www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5528221
Para todos los públicos Maestros de la costura 3 - Programa 6 - ver ahora
Transcripción completa

Os tenéis que enfrentar a un desafío, a ver cómo lo digo,

muy sensual.

En este reto, tenéis que confeccionar

un conjunto completo de ropa interior deportiva.

Un poquito por aquí...

¡Yo, yo, yo! No, no, no seas lista.

El mejor conjunto deportivo

es el de Joshua.

-Gracias. -A ti.

"Bienvenidos a la sede de la ONG Humana".

A mí me deja la mierda y lo bueno ella para colgarse la medalla.

No hace nada porque no es mi culpa.

¡A ver, me tenéis harto!

El aprendiz que merece volver...

a "Maestros de la costura" es Margarita.

¡Oh! ¡Una, dos y tres!

¡Ay, señor! "Voilá".

¡Huy, Fran!

-No, demasiado, demasiado.

El aprendiz que abandona el taller

de "Maestros de la costura" es...

Fran.

-Esto se acaba aquí.

Ahora es cuando empezamos a trabajar.

Muy bien, Fran.

¡Vámonos!

(ZAZ "La Vie En Rose")

(Billy May "T'ain't What You Do")

Tenemos ocho aprendices dispuestos a darlo todo.

Y esta noche van a trabajar desde prendas deportivas

hasta moda de hombre pasando incluso por el calzado.

Pero vamos por partes.

Lo primero es que entren en su taller

de "Maestros de la costura".

(Billy May "T'ain't What You Do")

Mira ella.

¡Oh! Qué guapos todos.

¡Qué alto!

Y dos cositas. ¡Madre mía!

¡Qué miedo!

¡Oh, qué fantasía de chaqueta!

Raquel, menudo modelazo...

te has plantado para esta prueba.

Yo tenía muchísimas ganas

de llevar un Roberto Diz en "Maestros de la costura"

porque me encanta.

Lo que hace Roberto es divertidísimo,

tiene muchísimo color y a mí me parece que es un lookazo.

¡Bueno, bueno! ¡Oh!

-¡Qué chulo! -Es malva.

-Es muy mono.

-Cada vez viene más guapa. No sé qué voy a hacer con esta mujer.

Siempre que se me acerca, me palpita el corazón y todo.

Bienvenidos, aprendices, al taller de "Maestros de la costura"

una semana más.

En primer lugar, ¿cómo se encuentra Xiaona?

Te vimos muy afectada con la marcha de Fran.

Aceituna comida, hueso fuera.

Aceituna comida, hueso fuera.

Ese refrán...

Es la primera china refranera.

A mí me encanta. (RÍEN)

Se ha leído todo Machado y ahora está con el refranero español.

David, ¿cómo llevas tú la marcha de Fran?

Muy bien, he juntado dos camas y tengo una gigante.

Ah, muy bien.

Aquí el hueso lo devoráis en 0,5.

¡Qué barbaridad! No dejan ni las raspas, María.

Esto es un concurso. Cuantos menos queden, mejor.

Y Margarita de nuevo en el taller.

Sí. Margarita...

¿Cómoda? Sí.

Bueno, cómoda... Nerviosa, nerviosa.

Además, con nuevo look y todo. Una nueva Margarita.

Sí, vengo renovada.

Una Margarita empoderada.

Como veis, hoy tenemos...

dos maniquís.

Un maniquí es la prueba y el otro...

es un regalazo...

para uno de vosotros.

¡Qué dices!

Margarita..., -¡Ay!

...tú que eres la académica

del programa..., No, no.

...¿qué crees que es?

Me gustaría que fuera un modelazo

que se le regale al que quede primero.

(RÍE)

Pero eso nunca ha ocurrido.

Joshua, ¿tú qué opinas?

Haciendo un poco de memoria de la edición pasada,

puede ser el mandil dorado.

-No lo sé. -¿Eso qué es?

Borja. ¿Sí?

¿Sabes de qué habla Joshua?

Me pilla descolocado lo del mandil, pero suena empoderado,

así que a luchar por el mandil. "Suena empoderado".

Joshua, tú sabes ya más que yo, pero te lo callas.

Yo no me acordaba del mandil dorado.

Creo, porque otra cosa...

Queridísimos aprendices,

os presento,

en honor a Joshua,

el mandil dorado.

-¡Oh! -¡Lo sabía!

-La madre del amor... -No sé por qué, lo sabía.

El que presente el mejor trabajo se va a llevar ese mandil dorado.

Eso significa...

que, pase lo que pase,

no será expulsado

en la última prueba de esta noche.

-A mí, aunque no me guste mucho el dorado,

el concepto que tiene detrás

me deja henchido de placer.

Así que voy a luchar por ese color oro hoy más que nunca.

Hay alguien que, para nosotros, sabe muy bien

lo que es vivir la carrera de fondo del programa.

Aunque creo recordar

que él nunca consiguió el mandil dorado.

Seguro. No, creo que no.

Un fuerte aplauso para Eduardo Navarrete.

¡Ay, Navarrete!

¡Eduardo, cariño! -¡Guapo!

¡Bienvenido!

¡Qué maravilla!

Bueno, uno de nuestros favoritos.

¡Oh! (GRITA)

A mí, de mandil dorado, nada.

De hecho, yo fui más veces a la prueba de expulsión

que la máquina de coser.

Es de nuestros favoritos... ¡Qué maravilla!

...porque, aparte de la gran primera edición

de "Maestros de la costura" que nos hizo vivir a los cuatro.

El primero en sacar a Lorenzo... De quicio, de quicio.

También es verdad que acaba de presentar

su segunda colección en Madrid Fashion Week.

La verdad es que muy contento con este segundo desfile.

Y ahora, de nuevo, a preparar la "cole" de baño

y a tener éxito otra vez si todo va bien.

Y tienes una tienda también, ¿no, Eduardo?

Sí. Show room.

Ya lo he pasado a tienda y trabajando, trabajando mucho.

Te vemos en todas partes. Es la única forma.

En todos los eventos. Eso es trabajo también.

Como la Traviata, de evento en evento.

Es trabajo. Es networking.

El #Networking

no se abandona nunca. Eso es.

Ahora que está aquí Eduardo, vamos a saber qué tenéis que hacer.

Vamos a mostrarlo, venga.

Menos mal que he venido, porque no llegáis.

Oye, ¿qué pasa? Yo, de puntillas...

-Es broma. -¡Oh! ¡Qué guay!

Sabía, David, que te iba a gustar este look.

Pero... A ver, David.

¿Para qué ocasión podrías ponerte este atuendo?

Yo se lo pondría a mi marido. A tu marido.

Claro. ¿Para ir adónde?

¡Ay!

Vamos conjuntados. Claro.

¿Para ir adónde? A bailar break dance.

Vengo un poco hiphopera, te lo digo.

Siempre vengo adecuada para las pruebas sin saberlo. Soy lo más.

Brava, ¿tú qué dices?

Yo... que estoy un poco familiarizada con ese estilo.

¿Por qué? Porque yo,

por la gente con quien salgo... Sus colegas.

...y mis amigos, incluso yo, hemos vestido mucho

rollo rapero y demás.

Así, ropa muy ancha,

los vaqueros además rotos, desgastados, todo muy oversize

y que viene, además,

de la cárcel y blablablá. Los calzoncillos fuera...

Esta es mi prueba.

Es mi prueba y me tengo que llevar el delantal

porque es mi prueba.

Los jóvenes demandaban otros códigos...

y el hip-hop y el rap dieron voz a una nueva forma de ver la moda.

Estoy muy contenta.

Inconformista, rebelde, pero, sobre todo, cómoda.

Hasta Rocío Jurado llevaba chándal,

de Escada, pero chándal.

Vais a tener que hacer

un conjunto de dos piezas...

de corte, inspiración deportiva, como lo queráis llamar.

Pero la dificultad

está en que tenéis que hacerlo

para un cliente muy especial,

muy exigente:

¡Ay, mi madre!

Vuestro compañero de fila.

(GRITAN)

-¡Qué guay!

-Me ha tocado un hombre. No tengo ni idea.

Ya tenía una imagen.

-Te voy a hacer muy ancho. -Pero la barriga debe verse.

Muy muy ancho.

Menos mal que no me ha tocado... Begoña es la más difícil.

O Margarita.

O Laura, que es pijísima.

Laura, ¿qué piensas hacerle a Begoña?

-A mí... -A ver.

Estoy deseando. Creo que me va a encantar

porque se va a ver realmente... -Sí.

-...un cambio radical.

A mí me encanta.

Y haré una pirueta por el suelo.

Además, ella, como es tan graciosilla,

me lo lucirá con gracia. -Sin problema.

En el programa anterior, nos sorprendió mucho

que Borja y Xiaona confesarais que...

que no disfrutabais muchísimo trabajando juntos.

¿Qué supone para vosotros trabajar ahora para el otro?

No sé hacer cosas malignas, románticas, no sé qué, no sé cuál,

pero lo intentaré.

Intento que salga con ropa.

Eso, que esté vestido.

Yo, por el contrario, intentaré adaptarme a sus finuras

y a sus fantasías de romántica empoderada

y adaptarlo un poco a su línea.

Nos gusta la prueba. Yo creo que a todos.

-Sí. Pero os va a gustar aún más

porque en esta prueba nos visita

la reina del streetwear.

Ella ha elevado la moda deportiva a los más altos escenarios.

Os pido un fuerte aplauso para Lola Índigo.

-¡La Lola!

¡Por Dios, qué presentación!

Lo que te mereces. Quiero más.

Lo que te mereces, mi amor. Hola, chicos.

¡Qué guay!

¡Guau! ¡Lola Índigo!

¡Jopé, qué guay!

Yo voy a seguir los consejos de Lola.

Me quedo.

Nos apetecía muchísimo

poner un ejemplo, como eres tú,

de que se puede estar cómoda, sexi...

y ser una estrella con la moda deportiva en los escenarios.

Creo que sí. La comodidad la valoro mucho, así que...

a ver qué tal se os da.

Lola, ¿qué consejo les puedes dar para motivarles un poco?

Pues, sobre todo, que le deis un toque...

divertido al asunto, ¿no?

No os limitéis a hacer algo cómodo, sino que también tenga...

tenga su rollo. Un poquito de rollo.

Que sea cómodo, pero que sirva también

para la performance. Es algo que querría ver.

Solo nos falta comprobar que todo está perfecto

en la mercería. Vamos.

Echemos un vistazo.

A ver qué trampas hay. A ver.

Yo es que no tengo ni idea de la moda del hip-hop, ni idea.

¡Qué selección más divertida hoy!

Sí. Tienen varias prendas para hacer.

Tiene camiseta..., Sí.

...bómber, pantalón..., Pantalones...

...bermuda... A ver qué seleccionan.

Está chungo, ¿eh?

-Chungo chungo. -Chungo chungo.

Para las bómbers tienen cosas. Sí, hay cosas muy bonitas.

Esta especie de tejido como de serpiente,

estos guateados muy bonitos. Ajá.

Luego tienen cosas muy gráficas, como esto.

Trampa.

Tejido trampa. Como un hule.

Tú has visto más o menos cómo me visto cuando estoy así.

-Sabes, ¿no? -Eres muy difícil.

Cadenas de oro, gomas elásticas, hebillas, cierres, ojetes...

Es muy más es más el mundo del hip-hop.

Eso es.

Si tuviera la capacidad de meter la antena

y enterarme de lo que hablan, mal no me vendría.

Raquel, aquí hay una cosa

que es la única que no me cuadra del todo, que me extraña

muchísimo. ¿El qué?

Que María no haya pedido salir a hacer esta prueba,

porque tiene tu nombre.

Esta prueba lleva mi nombre

y es mía. ¡Hombre!

Y voy a bajar a hacer esta prueba.

¡Madre mía!

Si por María fuera, sería prueba anual.

Una por año de hip-hop. Prueba anual, bien.

¡Qué dominio del rotulador! A ver.

¡Virgen Santísima!

Ella dibuja... Hace así, te hace cuatro líneas y se ve divino.

-Bueno, bueno, eso es arte.

"Yes". "Yes".

"Yes". -En un momento.

-¡Qué maravilla!

No me copiéis.

Igual entendéis algo, ¿no? (RÍE)

María Escoté, baja al taller de "Maestros de la costura".

-¡Bien! -¡Valiente!

¡María!

Encima, María Escoté baja a coser.

¡Madre mía!

Se va a marcar un modelazo que, al lado del mío,

el mío va a ser

la chica que no tiene dinero que baila hip-hop.

Es una prueba... complicada.

¡Tela! El premio,

el mandil dorado, es un premio individual,

pero la cooperación...

será fundamental para que logréis el éxito.

Sin el otro, no lo vais a conseguir.

Aprovecho para aclararos

que, cuando queráis ir al probador para probar,

tendréis que interrumpir... ¡Oh!

¡Hala!

...el trabajo del compañero para el que coséis.

Y, como siempre, en el probador,

os probáis de uno en uno.

Tenéis que colaborar y, a la vez, tenéis que competir,

porque tenéis que bocetar,

tenéis que medir,

tenéis que entrar en la mercería, como siempre, una única vez

y, cuando termine el tiempo,

vuestro compañero tiene que tener puesto...

el look. -¡Ay!

El look que vais a presentar, como siempre, debe ir firmado.

Hay un mandil dorado. Sí.

Y, para lograrlo, tenéis...

120 minutos de tiempo. -¡Uf!

-Bueno, no es fácil. -¡Hombre!

120 minutos de tiempo

que comienzan en... tres, dos, uno,

a coser.

Vamos, María.

A ver, mira, te voy a medir

el largo. -Venga.

Ponte bien.

-Vamos a hacerlo contrapuesto. -A ver.

¿Me puedo ir?

Ponte la mano en la cintura.

-Serán cincuenta y algo, sí, 58.

-58.

-¡A las armas!

-¡Ay, ay, ay!

-Yo trinco esto.

Estoy un poco perdido.

-Yo quiero de esta también.

-Espera que corte y ahora te dejo.

-Esta es chunga, para mí.

-Quiero de esa marrón. ¿Me das un poco de esa?

-Coge esto y lo que te sobre me lo das, Bego.

-¿Dónde está lo de los puños?

-Bego, vigílame la pieza, que desparece.

-Toma, cógela.

¡Oh! ¡Se me olvidaba el hilo, madre mía!

-Creo que con esto no me voy a complicar más.

-Ya lo tengo todo. Al arrample.

Circulando.

¡Mierda, la tela! ¿Alguien me la tira?

-Eh... -¡Oh!

Te van a echar la bronca.

Si no miras, no está.

Eh, eh, Borja, te las has olvidado.

Me la he dejado. Ya.

Lo siento mucho,

pero no puedes volver a entrar a por ella.

-Si se la llevo yo, ¿vale?

No. -Pues ya no hago nada.

Hoy más que nunca me ha venido el maligno

del séptimo agujero infernal.

El maligno supremo.

¡Anda que dejarme la tela!

Es para cortarme la cabeza y recortármela otra vez.

No sé qué decirte.

Como no desgarre esto... Yo no me voy a desgarrar la ropa.

Todo lo que tienes a tu disposición lo puedes utilizar.

Si soy tonto, soy tonto.

Menos mal que no es una prueba de expulsión.

¡Ay, no!

¿Qué te has dejado, Brava?

No podía cargar con ello y me he dejado el rollo de tela grande.

¡La madre que la parió! Ya está.

Borja se ha dejado todo.

Me he dejado las telas buenas...

y estoy con un trozo de neopreno turquesa.

Venga, piensa rápido.

Piensa en todo,

en lo que llevas puesto, en los patrones que tienes ahí...

No sé, Borja.

No puedes desmontar nada que sea el puesto.

Ni la funda ni el maniquí. Ni la tabla de planchar

ni el maniquí. Me lo has dicho todo ya.

Con bieses, no hago nada.

¿Mi pantalón puedo utilizarlo? Sí.

¿Lo puedo usar? Sí.

Voy a tener que despelotarme.

Me voy a tener que quedar en calzoncillos toda la prueba

y a ver si saco algo de este pantalón que me he traído.

¡Vámonos!

¡Uh! -Ahí, ahí.

-¡Bravo!

(Aplausos)

-¡Vamos, valiente! -¡A las armas!

-¡Uh!

-Luego tengo que vestirlo yo. -¡Tía!

Menos mal que es una prueba de cooperación, vamos.

Me ha tocado con la que más coopera

en casa y en las pruebas.

Ya está casi hecho. No te quejes.

Vale, tela.

-Hazme un total look. -Es lo que voy a hacer.

-¡Qué pruebón! Estoy contentísima.

Me quedo con esto yo, con mis pantalones de pijama, tío.

Es una prueba de hip-hop y él se ha quitado un pantalón pitillo.

-¿No puedo usar lo de la plancha?

Borja, tienes los calcetines.

-Sí. (AMBOS) Y la camiseta.

-Y los calzoncillos.

Un desnudo integral no te puedo permitir.

A ver, calcetines no voy a vestir de ninguna manera.

No me gusta vestirme de... otra persona.

Tampoco me gusta...

Tampoco me gusta que se sienten en mi cama

sin pedirme permiso, ¿sabes?

Ese tipo de cosas.

Borja, piénsalo todo con tu pantalón,

pero calcetín rechazo, ¿eh?

-¿Qué? -Calcetín no.

Tía, ¿que no? ¡Madre mía!

Te digo yo a ti que sí.

-Hay que sacar textil, Xiaona. -Ah.

-Vestirte con calcetín de otro. -Te digo que sí.

-Es lo que hay ahora mismo.

-¡Qué bien me va a quedar! ¡Qué buena idea! ¡Ay, ay!

Voy a hacer una bómber con patchwork de diferentes colores

en un raso tafetán.

Tiene bastante trabajo porque, a la hora de cortar,

pierdo bastante tiempo, pero creo que puede quedar

una prenda un poco vistosa y espectacular

y, sobre todo, con ese concepto de los 90 hiphoperos neoyorquinos.

¡Maldito maniquí! (GRUÑE)

Es que el nivel está alto.

Ya visteis lo que hizo Palomo en su última prueba.

Tengo que darlo todo porque quiero seguir siendo

la triunfadora de esta temporada.

Para confeccionar una sudadera, cortamos al hilo

todas las piezas del patrón.

Comenzamos cosiendo los bolsillos al delantero.

Como el tejido es elástico, hacemos todas las costuras

con la remalladora, cuyas puntadas permiten mantenerla.

Unimos el delantero y la espalda por los hombros.

Incorporamos las mangas

y cerramos la prenda con una costura única.

Confeccionamos la capucha y la añadimos al escote.

Rematamos los puños y la cintura con cinta de algodón elástica.

Por último, añadimos la cremallera.

Borja, a ver.

Eduardo, déjame darte lo primero dos besos.

Dame lo que quieras. La camiseta, si quieres, también.

No se la quites, que le queda poco encima.

-¿Te la quitas? -Quiero pensar que no.

Le tengo mucho cariño. Es maligna.

-La compré en un festival. -¡Ay!

Tiene un mensaje importante para mí.

Y, vamos, ya...

Está en juego el mandil dorado. La ocasión importa.

Tú sabrás qué haces. No me digas eso.

Imagínate que esta semana, por lo que sea,

te tienes que ir. Lorenzo, no me digas eso.

Piensa si vale la pena sacrificar la camiseta o no.

He arramplado con muchos bieses. Cadenas, todas y más.

¿Qué has hecho con los calcetines?

Los he cortado para hacer... El puño.

-Para los pantalones. -Ah.

Pero se me está deshilando todo. Ha sido un poco mala idea.

-A ver cómo andas de torso. ¿Lo tienes definido?

Lo que tengo definido es que no me la quito.

No la quiere romper. Es mi camiseta preferida.

Es su preferida. Jopé.

Al menos, no es prueba de eliminación. Si no...

Si no, estaría eliminado y medio.

La camiseta de Kreator, del maligno total

y, además, del disco de "Gods Of Violence", ni se toca.

Es increíble lo fácil

que es seguir todo lo que está ocurriendo en este taller

desde cualquier sitio.

Solo debes buscarnos en @MaestrosCostura

en las redes sociales para conocer

las claves de cada prueba, detalles,

curiosidades de los aprendices, de los jueces...

¿A qué estás esperando? Síguenos.

-Joshua, ¿cómo va mi modelito? -Voy.

Ya tengo casi todo cortado.

Voy a hacer un pantalón superancho, abierto por los laterales,

con pretinas muy gruesas

en los tobillos y en los puños.

Y, luego, una sudadera con la capucha reversible.

Eh...

De dos colores y cortita por aquí.

Lo voy a hacer una sudadera con un bolsillo grande delante.

Y voy a intentar hacer una capucha.

No tengo patrón, pero, bueno,

lo voy a intentar.

-¿Tú cómo vas? -Mal.

¡Ay! ¡Ay!

¡Uy!

Estoy deseando ver a... ¿Se llama Chillona?

Xiaona. ¡Chillona!

¿Has dicho que se llama Chillona? ¡Chico!

-¡Pobrecilla! -No es Chillona.

-Estoy deseando verla con... Es china, pero con alma latina.

-Hola, guapa. -Hola.

Te presento a Eduardo. ¿Qué tal? ¿Qué haces?

Pues voy a hacer un pantalón y una camiseta.

Recuerda que es oversize.

Yo creo que estás haciendo unos cortes, Xiaona...

¿Muy pequeños?

No sé. He cogido el patrón de sudadera

para que me quede más ancho.

Pero su pierna...

-¡Ay! -Cuidado.

-Lo siento. De ahí no pasa.

¿Sabes por qué se te ha caído?

Porque te tienes que poner los calcetines de Borja.

¡No, no! Rechazo, a ver...

Igual con los calzoncillos puedes hacer algo.

-Borjita es limpio. Pobrecito. -¡Hombre!

¿Dónde te pondrías calcetín de otra persona? Es que es...

Además, son los mismos de la semana anterior.

-No sé... Eso no lo sabes.

No sé si esta semana ha puesto lavadora o no. Es que...

Es broma.

Va a ser una modelo profesional y se lo va a poner y ya está.

Vale.

Tengo mucho curro de costura hoy.

Estoy flipando en la que me he metido.

¡Oh!

Yo tengo el pantalón casi para probarte.

¿Y la parte de arriba?

No. Primero, me meto con el pantalón

y, luego, ya nos metemos con la parte de arriba.

Hola, David. Hola.

Hola. ¡Qué mono!

-¿Te beso? -Por favor.

Te presento a Eduardo y Lola. ¿Qué tal, guapa?

-Hola. -¿Qué tal?

-Te he pisado. Perdón. -Tranquilo.

-¿Esto es tuyo? -Sí.

-Lo más. -Siempre hacemos tu baile.

-¿Te lo sabes? -# Me quedo. #

(LOLA TARAREA)

Te veo que has ensayado.

¿A ti te gusta, Lola?

-Me encanta esta tela. -¿A que es chula?

-Sí. Mucha gracia no tiene, pero...

No la he decorado aún.

Le voy a poner cadenas guapas... Vale.

...para bailar.

¿El crop top es asimétrico?

Le encanta. A ver.

-Ah. -Se me ha ido la flapa.

-¿La qué? -La flapa.

-Creí que era la máquina.

Escúchame. Si te ha quedado así, defiéndelo ahora.

La asimetría te la compro.

-Vamos. -Mi, mi, mi.

-Mi, mi. -Gracias.

Un poco de hip-hop. Venga.

Van las cadenas. Con la cadera.

Muy abajo.

-Bego. -¿Qué?

Cuando acabe el pantalón, ¿vamos a probarlo

por si le tengo que hacer alguna modificación?

Ahora me viene mal, pero bueno...

Si me das diez minutos...

Brava, ¿qué tal? Holi.

¿Cómo estás de encorajada?

-Estoy enfadada porque el mandil iba a ser para mí.

Estoy montón de encorajada.

Ahí están mis dos otras telas.

Estaba muy contenta. Y tenías la blanca, chulísima.

Y otra que es como en verde cacería con negro,

que la quería hacer rollo reversible y demás

y usar los dos lados. -Eso da igual, no lo mires.

He cogido papel para transformar patrones

y llevaba tantas cosas que me lo he dejado.

¿Y qué haces?

Voy a intentar hacerle un total look sexi

de pantaloncito corto y su top.

Vale. Muy Selena.

Hoy te toca hacer un lookazo. Estoy en ello.

-Brava, ponte brava. -Muchas gracias.

¿Me cabrá por el botín?

Sí, te entra.

-No me lo rompas, que... -Cariño, por favor.

Sin pantalón, se cose cómodo.

No obstante, cuando hay un ejército de cámaras alrededor,

tampoco se hace tan cómodo el tema.

-Tía, ¿cómo te ha dado tiempo a hacer todo esto...

-Si no he hecho nada. -...y yo nada?

-Tienes el pantalón montado.

-¡Vaya pantalón! -Venga, póntelo.

Me queda bien.

Iba a hacer una sudadera y un pantalón largo,

pero con los desentendidos que he tenido con la mercería

y con mi cabeza, que también es para darme bien,

he tenido que optar por deconstruir mi pantalón

y transformarlo en un pantalón más corto y un top de arriba.

-Me queda perfecto, Laura. -Vale.

Venga, gracias, cariño.

Soy un reloj que se come el tiempo.

¡Ay! Quedan 60 minutos de prueba.

Habéis consumido la mitad.

La mitad.

Tengo una de costura que no veas todavía.

¿Seguro que este es el delantero?

-No, es la espalda.

¿Cómo vas, María?

Pues estresada, no te voy a engañar.

Pues venga. Pide el imperdible,

que bajo a ayudarte.

Yo lo que quiero es irme, irme de vacaciones.

Pero...

Y ahora el pantalón.

No lo visualizo bien, tía. ¿Cómo se cose?

Este va aquí.

Vale. Y este, aquí.

-¿No? Y se cose así... -Sí.

-...y así. -Esto.

Estoy perdiendo tiempo en el pantalón.

Es que no lo veo, no lo veo. No sé ni cómo se pone.

Me lo pongo, se lo pongo a la Brava, blablablá.

He cosido una parte... ¿No?

No sé, es que no lo veo.

-Toma, póntelo. -¿Esto qué es?

-El pantalón. -Abajo, vale.

Y ahora el lío del montepío.

-A ver. -A ver si la cinturilla va bien.

Toqueteando tú y yo.

-¿Va bien? -Vale, sí.

-Vale, vamos, pilla. -Vale.

-Vuélvete. -Mírame tú.

Vale, me encanta.

No sé.

Lo voy a coser como yo creo.

¿Qué tal? ¿Cómo vas?

Hola. Muy bien.

¿Qué haces?

Te veo con la gomilla implicada. Es un pantalón.

Le he hecho los bolsillos, así, caídos, los del "hit-hot".

Los pantalones van muy así. "Hit-hot".

Hombre, "hit-hot" es lo más.

"Hit-hot". "Hit-hot".

Mis hijos me dicen: "No sabes hablar".

Yo a ti te veo futuro como rapera, Begoña.

¡Por Dios del amor hermoso!

La nueva estrella del "hit-hot". Sería lo primero...

Sería el "hit-hot". Tiene su propio género.

"Hit-hot". Como creadora del género,

¿qué es para ti el "hit-hot"?

Rebelde,

moderno.

Decir: "Estoy aquí".

Y el otro contesta: "Y yo también".

O sea, es grupal, es como una movida "crew", es...

-Tú y yo, hermano. -Esa palabra no la entiendo.

-"Crew". -Lo de hermano sí.

-Hermano. -Colega.

"Brother, brother". Tenemos que hacer...

(SISEA)

(RÍE)

Me gusta que la gente se ría, y, si es de mí, también.

Porque la vida es esto. Si no, ¿qué mierda de vida tenemos?

¿Ya estáis aquí? "Hello, hello".

Ya estamos aquí.

Bueno, me encanta. No, no, no.

No tocar, no tocar. ¿Esto es hip-hop o "hit-hot"?

Como está Lola, lo que Lola quiera.

Lola. De música es ella la que domina.

Esto me flipa.

¿Te gusta? Los colores me encantan.

¡Qué bonito! Es muy noventero.

A ver, voy a hacer una bómber con un pantalón de boxeador.

¡Oh! Es la pera.

Y a ver, a ver. -Así, en un momento, ¡por Dios!

Es una fantasía.

Que se vea el trabajo que tiene. Y estiliza, que yo lo sé.

Sabes que se me ha ido la olla. Un día, me quedo aquí

y no llego. Total, total.

No me puedes comparar un bolsinchi con esto.

Mi bolso era propio del mes. Sí, pero esto es

"Maestros de la costura". Tenía horas y horas.

No de la modernidad de pongo un pomo y me tan ancho.

Ese bolso tenía más trabajo que esto...

Sí, bueno... ...20 veces.

Cuidadito, cuidadito. Ahora...

Están así todo el día.

El pique es bueno si es sano. Yo lo suelo hacer mejor.

Tengo trabajo. Nos vamos.

Sí, tirandito, tirandito. No.

Venga, dale, dale, dale.

Xiaona, cuando puedas, ¿puedes probarte?

-Voy a tener que achicarte la cintura.

Hola, Margarita. Hola, Margarita, ¿cómo estás?

-Te doy un beso. -Dámelo.

Eres Ana de las teja verdes, con los tirabuzones, ¿verdad?

-¿Quién? -Soy fan tuyo.

Soy una loca de Eduardo. Me encantan sus bañadores.

Tiene unas colecciones chulísimas.

Y me ha encantado tenerlo cerca.

Esto es un sudadera, ¿vale?

Tiene un puntito medieval. Tiene un punto sota de bastos.

Y me encanta porque es como de los de snowboard.

¿Y este material dónde está?

Espérate. Ahora...

Faltan cosas. Falta.

Estoy haciendo un chaleco encima.

Ah. Con unos bolsillos encima.

Haces tres piezas.

Para que vaya así como...

-Pero eres tremenda.

-¿O qué? -¿Cómo es la combinación?

-A mí me gustan los colorines. -Esto, aquí.

Ya lo sabéis. Ya se nota.

-Ponte esto por aquí ahora.

-¡Oh! -¡Mierda!

-No he acabado tu pantalón.

-No te preocupes.

-Aquí no puedo... -Que no miro.

Para ser de estos, tiene que ser así.

El tirabuzón es poco hiphopero.

Espérate, que lo tengo todo preparado con Joshua.

Bueno.

-Es que... -No me pongas nervioso.

-A ver. -Ya sé que tienes que ir tú.

Mira.

Está bien, Margarita. Yo, mira...

El esfuerzo escénico... Termínalo.

El esfuerzo escénico se valora. Me recuerda

a los ayudantes de Papá Noel.

¡Hombre, no digas eso! ¡De verdad! Falta el reno.

Lo siento. Es así.

Vale, está siendo rápido. Más rápido no puedo ir.

Margarita, no olvides que está en juego el mandil dorado.

Por favor, ¿eh?, por favor. Por eso estoy luchando.

Que no te ven nada.

No estamos haciendo sastrería, pero te lo tengo que entallar.

Tú sigue. Dale, que estamos contigo.

Gracias. Sigue.

A ver, muchas gracias.

¡Hombre, hombre!

¿Qué ha pasado?

Nada, que ha habido dificultades técnicas.

Es difícil de manejar ella.

Pero Xiaona...

Es que no entiendo nada, de verdad.

Pero ¿qué pasa?

Que tengo un vestido para probar y me tengo que quitar todo.

Pues no me gusta.

No estábamos haciendo sastrería.

Me está poniendo alfileres mucho tiempo.

Te he cogido dos a cuatro.

Pero necesito tiempo para coserte tu cosa también.

Vale, bueno.

Estoy solo diciendo mi punto de vista.

-Tú puedes defender el tuyo. -Okey.

Cada uno se expresa libremente aquí.

Perfecto.

¿Cuál es el... el conflicto?

¿Él quiere tiempo en la prueba

que tú necesitas? No le gusta lo de Borja.

Es muy poca ropa para mí.

Claro, pero Borja está muy limitado de material, Xiaona.

Pobrecillo. Por eso digo que no pasa nada.

Hace lo que puede.

Xiaona, por estas cosas y por otras muchas de la convivencia,

te lo digo: Eres la persona más egoísta

que he visto en la faz de la tierra.

Nos falta un poco de empatía.

Ser empático es ponerse en el lugar del otro.

-Hombre. -Hay que entender a Borja

y ver que lo está haciendo con un pantalón.

-Yo necesito...

expresar mi emoción.

Una vez lo hago, ya está fuera.

-Ella debería valorar

todo el esfuerzo que está haciendo Borja...

y ayudarle.

Es que no es más, simplemente, ayudarle y no montar un drama...

porque te va a ver en bragas, chiquilla, pero...

¡Jopé! Que a todos nos está costando mucho mantenernos.

No quiero aprendices desnudos.

No quiero aprendices a medio vestir.

Quiero a todos con dos prendas. Joshua, póntelo ya.

Quedan diez minutos de la prueba. -Me lo pongo ya.

-Vamos. Y no podéis entrar

en el probador en grupo. -Entro yo primera.

-Vamos, Marga. -Espera un segundo.

Ve llevando las cosas.

Voy a intentar canalizar un poco la emoción

y concentrarme más en la prueba.

-¡Qué mono el chándal!

Yo casi estoy.

-¡Hala, qué mordisco lleva esto!

-Te pongo esto. -Vamos.

Bego, si quieres, vamos, probamos

y luego ya te termino de coser aquí, en mi sitio.

-Encantado. -¡Ay!

¡Uy, madre mía!

El amor...

¡Qué guapo! Hay tiempo para todo.

Me he puesto nervioso y todo.

Vamos, Andrea, ¿estás?

-David, salen ellos y entramos -Vale, yo estoy.

-Cuando me vean mis hijos así...

-Corre, Bego, que te lo tengo que terminar, tía.

Margarita, ¿podrías venir?

¡Hala, qué guay! -¡Qué guay!

-He hecho dos piezas elásticas, con capucha reversible

y decorado un poco con...

tachuelas y demás, abierto por los laterales.

Es lo que he hecho.

Menos el 5, me encanta todo.

Quería darle un puntito más de escenario.

Por eso, lo primero que pillé, lo que tenía y lo que me daba tiempo.

Hemos cogido para ir a juego, que lo sepáis,

aunque no os gusten mis colores. Las comparaciones son odiosas.

Vámonos. -Vamos, vamos.

-Encantado. -Un placer, guapo.

-Las zapatillas me quedan grandes. -Ven aquí.

-¡Qué bonito el de María!

-Yo me pruebo primero.

Estoy. María ha terminado.

Estoy, estoy.

¡Tía, qué chuli! Yo te ayudo. Yo te ayudo.

Vamos entre las dos.

¡Guau, María!

¡Guau! María, me lo pido.

¡La pera! Venga.

¡Hala, me flipa ese pantalón, lo quiero!

Se lo pide Lola.

María se ha marcado un lookazo que madre mía.

Lola, tú tienes superconcierto

el 2 de mayo, ¿no? Claro.

En el WiZink Center. Sí.

Tú sabes que todo lo que me pidas te lo dejo.

Lo sé. Si lo quieres, te lo dejo.

Lo quiero. Está ideal.

Ha tenido mucho trabajo. ¡Olé, María!

¡Olé!

¡Viva la Escoté!

¡Viva la Escoté!

-¿Vamos, Andrea? -Venga.

-El pelo así, que no parezcas una loca.

-¡Venga! -¡Voy!

Aprendices, últimos dos minutos.

-Te lo estoy diciendo. -¿Por qué no llevas sostén?

Ya tiene que salir así. Tiene que salir así.

Bajas los brazos y ya está.

¡Tía, qué guay!

El tiempo termina en...

diez, nueve..., Date la vuelta.

¿Te das la vuelta? Gracias. ...ocho, siete,

seis, cinco, cuatro..., -La Brava.

...tres, dos, uno...

Tiempo.

Borja, a tu sitio, por favor.

¡Estás increíble!

Pareces una luchadora del "Tekken".

Aprendices,

Lola Índigo ha empatizado tanto con vosotros

que quiere probarse el look que ha hecho María Escoté

porque puede ser uno de sus looks. Lo más.

-¡Guay! -¿Me llevo el maniquí?

Sí. -Y ahora salgo por aquí

como en "Lluvia de estrellas". -Yo la ayudo.

-A ver, Begoña, sal. -¿Salgo?

¿De verdad quieres que salga?

(Rap)

-¿Quieres que salga, chico? -Mira a Begoña.

-¡Qué rollazo, Bego! -¿Qué pasa?

-Oye, pues estás chulísima.

-Supertotal. -De aquí, a la cárcel, fijo.

¿Tú me vas a llevar un bocadillo a Carabanchel...

-Pues, Bego, tía. -...cuando me lleven?

No me dejes sin el bocadillo, por favor.

De todos los de aquí,

eres la más hiphopera. -Que sí.

-Te he dejado genial. -No...

¡Lola Índigo!

(Vítores)

(Rap)

Pues es tuyo.

Ha sido un lujo tenerte aquí... ¡Qué buen regalito!

...y traernos, bueno, todo el presente

del streetwear y de tu música y de tu danza.

Muchas gracias, Lola Índigo.

-Mucha suerte, chicos. -Guapa.

Eduardo Navarrete se va a quedar

para la valoración de los jueces.

Hay en juego un mandil dorado.

Os pido, por favor, que os coloquéis aquí. Gracias.

-¡Ay!

Claro que tengo opciones de llevarme el mandil dorado,

porque yo he cumplido que fuese una ropita ancha,

las típicas cadenas de hip-hop y eso.

Pero, bueno, luego ya

está el criterio de ellos.

David, Brava, sois los primeros.

(Rap)

¿De qué te ríes? ¿De qué te ríes?

Ay, pues de mí un poquito.

-¡Tía! -Por eso.

-No es esto, soy yo. -Ah.

Muy buena amiga soy de David...

para haberme puesto el modelito.

Brava, explícanos

el conjunto que has hecho para David.

Eh... He intentado tirar más por el rollo un poquito breaker,

los que bailan break dance.

Con tanta palabra extranjera, queréis confundirme.

Los breakers solían llevar

minitops para que se les vieran los abdominales.

Bueno... Como no tenía tela

para hacer prendas grandes...

y a Selena le encanta enseñar ombligo,

pues he aprovechado un poquito los dos recursos.

A ver, Brava, debo decir que, bueno,

tiene detalles creo que como muy hiphoperos.

Estas gomas que cuelgan...,

El elástico. ...el remallado,

el cuello, que nos ha hecho mucha gracia,

las proporciones,

pero tiene algunos peros. Hombre, claro.

Las pinzas no están encaradas. Se me ha ido.

La del culo va cada una para fuera, pero las del otro no.

Es resultón. No es un mal trabajo, Brava.

Gracias. Y a David,

como todo le sienta bien... -Gracias, Caprile.

De nada. ¡Qué pena que no diga lo mismo!

Parezco una moderna millennial con muy mal gusto.

David, cuéntanos por qué has hecho este look a la Brava.

Le he querido hacer un tiro bajo porque tiene tatuajes guais.

Yo quería que se vieran.

Aparte, tiro bajo..., Sí, sí.

...de los 90. Sí.

Jennifer López y eso. Es verdad.

Y el top, me ha quedado un poco... Tiro alto.

...corto. Tiro alto.

No creo que se lo haya hecho corto.

Pero si levanta los brazos... Tío, pues no los levantes.

Te has quedado corto y, luego, no entiendo,

si no se ajusta, ¿para qué has puesto esta goma?

La quería poner para hacer así... Para fruncir.

...y niquelado. Para fruncir.

Pero no has fruncido. Pero no.

No, no he fruncido.

El pantalón, la verdad, no lo veo ni de hip-hip

ni de los 90...

No es amplio, el tejido tampoco es el más idóneo,

el tiro no lo entiendo.

Tiene un tiro enanísimo, la goma está reguleras,

esto con unos imperdibles a lo cutre en vez de unas puntadas...

David, este look no habla mucho de ti

ni de hip-hip ni de los 90.

Está un poco espantapájaros, David.

¿Qué te parecen los...

Tengo que... ...trabajos de David y la Brava?

Bueno, a ver, yo

muy hip-hop, muy hip-hop, muy hip-hop no lo veo.

Puedo bajar, ¿no? Sí, tú baja.

Estás en tu casa, Eduardo. No te cortes, ¿eh?

Venga. Voy a hacer así, como que...

Mentira, no.

Vamos a ver.

Ella se nota que tiene más conocimiento de este mundillo.

Y tú, pues...,

(RÍEN)

...lo has intentado, David, cariño, lo has intentado.

Estoy contenta. Yo lo veo en un videoclip de fondo,

un poco de fondo, ¿no?, o mejor terminada...

Yo se lo puedo poner a la Jennifer López, también te lo digo.

Borja, Xiaona, vuestro turno.

¡Ay, la pobre!

Súbelo, cariño. Se queda en bragas.

Empezamos por Borja.

-Ese lío, ni de Camela, en serio.

¿Tú eres el romántico empoderado

o el maligno romántico?

Hoy me toca ser un poco el fontanero arreglacoches.

Lo mismo te vendo unas cadenitas que te cambio una rueda.

Pero, de ser, soy romántico maligno empoderado.

Me encanta. Antes de hablar de tu conjunto,

quiero que me cuentes qué tal ha sido trabajar con Xiaona.

Un poquito... (FARFULLA)

Y tú, la romántica empoderada,

¿cómo ha sido trabajar... con Borja?

Por una parte, quería pedir disculpas

porque estaba yo nerviosa.

Y, como no suelo enseñar mi barriga

y andaba muy corta de tiempo, digo:

"Venga, no estamos haciendo sastrería a medida", no sé qué,

y le he puesto al pobre muy nervioso.

Pero creo que ha tirado la prueba por delante.

Yo tengo un conjunto...

Mis compañeros dicen que estoy guapísima, pues me acepto.

Si el tiempo retrocede,

yo, como...,

no me pondría tan nerviosa con él.

Siento esta parte.

Borja, ahora háblanos del conjunto hip-hop

con menos tela de la historia de la moda.

Yo, que partía ya de lo olvidadizo que soy...

y olvidé lo más importante... No lo jures.

No lo jures. ...de la mercería,

no me ha quedado más que quitarme los pantalones y nunca mejor dicho.

Y, luego, apañar y sacar de donde no había dos piezas.

He jugado con las gomas

y con los 20 km de bieses que había arramplado,

y he hecho este conjunto deportivo de rayas,

deportivo hiphopero bailador empoderado, más o menos.

Te falta el maligno. Maligno.

Borja, tenemos que reconocerte

que tiene muchísimo mérito lo que has hecho,

teniendo en cuenta que te has olvidado la tela,

que es lo único de lo que no puedes olvidar.

Vas a tener que tomar rabillos de pasa,

porque de memoria, regulín. La justa, peor.

El primer programa, no bocetas antes de entrar a la mercería.

En el vestido Delfos, te dejas los patrones.

En otro reto de equipo, ni entretela ni forro.

En otro, el hilo. En otro...

Los hilos. ...los hilos

y la cinta para el bolso de bambú.

Solo te faltaba dejarte la tela y hoy, por fin,

has cumplido ese sueño, que ha sido pues...

Debo decir en mi defensa que me he dejado cosas diferentes.

Diferentes errores.

Me he dejado todo lo habido y por haber.

Ya no tengo nada que repetir para dejarme.

Me lo he dejado ya todo. Otra cosa no me puedo dejar.

El resultado, Borja, es que tu conjunto no se puede decir...

que sea para nada hip-hop...

ni una cosa oversize.

El top no está centrado. En fin...

La cinturilla del pantalón no se ajusta claramente.

Con los pantalones que tenía, no podía hacerlo oversize.

Yo agradezco mucho a Xiaona, y creo que tú debes agradecérselo,

que se haya puesto tus pantalones.

Xiaona es muy escrupulosa y, aun así, se los ha puesto encima.

Me ha hecho el favor, la verdad. Todo hay que decirlo.

Si tiene dos puestas, que me lo compré el otro día.

Es que, además, marrano a la vista está que no soy.

Está lavado y relavado.

Venga.

Háblanos del conjunto que has hecho para Borja.

A ver, hoy quería reiterar los conceptos

de hacer dos prendas simples. Y tan simples.

Hoy, hoy...,

Sí. ...simpleza hoy.

El pantalón es un pantalón muy muy muy básico.

Y a la camiseta le pasa un poquito lo mismo.

Se me queda todo... Y no está muy rematada.

...muy pequeño, sí.

En esta prueba, no veo...

ni costura, ni creatividad, ni gusto, ni conceptos...

No veo nada.

Ni siquiera los colores bien combinados.

Sí, que...

Como pensando:

"Ahora está haciendo una prenda para mí

con la barriga fuera".

Y...

me ha faltado un tornillo. ¿Se dice así?

-Que se deje el rollo de mosquita muerta, de fina,

y que deje de justificar todas las cosas

por la cultura o por el choque cultural diferente,

porque aquí todos somos iguales y tenemos que adaptarnos todos

y colaborar y cooperar el uno con el otro,

que de eso trataba la prueba.

A ver, tiene mucho mérito lo que ha hecho Borja,

que se dejó la tela.

Es una pena que Joshua no se la haya dejado.

Hubiese sido...

una maravilla también ver esto.

Estamos hablando de Borja...,

A ver... ...no de Joshua.

Eduardo, ¿eh? Quiero decirte...

Eduardo, concéntrate. Ya llegará Joshua.

-Tiene mucho mérito lo que has hecho, sinceramente.

La prueba trataba de hacer holguras, pero hoy

he venido con muy poca holgura y con mucho gamberrismo.

Dentro de lo que cabe, me he marcado un "sálvese quien pueda".

Margarita, Joshua. Ahora llega el momento.

Mira qué pareja, de verdad. Mira qué pareja.

A ver, Margarita,

explícanos el look o conjunto que has hecho para Joshua.

Yo me he inspirado en lo que es el estilismo de los de snowboard...

porque es lo que más me recuerda al tema hip-hop, así, ancho.

Este es el resultado.

Yo aquí veo una clara inspiración en el look de Palomo hoy.

Es verdad. Te lo digo.

En un principio, no... A ver.

Tengo que decir que está bien confeccionado.

Las costuras están muy bien hechas.

Está bien resuelto. Aquí negro.

En los puños, he puesto... Sí.

Sí. Trabajado está.

A lo mejor, no os gusta, pero... En la confección, no hay pegas,

pero la prueba tenía un requisito y era el hip-hip de los 90.

Y aquí, Margarita, no hay nada de los 90.

A mí me parece perro flauta dosmilero. Te lo compro.

El flautista de Hamelín, igual. Esta vez, no te escapas.

Los 90 los has vivido. Sí, los he vivido.

Yo lo veo más inspirado, María,

en el del parquin de la feria,

que está allí..., Tampoco es eso.

...que está allí...

¡Hombre! Me encanta.

Le habéis dicho muchas connotaciones.

Le falta la viserita. Le...

Le falta la viserita.

Joshua, vamos contigo.

Cambiaos de posición, por favor.

Háblanos del trabajo que has hecho para Margarita.

Me he inspirado en Jennifer López.

Quería que fuera ancho, pero con un toque femenino...

ajustándose en la cintura, los puños y demás

y dejarlo abierto abajo y es lo que he hecho.

Margarita viene de modelo perfecta.

Se hizo un moño a juego y todo. Con los faracos, el moño...

Y menudos abdominales, Margarita.

Me he levantado a las 6:30 para hacer gimnasia.

Para darle a la cinta. A ver, Joshua,

tu conjunto está muy bien hecho.

Está, como el de Margarita, muy bien rematado.

Pero, además, refleja perfectamente

ese espíritu hip-hop inspirado en J. Lo,

Mariah Carey...

También. Ese rollo así...

Tiene la hechura, los colores, los detallitos...

El pantalón abierto en el lateral me parece la pera.

Muy muy bien diseñado y muy bien ejecutado.

La valoración me ha dejado sin palabras.

Han sido diferentes frases buenas, otra buena, otra buena.

Y yo esperando que me dijeran un pero, pero no.

Les ha gustado y me han felicitado.

A ver qué pasa.

Baja, venga..., Bueno.

...pero contrólate. Ahora empieza lo bueno.

El producto hay que verlo de cerca. (RÍE)

No, a ver, Marga,

a veces, menos es más.

-El look, a lo mejor sin esto... -Sin esto, ¿no?, queda mejor.

Sin la chaqueta. Y sin esto. No, mentira.

Yo, así, quizá lo hubiese visto.

-¿A qué te dedicas tú? -Soy auxiliar de enfermería.

Ah, vale. Si quieres hacer prácticas,

te vienes a mi taller,

que no te voy a pedir currículum. -Vale.

-Por ponerte una pega,

¿tú no le hubieses puesto una goma aquí así?

-Se la hubiera puesto, pero ellas no llevaban.

Lo llevaban ancho.

-Lo que yo recuerdo de... -Si la referencia era esa,

yo a ti te lo compro todo.

Menudo juez. ¿Esto qué es? Hasta el pantalón sin goma.

-¿Qué quieres que te diga? -Tráiganlo más.

-No se le puede decir más. -¿Te puedo tocar?

Hombre, debes.

Un momento. ¡Uy!

Un momento. ¡Oh!

Eduardo, tu criterio por los suelos en 0,5.

El día que tienes una oportunidad...

-Quiero dejar un mensaje, hacer un llamamiento: Si un juez enferma

o un cámara o un redactor, llamadme, por favor,

que yo, eh..., vendré siempre que me llaméis.

Gracias, Joshua, Margarita.

Volved a vuestro sitio. Gracias.

-Gracias. -A ti, bueno, a vosotros.

Y, por último,

vamos a valorar los trabajos de Laura y de Begoña.

(Rap)

Begoña es la madre de C. Tangana, ¿eh, María?

O sea...

Escúchame, que te diga.

A ver, Laura. (SISEA)

Cuéntanos... -Es que es un cuadro.

...qué te ha hecho la pobre Begoña...

para que le hagas... esta faena.

¿Qué te ha hecho esta mujer?

Es de las mejores. A ver.

Yo lo veo superhiphopero.

Otra cosa es que tenga gusto o no lo tenga,

pero es una prenda superoversize.

Eh...

Cómoda a tope.

Y, luego, un poco el dorado, las cadenas...

A ver, Begoña. Mira.

¿Tú te encuentras a Begoña por la calle y piensas...

que es del hip-hop de los 90? Hiphopera.

Yo le doy limosna.

Yo también.

La llevo al orfanato directamente. Pobre niña.

Y eso que tiene toda la actitud.

A ver, Begoña, muévete.

Yo creo que está conseguido. Una pirueta, Begoña.

No, pirueta no me pidas. Como mucho, te hago así.

Un poco así. ¿Ves?

Muy bien, un aplauso. Venga.

Muy bien. Ya está.

-Y así. -¡Qué bien lo hace!

Claro. Da gracias

que tienes una gran compañera. -Sí.

Porque, vamos, no creo que... -Ella también.

...encontraras a nadie mejor. ¿Qué pasa?

Eso también lo digo.

Con tanto humor y tanta gracia

pare defender esto, Laura. Sí, sí, sí.

Es terrorífico lo que le has hecho a la pobre Begoña

con ese lazo en la cabeza.

Yo creo que está superconseguido.

Es la única que parece una hiphopera de verdad aquí.

¿Con esa moña en la cabeza? Con Margarita...

¿Con esa moña? Quita las cadenas.

¡Por Dios! ¿Esto es hip-hop?

Es "hit-hot". Parece que está

en el corredor de la muerte. Pobre mujer.

-¡No jorobes! -¡Pobrecilla!

-En Meco me veía, pero en el corredor de la muerte no.

Yo vengo a por todas

y, si tengo que bailar hip-hop, hip-hop.

Si me piden que me vista así, pues me visto.

Para eso he venido.

Begoña, háblanos del conjunto que le has hecho a Laura.

Bueno, yo he pensado en una sudadera

con el bolsillo para meter así,

con la capucha el cuellito así.

El pantalón un poco ancho, con los bolsillos muy cagados.

Cagados, muy 90. Ese es el concepto.

Muy caídos. Pantalón cagado.

Es lo que recordaba.

A ver, Begoña, tengo que decirte

que has seleccionado muy bien los tejidos...

y los has combinado muy bien.

El cuello está muy trabajado.

La capucha, sin patrón, las has hecho tú sola...

y sienta fenomenal.

La verdad es que yo, de ti, en esta prueba, no esperaba tanto

y me ha sorprendido mucho el resultado final.

Pero veo más hip-hop aquí que aquí, también lo digo.

Yo, realmente, estoy con Palomo y no le hago la pelota.

A ver, Caprile,

esto puesto en Joshua, por ejemplo,

sería otro rollo. Claro, no.

¿Y qué? Claro.

Quiere que nos cambiemos la ropa. ¿Y por qué no en mí?

Lo mismo puesto en mí... Tampoco lo vería.

Son... Vuelve a tu sitio.

Gracias. De verdad.

Navarrete. No vuelvo.

Me voy. Pues, hale, adiós.

Laura, Begoña,

por favor, volved a vuestro sitio.

Eduardo, no te haremos quedarte al veredicto.

Ay, bueno, me voy.

Chicos, de verdad, que aprovechéis al máximo,

que curréis y que viváis la experiencia

porque se acaba y no hay más.

Dame un beso. Os quiero.

No me pidas el teléfono de Joshua. Adiós.

Adiós, Eduardo. Joshua, nos vemos.

-Chao. -Nos vemos luego.

Le voy a invitar a tomarnos algo cuando salga de "Maestros".

Nunca se sabe.

Aprendices, ahora es el momento del veredicto.

No podéis llevaros prendas esta vez.

No pueden. Ya bastante desnudo hemos tenido.

Es todo tan fuerte, que nos vamos a acordar

muy bien... De todos.

...de todos ellos.

Yo, con lo resolutivo que he sido, y con cómo he cubierto mi ausencia

y mi mayor despiste, me espero un quinto puesto, o un cuarto.

Me estáis dando un veredicto...

Ya sé que tu favorito es el de Begoña, que te encanta Laura.

Lo sé. Me encanta.

Mira Palomo si lo ha dicho.

Esto es hip hip, esto es hip hop. Te gustará más o menos.

¿Verdad o mentira? -Sí.

Un disfraz de hip hop yo me lo creo.

Si me dice: "Vengo disfrazada de hip-hopera...".

Lo que no me creo es que sea real. Margarita sí.

Pero es la actitud de Begoña.

A Laura le salva la actitud de Begoña.

Hombre. Perdóname.

Porque eso me lo pongo yo y me dan limosna.

# Ja, eh, tú. #

# A mí no me chulees, que vengo y te doy. #

Bueno, los peores, ahí sí lo tenemos más claro.

Hay una pareja monster ahí que está bastante claro hoy.

La verdad que sí. Al final, quedará entre ellos.

El que menos lo ha clavado es el amigo.

Sí. Yo también.

Le ha hecho un poco demasiado ajustado.

Le he dicho: "Demasiado pequeño".

Hemos llegado a un acuerdo. De acuerdo en mejores y peores.

Ya es algo. Ya es algo.

Disgustado, pero vale.

Te voy a dejar que te pongas el look de Laura.

Para la próxima salida.

(LAURA) Esto en desacuerdo

con que esa prenda no era de hip hop.

¿Que era más fea que un pie? Sí.

¿Qué no tenía gusto? También.

Pero a mí era la que más hip hip me inspiraba

y más rap de todas las que había, vamos.

¿Os habéis peleado mucho? Bueno.

Pero ¿tenéis un veredicto? Sí.

Pues cuando queráis.

Vaya por Dios.

Brava, hemos decidido darte un número

para que te sirva como toque te atención.

¿Qué número, del uno al ocho, crees que te hemos dado?

¿Un seis?

Te damos el tercer puesto

para que, por favor, confíes más...

en ti misma.

Vale. Muchas gracias. Es para ti, Brava.

Muchas gracias.

Yo sé que el primero no, porque es muy ambicioso.

Pero un segundo... Me hubiera venido muy bien un segundo.

Pero, aún así, estoy muy contenta. No por el tercer puesto,

sino por... por todo lo que me ha dicho Caprile.

Pues yo tengo una mala noticia.

Me sabe muy mal.

Pero creo que te lo has ganado, Xiaona.

No ha habido ni buen trabajo

ni creatividad en tu prenda.

Es un trabajo... Banal, sin más.

Sin más. Un basiquito

y regular.

Y otro que también se tiene que aplicare el cuento es...

Borja.

Borja, ha sido un desastre que te hayas dejado la tela

en la mercería. Lo más importante para hacer una prenda.

Tengo que decirte que ha sido un placer

que te quedes en calzoncillos.

Has salido del paso de una forma creativa,

que, sinceramente, lo apreciamos.

Ahora, ¿que la prueba no fuese de esto? Pues no.

Si es que no aprendo.

Que sin tela, da igual que hayas cogido hilo, 20 Km de bies

o los que sea. Sin tela no se va a ningún lado.

Y, hoy, ha faltado. Si es que seré tonto...

Begoña, ya te lo hemos dicho en más de una ocasión.

Que además de trabajar bien, aceptas riesgos,

sales de tu zona de confort,

de tu gallinero, y esa es la actitud

que hay que tener en el taller. Gracias.

Y, Joshua,

de ti nos gusta cómo te creces en cada reto,

que cada vez das más de ti,

que innovas,

que te esfuerzas,

que te superas.

Raquel, ¿me acercarías el mandil dorado, por favor?

Estamos nerviosos todos.

Cómo brilla, ¿no? -Es bonito.

Brillantito. Begoña,

el número dos es para ti.

Te has quedado a las puertas. Bueno, está muy bien.

Muchas gracias.

Y enhorabuena a Joshua.

El número uno es para ti. Y te has ganado

el mandil dorado,

que te otorga

la inmunidad

durante todo este programa.

Estoy superfeliz de tener esto y...

para mí tiene un valor añadido. Ya el querer estar aquí,

el que me haya costado tanto, tres años intentándolo,

llegar aquí, el número uno y con el mandil,

pues me hace estar muy feliz.

¿Quieres dedicarle este mandil dorado a alguien en concreto?

Por supuesto.

A Eduardo Navarrete.

No. No.

Me parece que no. No. Obviamente.

Todos sabéis que para mi padre es muy importante.

Este va para mi padre y el número uno, también.

Y a los demás aprendices,

hay que hacerlo muy bien en la prueba por equipos

para no regresar al taller con un mandil negro.

Y la prueba es...

¡Guau! Sí.

De la que te has librado, Joshua.

Pues me quedo más tranquilo.

"Esta semana viajamos a Inca, en el corazón de Mallorca".

"Para colarnos en el taller de Camper y mostrar a los aprendices

cuáles son los secretos de su éxito".

"Desde su fundación, en 1975, su apuesta por la imaginación

ha hecho crecer la firma hasta convertirla en una marca global

que vende 4 millones de pares de zapatos al año.

Aprendices, bienvenidos a Camper.

Por cada temporada salen de aquí

500 modelos nuevos.

Multiplicad eso por 45 años diseñando calzado.

Estaréis conmigo en que eso es realmente un espíritu innovador.

Pues sí. -Y que lo digas.

Hay modelos que se han convertido en auténticos iconos.

Tienen tal demanda en el público

que temporada tras temporada

vuelven a reeditarlos, adaptándolos a las tendencias de cada año.

Eso es verdad.

Vais a enfrentaros a una prueba sin precedentes

en la historia de "Maestros de la costura".

Ay, mi madre.

Vais a tener que confeccionar dos pares de zapatos.

Madre mía. -Si no sabemos.

¡Dios, madre mía! -No lo hemos hecho nunca.

Menos mal. Esta vez nadie tiene experiencia.

Nadie, nadie...

En la prueba de expulsión, Xiaona, tú hiciste un buen señor zapato.

Una intuición "provisada", improvisada.

Es el sexto sentido de las mujeres.

A ver si ese sexto sentido te acompaña también hoy.

Ojalá.

No os podéis quejar de las pruebas. No, nada.

Son increíbles.

No paramos de hacer historia, Raquel.

Esto es una renovación continua, ¿eh?

Sí, sí. Vais a tener

que diseñar y confeccionar

la edición

"Maestros de la costura" 2020...

Ay, qué bien.

...de dos de los modelos más icónicos

de la marca Camper.

Qué guay, qué guay.

Tendréis libertad absoluta

para aportar vuestro toque personal.

Respetando siempre

la esencia de cada modelo.

Aunque sabemos que ahora mismo estáis asustados,

tenemos que deciros que esta prueba es un oportunidad única.

"Trabajaréis con una marca ganadora del Premio Nacional de Diseño

y el Premio Nacional Honorífico a la Gran Empresa de Moda".

Más presión. -Mucha tela.

Más presión.

Os aseguro que entrar en este taller

es un privilegio al alcance de muy, muy pocos diseñadores.

De hecho, ninguno de nosotros había podido estar aquí antes.

Y es un auténtico lujo.

Vamos a intentar

lanzaros la inspiración

desde el corazón de esta empresa.

Con el mensaje de su director general, Miguel Fluxá.

Adelante.

¿Qué tal? Encantado.

Muchas gracias por traernos aquí.

Miguel, bienvenido a "Maestros de la costura".

No sé si saludarte con las manos o con los pies.

Lo que quieras. Hay que saludarte con los pies.

Con lo que quieras. Miguel, en primer lugar,

muchísimas gracias por abrir vuestra casa

a "Maestros de la costura".

Entiendo que para ti este lugar es casi un álbum familiar.

Hablamos de cuatro generaciones de zapateros.

Hablemos de tu bisabuelo.

¿Cómo sale desde aquí y hacia dónde va

para meter a la familia en el mundo del zapato?

Bueno, mi bisabuelo era un señor de Inca, de Mallorca.

Y se fue a Inglaterra

y volvió con una serie de máquinas

y montó la primera fábrica de calzado mecanizada de España.

Jolín. -Gran idea.

Dentro de "Maestros de la costura" hay debate acerca

de lo conceptual, pero sí podemos decir

que tu padre inventa

o descubre el concepto de calzado casual.

Una especie de punto intermedio entre el calzado para salir

y el de hace deporte. Es un zapato, sí,

que, al final, ha sido el zapato que hoy en día ha triunfado, ¿no?

Pero es un zapato difícil de clasificar.

Porque no es ni un deportivo ni un zapato clásico.

Pero es donde nos sentimos cómodos y donde estamos con nuestro ADN.

¿Por qué en todas las colecciones seguís haciendo

zapatos que impulsan a esa sostenibilidad del sistema?

El primer zapato Camper era un zapato inspirado

en el que llevaban lo campesinos de Mallorca, zapato reciclado,

hecho consuelas de neumático y retales de... de sobras.

Era un reciclaje más de la necesidad que de la abundancia.

Pero no hay nada más sostenible que la calidad,

nada más sostenible que... que las cosas te duren, ¿no?

Que te duren 10 años, 20 años o los que sean.

En esta colección habéis apostado por la transformación.

Hay una deportiva hecha con siete botellas de plástico.

Sí. Estamos haciendo deportivos con materiales reciclados

ya muchos de ellos.

Hemos hecho una colaboración con Ecoalf.

Lo bueno es que también hay mucho material sostenible.

Y, bueno, y, obviamente,

somos capaces de incorporar todo eso a nuestro zapato.

¿Te parece que descubramos qué dos clásicos de Camper

tendrán que hacer los aprendices?

Perfecto. Vamos a verlo.

Bueno, preparaos.

(MARGARITA) Ay, ay, ay.

-¡Oh! -¡Uh!

(BRAVA) Los clásicos, los que lleva. (BEGOÑA) El amarillo es guapísimo.

El amarillo es guapísimo. Estos dos pares que veis aquí

corresponden al modelo Runner.

Este amarillo es el original, el de 1982.

Y este otro es la última reedición de 2019.

Sin duda, son uno de los pares favoritos del público de Camper.

Fijaos también en la atemporalidad.

Es del 82 y es supermoderno.

Y estos dos pares,

imposible no reconocerlos,

es el modelo Pelotas.

Se llama Pelotas

porque está inspirado en los balones retro,

Y en la suela

hay 87 pelotitas.

87. Y este modelo en blanco

es la reedición del 2019.

(JOSHUA) Es divina. (BRAVA) Qué chulo.

¿Vamos a tener que hacer ese zapato?

Yo he dicho:

"Como no nos den una pistola de silicona,

no sé cómo voy a poder hacer esto".

Os deseamos todos los éxitos que os quedan por conquistar,

tan importantes como los que habéis logrado.

Muchísimas gracias.

Muchísimas gracias por abrirnos vuestra casa.

Gracias.

Gracias.

Aprendices, hemos superado la mitad del programa.

Y, sin embargo,

no todos vosotros habéis asumido

la responsabilidad de liderar

un equipo en este taller. ¿Me equivoco?

No, no te equivocas. -Vas muy bien.

Por eso hemos decidido...

que Laura...

sea una de las jefas

de taller. Porque, Laura, llevamos seis semanas ya

y todavía no has liderado nunca ningún equipo.

Se me sale el corazón por la boca.

Y tenéis otra sorpresita para segundo o segunda jefa de taller.

Como el camino se recorre andando,

Laura, esta será tu primera decisión.

Vas a poder elegir quién quieres que sea tu rival.

-¡Guau! -¡Guau!

-Sí.

A ver.

Sé lista.

Voy a elegir a Joshua.

Lo sabía. (DAVID) Normal.

En caso de que mi equipo, por lo que sea,

no resulte ganador, prefiero batirme

con tres compañeros más que no con dos.

Muy bien. Muy inteligente por tu parte.

(BEGOÑA) No nos acordábamos que Joshua llevaba el delantal.

(LAURA) Te he elegido a ti porque sé que contigo

no me puedo batir en la final.

Porque tú ya estás salvado. Con lo cual,

si el equipo son cuatro personas

y me están quitando a una con mandil de oro,

tengo un treinta y pico de posibilidades de irme a mi casa.

De esta manera

tengo un 25 % de probabilidades de irme a mi casa.

Yo tonta no soy.

Ambos vais a ser jefes de taller.

Elegiréis alternativamente

a los miembros de vuestro equipo hasta completarlos.

Pero el primer nombre lo vas a dar tú, Joshua.

¿Con quién quieres trabajar y por qué?

Puf.

Con Begoña.

Como me da tranquilidad, yo eso lo valoro

antes que gritos y demás.

Me pido poner los cordones.

Nos entendemos muy bien.

Aprendo muchísimo de ella. Y...

Gracias. -Y estoy muy a gusto con ella.

Laura, explícanos ese...

Sí. No lo he entendido. Ese gesto.

¿Qué?

Cuéntanos. Ya.

Pero ya. Laura, de verdad, ¿qué has visto?

Cuéntanoslo a todos.

No. Porque, ahora, cuando hable y diga me decisión...

O sea, estoy emocionada por lo que voy a decir ahora.

¿Es por el primer nombre que nos vas a dar ahora?

Sí. Porque no te lo quitó Joshua.

Pues sí. ¿Cuál es ese nombre?

Xiaona. -Olé.

¿Por qué?

Pues porque, sinceramente, quiero que también se vea

que aunque el otro día tuvimos nuestros más y nuestros menos,

valoro muchísimo su creatividad

y, hoy, en esta prueba, la quiero tener conmigo.

De la elección de Laura la verdad es que estoy,

como diría Borja, cuanto menos, ojiplático,

porque es que no entiendo nada.

Ha ido a coger a la que ella creía más débil.

Y me ha regalado

a otra rival fuerte para mi equipo.

Joshua, segundo integrante de tu equipo, por favor.

Margarita.

¿Por qué?

Es muy rápida y en el trabajo me entiendo bien con ella.

Laura.

A La Brava. Razones,

por favor.

Porque es superresolutiva, trabaja bien

y estoy superorgullosa de que esté en mi equipo.

Nos quedan Borja y David.

Elige Joshua.

Borja.

Gracias, tío. Borja. ¿Por qué?

Ya trabajé la última vez en equipo con David

y, bueno, me apetece también trabajar con Borja.

David, ¿qué te pasa? Te veo muy serio.

Jo, no me gusta quedar última cuando me eligen. ¿Qué hago?

Ah, ha sido eso. Sí.

David, los últimos serán los primeros. Siempre.

Ojalá, María.

Por tanto, tú, David, trabajarás en el equipo de Laura.

Y los equipos quedan así.

El equipo de Laura estará formado por David,

La Brava, Xiaona y la propia Laura.

Y el equipo de Joshua, por Borja,

Begoña, Margarita y el mandil dorado.

Joshua, tú tienes que elegir

qué par de zapatos quieres que haga tu equipo.

¿Qué prefieres: el modelo Runner,

que es el equipo verde, o el modelo Pelotas, que es el equipo naranja?

Opiniones. -Yo tiraría por el verde. No sé.

(JOSHUA) Para la idea que tengo... Tengo ideas

que ya compartiremos. El verde.

El modelo Runner. Por lo tanto, el equipo de Laura

será el equipo naranja y tendrá que confeccionar

una reedición del modelo pelotas. ¿Contenta?

Es lo que nos ha tocado y lo sacaremos adelante.

A ver, aprendices,

lo habéis entendido, ¿no? Queremos una reedición.

Un poquito de imaginación, colores,

un poquito de diseño, texturas...

No sigas, no sigas, que me da miedo.

Un poco de arriesgarse y apostar.

Caprile, un poquito de confianza, por favor.

De ahí que la dificultad a vuestro modelo la vais a marcar vosotros.

Lo tenéis claro, ¿no? Sí, claro lo tenemos.

Y oscuro también.

Para confeccionar los primeros zapatos de vuestra vida,

tenéis 90 minutos de tiempo.

Por favor, coged vuestros acericos y a talleres.

(XIAONA) Yo espero que Laura no se ponga nerviosa.

Prefiero, hoy, que mantenga un poco la tranquilidad

que ha dado este mar de Mallorca.

Aprendices, para que no arranquéis de cero,

está con nosotros Jordi Guirado,

que lleva 26 años en Camper y es el responsable de taller

y de ingeniería.

Y que va a ser, digamos, vuestro guía en ese primer impacto

de enfrentarse a la creación de un zapato.

Jordi, adelante, cuando quieras. Hola, muy buenas.

Sobre todo, encanado de estar aquí con vosotros.

Y, bueno, voy a tratar de explicar un poquito

de dónde surge todo el zapato.

Parte de una madera, que de haya en este caso.

Mecanizamos una horma en el ordenador.

Una vez que tenemos la horma, que sería básicamente

donde vamos a construir todo el zapato en sí,

como el maniquí, por decirlo de alguna manera,

el diseñador dibuja el modelo encima para ver el resultado

que da al final el zapato.

Y, luego, empezamos a hacer el despiece.

De las cuales, pues, por ejemplo, una lengua sale de aquí

o una puntera que sale de aquí.

Bueno, todas las diferentes piezas están.

Entonces, y tenemos el patrón.

Una vez que tenemos el patrón, elegimos entre los materiales,

que pueden ser tejidos o pieles,

y pasamos a coser, juntar todas estas piezas

para darle otro volumen 3D.

Una vez que tenemos esto, tenemos el zapato, digamos, armado en 3D.

Luego ya pasamos a taller,

en el cual le pegamos la suela, ponemos plantilla, cordón.

Y tenemos el zapato acabado.

Jordi, como el proceso de creación de zapato es tan complejo

y, nunca mejor dicho, hay que dar muchos pasos, ¿no?,

antes de que el zapato salga a la calle

necesita muchos pasos en sí mismo,

te vamos a necesitar en talleres después.

Para que ayudes en las mesas y veas cómo van los aprendices.

¿Contamos contigo? Contáis conmigo.

Ayudaré todo lo que pueda.

Pues gracias. Vamos a dar salida a la prueba.

Gracias. Gracias.

Aprendices, los dos equipos compartiréis

el mismo muestrario de materiales.

Y acordaos que es importantísimo bocetar.

Y otra norma más.

En esta urna que tenemos aquí,

tenéis a vuestra disposición 40 tipos de suelas diferentes.

Pero solo hay una suela que corresponde al Pelotas

y otra que corresponde al Runner.

En este taller vais a hacer todo lo que sea referente

a la parte de costura. Y cuando llegue el momento de la suela,

iréis al taller de Juan, que es un profesional

que lleva 41 años realizando esos calzados.

Pero, ojo,

solo va a poder ir

el jefe de taller de cada equipo

para poner la suela y terminar el zapato.

Bueno. -Perfecto.

Aprendices, ¿todo claro?

Pues el tiempo de la prueba comienza en tres, dos,

uno, a coser. A ver, chicos.

Ella se va a poner a bocetar.

David se va a poner buscar la suela de la zapatilla.

Y tú y yo vamos a elegir los tejidos.

Vale. -Luego ya se ponen cordones y todo.

Manos a la obra. Vamos. -Eso está ahí.

Perfecto.

Margarita y yo lo que vamos a hacer es el diseño.

Ustedes dos a la máquina. Pero vamos a elegir esto.

Elegimos ya. -Y la tela, por favor.

Voy a coger la tela. Venga.

La suela es blanca, ¿vale?

Coge el forro. Mira a ver. -Yo meto mano a las suelas.

Venga, suelas.

Fíjate cómo es. Creo que es esta. En rojo.

Es como picuda. Tú fíjate. -Toma, tío.

-Con ondulaciones. -A ver.

Esa. Es esta. -Vale. Mira a ver la talla.

Que son de los pies... -42.

Derecho, izquierdo. -Todo encaja.

Derecho, izquierdo. Mira a ver.

Para que no haya duda. -Sí, sí. No te lo pongas.

Por si acaso, por si acaso. -Vale. Déjame revisar.

-Ah, pues sí. -Mira. Mira, Lauri.

Venga, vale. Y un azulito, ¿no?

Estoy le ponemos... -Venga.

¿Este? -El forro este este.

Ay, rosa no. No me gusta ese rosa. -Jo.

Lo ponemos pre y punto.

Le ponemos los cordones. -Me encanta esta tela.

Rosa y negro otra vez no. -Espera. Hay que coger forro y todo.

Que sí. -Dame las pieles.

Ve cogiendo los forros. -A ver, espérate.

Que quiero ver los colores. -Toma. Cuando tengas, me los das.

Vale.

Me parece muy mal, Andrea. (ANDREA) Mal no.

Elige los forros. ¿Qué quieres? -Escucha un poco también.

Es que tiene que ser lo que digas. -Laura, elige las telas.

Gracias por empezar así la prueba, Andrea.

Íbamos a elegir las telas juntas y eliges las que quieres.

Para eso, me voy a la mesa y empiezo a fabricar

lo que tenemos que hacer.

Por lo menos ordeno patrones y voy acelerando.

Marga, tengo una idea. Escúchame un momento.

¿Izquierdo o derecho? -Una idea.

Las dos bases. A ver, escúchame.

La base tiene que ser en negra, ¿no?

Y yo pensaba poner una lengüeta de un color y otra de otro. Porque...

Mira, aquí está. La lengüeta no se ve.

Yo cortaría por la mitad y mitad de un color y mitad de otro.

Y esto, donde pongamos esto es la costura.

¿Y hacemos mitad y mitad? -Yo creo que sí.

Vale, perfecto. -Esto en negro.

¿De qué color cada pieza?

Vale. -Sí, tía.

A ver, hay que diseñar.

Tú a bocetar. -Ya está.

Ya está bocetado, vale. Pues, ahora, sobre esto vamos a centrarnos.

A ver. -Apúntalo.

En la base... -Sabemos más.

...de la zapatilla

yo creo que predomine el negro. -Rápido, Lauri.

Vale. Que predomine el negro.

Pues quítame esto, que corto la base.

Vale. ¿Esto qué lo preferís: naranja o azul?

Naranja. -Yo creo que azul.

Azul. -Sí.

Hoy, la jefa de equipo soy yo.

Y no ponemos los colores que tú quieras.

Voy a tener en cuenta tu opinión, pero tú no eres la jefa.

La jefa de equipo soy.

Márcame los piquetes bien.

Venga, córtalo.

Vale. -No te entretengas tanto. Es que...

Hola, ¿qué tal, equipo naranja? Bueno, pues un poco liada.

Cuéntame, Laura, ¿qué idea de rediseño habéis planteado vosotros?

Nosotros, teniendo en cuenta que es una pieza muy clásica

dentro de lo que es la firma de Camper,

hemos querido hacerla como un poco más moderna.

Vale. Entonces...

Entonces, lo habéis planteado en la puntera azul,

lo que es el cuerpo de zapato es negro.

Sí. Los bordes en azul.

Los detalles en azul y la lengüeta, al final, no va en naranja.

No me parecía mala idea lo de naranja. Pero bueno.

Pues lo tendremos en cuenta.

Esto ya es totalmente tuyo.

Y, Brava, tú te estás encargando del corte, ¿no?

Sí. ¿Qué te pasa?

Hoy, yo hacer y obedecer.

No me voy a complicar.

Bueno. O no nos vamos a complicar.

Si no se escucha, ¿para qué se habla?

No quiero decirle a Palomo lo que me pasa,

porque en verdad, yo soy como un cerrillo,

me enciendo un motón de rápido y no quiero liarla parda.

La suela que habéis elegido es esta, ¿no?

Sí. Es que es la única suela que había

que era la del modelo. La eligió David. A ver,

no perdamos piezas, por favor. Equipo naranja.

Sí. Una cosa os voy a decir.

Y por vuestro propio bien. Vale, dinos.

He revistado tejidos y he revisado suela.

Y aquí hay una cosa que está mal. La suela, vale.

Y no digo nada. Ahí lo dejo. Gracias.

Todo lo elijo mal siempre.

A ver, la voy a revisar yo.

Toca este. Es muy...

Esta suela es muy de "chinchinaina".

Es esta, David.

Para una cosa que confían en mí

voy y la cago con la suela.

Pero también te digo que era muy parecida.

Cambiaba un poquito el grosor.

Esto tiene pinta de que va por aquí.

Ya tengo esta enhebrada, chicos.

Hola, equipo verde. ¿Qué tal? Ay, aquí estamos.

Creemos que elegimos bien. Vengo aquí a enterarme

cuál es el rediseño de ese modelo

para "Maestros de las costura". Vale.

De dónde viene. El concepto es

que sea "Maestros de la costura" 100 %.

No podía faltar el oro, que va en los cordones,

ni el rojo. Vale.

¿Quién ha elegido los tejidos?

Entre yo y Margarita, más bien yo. Más bien tú.

A ver el rojo.

El rojo está aquí.

El rojo está aquí.

El cúter.

Es el mar parecido. Joshua.

Tengo que felicitaros, porque ambo tejidos

están muy bien escogidos.

Son unas pieles... Cogimos aquel.

...flexibles que van a funcionar bien para la prueba de hoy.

La selección de tejidos, felicidades.

Suerte, equipo verde.

Vale. Begoña.

Sí. Zen, zen.

Zen, zen. Sí, sí.

El abuelo de mi marido era zapatero.

Ha dicho Palomo que le gustaba la lengüeta naranja.

Encargarse ustedes, que yo me voy a poner.

Decidme cuál era el naranja. -Cuando se puedan montar piezas...

Vale, vale.

No. Yo ya me voy a poner a montar uno de los zapatos.

Venga, perfecto.

Ponemos una lengüeta roja.

Vale, mira.

Y tengo los dos talones. Los dos talones.

Lleva una piza aquí, pero yo creo que esto tiene que ser así.

¿Montada una encima de otra? ¿Cosida así, por atrás?

A ver, cuéntalo. (JOSHUA) Va para dentro.

Así, ¿no? Vale. -Sí. Toma.

Vale. Perfecto. -Las dos.

Y cuando termines, dámelas. -Vale.

Esto ya está. Estoy con la lengüeta.

Cuidado con la máquina, Bego.

No me había visto yo en una igual en mi vida.

Yo con esta prueba siento mucho miedo.

Y esa máquina...

La he visto tan grande que me ha impresionado. Me he asustado.

¿Las lengüetas vanen naranja? (LAURA) Sí.

Pues las necesito... -Ya mismo.

Ya. (LAURA) Pues te las hago yo. Venga.

A ver, atención los dos equipos.

Laura y Joshua,

vais a tener que ser capaces

de trabajar, de dirigir,

de liderar a los compañeros que no habéis elegido.

(Risas)

Lo asumo, venga.

Suerte.

Cambiarse de taller ya.

Lógicamente, vais a ser valorados

por el par de zapatos que entreguéis al final de la prueba.

Joshua con el equipo naranja

y Laura con el equipo verde.

Suerte y no entréis con el pie izquierdo, Laura.

No. Laura es buena capitana. -A ver.

Decidme un poco cómo os habíais organizado.

Los tejidos exteriores, de piel, están todas las piezas cortadas.

Estoy con el forro, a ver si terminamos de cortarlo

para ir en una máquina uno y en otra otro.

La base negra. -La base negra.

Azul, azul, azul y naranja la lengüeta.

La lengüeta.

Vale. -¿Vale?

Y las suelas son en negras.

¿Vale? -Las suelas negras.

El encolado nos lo estamos pasando por el forro. ¿Cómo se encola esto?

Hombre.

Pero ¿en qué vas a dar cola? -Hay que darlo.

Es que hay que encolar todo.

Bueno, todo no. Nosotros hemos cortado sin encolar.

Porque... -A ver.

Hay que encolar, se pone la pieza encima

y luego se cose. -Nosotros hemos cosido sin encolar.

Hay que encolar. A partir de ahora, se encola.

Sí, jefa.

Acabo de llegar al equipo verde y, oye,

aquí sí que da gusto. Hay predisposición,

todos están cada uno a lo suyo. No como en el equipo naranja.

Que, al principio, la Brava que si no estaba de acuerdo

con las telas y ya con el morro.

La otra que si no sé cuantos.

O sea, que en ese sentido estoy contenta.

Ay, me da mucho miedo.

Ay, no puedo.

Brava, ¿cómo vas? ¿Necesitas ayuda? (BRAVA) No.

(JOSHUA) Vale. (DAVID) Si dices que no puedes.

Porque tú sabes, esto parece el Tyrannosaurus rex de las máquinas.

No quiero perder un dedo.

No vas a perder un dedo.

Bueno, ¿qué? ¿Te ha gustado el cambio o no?

A ver, gustarme, gustarme, estaba yo ya muy centradito en mi diseño

y estaba muy bien organizado.

¡Ay! Vale.

Vamos a encolar, como ha dicho la capitana.

¡Uh!

No tengo yo claro que esto sea así.

Hombre, tienes que entender que el diseño ya está hecho.

Entonces... -Ya.

Tienes que adaptarte un poquito. -Sí. Pero la manera de hacerlo.

Ahora, no nos dará para hacer la costura, ¿sabes?

Ah, vale. -De carga.

O se hace muy pegadito, muy pegadito, con mucho cuidado,

como los bolsos.

Como los bolsos, con cuidado. -Sí.

Ahí, bien pegadito. -Lo corto otra vez entonces.

Aprendices, soy consciente de la dificultad

que estáis viviendo con el cambio de jefes de taller.

Pero tenéis que saber que habéis consumido 40 minutos de la prueba.

Os quedan 50.

¿Po qué, tío? ¿En serio?

¿En serio?

¿Me pongo yo a coser? -Sí.

Te relevo, venga. -Que no es que...

Hay dos máquinas. -Dame.

Aquí. -A ver.

Brava, ¿cómo vas? ¿Qué estás haciendo?

Estoy bien. Estoy ya montando la parte trasera.

(XIAONA) ¿Y qué voy haciendo?

(BRAVA) Ve ayudando a David.

No necesito ayuda.

¿Qué? ¿Vas bien? -Sí.

Terminé de coser los forros.

Buf, no veas para hacer los pespuntes rectos.

No te agobies.

Venga, Borja. Aquí tengo más costura.

Esto ya está cosido. ¿Qué puedo hacer más, Marga?

(MARGA) Ahora te lo explico.

Ay, tía, los pespuntes.

A ver, ¿me dejas esa máquina a mí?

No.

Haces los pespuntes superfeos.

Equipo naranja, ¿qué tal?

A ver, un momento de atención. Perfecto.

Ah, que estáis aquí.

Os queremos presentar a Jordi. Hola.

El técnico de calzado de este taller.

Vamos, el que sabe, el que lleva el taller.

¿Cómo lo lleváis? -Con la máquina.

Y vamos a hacer los empates de...

A ver, un poquito, cómo lo tenéis por ahí.

Lo tienes en la máquina, ¿verdad? -Solo ha cosido ella,

que ha hecho unos primeros empates. Y, ahora, me voy a poner yo.

Perdona, fíjate en el zapato. Que va así.

Vale, por arriba. Vale, ¿ves? -¿Vale?

Y que te lleve hasta aquí.

Vale. -Y aquí es cuando cojo con el forro,

le doy la vuelta y se queda montado. -Sí, señora.

Con el reforce ese de gomaespuma. -La esponja.

Vale, eso. La esponja.

Muchas gracias. -A ti.

¿Van bien de tiempo o van un poco ajustados?

Van muy ajustados. Muy ajustados.

Yo os daría un consejo y diría:

"Mientras que ella cose, que alguien le encole y coloque la pieza".

Y David tendrá que hacer algo, digo yo, ¿no?

Si uno monta y el otro cose, os daréis más prisa.

¿Qué te pasa, David?

Nada. ¿Qué te pasa?

Quería coser y no le he dejado coser.

Ya está. Él quería coser y no le has dejado.

¿Y por qué no le has dejado?

Porque estaba toda enganchada con la máquina,

que le había pillado el truco. Sí.

Bueno, ¿y encolarlo? Entonces, por eso está enfurruñado

y ya está. No me he enfurruñado.

Está ahí, esperando. David, esa no es la actitud.

Estoy rabiosa y enfadada porque,

a ver, hoy partíamos todos desde cero,

¿por qué no me podía poner a coser?

Nosotros nos vamos.

Si queréis seguir los consejos, los seguís.

Perfecto. Y tú sigues posando,

que tienes una carrera como modelo, vamos.

No digas eso. Un futuro estupendo.

Él no tiene la culpa. Venga, vamos. Vale.

Yo no vengo aquí a que la cámara me grabe

y a estar guapa todo el rato ni nada.

Vengo a demostrar que...

Hola, sé coser y sé hacer cosas superchulas.

Ay.

David, ven para acá. Xiaona. (XIAONA) Sí.

¿Está todo cortado? ¿No falta nada? (XIAONA) Sí.

Vale, pues ya está. Vale. Pues tenemos esto,

las lengüetas. Se las tienes que dar a Brava.

Vale. -Con esto.

¿Eso qué es? El forro.

No. Pero quiero que me digáis.

Porque acabo de llegar y ya estoy perdido. O sea...

Si ustedes estáis perdidos, yo acabo de llegar y más pedido.

Necesito que me digáis qué tenéis, qué no tenéis.

Ya tenemos todas piezas cortadas. -Pues ahora...

Pues entonces, mira, empata tú la solapa.

Y tú te encargas de estos dos mientras yo hago esto.

Vamos, vamos, Laurita. Nos quedará perfecto.

Venga. -Esto ya está. Ya está.

Te doy otra. -Vale.

Venga, venga, venga, que esto está. -Falta la otra pieza de aquí.

Va rápido, venga. -El forro.

Mira, el forro. -Toma, toma.

¿Es esa? -Venga, dale. Sí, esa.

Un forro se puede ir montando ya, chicos.

Si lo estaba montando Joshua. Ay, Borja.

Pero si no estaba cortado. A ver, equipo verde.

Hola. Traemos a Jordi,

el ingeniero del equipo de Camper.

A ver, ¿me permitís? -Esto ya está.

¿Me permites? -Sí, cariño.

¿Cuántos errores le ves?

Bueno, aquí en medio habéis cortado por la mitad.

¿Y habéis tenido en cuenta que todo espacio que habéis dejado

luego os falte a la hora de ponerlo en el zapato?

No. Le he bajado un centímetro. -¿Seguro?

Dadme más para coser mientras. -A ver, un momento.

Un ejemplo. Esta es la horma que vamos a montar en el zapato.

(LAURA) No va a llegar a la suela. -Yo lo veo un poco justo.

¿Y este nos puedes probar, Jordi? Ya que estás.

Es un pie u otro ,da igual. -Los dos igual.

Claro. Este va a quedar un bulto.

¿Quién ha hecho esto? ¿Quién ha hecho esto? Borja.

Claro. Borja.

Si tiene la firma de Borja. Borja "forever".

Tú si tuvieras el control de calidad, ¿qué harías con esto?

Nada, esto fatal. Fatal. Repetirlo.

Mi defensa sí que tengo que decir

que nadie me ha dicho: "Deja un centímetro, déjalo tal,

móntalo así". Entonces, bueno, sí que ha sido un poco culpa mía,

pero también ha sido despiste de...

de la que sincronizaba la confección en ese sentido.

Vámonos de aquí, que veo que Jordi acaba haciendo los zapatos.

Y no es de lo que se trata, Laura. Venga, vamos.

Venga. Suerte. Suerte.

Gracias, Jordi. Gracias. -Otra vez. Tercera vez

que lo vamos a cortar y a coser.

Agüita esta máquina, ¿eh?

Vale, venga, chicos. David.

¿Qué? -¿Cómo vas?

(DAVID) Bien. -Venga. Más ánimo.

¿Os parece una de las pruebas más difíciles que hemos hecho?

Sin duda, Raquel.

Pero, al final, es un puzle. Con que estén organizados

nada es imposible. Tienen su tiempo.

En Camper hacen el zapato en 20 minutos.

Ellos tienen 90 minutos.

Par nosotros tres es un lujo poder estar aquí.

Ceo que es una de las pruebas más interesantes que hemos hecho.

Así que, es verdad que tiene un nivel de dificultad alto,

pero para una tercera temporada en un sexto programa,

yo creo que toca.

Bueno, yo quiero resaltar una cosa.

Es lo más positivo de esta prueba.

Y es que ambos diseños tienen bastante gracia.

Están bien. Eso es verdad.

Hay colores bien escogidos. Materiales.

Hay buenos materiales. Ninguno de los dos ha metido la pata

con ningún material.

A mí me preocupa el equipo verde.

Yo creo que Laura no se sabe organizar.

La suela es esta, ¿verdad? -Vale. Sí.

Sí, sí, la suela está bien. -Vale.

Mira, jefa de taller. -Vale.

Las suelas, ¿vale?

Vale. -Ahí.

Forros.

¿Esto no hay que recortarlo mejor? ¿Es así?

No lo sé. -¿Viene así?

Forros.

Lengüetas. Pero lengüetas solo hay una.

Hay que recortar otra. -Venga, va.

Ya tengo lo mismo que tú. Dime qué vas haciendo

para ir haciendo lo mismo. -Tienes que coserlo.

¿Tienes esta parte? -Tienes que coser el pespunte.

Vale. Perfecto. Voy a ello.

Y, ahora, esto. (JOSHUA) La lengüeta. Perfecto.

¿Voy haciendo ojete sobre la pieza? -No.

El ojete cuando se tenga todo hecho.

(XIAONA) Ah. (JOSHUA) Venga, chicos, rápido.

Voy a hacer el... -¿Te lo corto?

No.

¡Ah!

(RÍE)

Ay, mi madre esta máquina.

Estoy sudando.

Venga. -Acuérdate, mira.

No puedes meterle. -¿Me lo llevo?

Sí. Pero deja los dos lados iguales. -Okey.

Muy bien, Borja, muy bien. (LAURA) Muy bien.

Qué bien le huele el pelo. -Sí.

-Muy bien, muy bien. Esto va cogiendo ya ritmo.

Bueno, toma.

Vale, pero...

A ver, déjame ver cómo se ha unido. -Ya está, ¿no?

El forro. -Espérate.

Sí, pero... -Ahora se pone...

Cara con cara, ¿no? -Sí.

Cara con cara y luego das la vuelta. -Pues dame, dame.

Aprendices, por favor,

quedan 30 minutos. Vale, vale.

Y no hay suela de zapatos.

Vale. -Más.

Venga. A ver, el forro hay que encarar ya.

El forro con...

(BEGOÑA) Dame. -Lo de fuera.

(BEGOÑA) Que me está gustando a mí la cosa esta.

Que me gusta la máquina. Me gusta.

Que me gusta la máquina. -Esto hay que hacerlo junto. Venga.

Entre forro y zapato

va este.

¿Eh? -Entre forro y zapato, ¿no?

Sí. -¿Esto da igual cuál es cuál?

Sí, ¿no? -Sí.

Igual. -Vale.

Este para ti.

¿Y por qué no te vas a hacer la suela mientras termino de coser?

No podemos hacer la suela hasta que no esté el...

Montado. -Todo montado.

(XIAONA) Y luego, va esta parte.

(JOSHUA) Espera, espera, espera.

Venga, que pongo la suela. Vamos, Bego.

La madre que me parió. -Derecho con derecho, venga.

Empieza por un lado. -¿Sin encolar va a ir?

Para delante el encolado. Venga, que Laura se va a la suela.

Venga, sin encolar. -Vamos buscando ya, Marga, tú y yo,

el macho y la hembra. Ah, venga, vale, vale.

¿De qué color vamos a poner? -Doradito.

Porque la idea nuestra como es un...

como es un homenaje a "Maestros de la costura",

vamos a poner los cordones dorados. Por lo del logotipo.

Y eso en dorado también. -Venga, vale.

Brava, Brava, Brava, ahora hay que coser pegado aquí.

Otro pespunte. -Sí. Para que coja la gomilla.

O encima.

Esto no está pagado.

Venga, Bego. -¿Le doy otro?

No. -¿Para reforzarlo?

Venga. -¿No?

Me voy, por favor. -Venga, lengüeta.

¿Ya? Venga, Laura, corre, corre.

Ahora miramos lo demás. Corre, corre.

Y nada más que lo tengas, ven.

¿Qué falta? -Nada. Que le des la vuelta

y el pespunte de fuera.

Vale. -Rápido, Borja, por Dios.

(BORJA) Me coincide. -¡Olé, olé!

(BEGOÑA) Venga, dale caña.

Juan. -Hola.

Hola. a ver, por favor, ayúdame. ¿Cómo pongo la suela?

No hay que ponerla todavía.

Hay que coser la plantilla.

También tienes que hacerle dos ojetes.

Por eso, por eso, Juan.

Y después, esta puntera, yo, sinceramente,

cuando montes el zapato, se te va abrir toda.

Si hago los ojetes, aunque esté torcido, ¿puedo poner la suela?

Sí. Pero la suela es lo último que vas a poner.

¿Sí? Pues voy a hacer los ojetes.

No me quiero entretener. -Yo esta puntera miraría.

Vale, vale. Venga, ahora vengo.

Vamos a darle la vuelta.

Esto queda así.

Claro. Esto queda para dentro. -Vale.

Y queda esta parte abierta. Mi pregunta es...

Esto se cierra con la lengüeta.

Escuchadme. Los ojetes primero.

A mí me han comentado que tiene rosca. Efectivamente.

Es esta. -La lengüeta, la lengüeta.

Necesito la lengua.

Ahí están mis compañeros con los ojetes.

¿Qué les pasa?

Ha troquelado un poquito raro. -He troquelado un poco turbio.

Ah, porque esos son muy grandes. -Son grandes.

Hay que buscar otros más chiquitines.

No. Hay que buscar otro. -Si se hace con amor, va...

No. (LAURA) No, tío.

No es el tamaño. -Sigue, bueno.

No hay más piezas. -Bueno, doy con más amor.

Más dulzura. -Ahí, ahí, muy bien.

Muy bien. -Está más aboyado que yo.

-No, no. Queda bien. Chicos, los cordones los hacemos...

Laura, ¿qué ha pasado? Cuéntame.

Juan me ha dicho que tiene imperfecciones el zapato y demás,

pero me ha hecho hincapié en que tenía que poner los ojetes

del zapato, porque si no, no se puede poner la suela.

Primero... A ver, Laura, no cuentes historias.

Sí. Ha dicho que la puntera está mal.

Sí. Y que él la repetiría.

Sí. ¿Y no le haces caso?

A ver, María, no es que no le haga caso,

es que priorizo. Se tarda en poner la suela, nos quedan los ojetes,

poner cordones y demás.

Y entonces...

Te arriesgas a que no se puedan montar.

Quedan 20 minutos de nada,

estoy sin poner las suelas, estoy sin poner los ojetes.

Y yo ya voy a presentar esto como sea.

No tengo tiempo de hacer un zapato nuevo.

¿Por qué hacéis cuatro ojetes y no seis?

¿Te lo explican mis compañeros? -Te lo explico yo.

Me ha quedado claro. A ver.

El tope que teníamos, mira, María, pues bueno,

el tope era par este ojete. -Lo queríamos dorado.

Vale. Al meter este pequeñito,

se nos ha aboyado.

Juan, por Dios.

Ya no me pongas tantas faltas, por favor.

Ayúdame a poner la suela, que me juego la vida.

Los ojetes estos están muy mal remachados.

Esto en el pie va a hacer daño.

Id y volved a cambiar los ojetes. Tenéis las boquillas correctas.

Arréglalo y vuelve.

Ojales. ¿Está la lengüeta?

Yo los he cogido negros.

Vale. Voy a hacerlos.

El señor no me deja poner la suela. -¿No?

Me dice que esto no... Que no me deja ponerla dice.

¿Qué dices? -Que si yo me pondría un zapato

con estos ojetes que raspan el pie.

Toma. Ojetes hechos. Dame.

Venga, va. ¿Lo ves bien?

A ver.

Juan no les pone la suela a ellos

porque la calidad de los ojetes era mala.

Así que... ¿En serio?

No son fáciles de poner. Los ojetes son buenos.

Las costuras a lo mejor, pero los ojetes están per...

¡Uh!

Los ojetes están bien. No sé si os dais cuenta

que les hace repetir el zapato. Mentira.

¿Por la calidad del zapato Juan no quiere ponerla?

"Efectiviwonder".

Probad a ver cuál es el ojete bueno, Borja.

Pequeño, es el pequeño. -Borja.

(BORJA) El pequeño. -Los ojetes negros,

que son los que entran. -A Juan le haré como a mis hijos.

Ahora van a poner ellos la suela y nosotros no.

Bego, déjame. -Hala.

Dame, dame. -A ver qué te dice Juan.

Dame, dame, dame. -Vamos.

Venga, a recoger la mesa.

Un poquito de algo aquí.

Limpiad un poquito, un orden.

Hola. -A ver. ¿Qué tal?

¿Cómo lo ves? Aquí tenemos las estas.

Una para aquí y otra para aquí. -Esta costura...

¿Me la repito esta? -Sí, esto...

Vale.

Y hacedlas un poco más rectas.

Mira de descoserlo, si puedes, y hacer un pespunte

más saneado. -Perfecto.

Pues ya yo vengo. -Venga.

Venga, esto ya tiene otra facha. -Tía, es que lo flipo.

Venga, meted los ojetes.

(JOSHUA) Chicos. -¿Qué?

Espera, no, no, no. -¿Qué dice Juan? ¿Qué dice Juan?

Espérense. Primero... -¿Qué ha dicho?

No. Hay que hacer... Descose. -Sí, sí. Dime.

Descose estas dos costuras. Con esto no me pone la suela.

Tiene que quedar una. -Ay, venga, que sí.

Pasadme el otro, que tenemos que entrar antes.

Están rectificando costuras. Y nosotros no.

Hay que rectificar esa costura. No nos va a poner la suela.

¿Qué costura? -Dame. ¿Qué costura?

Mira. Ya no sé ni qué me dijo.

Yo creo que a Laura le dice las cosas el jefe de taller de suela,

Juan, y ella lo entiende de una manera y, ahora, cuando viene,

nos lo explica un poquito regular. Ahí estamos perdidos.

Ya lo tengo aquí. (JUAN) Muy bien.

Vale. Descosimos esto. Cosimos una puntada por aquí.

Ahora está un poco mejor.

¿Ahí está bien?

Sí que has cogido forro.

Este forro no puede ir aquí.

Vale. Pues vamos haciendo este.

Mientras tú vas a hacer eso... -Vale.

...yo te hago el trabajo este. -Vale, perfecto.

Es peligroso. -Voy a hacerlo corriendo.

Te espero. (JOSHUA) Gracias.

(LAURA) Juan, aquí estoy de nuevo.

Ya te he hecho caso y he cambiado los ojetes.

Ahora están mejor remachados.

(DAVID) ¿Qué pasa? (JOSHUA) Espera.

Dame un descosedor. Corre, corre. Un descosedor.

Toma. -Otra vez.

No se puede coser. (XIAONA RÍE)

Me tengo que ir corriendo a descoser y volver a coser

y corregir los pequeños fallos que me había dicho Juan

para que me pueda poner la suela.

Aquí estoy.

Ay, ya tengo esto por aquí.

Aprendices, quedan diez minutos de la prueba.

Diez minutos.

Vamos, Juan.

Vamos, Juan, vamos. -Juan, Juan, Juan, eh, eh.

La horma. -Ah, están aquí, están aquí.

Pues... -Se las traje. Míralas, aquí.

No, no. Esto es el piso. La horma.

La horma de madera.

Para montar encima. -Ah, la de madera.

Sí, si no hay horma...

La horma de madera. -¡La horma de madera!

¿La horma? -Aquí no está.

-Toma, toma.

¡Corre, corre! -Corre, corre.

No, tío.

Ay, ene...

Aquí están.

Uy, este Juan, ¿eh?

Bueno, hemos pasado un paso más.

Ya ha venido a por la horma, no ha venido a decirnos que no.

Por lo menos, dentro de lo que cabe...

Ay, Señor. -Dentro de lo que cabe...

Ahora, tú tienes que poner esta plantilla aquí.

Con esta máquina.

Es una máquina de coser.

Pero cosiéndolo. -Cosiéndolo.

A ver. -Si quieres probar antes

con un trozo...

¡Ay!

No puedo más.

De verdad, no quiero ir a eliminación.

Te lo hago yo porque es muy peligroso.

Vale. Pero yo quiero verlo. Así aprendo.

Sí. Porque esto tiene una pinzas aquí que si te pillan ahí,

te revientan un dedo. (JOSHUA) Vale. Yo no la toco.

Soy malísima yo con esto.

Escuchadme, si vamos a eliminación, la lucha está entre los tres.

Porque Joshua...

Joshua tiene mandil dorado.

Yo no quiero ni pensar en ello. -Yo no quiero.

Es la cruda realidad. -Mejor no tentar a la suerte.

Joshua, ven con las suelas puestas.

Ya ves que hasta ahora no me había caído.

Igual cuando vayamos a prueba de expulsión,

que soy un rival un poco menos fuerte que otros...

Madre mía.

Ha quedado aquí, ya me contarás tú.

¡Uh! -Laura, ¿cómo vas, mi niña?

Bueno, ya voy. -En Canarias decimos "mi niña",

así, en plan cariño.

Venga, Laura, por favor. Laura, Laura.

Joer, no me encaja, macho.

¿No te encaja? -No.

Yo no te puedo ayudar. Lo siento.

Ay, que venga Joshua.

Esto es como la montaña rusa.

Entra el Joshua, sale la otra, el tal, el cual.

Pero es que su suela va diferente a la mía, ¿no?

La suya no va cosida.

Esto... esto no pinta bien.

Es que no me encaja.

¿Lo estáis pasando mal? Yo tengo miedo.

Últimos cinco minutos y no hay zapatos.

Venga, ¡uh!, venga, Laura, vamos.

¡Joshua! (MARGARITA) ¡Laura!

Juan, ¿cómo soluciono esto? Es una chapuza como una catedral.

Este pico de aquí.

Ayúdame, por favor. ¿Cómo lo puedo solucionar?

Tienes que soltar un trozo y hacerlo.

Corta aquí.

¿El otro zapato le puedo meter en la horma?

Acabo de decirles que quedan cinco minutos

y no hay zapato. Zapato con suela no hay.

O sea, zapato que pueda pisar... ¿Y cuánto queda?

Cinco. Cinco minutos.

Pues entonces, estamos... Como...

como dice el refrán: Pies, ¿para qué os quiero?

Lo mismo. Estamos a punto de presenciar

una auténtica tragedia.

Juan, listo. -¿Has puesto pegamento?

Sí. -Ahora hay que dejar que seque

y los pegamos.

Jo, qué suerte, la suya pegada y la mía con esto. Madre mía.

Esto tiene aquí una movida que te puede dar algo.

Oye, que tarda, ¿no?

Uy, madre... -¿Cómo estará la cosa?

¿Cómo andará con el...? ¿Cómo se llamaba?

Juan. -Con el señor Juan.

¿Cómo para olvidarte? Hablamos de él media hora. Hombre.

Pon el zapato aquí. Pon.

Ahora le das aquí. -Sí. ¿Para delante?

Y tira para dentro. Suelta, suelta.

Ahora, cuando salga, el zapato, la suela...

¿Y lo pongo?

Bueno, ya cógelo. (LAURA) Juan.

Juan. -Así.

Y centra. -Juan, ¿tiene un descosedor?

De la punta. -Perfecto.

Bien centrado.

Me estoy poniendo de los nervios con Joshua. Está tardando tanto...

Como no sabemos nada, no sé qué pasará con Juan.

Si habrá matado a Juan, si habrá matado a Laura,

si Laura le ha matado a él,

si se ha derretido el zapato en la máquina. No sabemos nada.

No sé nada.

(BORJA) ¿No vendrás a darnos disgustos?

Estoy preocupada, ¿eh?

Nosotros también. -Y nosotros.

Queda un minuto. ¿Queda un minuto?

Un minuto de tiempo. No veo zapatos.

-¿Nadie? Me voy a por ellos.

A las armas. -Vale, vale, vale.

Esa Raquel ahí.

Que venga con mi Joshua.

Me tienes que ayudar. Joshua, Laura.

(JOSHUA) Vamos ya. No. Un minuto.

¡No, por Dios! Lo que sea.

Joer. Lo que sea.

Venga, monta aquel.

Caprile, préstame la infusión. -¡Vamos, Laura!

Yo no he venido a pasar fatiga. Yo había venido a aprender.

No a sufrir tanto.

Ya me voy para allá. No, pero ya es ya.

Ya, ya, ya. Laura, te digo lo mismo.

¡Vamos, venga! Me voy.

¡Corre! Deja ese.

Venga, vente con este. -Sí, ya.

Laura, si no está en la mesa... Ya.

...no hay zapato. ¿Y qué quieres?

Pues que tengo... -Toma, Laura.

Laura, mete la horma ahí.

Venga, venga. -Que no viene, que no viene.

¡Venga!

Cuidado, cuidado. Los cordones. Ponle los cordones. Rápido.

(XIAONA) Ay, ay. (BORJA) ¿Y Laura? Laura.

¡Laura! -A las armas, Laura.

¡Vamos, Laura!

No entra el zapato. Este zapato no... no entra.

No hay arreglo.

Juan, por Dios, venga.

Venga, dame a mí la otra. No, pero que no está...

Que no están a la misma altura, Joshua.

Voy, voy. Un segundo. Dame, dame.

El que sea.

Se ha quedado. Se lo he dicho, pero se ha quedado.

No. ¡Laura! -Laura, ven.

¡Venga, Laura!

Esto no entra. Juan, ayúdame, por favor.

Treinta segundos de tiempo.

Juan, por Dios. Juan, por Dios.

Venga, me voy así. Me voy así. Ya está.

¡Laura, 20 segundos!

Espérate, vamos a meterlo. -20 segundos.

¿Y dónde los exponemos? -¿Lo tenéis?

¿Dónde los pongo? -Ponlos aquí.

¡Laura! Ponlos.

Diez.

En la peana. Nueve,

ocho, siete,

seis... El lazo.

...cinco, cuatro,

tres... ¿Dónde está Laura?

¡Laura! ...dos...,

uno. ¡Tiempo!

Y, ahora, ¿qué hacemos?

Venga, no pasa nada. Tranquila. No pasa nada. No pasa nada.

Pues, a ver, es lo que hay. Lo siento en el alma.

No pasa nada. -Perdonadme. Pero...

me ha sido imposible

de los imposibles de los imposibles.

El zapato de Joshua es todo pegado, trabajo de...

de horno y tal. El mío va todo cosido.

Una máquina que no entendía.

Se me ha complicado y no he sido capaz.

No sé, es que no tengo palabras, la verdad.

Lo siento, ya no por mí, por mi equipo.

Pero ¿por qué lloras? -Chiqui.

Venga ya. Venga, hombre.

¿Estás tonta o qué? -Venga, ya está.

(BEGOÑA) Pero no llores.

No pasa nada. -Ya está.

Qué bajón.

Porque realmente

esté mejor hecho el zapato o esté peor,

es responsabilidad mía y únicamente mía

el no haber presentado

el par de zapatos a tiempo.

Equipo verde, Laura,

las normas del concurso son las normas.

No habéis llegado a presentar vuestros trabajo

a tiempo y no podemos valorarlo.

Eso lo sabéis.

¿Alguno quiere decir algo?

Yo solo pedir perdón a mis compañeros

por no haberlo podido presentar.

Bueno, no pasa nada. Yo entiendo que estés disgustada.

Pero sobre todo, por favor, que sirva para aprender.

Y, de verdad, tiene mérito lo que habéis hecho.

De verdad. Gracias, María.

A mí no me gustaría que pongamos el foco en Laura.

Es cierto que Laura ha cometido el error de ir apurando

hasta el último minuto y no presentarlo.

Pero, en realidad, os voy a demostrar

qué hubiera pasado si ella hubiera tenido esos cinco minutos de más

y hubierais llegado a poner la suela, que es el problema

que estabas teniendo.

¿Lo veis que parece que la suela queda pequeña?

Que no hubiera entrado.

Que hay dos fallos, ¿vale?

Uno es de corte

y otro es de costura.

Y es de esos detalles milimétricos. Milimétricos. Vale.

¿Vale?

Aquí, en la punta...,

esta solapa está mal cortada.

Os habéis comido un poquito de tejido, además.

Y entonces, ¿qué pasa?

Que está muy tenso y no se puede estirar

como para envolver hacia abajo esto,

que eso tendría que ir por debajo de la horma,

tendría que llevar un poco de tela hasta aquí.

Tendría que entrar para que tense

y que, luego ya, se pueda encolar la suela y encaje.

El otro problema. ¿Por qué la suela no hubiera entrado?

Pues porque está la plantilla mal cosida

y la tensión, el fruncido, como veis aquí,

además, pues no está del todo bien repartido.

En cualquier caso, Laura,

la responsabilidad de los errores es... compartida.

Claro. -Es de todos.

El resto habéis participado los tres en el patronaje,

en el corte, no sé si en la elección del diseño,

pero habéis estado todos cosiendo, habéis estado en máquina, en fin,

me gustaría saber, Margarita, qué os ha pasado.

¿No estabais bien en el equipo hoy? Sí.

¿Os ha descolocado mucho el cambio de jefes?

Hombre, sí, la verdad

que cuando hemos hecho el cambio de jefes,

nos ha descolocado un poco

porque Joshua nos estaba dirigiendo muy bien y estábamos en sus manos,

pero bueno, por lo demás, yo creo que a lo mejor por el diseño

y tener la costura en medio y nunca haber trabajado esto...

Eso os ha marcado. Eso ha sido vuestra invención.

Me parece un detalle preciosísimo, ¿eh?

Tremendamente bonito. Es precioso.

Menos mal que Joshua ha elegido dos tejidos idénticos de groso.

Eso estaba fenomenal. Sí.

Eso de verdad que es de felicitar.

Nos encanta. Y esto lo habéis integrado

de maravilla.

Margarita, quiero decirte

que me ha gustado verte tirar del carro

como te solemos ver.

Has cubierto ese cambio de jefes de ayer

hasta que Laura un poco se ha enganchado.

Has sido muy buena compañera. Gracias.

Bueno, aprendices,

tenemos claro

que el equipo ganador en esta prueba

es el equipo naranja.

Unos saltitos de alegría, unos abrazos...

Ay, es que da cosa. -Sí.

Celebradlo, que estáis en vuestro pleno derecho

y os lo merecéis.

Yo me alegro por vosotros. -Claro.

De todas formas, equipo naranja, aunque sabéis que habéis ganado,

es importante que escuchéis un poquito...

Claro. ...nuestra valoración, ¿vale?

Sobre todo, para saber en qué habéis fallado.

Lo primero que quiero deciros

es que estoy impresionadísimo con este resultado.

Ha superado nuestras expectativas de lejos.

Me alegro infinitamente que me hayáis hecho caso

con dejar el interior naranja, la lengüeta,

que por un momento queríais cambiarlo.

Yo lo quería desde el principio y me alegro de que lo hayas dicho.

Le da un rollazo al zapato.

Hemos dicho de cambiar los colores para darle un aire más juvenil

y yo creo que con eso, nos damos con un canto en los dientes.

Te tengo que decir que tú decir, decir, ¿has dicho mucho?

No. Y con eso, ya has hecho todo.

No me dirás.

Para mí, han tirado del carro Joshua y Brava.

Xiaona, tú has estado un poco de recadera,

para arriba y para abajo, bien, obedecías y, David, mi vida,

eh...

No sé, por lo visto, Brava no te ha dejado coser

o no sé qué líos habéis tenido con la máquina

y ya como un niño chico:

"Ay, no me dejan coser, pues ya me voy, hale".

A posar.

No, David, lo siento, pero no. ¿Es así o no es así, David?

Sí.

Que siempre me toca a mí ser el malo contigo y regañarte

cuando no tengo yo ninguna gana.

A ver, Brava, habéis sacado el par de zapatos adelante

realmente entre Joshua y tú, ¿es así o no?

Ella hizo uno y yo hice otro, tal cual.

(XIAONA) A ver, yo casi he cortado todas las piezas.

Tampoco está bien.

Había cortado los forros. -Es verdad.

Cuando ha venido Joshua, como yo entendía mejor las cosas,

te estaba explicando cómo montar las partes.

Yo quería ponerme, pero sabiendo que Joshua cose mejor que yo,

le he dicho que se ponga

porque yo quiero resultado de equipo,

que sea mejor. Ya, pero eso no nos vale.

Tenemos que empezar a ver a una Xiaona que también arriesga,

que también se arremanga y se pone a trabajar.

Para sacar una prenda o un calzado, no es solo pasar a máquina.

Hay muchas cosas que he hecho,

pero aunque ellos no han visto, he hecho mi trabajo.

Bueno, cada uno de vosotros sabe cómo ha vivido la prueba,

qué ha hecho, en qué ha fallado, en qué se ha equivocado,

pero a mí me toca también decir un poco lo bueno

porque habéis diseñado zapatos para Camper.

¡Lo habéis hecho!

(Música triunfal)

Estáis tan disgustados por el resultado de la prueba,

pero habéis diseñado zapatos... Tiene razón.

...para una de las firmas más importantes de calzado

y con mayor tradición y la verdad, es que son muy bonitos.

Son muy bonitos. Son muy bonitos.

Felicidades a los ocho. Gracias.

Y esto merece que tengáis muchísima suerte

en la prueba de expulsión, equipo verde.

Gracias. Mucha suerte para los cuatro.

La tendremos.

Bueno, sintetizando, me llevo bastante buen sabor de boca

de esta experiencia que hemos tenido en Camper.

Además, en la sede, aquí, en Canarias...

¿En Canarias? ¿Dónde estamos?

-En Mallorca.

(Música instrumental)

Los aprendices regresan de la prueba por equipos

con una lección aprendida,

la gestión del tiempo es fundamental en un taller.

Unos van a recorrer este pasillo directos hasta la barandilla

para contemplar una prueba,

pero otros lo harán dispuestos a salvarse.

Que entren todos los aprendices.

(Música instrumental)

¡Sí!

¡Qué guapos!

¿Qué tal? -Hola.

¡Guau!

Vengo con entusiasmo, vengo con muchas ganas,

pero vengo también cagadita

porque en la última expulsión, me fui.

Con lo cual, tengo como un yin y yang, ahí...

Aprendices, bienvenidos.

Estoy segura de que vosotros cuatro ahora solamente podéis pensar

en que uno de vosotros va a abandonar el taller,

pero me gustaría que al menos haya una primera lectura positiva

porque vais a tener una nueva oportunidad

de pelearos contra el tiempo y de aprender.

Bueno, Raquel, antes de empezar con la prueba,

tengo que decir que hoy vienes espectacular.

Me encanta verte con traje.

A mí me encanta, además, es un traje muy especial

porque es de Archie Alled-Martínez, que no sé si lo sabéis,

pero está hecho para un hombre.

¡Ah!

Pero a ti todo te sienta bien.

Estás guapísima, Raquel. Gracias.

Tú también, María. Gracias.

Eso iba a decir, tú también.

Y yo también.

(Risas)

Hombre, pareces un niño bueno y todo.

Bueno, aprendices, yo os quiero decir

que estoy muy de acuerdo con esto que ha dicho Raquel.

De hecho, la prueba de equipos

ha sido un gran aprendizaje también.

Pues sí.

Bueno, María, más para unos que para otros,

también hay que decirlo,

porque el equipo verde ni siquiera pudo presentar su zapato.

Bueno.

Laura, ¿vienes animadita hoy o cómo están los ánimos?

Bueno, hoy quiero venir con la mentalidad

de en vez de venir un día más a una prueba de expulsión,

pues es un día más para aprender y espero hacerlo bien

y darlo todo.

Esa es la actitud, Laura.

Aprendices,

lo que queremos es que trabajéis bien

individualmente y, sobre todo, por equipos.

Pues sí.

¿Entendido, David?

Que no sirve de nada poner morritos

porque no me han dado lo que yo quería que me dieran.

Sí.

Pero, David, no nos dijiste nada después de la prueba por equipos.

Dinos qué has pensado de todo lo que ha ocurrido

y de que ellos vieran

que no hiciste demasiado durante la prueba.

Bueno, lo primero es que yo creo que...

que el primero que no confía en mí soy yo.

Si no confío en mí yo, ¿cómo van a confiar mis compañeros?

¿Por eso llorabas?

Pues sí, porque es una impotencia.

Siempre lo digo, soy mi mejor amiga y soy mi peor enemiga

porque dije: "No estoy a la altura de estar en el sexto programa".

David, estamos muy contentos de que te des cuenta

de que si tú mismo no confías en ti,

nadie lo va a hacer. Ya, claro.

A partir de ahora, va a venir una nueva Selena

que se va a creer ganadora desde que entra por este taller.

Eso es lo que queremos ver. Claro.

Tengo que empezar a confiar más en mí, ser más seguro de mí mismo

y... y qué coño, que soy una tía chulísima,

que no me achanto.

Un mal día lo tiene cualquiera

y en la prueba por equipos, tampoco era mi día.

Aprendices, me muero de ganas de enseñaros algo.

¡Uy, uy, uy!

A ver qué os parece.

¡Oh!

"Mon Dieu!".

-Qué maravilla. -¡Guau!

Begoña,

¿tú has confeccionado alguna vez alguna prenda para hombre?

Bueno, yo hace muchos años, en una boda de un cuñado mío,

me atreví a hacerle uno a mi marido de lino,

pero reconozco que era muy difícil trabajar el lino y hacer...

Porque claro, yo se la corté con un patrón de mujer

porque yo siempre lo he hecho de mujer.

Él la llevó. Él la llevó.

¿Y qué te parece estar en una prueba de expulsión?

Porque tú no tienes tanta experiencia

en pruebas de expulsión como por ejemplo Laura.

Tengo miedo, pero si me tengo que ir por una prenda así, me voy contenta.

Borja,

¿cuál es para ti la mayor dificultad

en la confección masculina?

Bueno, es una pregunta cuanto menos interesante.

Me alegro que te lo parezca. Gracias.

El tema de los cuellos requiere una precisión... extraordinaria.

Yo creo que los detalles

y que siente bien a la figura de un hombre

tiene su miga

y más partiendo de la base,

de que yo para hombre he hecho bastante poco

quitando las dos camisitas y el abrigo que me he hecho para mí.

Algo de práctica tienes

porque la camisa que llevas te la has hecho tú.

¿Esa es la de empoderado, romántico, heavy...?

Maligno. Maligno.

Maligno empoderado.

No quería decir nada,

pero he hecho un pacto con el diablo,

he pedido cinco años de vida menos por aguantar hoy en la prueba,

espero que me haya hecho caso. ¡Madre mía!

¡Cinco años has regalado de vida!

Yo creo que ha sido una gestión interesante.

Yo creo que lo mejor es

que te dejes de pactos con el maligno,

te centres y saques una buena prueba.

Okey.

Pues bueno.

Aprendices, para que encontréis inspiración,

pero también respuesta a muchas dudas

que tenéis en esta prueba,

ha venido al taller de maestros de la costura

el creador de estas piezas

que es además el primer español

que ha ganado en la categoría de graduado

el premio LVMH,

que no sé si sabéis,

pero es uno de los más prestigiosos del mundo.

Si no el que más. El más.

Si no el que más.

Un fuerte aplauso para Archie Alled-Martínez.

¡Archie!

Lo que nos ha costado traerte. Bueno, ha valido la pena.

¿Cómo estáis?

Madre mía, Archie, lo preparado que nos viene a la prueba.

Ha estado trabajando con Dior, ha trabajado con los de Chanel,

se está manejando con todos los gigantes de la moda este tío.

Si es que da gusto verlo.

Te quiero preguntar una cosa. Dime.

He leído mucho sobre ti,

aparte del jurado del premio que destacó

y te destacó, sobre todo,

como el renovador de la sastrería de punto.

¿A ti te gusta ese título?

Yo empecé especializándome en punto, en la universidad

y cuando ya te especializas,

es encontrar qué es lo que te representa.

En mi caso, fue la sastrería masculina

y el reto de tejer a menguado sastrería de punto.

Sí, sí, supongo que sí.

Archie, ¿dónde está para ti la mayor dificultad

para realizar esta sastrería de punto?

¿Dónde encuentras tú los retos?

La dificultad ha sido ingeniar todo esto

de manera que el frontal está hecho en una pieza íntegra.

Es que es muy heavy.

Y cambia el tejido de la solapa en contraste con la base

y está todo hecho en una sola pieza y a menguado.

Eso probablemente sea lo más complicado.

La verdad que es impresionantemente bonita.

Aprendices, vais a tener que confeccionar

una chaqueta de punto de caballero.

¡Ostras! De punto.

Margarita, ¿qué pasa?

No pasa nada.

Tú sabes que yo siempre por abajo voy diciendo cosita y tal.

El punto es una cosa que yo...

Precisamente, esa es la dificultad de esta prueba,

pero tenéis que seguir poniendo atención, aprendices,

porque os tiene que quedar perfecta,

pero no solo sobre los maniquís.

Tenéis que hacerla a la medida de estos modelos.

¡Madre de Dios!

(Hot Chocolate "You sexy thing")

¡Madre!

Así me alegro un poquito la vista. ¡Uh!

-¡Madre mía!

¡Ostras! Menudas espaldas.

-Me deshago como la mantequilla.

Begoña, que estás muy nerviosa.

Es guapísimo, nunca había estado al lado de una persona tan guapa.

¿No vas a ser capaz de tomar las medidas?

Hombre, sí, sí, sí, sí, sí.

Begoña no se ha visto en otra.

-Cuando me vea mi marido, va a decir: "Begoña está contenta"

porque mis hijos son guapísimo

y yo siempre estoy: "¡Ay, mira qué hombritos!".

"¡Ay, mira qué piernas! ¡Qué guapo estás!".

Y empiezan: "¡Quita, mamá, quita!".

Este no me va a decir "quita" porque como no me conoce,

este se va a dejar y yo aquí...

A ver, no hay una fórmula mágica para este reto,

pero sí unos buenos ingredientes

que son la elección de un buen material,

de una buena tela,

la toma de medidas

y, sobre todo, la organización del trabajo.

Pues sí.

Tenéis que adaptar el patrón al cuerpo de vuestros chicos

que además son diferentes los cuatro.

Sí, sí.

Archie, aprovechando que estás tu aquí,

nos gustaría que le dieses un consejo a los aprendices

para hacer la prueba. Por favor.

El consejo principal es parar un minuto antes de todo,

pensar qué se va a hacer,

tener en cuenta cuántos centímetros extra

se le tiene que dar a las medidas del cuerpo

para que la chaqueta pueda quedar así

y mucha suerte y sed muy precisos.

(LAURA) Nunca en mi vida he hecho una americana,

pero bueno, fácil no se lo voy a poner,

ya me las ingeniaré yo

y sacaré la imaginación por donde sea

que yo voy a presentar mi chaqueta.

Aprendices, vamos a recapitular.

Como siempre, tenéis que empezar bocetando, planificando,

invirtiendo tiempo en esa organización.

Después debéis tomar medidas a vuestros modelos

que se marcharán al probador.

El siguiente paso será entrar en la mercería

y no olvidarse nada.

Solo tendréis una oportunidad.

En la prueba con los modelos, tenéis que entrar de uno en uno,

no quiero más de dos personas trabajando en el probador.

Tenéis la ayuda del imperdible.

Veinte minutos que solo podrán solicitar

Margarita o Begoña

y el cometido es confeccionar

una chaqueta de punto a medida de vuestros modelos

en... 90 minutos de tiempo.

¡Uf!

Mucha suerte a todos, el tiempo comienza en tres, dos, uno,

a coser.

Vamos, chicos. -Venga.

¡Chicos!

(Etienne Perruchon "Vive Alan!")

Vamos a empezar por la espalda.

Cuarenta y cinco.

Perdona que te toque, ¿eh, chiquillo?

Vale, 97.

Madre, 16 de hombre, tío, estás enorme.

¡A las armas! ¡A las armas!

Chiquillo, pues ya lo tengo.

A ver esta cómo es.

¿A ti quién te apetece que se vaya?

¿Quién me apetece?

-Yo, Begoña.

Es buenísima y si se va, yo doy un paso más para adelante.

-Ya, hombre, quizá si se va una fuerte, pues...

Pues ojalá se vaya.

Déjame tocar esta. -Esta ya a he cogido yo.

-La blanca, qué bonita.

¿Qué te apuestas que se hace un bicolor la Marga?

Seguro, además quedaría muy guapo. -Un bicolor.

(BORJA) ¡Epi!

Cuídame, cuídame...

Vamos, yo me cogería una oscura, gordita y arreando.

Esto bien trincado, que luego hay problemas, Borja.

(BEGOÑA) ¿Las hombreras dónde están? ¿Alguien lo sabe?

# Pim, pam, pum, toma Lacasitos. #

(BORJA) ¿Qué es esto?

Entretela, forro, titín y tatán.

¡A las armas! -El hilo, Borja.

¡Uy! Me lo he dejado. ¡Es broma!

¡Ah!

(Risas)

¡Oye, que te has llevado mi caja, Borja!

No me cizañes que he cogido todo hoy, no me gamberrees.

(BEGOÑA) Me parece que te has llevado mi caja.

Se ha llevado la mía.

-Vaya, pues coge otra vez las cosas.

# Esta no era mi caja. # -Como no me quiere escuchar...

Hoy que cojo la tela, los patrones, mi caja, mis cosas

y que estoy totalmente seguro de que tengo todo,

resulta que me he cambiado por arte de magia,

por arte del maligno, de caja con Begoña.

Menos mal que Begoña tiene lo mismo que había cogido yo.

Si no, en menudo lío me habría metido.

Que te has llevado mi caja con mis hilos.

-Sí.

Mis hilos y mis botones. -Y tú, mis cosas.

No, yo no, yo he cogido una nueva.

-Pues me lo tenías que haber dicho antes de salir, tía,

ahora ya no hay que valga. -Si te lo estoy diciendo.

Para hacer una americana como la de la muestra,

hay que ser especialmente meticuloso con el corte del patrón.

Comenzamos confeccionando la espalda,

cosiendo las dos piezas con la remalladora

y después, unimos los delanteros por los hombros y los costados.

Cerramos las mangas y las incorporamos al cuerpo.

Entretelamos las vistas de las solapas y el cuello

antes de coserlos a la chaqueta.

Por último, hacemos el ojal y ponemos el botón.

Joshua. ¡Ay, qué susto!

No te asustes

que vengo a verte para darte un regalo muy especial

con todo tipo de consejos, trucos y patrones

que te van a servir como guía de una forma muy entretenida.

Me va a venir bien.

Nuevo libro de "Maestros de la costura".

Este es para ti, pero también es un regalo perfecto para otros.

Muy bien. Muchas gracias.

¿Te gusta? Me encanta.

Sonríe más. Me lo voy a leer.

Muchas gracias. Ahora sí.

(Música instrumental)

(BORJA) El corte es superimportante, más que nunca.

Se la tengo que dejar bonita porque... aquí, el amigo...

tiene su hermosura, ¿eh?

¡Ja, ja, ja!

¡Venga, Begoña, que no se diga!

Archie, para muchas personas que nos estén viendo

y para todos nuestros aprendices, lo que te ha pasado es un sueño,

desde el premio, Givenchy... ¿Cómo ha sido para ti?

Bueno, realmente es paso a paso, es un día a día.

No hay un momento en el que haces clic de repente pasa todo.

El punto de inflexión para mí fue el día después del desfile,

el día después del desfile de graduación,

que es parte del calendario de London Fashion Week,

yo empecé a ver que las cosas podían funcionar

cuando recibí una llamada de Browns

y ha sido todo un paso a paso,

desde la graduación, ventas,

conocer o ir de la mano de Clare Waight Keller

que es la directora creativa de Givency

que me amadrinó y me ha aconsejado, me ha dado los mejores consejos

y de alguna manera, ha hecho de mi mentora.

Tu mentora fue la que diseñó el traje de novia de Meghan Markle.

Sí, la duquesa de Sussex, efectivamente.

Hay que decirlo.

La primera vez que la conocí fue justo después de graduarme

y luego me enteré de que ella estaba en Londres

para un "fitting" con Meghan Markle.

Un "fitting" es una prueba.

Una prueba. Sí, perdón.

Yo soy muy pesado con eso.

Pues no te preocupes, Lorenzo, puedes ser lo pesado que quieras.

(Música de tensión)

¡Vamos, equipo!

(BORJA) Margarita ya está cosiendo.

(MARGARITA) ¿Quién va a estar cosiendo?

Pues yo, que soy la más rapidilla.

Quien no corre, vuela, ya estoy viendo.

Borja, da gusto verte.

Gracias, "nen".

A ver, a ver, a ver si del principio al final da gusto.

Borja está superorganizado, ¿eh?

¡Hola, Borja! ¡Hola, Borja!

Encantado.

Has salido de la mercería con la caja de Begoña.

Siempre tengo algún despiste, ya sea por cajas, por...

Hoy se me ha notado el despistín,

menos mal que Begoña tenía las mismas piezas que yo.

He tenido un cambio, pero he sido afortunado

dentro de ese minidespiste.

Madre mía, Borja.

Y además tiene una buena disputa Lorenzo con él

porque ha tenido poco acierto eligiendo tejido.

Pues sí.

En este caso, yo creo que la elección

es bastante adecuada. Yo creo que sí.

Yo creo que puede salirte bien.

Aprovechando que estás aquí

con todos los conocimientos que tienes,

¿me recomiendas entretelar las solapas para darle cuerpo?

¿Puedo dar consejo? Claro.

Los que quieras, todos los consejos, bienvenidos.

Te recomiendo entretelar la vista de la solapa y la vista del cuello.

Yo había pensado sacarle la vista

y la solapa de dentro usarla como vista con blanco.

No muerdas más de lo que puedes masticar.

¡Qué gran consejo! -Gracias, importante también.

Que no me pase de listo. Como dice David, que no me pase de chula.

Es una prueba de expulsión, no te molestes en innovar.

Okey. Venga, perfecto. Muchas gracias, Artie,

y muchas gracias, Raquel. -A ti.

Te ha llamado Artie. Artie.

Artie. Archie, jo, perdóneme,

que estoy despistado. -No te preocupes.

Ya no se me olvida.

Eso espero.

(BORJA) Menos mal que ha venido Archie para darme consejitos,

que entretele el cuello, que entretele las vistas.

Yo me veo holgado de tiempo y le voy a hacer caso,

pero no sé si voy a llegar a montarlo

porque todavía me queda un currazo de la leche.

(Música instrumental)

# Tranquila, estate tranquila. #

Venga, Margarita, que no me quiero ir.

Cose fino.

Margarita. ¡Ay, hola!

Hola, Margarita, muy concentrada por lo que veo.

Te presentamos a Alled-Martínez. -Estoy agobiada.

¿Estás agobiada? Pues no queremos.

Porque en mi vida había cosido punto ni caballero,

entonces, estoy agobiada.

Es todo ponerse y echarle muchas ganas.

Yo ganas le pongo y tal.

¿Qué piensas del tejido? Yo creo que está más o menos bien.

No es el tejido más fácil, es un tejido muy fino.

Se me está moviendo mucho.

Por lo cual, se mueve mucho, no tiene estabilidad,

pero a la vez, la caída y el movimiento

recompensa muchísimo. -¿Ah, sí?

Muchas gracias.

Si lo elaboras de manera adecuada, luego va a tener recompensa.

Le quiero poner bolsillos si me da tiempo.

Te voy a decir lo mismo que le he dicho a Borja,

no muerdas más de lo que puedas masticar.

-Vale, yo voy a ir a lo seguro.

No diseñes de más. -Vale.

Vale, pues muchas gracias por el consejo.

Haz esto, pero hazlo bien. Es lo que estoy intentando.

Gracias, Margarita.

Muchas gracias. Qué ánimos más buenos.

Escucha lo que te dicen. Suerte.

Venga, gracias. Vámonos, Margarita.

Esto cambia.

Venga.

Yo coso que te coso y en mi mente: "No me quiero ir, otra oportunidad".

Creo que tengo mucho que demostrar.

Me queda mucho camino que andar en este programa

y espero que me den otra oportunidad.

¡Venga, vamos, Margarita!

Aprendices. (BORJA) ¡No, no!

Se acaba de cumplir la primera mitad...

¡Uh! ...del tiempo de la prueba.

45 minutos más para terminar la prueba.

Pruebo yo a César ahora, ¿vale?

César, prepárate, porfi.

No me puedo creer que la tengas ya hecha.

¿Cómo vas, Laura?

Pues no he empezado a coser.

(BORJA) ¡Venga, métele chicha!

¿Y por qué tu fascinación por lo clásico?

Cuando llegamos al máster, tienes que buscar tu identidad,

quién eres, qué te representa.

Entonces, yo empecé Dalí, surrealismo...

Entonces, un día de estos de desespero,

además, yo, que soy intensidad Martínez,

llego y estaba mi director así en la mesa, con las gafas

y digo: "Ya no sé qué hacer, ¡yo lo dejo, es que lo dejo!"

y me dice: "Más simple, mira, no intentes ser 'trendy'".

Claro, eso es muy guay. Me lo vas a decir a mí.

"No intentes ser 'trendy'".

Si esto funciona, si tienen que ser piezas clásicas,

yo ya las innovo tejiéndolas.

Sí, sí, sí.

¿Por qué complicarlo más?

Eso es. Eso es. Sí, sí.

Quillo, estás cuadrado, ¿eh?

Madre mía. Qué guapo va a estar. Os gusta, ¿no?

¡Pues espérate, que todavía queda!

Gracias.

¡Qué ánimos me dan estos niños!

Encima de lo guapos que son, me dan ánimos. ¡Ole!

Venga.

¿Quién va al probador?

(BORJA) Tú, Begoña. -Vale.

Pero ¿esta gente ya tiene cosida la chaqueta?

(BORJA) Begoña, cuidado, no te pongas nerviosa con el modelo.

-Que no se me vea nada.

¡A ver este chico tan guapo!

Cuidado con el chico, Begoña.

Vamos a ver si te vale. Cuidado, que la tengo con alfileres, ¿vale?

No te vayas a pinchar y vayamos a hacerte daño,

sobre todo, por aquí, por los costados.

Venga, venga, Borja, que no llegas, tío.

Al derecho.

Al derecho.

-Un poco ancha la manga.

¿Te la ves un poco ancha? -Sí, un poco.

¿Sí? Vale, no te preocupes, ahora te la meto.

Vale. Venga, chiquillo.

Gracias, ¿eh? -Nada, a ti.

(DAVID) ¿Qué tal, Begoña?

-A ver, el chiquillo no tiene desperdicio,

pero la quiere más apretadita.

Tenía unas ganas de que vinieras. Y yo.

Hola, Begoña. Hola. ¿Qué tal?

Hola. ¿Cómo estás? Te presentamos a Archie.

Muy concentrada veo.

Bueno, tengo mis miedos y mis dudas. -Bueno.

Pero le he probado la chaqueta, me ha pedido que se la estreche

y se la voy a estrechar. Ah, haces caso al modelo.

Yo también se la veía holgadita. Vale, vale.

Hay que pedir consejo a los modelos,

pero tú tienes que ser la que decida.

No puedes dejar que los demás influyan en tu criterio.

Totalmente de acuerdo. Es una chaqueta a medida

y ciertamente, para mi gusto, le queda anchita.

Vale. -Esto es distinto.

Eso es.

Has hecho una solapa simple. -Sí.

Bueno, bien.

Sí.

Si te puedo dar un consejo. -Sí, por supuestísimo.

Esta solapa tal y como está, a mí me da miedo.

Te falta cuerpo.

¿Qué tal entretelar simplemente esta zona de aquí?

Eso es. Sí.

Esto así me da miedo. -No tiene cuerpo.

No tiene cuerpo.

Te doy toda la razón.

El consejito que te ha dado vale oro.

Yo creo que ha sido demasiado generoso.

Suerte. Muchísimas gracias.

Venga, que tienes 90 minutos, bueno, ya no te queda nada.

Gracias.

¿Cómo vas, Bego?

Bueno, voy un poco atrasada.

(BRAVA) Vas bien, ve tranquila.

Pobre, está estresada.

¿Quién? -Bego.

Yo hoy me veo que me voy, tengo que cortar la entretela,

ver cómo se la pego tal...

No sé si voy a ser capaz de... de verla.

(LAURA) No da tiempo.

Pues yo tengo un petardo en el culo metido ahora mismo...

¿Por qué? -Porque no veo qué hacen,

no sé cómo lo llevan montado

y estoy ahí inquieta intentando verlo.

Yo tampoco.

A ver, Rafa, a ver qué tal te quedan los inventillos.

Bueno, luego le pongo las mangas. Ve abrochándote un poco.

Es para ver dónde te pongo los botones.

(DAVID) ¿Qué tal? (XIAONA) ¿Cómo vas?

(LAURA) Es que no sé cómo va.

¿Y esto otro dónde va?

No quiero meter la pata, o sea, estoy agobiadísima

porque me queda muchísimo por hacer y veo que no me va a dar tiempo.

Tengo que bajarlo de sisa,

pero por lo demás, no te veo mal.

Tu percha lo hace todo ya, compañero.

Muchas gracias, Rafa.

(BRAVA) ¡Venga, Borja!

¡Ea, ea!

Laura.

Hola.

Te vamos a presentar a Archie.

Hola, Archie, encantadísima. -Hola, Laura.

Por favor. -¿Qué te pasa?

Que lo llevo un poco mal y hay muy poquito tiempo.

Tejido elegido. Neopreno.

Este. yo no hubiera elegido esto.

Yo mismo tengo problemas a la hora de confeccionar estos materiales.

Son muy bonitos, el tacto es precioso,

pero luego, a la hora de coserlos,

es muy complicado. Espero hacerlo lo mejor que pueda.

Es complicado.

Te pongas como te pongas, lo que está pasando está pasando.

Ya lo sé.

Ahora mismo, tirar para atrás no vas a poder,

entonces, lo que sea para adelante con ello.

Defiéndelo como sea.

Eso es lo que intento hacer. -No seas negativa, sé positiva.

Puede ir muy bien y lo puedes sacar para delante.

Vale. Muchísimas gracias. No te quitamos más tiempo.

Ánimo. -Suerte.

Muchísimas gracias. Sigue.

(Música de tensión)

Que lo monte y que tire pa'lante.

Te pruebo, César, si puedes, "porfi".

Margarita ya está montada.

Ya está. Margarita está montada. -Lo tiene hecho. No se va.

(MARGARITA) Voy a coger un alfiler...

aquí y otro aquí.

Vale, yo creo que te va bien. Venga. Gracias.

Esto no hay ser humano que lo cosa.

Qué carita me pones, Laura, qué carita me pones.

Tú, yo y el tiempo, Laura.

¡Diez minutos para terminar la prueba!

¡Venga, Laura! -¡Vamos, chicos!

Diez minutos.

¿Todo el mundo ha probado?

Yo no.

¡Venga, Laura, venga!

Es una prueba a medida, por favor.

Una prueba a medida, que quede perfecta.

A que me rompo el diente.

Casi.

-Venga, Margarita, los nervios.

(LAURA) ¿Qué tal va mi Borjita?

Pues no sé. ¿Tú cómo vas, Laura?

-Peor que tú seguro, Borja.

Ya se verá, ya se verá.

Ay, como se me vaya, me muero.

-Xavi.

A ver.

Tú di que es la mejor que tienes en tu vida.

A ver. ¡Uh! La madre que me parió.

¡Uh!

¡Hostias!

Vale.

Uy, bueno, mira.

Vale, venga, ya está.

Lo que tiene su modelo es que al ser más bajo,

tiene las mangas más cortas y yo creo que se las va a cortar.

(XIAONA) Sí, efectivamente.

No tengo el corazón para estas hostias, ¿eh?

¡Uh!

¡Uh!

(LAURA) Borja, no te pongas nervioso,

que si no lo estoy yo...

Aquí me hace unas arrugas.

¡Me cago en su madre!

¡Uf!

Venga, venga, acabo esto y plancho.

Venga, que lo pongan ya al modelo, por favor.

Aprendices, quedan dos minutos para terminar la prueba.

La prenda tiene que estar en el modelo,

tenéis que ir al probador, tenéis que entrar de uno en uno

y quedan dos minutos para que estén los modelos aquí vestidos.

¿Qué me estás diciendo, Raquel?

¿Cómo lo vais a hacer?

Pues yo yendo ya.

¡Venga, ve, venga! -¡Venga, Laura!

Voy a probar. -Detrás tuya, voy yo.

Xavi, ya como esté, está.

(BORJA) Después de Marga, voy yo.

Bueno, muy bien, ¿no? -Vamos, como un señor.

¡Hombre! -Te he dejado, vamos...

Ideal. -Hala, vamos.

¡Madre mía!

¿Ya?

¿Puedo entrar? He dicho dos minutos.

No dos horas.

¿Qué hacéis que no estáis corriendo?

(BORJA) ¡Eh! A la fila de la pescadería.

A la fila de la pescadería todo el mundo.

No te me cueles. -¡Oye, que voy yo!

Si no miras, no está.

Venga, salimos, salimos, que están apurados.

-Venga, el siguiente. -Vamos, César.

Me lo había pedido yo.

Ahora te doy el toque mágico porque lo vas a necesitar.

Venga, vamos.

-Venga, el mío.

Venga, chiquillo, que sea lo que Dios quiera.

Me parece que... que me voy pa' casica,

pero bueno, todo se andará.

Es que le va a quemar. Es que le va a quemar.

¡Que va a quemar al modelo! -¡Ah!

No se puede planchar encima de una persona, Borja, por favor.

Estaba poniendo yo la mano.

Vamos caminando si quieres para allá.

Aprendices, quedan 10, 9, 8,

7, 6, 5,

4, 3, 2, 1.

¡Tiempo!

¡Ay, omá!

Nos vais a matar.

Ay, Rafa, Rafa, la que te he liado.

-Me voy yo.

Bueno, no pasa nada.

(BORJA) Yo no sé si Begoña se está haciendo la tonta,

se está quedando con nosotros

o es la típica estudiante que dice "qué mal" y luego aprueba.

Ese tipo de estudiantes en mi clase eran los que más rabia me daban

y la estoy empezando a pillar el truco ese.

Aprendices, viendo el resultado,

también nos damos cuenta de que lo que haces es muy difícil.

(RÍE)

Algo había escuchado. Algo había escuchado.

Es muy complicado.

No vamos a pedirte que te quedes

porque es una prueba de expulsión, uno de ellos se marcha,

la valoración es compleja,

pero te queremos dar las gracias.

Muchísimas gracias. Ha sido un placer.

Nos lo hemos pasado muy bien. ¡Fenomenal!

Yo creo que sí.

Te damos este aplauso. Queremos que vuelvas pronto.

Gracias. Encantada.

Qué majo es.

Chao. Qué maravilla.

Aprendices,

ahora los jueces pasarán por vuestros puestos de costura

para valorar vuestras chaquetas de punto a medida.

Suerte a los cuatro. (BEGOÑA) Gracias.

Begoña, por favor, podéis poneros aquí.

Háblanos de la chaqueta que has confeccionado para Juan.

Bueno, yo a Juan le quería hacer una chaqueta juvenil, muy limpia.

Es lo que yo quería plasmar

y bueno, este es el resultado de mi trabajo.

Tengo que decirte

que has hecho una muy buena selección de tejido.

Es uno de los mejores tejidos para hacer esta prueba.

Eres la única de todos que le has puesto las hombreras.

Está bien planteada.

Está bien cortada.

Gracias.

Tiene entretela en la solapa,

como bien te ha dicho Archie,

pero la manga te ha quedado un pelín "entregirada"

y un pelín ancha. Sobre todo esta, ¿verdad?

Sí. Esta está mejor puesta. Sí.

Estoy totalmente de acuerdo.

Y le faltan las vistas de la solapa.

Sí, sí, soy consciente.

Te ha faltado tiempo, Begoña.

Plenamente. Estoy completamente de acuerdo.

Tiene un buen lejos como siempre decimos.

Bueno, el modelo aporta mucho.

Está favorecido con cualquier cosa. Él aporta mucho.

Gracias, Begoña. A vosotros.

Gracias, Juan. Gracias, Juan.

Bueno, yo me quedo más tranquila

con respecto a que pienso que no me voy a ir,

pero sigo con esa sensación de que me ha faltado,

me ha faltado para yo sentirme satisfecha con mi trabajo.

Laura,

¿estás contenta con la chaqueta que le has hecho a Xavi?

Dos cosas.

(EMOCIONADA) No estoy contenta con el tejido que he elegido

y no estoy contenta con el resultado final del todo,

pero tengo que matizar que estoy superorgullosa

de haberlo podido montar.

Has elegido para confeccionar la chaqueta

un neopreno.

El neopreno es fácil si lo sabes trabajar.

Has sido muy arriesgada en una prueba de expulsión

y luego, otra cosa que me llama muchísimo la atención,

Laura, es...

Le queda enorme, está asimétrica,

el centro se va completamente hacia un lado...

Tranquilízate.

(LAURA) Solo puedo decir a mi favor

por intentar defenderme de alguna manera

que no lo había hecho nunca en mi vida

y bueno, tengo que decir que dentro de lo que cabe,

estoy orgullosa de poder haber puesto unas mangas

y haber salido un poquito del paso.

La siguiente te saldrá mejor, no te preocupes.

Ahora, siempre Laura nos sorprende con su actitud

y has trabajado muy bien.

Esa actitud nos gusta.

Te has peleado por tu chaqueta.

Aquí está.

Gracias, Laura.

A vosotros.

De todo lo que me han dicho los jueces, me quedo con lo bueno.

Hay que ser positivo y ellos destacan que soy una luchadora,

una peleona y que sin saber hacerlo,

he presentado una chaqueta puesta en el modelo.

Borja.

A ver, Borjita.

Borja, háblanos de tu chaqueta.

Yo quiero empezar diciendo

que de cabeza he ido a por una tela

que pensaba que se iba a ajustar bien al cuerpo de Rafael,

de mi modelo.

Eh...

Decir, sobre todo, me han faltado hoy más que nunca

esos 10, esos 15 minutos,

sobre todo, con el lío que he tenido con las vistas

ya que al haber entretelado una

y al haber dejado otra con su elasticidad propia,

ha hecho que se me revire entera, que no me dé de largo

y que, en definitiva, tenga una solapa horrorosa.

A ver, Borja, así, a primera vista,

la confección por detrás no está mal,

pero por delante, pues...

Está horrorosa. Deja mucho que desear, Borja,

y tú lo sabes mejor que yo. Sí, sí.

A tu favor diré que por una vez, Borja,

has hecho una buena elección del material.

Te has molestado en entretelar

y bueno, aunque no esté del todo bien hecho,

hay una intención y hay un trabajo de costura.

Eso es así.

Gracias, Lorenzo.

Yo tengo que decir, Caprile, que aquí veo que falta mucho.

Sí. Sí, claro que falta mucho.

Soy consciente.

No te faltan ni 5 ni 10 minutos, te faltan unos cuantos más.

No le has hecho el bajo de la manga...

Defectos tiene muchos.

Muchas gracias, Borja.

Gracias, Borja.

Gracias.

La valoración me ha dejado bastante en riesgo,

pero yo me quiero llevar

que haya resaltado Caprile que he elegido bien la tela,

que también hay que quedarse con lo bueno alguna vez.

Margarita, por favor.

A ver, Margarita, de forma rápida,

¿qué es lo mejor y lo peor que puedes decir de tu chaqueta?

Lo mejor es que me he inspirado en mis hijos

y he tenido que transformar el patrón

porque me gusta a mí transformar el escote

y, sobre todo, por el drop

porque tiene gran diferencia entre la espalda y la cadera.

Es verdad que me han faltado los últimos detalles

que era el vivo en el borde y el botón en este de aquí.

Ese vivo ahí no sé si me hubiera... ¿No te hubiera gustado?

Dices que te has inspirado en tus hijos,

yo veo inspiración de nuestro invitado.

No, no, la chaqueta, que no me dejáis terminar

y luego, cuando he visto a Archie y a Palomo,

que usa también mucho los puños por fuera.

Sí, lo llevo mucho.

Últimamente, te inspiras mucho en Palomo, Margarita.

Normal, normal. Me gusta mucho su estilo.

Este cuello es un intento de un cuello esmoquin,

pero no lo es. No, no, para nada.

Te ha quedado una cosa rara.

El cuello esmoquin no tendría estas costuras,

sino una en medio, esta pieza viene alargada hasta el medio

y tienes una costura en medio. Sí, no quería que volviera.

Quería que quedara alto.

Más como un cuello chimenea de hecho.

Eso. En tu chaqueta hay cosas buenas,

hay cosas malas, se ve un buen trabajo de costura,

pero te ha faltado tiempo. Sí.

Pero bueno, hay una intención.

Mmm.

Muchas gracias, Margarita. Venga, gracias.

Mi chaqueta yo creo que de las peores no es es

por la valoración, espero que sea la mejor,

me haría muchísima ilusión.

Palomo, María, Lorenzo,

entiendo que necesitáis que los modelos os acompañen...

Sí. ...para lograr llegar a un acuerdo

en ese veredicto

y al resto, a los aprendices, esperáis por favor en el probador

tanto vosotros como Brava, Xiaoma, David y Joshua.

Gracias, Juan. Gracias.

(BORJA) Yo creo que en base a las pinceladas de los jueces,

los más propensos o los más cercanos a marcharnos

vamos a ser, sobre todo, Laura y yo.

Borja yo hoy creo que no ha tenido su día.

Le ha acabado faltando tiempo.

Yo, la verdad, es que es verdad que ha cogido un buen punto,

el color me encanta, pero no es una buena chaqueta.

Tengo que decir que tanto Laura como Borja

no han tenido una buena prueba.

Están en la cuerda floja, pero floja.

Creo que ha querido ir a lo fácil eligiendo el neopreno

y le ha salido el tiro por la culata,

pero...

Se ha arriesgado demasiado. Se ha arriesgado demasiado

en una prueba de expulsión.

Sí, la espalda está fatal, desde luego.

¿Y cómo hago para no llorar? ¿Por qué lloro constantemente, tía?

Y bueno, pues Margarita ha hecho una interpretación.

Me hubiera gustado más este punto en la chaqueta

y este crep en los puños. A la inversa.

Yo creo que Begoña es la que ha entendido mejor

el mensaje de la prueba, la que ha escuchado más a Archie

y bueno, a pesar de que esto no es una chaqueta terminada

ni una chaqueta tiene una entretela que se vea,

nada por el estilo,

dentro de lo malo, creo que es de lo mejor.

Siempre dices lo mismo.

Un día la voy a agarrar de los pelos.

Aprendices, ¿preparados?

Vamos.

(Música de tensión)

(SUSURRA) ¡Suerte!

Suerte, Borja.

Begoña, acércate, por favor.

Begoña, ¿tú por qué crees que estás aquí?

Porque creo que no he terminado de rematar la chaqueta.

Begoña, tengo que decirte

que si hubieses conseguido hoy acabar esta americana,

hubiese sido la americana perfecta para la prueba de hoy.

Ha sido solo cuestión de tiempo,

pero nos encanta el resultado

y estamos muy contentos

de cómo has entendido el concepto y las prendas de Archie.

Felicidades. Gracias.

¿Voy para allí? ¿Cómo vas a venir aquí?

Si te acaban de decir

que te ha faltado tiempo para hacerla perfecta.

vuelve a tu mesa. Gracias.

Sigues una semana más en "Maestros de la costura".

Sigo en mis trece y hoy no estoy satisfecha con mi trabajo

porque creo que podía haberlo hecho mejor.

Laura, acércate.

¿Qué crees que te voy a decir?

Que no he elegido bien el tejido, que no lo he confeccionado bien,

pero por otro lado, pues...

que valoráis que aunque no lo haya hecho nunca,

lo haya podido por lo menos unir y ponérselo al modelo.

Tu trabajo tiene alguna cosa buena,

pero muchísimas malas.

Eres consciente de eso. Por supuestísimo.

Siento decirte esto, Laura, pero... es lo que veo.

Lo sé.

Ven, Laura, ven aquí.

Borja, por favor.

Borja,

¿cuál es la enseñanza más clara

que has sacado de estas semanas en el taller?

Quiero pensar que estoy aprendiendo la lección de elegir la tela

y, sobre todo, dominar los tiempos y organización sobre todo.

Pues, Borja, yo qué te voy a decir, efectivamente,

la enseñanza más valiosa

es organización, organización y organización.

No hay más.

Y la desorganización

es lo que te ha traído a este empate con Laura

que ahora habrá que desempatar

y uno de vosotros tristemente nos tendrá que abandonar.

Totalmente de acuerdo. Al final, pues sí.

Borja, acompáñanos.

Ay...

Qué mal se está aquí.

Sabemos que es muy complicado ya,

pero tenéis que dar un nombre, por favor.

Pues vamos con ello, Raquel.

El aprendiz

que no continúa en "Maestros de la costura"...

es...

Laura.

(Música de piano)

Enhorabuena.

Eso tan bonito que le acabas de decir no se lo susurres.

Hombre, a ver, yo creo que claro está

que esta mujer es el ejemplo de superación, evolución.

Cada vez ha ido sumando más a su carro de conocimientos

que no es poco el que tiene ya, entonces, pues...

me da muchísima pena también por ella.

(LAURA) Soy una persona justa y no vería justo...

No vería justo que hoy se fuese otro compañero.

Hoy me tengo que ir yo

porque no he cumplido con los requisitos de la prueba.

Por Laura, por ese cariño que la tienes,

por esas seis semanas de convivencia,

aprovecha la oportunidad.

Borja, continúas una semana más en "Maestros de la costura".

Vuelve a tu sitio. Muchas gracias.

Dame otro abrazo, anda, por favor. Madre mía, compañera.

Es como una victoria agridulce.

Estar al filo del abismo y con una amiga es doble pérdida.

Si pierde uno, te vas a "embajonar" porque ha perdido uno.

Si pierdes tú, te "embajonas" porque has venido a competir.

Hoy, se fuese quien se fuese,

yo creo que los dos hemos perdido en ese sentido.

Bueno, yo ahora te voy a despedir,

pero creo que has sido de las aprendices

que más les ha escuchado, que más ha aprovechado

cada consejo que te han dado.

Por supuesto.

¿Quieres decirles algo?

Solo quiero decir que las lágrimas que tengo son de agradecimiento.

Estoy tremendamente, de verdad, agradecida.

Siempre habéis valorado mi esfuerzo, mi valoración.

Me quedo con eso.

Y a mis compañeros,

les puedo decir que han sido mis maestros.

Si yo estoy en un programa seis ha sido gracias a ellos.

Cada uno me ha aportado algo, me ha enseñado algo

y tenéis una amiga aquí para lo que queráis.

Anda, dales un abrazo, que te voy a llevar.

Ahora empieza lo bueno, Laura.

Ha sido un gustazo, un placer. Muchísimas gracias.

¡Ay!

Laura, guapa.

(BRAVA) Cuando se va gente con la que tienes más apego,

es como...

que te sientes más vulnerable o te sientes menos fuerte

y yo creo que al final,

el que todos terminemos aguantando

y todos vayamos sacando fuerza

y tengamos más temple es porque tenemos compañeros al lado

que... que apuestan por ti.

Vamos a hacer el primer tramito hasta Hoyo de Pinares.

Te voy a acompañar a tu mesa

y te voy a decir cuatro cosas bien dichas.

Bimba, Piero, Sasha y Gika.

Pues sí.

Te están esperando en casa.

Pues sí. Nosotros te esperamos en la final.

Deja, por favor, tu alfiletero.

Ay.

Cierra tu costurero y coge tu máquina de coser, Laura.

Chicos, familia, que mamá vuelve a casa

y Hoyo de Pinares, que vuelve la Beckham.

Laura abandona el taller de "Maestros de la costura".

(LAURA) De "Maestros de la costura", solo me llevo cosas buenas,

cosas bonitas, maravillosas, o sea, todo,

es que no puedo decir nada malo.

Al contrario, o sea, lo volvería a repetir

una y un millón de veces.

Termina una semana decisiva en el taller,

pero empieza lo más intenso, la recta final.

Más costura, más competitividad,

más pruebas y más emociones a flor de piel.

Os espero la próxima semana.

Espero que estéis practicando

porque ya sabéis que coser y cantar todo es empezar.

Vestirse es una forma de expresión.

El "modernear" se va a acabar.

¡Vamos, vamos, chicos!

Pa'lante como los de Alicante.

Esta semana viajamos a Éibar, Guipúzcoa.

¡Un fuerte aplauso para Pepe Rodríguez,

jurado de "Masterchef"!

Un placer estar aquí.

¡Eduardo Casanova!

¡Tamara Falcó!

¡Guau!

(Aplausos)

Vais a tener que hacer un vestido de alfombra roja

con 40 euros de presupuesto.

Directamente, no cosas vamos.

Lo que puedo hacer es rezar por ti.

¡Ay, ay, ay, ay, ay, ay!

Esto es una chapuza.

¿En un programa siete, me dejas alfileres en un vestido?

En esta prueba, me has decepcionado muchísimo.

Vais a acabar con el bienestar del jurado.

Déjate de llorar que no hay tiempo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 6

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Maestros de la costura 3 - Programa 6

02 mar 2020

Los aprendices de ‘Maestros de la Costura’ se enfrentarán en la primera prueba a la moda deportiva, que en los años 80 y 90 se convirtió en icono de la época. Los jóvenes demandaban otros códigos y el rap y el hip hop dieron voz a una nueva forma de ver el mundo: inconformista y rebelde, pero cómoda.

Los aprendices confeccionarán un look hip hop de dos piezas, tomando las medidas a su compañero de fila. Contarán con los consejos de Eduardo Navarrete, finalista de la primera edición de ‘Maestros de la Costura’. Además, conocerán a la artista Lola Índigo, cantante y bailarina ganadora del MTV Europe Music Award a Mejor Artista Española y todo un estandarte del streetwear. El mejor de la prueba conseguirá el mandil dorado, que le otorgará la inmunidad esta semana.

ver más sobre "Maestros de la costura 3 - Programa 6" ver menos sobre "Maestros de la costura 3 - Programa 6"
Programas completos (10)
Clips

Los últimos 166 programas de Maestros de la costura 3

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Abilia

    Felicitaciones por un lindo programa. Aunque apenas sé coser algo,he disfrutado de todas las temporadas y admiro vuestra labor. El programa es conducido con mucha clase y altura, haciéndolo jocoso a veces pero centrado en el arte de coser. Sólo tengo una observación respecto a la conducción de ayer en conjunto con Eduardo Navarrete como invitado: hubo momentos en que se pasó de listo ya q es impulsivo, con sus flirteos abiertos para con uno de los participantes e injerencias en el juzgar, Pienso q el jurado debió limitarlo a ser un invitado,(sin celebrar tanto sus flirteos, lo cual lo puso fuera de control) al igual que han hecho con muchos diseñadores/artistas/ejecutivos, etc. Reitero que soy admiradora del Programa, mas quizás momentos así pueden evitarse. Eduardo es un diseñador al cual admiro tremendamente, mas hay lugar para todo... Gracias Raquel por recuperar el orden del programa como conductora. Deseando a todos lo mejor, Lala

    04 mar 2020
  2. Mar

    Si pudiese poner gifs aquí sería de la niña de "El exorcista" girando la cabeza sobre su eje mientras le crujen las vértebras, con la cara llena de cortes y sacando la lenguaaaaggagagggg. Las Palmas de Gran Canaria es la capital de Gran Canaria y de la provincia Las Palmas, no hay más. Están rotulando a Joshua, el mandil dorado nada menos, con el nombre de una isla que no tiene nada que ver! Eso no lo hacen con otros españoles, nos tratan con ese desprecio nada más que a las Canarias.

    03 mar 2020