Yo creo que nos ponen a prueba

para ver cómo reaccionamos ante la presión.

¡No sé por dónde empezar!

¿Y esto para qué es?

A ver si sabe a algo, es como una gelatina.

(FLO) Hola, David. ¿Qué tal, Flosie?

Me encantaría recibir tus clases, ¿pero sabes qué pasa?

Que yo soy una persona muy leal y tengo ahora mis cosas con Pepe...

Pepe, no sé, a lo mejor te molesta.

No, no me molesta nada porque yo entiendo que estos brazos

que tiene de gimnasio David.

Esos brazos, moldeando las tartitas y esas cosas.

A ti no te importe, ¿eh? Que si tú tienes que ir

detrás de David yo lo entenderé.

No, no me gustan las relaciones abiertas, Pepe.

Perico, ¿ya estás haciendo cosas?

Estoy rebobinando a ver cosas que sé, pero...

Oye, el tiempo va corriendo y estamos aquí haciendo el gili...

¿Puedo bajar, Pepe, a darte un beso?

Pero por la escalera. Sí, baja por ahí.

¿Bajo por aquí?

Oye, no seas borrego, que eres un borrego.

Eh, tú, "abájate".

"Abajáte". -¡Vamos!

Al favor, que me da miedo. -Iremos así en el barco, Pepe.

Ten cuidadito.

Ay, qué miedo, tío.

O sea, es que estoy bloqueado.

Es imposible. Es imposible.

Voy a picar esto por hacer algo.

Bueno, pues nada, a ver si quedamos, David.

Cuando quieras, Flosie. -Y así hacemos honor a tu apellido:

"pallá, pacá, pallá, pacá..."

44, 45, 46, 47, 48, 49... 50.

Este ya está pesando y todo.

Que si ha llegado mi coche de producción.

Está al llegar, está al llegar.

No sabes por dónde empezar, Perico.

Oye, una pistita o algo. ¿No, David?

Tú ponte en mi lugar, que sé que es complicado.

Bueno, ¿qué capas lleva? Que no nos oye ahora la Terre.

No, no, que no sueltan, no sueltan ni prenda.

Empezamos abajo con...

Empezamos abajo con una capa de cookie americana,

otro piso de cremoso de café, cremoso de crema catalana,

gelificado de frambuesas, cremoso de cacahuetes Eagles,

crujiente de patatas chips con praliné,

tiene un bizcocho de frambuesas, uno de chocolate sin harina...

Y terminamos arriba, porque es muy importante

la posición de las capas porque si no se viene abajo.

El peso, la estructura...

Entonces lleva una mousse de vainilla que es la última capa,

que si la pones en medio se te desparrama todo.

Y un glaseado que lleva...

Un glaseado espejo brillante

que lleva glucosa, azúcar gelatina y demás.

¿Qué vas a pesar, Perico? -Voy a hacer una crema pastelera

a ver si me acuerdo de la fórmula de Pitágoras.

Hoy realmente es una prueba de actitud. ¿Por qué?

Porque es una prueba imposible. Sí.

Es muy difícil de hacer y eso va a demostrar quien sabiendo

que es muy complicado tiene capacidad de decir:

"Es muy complicado pero haré todo lo que pueda".

(TERRE GRITA)

Huy. Perdón.

Pero con el trabajo que tienen y la velocidad que llevan

es que están totalmente superados.

Una pista, no sé... algo.

Abajo una galleta.

¿De verdad? -Algo horneado.

Tenemos aquí una galleta preparada.

Sois muy malas personas.

Mira, yo me tuve que aprender las recetas de cabeza,

porque como tengo muy mala cabeza lo hago en canciones.

Y entonces decía para hacer el bizcocho...

(CANTA) #Claras con azúcar, yemas con agua,#

#harina, harina, harina e impulsor.#

Y así te aprendes la receta del bizcocho.

Es muy importante en cocina tener las cosas claras, ¿no?

¿Si no las tienes claras qué haces, el panoli?

La Meroño está intentando montar

lo que no ha montado en su vida la pobre.

Mira la Caperucita Roja qué máquina.

Sí, sí.

El Josie sabe, ¿eh?

El único que lo tiene claro. -Lucía algo hará, seguro.

Estoy fatal, estoy fatal...

¿Qué pasa? -Está Lucía llorando.

Estoy fatal, Laura, tía.

¿Qué te pasa? -Me he bloqueado.

Madre mía.

¿Qué le pasa a Lucía?

Piensa todo lo que sabes hacer de repostería,

piensa en la crema pastelera, piensa en la mousse,

piensa el bizcocho, piensa todo y monta las capas.

¡Vamos, Lucía, cariño!

Yo pensaba que me iba a ir. -No, no, no.

¿Qué pasa aquí? Os la dejo.

Ay, pobre. Pobrecita...

¿Qué le pasa a la mujer más grande que un castillo?

Pues que no, no puedo. ¿Por qué no puedes?

Porque me bloqueo.

Tú tienes fuerza para esto y para seis tartas más.

Te has cargado a la Bosé.

Si me haces la tarta de Pallàs me quedaría alucinado.

Pero dices: "Voy a hacer un bizcocho, lo voy a poner abajo".

Se trata de eso, de lo que tú sepas hacer que lo pongas ahí.

No te importe, olvídate ya de la de Pallàs.

Haz las capas que sea. Házmelas, puedes.

Gracias. Dale, dale.

Eso que tú puedas poner ahí, ¿vale? Venga.

(CELIA) Venga, Lucía. (NICO) Haz tu tarta.

Joder, es que se me...

No sé qué coño, con perdón.

No sé lo que pasa, no lo sé.

No lo sé.

A ver mi cabecita...

Esto y esto con...

Perico, no te duermas, ¿eh?

Perico está haciendo una crema pastelera y ya está,

y tan tranquilo ahí todo el rato.

Perico, muy buena pinta las natillas.

¿Te imaginas que expulsen a cuatro a la vez?

Pues no. ¿A cuatro a la vez? ¿Pero qué dices?

Nos están tomando el pelo. Yo entiendo que he sido el rival

más fuerte durante cinco semanas y algo había que hacer al respecto.

¿Es una buena idea? Por supuesto.

¿Van a conseguir que me vaya? No.

Y a mí que me da que esto es poco.

Esto lo mueves...

No es el primero ni el quinto pastel que hace seguro.

Perico va tranquilo, él va... -Treinta pulsaciones.

Aunque ellos me ven muy tranquilo, bueno, mi cabeza no está tranquila,

va a mil revoluciones pensando un postre para salir de...

de ese paso en el día de hoy.

¿Qué prefieres, hacer tartas o subir el Mortirolo?

Joder, el Mortirolo, mucho más fácil.

No tiene ninguna dificultad.

Acordaros los que estáis en casa,

cuando ponía 30 en el rojo yo lo he metido.

O sea, que vamos a mirar a y treinta y cinco a ver si está.

¿Esto es la masa de un bizcocho? Madre mía.

Laurita, ¿cómo vas? -Haciendo una tarta.

Vale, muy bien.

Tarta de manzana de mi madre. -Guau, qué buena.

Perico, estate tranquilo, que no pasa nada, tío.

Me ves nervioso, ¿no?

Los nervios lo mismo te hacen perder, tío.

La que estoy liando. -Perico, hazte una infusión.

No lo estoy haciendo bien.

Tú no necesitas eso, Perico, por Dios.

Sería preocupante, ¿no? -Se te quita el pulso.

Tú recuérdame el bizcocho, ¿eh? Que yo no doy abasto.

Me encanta montar la nata.

En mi infancia en la Palma del Condado,

provincia de Huelva, que vivía al lado de la confitería

como los meses de agosto que hacía una calor,

hacía como 1.500 grados Fahrenheit a la sombra,

pues a los niños nos mandaban a la confitería a hacer pasteles.

Así que vais a ver que se nota, que hay cosas que se quedan

en la memoria, que me van a servir mucho hoy.

Lucía. -¿Qué?

Resetea, tía.

Estoy... es... es... no sé qué me pasa, no entiendo.

Pobrecita, Lucía está destrozada, tío.

Es que no entiendo. -Qué difícil.

¿Qué tal, Lucía, cómo vas? Fatal.

¿Qué tal? ¿Cómo estamos? ¿Más tranquila?

No, y no sé por qué venís. Si aquí algún culpable, Lucía,

es este señor. Ya lo sé.

Bien, me alegro. Gracias. Cuéntanos qué tienes.

Nada. ¿Cómo que no? No digas eso.

Sí, que veo cositas por ahí. Huele a algo.

Huele. Huy, si no se quema.

No sé ni cómo lo llamáis, esto. -Está bien.

Pero ya está, ¿eh? Sí, yo lo sacaría.

Yo lo sacaría ya. -Sí.

Y luego pues tengo... mira, he hecho una nata montada

que quería ponerle un poco de café creo que había...

¿En la nata? yo... -Lo pondría en otro lado.

Lo pondría en la mantequilla.

En una mantequilla, ¿verdad? Es verdad.

Yo tengo dos merengues, o tengo dos natas,

y a una le echo un saborizante, a otra le echo otro,

y ya tengo dos capas. Y me quedan unas cuantas más.

Fíjate lo que te traigo, "La Biblia de MasterChef".

Esto es un libro muy especial porque trae las mejores recetas

para todo tipo de platos.

También hay repostería, que te va a venir muy bien.

Vas a encontrar técnicas, trucos,

información de productos. Eso me han dicho.

Pues ya no te lo tienen que decir. Impresionante.

Libraco. Bueno, es la "Biblia". -Sí, sí.

No si estoy deseando, y también para el emplatado.

¿Lo puedo mirar ahora? Claro, saca alguna idea.

Muchas gracias. No, guárdalo con cariño.

A ver si sacamos algo. Hay que montar algo, Lucía.

Pero estamos aprendiendo. -Ánimo.

Venga, de eso se trata. Suerte.

¿Que estás, haciendo pan, Perico? Sí.

¿Con chorizo? -Para la tarta.

¡Vamos, Perico! ¡Vamos, Periquín! -Venga el cemento armado.

(FLO) Venga, Lucía, no pasa nada.

Gracias, bonito.

Oye, espectacular este, ¿eh? -Sí, ya tengo dos plantas.

Te da tiempo a hacer otras ocho más.

(JUANJO) ¡Vamos, Laurita, dale caña ahí!

Dale caña ahí, Laurita.

(TERRE) Perico, cuidado que van. Venga, pues os espero aquí.

Cuéntale de qué estabas haciendo pan.

Cuéntame, Perico.

Bueno, eh... ¿Qué estás haciendo?

Voy a ver si soy capaz de hacer unos canutillos.

¿Canutillos? Qué mono.

Pero esto es una tarta de pisos.

No, yo no voy a hacer tarta, David.

Yo ya he pedido el coche. Tranquilo, Pepe.

Un canutillo abierto igual es un piso.

Igual es un bizcocho. Con la misma masa del canutillo.

Qué fáciles.

De momento qué tenemos, cuéntanos.

La crema pastelera, la masa para el canutillo.

¿Nada más? Sobra.

Bueno, de aquí te salen dos sabores, o tres.

Qué sinvergüenza es Perico. Y de ahí te salen otros dos.

Pepe, que está viniendo el coche. El coche de producción.

No puedo con él.

No puedo con él.

En fin, te hemos dado ideas. Ya, ya.

Perico, te quiero ver correr.

Por eso, dadme conversación. Yo necesito conversación.

Vámonos de aquí. Venga, Perico, suerte.

Qué grande es este tío... Perico.

Mantequilla...

¡Ay! ¿Cuánto queda ahí? Yo no sé ni lo que queda ya.

Llevamos una hora, ¿eh?

Aspirantes, habéis consumido la mitad de vuestro tiempo.

Os queda 60 minutos. ¡Cállate!

(Risas)

(Risas)

Escucha, Perico, tienes que hacer también de patata.

No te olvides de ellas.

Pues voy a olvidarme de ellas,

que bastante tengo con lo que tengo.

¡Hombre! -¿Qué tal, Terre?

Tenía unas ganas de verte. -¿A que sí?

Qué soltura manejas con el dulce. Lo sé.

Se te nota. -Sí, ¿verdad?

Sí, yo ya cuando te he visto la primera vez...

Hombre, soy una mujer dulce.

Lo de la patata me tiene a mí loca. No, es para tomar un aperitivo.

¿Las vas a utilizar? Lo hace con chocolate.

Si no me las como. No sé cómo, pero las voy a usar.

¿Qué estás haciendo ahí? -Una crema pastelera,

pero tengo un descontrol que no sé ni...

Pero utiliza el brazo en lugar de eso.

¡Ay! ¡Ay, perdón!

¡Ay! Eso es en contra tuyo.

Está... sí. Terre, ¿qué estás haciendo?

¿Qué elaboraciones has acabado ya? Tengo el bizcocho.

Sí. He picado los cacahuetes con miel.

Digo: "Hay uno que es crema pastelera con el crunchie ese".

Muy bien. -¿Voy bien? Voy bien.

Y luego otro es las nueces. Las nueces no las he detectado.

¿Tú sabes sincronizar dos trabajos a la vez?

No, cariño. Ah, vale.

Mira que las mujeres somos capaces de hacer diez cosas a la vez,

pero si una de ellas es cocina todo lo demás me queda anulado.

Tienes un bloqueo mental muy serio con la repostería.

No, es que son diez capas.

No te obsesiones con diez capas. Hazme tres, pero bien hechas.

Bueno, hazlo bien y haz una tarta espectacular.

Yo me voy a llevar las patatas fritas porque no las vas a usar.

¿Y las patatas dónde iban? Vámonos.

Josie, ¿cómo vas? -Aquí.

¿Sale algo o no?

Es muy difícil. -Tremendo, ¿eh?

(JUANJO)¡Vamos, Lucía, cariño!

(AINHOA) Laurita, que te quiero ver también animada.

¡Vamos, Laurita! ¡Vamos, Josie! ¡Vamos, Luci! ¡Vamos, Meroño!

¡Venga, la Meroño! -Bonita.

Me habéis dejado peor, fíjate. Lo tenía mucho más claro antes.

La culpa es nuestra siempre.

Vamos a ver a Raquel. Vamos a ver.

"Coyayuyo", es que esto son unas cosas... cochayuyo.

Ah, que es sushi. -Algas.

¿Algas? ¡Buah, algas! -Es que te pueden salir, guapo.

¡Ay, ay!

Mira, de verdad, el tocado...

¿Qué tal, Raquel? ¿Cómo estamos?

La que nos habéis liado, ¿eh? -¿Has visto qué bien?

No te quejarás. -Madre mía, qué entretenido.

Bueno, ¿cómo lo llevas? He hecho una capita de bizcocho.

Bien. -Luego he hecho alguna mousse.

Muy bien. -Y estoy haciendo ahora

una gelatina de frambuesas y he metido unas peras en el horno.

Perfecto, una tatin.

¿Ese bizcocho lo has hecho tan pequeñito?

Bueno, para una capa. -Pero igual podrías sacar dos.

Creía que eran diez diferentes. -No, pero si le das un saborcito

encima o lo empapas con algo ya es un sabor.

Sentido común. -Mira si te sale un bizcocho.

A lo mejor me salen dos. -Si otro no te sale entero

no pasa nada, porque cortas la parte que te quede

y de todos los restos vas haciendo un puzle.

Y le pones una cremita encima.

Como no está tapado por el siguiente, no se nota.

¿Vale? -¡Olé ahí los listos!

¿Llevas tres capas nada más? Sí, pero ya...

Pues ponte las pilas y piensa un poco con lógica.

¿Ya empezamos con el tembleque, Raquel?

Sí, ya empezamos. Iba bien hasta que te veo a ti.

¿Es culpa nuestra? Tuya.

Haz una crema pastelera y son dos sabores más.

Venga, okey. La crema me sale.

Vamos, no ayudes mucho. Venga.

Los mejores platos del programa están en la carta

del Restaurante MasterChef, en Madrid.

Si quieres probar las elaboraciones más famosas y creativas

de nuestros aspirantes y del jurado no dejes pasar esta oportunidad.

Tienes más información en: restaurantemasterchef.com

y en nuestras redes sociales.

Perico, por favor, deja los canutillos, tío.

Aunque sea hazte una mini tarta. Mira, con eso hazte una mini tarta.

Juanjo, ¿quieres bajar tú

a cocinar, que veo que sabes de pastelería?

No, lo que no quiero es que se deje ganar y le echen.

Eso es lo que no quiero.

¡Periqui!

¡Venga, Terre, que hay que liarla hoy!

Huele a quemado. A alguien se le está quemando algo.

No, ya se me ha quemado.

Ya está, no te preocupes. -Ah, vale.

(TERRE CANTA) #Demasiado sabe, querida.#

Ay, Dios mío...

¿Pero qué estás haciendo, Peri?

Eso quisiera saber yo, qué es lo que estoy haciendo.

Venga, ya tienes la primera base de la tarta.

Déjalo, que te van a echar a ti.

Mierda.

¿Qué tal, Josie? ¿Qué tal, Josie?

Aquí mal, mal mal. ¿Qué estás haciendo?

Crema. ¿Eso es una crema?

Sí, creo, pero las cantidades de Adriana Lastra, ¿sabes?

Todo en números redondos.

Tú que eres muy de capas, ¿qué capas has hecho?

Una especie de galleta, un bizcocho así tal...

¿Una galleta? Ya la verás.

Dos gelificaciones. ¿De qué?

De las peras y de los rojos.

De los rojos, muy bien. -Me hubiera encantado meterle esto,

pero creo que esto lo utilizamos para el Missoni del final.

¿El Missoni? ¿Qué es el Missoni? El zigzag ese que lleva...

El glaseado. -O sea, la cobertura, sí.

Consejito. Cuando la tengas ya lista y tenga cuerpo

échale un poquitín de mantequilla. -Vale.

Y así te dará más textura. -Gracias.

Y si la divides en dos y a una pones una cosa

y otra pones otra, tendrás dos capas.

Jo, qué... gracias, de verdad.

La de consejos que te doy cuando prefieres a Pepe

y solo le hablas a Samantha.

Y después yo soy el que te echa aquí capotes.

Es que Samantha me entiende muy bien de toda la vida.

O sea, es que claro... o sea.

Estás progresando en el tema camisetil, y no es peloteo, ¿eh?

¿Sí? ¿Y a él cómo le ves? A él muy bien con su uniforme.

¿Cómo debería mejorar su estilo? Échate para atrás. ¿Cómo le ves?

Yo pitillo... el señor que vino el otro día a hacer la merluza

yo dije: "Pero vamos a ver..." Iván, el ex aspirante.

Dile a la gente que no se ponga pitillo nadie más. O sea, es 2.002.

David, vámonos, que te va a poner todas las pegas del mundo

y va a decir vas hecho un desastre.

Pues nada, voy a cambiarme. Venga.

¡Hum!

Un producto infravalorado.

Yo soy fan de Perico, tío. -Con sifón...

-Seguro que, luego, presenta una paella.

(LA TERREMOTO) ¿Y esto para qué?

-Huele a quemado. -¡Ay, tengo que sacarlo de aquí!

-Huele mucho a quemado, mucho... -Huele a quemado.

(LA TERREMOTO) Huele a quemado y no soy yo.

Cuidado... (LUCÍA D.) Me bloqueo, increíble.

(J. J. BALLESTA) Hay mucho miedo.

-¡Chicos, se está quemando algo en el microondas!

(LA TERREMOTO) ¡¡¡Soy yo!!!

-Vamos, Terre, te lo estoy diciendo, huele a quemado.

-¿Cómo se puede quemar algo en el microondas?

-¡¡¡Hala!!! -"Hala", dice...

-Que se ha quemado en el microondas. -No os preocupéis, está controlado.

(LUCÍA D.) Vale, pues genial. -Genial...

-Delicioso. -¿Sí?

Qué rico... ahumado. -En su punto.

Me ha quedado superbién. ¿No se ha quemado?

Vaya... Nada.

Pero qué bonito me ha quedado, por favor.

Esto es una gloria bendita.

Aspirantes, últimos 15 minutos.

-¡Ah! -¿Cómo?

-Imposible. -Ah... bueno.

-A ver, la mousse de nata, chicas, Laura, por Dios, la mousse de nata.

-¿Qué tal, bonito?

-Pues fatal... -Igual que yo.

Estamos los dos otra vez... En la final.

-Daos prisa, como se acabe el programa y no hayáis terminado...

(LUCÍA D.) Qué gracioso...

-Guau, cómo vas ya.

-Sí... -Oye, este... este mundo.

-Vamos, Josie, me estás sorprendiendo.

-¿Cuántas capas tienes, Josie? -Cuatro o cinco.

-Qué máquina. -Josie es el tapado, ya verás.

-Terre, ¿cuántas capas tienes

para meter en medio de eso? -36.

-Perico, no sé, otra cosa no sé, pero pinta buena tiene.

-Bueno... -Para comer, digo.

-Mejor sabrá, ¿no?

-Esta va a ser complicadita sacarla de aquí.

-Es muy difícil esto, no se puede...

-Oye, muy bien, ¿no?

Está haciendo una interpretación de un postre

que le sale de las narices. Perico... sí.

La idea del sifón no es muy inteligente.

Para esta tarta no lo veo.

-Bueno, ni tan mal. -Igual tiene que coger temperatura.

-Venga, Laura, que tú puedes.

¿Qué está poniendo La Terre ahí? Café.

Ya tiene ahí un sabor más.

-Estoy de los nervios aquí. -¡Venga, hombre!

¡Eh!

No te vayas...

-¡Oh, parece una tortilla francesa!

-Se te ha caído una frambuesa.

Oye, ¿habéis visto a Josie que tiene ocho capas?

Tiene mucho mérito.

¡Ah! -¿Qué?

-¡Que se me va para un lado! -No, no, aguanta, aguanta.

-Se me está deshaciendo. -No, no...

-Sí, sí... -¡No!

Aspirantes, os recuerdo que el glaseado debe estar terminado.

Luego lo pondremos aquí y quedan, solo, tres minutos.

¿Oído? ¿Cómo...?

(LA TERREMOTO) ¡Sí, chef!

Con espuma y todo, eres un máquina. -Por hacer algo.

-Anda ya... -No sé si saldrá bien.

-Que no, Perico, que no.

-Estoy jugando al Tetris.

-Ah... guay, así no se te va.

-Queda un minuto, chavales.

Aspirantes, último minuto. ¡Sí, hombre!

-Oye, qué cosa más bonita. Perico... oye,

pues muy bonito. -Bueno, para lo que soy yo...

Sobresaliente.

-No, no, totalmente. Qué buena pinta tiene eso, Laurita.

-Muy bien, Laurita.

-Pues sí que ha salido bonito.

-Ya está... perfecto. -Y la Ra, mira, qué bien.

Diez, nueve, ocho...

Siete, seis...

Cinco, cuatro...

Tres, dos, uno...

¡Tiempo! ¡Manos arriba!

(Aplausos)

(LA TERREMOTO) Estoy contenta con la tarta que he conseguido.

Muy mejorable, que diría mi padre, "lo puedes hacer mejor".

Pero cuando vea la tarta que yo he hecho...

Bueno... y la cobertura.

La cobertura que le he hecho, bonita,

un marmoleado precioso a tres tintas.

Aspirantes, el tiempo ha terminado

y, ahora, toca despedir a nuestro invitado, David Pallàs,

muchísimas gracias por estar con nosotros.

Por traernos esta pedazo de tarta, qué maravilla.

Vamos a ver qué ocurre, ahora probaremos...

Sin ti. Bueno, pues nada, chicos,

muchísima suerte y... al toro.

-¡Gracias! (LA TERREMOTO) ¡Gracias, David!

¡¡¡Adiós!!!

Qué mono, qué majo el muchacho.

Puñetera tarta.

Ahora sí empieza la cata.

Laura... tú serás la primera. -Muy bien...

(Aplausos)

Venga, glaseamos. ¿Te parece? Sí.

¿Cómo se glasea, tía?

-Echándolo por encima, pero tiene que estar a una temperatura.

-Lo voy a poner lo más bonito posible, ¿vale?

¿Qué le has echado? Parece una goma.

Mocos de chocolate, ¿verdad?

He echado gelatina y me he pasado.

Sabía que había que echarle gelatina, ¿vale?

¿Cómo se llama tu tarta?

Pues, mira, es la Tarta de Pisa. ¿Crees que se va a parecer...?

Tiene un parentesco, pero es de ese primo

de Alemania que nunca conociste. Nunca conociste.

Bueno... Mamma mia!

La torre se nos cae. ¿De Pisa o "de prisa"?

De Pisa, pero date prisa... (RIENDO) ¡Es imposible!

Jo, Pepe, la estás destrozando. -Claro... gracias, Flo.

En fin, yo creo que deberíamos comparar

con la de Pallàs para ver en qué hemos fallado.

Pero eso ya es meter el dedito en llaga y remover.

No, hombre, porque... os hemos exigido...

A ver si podíais replicar esta preciosa tarta.

(LA TERREMOTO) ¡Ay, cómo era, qué bonita!

(IRÓNICO) Igual que la tuya.

Bueno, os contaré todas las capas que tenía la tarta de David Pallàs.

Abajo lleva una "cookie" americana,

un crujiente de praliné y patatas chip.

Ahí era... ¿eh? Un bizcocho almendra y frambuesa.

Un gelificado tatin de peras a la canela.

Un bizcocho de chocolate sin harina, un gelificado de frambuesas,

cremoso de cacahuetes Eagle, crema pastelera gelificada.

Crema aireada de mantequilla de café y una mousse de vainilla.

Las que estaba tratando de hacer, pero no conseguí ninguna.

-Te voy a decir una cosa, diez capas es una ordinariez.

No sé cuántas capas has hecho.

Pues lleva dos bizcochos, lleva dos mousse

y lleva tres cremas pasteleras... Dos, cuatro y tres son siete.

Y una de chocolate... ocho. Ocho.

En fin, Laura, lo mejor es verte trabajar,

has estado muy concentrada...

Pero es un desastre maravilloso.

Porque son capas de gelatinas duras,

algunas quemadas, horrorosas... Ya ves que no tiene estructura,

vamos cortar y... se desmorona. Me quedo con la intención.

Valoro el trabajo y las ganas y el hecho que no...

Te has derrumbado. Y eso, en este reto, era importante.

El resultado es terrorífico.

(LAURA S.) Si me tengo que ir hoy, me voy contenta.

Porque he currado mucho y si tiene que ser así...

Que así sea, me voy tranquila.

Venga, glaseamos, ¿te parece?

A ver, sí... es un poco rosa Fiorucci.

-¡Oh, qué mono! -Preciosa, preciosa...

Cariño, muy bonita.

-Pero qué pasada, por favor, qué rosa.

-Es Katy Perry.

-Sí...

-Ha sido un parto bastante duro.

Josie, ¿cómo se llama tu tarta?

Tarta Babel, es la Torre de Babel. Sí, sí.

Los que sobrevivieron al diluvio hicieron la torre gigante.

¿Qué capas has hecho? ¿Cuántas capas?

Diez. ¿Y de qué son?

Pues, mira, hay tres bizcochos:

abajo, en medio y más arriba.

Y, luego, hay geles... faltan fríos.

He intentado darle los puntos crujientes con nueces, las patatas...

Luego, hay una, por ejemplo, que es de frambuesa, solamente.

Bueno, estás contento.

Bueno... no es palacio, pero tampoco es colegio...

Sí, es más colegio, pero bueno, o sea, qué vamos a hacer.

¿Qué había entre palacio y colegio? Casa.

E Ibex35, claro. ¿Entonces...?

Con el Ibex35 tienes que tener cuidado, Samantha,

porque entre que llevaban corbata, no le puedes dar ajo...

-¿Por qué hablan del Ibex35?

¿Qué mierda es eso? (AINHOA RÍE)

La bolsa, hijo... -¿Para qué hablan de eso?

¿Para nada? -Bueno...

-Es lo que hace que fluctúe el dinero.

-Bah...

Vamos a ver, Josie.

Yo valoro tres cosa en este caso: uno, el trabajo.

Dos, el intentar que las capas se correspondan,

que estén más o menos parecidas al trabajo de David Pallàs.

Y lo más importante que esté rica

y se disfrute... la tuya tiene las tres cosas, Josie.

(TODOS APLAUDEN A JOSIE) ¡Bravo! ¡Qué bien!

Esta tarta tiene muchísimo merito.

El esfuerzo, el trabajo, las ganas... la pasión

y esa cosa que tiene que tener alguien

que es un don para la estética, el gusto...

Yo creo que eres un deformado de lo tuyo, te lo tomas en serio,

porque se nota... Controlo mucho,

lo hago lo mejor que puedo. Eso es, lo llevas...

Al extremo de la perfección, sabíamos lo que iba a ocurrir.

Pero de muchas cosas que vamos a ver a esto,

va a haber tanta distancia

que es digno de alabar. Gracias.

Es que yo en Tarifa... me vi más suelto.

Está bien ejecutada, está bien montada,

está rica de sabor, porque está rica.

Solo te puedo dar...

Mi más sincera enhorabuena. Gracias.

(JOSIE) Pero, por favor, estoy entregado a esta causa

como hacía mucho tiempo que no me entregaba.

Si es que parece...

Como cuando llegué a "Vogue" por primera vez, trabajando a saco.

Intentado aprender todo lo que podía, aquí es igual.

Lucía, ¿qué nombre le pones a tu tartita?

Viaje americano, porque tiene cookies debajo

que es algo que me ha salido un poco bien.

Y... tiene frambuesa y tiene nata

y tiene... Miedo.

Miedo.

Uf... cómo lo notas, ¿eh? El ingrediente que, hoy,

no podía haber en este trabajo era ese que te ha derrumbado.

Y es una prueba muy psicológica de decir... "es imposible".

Pero sabiendo que es imposible,

¿dónde puedo llegar? De hecho, cuando habéis llegado,

me habéis dado ese punto, que ha sido que está muy bien.

Oye, ¿qué capas tiene? La voy a ir cortando.

Creo que tiene seis. ¿Seis?

Sí... Son finas.

Sí, hija, sí. Un bizcocho, luego,

tiene... pera... ¿Es cookie lo de abajo?

No, la cookie es este, tiene un bizcochito como galleta,

tiene pera... Para otra ocasión, la cookie abajo

que es la que pesa y la dura. Sí, sí.

Tiene... frambuesa.

Tiene un poco de nata montada y lo último es una gelatina

de... se ha quedado un poco rara. Se ha quedado muy dura esa gelatina.

Sí, ¿verdad? Parece piel, como si fuera un cuero.

Eso sí. Es por el exceso de gelatina.

Hombre, detecto todo esto que estábamos diciendo...

No saber por dónde cogerlo.

Sin embargo, fíjate, solo hay una cosa que es una cookie

o un bizcocho con chocolate que está extraordinario.

Pero el resto... no tiene sentido,

son cosas tiradas encima de una cookie.

Lo entiendo. Tenemos el 25 % del trabajo hecho.

Un 5 % no se puede comer

y el otro 20 % está bien. Es muy poco trabajo

y no es que no hayáis querido trabajar,

sencillamente, lo has intentado tarde.

Al principio...

Ha podido contigo la tarta. Totalmente.

Es que, además, se me metió en la cabeza

como que tenía que hacer esto. Lo que debes hacer es creer en ti

y creer en tu mano de cocinera,

en tu experiencia de muchos años en la cocina.

Porque estoy segura de que podías haber hecho algo...

Perdona que te interrumpa, pero es increíble,

porque cuando decís "tres, dos, uno"

es como que se me vienen todos los números para dentro.

Ha sido agua para chocolate, tenía que haberle puesto ese.

Las lágrimas eran como... ¡pum, pum!

Horroroso. En fin, Lucía, mujer...

Muchas gracias. Gracias a ti.

"Obligada"... "Obligado".

Me he bloqueado y ya está.

Pero, bueno, ya me ha pasado otras veces, qué quieres que te diga.

Si es que no...

Debe ser la Luna, vamos a echarle la culpa a otro...

A otro poder.

Vamos glaseando, si te parece.

Qué glaseado has hecho, cómo... Me sé de memoria la receta

del glaseado, me ha dado una pena, no me ha dado tiempo a hacerlo.

He decidido hacer algo... Has hecho lo que has podido.

Exacto. No tenemos glaseado,

pero tenemos una capa más que es de chocolate.

¿Y cómo se llama tu tarta? Pues la tarta se llama Tarta Bárbara.

¿Por qué se llama así? Pues en honor a la persona

que me está ayudando mucho que me está dando...

Mucho de su tiempo y de su paciencia

y de su amor para ayudarme a practicar.

¿Y qué capas has hecho?

¿Cuántas si las contaste? Pues tenemos dos capas de bizcocho,

luego tenemos dos gelatinas, una de pera y otra de frutos secos.

Una pastelera gelificada, una crema de cacahuete

y he puesto cacahuetes picados para encontrar un "crunchy"

y, luego, hay una mousse de vainilla y la de praliné.

Bueno, es otra tarta diferente,

porque tiene todo como muy blandito, texturas muy cremosas,

pero está rica y tiene el mérito de haber construido una tarta.

Tiene defectos, claro, porque no te sabes la receta

y lo haces, la pena es eso

que sepas hacer el glaseado y no lo hagas,

una lástima porque lo habrías medio adornado mucho mejor.

¿Se parece a la de Pallàs? Hay cosas que has detectado,

esta textura... más o menos... pero no es la tarta de Pallàs

Obvio. Es otra que es la tuya

y que está rica. Muchas gracias, chef.

Muchas gracias. Para no haber hecho repostería

y sin receta, esta tarta tiene mucho mérito.

Qué bueno... (RAQUEL M.) Yo estoy muy orgullosa,

sobre todo, porque me voy viendo ya... metas a corto plazo,

entonces, hoy me había propuesto

hacer las cosas con cabeza y sin dejar que las emociones...

Me estropeasen el momento.

Bueno, cómo se llama tu elaboración. Minitarta de frambuesa.

Oye, si hemos comentado... no es un dato importante, Perico,

pero si hemos dicho de hacer una tarta, ¿por qué has hecho eso?

Si no la he hecho nunca...

¿Y todo lo que has hecho desde que estás aquí lo sabías hacer?

Bueno, realmente, voy a decir la verdad, sí sé hacer la tarta.

Pero es que me tengo que ir, estoy con la Vuelta a España...

(TODOS HABLAN A LA VEZ)

Es que tu humildad te puede. Entonces...

Como ellos van a hacer tartas como pueden, yo tengo una minitarta

para que ante la duda, lo tengáis claro.

Eres el tío más sinvergüenza... ¿Qué voy a decir...?

Con cara de buena gente, pero eres un sinvergüenza de mucho cuidado.

Un estafador, Pepe... es un estafador.

¿Estabais en la tele cuando ganó el Tour? ¿Era él?

Es mentira... como el hombre que llegó a la Luna, mentira todo.

Qué tío más grande... ¿A ver?

También... Bueno, qué bonito, un milhojas.

Pues ya has hecho una tarta.

Está bien, era más grande y con más capas.

Te digo yo que si te hubieses esforzado lo habrías hecho mejor.

Claro, me he quedado cinco minuto diciendo... "a ver, tarta...".

Y me he olvidado de la tarta y tenía que hacer algo,

porque creo que el programa lo merece

que hagamos algo y digo... "Bueno, pues un camino intermedio".

Es verdad que siempre intentas estar ahí, ganar todas las etapas.

No, ganar no creo... Intentas, intentas.

Sí, sobrevivir. Otra cosa es lo que ocurre.

Si encima te bloqueas, no sabes por dónde tirar

y coges las ideas peores que puede haber para una tarta

que es la espuma de sifón... Una espuma de sifón te va a durar X.

Se va a caer, no es una buena idea,

cuando no lo controlas, pues, no lo controlas y aparece esto.

Que te has rendido, Perico. No, no me he rendido...

Pero si te dicen "una tarta"...

No has sido capaz... Para mí es rendirse.

Eres un campeón, es el idioma que tú entiendes.

¿Sabes hacer un bizcocho?

Esto son capas de bizcocho con cosas dentro, haces un bizcocho

lo construyes uno sobre el otro...

Y lo llamamos tarta. Tú no has empezado ese trabajo,

has dicho: "No voy a hacer la tarta" y has hecho otra cosa.

Por eso te digo "te has rendido", si tú me dices...

Hagamos una carrera en bicicleta.

Hay dos opciones, decir "tira, tira" y sentarte a leer en un banco

y la otra, yo que soy muy burro, hubiera cogido la bici

y me habrías dado un palizón.

Pero me hubiera subido a la bici, tú no te has subido a la bici.

Muy bien. (PERICO D.) Creo que era superdifícil

pero... satisfecho no estás, pero bueno...

También te da pena que te vayas. Yo sigo a la cola del pelotón,

pero agarrado, agarrado...

Que me den con algo para quedarme,

pero si no, no pierdo rueda del que va delante.

-Cómo he disfrutado, os lo digo. Y nosotros.

Qué manera de disfrutar. Bueno, me lo he pasado en grande.

Termina... Sí, a ver... se ha quedado mazacote,

te lo tengo que decir. Ponlo encima y, luego,

le das con la lija del siete.

Los colores... ¡Mira qué bonito! Una paleta de colores.

¡Hombre, por favor! Muy bonito, ¿eh?

No me digas tú que no... oye, compañeros, ¿esto qué es?

No hay tanta diferencia. (TODOS APLAUDEN A LA TERREMOTO)

De momento, es la única que se parece en el color.

Pues sí... -Muy conseguido.

Terre, ¿cómo se llama tu tarta?

Mi tarta se llama Un alfajor para Perico.

-Gracias, gracias.

Oye, desarróllanos ese concepto.

Hombre, me ha quedado un poco chico

y me parecía más un alfajor que una tarta.

Y he dicho: "Se lo voy a dedicar

a mi amigo y compañero" y esa gran persona...

(TODOS) ¡Perico Delgado!

Cuéntanos un poco las capas. Corta el alfajor.

Yo te doy más información sobre el procedimiento y elaboración.

Mira, el bizcocho, gelatina de frambuesa...

La crema pastelera gelificada. Tres.

La mousse de pera.

Esto de aquí... esto es una capa, perdóname, es una capa.

Ese estrato es... Un estrato, ¿qué es? Una capa fina.

Nadie dijo cómo era el grosor de las capas.

Mi tacto cuando me la comí decía que había capas finas.

Tú tienes un paladar fino para eso. Cinco y el glaseado.

Seis y el glaseado. ¿Cuál es la sexta?

Igual eran cinco y el glaseado. Venga, vale.

He trabajado cómoda, he tenido momentos que estaba...

Quizá un poco perdida. Has quemado el chocolate,

se te han caído las fresas... Se han caído.

Pero lo has disfrutado. Lo he disfrutado, me gustó hacerlo.

La gelatina me ha salido muy mona.

Sí, le has puesto un puñadito. Y el glaseado también.

El glaseado me falló la temperatura, si no... perdona,

es un marmoleado del siglo XII.

Ay... no.

Jordi, no te vayas... -Siempre hace lo mismo,

luego se gira y dice: "Fantástico".

Qué pena, Terre, que no creas un poco más en ti.

Qué pena... Cómo no voy a creer más en mí.

En mí no cree nadie más que yo. No, no.

Hubo momentos en que te crecías y... venga...

Porque soy una mujer, claramente, inestable.

Entonces, mi vida es así, los procesos de mi vida son así.

Y es lo que te ha pasado.

Hacías un bizcocho bien y quemabas el chocolate,

haces la crema que está rica y estropeas la gelatina.

Pongo bien el glaseado, pero no lo caliento.

Es verdad...

Terre, hubo momentos en que pensé: "Esta mujer coge un bizcocho

le va a poner eso de la cabeza y esto va a ser la tarta".

Tú no confías en mí. Tú no confías en ti.

Pero tiene mérito, has sabido reconducir

una situación catastrófica.

Bloqueada a más no poder... Lo era.

Y lo que hay aquí es casi un milagro, Terre,

porque pensaba que no sacarías nada.

La que no confías eres tú.

Es que no confías. Tú, fíjate...

Yo soy un ignorante, decías que las pestañas no eran tuyas...

Me he quedado... No me lo recuerdes,

lo he dicho y la gente que se incorpora al programa...

Pensaba que eran tuyas, me he quedado chafado.

Que me tienes que dejar esas pestañas.

Yo te las dejo, tengo "cienes y cienes".

Imagina... Flosie, para cuando vayamos en el barco.

Yo con esas pestañas, Flosie. (FLOSIE) Madre mía...

Muy bien, sigue.

(Risas generales)

Es que el momento de La Terre, quiero dejarla a ella.

(LA TERREMOTO) Estoy preocupada,

porque me han dicho que mi cocinado ha sido un milagro al final.

Milagritos hay muchos, pero, claro... Si me están diciendo...

Que lo he salvado, es que he pasado y no me voy.

Aspirantes, la cata ha terminado y, ahora, tenemos que deliberar

para decidir quién abandona,

esta noche, las cocinas de "MasterChef".

(LA TERREMOTO) Vamos a deliberar.

Vamos a deliberar... -Deliberamos todos...

-Quién se va de los tres. -De los tres quién se va.

-Esto es lo peor... esto es lo peor.

-Tú no... tú no.

-Suerte, chicos. Os quiero a todos.

Aspirantes, somos conscientes de que este reto

no era nada fácil, por un lado os enfrentábais a la primera prueba

de repostería del programa y, por otro, debíais...

Elaborar una tarta de diez capas sin haberla visto

y, además, sin receta.

Algunos de vosotros nos habéis sorprendido

con vuestra capacidad de sobreponeros

a condiciones adversas.

Ha habido dos aspirantes que han presentado tartas

que, aunque estaban muy alejadas del original,

mantienen su esencia y han cumplido con el trabajo que os encargamos.

El primero es...

¡Josie!

Tiene mucho mérito que hayas conseguido llegar a las diez capas.

Qué pena que no hayas alisado la tarta,

porque si ese glaseado lo echas por encima,

haces una tarta muy seria.

El segundo aspirante que ha logrado un buen resultado es...

Raquel.

Tu tarta tenía nueve capas,

no había glaseado y hay que destacar que todas las capas estaban buenas.

Especialmente, la que has hecho con crema pastelera

y cacahuete que estaba deliciosa.

Y el resultado, aunque no era la tarta de Pallàs

estaba bastante bien. Perfecto, muchas gracias.

(Aplausos)

Enhorabuena a los dos, podéis subir a la galería.

¡Vamos, chicos!

-Claro, somos las reinas del foso.

El foso no es un plato de gusto,

pero es la única manera de llegar lejos en "MasterChef".

O sea, sin foso, no hay paraíso.

Laura, Lucía, Perico y Terre.

Vuestras tartas han sido, claramente, mucho peores

que las de vuestros compañeros.

Terre, has estado perdida toda la prueba.

Se te ha quemado el chocolate, tu cocinado un caos

y un desorden continuo.

Aún así, has conseguido hacer seis capas

y algunas, incluso, ricas.

Perico, tú en esta prueba no te has esforzado apenas.

Desde el primero momento, has considerado que este reto

te superaba y te has dejado llevar. A pesar de ello,

has presentado un pequeño postre, por llamarlo de alguna manera,

se alejaba mucho de lo que habíamos pedido.

Lucía, a ti los nervios te han jugado una mala pasada.

Te has bloqueado y, aunque has intentado reponerte,

no ha sido suficiente. No he llegado.

Laura, tú sí has presentado una tarta de diez pisos;

pero a pesar de eso, el resultado no era bueno.

El glaseado dejaba mucho que desear,

en fin, para poner algo mal casi mejor no ponerlo.

Por tanto, el aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

Perico.

Ay, no... -Normal.

Y...

(ENTRE SUSURROS) Lucía...

Lucía. (CON ASOMBRO) ¡¿Qué...?!

¿Cómo, cómo...? -¿Lucía también?

Y el resto os salváis de milagro.

Laura, Terre... podéis subir a la galería.

Que tú te libras. -¡Vamos, Terre, vamos arriba!

Nos quedamos nosotras dos.

(AINHOA) ¿Que han explusado a dos?

¡Ay, no me lo creo!

(LA TERRE) Perico, Pedro Delgado... segoviano.

Grande.

Vámonos, vámonos...

Venga, entre medias, que te vamos a dar a ti.

-Lucía... pero si Lucía es de las mejores y sabe un montón.

-Ya, tío... -¿Cómo puede ser?

-Yo la veía en la final, vamos...

-Lucía es una gran cocinera. -Sí que lo es...

Lucía, Perico, vaya dos postres malos.

Pero malos de verdad. Sí...

¿Estamos de acuerdo? Sí, sí, yo ninguna duda.

Tú estabas rendido y Lucía estaba derrotada.

Derrotada, totalmente. Yo creo que cocinas

más de lo que has demostrado, no has demostrado tu potencial.

Pero por el problema del bloqueo, me lo tengo que hacer ver.

(EMOCIONADA) Pero ¿por qué os han hecho esta putada?

-No sé... no sé. -No entiendo nada.

Perico, ¿cuál es tu mejor plato?

¿El arroz? Yo he venido con una mano delante

y otra detrás, para mí todos. Es decir... yo hago una cosa

que sea más comestible, más vistoso...

Pero tengo que agradecer a "MasterChef"

haber participado y que en estas cinco semanas

soy otro hombre en la cocina,

de verdad, muchas gracias, agradecido infinito.

-Hoy era el día de la mala leche.

La prueba ya tenía narices y, ahora...

¿Qué os lleváis de "MasterChef"? Yo me llevo una estructura cerebral.

Que no tenía antes, de verdad, en serio.

Luego, toda la pandilla esa que está ahí arriba

que es maravillosa. (TODOS APLAUDEN)

¿Y tú qué te llevas, Perico? Amigos,

muchos amigos... y para toda la vida.

Luego ya... ese salto a la cocina que...

Vamos... todo muy positivo. -Ha sido espectáculo.

Oye, Lucía, La Terre se queda sola...

La Terre no se queda sola, mírala.

(EMOCIONADA) Muy mal, ¿eh?

Oye, pero mira a Ainhoa, también. Sí, Ainhoa...

-Yo no quiero ni verlas, no quiero verlas, por Dios.

-Es que haces mucha amistad. Se hace mucha piña.

Se hace mucha piña en este programa.

Lucía, queda un representante de la familia todavía.

Eso... Nicolás, tú fuerte.

Sigue para adelante. -Bonita, te queremos de vuelta.

Lucía, mirando a la galería. ¿Quién te gustaría que ganara?

Eh... Sí, Flo, claro, míralo. Lo ha dicho él...

Él lo ha dicho, sí, es el más espontáneo, di que sí.

Perico, ¿quién crees que puede ganar "MasterChef"?

Yo tengo dos favoritos, desde el primer día.

Y son Josie y Nicolás.

-No sé... no creo yo.

Lucía, Perico, ha sido un placer teneros en "MasterChef".

Y conocerte... Y conoceros.

La verdad, lo hemos pasado muy bien con vosotros.

Pero ha llegado el momento de colgar vuestros delantales, así que...

Uno menos para lavar.

¡Gracias a los dos! Dos menos.

-Sí, dos menos... ¡Adiós, preciosos! -Dos menos para lavar.

(LA TERREMOTO) ¡¡¡Perico Delgado!!!

(Aplausos y vítores)

Vámonos, cariño...

(PERICO D.) "MasterChef" ha conseguido de mí

descubrir una nueva pasión,

el miedo que tenía a la cocina se me ha quitado

y, entonces, ahora encuentro un placer

en la cocina...

Ha sido una experiencia inolvidable y que...

Estará siempre en mi corazón para el resto de mi vida.

(LUCÍAS D.) Lo he pasado fenomenal y me he reído muchísimo,

ha sido una experiencia única... desde luego.

Mi paso por "MasterChef"

se lo dediqué a mi madre... y, ahora, sigo dedicándoselo.

Ha estado conmigo, presente...

(EMOCIONADA) Y me ha estado protegiendo, así que fenomenal...

El sabor dulce de esta última prueba contrasta

con el regusto amargo que deja despedir a dos aspirantes.

Tanto Lucía como Perico, dejan tras su paso por las cocinas

importantes experiencias compartidas con sus compañeros.

Un camino de sonrisas y lágrimas que aún guarda sorpresas

para los diez aspirantes que continúan aquí.

Nos vemos dentro de siete días, mientras ya saben, pónganle...

(TODOS) ¡¡¡Sabor a la vida!!!

Bienvenidos a Cáceres, aspirantes. ¡Chicos, por favor!

Espacio... voy a quemar Cáceres.

¡Cada uno al fuego! -Que me estoy achicharrando...

¡Ay, ay! ¿Era necesario dar esta paliza...?

¿Qué me cuentas? -Tranquilidad, cortad, tranquilos.

Ahí, al dedillo... -Ya está bien.

-Por favor... -Está rica, ¿eh?

-¡Vamos, rojo!

-Ven, guapísima, que te canto.

-Solomillo wellington, el clásico que nunca muere.

¡Eh! -¡Como Cáceres!

Hemos invitado a unos auténticos masterchefs senior.

¡Oh...! Se quieren escapar todo el rato.

-Qué pesadez de muchacho. -Que nos traigan dos botellines...

Para ir esperando. (AMBOS RÍEN)

-Aquí hay nivel.

-Si tú no hubieras estado, hubiera salido igual, claro.

Es un postre que está completo, lo tiene todo.

Cremosa, golosa, untuosa...

Está espectacular. Dura... dura no...

Lo siguiente. -Es que habéis montado un pollo...

Claro, qué queríais, o sea..

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 5

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Masterchef Celebrity 5 - Programa 5

20 oct 2020

Superado el mes de trabajo en las cocinas de 'MasterChef Celebrity 5', los celebrities se enfrentan a una prueba muy especial donde el azar tiene una importante dosis de protagonismo. Los aspirantes deben mezclar técnicas de cocinado, con diferentes proteínas y acompañamientos, para terminar emplatando de la mejor manera posible. Pero dichos elementos no los deciden ellos. Las ruletas de 'MasterChef' determinan qué platos tienen que elaborar cada uno. Y qué mejor que la mano inocente de El Monaguillo para hacer girar las ruletas. Iván Mariñas, duelista de 'MasterChef 8', regresa a las cocinas.

El segundo reto de la noche lleva a los aspirantes a trabajar, una vez más por equipos, en la ciudad más al sur del todo el continente europeo, Tarifa, donde tienen que elaborar dos menús playeros para el chiringuito 'Carbones 13', propiedad del empresario Santi Carbones y de Raquel Meroño. Los celebrities cocinan para 80 comensales. Entre los platos a preparar están una corvina frita con salsa de yogur o un arroz seco de pollo y verduras. Un menú espectacular en un lugar paradisíaco.

Los delantales negros se juegan permanecer una semana más en 'MasterChef' con una prueba de repostería, donde en 120 minutos deben replicar la espectacular tarta de diez capas de David Pallás, maestro chocolatero y Campeón Absoluto del World Chocolate Masters, que regresa una vez más a 'MasterChef'. ¿A quién le amarga el dulce?

ver más sobre "Masterchef Celebrity 5 - Programa 5" ver menos sobre "Masterchef Celebrity 5 - Programa 5"
Programas completos (63)
Clips

Los últimos 736 programas de MasterChef Celebrity

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Cecilia Guadalupe Sabido Sanchez Juarez

    No han subido el video del programa 6

    28 oct 2020
  2. SALOA

    Desde de Brasil. amo assitir el programa. tengo sueno de participar en Mastechef Espanha, me gusta la forma de julgamento de todas las catas, son muy justas. Me gusta a todos concursantes, pero vejo en na final, Juanjo, Gozanlo e Nico, son los mas fuertese e queria que ganasse um destos. Suerte a todos.

    25 oct 2020
  3. Margupe

    Es una lástima la salida de Lucía. Ojalá haya repesca y vuelva a entrar.

    23 oct 2020
  4. Fito_70

    Buenas!!Sería interesante que realizaran una prueba con la última técnica que está en boga de todo el mundo, que es la cocina sous vide al vacío, comida sana y cocinada en su propios jugos que realza el sabor y la textura de los alimentos. Yo la descubrí en la web https://todoroner.com./

    21 oct 2020
  5. Swazmo

    En la repesca, que no sé si es hoy... debe entrar Raquel MDLC y quiero que llegue a la final.

    21 oct 2020