www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5663778
Para todos los públicos Masterchef Celebrity 5 - Programa 1 - VER AHORA
Transcripción completa

(Música)

Si me queréis, venirse.

-Como nos pillen, verás. -Que no nos pillen, por favor.

-Pero corre, ¡cuidado! -¡Ay!

-¡Ay! -Me has asustado.

-Pensé que había visto a Samantha. -No hay nadie.

No. Venid, venga. -Pero ¿sabéis dónde vais?

(CHISTA) Que nos van a oír.

-¿Cómo nos ponemos? ¿Tú dónde quieres?

-Yo me pido carne.

-Yo, al pescado directa. -Y yo, la verdulería.

¡Corre, corre! -No gritéis.

Ay, ay, ay. Qué miedo.

Qué mono el delantal de pescadera, me encanta.

(CAYETANA) como nos pillen...

-No nos van a pillar. Yo estoy camuflado de carnicero.

(MARIO) Que yo tengo mucho miedo.

Calladas y misteriosas, por favor. -Para miedo yo, guapo,

que me ido del Ministerio del Tiempo por una misión.

-¿Qué misión? -Decirles a los aspirantes

lo que es verdaderamente "MasterChef".

-Qué horror. -Que se lo piensen.

(MARIO) Tú si que te la jugaste, fuiste la primera y muy valiente,

como siempre. Eso te caracteriza y por eso

quedaste la segunda, ¿no? -Quedé segunda.

-Y yo, la tercera.

¿Cómo fue tu paso por "MasterChef"?

-Un luchador, el Tigre de Carabanchel.

(MARIO) ¡Eso!

(EDU) ¡Y si puedo, me presento a otro!

Que vengan ya. -Es el Flo, el Flo.

-Entra Flo.

(GRITAN) ¡Oe, oe, oe, oe, oe!

-Pero ¿qué pasa? (CAYETANA) ¡SuperFlo!

-¡Bienvenido a "MasterChef"!

-¡Escúchame, Flo! (CAYETANA) Respira hondo.

-Tú y yo nos conocemos de hace tiempo,

tú eres un llorón.

Tú, psicológicamente, no vas a aguantar esta tregua.

-Vamos a ver, yo no me pienso rajar.

He apostado con Santiago Segura,

él aguantó nueve programas. Mínimo, tengo que aguantar diez,

solo por mearle.

-¡Flo! Chancletas, no.

(CAYETANA) Te veo el dedo gordo. (FLO) Me corté las uñas.

-Ay, con lo que me gusta un mercado.

-Ay, qué bonito.

-Mira quién viene.

(GRITAN)

Pero bueno, pero bueno...

-¡Pero "Marie Claire"! -¿Cómo estáis?

Las mejores piernas de esta edición las tiene Pepa La Terremoto.

-Es verdad.

-Tú tienes pelazo también.

-Pero tengo gomina. -¿Qué hacéis aquí?

-¡Ay, Flo! -¿Vienes de la playa?

-Viene de la playa, no venía al mercado.

-¿Qué tal estás? -Ayudad a Flo con el estilismo.

Mira cómo va. -Hay que pegarle un cambio total.

-¿Tú me ves mal? ¿En serio?

-Te has puesto lo primero que has pillado.

(FLO) Esto es superbonito.

-Este cuello, por favor... -Por la papada.

(Música)

-He tenido la suerte de nacer con una vocación:

el mundo de la moda. Encuentro.

¿Estoy mono? Yo creo que sí.

Yo soy muy ecléctico y me encanta ponerle los cuernos a mi estilo.

Encuentro.

No entro por aquí, creo.

-Porque eres chico. Si fueras chica, si entrarías.

-Mi día a día está lleno de "celebrities" y compartimos

momentos culinarios no hay profesión más "canapera" que la moda.

Ni más champanera tampoco.

¿Qué te parece? ¿No es muy brillante?

-Maravilloso. -Bueno, bueno, es muy brillante.

¿Para momento "hamburguesoide" qué te parece?

-Lo "máximo Valverde". -Vas a ser un éxito.

-Pero ¿dónde me he metido? Voy a quemar las cocinas.

No sé qué puede pasar aquí. Lo importante

es que la gente no se lo pierda porque puede ser la bomba.

(Música)

-Flo, atiende que esto cae. Mira.

-¿Qué es eso?

-Escuchadla a ella. (CAYETANA) Sifón.

Quitáis el manubrio este, aquí hay una marca,

hay que meter un ingrediente con grasa.

-Me meto yo. -Lubricante.

-Yo tengo más grasa. -Nos metemos él y yo.

-Ponéis la carga con el pitorro hacia arriba.

-¿Puedes empezar? Me he perdido en la marca de antes.

-La marca está por aquí. -La marca, desde ahí.

-Metes la nata, que ya está colada, por aquí.

-La carga...

-Lo mueves así, con todas tus ganas.

(JOSIE) Un cóctel. Agitar.

-Mira qué maravilla.

Maravilla. ¡Ole, ole!

-Qué bonito. -Vamos a verlo.

-¡Esto es mío!

-¿Pero por qué te llevas eso?

(FLO) ¡Esto es mío! -¡Flo!

-¿Quién es el último por aquí? (EDU) Jesús Castro, ¿cómo estás?

(CAYETANA) Bendito sean los ojos. -¿Dónde te metes?

-Qué guapo. -Ay, por favor...

(CAYETANA) Quién te manda meterte en "MasterChef" a sufrir

y a generar un trauma en tu pobre corazón.

-Tengo ganas de aprender, no tengo miedo a los jueces.

Tengo respeto, pero no miedo.

Y si te dan caña, ya meteré también para que todos metamos caña.

(Música)

(TERRE) Por favor... (CAYETANA) Perico Delgado.

¡El gran Perico Delgado!

-Grande, grande.

-No sé dónde me he metido, Dios mío.

-¿No lo sabes bien, maestro?

-¡Coge la bicicleta y corre!

Te van a hacer sufrir más que en el Tourmalet.

-Ya te digo yo,

pero tendré un cuchillo de esos, al menos, para defenderme.

-Vente acá, Perico, y te hacemos un hueco.

(MARIO) Mira qué saga viene por aquí.

¡Los Dominguín! -Por favor...

(GRITA) ¡Pero bueno!

-¡Pero qué maravilla!

-Si seguís mis consejos, irá todo bien.

-Yo te llamo luego.

-Vosotros tenéis una estirpe muy maravillosa.

-Ya. -Tenéis mucho arte.

-Guerreras. -Y...

Nos van a estar siempre acompañando.

-Muchos días. -Claro que sí.

-Por supuesto que sí.

-Nuestra Bimbi, que va a estar con nosotros y qué bien que estés.

-Y la mami también. -Hombre, "mamy blue".

(Música)

-¡Señor frutero!

(CAYETANA) ¡Raquel Meroño! (GRITA)

-La reina del microondas, en qué momento vienes a hacer un fumet.

-Porque me quiero quitar la losa del microondas.

-Nos lo dijeron tus hijas en aquel "MasterChef"

que fuimos de invitadas. (CANTA) Sabor, sabor.

-¡Ay, Caye!

-Jurado de "Prodigios"

y presentadora de "Maestros de la costura".

Tienes que tener un tímpano destrozado

con los gritos de Caprile. -Verdad.

-Y vienes aquí a que te griten los jueces.

Cuidado, ¿eh? -Cuando te cae el grito

como un cubo de agua fría, no sienta bien. Pero también sé

que eso es lo que acaba sacando lo mejor de cada concursante.

Vengo a que saquen lo mejor de mí. -Bien, esa es la actitud.

-Mira, esto es un homenaje que tenía guardado para mi madre.

Era una de las mejores cocineras que he conocido en mi vida.

No he cocinado nunca nada, con lo cual,

esto para mí es un reto.

(CAYETANA) ¡Hala! ¡Mira quién viene por ahí!

(JOSIE) Pero bueno, pero bueno.

-¡Señoras y señores!

-¿Qué ha pasado?

-De los productores de "El tigre de Carabanchel", ahí llega

"El deshuesador de Parla". -Ah, ¿de Parla? ¡Yo!

(MARIO) ¡Viva Parla! ¡Claro que sí!

-Vente para acá, que eso lo tengo que ver yo.

-Laurita, bienvenida, bienvenida.

-Primero, las alitas. Y luego piensa...

-Ahí tienes un ala. -Muy bien.

-Vamos con la siguiente. -Este es un matarife,

cómo le da al cuchillo. -Segunda ala.

(EDU) ¿Pero dónde va el MacGyver este?

-Eres muy delgadita y pareces frágil y vulnerable,

pero tienes carácter y no te van a comer.

-Hombre, tengo dos ovarios muy grandes.

Yo voy a aceptar críticas, claro que sí,

pero con respeto.

(Música)

Soy andaluza, pero realmente

soy nacida en Frankfurt. Soy alemana.

Soy una mujer de buen comer.

Me fui de casa a los 17, y cuando llevé meses

de ensaladas y bocadillos, dije: "Tengo que aprender a cocinar".

Así que: "Mamá, ¿cómo se hacen las lentejas y el arroz?".

Y no se me daba mal.

-Hola, rubita. -¿Qué haces aquí?

-Ha llegado una cosita para ti, que sé que te va a hacer

mucha ilusión. ¿Quién cocina en casa?

-Yo.

-Todo el mundo sabe que soy yo,

pero que sepas que eres

la nueva concursante de "MasterChef Celebrity" V.

-¡Sí, sí, sí!

(MARIO) ¡Estamos en la verdulería Vaquerizo!

-Madre mía... (MARIO) Tengo cebollas, piña.

-Nos van a liar ya.

Hola. (MARIO) ¡Melani!

-¡No!

¿No?

¿Pero qué haces tú aquí?

-¿Qué haces aquí? -¿No te habían echado?

Esto no es Eurovisión, el "Chiki-chiki" no te servirá.

-Si ya lo sé, tío.

-Os van a hacer críticas muy malas, os van a tratar bien pero mal.

-Gracias por venir a animarme. -No, es que yo os quiero.

-Me está acojonando el primer día y no he empezado.

-Dios mío, con lo que yo os quiero.

-¡Mira quién viene!

-¿Quién viene?

-¿Esta es la convocatoria de "MasterChef Celebrity"?

-¡Gonzalo, Gonzalo! -Pero bueno...

(CAYETANA) Cariño mío, ¿qué haces aquí?

Tú que, en realidad, eres tímido e introvertido,

vas a sufrir un montón. -Recomendación tuya.

-Es verdad, es verdad.

(Música)

-Hombre, pero bueno, pero bueno...

-¿Pero qué os creíais vosotros?

-Una exdiputada del Congreso, es lo último que me esperaba.

-Lo que quería era divertirme, pasármelo bien y demostrar

que los políticos también somos de piel.

Que lloramos, nos equivocamos, acertamos, luchamos,

intentamos ganar y aquí estamos.

-Yo soy malagueña, nací en Málaga y entré en política

en el año 83 en Alianza Popular, en el Partido Popular.

Hasta que la política que se hacía no me interesaba nada y me fui

La política no la echo de menos en absoluto.

Mi vida ahora es recuperar el tiempo que he perdido

para estar con mi familia.

Bueno, bueno. -¡Hala, qué bien!

-Vuestras queridísimas albóndigas.

Lo que más miedo me puede dar si entro en "MasterChef"

son los prejuicios.

Lo que voy a intentar es convencer a mis compañeros

que no tengan prejuicios porque sea política,

sino que vea a una mujer, con la edad y carácter que tiene,

y para mí ese es el objetivo, que no sé si lo voy a conseguir.

(Música)

-Nosotros ya les hemos avisado. Ellos quieren seguir,

pues adelante con el programa, ¿qué vamos a hacer?

(MARIO) Os voy a decir una cosa:

menudo casting está preparado, ¿verdad, Caye?

-Me parece lo más este casting, estoy deseando verlo.

¡Cuidado! ¿Pero qué está pasando aquí?

Por favor... ¡Traidores!

¡Maricón, te dije que nos pillaban!

(MARIO) Que me voy, adiós.

Qué vergüenza.

¡Con lo bien que nos hemos portado con vosotros!

¡Ay, ay, ay!

Esto de que se hayan ido corriendo...

¿Qué hacían aquí? (RAQUEL) Intentar disuadirnos.

"Que es muy duro, que no hay quien lo aguante".

Yo quiero saber si os han enseñado lo más importante.

¿Estáis preparados para "MasterChef Celebrity" V?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Bueno... Os hemos citado aquí

porque queremos que desde el segundo uno

entendáis que lo más importante para convertirse

en un auténtico MasterChef es apreciar

nuestra herramienta básica de trabajo: el producto local.

Por suerte, en nuestro país tenemos la posibilidad

de hacer cocina sostenible, de km 0,

y es algo en lo que debéis pensar en todas las pruebas.

¿Lo tenéis claro?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Por eso, quien malgaste producto será duramente penalizado.

Claro... ¡Uy! Ahora es la que habla.

Si soy sincero, las "celebrities"

siempre tenéis un problema enorme en este concurso:

porque a nosotros tres,

vuestra fama nos importa un pepino.

En "MasterChef", las estrellas son los platos, no las personas.

Venimos a aprender, chef.

Silencio.

Así que, os aconsejo desde ya,

que si no queréis llorar en la primera prueba,

dejéis el ego en casa.

En adobo.

Y por cierto, cuando un juez habla,

vosotros os calláis.

Sí, chef.

Y me da igual que algunos de vosotros

no hayáis pisado una cocina nunca.

Si habéis aceptado el reto es porque vais

a dejaros la piel, ¿entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

Y para que vayáis calentando motores,

coged vuestros delantales y salid pitando a cocinas

en tres, dos, uno.

¡Vámonos! Tienen los nombres y todo.

¡Arranca la quinta edición de "MasterChef Celebrity".

¡Vamos, rápido! ¿Os veis?

¡Vamos! ¡Rápido!

Venga, venga, a los fogones.

¿Nos sobra uno o qué? ¿Dónde está Flo?

Flo será Florentino Fernández, ¿no?

Empieza mal. Oh...

Nos lo llevamos a las cocinas, no sea que aparezca por allí.

Vaya cuadrilla hemos juntado.

¿Otra vez a sufrir? Otra vez.

A sufrir. A ver con qué nos sorprenden.

Vámonos. Venga.

¡"Celebrity"! ¡"Celebrities"!

(Sintonía)

(Música)

Muy buenas noches y bienvenidos

a la quinta edición de "MasterChef Celebrity".

Después de cuatro ediciones, creo que no hay una "celebrity"

en este país que no conozca de primera mano

a algún exaspirante.

Seguro que les han contado lo duro que es,

por eso, a estas alturas me sorprende

que haya famosos que quieran venir a ponerse a prueba a esas cocinas.

Pero en fin... Ellos sabrán lo que hacen.

Como decimos cada año,

aquí no les van a valer sus méritos profesionales,

sus fanes o sus seguidores en redes sociales.

Van a tener que trabajar muy duro porque no se lo pondremos fácil.

La exigencia no decae sean quienes sean los aspirantes.

¿Estamos preparados para la que se nos viene encima?

Solo hay una manera de descubrirlo: dejándoles entrar.

¿Os parece? Sí.

Adelante los aspirantes a "MasterChef Celebrity".

Jesús Castro.

Ainhoa Arteta. ¡Hola!

Perico Delgado.

Melani Olivares.

La Terremoto de Alcorcón. (TARAREA)

Josie.

Celia Villalobos.

David Fernández.

Raquel Sánchez Silva.

Gonzalo Miró.

Raquel Meroño.

Juanjo Ballesta.

Lucía Dominguín Bosé. ¡Viva "MasterChef"!

Nicolás Coronado.

Laura Sánchez.

Y Florentino Fernández, Flo. Madre mía...

Qué ilusión. -Ya estamos aquí.

-Yo lo quiero ver todo.

-A ver qué hay aquí. -Quién hay ahí.

Bienvenidos, un placer.

Ah, esto es la movida esa para... ¡Flush!

Y esto para los huevos. -¡Flush!

-¿Tanto aparato para qué vale? -No sé para qué son.

-Estoy buscando mi mandil. -Te puedo prestar este.

-Pero pone "Celia".

-A ver los platos. -Están monísimos.

Están bien, si es que son una maravilla.

Flo, ¿qué te pasa? Uno de mis sueños es estar aquí.

Y el segundo, mi mandil con mi nombre, y no lo tengo.

Saliste corriendo con el sifón, ¿qué quieres?

Ya. ¿Tengo la culpa de eso?

Es un poco venganza, ¿no?

-¡Apaga esto!

-¡Que no, tía, que es cien por cien...!

-¡Ay, que explota! (RÍE A CARCAJADAS)

Tengo una cosita para ti.

Menos mal que es blanco, si llega a ser negro...

Estaba cagado. Siempre blanco, siempre blanco.

Pepe, de verdad...

A ver cómo te queda. Vamos a ver lo que te dura.

Qué guapo. Estoy como en los Juegos Olímpicos.

¿Te gusta blanquito el delantal?

Porque no lo será siempre. Eres gracioso, te tengo apuntado.

"MasterChef" me gusta, me fastidia ser famoso,

si hubiera sido anónimo, pasaría desapercibido y tal...

Pero macho, los jueces me tienen enfilado.

(RAQUEL) ¡Guau!

(JOSIE) Qué mono. (JUANJO) Qué guapo.

-Aquí es donde nos destrozan.

(MEROÑO) Qué monas las vajillas.

-Es el mar.

-Conseguiremos que no haya plástico en el mar.

Aspirantes, os queda una sala por conocer.

La sala donde os decimos adiós.

(RAQUEL) Oh, qué bonito adiós. (TERRE) Hay una barra,

con lo que me gusta a mí una barra.

-Qué bonito, te lo dicen con cariño y con copas.

-Hemos ido todos la mismo sitio,

es horrible. -Muy mono todo.

-Vamos a tomar asiento, que viene bien.

-¡No se te ocurra sentarte!

-¿No se puede sentar? -Entonces te crees que ya estás...

-Ah, que da mala suerte.

Siempre he tenido y he mirado con envidia

a la gente que sabe cocinar, me gustaría probar

a ver si aprendo algo o me abandono totalmente

a mi hacer diario de ser comensal nada más.

(Música)

¿Este cuerpo para qué está hecho? -Para ciclista, ¿no?

-No, para la cocina.

He corrido 11 Tours de Francia y he ganado uno,

11 Vueltas a España, y he ganado dos,

Así que con tanta meta, yo aspiro a hacer podio.

-Si no has cocinado en tu vida. -Ya, pero bueno...

Tendrá que haber una primera vez.

Puede jugar a mi favor haber sido deportista

de alta competición para de gestionar los nervios.

¡Espérame, Álvaro! -Así no vas a ganar "MasterChef".

-Qué forma de faltar el respeto a los mayores.

-Vieja leyenda ya.

Ya habéis visto todo.

Os habéis familiarizado con las cocinas.

Así que vamos al tajo. Dios.

Ainhoa, ¿qué tipo de cocina practicas?

Quemar todo. Quemar todo.

Por ejemplo, he estado en Washington

y dije "me voy a hacer un pollo y así vuelvo a casa y como pollo".

Y me voy al teatro, y estaba en el segundo acto

y me digo: "El pollo.

¿Qué he hecho? ¿Lo he apagado o no?".

Yo cantaba con los ojos fuera de las órbitas.

Total, 5.000 dólares de multa de los bomberos en Washington.

Ah, ¿sí?

Igual termináis chamuscados los tres.

Gonzalo,

¿qué quieres aprender aquí? Hombre...

Lo básico... A cocinar.

¿No sabes hacer nada? Sé hacer muy poquito.

Hace 15 días no sabía qué era una sartén, por así decirlo.

¿No te han chivado nada Boris y Loles?

Claro que me han chivado. ¿Entonces?

Ya lo veremos, con el paso de los programas

iré sacando esas cartas.

-Claro, aquí hay mucho gato encerrado.

Sabe más de lo que dice, te lo digo yo.

Te tienen fichado, vamos... ¿Qué dice La Terremoto?

¡Ay! La Terremoto, calladita. No he abierto la boca.

No me he metido con nadie,

estoy a gusto, estoy bien, estoy relajada.

Estoy en la co... Terre, solo quería saber una cosa.

¿Sabes hablar y cocinar a la vez?

Hombre, puedo intentarlo.

(RÍEN) Sabes que aquí se viene a cocinar.

¿No? Sí.

¿Y has venido cómoda para cocinar? He pensado que esto

es lo más apropiado. Es un poquito por moda.

¿Esto se lleva ahora, Josie?

A ver, que se lleve, que se lleve, no.

O sea, es mejor que esto no salga de aquí. Pero está bien. Sí.

-Perdóname. Yo entiendo que esto es muy bonito, poético y bucólico.

-Es bucólico y pastoril, por favor. -Pero estamos en "MasterChef".

Cariño, oro, brillo, "strass"...

¡Magia! (RÍEN)

Soy La Terremoto de Alcorcón, soy vedet

y soy amiga de mis amigos.

Yo soy un ser muy de silencio,

muy de la paz.

# Soy La Terremoto y vengo de Alcorcón.

# Y hoy estoy aquí de promoción. #

Me gusta rodearme de gente calmada.

Me gusta la gente que tiene fondo,

fondo interior, fondo espiritual.

(TARAREAN)

(TARAREAN)

# Estoy cansada, estoy "aburría", "enajená". #

-"MasterChef" es todo un sueño. Me da mucho miedo

salir gorda de este programa, porque hay mucho que comer.

-¿Una ensaimada? -"Simply the best".

-"Simply the best!"

No hay más que verme, esto no crece en los árboles.

Esto es todo de tracatrá, tracatrá, tracatrá.

La vida sin humor es un truño, tienes que reírte

hasta de tu sombra, eso es muy importante.

¡Uh! Amigos, nos vemos en "MasterChef". Gracias.

Raquel Sánchez Silva.

Has dicho que no participarías en concursos similares

a los que presentas.

"Maestros de la costura", hermano pequeño de "MasterChef".

No quiero empezar llevando la contraria...

-Ya empezamos noche. Madre mía... -Siempre he dicho

que no participaría en concursos que hubiese presentado.

¿Qué se siente al otro lado? Como una niña

en un parque de atracciones en un sábado por la tarde

con una pulsera de mil viajes.

Y me puedo comer todo lo que haya. Estoy feliz.

Pásatelo bien. Somos más tranquilos que Caprile.

(RÍEN) -No, no, no.

Pero entiendo, por ejemplo, cuando Jordi se pone muy serio,

porque entiendo a Lorenzo. No grito, lo digo muy calmadito.

Vale.

David. Buenas.

¿Qué tal? Aquí estamos, bien.

¿Cómo piensas que te vas a llevar con nosotros?

Me caéis los tres superbién. -Mentiroso.

(RÍEN)

-De hecho, creo que sois mis nuevos mejores amigos.

(RÍEN)

Oye, ¿no me imitaste tú una vez a mí?

Fue una vez solo porque el chico que te tenía que imitar

se puso malo y entonces tuve que prepararlo

en media hora. Entonces lo único que hacía era...

(RESOPLA)

(RÍEN)

-No hice nada más.

Disfruta este ratito, David.

(RÍEN)

-Can Moyas, aquí esto.

# Perrea, perrea. #

Mucha gente me conoce como Chikilicuatre,

pero soy algo más que una cara bonita.

No quiero que me recuerden como el Paul Newman de la tele.

¿Qué hay que hacer? -Un rape relleno de gambas,

con una salsa de jamón y un puré de patata.

-Creo que "MasterChef" es una oportunidad para demostrar...

¡Ostras!

...que no solo no sé cantar,

sino que además tampoco sé cocinar.

¿Cómo se enciende el fuego?

Encender fuego, encender fuego.

(TELÉFONO) "He encontrado cuatro cines".

¿Preocuparme "MasterChef"?

Sí, me preocupa.

Yo eso no lo hago ni loco.

Voy a intentar sobrevivir como pueda, a ver cómo lo hago.

Bueno, encender fuego de momento.

¡Dios!

¿Pero qué hace el agua al lado de los fuegos?

Cagüen la leche.

Hay que ser práctico, si no sabes cocinar sacas una mousse

de la nevera y si cuela, cuela.

No vais a comer, pero he preparado un postre: mousse de limón.

¿Me veis con futuro en "MasterChef"?

-Hum... Sí. -Eso ya es otra cosa.

-Vale, que entren mis nuevos dos amigos.

# Y el Chiki-chiki se baila así. #

Uno, el "brikindans".

Dos, el "crusaíto".

Tres, el "maiquelyason".

Y cuatro, el "robocop", ¿vale?

No quiero que me recuerden más por eso.

Lucía, bienvenida. Muchas gracias.

Sabes que no eres la primera Bosé que pisa estas cocinas.

Ya lo sé, mi mamá estuvo aquí.

Tuvimos el honor de recibir aquí a tu madre,

la grandísima Lucía Bosé. Y ese recuerdo nos acompañará,

créetelo, toda la vida.

Qué bien, me alegro. Desde aquí, mandamos un besazo.

No pudimos despedirla como merecía, pero un besazo

porque es una mujer maravillosa. De verdad...

Ya estoy con lágrimas, no puede ser, tío.

Creo que ya vienes preparada para las pruebas de exteriores

porque sabemos que en alguna ocasión has cocinado

para muchos comensales. Una vez.

¿Para cuántos? 400.

Para 400. O sea, que estás curtida ya.

Qué curtida, si lo he hecho nada más que una vez.

Nicolás, tú eres su sobrino. Sí.

¿Estás preparado para competir

con tu propia familia? Sí, hombre.

Creo que con amor y deporte...

-Vamos a competir hasta la última y luego, cada uno a lo suyo.

-Solo espero que como Jordi y yo

llevamos el pelo así, parecido, cuente de algo.

(RÍEN)

-Mira cómo se le cambia la cara. Qué poco le conoces.

Vale, vale. Juanjo.

¿Sí? Tú conoces a Pepe de antes.

Claro. Te invitó a su restaurante

y no fuiste. ¡Sabía que me lo iba a decir!

Ay... ¿Te parece bonito?

No. Tuve un problema

y se me olvidó y no me acuerdo ni de lo que me pasó, la verdad.

-Se acuerda que se le olvidó,

y no se acuerda qué pasó. -Pepe, lo siento,

perdóname. Fíjate, qué cosa la vida.

Ahora yo aquí, tú ahí. (RÍEN)

-Qué malo.

Mañana me tengo que presentar

en casa de Pepe a llevarle flores a su mujer,

que le tengo al lado, a ver si me lo camelo un poco.

Oye, Flo. Sé que tienes un sueño:

hacer un curso en el Basque Culinary Center. ¿Es verdad?

Escúchame, si me consigues que pueda ir al Basque,

te reservo una mesa en mi casa y si no vienes,

no me importa. Ah, ¿sí?

Te lo juro.

De verdad, estoy a tu servicio. Mira, Flo, que voy a contar.

Los dos aspirantes que lleguen a la final ganarán un curso

de cocina creativa en el Basque Culinary Center,

la prestigiosa facultad de ciencias gastronómicas

de San Sebastián. Podrán disfrutarlo ellos

y el acompañante que elijan.

Qué guay. El ganador, además del curso

del Basque Culinary Center se llevará un premio

de 75.000 euros para donar a la ONG que elija

y el trofeo que le acredita como quinto

MasterChef Celebrity España. ¡Oh!

Además, en cada programa, uno de vosotros ganará 4.000 euros

que podrá donar también a la ONG que elija.

Me parece muy generoso

por parte de "MasterChef" que en las pruebas cuando ganas

das el dinero a una ONG. Yo suelo colaborar

con tres asociaciones y estoy loca por ganar algo

para dárselo, la verdad.

Aspirantes, hemos decidido que en este reto cocinéis todos

con el mismo ingrediente.

Adelante, por favor. Ay, por Dios.

(TERREMOTO) Que va, que va, que va.

(GRITAN)

(RAQUEL) ¿Pero qué...? (JOSIE) Es enorme.

Raquel Meroño, ¿de qué especie que se trata?

Pues un bonito. Un bonito.

Así es, efectivamente. Muy bonito.

Es uno de los pescados azules más valorados en nuestra gastronomía.

Posee interesante propiedades para la salud

por su alto contenido en omega-3, vitaminas y minerales.

Presenta la ventaja

de que cualquiera de sus partes se puede aprovechar

para elaborar diversos platos. Aspirantes,

cuando decimos "con el mismo ingrediente"

nos referimos a la misma pieza.

¡Uh! Vosotros mismos

tenéis que cortarlo y tomar cada uno

una parte. ¡Me pido el lomo!

Tenéis que pensar en vosotros y en los demás.

Os aseguro que hay de sobra para los 16 si lo hacéis bien.

¿Quién lo va a limpiar?

O sea... Yo no.

Aspirantes, vais a poder hacer la receta que queráis

con el bonito como ingrediente principal,

pero debéis tener en cuenta el corte elegido

y que tenéis 60 minutos para cocinarlo.

Madre mía. Y no solo por impresionarnos

en el primer programa, sino porque el mejor

ganará 4.000 euros que podrá donar a la ONG que elija.

Antes de empezar

a coger el bonito, tenemos que recibir a dos viejos amigos

que han venido para daros la bienvenida

y para daros algún consejito.

Adelante los ganadores de la primera y segunda edición

de "MasterChef Celebrity":

Miguel Ángel Muñoz y Saúl Craviotto.

(Música)

¡Qué ilusión!

Cada vez que vengo me siento como en casa,

siento sus nervios, sus miedos,

me recuerda inmediatamente a aquel primer día

que nosotros pasábamos y nos presentaba por primera vez.

Y es muy especial. Muy, muy bonito.

-Ya sabemos quién va a limpiar el pescado.

(RÍEN) Bienvenidos de nuevo

a "MasterChef", un placer teneros, como siempre.

Igualmente. -Muchas gracias.

Os he presentado como campeones de "MasterChef"

pero la dura situación debido al COVID-19,

habéis sido campeones también por otros temas.

Saúl, te hemos visto durante la crisis

que has vuelto a ponerte el uniforme

de policía para ayudar a la población.

Bueno, sí.

Soy policía, es mi trabajo, soy una pieza más de un gran puzle

y si hay que hablar de un acto heroico

es el conjunto de toda la gente

que está a pie del cañón dejándose la piel estos días

tan complicados: policías, militares, bomberos,

servicios de limpieza...

Y, sobre todo, el servicio sanitario, que se deja la piel.

Te lo agradecemos a ti y a todos ellos en general.

Miguel Ángel,

nos has regalado muy buenos momentos con la "CuarenTata".

(RÍE) ¿Por qué decidiste hacer eso?

Pues por sentido común.

La pandemia era muy peligrosa

y creía que la manera que iba a estar mi tata

más a salvo era no teniendo contacto con nadie.

Y ahí seguimos la tata y yo confinados,

pasando un tiempo formidable gracias a Dios, por tener salud.

Gracias a estar aquí, he podido cocinar todos los días

a mi tata durante la pandemia. Así que, ojalá,

lo paséis también como lo pasé yo y lo disfrutéis.

A ver, Raquel.

Estás peor que yo, ¿qué te pasa, mujer?

Soy muy llorona, es que a mí me...

Es que este hombre, de todos modos, me emociona

porque es un pedazo de ser humano y es un trabajador,

es un currante, y cómo cuida de su abuela...

Y eso... Bueno, yo te quiero mucho.

Aspirantes... Ay, Dios.

Vais a venir de cuatro en cuatro a coger el bonito.

Y los primeros van a ser Juanjo, La Terre, Celia y Jesús.

Adelante.

Tú tienes idea de esto, ¿no? -Venga.

-Sentido común, venga.

Cortáis la porción que necesitéis,

la ponéis en vuestro plato y a vuestro sitio.

No hemos cortado un pescado en la vida.

-A La Terremoto no la dejéis tocar el bonito, por favor.

(JUANJO) Hay que quitar las aletas, ¿no?

(TERRE) ¡Bonito, que eres muy bonito!

(JESÚS) La cola va fuera)

-¿Le quitamos el rabo? Fuera. (CELIA) Es que hay que abrirlo.

(JUANJO) ¿Le meto el cuchillo trasversal?

-Recto, recto, recto.

Vale, vale, vale. -¿Vale? ¿La cabeza va fuera?

(CELIA) Venga, corta.

Corta. Muy bien, perfecto, perfecto.

-Vaya carnicería, Dios mío de mi vida.

-¡Quitádsela! -Perfecto, saca las higadillas.

Ahora hay que levantarlo.

Ahora tienes que abrir, ábrelo.

-¿Abro ahí? -Rodeando, rodeando.

Pegado al hueso. -Cómo se nota ese cazador.

-La que está liando. (JUANJO) Vaya estropicio.

-Abre. -Perfecto. Termínalo.

-¿Yo? -Sí, sí, termina de abrir.

(JOSIE) Oye, está superbién. Juanjo, coge tu trocito.

Jesús, su trocito. Celia su trocito...

Jesús, cógete tu trozo. Venga, ahí está.

A tu plato, Jesús, y a tu sitio.

Madre mía, qué pedazos.

-Soy bastante competitivo,

pero he cogido lo que buenamente creía que me iba a valer

para mi emplatado y ya está.

Celia...

Eso es enorme, chicos.

El último, las raspas...

-Qué ricas las huevas, ¿pero cuáles son?

Voy a hacer un trocito pequeñito porque si no, no hay para todos.

-Esa es la medida. -¡Suerte, chicos, suerte!

Siguiente cuatro que van a cortar su trocito.

Raquel, Laura, Ainhoa y Flo.

¡Somos los últimos!

Somos los últimos, yo me quedo con los ojos.

-Empieza, Flo. -Empieza, Flo.

-No, no. Las señoritas primero. Es un caballero Flo.

Dice "yo no empiezo, empezad vosotras".

Yo voy a hacer lo que pueda.

A mí esto de compartir un bonito entre 16 personas

con 16 cuchillos me está dando bastante miedo.

-Me he destrozado el trozo que me iba...

Llévatelo así y ya está. Pero si está... Venga ya.

(FLO) Como hay una comunidad grande de personas,

quiero ceder los trozos importantes y me quedo con la cabeza.

Ese es mi Flo, ¡valiente!

Me voy a quedar con la cabeza porque veo que está necesitado.

(RÍEN) -Qué bueno.

(FLO HACE VOCES) Raquel, vamos,

que tú puedes.

-Me gustaría llevarme algo de la espina.

Carne de espina, maravillosa. Solomillo ahí.

Corta, corta, corta. Venga ahí.

Eso es un filetón muy bueno. -Me llevo dos trozos pequeñitos.

-Qué mona...

-Dejo ese ahí. -Qué tía más guay.

(RAQUEL) Me voy a llevar esto y...

Ahora ahí. Hala.

¡Valiente!

Si debo descubrir que la cocina es algo que va conmigo,

que sea a través de meterme por la carretera empedrada,

a mí, no me pongas la autopista, la autopista es fácil.

Perico, Gonzalo, Josie, Melani; adelante.

A ver... -Bicho, sí que sabes, ¿eh?

Ni idea. -Oye, muy bien.

Ni idea. -Pero, bueno...

No sé qué voy a hacer, no sé qué voy a hacer.

No sé si llevarme el descarte de Raquel.

Es de listos, ¿no? Llegar aquí y llevarte el descarte.

Claro, si no, quedaría tonto. -Ya está.

Dale, Perico, vamos a ello.

Nunca habías abierto un bonito, ¿verdad, Perico?

No, lo he visto en la pescadería, pero no me han dicho nada.

(ANIMA) ¡Perico, Perico!

He dormido con Perico Delgado, a ver, no he dormido,

mi hermana era muy fan de él

y he vivido toda la infancia con fotos en la pared de Perico;

cuando supe que entraba, fue una gloria y una maravilla.

Bueno, bueno, tenéis aquí el trabajo hecho.

Venga, Gonzalo. Venga, al lío.

Me lo ha dejado regalado.

(R. SÁNCHEZ) Ha llegado para todos, qué alegría.

Regalado. (LUCÍA) Qué bien.

Adelante, Nicolás, Lucía, David, Raquel.

Lánzate, Nicolás.

Vale, a ver... El lado bueno es esto, vale...

No, voy a hacerlo por aquí. -Cuidado, Nicolás.

Quien se corte un dedo está eliminado, ¿no?

Tenía ganas de meterle ahí; tanto vídeo, tanto vídeo...

Es un valiente, Nicolás. (LUCÍA) Sí.

Ahí, deslizándose.

(R. SÁNCHEZ) Muy bien, Nicolás, qué gran corte ahí.

El pequeño Nicolás. Vamos a ello, David.

¿Puedo coger la piel para hacer un bolso?

(RÍE) Sí, y unos zapatos.

Ya lo tienes. Venga.

Venga, Lucía.

Voy a coger... No, mejor me llevo esto.

Muy bien, qué buen trozo, Lucía. -Muy bueno.

Vamos, Raquel.

A ver, entonces... Hacemos así y ya está.

¡Epa! Buen lomo.

Aspirantes, debéis hacer un plato libre en 60 minutos,

con esa pieza que habéis elegido; contáis, además, con tres minutos,

para hacer la compra en el supermercado.

Coged suficientes ingredientes, ¿vale?

Mejor que sobre y no que falte, pero sin desaprovechar.

¿Entendido todo el mundo? (ASPIRANTES) Sí, chef.

Vais a entrar en pequeños grupos en el supermercado,

para garantizar las medidas de distanciamiento.

Los cinco primeros que entrarán en el supermercado son...

Nicolás, Lucía, Raquel, David y Melani.

El tiempo comienza en tres, dos, uno. ¡Ya, adelante!

(TERRE) Vamos, vamos. -Vamos, chavales.

(FLO) Vamos, chicos. (JUANJO) Vamos, Melani.

(GONZALO) Al lío.

(Música)

Qué maravilla de supermercado. ¡Madre mía!

Ay, Dios. ¡Ay, ay, Dios...!

Tranquila, mi amor, dentro de un rato,

cuando hayas terminado el plato dirás: "Ya".

Tres... dos... uno... ¡Tiempo! ¡Ay!

A vuestros puestos. No nos hemos dejado nada.

Vamos con los cinco siguientes, por favor:

Ainhoa, Perico, Josie, Raquel y Gonzalo; adelante.

¡¿Ya ha empezado el tiempo?! Perico, venga, corre.

Corre, corre. -¿Dónde estás?

Cuidado. -Ay, mi Raquel.

Venga, ya está; ya estamos aquí.

¿Por qué es tan difícil?

A cocinas todo el mundo, por favor.

¡Huy! ¡Pero, bueno...! Pero ¿dónde vas?

Antes la duda, oye... ¿sabes?

Estás cogiendo las macetas para tu casa.

Vamos ya con los últimos. ¡Adelante!

(LAURA) Vámonos. (CELIA) Mira cómo corro.

Sí, pero cógete el cesto. Tengo que coger la cesta.

(JOSIE) Mimetízate con tu cesta; o sea, es un poco... es esto.

¿Dónde están las patatas? -Las tienes allí.

Perdón. -¿Dónde?

Allí. -¿Las usarás o son decoración?

Bueno, todo va a ser usado, que no te puedes imaginar.

(LAURA) ¡Flo!

Son tomates, si no me equivoco, ¿o ñoras?

Bueno, me voy a otra cosa.

Tres, dos, uno. ¡A cocinas todo el mundo, por favor!

Creí que había que levantar las manos.

Pero, bueno, ¿se están poniendo ciegos?

Veo que está a dos carrillos viniendo del supermercado.

Ciego no, ciego no. -O sea, ciego...

Los 60 minutos comienzan en tres, dos, uno. ¡Ya! ¡A cocinar!

Ay, qué tensión. -Huele a quemado.

(Música)

Cómo es el primer día.

Te diré algo, me generan, este primer día, cierta ternura.

Hasta que veas el plato.

No, porque sé que van a pillar mucho.

Se me van en sacar la cesta, los 60 minutos; o sea...

Que me corto un dedo. -¿Qué harás con la cabeza, Flo?

No lo sé, pensar.

¿Alguien quiere una tripita? Una tripita buena.

Esto está demasiado tierno.

(Música)

Estoy haciendo un bonito encebollado,

mi madre me enseñó a hacerlo, y la mayoría de platos, la verdad;

entonces, que me den una valoración mala...

Luego, debo ir a mi casa, te quiero decir.

Ya ves.

Me hubiera gustado hacer algún curso de cocina,

es como empezar a jugar al fútbol y que te fiche el Madrid;

tienes ahí a esos tres que dices: "¿Qué hago yo aquí?",

pero... vamos a dar caña.

(Música)

Vejer, para mí, lo es todo, porque es donde están las personas

que más quiero en el mundo,

entonces, al final, en mi cabeza está poder volver.

Mi familia es lo más importante que tengo en esta vida

y si sé cocinar es porque mi madre me ha pasado todas las recetas,

incluso, por videollamada intento calcar la forma del plato.

Me gusta mucho el deporte, porque me sirve

para la tensión del trabajo y para aliviar, en general.

Lo que te digo es que debo controlar mi carácter,

porque tengo bastante, y mucha mala leche,

pero intentaremos controlarlo.

Haber sido seleccionado en "MasterChef Celebrity"

ha sido como empezar a jugar a fútbol y que te fiche el Madrid;

he empezado con la cocina y, ahora, estoy en lo más alto.

(Música)

La cesta que he cogido es de superbloguera,

porque todo es gratis y van todas a cazar lo gratuito;

pues nada, aquí estamos, me he llevado medio supermercado,

pero todo lo que he cogido es pequeñito,

me encanta jugar con los tamaños; en este caso, es un lomazo mini.

Sigue hablando, Josie, me siento solo.

Josie, habla, habla, Josie; te necesitamos.

Mira, no sé, estoy sacando "degradé" a un espárrago.

¡Ah, que se me ha caído! -Es como tener la radio.

(Música)

Cuidado con Raquel Meroño, ha metido en bolsa de vacío

el atún con soja y sésamo.

Bueno, mi primera visita a la máquina de vacío, chicos.

¿¡Ya, Raquel!?

Venía diciendo: "Yo, el microondas y tal...",

y aquí hay mucho... ¿Sabes lo que te digo?

Aquí, cuidado, no te fíes.

Muchos van de perfil bajo. Sí.

Soy una osada, porque no he tocado nunca la máquina de vacío,

pero tampoco me parecía tan complicado,

quería marinar el bonito y, luego, sellarlo,

y ponerlo con un poco de sésamo, como un poco "japo".

(Música)

¿Has empezado la crema de coliflor?

Estoy en ello, tenía que sacar el lomo de atún.

Qué rico eso.

Y Gonzalo: "Yo no sé, yo no tengo ni idea, tal...",

pero le he visto cuadrando el bonito muy bien.

No he cocinado en mi vida ni bonito ni nada,

pero tenía que empezar, estoy cerca de los 40.

El fútbol es mi gran afición,

de una manera que ni mi madre podía entender.

# Atleti, Atleti... #

Que una chica sea del Atleti no es lo primero, es importante.

No necesito estar discutiendo, permanentemente, con alguien

que sea de otro equipo de fútbol, mucho menos del Madrid.

De momento, me voy, no te aguanto, sigue con tu milonga.

No sabes de fútbol y llevas 40 años hablando de ello.

(GONZALO MIRÓ) Nunca he sido una persona con una vocación clara,

mi madre quería que estudiase Medicina,

cuando falleció yo pasé a Periodismo;

si uno se mantiene donde está durante años

no es, única y exclusivamente, por el apellido.

# ...mucho menos, un gol. #

Como diría el capitán del Betis, Joaquín:

"No he cogido una sartén en mi vida, Julio".

# Qué manera de aguantar... #

¿Se puede? -¡Hombre, fenómeno!

Necesito ayuda, Urrechu, tío. -¿Qué te pasa?

He cometido la locura de decir sí a la propuesta de entrar

y no sé cocinar, tú lo sabes mejor que nadie.

Me tengo que poner las pilas y estoy dispuesto, también,

a competir, a aprender y a hacerlo lo mejor posible.

Como dice Simeone: "El esfuerzo no se negocia".

¿Cómo va, Jesusín?

Aquí tenemos dos tipos de aspirantes:

los que dicen que no saben y saben.

Y los que dicen que no saben y no saben.

Los que no saben y no saben, y, luego, el sobrado.

¿Quién es el sobrado? Lo veremos en la cata.

Bueno, si llevamos diez minutos, me sobra el tiempo, a mí.

(Música)

Nicolás está sacando la artillería, nada más empezar.

Sí. Sin miedo.

Viene con la artillería. Viene fuerte.

Bueno, nos gustan esos aspirantes, que se tiran sin red.

El que es muy gracioso, pero está muy serio, es Flo.

(Música)

¡Madre mía, qué asesinato!

(SILBA)

Juanjo es genial; tiene la cocina impecable,

silba, trabaja sin parar. A ver qué hace;

a ver si el pescado era para una salsa o para qué,

si lo hace ya es para matarle. He terminado.

¿Ya has terminado? -Me queda cocerlo.

Ole mi ballesta, madre. -Dímelo tú.

(MELANI) Terre, ¿cómo vas?

Me he dejado la mitad de las cosas, de verdad...

La harina no está por aquí, ¿no? -No, estaba ahí dentro.

Creo que Celia cocina, se ve que tiene mano de cocinera.

(Música)

(M. A. MUÑOZ) Y Lucía, ¿eh? Está al fondo, pero está tranquila.

¡Ay, qué agobio, por favor! -¿Qué te pasa, Josie?

Pues, nada, necesito un poco de bruma.

Oye, oye; mirad a Josie, mirad a Josie.

Que me quedo como una ñora.

¿Alguien sabe a qué sabe un hígado de bonito?

Igual que los demás. -¡¿Igual?!

Celia. Igual de malo. Dígame.

¿Qué tal? ¿Cómo vamos? Luchando contra los elementos.

La vida y la cocina son una lucha. ¿Me lo dices o me lo cuentas?

Claro. ¿Qué vas a hacer, Celia?

Mira, como soy familiar y soy... catetorra, un marmitaco.

¡Un marmitaco! Estupendo.

¿Huele bien el guiso? De momento, huele bien.

¿Tú lo has hecho? Alguna vez.

Me encanta. Riquísimo.

¿Cocinas para tu familia?

Y me gusta cocinar, ¿sabes por qué?

Cuando me echaron del Gobierno fue encontrarme con la vida.

¿Ah, sí? Lo pasé mal, pero peor lo pasé

el primer día que a las ocho de la mañana no sonó el teléfono

ni venía nadie a recogerme, "¿qué coño hago yo?". A la cocina.

¿En qué año? ¿Qué año estuviste de ministra?

De ministra estuve desde 2000 a finales de 2002,

que me pusieron mirando a Utrera. A estas alturas de mi vida

lo que piense Aznar, no sé cómo decirte...

Pero es que no me importa nada.

Suerte. Que vaya bien.

Muchas gracias. A ti.

Allá vas, higadito mío de mi corazón.

¡Vamos a ver!

# ...y esta va a cantar muy humildemente... #

(Música)

(Gorgoritos)

(CANTA UN TROZO DE UN ARIA)

(EMOCIONADO) ¡Bravo! ¡Bravo!

Pero, por Dios, Boris, esto es una sorpresa.

Cuando se levanta el telón significa...

Una grandísima responsabilidad.

La perfección es imposible, pero sí buscar la excelencia;

esa es Ainhoa Arteta, la que se prepara,

la que trabaja, la que lleva 30 años haciendo esta carrera.

Boris, tú no sabes en la que me he metido,

me salgo de esta historia y me voy a "MasterChef".

¿¡Vas a ir a "MasterChef!?

Sí. Tengo una deuda importante con alguien de mi vida, mi madre,

estoy convencida de que se hubiera presentado

a "MasterChef", y lo hubiera ganado.

Ainhoa, mi amor, no te preocupes,

que lo vas a hacer genial, prodigiosamente, Ainhoa.

Yo voy a poner todo mi empeño y me voy a ir a...

(ENTONANDO COMO EN UNA ÓPERA) # Cocinar... #

(TARAREA)

Ya lo tengo todo, estoy cociendo; he hecho pimpam, pimpam.

Y yo, una vez que meta el atún.

¡Ay...! Va a estar más rico esto... o no.

¿Te huele bien, Flo? -Huele bien, huele a hígado.

No huele mal, ¿no? -A hígado de mar.

Qué rico, está quedando el juguito del hígado,

es que es mejor, todavía, que el majado.

¿Qué pasa, Juanjo? ¿Qué tal, chicos?

Aquí estamos, entre actores. Sí.

¿Cómo vas? ¿Qué vas a hacer?

Estoy muy perdido con el pescado, yo soy más de carne.

Alguna vez habrás comido pescado.

Pero no lo he hecho, en casa somos de gallo a la plancha.

¿Cuando te haces un gallo lo tienes una hora cociendo?

No, qué va. ¡Ah!

Pero esto, de momento, por lo que veo, sí.

¿Y por qué? Porque lo veo durito.

Y cuando más pase... Más duro.

¡¿Sí?! Claro.

Nunca lo he hecho.

Ya, me lo imagino. Joder... Juanjo, suerte. Vámonos.

Migue, te quiero, ya lo sabes.

Vamos a ver, esto lo coges así, lo coges así...

¿Vino y cerveza dónde hay? -Vino, aquí. ¿Quieres tomar algo?

Cocinando, siempre, me tomo algo.

Dale con ese, que tiene buena pinta.

Pues, esto... ya.

¿Cuántas veces hemos dicho que se debe utilizar bien todo?

Que nunca se sabe lo que puede pasar.

A Jesús le han sobrado unos tacos y ha dicho "a la basura".

¡¿Cómo?! Así de fácil.

No es buena idea hacerlo, pero hoy, menos.

¡Aspirantes!

Para ser el primer día... os vemos bastante seguros.

Nos la van a liar. -¡Ay, no, por favor!

Sorpréndeme, Pepe.

Como estamos viendo que ha quedado mucho bonito,

y ya sabéis que en "MasterChef",

Jesús, no soportamos el desperdicio de alimentos...

Como pongan algo más, me voy. -Verás...

Debéis hacer un segundo plato con el bonito que queda.

Jordi, no tengo mandanga. Porque la has tirado.

Es mi primer día... A ver si va a ser el último.

Fíjate. No, tronco... ¿¡en serio!?

Tenéis que venir, de nuevo, a coger más bonito para hacer otro plato,

y vendréis de cuatro en cuatro;

vais a venir los últimos que cogisteis bonito.

Perdona, ¿yo no estaba en los últimos?

Yo creo que no, ¿eh? ¿Seguro?

No lo recuerdo bien, no lo recuerdo bien.

¡Madre mía, Mariconchi! -Venga, ya está.

Vale, cada uno se lleva su trozo de bonito.

¿Vale, David? ¿Vale, Nicolás? ¿Ya tienes?

(Música)

Venga, nos llamamos. Los cuatro siguientes.

Perdona, Pepe, claro, estoy tan aquí,

¿no estoy en estos cuatro? Yo entiendo que no.

No, no; ya, ya, ya. -No sé qué hacer, ahora.

¡Madre mía! No tengo ni ingredientes.

No podemos ir por nada, ahora. -Nos quedarán las sobras.

Yo no tengo ni pescado, tengo una cebolla y un ajo.

¿Me dejas un...? Mira... -¡Huy!

Cuidado, perdona.

No me asustes. -No, no.

Chavales, acordaos de los últimos, dejadnos algo.

(Música)

Vamos con los siguientes. Ahí estoy, ¡sí, amigos!

Cuidado con el cuchillo.

(Música)

Esto es tripa, ¿no? Con tripa no hago nada.

Todo se aprovecha, es el cerdo del mar. Disfrutad.

Mira, aquí sale otro.

Están rayados, cómo les ha cambiado la papeleta.

(Música)

Y, por último; Jesús, Juanjo, Celia y la Terre. ¡Adelante!

Es increíble. -¿Qué hago? ¿Ensalada de aleta?

¡Chicos, yo fui supergenerosa con vosotros!

Si tenéis reclamaciones, a Josie, se ha llevado medio atún.

(Música)

Hay algo muy duro... -Gracias, hijo.

¿Vale, cielo? -¡Qué remedio!

Esto sí que es aprovechar el bonito.

La madre que os trajo al mundo qué a gusto se quedó.

Adelante ese segundo plato,

que debe estar, incluso, mejor que el primero.

Qué malos son, por favor; esto no se hace...

Tranquila, Ainhoa, tranquila.

Es que, a mí, lo del cronómetro me pone histérica.

Oye, chicos, ¿cuánto queda? -Pues, media horita.

Yo no me aclaro con ese reloj, ¿cómo va?

¡Aspirantes! Quedan menos de 30 minutos. ¿Oído?

(ASPIRANTES) ¡Sí, chef!

(FLO) Sí, chef. -¿Y las sartenes?

¡Ah! Pero bueno, ¿qué le pasa a esto?

El ocho... perfecto.

(Música)

¿Estás vendiendo el oso antes de cazarlo?

Os diré una cosa, me vais a echar el primer día

para contratarme en vuestros restaurantes,

al ABaC, a lo mejor, no voy, que me pilla muy mal.

Está subidito de tono, ¿eh?

Está subidito, ya bajará. Sí, sí.

# Qué bonito se ve desde tu casa... #

Todo cambia.

De lo que tú ves en tu casa a vivirlo aquí,

quería ver a más de uno, a ver si cocinaba o no cocinaba.

Ahora...

Una está hecha a las cámaras, una está hecha a televisión;

entonces, creo que...

Creo que se debe notar, ¿no? Se debe notar muchísimo

que soy una mujer de... de los medios.

Pasa tú, porfa.

Agárrate, vienen curvas.

¿Qué dices? Hola.

Quizá, nos hemos pasado con la salsa.

¿Quién dice que presentaré esto? Yo no digo nada.

Es que venís hablando cosas sin ton ni son.

Estás muy arriba y es el primero. -¿Verdad?

Oye, Flo, ¿ese color?

Esto es un plato que lo he traído de mis viajes al Taj Mahal.

¿Esto qué es? Patatas con...

De Cuenca. ¿De Cuenca?

Debes esperar. Vale.

Es una cosa mía, he juntado cosas y me ha salido espectacular.

Fíjate en mi cara.

(Música)

Esta cara no la pongo gratis, aunque sean mis platos.

¿Qué vas a hacer?

Son patatas con bonito y me faltan más cosas.

¡Leche de coco! Sí, sí.

Cuando decías lo de Taj Mahal ibas en serio.

Amigo... ¡Ah!

Me ha recordado por el color. Anda, manda narices. Hala...

Mira qué textura, no me digas que no está bonito para enseñarlo.

Bueno... No es lo peor que he visto.

Tampoco es el mejor. No, el mejor, ni de lejos.

El primer plato no lo veo bien, pero el segundo no lo veo.

Bueno, pero espérate. -Nada, nada.

Sí, sí. Allá tú.

Confiad en mí, hombre. Y dice que sabe cocinar.

Soy Florentino Fernández,

he sido, siempre, un gran vigilante de seguridad,

luego, me convertí en cómico, actor, doblador

y, ahora, la vida sigue y yo sigo con ella;

me convertiré en un gran chef.

(Música)

Mira qué es grande el mercado y digo "¿dónde está este hombre?".

Hombre, amiguete. -"¿Dónde?".

¿Dónde voy a estar? Viendo los pastelitos.

Puedo aportar a "MasterChef" mi sabiduría culinaria.

Quiero que ganes "MasterChef",

lo que yo no pudo hacer, quiero que lo hagas por mí.

No es que tú quieras, es que voy a ganar.

Claro. -¿A cuál llegaste?

Al nueve.

Quiero estar diez minutos en el diez, ya está.

Si no ganas, me defraudas.

Creo que si a Santiago le ha ido, más o menos, bien,

a mí me va a ir de sobresaliente.

Y, ahora, vamos a hacer los honores.

Si es que para cocinar bien hay que comer.

Oye, de verdad, qué agobio, no sé para qué han mandado

el segundo plato, no estaba en el "decalaje".

Yo, de cocinar, nada; habré ganado Tours, Vueltas,

muchas otras carreras, pero, como digo yo,

Dios me ha dado piernas, no cerebro,

y la única neurona que tengo la estoy repartiendo.

¡Hala, hala, hala! -¿Qué ha pasado?

¡Hala! -Que la has liado.

Ha habido un poco de fuente.

¿Se queda hecho por dentro? -No.

¿Es así? ¿Crudo? -Por dentro sí.

¡Ole! -¿Cuánto queda?

(Música)

Hola, Laura. ¿Qué tal?

¿Cómo vas? -Probando.

Has cogido una pieza... Rarísima.

¿Por qué? Porque te la comerás tú.

Pero me tiene que gustar a mí.

Oler, no huele nada bien, aviso, no te voy a vender el plato.

¿Has cocinado alguna vez tripa?

La tripa del cerdo sí, bien. -Sí.

Huele. No, no; ni lo huelas.

¡Puf! La vida no va por los olores, ¿eh?

A saber qué haces, pero debe estar comestible.

Vamos a empezar por lo primero que has hecho.

Marmitaco andaluz, entonces...

Tienes que reducir mucho. Sí, porque huele mucho a vino.

Vamos a probar esto. -Saúl, corazón...

¿Lo has probado? Sí...

Uf...

Eso no es un comentario. -No.

Hasta pronto.

Suerte. Saúl, ven conmigo.

Qué maldad. -Ostras, está intenso, ¿eh?

Esto no sabe a nada.

En la cocina me encuentro bien, porque soy ama de casa,

siempre he estado cocinando, pero lo que tengo que aprender

es a emplatar, que no tengo ni idea.

(Música)

Soy Lucía Dominguín y soy la segunda

de una familia bastante conocida.

Este es Nicolás de pequeño, en Palma.

¿Quién lo diría? -Con la tata.

Qué bueno. -El cuerpazo de Bimba.

Y las piernas de Bimba.

Me gustaría que se conociera a mi familia a través de mí,

que vean que somos cercanos, divertidos y simpáticos.

¡Mira lo que hay! -¡Pero si esto es un Picasso!

"Para mi novia Lucía". La Lucía soy yo.

Lo vas a hacer genial. -¿Tú crees?

Cocino muchísimo, desde los 17 años, que me casé,

me paso todo el día cocinando, pero, claro,

el nivel de "MasterChef" es otro nivel.

Qué bien. -Venga, vamos a comer.

Antes de servir; tú te quitas el sombrero y tú, las gafas.

(AMBOS) Vale.

Os diré una sorpresa, voy a entrar en "MasterChef".

(FESTEJAN ALEGRES)

Entrar en "MasterChef" es salir de la zona de confort que tengo,

pero me divierte, porque es un reto,

un reto en todos los sentidos.

Tengo esto...

¿Alguien tiene algo en el horno que se queme?

Celia, mira la sartén. ¡Mierda!

¡Ay, cariño! -Los nervios son peor que nada.

¡Ay, se me ha estropeado!

Le quería poner la piel del bonito,

crujiente, encima del segundo plato,

he ido a coger el plato y se ha achicharrado.

¿Qué tal, Raquel? -Guau.

¿Cómo lo llevas?

Uno de los bonitos lo haré marcado, sobre el pimiento,

y para el otro, he hecho una caldereta de cordero,

que hago yo, extremeña,

con una majado de hígado, con pan y con ajo.

¿Qué te parece lo que hace?

Que lo tiene bien organizado, ahora, hay que probarlo.

¿Por qué meneas el pimiento? Porque estoy nerviosa.

¿Es tu sofrito? Sí.

¿Por qué lo has parado? No quiero que se pase el pescado.

¿Por qué lo has metido dentro, si la verdura está cruda?

El pescado, ¿cuánto tarda en hacerse?

Nada, ¿no? Que me he adelantado.

¿Vale ?Te he ayudado demasiado. Gracias.

Vamos. Venga, que tienes tiempo.

Gracias. -Suerte, Raquel.

(Música)

¿Hago la base ahí? ¿Huele eso?

Huele a vino que te cagas, pero que te cagas.

Pobrecillos... ¿Lo demás ya lo tienes?

Hola, Josie. -Tengo un agobio...

Pero ¿¡qué es eso!?

Es lomito perdido en Liliput, ¿qué te parece?

Va con tu traje, lo has hecho a juego con tu traje.

Me he mimetizado. Me agobiáis y se me está quemando.

¿Qué salsa es? Dijonnaise.

Coges mostaza de Dijon y le pones, un poquito,

y, luego, haces el huevo a la inversa de la "musculoca";

es decir, te quedas con la yema, no con la clara,

clara de huevo, fuera, como no me la comeré,

te la comerás tú, engordarás tú; entonces...

¿Quieres guardar la línea?

¿Cómo he llegado a los 40 con la cintura de Liz Taylor?

O sea, perdona... (RÍEN)

¿Tú te crees que quiero ser como Saúl o algo así?

¿Qué es esto? A ver, mi bruma. Ponte, venga.

Me va a tocar el pito y tú estás aquí,

mientras te hago tratamientos de belleza.

¡Oh! ¿Quieres?

Sí. ¿Lo has traído tú?

Hombre, claro. Para echarte.

Que me quedo como una ñora sin esto, ¿me entiendes?

Te tienes que hidratar, Samantha, te tienes que hidratar.

¿Cuál es el segundo plato? "Lacrimosa de bonito".

¿Y los pimientos?

Son chiquititos, lo chiquitito lo he cocido

y, luego, juego con ello. Porque es mono.

Sí. El sabor da igual.

Juego con lo mono desde 1980. Bueno, pues nada...

Vamos a probar qué tal está todo lo demás.

Ya nos queda nada, ¿no? -Pero queda nada de tiempo.

Aspirantes, últimos cinco minutos. ¿Oído, cocina?

Sí, chef. -Ay, por Dios.

(Música)

Se ha pasado.

Aquí, me he metido en un mundo de fantasía...

Jesusito, voy al lío.

(Música)

(AINHOA) # ¡Qué bien! Por fin puedo decir algo,

# mientras los demás andan apurados... #

Me tiemblan las manos, por favor.

(Música)

(Música)

¡Qué bonico! A ver... ¿¡oye, tú!? Pero si tú no sabías.

¡Hala! Pero bueno... -¿Esto qué es lo que es?

Aquí hay mucho de "no sé nada" y, luego, titirititi.

Tienes un cuento con que no has cocinado...

Ya me lo diréis. -Anda, anda, anda, anda.

¡Ahí está! Vamos a ver...

Aspirantes, último minuto. No, no, no, no, no, no, no.

(Música)

Me quedaba solo un calabacín

y he hecho soles de atún con calabacín.

(Música)

¡Hala! Para no haber hecho nunca un pescadito...

Te lo juro, te juro que estoy sufriendo.

"Bonito campero" y "Bonito encebollado seco".

Qué rico, cariño. -Pero, a saber cómo sabe.

Diez, nueve...

(GRITA) ¡Oh! -Ay, qué susto.

...ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! Manos arriba.

¡Oe, oe, oe, oe! -¡Arriba! Arriba, arriba.

# Las manos hacia arriba, las manos hacia abajo,

# como los gorilas... #

Ahora viene lo guapo. -Ahora viene lo guapísimo.

(Música)

Entrar en "MasterChef" es un reto, la verdad,

me vine muy jovencita a Madrid, empecé a trabajar como actriz

y nunca he hecho entretenimiento.

¡Pero ¿qué haces aquí?! -Tengo que contarte una cosa gorda.

"MasterChef" no me asusta, pero yo soy muy dispersa,

no soy muy metódica, la constancia no es lo mío,

pero tengo muchas cosas que ofrecer, también.

Es muy importante el tema de cortar.

Yo estoy ensayando el corte. -Esto está de rechupete.

Los cuchillos de "MasterChef" cortan un montón

y te puedes llevar la mano; los dedos, siempre, para adentro.

Así, lo haces chiquitito, chiquitito, chiquitito...

Ese cuchillo no corta una mierda. -Oye, guapa.

Este no será de los que te regalan, ¿no?

"MasterChef" no me asusta, me hace mucha ilusión

y estoy muy expectante, la verdad.

Si quieres aprender todo lo que necesitas saber sobre cocina

tenemos una novedad; a partir de ahora,

la Escuela "online" de "MasterChef" amplía todos los meses contenidos

para que puedas convertirte en un auténtico masterchef.

Más de 300 clases con nuevas recetas y trucos

para sorprender a familia y amigos con platos deliciosos.

Ya lo sabes, entra en la Escuela MasterChef.

Aspirantes, el tiempo de cocinado ha terminado

y llega el momento de la cata, pero antes debemos despedir

a Miguel Ángel Muñoz, que debe ir a cuidar a la tata.

Miguel Ángel, muchas gracias, como siempre, esta es tu casa,

dale un besazo a la tata de nuestra parte.

Mucha mierda a todos. Chao.

(Música)

Tener a esos grandes ahí, para mí, es brutal;

no es miedo ni tensión, es, simplemente, brutal.

Es saber que quien te juzga puede hacerlo, realmente,

porque es una eminencia en lo suyo.

Para mí, que ellos te valoren me parece brutal.

Ahora sí comienza la cata.

Celia y la Terre, vosotras seréis las primeras.

¡Yuju!

Vamos. -Chicos, deseadme suerte.

¡Vamos! -¡Chicos!

(Aplausos)

Quién le diría a Terremoto que presentaría un plato con Celia.

Cuando la llame Mariano:

"Ya te he visto con Pepa, presentando el plato".

Bueno, Celia, dime el nombre de tus dos platos, mujer.

Pues.. Es tan simple como marmitaco,

y el otro es Fraude...,

Fraude de tartar de bonito.

No está crudo, está salteado. Está hecho rápido.

A mí, la comida cruda me cuesta trabajo.

Como a nosotros la mala. Efectivamente.

Vamos a probar. Venga.

El "Fraude" para vosotros. (RÍEN)

Qué majo, Pepe.

(Música)

En fin, Celia, me gusta el marmitaco;

se puede hacer mejor, con algo más de sal, está sosete;

y esto está claro que te pilló el toro,

pero hay un buen principio de alguien que cocina, se intuye.

Gracias, chef.

No es el mejor marmitaco de mi vida pero me ha parecido rico,

el plato "Fraude" está rico; así que te daría un aprobado.

Gracias, chef.

Se nota que cocinas, que no tienes miedo,

y para ser una primera prueba creo que está bien resuelto.

Gracias, chef. Creo que tu nivel es mayor,

tú cocinas, pero estás fuera de tu zona de confort;

has venido preocupada sobre qué pasaría y cómo te trataríamos;

te va el tema de vivir un reto, pero, a la vez, te asusta mucho.

Pásalo bien, saca ese carácter y aprende.

Lo intentaré.

Mi vida política ha acabado, pero quiero hacer otras cosas,

para mí, esto es un reto mucho más importante y más grande

que para mis compañeros, porque significa reinventarme.

Terre, nombre de tus platos.

El primer plato es "El plato del perdón",

perdón a la de La Palma del Condado,

que hacía un bonito con tomate riquísimo.

Tienes que pedirnos perdón a nosotros, que lo probaremos.

A lo mejor, está delicioso.

En segundo lugar, tenemos "Viva la feria",

es un plato homenaje a las ferias que nos hemos perdido este año;

donde se celebra bien, cuando se va de fiesta,

pero mejor, cuando se levanta y se toma un caldo con hierbabuena.

He decidido adaptarlo y hacer un caldo de pescado,

con la albahaca que había cogido para el tomate.

Probemos.

Soy mujer de turnés y de giras, cocino para mí,

y sé que, poco a poco, aprenderé muchas cosas

y acabaré siendo una gran fan mía.

(Música)

Intuyo que, para lo poco que dices que cocinas,

algo de mano tienes; el plato de bonito me gusta,

el caldo ranas que has vendido, de las ferias,

me sienta, un poco, peor. Estamos empezando,

queda mucho para avanzar y por aprender;

sé que darás buenos momentos y en cocina, también.

Gracias, chef.

A mí me ha gustado, el producto principal está bien

y has unificado los ingredientes; a mí, este me ha gustado mucho.

¡Qué ilusión!

No quiero demostrarlo todo, todavía.

Eres una cebolla, Terre. ¿¡Una cebolla!?

Porque, aparte de que me haces llorar,

creo que tienes muchas capas; mira que eres una terremoto...

Tengo mis días.

Dentro hay una persona seria y rigurosa,

me interesa descubrir esa persona que hay dentro de la cebolla

y la cocina que puedes llegar a hacer.

Voy a hacer lo posible para quitarme todas las capas.

Será divertido descubrirlo si quieres seguir este camino.

(AMBAS) Gracias.

¡Bravo!

Ahora, ¿cómo te quedas cuando resulta que les ha gustado

el que yo decía que era un truño y no el caldito de la feria?

Me he quedado muerta, no entiendo nada;

quizá, mi paladar no es muy exigente.

¿Cómo se llaman tus platitos? Eh... "Bonito encebollado mutilado"

y el segundo, "Bonito a dos velas", porque no había bonito.

(RÍE)

No había bonito, porque cogiste un trozo bien...

No tanto, pille cola, no tanto, ¿eh?

Pillaste cola... Y, encima, lo tiras.

Tiré espina y piel, no tiré mucha carne, de verdad,

porque la movida era el aprovechamiento.

Nosotros lo vemos todo, y chicha, también.

¿Sí, no? Si tú lo dices será así.

Amigo mío, ¿qué estás buscando?

Estoy buscando aprender sobre un mundo que me gusta.

Aprender, te lo puedo dar, ¿y discutir conmigo?

¿¡Cómo!? ¿Si lo busco? No. ¿Y tú conmigo?

Ni mucho menos. ¡Ah!

¿Quieres aprender? Para eso he venido.

¿Sabes cómo se aprende? Con la verdad.

¿Cómo aceptas las críticas? ¿Yo? Bien.

Si no, no hay aprendizaje posible, si no me las dices.

Tus dos platos son una pedrada. Vale.

El nivel de cocina es bajo y tu actitud es muy nerviosa,

muy insegura, y te hago por un hombre valiente y con ganas.

Es el primer día, obviamente, he venido nervioso, tenso y...

Probemos.

Como esté bueno...

(Música)

¿Habías cocinado antes de venir?

No, lo justo para... para... O sea, para comer yo.

Para sobrevivir. Sí, porque vivo solo.

Si vives solo... Debo cocinar.

Nadie te ha dicho nunca qué tal cocinas.

Ni he pensado dedicarme a esto.

¡No! Mejor... Te lo agradecerá el gremio.

Tus platos son malos, te has cargado el bonito,

era el producto principal y un productazo.

Tienes que aprender que aquí se viene

a que el producto principal, resalte.

Así será, chef.

No se puede estropear el bonito de esta manera,

son pescados que se deben hacer muy poco

y están pasadísimos, pasadísimos.

Este es el encebollado y casi no tiene cebolla,

has salteado cebollas y has dejado el bonito media hora;

esto es un retal que aparece con trozos de sangre del bonito...

Hay poco trabajo, hay poco pensamiento, pocas formas.

Es el primer día, no creo que un plato diga tanto en un día.

Sí. Te sorprendería.

Los platos son el espejo de la persona, se ve mucho.

Haz caso de estos tres, que entienden mucho,

y actitud, que es la mejor forma de evolucionar.

Sinceramente, esperaba

una crítica constructiva y, luego, el zasca,

pero hoy... no es mi mejor día.

¿Qué dices, Juanjo? Destensa, hombre, suelta.

Me he puesto como Jesús, para estar los dos iguales.

Estás agarrotado. ¿Qué nombres tienen?

Uno, como lleva espárragos de campo y demás,

que soy mucho de ir a por espárragos con mi nene,

es "Bonito de monte", le he puesto ese nombre;

y el otro es "Bonito encebollado en seco".

Solo podía hacer un sofrito y hacer el bonito a la plancha, lo justo,

para que no se quedara tan duro como el otro,

que creo que se ha quedado igual, y añadirle el sofrito.

Son pescados, si los tienes 30 minutos cociendo

esto es una bola que no se va a poder comer.

Joder, he dicho "bola" y no quería... perdona.

(Risas)

(Música)

Está muy hecho, está achicharrado, está demasiado guisado.

¿Te has enterado? He hecho una mierda de plato.

¿Ves? (RÍEN)

Así de claro, vamos. Nos gusta la síntesis.

Cocinas una cocina muy básica y estás en "MasterChef".

Te digo como a Jesús, porque sois dos toritos,

con mucho carácter, con muchas ganas y potencial,

si sabéis canalizarlo; con discusiones,

porque eres de los típicos que si no te gusta algo, gritas.

Si no me faltas no. Tienes tu punto macarra.

Eso dice la mujer, tengo voz de quinqui.

Puedes absorber conocimientos y aplicarlos, eres listo.

El primer día te ha tocado algo que no dominas

y, ahora, en lo que careces, debes trabajar sobre ello.

No te queda otra.

Era una cosa que me esperaba, que me iban a dar muchos palos,

cuando llegue a casa veré vídeos de despiece, de cocina

y esto no me va a volver a pasar.

Flo, ¿cómo estás? Muy contento.

Tan contento que no me he enterado de lo que ha pasado en la prueba.

¿Tus platos tienen nombre?

El de la izquierda se llama Bonito frañol oriental,

tiene una base de chalota, la parte francesa;

tiene esas patatas españolas y tiene el toque

de leche de coco oriental. -Este tío controla, ¿eh?

El de la derecha se llama Me cago en san Diez.

(Risa de Samantha)

Tiene leche de coco y base de kimchi.

Se lo dedico a los que van con prisas, siempre.

Bien puesto el nombre. Puedes ir deprisa, pero al baño.

Son dos platos fallidos, totalmente.

Presumes de que cocinas, pero no lo has demostrado aquí.

Presumo que cocino de las puertas de "MasterChef" para afuera.

Te has tirado el rollo y, ahora, te veo flojo.

Tenía que darme con el muro de frente, para...

Para deciros que os cagaréis la próxima.

Es lo que esperamos, Flo. De sabor, tampoco estaba tan mal.

Creo que apuntas maneras, tienes buena actitud

y para ser el primer día, está aprobado.

Vamos. -Me ha gustado.

Jesús, Jesús, que te veo muy hablador,

¿algo tienes que comentar que te gustaría decir?

Yo digo lo que tengo que decir en mi momento, y ya está dicho.

Si necesitas que vaya y le reviente la cabeza...

(RÍEN) -Pepe, lo que haga falta.

Saúl, lo que necesitéis para la Policía, aquí estoy yo.

Laura... ¿Qué?

Te he visto muy concentrada. Más que una pastilla de caldo.

Eso nos gusta en "MasterChef". ¿Y el nombre de los platos?

El de la izquierda, que es un entrante,

se llama "De tripas salpicón";

y el segundo, se llama el Bonito que quiso ser marmitaco.

Probemos, ¿no? Dale.

(Música)

(Música)

Lo has clavado con este plato, el nombre...

Porque no es un marmitaco, es un quiero y no puedo.

Y pica, además. El salpicón, por ejemplo,

la tripa no la he probado, pero la base estaba muy rica;

pero si me quedo con algo de ti es que da gusto verte trabajar;

desde fuera, buena pinta. -Gracias.

Saúl debería haber dicho:

"Coche 55, está muy rico el plato de Laura".

(Cierre de la emisora)

Me ha encantado esta primera prueba que he hecho

y lo que no me ha gustado tanto es que he sentido hambre.

Todo el mundo: "Vas a ir a 'MasterChef',

te vas a poner las botas". ¡No he comido nada!

Raquel. Eh... el primer plato...

"Pimentón bonito"; y el siguiente plato,

"Bonito Caprile",

Porque Caprile, para mí, es un poco eso,

ese pimiento fuerte, de sabor, pero yo lo he caramelizado,

porque Caprile, en realidad, es muy dulce.

(Música)

Me encanta el pimiento rojo asado, pero odio el pimiento

que no está crudo ni está hecho, por ejemplo,

el que tenías en tu sofrito; debe está marroncito.

Y todos pecan de lo mismo, ¿por qué hacéis tanto el pescado?

Muy hechos, muy hechos, mucha cocción aquí... Qué pena.

Creo que puedes ser una muy buena concursante;

imagínate que no nos conoces y nunca has hecho

"Maestros de la costura" y dices: "Vengo a cocinar, a evolucionar".

A ver si es verdad que lo veo.

A nivel de cocina, son dos platos de aprobar,

con dos defectos que hay que pulir;

y tengo ganas de ver esa Raquel que dice Pepe.

Gracias, chefs.

Ha sido la primera vez, en un plató, después de mucho,

que me costaba poder hablar, de lo nerviosa que estaba.

¡Gonzalo!

Me gustaba la idea de relacionarlos con el cine,

a este le he llamado "El último samurái",

porque ha sido la primera vez que he usado el cuchillo japonés;

y al otro le he llamado "Kill Bill",

porque tenía trozos de diferentes tamaños.

Sin saber bien en qué centrarme, he hecho el tartar

y, luego, el bonito a la plancha sobre una base de coliflor.

Lo que pasa es que la estética y las hechuras

ya te dicen de alguien que,

o cocina o visita restaurantes, por lo menos.

(RÍE)

Terre, ¿qué te pasa? No, que estaba...

Estaba escuchando y cuando has dicho

que no tiene experiencia, que lo hemos debatido entre todos,

me ha dado que me ahogaba, pero todo, bien.

¿Qué pasa? Ese es el rumor que corre.

Ha empezado con el discurso de humilde "yo no sé...".

Exacto. -Eso es.

Y, luego... (TERRE) Tracatrá.

Le habéis visto el plumero. Sí.

Vamos a probar. Sí.

(Música)

Lo peor es el puré de coliflor, que no sabe a coliflor;

pero el tataki está correctísimo.

A mí, la verdad, como presentación, muy bien;

muy visual, muy chulo, y el sabor es espectacular.

El enemigo a batir ha aparecido ya.

Huy, qué tirria le voy a coger yo al Gonzalo este.

Muchas gracias por este cable que me echáis. Me voy encantado.

Es que nadie se lo va a creer.

Pero que es que yo no he cocinado en mi vida,

eso es una realidad palmaria.

"Josi", por favor. Josie, ¿no?

Josie. Pero dime "Josi" si quieres.

No, no. Tú me dices "Josi" y yo ya te meto

en el cajón de "Josi". He escuchado "Josi", "Jeisi".

Josie. Sí, sí, sí.

Josie, perfecto. Nombre de tus platos, por favor.

Eh... eh...

Descarte de bonito perdido en Liliput.

Es que me encanta el pitiminí en la vida, en los platos

y en la cocina también.

Yo he intentado cuidarlo y degradar cada una de las puntitas

y todo eso, que a mí me gusta, soy muy fan.

¿De qué? ¿De la puntita degradada? De la puntita degradada.

Del saquito. De toda la vida.

Del atadillo. El atadillo me encanta.

Pero que no me lo como.

Me gusta verlo, pero luego no me lo como.

Oye, ¿qué es lo de puntita degradada?

La corto y la degrado con el pelador,

entonces va de verde a blanco y queda degradé.

Tú tienes que coger la puntita nada más con la dijonnaise.

Cortas y comes todo "clin, clan, clun... pum".

Y luego tiene... me encanta...

Luego también me gusta imaginar cuando hago un plato

quién se lo va a comer y me parece que las grosellitas esas

son como muy sexy aquí, como...

Resumiendo: puntita y "padentro".

Sí, es un poco esto. Ese es el resumen.

Resúmelo como quieras, pero es "clin, clan, clun... pum".

Este platito también tiene puntitas.

Y tiene su título y todo. ¿Cuál es, por favor?

Lacrimosa de bonito.

Liliput es precioso. Pero no trinches el Liliput así,

porque claro, te lo cargas. -Después de todo...

O sea, estás matando... -Después de todo el discurso.

Estás acabando con una ciudad.

O sea: "Pim, pam, pum y dentro", pero no lo hagas así.

Porque claro, es que... O sea, si mezclas la dijonnaise...

Si le sale bueno es bueno,

pero es poner verdura al vapor, no me jodas.

Eres habilidoso, porque con la estética has conseguido

que el plato esté bien. Está rico y tiene sentido.

Y en este está muy hecho, Josie. ¿Está muy hecho?

Muy hechísimo. Vino Samantha a la conversación.

Cuatro puntas degradé...

Si tenías el fuego apagado, qué morro tienes.

No, lo he apagado cuando os he visto.

Las puntas están muy bien, la verdura está bien tratada,

la salsa está rica. Tienes la gracia de hacer

una cocina diferente, muy tú. El plato y tu pijama es igual.

Sí, desde luego me he mimetizado con Liliput, porque vamos...

como puedes comprobar es un poco fuerte.

Si lo hubieses puesto sin ninguna historia sería un plato más,

pero la verdad que con la estética que nos has puesto aquí

pasa a ser un buen plato, a mí me ha gustado mucho.

Muy rico. -Gracias.

Melanie. Lo primero un...

bonito llorón enrabietado.

Lo otro sopa menos bonita.

Mira, tenía una... he sido muy poco inteligente

y muy obediente.

Te noto muy tensa. ¿Qué te pasa?

Sí, porque estoy acojonada, con perdón.

Porque yo no... Se te nota tensa, Melanie.

Estoy, porque ponerme a examen me cuesta un poco, la verdad.

Se tú, mujer. Suelta, suelta.

Relájate, disfruta, aprende, evoluciona.

Vale, este es me imagino... Ese es el mojón.

Este es el último ya del retal que no sé qué hacer

y tiro unos trocitos de bonito muy chiquititos ahí.

No es un buen comienzo. Los platos no están ricos,

no están apetitosos, tampoco están bien presentados.

Bueno, queda todo por mejorar y va a depender

de lo que tú quieras dar. Vale.

Melanie, la cocina es una forma de expresión que habla

sobre nosotros, sobre quien somos.

Y para transmitir todo eso se tiene que querer hacer.

Tú hoy no has querido hacerlo.

Has venido prudente a ver qué pasa. Lo veremos en las siguientes

pruebas si estás, porque ahora mismo es difícil

analizarte con lo que has hecho. Vale.

Es que tensa un poco porque es un poco patíbulo.

O sea, yo aquí me siento un poco como María Antonieta, te digo.

O sea, de verdad, te sientes... es muy estresante.

Yo creo que la mayor sorpresa que se va a llevar la gente de mí

es mi capacidad de trabajo.

O sea, tú no llegas a la moda

y estás casi 20 años si no eres una fiera del trabajo,

porque es que... es imposible.

Ainhoa, ¿cómo se llaman tus criaturas?

El primero es Madame Butterfly.

¿Os lo cuento u os lo canto? Cántalo.

Hombre, por favor. Cántalo mejor.

(CANTA) #Cántalo...#

(CANTA ÓPERA)

(CANTA ÓPERA)

(CANTA ÓPERA)

¡Bravo!

(Aplausos y vítores)

Yo también lo voy a cantar.

Qué burrada.

Eso es jugar un poco con ventaja.

Y el segundo es el cuarto acto de Carmen.

(CANTA ÓPERA)

(CANTA ÓPERA)

(CANTA ÓPERA)

(TARAREA)

¡Bravo!

¡Bravo! Yo ya no me atrevo a decir nada, ¿eh?

Ahora canto yo, ¿eh? Qué burrada.

Eso no es mérito, el mérito es el...

el si consigo hacer algo con lo que no es mi medio.

Eh...

Me quedo con este segundo plato.

La base, la cebolla y el pimiento le falta un poquito.

Pero de sabor muy rico y el producto principal,

que al final es lo importante, en su punto, así que muy bien.

Y además orgulloso de haber vivido esta presentación tan bonita

que me ha puesto la piel de gallina.

Cómo cantas, Ainhoa. Gracias a Dios.

La cocina... ahí estamos más bajitos de nivel.

Tienes un sofrito que está... que le falta cocinar,

está crudito crudito. Claro.

Y el otro plato es muy sencillo, digámoslo así.

Yo creo que puedes evolucionar,

y eres una mujer pasional y perfeccionista,

pero nos tienes que hacer caso y tenemos que aprender

a convivir mi carácter con el tuyo. Sí, chef.

Solo espero que Perico se haya traído la bici.

Pues sí. ¿Y cómo se llaman tus platos?

El de mi izquierda le he llamado Bonito Tourmalet.

El Tourmalet para el mundo del ciclismo tiene una trampa,

que es el Pic du Midi.

Entonces el otro es Bonito Pic du Midi

y es un poco en honor a la trampa que nos habéis hecho hoy.

Muy bien, Perico. -Pobre de nosotros.

Y las zanahorias será de cuando alguno te metía palos en la rueda.

Las zanahorias me han salido buenísimas.

Eso lo tenéis que probar, lo otro...

¿Qué está, fuerte? Pues está cogido del...

Está muy malo. ¿Ah, sí?

Sí. No me digas eso,

si lo he probado y estaba orgulloso yo y todo.

Yo estoy seguro, Perico,

que en algún avituallamiento has comido mejor.

De lo mejor que hay en el plato es la zanahoria.

Yo lo estaba diciendo yo. El resto es un amasijo de cosas.

¿Qué se dice siempre de ir en bici? Que uno nunca se olvida.

Nunca se olvida, sí. Pues tú eres el deporte,

eres historia de nuestro país del deporte.

Utiliza esos principios, esas actitudes tan buenas

que tiene todo buen deportista para crecer y aprender

nuestro oficio que es muy bonito.

Recojo la crítica. Yo me siento muy perdido,

nunca he cocinado. Te vamos a ayudar,

vamos a ver hasta dónde llegas. Claro que sí.

Bueno, me sabe mal decírtelo, pero no me han gustado los platos.

Pero sí que es verdad que estamos al principio del programa.

Así que toca trabajar, que tú de eso sabes mucho.

Veo que encajas bien las críticas, así que "palante", sin miedo

y nada, y a trabajar. -Gracias, Saúl.

Hay que currar mucho. -Venimos a aprender.

Yo ahora mismo aquí me planteo entrar dentro del control.

Es decir, no quiero ganar, yo lo que quiero es estar ahí.

Nicolás, ¿cómo se llaman tus platos?

El primero se llama tataki de bonito

sobre un lecho cítrico de cebollita y ajetes

con guarnición de patata con esencia de romero.

La literatura es ese de ahí. Sí.

Y esto qué será. Poesía, claro. Claro, el lecho está ahí.

El lecho. Aquí hemos ido más a lo sencillo

y son unos daditos de bonito al ajillo

con tierno de trigueros y patata de guarnición.

Tienes un discurso pretencioso para el primer día.

No, es la literatura, es el léxico.

El lecho suena como muy grandilocuente...

Mira, grandilocuente, me salen unas palabras...

pero era por meterle un poquito de poesía.

Nicolás, ¿cocinas normalmente en casa?

Yo cocino de supervivencia porque vivo solo,

pero reconozco que en estas semanas le he cogido mucho gusto y...

y aunque me fuera en es...

Sí, eso es cola de pescado. Hay cositas del pescado

que no se comen pero que bien fritas se pueden comer. Esta no.

Ni al horno ni nada.

No, no. No, vale.

Hay una salsa que está rica, un bonito que está bien marcado,

puré intenso, una cebolla excesiva pero bien cocinada.

Está rico, está todo bien, está perfecto.

Has marcado un nivel importante, Nicolás.

Bueno, no era mi intención. Encima con un discurso depurado

y potentón, mostrando la artillería.

Gracias.

Aquel plato me ha encantado, me ha dejado un sabor espectacular.

Para comer en casa a mí esa cantidad me vale,

pero para presentar aquí a lo mejor un poco más sutil,

Pero de sabor, increíble. -Vale.

No me voy a enrollar. Tus platos están muy buenos.

¡Bien!

¡Bravo!

Gracias. Muchas gracias.

Raquel, ¿qué tal estás? Preséntanos tus platos.

Aparte de todas las flores que le habéis tirado ha sido

un compañero increíble, así que se llama Bonito Coronado.

¡Oh!

Entonces el otro te lo dedico a ti

y lo voy a llamar el Invitado por sorpresa.

No te gustan los chicos guapos. No, anda que no.

Son las hormonas. Anda, mírala, mírala.

Están pensándolo, que es buena señal.

No está mal, no está mal.

Se ve que ha intención, que hay ganas.

El plato de Saúl creo que Saúl se merece algo bastante mejor.

Sí, desde luego. Te lo tengo que decir.

Ha trabajado muy bien la estética. Este plato es muy bonito,

pero se queda un poco a medias en el sabor.

Aquí ya te ha pillado el toro.

Te has bloqueado y has hecho una patata más menos rica

con un bonito, que por lo menos respetas el punto de cocción.

O sea, que también ahí tienes algo a tu favor, dice cosas de ti.

(Risas)

¡Tía!

El amorcito que estoy cogiendo a la cocina...

ya es un tesoro que me voy a llevar yo para siempre.

Lucía, ¿cómo se llaman tus platos?

Este es Poda en la huerta.

¿Le tengo que podar? Ese es un tartar.

¿Y este cómo se llama?

Es un amanecer en Valencia.

Y eso es el sol, claro. Ese es el sol, sí. Qué bien.

Con una imaginación...

No me mires con cara rara, por favor.

Está bueno.

Me gusta el tartar, ¿eh?

Un poquito más de chispa le hubiera ido bien.

Aquí se intuye que hay alguien que tiene gusto.

Está muy bueno.

El tema de la poda no me hace gracia, pero...

Entiendo que es un poco infantil.

Para el Junior nos hubiese gustado.

Bueno, a mí el tataki si le faltaba un peldaño de sabor.

Pero el de la poda, espectacular.

Muchas gracias.

Qué bien.

Por lo menos en la primera cata he salido airosa.

Y, mira, genial... genial.

Estoy superorgullosa de mí y de lo que he hecho.

David, ¿cómo se llaman tus creaciones?

Pues el de la derecha es...

Soles de bonito tumbado sobre calabacín patillero.

Y el primero es...

bonito sobre arena de calabaza.

¿Sobre o bajo?

Eh... sobre. ¿Está por debajo la calabaza?

Ay... eso.

"Barrio Sésamo". Arriba, abajo.

Arriba, abajo. -Estamos todos fatal.

Bueno, no se sabe si es una pechuga de pollo...

O sea, está pasadísimo,

el puré de calabaza no está aliñado.

Qué poca vergüenza tienes, David.

Había cogido lo justo. Eh... vamos a probarlo.

Has hecho una lámina de calabacín, ¿no?

¿Y la has hecho a la plancha o al horno?

Sí, ahí a la planchita y lo he puesto a última hora.

Y un taquito de bonito encima. Es que solo tenía eso.

He cogido tan poca cosa.

Lo que falta es mucho de cocina, pensamiento, falta construcción.

Está en tu mano que te pongas las pilas

para empezar a subir el nivel.

Tengo que decir que he sospechado que no estaba muy bueno

porque ha pasado un gato, lo ha mirado y se ha pirado.

David, y todos si queréis, esto acaba de empezar,

hay muchos recursos como decía Pepe.

La Escuela Online por ejemplo es un recurso.

No lo parece, pero la he mirado. No la has entendido, míratelo bien.

Porque si te fijas la Escuela Online tiene episodios.

Ponte en el uno, porque tú has querido hacer el diez.

Y a partir de ahí...

despegas. O me la pego.

No, no, va a despegar.

Claro, es que yo en Eurovisión yo sabía a lo que iba.

Iba con mi personaje, con mi peluca y más o menos cantaba mal,

pero bueno, la gente me había votado y yo iba para allí.

Pero aquí no me ha votado nadie.

Creo que gano. -Que sí.

Creo que gano. -Sí, sí.

Te han cogido cariño.

Aspirantes, la cata ha terminado y toca deliberar para decidir

quién ha hecho el mejor plato.

Pero antes tenemos que despedir a nuestro queridísimo Saúl.

Saúl, muchas gracias por venir.

Un placer tenerte aquí. Un placer.

Nos vemos pronto. Muchas gracias.

¡Majete! ¡Vuelve pronto!

Vuelve pronto, Saúl. Suerte. Que vaya bien, ¿eh?

Y a disfrutar.

Aspirantes, ahora sí tenemos que deliberar para elegir

el mejor plato de este reto.

Os recuerdo que ese mejor se llevará los 4.000 euros

que podrá donar a la ONG que quiera.

Mis pobres ONG lo van a pasar fatal.

Y ahora a comerme el marrón de la capitanía...

(Risas)

Bueno, estarás contento, ¿no? Está bien.

Sí. -Creo que vas a ganar.

¡Ya, ya, ya!

Bueno, como digáis Juanjo me... -Déjame en paz, anda.

¡Hostia, con lo poco que domino el pescado! ¡Qué de puta madre!

¡Es acojonante, tío!

Pues cuando os haga la liebre os vais a cagar.

Aspirantes, en este primer reto hemos querido que aprendáis

cuanto antes dos de las máximas de "MasterChef":

por un lado, que aquí no se desperdicia comida.

Y por otro lado la importancia de compartir.

Hay que ser buenos compañeros aunque seáis rivales.

Hemos visto que algunos de vosotros habéis hecho un plato decente,

pero el segundo ha fallado.

Y también ha habido los que han hecho

dos platos fallidos.

Y esos aspirantes son...

David. ¡Ay, yo quería capitán!

(Risas)

Melanie, Perico,

Jesús y Juanjo.

Afortunadamente ha habido cinco aspirantes

que nos han presentado unos platos trabajados, con sus matices,

pero que nos han gustado bastante.

Esos aspirantes son...

Celia,

Josie,

Nicolás,

La Terre

y Gonzalo.

Celia, en tu marmitaco se ve la mano de una cocinera

de toda la vida acostumbrada a cocinar.

Pero te falta perder miedo.

Por eso estoy aquí, a ver si pierdo el miedo.

¿Estás más tranquila? Yo te he tratado muy bien.

Sí, pero como me han dado tantas hostias en mi vida

las llevo muy clavadas.

Ese miedo terrible que tengo a la crítica dura.

Lo tendré que superar.

Aquí no estamos para dar hostias, estamos para enseñar.

Por eso estoy aquí, porque quiero aprender a vivir.

A disfrutar. Claro, mujer.

Pues queremos que aprendas a vivir con nosotros, Celia.

Muchísimas gracias.

(Aplausos)

Me gustaría que la gente viera

a la auténtica Celia Villalobos, a la persona,

que, joder...

no es tan fuerte.

Celia, libertad absoluta para divertirte, para aprender

y para disfrutar con nosotros. Así que disfruta, mujer. ¿Vale?

Sí, chef. Perfecto.

Este plato se lo dedicaría tanto a Jordi como a Pepe,

porque han hecho algo que hasta ahora no ha hecho nadie conmigo.

A mí no me ha visto nadie llorar.

Josie, me ha encantado la estética de tu plato.

Gracias.

Y lo más importante, has respetado el producto principal.

Sigue por ese camino.

A ver... Y sigue echándote bruma.

Ah, bruma total, cada 45 minutos.

Claro.

Nicolás, en tus platos vemos un buen trabajo, hay fundamento

y la mano de alguien que cocina.

Nos ha gustado que los puntos de cocción

del bonito estaban bien y las ideas eran buenas.

Muy buen principio. Muchas gracias, chef.

Terre, en tus platos hemos visto

trabajo y buen aprovechamiento de la materia prima.

Tienes ideas, aunque también defectos.

Sabemos que puedes hacer más

y queremos ver esa mano de cocinera.

La veréis, estoy convencida.

¡Que les ha gustado el plato!

Yo me he quedado... loca loca loca, ¿eh?

Gonzalo, sabemos que te gusta salir a comer y has sabido

reproducir en tus platos esos sabores de la cocina japonesa.

Es un buen punto de partida,

pero te falta mejorar el acompañamiento.

Ten por seguro que tus compañeros te van a vigilar de cerca.

Mis compañeros están todos indignados.

Tampoco voy a perder energía en dedicarme a convencer a la gente

que no he cocinado, porque lo van a ver.

Pero es verdad que he tenido suerte en que lo de hoy

iba bien con crudo. ¿Qué quieres que haga?

De los cinco los dos mejores

aspirantes de este primer reto han sido...

Nicolás.

Nicolás.

¡Toma! -¡Bien!

(Aplausos)

Gracias. Y Gonzalo.

¡Venga! -Gracias.

El partido de hoy por lo menos lo hemos salvado,

consciente también de la que me va a caer y por dónde.

Y de los dos el que mejor ha trabajado en este reto

y que por tanto se va a llevar los 4.000 euros

para la ONG que elija es...

Nicolás.

¡Bien! Felicidades.

¡Bien! -¡Vamos ahí!

¡Bien!

Cansado pero también con el subidón de haber triunfado hoy.

Y he dejado un nivel que intentaré pues... pues repetirlo.

Nicolás, cuéntanos para dónde van esos 4.000 euros.

Pues va para Ayuda en Acción,

que es una ONG con 25 años ya de carrera,

y trabaja en todo el mundo mejorando un poco la vida

de las personas más desfavorecidas capacitándoles en diferentes tipos

de labores y que ellos puedan por sí mismos ser independientes

y tener una vida digna.

Para ellos va.

Lo que más me gusta de todo esto es el haber podido donar

esos 4.000 euros y ojalá también para quien no la conozca

se animen un poquito ahí a... a echar una mano.

Nicolás, Gonzalo, habéis empezado con muy buen pie en estas cocinas.

Si ha sido la suerte del principiante o sois

dos rivales a tener en cuenta

lo descubriremos en el siguiente reto.

Vámonos, que tengo ganas de veros currar mucho en equipo.

Vamos allá. ¡Vámonos!

¡Gracias!

Estrenamos prueba por equipos en una de las fortalezas

más impresionantes de todo el país, el Castillo de Jaén.

Ubicado en lo alto del Cerro de Santa Catalina,

su silueta domina la ciudad y ofrece unas vistas privilegiadas

de los olivares que la rodean.

Porque si a algo sabe Jaén

es al mejor aceite de oliva virgen extra.

Sin duda un escenario imponente en el que vamos a intentar

que los nuevos aspirantes aprendan algo que siempre les cuesta

al llegar por primera vez a nuestras cocinas:

cuando uno recibe invitados hay que pensar en grande.

Aspirantes, bienvenidos a Jaén y bienvenidos también

a vuestra primera prueba por equipos.

Supongo que estaréis nerviosos. Y si no lo estáis, deberíais.

Ah.

Porque si algo caracteriza

a las pruebas de exteriores es el estrés.

Mira cómo se ríe.

Aquí no basta con conocer las recetas,

ni siquiera con tener buena mano para la cocina.

Preparar un servicio multitudinario exige una capacidad

de organización brutal, casi un don diría yo.

Ay, los nervios qué malos son. ¿Cuántos de vosotros

habéis cocinado para más de 35 comensales?

Para más de 35... tú.

No. Coño, cállate. Yo no he levantado la mano.

Yo no quiero decir nada, pero Lucía.

Qué malos sois.

¡Van saliendo, van saliendo! ¿Quién da más? ¡Vámonos!

Yo, pero a 40 he llegado, de ahí no he pasado.

Pues capitanes. -¿Qué dices?

Caray... ¿solo dos de dieciséis?

Vale. Estamos apañados.

Se masca la tragedia.

Pues preparaos para hiperventilar porque hoy cocinaréis para...

cien comensales.

(PROTESTAN)

Madre mía.

Y lo que se avecina es un batacazo histórico.

Ay, por favor, ya tengo el estómago fatal.

Nicolás, Gonzalo, por haber sido los dos mejores

de la prueba anterior tendréis el gran honor de ser...

¡los primeros capitanes de esta temporada!

¡Bien!

Lo estaba deseando.

¿Estáis contentos con el regalo?

Estamos efervescentes, vamos. Sí, sí, sí.

Lo que siempre deseé.

Ser capitán es un marrón... pero bueno, o sea, tremendo.

Yo creo que de positivo tiene poco.

Atención, capitanes, porque no vais a ser vosotros

quienes decidáis con qué aspirantes trabajáis.

Qué horror.

Lo vamos a dejar en manos del azar.

Seguiremos siendo amigos todos.

Aquí dentro hay siete fichas rojas y siete azules.

Sencillo, ¿no? Sí.

Venga. Raquel. Mira qué bien.

Sin mirar.

¡Ay! ¡Ah!

Venga. ¡Oye!

No miréis a los ojos.

Rojo. Rojo.

¿Me lo llevo? David.

Ah, ¿David también está aquí?

También participa en esta edición.

Azul. Azul. Josie.

A ver...

¡Ah! Este es un valiente. No, es que... o sea, ponerme

una sudadera color salmón no me la he puesto en mi vida.

Porque yo cocinar... cocinar no he cocinado,

pero adaptarte a esto... Céntrate en la bolsita.

De verdad...

Rojo. Rojo. ¿Te viene bien el rojo?

¿Qué te pasa? Samantha, a quién se le ocurre

esta combinación. Que a mí no me importa ponerme

un uniforme, pero es que me siento Chenoa por arriba,

Bisbal por abajo y en el año 2.000.

¡O sea, no puedo más!

¡No puedo más!

He estado a punto de abandonar, os lo digo a todos.

Así llevo yo ocho años.

(Risas)

¿Tú cómo le vestirías a Pepe? Yo creo que hay un problema

de talla ahí bastante importante. Está un poco estrecho.

O sea... Estoy contigo.

Estoy deseando andar por mi pueblo como tú me vistas.

Eso va a ser genial. Claro que sí.

Continuemos con lo de la cocina y el saquito.

Raquel Meroño, por favor.

Rojo para Raquel.

Terre. Rojo también y ya sabemos,

el resto azules.

Qué majo.

Soy más del azul que del rojo. A ver qué te sale.

¿Ves? Soy una mujer con suerte.

Tus deseos son órdenes. Chicos, soy azul.

Jesús, tengo una cosita por ahí para ti.

A ver... No se te ve muy contento.

Cuidado, cuidado, esa mano...

Luego no te enfades conmigo si no sale el color que te gusta.

No, no te preocupes.

Rojo. ¡Ay, rojo que te cojo!

Esa fuerza. Ainhoa.

Porque estamos en lo que estamos, pero te tengo que comer los morros.

No hoy, claro. Tenemos mucho tiempo.

Y además no quiero ni mirarte a los ojos porque me pones mucho.

¡Uh, qué bien! ¡Rojo!

Vaya equipazo.

Flo, a fichar. Quiero...

no elegir, sino comprar directamente.

¿Qué equipo quieres? El rojo.

(Risas)

(IMITA A RAJOY) Voy a sacar el rojo, Celia,

a ver si me da un sarpullido.

¡Ay, qué pánfilo es!

(Risas)

Ahora empezamos, ¿eh? Mete la manita. Sin mirar.

¿Qué haces? ¿Qué haces?

¿Qué tocas?

¿Pero quieres meter la mano ahí? ¿Ya?

Sí. Una... ¡oh!

¡Vamos, vamos!

(CANTA) ¡Uh, uh, uh, uh!

Que te pires.

Flo, nuestros amigos de "Typical Spanish" nos han dicho

que eres muy tramposete, y se está viendo.

¿Te he dicho yo que tus amigos de la Escuela de MasterChef

están todos hartos de ti?

Que es que eso tú no lo sabes.

Pues rajan todos de ti...

(Risas)

¿De verdad que va a haber porras?

Vamos a continuar. Melanie.

¿Tienes alguna preferencia? Azul.

Pues tus deseos son órdenes.

Lucía. ¡Vamos, Lucía, coge una azul!

¿Alguna preferencia? Azul.

Azul.

¡Bien, Luci! ¡Aúpa!

Venga, Perico. El único rojo que queda.

Ah, no. -¡Aaaay!

Venga, Juanjo. -Cuidado con Juanjo.

Rojo, rojo, rojo.

Azul. -¡Bien!

(Aplausos)

Equipazo equipazo, chicos.

Celia.

Como me salga el rojo te vas tú a enterar.

Celia, si sale el rojo vienes en mi equipo

y tenemos que planificar la política para cocinar.

Me va a salir rojo.

¡Bien!

(TERRE) Te va a salir rojo.

¿Qué te dije? -¡Roja!

Tu fichita. No quedan más. ¡Azul, bien!

Eres un amor. Lo sé.

Que guay, Laura, cómo decides tu futuro.

Nicolás, por haber sido el mejor de los dos te corresponde a ti

elegir qué equipo quieres liderar. Vale.

Te advierto que cada color trae unos platos asignados.

Vamos a apostar por el azul. El azul.

Lo tienes clarísimo. ¿Por qué?

Porque David sé que está súper mega motivado.

Eso sí. -Lucía me da mucha tranquilidad

y si toca caza o algo pues confío mucho en Juanjo

para el primer paso de todo.

Bueno. -Bueno.

Por tanto, Gonzalo, tú serás el capitán del equipo rojo.

Me encanta tomar decisiones en todo esto.

Tranquilo, vas a tomar decisiones. Ya me imagino.

Pues coged vuestros delantales y poneos por equipos, por favor.

Me ha encantado esto del azar porque elegir a dedo este sí,

este no, pues al final iban a crear ahí pequeños resentimientos.

¡Venga, vamos "pallá"!

Me considero muy conectado con el mundo natural.

Tengo cabras, gallinas, perros...

Vivo en el campo, me encanta el mundo animal.

De hecho pinto...

y en mi pintura siempre pinto animales.

A mí me alimentan mucho los animales, me parece que tienen

una energía muy pura, muy limpia.

Hola, muy buenas. -Pues aquí está "MasterChef",

que me he metido en la aventura. -Vaya aventura.

Sí, me van a hacer sufrir.

Pero bueno, a ver su aprendemos a cocinar un poquito.

Este no ha cocinado en su vida.

Bueno, mi cocina de supervivencia: pizza, pasta.

Ya, tío, pero esto son palabras mayores.

Me pongo las pilas y ya verás.

Dejo los pinceles, cojo las sartenes...

Es un lujo lo que tienes entre manos, así que disfrútalo.

A la hora de afrontar "MasterChef"

tengo el miedo de no estar a la altura.

Lo que puedo prometer es que me voy a poner las pilas

a tope e intentar poner un poquito de esa creatividad

del mundo pintura pues en esos emplatados,

que al final me parecen lienzos a rellenar con colores y sabores.

A ver, atención, equipo.

Nicolás, te veo con el delantal de capitana.

No sé si ha sido a propósito.

Estaba buscando el equilibrio de la parte racional masculina

y la parte creativa y amorosa de la mujer.

Menudo cuento chino. -¡Precioso!

¡Capitana, capitana, capitana!

Vas a ver qué amorosas somos cuando estemos dentro de la cocina.

Sí, sí. -Vas a verlo, vas a verlo.

Ahí queda, ahí queda.

Josie, ¿estás más contento ya con el delantal tapando

el estilismo, la mezcla de colores con el salmón?

No te puedes imaginar lo que he ganado.

¿Ah, sí? Soy otra persona.

¿Ah, sí? No, es que me llega a tocar

ese azul con este salmón y ya abandono.

O sea, te lo digo en serio.

¡Es que me vais a hundir!

O sea, es que no sé... me encuentro muy mantenimiento.

O sea, súper mantenimiento.

Pero soy otra persona, de verdad.

Te lo había visto, por eso te lo he preguntado.

Sí, me has visto otro rictus. Sí.

Es que al principio... ¿tú sabes lo que es por primera vez

en tu vida ponerte una sudadera salmón?

O sea, eso lo he vivido yo hoy en Jaén.

Es muy duro, muy duro...

Vamos, una cosa loca.

(Risas)

Ahora sí, los cuatro platos están basados en recetas

tradicionales de Jaén y tienen como hilo conductor

el ingrediente estrella de esta tierra, ese riquísimo

aceite de oliva virgen extra que tanto nos gusta a todos.

Empezaremos con el entrante,

que cocinaréis vosotros, equipo azul.

Asadillo de pimientos con huevitos poché,

espuma de aceituna y polvo de jamón.

Bueno, la espuma de aceituna

me sale ideal, chicos.

Bueno, me he criado entre polvo... digo, espuma de aceituna.

Polvos serranos, ¿no?

Continuamos con el equipo rojo.

Madre mía.

Cocinaréis un primero.

Trucha asada con salsa de coco e hinojo y aire de vermú.

¿Qué ha dicho? ¿Ha dicho trucha? -Trucha asada.

Pero que estamos en Jaén. -Pues habrá río, tía.

¿Ha dicho trucha? Con leche de coco.

Con un toque oriental. -¡Qué fuerte!

Equipo azul, el siguiente plato es vuestro.

Es un segundo y consiste en...

Perdiz en escabeche con verduritas torneadas y parmentier.

Juanjo, estarás contento.

El escabeche nunca lo he tocado,

pero solo por la perdiz ya estoy contento.

Y para rematar el equipo rojo va a tener que hacer un postre.

Buñuelos de viento rellenos de compota de cerezas

y chantilly de naranja.

Ay, qué bueno. Capitanes, ¿estáis contentos

o arrepentidos de vuestra elección?

Felices, contentos, tremendamente.

(CANTA) #Hoy la truchita se limpia así.#

#Uno, desespinar.#

#Dos, quitar escamar.#

#Tres, sacar la sangre.#

Cuatro, cómetela si puedes, claro.

O sea, vamos a hacer un plataco que van a fliparlo todos.

Aspirantes, como ya sabéis cocinaréis para cien comensales.

Todos ellos son habitantes de Jaén, de modo que conocen a la perfección

el gran potencial de estos sabores.

Disponéis de 150 minutos para replicar las 400 raciones.

Como en cada edición nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios para cocinar,

y donará el excedente que no utilicéis a comedores sociales.

Muy bien. Mucho ojo con las cantidades

porque el desperdicio tiene penalización.

Estoy encantada con mi equipo, es muy completo.

Vamos a subir esa pendiente en bici, o sin bici, o como sea.

¡Vamos, Perico! ¡Vamos arriba!

¿Preparados para enfrentaros

a vuestra primera prueba por equipos?

(TODOS) ¡Sí, chef! -Claro.

¡Pues corred a por ingredientes y a cocinas en tres, dos, uno, ya!

¡Ay, ay, ay! -¡Vamos que nos vamos!

¡Venga!

¡Vamos, chicos! Vamos, aspirantes.

Venga.

Así.

Qué energía, por favor. Venga.

¡Sayonara! -¡Suerte!

Te tenemos sitio. -Okey.

Os recuerdo las normas. Empezará a cocinar primero

el equipo azul y 15 minutos después lo hará el equipo rojo,

porque la salida de platos es escalonada.

¿Lo tenemos todo claro?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Pues, Nicolás, vuestros 150 minutos de cocinado

empiezan en tres, dos, uno...

¡Adelante! ¡Venga, chicos!

Primero, guantes. Suerte. Me voy.

Vale, vamos a ponernos los guantes, chicos.

Va, reparte mientras. -Necesito un bol para los huevitos.

Me alejo porque tengo que hacer cirugía, cirugía.

Cariño. -Vamos a tope con los pimientos.

¿Cuántos pimientos asados has hecho en tu vida tú?

Yo no sé hacer escalivada.

Yo una vez creo que los hice. -Te abro, vamos.

Para su primer plato el equipo azul debe asar los pimientos

hasta que la piel se despegue. Después de pelarlos los cortarán

y freirán con ajos y tomates.

Terminarán el plato con polvo de jamón,

espuma de aceituna y huevitos poché.

¡Primer huevo, señores, de los 200 que hay que hacer!

¡Venga, tira! ¡Tira huevos!

Como todo en la vida, con dos huevos.

Hay que volar, tenemos cuatro bandejas de estas.

Te tienes que sellar dos y luego otras dos.

Vale, perfecto.

¿Cuántas le metes? -Las que te quepan.

¿Sí? -Que yo no te mando, ¿eh?

No, no, tienes que decirme, tío.

Una vez que las perdices estén levemente marcadas

deben cocerlas en escabeche el tiempo necesario

para que cojan sabor y se cocinen.

Las acompañarán con verduritas torneadas y parmentier.

Vale, jamón... Voy cortando yo jamón.

¿Así este doradito está bien? -Yo creo que está mucho fuego.

No las quemes, vete dorándolas.

Ahí huele a quemado. Bájale.

¿Sí? -Sí, que huele a quemado ahí.

Las tienes que sellar por todos los costados.

Dale vueltas para un lado y otro. Se te están quemando, tú.

Vale. -Sácalas ya, tú.

¡Huele a quemado, azules!

¿Quemado? -¡Huele a quemado!

Ya está, ya está. -Mucha boquita tienes.

Yo no digo nada. Huele a quemado.

Échale un chorro más de aceite si no no lo sellas eso.

¿Y tú cómo sabes tanto de hacer estas cosas, tío?

La perdiz es de las pocas cosas que hago en casa.

Lo que pasa que para mí la perdiz en la nariz.

Yo la cazo, la dejo en casa y la cuelgo un par de días.

Al día siguiente le saco la tripa y al otro día ya la cocino.

Yo soy de campo más que las amapolas.

En mi DNI pone: Juan José Ballesta. Actor.

Actor y campero, porque de finolis no tengo un pelo.

(GRITA CONTENTO)

Los animales son mi pasión. Sí que es verdad que como animales.

Soy cazador, soy pescador.

¡Qué orejas tienes, tronco! ¡Estas me las como yo, pero vamos!

Pero también es una forma de estar conectado con el entorno.

Si por algo se me conoce es por ser un chaval de barrio,

por ser trasparente, decir las cosas a la cara

y por estar muy pendiente de mi gente y no le falte nada.

Lo que más me gusta es reunirme con mis colegas y comer,

porque yo soy de buen yantar y me gusta que se vayan contentos.

¡La vida de la granja es la vida mejor!

"MasterChef" me va a aportar mucho.

La gente dice que le cambia la vida.

A lo mejor se la cambio yo a ellos. Que se agarren, que va el Ballesta,

que voy a poner las cocinas patas arriba.

¡Perico, que vas a piñón fijo!

No, ya estoy acabando, ya estoy acabando.

Muy bien, Perico. -Esto es más lento... no me cunde.

Ahora te ayudamos.

(CANTA) #¡Perico, ya no eres mi novio!#

(LUCÍA CANTA) #No me importa.#

(CANTA) #Me has dejado plantada por los azules.#

Que canten, que canten, que ya llorarán.

(CANTA)

(TERRE CANTA)

#Soy la Terremoto y vengo de Alcorcón#

#y yo ya estoy aquí de promoción.#

A tope.

(CANTA) #Te vendo este vídeo, nena, de aerobic,#

#está pensado, mi vida, para ti.#

Que no te calle la Terremoto de Alcorcón, tío.

Pero métele, dale género chico, grande y de todo.

Equipo rojo, ¿preparados para currar?

(TODOS) ¡Sí, chef! ¿Y sudar?

Pues vuestros 150 minutos de cocinado arrancan

en tres, dos, uno... al lío.

¡Vamos! ¡Guantes, chicos, guantes!

¡La olla, la olla, la olla!

Venga. Estos guantes me quedan grandes.

(RÍE)

Gonzalo, ¿qué hago? -Tú, machote, conmigo.

Contigo. -A limpiar truchas.

¿No había otra cosa mejor? Es que de verdad...

¿Encima te quejas? -No, no me quejo, pero...

Me llevo esto. -Madre mía, madre mía...

pobrecicas.

"In nomine Pater et Fili..."

Para su primera elaboración el equipo rojo tiene que cortar

y limpiar los lomos de las truchas y preparar una salsa de coco

e hinojo como base del plato.

Por último terminarán con aire de vermú.

Celia, ¿cómo vas? -¡Chucuchú! A tus órdenes, jefe.

Te he puesto aquí con Flo al lado. Te quejarás.

Celia, no me hagas nada, ¿eh? -Flo, tú mucho rollo, mucho rollo

y muy poca manteca al bollo, tío.

Gon, mira, te voy a sacar los lomos y ya lo pones bonito.

No te preocupes en quitarlas todas, quita solo las más gordas.

¿Seguro? -Sí.

Tiene muchas, ¿eh?

Yo quito lo verde y tú el corazón. -En cadena, en cadena.

Pues toma, toma.

Venga, quito lo verde.

Tengo que hacer cinco kilos de esto, como lo veis.

Cinco kilos de cereza. -Mínimo cuatro kilos.

Vale, vale, es que el rabito... -Mínimo, de la carne.

De la carne, cuidado, chicos.

Claro, que está pesado sin hueso. -La alienación era esto.

Para el postre lo primero que debe hacer el equipo rojo

es deshuesar las cerezas para elaborar la compota

con la que rellenarán los buñuelos de viento.

Para la masa de los buñuelos deberán mezclar mantequilla,

agua, azúcar y ralladura de piel de limón.

Una vez empiece a hervir se agregará de golpe la harina

y se removerá hasta que se despegue del fondo.

Por último se incorporarán los huevos uno a uno.

Raquelita. -Hay que hacer tres y medio mínimo.

¿Qué sientes concursando en vez de presentando?

A mí los jueces no solo no me asustan

sino que yo creo que les tengo demasiado cariño,

como yo trabajo con jueces.

Pero a lo mejor los míos se lo merecen y...

Hasta que sean perversos contigo un día.

"MasterChef" supone colocarme al otro lado del espejo.

Nunca he estado en la piel de un concursante.

Anda que quién nos lo iba a decir, ¿eh?

Raquel en el Celebrity. Si no sabe freír ni un huevo.

Pero le encanta meterse en líos.

Tendrá la cocina llena de cacharros.

Es como si me pusieras a coser delante de Lorenzo,

de Palomo o de María.

Tengo ahí marchando el pescadito

pero no me ha dado tiempo al postre.

¿Emplatáis? -No pienso hacer nada.

Yo estoy en modo ermitaño.

Yo creo que puede ser algo que me ayude,

pero también puede convertirse en un arma de doble filo.

Tengo miedo. -No tengas miedo.

¡Uh! -¡Hale, hale!

-¡Me encanta!

Si me tengo que romper, si tengo que llorar,

si me tienen que ver como nunca me han visto

pues que sea en "MasterChef".

¿Visto lo visto por qué no vais vosotros a "MasterChef"?

¡Noooo! -¡Nooo!

Si alguno de nosotros puede hacer

ese programa tú eres la única. Creemos en ti.

Ya sabéis lo mucho que me encanta caminar entre olivos.

Y para que veáis que esté donde esté yo siempre me acuerdo

de vosotros pues he traído estas ramitas.

Una es más larga que la otra.

Samantha, qué sabia eres. De verdad que cómo me gusta

arrancar temporada recordando a nuestros espectadores

quién es el de la rama más larga.

Por farolero vas a empezar tú.

¡Chiqui chiquichín chinchin!

Pareces un chamán. Pepe.

Dame en la espalda. Te recuerdo...

Gracias. Que solo si coges la rama larga

ganas y eliges equipo.

Claro. ¿Puedo coger esta?

Joder...

(RÍE)

Las cosas no cambian. Es que es el doble.

Así es todo lo nuestro, Jordi. Lo tuyo y lo mío es así, siempre.

Qué lástima. Contéstale, Jordi, hijo.

¿Para qué? ¿Te has picado?

Yo me voy a picar porque os habéis montado un jueguecito

los dos con palos.

¿Repetimos? ¿Quieres elegir equipo?

No os tengo que demostrar nada.

¡Jordi Cruz, siento comunicarte que la rama más larga

la tiene Pepe Rodríguez!

Es que hay una diferencia, ¿eh?

¿Te sientes mejor? Sí.

(Risas)

Me gusta mucho este equipo, pero voy a coger el rojo.

Sí, porque está Josie y tengo que cambiar de vestuario.

Sí, ya te estoy viendo que...

(Canto de Ainhoa)

(CANTA ÓPERA)

¡Qué susto me ha dado! Me quedo con el azul,

que da menos el cante. Anda, anda.

(CANTA ÓPERA)

¡Vamos ahí, buen rollito, chicos, que podemos ver la próxima prueba

desde un balcón! -¡Venga!

¿Estas las ves mejor así?

Un pelín menos. -¿Menos todavía?

Tiene que tener este color, amarillito como un pollo asado.

Cuando echan humo dale la vuelta que se nos queman.

Vale, "perfect". -Vosotros decidme, chicos.

Yo soy capitán pero no tengo aquí toda la verdad.

Sí, que tú sabes, Nico. Déjate.

Vamos ahí, vamos ahí.

¡Capitán! -¡Dígame!

¿Puedo hacer la primera prueba?

¿Qué pasa, Nicolasa? Aquí estamos.

Yo ya le veo lagunas al tema de los huevitos.

¿Sí? ¿Has visto estofar un huevo

con cinco en un bol?

Se ponen en diferentes cacharros. Cada huevito con su clara.

Ahora están todas mezclándose.

¿Confías? (RÍE) Sí.

¡Mírame! Confío en mis 28 años

como cocinero. ¡Bueno!

Yo os dejo aquí con este dilema.

Confianza absoluta en ti como concursante y compañera

y en ti como mentor y guía en esta prueba.

Muy bien, pelota. Sigue.

Chicos, ¿cómo lo lleváis? -¡Muy bien, jefe!

¡Vale, genial! ¿Ves a tu capitán bien?

Le falta mando en el orden.

Confía demasiado en nosotros y nosotros le queremos dar

confianza, pero... Yo soy el lado opuesto.

No confío nada en vosotros.

¿Has visto los pajaritos quemados? Pero ahora...

Están crudos, sin dorar y quemados.

Pero no pasa nada. Voy a coger una al azar. Esta.

¡Nos queda la última bandeja! -¡Venga!

¿A cuál...? Vamos a...

¿Cómo la ves? ¿Eh? Esa es mía, esa es mía.

¿Qué ha pasado? No la habías hecho nunca, ¿verdad?

No, me estaba explicando él y al principio...

O sea, tienes de profesor a Juanjo. No, Jordi.

Es que el fuego tampoco lo controlamos.

¿Ves que tiene grasita ahí?

¿Ves que tú no tienes? Le dije que fuera añadiendo aceite

y cuando lo vea negro, lo quite.

Tienes que meter caña, Juanjo. Pásame el aceite.

Hacedle caso a Jordi, que nos va a ayudar.

Menos reírte y más supervisar, más controlar las cositas

porque te la están quemando la cosita.

Si Nicolás se pone flojo, le quito el delantal

y te lo pongo a ti "ipso facto".

¡Pero si no he parado ni un momento!

Tú estás con las risas, con el "buenismo" y el cachondeo.

El buen rollo, pero...

¡A currar, Nicolás! ¡Vamos ahí!

Lo importante es ganar. Eso es.

¡Venga, pues dale! Puedo confiar en ti, ¿no?

Sí, Jordi. ¡Sí, chef! ¡Sí!

¡Sí, chef!

(GRITA) ¡Chef! ¡Sí, chef!

Nico, una cosa... Deja la bondad y el buen rollo.

Espabila y mete caña a todos, que me quiere poner a mí de líder.

En cuanto acabes, vas con Lucía a hacer...

-El escabeche. -No, los cortaditos

de nabo y calabacín.

El escabeche es importante tenerlo ya para hacerlas.

Que lo vayan preparando.

¡Venga, mi amor, esos huevos!

Lo voy a echar todo, a ver qué pasa.

(LAURA) ¡Vámonos, vámonos! (MELANI) ¡Ay, ay!

¡Venga, por favor! -¡Míralo, ahí va, ahí va!

¡Venga, dale, dale! ¡Terre, dale, por favor,

que me vengo arriba! -¡Huevo, huevo, huevo!

(LAURA) ¡Venga, que sí!

¡Chicos, no hay drama con los huevos! ¿Vale?

¡Hemos conseguido los huevos!

(GRITAN CONTENTOS)

(DAVID) ¡Ahí, con dos huevos! ¡Con un par!

(LAURA) ¡Mira!

(JOSIE) No es una tontería. Hay que pesarlo superbién.

Como vayamos más o menos bien,

Josie, te pones con la masa. -Sí. Pésalo.

¡Ay, que creo que he pesado un montón!

¡2,400 kilos! ¡Vamos! -¡2,396!

O sea... ¡Venga, dale, dale, que vamos por la mitad!

¡Dale, dale, dale! Yo creo que ya está.

-¿Qué ha pasado? -Que ya tenemos bastante.

Llevamos 2,400 kilos ya. -¿No eran cinco?

No, tienen que ser, mínimo, tres y medio.

-Tres y medio. -Yo creo que hay que hacer más,

por lo menos, hasta cinco. Así que, ¡venga, ánimo!

A eso se le llama "ver el vaso medio lleno".

No veas si es laborioso esto, eh.

Esta era la sorpresita de la prueba.

La sorpresita era la cerecita.

Te vas a un restaurante, ves el "coulis"

y no le das importancia a todo el trabajo que lleva detrás

cualquier cosa en cocina. ¡Es alucinante!

(Música)

Después de años en la televisión, he montado varios negocios.

He montado el chiringuito. O sea, que no paro.

En "MasterChef Celebrity", lo que quiero hacer,

es pasármelo bien, disfrutar,

aprender a cocinar que ya es hora...

(Música)

¡Jo, mamá, tenemos hambre!

-¡Mamá! -¡Que tengo hambre!

Bueno, un poquito de calma, que no se aprende en dos días.

Mis hijas son el mejor proyecto en el que me he metido en mi vida.

(GRITA CONTENTA) ¡Mi primera ensaladilla!

¡Venga, probadla! ¿Qué tal?

Está genial, pero se puede mejorar.

El emplatado es buenísimo.

"MasterChef Celebrity" es un reto nuevo,

absolutamente diferente a todo lo que he hecho anteriormente

y eso me fascina.

Os tenéis que portar muy bien, eh, y ser responsables,

que mamá va a estar muy centrada en la cocina

y yo creo que me va a ir muy bien.

¡A por ello! (RÍE)

¡Hala! Entonces, ahora esto que rehogue bien.

¿Le has echado bien de aceite? Un poquito más...

¡No, más no! ¡Déjate! ¡Más aceite no, Ainhoa! ¡No, no!

¡Más aceite no se va a poner, ni de coña, vamos!

(R. SÁNCHEZ) 60 huevos y luego, si quieres, ya pesamos harina,

pesamos mantequilla, pesamos azúcar, ¿vale?

¡Venga! (CELIA) ¡Tapamos!

Si queréis, os echo una mano.

Tengo un rato para lo que me mandes.

(GONZALO) Quitar espinas. -¡Trae para acá!

-Espérate, Celia... -Tú lo abres y yo hago eso.

¿Tú haces la limpiecita? Vale. -¡Vámonos que nos vamos!

¿Qué pasa aquí, equipo rojo? ¿Cómo vamos?

¿Qué tal, Gonzalo? Contento, ¿no?, de ser el jefe.

Me encanta. Te queda muy bien el equipo rojo.

Me queda bien. ¡Me encanta! Siempre me gustó estar

en el equipo rojo. Eres un hombre de fútbol.

Es el primer partido de la temporada.

¡Lo sé! Si hacemos el ridículo

en el primer partido, la temporada la acabamos mal.

El ridículo es mucho hablar. ¡Ya, ya!

Oye, esos lomos de trucha tratadlos con cuidadito.

¿No podían haber puesto hamburguesas?

Claro. Pero hamburguesas de trucha.

(Risas)

¡Bueno, equipito rojo, os veo muy bien!

Josie, ¿cómo vamos por aquí? Agobiadísimo.

¿La piel de limón, qué hago? ¿Así, como mona?

¿La tiro ahí dentro? No tienes por qué hacerle

una carita. La cara de Bélmez. ¡Por favor!

¿Tu nombre real cuál es? Yo me llamo José.

Lo que pasa es que la gente te dice Jose.

Te devalúan mogollón. ¡No, no, perdona!

Yo me llamo José también y nunca me han llamado Josie.

A ti te dicen Pepe. A mí me lo pusieron

mis amigas de la facultad y así me he quedado.

Esta mañana, cuando me he vestido para grabar...

¡Joder, este jersey...! ¿No te lo ves un poco pequeño?

Yo creo que sí, porque no tengo tripa. ¡Te lo juro!

Me han puesto el de Jordi, yo creo. Hombre, tripa... a ver...

Liso tampoco estás. No te pongas jersey.

¿Mejor sin él? El jersey es como una bufanda.

Ponte "blazer" y el jersey te lo pones aquí,

con un día así... ¿Sabes? También te pido,

yo no estoy para transparencias.

Te va a disimular todo lo que quieras disimular

y te realzará lo que quieras realzar.

Bueno, os dejo. Os mando a Samantha

para probar esos postres, a ver cómo van, ¿vale?

¡Venga, equipo rojo, vamos a darle marcha!

¡Madre mía, menudo regalito lo de las cerezas!

Te lo dije, que era envenenado. "El postre envenenado" lo llama.

¿Cómo lo llevas, Nico? -¡Perfecto!

¡Por favor! Pero bueno... Laura, mira qué bonito, por favor.

(LAURA) ¡Estoy salivando! ¡Tengo hambre!

¡Has cogido ritmo! ¡Vámonos!

Las echo aquí. -Todas al mismo tiempo,

no me vengas luego... -Vale, echa tres más.

Claro, es que si no...

(JUANJO) ¡Quítale las aceitunas! ¿Tienes controlado el tema?

(PEDRO) No. -¡Tenemos a Perico Delgado!

-¡Bravo! (JALEA)

¡Es increíble! Tener a Perico Delgado

a tu lado es... (RÍE)

Tú también, David Fernández, pero es otro estilo, otra cosa.

(DAVID) Yo también te quiero.

(JUANJO) ¡Tengo un fuego libre! ¿Qué más hay que hacer?

-¡Más cositas, que me enfrío! -Ayuda a Lucía a cortar.

¡Venga, va! # Uno: los pimientitos.

# Dos: el torneado. Tres: los tomatitos.

# Cuatro: huevos escaldados. Cinco: el escabeche. #

Ellos tienen a la soprano y nosotros a la vedete.

# Yo soy la vedete que está echando todo al revés. #

Esto va aquí, esto va aquí...

Parezco una bruja. -Parece que estás haciendo

una queimada. Más te gustaría a ti y a mí.

(LAURA) Huevitos, no me falléis. -¡Venga, Laura!

¡Ahí tus huevos, Laura! -¡Venga, que siga, que siga!

¡Vámonos, vámonos! ¡Venga!

Esto es sencillo. Yo puedo hacerlo. Puedes ir a hacer el puré.

-¿El puré? -La espuma.

Vale, vale. Vale, vale, lo que tú quieras.

Es sencillo. Hazlo, eh. Hazlo, cariño.

¡Oye, estad todos espabilando! ¡No os durmáis!

-¿Y tú qué haces? -Pelando ajos a destajo.

Ajos a destajo.

No vuelvas loca a tu tía. Pobrecita, la tienes aquí pelando,

luego la mandas para allá...

Es mi comodín.

Tío, estoy pasándolo fatal.

¡No, de eso nada! Eres un máquina y vamos a ganar.

Con esa actitud no ganamos.

(LUCÍA) Verás ahora, la que vamos a liar.

Vale. ¿Necesitas mi ayuda o lo llevas controlado?

-Yo creo que controlado. -Vale.

Chicos, esto ya está tomando ahí un... tal.

-Sí. -Vamos a jugárnosla ya,

porque no nos va a dar tiempo. -¿Cómo que no?

-Mira, están. -Vale, pues sácalos.

Los pones ahí, en la bandeja esa.

-Que se enfríen un poco. -Ten cuidado.

¡Venga, vamos!

¡Venga, va! -¡Venga, ahí, con alegría!

Vale.

¡Mira qué bonita nuestra compota! ¡Es muy bonita!

¡Bueno, bueno, bueno! A ver, me ha contado Pepe

que está muy preocupado con vosotras,

que vais a dos por hora. Pepe ha venido aquí...

¡Ta, ta! ¿Queréis que os enseñe cómo se trabaja en mi "catering"?

¿Queréis que os enseñe? Sí.

¡Rentabilizad cada segundo de cocinado!

¡Sí, chef! No, "sí, chef" no. ¡Vamos!

¡Hay que ir más rápido!

No te puedes imaginar lo rápido que hemos ido.

Sí, pero hay que espabilar. ¡Venga, rapidez!

(JOSIE) ¡Dale, dale, Gonzalo!

Dale con músculo. Eso no es con músculo, Gonzalo.

Coge bien la varilla. ¿Quieres que lo haga yo?

Tienes que quitar los grumos, tienen que desaparecer

y eso se hace varillando.

¡Vamos, vamos, más, más!

Yo lo que quiero, es probar estas cerezas,

que cómo están de buenas, que son de aquí.

42... ¡Oh!

¡Hum! ¡Lo que más me gusta, las cerezas!

¡Hum! (R. SÁNCHEZ) Dame la otra varilla.

¡Haz sitio! ¡Vamos, dale! ¡Dale, Josie! ¡Dale!

¡Josie, no hay dolor!

¿Y esto? ¡Es que no puedo!

O sea, de verdad, no sabes lo que estoy pasando, Samantha.

Parece entre "crossfit" y "bikram" yoga.

O sea... ¡Te lo juro! ¿De verdad!

¡Quema calorías, va! -La verdad es que sí, fíjate.

Tiene algo de bueno.

Me voy. Celia, ¿cómo vas? Pues ayudando.

Ya tengo esto, que le acabo de echar la...

¿Qué tal ha quedado? Creo que muy bien.

¿Lo has hecho tú? Sí.

Ha cogido bien de sabor de hinojo y todo, ¿no?

Sí. Y de jengibre.

Esto huele bastante mejor que la salsa de Flo del otro día.

Yo el otro día estaba...

¿Estabas qué? Mal.

¿Sí? ¿Por qué? Porque fueron 45 días encerrada

y se me fue la pinza. Y ahora estoy yo otra vez.

¿Ah, sí? Me vio muy bien

lo que me dijisteis. ¿Sí?

Me hicisteis llorar por primera vez en mi vida. No he llorado jamás.

¿Sí? ¿Y has sacado todo?

Sí. Me he quedado divina de la muerte.

Así me gusta. Tú vienes a disfrutar y a pasarlo bien.

A ver...

Yo aprendí lo del "chu, chu" y he estado, hasta ahora mismo,

"chu, chu". Salpimentar muy bien,

porque está poco salpimentado. Tiene que coger más sabor.

Así que... confío en ti. Muchísimas gracias, chef.

Mientras se va enfriando, ¿quieres que te busque el aceite

para echarte aquí? -¡Oh! Sí.

¿Sí? -Pues tiene buena pinta.

¡Pero qué barbaridad! ¿Todo eso vamos a echar?

¡Bueno, bueno...! Todo el aceite que pierdo está ahí.

(RIENDO) ¡O sea, por favor...!

No quiero que se me pegue.

Digo, Celia, que a ti dejar la política

no te ha creado ningún síndrome de abstinencia ni nada.

No. Me ha quedado mucho dolor de corazón,

pero ya se me ha quitado. -¿Sí?

Ya se me quitó. ¡Ya estoy dispuesta a comerme el mundo!

(FLOR) Celia, ¿más "marianista" o más "aznarista"?

He sido siempre muy del PP, de un PP progresista, abierto.

Hasta ahora, que estás en el equipo rojo.

¿Cuándo dejaste de ser "aznarista"? Hubo un momento que lo dejaste.

Pues sí. Cuando empezó a meterse con Mariano.

(RÍE) Pero si lo nombró él.

Por eso. Y yo, la lealtad para mí, hijo mío...

El Aznar va y nombra al Mariano, pensando que él va a estar

detrás en una sillita, así, diciendo:

"Ahora por aquí, ahora por allí. Ahora no sé qué..."

Sin darse cuenta de algo fundamental en política

y en casi todo. Cuando tú te vas, no pretendas

que el que te sustituya haga lo que tú querías.

Porque ese va a echar ceniza sobre tus pasos.

¡Aspirantes, el tiempo vuela! Como también han volado

vuestros primeros 85 minutos de cocinado.

¿Eso qué significa? Nos queda... -65.

Y como estáis muy lejos de conseguir el ritmo

que estas cocinas necesitan, hemos llamado a un buen amigo

para que os regale consejos de esos que obran milagros.

¡Desde Noor, en Córdoba, con dos Estrellas Michelín,

Paco Morales! ¡Adelante! ¡Paco!

¿Qué tal, maestros? ¿Qué tal?

Muchas gracias por venir hasta Jaén para visitarnos.

Es curiosa la gastronomía de Jaén, porque tiene influencias

manchegas, granadinas y, también, cordobesas.

Sin duda. El tema de las especias, los platos,

que están muy representados, la alcaravea, el comino, ¿no?

Hay platos maravillosos que confluyen en Jaén,

todas las culturas.

Tú eres historia de la cocina, de algún modo, ¿no?

Utilizas esa cocina ancestral. Total.

Y es tu marca de referencia.

Cada año, hacemos los siglos. El primer año hicimos el siglo X,

Al Ándalus, reinos de taifas. Siglo XI...

XII almorávides y almohades...

Recreamos la parte histórica a través de nuestros platos.

Aquí también hay historia, pero es un poco de terror

la historia que tenemos.

¿Te parece si nos acompañas e intentamos reconducir

esta "no organización" que tenemos, este "no ritmo"

que hay en las cocinas de nuestras "celebrities"?

¡Venga, fantástico! Acompáñame a la cocina azul.

Vamos a probar el escabeche. ¡A por ello!

Es el típico caldo de ranas para cocer perdices.

No es... Está terrorífico.

Algunas no las han marcado.

Las han chamuscado. Pero ni eso me preocupa,

me preocupa en qué estamos cociendo.

¡Nicolás! ¡Sí!

¿Qué lleva un escabeche, amigo? Vinagre de vino blanco.

Primero, aceite, que es el alma del escabeche, un buen aceite.

Que le aporte grasa. Es un pajarito que le falta grasa.

Total. Le falta mucha grasa. -Vale.

Freímos unos ajos, laurel, especias, vinagre, vino...

Estás a tiempo. Si haces un buen escabeche

y lo añades a esta agua de borrajas que tenemos ahí,

donde estamos cocinando... Podemos hacer algo.

¿Vale? Venga... ¡Ponle abundante de aceite!

Abundante. ¡Estamos en Jaén, por Dios!

Vamos por ahí, a ver qué probamos.

En unos 15 minutos, deberían estar emplatando.

A mí los pimientos, imagino que a ti también,

me gustan asados, caramelizados.

Si tenemos un tomate que está poco sofrito

y unos pimientos que rozan lo crudo,

va a ser una cosa extraña. ¿Los meto otra vez?

No tenemos tiempo. Sartén bien caliente,

aceite de oliva y... ¡Pam, pam, pam!

Freírlos en un buen aceite de oliva, que caramelicen.

Vale. Acabo de pelar y voy.

¡Nicolás! Los jurados parece que queremos tocar las narices,

pero no. Te hemos dicho los defectos que hay

en el cocinado y no nos has escuchado.

Eso traerá consecuencias. Adiós.

¡Hasta luego! -¡Adiós, Paco!

Cariño, que te está saliendo bien. -Venga.

(LUCÍA) ¿Cómo no voy a defender a mi sobrino?

Es mi sangre, es normal que lo defienda.

No ha hecho nunca nada de esto. ¡Chapó!

(R. SÁNCHEZ) ¡Vamos, chicos! (JOSIE) ¡Venga!

Yo parezco Simone Ortega con el collar de perlas.

Yo quería parecer C. Tangana y parezco Simone Ortega.

(RÍE) ¡Qué horror!

¡Gonzalo! Aquí te traigo a Paco Morales,

que viene a supervisar lo que estás haciendo.

¿Todo bien? Cuéntale cómo vais.

En esta zona, estamos haciendo los postres.

Ahí hemos necesitado más ayuda, porque estamos lentos

con las truchas. Vamos a ver las truchas,

porque llevamos hora y pico limpiándolas.

Estamos dentro de los 70. Pero son 100, ese es el problema.

Cuidado con esas espinas. Quítalas, a la vez que ya

haces así. ¿Sabes lo que te digo? Cómo se notan los jefes.

Venís, hacéis la gracia, cuando llevo aquí

300 bicharracos. Le quitas así un poquito...

¿Vale? No te importe. ¿La masa de buñuelos la tenemos?

(JOSIE) Sí, está enfriando.

Vale. Paco, tenemos que probar esta compota.

Cuidado, que yo soy del Jerte, eh.

Si quemo una compota de cerezas, no puedo volver a casa.

¿Cómo está? -Le falta todavía.

Sí, le falta un poco más. Pero está bueno.

Apunta maneras. Está muy rico.

Está bien. Está bueno.

Tiene una acidez marcada interesante.

Bien. Paco, vámonos de aquí porque los entretenemos más,

que les ayudamos. ¡Suerte!

(PACO) ¡Suerte! -¡Muchas gracias!

Si hay alguna que esté mal, la naturaleza es sabia.

La naturaleza no es perfecta y no hay nada más hortera

que la perfección. Tienen que ser desiguales. ¡Y punto!

Bueno, Paco, ¿has disfrutado con nuestros "celebrities"?

¿Qué te han parecido? Encantado. Gracias.

Venir en pleno estreno es una maravilla.

Como comensal, es la bomba. El problema es como cocinero.

Como cocinero, bueno, es otro mundo.

¿Por qué sale tanto humo? ¡No veo!

Algo está quemando La Terremoto. O hace señales de humo,

que uno no sabe nunca por dónde puede salir. En fin...

Paco, muchas gracias por estar aquí.

"MasterChef" es tu casa. Paco, vuelve cuando quieras.

A seguir haciendo historia, amigo mío.

Muchas gracias. ¡Nos vemos en Noor!

¡Nos vemos! ¡"Vamonooor"!

(LAURA) ¡Nico, terminé huevos! Dime qué hago.

-Vete a pelar pimientos. -¡Vale, ahora mismo!

(LUCÍA) ¡Chicos, queda poco! (LAURA) ¡Chicos, nos queda poco!

A pelar pimientos, ¿vale? (LAURA) ¿Me puedo poner aquí?

-Claro. -Los que están bien hechos,

se quitan más rápidos. -Pues eso.

No lo hemos hecho bien.

(DAVID) ¿Qué has estado haciendo, Perico?

Que no te he visto. -Me he puesto con...

-¡Ah, la espuma! -Espuma.

¿La habías hecho alguna vez?

De toda la vida. Esto... soy un profesional.

Esto es de locos para pelarlos. ¡Joder!

No me puedo tirar todo el día para esta mierda.

(GRITA) ¡Ah, que me quemo!

(JOSIE) Los hinojos creo que ya están.

Está ya casi a punto de caramelo.

Te vi muy mal en la primera prueba que hicimos.

Me salió muy mal y soy muy exigente conmigo mismo.

Sí que me enfadé conmigo.

Pero, al final, toda la rabia la canalizas hoy

cortando truchas como si no hubiera un mañana.

-Has dejado eso bien... -La verdad es que sí.

Primero, he hecho un pequeño bebé, un bebé buñuelo.

¡Así! Y ves cómo va actuando.

(R. SÁNCHEZ) Josie, esto ya se está friendo.

¿Dónde hay una cacharra de esas americanas?

-Aquí está. -¿Está limpia? ¿Seguro?

Sí. -Yo veo muchas cosas ahí.

-Da igual... -¡No, no da igual!

¡Es azúcar, tía, no le va a ir mal!

¿Cómo no le va a ir mal? ¡Macha, por Dios!

-¿Qué pasa aquí? -Nada, que la Celia es muy...

¡No! ¡Lo que no se puede, es mezclar sabores!

Nada, nada, da igual. Está todo bien.

-¿Pero tenéis controlado? -Todo controlado.

-¿Seguro? -Yo soy el gabinete de comunicación

de Celia Villalobos.

El que quiera algo con ella, que me lo diga.

(CELIA) Las cosas hay que limpiarlas.

Si se usó azúcar, no se puede usar esto.

Y se enfada, que soy perfeccionista.

¡Hija, por Dios!

(AINHOA) No tomo mal las órdenes cuando las órdenes vienen dadas

con respeto y siempre que las consultan con el capitán.

Tomo muy mal las órdenes cuando vienen de libre albedrío

y haciendo ver como que saben más que lo que puedas saber tú.

Eso ya no lo llevo tan bien.

(JUANJO) ¡Otro pimiento pelado! No los hemos asado bien.

Ya, lo sé, pero hay algunos que sí.

-Valen. Pero la piel no sale. -Ya.

No nos podemos relajar. Como digan "15 minutos, a emplatar",

me muero, me entra un ataque. -Pues no queda mucho, eh.

¡Equipo azul, equipo rojo, malas noticias para vosotros!

¡Los comensales están empezando a llegar al parador!

(EXCLAMA) ¡En 15 minutos,

arranca el servicio! ¿Entendido? ¡Sí, chef!

No puede ser, no puede ser. Me voy a ir al comedor,

porque... ¡Madre mía!

Me quedan tres para desmayarme. Dos, uno...

Hay que poner las cargas de... -Las balas.

(LAURA) ¡Las balas, las balas! -¡Aquí está!

¡Capitán! (NICO) ¡Dime!

¿Cómo está la cosa para emplatar? Pues estamos casi listos.

Define... "casi listos".

Eh... Diez minutos. ¡A emplatar, equipo azul, ahora!

¡Pero corriendo un poco! ¿Vale?

¡Sale ya! ¡A partir de ahora, el capitán no se está enterando

y el que marca las directrices soy yo! ¿Nos hemos enterado?

¡Muy bien! -¡Sí, chef!

¿Tengo la asadura, señores? Estamos en ello.

¡Venga! ¡Quiero respuestas y quiero actitud!

¡Quiero que vayamos rápido! ¿Vale?

(TODOS) ¡Sí, chef! ¡Eso! Señores, hemos dicho

que emplatamos. Cuando decimos "emplatamos",

nos acercamos ya al pase. ¡Capitán! ¡Capitán!

¡Sí! -¡Nico, deja ya eso!

Estás conmigo, ¿vale? Voy a intentar voto de confianza.

Mi objetivo no es anularte, es que saques el trabajo.

Pero yo soy cañero y los cañeros metemos caña.

Y tú debes meterla. Reparte las tareas, respira,

pero sé enérgico. ¡Mete caña! ¡Venga!

Diez minutos te doy y vuelvo. ¡Venga, Nico, que estamos contigo!

Un momento, Nicolás... Dime cuánto quieres.

-A ver... -¿Así?

Un pelín... un pellizquín más.

-¿Tanto? ¿No es mucho? -No, no.

¿Qué quieres? Dime uno y saco todo igual.

-Así está perfecto. -Vale.

(LA TERREMOTO) Eso es una boda. Qué difícil es pensar.

Poner los platos. Ves las cosas hechas, lo pones.

¿Pero cómo calculas la cantidad

de pimiento para dar de comer a cien?

¡Bienvenidos todos a la quinta temporada

de "MasterChef Celebrity"!

Estamos encantados de estrenar las pruebas por equipos

en este espectacular parador.

Que, además, también está de estreno

porque lo acabáis de reformar y está maravilloso.

El menú que vamos a serviros, está basado

en la espectacular gastronomía de Jaén.

Así que... ¡A disfrutar!

(Aplausos)

¡Gonzalo, lo tengo! ¡Ya están los 100, jefe!

-¡Vamos! -¡Ya están los 100!

Tienen que dorarse mucho más, ¿no, Josie?

Yo no he frito un buñuelo en mi vida. ¡Ay, ay, ay!

¡Socorro, que se convierte en pokemon!

O sea, de verdad, me siento como en una feria.

De esas ferias de 1900 con mujer barbuda. ¿Entiendes?

O sea, es que...

¡Uy, qué bien me han salido esos! Estoy feliz.

¿Cómo vamos, equipo rojo? ¿Tienes ya las truchas?

¿Están controladas? ¿Tenemos la salsa triturada?

Sí. Vale. El aire.

Vale. Sí, tiene textura. Bien, bien.

Perfecto. Ese plato lo tenemos. Vamos con el postre.

¿Qué nos falta? Estamos con los buñuelos,

pero es el último plato que sale.

Sí. Pero no estamos haciendo el mismo postre.

A ver, son un poco pokemon algunos,

pero hemos tenido que probar. Este es Pikachu.

Sí, pero lo has hecho tú. A ver, te está echando la bronca.

No, no... Perdona... Nunca he frito

un buñuelo en mi vida. Voy a intentar.

Bueno, "Josi", hombre...

Claro, es que... Tú eres un hombre de estética.

Esto me lo puede hacer otro, tú no. Yo, de la estética sí,

pero el frito ha sido muy duro para mí. Perdona...

¿Tienes algo en contra del frito? Todo. No he puesto

un aceite caliente en mi vida. ¡No me lo creo!

Te voy a decir una cosa...

Como vas, con ese pelo superarreglado,

con esos ojos pintados, con esas gafas maravillosas...

Y el olor a fritanga que estás echando...

¡Ay, no! ¿Me lo estás diciendo en serio?

No, por favor... Muy, muy...

Pues en el pelo no sabes lo que huele la fritanga.

¿Estás haciendo figuritas de mazapán?

Si esto es un pajarito. ¡Es ideal!

Para hacer figuras de mazapán, me parece bien.

Como buñuelo... ¿Cómo puedes criticar mi gallina?

Parece una gallina. ¡Es ideal!

O sea, Pepe, no puedo. Por favor, vamos deprisa,

que no llegamos. "Joisi". No, "Joisi" no. Josie.

Josie. ¡Me parto! Pepe, que me llames

como quieras. No, no...

Menos Fonsi, que me llamaba

Celia Villalobos. ¿Fonsi?

(RIENDO) Fonsi. Fonsi.

No, por favor. Eso me dice.

Eh... Vigílame un poquito a Fonsi.

Está desatado. Me está haciendo un buñuelo

cada 20 minutos. Lo dejo en tus manos.

Voy. Voy colando esto, que tengo que encargarme de Fonsi.

¡Fonsi, cariño mío!

Esto no nos sirve, tío. -A ver...

-Esto no nos sirve, tío. -¡Ay, ay, ay!

(FONSI) En moda, te pillan oliendo a fritanga

y, por supuesto, te echan.

Obviamente. (RIENDO) O sea, y con razón.

La gente que huele a fritanga, yo creo que es

una forma de protesta, porque no tienes por qué.

Es como una rasta. (RÍE)

O sea, es como un tatuaje mal hecho.

(JUANJO) ¡Venga, espabilando! ¡Alegría!

¡Vale, Periquín! ¡Vale, Periquín! ¡Vale, vale, Periquín!

Está perfecto. -¡Muy bien!

Es muy líquido. Tú échale un pegotito así y a correr.

¡Pues, venga, venga!

¡El puré! ¿Quién está con el puré?

Mételo en la batidora ya eso. (DAVID) Vale.

(JUANJO) ¡Espabilando, chicos! ¿Cómo va la cosa?

Yo creo que estamos ya empezando... Oye, una cosa.

¿Tú crees que tenemos pimientos,

viendo la cantidad en este plato, para 100?

Creemos que sí, igual, nos quedamos cortos.

Esto es un platazo y acabaremos poniendo esto.

Quitamos. Capitán, ¿es necesario

que entre yo para hacer esto?

Es sentido común, no es saber cocinar.

Sí, estaba ahí a otra tarea y no había llegado aquí.

Rematamos porque saco platos ya.

Vale. ¿Vale? ¡Venga!

¡Equipo azul! Samantha va a tener que pedir disculpas

por los 10 minutos que le calculamos a este emplatado.

Hagamos que sean 10 y no 15.

Perico, yo ya sé que tú eres un campeón,

pero has pasado de no cocinar, a darle caña al sifón.

A mí, la tecnología me gusta. Esa es la actitud.

Deberíamos sacar ese plato ya. ¡Vámonos!

Chicos, lo mismo que estáis haciendo, queda otra mitad.

Y cogiendo el ritmo que hemos cogido.

(JUANJO) ¡Vamos, espabilando, chavales! ¡Todos a tope!

Según van saliendo platos, quiero a otro aquí montando platos.

Vamos sacando platos y otro montándolos.

-Sí, sí. -¿Vale?

Nicolás... ¡Eh, Nicolás! Un tío grande.

¡Un tío grande! ¡Que no, joder!

Si el Nico es como yo de nervioso, pero tiene mucha bondad.

Ya. Tampoco es cuestión de maldad, eh.

Es cuestión de... (GRUÑE) ¡Me gusta, me gusta!

¡Camareros, por favor, sacamos el asadillo de pimientos

con huevos poché, espuma de aceituna y polvo de jamón.

¡Adelante, por favor!

¿Ya no queda más que esto? -Cariño, esto es

lo que lleva Melani, así que... ¿Qué te he dicho? ¿Qué te he dicho?

Vale, vale. Melani, echa poco, ¿vale?

Ahora tenéis que echar poquito, porque, al principio,

hemos echado "muchito", ¿no?

¡Perfección en el siguiente plato, capitán!

(JUANJO) ¡Tira! ¡Voy para allá con otra bandeja!

Como habréis notado, empezamos con un poco de retraso.

Pero vamos a servir un entrante preparado por el equipo azul.

Asadillo de pimientos con huevitos poché,

espuma de aceitunas y polvo de jamón.

Espero que esté rico.

(Música)

Paco, qué maravilla volver a esta provincia tan bonita,

arrancar "MasterChef Celebrity" aquí, que habéis hecho

muchas cosas por el turismo,

la Ruta de los Castillos. ¡Una maravilla!

Samantha, no tendréis con qué pagar a Jaén

el poder hacer el primer programa

rodeado de 66 millones de olivos. Eso solamente podréis hacerlo

en Jaén y con esa oferta de la mayor concentración

de castillos y atalayas del sur de Europa,

que se encuentra en la provincia de Jaén.

Enhorabuena por haber elegido esta tierra

y, además, con un producto mágico que no puede faltar

en ninguna cocina, que es el aceite de oliva virgen extra.

Y empezamos por todo lo alto

en este cerro de Santa Catalina. Alcalde.

¿Qué tal? Estoy fascinada con este sitio,

estas vistas. ¡Increíble! ¡Qué entorno más maravilloso!

Aparte, luego, la catedral, que creo que es lo más.

Una joya del Renacimiento que se ve desde aquí.

Los baños árabes y, también,

toda la historia de Jaén, más de 5000 años.

¿Y los aspirantes han empezado también por todo lo alto o no?

El equipo azul. Creo que, para empezar,

para el primer programa, para no estar entrenados,

tienen una nota alta. Yo tengo buena boca, eh.

¡Ah, bueno! Pero te ha parecido... Me ha parecido acertado.

Los pimientos están buenos.

Muy bien. Julio... A mí me ha gustado.

¿También? Sí. Hacía una buena mezcla.

¿Sí? Os ha gustado. Me ha gustado, sí.

Muy bien, muchas gracias. Gracias.

(R. MEROÑO) ¡Venga, esa trucha! -¡Abre el horno, venga!

¡No, no! Pero coge los guantes. -Que no.

¡Vamos, equipo rojo! ¡Vamos a emplatar esa trucha!

¡Ahí va! Esto es otra cosa, Fonsi.

Esto es otra cosa. Oye, ¿vamos emplatando?

Vamos. ¡Venga, tirando platos, señores!

No podemos estar todo el mundo allí con un postre.

Vale, voy ya. Alguien tiene que echar

una mano aquí a Gonzalo. A ver...

Venga. Gonzalo, no quiero meter

el dedo en la llaga, pero te vas pareciendo a tu equipo.

Empiezas bien en el minuto uno,

pero se juega hasta el 90, incluso, hasta el 93.

Este blanco que tanto te gusta, va a desaparecer.

Ya, ya. Le vamos a dar un poco de color.

Este blanco tiene que ser el mejor, si quieres ganar hoy.

Vamos a dejar este hueco aquí, porque sacaremos una bandeja aquí

e iremos poniendo, ¿vale? OK.

¡Sí, chef! ¡Alguien que vaya tirando aquí

crema de hinojo, por favor!

¡Gonzalo! ¿Quién está haciendo el chantillí, por Dios?

Ahora lo terminaremos. Vamos a acabar esto

y luego volaremos para montar nata. ¡Venga, esto, rápido!

¡Flo, sácate ahí una bandeja!

¡Venga, vamos! Mira, tenemos aquí. Yo os pongo la primera, ¿vale?

Nos venimos aquí porque será

la primera que salga. Ponemos encima.

Vamos poniendo. ¡Eso es, "Josi"! Así...

¡Josie, Josie! Venga, la cojo...

La traigo aquí y la pongo encima. ¡Eso es! Justo en el medio.

¡Perfecto! Bien puesto. Pero con rapidez, con rapidez.

Eso, pero rápido. ¡Ah!

Son cien personas, tiene que salir. ¡Perfecto!

Es el primer plato que emplatas en tu vida, seguro.

¡Josie, esto es inédito, inédito en la historia de la televisión!

Es que es muy duro. -¡Venga, venga!

¡Dale! Eso es lo que te quiero oír.

¡Me está gritando! Si estás de capitán, es por algo.

No eres un aspirante más. Mandas y tienes que tener

todo lo que ocurre en la cocina.

¡Vuela! Pon esa cucharada de aire por allí.

Déjalo caer encima. ¡Venga, venga! ¡Más, más, venga!

¡Eso es, venga! Tenemos que ir muy deprisa,

porque si no, se enfría. ¡Camareros, por favor,

vamos sacando platos. Sí, que voy.

¡Rápido! ¡Eso es, Josie! Otro pone el verde y vamos así.

¡Camareros, por aquí! Estos platos pueden salir. Gracias.

Y ahora ya no podemos parar, ¿vale? No podemos parar, ¿vale?

¡Venga, Gonzalo, nervio!

Llega el turno del primero con el que se estrena

el equipo rojo. Consiste en trucha asada

con salsa de coco e hinojo y aire de vermú.

Espero que lo hayan preparado bien.

(Música)

Carmen, ¿cómo estás? ¡Hola, Samantha!

Muchas gracias por abrirnos las puertas del parador,

que es una maravilla. Y, además, creo que aquí

han pernoctado ilustres clientes. ¿No es así?

Pues sí. La verdad es que hemos tenido

personajes ilustres, como, por ejemplo, Charles de Gaulle.

¿Sí? Que terminó de escribir

sus memorias en el parador,

en una ruta que hizo por paradores de turismo.

Bueno, ¿qué tal ha salido la trucha del equipo rojo?

Está, realmente, estupenda.

El pescado está en su punto de cocción.

La salsa de coco e hinojo es... muy fina,

le dice mucho. Y la verdad es que estoy disfrutando

el plato muchísimo. ¡Me encanta!

¿Sí? Mucho.

¡Muchas gracias! ¡Gracias!

(JUANJO) ¡Vamos, chavales!

¡Ahí le has dado! ¡Olé tus huevos!

-¡Ahí está! -Vale. ¿Ese puré, chicos?

Tiene que estar más líquido, ¿no? ¿Cómo lo licuamos más?

Machacándolo. -Vale. Dame un poco más de aceite,

a ver si le puedo dar más vida. -Aceite de aquí, que es buenísimo.

Dale más vida, pero muévelo bastante, eh.

Pero si no he parado.

No, no. Es que hay que decirte todo, David.

¡Qué Mari Conchi eres!

Mira, qué pedazo de trozo de patata.

-Estos trozos marrones, ¿qué son? -Pues trocitos quemaditos...

-Eso es del chocolate. -No se ha agarrado

y estamos cogiendo de abajo. -No pasa nada. Tú dale.

¡Nico, necesito irme a mear! Me voy a mear encima.

-Vale. ¿Esto...? -Es que no aguanto ya, en serio.

Y ahora es el momento, que todavía no salen los segundos.

-¡Venga, corre! -Pero vamos...

¡Venga, chico, que estás dormido, eh, David!

Equipo azul, ¿cómo está la cosa? ¡Superbién, superbién!

¿Por qué están apareciendo puntitos raros?

Porque hemos puesto chocolate. Se te ha agarrado, ¿no?

Un pelín, a lo mejor. Un pelín... A ver.

Ese no es el principal problema. ¿Cuál es el principal problema?

Le estás dando mucha temperatura, se te está cortando la grasa.

No, ahora está apagado ya. 200 de nata, más o menos,

emulsionamos bien y cambiamos de olla.

Y si quieres mantener eso en temperatura,

te preparas un baño maría. ¿Sabes lo que es?

Sí. Venga. ¡Juanjo! ¿Dónde está?

¡Aquí! Dando una "masterclass".

¿Dónde estabas? Necesito tenerte cerca,

si no, pierdo la confianza. Estoy pendiente de las perdices,

nada más que acaben, ¡zasca! Dime la verdad.

Tú te has ido de la cocina.

No me aguantaba. Tenía que ir al baño.

¿Te estabas meando? No, me hacía de vientre.

Me he ido corriendo, me he quitado los guantes,

he hecho de vientre y he venido. ¡Eh!

Ocho años y eres el primer aspirante

que deja el cocinado para ir a hacer caca.

Primer aspirante en ocho años que se pira de la cocina

porque le entra un apretón. ¿Tú no haces caca, tío?

Oye, ni el príncipe, ni el rey, ni el papa,

de hacer caca, no escapa. Pero no en el servicio.

Al servicio se viene cagado, meado. No me aguantaba, Jordi.

Bueno, ya me he quedado a gusto. ¿Te has quedado a gusto?

A ver si hacemos un gran servicio. ¡Pues venga!

Te voy a llamar "el Cacas".

Nicolás, ni tenemos un escabeche, ni la textura

de una perdiz en escabeche. Está durita.

Esto se tiene que deshacer en la boca.

Las perdices, cuando las hago en casa,

tienes que tirar de la patita y que se saque sola.

-¿Tú vas conmigo o qué? -No, no me he dado cuenta.

No se trata de que me engañes a mí.

Al que no vamos a engañar, es al comensal.

Yo no digo otra cosa. ¡Equipo azul, ha llegado

el momento de emplatar la perdiz!

Vamos con retrasito, ¿vale? Acumulado.

Espero sacarlo bien y que todo esté en su puntito.

A ver cómo lo organizas, capitán.

Está organizado. Todo el mundo sabe lo que tiene que hacer.

Vamos a ver.... Puré de patatas. -Si es que el tío sabe.

Yo me fío de ti. Lo ha organizado superbién.

En un ladito, ¿no? -Sí, en un ladito.

Puré de patatas... Yo creo que algo así, ¿vale?

¿Te ayudo? -Sí, por favor.

Mira, aquí, a tope, ¿vale? Y moviendo.

Tarda, eh, pero va a subir.

(CON VOZ GRAVE) ¿Cómo vamos, querido mío?

(IMITA A RAJOY) Querida Celia, yo soy más de pulpo, tú lo sabes.

Pero me gusta el dulce. -¿Te gusta?

A la política hay que echarle un poco de dulce,

que si no, está la cosa muy salada.

¿Sabes qué pasa? Que el dulce, a veces, empalaga.

¡Rellenando buñuelos, por favor!

¿Dónde están las mangas?

-En la nevera. -¡Venga, vale!

Gracias. -Hay que tener cuidado

porque no sabes si sale...

-Así... -Así, sí.

No te quedes corto, ni tampoco te pases,

porque si no, se emborrachan. -Los ponéis ahí, ¿no?

Venga... ¡Uh! -¡Pero, Flo!

¿Quieres dejar de zampar?

-Estoy probando. -Que están contados.

¿Este qué pasa? ¿Está desecho? (RIENDO) Está rico, ¿eh?

¡Espectacular! Voy con el equipo azul para tocarles los cojones.

¡Venga, vamos a emplatar rápido! Falta la verdura aquí.

Vamos retrasados, no, lo siguiente.

¡Necesitamos caña! ¡Necesitamos un poco de rollo!

¡Un poquito de "rock and roll"! ¿Sabes quién me lo dará? Juanjo.

Dale. ¡Que me picas con mi equipo!

Querido equipo azul, os traigo unos buñuelitos

para que... os acordéis... -No tendrán veneno, ¿no?

-No, hombre, no. -¡Vete para allá, hombre!

¡Pero, bueno...! Os traigo un regalito aquí.

¡Señores, no estamos de tapeo! ¿Qué hace Flo aquí?

¡Macho, qué desagradecidos! -¡Gracias!

¿Eso es un nabo? ¿Qué quieres tú?

Un nabo. ¿Venís a entretener a mi equipo?

No, veníamos a felicitarnos... a felicitarles.

Encima, traes los peores. Claro.

No, hombre, vamos a traer los mejores...

¡Hala, arreando para allá o te arreo con mi nabo! ¡Fuera!

¡Venga, vamos con orden, con un poco de sangre! ¡Con orden!

¡Venga, vámonos! ¡Cambio de marcha, metemos cañita brava y adelante!

¿Lo tenemos? Capitán, ¿podemos sacar?

Sí. ¡Camareros, prevenidos, por favor!

(NICO) Debemos empezar a sacar. ¡Camareros, por favor,

sacamos la perdiz en escabeche con verduritas torneadas

y parmentier! ¡Adelante, por favor!

¡Capitán, Nicolás!

¿Sabes por qué es importante que haya una buena cadena?

A la que vamos desperdigados, esto es un caos.

¡Vamos ahí! Aquí faltan verduras. Vaya diíta me está dando Nicolás.

Es el turno del segundo. ¿Os apetece una perdiz

en escabeche con verduritas torneadas y parmentier?

¿Sí? ¡Sí, chef! (TODOS) ¡Sí, chef!

Vale. Confío en que el equipo azul no haya estropeado

la receta original.

(Música)

¡Ay, ay! Antonio, tenía muchas esperanzas en este plato,

pero ha llegado retrasado y el punto de cocción...

No quiero ni mirar tu plato.

¿Por qué no te comiste la perdiz? Voy poco a poco.

¿Porque no puedes tragar?

Hombre, no. Tampoco es eso. Está regular.

¿Qué ha pasado con la perdiz? ¿Cómo la ves tú?

Hombre, de escabeche tiene poco.

Lo siento. Tiene poquito.

Lo que sí, se nota que hay buen material.

Se nota que tiene aceite de oliva virgen extra, ¿no?

Claro. Siempre lo decimos, los del mundo del aceite.

El aceite ya no es una grasa para freír ni cocinar, ni mezclar.

Sino que ya es un componente que tiene muchas variedades

y que, dependiendo de cómo lo hagamos, puede hacer

que un plato que sea un desastre... Es un potenciador de sabor,

es un aroma... Hay que probar siempre.

Vale para todo. Muchas gracias.

(NICOLÁS) ¡Vamos, vamos! ¡Camareros, no espero más!

Sacamos estos últimos cuatro platos.

Equipo azul, habéis vivido vuestro primer cocinado.

Ahora viviréis vuestro primer veredicto. Cocinas limpias.

Vale. ¡Venga, va! -¡Ostras!

(NICOLÁS) Yo he dado mi 100%,

no he parado de subir para arriba, para abajo,

diga lo que diga Jordi. (RÍE)

Pero ahora mismo pensar que todo ese esfuerzo

puede convertirse en una derrota, es...

Solo de pensarlo... te desmotivas.

(GONZALO) ¡Vamos, eh! (R. MEROÑO) ¡Vamos!

¿Por qué los pones tan tostados? -Me encantan.

-Lo mejor no es ponerlos tostados. -¿No te parece así más monos?

Estéticamente... puede ser, pero...

Pero a mí me gusta dorado.

Aquí hay más para sustituir y en la bandeja, también.

¡Vamos a sustituir! ¡Quitamos los feos!

Quitad los que estén... Como este.

-¡Pero no te los comas! -Hombre, no los voy a tirar.

¡Vamos, equipo rojo! Por fin ha salido la perdiz.

Por fin, por fin. ¿Tenemos todos los platos, los 100?

Están contados. ¿Cuántos son?

100 raciones de tres buñuelos. Perfecto.

Vamos poniendo la nata, por favor. 300.

¡Ahora, estos platos no salen sin que Fonsi le dé

el visto bueno! Digo, Josie. ¡Jolín, se me va!

Espera, espera... El toque último de "glamour"

lo pones tú. Venga, pues, Jesús,

tú tienes el toque último de "glamour", que es

la naranjita sobre el chantillí. Hay que hacer una cadenita.

Llevo un rato llamándolo nata.

Los de Illescas somos así. Chantillí.

Cariño, haría falta otra persona que te ayudara

y, por aquel lado, hiciera lo mismo que tú.

Tú por aquí y otra persona por allí.

Si no está echado el chantillí, es inútil que le ponga

la menta encima. Está hecho.

Pero me están diciendo que hay otra persona poniendo la menta ahí.

Gonzalo, dirige. ¿Qué pasa?

Esta señora, que me dice que no sabe dónde poner la menta.

Está clarísimo. Que sí, que no...

Vale. Pero que haya dos personas poniendo la menta, no una.

Encima, yo lo hago mal.

¡Vamos, Ainhoa! Ponlo desde allí, detrás de ellos.

¡A mí todo el mundo me manda y estoy hasta los huevos ya!

¿Vale? -No. Mira, hazme caso, por favor.

-Sí, pero... Vale, muy bien. -Detrás de Jesús, con la naranja,

lo verde. Vamos aquí.

Muy bien. Nada, nada. No pasa nada. ¡No pasa nada!

¡Eh! Cuéntame. "Be happy".

¿Qué pasa aquí? Nada.

Vale. No tienes nada que contarme. Muy bien.

¡Vamos sacando platos! Fonsi, ¿puede salir esto?

Sí. Los de arriba ya están.

¡Camareros, por favor, adelante! ¡Venga, vámonos!

Y ahora llega el momento más dulce.

Vamos a acabar con un postre, que son

buñuelos rellenos de compota de cerezas y chantillí de naranja.

Y está elaborado por el equipo rojo.

Espero que así acabemos bien la fiesta.

(Música)

Para acabar esta cata, no podíamos dejar de entrevistar

a Juan Aceituno, que tuviste tu primera Estrella Michelín.

Así es. ¿Y cómo te encuentras?

Raro, por el cierre, ¿no? Te dan la estrella y cierras.

¿Qué te parece? Para asimilarlo, está bien.

Ya vendrán tiempos mejores. Pero contento.

Lo importante es que estamos sanos.

Aquí disfrutando. Contento con tu estrella,

disfrutándola. Mucho.

¿Qué te ha parecido el plato de los aspirantes?

¿La verdad? Muy correcto.

Muy correcto. Sí.

O sea, bien.

Un poco más de bien. Muy correcto, sí.

Tenía aire, en el relleno se notaba la cereza,

en el chantillí se notaba la naranja.

Muy muy correcto. Para unos principiantes,

me parece bastante bien. Bastante bien, sí.

Bueno... Estaba buenísimo, muy rico.

¡Pero bueno...! ¡Santi! ¿Qué haces tú aquí?

Pues mi tierra, aquí, ¿qué voy a hacer?

Te ha parecido bien a ti, ¿no? Maravilloso.

Con cerezas de mi tierra, pues muy bien.

¡Pues viva Jaén! ¡Viva Jaén!

¡Viva Jaén! ¡Viva!

(Aplausos)

Muchas gracias. A vosotros

Bueno, equipo rojo, cocinas limpias.

Hemos terminado el servicio, ¿vale? ¿Qué tal? ¿Cómo nos ves?

Bueno... No está mal, ¿no? Bueno, nos vemos en el veredicto.

¡Gracias, chef! ¡Suerte!

¡Es la primera vez que quiero que ganen los rojos!

(RÍE)

(GONZALO) Teniendo en cuenta

que es la primera vez que nos juntamos,

la poca noción de cocina que tenía el líder del grupo,

en este caso, yo.

¡Al rico buñuelo!

Estoy contento con el resultado, mucho.

(Música)

Queridos comensales, muchísimas gracias

por haber aceptado nuestra invitación

aún sabiendo que era la primera vez

que las "celebrities" cocinaban para invitados.

¡Sois unos valientes! Bueno, valientes por estar aquí,

pero, sobre todo, porque os habéis atrevido

a gritar a los cuatro vientos que en Jaén se hace

el mejor oro líquido del mundo y, la verdad, es que razón

no os falta, Jaén es capital mundial

del aceite de oliva por méritos propios, así que,

enhorabuena por vuestro gran trabajo

y muchas gracias por traer a nuestras mesas este manjar.

Me gustaría aprovechar para felicitar

a la red de paradores por tener tan buen ojo y montar

este parador maravilloso, pero, sobre todo, quiero darles

la enhorabuena por fomentar el turismo sostenible

y ayudar a que el planeta esté un poco menos enfadado

con nosotros y ahora sí, gracias y hasta siempre, Jaén.

¡Gracias a todos! (APLAUDEN)

Gracias.

Aspirantes, para todos vosotros dar de comer a 100 personas

era un reto inimaginable y lo habéis hecho,

solo que un poquito grande os ha quedado la prueba.

Yo creo que no se nos ha quedado muy grande, al menos,

en la parte nuestra. -Cállate, cállate.

(CELIA) Vamos a ver, si opinamos y hemos ganado,

¿no quitaréis el haber ganado? Celia, aquí la sinceridad

nunca se castiga, así que, tú di todo lo que tengas que decir

que nosotros lo vemos todo. Yo creo que hemos tenido

una magnífica dirección que cada uno ha hecho su trabajo.

Yo creo que hemos salvado el pellejo.

Terre, vi que querías decir algo. Grande, no, personalmente,

a lo mejor para el resto del mundo y para los comensales

fue grande, pero para nosotros fue pequeño.

Necesitábamos tres horas más, 300 comensales más

y nos lo habríamos ventilado, ¿o no?

-Di que sí, di que sí, hombre, vamos, sobrados.

Yo aprovecho para decir que no me llamen ni Yonsi

ni Fonsi ni Harry ni Potter que me llamo Josie.

Claro, es que por favor, Josie, Josie,

es que quería aprovechar, Samantha, o sea.

Josie. Sí.

Ya está. Pepe, que me llame como quiera,

pero no, pero mejor que por favor, lo centralizamos

porque cuando salga de "MasterChef Celebrity"

me dirán Fonsi todos y Fonsi es Fonsi Nieto.

Aspirantes, en honor a la verdad, por lo menos el servicio

ha salido sin tener que cancelar ningún plato

y solo ya eso es un éxito.

(APLAUDEN Y GRITAN)

¡Qué bueno! Así que, felicidades,

habéis sobrevivido a la primera prueba por equipos

y estoy muy contenta. (TODOS) ¡Gracias, chef!

Equipo azul, empezaré con vosotros, en concreto, contigo, Nicolás.

Ya lo sé. ¿Cómo te sentiste siendo capitán?

El sentimiento es un poquito de derrota, pase lo que pase.

Tú lo has hecho muy bien, Nicolás. Lucía, es tu sobrino, bien,

lo amas, bien, lo sabemos,

permíteme, perfecto, perfecto, no lo ha hecho.

¿Perdona? Lo ha hecho perfectamente

porque no ha hecho nunca nada de este tipo.

Cariño, lo has hecho fenomenal.

Si lo ha hecho tan perfecto,

¿por qué teníamos los pimientos crudos?

¿Por qué las perdices salieron tarde y mal de punto?

¿Por qué el escabeche no era escabeche

y era agua de borrajas? ¿Por qué la parmentier se quemó?

Hombre, tuve un momento de descoloque total

porque pensaba que venías a ayudarnos

y te has metido en cocina y a meter el dedito en la llaga.

Y nos has ayudado mucho, chef. La culpa es tuya ahora, Jordi.

Yo, perdonad que os interrumpa, A ver, no te perdonamos.

Yo solo sirvo de guía, se presupone que le falta experiencia,

pero evidentemente, nos ha faltado garra

y hoy tenemos un buen ejemplo ahí

porque aquí tu compañero ha sido cañero

sin tener que serlo. Ha tenido energía, ha tenido garra

y a ti te ha faltado esa chispa, amigo mío.

¿Puedo hablar? Claro.

Pues no voy a hablar porque tienes razón y ya está,

si tiene razón, tiene razón.

(NICOLÁS) No creo que sea cuestión de que me falte garra,

a lo mejor están más acostumbrados en el mundo cocina a otro tono,

pero, vamos, estoy tranquilo conmigo mismo.

Y tu escabeche, Lucía, hay cositas que te voy a decir,

tu escabeche mejorable y lo que me duele

es que yo sé que tú había cosas que sabías y te mantuviste

un poco al margen dejando que cometan errores.

Quien tiene el conocimiento,

tiene el deber de compartirlo y tú lo tienes.

Juanjo, ¿cómo estás?

Imagino que has ido al baño antes de...

(RÍEN) Qué mala gente sois,

¿no te ha dado un apretón un día de nervios?

(Risas)

Esperando ahí el primer plato apretando el culo cocinando

porque veía que si no, no llegábamos.

No llegabas tú, ¿no? (RÍEN)

Ahora sí que te diré que somos familia,

después de esta confesión. Juanjo, si no es por ti,

David, por ejemplo, nos quema las cocinas,

las perdices lo primero. Bueno, no lo había hecho nunca

y yo estaba pidiéndole consejo a él

entonces, las primeras creo que se quemaron un poco,

pero las otras algo menos. Por primera vez en la historia

de "MasterChef" hemos quemado una parmentier de patata.

Bueno, la verdad, me habéis puesto un poco...

en un momento complicado porque el 90% de los comensales

no se ha comido la perdiz. Estaba incomible, seca,

sin salsa, incomible. Una pena,

además el producto era buenísimo. Sí.

Caso de la Terremoto y Melani. Hola, ¿qué tal?

Los pimientos los sacamos crudos del horno, el tomate

y la "parisien" lo hemos echado y había una humareda terrorífica.

Tenéis que aprender los tiempos y el punto para sacar un resultado

lo mejor posible que realce el producto.

De acuerdo. Y voy contigo, Perico.

Como vienes de no haber cocinado nunca,

no daba un duro, pero estoy contento con tu trabajo.

Muchas gracias. Y con quien estoy contento,

no, siguiente, encantado es con Laura.

¿Conmigo? -La niña de los huevos.

Había dos o tres que no estaban perfectos,

pero en conjunto muy buen trabajo.

¡Ole mi Laurita! Equipo rojo, Gonzalo,

pondré a prueba tu sinceridad,

¿cómo crees que lo has hecho como capitán?

Yo he necesitado la ayuda de mis compañeros,

eso es una realidad. -Y tú has sido un gran capitán,

Gonzalo, has sido un gran capitán.

(APLAUDEN)

(FLO) Ha sido el capitán Corelli.

Bueno, me gusta ver esta unión de equipo

y la resolución de todos, pero no sé si todos en el equipo

piensan lo mismo... ¿Ainhoa?

A ver, yo reconozco que he perdido los papeles

porque soy una mujer de mucho carácter.

¿Ah, sí? Sí, y entonces, gracias al capitán

que hemos tenido hoy ha conseguido templarme las gaitas.

Me he sentido un poco David el gnomo

porque todos me iban diciendo lo que tenía que hacer

entonces cuando veía que se me inflaban las gaitas,

Gonzalo venía rápido: "Ainhoa, estate tranquila

y no te preocupe", con lo cual, para mí,

Gonzalo ha sido hoy primordial.

(FLO) Échate un poquito para atrás, anda.

(Risas)

(AINHOA) Me he sentido muy, muy cómoda,

pero lo que me ha cabreado de toda esa historia

es cuando he visto que han salido subcapitanes.

En fin, las dos Raqueles, Josie, pues es verdad

que yo he dicho: "Verás tú porque esto va a parecer

una ruleta rusa", porque los buñuelos

unos eran perfectos, los de Raquel, y otros parecían,

a veces, pelotas de ping-pong, pelotas de tenis.

Los Pokémon. Dicho eso se han hecho de más

y todos los que se emplataron estaban perfectos, iguales

y ha dado, incluso, hasta que para algunos

se comiera 10 o 12 bolas. (RÍEN)

Flo... ¿Flo, estamos de acuerdo?

Claro que estamos de acuerdo que ha sido Celia.

A dos carrillos. (FLO) Empiezas por uno

y el cuerpo no es tonto te pide más, ¿y qué voy a hacer?

Yo le hago caso a mi cuerpo no le hago caso a mi mente.

Raquel, me ha gustado tu actitud porque has estado muy seria,

midiendo, calculando y el postre lo hicieron entre varios,

pero estuviste ahí, no te moviste, te lo curraste,

¿estamos de acuerdo? Gracias.

Jesús, estuviste concentrado, no paraste nunca y tal,

pero diviértete, entras con ganas, relájate y disfruta.

Vale, Pepe. También tengo palabras para ti,

Raquel, estuviste estupenda, colaboraste en todo,

ibas a todas, oye, correctísimo. Gracias.

Bueno, y dicho esto hemos servido dos platos

que estaban ricos, la trucha es de lo que más ha gustado

la han devorado, creo, Samantha. Menos mal.

¡Qué bien! Encantados, fascinados.

Y el postre, los buñuelos han gustado muchísimo.

Josie, ese olor a fritanga mereció la pena.

Bueno, bueno, o sea, es que no te puedes imaginar.

Es que es muy fuerte lo que he vivido.

ha sido muy fuerte lo que he vivido, es muy fuerte.

O sea, te lo juro, ¿qué es eso, qué es esa sartén?

¿Cómo era ese aceite caliente?

Atención, aspirantes, porque el equipo ganador

de esta primera prueba por equipos es...

Yo esperando hasta el último segundo.

Todavía tienes esperanzas. Sí.

Pues ya verás...

¡El equipo rojo! (GRITAN)

(CELIA) Muy coordinados, muy organizados,

me siento, absolutamente, llena, absolutamente, esplendorosa.

Equipo azul, sintiéndolo mucho,

entre vosotros está el primer expulsado

de la quinta edición de "MasterChef Celebrity".

Mucha suerte a los ocho en la prueba de eliminación.

(TODOS) ¡Gracias, chef!

Como cada año vuelven los campamentos MasterChef.

Si tienes entre ocho y dieciséis años,

te encanta cocinar y quieres vivir una experiencia inolvidable

en un entorno natural, tienes que venir

a los campamentos MasterChef.

Además, convivirás con concursantes de "MasterChef Junior".

El próximo verano campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven al campamento MasterChef!

(Música)

Vamos, Periquín. Nuestros "celebrities"

regresan a las cocinas tras una prueba por equipos

muy exigente, probablemente, nunca antes habían trabajado tanto

y aunque no se cancelaron platos sí es cierto

que las perdices del equipo azul...

Esta la tengo en casa. -Esa me gusta.

Estaban incomibles y eso les ha traído

a su primera prueba de eliminación.

Hola. Madre mía.

"Oh, my god". -Hombre, pero bueno.

¿Quién es el maître y quién el sumiller?

El maître él y Flo el sumiller.

Aspirantes, bienvenidos de nuevo a las cocinas.

Gracias. Os veo muy elegantes

a los delantales blancos. Gracias.

Raquel, y tú, incluso con anteojos.

Bueno, y Flo. -Sí, queríamos mandarle

un gesto a nuestros compañeros que se la juegan

y que nosotros estaremos desde el balcón, también te digo,

muy a gustito viéndolo, así que, por favor, Ainhoa, cuando quieras.

Gracias, maestro.

(CANTA "WE ARE THE CHAMPIONS")

(TODOS) # On "MasterChef". #

¡Bravo! ¡Bravo!

Oye, maravilloso. Hemos venido como de noche de ópera

desde el balcón. -La idea es esa.

Una noche en la ópera. Tenemos una diva, un palco.

Y tienen a los currantes abajo. Y los camareros.

Al camarero del catering, claro, estamos todos.

El maître y el sumiller. "Yoisi".

Josie, Josie. Sigo con "Yoisi" y es Josie.

Celia, ¿cómo es? Que se me va.

Josi, Josi. Josi.

Harry, Harry. -Josie, Josie.

¿Sabes lo peor de todo? Que os llamáis igual.

José, Pepe. José, ¿pero por qué no ponen

el acento en la e, no lo entiendo?

¿Y no te llamarías Pepe? Pepe no me importa

porque me siento como en casa, ¿pero José?

José, a comer. -Florentino me encanta,

me gusta más que Flo. -Flosie, quiero ser Flosie.

Jolín, ahora sí que me veo con el abanico.

¿Te apetece un "like?

Pero bueno... ¡Un "like", guau!

No hay nada al azar, está todo... Sí, un look muchas veces

tiene mucho de plato y un plato de look, es verdad,

o sea, como esos elementos juegan para que, al final,

sean uno que te quieras comer.

Y los looks son igual, tenía unas ganas de comerme este.

Bien. Era mi obsesión

cuando estaba ahí friendo esos buñuelos repugnantes.

(RÍEN) Estén buenísimos o no.

No, ¿por qué, pero por qué? Porque ese olor, Pepe,

ese aceite caliente todo ahí friendo

que ya he descubierto que el pelo se te puede manchar o no

según pongas vinagre de toilette porque he descubierto

que con esto contrarresta bastante el olor a fritanga.

¿Sí? No penetra la fritanga

en tu pelo tan fácilmente. (RÍEN)

Flo, explícame qué es para ti el trabajo en equipo.

Pues el trabajo en equipo, hacer todos a una.

¿Comer lo que hacen tus compañeros? Samantha, estás muy guapa.

Oye, es muy pelota Flo. Sí.

No te he dicho nada. (FLOSIE) He sido yo.

Ah, Flosie, Flosie. Flosie.

De todas formas la única que sacó algo de ahí

ha sido Anabel Alonso. -La única que te besó.

¿Sí, me besó? ¡Ay, madre, se me olvidó!

(FLOSIE) Pues si se pueden dar besos

al jurado, yo tengo mi "prefe". ¿A quién se lo darías?

A Jorge. ¡Ay!

Yo es que estoy muy usado. ¿Jorge, de Manresa?

A lo mejor hoy no caerá la breva, pero otro día la buscaré.

Sí, no te preocupes, todo llegará, Flosie.

¡Madre mía! Todo llegará.

Bienvenidos a la escuela "MasterChef",

soy Jorge Cruz, hoy os enseñaré a mallar un estofado.

(RÍEN)

Es que le veo siempre. (FLOSIE) Jorge para mí

es el paradigma de la cocina

elevado a la enesísima potencia.

Gonzalo, si tus compañeros desconfiaban de ti

en el primer reto, ahora, siendo capitán del equipo ganador,

¿qué crees que piensan de ti? ¿Por qué desconfiaban de mí?

Porque ibas de tapadillo. No, hombre, no, no era eso,

una cosa es que duden de mi capacidad culinaria,

eso no significa que desconfíen de mi capacidad

para capitanear el grupo, vamos, no sé.

Creo recordar. -Piensas bien.

Nicolás, ¿cómo te has sentido como capitán?

Bueno, he dado el 100%, uno de los fallos que hubo miles,

pues fue, a lo mejor, el no haber escuchado

cuando vinisteis a orientarnos,

pero como que vi que no iba a llegar

y dije: "Venga, retomo un poco las tareas",

y, a lo mejor, tenía que haber insistido ahí

y poner la oreja. No te entiendo, Nicolás,

¿a qué te refieres, majo? Que tenía que haber escuchado

un poco más a lo mejor. Pero, bueno, muy emocionado

del próximo reto de hoy. Esa es la actitud, Nicolás.

Lucía, ¿sientes que podrías haber hecho

algo más por el resultado de vuestro equipo?

No me tenía que haber callado en algunos momentos, pero...

¿Pero no quisiste exponerte

o era un tema de proteger a Nicolás?

Pero qué manía, mira, me traje hasta esto

porque sabía que iba a... coño.

Que no, ya no puedo hablar. -¡Ay, pobrecita!

Lucía... A mí, Lucía, me tienes despistado,

de repente tienes un supercarácter o te emocionas

con una chispita, ¿qué ha pasado aquí?

Pensaba en mi puré de patatas.

(Risas)

Y le ha venido el llanto. (RÍE)

¿Qué pasó? Nada, que tenía que haber estado ahí

también apoyando en lugar de estar calladita y...

¿Y por eso te emocionas? Pues sí.

(LUCÍA) Yo creo que lo que me pasa es que estoy muy nerviosa

y que tengo que confiar en mí como hago en casa.

Ya me enseñarán cantidad de truquillos y ya está y punto.

Celia, a ti te vimos muy emocionada en el primer reto de la noche.

La verdad es que yo quiero agradar

a los tres que me hicisteis salir. ¿Ya perdiste el miedo entonces?

Bueno, el miedo nunca se pierde, cuando dejas de tener miedo

y te crees que todo es perfecto, como dice mi amiga Marta:

"La cagada en tecnicolor con balcones a la calle".

Es que, Lucía, necesito a un persona como tú

que me corrija, no tengo ni a mi madre ni a mi abuela,

pues eres tú. -Pues nada, hija,

te mando mi mail... -No, no,

espero que nos veamos y salga de aquí más educadita.

Ya lo decía mi madre: "Parece mentira

que estudiases en un colegio de monjas".

-¿De monjas? -Sí, las jesuitinas.

Ya me das la dirección del colegio ese

que no estudié en ninguno. (RÍEN)

(CELIA) Estoy aquí porque quiero hacer cosas

que hasta ahora no había hecho nunca

y las quiero hacer por mí,

las quiero hacer por mí misma y para mí misma.

Bueno, pues Flo y compañeros, os habéis ganado disfrutar

de este último reto de la noche desde la galería. ¡Adelante!

Suerte, suerte. -Mucha suerte.

(JOSIE) Me encanta, estás a mano. (FLO) Buenas noches,

¿la entrada, por favor, la entrada?

Terre, ven para acá. (FLO) Mil pavos y te lo cambio.

Mil pavos dice, mil pavos y te lo cambio.

(TERRE) Si yo hoy me fuera la primera

por esa puertecita grande, me dolerá mucho

por los que me quieren porque sentirán no poder disfrutar

de mi persona en la tele desde cualquier punto del mundo.

Aspirantes, la clave de este último reto de la noche

está debajo de este paño negro.

Laura, ¿qué crees que puede esconder?

Faenas malas, faenas malas, sí, nada bueno tiene que haber.

Pero, por ejemplo. Helados, pueden ser helados.

¿Helados? ¿Vamos a hacer el mejor helado,

el mejor topping? -Es una nevera de marisco.

Es una nevera de algo. -Es una nevera.

Ya está. (CELIA) ¡Madre mía, qué horror,

qué pánico, qué pánico! Vamos a descubrirlo ya.

Por favor, ¿ves? -Embutidos.

Hemos acertado mogollón, marisquito, ¿eh, Lauri?

Hemos acertado, pero... Os explico, todos los alimentos

que hay aquí podríamos encontrarlo en cualquier tienda delicatessen

de cualquier lugar del mundo. Hay 55 ingredientes,

quesos, embutidos, conservas, salazones de distintos países

y todos ellos de primerísima calidad

considerados auténticos manjares. ¿Qué se hace con eso?

Yo no tengo ni idea. (PEDRO) Yo es que todas las pruebas

me parecen superdifíciles, superdifíciles.

Antes de comenzar vamos a recibir a un invitado

al que siempre es un placer tener en estas cocinas.

Un cocinero que tuvo tres estrellas Michelin

y las dejó para dedicarse a dirigir nuevos proyectos.

Propietario del grupo Dani García, con marcas

como Lobito de mar, BiBo, Leña o Dani en el hotel Four Seasons.

¡Adelante, Dani García!

(Aplausos)

¡Bravo! -¡Bravo!

¡Hola, Dani! -¡Dani!

¿Qué tal, tío? Hola, ¿qué tal?

Eres mi nuevo mejor amigo, Dani.

Dani, un placer tenerte aquí una vez más. La última vez

que nos visitaste nos contaste un montón de proyectos nuevos,

pero a causa de la COVID-19 imagino que esos proyectos,

algunos se retrasaría. Todo sigue y ha seguido adelante

pero todo ha seguido como tres, cuatro meses después.

Algo más retrasado. Este invierno será durillo.

Va a ser durito. Bueno, Dani, no sé si has visto

que vitrina de productos gourmet tenemos, maravillosa.

Se pueden cocinar muchas cosas con eso.

No sé si estarán de acuerdo ellos. Vamos a hacer cinco rondas

y de uno en uno vais a tener que identificar

los ingredientes que conozcáis. Ya podéis esmeraros porque los dos

que más ingredientes identifiquen correctamente, se librarán

de cocinar en este reto y de ser el primer eliminado

de la quinta edición de "MasterChef Celebrity".

Vamos, venga, vamos, vamos.

¡Ay, qué...!

¡Ay, Dios mío, qué nervios!

(MELANI) Estoy que me va a dar un ataque, prefiero estar horas

encima de un escenario, mira qué te digo.

Vamos a empezar por Juanjo, nos señalas un producto

y nos dices qué crees que es.

Bueno, ese jamón que hay ahí creo que es jamón de pato.

¿Este de aquí? Sí.

Así es, jamón de pato. Bien.

Un acierto. Perico, es tu turno.

Bueno, creo que es muy fácil

porque esto es queso parmesano reggiano.

Mírale, muy bien. (HABLA EN ITALIANO)

Venga, Melani. -Fuet o secallona.

Bien dicho, secallona, bien, Melani.

La Terre. Pues yo digo aquel es mojama.

¿Este de aquí? Ese.

Mojama de atún. Mojama de atún.

Vamos con Lucía. Mortadela boloñesa.

Mortadela italiana. ¡Brava, brava, Lucía!

Bien, Lucía. -Pues yo voy a decir ese,

mojama de huevas. Pues no es así,

son huevas de maruca. ¡Madre mía!

David. Oliva arbequina.

Pues así es. Muy bien.

-Joder, cómo sabe el David.

Laura, tu turno. Vamos, Lauri.

Este, que está de muerte, Téte de "monche".

Tête de Moine. Es que como es francés

y yo soy de Huelva es lo que tiene.

Pues así es. (LAURA) El queso

porque le encanta a mi hija que es tan bonito que haces la flor

y cuando lo vi dije: "Ya está, el queso, seguro".

Ese de ahí es tocino ibérico salado.

Pues es parecido, pero es panceta de cerdo,

un fallo, Juanjo. Perico, tu turno.

Cecina, supongo que será del Bierzo.

Pues no es cecina. ¿No?

(HABLA EN OTRO IDIOMA) Melani.

Butifarra blanca, butifarra blanca. "Molt be".

¡Bravo! -"Molt be", Melani.

¡Qué grande! -¿Arenque?

¿Qué es, sardinas? -Sardinas en salazón. ¡Qué lástima!

¿Alcaparrones? Berenjenas de Almagro.

Vamos a decir que esto es morcilla.

Pues no, es chorizo de Potro.

Nicolás, dos fallitos, David, vamos a ello.

Queso gruyer. Gorgonzola.

Te lo iba a decir. (RÍEN)

Vamos, Laurita. -A mí me encanta

y yo le llamo cabeza de cerdo. Chicharrón.

¡Ay, Dios! Vamos con la tercera ronda.

Esto hace mucho que no lo como, pero yo que soy muy campero

si no me falla la memoria es tasajo.

-¡Ahí, ahí! -Muy bien.

Perico, vamos contigo.

Yo creo que esto es foie gras de canard.

Foie gras de pato, pero es lo mismo que de canard,

es lo mismo, bien, bien. ¡Perico Delgado, Perico Delgado!

¡Perico! Melani, adelante.

Pues chistorra, pero no lo tengo... ¿Esta de aquí?

Sí. -¡Bien!

Tienes un pie en el balcón. -Yo creo que no podéis dejar fuera

un bicho tan delicioso como la sobrasada.

Voy a arriesgar por Mallorca y es una sobrasada de Mallorca.

Muy bien, Terre. Pues por Mallorca

esto es un botillo. ¡Ah!

Perdón, Mallorca, que lo he hecho con todo el cariño

del mundo, qué poca vergüenza. Poca "vergoña" que dirían ellos.

El queso rojo es el único de bola

que es el de toda la vida, queso de bola.

Edam, no has acertado, Lucía. Edam.

El de agujeros es un queso gruyer. -Es un emmental.

Emmental. Ya me ha jodido el queso

que lo iba a decir yo. -Yo creo que esto es queso de vaca.

Queso de La Garrocha. Eso es un morcón ibérico.

Este de aquí. Eso.

Pues es un morcón. ¡Toma!

Muy bien, Lauri.

Vamos a por la cuarta ronda, Juanjo.

Eso es muy mantecosa, el roquefort, queso roquefort.

Stilton, queso azul inglés. Stilton.

En Segovia como no lo diga me van a castigar,

chorizo de Cantimpalos. Anda, sí, señor.

Morcilla patatera. ¡Ahí está, menos mal!

Casi, casi. A ver... Vale, esto yo creo

que son... ¿cocochas? ¿De qué son?

De merluza. -Sí, sí, sí.

De bacalao. De bacalao.

¡Oh! No te fíes de mí tampoco.

-Ha estado ahí. -Después de este homenaje

que le he hecho a las Islas... O erizo, ¿esto es erizo?

Tú me lo tienes que decir. Ya, venga, total ya, erizo de mar.

(GRITAN)

Bien, Terre, bien. Va, Lucía, italiana.

Papada de ibérico, de cerdo ibérico.

Como no sea... ¡Ay!

Guanciale. -Guanciale, qué rico.

Nada, me toca cocinar, tía (LUCÍA) Me he bloqueado

es como cuando la profesora decía:

"Lucía, a la pizarra". -"Eh...".

Vamos con ello, Nicolás. Vamos a decir fiambre de pavo.

"Leverquese". David, adelante, es tu turno.

Me la voy a jugar con una cosa que a lo mejor

parece disparatada pero seguramente, lo es.

Queso de cerebro ¿Este, la bola, no?

Sí. Queso Oaxaca.

Pero le llaman queso de cerebro... Sí, allí en el pueblo

le llaman queso de cerebro, Es el queso más internacional

que hay en Méjico. Es que no sé si es búfala,

pero esto es mozzarella.

¡Burrata, era burrata que lo sabía, mierda, perdón!

Es que es muy parecido. -No me salía burrata.

No sé, venga, esto de aquí, ¿carne mechada puede ser?

¡Ay! Muy parecida, sí, pero no es, lomo de Orza.

Vamos con Perico. Yo creo que es mozzarella

el queso este redondo. Este de acá.

Ese, sí. Provolone.

Provolone. Melani.

Venga, Melania. -Ve a lo seguro.

Pues me arriesgo, bacalao desmigajado.

Chucrut que es la col fermentada que usan, sobre todo,

los alemanes para poner de guarnición y cerveza.

Terre, por favor. Pues esto bacalao...

En el confitado, en aceite o... una cosa así.

Bacalao ahumado, te sirve, vamos. (GRITAN Y APLAUDEN)

La coppa, como sea español eso, coppa.

Así es. Bien, Lucía.

¿Coppa? -Muy bien, Lucía.

Nicolás. Papada de cerdo.

No, la panceta de cerdo en adobo. Adobada.

Joder, eso es panceta. Nicolás, ningún acierto.

Hay que ir más a la compra, ¿no? Lo sé.

Ciruelas en almíbar, yo qué sé. -Ciruelas en almíbar.

Tomatillo verde mejicano. Lo sabía, lo sabía.

-Bravo, David, bravo.

Vamos, Laurita. -Vamos, Laurita.

-Yo quiero cocinar hoy. -Pues nada, déjalo.

Yo me voy para arriba, no te preocupes.

-Luego te dejo que eches la siesta en mi barriga.

-Sí... Aquello es roquefort.

¿Este? Sí.

Cambozola. Cambozola,

otro italiano, cambozola. Hagamos recuento, aspirantes.

Nicolás, no tienes ningún acierto, David, sólo tienes un acierto,

Laura, Lucía, Perico y Juanjo, tenéis dos aciertos

y Melani y la Terre tenéis tres aciertos.

Por lo tanto... (APLAUDEN)

Vosotras dos os libráis de la eliminación.

¡Adelante, podéis subir a la galería, venga!

¡Que estoy salvada!

Ahora, os vamos a explicar en qué consiste el último reto

de la noche. Debéis hacer un plato libre en 60 minutos

con los ingredientes que ha acertado cada uno.

¿En serio? Juanjo, tú tendrás que cocinar

con jamón de pato y tasajo.

Perico, tú con parmesano y foie gras.

Lucía, con mortadela y coppa. Nicolás, con ninguno

porque no has acertado nada. David, con aceitunas arbequinas

y Laura con Tête de Moine y morcón.

Una combinación muy bonita.

(DAVID) Olivas, entonces, claro, lo primero que he pensado

es pones una cervecita y que piquen las olivas.

Aspirantes, contáis además con una caja de básicos

que encontraréis en vuestro puesto de cocina. Como en este reto

no tenéis que entrar al supermercado,

iréis directamente, a vuestros puestos de cocina

y empezaréis a cocinar. ¿Estáis preparados?

(TODOS) ¡Sí, chef! (NICOLÁS) El cansancio que tengo

más la frustración de verdad que dan ganas

de decir que se acabe todo esto, por favor,

que me tiemblan hasta los ojos.

Y el tiempo comienza en tres, dos, uno, ¡ya, adelante!

(Gritos de ánimo)

Valiente. -Mi equipo ahí bueno.

Date prisa, corre.

¡Nicolás, capitán, aúpa!

Me voy a poner así ya para ver la prueba.

¿Ves? Así, sí. -¿Y ves algo?

Veo todo, veo fenomenal.

# Soltera y sola en la vida # por una mala partida. #

Ladrón. -Venga, dale, no te entretengas.

# Soltera y sola en la vida. #

Me recuerda tanto a Bimba cuando se mueve.

-Ya. -Voy a ir por pasos porque me lío.

Bueno, vamos a ver qué pasa a ver qué va a hacer Juanjo

porque tiene que cocinar tasajo y jamón de pato

que no son dos productos que casen tan bien.

A simple vista es quien lo tiene más complicado.

Puede hacer una pasta fresca tipo boloñesa en vez de con chorizo

y meterle se tasajo. Suena muy bien

con el tasajo que es una carne seca,

condimentada con Pimentón de la Vera maravillosa.

¿Cómo vas, Juanjo? -Estoy con la bechamel liado,

no puedo ni pensar hoy, no sé ni lo que me va a salir.

Tengo un mal día hoy.

Tiene las cosas para hacer la masa.

-Ya, pero hacer la masa de pasta ha tardado mucho.

-Es harina y huevo. -La masa

te sobra tiempo para hacerla. -Vamos, vamos.

David, con aceitunas arbequinas. Yo haría una pasta italiana.

Yo haría una ensalada de arroz con tomate relleno y aceitunas.

Con verdurita ralladita y dentro del tomate para rellenar.

¡Huy!

Muy bien, Laura, esa masa. -No la marees demasiado

que se te pone... elástica.

Va a hacer unas fajitas o una torta.

-¿Pero lo ha rellenado eso? -Es una empanada de algo.

Pues voy a hacer un taco, pero no mejicano

porque como he tocado el morcón que es de Huelva como yo

y el queso que es adoración, pues vamos a hacer un taco ibérico.

¿Y Perico? Foie gras y... Ha triunfado,

parmesano y foie gras. ¿Cómo lo unes?

Una sopita de parmesano y unas rodajitas,

a lo mejor me da tiempo a congelar el foie y sacarlo.

Unas virutitas. Una sopa de parmesano

y tienes un plato fácil y de alta cocina.

Suena muy bien. ¡Señores, en cocina número dos

tenemos al gran Perico Delgado! -No me pongáis nerviosos, no.

# He ganado el Tour de Francia, # Tour, Tour, Tour. #

¿Qué, se vive muy nervioso ahí arriba o qué?

Atacados. -Estamos pasándolo fatal

por vosotros. -¿Esto por qué no?

Ese caramelo, Nicolás, venga. Nicolás podría hacer

una tarta de manzana. Puede hacer casi lo que quiera

porque no tiene ingredientes. Solo lo puede hacer él

porque no tiene nada. Es verdad que tienes que tener

esos 15 minutos que no tienen para pensar combinaciones

que para ellos no es tan fácil. La presión, evidentemente...

Estoy haciendo un flan de manzana que lo he hecho una vez en mi vida.

Me la he tenido que jugar porque con los ingredientes

que teníamos no se me ocurría otra cosa y nada,

vamos a ver si saco algo bonito. -Venga, Nicolai.

Vamos, Lucía, vamos.

Mi fuerte no es el emplatado, mi fuerte es un poco cocinar

y creo que tengo que encajar mi cabeza que estoy cocinando

para mis hijos y para mí y ya está,

punto, dejarme de que son ellos porque ellos

no van a estar nunca contentos.

Muy italiano lo que tiene Lucía,

mortadela y coppa, ¿qué haríais? Son embutidos que se toman mucho

de aperitivo, se cocina poco con ellos, yo haría un risotto.

Yo creo que me haría a un tipo pizza.

Pones tres huevitos y le tiras el este, metes.

O una bechamel ligera y le metes ahí.

Está pelando aceitunas bien tranquilo.

-Creo que las pruebas sirven para darte cuenta también

de todo lo que te falta. Yo hoy me voy a meter una,

o sea, un estudio de todas las masas, masa, torta, coca,

pizzas, o sea, todo,

hasta que la cabeza se me vuele, te lo prometo.

Dani, ¿sabes que llevamos 20 ediciones de "MasterChef

en estos ocho años que se dice pronto?

Se dice pronto. Y tú nos has acompañado

en casi todas, de hecho, es el chef que más veces

ha venido a "MasterChef", 13 veces.

Eso no había contado. Nosotros sí

y lo llevamos muy en cuenta. No lo podemos olvidar.

Por eso, Dani, queremos agradecértelo

con un regalo muy especial al alcance de muy pocos

y que es símbolo de este programa. Muchas gracias.

Esto es para ti. ¡Oh!

La cuchara dorada. Solo la tendrán los chefs

que vengan más de 10 veces a este programa.

¡Qué bueno! Es símbolo de "MasterChef"

para tu casa para cuando vayamos y nos invites, lo veamos.

¡Muy bien, Dani!

(Aplausos)

¡Muy bien, Dani! -Cuchara dorada, qué bonita.

Eso lo pones en BiBo. -Que van todos los pijos.

¿Qué pasa, Juanjo? ¿Qué tal, tío?

¿Estamos, qué harás al final?

Unos pimientos rellenos y en la bechamel le añado

el tasajo y luego, pondré un crujiente clavaditos

encima de los pimientos.

Crujiente hecho con el jamón de pato.

¿Has echado el tasajo ya ahí? Sí.

¿Pero qué has echado dos láminas? No me jorobes

que Dani viene a comer, a ver si te crees que nosotros...

Tampoco es que esté lleno de tasajo.

Más flojo... Venga, le voy a echar a saco.

Que sepa eso rico. Tiene que saber

y yo se lo echaba ya. -Se lo echamos y lo dejamos echado.

¿Sabes lo que es esto? La biblia de "MasterChef",

pero no el libro de reservas, es que en libro de reservas

apunte a uno que me dejó colgado, me hizo la reserva y no vino.

Qué rencoroso, per qué rencoroso, Pepe.

Para que no vuelva a ocurrir te traigo un regalo

que te hará falta. No soy rencoroso ya con esto firmamos la paz.

¿Te parece? Hecho.

Venga. Si sabes que te quiero

y si me voy, te querré igual.

Ya, la biblia de "MasterChef". Te seguiré dejando tirado.

Es un libro muy especial para nosotros y completo

porque encontrarás todos los ingredientes explicados

uno a uno, cada paso, las recetas, en fin,

para que te inspires. Algunas las hemos hecho

en estas cocinas, así que, estudia y fórmate.

Vale. Ese es el lema.

Muchas gracias. Eso tiene que estar muy rico.

Dani, me alegro de verte. -Igualmente.

Guarda el libro.

¡Ay, que se me quema algo! ¡Ah, no es a mí!

Ostras, quién viene. ¿Qué pasa, por qué miedo?

No he dicho miedo, he dicho quién viene.

Bueno, pues venimos a verte Dani y yo a ver qué haces.

Pues, mira, voy a hacer un arroz blanco,

aquí voy a hacer una salsita de tomate muy reducida,

o sea, pareces Cruella de Vil en medio de todos...

Aparte me ha dicho Josie que me dé mucho vapor en la cara

y tal y estoy haciéndole caso. Y luego, freiré unas patatas

a lo pobre muy finitas que es donde voy a poner

la presa en medio como si fuera un milhojas.

O sea, son dos platos diferentes en uno.

No, te voy a decir porque si no, me pongo nerviosa.

Lo que he pensado es: "¿Qué le gustaría a mis hijos?"

Ahora cocino para mis hijos. Cocina lo que sabes

y que esté rico. ¿Tus hijos se quedan contentos

con tus platos? Son mis hijos,

ni se les ocurra después de cocinar

que se les ocurra decir algo. Dani, cariño.

Es cierto que veo como dos platos en uno,

lo que ha dicho Samantha, levemente, pero es verdad un poco,

patata, arroz suena como un poco... Simplifica y úsame bien

los dos ingredientes. (HABLA EN FRANCÉS)

"Oui, chef". ¿Y ahora, qué hago?

Me encanta porque no te he oído nunca.

Te funden. -Céntrate en lo tuyo.

-A ver qué puedo hacer, ¿paso de la patata?

¿O paso del arroz?

Haciendo crema de aceitunas. -Sí, pero va a acompañarla

y si va a hervir patatas que las ponga ya

que luego, no le dará tiempo. -No quiero que se vaya nadie.

Si te apetece probar alguno de los platos

más emblemáticos hechos aquí, lo puedes hacer

en el restaurante "MasterChef", en Madrid.

Disfrutarás de una auténtica experiencia gastronómica,

pero si quieres vivirla en tu salón, puedes hacer un pedido

y recibirlo en casa o recogerlo en el restaurante.

Tienes más información

en restaurantemasterchef.com y en redes sociales.

Por la finura yo creo que es más coca que pizza,

es que en Mallorca se hace todo coca.

Coca Malla, Coque Malla. -Coca Malla, coca Malla.

Parece plastilina, parece que está en el colegio.

Laura, ¿para qué es esa masa?

Pues para hacerte una tortita. ¿Mejicana?

Mejicana, más de Huelva que del centro de Méjico.

¿No tenéis ni una manita de fuerza para amasar esto conmigo?

Yo te ayudaría, encantado.

Estoy sudando. Pero tú lo estás haciendo de diez.

Sí, claro. -Sí, a ver si la despegas ahí.

Bueno, está bien hecha la masa. Una buena masa, sí.

¿Sabes qué puedes hacer si tienes problemas para estirarla?

Dime. Mira, esto será muy fácil.

Pero no quiero hacerla muy fina. Quito, aparto y estiro.

Tan fácil, ¿verdad? Vale, como os voy a hacer nada más

que una tortita... Laura, está insegura, Flo,

te echa en falta, ¿le quieres decir algo para darle

la seguridad que necesita? Laura, estamos aquí apoyándote

al 100%, estás haciendo una pedazo de masa que lo flipas.

Y lo mejor de todo es que sé que cocinas con mi corazón.

Bueno, bueno. Escucha, te digo una cosa, no sé

si es mi marido quien va a estar más nervioso que tu mujer.

¿Estás casa... Tienes marido? -Sí, desde hace dos vidas.

De momento. Que es muy mal rollo, Laurita,

porque me echaste los trastos a mí y me planteo dejar a mi mujer,

a mi hijo, a mi suegra... -No, escúchame, no,

tampoco te vengas arriba, Flo. -Pero si lo que me molaba

es que dejaba a mi suegra.

-De la suegra no se libra uno. -Pues mandaré un mensaje

a mi mujer que era broma. ¿Conoces a Flosie?

Sí, imagino. No te lo imaginas.

Vas a flipar. Flo, Dani me pregunta

que quién es Flosie. (FLOSIE) Hola, Jordi.

Hola, Jorge. Hola, Flosie, cómo estás.

Muy bien. Laura echa de menos a Flo,

pero yo te echo de menos. Ya lo sé, te veo muy guapo, Jorge.

Le voy a robar el... Te noto nervioso.

Sí, porque le robé el morcón a Laura que es como mi corazón

y te lo voy a regalar a ti. Pues yo no quiero el morcón

de Laura, yo quiero el tuyo. (RÍEN)

Ya está, no me digas más, que no salga más Flosie,

y lo paso mal porque me llega a la patatita.

Yo lo paso fatal en soledad. (RÍEN)

Adiós, Flosie.

¿Cómo lo llevas, David? -Bueno.

-Yo me estoy agobiando, pasa el tiempo y me agobio más.

No pasa nada, Perico, si aquí lo importante es participar.

Bueno, está el Flosie y tenemos a Mariano Rajoy.

Mariano, ¿cómo estamos? Hombre, ¿qué tal estamos, Dani?

Yo sabes que he estado en tu restaurante

y, precisamente, pues en estos días tan ajetreados

intentaré buscarme huecos

y hacerte una de mis recetas más buenas,

el pulpo al lío. (RÍEN)

¿Cómo es el pulpo al lío, Mariano? Bueno, es muy fácil, muy sencillo,

una sartén, un pulpito y unos cuantos problemas.

(RÍEN)

Lo mezclas todo y no tienes que mover nada,

se macera solo. Gracias.

(Aplausos)

No tienes que mover nada y se hace solo.

-Yo creí que iba a decir: "El pulpo

y unos cuantos compañeros del partido".

Vamos, Jorgito, no me sale tu nombre en catalán.

¿Qué pasa, tigre? Nicolás.

¿Te cuento un poquito? ¿Qué estás haciendo?

Estoy haciendo un flan de manzana al horno,

al baño María. Esto es un acompañamiento al flan.

Manzana caramelizada entiendo. Sí.

¿Y el flan, dónde está, en el horno?

En el horno. Vamos a verlo.

Sí, sí, lo que no entiendo es la cebolla.

Sí. Hay mucha temperatura en el horno,

ya puedes bajar la temperatura porque están hirviendo

y eso es muy malo, amigo mío. Y me preocupa también

esa cebolla que tienes ahí. Es que como no estoy,

totalmente, al 100% con el flan intento hacer ahí un buen arroz

a ver si me pongo en el punto, ni me paso ni me quedo al dente.

Eh, me parece bien. Oye, date cera y si tienes un plan B, mejor.

Nos vamos. Gracias, Jordi.

David, me está dando una cosita que le estoy viendo que no...

-Pero lo veo tranquilísimo, lo que sea lo tiene claro.

O no, y está como voy a hace esto que ya me voy.

Está con el chip de me voy a ir.

Vamos, David, ánimo.

-¿Quién habla? -Aquí.

Aspirantes, quedan 30 minutos por delante.

¿Oído? (ASPIRANTES) ¡Oído, chef!

Perico, ¿cómo vas? -Fatal...

-Venga, Perico, que vas a piñón fijo.

-¡Perico, Perico...!

¡Perico! -¡Vamos, Perico!

(PERICO DELGADO) ¡No, David, tú no, por favor!

-Tú no me animes que me traes mala... mal fario, ¿no?

Vamos a ver a Perico...

No es el de los palotes, este es el de la bici, ¿sabes?

¿Y qué dice Perico? Bueno, me he metido en un lío.

No me digas eso... ¿qué vas a hacer? Es un arroz con...

Con parmigiano y con... Con queso y, luego,

le pones un poco de foie. El foie va aparte.

A mí me gustan las cosas sabrosas.

Pero a mí me gusta que sepa a queso. Pero usted cocina para nosotros.

Es verdad, coño. No se te olvide, cago en diez,

me cago en la mar salada... (DANI GARCÍA) Es quien más fácil

lo tiene, con perdón... Fíjate qué dice Dani.

Tiene dos ingredientes con poder,

que además pegan perfectamente, o sea...

-El concepto lo tengo, la... llevarlo a cabo es mi problema.

Pues en ese proceso hay que ponerle cabeza.

Me siento, pienso en arroz parmigiano y lo veo.

Lo visualizas, pero hay que... paso a paso.

Suerte, Perico. Gracias y al toro.

Vámonos, voy detrás de ti, chupando rueda, Dani.

(J. J. BALLESTA) Vamos a ver, macho.

(LUCÍA BOSÉ) Fatal...

Fatal, fatal... -¡Venga, Lucía!

-He entrado en barrena, pero da igual.

-Está nerviosa, la pobre.

-Sí, hoy está... -Está... sí.

-Tomó esa decisión que, también, es muy generosa dejar...

-La tienen que tener en cuenta. -Dejarlo a él que comande

la situación... ¿no? -Yo creo que ella no se perdona

es que por proteger a su sobrino, arrastre a todo el mundo ahí.

-También ha aprendido la lección. ¡Venga, Lucía!

-¡Vamos, David, hirviendo...!

-¡Venga, esa cocina funcionando! -¿Qué pasa contigo?

-¿Qué vas a poner ahí? A ver si va a hervir los huevos.

-Buenas... David.

Estaba intentado... Hervir el agua.

Sí... no, aparte, el huevo poché lo hago con el plastiquito en casa.

Le pones agua... un chorrito de vinagre

y cuando empiece a hervir, lo bajas.

Y haces con la varilla... un remolino

y en medio del centrifugado echas el huevo.

¿Luego qué haces con el huevo y las aceitunas?

Pues he intentado hacer como un picadillo con la manzana...

Tomate, pimiento, cebolla y manzana.

Sí... he intentado hacer una...

Cosa inventada de aceituna. ¿Qué te parece, Dani?

Me parece muy raro todo, me parece un poco surrealista.

Piensa... es más sencillo de lo que tú estás haciendo.

Aparte, no sé si el huevo poché le pega a una ensalada cruda.

Yo haría una huevo duro. En todo caso, exactamente.

-Bueno, voy a hacer el duro.

Pon otro cacharro y te vemos hacer cosas.

¿Sabes? Inténtalo... David, suerte.

Gracias.

Ha hecho los pimientos asados, ha puesto...

-El picadito, el sofrito encima. Y, ahora, le echa la bechamel.

-Me encanta, Lucía, tiene que saber rico eso.

-Bajáis a comeros esto.

-Tiene una pinta eso... que te mueres.

Aspirantes, últimos 10 minutos. (ASPIRANTES) ¡Sí, chef!

¡Sí, chef!

¿Cómo vas, Nico?

¡Muy bien, muy bien! (TODOS ANIMAN A NICO)

¡Bravo, Nicolás! (TODOS APLAUDEN)

¡Ese flan! -¡Bien, Nico!

-¡Bravo! -¡Hala, qué chulo!

Muy bien, Nico. -¿Cómo vas, David?

-Pues... como el ojete, pero bueno.

-¿Sí...? -Oye, ¿y lo que nos vamos a reír?

-Saco el crujiente que se me quema.

-¡Nico, qué rico!

-¿Cuánto falta? (FLORENTINO) -Seis minutos.

¡Oído...! (DAVID) ¡Oído, chef!

-Ya soy chef, chicos.

Me piro del programa, me acaba de decir "chef".

Hasta luego.

Aspirantes, últimos cinco minutos.

(TODOS ANIMAN A LOS ASPIRANTES) -¡Sí, chef!

Ah, no... ahora estoy arriba, en el balcón.

-Así... a lo tosco.

-Métete la mortadela en el bolso.

¡Eh...! (TODOS RÍEN)

Ese contrabando de mortadela, ¿qué pasa aquí?

(FLORENTINO) Lucía... lánzame otra, porfa.

Que ahora no miran...

-¡No, no, no! (RÍEN DESDE LA GALERÍA)

-Me van a regañar. Lucía, ¿qué vas a hacer?

Eh... es que queda las...

-Ha molado, ¿eh...? -Cuidado...

(LUCÍA BOSÉ) ¿Están mirando? ¿Están mirando...?

-Ahora no, pero lo mismo te dicen algo, no, no déjalo.

-No merece la pena.

Lucía... a ver ese trapito.

No, no... Dame ese trapo.

-Como en el colegio. -Estaba limpiando...

¿Has terminado tu plato? Sí, por favor.

Os lo va a subir...

Os lo va a subir. Trae para acá.

Para que se lo coman ellos...

A ver, vamos a probar, hombre. Como no está rico... bueno, bueno.

Qué malas personas... -Malas personas.

Si me hablas como sabes...

No tengo que bajar al barro por un miserable trozo de mortadela.

(TODOS RÍEN)

(PERSONAJE FLOSIE) ¡Jorge! ¡Jorge, espera que voy!

¡Jorge! (A. ARTETA) Que va la Flosie.

Amigo... ¡Jorge!

¿Puedo? Solo un trocito. Un poquito, va.

-Mira, con la tontería, anda que no.

Va... (FLOSIE) Solo un poquito,

¿a mis compañeros puedo llevar? No.

¿Y para mí? Para ti, sí.

Os lo llevo en la boca. (TODOS RÍEN)

(EL JURADO RÍE)

-¿Llevas? Se lo ha comido.

(HABLA DE FORMA INCOMPRENSIBLE CON LA BOCA LLENA)

(HABLA CON LA BOCA LLENA) -Qué asco...

-¡No te puedes morir de hambre!

-Totalmente... me muero. Josie...

Pero ¿no te gusta o qué? Me encanta la mortadela...

(FLOSIE) Te la he traído... -Sí, en boca.

¡Qué asco! No es tu tipo, lo entiendo.

No, ni el tuyo ni el de... Vamos, el mío desde luego no.

(HABLAN Y RÍEN)

(FLOSIE) Bueno, pues nada, Josie, me la comeré yo.

(IRÓNICO) De mala manera... -Sí, Melani, ofrécesela.

Aspirantes, no os quiero poner nerviosos,

pero acabáis de entrar en el último minuto.

-Cállate... tú no... (LAURA SÁNCHEZ) Tú no...

¿Quieres que me calle?

Es al grifo, al grifo... Laura, mira, Laura...

No, no, no, de verdad, me encanta tu tono de voz.

-¡Vamos, David! ¡Vamos, Perico!

-Vamos, vamos...

-Nicolás, ya lo tienes, venga, ya lo tienes.

Diez, nueve...

Ocho, siete, seis...

Cinco, cuatro, tres... Nico, maravilloso.

Dos, uno... ¡Tiempo! ¡Manos arriba!

(Aplausos desde la galería)

(TODOS ANIMAN Y APLAUDEN A LOS ASPIRANTES)

(J. J. BALLESTA) Estoy cagado...

En cuanto he levantado las manos, he dicho "alto, esto es un atraco".

Y yo voy sin pistola.

Aspirantes, comienza la cata. David, tú serás el primero.

Venga, David, vamos. (TODOS ANIMAN A DAVID)

¡David, David, David!

-¡Vamos, David! -¡Tiene buena pinta!

-¿Lo dejo aquí? Sí, por favor.

-Está acojonado. (FLO) Está mentalizado de que es

una mierda lo que ha preparado, ya desde el principio.

-Es el que menos nivel trae...

Bueno, David, nombre de tu plato.

Eh... pues lo he llamado... Cara de asombro.

Cara de asombro, ¿por qué?

Porque he visto la vuestra...

Se me acaba de ocurrir. Cara de susto, más que de asombro.

Cuéntanos, qué lleva, qué es.

Pues he hecho un picadillo con la manzana, pimiento, tomate...

He intentado hacer una crema con las aceitunas,

como en la última prueba lo hicimos, pero no sé usar los cacharros

y no sabía bien, pues lo he intentado.

¿Es la cara de alguien? Cejas... No, no...

Es que hay un pintor, no recordaba el nombre.

Un pintor, ¿eh? Sí, que hace cuadros con berenjenas,

tomate, patatas... Arcimboldo.

Oye, no lo vamos a comparar con ese señor, ¿verdad?

Me refiero al cuadro que tú has hecho con los de él.

No... Qué pena que el producto principal

pues no se nota, no sé si lo has probado, pero está soso

y no sabe a aceitunas y sí veo poco trabajo,

hay 60 minutos y lo que hay es un huevo cocido.

El resto es picar y aliñar.

¡Ah...! David... Es que no sabía qué hacer

con las aceitunas, la verdad. -Lo mejor es que es fiel a sí mismo,

ha dicho lo que iba a hacer y lo ha hecho, pero evidentemente

está un poco ahí... para mí, surrealista.

Es que no hay gusto,

tampoco hay un sentido ni algo que haga un todo,

que tenga un sentido global. En fin, David...

Lo que pasa es que intentaba hacer lo de la crema y no hacer...

Una ensalada. No era una crema, era una espuma.

Hacíamos una crema con agua, aceitunas, aceite... y, luego,

añadimos una nata y lo montamos,

lo has emulsionado y transformas la nata en grasa.

Y es grasa con más grasa y eso fresco...

No es. David, delante de cocinas.

Gracias.

(ANIMAN A DAVID) Gracias, chefs...

Se me había olvidado. (DAVID F.) Me han llamado de todo

menos guapo... no hay nada que decir.

Está ya todo el pescado vendido, ya.

Perico... ¿esa montañita es un homenaje a qué?

Mira, le iba a poner de título...

Por poco me quedo en MasterChef.

Pero cuando lo he visto me ha recordado a un cartel

de una montaña muy conocida de España que es el Angliru

y cuando lo he visto así...

Arroz al Angliru o Angliru con arroz.

Con parmesano y foie gras que es lo que tenías.

Y un poco de manzana caramelizada. Lo he probado y...

He estado a punto de no traerlo, de comérmelo todo.

De lo rico que está... (TODOS) ¡De lo rico!

(FLO) ¡Así se venden las cosas!

¡Campeón! ¡Así se venden!

De autoestima te veo maravillosamente bien.

No, bueno, la verdad, tengo que decir que el ciclismo es muy duro

y se comen cosas raras, entonces, a lo mejor tengo el cuerpo hecho

para sabores muy fuertes.

Perico... hay un arroz que tiene el saladito del queso,

tiene el dulzor de la manzana, el foie gras, bien cocinado.

Y lo más importante, es un plato que si voy a tu casa y me lo pones,

me lo como tan a gusto y te digo... "Perico, está muy rico".

Cuando quieras.

-¡¡Grande, grande!! Perico...

Tenías dos ingredientes maravilloso que son el parmesano y el foie gras

que encajan perfectamente entre ellos,

hay platos de alta cocina que funcionan muy bien.

Y en un arroz, lo veíamos, si lo llenas de parmesano

y le tiras un poco de foie gras se puede coronar.

Has tenido la facilidad de dejarlo casi, casi perfecto.

Casi perfecto... dos roscas de pimienta

y te coronas. Yo no voy a hablar,

me lo voy a acabar. (TODOS) ¡Muy bien!

(TODOS APLAUDEN) ¡Ole, Perico!

¡Ole! Está bueno, Perico.

Perico, delante de cocinas.

Pues, nada, muchas gracias.

(PERICO DELGADO) Estoy superorgulloso del plato.

Tengo, todavía, el corazón... ¡pum, pum!

Parece que subo un puerto de montaña.

Nicolás, al final dos platos. Sí, sí.

Eh... Vas como los grandes chefs.

No tenía la seguridad de que el flan fuera a salir y, por si acaso,

pues me he tirado a un arroz

y... bueno, es un flan de huevo con manzana...

Manzana dentro y caramelizada

con algún adorno de azúcar y este si lo tuviéramos

que vender con un poco de poesía, pues... diríamos que está inspirado

en ese arroz de la tatarabuela Humilde arroz de posguerra.

Eso lo dices porque no tiene mucho sabor.

No, no, por los ingredientes que no hay...

La humildad, con qué poquito puedes hacer algo.

En ese momento no había mucha cosa. Vamos a probar.

A veces, la cocina es sorprendente.

Porque el flan estaba...

A veces, como profesional, dices... "no sale".

Nicolás, eres un hombre afortunado.

Yo creo que el azar sonríe a las personas

que ponen voluntad, ganas y corazón en las cosas y son buena gente.

Cuando mirábamos, como en una pantalla, el flan...

El flan estaba hirviendo a 180 grados,

pensamos "no sale ni de broma".

Y no tiene ni una sola burbujita,

está rico con la manzanita, está goloso...

Y maravilloso, el arroz... soso.

Es verdad que en la posguerra no había mucho, pero había sal.

Seguro que se buscaban la vida para salar las cosas,

por eso le echaban tocino, trozos...

De cosas contundentes para dar sabor.

Le falta ese poquito, porque la textura es maravillosa.

A mí me gusta al dente. Y el flan...

Es flan de un restaurante de menú, sin ningún problema.

De esos, de "dame un flanecito" para acabar

y me lo como, como un señor.

Digno de mencionar que tenías un plan y has hecho un plan B.

Me gusta que hagan un plato y bueno pero si me haces dos bien...

Oye, maravilloso, buen trabajo. Gracias, chef.

(FLO) ¡Enhorabuena, Nico!

(N. CORONADO) Al final, ha gustado un poco el esfuerzo, concentración

y aprovechar al máximo...

Cada segundo, pero bueno, quizá, con el flan hubiera estado... bien.

¿Cómo se llama tu plato?

Pues mi plato se llama Ni Santa Ana ni mexicana,

porque, bueno, es una tortita mexicana

y yo me he criado en un pueblo

que se llama Santa Ana la Real, donde se come el mejor morcón.

Pero no es ni una cosa ni la otra.

Pero está... Vamos a probarlo.

¿La tortita la metiste en el horno? Sí.

Bueno... como no es una carne deshilachada,

como la cocina mexicana, que es muy jugosa

y es una carne curada, habría hecho más verdura

y el embutido más pequeño, tres tortillas en la sartén

marcadas y no en el horno que se secan.

Pero la actitud, el trabajo y el final que está rico...

No te puedo criticar nada. Sí, la verdad, da gusto verte

porque te dejas la piel, has hecho tú la masa,

la has amasado, le has puesto un relleno... Estoy de acuerdo

con Jordi con los defectos, pero vemos cocina.

¿Entiendes, David? Queremos cocina.

Ha hecho su masa, su relleno, las ha salteado...

¿Defectos? Muchos... pero trabajo.

Dani, ¿algo que aportar? Se le puede dar una vuelta,

la torta la hubiera hecho en la sartén, no en el horno,

queda como... con una textura más agradable.

El picadillo un poco más fino, pero está rico.

-La tortita es en sartén y calenté en el último momento.

Ese golpe sobra.

Y si le pone mayonesa picante, cebolla pochada y cilantro...

¡Ándele, vámonos para Huelva! Laura, delante de cocinas.

Gracias...

-¡Venga, Laura!

(LAURA SÁNCHEZ) Me gusta que me valoren la forma de trabajar.

Pero tengo que dar mucho más sabor, más ideas

que mi cabeza vaya a mil igual que mis manos.

(FLO) Muy bien, Laurita, ya te dije anoche...

-Anda, tonto, anda... -Te dije anoche:

"Tienes que hacer este plato mañana".

-A la hora que llegamos cómo me puse para ti.

-A la hora que llegamos y nos pusimos a majar ajos.

Lucía, nombre de tu plato.

Eh... Milhojas para merendar. Milhojas de...

Patata panadera, luego, un poco "coppa"...

De "coppa" y... mortadela.

Probemos, pero la mezcla... Puede funcionar patata y manzana.

¿Y esto? Un tomate salteado... Sí, es un tomatito.

Sí, como una salsita de tomate.

Lucía, yo creo que cocinas mucho más que esto, no sé qué te pasa.

No tengo ni idea, hija...

Lucía, materia prima maravillosa, lo sabemos.

Trabajo... muy poquito, espero mucho más de ti;

porque sé que cocinas mucho más y estoy un poco decepcionado.

En el mundo de la cocina eso se nota, además,

se nota a kilómetros cuando te viene un plato...

Un plato que se ha hecho con miedo y con mucha velocidad,

siempre hay que hilar, tiene que haber un hilo que...

Que haga que el plato tenga sentido.

Un todo... Eso sí que le falta.

Parece que cocinas con nervios o con miedo,

como si no destensases, entonces, te bloqueas y no acabas...

Visualizar lo que acabas de hacer.

Oye, malo no va a estar, pero tampoco está bueno.

Tienes que limpiar la mente y decir...

"Pero si yo hago esto en casa"; pero patata

y manzana no has hecho en tu casa para hacer este sándwich.

¿Por qué lo haces aquí?

Tienes que hacer aquello con lo que te encuentres feliz

y honesta y a gusto y tal... y te noto inseguridad

que se muestra en este plato. No sabemos si habrá

más oportunidades para cocinar, pero destensa si las hubiese.

Sí... (LUCÍA BOSÉ) He tocado fondo,

definitivamente, me ha pasado muchas veces

en la vida y... a raíz de tocar fondo...

He vuelto a subir.

Juanjo, nombre de tu plato. Son Pimientos rellenos de verdura

con bechamel de tasajo

y crujiente de pato. ¿Por qué está abierto el pimiento?

Yo, en mi casa, lo hago de una manera, lo pongo entero;

pero, sinceramente, viendo cómo van los días y aquí es más fino

y más sutil, no he querido ser tan...

Poner el pimentaco y que me tiren de palos.

Los palos los damos igual, los palos están ahí.

Tú me entiendes, ¿no? Te entiendo.

¿Había platos más pequeños allí? Sí...

Tengo que comer, ahora... ¿me entiendes lo que te digo?

Vale... Os ponéis muy tiquismiquis.

A ver... le dijimos que se refinara

y yo creo que la idea no está mal y... ha intentado hacerlo más fino.

Juanjo, sigo pensando que tiene algún tipo de resquemor contigo.

Pensaba que ibais a ser amigos... Qué malo, Pepe...

Los dos rústicos como amapolas,

te tenía más miedo que a una vara verde;

pero creo que has puesto empeño, cariño... es rico, se puede comer.

Y para mí está bien.

(TODOS APLAUDEN Y ANIMAN A J. J. BALLESTA)

A ver, Pepe... Tienes una idea.

Llévala al final, no tengas miedo, pero tiras ahí...

Dos trozos de no sé qué... te salva que está bien de sabor.

Escucha, si el plato fuera como tú dices, sería tu plato, Pepe.

Este es mi plato. Claro, él tiene su rollito,

no te enteras... envidias.

Voy a decir dos cosas: el pimiento está hecho

y, luego, me parece más saludable

abrirlo para ponerle menos bechamel si no es demasiado batiburrillo.

Está rico. Está rico...

(TERREMOTO) Ole, ole...

Yo, que no quiero meter caña a Pepe, es verdad que...

Me has vendido que era muy basto. Métele caña.

Tiene un problema con Juanjo... Está bueno.

Yo lo veo bien. -Encima me vendes...

Me vas vendiendo. ¿Quieres que hable bien de ti?

¿Se puede? ¿Y de ti...?

¿Se puede? Pero te estamos juzgando a ti.

Este Pepe...

(J. J. BALLESTA) Pepe es rencoroso y no se le olvida ni una.

No lo dejaré de querer, pase lo que pase.

Pero... me ha dado, ¿eh? Me ha dado.

Aspirantes, ahora tenemos que deliberar para decidir

quién es el eliminado de esta noche;

pero antes tenemos que despedir a Dani.

Gracias, Dani, por acompañarnos

un día más, trece veces, como mi equipo.

Gracias por venir, llévate esta cuchara de oro.

Oye... espero verla en tu salón.

Dani, la cuchara... Bueno, no lo dudes.

Gracias, Dani. Chao...

¡Adiós, Dani!

Pues, ahora, llega el momento más difícil de la noche.

Debemos decidir quién es el primer aspirante

que abandona las cocinas de "MasterChef Celebrity".

A ti te han puesto... suvecito.

Y a Lucía... -Me han dado fino, fino.

-Yo no puedo ni mirarlos.

-Ojo que ha sido rápido esto.

Aspirantes, sabemos que las primeras veces nunca son fáciles

y esta no iba a ser diferente.

Vuestra primera semana en las cocinas de "MasterChef"

y primera prueba de eliminación.

Además, reconocemos que el reto no era sencillo,

porque la mayoría de alimentos de la vitrina

los habíais comido tal cual; pero no los habíais cocinado antes.

Para eso estáis aquí, en cada reto descubriréis ingredientes

con los que no os sentiréis cómodos en los fogones,

en otras ocasiones os pediremos técnicas

o cocciones de las que no habéis escuchado en la vida.

Ningún reto os puede paralizar,

estáis aquí para aprender y superaros.

Ha habido tres aspirantes que nos han presentado tres propuestas

que confirman que merecen continuar en estas cocinas.

Son tres buenas ideas reflejadas entre buenos platos

con algunos defectos, eso sí;

pero demuestran que ha habido trabajo, intención

y, sobre todo, buena actitud.

Y esos platos son los de...

Nicolás.

(TODOS ANIMAN A NICOLÁS)

Perico. (TODOS APLAUDEN)

¡Perico!

Y... Laura.

(TODOS APLAUDEN A LOS ASPIRANTES)

Enhorabuena a los tres porque continuáis

una semana más en "MasterChef".

Podéis subir a la galería... adelante, por favor.

(N. CORONADO) No me lo creo, porque sigo teniendo el estrés,

la presión, de lo que suponía...

A lo mejor no seguir en esta maravillosa...

Aventura y camino.

En cambio, vosotros tres nos lo habéis puesto

muy difícil, incluso, para la primera prueba de eliminación.

Sin embargo, hay uno que destaca

por encima de los otros dos porque vemos más trabajo.

Y ese aspirante es...

Juanjo.

(TODOS APLAUDEN Y ANIMAN A J. J. BALLESTA)

Superfeliz de estar otra semana, he pasado nervios

pero me lo he pasado pipa y deseando empezar otra semana.

Lucía, David... vuestros platos nos han decepcionado.

Lucía, has cocinado muy nerviosa.

Tenías dos ideas y, quizá, lo mejor habría sido

centrarte en una sola. Claro...

Y hacerlo bien, lo que nos has presentado

es un aperitivo, no un plato y vemos poca cocina

para lo que esperábamos; porque sabemos que cocinas mucho mejor.

David, en tu plato tampoco había trabajo,

solamente con unas verduras picadas en crudo y aliñadas...

Había una mezcla extraña.

Por tanto el aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es..

David.

(TODOS APLAUDEN)

David, esa crema de aceitunas y nata

no sabía a lo que tenía que ser, no sabía a aceitunas,

era un batiburrillo que no decían nada.

He querido experimentar con algo que no sabía

y tampoco me extraña

porque creo que soy el que tiene menos base de aquí, así que...

Eh... no hay nada que decir.

Ahora me lo cuentas en la salita.

Lucía, por los pelos.

Mea culpa. Saca esa cocina que practicas,

porque eres una mujer que cocina habitualmente

y eso queremos ver, ya veremos cómo evolucionas; pero saca eso.

Sí, chef. Puedes subir con tus compañeros.

La marcha de David me da mucha pena porque es mi compi, venimos de fuera

y además me sube la maleta

los cuatro pisos que no hay ascensor.

Bueno, David, ¿qué ha pasado?

(EMOCIONADO) Que...

No sé, tengo que aprender a manejar esta tensión,

no sirvo yo... no es mi hábitat natural.

Jo... estaba bien, pero...

-¡Vamos, vamos! -¡Grande, David!

(TODOS ANIMAN A DAVID)

Solamente llevas un programa,

pero ya ves lo que te quieren. Sí, es lo que me llevo, porque...

De cocina...

Poca cosa, pero es que aquí...

Es mucho peor, no te sale nada, quieres probar cosas

que no has hecho... Te has bloqueado.

Pero fíjate que no pareces un hombre nervioso...

"Me pongo nervioso, la tensión..." no lo exteriorizas.

Porque lo llevo por dentro...

(EMOCIONADO) Pero bueno...

Jo, qué me cuesta, macho...

Nunca me había pasado esto en la tele,

mira que he hecho cosas...

¿La gente del humor no puede emocionarse?

Sí, somos los que más, estamos locos perdidos.

También te quiero decir que yo, lo mismo que lloro,

ahora mismo subo y les rompo la cabeza a todos.

-¡Vente, vente!

-Primero a Flo. Has sido breve, David.

Has sido breve, pero cómo definirías tu experiencia.

Muy intensa, muy intensa.

Todos mis compis...

Me habían dicho que era...

-Ay, pobrecito. -¡Vamos, vamos, vamos, David!

(TODOS ANIMAN A DAVID)

(DAVID FERNÁNDEZ) A mí me cuesta. No me hagas eso que soy el tío...

Más flojo del mundo entero. Es muy fuerte que esté llorando.

¿Vas a cocinar en casa? Sí, hombre, claro.

Voy a subir el volumen de vuestros vídeos.

(TODOS RÍEN) O sea, nos tenías puestos en off.

No, sí que había visto. Ahora prestarás atención.

Sí los había visto,

pero es tanta información y no he tenido tanto tiempo

para practicar y, por desgracia, por la situación no he podido ir...

Sí, a sitios para aprender. A ningún sitio.

Y... bueno, oye...

Estoy contento porque...

Se ha hecho justicia, macho, yo soy el que peor cocinaba

y soy el que se ha ido. Es muy pronto, todavía,

para saber quién puede ser el próximo MasterChef Celebrity;

pero ¿tienes alguna quiniela? A Nico lo he visto muy fuerte,

es que también...

Josie... -Pues ya me tengo que espabilar.

Ya me tengo que espabilar.

-No sé, es que no sé, no tengo ni idea.

Es pronto todavía para ver... Es muy prontito.

David, un placer tenerte en estas cocinas.

Fue breve, pero lo hemos disfrutado a tu lado

y ha llegado el momento de colgar el delantal, David.

Ha sido un placer y hasta la próxima, a codazos nos vamos.

Gracias, David. (TODOS APLAUDEN Y DESPIDEN A DAVID)

-¡Te echaremos de menos!

(DAVID FERNÁNDEZ) Me da pena irme de "MasterChef" porque...

Evidentemente, me hubiera gustado poder aprender algo más.

¡¡¡Ah!!! Qué susto...

Por otro lado, también, he vivido la experiencia

y tengo una frase que me repito:

"lo importante no es si pierdes o si ganas,

es que no pierdas las ganas".

Entonces, yo no voy a perder las ganas ni de esto ni de reírme.

Cada edición nos cuesta mucho despedir al primer aspirante,

nos da la sensación de que no ha podido demostrar su valía;

pero así es el programa, cada semana se tiene que ir uno.

Los otros quince ya han visto que el esfuerzo debe ser máximo.

Nos vemos en una semana, mientras ya saben, pónganle...

(TODOS) ¡¡¡Sabor a la vida!!!

Estamos en el autocine más grande de Europa.

Escúchame, Terre, esto no queda bien, hay que hacerlo de diez.

-Hay que repetirlo todo otra vez. -¡Se me pega!

-No puedo... ¡Dios! -Me voy al baño.

-¿En serio? -¿Tiene que ir al baño ahora?

-Las tartas esperan la crema. -Me cago en diez...

-No me toques la moral. ¡Salimos a servir, señores!

-¿Qué te apetece? -Cuánto habéis tardado, no sé...

Vais a cocinar en parejas. -Parece un tul de Cortana,

como el del otro día. (TODOS RÍEN)

-¡Mirad qué chorizo!

(IMITA A B. IZAGUIRRE) Quiero estar un año más en "MasterChef".

Es un platazo. Es la primera vez que lo veo

coger un plato y comérselo. Es un plato de bajón.

(TODOS RÍEN)

-Chorizo, como veo tanto chorizo pues decidimos hacer chorizo.

(RÍE A CARCAJADAS)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 1

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Masterchef Celebrity 5 - Programa 1

15 sep 2020

Nueva temporada con duelos, recetas estelares y espectaculares postres en los nuevos retos de Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz. Desafío tras desafío, aumenta la exigencia en MasterChef Celebrity. Celia Villalobos, Ainhoa Arteta, Josie, Pedro Delgado, Raquel Sánchez Silva, Florentino Fernández, Gonzalo Miró, Raquel Meroño, Jesús Castro, Laura Sánchez, Lucía Dominguín, La Terremoto de Alcorcón, Nicolás Coronado, Juanjo Ballesta, Melanie Olivares y David Fernández ya están preparados para el talent show culinario más duro de la televisión.

ver más sobre "Masterchef Celebrity 5 - Programa 1" ver menos sobre "Masterchef Celebrity 5 - Programa 1"
Programas completos (4)
Clips

Los últimos 48 programas de MasterChef Celebrity 5

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Deborah

    Nuevamente este programa es una gran alegria en la vida de muchos seguidores. Haceis que se nos olviden estos malos tiempos. Viva masterchef por muchisimos años!!!!

    16 sep 2020