Lazos de sangre La 1

Lazos de sangre

Miércoles a las 22:05 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5615173
No recomendado para menores de 12 años Lazos de sangre - T3 - Martes y Trece - ver ahora
Transcripción completa

# En el reloj de... # (BALBUCE PALABRAS SUELTAS)

Sus imitaciones.

¡Oye! -¿Sí?

¡"Encanna"! -Encarna de noche, vamos a ver...

"Encanna", bonita, te siento muy lejos.

Y sus "sketches". ¿"Digamelón"?

Son inolvidables.

Hay "sketches" que siguen siendo graciosísimos.

Saborearon el mayor de los éxitos.

# La culpa fue de la chacha. #

Siempre, era morirse, tirarse por el suelo.

Y, también, lo sufrieron.

Mi droga ha sido el escenario.

A él le tenía que pasar factura y le pasó factura, ¿no?

Copita va, copita viene; me he puesto hasta el culo.

Vivieron una separación muy dolorosa.

Estuvimos un tiempo... Yo, muy cabreado.

Fue dramático, por la amistad que teníamos.

Unos lazos de amistad, a veces, cuestionados por ellos mismos.

Amigos, amigos, amigos; creo que no hemos sido.

Vamos, Isabel. Sufrieron polémicas encarnizadas.

Les tengo una manía...

Pero, ella llamando, llamando, llamando...

"Ese programa no va a ver la luz, prepárate

y atente a las consecuencias". Y colgó.

Pero, por encima de los sinsabores.

Me dio pánico, no sé a Millán, pero yo dije:

"Si esto se rompe ahora, hasta luego, Lucas, se acabó".

Su humor será eterno.

Bueno, aquí estamos, de nuevo, con todos ustedes.

Chapó para estos dos genios.

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

Con su sentido del humor llenaron el silencio

de muchos hogares españoles de carcajadas interminables.

(RISAS EN LA TELEVISIÓN)

(Música)

Su recuerdo es imborrable y su historia personal

y profesional está llena de vivencias emocionantes.

(Música)

En las estanterías de muchas casas encontramos objetos,

cintas o recortes que evocan momentos felices de su trabajo.

(APLAUSOS Y VÍTORES EN LA TELEVISIÓN)

Pero... ¿Y para nuestros protagonistas?

¿Es el éxito sinónimo de felicidad?

¡Hombre, por favor!

El bloque. -¡No lo quiero!

Pero si le doy el bloque y me dice que no, porque...

Que no quiero más nada, estúpido, ¡joder!

¿Qué coño con el detergente y con los huevos? No lo quiero.

¡Que se vaya por ahí!

No hemos sido un trío o una pareja inmensamente feliz,

pero hemos tenido más momentos de felicidad que de amargura,

pero hemos tenido un 30% de momentos malos.

Un amigo mío médico psiquiatra me ha dicho que tenga cuidadín

con la nostalgia, que llega un momento que entra depresión.

Una depresión muy mala, ¿eh?

Estoy solo.

(TECLEA) Está solo.

Mis hijos me han abandonado.

(TECLEA) Sus hijos le han abandonado.

Tómese esto cada ocho horas.

¡El siguiente!

He tenido algún fracaso, pero eso te enseña a levantarte,

a saber que el fracaso existe, evidentemente.

He estado casado con la profesión, 24 horas al día inventando cosas.

# Abuelito, dime tú, ¿por qué en una nube voy?

# Abuelito, dime tú, ¿por qué Niebla se tiende al sol? #

Mi droga ha sido el escenario.

He catado de una cosa o de otra, ¿y quién no?

Copita va, copita viene, partidita de mus,

partidito de fútbol, cervecita... Me he puesto hasta el culo.

Me quité el tabaco hace 20 años, me fumaba tres cajetillas al día.

Yo qué sé, no te dabas cuenta, era una vorágine...

A él le tenía que pasar factura y le pasó factura, ¿no?

En la Expo de Sevilla, de repente, me quedo en blanco,

haciendo lo de Paca de Carmona, ¿te acuerdas?

Una joya auténtica de la canción española.

Me estoy refiriendo, señoras y señores, a Paca Carmona.

Y me quedo...

Y Josema, por lo bajini: "Paca...".

Haciendo de... ¿cómo se llamaba? Lauren Castigo, le llamábamos.

"Paca se ha quedado, un poco, como traspuesta.

Chiquilla, ¿qué te pasa?".

¿Me lo puede repetir?

Entonces, sé que tenía que, por algún lado, salir, ¿no?

Que tenía que petar, que explotaría.

"Mama, mama...". Que parece que decía "mamá, mamá".

La piel fría, sudando.

Y, entonces, tenía que pasar y pasó.

Pero, afortunadamente, pasó.

Millán, digamos, ha llevado el éxito

de una forma diferente a la mía; yo soy un luchador nato,

un gallo de pelea, ¿no? Desde que decidí ser actor

me abrí paso a codazos, con esfuerzo y con trabajo,

y sigo, tras cuarenta y pico años de profesión.

Josema sigue subido a los escenarios protagonizando

una comedia de enredos que, también, dirige y produce.

No ceja en su empeño de hacer reír al público.

(Música)

(Música)

En el fondo, profesionalmente, soy muy ambicioso,

he sido ambicioso, lo reconozco.

Muy listo, con obras de teatro que han funcionado, siempre.

# Yo soy de España, señores, en España yo he nacido... #

Sin embargo; yo he preferido hacer mis cosas;

escribir mis "shows" e historias, porque tengo talento creativo.

No digo que él no lo tenga, que lo tiene.

# Yo soy la "Encanna" de España, yo soy la "Encanna" de España,

# yo soy la "Encanna" de España... #

¡Maricón! # Y, siempre, lo seré. #

Una carrera profesional plagada de éxitos

se puede convertir en una montaña rusa de emociones,

de la que es difícil bajarse en marcha.

En el caso de Millán, en este largo viaje,

no ha tenido paradas ni ha gozado de compañía.

No he tenido pareja nunca, nunca he tenido pareja,

no he convivido con nadie; mi vida ha sido noctámbula,

no me ha dado tiempo a nada, cuando me he dado cuenta

me he plantado en 64 años y no me he enterado de nada.

(Música)

(Música)

Millán era soltero y era muy golfo, entonces, salía mucho,

tomaba muchas copas y jugaba mucho en el casino.

Eligió esa manera de vivir, quiero decir...

Yo nunca he estado en casa de Millán, por ejemplo,

él ha estado muchas veces en nuestra casa,

pero la casa de Millán debía ser una especie de santuario.

(Música)

"Lazos de sangre" ha tenido acceso a ese santuario,

un hogar que Millán nunca ha querido compartir

y en el que pasa las horas uniendo retazos y objetos,

quizá, con la idea de diseñar un mundo a su medida.

(Música)

(Música)

Se nota que no he convivido con nadie, nunca.

Alguna vez, no te diré que no se hayan quedado a dormir,

pero yo he amanecido en otra cama.

Soy un Aries lunático que vive en un ático.

Llevo 43 años viviendo aquí, no conozco otra casa.

Fidelidad a mi casa. ¿Habéis venido a verme?

Como se puede ver, está todo "manga por hombro".

pero aquí, se supone, que viviré el resto de mi vida.

Supongo que Millán se siente solo, pero voluntariamente.

Aunque ha tenido muchos amigos y mucha gente que le quiere,

pero, de repente, es como el Guadiana,

desaparece y tardas en saber de él meses.

Esa soledad buscada de Millán sugiere una pregunta

que se puede formular de varias formas...

¿Qué queda de su relación con Josema y con Fernando,

el tercer integrante del grupo?

¿Están rotos los lazos de amistad que les unían?

La amistad es una cosa y el roce es otra cosa.

Yo creo que, honestamente,

amigos, amigos, amigos; creo que no hemos sido,

pero hemos sido, a veces, algo más que amigos.

Hombre, claro que sí.

Claro que sí, por supuesto, no puedo olvidar aquellos años.

(Música)

(Música)

(FERNANDO) Éramos amigos, y somos amigos.

Rencoroso no soy,

alguna putada me han hecho, pero, también, las he hecho yo.

(LOS TRES) ¡Feliz Año Nuevo!

¡Y no se pierdan...!

Yo, con Fernando,

me estoy pasando mucho, Fernando, pero le quiero con locura.

He tenido broncas con Millán de... vamos... uf...

Cualquiera que nos escuchara, "estos se matan".

Pues no, si entra Millán por ahí nos daríamos un abrazo.

¡Jodeloje! -¡Hombre, ¿cómo estás?!

Me debes dos besos por llegar tarde, príncipe mío.

Con Josema hemos vivido otras cosas,

luego, como dúo, ni mejores ni peores.

Porque somos muy diferentes, también, los tres;

muy, muy diferentes. Yo tengo una forma de ser

que, quizá, sea incompatible con la de ellos y viceversa.

Josema siempre ha sido, como que se ha escabullido más,

pero bueno, creo que esa amistad existe.

(HACEN DIFERENTES SONIDOS)

Ganga... -¡Ganga!

(LOS TRES DICEN GANGA)

(HACEN DIFERENTES SONIDOS)

(Música)

Fernando Navarrete ha compartido con ellos muchos momentos de éxito,

era el realizador de los especiales de Fin de Año.

¡Amigos, feliz año 1984!

¡Fuerte ese aplauso!

(EL PÚBLICO APLAUDE Y JALEA)

No he estado, nunca, presente en una discusión entre ellos,

otra cosa es no sentir, en determinado momento,

una cierta tirantez por alguna razón.

Conexión en directo con el estadio de L'Empordà,

atención, compañero Enrique Goetizuerga.

Estadio de L'Empordà, "Minuto y resultado".

(JOSÉ MARÍA) Fíjate, esto habla de su educación,

jamás has escuchado una palabra de Millán contra Josema

ni una molestia de Josema contra Millán.

Siempre que discutimos tratamos de que la sangre

no llegue al río, ante todo está el trabajo,

y el trabajo es muy importante. -Sí.

(Música)

José Luis Campuzano, Sherpa, ex cantante de Barón Rojo,

fue su primer "manager" y la persona

que les prestaba su piso como lugar de ensayo.

Josema y Millán se llevaban fatal, fatal,

porque cuando hay dinero hay egos, hay egoísmos,

hay envidias, hay celos, hay... Es muy difícil.

Millán y Josema no se iban a escapar de eso.

(Música)

Para el hombre que les dirigió en varios largometrajes,

a pesar de las diferencias, su relación es cordial.

¿Que, todavía, no habéis visto nuestra película?

¿Ah, no? -¡Ja! Pues, no te duermas.

(Música)

(Música)

Se respetan y se quieren,

en su diferencia, también, se quieren, claro.

¿Cómo no se van a querer?

Más allá de las palabras están los hechos,

y Josema ha demostrado ese cariño muy recientemente,

cuando, a mediados de 2019, Millán sufre un ataque epiléptico

que le ha dejado algunas secuelas de las que, aún, se recupera.

Notaréis que tengo la lengua rara, he perdido las erres.

"El perro de san Roque no tiene rabo", ni erres, tampoco.

Supimos del ingreso de Millán inmediatamente, ¿no?

Y fuimos a verle al hospital cuando, prácticamente,

no podía hablar, todavía, y nos contó las circunstancias,

y eran trágicas, absolutamente, trágicas.

Han llegado a decir barbaridades.

Por ejemplo, que me había dado un doble ictus conduciendo,

tú fíjate, conduciendo yo, si no tengo ni carné de conducir.

Yo me llamo Millán Cedo Cedo, porque me han quitado la sal.

(Música)

El entorno en el que nacen y crecen Josema y Millán

no puede ser más distinto, sin embargo; los dos comparten,

por un lado, el drama de perder a un progenitor siendo niños

y, por el otro, el haber tenido una vocación temprana.

Me apuntaba a los concursos de declamación del colegio,

me apunté a la actividad de teatro en el colegio;

tenía claro que quería ser actor.

(Música)

Hicimos un festival de Navidad e hicimos una obra de teatro

donde figurábamos que íbamos a la Luna.

Cuando bajé del escenario le dije a mi madre:

"Mamá, quiero ser actor, me gusta interpretar".

Y no sé si ella me dio un cachete y me dijo:

"Venga, cariño, hijo mío, vamos a casa y deja las tonterías".

Más adelante, o al poco de eso,

a los dos o tres años de aquello, mi madre fallece.

Mi padre, recuerdo que en el salón me cogió, me abrazó y me dijo:

"Mamá está en el cielo".

Ese momento lo recuerdo como algo, realmente, muy triste.

(Música)

(Música)

Mi padre fallece en Puerto Llano, donde vivíamos,

yo tengo siete años, mi madre viuda con tres hijos,

no tiene más remedio que quitarse de en medio

al de en medio, que era yo.

(Música)

Tengo un "flashback" del día en que mi madre

me posa en aquel internado, con aquellos dos curas,

los dos larguiruchos, horrorosos, con gafas de culo de vaso.

Y yo: "Mama, por favor, no me dejes, mama".

"Hijo, aquí hay piscina y fútbol, que lo vas a pasar muy bien".

"Mama, por favor, ¡mama!".

A mí me meten en un sitio donde no me quieren, qué horror,

era una España profunda, eran los años sesenta,

era una cosa de locos, aquello.

Había una casa-cuna, que daba al patio,

una casa sombría, que era como algo espantoso,

donde, los que nacían, que nadie los requería,

iban para el internado; así que, allí podrías encontrar de todo.

Los domingos, que salíamos al parque Gasset, en Ciudad Real,

"¡los hospicianos, los hospicianos!". Era una cosa...

Allí convivíamos una personas muy raritas,

niños abandonados y, sobre todo, con falta de cariño, todos.

De aquello me ha quedado un poso, ahí hay una...

Esa traumática experiencia

le deja una herida que, aún, no ha cicatrizado.

No puedo ser creyente después de lo que he pasado

en ese internado, madre mía de mi vida,

pero es una historia que me pertenece a mí;

yo les estoy muy agradecido, insisto, pero no puedo creer.

La vida en el orfanato es intimidante, solitaria

y difícil, pero incluso en un entorno tan duro

hay grietas por las que se cuela la felicidad. El futuro cómico

es apenas un niño el día que se sube por primera vez

a un escenario y por primera vez

en mucho tiempo siente que está en casa.

A mí me hacen una prueba, tengo una voz blanca muy bonita,

le gusta tanto al cura que me hace la prueba

que me pone de solista del coro.

Y ahí descubro mi profesión.

A Josema, la prematura ausencia de su madre le deja un vacío

muy hondo, todavía, después de tantos años,

busca llenar ese hueco evocando los momentos que compartieron.

Mi madre tenía costumbre después de comer siempre, siempre

se tomaba un trocito de colín. Recuerdo ese olor a colín

y a ella entonces, cuando veo una panadería

que hay colines, compro y los huelo

porque me recuerda mucho a ella, ¿no?

(Música)

(MILLÁN) Mi madre es intocable además tenía una gracia,

tenía una gracia que me meaba de risa con ella.

Yo si soy algo en la vida es gracias a ella.

Ella cogió y tuvo sus dos santos ovarios

de venirse de Madrid y buscarse lo que fuera.

Mi madre fue portera en la calle General Lacio, 11

de aquí, de Madrid y yo he vivido 10 años

en esa portería, no teníamos ni ducha,

o sea, que sé lo que es ganarse los cuartos, pero bueno,

para mí era mi hogar porque venía de un internado,

entonces, eso era una casa. Estaba con mi madre,

con mis hermanos, una maravilla.

La portería no daba para sustentar a la familia

y por eso Millán tiene que trabajar planchando mangas de camisa

durante nueve horas al día.

(MILLÁN) "Hijo, qué haces aquí tan pronto".

-"Mamá, me he despedido". -"¿Cómo?"

Un sueldo menos, imagínate. No le importó, cuando le dije

que quería ser actor, dijo: "¡Ah, muy bien!"

O sea, que... me emociono.

Si la madre de Millán apoya a su hijo en su vocación de actor,

Josema encuentra la incomprensión de un padre que cree

que la carrera de actor no es algo de provecho.

(JOSEMA) Con 15 años o por ahí, le dije a mi padre

que quería ser actor y mi padre no lo entendió.

Le pareció una estupidez, bueno, no, le pareció

un riesgo enorme. Ese conflicto duró hasta los 17 años

que yo cumplí 17 y me fui de mi casa.

Suerte que una tía mía, ya fallecida, mi tía Isabel,

hermana de mi madre, me acogió en su casa,

pero volví a hablar con él y a partir de ahí ya

buena relación, ya vino a casa, quedamos para comer y normal

y él encantado, pero, bueno, tuvo que ver que yo, digamos,

podía triunfar y podía vivir de esta profesión.

Cuando ya lo vio, claramente, pues...

(MILLÁN) Tía Ita era una señora alucinante

que era la tía de Josema, la que le cuidó.

Era su madre, digamos. -Para mí ha sido y será siempre

mi segunda madre, por supuesto

y entonces ella fue la que me ayudó mucho

para poder ser actor. -Pues mi madre yo me acuerdo

ella se meaba con nosotros y, sobre todo, con Josema

es que se partía. Yo decía:

"Joder, conmigo no te ríes nada". Josema le encantaba.

(Música)

Si la influencia de las madres es decisiva en el futuro del grupo

también lo va a ser y mucho, el destino. La primera casualidad

se produce cuando a Millán le mandan al mismo cuartel

que a un antiguo compañero

de la escuela de interpretación, Fernando Conde.

(MILLÁN) Pues voy a la mili y digo: "Dios mío, la mili,

qué espanto", y me encuentro a uno que dice: "A este

ni me lo toquéis". -Y ahí me veo a quién dirás,

a Millán Salcedo. -Y digo...

"Si es Fernando Conde". Tú, fíjate, tú dime a mí

si esto no estaba previsto.

(CONDE) Ver a Millán haciendo su instrucción era, yo creo

que uno de los mejores sketches de Martes y Trece,

dicho sea de paso. Fuimos, creo, los más arrestados del cuartel.

Aquello era para consejo de guerra

y allí toqué la guitarra, empezamos a hacer chorradas ambos.

Ahí, de alguna forma, yo creo que fue un poco el germen

de lo que más tarde sería Martes y Trece.

Fundamental. -¿Quién es Martes,

quién es "y" y quién es Treces? -Martes y Trece.

No, yo soy Fernando, Josema y Millán.

-No, eso depende de cómo estemos, si estuviéramos así,

sería Martes y Trece y si estuviéramos así,

sería, Martes y Trece.

Y él sería la cuñada.

-Y si estuviéramos en Burgos, estaríamos allí.

(Música)

¿Pero cómo se formó Martes y Trece? ¿De dónde parte la idea

de juntar tres personalidades

tan diferentes en un proyecto tan delirante?

(CONDE) Aparece Millán y Millán es el que me recuerda:

"Oye, ¿y esas cosas que hacíamos en la mili?"

La propuesta es mía, no la idea, pero la propuesta, sí:

"Vamos a hacer un trío llamamos a Josema que es cachondo".

Yo estaba trabajando, vamos, trabajando en una función de teatro

y al acabar la función, Millán fue al camerino

y allí se presentó: "Hola, soy Millán Salcedo, actor".

Soy Santa Teresa Campos, digo, Santa Teresa de...

(ESTORNUDA) -Jesús.

Eso. -"Y quiero hacer

un grupo de humor". Cuando le vi la cara pensé:

"Este gracia tiene, de cómico tiene, pero vamos".

Yo soy Sissi Emperatriz.

Sí, sí, hala, vete por ahí.

Sí, sí, emperatriz. (JOSEMA) Y le dije que sí

y ya con cuatro, cinco, seis sketches escritos,

tiene maletita y cuatro cosas de atrezzo

pues empezamos a ir por los bares a ofrecernos, ¿no?

Martes y Trece es una realidad, pero en su viaje

la estación del éxito aún quedaba lejana.

Antes de llegar a ella, Josema, Millán y Fernando

tendrían que lidiar con las dificultades y estrecheces

de los cómicos itinerantes. (CONDE) Sitios que nos metían

en sitios de alterne, es decir, puticlubs

para ser pronto y claros. No tuvimos ningún éxito

o sea, hubo sitios que no pudimos acabar la actuación.

Y de repente, un ruido que no olvidaré nunca,

clin, clin, la gente nos empezó a tirar pesetas

al escenario porque era como esto qué es.

Y Fernando Conde que es maño cogió una peseta

y se la tiró al público con saña: "Me cago en..." no lo digo.

¡Oh! Nos quería comer, allí en el camerino

aguantando la puerta.

Bueno, decirles que nosotros

vamos a ser los conductores de este programa

y por supuesto, les vamos a conducir

a través de la alegría, la felicidad y, eso sí,

les vamos a apear donde ustedes nos digan, cómo no.

Para mí la verdadera esencia de Martes y Trece

fue ese primer año, ¿eh?

El grupo comienza a darse a conocer y eso les lleva a participar

en la gira de una jovencísima Isabel Pantoja.

Juntos, la cantante y los cómicos

recorrerán España durante más de medio año.

(Música)

(ROSA) Ellos hicieron una gira con Isabel Pantoja

y además, se llevaban, fenomenalmente, con ella.

(PALOMA) Quien estaba era doña Ana,

la madre de Isabel Pantoja. Iba con ella a las giras

porque, bueno, pues había que cuidar

yo creo que más que la honra de la hija, pues sí, el honor.

Cuando nos maquillaban para salir con los nervios del debut

se oye por el pasillo: "A ver, quién es el que va a hacer de mí".

Y decimos los tres: "La madre de la Pantoja".

"Martes y Trece, ven acá", porque no nos llamaba

por nuestro nombre, nos llamaba Martes y Trece.

"Martes y Trece, ven acá", y cualquiera le decía que no.

Me metió en el váter del camerino

de la Pantoja y me dijo la madre: "Quítate eso que llevas puesto".

Y ella se sacó de su cuerpo el vestido que llevaba

con la faja y todo, yo esto lo he vivido, y dice:

"Ponte mi vestido", y me dijo:

"Así tienes que hacer la gira con mi hija",

y así me hice la gira.

(Música)

La relación de los cómicos con Isabel Pantoja y Paquirri

llega a ser tan estrecha que la pareja les invita a su boda.

Antes de eso, Millán y el torero

tienen un encuentro muy íntimo y algo embarazoso.

Un día que él toreaba en Linares y nosotros actuábamos

en un pueblo de al lado, nos dice: "Oye, yo toreo,

venirse, os invito luego a verme vestir de torero",

que eso es una cosa rigurosísima. Yo llegué tarde a esa habitación

y digo: "Perdón, Isabel pero me estoy haciendo pis".

-"Entra en el váter". -"¿Y Paco, dónde está?"

-"Está duchándose". Y yo... entonces,

pues yo empiezo a mear, claro, me saco la chorrilla

pero chorrilla que yo estaba acojonado,

dónde coño me había metido yo. ¿A que sale este en pelotas y...?

Y salió, vamos, que corrió la cortina

y fui incapaz de mirarle. No eché ni gota, ni gota.

(NODO) La fiesta sigue, en La Maestranza brota el toreo.

En esos meses de convivencia, Josema, Millán y Fernando

son testigos cómplices del intenso amor

que Isabel Pantoja y Paquirri se profesan.

A pesar del riesgo evidente que supone ser torero

nadie puede anticiparse al giro dramático

con el que concluirá esa historia de amor.

(CONDE) Me invitaron a los toros y, bueno, en su segundo toro,

pues... veo que Paquirri

mira al tendido y me mira así

y dice: "Eh, tú", me tira la montera,

acaba la corrida: "¿Nos tomamos algo?"

-"No, que mañana toreo en Córdoba". Al día siguiente,

al llegar al hotel, el recepcionista del hotel dice:

"Don Fernando, ¿se ha enterado usted de...?

Lo ha matado un toro a Paquirri". -"¿Cómo, cómo, qué me está...?"

(Aplausos)

Es de las cosas más duras,

fue una conmoción nacional, naturalmente.

(Música)

Para los miembros de Martes y Trece la pérdida de Paquirri

es la pérdida de un verdadero amigo.

Comparten el dolor de Isabel Pantoja

sin llegar jamás a imaginar que con el paso de los años

esa profunda amistad se rompería por culpa

de una polémica sobredimensionada, el sketch donde se parodiaban

las vacaciones que Isabel Pantoja

pasó con la famosa periodista radiofónica, Encarna Sánchez.

Encarni, ¿a dónde vamos?

A Palma, Isabel, venga, vamos.

Como bien sabe la gente fue un sketch donde Isabel Pantoja

y ella se iban de vacaciones, pues se enfadó bastante, sí.

¡Oh, qué lluvia! ¿Cómo puede llover en Palma de Mallorca?

-Es una lluvia de verano que pasa en un pispás, no te preocupes.

(PÁJARO) Encarna. (PALOMA) Llegó a llamar a Moncloa,

movió, absolutamente todo para que ese...

Ese sketch se retirara de Televisión Española.

# Qué bonito es el sol # en Palma de Mallorca

# cuando no llueve. #

(Música)

Se tocó, aunque fuera de una manera muy tangencial,

un tabú que era la relación que tenían ellas,

pero yo creo que lo hacían de una forma muy elegante.

-En un momento determinado hay un actor, un niño,

que es el cantante de El canto del loco,

Dani Martín, que decía: "Sí, señor, a sus órdenes, señor".

Botones. -¿Sí, señor?

Acompañe a las señoras al bungaló.

Muy bien, señor. -Cuando yo haciendo de Encarna

le digo: "Niño, toma". -Eh, toma.

Muchas gracias, señor. -¿Que no lo tenía que haber dicho?

Vale, de acuerdo, una multa, ponme una multa,

pero ella llamando, llamando, llamando todos los días

y bueno, hecha un basilisco. "Ese programa no va a ver la luz",

fue horrible. "Prepárate y atente a las consecuencias". Y colgó.

La respuesta nuestra fue: "Mira, esto es un mercado libre,

digamos, estamos en democracia y somos humoristas

y vamos a hacer esto, lamentamos que no te guste

no lo hacemos con ninguna mala intención".

-Nosotros hicimos una parodia de lo que había salido publicado.

Y teníamos tanto derecho a hacer esa parodia

como ellas dos a ponernos una demanda y de hecho,

nos puso Encarna una querella y el juez la desestimó

cuando vio el programa. -Os tengo una manía.

Higos de España, qué manía les tengo.

Son graciosísimos, me encanta, qué ángel que tienen los dos, ¡ole!

Se dieron cuenta que era un sketch,

que era humor, que era la libertad de expresión

cosa que Encarna sólo entendía que la libertad de expresión

la practicaba ella. -Pasamos conexión...

(Teléfono) Perdón.

¿Sí, dígame? -¿Encarna?

¡Ah! -A mí, en mi contestador

me venían mensajes... muy fuertes y muy duros, eh.

Me puso un detective y todo.

(Música)

Esa Encarna pertenecía a una España

que hoy, realmente, existe, pero menos.

En lo de: "No sabe usted con quién está hablando".

(PALOMA) Estaba la redacción nuestra

justo enfrente de la de Encarna Sánchez...

Esos gritos, bueno, eran impresionantes.

Y con todos los adjetivos que te podías imaginar.

Yo ahora volvería a hacer, no estoy arrepentido para nada

de lo que hemos hecho, nada arrepentido porque creo

que nunca ha habido intención, mala intención, nunca.

Y también llamó Isabel y yo también me puse.

No sé qué contará Josema, pero Josema no se puso nunca,

fui yo quien se puso y si no, que venga y me lo diga.

De hecho, eso le perjudicó mucho más a Millán que a Josema

porque Josema era el hombre que se evaporaba, puf.

Pero, bueno, fue una pena, joder, porque teníamos buenísima relación

con Encarna y con la Pantoja teníamos buenísima relación,

sobre todo, con la Pantoja. -Con Isabel hice las paces

el día del funeral de Lola Flores, fíjate, y ella me dio un abrazo

y me dijo: "Pelillos a la mar", nunca lo olvidaré.

Muchos años antes de esta agria polémica,

en los pasillos de RTVE, se gesta el verdadero impulso

a la carrera de Martes y Trece. El presentador más popular

de aquellos tiempos, José María Íñigo,

y el realizador Fernando Navarrete,

están a punto de descubrir a unos genios del humor.

El realizador que había en ese casting, primer casting

de Martes y Trece, era yo.

Había que hacer una prueba a José María Íñigo

para ir a su programa, un programa en directo, rigurosísimo, eh.

Que se llamaba... "Fantástico".

El problema de Íñigo... Era un hombre... tímido y seco,

muy vasco. Y parecía...

que no le hacía gracia nada.

Yo lamento haber sido en aquella época tan cruel con vosotros.

Total, que terminamos después de 45 minutos,

ahí sudando, y nos dice...

¿Aquellos no se habían marchado ya? Martes y Trece había finalizado

su actuación. ¿Qué hacen ustedes ahí?

Y dice Fernando... Me acuerdo perfectamente.

"Bueno, tenemos una parodia de las Trillizas de Julio Iglesias,

que estamos viendo si lo hacemos."

José María, ¿qué viste en ellos para darles esa gran oportunidad?

Pues... Después de muchos años en este oficio,

uno tiene cierto olfato.

En los primeros tres minutos, me di cuenta que había madera,

que había artistas y que esto era un éxito instantáneo.

No os podéis ni imaginar los nervios...

¡Ah! Esto... "¿María qué? ¿María qué...?"

Hola, yo soy María Laura. -Yo soy María Emilia.

-Y yo María Eugenia. -¿Todavía no nos conocen?

-¡Uy! -¡Vamos a revolvernos!

¡Sí, sí, sí!

El público, en directo... Notabas la reacción.

Y ya nos dimos cuenta que el éxito de ese día

había sido Martes y Trece.

Chicos... ¡Control! Un poquito de marcha.

(Música)

Y ese fue, yo creo que el disparadero de cuando...

de cuando, realmente, Martes y Trece empezó a funcionar.

A partir de ahí, pues... pues fue la bomba.

(MILLÁN) Al día siguiente, hacíamos reportajes en la calle ya.

Tú dime a mí si no hay algo por aquí,

algo que nos ha ido llevando.

A pesar de que los mayores premios y reconocimientos

suelen reservarse a historias dramáticas,

son muchos quienes creen que es más meritorio

lograr del público la risa que el llanto.

Y solo los artistas más talentosos pueden lograr

que lloremos... de risa.

# Porteros, marineros, carnones... #

Eran... pues... mis cómicos favoritos.

Hay "sketches" que sigues revisando y...

O que revisas y siguen siendo graciosísimos.

Hablemos... de eso.

Hoy, vamos a tratar un tema delicado, sensible,

algo muy intrínseco para el varón, muy personal.

Me estoy refiriendo, naturalmente, al capullo.

(Risas)

(Música)

Recuerdo un montón de "sketches" de Martes y Trece que han sido

parte de mis nochebuenas o de mi fin de año...

bueno, de las navidades de mi vida

o las de mi familia durante muchos años.

Esperábamos el "Especial de Martes y Trece" para reírnos.

(Campanadas)

(JOSEMA) ¡Feliz 1.991!

(MILLÁN) ¡Qué bonito, señoras y señores!

¡No cabemos de gozo! -Ha dado comienzo...

¿Pero cuándo empiezan las uvas? ¿Cuándo empiezan?

Mi opinión sobre Martes y Trece no es objetiva.

Digo que no es objetiva

porque... yo soy un auténtico fan...

de Martes y Trece.

(IMITA A J.M. GARCÍA) Bueno, aquí estamos de nuevo con todos ustedes.

Y a mi izquierda, un hombre polémico,

un hombre realmente... polémico.

Alfredo Evangelista.

Alfredo... Alfredo, buenas noches.

¿Cómo van tus asuntos pugilísticos, hombre?

Bueno, pues...

Yo he podido tener 50 imitadores.

Ellos, sin que se me molesten...

el resto... han sido, posiblemente, los mejores.

(CANTA EN INGLÉS INVENTADO)

Cuando hacía la imitación de Tina Turner,

Millán Salcedo, que hacía así...

(CANTA EN INGLÉS INVENTADO)

Yo recuerdo un gag que aparecía... Millán,

vestido con corbata, gabardina, hablando con unas rejas,

como si fuera un abogado.

Y... en hora mala, seguramente, le conmutarán la pena.

Lo que no puedo decirle es cuánto ni cuándo.

Pero, en ese caso, también hemos recurrido,

compañeros nuestros, al Tribunal Constitucional

donde allí, seguramente, su caso, pues...

no tendrá apelativo con la pena que le conmuta.

Había un plano que se alejaba

y estaba en una alcantarilla tumbado en la calle.

Hablando de las olimpiadas y los niños

de San Idelfonso diciendo: "No les va a dar tiempo".

¡Nunca acabarán las obras en el Estadio Olímpico de Montjuic!

¡Ni tampoco las del aeropuerto de Barcelona!

¡No les va a dar tiempo! (AMBOS) ¡No les va a dar tiempo!

¡No les va a dar tiempooo!

La parodia de Gabinete Caligari, "La culpa fue de la chacha".

# La culpa fue de la chacha. #

# Sí. Fue de la chacha. #

# Que se dejó olvidada sobre el pantalón

# encendida la plancha. #

Impactó mucho, también, cuando...

No necesitaba salir del armario, pero salió en televisión

cantando "Maricón de España".

Y... Y eso era insólito.

# Yo soy... maricón. #

# ¡Maricón... de España! #

(VÍCTOR MANUEL) Que un tío vestido de flamenco

se pusiese a hacer gorgoritos y a...

"Soy maricón, soy maricón de España". Eso... era un choque.

# Vestido de lagartera, de albañil o de fiscal. #

# Y me importa un comino

# que la gente en mi camino de mí quieran murmurar. #

Y eso fue una cosa... que yo creo que sirvió

para abrir un poco la llave hipotética de esos armarios.

Y a partir de aquel pasodoble...

¡Madre mía, lo que salió por ese armario!

¡Joder! ¡Lo que había ahí dentro!

# Es maricón. #

# Maricón... de España. #

La de Betty Missiego era...

fantástica porque, claro, era...

La cantante Betty Missiego, muy...

Además, se la reconocía perfectamente.

Con una especie de túnica...

# Sería sencillo podernos reunir

# para vivir

# una canción. #

Pero los brazos eran de... eran de Josema.

¡Ahora todos unánimemente! ¡Arriba, pitufos!

# ¡La, la, la, la! #

El de la monja que va en la bici sin el sillín.

(Tarareos)

# Pajarillos. #

# ¡La, la, la, la, la, la. #

¡Oiii! ¡Oooh! # ¡La, la, la, la, la. #

Bicicletas sin sillín PN.

(Gemido de Millán)

Y todo el mundo nos preguntaba:

"¿Pero la bicicleta tenía sillín?" ¡No me jodas!

¡Macarreando a toda mecha!

(Música rock)

(GRITA)

(CANTA EN INGLÉS INVENTADO)

Aunque Martes y Trece es sinónimo de alegría y felicidad,

a lo largo de su historia, también se han derramado lágrimas.

El momento más delicado se produce

el día en que Fernando decide abandonar el grupo.

Tanto es así, que Josema y Millán están convencidos de que es el fin.

Y, de repente, surge la ruptura. Fernando se va a hacer teatro.

-Sí. -Y nos quedamos Josema y yo

y, de repente, vemos que aquella sala llena

todos los días, pues tenemos tres o cuatro meses

que van 60, 50 personas... Era para deprimirse.

A mí me dio pánico. No sé a Millán. A mí sí.

Yo dije: ¡Ostras! Esto se rompe. ¡Hasta luego, Lucas! Se acabó todo.

De hecho, estuvimos unos meses disgregados, separados

sin saber qué hacer Millán y yo.

(APLAUDEN) ¡Superfans!

¡Pues para vosotras, que sois superfans, aquí está

este muchachito de pantalón vaquero y pañuelo rojo!

Superjoven, superbello... ¡Súper Miguel Bosé!

(Aplausos)

(FERNANDO) Y yo veo que Josema y Millán iban creciendo.

Iban creciendo como humoristas.

Porque ellos tienen una extraordinaria capacidad

para la imitación, cosa que yo no tengo.

(CANTA EN INGLÉS)

(JOSEMA) Y él quería... y me parece muy lícito

y muy honesto por su parte,

muy honesto y muy valiente por su parte,

dejar un trío en donde estábamos ya triunfando

y ganándonos bien la vida,

por querer ser lo que él quería ser, actor de teatro clásico.

(FERNANDO) Creo que las cosas se producen por algo más.

Se producen porque hay una serie de divergencias profesionales

y esto implica que, también, hay divergencias personales, ¿no?

Entonces, no sería absolutamente sincero

si dijese que nos llevamos maravillosamente bien.

(MILLÁN) Para mí, personalmente, fue dramático.

Porque ya ves... la amistad que teníamos.

Yo intenté por todas que... No podía, no podía...

(FERNANDO) Estuvimos un tiempo... Yo...

Muy cabreado, o sea, enormemente cabreado.

Tenía que haber salido de Martes y Trece por derecho,

legalmente y muy bien. Y no lo hizo así...

Bueno, pues...

Y en cuanto a... bueno, a que se queden

con los derechos de la utilización del nombre de Martes y Trece,

pues me parece que... que, bueno, ni moral

ni legalmente tienen derecho a hacerlo.

(FERNANDO) Yo no quiero ser ni Martes ni Trece,

pero dejarme la Y... La Y, me conformo con eso.

Pero que nadie me la quite, hombre, porque...

porque es que fueron ocho años de mi vida personal y profesional.

Si yo me tengo que quedar con la etapa de trío o de dúo,

elijo el trío.

(JOSEMA) Nos reunimos al cabo de unos meses

Millán y yo y decidimos continuar el grupo.

Como dúo, como dúo.

Y tuvimos... es verdad, suerte de elegir el "sketch"...

mejor, creo, que podíamos haber elegido para esa nochevieja.

Unos meses después de la separación, una vez más,

el destino se convierte en el mejor aliado del grupo.

Horas antes de su actuación en la "Gala de Fin de Año",

el "sketch" que tenían preparado

se les cae por un fallo de producción.

Y ahí nos ves a Josema y a mí en el camerino: "¿Qué hacemos?"

Y dice: "¿Por qué no hacemos este "sketch"?

Tú haces de Encarna..." ¿Yo? Bueno, pues vale.

"Y yo te llamo y tú te cabreas y yo... no sé qué". Eso fue.

Yo, cada vez que lo pienso... Es una cosa de arriba, eh.

¡Hola! Muy buenas noches a todos los españoles

en este "Especial Fin de Año".

El día 30, riguroso... directo.

Solo un canal, 30 o 40 millones de espectadores de audiencia.

(JOSEMA) ¡Ring, ring, ring! -Recibimos ya la primera llamada

que surge "espontana"... Perdón, espontánea,

en las noches de España. Vamos a ver...

Era a cara o cruz, claro. Si metías la pata, te veían

20 millones de personas y si no la metías, pues...

A ver... Buenas noches, amiga o amigo. ¿Dígame?

(JOSEMA) ¿Encarna? -"Encarna de Noche"

para todo el mundo. Dígame.

Josema y Millán interpretan el que, sin duda, es el "sketch"

más popular en la historia de nuestra televisión.

Sí, la oigo perfectamente. (JOSEMA) ¡Encarna!

"Encarna de Noche" para todos los amigos de España. Dígame.

El éxito será tan grande,

que no volverán a interpretarlo nunca más.

Directamente, al pueblo, "Encarna de Noche".

Pregúntaselo a Encarna.

(JOSEMA) ¿Me pone con "Encarna de Noche"?

Fíjate que es curioso que yo no estoy dentro del "sketch",

en la imagen, yo no salgo nunca. Es una voz en off.

Pero yo creo que mi personajes es el que está marcando

el tempo siempre, el tempo, el ritmo, el ritmo... ¿No?

Y Millán es la vis cómica. Es decir, que ahí

creo que dimos cada uno lo mejor de nosotros.

"Encarna de Noche" directamente puesta.

(JOSEMA) ¿Encarna? ¡Oye! -¡Sí!

¿Sí? (JOSEMA) ¡Encarna!

-"Encarna de Noche"... (JOSEMA) Mira, bonita.

Es que te siento muy lejos, eh. -Bueno, pues siéntate

un poco más cerca y verás cómo nos entendemos.

(JOSEMA) Mira, te llamo de aquí de Algete.

La reacción igual, no solamente mía, sino de todo el mundo

que había allí, cámaras y tal... Las cámaras se movían

porque se movían de la risa.

(JOSEMA) ¿Encarna? -¡Sí!

(JOSEMA) Te llamo de aquí, de Algete.

Ya te he oído. Algete, bonitos pueblos de España...

(JOSEMA) ¿Cómo dices? -Bonitos pueblos...

(JOSEMA) ¿Cómo? -¡Que es muy bonito el pueblo!

Me hizo un efecto tremendo, quizás, contagiado

por todo el mundo del plató, que estaba en el control... Perdón.

Estaba todo el mundo igual, medio caído. ¡Ja, ja, ja!

(JOSEMA) Te llamo porque estaba yo friendo unas empanadillas,

porque tengo dos chicos haciendo la mili en Móstoles.

Voy a llamar a Encarna ahora, no sea que luego

se me quemen las empanadillas

y me quede sin escuchar el programa.

Y cómo todo eso se iba... se iba combinando

de esa manera tan loca.

Y... y luego se apoyaba con las caras de Millán Salcedo

recibiendo esa información.

Era para morirse. Yo recuerdo rularme...

Rular por el suelo de la risa.

(JOSEMA) Es que tengo a dos empanadillas haciendo la mili

con Encarna y como estaba yo friendo a los chicos,

no vaya a ser que se me queme Móstoles,

que tengo a dos chicos haciendo la "encanadilla" con mili.

(Aplausos)

Es un "sketch" absolutamente redondo, no tiene

fisura por ningún sitio.

Con el teléfono haciendo esto... Que yo no tenía ni previsto

hacer esto del ojo y ese va a ser mi epitafio.

Cuando yo palme, lo que van a poner es esto, seguro.

(JOSEMA) ¡Oye, chico! -¡Sí!

(JOSEMA) ¿Mili? -¡Sí! ¡Empanadilla de noche,

directamente al frito! (JOSEMA) ¡Oye, que me quemo!

¡Empanadilla de día!

¿Algete? (JOSEMA) ¿Móstoles?

Albacete. (JOSEMA) Equis.

Directamente. (JOSEMA) Oye, mira...

¿Tú me sientes a mí, empanadilla? -¡Sí!

Lo que siento es no poder tenerte aquí para estrangularte.

(JOSEMA) Bueno, Encarna, cuando compremos una radio,

te escucharemos, eh. ¡Adiós!

¡Adiós y que te resuelva el problema otra!

(Ring, ring)

Permiso... ¿Sí? ¿Dígame? (JOSEMA) ¿Encarna, por favor?

Un momento... (RÍE)

Hoy ya sabemos que la relación de Josema y Millán

con Encarna Sánchez estaba avocada a convertirse

en una batalla sin tregua.

¿Pero... le molestó a la periodista aquella imitación?

(JOSEMA) Encarna, buenas noches, bonita.

Buenas noches. (JOSEMA) ¡Qué alegría me da

de sentirte! -Muchas gracias. ¿Con quién hablo?

Pues mira, aquí te llamo, soy una admiradora tuya de Algete.

Ajá, muchas gracias.

Un error bastante extendido de la gente de:

"Anda que lo de la empanadilla a Encarna no le hizo ni gracia".

Sí, le encantó.

(JOSEMA) Oye, Encarna. -Sí.

Escucha, bonita. -Sí, dime, dime.

Pues por una vez y sin que sirva de precedentes

discrepo de Josema y de Millán.

Eh...

La de las empanadillas le sentó a cuerno quemado.

(JOSEMA) Encantada. Nos invitó a un...

no a una caña, no. Quiero decir, nos invitó

a una especie como de gran evento que hizo en un teatro en Madrid.

(Aplausos)

(ENCARNA) Es la primera vez que una persona asume

su propia caricatura sin ningún sentido del ridículo.

Lo único que han hecho Martes y Trece con esta creación,

irrepetible en la historia del humor, es engrandecer

un humilde trabajo que yo hago a cualquier hora del día.

Creo que no le sentó bien.

Porque pensó que se reían de ella.

Yo tenía bastante contacto con ella porque estaba en la COPE.

No he visto una mujer más indignada y más enfadada.

¡Ahora sí, sin duda alguna, Martes y Trece!

(Música)

(CANTA COMO VÍCTOR MANUEL) #Por quién lucho yo#

#si en mi corta vida...#

Sin embargo en aquellos años ser imitado por Martes y Trece

era casi un motivo de orgullo y lo ofendidos eran una excepción.

(JOSEMA CANTA COMO VÍCTOR MANUEL) #Antes que olvidar.#

#La paz es poco para poder amar.#

No puedo ni contar las veces que les he visto actuar, ¿no?

La primera vez que les vi actuar fue justo aquí en el fondo

de esta sala, abajo del todo.

Y siempre era morirse, tirarse por el suelo.

Víctor Manuel, tras muchos años de estrecha amistad con Millán,

llega a invitarle a participar en uno de sus conciertos.

Y para cantarla está aquí Millán Salcedo.

(Aplausos)

Le invité a cantar aquí en Madrid cuando hice un espectáculo

que se titulaba "Cincuenta años no es nada".

Y que un día Víctor Manuel te diga:

"Oye, Milli, ¿quieres cantar conmigo

en el Palacio de los Deportes?" Y yo: "¿Eh? ¿Cómo?"

Increíble.

Y él cantó el "Déjame en paz" y estaba encantado encantado.

(CANTA) #Cada cuál sabe su razón y lo que le conviene o no.#

#Nadie pretenda disponer lo que se debe o no creer.#

(CANTA) #Nunca aspiré a pensar por dos#

#ni por quinientos o un millón, tengo bastante con saber#

#cómo camino y junto a quién.#

¡Junto a Víctor Manuel!

(Aplausos)

De entre los muchos talentos de Millán hay solo uno

en el que no ha logrado destacar.

(Música y aplausos)

¡Gracias!

Otro de los privilegios que te da...

que te concede la bula por ser famoso es haber podido entrenar

en la antigua ciudad deportiva del Real Madrid.

(JULIA OTERO) Atención a la jugada.

Huy, no llegó la pelota.

¿Pero de qué juegas, de portero o cómo va eso?

Con todos mis respetos... es malo.

Es malo malo malo.

Él le pone muchas ganas, le pone mucho deseo,

pero no se habría ganado la vida como futbolista.

Ahí, querido Millán, justito justito con sifón.

He metido dos goles hoy.

En mi vida había metido tantos goles.

(TARAREA)

(JOSEMA) Barcelona, Barcelona. -Barcelona, Barcelona.

Entre Lérida y Gerona. -Perfecto.

(CANTAN) #Barcelona, Barcelona,#

#entre Lérida y Gerona.#

Sí, sí, sí.

La sintonía profesional que había entre Josema y Millán

era tan evidente como manifiestas las diferencias en su forma de ser.

(CANTAN) #Por Tarragona. Barça, Barça, más arriba de...#

(CONVERSAN)

Es que son como el agua y el aceite.

No tiene nada que ver la vida de uno y la vida del otro.

Es que no tienen nada que ver.

Lo sorprendente es que hayan estado tanto tiempo juntos.

Millán nunca para, siempre tiene la cabeza...

Pero aunque esté aquí tomándose un café contigo.

Eatá en ebullición siempre.

My name is Matthew.

Y Josema tenía un humor más fino, más... más delicado.

Pero Millán iba a tumba abierta siempre.

A ver qué te parece esta idea.

Ella obviamente es una señora obesa y oronda.

(FERNANDO NAVARRETE) Josema y Millán se entendían,

evidentemente, mucho.

Pero cada uno tenía una personalidad

absolutamente diferente.

(IMITAN A UN RELOJ DE CUCO)

Somos muy diferentes,

tan diferentes que nos complementamos.

Esas diferencias de carácter entre los cómicos se reflejan

también en el modo en el que cada uno de ellos ha gestionado

la fortuna que lograron amasar.

¿Nos podríais decir lo que ganáis?

Hombre, hacer esa pregunta en este país...

Estoy soltero, no tengo hijos, que yo sepa.

No tengo ni carné de conducir, no tengo ni mascota,

no tengo gustos lujosos.

O sea, quiero decirte, que yo con lo que tenga tengo suficiente.

Pues no lo sé. Yo lo que sí sé es que yo no lo he manejado mal.

Yo el resto no sé cómo lo ha manejado.

Porque ganaban mucho dinero, ¿eh? Pero mucho mucho dinero.

No os voy a decir el dinero que ganaban,

porque no os lo creeríais, pero ganaban...

Nadaban, como decía Marujita Díaz, en la ambulancia.

Si bien el dúo vivía cómodamente

ellos siempre han sospechado que parte del dinero ganado

se quedaba por el camino.

"¿Os acordáis de cuando estuvisteis

en la fiesta de Valladolid en la plaza pública

que os pagaron un millón de pesetas?

Pues fueron cuatro."

Cosas así, así de veces.

¿Quién se ha llevado dinero a nuestra costa

de una forma lícita o ilícita?

No lo sé. Yo no me lo he llevado, te lo puedo asegurar.

Una gala en Palma de Mallorca. Fíjate, la plaza de toros así.

Taquilla no veas qué taquillón.

Y de repente viene una noticia sobrecogedora:

"Han entrado en las taquillas

unos ladrones y se han llevado toda la recaudación".

Y todos: "¿Cómo?"

Bueno, pues hasta el día de hoy no se sabe nada.

¿Quién se lo llevó?

Hola, yo soy Rómulo.

Y yo Remo.

(Risas)

El éxito de Martes y Trece era indiscutible.

Sus películas atraían al público.

Sus programas especiales

en televisión funcionaban aún mejor.

¿Pero cuando empiezan las uvas?

Y sus actuaciones en directo agotaban todas las entradas.

Su éxito era tan grande...

Rasca, mamá.

Que era cuestión de tiempo que se volviera insostenible.

Eran tan populares que se sabe que Juan Carlos, el rey de España,

pues eras superfan. Y cuentan, alguien que lo vio,

que estaban hablando de no sé qué y dijo:

"Bueno, vamos a dejarlo todo porque está Martes y Trece y..."

Y lo dejó todo y se pudieron a ver Martes y Trece en el especial.

¿Sabes que se estrena la última película de Martes y Trece?

¿Tiene usted algún testículo...?

Oh,... oh, perdón, testigo.

¿Culpables o inocentes?

(AMBOS) ¡Inocentes!

"El robobo de la jojoya".

Una de las películas la hicimos aquí y la presentamos

a un país sudamericano.

Vinieron aquí, la vieron y dijeron: "Debe ser muy divertida,

pero no entendemos nada".

Pasaba eso, era... que es un humor muy español.

Huy, huy, huy...

¿No le parece que aquí huele a muerto?

Pues yo no he sido, ¿eh? -Y yo tampoco.

Si actuábamos en campos de fútbol y en plazas de toros significaba

que teníamos tirón comercial.

Pero se perdía el tú a tú.

Yo no... yo no quería, yo no...

(CANTA)

(MILLÁN) Y luego nuestra relación se fue enfriando poco a poco.

Había demasiado intermediarios por medio, tantos por cientos...

yo qué sé qué lío. Hasta que ya nos saturamos.

(CANTAN) #Quisiera ser el eco de tu voz.#

Tuvo una época muy áspera contra Josema.

Pero supongo que el cansancio

también de tantos años trabajando juntos

y con unas rutinas parecidas, pues al final se rompió, ¿no?

(CANTAN) #Quisiera ser tu gran amor.#

¡Yeah! -¡Yeah!

El estado de ánimo en Millán es muy variable.

Entonces eso choca, evidentemente.

Yo con la cabeza tengo problemas.

Claro un lunático que vive en un ático,

todo el rato pensando chorradas, pues a ver...

Yo siempre he entendido que Millán era una persona que...

tiene un mundo interior. Un mundo interior muy intenso, ¿no?

Él lo sabe, ¿no?

Yo me precio y me congratulo de conocer muy bien a Millán.

Creo que soy la persona que mejor le conoce.

Las carreras largas como las de ellos están hecho

de subidas y bajadas, ¿no?

Pero esa es la vida del artista, es una vida en el alambre.

(LADRA)

El futuro del dúo pende de un hilo que Millán se encarga de cortar

cuando comunica a Josema su intención de disolver

definitivamente Martes y Trece.

Una decisión que según el manchego Josema no encaja bien.

Yo creo que no, y me da la sensación

de que lo sigue sin entender.

Millán no podía más de la situación, de los managers,

de la presión del público.

Él tenía sus motivos y yo los míos para dejar el... el dúo.

Fue una cosa como mutua.

Con Josema no tengo esa confianza, ¿no?

Pero a él siempre le dije que era una tontería lo que habían hecho,

que no podían permitirse el lujo

de separarse, que juntos eran una maravilla

y que qué pena, qué pena, y que él lo iba a lamentar.

¡La culpa la has tenido tú! -¡Estoy harto de aguantarte!

¡Y tú, fuiste tú!

(CANTURREAN) #¡Y nadie más que tú!#

#¡Y tú, y tú, y nada más que tú!#

Mira lo que dice aquí: "Martes y Trece se separan".

Huy...

Sí, sí, ahora que nos hemos separado...

Estamos más juntos que nunca.

(AMBOS) ¡Fíjate!

Josema y Millán, conscientes de que tienen ante sí

la presentación del que será su último programa de fin de año

deciden acabar su viaje del mismo modo en que todo comenzó,

dándole al público el mejor espectáculo posible.

Falta alguien. -¿Quién?

Falta alguien en este brindis, oiga.

Es verdad, falta alguien en este brindis.

Claro. -Hola, pareja.

(AMBOS) ¡Fernando!

¡Fernando! -¿Qué tal?

Oye, Fernando, ¿tú crees que el público entenderá la marcha?

Hombre, cuando me marché del trío lo entendieron perfectamente.

Claro. -¡Entonces brindemos por ello!

(LOS TRES) ¡Venga!

"¡Adós!" -¡A volar!

(CANTAN) ¡A volar, a volar!

Somos como "Merines Popines".

Han pasado más de veinte años desde que Martes y Trece

desapareciera de forma definitiva.

En ese tiempo Josema y Millán

han emprendido proyectos propios que, aunque alcanzan un éxito

notable, ellos mejor que nadie saben que no pueden competir

con la popularidad que alcanzaron estando juntos.

¿Tú sabes lo que nos dijimos Josema y yo cuando nos separamos?

Es una tontería intentar por separado pretender

ser más que Martes y Trece, porque llevamos las de perder,

porque todo el mundo va a recordar siempre a Martes y Trece.

¡Luis, ya estoy en casa!

¡Luis!

"¡Holi!"

(Risas)

Si le pesa la sombra de Martes y Trece o no,

la verdad no lo hemos hablado,

pero yo creo que Josema lo tiene fácil.

Si le pesara la sombra de Martes y Trece haría una cosa

total y absolutamente distinta para quitarse esa sombra de encima.

Pero yo creo que es una cosa que le ayuda en su carrera.

Yo, hoy por hoy, tengo en mi cabeza que esta función

de "Sé infiel y no mires con quién" será la última que haga como actor.

(CANTA) #¡Échame limón!#

Vamos a ver, estoy recién decidido,

que todavía no sé si lo tengo claro, que me jubilo.

Sí, yo creo que ya me ha llegado el momento de a ver qué pasa.

Yo qué sé...

Las diferencias entre Millán y Josema se aprecian

hasta en la manera de afrontar la retirada.

Mientras que Millán sueña con gozar de la buena compañía,

Josema aspira a hacer el papel

que ponga un brillante colofón a su carrera.

Pero si antes de irme de este mundo alguien me ofrece

un personaje muy bonito para el cine...

que tenga mucha ternura pues lo haría seguramente.

¿Un sueño? Pues sí, hija. Sí, lo tengo que decir.

Encontrar una pareja,

para gastarme los cuartos, que diría mi madre,

y pasármelo divinamente, viajar, que me encanta.

Soy cobardica, fíjate tú,

que no soy capaz de irme a Roma, por ejemplo. Ya ves tú, Roma.

Un amor, enamorarse de alguien, pero si se enamoran...

hasta un cerdo tiene una cerda, joder.

Martes y Trece, a pesar de su nombre,

ha contado siempre con el favor de la buena suerte,

pero sobre todo con el aval del trabajo, el ingenio

y el talento interpretativo.

Fernando Conde, Josema Yuste y Millán Salcedo

han creado expresiones...

(Teléfono)

¿Digamelón?

Personajes...

Naturalmente...

E incluso sonidos reconocibles que hoy nos pertenecen a todos.

(HACE SONIDOS)

Fíjate los años que llevamos, pero están todavía en el recuerdo.

Chapó para estos dos genios.

El sitio de Martes y Trece en el humor español es... es...

pues, hombre, está en el pódium.

No sé cuál... uno, dos o tres, una cosa así.

Maestro.

(Risas)

Te concederé la sabiduría del dragón...

si adivinas en qué mano está

el pequeño saltamontes.

Tenían que tener un monumentos, francamente.

El legado de Martes y Trece es irrepetible.

Yo creo que Martes y Trece son un antes y un después

del humor en España, ¿no?

(RÍEN A CARCAJADAS)

(CANTAN)

Los tres tenemos un enorme patrimonio,

que es haber hecho felices durante un ratito a millones,

no miles, millones de personas.

Y eso es algo que nadie nos puede quitar,

ni nos quitará nunca.

¿Sabes qué pasa? Que yo asumo de verdad

y de buen grado no ser más que Martes y Trece,

porque para mí Martes y Trece lo ha sido todo.

(Aplausos)

Buenas noches, señoras.

Buenas noches. -Buenas noches.

Ahora, con el paso de los años y el merecido homenaje

a una brillante trayectoria profesional toca echar

la vista atrás y hacer un balance más personal.

Pues me arrepiento de muchas cosas.

Muchas. Haber dilapidado una fortuna, por ejemplo.

He pecado de excesiva generosidad, quizás con quien no debía.

Y hay noches que me da bajón y digo: "Mañana será otro día".

Como decía Escarlata O'Hara en "Lo que el viento se llevó".

Llega un momento en que te entra depresión. Sí, sí, sí...

Estoy muy agradecido a la vida.

El término general es muy agradecido, ¿no?

Lo estoy a nivel profesional, humano, personal.

(Música) (CANTAN) #Adiós, padre Damián.#

(CANTA) #Adiós para siempre, adiós.#

Yo pues como cantaba Mercedes Sosa.

(CANTA) #Gracias a la vida que me ha dado tanto.#

Me ha dado de todo.

(COROS) #Adiós.# (CANTA) #Otra vez.#

Si alguien me ve quejándome que me den un cogotazo,

porque de verdad que yo he tenido una suerte enorme.

(CANTA) #¿Por qué?# (CANTA) #Yo qué sé.#

Es que increíble, es cosa de brujas.

Cosa de brujas.

(CANTAN) #¡Adiós!#

(Aplausos y vítores)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • T3 - Martes y Trece

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Lazos de sangre - T3 - Martes y Trece

01 jul 2020

Son historia del humor en España y están presentes en la memoria de todos. Martes y Trece hacen balance tras 20 años de vivencias juntos y abren su corazón para 'Lazos de sangre' en su entrevista más sincera. Millán Salcedo y Josema Yuste contarán para el programa cómo era su relación y cómo es en la actualidad; qué consecuencias tuvieron sus sketches más polémicos; y por qué se separaron, tras casi dos décadas de éxitos. Además, el documental contará con los testimonios de Fernando Conde, de la formación original de Martes y Trece, José María García, Victor Manuel o Joaquín Reyes.

ver más sobre "Lazos de sangre - T3 - Martes y Trece" ver menos sobre "Lazos de sangre - T3 - Martes y Trece"
Programas completos (42)
Clips

Los últimos 355 programas de Lazos de sangre

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios