www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5718136
Para todos los públicos Masterchef Celebrity 5 - Programa 9 - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía)

(Música swing)

(TARAREA) ¡Oh! ¡Qué pantalla!

Bienvenidos a "MasterChef Celebrity".

Los aspirantes llegan dispuestos a afrontar

tres retos exigentes, pero lo que no imaginan

es que su trabajo en la primera prueba de la noche

les puede asegurar su continuidad una semana más.

Además, lo pueden conseguir jugando.

Cuántas cosas, ¿no? -Buenas noches.

-Miedo me dais. -Hola, buenas noches.

Aspirantes, bienvenidos una semana más.

Gracias, chef. -Hola, ¿qué tal? Gracias.

Flo, ¿cómo estás?

Estoy que quería hablar con ustedes unas cositas.

Este programa nueve es un programa muy importante para mí...

-¡Ah, es verdad! -...y quería, simplemente,

que supieran que si necesitan cualquier cosa,

fregar platós, lo que necesitéis...

-No te tires por el suelo todavía.

Estamos en un programa nueve y tú quieres

ganarle a tu amiguete, compañero y rival

Santiago Segura. Sí.

Hay que recordar que Santiago Segura estuvo

en la edición pasada, en el programa nueve cayó.

Yo me conformo con arrancar el diez diez minutos.

¿Vienes con ánimo? Muchísimo, muchísimo.

Vengo arribísima. Si queréis que os baile...

Lo que necesitéis. -¡Uh, qué pasito!

Lo que haga falta. Solo hay una manera

para llegar a la semana diez:

cocinar bien. Ya, ya.

Sí, además de cocinar bien, lo que necesitéis.

-Flo, son incorruptibles.

-Cómo le gusta a Celia que seáis incorruptibles.

-Me encanta.

Aspirantes, como estáis viendo,

además de esta pantalla tenemos una campana aquí.

Josie, ¿qué crees que puede haber en esta campana?

Pirañas. ¿Pirañas?

Es lo que sigue, hay que cazarlas con la mano.

Y luego el tutorial, claro, sí.

Cuéntame, ese babi, parece un babi de colegio.

Por favor, ¿cómo puedes llamar babi a esto?

Es que me indigna mucho, Pepe. Esto es un gran camisón con cola.

¡Terre!

¿Qué te gustaría que hubiese bajo la campana?

Estoy convencida de que está llegando el momento casquería.

¿Casquería? Sí.

¿Te gusta la casquería? A mí me gusta la casquería.

Vamos a salir de dudas. ¡Al lío! Venga, venga.

¡Chan! -¡Oh!

(AINHOA) ¡El delantal dorado!

¡Ese quiero yo! ¡Ese, que te vas a la final!

(RAQUEL) No, a la final no. (AINHOA) ¿No es eso?

-Te vas directa al balcón aunque pierdas en exteriores.

Así es.

El aspirante que consiga el delantal dorado en este reto,

se garantiza su permanencia una semana más

en "MasterChef". Pase lo que pase en exteriores,

aunque venga con su equipo a eliminación.

Estoy dispuesto a que me odien otra vez.

No tendría problema. (FLO) Sami, lo que pidas...

Por el delantal dorado, lo que necesites, ¿eh?

¿Sabes a quién se lo daría, Flo?

A Flosie. (FLOSIE) "¡Hombre! Pepe...".

(RÍE) (TERRE) Qué rápido ha salido hoy.

"Quería disculparme por lo de la semana pasada".

Mira, acepto las disculpas y me parece muy bien.

"Te quería decir una cosa, Pepe". Dime.

¡No me lo creo!

(RAQUEL) Te va a pedir matrimonio.

-Ay, ay. -Ay, que nos vamos de boda.

Acércate, mírale qué carita tiene.

(CELIA) Verás, verás.

(AINHOA) ¡Ay, qué bonito! (TERRE) Ay, ay, ay.

(RÍE) -Nos vamos de boda.

¡Viva los novios!

(TERRE) ¡Viva!

-Pepe, ¿quieres casarte conmigo en "MasterChef"?

(TODOS) ¡Oh!

-No puedes decir que no.

¡Pepe!

Déjame que lo piense. Pepe, está sufriendo.

(RAQUEL) Lo estás humillando.

Vamos a ir poco a poco, poco a poco.

No te digo no, no te digo no. Pero no te digo sí.

¿Crees que estáis yendo demasiado deprisa?

Va muy deprisa. Me lo quedo y lo pienso mejor.

¡Se lo ha puesto! ¡Ha dicho que sí! ¡Oh!

"Mira cómo estoy". Vuelve a tu sitio

y relájate, Flosie. Sí, sí.

(RÍEN)

(FLOSIE) "La espera va a ser muy dura, pero mira,

mejor que tener la espera. Yo lo daba por perdido".

Aspirantes, después de este gran momento amoroso,

os tengo que decir que por primera vez

en la historia de "MasterChef",

vais a poder conseguir este delantal

jugando. ¡Oh!

Ahora mismo lo vais a entender.

Ya lo he perdido, yo no sé jugar.

(TERRE) ¡Es un bombo, es un bombo! (NICO) Es una tarta.

(TODOS) ¡Oh!

-Qué bonito. -Qué guay.

3.525, 125.000 pesetas.

2.372...

Me hubiera gustado mucho ser

niña de San Ildefonso. Yo lo habría hecho muy bien.

3.427, 125.000 pesetas.

Entonces en pesetas, porque yo viví las pesetas.

Para que entendáis qué pinta aquí un bombo de bingo,

vamos a recibir a un invitado que desde que llegó

a nuestro país siempre ha querido ir a jugar al bingo,

pero su marido nunca le dejó.

Adelante el finalista de la cuarta edición

de "MasterChef Celebrity", Boris Izaguirre.

¡Uh! -¡Bueno, bueno!

(BORIS) ¡Bellezas!

Qué delgado.

Estoy encantado

de estar de vuelta en las cocinas de "MasterChef"

y en una prueba tan animada, ¡un bingo!

Se pueden hacer tantas cosas, divertirse tanto

y sufrir tanto también.

¿Cómo estás, Boris? Muchísimo más delgado.

Increíble. ¿Qué haces? (JOSIE) Qué esbeltez.

-Estás guapísimo. Yo creo que están pensando

que has venido para quedarte y "tripitir".

Me encantaría que se hiciera realidad, totalmente.

-Sería bienvenido Boris en este grupo, seguro.

Bueno, Boris...

Los aspirantes tienen la opción de conseguir este delantal dorado

jugando al bingo.

¡Es el dorado!

¿Te acuerdas cuando ganaste este delantal?

Increíble. ¿Qué significó?

Muchísimo.

Un gran paso adelante porque fue mi primera edición

de "MasterChef". Tenéis que entender que es algo

muy importante. (GONZALO) Sí, sí.

El bingo al que vais a jugar en este reto

no es un bingo cualquiera, es un bingo...

¡Gastronómico! ¡Oh!

-Yo ahí os barro. Las 90 bolas del bombo

no están numeradas, sino que tienen

escritos alimentos, técnicas

y utensilios de cocina.

¡Qué ilusión! ¡Buah! Hay 16 cartones

y todos son diferentes.

Qué bonito.

-¿Yo puedo jugar? Por favor... ¿Te apetece jugar?

Me apetece todo jugar.

¿Cuántos cartones quieres? Dos.

¿Dos? Dos, dos. Gracias. ¡Ya los tengo!

¿Y quién va a repartir el resto de cartones?

¿Recordáis quién fue el mejor de la prueba

por equipos de la semana pasada?

Ainhoa. -Hombre, la diva.

Ainhoa, la vida.

Te dijimos que tendrías una ventaja,

pues aquí está tu ventaja. Recuerda que es una competición.

Tienes que dar uno a tus compañeros

y si quieres beneficiar y dar más cartones, se lo das.

Si te quieres quedar el resto, te los quedas tú.

Al finalizar el juego,

cada aspirante deberá elegir un solo cartón

de los que tú les des para cocinar únicamente

con los ingredientes de ese cartón que salgan en el bingo.

Sin embargo, tendrán que aplicar sí o sí la técnica

y el utensilio que haya en ese cartón,

de forma obligatoria aunque no haya salido en el bombo.

¿Entendido? Entendido, chef.

Yo estoy perdiendo kilos del susto. Te voy a dejar dos cartones.

Tienes para hacer platos dulces y platos salados.

Unos tienen técnicas más sencillas

y otros, técnicas más difíciles. Te recuerdo que está en juego

el delantal dorado. Además, en este reto,

el mejor ganará también 4.000 euros para donar

a la ONG que elija. (AINHOA) Vale.

-ONG.

(AINHOA) Coged uno cada uno.

Aquí va la fortuna de cada uno, coged el que queráis.

No tengo ni idea ni los he visto.

¿Te imaginas que fuese Antonia Dell'Atte la que los entregase?

Antonia Dell'Atte estaría ya cometiendo una venganza.

(AINHOA) Me quedo con uno y el resto los reparto.

¿Quién quiere un cartón más?

-Yo. -Yo.

-Se puede elegir, ¿no?

¿Has visto qué mal juegan las ventajas?

Me estoy dando cuenta, están muy nerviosos.

(RÍE) -Mira, no quiero ni saber.

-Esa para ti. -Venga, Celia. Ya está.

Todos tenéis dos menos Nicolás y Josie.

El primero que complete una línea horizontal

cantará "línea" y tendrá la posibilidad

de elegir dos ingredientes del supermercado,

aunque no los tenga en su cartón ni hayan salido.

¡Qué bueno! Y el primero que complete

un cartón entero, es decir, que cante "bingo",

tendrá el supermercado completo a su disposición

durante toda la prueba.

Qué maravilla. -¡Oh!

-¡Guau! Aspirantes,

Boris. Amor.

¿Estáis preparados?

Sí, chef. (BORIS) No.

Pues vosotros,

a vuestros puestos de cocina. Boris, quédate aquí.

Oh, Dios mío.

(JOSIE) "No me interesan nada los juegos de azar".

Lo del look binguero tampoco lo veo, ¿qué quieres que te diga?

Aunque con las señoras que van al bingo

habría que hacer un "street style". Aquí lo dejo.

(RAQUEL) Venga, vamos al bingo. ¡Guau!

¡Ay, ay, ay! -¡El sonido, el sonido!

Empezamos la partida. ¡Vamos allá!

(BORIS) ¡Primera bola! (TODOS GRITAN)

-Canta. El puerro.

Puerro.

(TERRE) El puerro.

(RAQUEL) ¿Lo tiene alguien?

-¡Ah, ah!

(RÍEN) -¡Puerro!

Continuamos.

(CANTA) 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8...

Lima. ¡Lima!

-¡Lima! -¡Vamos ahí!

(BORIS) Oh, qué bien, qué suerte.

Salmón ahumado. ¡Salmón ahumado!

-Marchando. (RAQUEL) Salmón no.

Granada. No sale nada, no tengo nada.

-Granada, tierra soñada. Berenjena.

Berenjena. -Uy, qué rica.

¿A quién le ha tocado la berenjena?

Magret de pato. Qué buenos ingredientes.

Solomillo de ternera. (RAQUEL) ¡Qué suerte!

-Yo no tengo. -¿Quién tiene solomillo?

-¿Para qué quiero tanta carne y pescado?

Erizo de mar.

¡Oh, qué rico! ¿Quién lo tiene?

(TERRE) ¿Tú tienes erizo de mar?

Ajo. Ajo tengo, ajo tengo.

(RAQUEL) Qué barbaridad.

Mandolina. Mandolina.

Oreja de cerdo.

¡Oreja de cerdo! -Yo me depilé.

Ay, madre mía de mi vida.

-Vamos, una línea, por tu madre.

Arroz. (NICO) Arroz, yo.

-¿En serio tienes arroz? -En serio.

-¿Ha salido harina de trigo? Harina de trigo.

(RÍEN)

El gordo: esferificar.

Esferificar, qué divino.

-¡Por fin voy a esferificar!

(BORIS) ¡Para un momento!

¡Me harté! ¡Quiero ser azafata!

-Lee. (GONZALO) Cántala.

-¡Merluza! (GRITAN)

(JOSIE) Qué bueno, ¿quién tiene eso?

-Venga, esos champis. Seguimos para línea.

Morcilla de arroz. (TERRE) ¡Lo tengo!

-Pero Terre, ¿tienes todo o qué?

-¡Estoy a punto de cantar bingo, os lo aviso!

(RAQUEL) No es verdad. -¡Ole!

-¡Guau! -Supercoreo.

-Pelador.

-¡Sí, pelador! ¡Sí, sí, sí!

-No te aguanto, Terre. Te estás pasando.

-¡Ole! -Vino PX.

-Vino PX. (BORIS) Vino PX.

Vino Pedro Ximénez. Vino Pedro Ximénez.

(RÍE) Ay, Boris. (CELIA) ¡Vamos ya, hombre!

¡Tanto rollo! ¡Venga ya, callaos!

-¡Prensar!

-Dos de dos. Solo me faltan de dos.

-La que está calladita, ocho en el mismo cartón.

-¿Qué pasa? -Te quejabas:

"No me sale nada". Ocho.

(RUGE)

-Celia y yo estamos es un momento

en el que estamos encontrando un punto...

Un punto negro en la espalda. No encontramos el punto.

Estamos buscándolo.

-¡Yogur griego!

-¡Sí, yogur griego!

-Champiñón, champiñón.

-¡Leche condensada!

(CELIA) ¡Línea!

¡Línea, línea! ¡Han cantado línea!

¡Línea, línea! ¡No!

(GRITA)

Acérquenos su cartón, Celia, por favor.

Ya puedo coger verduras. (TERRE) Vamos a comprobarlo.

-"No me sale nada".

-Celia, qué increíble, de verdad. Vamos a comprobar.

Efectivamente, tiene línea.

La línea es correcta. Felicidades.

¡Brava!

¡Ha cantado línea!

Tendrás la posibilidad de coger dos ingredientes del supermercado.

Qué bien, qué suerte. Y ahora continúas,

puedes cantar bingo todavía. Adelante.

A que le toca le bingo a la tía, a que le toca el bingo.

Esta es una lista, esta es una lista.

¡Mira la línea, mírala!

(GONZALO) Han cantado línea, continuamos para bingo.

-Saca algo decente, por favor. -Una piña o un plátano.

-Plátano. (RÍE)

Eso es lo que te estaba pidiendo yo a ti: un plátano.

-No lo quiero ni en pintura.

-Así, mira qué mono. (NICO) Oh, sí. Ese lo quiero yo.

-¡Champiñón! -¡Lo tengo!

(TERRE) ¡Yo también! -¿Sabías que eso era un champiñón?

-Baja temperatura.

(GRITA) ¡Yo!

-Boris, por favor, sácame algo.

Celia, con el 90 por ciento del escrutinio,

¿cómo vas? Aquí voy.

-¿Ves? Ella ni mu.

¡Suavona! ¡Sibilina! Así, tracatraca, te la cuela.

-¡Frutos secos! (JOSIE) ¡No!

Tampoco los tengo, Boris.

-Patata, por favor, Boris. Patata.

-Cigalas.

-¡Sí! -¡Qué suerte!

-Saca unos huevos o algo. (BORIS) ¡Bueno, por favor!

¡Alegría! ¡Patatas!

-¡Vamos! (AINHOA) Sí, sí.

Tengo patatas. Yo sí.

(JOSIE) Socorro, esto es superagobiante.

-Chocolate, chocolate, chocolate, chocolate.

-Muy bien, chocolate. (RAQUEL) ¡Sí!

(GRITA) Hay que enfocar.

-¿Quieres sacar huevos ya, por favor?

-¡Bien, bien, bien! ¡Huevos!

(GRITA)

(TERRE) ¡Huevos, huevos!

¡Sí! (BORIS) ¡Bien!

-Sácame algo bueno de esto. Por favor, Samantha.

-Espárrago blanco. (FLO) Nada, no me interesa.

(TERRE) Venga, unas especias,

unas gambas rojas. (FLO) ¿Cuántas te quedan?

-Aquí una y aquí cuatro.

(BORIS) Mira lo que viene.

Mucho movimiento... ¡Gambas rojas!

-¡Yo! (GRITA)

-Menuda materia prima, y yo solo fruta.

Últimas bolas para bingo.

(FLO) ¡Vamos, Boris! -Vamos, vamos.

-Confitar.

-¡Bingo! (BORIS) ¡Bingo, lo sabía!

Vamos a comprobarlo.

Celia, vamos a comprobarlo.

(TERRE) ¡Tongo, tongo!

(BORIS) La que se va a armar.

Estás tocada por los dioses.

¡El bingo es correcto! (BORIS) ¡Bravo!

Ha cantado bingo, el bingo es correcto.

Ahora, al cantar bingo,

tienes todo el supermercado a tu disposición

durante toda la prueba.

Puedes entrar y salir las veces que quieras.

Habrá hecho trampas. Seguro que ha hecho trampas.

Muy bien, Celia. ¡Bien! Muy bien, Celia.

Celia, te tienes que lucir. Ese es el problema.

Yo me hubiera conformado con la línea,

pero cuando ha sido el bingo digo: "Madre mía, qué responsabilidad

la tengo que hacer divinamente porque si no me matan".

Con razón además, claro.

Aspirantes, debéis hacer un plato en 75 minutos

utilizando únicamente los ingredientes

que tenéis tachados en el cartón,

pero obligatoriamente debéis aplicar la técnica

y utilizar el utensilio que hay en vuestro cartón.

Y no olvidéis que estamos en la semana nueve

y tenéis que aplicar todo lo aprendido.

Os anunciaros que no seremos los únicos que cataremos

los platos. Van a venir unos comensales

muy especiales y será una cata a ciegas.

Es decir, no sabrán de quién es cada plato.

Así que debéis marcarlos con las pegatinas de colores

que encontraréis en vuestro cajones.

Ok. Y atención,

tendréis que hacer ocho raciones tamaño tapa

de vuestro plato.

A mí me haría mucha ilusión que viniera

Carlos.

Carlos de Inglaterra. Yo le llamo Carlos, Charlie.

No por la audiencia, pero por mí, viene.

Me gustaría que fuera Carlos. Me haría mucha ilusión.

Ahora sí, es momento de empezar a cocinar.

Celia, tú tienes tres minutos para hacer

tu compra en el supermercado

y luego podrás entrar las veces que tú quieras

y lo necesites. Qué divina.

Celia, ¿preparada para entrar al supermercado?

Sí, chef. Adelante.

Vamos, Celia, arrampla con todo. -Arrampla con todo.

-Todo para uno, ¿eh?

-Voy con la merluza en salsa verde.

(TERRE) Un sueño, tres minutos para lo que quiera.

Vete a tu puesto de cocina

y vuelve cuando quieras a por lo que quieras.

Sí, chef. (GONZALO) Nada, tío.

Vamos a divertirnos, ¿no?

Los 75 minutos para cocinar

comienzan en tres, dos, uno, ya. Adelante.

¡Sabor!

(TARAREA)

(TARAREA)

-Quitarle la cera a un cerdo, es lo último

que podía hacer en este programa. (RÍE)

-Joer, de verdad, ¿eh?

¿Qué ha cogido Celia, Sami? Merluza, perejil, gamba roja,

varias cosas para una merluza. Va a guisar una merluza

con marisquito.

Acaba de volver al supermercado.

Entrará y saldrá como Pedro por su casa.

Uh, qué mal este.

Voy a hacer un arroz mar y montaña, cigalitas y oreja de cerdo.

Las cigalitas las vamos a hacer confitadas.

Es la primera vez que utilizo orejas de cerdo, la verdad.

Me tocó en una prueba de exterior hacer careta,

voy a imaginarme que de textura son medio parecidas

y por eso vamos a hacer lo de la olla exprés.

(CANTA) "Vir-gen-ci-ta,

que me quede como estoy".

Terre tiene gamba roja maravillosa, morcilla,

puerros, berenjenas...

Espárrago blanco, champiñón, naranja...

De técnica: baja temperatura.

Si me esperáis unos momentos, vengo.

Me hago un arroz con las gambas.

Tiene baja temperatura, cuidado. Exacto. ¿Y el yogur?

No tienes que utilizar todos.

(BORIS) Claro. -Me da un miedo cuando se hincha.

(Aire)

¡Ea, lo tengo!

Aquí te vas a quedar un buen rato mientras hago cosas en otro lado.

(GONZALO) Josie, qué serio te pones cuando cocinas.

-Ahora estoy supermetido en esto. -Qué agobio, ¿verdad?

-Qué agobio, qué agobio.

Que tampoco tengo unos ingredientes así...

Vamos a ver cómo afronta

esta prueba porque tiene productazos.

Cómo casas o qué haces si coges el erizo o la presa.

Y luego tienes que esferificar. Lo vas a hacer muy bien, Socorro.

(JOSIE) ¿Tú crees, Dolores?

-A Dolores hablas a Raquel. -Dolores es Raquel,

como siempre nos vemos en el foso somos Socorro y Dolores.

(RÍE) Me parto.

-¡Ah! ¡Ostras!

-Ay, neni...

-La que he liado, pollito. Ainhoa tiene patata, alcachofa,

espárrago blanco, kumquat,... Como unos pimientos.

...merluza, gamba roja, magret de pato,

huevos... Tiene que prensar y usar la mandolina.

A ver qué prensa. Claro.

Voy a concentrarme en mi producto de la tierra que es la langosta.

Digo "langosta", ya no sé lo que digo.

Merluza. Y luego estos langostinos

van a ir a infusionar la salsa.

Josie siempre está mezcla la gastronomía con la moda.

Y Gonzalo lo hace con el cine. Él estudió cine

en Nueva York, fue novio de Eugenia Martínez de Irujo.

¿Qué novias ha tenido Gonzalo?

Cuando yo le conocí estaba saliendo con Natalia Verbeke.

Fue horrible porque lo dejó por fax.

Eugenia, que fue algo increíble...

Tuvo muchos problemas con la mamá de Eugenia.

Amaya Montero, nada más y nada menos.

Y luego, Malú.

¡Antes de Albert Rivera! O sea, es que es muy fuerte.

Este "MasterChef" tiene una intensidad.

¿Sabes quién fue la que primero le gustó mucho a él?

Loles León. ¿Cómo?

¡Eh! (BORIS) No pasa nada.

Va todo bien, Gonzalo.

-Va increíble.

(BORIS) Él veía a la madrina...

Así con otros ojos. ¿Con otros ojos?

¡Eh! -Y la mamá le tenía que decir:

"Es tu madrina, es tu madrina". ¿De verdad?

(BORIS) Así es Gonzalo, es un peligro.

Pero yo sé cuál es el secreto,

me lo dijo mi marido porque son muy amigos.

Suelta, no puedo más. Es muy entregado.

Muy entregado. Ay...

Voy a hacer...

Voy a hacer una pasta... (FLO) ¡Dilo alto, que se oiga!

Lo que pasa es que no lo dices porque no quieres que te copiemos.

-¿Te imaginas lo que significaría después de perder el pin

poder tener el delantal dorado?

¿Te imaginas lo que conseguiría que todos estos me pudieran odiar?

Sería sublime, supremo.

¿Tiene novia ahora Gonzalo? (BORIS) Maravillosa.

Noelia le ha dado a Gonzalo una cosa que no tenía antes

que era esa estabilidad. Ah.

Ese amor quieto.

-Me ha tocado oreja de cerdo, me ha tocado manzana, frutos secos,

lichis, coñac, nata, leche condensada...

En fin, una fiesta.

Me tocó una fiesta. -Se nota en la voz.

-¿Te quieres callar un poquito? -No.

Lo que hubiera molado hacer el programa con Segura.

-Santiago Segura tendrá el delantal rosa,

pero tener el delantal dorado... Eso es...

(RESOPLA)

Eso sí que es mirar por encima del hombro a mi amiguete.

"Hombre, amiguete, ¿qué pasa? Delantal dorado, el tuyo es rosa".

(TERRE) Venga, sofríe, sofríe.

(CANTA) # No pares, sofríe, sofríe #.

Las gambiquis. -Buenos días, bonita.

-¡Eh! ¿Cómo vas? -Muy bien.

(CANTA) "Nico, los platos de Nico, los platos de Nico,

los como por el pico,

los como por el pico". (NICO RÍE)

Nico tiene berenjena, pimiento rojo, ajo,

champiñón, lima, fisalis, cigalas, salmón ahumado,

oreja de cerdo...

Tienes para hacer un menú, no un plato. Menú.

Una coca crujiente, con las cigalitas...

Ay, lo que dices que va a hacer...

Me dan ganas de comérmelo a él.

Qué monada, por favor. Donde veas, todo es bellísimo.

¿No te has dado cuenta? Es como el "David".

Sí. Te quedas horas mirándolo...

Estaba mirando a la Venus, se me van los ojos

a Raquel. Raquel es muy mona.

Fíjate lo que tiene:

hígado de cerdo, calabaza, plátanos,

melón, naranja, huevos, yogur griego, queso crema,

Pedro Ximénez, chocolate, miel... Miel...

Tiene que esferificar y utilizar el termómetro.

Complicado, ¿eh? Yo hacía un postre.

Ya, pero, claro...

No tiene nada que ver hacerlo en casa o aquí.

(RÍE) Tiene varias frutas para hacer

un tipo de macedonia... Macedonia mona.

Con esféricos de queso crema.

Ahí van, ahí van...

¡Ay, qué fuerte!

Bueno, están saliendo, no me lo creo,

qué maravilla.

Aspirantes, habéis consumido 30 minutos.

¡Oh! Os quedan 45.

"My God".

-Sí, hombre... ¡Ah!

¿Oído? Sí, chef.

-¡Sí, que lo he escuchado!

Ya me empiezo a poner nerviosa y empieza el caos.

Venga, reduce, reduce.

Hola, ¿qué tal? ¿Venís a verme?

Ah, luego, luego. -Amor, amor, amor, todo es amor.

¿Cómo está Celia Villalobos?

Celia, dinos la verdad, ¿cómo te sientes?

-Tengo un ataque de nervios de la responsabilidad.

No puedo creer que eso te bloquee. No es que me bloquee,

es que me hace la responsable. Tienes todo el súper para ti.

¿Tienes claro qué vas a hacer?

Una merluza en salsa verde.

Qué rica. En una versión especial,

con un parmentier en la parte de abajo

y unas gambas que tengo en el róner para la técnica

que las voy a poner después en plancha

y las voy a adornar en el plato con con la media ración de...

Oye, ¿por qué has elegido merluza con el productazo que tenemos?

La salsa verde la he hecho muchas veces.

Igual que Ainhoa, también es de salsa verde.

Sí, pero yo no hago esa salsa verde.

-¿Tu salsa verde es menos verde? -No es nada verde.

Tiene su perejilito por arriba y punto pelota.

Te tienes que lucir.

Los jueces van a ser más exigentes porque tienes todo a favor.

Por eso yo estoy acojonadita.

Una merluza riquísima es lo que quiero probar.

Y una cosa muy importante, su salsa verde.

Vamos a ver qué ocurre, Celia.

(TERRE) ¿Cómo vas, cariño?

-Ahí voy. -Es una maravilla.

-Estoy sellándolo,

luego le meto un golpe de horno al final.

¿Qué tal, Flo?

¿Qué tal, chef? ¿Necesitan algo? (BORIS) Flo, ¿qué tal estás?

¿Es un plato salado? Sí, es salado.

¿Oreja? Oreja.

Tengo oreja, la intención es sacarla de aquí y...

Claro, si no la sacas de aquí, fíjate.

¿Y una vez que la saques?

Cortarla, picarla muy fina, echarla con su caldito

y enfriarla para con la gelatina que suelta la oreja...

-Dios santo...

-Ya, chef. -El tiempo va corriendo.

¿Esto para qué sería? ¿Como una salsa?

Es una intención de algo que no sé todavía qué es,

pero lo tengo aquí hecho. Esto es una mezcolanza rara

que no tiene sentido. Vámonos, Boris.

Por favor, mira este momento.

-Que vengáis aquí para nada, es mejor que...

-¡Qué divina masa, Gonzalo! -¡Qué divino!

-Qué divina masa.

(Música)

Mira, mira, mira.

¡La masa, la masa! Madre mía.

¿Cómo estás? Rubén está orgulloso de ti.

-Estoy increíble. Y con Boris, más contento.

¿Estás contento de que haya venido Boris?

Cuando termines, ¿me puedes firmar un autógrafo?

Te lo pido por favor, Gonzalo.

¿Cuál es la coña? A ver... No, no, ninguna.

Me ha contado todo tu currículum.

Sabes que Boris ha estado presente

en todos mis amoríos desde hace muchísimos años.

-Es el título de mi biografía: "Las conocí a todas".

(RÍE)

-Es verdad.

-Mira cómo le está quedando esta masa, por favor.

Mira, mira, mira. ¡Uh!

Esto ahora lo coges así, lo dejas secar un poquito.

Qué elegancia, por favor.

Porque en el último segundo, es un mete-saca.

Si es un mete-saca, poca chicha le veo yo.

-En determinados aspectos, conviene no correr, ¿no?

-No es solamente mete-saca, es la entrega.

La entrega, me ha gustado eso. La entrega es muy importante.

-¿Sabes que su marido estaba celoso de nuestra relación?

(BORIS) Rubén y él se aman.

-Tenemos una relación muy buena los tres.

Eso es granada. ¿Qué tiene que ver con los espaguetis?

Quiero hacer esferificaciones.

¿Esferificaciones de granada? Es lo que quiero intentar.

Sin riesgo, no hay gloria. Adiós, DiCaprio.

(BORIS) Adiós, amor. Qué monada. (TERRE) ¿Qué tal?

-Terremoto amada. -Estoy disfrutando.

-Ya te veo.

(TERRE) ¿Venís a verme?

No. En otra ocasión. No hay manera.

Ahí tienes a Josie. Josie.

(JOSIE) Mi amor, mira las esferitas.

¿De qué son las esferas? Yogur con hierbas.

Voy a hacer espárragos blancos con una supervinagreta,

las esferas y el erizo de mar. Qué rico.

Suena muy bien. ¿Por qué los tienes en agua?

Estaban aquí con hielo

y ya los tengo que quitar. El espárrago blanco,

cuando lo cocinamos en el agua justa,

aceite y sal... Cocinas 15 minutitos...

¡Hala! Los apartas del fuego

y los dejas enfriar en su propia agua.

Ya están aquí enfriándose.

No me estás escuchando.

No es su propia agua. No, es agua de hielo.

Tenemos cursos en la escuela "online", ya que no escuchas,

te recomiendo que entres. Tengo aquí un cacao.

(BORIS) Ay, perdona un momento.

¿Esto se separa? -Claro.

Le quedan 10 minutos... ¡Qué monada!

Son 1.000 vestidos en uno. -Bravo, bravo.

-Ay, por favor, que no te he puesto bruma.

No te puedes ir sin bruma. -Ay, bruma, por favor.

-Las necesitamos. -Brava, gracias, gracias.

Por favor, por favor.

Ay, qué divina tu bruma.

-Mira, agua de racimo.

-Venga, por favor, Josie.

Platazo. Sí, sí, sí.

(TERRE) ¿Qué, Nico?

-Vamos a llegar justitos. Si llegamos.

-¡Calla, calla, calla!

(Música del Oeste)

-Madre mía.

Es imposible, imposible.

(BORIS) ¡Terre! ¡Hombre, por fin venís a verme!

Qué ilusión. He tenido un incidente.

He querido hacer un número erótico,

me he agachado y mira la espalda. -Oh, qué divina.

Pero ya estás emplatando, cari. Qué monada.

Vamos a probar.

¿La morcilla qué tiene que ver con todo eso?

No quería desaprovecharla.

Es una tapita entre la tapita.

-Una tapita de morcilla. ¿Tu arroz de qué es?

Berenjena, puerro, gambas y champiñones.

Está durito para que cuando llegue

a los comensales sea perfecto. -Oh, oh. Maravilla.

-Pruébalo y verás como sí.

-¿No lo fastidiaremos? ¡Ay, Samantha!

-No le hagas... Pobrecita. -Yo me lo comería así,

pero a la gente le gusta más pasadito.

(ASIENTE) (BORIS) Está divino.

Tiene "sabor", tiene potencia, es una gozada.

Y es muy lindo cómo está emplatando.

Vámonos. Boris, deja de comer ya. Perdón, parezco Victoria.

Parezco Victoria.

(Música)

Aspirantes, últimos cinco minutos. ¡Oh!

-¡Hala!

-Voy a poner las gambas.

-¿Y a Nicolás no lo vamos a ir a ver?

No se pueden olvidar de poner sus pegatinas.

(NICO) Sí, chef. (BORIS) Nicolás.

Es uno de mis nombres favoritos. -¿Qué tal?

(NICO) ¿Qué es este universo? -La oreja de cerdo.

Voy a echar unas gotitas de aceite y lo tenemos.

-Qué guay.

-¿Cómo están mamá y papá? -Muy bien.

-Manda besos, por favor. -Sí.

-Cuando te veo, veo muchísimo a tu mamá y a tu papá,

pero mucho a tu mamá. -Cuando nos ven andar...

-Es verdad, es igualito.

Solo le interesaba ir a ver a Nicolás.

Un beso, Nicolás. -Gracias, bonito.

-Imposible.

Es imposible tío con esta... Mira a Gonzalo, qué carácter.

Claro, con el pin no le pasaba esto.

¿No le salen las esfera?

En los platos de Terre y Nico tendremos que poner

un punto rojo porque tenemos comensales alérgicos.

(BORIS) Alérgicos, claro.

(FLO) ¿Cuánto queda?

Poco. ¿Qué?

¡Aspirantes, último minuto!

(BORIS) ¡Gonzalo, piensa en Rubén!

-Todo el tiempo, mi amor. -Por favor,

piensa en algo que sea esférico.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! Manos arriba. (BORIS GRITA)

(GRITA)

(RÍEN) (BORIS) Por favor...

¿Lo habrán conseguido todo? ¿Estás nervioso?

Súper.

(JOSIE) Me encanta mi plato.

Me encantaría que cuando mis comensales lo vean,

esté yo representado y me reconozcan.

Para mí sería lo más, pero sé que un plato de verdura

en España nunca va a triunfar por encima de una proteína.

"Si quieres aprender todo lo que necesitas saber sobre cocina,

tenemos una novedad. A partir de ahora,

la escuela 'online' de 'MasterChef'

amplía todos los meses sus contenidos

para que puedas convertirte en un auténtico MasterChef.

Más de 300 clases con nuevas recetas y trucos

para sorprender a familia y amigos con platos deliciosos.

Ya lo sabes, entra en la Escuela MasterChef".

Aspirantes, el tiempo en cocinas ha terminado.

Es momento de dejar los platos en el restaurante,

pero antes vamos a despedir a nuestro invitado,

Boris... ¡No! ¿Pero cómo?

-¡No! (TERRE) ¡Quédate!

-¡No! ¡No!

-¡No permitimos que te vayas!

No, no, no, ¡no! Como Marilyn. ¡No!

(BORIS) Lo siento, me tengo que quedar.

Estoy tan totalmente involucrado en esta historia...

Tenemos invitados, Boris. Da igual, se van a alegrar

cuando me vean. Tú has visto los platos

que han hecho y es una cata a ciegas.

Pero yo no digo nada. Lo prometo.

¿Seguro? Lo prometo.

Eres un alcahuete, lo dudo.

Qué malo. (BORIS) Pongo a Dios por testigo

que no diré nada. De verdad.

Pues te quedas en la cata. ¿Me quedo en la cata?

¡Ay, que bien! ¡Me quedo! ¡Me quedo!

(GRITAN Y SILBAN)

-"MasterChef y yo somos indisolubles,

y un "MasterChef Celebrity" sin Boris Izaguirre

es muchísimo menos "Celebrity".

Podéis pasar al restaurante y dejáis un plato

en cada mesa, ¿vale? Vale.

Adelante.

(BORIS) Y que sea lo mejor para todos.

Un plato en cada mesa. Qué reina, qué reina.

-¡Dos de bravas a la cinco, calamares,

y necesito alioli! ¡Marchando ya! ¿Eh?

(RÍE)

(BORIS) Mira qué monada todo.

Deja de mirar tanto.

Esto tiene muy buena pinta.

¡A la bodega!

(AINHOA) Me imagino que va a ser mi marido.

-Bueno... -¡Ay!

-¿Necesitas algo, Samantha? Lo que necesitéis hoy,

no quiero ser pelota. Adiós.

(FLO) Los comensales que vengan míos me van a meter caña,

pero es programa nueve, acuérdense,

yo tengo que salvarme como sea y aguantar lo que haga falta.

Si les tengo que comer yo la comida y hacerles la digestión, lo hago.

Ha llegado el momento de conocer los comensales especiales

que van a catar en este reto.

Adelante, Asier Etxeandia y Feldene, amigos de la Terre.

Máximo Huerta y Borja Cabezón, amigos de Gonzalo.

Marta Cruz y Carmen Balfagón, amigas de Celia.

Patricia Galdón y Vicky Sanz, amigas de Raquel.

Matxalen Aguiló y Nekane Arana, amigas de Ainhoa.

Isabel Maestre y Beatriz de la Cova, amigas de Josie.

Josema Yuste y Juanma Castaño, amigos de Flo.

Ivo Lerma y Sara Escudero, amigos de Nicolás.

Bienvenidos. ¡Bravo!

Muchas gracias a todos por venir. (BORIS) Qué alegría, por favor.

Qué divino. Boris, por favor.

Me siento. Acompáñanos.

(CELIA) Por Dios, ¿quién estará ahí dentro?

(RAJOY) "Me ha invitado Celia que viniera a 'MasterChef'".

Bienvenidos a todos, muchas gracias por venir,

un placer teneros aquí. ¿Boris? Sí.

¿En qué mesa te quieres sentar?

Yo creo que por alusiones,

como Gonzalo vino cuando me hicieron a mí esta prueba,

me siento en la mesa de Gonzalo. No puedes decir nada

y no puedes votar. ¡Oh!

-Qué bien que te vengas aquí. -Claro, con vosotros.

-No hay ninguna posibilidad de que un amigo reconozca mi plato.

Es imposible que un amigo piense que he hecho

una esferificación de granada. O sea, imposible.

Máximo, conociste a Gonzalo

haciendo lo que fue su primera entrevista.

¿Qué impresión te dio?

Era alguien que se protegía mucho, que se cuidaba mucho.

Luego ya he ido viendo que es muy generoso,

que es muy social... De hecho, de cocinar no.

Es de ir a restaurantes y elegir el vino.

"Sí, por favor".

Es muy cliente.

Es muy buen cliente y tiene buen paladar.

¿Crees que puede haber aprendido a cocinar un poco?

Sí, porque es muy jugador.

-Cuando Gonzalo se propone algo... ¿Es competitivo?

Suele conseguirlo. ¿Boris?

¿Dígame? ¿Le has dado clases de cocina?

Le he sugerido que haga sentadillas para tener las piernas fuertes.

-¿Qué tiene que ver? -Cuando estás cocinando,

estás más tiempo de pie que sentado.

El pantalón que no sea pitillo para que corra la sangre.

Está bien que lleves pitillos aunque te puedan dar

un punto más macarra siendo él un príncipe socialdemócrata.

(RÍEN) -Como bien demuestra esta mesa.

Esta mesa es... Se podría decir que es la mesa

más socialdemócrata de la velada.

Hay un diputado, un exministro y un votante casi...

(RÍEN) -Es muy socialdemócrata esta mesa.

Tenemos más mesas... Ya lo sé.

Basta, basta. Gracias.

Marta y Carmen, amigas de Celia. Eso es.

Carmen, tú conoces a Celia desde hace mucho tiempo,

incluso has trabajado con ella.

He tenido el gusto de trabajar con ella.

Es una mujer que se exige muchísimo a sí misma.

Cualquier cosa que se propone, la suele sacar adelante.

(BORIS) Bravo, bravo. -Ahí está su historia.

Eso lo hemos visto, lo hemos visto.

Es una competidora difícil, ¿eh?

Por tu parte ha venido Madonna.

-Kylie es que está un poco tontorrona.

¿Te imaginas? (FLO HABLA EN OTRO IDIOMA)

Grace Jones me ha dicho que igual venía.

Con Beyoncé no me hablo ahora, estamos en un momento en que no,

así que esa parte la descarté.

Bueno, amigos de Terre.

Asier, ¿cómo era La Terremoto cuando la conociste

y cómo es ahora? Ha evolucionado mucho,

pero siempre ha sido una valiente y ha sido una catarsis verla.

¿Cocina mucho? Se está volviendo loca,

completamente, vamos. ¿Y bien?

Y muy bien, se lo curra, tarda sus horas en hacerlo

comes a las seis de la tarde, pero está buenísimo.

Además es muy gracioso porque ella dice:

"Voy a cocinar", entonces viene, te concina y se va.

Ella no recoge, claro. Para eso tiene una corista.

Y toda mi gente no está aquí, no sé a quién han traído.

Patricia y Vicky, amigas de Raquel,

Patricia, además eres amiga y socia.

Sí. Sus hijas nos han contado

que antes de venir a "MasterChef" solo sabía calentar

en el microondas. Poquita cosa.

¿A ti no te ha sorprendido que esté en "MasterChef"?

Pues me ha sorprendido muchísimo pero estoy segura

que lo hace increíble porque tiene una energía muy bonita

y es muy luchadora, aquí hay muchos luchadores,

ya veo, pero ella es una grande también, o sea...

Este programa va de competir y de luchar, así que...

Matxalen y Nekane, amigas de Ainhoa, bienvenidas.

Gracias. Matxalen, conoces a Ainhoa

desde pequeña y sabes que no cocina mucho,

pero le gusta reunir a gente en torno a la mesa.

¿Recuerdas algún momento donde tuviera un chasco

intentando agasajar a alguien? Pues esto fue hace 30 años:

Estábamos en Nueva York e hicimos una cocina vasca,

una merluza en salsa verde, compramos lo que pensábamos

que era perejil que no era perejil sino cilantro.

¡Oh, qué locura! -Te puedes imaginar las caras

de decir: "¿Qué es esto?" Verde sería, ¿no?

Verde, muy verde, pero el sabor... -¿Habrá venido Isabel?

Yo espero, ojalá, me encantaría, lo que pasa es que temo

por todos porque como venga Isabel y comente los platos,

vamos, Chicote no es nada a su lado.

(IMITA A CHICOTE) Es que ese plato me parece una mierda.

-Ella no lo dirá así, pero lo dirá "asao".

Isabel, pionera en el mundo del catering, maestra total

de todos nosotros y Premio Nacional de Gastronomía,

no sabes todo lo que nos habla Josie de ti y de lo que trabaja

contigo en el obrador. Estamos encantados con él.

¿Tú crees que la gente conoce al verdadero Josie?

Pues quizá, no, porque el verdadero es fenomenal.

Empieza a sacar toda su sabiduría pero lo mismo te la hace

para la moda, la cocina, para todo, es fantástico.

¿A tu mesa quién ha venido? -Dabiz Muñoz, de DiverXo.

Sí, y Chicote. (IMITA A CHICOTE) Bueno,

este plato me parece una mierda.

(Risas)

Bueno, Josema, creo que cuando vosotros ibais

de gira, Flo llevaba la comida. Pero la comida, comida,

no un sándwich de pavo... no. No un tentempié.

No, no, un potajito de garbanzos,

su espinaquita, su bacalao con su mantelito

de cuadros y el postre, una cosa tremenda.

Juanma. Estoy un poco cortado

porque aquí tienen todos unos lazos muy estrechos

y yo no soy tan amigo de Flo, no sé qué pinto aquí.

A mí no me ha cocinado nunca, solo me ha llamado

para tomar copas, pero estamos aquí y a disfrutarlo.

Muy bien. Nico, ¿quién crees que ha venido?

Pues mira, tengo a dos amigas que hace seis años que no se hablan

y están enfadadas. (RÍEN)

Me encanta porque es otro metaprograma.

Sara e Ivo, amigos e Nicolás, ¿crees que Nicolás

es un buen aspirante a "MasterChef Celebrity"?

Sí, sí. -Si algo de esto es tuyo,

es que lo estáis haciendo muy bien. -Que haya llegado hasta aquí,

o sea, ya es... ¿Te sorprende?

Sí. A nosotros también.

Nico os mira con esa carica de angelito y así

y os puede hacer creer que el cilantro es perejil,

pero a la de ya. Quieres decir que...

Os intenta embaucar. Sí.

La planta que tiene Nico por fuera es la que tiene dentro

y eso te embauca. Bueno, como veis, cada mesa

tenéis ocho platos diferentes y cada color corresponde

a un aspirante. Debéis catarlos todos

y luego, votáis un voto por mesa solo.

Boris, por favor, puedes catar, si quieres,

pero no puedes dar información y calladito.

Y no puedo votar, vale. Vamos a comenzar, pues.

# Deseo de Nico, deseo de Nico

# se come por el pico, # se come por el pico

# y yo me sacrifico. #

Vamos a probar este. -Venga, ¿probamos este a ver?

A ver el arroz, sí.

Bueno... -¿Está bueno?

Me desestabiliza.

Un poco al dente. -Pero duro.

Nada, no me gusta. -No.

La Terremoto, ¿presentaría la morcillita

en un plato? -La morcillita

aparte la presentaría. -No sé.

No. -Me ha tocado un puntito

crudo de más. -Sí, sí.

Imagínate que sales y en mesa está Ana.

-¿Te imaginas que en tu mesa está la campeona?

-Ella sola así y dos velitas.

¡Qué bonito esto! -¿Esto qué narices es?

Vamos a ver. -Vale, vamos a probar.

No me ha gustado. -¿Ese te ha gustado a ti?

-Sí, pero no mucho.

(RÍEN)

Eso no es de Gonzalo. -No, no lo creo ni de coña.

Es muy basto, es muy basto. -Muy bien, Jordi.

Lleva todo lo que sienta mal.

Es muy basto. -¿Te pareció muy basto?

El arroz tiene muchas lagunas. El delantal dorado,

¿quién se lo lleva? -Quien más votos consiga

que deberías ser tú

que tenías todo el súper a tu disposición.

¿Por cuál vamos ahora? -El que tú me digas.

-Probemos este. -¿El azul?

Cómo nos gusta poner un buen langostino

para que dé categoría.

Está bueno. -Está bueno.

Para mí, el mejor hasta ahora. -Para mí, este está muy bueno

y la salas bien, igual le sale ya bien la salsa verde.

Igual le sale la salsa verde bien.

El espárrago entero es cosa de Isabel.

-Ella nunca lo partiría por la mitad,

cuando se los manda a los de IBEX todo el espárrago

es muy ordinario. -Ahora habría que tomar...

-Es que esos espárragos. -Tienen una pinta que te mueres.

-Y la lechuga me encanta y es como de huerto.

Sí. -Mira la lechuga qué apetecible

con vinagreta. -Es mona, ¿eh?

Sí. -Muy mona.

-La verdad, está bueno.

Sí. -Este, a priori,

me parece el mejor presentado y discreto.

A mí es el que más me gusta por cómo está presentado.

Por la estética natural. La estética natural.

El espárrago muy bueno, muy bien aliñado.

Muy buenos. -Con su granadita.

Yo creo que se lo va a llevar Ainhoa.

-¿Pero por qué? -A mí no me van a reconocer.

No, pero el tuyo creo que... -Pero la merluza triunfa,

es que es un productazo.

A ver, el pescado.

-Ni servimos, pica de aquí. -¡Ah, vale!

Está buena. ¿No os importa

que os ayude un poco? Por supuesto.

A ver, vamos a probar.

Este está muy bueno el pescado. -Este está bueno.

-El pescado está rico. -¡Ajá!

El punto del pescado está bien. -Pues me haría mucha ilusión

que te lo llevases, Ainhoa. -¡Ay, Gonzalo!

Es verdad, es verdad.

¡Ay, mi Gonzalo!

Vosotros sois los que tenéis que comer.

Esto es de Raquel Meroño, la pasta le pega a Raquel mucho.

Como sea de Gonzalo...

(RÍEN)

Esto es pasta fresca que la han hecho aquí ellos.

Creo que han hecho la pasta.

-¿Tú crees? Puede ser. -Creo que sí.

Bueno, una pasta con salmón tampoco tiene ningún secreto,

no dice nada. La pasta está pasad...

Este no gana. -Grace Jones inauguró el casino

de Torrelodones. -Claro.

-Estabas tú allí. -Con Elio.

Con Elio. -Y con Paloma.

-Con la madre, la hija, no, pero la madre vino.

¿Vamos con el misterio este? -Esto es oreja.

A ver. -Es oreja, sí.

Mala pinta. Mala pinta...

¿Tú eres irreductible, no? No, o sea, tú llegas

a un restaurante, ¿y qué dices? No, no tiene tan mala pinta

Esto lleva como torreznos. -Está gracioso con su patatica.

-Es carrillera, ¿no? -No sé, me gusta el crujientito.

No tengo ni idea. -Lo como, pero no lo pediría nunca.

-Yo tampoco. -A ver, ¿qué nos queda?

Nos queda el postre. -¿La copa es postre?

-Yo digo que es postre.

Bien, va. -Yo creo

que no es de Gonzalo el postre. -No, ni de coña.

¿Por qué no probamos el postre? Bueno, creemos que lo es,

¿y si no es? -Qué mascarpone, ¿no?

-Buen mascarpone.

El más rico es ese. -A este le priva...

-Le gusta el mousse de chocolate. -Este me gusta mucho, tío.

-A mí también, macho.

Invitados, en cada mesa tenéis una carpeta

donde tenéis que meter la cartulina del plato que más os ha gustado

y os tenéis que poner de acuerdo entre los dos.

Hay que elegir uno. -Qué horror, ¿qué hacemos?

Es horrible. -¿Qué hacemos, salado o dulce?

Ese caliente es espectacular está bien trabajado,

la nata no tiene misterio, tiene que montarla.

Yo creo que no es de Gonzalo el postre.

-Yo creo que ni de coña. -Tengo mis dudas.

A mí el espárrago con esa lechuga verde, verde.

-Buenísima. -¡Oh, maravilloso!

Creo que tú y yo estamos bastante de acuerdo.

-Los voy a votar todos.

¿Cuál es el que más os ha gustado?

Es que hay dos... ¿Cuáles?

Chocolate y este, la verdad.

El postre y esa merluza en salsa verde.

Hemos dudado entre dos, los espárragos

que nos han gustado muchísimo y la pasta por la selección

de productos, sanos, más de espíritu deportivo.

Los arroces, desde luego... Ahí no le reconocéis.

Y que esté rico, os gustaron los dos.

Sí, los dos. -El que más nos ha gustado...

-El de La Terre. (RÍEN)

No, tenéis que votarlo, yo no quiero saberlo, me voy.

Vale. -Vamos a ver, ese nos gustó mucho

porque además coincide en que Celia cocina mucho pescado.

Ha habido dudas. -Se nota que hemos probado.

Has probado, has venido con hambre.

Hemos ido a toda pastilla. ¿Reconocéis la mano de Flo

en algún plato? No hemos votado porque sea de Flo.

No, no. -Somos gente muy justa.

El objetivo de esta prueba es el que más os haya gustado.

Flo que se busque la vida. ¿Habéis reconocido

la mano de Ainhoa? Bueno, complicado.

¿Sí? Pero apostamos

por el que más nos ha gustado. Muy bien, fenomenal.

El espárrago estaba muy bien la cocción y este pescado muy bien.

Y el pescado os ha gustado. La salsita.

Muy bien. Ivo, Sara, ¿dónde veis a Nico?

¿En qué plato? Esa es muy buena pregunta.

Esa es la pregunta del millón. Buscamos el que más nos ha gustado.

Votáis el plato que más os gustó. Me gusta la gente sincera

que no viene por el amiguismo y quedar bien.

No, porque total... -Espero no verle, de hecho.

Incluso es posible que no te vuelva a hablar más.

Gracias. A ti.

¿Coincide el que más os ha gustado con el que pensáis

que es de Josie? Creo que sí.

Yo, que le conozco, me parece a mí que puede ser.

Por la simetría igual me reconocen porque me encanta la simetría.

Eso de poner... -La simetría, Isabel lo ve.

Es el momento en que los aspirantes descubran

quiénes son los comensales y os reencontréis con ellos.

¡Adelante, Josie!

Bueno, qué ilusión, no te creo que estés aquí.

O sea... ¿qué tal? Mi amor, o sea, qué difícil,

no sabéis lo que me he encontrado.

Josie, ¿te esperabas estos invitados?

Dos mujeres que admiro muchísimo, o sea, en cada uno de sus campos.

No sé cómo agradecerte que me has recibido en tu obrador

y me has enseñado tanto y me enseña tanto.

-De gracias nada, estoy encantadísima.

Que te pongo un piso en la Castellana,

qué ático. -Me parece muy bien.

-Claro, es que no sé qué hacer.

Hola, ¡ah!

Hola, hola.

¡Ay! -Ponte de pie, ponte de pie.

Feldene... Por favor, Feldene. -¡Bravo!

Yo he venido a pelo.

# Soy La Terremoto, # soy La Terremoto. #

¡Ay, qué fuerte!

Estamos en la historia de La Terremoto

desde los inicios, prácticamente.

15 años juntos, ¿hacemos un show?

-Venga, empecemos. -¿Podemos presentar

las campanadas de La Primera? Estaríamos superbién los tres.

¿Qué tal? Bienvenidos. Buenas noches,

bienvenidos a nuestro restaurante. -A ver si ves a tus amigos.

-Cabronaco, Juanmita, hombre, ¿qué tal?

¿Qué pasa?

Han venido estos dos señores porque no encontramos dos amigos.

Primera vez que invitas, la primera vez.

-Y no he pagado tampoco, pero he invitado.

Muy bien. -Cuando he visto a Josema he dicho:

"Hay alguien con criterio porque conoce mi cocina".

Flo es como un gran mesón, una taberna,

no va, yo qué sé...

(HABLA EN FRANCÉS) No, ahí, no.

Pero bueno, qué bárbaro, ¿viste, pibe?

Pero bueno, qué es esto. -Somos más.

-Esto está lleno de gentuza, por favor.

Nada bueno. -Oye, qué bueno verte.

-Es una sorpresa. -Oye, canalla.

Pero a Gonzalo parece que le quiere gente.

Tiene amigos. ¿Esto te lo has hecho cocinando?

-Ves que aquí hay alguien que trabaja y otros que miran.

No, es flipante lo tuyo, no hace ni el huevo

y se mancha así para parecer...

Todos se creen que soy un solapado que soy un mentiroso.

-Confirmo que Gonzalo ha venido aquí virgen.

¡Oh, qué mona, guapa! -¿Quién es?

¡Ah!

No me lo puedo creer.

Estas mujeres son los pilares de mi vida,

qué ilusión más grande. ¿Contenta, Raquel?

Estoy tan contenta, no me lo puedo creer.

Raquel, quizá después de la votación dejen de ser amigas

pero bueno, disfrútalas de momento.

Me ha hecho tanta ilusión es que aquí todo además

es como que cualquier cosita la sientes muchísimo

porque estamos pasándolo muy mal. -Pero tú estás acostumbrada,

eres fuerte, estás acostumbrada. -Sí, sí, pero es durito, es duro.

¡Ah!

¡Pero mis amigos!

¿Qué pasa, chaval? -¿Qué pasa? Pero bonita.

Oye, que dicen que son amigos, pero que no cocinas un pimiento.

No, si yo no me tiro el rollo, yo era de pasta, pizzas

y ahora ya hay un nivel. Ahora pensando...

Vamos a ver qué nivel creen ellos que tienes, ¿vale?

Vale. -Ojo, Celia, Celia.

¡Ah!

Pero, Marta, cariño mío.

Hola, mi vida. -Qué alegría.

Hola, hola, qué alegría. Mi malagueña, mi media hermana

y mi otra media hermana.

¡Ay, por Dios, me vais a perdonar!

Mi amor. -Mira, dos exministros, tío,

esto es historia de "MasterChef",

dos exministros de diferente partidos.

¿Cómo estás? -Mi amor, muy bien.

¿Sí? -¡Bravo, bravo!

-¡Viva la democracia! -La social democracia,

la social democracia, ¡bravo, bravo, bravo!

(FLO IMITA A RAJOY) Veo que esto sirve para algo,

es un pacto que hemos hecho en televisión y eso me gusta.

Es una cosa que me gusta.

¡Ainhoa Arteta, adelante!

Los últimos serán los primeros, ¡ah!

¡Me muero!

Ladrona. -Disimula muy bien.

Son mis mejores amigas.

¡Ay, que me muero! Pero bueno...

¿Has visto? -¡Qué emoción!

Me tengo que quedar aquí en medio. -A degustar.

Ainhoa... ¿contenta?

Más que contenta, son mis amigas desde cuando teníamos tres años.

Somos las "fifty". Qué bien, qué bonito, Ainhoa.

Muy bien, ahora sí, ha llegado el momento

de descubrir qué han votado vuestros amigos.

Recordad que están en juego 4000 euros para donar

a la ONG que elija el ganador y el delantal dorado.

¡Ay, el delantal dorado! Empezamos por la mesa

de las amigas de Celia.

Por favor, enseñadnos vuestro voto.

Azul oscurito. ¿De quién es ese plato?

Es tuyo. -Ya.

-¿Es tuyo? -Sí.

¡Pues, hija, celébralo! -¡Qué maravilla!

¡Ay, qué maravilla! ¿Por qué no te pones contenta?

Es que me he quedado... -Celia es muy expresiva.

Sí, sí, ¿estás contenta? No, feliz.

Así me gusta. # Tengo el corazón contento,

# el corazón contento # lleno de alegría. #

Nosotras también. -Mi niña.

Continuemos con las amigas de Ainhoa.

Mira, Celia. Celia otra vez.

¡Qué fuerte! Bueno, amigas de Raquel,

¿qué habéis votado? ¡Azul!

¡Ah! -Ainhoa, pero de verdad.

¡Ay, qué locura!

Ahora ya va a ser inaguantable, de verdad.

-¡Qué bueno! -¡Qué locura!

Con lo que nos gustan a nosotras los postres.

¡Ay, Dios mío! Bueno, Nico, a ver tus amigos

a quién han votado. ¡No puede ser, pero, por favor!

¡Ah! -Pero bueno, bingo, otra vez.

Muy bien. -Está riquísimo, tio.

Celia, línea, bingo y cuatro de cuatro.

¡Ay, Dios mío! (NICO) Qué mala gente.

Enseña, enseña.

-Estamos ante un resultado histórico.

-Mayoría absoluta. -Estábamos en duda con el tuyo

que está buenísimo, el chocolate me encanta,

pero, pero... -¡Ah!

¡Madre mía! ¡Mayoría absoluta!

¡He ganado, he ganado! -¡Mayoría absoluta!

(IMITA A RAJOY) Y encima el azul, estamos arrasando en la comida.

Flo, por favor, diles cuál era el tuyo.

Era este. -No jodas.

¿Este? El amarillo.

¿En serio? -Era muy atrevido.

¿Muy atrevido? No me pegaba para ti

que eres tan clásico. (FLO) Intento innovar, tío.

No innoves, innova menos y sé más tú.

De verdad, te irá mejor. -Sí, cabronaco.

A ver qué han votado los amigos de Gonzalo.

Solo pido que no sea el de Flo, por favor.

-Tuvimos un problema, no sabíamos qué votar

en estas elecciones. -Lo que teníamos claro

es que no sería un voto azul. -Era el plato que más nos gustaba,

somos demócratas, era el que más nos gustaba,

pero pensando lo que puedes hacer tú...

-Con mis cualidades culinarias.

Boris, ¿has influido en la votación?

Para nada, eh. -Hemos votado naranja.

Naranja... (TODOS) ¡Tongo, tongo!

No ha influido, para nada, decidlo, lo están preguntando.

Debo decir que cuando me acerqué a la mesa

dudabais entre dos. Dudábamos entre la pasta con salmón

que nos parece sencillito para tu cabeza.

Te reconocieron porque dijeron: "Pasta, salmón,

puede ser muy de Gonzalo". Lo reconocí por el salmón

y la pasta, hermano. No creo que influya mucho

en el resultado final. No, nada.

Celia tiene manos, sabe cocinar. -Sí, bien.

-Pero lo que da gusto es que tus amigos te conozcan

como para saber qué plato te pega. -Hemos acertado entre dos.

Ya lo he visto, ya.

Vamos con la mesa de las amigas de Josie.

Hemos votado rosa. ¡Rosa, el de Josie!

¡El de Josie! ¿En serio?

Lo han reconocido. -Sabía que era de Josie,

me lo imaginaba. La maestra reconoce

la mano del alumno y eso está muy bien.

Y lo que le gusta y su estilo. -Increíble, me he quedado

de una pieza, qué fuerte. Y por último...

El voto que puede cambiarlo todo, el voto que puede cambiarlo todo.

¿Qué hemos votado, amigos?

¡Oh! -¡Bravo, bravo!

¡Celia, acaba de ganar las elecciones!

¡Bravo! ¡Vuelve el azul!

Enhorabuena. -Gracias, cariño.

¡Bravo, bravo!

(IMITA A RAJOY) No os defraudaremos.

(TERRE) Gracias, ya iré a haceros la cena mañana,

os dais por cenados con el plato de Celia Villalobos

que os encantó y mañana voy yo y os hago la cena,

una poca mierda para cenar, a ver si os gusta.

Celia, menuda noche, menuda noche.

Te llevas el delantal dorado, Samantha.

(Aplausos)

Este delantal sabes que te asegura una semana más en "MasterChef".

Enhorabuena y además, Celia, te llevas esos deseados 4000 euros

que puedes donar a la ONG que tú elijas

que era lo único que querías ya. Lo lleva esperando

desde el principio. ¿Para quién van esos 4000 euros?

Es una organización de Madrid que se llama Buenos Amigos

que es un grupo de personas que se unieron

para ayudar a las personas mayores que vivían solas

que estaban infectadas o no y creo que ha sido algo

tan bonito para mí que va para ellos.

¡Bien! Para ellos van.

¡Por fin, por fin!

De todo lo que llevo aquí hoy ha sido el día más feliz,

esto vale... ¡uf! Vale todo.

Llegó el momento de despedir a vuestros amigos,

gracias a todos por venir, un placer teneros aquí.

¡Joder! Si queréis dejarles de hablar,

pues es el momento. Gracias por venir.

Juanmita, gracias por venir. -Gracias por todo.

La próxima vez que te vea cocinaré bien, eso es la tela.

-Os veo en un mes. (RÍEN)

Tienes que seguir aquí, te damos...

Voy a intentar llegar todo lo que puedas.

-Tú puedes, eres muy grande y ahí seguimos centrada

con amorcito y con fuerza.

Boris, ahora te despedimos a ti, gracias por venir,

por pasarlo tan bien, por enseñarnos tanto.

Aunque te hayas chivado No me he chivado en ningún momento,

me quedé callado. Despedid a Boris.

¡Os quiero, enhorabuena!

Gracias, mi vida, gracias, cariño, gracias.

Después de haber visto a vuestros amigos,

espero que tengáis energía para enfrentaros

al próximo reto por equipos. Por supuesto.

Y os aseguro que las vais a necesitar.

Vámonos ya que tengo muchas ganas de llegar.

Se acabó lo bueno. -Vámonos.

¡Celia, enhorabuena!

¡Bravo, bravo! Gracias.

¡Bravo, Celia! -Gracias.

(JOSIE) Ojalá eso temple un poco los nervios de esa señora

que es que las 24 horas está como una hidra.

Si es que al final, cuando alguien es así,

cuanto más amor le des, más calladita está y más contenta.

El amor es muy lubricante, ella lo necesita.

(Música)

Playa, por favor, a la mar que me haría mucha ilusión.

-No dudéis que iremos al restaurante de Jordi.

Que se estire. -Luego, qué agobio, ¿no, Josie=

Qué agobio, Gonzalo.

Lo que tenemos que hacer es descansar,

aprovechemos este viaje juntos. -Venga.

Claro. -Vamos a dormir.

-Llegar fresquitos. -Claro, a la orden.

Esta semana viajamos a una de las ciudades

más cosmopolitas del mundo, mi querida Barcelona.

Reconozco que siento debilidad por la Ciudad Condal,

pero estaréis conmigo en que encantos no le faltan.

Sus históricas y ordenadas calles están repletas de edificios únicos

de una arquitectura de inigualable belleza.

Los museos y teatros acogen la oferta cultural más puntera,

los comercios son muchos y de gran calidad.

Y, cómo no, los restaurantes defienden la gastronomía

con auténtica maestría.

Barcelona siempre ha sido sinónimo de vanguardia e innovación

y ha robado el corazón a locales y a extranjeros

convirtiéndose así en una metrópoli de mil caras

en constante transformación.

(HABLAN EN CATALÁN)

No sé si sois conscientes,

pero ahora somos unos auténticos privilegiados,

poder disfrutar de Las Ramblas solo para nosotros

es un hecho único porque además de icónica,

esta calle es una de las grandes arterias

de la ciudad. Permanece despierta 24 horas al día

y es capaz de atraer cada año a más de 70 millones de personas.

¡Guau! Poder estar aquí

nosotros once solos es historia de la televisión

y también historia de la ciudad. ¡Qué bueno!

Terre, "visca MasterChef", ¿no? "Visca, visca, sempre visca,

visca La Rambla, visca tú, visca Marilyn Manson",

yo apuesto por Marilyn Manson.

¡Ah! Creía que era por Marilyn Manson.

O sea, la mejor que has traído en toda la edición,

o sea, de verdad, hay pocas mujeres que ame tanto

como a Marilyn Monroe. Y de los pantalones de Pepe,

¿qué me dices? El cuadro de ventana

es una profundidad que no me meto ni yo.

¿No he acertado para Barcelona? Yo no me hubiera puesto eso.

(FLO) Ni para Barcelona ni ningún sitio.

Amigos, debo confesar que para todos

los que hacemos "MasterChef" cocinar en Las Ramblas

era una cuenta pendiente. Llevábamos mucho tiempo

queriendo rendir un cariñoso homenaje a todas las víctimas

de ese terrible atentado de agosto de 2017.

Fue un momento durísimo que esperamos

nunca vuelva a repetirse, así que, para todos los afectados

aquí va este cariñoso aplauso lleno de cariño.

(Aplausos)

(CELIA) Un homenaje a las víctimas del terrorismo

es una obligación por parte de la sociedad,

así que, para mí es rememorar cosas que he vivido muy de cerca.

Celia, te veo como emocionada. Mucho, para mí la prueba anterior

ha sido un regalo, ha sido una inyección

de entusiasmo, de fuerza y de todo impresionante.

El delantal dorado

no solo te otorga la inmunidad, sino también todos los privilegios

que un aspirante puede tener en la prueba de exteriores.

¡Ostras! Es decir, vas a formar los equipos

y vas a decidir quién concina qué. Venga.

A rematar el día, Celia.

Celia, comenzamos con el equipo azul.

En el azul estaríamos... Flo, la Meroño,

Ainhoa y Nico. No, Nico ya no, uno.

dos, tres, cuatro. Nico, lo siento, mi amor.

¡Qué sorpresa! -Al rojo...

Bueno, por tanto, Celia ha querido que el equipo rojo

esté formado por Terre, Josie, Gonzalo y Nico.

Mentirosa, me has engañado otra vez: "Te voy a elegir".

Mucho lirili y poco lerele, lo de siempre, guapa.

En cuanto le pusieron el delantal dorado,

su cabeza ya empezó run, run para formar equipo.

Me dijo que estaría en su equipo, lo prometo y una vez más

vemos que lo que sale por aquí, no es ni lo que está aquí ni aquí.

Como todos sabéis, Barcelona es una cuna

de grandes cocineros, de hecho, ya son 29 los restaurantes

que han conseguido estrellas Michelin en esta ciudad.

Y muchos de esos chefs son además, responsables

de la revolución gastronómica de nuestro país,

esa que encabezó Ferran Adriá allá por los años 90.

Consiguieron transformar la cocina de vanguardia

y la posicionaron en el top ten a nivel internacional.

Comprenderéis que el homenaje es obligado, así que,

hemos pedido a los inventores de la alta cocina

que diseñen el menú de esta prueba. Qué ilusión, bueno.

¡Qué bien! Estábamos deseando que ocurriera algo así.

-Estoy a punto de llorar de la emoción.

Bueno, estoy hablando, cómo no, de los tres genios

que lideran el restaurante Disfrutar,

en Barcelona, con dos estrellas y que son dueños también

del restaurante Compartir, en Cadaqués.

Nuestros queridos amigos: Oriol Castro, Mateu Casañas

Y Eduard Xatruch. ¡Bravo!

(Aplausos)

Tienen cara de buena gente. -Sí, pero tienen un cerebrito

que no veas esta gente. Bueno, qué ilusión

nos hace teneros a los tres juntos, pero por las caras de pánico

de nuestros aspirantes, ellos no se alegran tanto

como nosotros. ¿No tenéis algo que hacer...?

El restaurante, mirar el stock... -Ya os podéis empezar a animar

que esto va en serio. -¡Vale, vale!

Bueno, amigos, los tres estáis triunfando con Disfrutar,

es más, conseguisteis en tres años que os nombraran

como de los mejores restaurantes del mundo y qué habría sido

de nosotros sin vuestro trabajo en El Bulli

y sin el gran Ferran. Sin duda, Ferran para nosotros

ha sido nuestro padre profesional por así decirlo

y si hoy estamos aquí y profesionalmente,

hemos llegado hasta donde... ha sido gracias a Ferran

que nos ha dado este ADN

y es lo que somos. Oriol, me suena que al principio

os dio un poquito de vértigo

abrir vuestro propio negocio. Sin duda alguna,

primero fue compartir y teníamos un poquito de respeto

y luego, fue el paso Disfrutar que allí nos pudimos lanzar

y expresar lo que nos gusta, la cocina creativa.

Mateu, el público os ha acogido, increíblemente, bien,

estáis triunfando. No nos podemos quejar,

estamos supersatisfechos de la acogida

y no hay ningún proyecto que empiece sin sacrificio,

pero al final, todo compensa. Os voy a hacer la pregunta

que todos los aspirantes están deseando escuchar:

¿En qué consiste el menú que habéis diseñado?

Hemos traído un menú de cuatro platos

muy inspirados en el Mediterráneo, por así decirlo, producto de aqui

y con toques técnicos, texturas... -Para que nos superemos, vamos.

Claro que sí, ya que estamos aquí, vamos a liarla un poquito.

Aspirantes, es el momento de descubrir qué platos

os ha regalado Celia al asignaros los colores

de los delantales. Equipo azul, tomad nota,

porque comenzamos con vuestro entrante.

A ver, a ver.

Ensalada de tomate y fresas con espuma de queso fresco

y pistachos. Aquí tenemos una ensalada

muy fresca, jugamos con el tomate y la fresa que en textura

y en sabor se parecen, pero hacemos un juego

y aparte le pondremos aceite de almendra amarga,

pistacho tostado, vinagre balsámico,

aceite de albahaca. En nuestra cocina nos gusta

que pasen cosas cuando comes y lo terminaremos con una espuma

de queso fresco que es importante que sea bien cremosa

y al final, unas migas crujientes de tomate deshidratado.

¡Qué plato más rico, por Dios! Continuamos con el primero

que elaboraréis vosotros, equipo rojo, consiste en...

¡Ay, por favor!

Anchoas con aceitunas, naranja, azahar y menta.

Producto tradicional, la anchoa, combinando el jugo de aceituna,

co aceite de oliva, las esperas de aceituna

y gelatina de agua de azahar. El segundo es vuestro, equipo azul

y se trata de... lubina en suquet. ¡Ay, lubina!

¡Maravilla! Oriol.

Muy sencillo, hacemos una cocina tradicional,

un suquet de pescado con una lubina,

un alioli de azafrán, praliné de almendra

y un aire de perejil. -Lo he hecho muchas veces

y una lástima que no nos haya tocado.

Solo falta saber en qué consiste el postre, equipo rojo.

Bizcocho aéreo de almendras con albaricoques,

almendras tiernas y lavanda. Eduard.

Es un postre basado en la fruta, el albaricoque

en diferentes estados y el detalle de textura

lo aportamos con almendras tiernas y terminaremos con un sorbete

de albaricoque para terminar de darle frescor.

(TERRE RESOPLA) ¡Toma ya!

Como siempre, nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios para cocinar

y donará el excedente que no utilicéis...

(TODOS) ¡A comedores sociales! Muy bien, chicos.

Mucha atención, aspirantes, porque aqui viene

la primera gran sorpresa de hoy. ¡Anda!

Ya verás. Por primera vez en "MasterChef",

Mateu y Oriol, van a liderar las cocinas.

(TODOS) ¡Bien!

¡Genial!

Bueno, compañeros, ¿os importa enseñarles

a los aspirantes qué brazaletes traéis cada uno?

A la de tres... Venga.

(TODOS) Una, dos y tres.

(Aplausos)

Oye, aspirantes, me encanta veros tan contentos,

pero estos señores aquí donde los veis son "marines"

de la alta cocina. Meten una caña.

Ya me imagino. Sé que os encantaría contar

también con la ayuda de Eduard, pero comprenderéis que alguien

tiene que dirigir hoy el restaurante Disfrutar,

así que, demos un fuerte aplauso al gran Eduard Xatruch.

Muchas gracias por visitarnos. "Merci", Eduard.

Vosotros, Oriol, Mateu, colocaos con vuestros equipos.

¿Ya? Sí, sí.

Vámonos. ¡Hala, venga!

Poder cocinar con un señor como Oriol

me parece que es una oportunidad en mi vida de saber

lo que es cocinar en una cocina profesional.

Sé que, posiblemente,

será durísimo, pero estoy preparada.

Como sabemos que por más que sean vuestros capitanes,

replicar un menú de Oriol y Mateu es un reto titánico,

os hemos traído refuerzos, así que, adelante, por favor,

Alberto y Luna, finalistas de la octava edición

de "MasterChef". La parejita, la parejita.

¡Qué alegría! ¿Qué tal?

Bueno, Alberto, ¿qué tal? Muy bien.

Me imagino que habrás entendido por qué El Bohío

era el sitio bueno para aprender. No, sabes que siempre

he sentido mucha admiración

por Jordi y estoy encantado. Qué tal, Lunita, veo que el amor

triunfa por encima de todas las cosas,

¿qué tal os va?

El amor que siga triunfando siempre, corazón,

en todos los sentidos de la vida. ¿Has conseguido calmarla un poco?

Me acostumbré, tras cuatro meses con esta mujer,

encerrados en una casa, ahora todo lo que venga es bueno.

Te ha cambiado la percepción de la vida, qué bonito.

Y como persona. -Sí, está supercambiado,

no es el mismo. Celia, una vez más

tienes que tomar una decisión, ¿a quién de los dos

prefieres en tu equipo? A Alberto.

-A Alberto. (RÍEN)

Lo dijo rápido. ¿Se puede saber por qué?

Cumplo órdenes. (IMITA A RAJOY) Querido Pepe,

una vez más le di instrucciones a Celia para decirle

pues mire usted, Alberto es un gran cocinero,

pero Luna es menos cocinera que Alberto que es menos cocinero

que Luna y a la vez, los cocineros entre Luna y Alberto,

pues, mire usted, Aitor, dame tu tractor

que no sé lo que digo. ¡Viva el vino!

Celia, sigues haciendo lo que dice Mariano, está claro.

Después de tantos años, Pepe, ¿qué quieres que haga?

Bueno, pues aquí tenéis vuestros brazaletes,

Alberto, Luna, os los ponéis... ¡Me encanta el rojo!

Venga, a los equipos, a disfrutar.

(LUNA) Estoy emocionadísima porque encima voy a estar cocinando

con los "celebrities" que aquello es una locura.

Están un poco para allí ellos,

son como un poco tú, pero a lo bestia,

como tú, pero a lo bestia, multiplicado por diez.

Atención porque aquí va la tercera gran sorpresa del día.

Verás. Dos de vosotros

vais a tener el privilegio de entrar el mercado

de la Boquería a por el mejor producto fresco.

Mateu, Oriol, a que no exagero si digo

que es uno de los mejores mercados de Europa.

Sin duda, el mejor mercado de Europa y que este año

cumple 180 años de historia que se dice rápido.

Como Celia. (RÍEN)

Raquel, Josie, me tenéis que dar las gracias

porque vais a ser los dos afortunados mercaderes.

¡Ay, qué bien, Dolores!

¡Qué maravilla! -Buena responsabilidad.

Raquel, tendrás que traer fresas y cangrejos

para tu equipo. Fresas y cangrejos.

Y tú, Josie, albaricoques y anchoas de L'Escala.

¿Oído? Sí, chef.

Daréis de comer a 100 barceloneses. (TODOS) Sí, chef.

Disponéis de 150 minutos para ello, entendéis que Mateu

y Oriol no se han puesto las chaquetillas para servir

un mal menú a nuestros invitados, ¿verdad, aspirantes?

(TODOS) Sí, chef. Pues se acabaron las sorpresas,

así que, corred a por ingredientes y a cocinas en tres,

dos, uno... ¡Vámonos, venga!

Oye, no os olvidéis de ir al mercado.

No. -No, mercadera, mercadera.

-¡Adios!

(Música)

¡Vamos, vamos!

Pero mi amor, 180 años de historia nos contemplan.

Pero, bueno, por favor, lo que tenéis aquí, qué maravilla.

Hola. -Hola, ¿qué tal?

Bueno, por favor, pero qué bodegonazos,

esto es lo máximo. -Necesito cinco kilos

de fresas estupendas. -Yo, albaricoques.

-¿A ver, cómo son? -Mira.

¡Qué buenas! -¡Qué pintón!

Pero, bueno, por favor, qué pulpa.

Esto es lo máximo. -No hemos traído dinero.

-No, pero lo paga Jordi Cruz.

Mucha suerte -Gracias.

A ver, pescadería. -Pero qué maravilla, por favor,

la pescadería circular.

Cangrejos de playa que me puedas dar, cuatro kilos

que vamos a hacer un menú...

¡Qué maravilla, qué chiquititos!

Vamos, vamos. -Pues muchísimas gracias.

Gracias, encantado. -A ver, salazón, salazón.

Estas conservas, por favor, ¿qué tal, cómo estás?

-¿Qué tal? -Tiene usted el mejor puesto

de todo el mercado porque esto me vuelve loco

en su totalidad. Yo necesito anchoas de L'Escala,

180, las mejores que tenga.

Las anchoas de L'Escala, la mejor del mundo,

con esto vais a ganar. -Dios le oiga, me encantaría.

Muy bien, mucha suerte. -DE nada, corazón.

-Es una maravilla. -Que tengáis buen día.

(Música)

¡Vamos, vamos! -Dale, dale.

Ya estamos aquí. -A por todas.

Vamos, señores, vamos.

Venga, Oriol. (APLAUDEN)

Venga, que traemos... el productazo,

mirad qué bueno, por favor, directamente...

mirad qué maravilla, de la Costa Brava.

Aspirantes, atención. Chicos, venga.

Trabajar a las órdenes de dos genios como Oriol

y Mateu es un lujo, así que, hoy es un día

para disfrutar. Como el servicio es escalonado,

arrancará primero el equipo azul y 15 minutos después

lo hará el equipo rojo, ¿entendido?

(TODOS) Sí, chef. Prepárate para sudar, Oriol,

que no son pinches dóciles, te lo digo por experiencia propia.

No, no. Vuestro tiempo de cocinado

arranca en tres, dos, uno, ya. ¡Todos tuyos, Oriol, todos tuyos!

Primero, un minuto de reunión, Flo,, Flo.

Hala, ahí los tienes, me voy. ¿Nerviosos?

No, chef. -No, chef o no, chef.

Vale, primero, tenemos que ser limpios,

profesionales, respetuosos, no hacer cachondeo

porque estamos en una cocina, ¿sí? -¿Me voy entonces?

-No, tú te quedarás, pero vas a currar, Flor.

-Vale. -Alberto, estarás en los fuegos

haciendo el caldo suquet y la salsa de suquet.

-Vale. -Flor, confío en ti,

tú te pondrás aquí unos fuegos haciendo, poniendo

agua a hervir, tostar pistachos, hacer unas migas de tomate.

-Oído. -Y Raquel, Celia y Ainhoa,

se pondrán en el otro lado de la mesa preparando producto

y uno de los tres hará la espuma de queso fresco

que serás tú, Ainhoa, y, Raquel, te quedarás

con Celia aquí. -Vale.

-Nos distribuimos y arrancamos. -Ok.

Sí, jefe. -Flor, tú ponte agua.

-Yo me llamo Flo, sin la erre. -Flo, venga.

Dos ollas con agua. -¿Cómo de grandes?

-De estas, Flor, medianas. -Los veo un poquito tensos.

-Sí. -Los veo para arriba, para abajo.

-Flor, Flor, agua.

¿Agua? Sí, chef. -Llénala rápida.

Me llama Flor todo el rato, ¿qué pasa?

Raquel, quiero 170 tomates. -170.

De estos más tersos. Para su primer plato

el equipo azul debe preparar una ensalada de tomate cherry,

fresas, pistachos tostados y migas de tomate.

Aderezarán este entrante

con espuma de queso fresco y aceite de albahaca.

Chef, esto lo tengo. -Vale, prepárate boles con hielo

y vas a tostar pistachos, Flor.

Flor, Flor. -¿Pero por qué dices Flor?

Porque me sale Flor. (RÍEN)

Alberto, tú vas a freír cangrejos y pescado.

-Estoy, estoy, a ver.

Una vez hecho el caldo de pescado con una parte de ese caldo,

Alberto elaborará un suquet para cocinar la lubina

y con el resto de caldo

cocerá las patatas para hacer un puré;

lo servirán con aire de perejil y alioli de azafrán.

¡Flor! Ya que tienes hielo, nos pondrás aquí agua y hielo

para poner los sifones después. Esto al horno a 170.

¿Así vale de cantidad? -Sí, Flor, venga. ¡Vamos!

Y dale con "Flor". Es que de verdad...

¿Le puedo hacer una pregunta? -Dígame.

¿Usted confía en mí? -Confío en ti.

Sí, pero me está poniendo cosas muy sencillas.

Poco a poco. -Esto de echar hielo...

Venga, aquí, Flor, vamos.

Me está un poco humillando. -¡No, Flor! todo llegará.

¡Pero que no es "Flor" es sin R!

Flo, Flo, Flo. -Eso.

¡Flor, no seas pesado! -Es tremendo.

¡Encima la culpa es mía!

Mira para lo que han dejado a Florentino.

¡Mírale! (RÍEN)

¡Ahí, muy bien! ¡De cine, de cine! ¡Espectacular!

¡Oye, te digo una cosa! ¡Oriol no confía en mí una mierda!

¡Flor! -¡No confía en mí una mierda!

¡Venga! -¿Sabes qué pasa?

Está diciendo que ponga a cargar agua, tío.

Yo lo estoy flipando.

Tengo ganas de empezar a cocinar. -Por favor.

¡Equipo rojo! ¿Preparados para descubrir

cómo se trabaja en una cocina profesional?

¡Por supuesto! -¡Sí, chef!

¿Sí? Mateu, prepárate tú también porque queremos que bailes

ese "rock and roll" que tanto nos gusta.

Bailaremos, tocaremos y haremos lo que podamos.

Vuestros 150 minutos de cocinado

empiezan en tres, dos, uno... ¡Suerte!

¡Al lío! Arrancamos.

Terre, te vas a poner a deshojar menta.

Te va a ayudar Gonzalo. -Vale.

Mientras tanto, arrancaremos, que harás tú, Nico,

una masa del bizcocho en sifón. -Vale.

Empezaremos arrancando con gelatinas en remojo. ¿Sí?

Vale. Sí, sí.

Luna, tú me ayudarás a mí con el agua de aceituna,

la base de la salsa y las esferas que pondremos

en el plato de anchoas. -Vale.

Un equipo, un objetivo... Pues arrancamos.

¡Al ataque! -¡Vamos a ello!

(LUNA) ¡Vamos, equipo!

A Luna se le oye desde aquí. (LUNA) ¡Vamos, vamos!

¡Vamos, chiquillo, venga! -Cogollito, cogollito bonito.

Nos han mandado a los cogollones. No sé por qué.

Aquí trituro las aceitunas, ¿no? -Para empezar, ya vamos mal, Luna.

Ya, lo tengo que limpiar. -No, "tengo" no.

Lo hago y lo dejo hecho.

Bayeta, por favor. -Vale.

Os voy a mirar mucho que tengáis las mesas limpias,

ordenadas. -¡Sí, chef!

Vamos a espabilar un poquito. -¡Luna, limpio y ordenado, eh!

¡Claro que sí, vida mía!

Yo soy limpia y ordenada, ya me conoces.

Limpia sí, pero ordenada... -Ordenada... no tanto.

¡Eso es cursísimo! Que no te diga eso, ordenada...

Es más cursi que un repollo con lazo.

Josie, ¿cómo lo llevas?

Muy bien. Estoy... -No te quiero escuchar, eh,

que me la lías rápido. -No te preocupes.

La gelatina... ¿Pongo agua? -No, así.

Se va hidratando y ya no se pega la de abajo.

¿Vale? -Venga, perfecto. Gracias.

(NARRA) El primer plato del equipo rojo consiste

en dos filetes de anchoa limpios, que irán acompañados de jugo

y esféricos de aceituna, gajos y crema de naranja,

gelatina de azahar y tostas de pan de coca.

Pareja, ahora vengo a por vosotros, que estáis muy tranquilos.

Somos gente calmada, gente de la paz.

Terre, Terre... -Me llaman Terremoto por mi calma.

Nico, ¿cómo lo llevas? -Bien, vamos a por la yema.

Poco a poco, ingredientes siempre en la misma posición

y vamos fantásticamente bien. -Perfecto.

Cuando lo tengas todo, me avisas y te enseño.

(NARRA) Cuando la masa esté hecha, harán los bizcochos

poco a poco en el microondas; lo acompañarán con helado

de albaricoque y albaricoques macerados en jarabe de lavanda.

Montarán el plato con salsa de chocolate

y gelatina de amaretto.

¡Oye! ¿Qué pasó, jardineros? ¡Venga, daos brío!

Que estamos preparando unas cositas ricas

para que decores luego los mojitos.

¿Te quieres encargar de despistar a tu novio, por favor?

(TERRE) Tu función es esa, cariño, despistar.

No, que tenemos que ser los mejores. ¡Venga!

Amigos, hoy el juego está clarísimo.

¿Ah, sí? ¿Cuánto sabéis de Barcelona?

Yo sé un poco, soy de Barcelona. El que más preguntas acierte,

gana. Eso es jugar con ventaja.

Déjate, que tú sabes mucho y Jordi está siempre trabajando.

¿Te imaginas que supiese de Barcelona más?

¡Bueno, callaos! ¡Empezamos!

¡Tongo, tongo! ¿Qué monumento de Barcelona

es el más fotografiado...? ¡Sagrada Familia!

¡Muy bien, Jordi! ¿Cuál es la calle más larga

de Barcelona y que, además,

es la calle con más portales de España?

La Gran Vía de les Corts Catalanes.

Esa te iba a decir. ¡Muy bien, Jordi Cruz!

Última pregunta y determinante.

La fuente de Canaletas es emblemática.

¿Sabrías decirme cuántas réplicas de esta fuente

hay repartidas por la ciudad? 16.

11. No, 16.

¡16! ¡El campeón absoluto de la prueba de cultura

de Barcelona es...! ¡Jordi Cruz!

¡Gracias! Sería muy triste no conocer mi ciudad.

¡Venga...! ¡Que os vayáis los dos por ahí! ¡Mangantes!

Jordi, ¿con qué equipo quieres ir?

El azul. ¿Quieres ir con el azul?

Está Albert, está Flo... Está Oriol...

Bueno... ¡Pepe, vas con el rojo!

¡Esto es la bomba ya!

¡Vamos, Flor, vamos! -¡Sí, chef!

Una cosa importante que no hemos dicho...

En Disfrutar y en Compartir no llamamos "chef.

Llamamos por el nombre.

Oriol. -Oriol, Flor...

Pero eso no da tanto respeto. -El respeto lo tenemos siempre.

El respeto es la autoridad. -Es lo más importante:

respeto y educación. -No se compra.

¡Ay, equipo azul! ¡Qué bonito estar en Barcelona! Celia...

Dime. Qué bien que no te tocara ser

capitana, eh. Pensabas tú que el delantal ese

tendría esa responsabilidad. Aterrorizada.

Ahora que no nos escucha nadie...

¿Has hecho los equipos con estrategia?

No es porque te caigan peor. Al revés.

Y entonces... Los descartados digo.

Por ejemplo, la Terre. Yo a la Terre la adoro.

Pero tiene tanto carácter como yo.

La quieres, pero lejos. Sí.

Cada uno en su casa y Dios en la de todos.

Vale. Voy a hablar con Ainhoa.

¡Uy, no sé si te conviene! A mí los aires de Barcelona

me están dando ganas de... ¿De qué?

¿Te atreverías a cantar aquí?

¿A cantar qué? Yo es que...

si a alguien adoro en esta ciudad,

es a nuestra querida Montserrat Caballé.

Y un momento histórico de esta ciudad

fueron las Olimpiadas. ¡No, no vayas por ahí!

¿Que no? ¿No te atreves?

Oye, tú puedes ser la Caballé, nuestra queridísima Montserrat,

pero yo no soy Freddie Mercury.

No digo que lo hagamos igual, pero un homenaje...

¿Te atreves? Venga.

(CANTA EN INGLÉS)

# Un sueño me envolvió. #

(CANTA EN INGLÉS)

# Tal vez está aquí. #

(CANTA EN INGLÉS)

# Un instinto me guiaba. #

¡A ver, Jordi! ¡Jordi, que...! ¡Jordi! ¡Jordi!

(CANTAN EN INGLÉS) -¡Se nos está liando!

(CANTAN EN INGLÉS)

¡Mucho mejor!

# ¡Barcelona! #

(CANTA EN INGLÉS)

# ¡Barcelona! #

(CANTA EN INGLÉS)

¡Joder! Ahora esto es tuyo.

¡Ahí, ahí! ¡Flor, actúa rápido!

# ¡La música vibró! # # ¡Barcelona! #

¡Jordi! -¡Genial!

Tenemos futuro. Tienes futuro.

Perdona... No, no, ya vale, Jordi.

Estaban muy bien, Flor está a tope,

Ainhoa muy bien y ahora... Hemos cantado "Barcelona".

He hecho de Freddie, mal, pero lo he hecho.

La fiesta después. Después cantamos,

cuando saquemos el primer plato.

¿Has visto que a mí me gusta así, Oriol?

Después decís que yo doy miedo.

Os he puesto aquí al teniente MacAllan.

¡Me voy, me voy!

¡Gonzalo! Josie está preparando la crema de aceituna.

Cogeremos la masa y la pasaremos por una estameña

para que nos vaya saliendo el jugo.

Y con ese jugo haremos las esferas y la salsa del plato.

OK. -Terre, vasos para el bizcocho.

Tú acabarás los vasos y te explicaré cómo va

el microondas. -Vale. Minutos, ¿no?

Minutos y ya... ¡Pi, pi, pi!

¿No? -¡Pa, pa, pa!

¡Pi, pi, pi! ¡Pa, pa, pa! -¡Pi, pi, pi! ¡Pa, pa, pa!

Escúchame... Haremos sifón, pondremos la masa en los vasos...

Rellenar el sifón hasta aquí, poquito, ¿no?

Yo ya estoy hecha. Cómo se nota, cómo se nota que vengo de esto.

¡Venga, vamos! ¡Pero metedle, que arrancamos con más cosas!

¡Divino, chef! -Nico, ¿cómo lo tenemos?

Muy bien. -Tendríamos que ir terminando.

Vale. -Tú irás con gelatinas.

Vale, vale. -¡Métele!

¡Qué hombre, eh! Me tiene... loca. Fíjate que don de mando, eh.

¡A la orden de usted! ¡A ver, señores!

Tenemos aquí a Pepe y no me gusta que me venga a ver.

¡Dale, dale, dale! ¡Vamos, vamos!

Te voy a decir una cosa...

Yo quiero retirar a Jordi de "MasterChef".

Y te veo unas maneras que ya quisiera este chaval.

Es cambiar un catalán por otro, no se notará mucho.

¡Hombre...! Y tú no eres tan feo.

Mi acento es más cerrado.

Bueno, pero ya lo irás soltando, lo irás soltando.

Oye, cuéntame cómo vas. Aquí estamos.

Tenemos las anchoas muy bien encarrilladas.

El albaricoque depende mucho del tema del bizcocho.

Terre está ahí... -¡Ya está, lo tengo!

¡Ahora sí! Terremoto hace honor a su nombre.

Hace honor a su nombre.

# "I wanna be a macho man". #

Tenemos las cremas de aceituna y las esferas;

la crema naranja que está haciendo Luna.

A Josie lo tenemos un poco

basculando entre los dos. Comodín.

Ayudando a uno y otro. Entiendo que no se habrá metido

con tu estilismo, porque es de criticar.

¡No! No es por hacerle la pelota, pero de lo más elegante

que ha pasado por aquí. ¡Es elegantísimo!

Me encanta este pelo. Dejando la cana, el "carlie" este

que se ve como un poco rizado.

El "carlie". -¡Claro!

(RÍEN)

Sí veo una cosa, mira... Currando, currando, currando,

currando... -Xantana.

(RÍEN) -Manolo Santana.

Josie funciona muy bien individual.

En equipos funciona peor. ¿Sí?

Se escaquea, se dispersa... Se pierda, no pesa... No sé qué...

Vamos a apretar un poco más. ¡Eso es!

¡Josie! Litro y medio. Lo dejo en tus manos. ¡Me voy!

¡Oído, Pepe! ¡Hasta ahora!

¡Pepe, bonitos pantalones! Gracias.

(MATEU) Hay que ir acabando esto porque vamos retrasados.

La pesa. ¿Solo tenemos una? -De presión, sí.

¿Y esta? ¿La puedo usar? -Sí.

¡Gracias! -Me doy un paseíto...

Mira, de verdad, eh... Afloja el pienso.

Afloja el pienso, que te veo muy subidito con tu pin, corazón.

¡Si ya no lo tengo! -"Afloja el pienso". Ya empieza.

(JOSIE) ¿De dónde lo has sacado?

Gonzalo está casado, ¿no?

Gonzalo liga hasta con las farolas.

No estés preocupado, Alberto. -Tú estás casado, ¿no?

Vente para acá y lo hablamos. -¿Estás casado o no?

Me echa la bronca. Si voy, me echa la bronca.

Alberto, que así, en plan técnica para ganar...

¿A los jueces cómo los tengo que camelar? ¿Hay alguna fórmula?

Tú ya te los has camelado suficiente.

¿En serio? No, no... No sabes... -Yo veo cómo...

Perdona. Estamos en el programa nueve.

En el ocho me han dado en todos lados.

Te los has ido camelando. -Sí, pero no...

O sea, el principio empecé bien porque me hice seis balcones.

He estado guay. -Sí.

Pero llegó Santiago Segura, que tengo un pique con él,

y me han jodido. -¡Eh! ¡Vamos para allí!

¿Pero qué coño haces moviendo la paella! La paella no...

¡Ya está! -Ponlo aquí dentro

y vamos a por la lubina. -Escucha...

De xantana era 0,7, ¿no? -Sí.

Flor, venga, esto con la cuchara y lo dejamos aquí.

Vale. -Lo dejamos acabado aquí

con los pistachos. -¿Qué hago más?

Ahora vas a ir a las lubinas. Esto limpio...

¿Las lubinas las limpio? ¿Saco los lomos?

Sí, los lomos. Cinco lubinas... -¿Aquí mismo?

Aquí. ¿Te ves capaz? -Sí.

¡Flo! ¿Está con el pescado? -Sí.

¿Y controlas de pescado? -Sí.

¡Venga, que vamos muy bien! Contento no, orgulloso.

Y una tabla aquí abajo. -¡Qué bien, por Dios!

Me habían dicho que no currabais bien y estaba...

Bueno, es que estamos muy contentos hoy.

Se han equivocado de persona. -Has cogido al mejor equipo.

No. Me habían dicho: "La semana pasada un fracaso".

Oriol, ya están los tomates. -Perfecto.

Se los damos a Alberto para el "suquet".

Ahora las patatas. -Sí. Faltarán las fresas.

Limpiamos rápido. -OK.

Flor, lo estás haciendo bastante bien,

pero hemos de perfeccionar la técnica

y que no se rompa el pescado. La espina debe quedar limpia,

sin carne, ¿vale? ¡Muy bien! -Vale.

Yo lo estoy flipando. Vamos a ver...

Oriol, que no me llamo Flor.

Que me llamo Flo, sin la R.

No entiendo por qué me llama Flor.

(LUNA) ¡Nico, corazón, que no llegue a hervir!

Vale. -Contrólala moviéndola.

¿Tenemos una...? -¡Oye, chicos, hay que acelerar!

Sí, sí. ¡Vamos! -Preocupáis cada uno

de vuestro trabajo. -Vale.

No mareéis a los demás.

No, corazón, yo estoy ayudando porque ya terminé lo mío.

Venga, vámonos. Siguiente... Toma, cuchillo.

Cortamos por la mitad y vas separando albaricoque

y hueso por otro lado. ¡Tira millas!

Vale. -¡Venga, vamos!

Mateu, yo he acabado la gelatina. -Perfecto.

No le meto más calor para la naranja ni nada.

Josie, te localizas en la estantería la lavanda...

Lavanda, agua, azúcar y te vienes aquí con un peso.

Haremos el jarabe de lavanda para los albaricoques.

Jarabe de lavanda, ¡qué rico!

Jarabe de lavanda. Amiga bloguera cocinera,

te vamos a enseñar a hacer un jarabe maravilloso,

que se lo puedes dar a tus amigas cuando quedáis por las tardes.

¡Eh! ¡Échale, que no llegamos!

¡Que estamos trabajando! -Le estaba hablando

a la bloguera cocinera. -¡Vamos!

Le explicamos de todo. Mira, Gonzalo...

Gonzalo, ayúdame a explicar a las blogueras cocineras

cómo se hace la esfera.

¡Hunde, amiga bloguera cocinera! ¡Húndela!

Y ahora... ¡Levántala!

Y si quieres, puedes ir dándole muy suavemente.

Claro, para hacerle la formita. -¡Amiga bloguera cocinera!

Hay que darle muy suavemente, así, con mucho cariño.

Remando para afuera. -¡Josie! Está de puta madre.

¿Sabes qué pasa? Te puedes cargar la elaboración

por la que hemos trabajado durante hora y media.

La podemos liar. -¡Ah, vale! Perdón, perdón.

En un micro segundo. -Es que estamos dando

una receta crucial. -Litro de agua, 300 de azúcar.

Al fuego. Avísame. -Venga, perfecto.

Estos chefs, de verdad, son peores que los jueces.

¿De exigentes dices? Porque no has estado

en Isabel Maestre, que no sabes lo que es.

Es servicio militar obligatorio. No sabes lo que es.

O sea, no te pasa una.

¡Josie! ¿Tenemos los 300 gramos o te ayudo yo?

Ocho, nueve... Ahora, 95...

97... -¡Por favor! ¡97!

¡Vamos! -Venga, ya está.

¡Al fuego! Ya tendría que estar en marcha.

¡Ay! -Gas a fondo y mientras calienta,

todo recogido, la lavanda preparada,

la báscula recogida, el vaso y la mesa limpia. ¡Vamos!

¡Venga, perfecto! Pero este señor... ¡Por favor!

¿Qué es esto? ¿Un ejército?

No te puedo explicar. El general Patton.

O sea, ¿qué es esto...?

(JOSIE) Por favor, me quejo de Isabel Maestre,

que da órdenes que te deja seco, pero "MasterChef"

es la mili que no he hecho. Me encontré a un general.

¡Oriol, los primeros invitados están empezando a llegar

a estas maravillas ramblas! ¡Perfecto!

¡Eso significa que hay que empezar a emplatar!

Vale.

¡Yo os dejo, que me voy a recibir

a los comensales! (RAQUEL) ¡Vale!

Debemos apretar máquinas, señores. -Vale.

Venga, Alberto, ponte la patata y tiras caldo aquí.

¿Sabes cómo? -Sí, sí.

¡Venga, va! Celia, fresas no hagas más.

Ya tenemos bastantes fresas.

Pero tú tendrías que preparar todos los ingredientes

para emplatar. -Me pongo a ello.

(ORIOL) ¡Vamos, vamos!

Ainhoa, ponte 100 gramos de perejil

y te lo trituras con agua. -Con agua.

Esto será para hacer el aire. -Vale, perfecto.

Venga, como hace Jordi Cruz.

(IMITA A JORDI) A ver qué pasa. ¡Que pase la lubina!

Flor, ¿qué te queda? -Este lomo y ya estoy, chef.

Vale, Flor. Te felicito porque me has dejado flipado.

No me lo esperaba. -¿En serio?

Con tanto humor... Pensaba que hacías la lubina

con humor, coño. -Pues mira qué bien. Me alegro.

Y ahora vamos a racionar. -Sí, ahora mismo.

Raquel, tú acaba el alioli. -Sí.

¡"Benvingut" a "MasterChef"!

Visitar vuestra ciudad es siempre una maravilla,

porque tenéis todo lo que uno puede desear:

mar, montaña, arte,

historia, cultura, arquitectura... Y cómo no... ¡La mejor gastronomía!

Hoy tenemos la suerte de que Mateu y Oriol,

del restaurante Disfrutar,

han liderado las cocinas,

así que seguro que está todo riquísimo.

¡"Bon profit"!

(Aplausos)

¡Venga, vamos! ¡Terre, vamos aquí!

Anchoas. ¿Tienes guantes? -Sí.

¿Has sacado el bizcocho? -Sí.

Anchoas. Cogemos y vas separando los dos filetes.

Vale. -Sin miedo.

¿La cola la dejo? -La dejas aquí.

Cuando tengas 180 filetes,

me avisas. -Vale.

¡Venga, vamos!

Gonzalo, ¿cómo vas con las esferas?

¡Ay, bueno, bien, bien...! -¿Qué?

Están un poco...

No, están bien, están bien. No están mal.

Intentas encontrarle un problema a algo que no lo tiene.

Mira... -Claro, así... No, perfectas.

¡Ah, vale! Eso quería oír.

Terre, ¿cómo llevas la anchoa? -La anchoa me habla.

¡Mira, mira! -Pues como nos digan

que vamos a emplatar y no las tengamos, vas a ver tú...

No hay persona más rápida... -¡Dale, dale!

¡Dale, Terre! -Pero hay que quitar las espinas.

Nico, tú continúas y yo ayudo a Gonzalo, ¿vale?

¿Cómo le quito las espinas a esto? ¡Chef...! Adiós.

¡No puede pasar más olímpicamente de mí el muchacho!

Es que pasa de mí. Le pregunto y no me contesta. Pasa de mí.

¡Terre, esas anchoas! -Creo que me ama. Quizás es eso.

Quizás es que me ama. Es la timidez.

Yo te amo, Terre, pero aquí hay un lío que flipas.

Tú no, el chef. Veréis cómo me mira.

¡Pues venga, échale! -¿Las pongo todas en la misma?

Todas. Pero un poco más rápido si puedes, cariño.

"Cariño", ha dicho "cariño". ¡Le gusto!

Y dos aquí. Estas las podemos meter en la nevera.

Perfecto. Con mucho cuidado.

Me estoy poniendo nerviosa. Estoy súper niñata.

¿Cómo va? -Estoy superbién.

Y yo también. (SUSPIRA)

¡Dale! Hay que quitarle las espinas una por una.

Hay que ponerlas en aceite. ¡Terre, hay que apretar!

Están tus compañeros sudando. -"Hay que apretar"...

"Hay que apretar". Me está tirando los tejos descaradamente.

¡Es muy fuerte!

Bueno, Mateu...

Ahora, ¿sabes? Cuando te llegan así las cosas a esta edad...

Pasa de los 30 y de repente... el amor está ahí esperándote

y en una ciudad tan mágica como Barcelona,

con Colón señalando con el dedo: "Es vuestro amor".

¡Venga, va, a volar! Ainhoa. -Vale.

¿Vale? Venga. -¿Eso?

Sí. Si cae un poco, no pasa nada. -Qué meticulosa.

Aceite y perejil. ¡Va, Alberto! -Súper detalle.

¿Te lo han dicho alguna vez? -Me dicen cosas buenas y malas.

Lo de meticulosa te lo habrán dicho.

Me dicen que aprendo mucho y con eso me quedo.

Lo importante es aprender. -No tenía ni idea.

No había frito ni un huevo.

Lo importante es aprender.

(ORIOL) ¡Venga! ¿Estáis aquí o no? ¡Venga, a volar!

¡Flor, ven a apoyar aquí! -¡Voy!

Para un momento de cortar y ven. ¡Venga, pim, pam!

¡Equipo azul! Me gusta ver que ya estamos emplatando.

Oriol, no quiero molestarte... Vengo de buen rollo.

(HABLA EN CATALÁN) ¿Quién?

Sí, viene aquí a que... -A desestabilizarnos.

¡Escucha! Que hoy es mi mejor día.

¿Y qué quieres decir con eso? Que me eches una mano.

Si os he dejado. Vengo a echar una mano.

¡No, no, ya vale, Jordi! ¡Venga, a volar!

Hemos de procurar no ensuciar los platos, eh.

¡Va, Flor! -¡Venga, va!

Saca aquí y venga. ¡Vamos, que nos quedan dos minutos! ¡Va!

La albahaca ya está lista. -Deja la albahaca aquí.

Sácate la espuma rápida, Alberto. Oriol...

Raquel, pondrás parmesano.

OK. -Tú pones espuma. ¿Nos vamos?

Oriol... ¿Punto de espuma?

¡Oriol! En el centro, ¿no?

Sí. Dime, Jordi, dime. ¡Hazme caso, tío!

Es que... ¿Sabes? Llevo ocho años

intentando ganarme el respeto de esta banda

y la semana que viene tú no vas a estar aquí.

Me la habrán perdido. ¡Chicos! Y harán...

Hoy me tienen que hacer caso. ¡Lo sé!

Si no te quito caso. Vienes y nos boicoteas.

Oye, te digo... ¿Llamo a camareros? Vale. Sí, salen.

¿Salen? Ahora sí me haces caso.

Está maravilloso, si te importa mi opinión.

Le voy a decir a los camareros que se lleven

esta maravillosa ensalada de fresas, tomates, pistachos

y una espumita de queso crema.

¡Adelante, por favor! ¡Vámonos, señores!

Los que tienen espuma por ahí,

por favor, adelante. ¡Venga, va!

Raquel, diles tú, plato plano.

Plato plano. -¡Venga, vamos!

¡Vámonos! Plato plano.

El primer plato que vais a poder probar

es el entrante del equipo azul.

Se trata de una ensalada de tomate y fresas con espuma

de queso fresco y pistacho. ¡A disfrutar!

(Música)

Jaume. ¿Qué tal?

Muy bien. No sabes lo privilegiados que nos sentimos

de poder cocinar en plena Ramblas.

Es un honor que hayáis venido a la Rambla de Barcelona.

En la Rambla siempre hace buen tiempo

y todo el mundo es bien recibido. Somos fanes de la ciudad.

Eduard, el atractivo de Barcelona dentro y fuera es lo que hace

que vengan millones de turistas.

Ya lo decía Miguel Cervantes,

que Barcelona es una ciudad muy acogedora.

Y lo decía hace más de 400 años.

Pues imagínate. Nosotros hemos seguido la tradición

y hemos puesto la gastronomía en valor

para acoger a los visitantes para que vengan y disfruten

de esta gastronomía tan estupenda que tenemos.

Pues nada. ¿Y este menú lo habéis acogido bien?

No puedes decir nada malo. Nada malo.

Muchas gracias. Me quedo contenta con la valoración

del equipo azul. Gracias. Gracias.

¡Qué buenas las anchoas, chaval!

O sea, un pintón que tiene esto...

Es mono, eh. -¿Qué te ha dicho, Terre?

Que le gusto. -Este es estupendo para ti.

Le gusta. -Es ideal.

Es elegantón. -Me dice cosas todo el rato.

Y todavía está perfecto. Te hace ahí unos bebés.

Es mono. -Claro.

¿Y el pelo cómo lo tiene? -¡Ideal!

¿Qué tal? ¿Cómo vamos? Vamos bien.

Deberíamos sacar platos. Sí.

Estoy preocupado por las anchoas. Le queda mucho.

Ya lo sé. Falta la anchoa. Es lo que nos falta.

Buscamos una solución. Mejor que nadie, tú para saber...

Mira... Tampoco podemos tener

a los comensales 30 minutos... Hay que echar.

¿Te parece que pongamos menos cantidad, una solo?

Ya lo estoy haciendo así. ¿Lo estás haciendo así?

Sí. Ah, fenomenal.

¡A ver, Terre y Josie!

¡Apretad porque necesitamos las anchoas!

¡Nosotros estamos corriendo! ¡Mateu!

Os dejo emplatando todo lo rápido que tú puedas.

Me voy un poco preocupado.

Le hemos robado una anchoa ya a cada comensal,

no les robemos más tiempo.

Vamos a ponerle el resto de ingredientes.

¡Eh, sumemos todos, equipo rojo! ¿Vale?

¡Claro, chef! Hacedlo ya no por mí,

por los comensales, pero, sobre todo, por Mateu

que se está dejando la piel. ¿Vale?

¡Sí, chef! -¡Sí, chef!

A ver, los dos de la anchoa. El ritmo caribeño se cambia.

Para un segundo. Venid conmigo. -Nos cambiamos.

Aquí. Vamos haciendo aquí. Continuamos.

Desde aquí, un saludo a todas nuestras amigas de Santoña.

Sabemos que el trabajo es duro y la gente no aprecia.

Amigas blogueras cocineras de Santoña.

¡Estamos con vosotras!

Porque sabemos perfectamente lo duro que es hacer esto.

Que sepan esto, que no es fácil. Tú te la comes en un bar

y luego dices: "Tiene una espina". ¡Quítasela tú la espina!

Me estoy sintiendo como cuando abres una revista de moda

y pasas las páginas rápido. -¡No!

Y si miras, siempre hay más.

Es como cuando te desmaquillas. Siempre que te desmaquillas,

te acuestas y hay más. -Tienes que usar

mantequilla de hierbas para desmaquillarte.

Mantequilla de hierbas.

Es el mejor desmaquillante. -¡Oye, a ver...! ¡Josie y Terre!

Os estamos esperando preparados con todos los ingredientes

para poder poner las anchoas. Es así de sencillo.

Hay 80 personas, 100 personas esperando el plato.

Por lo tanto, si el equipo azul ha llegado a tiempo,

nosotros debemos llegar a tiempo. -Muy bien, chef.

Por favor, ¿hemos contado cuántas llevamos de las 100?

No las hemos contado, porque... -¡Vamos! ¡Va, va! ¡Vamos!

¡Yo sí que te espero!

Cuando se enfada, se pone súper sexy.

Te iba a decir... La mantequilla de hierbas, Terre...

¿Has visto ese culito? -¿Eh? ¡Oye, no me digas eso ahora!

Nico, este con crema de naranja. -Vale.

Y estos dos con crema de aceituna

y empezamos a emplatar. -Vale.

¡Oye, chicos, hay que acelerar! -¡A ver, venga, que estoy libre!

¡Ya he terminado! -Tengo unas anchoas aquí preciosas.

¡Ya era hora, eh! -¿Perdona?

Espera un momento, le voy a echar un vistazo a aquel.

¡Pero, bueno, Luna...! Tienes que dejarlo

con este señor, no le conviene. No es el padre de tus hijos.

¿Qué estás haciendo? Para que estés diciéndome nada.

Mira la batata. -Uy, de verdad...

Haz brazo, eh. -¿Qué?

Haz brazo y entrena.

(MATEU) ¡Luna, por favor! -¡Perdón!

Dijiste que estabas y te dije que emplataras.

¡No te preocupes, te lo cuido!

(MATEU) Y la competencia.

Flor. -Dígame.

Tiras un poquito y ahora le daremos

la vuelta al pescado, ¿vale? -Vale.

Lo coceremos con este caldito. -Vale.

Alberto, ¿has puesto sal? -Sí.

Pruébalo. -¿Un poco más de sal?

Un poco de sal.

Oriol, ¿voy bien con la espuma?

Dime si tengo que hacerlo otra vez. -Vas bien.

¿Va bien? La bato así, por arriba. -¡Perfecto!

Oye, Celia, perfecto, eh.

Me habían dicho que eras metódica, pero muy bien.

(FLO) ¡Lo tengo, chef! -Vale, rey.

Cuando emplatemos, Ainhoa se quedará montando

los aires, ¿vale? -Vale.

Flor pondrá pescado, Alberto pondrá salsa, ¿vale?

Y tú pondrás aire. -Vale.

¿Vale? ¡Venga, vámonos!

¡Mi amor! Es que en la piel, mejor hierba que cerdo.

¡Mejor cerdo siempre! -¡No, mi amor!

¡Cerdo! ¡Sí! -¡No, cerdo no!

¡Es increíble, Josie y Terre, que aún estéis en ese "chip",

cuando estamos de culo para terminar los platos!

Es que estamos... -¡Es increíble! ¡Vamos!

Te está hablando fatal. -No, a ti.

Luna, una en cada plato.

Nico, te voy a dar más y emplatas por la derecha.

-Vale. -¡Venga, vamos!

Teniendo en esta ciudad como ha tenido Barcelona

la noche, el Boccaccio... -Bueno, Boccaccio

y la exposición del año pasado. Señores, ¿qué pasa aquí?

Mira, quitando espinas. Vamos a ver.

Vengo a hacer el trabajo sucio. Mateu es una bellísima persona,

es un profesional. Todo lo que tiene

de buen profesional, lo tiene de buena persona.

Pero aquí hay que pegar dos voces y poneros al día.

No se puede estar limpiando anchoas así, con ese pasito.

Parece que estáis en la mesa camilla del pueblo

hablando de vuestras cositas.

¡Oye, rápido! Pero rápido es que...

¡Sí, sí se puede! No puedes atragantar a la gente.

¡Oye, dame una puntilla!

¿Para cortarte las venas? Me pongo con ellos con anchoas.

Me voy a cortar las venas después.

No me importa mancharme. ¡Vamos, vamos!

¡Venga, Pepe! -Maestro.

No, maestro no. ¡Vamos a correr, venga!

Vamos a poner menos de todo y, encima, con retraso.

Mejor con más calidad. Claro.

Así comes menos, la dieta... Ya, ya, ya.

Que la anchoa luego retienes líquidos, Pepe.

Mejor poner una. ¡Venga, venga, que lo tenemos!

Maestro, estamos de anchoas. Podéis parar.

¿Estamos ya? ¡Pues hala, me retiro! ¡Venga!

¡Terre y Josie, hay que espabilar! ¡Por favor!

(TERRE) ¡Sí, sí, sí!

Siguen faltando platos. -Un poco más aquí, Flor, ¿vale?

¡Y dale con "Flor"!

¿No me habrá llamado 150 veces Flor?

Ainhoa, estoy superorgulloso. -Me alegro.

Me han dejado una cantante de ópera espectacular.

Se nota que cocinas como cantas de bien.

Desde que he empezado a hacer este programa, Oriol,

si os tenía respeto, os tengo más.

Ainhoa, para nosotros es muy duro venir al programa

y cocinar con vosotros, que no hemos cocinado nunca.

Estamos acostumbrados a nuestros cocineros,

pero con vosotros estamos temblando.

¿Dónde pongo el punto?

¿Estás orgullosos de nosotros? -¡Mucho!

Os veo con gran nivel profesional.

Podéis ir a alguna cocina gastronómica, eh,

porque sois muy profesionales y serios.

Llévame a tu cocina y me pones en un jarrón

porque soy "flor". -Bueno, Flor...

A lo mejor me desestabiliza el equipo, eh.

A lo mejor me llevaría a Raquel.

¡Oye! ¿Qué pasa, que estamos ociosos?

¡Oriol! ¿Por qué no rematamos? Estamos esperando.

Pepito va lento, con retraso.

Os están parando a vosotros. Sí, sí.

Pues voy a increpar un poco.

Increpa, increpa. -Te veo bien a ti, Jordi.

Hoy no te veo... Limpio, eh.

Oye, y lo bien que ha cantado. -Claro, claro.

Hasta con cantada y todo. -Pero eso después.

Me has hecho el vacío en toda la prueba.

¡Claro, coño! Y ahora...

¡Por favor, Jordi! ¡Jordi! ¡Me has hecho el vacío, eh!

Oye, tengo movida aquí en las Ramblas.

El cocinerito moderno me la está liando.

Tranquilo, Jordi. ¡Oye, mandadme refuerzos!

¡Tengo aquí movida! No me deja ni que le increpe.

¡Tranquilo! Me voy a ver qué hace Pepe.

¿Necesitas seguridad? Sí, por favor.

El guardaespaldas. Gracias.

Pepe, me traigo "segurata" incluido.

Oye, se dice que vamos lentos. Estamos con ello.

¿Podéis correr un poco?

No, más no se puede correr. Los que tienen que correr

son los aspirantes. No te acerques, Pepe.

Se acerca mucho. ¿Has vuelto a tus orígenes?

Me alegro mucho, porque la cocina no es lo tuyo.

Lo tuyo tampoco. ¿Te das cuenta que Barcelona

no te sienta bien? Vete a ayudar a tu equipo.

Me molesta, me increpa.

Tengo movida con un tío con el pelo rizado

y pantalones de cuadros. ¿Puedes no molestarme?

Si no te molesto. Lo contrario, estás en casa.

Esta es tu casa. Disfruta.

¿Podemos llamar a los camareros? ¡Camareros, por favor!

(LUNA) ¡Ay, qué bonito! -Mi chico es que tiene un gusto...

¡Camareros! Anchoas, aceituna, naranja, azahar y menta.

Todos los que tengan esférico pueden salir.

¡Vale, Mateu, te dejo aquí controlando el postre!

¡Gracias, Pepe! ¡Vamos a movernos!

El primero lo ha elaborado el equipo rojo.

Espero que disfrutéis de estas anchoas con aceituna,

naranja, azahar y menta. Aunque, bueno...

Tendrían que haber salido dos anchoas y solo viene una,

y el plato, para colmo, llega con 15 minutos de retraso.

Así que... os pido mil disculpas.

(Música)

¡Bueno, bueno, bueno! Fermí... Quién no conoces estas Ramblas.

No hay ninguna persona

en el planeta que no conozca las Ramblas.

¿Tanto? Cuéntanos.

Anécdotas, cosas divertidas. Pues que es una de las calles

más transitadas del mundo.

Es la calle que mejor representa la humanidad, el universo

de toda la raza humana.

Marián, todo el que viene a Barcelona, viene aquí, al centro.

Pero vosotros estáis apostando ahora por un turismo sostenible.

Cuéntame. Bueno, realmente,

nosotros lo que queremos ahora, es evolucionar y ser un ejemplo

de turismo urbano sostenible,

desde una perspectiva medioambiental.

Y que puedes disfrutar de la ciudad, pero reduciendo

un poco esas externalidades

que, en algunos casos, son molestas.

José María, si tuviese que quedarme en Barcelona a dormir,

¿cuántas noches hace falta para conocer bien la ciudad?

Tres noches y más de una vez al año,

yo es lo que recomendaría. Vamos a hablar de la gastronomía.

¿Qué te ha parecido el plato? Riquísimo.

Protesto solo una anchoa. Solo quieres una anchoa más, ¿no?

Sí, sí. Pues nada, muchas gracias.

Muchas gracias. Gracias.

Nos faltan aún platos ahí, eh. ¡Venga!

Vale, Flor.

Salsa aquí, Alberto. -Y después, la espuma.

¡Alberto, la salsa aquí!

¡La tengo! -¡Ven para acá!

Apóyate aquí.

Sí, porque ya estaba como... -Vale. ¡Venga!

¿Cantidad? ¿Así? -Sí, vale.

Cómo trabajamos en equipo, ¡madre mía, eh!

Tenemos que ir con ritmo. -¡Lo tenemos, chicos!

Están todos los elementos, lo he chequeado.

Solamente falta ya limpiar y disfrutar.

¡Eso es! -¡Ahí, disfrutar!

El lema es: disfrutar y compartir.

¡Venga, vamos rápido, que se nos enfría el pescado!

¡Venga, vamos! -¡Señores, estos minutos

son vitales! ¡Vamos!

¡No podemos bajar el ritmo, Alberto!

No nos despistemos. -¡Oído!

Voy a pedir camareros, Oriol.

Lo va a hacer Ainhoa, que tiene buena voz. ¿Te parece?

Cantado. Me gustaría un "camareros" cantado.

# ¡Camareros! #

¡Olé! ¡Camareros, adelante, por favor!

¡Vámonos!

Si no están limpios, no salen, eh. ¡Venga, vamos!

Espera, un segundito. -¡Que vayan rápido, va!

Ya te puedes relajar. ¿Te caigo mal?

Estoy empezando a pensar que te caigo mal.

No me hiciste ni caso. Estoy concentrado.

Parecías una pastillita de caldo.

Tenía que estar concentrado, si no, no salíamos.

¿Cómo ha sido capitanear a "celebrities"?

La verdad es que muy bien. (SILBA)

Muy contento y sorprendido de personajes como Flor, Raquel...

Hacen el tonto, pero se centran. Muy bien todo.

¿Cómo lo llamas? Flor. Flor.

¡Oye, te lo digo en serio! Si él me quiere llamar "Flor",

me llama Flor. ¡Y se acabó!

¡Bueno, que tenemos que acabar!

(ORIOL) Aquí no han salido todos los platos.

Como segundo plato, el equipo azul ha preparado

lubina en "suquet".

¡Superapetecible!

(Música)

¡Ay, Mercé! ¡Cómo han cambiado estas Ramblas!

¡Ay, sí! Pero sigue conservando

el olor tan característico de los kioscos de flores.

Eso no se va a perder nunca.

Y el color. Sí. La alegría.

La alegría de las flores. ¿Parece una maravilla este plato

o me tengo que quejar? Me ha parecido fantástico.

Me ha gustado muchísimo. ¿Mucho?

¿No tienes quejas? La verdad es que sí.

Muy buena cocción, al punto y... Bueno, pues nada.

Eso es lo importante. ¡Muchas gracias!

¡Equipo azul! ¿Queréis hacerme el favor de darle

un aplauso en condiciones al gran Oriol Castro?

Que Flo suelte la bandeja... ¡Venga, hombre!

¡Gracias! -¡Gracias a vosotros,

que habéis cumplido!

Me lo llevo. ¡Cocinas limpias!

¡Vámonos, Oriol! ¡Gracias a vosotros,

que habéis dado la talla! Pero platos limpios, por favor.

No te preocupes. ¡Vámonos!

¡No dejéis ni uno! -¡Grande, Oriol!

(ALBERTO) Ya estamos.

(ORIOL) Yo que me esperaba a unos aspirantes más pasotas

y no, al revés. Cuando nos hemos puesto a currar,

ha sido muy gratificante ver

que lo que les decías, han hecho caso,

han sido responsables, todo lo han hecho perfecto.

No han pasado de nada y querían ganar.

Se les veía con ganas de ganar y ganas de decir:

Queremos hacerlo bien. Y esto ha sido el éxito total.

¡Venga! Dos... y...

¡El último! (GRITAN CONTENTOS)

¡Oye, tenemos que darle otro aplauso a Alberto!

¡Alberto! ¡Un aplauso a Albertito!

¡Gracias!

(RAQUEL) Alberto es un cielo.

Sin conocerlo, sabía que nos íbamos a llevar superbién.

Hay una energía común.

De tranquilotes, de sosegados... Bueno, eso es lo que proyectamos.

Yo estoy convencida de que él ha pasado

tantos nervios como estoy pasando yo.

Lo que pasa es que los canalizamos de otra manera.

Señores, ¿cómo vamos por aquí? Solo faltamos nosotros.

Debemos ir saliendo. ¡Vámonos, Mateu!

¿Tienes esto, Terre? -¡Lo tengo!

¡Qué mono! -¡Lo tengo, chef! ¡Lo tengo!

(MATEU) ¡Venga, vamos!

Uno y uno. Uno enfrente del otro. -Vale.

Uno y uno. Uno enfrente del otro.

¿Sí? No pares. -Vale, perfecto.

Mateu, ¿lo tenemos todo del postre? Lo tenemos todo.

Es ideal. No tengo palabras.

Bien. Mucho mejor con el postre que con las anchoas.

La verdad... Vaya experiencia esta, eh.

Ser el jefe de cocina de unos "celebrities".

Experiencia religiosa. De un estilista...

¿Te lo has pasado bien? Yo fenomenal.

¡Acaba, que no hemos terminado!

De un "sex symbol" de este país. ¿Yo?

¿Habla de mí? -Un "sex symbol" patrio.

(RÍEN) -¡Vamos a remontar el final!

¡Vamos! ¡Venga, vamos!

¡Sorbete! Josie, con cuidado, por favor.

Ajá. ¿Tienes donde poner...?

Así, aquí encima.

Vale, perfecto. -¿Sí? Y nos vamos. ¡Vamos!

¡Camareros, por favor!

Los que tengan sorbete, pueden salir.

Bizcocho aéreo de almendras con albaricoques,

almendras tiernas y lavanda.

¡Adelante! ¡Menudo postre!

El diez absoluto. ¡Venga, venga!

Ahora está funcionando esta cadena, ahora sí.

Esto es una cadena perfecta. ¡Perfecta!

Es una cadena perpetua.

Perpetua. No perfecta.

¡Que me lo apunto, Terre!

¡Ay, apúntate mi número, que es lo que tienes que apuntarte!

(RÍE) -¡Oye, por favor...!

Oye, un fichaje para tu restaurante.

Tú imagínate lo que es eso. -¡Aquí, camareros, por favor!

Y cerramos con un postre. Bizcocho aéreo de almendras

con albaricoque, almendras tiernas y lavanda.

(Música)

¡Bueno, bueno! Qué maravilla ver que aquí el postre ha triunfado.

Mucho. Muy bueno.

Como Barcelona, que triunfa siempre, porque tienes

una cantidad de cosas que ver

y unos hoteles y restaurantes estupendos.

Además, el servicio es impecable. El servicio es impecable.

Lo siento, pero cuando vengo a Barcelona,

me quedo a dormir donde Jordi Cruz. Es sentirme como en casa.

Lógico, pero también tienes una oferta completa.

Tenéis todo tipo de oferta.

Tenemos hoteles de cinco estrellas, cuatro estrellas, tres estrellas...

De todo. Todos de buena calidad.

¿Qué tal el postre? Bien, bien.

Minimalista, pero como decía Quevedo:

"Si breve, dos veces bueno".

Se han lucido. Estaba bueno y bien ejecutado.

Qué buen cierre de menú.

Muchas gracias. A vosotros.

¡Bueno, chavales...! ¡Señores!

Luna... -¡Lo hemos hecho!

¡Un aplauso para el gran Mateu! ¡Bien! ¡Precioso!

¡Un aplauso para el gran Mateu Casañas!

Nos ha costado arrancar, que con nuestros más

y nuestros menos, esto...

¡A él, a él, al maestro!

(MATEU) Esta prueba ha sido intensa.

Una vez lo pasas, entiendes y ves

que es otra película de la que te imaginabas.

Cuando entre a mi cocina, seguro que entraré

con 20 kilos menos. Pero no físicos,

sino de tranquilidad, porque solo con cuatro órdenes

bien dadas, sé que la gente responde al minuto.

Amigos, Oriol, Mateu, gracias de corazón

por ayudarnos a hacer historia en "MasterChef".

Sé que liderar "celebrities" ha sido duro.

¿Pero habéis disfrutado? Hemos disfrutado.

Hemos sudado un poco... -Sudar, hemos sudado.

Pero lo hemos pasado bien.

Pregunta que nos interesa a Pepe y a mí. ¿Repetiríais?

Sí. -Bueno, sí.

Oriol, a la próxima, un pepito de ternera

y una hamburguesita. Sí.

Pero a mi grupo, si repitiera y tuviera a la misma gente,

estaría orgulloso y contento.

¡Bueno, bueno! Tú el tuyo y yo el mío, eh.

Las cosas como son.

¡A todos, eh! ¡Vaya peloteo!

Oriol, Mateu, no dejéis nunca de hacernos disfrutar,

ni de venir a "MasterChef". Sabéis que esta es vuestra casa.

Y, por supuesto, también es la vuestra, Alberto y Luna.

Gracias por estar aquí con nosotros.

¡Nos encanta veros y veros juntos!

¡Viva el amor! ¡Viva!

¡Gracias a los cuatro! ¡Vámonos, Jordi!

(LUNA) ¡Estoy que no me lo creo! ¡Tengo una felicidad enorme!

Ha sido como un volver atrás y conectar otra vez

con todo esto, que es maravilloso. Estoy feliz de la vida.

(ALBERTO) Ha sido como volver a imaginarte esos cocinados,

volver a recordar las experiencias con los compañeros. Superbonito.

"Disfrutar y compartir" son los grandes lemas

de nuestros chefs invitados de hoy.

Y parece que ha sido premonitorio porque sin duda he disfrutado

muchísimo de vuestra compañía.

Ha sido un auténtico placer compartir este día con vosotros.

Me gustaría aprovechar que estamos en Las Ramblas

para mandar un abrazo enorme a todas las personas y familias

que fueron víctimas de los terribles atentados

hace ya tres años justo aquí.

Nos gustaría que este cocinado sirva también de homenaje

para todos ellos, que nos ayude a recordar que ser diferente

es muy bueno, que hay sitio para todos y que la paz

es siempre la mejor apuesta. Muchas gracias, Barcelona.

(Aplausos)

(Música)

Aspirantes, enfrentarse a un menú de vanguardia

como el que os hemos planteado era todo un reto.

Sí. Por eso os hemos ofrecido

toda la ayuda posible, y nos alegramos mucho

de haberlo hecho porque el resultado ha sido...

¡muy positivo!

¡Bien, bien, bien!

Estupendo.

Están orgullosos de nosotros.

Siempre os quejáis mucho de lo duros que somos nosotros,

¿pero ahora que habéis trabajado a las órdenes de Oriol y Mateu

seguís pensando lo mismo? Sí.

Completamente.

La dureza de los jueces de "MasterChef" es más docente.

Ellos no es esa docencia, es como ejército, como...

un horror creo. -Totalmente de acuerdo con Josie.

Es muy bonito pero es la vida real.

A ver si ahora entendéis un poquito mejor nuestro trabajo,

nuestro papel, lo importante de meteros caña y deciros

las cosas que hacéis mal.

Pues empiezo con vosotros, equipo rojo.

Bueno, creo que habéis respondido bien y de hecho os he visto

disfrutar en la cocina, aunque algunos más que otros.

Terre, Josie, no sé si debería llamaros

las señoras de la mesa camilla. No.

Porque os ha faltado hacer ganchillo.

No, quitar espinas. -Llámanos Vicky Santoña Barcelona.

Desde luego. -Vicky Santoña Barcelona.

Que si las blogueras, los cosméticos, el nitrógeno

para la piel, mi prima la del pueblo...

Todo cabía en esa mesa camilla.

Vaya morro que le habéis echado hoy al cocinado.

No, no. -Yo creo que hemos funcionado

pero daba tiempo a ir limpiando... -Entretenimiento.

Te compro el discurso si el plato hubiese salido impecable.

¿Pero os recuerdo que no han salido los lomos de anchoa?

Eso retiene muchísimo líquido. -Tobillos hinchados no.

No, tobillo fino, que luego no te puedes poner

un tacón de carrete, Samantha, como el tuyo.

¿Cómo te has quedado, Samantha? Estás bien.

Josie, eres un sinvergüenza. ¿Te lo puedo decir?

Sí. Defiendes lo indefendible.

Sí.

Y luego, Terre, el chef se ha enamorado de ti.

Tengo que luchar siempre con situaciones como esta,

me veo con hombres y mujeres que se enamoran de mí.

Y viceversas también. -Claro.

No puedo, no...

De repente la luz llega a tu vida y aparece Mateo.

Siempre me pedía a mí a su lado.

Entonces me he percatado que... que es mutuo.

Menos mal que el otro 50% del equipo rojo ha funcionado.

Nico, Gonzalo, os he visto mucho más serios, más concentrados,

estabais pendiente de lo que había que hacer.

Eso sí, Gonzalo, si tuvieses una velocidad más sería la bomba.

Porque no se puede estar uno todo el cocinado haciendo esferas.

Gonzalo, digo que un poco lento. Bueno, sí, sí.

Nico es todo lo contrario porque se mueve con más gracia,

con más ganas y tienes esa marcha, Bajo una buena dirección

podéis hacer grandes cosas porque lo cierto

es que en conjunto habéis funcionado.

Yo estoy muy contento con los platos que hemos sacado.

Creo que estaban muy ricos, muy bonitos todos.

Teniendo a un superchef de capitán

pues no podía ser de otra manera.

Equipo azul, yo tengo que deciros

que estoy muy ofendido con vosotros.

Gano el juego de jueces, os elijo con todo el cariño del mundo.

¿Y qué habéis hecho? Hacerme el vacío, dejarme tirado,

cuando Oriol me deja a un lado. ¡Estás celoso!

No, no, no, chef. -¿Perdona?

Sois cuatro traidores. ¿Pero de qué vas?

¡Jordi! -¿Pero de qué vas?

Esto no te lo admito.

Es la primera vez en ocho años que se me cae una lágrima.

Te queremos mucho, chef.

Al mínimo cariño que me echéis os perdono, pero de momento...

(FLOSIE) ¡Jorge! ¡Jorge! Jorgito, por favor.

¡No!

¡Quita!

Qué alegría, qué alegría, qué alegría...

¡Guapo! ¿Podéis venir vosotros,

no este desgraciado?

Te damos un abrazo, un beso. Gracias, gracias.

¡Ah! Ay, Jorgito...

Ay, Raquel, muchas gracias.

Qué guapo. ¡Por favor!

A Jorge le ha dado un poco de pudor que yo fuera a animarle

porque es muy modosito, así como yo.

Pero no creo que se haya enfadado conmigo.

No, es buena persona. Es un buen chef.

Después de este momento voy con vuestro veredicto.

Os diré que habéis sido

unas auténticas hormiguitas trabajando.

Habéis estado ahí las tres Marías

dándolo todo sin levantar la cabeza.

Oriol os ha llevado a raya, pero ha conseguido que estuvieseis

concentrados, coordinados, que cada elaboración haya salido

a punto y perfecta.

De hecho hasta ha confiado en Flor para cortar la lubina,

y eso que se ha dejado algo de carne en la espina.

No, es que lo de Flor debemos retirarlos todos de la memoria.

No entiendo por qué, ¿eh? No es que me ofenda,

pero se ha equivocado en el nombre. Pues se ha equivocado 50 veces.

¿Y además se lo he corregido 25?

Flor, ¿qué ha pasado con la lubina?

La lubina es salvaje y entonces su morfología ósea

tiene ciertos cambios con respecto a la lubina normal.

Y es que las lubinas eran vacas.

En eso te doy la razón porque es verdad

que no has empezado fino pero cuando te ha dado

las directrices lo has reconducido

y has conseguido que la lubina salga perfecta,

al igual que la ensalada de tomate y fresas

que ha gustado un montón.

Qué bien.

Es que estaba fantástica. Celia, te he visto muy relajada.

No sé si es por el delantal dorado.

Me ha encantado lo que nos ha tocado,

me ha encantado la dirección de Oriol.

Hay autoridad y eso a mí me relaja.

Ya me gusta es que me manden. Te está creciendo la naricita.

No, quería salvarnos, porque quiero que él tenga

un programa más que Santiago Segura.

Lo siento, pero quiero que tenga un programa más.

Me parece que habéis funcionado como un equipo y personalmente

me gustaría daros las gracias a todos, a los ocho,

porque hoy era un día muy especial para mí y hemos conseguido ofrecer

un servicio completo, sin sobresaltos,

los comensales se han ido encantados y la prueba

en esta maravillosa Rambla ha sido un éxito.

Felicidades.

(Aplausos)

Pero como ya sabéis solo uno puede ganar.

Y por tanto el ganador de esta prueba es...

Dilo, dilo, ro...

¡El equipo azul!

(GRITAN CONTENTOS)

¡Bien, bien!

Querido amiguete, estoy en el programa 10.

También estoy un poco asustado porque me estoy viniendo muy arriba

en la prueba de exteriores y no sé qué va a pasar.

Lo mismo se sacan una norma de debajo del tenedor y...

No sé, tampoco me lo quiero creer mucho.

Aspirantes, ya sabéis que en "MasterChef"

nos encanta remarcar el trabajo de los aspirantes

que trabajan de forma brillante.

Y hoy ha habido alguien que lo ha hecho.

Oriol ha dicho que se lo llevaría a su restaurante.

Por lo tanto el mejor de la prueba de hoy

y que se lleva nuestro aplauso es...

Raquel.

(Aplausos)

Da gusto verte trabajar, amiga mía.

Da gusto ver cómo aprendes, cómo avanzas a pasos agigantados.

Veo que te emocionas. ¿Estás contenta?

Estoy encantada de todo lo que ha pasado hoy en tu tierra.

Lo que más me gusta de "MasterChef" es el aprendizaje

y el viaje hacia el interior que estoy haciendo.

Es como llegar a un punto de inflexión en mi vida

donde toca volver a poner todos los ingredientes

y hacer a partir de ahora el mejor plato de mi vida.

Equipo rojo, vosotros seréis los que tendréis que jugaros

la continuidad en las cocinas de "MasterChef".

Suerte a los cuatro en la prueba de eliminación.

Gracias. -Gracias, chef.

Como cada año, vuelven los Campamentos MasterChef.

Si tienes entre 8 y 16 años, te encanta cocinar y quieres vivir

una experiencia inolvidable en un entorno natural

tienes que venir a los Campamentos MasterChef.

Además convivirás con concursantes de "MasterChef Junior".

El próximo verano Campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven a Campamentos MasterChef!

(Música)

Los aspirantes regresan a las cocinas después de vivir

uno de los exteriores más emocionantes para mí.

Ay, qué poquitas cajas.

Ha sido un placer dar de comer a mis paisanos y hacerlo

en el lugar más emblemático de Barcelona, Las Ramblas.

Buenas noches. Bienvenidos.

Buenas noches. Buenas noches.

No hay que hacer más sitio ya.

Ay, qué lástima. Aspirantes.

Buenas noches, familia. Bienvenidos de nuevo.

Bienhallado. -Gracias, chef.

Permitidme en primer lugar que felicite al aspirante

que más nombres lleva en esta edición.

Flo, Flosie, Florentino, como te llama Gonzalo.

O Flor, como te ha bautizado Oriol.

Sí, ya llevo cuatro nombres, a ver si puedo llegar a cinco.

¿Me vas a dejar que te llame Flor?

No me gustaría, chef, pero si es su deseo...

sus deseos son órdenes. O sea, yo encantado.

Oye, quiero darte la enhorabuena porque has superado ya

a tu amiguete Santiago Segura.

¡Bravo!

Gracias, gracias. ¿Cómo te sientes en este momento?

Pues el sentimiento es absolutamente...

Perdonadme, porque esto tengo que hablarlo desde arriba.

Esto ya es otro rollo.

Yo estoy encantado.

Amiguete, lo siento, esto es un comunicado oficial,

he ganado, un programa más que tú.

O sea, si me echan el diez ya me da igual, estoy tranquilo.

Lo importante es subirme a tu calva, y ya me he subido.

Yo pensaba que lo que tenías en mente era ir a por la victoria.

Ah, bueno, por supuesto. La diferencia entre mí

y todos estos que estos quieren llegar y yo voy a llegar.

No serás el primer bocachanclas que echamos.

Ya, ya, ya...

No soy como estos tristes.

O sea, yo sé que voy a llegar a la final.

Es más, sé que voy a ganar.

Oye, Terre, vas monísima. Gracias, cariño.

Me encanta el pez chancla ese.

¡El pez chancla!

¿El qué? -¡El pez chancla!

Un homenaje a la anchoa.

De las 250.000 anchoas que limpiamos las espinas.

Yo la mujer concepto. Concepto perdido.

¿Porque esto qué es? Las Vegas, ¿no?

Juego, bingo. ¿Esto qué es? Rocanrol, glam.

¿Y esto qué es? Un pescado. ¿Tú encuentras alguna conexión?

No, pero es un juego. Hacedlo y mandad la respuesta a:

laterremotodealcorcóngmail.com

Bueno, Celia, qué brillante vienes con tu delantal dorado, ¿eh?

¿Cómo te sientes?

Me siento en una nube, la verdad. Me siento feliz.

(RÍE CON IRONÍA)

Ahí la tienes. -Perdón.

Fíjate qué ingenuo yo que pensaba

que habías tenido un acercamiento con Terre.

Así fue, pero resultó que era mentira.

Que yo no estoy llamando a nadie mentirosa.

No, Dios me libre.

No, pero a mí me dijeron: "Te voy a elegir para mi equipo".

¿Por qué no la quisiste? Díselo. No me quiso.

Tú te lo pierdes, con lo bonito que es cocinar.

No sé, Celia, ¿algo que decir? Eso es lo que piensa ella.

Y si lo piensa para qué voy a...

¿Tú no me dijiste a mí:

"Si yo soy capitana te voy a meter en mi equipo"?

No. (RÍE)

¡Vamos por la segunda mentirijilla, que no pasa nada, no pasa nada!

Igual que cuando fuiste capitana dijiste: "A Celia no la quiero".

Pero tú creas a la personas falsas expectativas,

porque yo pensaba que éramos amigas y me dijiste:

"En el equipo te voy a elegir, vas a estar conmigo".

Y yo ilusa de mí...

Y tú pensabas que estando yo se salvaba la gente. No, no.

Yo no digo que me salvaras.

Estos tres se han matado trabajando.

¡Ay, qué bonito lo que me estás diciendo!

Déjalo, no sigas. -No, es que es así.

No pasa nada, si yo estoy encantada con mi equipo.

Terre, no busques lo que no hay.

Que haga lo que quiera, que diga lo que le dé la gana.

Ella está montando un follón

y Celia Villalobos no va a entrar en follón con nadie.

Josie, de nuevo al foso

con ese glamour, por favor. Bueno.

Un día más en la oficina.

Un día más. Pero si es que es como mi casa.

¿Cómo llamamos a esto? ¿Qué es? ¿Cómo...?

Es tan versátil que puedes hacer mil cosas con esto, ¿eh?

Es lo que tú quieras.

Te lo puedes poner por delante y también por detrás.

¿Por qué el pelo ese a lo Mario Conde?

¿Pero cómo que Mario Conde? De Rodolfo Valentino a Mario Conde,

esto tiene muchas lecturas.

Yo es la única que saco. Me encanta hacerme este pelo,

pero no me lo hago porque luego me echa la bronca el gurú capilar.

Porque todos estos productos

de acabado te destrozan. el cuero cabelludo.

¿Tú crees? No, lo sé, Samantha.

Poner hormigón armado sobre el cuero cabelludo es...

O sea, para quitar luego estas siliconas

voy a tener que hacer un peeling de cuero cabelludo

que no sé cómo voy a salir vivo de esta.

¿Por qué no le das el teléfono de tu gurú capilar a Gonzalo?

Sí. -¿Para qué?

Por si puede hacer algo con él. Tarde.

No, a Gonzalo le queda muy bien la calva, y se ha acabado.

Le queda fenomenal. -Muchas gracias, Samantha.

Estás bien así. -Perdona, pero es el momento

que los hombres usen peluca.

A mí me encanta también.

Yo me he puesto mucha peluca. ¿Eh, Samantha?

La peluca te ofrece la versatilidad de decidir quién quieres ser.

Es un súper producto, pero tiene que ser muy de lujo,

y estar muy bien hecha. -Hombre, claro.

Yo de Ruphert me he puesto mil pelucas.

Gonzalo, en el foso y sin pin. ¿Cómo afrontas este reto?

Tenía que llegar. Sí, ha llegado.

Vamos a jugar el partido, ¿no? Hemos venido a competir.

Hay mucha experiencia en foso en estos rivales.

Sí, eso sí. Y tú estuviste una semana

sin cocinar, ocioso, igual perdiste práctica.

Bueno, he estado aquí cuatro o cinco veces también.

A ver si se lo toma en serio Gonzalo hoy en la eliminación,

que el programa pasado no cocinaste.

O sea, que estás un poquito...

Bueno, Flo, no seas quisquilloso.

Es que me alegro que se ponga las pilas.

Flo se crece. Flo le valía que le echasen

la primera prueba del décimo programa.

Ahora ya quiere ganar, que no va a ganar ni loco.

Raquel, ¿qué significó para ti

que un chef con dos estrellas Michelín como Oriol Castro

te diga que podrías trabajar en la cocina de su restaurante?

Pues un subidón. Me costó bajar aquello.

¿Cuál crees que ha sido la clave de tu evolución?

El trabajo, es que no hay otra.

Os dije que lo iba a dar todo y así ha sido.

Me he quedado prácticamente sin vida, he estado solamente

estudiando, practicando y en fogones.

Quién te ha visto y quién te ve. Sí, sí, desde luego.

Y ahí está la recompensa, porque vosotros cuatro...

¡podéis subir a la galería!

¡Toma!

Tenéis asegurada una semana más en "MasterChef".

Mucha suerte. -Ay, mi amor.

¿Socorro y Dolores separadas ya? -Venga.

Vengo con ganas de remontar

todo lo que me ha pasado en este programa.

Entonces quiero demostrarles que me merezco seguir aquí.

Aspirantes, como veis os enfrentáis a una nueva caja misteriosa.

Terre, ¿qué te gustaría que hubiera debajo para asegurarte

una semana más en "MasterChef"? Mi apuesta está aquí.

Yo creo que hoy vamos de pescado, que hace mucho que no le dedicamos

un monográfico al pez.

Incluso molusco o cetáceo, podríamos ampliar un poquito más.

Algo marino, ¿no? Sí.

Gonzalo, ¿qué te lo podría poner difícil a ti?

No sé... un merengue. ¿Verdad?

Eso siempre, el merengue siempre te lo va a poner difícil.

Siempre. Un merengue.

Pero di la verdad, a ti te lo pone difícil

un perrito caliente. Si te ponen un perrito caliente

y te agobias: "¿Qué hago yo con esto?"

O hacerte a ti a la brasa vuelta y vuelta.

Es alucinante, lo que tengo que aguantar.

Pues ya sabéis que solamente hay una forma de descubrirlo.

A la de tres quiere que levantéis las cajas todos a la vez.

Una, dos y tres.

¿Hola? -¿Qué son?

¿Qué es? Kikos.

No entiendo la prueba.

Huy... Puede probar si quieres incluso.

¿Esto es azúcar? Prueba.

Ay, ya sé lo que es.

¿Peta Zetas? Tú sabrás.

¿Pero qué queréis que hagamos con esto?

Peta Zetas, kikos y café.

¿El primero que se lo coma? -Hay una canción preciosa

que no puedo cantar en televisión

pero es un tema maravilloso que invito a que la gente lo busque

en sus redes que habla de los Peta Zetas que es mágica.

(CANTA) #Ponme Peta Zetas...#

La que la conoce sabe cuál es. (CANTA) #Ponme Peta Zetas...#

A ver si la adivináis.

Josie, ¿qué opinas de los Peta Zetas?

Qué antigüedad.

(Risas)

Yo me quedo con esto, Pepe. Yo amo el antioxidante del café.

Me levanto todos los días y lo primero que voy

es a la cafetería.

No a la cafetera, a la cafetería. -Claro, eso mola.

Me encanta estar allí con los de la cafetería

que me atienden siempre, que son maravillosos.

No os vamos a hacer sufrir más. No, qué va.

Os vamos a desvelar por qué tenéis esos ingredientes.

Así que, por favor, poneos delante de cocinas.

Los Peta Zetas me recuerdan mucho a la infancia.

Yo creo que a todos nos pasa. Pero bueno, vamos a ver,

yo solo con ver los ingredientes no me fío de nada,

quiero ver lo que hay detrás.

Venga, a ver. Delantales negros, para saber

en qué consiste el último reto de la noche vamos a recibir

a una invitada muy dulce y con mucho salero a la vez.

Dulce. Una persona que estábamos deseando

que nos visitara. Adelante Lolita Flores.

¡Hombre, por favor!

Hola. -¡Hola!

Hola. ¿Qué tal?

¿Qué tal, jefa? ¿Cómo estamos? ¿Cómo estamos?

¡Cosa bonita! -¡Hola!

Creo que es un ejemplo de esas mujeres fuertes

con un carácter maravilloso pero al mismo tiempo la dulzura.

Para mí es cultura de España.

Buenas noches, Lolita. Bienvenida a "MasterChef".

¿Cómo estás? Pues muy bien,

encantada de estar aquí, y sobre todo sin tener que sufrir.

Qué linda es, la adoro.

Qué pedazo de actriz. -Y de persona.

Teníamos muchas ganas de que vinieras a "MasterChef".

Yo cada vez que vosotros me llaméis yo vengo, os ayudo a decirles

barbaridades a los concursantes. -Mira cómo lo sabe ella.

Os presento las comidas, pero a mí detrás de una cocina no.

Elena no te ha convencido para que el año que viene

vengas con nosotros. Para nada.

Yo necesito mi vasito de vino, sin reloj.

Cosas con hielo seco, las burbujitas que hacéis...

Si es que yo la entiendo. Para aprender, poco a poco.

Yo os puedo enseñar a hacer berza andaluza, un guiso,

pero yo lo que es sufrir.

¡Di que sí! -Que sufro en mi casa.

Perdonad, ¿estáis sufriendo los de ahí arriba?

Hoy no.

Yo vengo un día, os guiso, os hago una berza, un potaje.

Lolita, tú hoy míratelo, toma medidas.

Que no me vas a confundir, Jordi, y mira que me gustas, ¿eh?

¿Ah, sí? Que si fuera por ti yo vendría.

Eh, pues ya solo por eso... Sí, pero ni por esas.

Ni por esas vienes. Ni por esas.

No lo dudes, ven. Pero mientras lo piensas, cuéntame,

¿Elena te ha enseñado algún plato de los que ha aprendido aquí?

Elena, que era un desastre en la cocina, lo tengo que decir,

se ha hecho una experta.

No sabes qué bien le da de comer a su hijo además.

Y luego ella hace unos arroces buenísimos,

hace unas tartas estupendas. La verdad es que sí.

Mira, Lolita, los aspirantes están con la mosca detrás

de la oreja porque acaban de encontrar tres ingredientes

que no les casa mucho: café, kikos de maíz y Peta Zetas.

¿Te parece les saquemos de dudas? Sí, hombre, claro.

¿Qué hay, un arroz con bacalao?

(CANTAN) #Sarandonga, te vas a comer...#

Vamos a descubrirlo ya.

(TODOS) ¡Ooooh!

(LOLITA) Con lo que me gusta a mí el chocolate.

No, por favor, no... bombones.

¡Madre de Dios! -De la que nos hemos librado.

Mirad lo que hemos tenido que traer

para conseguir que por fin venga Lolita a "MasterChef".

¿Y esto se puede probar? Hacemos una cosa, Lolita,

yo corto y tú vas catando. Si os hace falta alguien...

No, déjalo.

Mira, este es un bombón de chocolate blanco

y lleva también speculoos.

¿Cómo que speculoos? -Speculo speculorum.

Eso es Harry Potter. -Eso es de ginecología.

Hombre, de toda la vida. ¿Perdona?

¡Hum, qué bueno!

¿Cuántos hay, diez distintos?

Bombón de chocolate con leche

con un relleno de avellanas y Peta Zetas.

Avellanas y Peta Zetas.

¿Estos son los que explotan? Tú prueba.

¡Hum! ¿Está rico?

Buenísimo. Te hace la boca "chis, chis, chis".

¿Otro? ¿Sí? Le gusta.

Tú cuando pares empiezo yo, ¿eh? Sin problemas.

No, para una vez que vengo dejadme.

Esto es otro bombón. Ay, Dios mío, por favor.

Es un bombón también de chocolate negro

con naranja confitada y ron.

Oh, este me gusta muchísimo más porque lleva ron.

Claro, un chupitito ahí rico.

¡Qué cosa más buena, por Dios!

¿Te han gustado los bombones? No puedo más.

Pues tengo tres trufas. Qué suerte, Lolita.

Trufa de café elaborada con chocolate negro,

café y cacao en polvo. Una maravilla de trufa.

Dale, dale. No, la mitad.

Bien, me alegro que no quieras tanto.

Le encanta a Pepe probarlas.

Pepe come como si no hubiera mañana.

Esta está más amarga. Claro, esa es potentona.

Es que le va a sentar fatal.

Jordi, es que prefiero probar ahora

no sea que los aspirantes no se les dé bien

y me quede sin probarlo. Haces bien.

Estos, Lolita, siempre están dando ánimos, confianza.

Esto lo vais a hacer en nada.

Sí, sí, sí. -Esto está hecho.

Siguiente. Me ha encantado.

Una trufa de chocolate negro y chocolate con leche

aromatizada con té chai y espolvoreada

con cacao y especias.

¿Nos tenemos que acordar de todo o podemos hacer la nuestra?

Y por último... Ah, uno más, venga.

Esta blanquita, es una trufa de curry y kikos de maíz

rellena de ganache de curri y kikos...

con una cobertura de chocolate blanco y también kikos.

Tenéis seis días para realizar esta prueba.

Podéis iros a casa, dormir unas horas, volver...

Me sabe a pollo. Pollo al curry.

Claro, es curry.

Mira, de verdad, ya podemos dar gracias.

Pues yo estoy feliz porque en este reto

vais a tener que hacer trufas y bombones, que a mí me encantan.

Cada uno de vosotros tiene que presentar

tres trufas diferentes en interior y cobertura,

y tres bombones con la misma cobertura y el mismo relleno.

¿Entendido? Sí, chef.

No te creas, ¿eh?

Terre. Ahora lo... ahora recapacito.

Puedes hacer bombón de pescado. Claro, yo venía convencida

de que había un plato de pescado. Pero unos bombones, de verdad...

Pues no, bombones no, bombones y trufas.

Toma, para ti la perra gorda.

Tenéis un supermercado lleno de ingredientes espectaculares

y muy diferentes para hacer este reto, y podéis hacer

infinidad de combinaciones.

Queremos probar trufas y bombones ricos.

Pero también esperamos que nos sorprendáis,

que seáis originales y atrevidos.

Para hacerlos contáis con noventa minutos,

y tenéis tres más para entrar al supermercado a hacer la compra.

¿Estáis preparados? Sí, chef.

No, chef, no.

¿Cuándo estás tú preparada, mujer?

Hay días que estoy preparadísima. Muy poquitos.

Llevo dos semanas muy bien. O sea, que tan mal no iba.

Y el tiempo comienza en tres, dos, uno...

Adelante. ¡Vamos, chicos!

¡Venga, bombones! -Ay, Dios mío, pobrecitos míos.

Vamos, chicos, venga. -Galletitas.

Vamos a ver qué nos hacen, si se parece en algo

a esto que tenemos aquí. Sufren mucho.

Voy a por ella. -Sí.

Qué de cosas buenas, ¿no? Muchísimas.

Estaréis encantados. Una felicidad... buah.

No te puedes ni hacer una idea, vamos.

¿Quién guisa mejor de vosotros? Estoy deseando veros.

Raquel lo hace bastante bien, Celia también, Ainhoa también.

Decidle quién va a ganar esta edición.

Pero cuando la vaya a ganar voy a rechazar ganarla.

Es que va a ser mítico.

Mándamelo a mi casa que verás qué bien me viene.

Dos, uno... ¡Tiempo!

Vamos a cocinas, Terre.

Lolita, ¿quieres que te cuente cómo se hacen los bombones?

Sí. Mira, hay dos tipos aquí,

trufas y bombones.

La trufa es como el relleno del bombón.

¿Pero el bombón qué tiene de más? Tiene un atemperado de chocolate.

Fundes un chocolate, lo pones que esté cremoso

y lo vas variando de temperatura y se forman unos cristales

que se pone brillante y lo dejas enfriar.

¿Cuánto tiempo teníamos? -Noventa.

Qué bien, noventa.

Cuando está atemperado lo pones en un molde

y haces una cupulita fina de chocolate.

Y ahí hacemos la ganache. ¿Qué es la ganache?

Coges chocolate, nata caliente, y haces como una crema

que cuando se enfría es cremoso.

Rellenas esas cúpulas con esa ganache

y luego otra capa de chocolate para hacer el sellado.

Y lo metes en la nevera.

Muy avispada Lolita.

El año que viene debería estar aquí.

Yo vengo a decirles a los concursantes

lo que tienen que hacer y a vosotros también.

Terre, ¿por qué no cantas hoy? -Pues te canto.

¿O no quieres que te cante? -Porque siempre cantas.

(CANTA) #Bailemos el bombón, bombón, bombón,#

#que está causando sensación#

#con esta melodía que...#

#el corazón.#

#Qué fácil es...#

(RÍE CON IRONÍA)

No te desconcentres. -Si no estoy desconcentrada, ¿eh?

En absoluto.

Lolita, tú que tienes vibraciones. ¿Quién crees que está más nervioso?

Yo veo muy tranquilo a Josie. Lo veo tranquilo y sereno.

Está midiendo además todo, lo veo muy...

No te imaginas cómo ha evolucionado Josie, ¿eh?

A ver, yo me veo fuerte porque es algo que me gusta.

Es que si me llegan a poner anca de rana poto,

pero esto es que es tan bonito.

Tienes que decirle a la gente que atempere chocolate.

Eso suma muchos puntos a la hora de elegir a una persona

que sea tu amigo o lo que sea.

Yo a este lo veo bien.

Qué agobio.

Y Gonzalo yo creo que lo está preparando todo primero.

¿Sabes cuál es el problema de Gonzalo?

Que va siempre a ese ritmo.

Sí, tiene una marcha. Va en primera.

A mí el jurado hace que no me regala

una caricia cinco programas.

Tarde o temprano esta situación tenía que llegar.

Veremos, a pelear el partido a ver si ganamos.

Gonzalo es pachorrón, ¿eh? -Sí.

Es que no se altera este, ¿eh?

¡Que se me han ido los 50 grados! -Qué nervios, qué horror.

¡Terre! -Dime, cariño.

Venga, que tú puedes.

Estoy aquí disfrutando de estas películas del engaño.

El engaño.

Debe ser cosa de... -Cosa del pez.

Terre, ¿te sientes dolida? -Por supuesto.

Cómo no me va a doler que me mientan.

Me duele mucho. La mentira duele.

Hoy es un día importante en la relación entre Celia y la mía

Que Pedro vuelva a negar al Señor repetidas veces, ya:

"¿Seré yo? ¿Seré yo, Padre? ¿Seré yo, Celia? ¿Seré yo?"

Tantas cositas ya no me gustan.

Bueno, empieza la guarrería, ¿eh?

Esto no se debe hacer, pero... Venga, vale, lo limpio.

¿Cómo estás, Nico? -Pues ahí ahí, concentrado.

Si tuviera más tiempo te hacía unos bombones...

¿Cómo me hacías los bombones?

Lo voy a hacer hasta con el tiempo que tenemos.

Y va a empezar el cachondeo ya.

Josie y yo estamos ahí disputándonos el título

del rey del foso. Llevamos siete fosos cada uno.

Lo importante de esos siete fosos es que están salvados.

Que no nos quiten el mérito.

Me encantaría tener una semana de paliza en las dos primeras

pruebas y luego ya subirte al balcón y estar tranquilito.

Pero nada, toca venir aquí a luchar cada día.

Josie está haciendo las tres ganaches.

Se le ha cortado la ganache a Gonzalo.

Hay que emulsionarlo bien para que quede brillante.

Lo ha ido echando... Poco a poco en vez de todo.

Claro, pierdes temperatura, no se te funde bien y se te corta.

Lolita, por si quieres hacer lo que están haciendo,

"La Biblia de MasterChef". A ver, déjame.

Tiene ingredientes, técnicas, elaboraciones.

Ah, sí, pues esto me encanta. Las mejores recetas

que se han preparado aquí en la cocina.

Aprende y así te esperamos el año que viene, ¿vale?

Venga, yo me la voy a leer y me lo pienso.

Venga, fenomenal.

Bueno, ya vamos, ya vamos. ¡Ay, ay, ay!

Ya vamos, ya vamos poquito a poco. Me lo voy a pensar.

Esto lo voy a atemperar, este chocolate negro

y quiero atemperar este chocolate blanco, pero...

Qué guapo está Nico hoy, ¿no?

Estoy haciendo la ganache de tres trufas.

Una la he hecho con kikos, otra con café

y otra con chocolate blanco.

"¡Vengui, vengui, vengui!"

¿Cómo vas, Gonzalito? Lo tienes, ¿no?

Por favor. -Por favor.

Por favor, eso ni se pregunta.

Sí, no sé...

Qué bien, me gusta tenerte cerca, Josie.

Josie es que es tan delicado trabajando, es genial.

Tú, microondas, y yo nos vamos a entender.

Hoy sí, hoy no quiero fuego.

Tengo chocolate negro, chocolate con leche...

A mí esto me huele a quemado ya. Me huele todo a quemado.

Seguro que te acaban de entrar unas ganas tremendas

de comerte un postre rico como los bombones y trufas

que están elaborando los aspirantes.

En el Restaurante MasterChef puedes disfrutar

de los mejores postres preparados en estas cocinas.

Y ahora tienes la opción de disfrutarlo en casa.

Pueden llevarte el pedido a tu domicilio

o recogerlo en el restaurante.

Si necesitas más información la puedes encontrar

en restaurantemasterchef.com y en nuestras redes sociales.

Mira, ya empieza el show.

Odio el papel, odio los plásticos. No a los plásticos.

Soy Jon Kortajarena, no a los plásticos por favor

en el planeta Tierra.

Un planeta free, un planeta único y puro, y sano.

Pero mientras voy a poner plástico y lo meto en la nevera.

Gonzalito, venga.

Aquí estamos, venimos a verte.

¿Qué tal vas? Bueno, ahí voy.

Te veo así como... ¿Qué ha pasado aquí?

¿Cómo? Aquí no ha pasado nada, es una ganache.

¿Una ganache esto? Eh... sí.

Se supone que sí. -Se va a quemar esto.

Veo muchas elaboraciones aquí al mismo tiempo.

¿Esto qué es? ¿Esto qué es? Cuéntame.

Pues voy a intentar hacer las trufas de chocolates distintos,

de chocolate blanco, de chocolate negro

e intentaré de chocolate con leche también.

¿Te gusta o no? Me encanta, es la prueba

de mi vida, Samantha. Nunca estás contento con la prueba.

Pero si los que nunca estáis contentos sois vosotros.

A ver, deja de atacar, yo te digo que si estás contento.

Yo estoy encantado de la vida. ¿Qué querías?

Yo hacer bombones y trufas. Pues ya está, qué felicidad.

Al final lo quería. -Lo que estás haciendo

es como con el cemento para hacer ladrillos.

Claro, es que es muy albañilería.

O un arroz con bacalao. -Un arroz con bacalao.

No le tomes más la temperatura al chocolate.

Pero si esto hay que hacerlo así, si no no sale.

¿Hay que tomarle la temperatura? ¿Tú nunca has atemperado chocolate?

El trabajo mío es romper la tableta y comérmela.

Yo quiero verte trabajar el chocolate aquí

en las cocinas de "MasterChef" muy pronto.

Ya veremos. Hay que aprender de todo.

Ya, pero yo no tengo vida ya para guisar.

Anda, vamos, deja a Gonzalo ya. Gonzalo, que te quiero mucho.

Vale, venga. -Venga.

A Gonzalo se le ha puesto duro el chocolate.

¿Sí? -Sí.

Venga, momentazo.

One, two...

Venga. Qué bonito.

Qué bonito.

Eso es para que salga la... Sacar el sobrante.

Ese es el molde y se cae todo lo que sobra

y ahora ya tú rellanas ahí.

Vuelves a tapar con chocolate y se hace un bombón.

Vente, Lolita, vamos a ver a Josie. Vamos.

Josie, que venimos a verte. (TERRE GRITA)

¡Qué susto me has dado! ¿Qué pasa aquí?

Se me ha caído una cosita. Mujer, hombre...

Hija, por Dios. -A ver, ya he atemperado.

Para ser bombonero de primera, atempera, atempera.

Mira cómo está. Vale, bien.

Vamos a eliminar un poco más de exceso.

¿Y de qué lo vas a rellenar?

Los de naranja me encanta. -Y hay un chocolate buenísimo

que es con naranja y una pizca de sal.

Ah, qué rico. Le voy a poner un poquito.

¿Y las trufas de qué las vas a hacer?

Ya las tengo. ¿Hechas? No lo creo.

No, hechas no, las ganaches. Tengo que formarlas.

¿Los rellenos? Ya los tengo en la nevera.

¿Y de qué has hecho los rellenos?

Mira, uno es chai, el otro el curry y otro es café.

¿El curry al final lo has hecho? -Sí. Yo soy de curry, Lolita.

A mí me gusta con el pollo. -Es mágico, me parece lo más.

Crack Josie, es un crack.

Hazme un lazo, porfa.

Ay, gracias.

Ponte el delantal encima. -Gracias.

Eres un pozo de sabiduría. El delantal deberías sacarlo

para que no se te manche.

No te preocupes que esto luego tengo un buen tinte.

Vámonos, Lola. Eso es fundamental en la vida.

Claro, o sea...

Nico es turbo. -Lleva los nervios por dentro.

Haciendo las cosas Nico de es una velocidad...

Es el mismo, que no sé por qué lo ha vuelto a calentar

y ahora lo ha vuelto a atemperar.

Mira qué limpito Nico.

Sí. Ese ha hecho el chocolate con leche.

Oye, Josie es una máquina, ¿eh? Hay que reconocerlo.

Él tranquilo, a la idea. No, y trabajando fino.

Es el alumno ideal.

Donde fuese y a lo que se pusiese sería maravilloso.

Sal. -¿Por qué le echas sal a eso?

Me lo ha dicho Lolita.

Pepe, mira a Gonzalo. Esa técnica fina que tiene Josie

no la tiene Gonzalo ni en broma.

Ha puesto muy poco chocolate. Ya.

Ha ido moviéndolo de celda a celda. Será así de gordo.

Claro, se le va enfriando y ahora no le sale,

y tiene unos bombones con una capa como el dedo.

Gon, boca abajo. -La bandeja hacia abajo.

Calla, calla, que no podemos decir nada.

Me preocupa Gonzalo y la Terre.

Vamos a ver qué hace. Venga.

Vale, este ya está y este lleva el agua de azahar y qué más...

¿Mi Terremoto qué hace? -¿Qué pasa, cariño? ¿Cómo vas?

¿Eso es un anís estrellado? -Anís estrelladito.

Estás haciendo infusión con anís. Sí.

Para una ganache de chocolate con anís.

Exacto. Vale.

¿De qué has hecho las ganaches?

Chocolate blanco con café y con guindilla.

¿Y esto? -Esa lleva canela, curry...

¿Curry? Y... y Earl Grey.

Earl Grey. Sí, un poquito de té.

He escuchado dos ganaches, te falta una.

Me falta uno que estoy pensando, que ya no sé ni qué he echado.

La otra llevaba clavo...

¿Ves lo que te digo del orden y tenerlo claro?

Ella es un poquito despistada,

pero después se acuerda de las cosas.

Mira qué brillo, que es lo que queremos.

Pero te falta una garnacha de esas. A ti te gusta...

La ganache, la ganache. -Ganache.

Sí, sí, voy, voy.

Que sepas que te he hecho una flor aquí detrás maravillosa.

Maravilloso. Gracias.

Venga, Nico. ¿Cómo lo llevas? -Bien. Yo creo que bien.

¿Tienes la ganache ya? -¿La ganache?

Sí, tengo ya dos trufitas hechas.

¿Ya las tienes hechas? -Hechas están.

¡Pero bueno con el plástico! ¡Jon Kortajarena, asístenos!

No aguanto el plástico.

O sea, que le ha metido... -La naranja.

Con sal. -Sal.

¿Va a hacer las trufas igual?

Yo creo que va a hacer adornos. -Es tan delicado y tan elegantón.

Ay, qué bonita me estoy poniendo la camisa.

Nico, que se te ha cambiado la cara, estás guapísimo.

¿Eh?

(CANTA) #Quitarse los miedos, sacarlos para afuera.#

(CANTA) #Pintarse la cara color esperanza.#

Vengo a verte.

Aquí estoy, arreglando un pequeño fallo.

Ya, ya veo. ¿Y no tienes otro bloque de esos?

Sí, pero como vamos con el tiempo ajustaditos

y estos están bastante bien, ahora le paso el cuchillito...

¿Está bien eso? Quizá ha pensado en hacer la cúpula

un poquito más gruesa. Le voy a echar praliné,

que al final con el chocolate con leche no es ese chocolate negro

que si fuera la capa tan gorda sí que sería un sabor más amargo.

No vayas por ahí. A mí me gusta finita siempre.

Pero si el bombón es él. -Pero no me lo compran eso,

quieren comer rico hoy.

Oye, ¿has hecho tres ganaches? Sí.

¿De qué? Pues de chocolate blanco con anís,

de chocolate con leche con kikos

y chocolate con leche infusionado con Earl Grey.

A ti te cae bien Lolita, ¿no?

¿Tú la ves aquí en "MasterChef"? Total, total.

Ya le he dicho, si hace falta le pongo cosas fáciles.

No te veo que te vayas a estresar, lo veo imposible.

No, soy de las que se enfada: "¡Ya no guiso más, se acabó!"

Y las cacerolas pueden subir al techo.

Pepe te ha dado "La Biblia de MasterChef".

Sí, me la voy a leer. Yo te invito a la Escuela Online,

pero el año que viene aquí. Te lo pongo más fácil.

Esto es como la vida, se sufre pero se aprende muchísimo.

Y luego ya a toro pasado te has llevado una de perlas

para la vida maravillosa.

Nico, vas bien de tiempo. Vale.

Si te sobra tiempo repasamos todo bien.

Vale. Que esté perfecto.

Mucha suerte, corazón. -Gracias, bonita.

Me muero de ver la cobertura de Josie.

Buenísimo, Josie. Está rico, ¿no?

Increíble. -Increíble.

Pero la sal le da un punto que mola, ¿no?

Es buenísimo, le pones un poco de sal.

Qué bien. O sea, has rectificado la receta sobre la marcha.

¿Ves a Gonzalo que se ve el relleno con el molde liso? ¿Por qué?

Ha puesto mucho praliné dentro.

Pero Nico es zorrete y ha dicho: "No sé lo de la espátula.

He puesto con manga poquito y ya está".

Sí, pero tenía que pasar la espátula y no lo hace.

Lo que es trabajar fino o no. Claro.

¿Qué tal, Gon? -El mejor día de mi vida.

¿Y el tuyo? -Bueno, ahí vamos.

Yo le pegaría un golpe de abatidor.

(CELIA) Lo va a meter en el avatar.

En el avatar dice la otra, en el abatidor.

(AINHOA RÍE)

No me digas que no es un avatar.

El avatar, sí. -Todo te lo transforma.

¿Ya tienes los bombones y todo? -Los tengo en el abatidor

y tengo que rellenarlos y hacer las trufas.

¿Ya has hecho las camisas y todo?

He hecho la camisa y me falta la base.

¡Huy, chiquillo, de verdad!

Cincuenta con uno. Voy, al lío.

¡Olé, Terre! -Estaba deseando este momento,

que es lo mejor de los bombones.

Lo mejor es este momento. -¿Verdad?

Aspirantes, habéis consumido 60 minutos

os quedan, solo, 30 minutos.

Oye, ¿cómo va a ser eso? ¿Oído?

(TODOS) Sí, chef.

Lolita, si hubieses estado en esta edición

habrías estado encanta, entre amigos.

Si a todos los celebrities...

Los conozco, prácticamente, a todos. Dinos más amigos

y te los buscamos para el año que viene.

Scarlett Johanson. Si Jordi pide a Scarlett

pido yo a Kevin Costner.

¡Claro! Kevin Costner está muy cascado.

(LOLITA) O este que me gusta también... ¿cómo se llama?

Flo no... -Pero ¿no era yo? ¿No me dijiste...?

-Pero tú estás en otra línea.

-Yo, cuando vas al camping, y con ellos a la playa.

Pues decidido, lo que tú quieras. Está la nevera hecha un cristo.

-Oye, ¿me puedo poner los guantes? Lo que tú quieras.

¿Qué necesitas? El del carnicero, para no cortarme.

Te los hacemos a medida. Empiezo a rellenar.

(FLO) Josie, muy bien. -Ya está, Josie, lo tienes.

Fíjate la de chichones que tiene esa base.

No ha puesto bien el relleno, no ha alisado el relleno...

Ahora lo va a dejar... Ahora pasa la espátula,

que quede un poquito dentro y los bordes limpios.

Pero ahora lo va a retirar todo. Necesita relleno, pero no a ras;

porque si no, no sellaría.

(RAQUEL M.) Mira, los va a sacar... los va a sacar Nico. ¡Nico!

¡Ahí están! (TODOS APLAUDEN Y ANIMAN A NICO)

¡Ole!

(FLO) ¡Muy bien, Nico! Gonzalo, ponte las putas pilas.

(AINHOA A.) No le digas esas cosas, por Dios.

(RAQUEL M.) Cada uno lleva su ritmo. -Por favor, camisitas mías...

¡Camisitas mías, por favor!

¡Por favor, camisitas mías!

-¡Venga, Terre! (AINHOA A. TARAREA MARCHA RADETZKY)

(AINHOA A. SIGUE TARAREANDO LA MARCHA RADETZKY)

-¿Tú te crees que está abajo la gente en eliminación

y tú aquí...? (IMITA A AINHOA TARAREANDO)

(AINHOA A.) Venga, chavales, sin miedo.

(FLO) Muy bien, Gon. (AINHOA A.) Muy bien.

Estamos animando mucho. -Tiene buena pinta.

Gonzalo, no te lo creerás pero te estoy apoyando moralmente.

Te lo digo en serio. -Te he sentido cerca.

Está calentísimo esto, macho.

(GONZALO M.) Una pesadilla la trufa blanca.

Ya sabía yo que con los blancos...

No se podía llevar uno bien.

Pepe es un ejemplo de ello, por ejemplo.

Aspirantes, últimos 15 minutos.

(TERRE) ¡No cierres! ¡No cierres! ¡No cierres! ¡No cierres!

Venga... ay...

Venga... vamos, venga... ¡Venga! ¡Venga!

(RAQUEL M.) Mira, mira a Nico. ¿Nico qué hace?

Ay, caramelo... bueno, bueno. Caramelo para decorar.

Guau... ¿Por qué Nico siempre hace más?

Porque es trabajador y voluntarioso.

Flo, me interesa saber mucho cómo ves a tu amigo Gonzalo.

Porque se le están resistiendo las trufas blancas.

No, no... no seas malo, Pepe, porque lo veo

y lleva dos trufas blancas en el plato presentadas.

-Espero que no sean estas.

-¿No están bien o qué? -Me tiene que salir una redonda.

(FLO IMITA A FELIPE GONZÁLEZ) Te veo meterte

en un mundo que no es el tuyo, en absoluto.

(GONZALO IMITA A F. GONZÁLEZ) Es evidente...

(IMITA A FELIPE GONZÁLEZ) Es evidente, pero te veo muy bien,

porque Gonzalo es un tipo astuto.

Querido Pepe, creo que estás muy fuerte con él.

Yo, incluso, me disculparía.

Pero lo estoy viendo bien, Gonzalo. Perdona... Gonzalo, perdona.

A buenas horas...

(AINHOA A.) ¿Cómo vas, Terre?

-Voy estupendamente, está hecho todo ya.

-¿Todo? -Hay que rezar.

Venga, Gon, que lo tienes... -¿Te han salido los bombones?

-He tenido que cambiar los ganaches, estaban líquidos.

-No sé si me van a salir. -¿Por qué no?

-No sé si están bien atemperados, los tengo que sacudir.

Cuéntaselo a Celia, José María.

(FLO IMITA A JOSÉ M. AZNAR) A ver, amigo Pepe.

Creo que aquí falta gente que sepa...

Cocinar de verdad, pero no gente mindundis como Gonzalito.

Gonzalito está disimulando, hace lo que puede...

-Pues brillan un montón los de Gonzalo.

(IMITA A J. M. AZNAR) Por los demás, creo que necesitáis

gente con criterio, que sepan cocinar.

(IMITA A M. FRAGA) Yo hago un pulpo a feira...

Don Manuel... díganos.

(IMITA A M. FRAGA) Con unas gotitas de pimentón y aceite de oliva.

-¡Don Manuel...! Que se nos está cayendo.

(IMITA A M. FRAGA) ¡Estoy que me voy!

(RÍEN A CARCAJADAS) (AINHOA A.) Se cae...

(FLO HABLA COMO M. FRAGA) ¿Y el de rosa qué es?

(FLO IMITA A JESÚS MARIÑAS) Josie... -¡Mi amor!

(IMITA A J. MARIÑAS) Te estoy viendo muy bien,

ese plato pasa Christian Dior y se lo come.

-¡Hombre, se comía todo!

-Hombre, claro. -Y tanto, lo llevaron a Montecatini

para desintoxicarse y se murió. Don Carlos...

(IMITA A CARLOS HERRERA) En el próximo celebrity

me gustaría estar con Lolita. -Espera, no he dicho que sí.

Yo tampoco he dicho que sí, me voy a dejar querer.

(RAQUEL M.) A ver, venga, Josie, ahí está.

(TODOS) ¡Guau! (TODOS APLAUDEN)

(Aplausos desde la galería)

-Vale... ¡vale!

-¡Muy bien, mi Terre! -¡¡¡Sí!!!

-Elige los más bonitos, los que tengan más brillos.

¿Qué tal? ¿Buenísimos...?

Este era... el de café.

Ahora la blanca en medio, es más chiquitita.

(RAQUEL M.) Mira cómo brillan los bombones de Gonzalo.

-Tiene buena pinta eso, tío.

-Yo con el blanco... imposible.

-A ti nunca te ha ido el blanco. -Y de ahora en adelante, tampoco.

Nico... le ha salido ya la vena creativa...

Artística, lleva diez minutos emplatando.

No te podía poner unos bombones ahí tirados.

Os queda muy poquito, ¿eh?

-Gon, que quedan dos minutos, tío. -Ya.

Ya... -Pues ponlo y mételo en el abatidor.

A lo mejor ahora se puede meter. -Si eso he intentado

Eso he intentado.

Aspirantes, no os quiero poner más nerviosos;

pero acabáis de entrar en el último minuto.

Lo habéis hecho todo, tíos, lo habéis hecho todo muy bien.

-Muy bonito... -Eres un máquina, Nico, de verdad.

-Oye, perdona... Tú vas muy sobrado, ¿no?

¿Has visto eso? -Amiga...

Es que Nico es mucho Nico. -Y yo con este emplatado triste.

(GONZALO M.) Joder, pues yo... (AINHOA) Tus bombones brillan más.

-Sí... -Es verdad, ¿eh?

Diez, nueve, ocho...

Siete, seis, cinco...

Cuatro, tres, dos...

Uno... ¡Tiempo, manos arriba!

(TODOS ANIMAN Y APLAUDEN) ¡Bravo! ¡Campeones!

(GONZALO M.) Arriba las manos, esto es un atraco.

(GONZALO M.) Estoy agotado de la tensión, lo hecho hecho está.

Está ya... ya no depende de mí.

Aspirantes, el tiempo en cocina ha terminado y llega la cata.

Nico, tú serás el primero.

¡Vamos, Nico! -¡Venga, Nico!

-¡Guau!

(LOLITA) Huy, qué bonito... ¡Guau!

Es que no lo puede remediar. No sé si es a propósito,

pero yo veo un diez. El nombre de mi plato

es un diez. Te pones la valoración tú mismo.

Creo que nunca había hecho un emplatado de un postre...

En el que yo me sintiera...

Tan orgulloso, siempre en casa si hago un arroz con leche

al bol y... me lo como. Ahora le he dedicado un tiempo

uno tiene que valorarse a sí mismo.

Hemos hecho tres bombones rellenos de praliné

y chocolate blanco, al final hemos metido un...

¿Tú y quién más? ¿Qué?

Es que como hablas en plural. En los programas de cocina

siempre van... "Hoy vamos a hacer...".

(TODOS RÍEN A CARCAJADAS)

Llevan un praliné y toquecito de chocolate blanco.

Tres trufas: una con cobertura de coco

y naranja confitada.

Luego, hemos hecho una con kikos y...

Curri, hemos infusionado la nata... Esa de ahí.

Y, nada, espero que os guste.

Y la última trufa está infusionada con...

Té Earl Grey y... también le hemos metido...

Un poquito de cacao.

-No, porque es... como si fuera mi hijo.

-¿La vais a probar o no? Sí, vamos a ello.

Vamos a ver cómo están por dentro.

-Tiene muy buena pinta. Me interesa no solo la cúpula,

sino el sellado... Que esté cubierto.

Derretido por dentro. Me estoy fijando, ¿doble relleno?

Sí, praliné y chocolate blanco. Ostras...

El sellado por detrás está bien.

Oye, está buenísimo. El bombón...

Hay que repasar siempre el molde, limpiarlo bien

para que quede con brillo, habiendo hecho bien el atemperado.

Hay un ligero mate, pero está bien, brilla un poquito...

Grosor... si nos ponemos extraordinarios, podían estar

un poquito más finos.

Las tres trufas me gustan, hay una un poco compacta.

El de kikos, quizá, un poco basto. Ese me encanta.

Claro... Porque te gusta la combinación,

pero no está muy refinado.

Podía estar alguna trufa un poquito...

Menos basta, el bombón podría brillar un poco más;

pero está perfectamente acabado.

Y te atreves poniéndole dos capas: cosas buenas, cosas malas.

Pero, en líneas generales, hay muy buen trabajo.

No te voy a decir que sea el diez, pero sí te doy un ocho.

Que me parece muy buena puntuación. Maravillosa.

-Guau... supernota. Yo te doy un once.

-Hacemos media y nos quedamos el diez.

-A mí me ha gustado muchísimo, la presentación...

Ha sido exquisita, luego, lo que me he metido en la boca

me ha gustado. Has superado una barrera.

Tienes cosas en común, a mi parecer, con Mario Vaquerizo.

Mario era mi caballito ganador y, ahora, te has ganado tú

ser mi caballito ganador.

(TODOS) ¡¡Toma!! (TODOS APLAUDEN)

-No creí que llegara este día. Nicolás...

Te quiero recordar que Mario... no fue finalista.

Me da igual si ganas o si pierdes, me gusta tu actitud:

estás mejorando, para mí eres mi caballito ganador.

Caballito ganador...

Bueno, qué presión, por favor...

(CANTA) # Corre, corre, caballito...

-Os traigo... os traigo gloria.

Mira... (LOLITA) Qué bonito.

-Os traigo una verdadera gloria y gran sorpresa para mi persona;

porque, como veis, me he pasado al minimalismo.

Me sobraban tres minutos y he decidido no arriesgar...

Minimal, minimal... ¿Cómo se llama tu conjunto?

Los dulces de Willy Fog.

(CANCIÓN) # Soy Willy Fog apostador, # que se juega... #

No, es que no lo había pensado, me has preguntado y me salió eso.

Cuando las cosas te vienen, hay que soltarlas.

Tenemos América Latina con café y...

Y sabores picantes con una guindilla recordando pues...

México, Colombia... luego, tenemos a Oriente:

colonias inglesas con Earl Grey

que visitan ciudades donde se come curri.

Y, a continuación, es un homenaje a la señora...

-Muchas gracias. -Este es Sevilla, directamente,

es una trufa con ganache de agua de azahar

y naranja confitada para que te recuerde un poquito...

A esos paseitos... -Los patios.

-Luego, unos bombones rellenos de chocolate blanco

con anís estrellado y clavo.

¿Dónde nos lleva el clavo? A tu casa.

A mi casa directamente. A tu casa... claro.

Bueno, vamos a probar, ¿no?

Fíjate este que parece que está brillante y estos no...

Siendo de la misma tirada.

Mira qué bonito por dentro, mira qué cosa.

Textura muy buena, homogénea, además, no están cortadas.

Verás el subidón de azúcar que me va a dar hoy.

-Qué va...

¡Caray!

¿Está bueno o qué? Muy bueno.

Lolita ha dicho "muy".

Me da miedo volver a decir esto...

Dilo, dilo, estoy preparada.

Darte una buena valoración.

Porque ya llevas... ¿cuántas seguidas?

Tres. Pues te voy a dar la cuarta.

¡No me lo puedo creer! No, no...

Créetelo, porque, de verdad...

Técnicamente está todo bastante, bastante, bastante bien.

El bombón... te estalla en la boca crujiente.

Muy suave y las texturas de las trufas son maravillosas.

Perfectos, con lo que hay muy, muy, muy buen trabajo, Terre.

-¡Terre! -¡Muy, muy, muy! Son tres muy.

(Aplausos y ánimos)

(LOLITA) Yo... a mí me has hecho como soy yo.

Y, luego, me ha encantado... llevas razón,

el bombón cuando te lo metes en la boca...

Notas muy bien... lo de dentro y las trufas...

Está buenísimo.

Bueno, la mezcla de sabores es un poco extraña.

Pero son tus sabores y no voy a entrar, porque...

Son originales, son viajeros...

Están ricos, en el bombón la capa es fina.

Las tres texturas de la trufa me gustan.

O sea, trabajo técnico...

Bien, bien... bien.

Dime algo malo, Samantha, para que me quede tranquila.

Ya estoy preocupada... Están espectaculares.

No te voy a decir "muy" están increíbles.

Los cuatro han dicho "buenos". Puede ser nuestra carpa ganadora.

Buen trabajo, Terre. (TODOS APLAUDEN)

¿Qué es una carpa?

No es un animal, es una carpa dance de toda la vida.

Y yo soy la reina de eso, por eso soy la carpa;

no por esta, por la carpa dance...

(Música dance)

Josie... cuéntanos, ¿cómo se llama esta mezcla de trufas y bombones?

Chocolates Irving Penn.

Es uno de los fotógrafos de moda más increíbles

de todos los tiempos que,

en el último tramo de su vida, se dedicó a fotografiar alimentos.

Y él decía una frase que es...

"Fotografiar chocolate puede ser arte".

Cuéntanos, qué sabores, de qué están rellenos...

El relleno que he elegido es naranja confitada

y, luego, me ha dado un apunte Lolita

que me ha dicho... "ponle sal que verás qué rico está".

Y es cierto. ¿Y las trufas?

¿De qué son? Esta es de Chai, curri y café...

Por dentro, luego, tienen estos toppings que he ido poniendo.

Pues el de café tiene coco, esta tiene kikos

y esta tiene chocolate con almendra.

Aquí tenemos otra vez la estética en el emplatado y nos gusta.

La verdad es que has trabajado superlimpio

y superprofesional parecías un auténtico...

Es que me encanta... Se te ha visto disfrutar.

Es una maravilla verte cocinar. Quiero probar el bombón.

Y yo también, el brillante.

Sí, está... el brillo es...

Espectacular.

Yo creo que están divertidos los sabores, las mezclas.

Pero... la textura de la ganache un poquito menos suave y cremosa

que la de Terre por decir un defecto. Al final, vas a acabar

siendo un cocinero de verdad, estoy preocupada.

No sé... Lolita, ¿qué te parecen...?

Me ha gustado muchísimo, en boca se nota...

La diferencia de cada sabor, se nota muy bien los ingredientes

que les has puesto. Sí, a ese bombón le falta brillante

pero el brillante que le falta lo ha tenido tu trabajo.

Creo que es, técnicamente, el mejor bombón que hemos visto.

Está muy bien cerradito, me gustan menos las trufas.

Tienes un bombón muy chiquitito y una trufa muy grande.

Pero a mí eso me encanta, el desnivel.

O sea, me parece lo máximo.

En líneas generales, hay buen trabajo:

el bombón está bien cerrado con un gusto y técnica...

Porque eres virtuoso y creo que cuando te enfrentas a la prueba

pones todo el alma y eso se nota.

¿Tiene defectos? Sí, claro que los tiene.

Pero, aún así, es que mírate... se te puede hacer una foto

y ponerte de portada de cualquier revista.

Como Irving Penn. -Estoy yo como para portadas.

Estoy hinchado... si llego a casa y no puedo ni trabajar el cuello.

No me puedo encremar. Te doy un consejo...

Funciona, de verdad, yo soy otro desde que hago esto en casa.

Yo me encremaba a las 8:45, cuando llegué a "MasterChef"

ya nada... Josie, no te has puesto bruma

ni con vinagre de toilet...

No me da tiempo. Has estado muy concentrado.

Y eso quiere decir que te has concentrado.

(JOSIE) Está superreñido, no sé quién se va de aquí.

Las tres valoraciones primeras son increíbles.

Y el plato de Gonzalo tiene buena pinta.

O sea, no sé qué va a pasar aquí.

Pues el nivel va a ser... alto.

Si lo hacen los cuatro muy bien. -Pues el que menos bien lo haga.

Cómo te has puesto el delantal, eso sí es un cuadro.

-Sí, es un poco distinto al de Josie.

En fin, Gonzalo, ¿cómo llamas a tu plato?

Lo llamo Charly y la fábrica de chocolate.

Los bombones son de crema de cacahuete con crunch de almendra.

Y... luego, las trufas...

Cada una es de la textura que veis,

una de chocolate blanco, otra con leche y chocolate negro.

Las trufas no tienen relleno interno.

Solo es ganache. Sí.

De cada sabor y el único sabor que has puesto

es la cobertura. Correcto.

Pues, entonces, ¿qué ha hecho?

Bueno, vamos a probar.

Tiene pequeños defectillos, ¿no, Gonzalo?

Sí. Porque no está bien cerrado...

A ver, al poner la crema de cacahuete en el bombón,

cuando lo he vuelto cubrir para cerrar

con el chocolate atemperado

e intentado quitar lo sobrante y creo que ahí me he pasado.

Es que lo dice todo tu delantal.

Fíjate cómo ha sido... peléandote con la prueba...

Hasta el mintuo noventa y tantos...

Es verdad, jolín, y están ricas de sabor.

Pero... ha fallado la técnica.

En casi todas, incluso en los bombones se ve...

Todavía mucho más claro que no está bien sellando,

que has puesto en algunos mucho relleno y en otros menos

se cae el relleno y se hunde el chocolate:

el bombón no es perfecto. Pero eres el único que te atreves

con la blanca, es más difícil trabajar el chocolate blanco.

Se ha quedado la trufa líquida no puedes cogerla con las manos.

No tiene estructura. Me ha costado horrores.

Si te veíamos, sufrías dándole la vuelta...

No sabías qué hacer. Hay tres ganaches:

una con un sabor, otra con una textura que no funciona

y en el caso del bombón... ¿Ves que haces así?

¿Por qué? Porque has utilizado pasta de cacahuete pura...

Y es una pasta hipersabrosa

y que, en este caso, ha eliminado el sabor del chocolate.

Yo veo cuatro problemas en tu cocinado.

El primero el sellado de los bombones, no está bien.

El segundo es el relleno del bombón

que es praliné de cacahuete que estaba en supermercado

con lo que no te has currado un relleno en condiciones.

Número tres, la ganache de las trufas no tiene sabor.

Y cuatro, la trufa blanca que se te resiste

y no sé qué te pasa con el blanco pero... regulín.

Ahora, hay una cosa muy buena, la trufa de chocolate con leche...

Está espectacular.

Está rica, el sabor es correcto. Espectacular.

Y la de chocolate negro, como me gusta tanto,

pues me parece que está muy bien. Lo demás...

Sí es verdad que la blanca no se sabe lo que es.

Y el bombón con lo brillante que estaba y parecía que por dentro...

Pero... bueno.

Yo lo hubiera hecho muchísimo peor, te lo aseguro.

-Gracias. Cosas mejores y peores.

(GONZALO) Estoy liberado porque me parece muy razonable todo,

mi plato no era tan bueno como el de mis compañeros.

Aspirantes, llega el momento de deliberar

pero antes vamos a despedir... Os lo agradezco.

Os lo agradezco porque a todos los quiero mucho

y el ver que se tiene que ir alguien me pone muy triste.

Por eso lo hacemos. ¡Mucha mierda como en el teatro!

(TODOS APLAUDEN Y SE DESPIDEN DE LOLITA)

¡El año que viene estará aquí, con nosotros!

En primicia, lo digo ya.

Cuidaos... ¡Gracias, Lolita!

¡Eres una teatrera! (TERRE) Es una persona...

Muy pura, muy limpia, muy casta.

No filter... ella no lleva filtro Valencia, ella es "no filter".

Y me encanta la gente que es "no filter".

Ahora sí, vamos a deliberar.

Terre... buenísimo.

Ya está... -Muy, muy, muy.

-Pues ya está, tú tranquila.

(LOS JUECES DELIBERAN)

Te has pegado una crecida... espectacular.

-Bueno... estoy despegandito. -Está muy bien.

(LOS JUECES DELIBERAN)

Si fuese otro plato... pero un bombón.

Está o no está.

¿Lo tenemos?

Aspirantes, este ha sido uno de mis retos favoritos.

Porque habéis podido comprobar que hacer bombones no es imposible.

Las trufas todavía más sencillas.

Solo se necesitan dos ingredientes básicos:

chocolate y nata.

A partir de ahí, la imaginación, así que no podéis decir:

"Ha sido una prueba muy complicada".

Joder...

-Fue fácil... (TODOS RÍEN)

A pesar de que hemos visto defectos,

los cuatro habéis trabajado bastante bien.

Hay un aspirante que aunque ha trabajado un poco caótico

pues nos ha presentado las mejores trufas y el bombón

también estaba muy bueno, por supuesto.

Y ese aspirante es...

La señorita... de la carpa en la cabeza. ¡La Terre!

¡¡¡Bien!!! ¡¡¡Bien!!!

-Fuerte...

¡Qué fuerte!

Enhorabuena, Terre, nos has demostrado que a pesar de tu caos

has dominado la técnica que era importante en este reto

y acabas de asegurar tu continuidad en estas cocinas.

¿Te das cuenta de que fue irse Perico Delgado y has despegado?

Quizá estaba muy entregada al amor.

Quizá estaba perdida. -Queridos amigos,

no os lo creéis pero no sabéis quién está con nosotros...

(TODOS) ¡La Terremoto de Alcorcón!

(TODOS GRITAN Y APLAUDEN)

(LA TERRE) Programa diez, o sea, es que son doce, por favor.

Lo tengo todo preparado, si llego al doce, la chaquetilla...

La chaquetilla va a ser tela.

Josie, Gonzalo y Nico vuestras trufas y bombones

no han alcanzado el nivel de los de Terre, pero no podemos decir

que hayan sido un desastre, para nada.

La diferencia la marcan los pequeños defectos.

Josie, los bombones estaban bien y las trufas...

Eran mejorables, no has conseguido la textura adecuada...

Estaban un poco mazacote, un poco duras.

Gonzalo, tus bombones tenían demasiado relleno.

Por eso te ha costado tanto encamisarlos bien

y las trufas no has conseguido un resultado uniforme.

Nico, se nota la mano de artista que tienes,

porque ese emplatado estaba muy bien.

Y, aunque en la pastelería es importante el aspecto,

pero no lo es todo y tus trufas

no eran lo finas y delicadas que esperábamos.

Estaban algo duras, quizá les faltaba un poco de sedosidad

o cremosidad para ser un bocado perfecto y los bombones bien.

Dicho esto, el aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

Gonzalo.

¡Gonzalo, grande!

Lo has hecho superbién.

(JOSIE) Me lo he pasado tan bien...

-Nuestro canalla. Bueno, Nico, Josie...

Hay que tener un poco más de cuidado con los defectos,

todavía exigimos un poco más. Entramos en el programa diez,

así que hay que apretar.

¿Vienes a dar el pésame?

¡Venga... venga el abrazo!

¡Ahí está!

-¡Cuánto amor, por favor! Flo...

No me he enterado, pero ¿en qué quedáis?

Estabas deseando que se fuera y, ahora... ¿cómo es esto?

No, porque se lo ha currado mucho y ha trabajado muy bien.

Ha evolucionado muy bien...

Está emocionado Flo. Así es.

Lo quiero mucho.

Bueno, en el fondo, os queréis, me alegro.

En el fondo y en la superficie, pero vosotros os lo creéis todo.

-Claro... -Claro.

Josie, Nicolás, podéis acompañar a Flo hacia arriba.

Y me llevo a Gonzalo al tanatorio, como decía Santiago Segura.

¡Que me mato!

-¡Huy, huy, perdón! -Niña, las colas...

(JOSIE EMOCIONADO) Es que voy a llorar...

Es que llevamos aquí un montón de tiempo.

Es horrible.

-Muy bien, Josie...

Muy bien. -Qué duro, tío.

Me da un montón de pena.

Bueno, Gonzalo, jolín... qué pena.

Han jugado mejor que yo, es una realidad.

Has trabajado bien, pero han jugado mejor que tú.

Bueno, creo que me he dejado la piel en el campo, Pepe.

Eres un tío competitivo y te gusta pelearlo hasta el final.

A ver, yo echo la vista atrás

y pienso que me voy en un programa donde he hecho pasta,

esferificaciones y helado con nitrógeno...

Y bombones y trufas.

Quiero decir... chico... ¿Qué más puedo pedir?

Si me llegas a decir esto hace dos meses

que no había cogido una sartén en mi vida, te tomaría por loco.

Y con lo que has aprendido, ¿cocinarás en casa?

De momento, quiero desconectar un poco

y volver a mis trastos, a hacer el deporte, pero es verdad

que le he cogido un cariño a la cocina muy especial.

Y que lo he disfrutado mucho. Tú tienes ese puntito gourmet:

desayunas, comes y cenas fuera.

Eres un gran cliente nuestro. Sí, sí, de hecho...

Ahora llega mi momento.

¿Ah, sí? Es ir a El Bohío,

al ABaC... Quieres buscarnos las cosquillas.

No te quepa duda.

¿Repetirías? Sí, desde luego.

¿Sí? Sí, repetiría.

Es muy divertido y más allá de lo que se entretiene

la gente en casa, pues, nosotros también lo pasamos bien.

Nosotros mejor que vosotros.

Oye, mirando a la galería, Gonzalo, ¿quién ves en el duelo final?

Mira, me encantaría... Que ganase el programa Florentino.

Es un compañero excepcional,

es un tipo que está dispuesto a ayudarte, incluso,

por encima de su propio beneficio.

Yo eso lo he notado desde el primer día

y me gustaría que su premio sea salir de aquí como campeón

de "MasterChef". Qué bien.

Está llorando...

(FLO) No, este es el regalo que me quiere dar,

campeón de "Masterchef".

¿Y Flo en la final contra quién?

Contra Ainhoa. ¿Ainhoa?

Sí... Bueno, ¿por qué?

Porque los quiero mucho a los dos

y me gustaría verlos competir de tú a tú.

Oye, se quedan muy tristes tus compañeros.

-Te vamos a echar de menos. -Mucho...

-Y yo a vosotros.

Lo he disfrutado mucho.

Bueno, Gonzalo, ha sido un placer tenerte aquí, en estas cocinas.

Conocerte... y, bueno, llega el momento de colgar el delantal.

Gracias por todo.

Un abrazo, atlético...

(GONZALO M.) Ha sido una experiencia muy intensa e inolvidable.

He sabido saborear cada momento, lo he disfrutado mucho.

Desde el primer día...

Creo que el objetivo está cumplido, incluso creo que he superado

las expectativas que tenía de mí mismo.

Mi madre estaría orgullosa

y es una pena que no pueda ver el programa,

porque se iba a reír mucho.

"MasterChef" es un programa espectacular.

La competición se está complicando por momentos,

solo siete de los 16 aspirantes

que comenzaron esta aventura continúan en estas cocinas.

Han evolucionado mucho

y cualquiera de ellos puede ser el próximo vencedor.

Ya no pueden bajar la guardia, volvemos en siete días.

Mientras, ya saben, pónganle... ¡jamón a la vida!

¡Ay... perdón! Me ha traicionado el subconsciente.

Pónganle... (TODOS) ¡Sabor a la vida!

(TODOS APLAUDEN Y RÍEN)

Bienvenidos a Ibiza, aspirantes.

¡Voy! -¡Vamos que nos vamos!

(IMITA A POCHOLO M. BORDIÚ) Te voy a decir una cosa...

este plato me va a salir de lujo.

-Capitana. -Hace mucho que no te vemos.

Capitana, necesito caña en este equipo.

Pero si ni me ves de la velocidad a la que voy.

-Perdón, chef, ¿puedo hacer una pregunta?

¡He dicho que no! Ya está bien.

Te veo un poco atacada. -¡Celia!

-No te tires... -No te tires, Celia.

-¡No es verdad!

-Bueno... -¡Ay, ay, no, no!

-Se parece a mi hijo...

Queremos que repliquéis estas tartas.

-No me parece una prueba justa, no puedo.

-¡No puedo! Es complicado.

-¿A que nos sale bien cuando cocinamos juntas?

-Si quieres Jordi venir un día a hacer prácticas con nosotros...

(Risas generales)

Está jugoso, apetecible, bueno...

Es tan decepcionante tu trabajo que te vas a eliminación.

Me han dado el disgusto del día.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 9

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Masterchef Celebrity 5 - Programa 9

17 nov 2020

La primera prueba, con Boris Izaguirre, finalista de la cuarta edición, no será un reto cualquiera. A través del juego del bingo los famosos conocen con qué ingredientes podrán trabajar. ¿Quién tendrá más suerte y cantará bingo? Las sorpresas no terminan aquí y los aspirantes recibirán la visita de alguno de sus amigos, que serán los comensales de lujo.
En las Ramblas de Barcelona, se enfrentan a dos menús diseñados por los chefs Oriol Castro, Mateu Casañas y Eduard Xatruch, del restaurante ‘Disfrutar’, con dos estrellas Michelin, expertos en cocina molecular. Y por si no fuera suficiente, Luna y Alberto, exaspirantes de ‘MasterChef 8’, también supervisan el cocinado por equipos.
En el último desafío de la noche, los delantales negros se enfrentan a la elaboración de diferentes bombones y trufas, donde tienen que cuidar especialmente su interior y la cobertura externa. Y para acompañarles en una prueba tan dulce, Lolita llega a las cocinas de ‘MasterChef’ por primera vez. ¿Quién será el siguiente en colgar el delantal en ‘MasterChef Celebrity 5’?

ver más sobre "Masterchef Celebrity 5 - Programa 9" ver menos sobre "Masterchef Celebrity 5 - Programa 9"
Programas completos (12)
Clips

Los últimos 148 programas de MasterChef Celebrity 5

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios