La noche D La 1

La noche D

Martes a las 22.10 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5794783
La Noche D - Programa 4 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, Berto, qué guay. ¡Dani!

Qué alegría. Gracias por venir.

¡Hola! Id pasando.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? ¡Ana, bonita! Muy bien.

Qué bien se aparca aquí. Sí. Gracias.

¿Qué pasa, Dani? Hombre, Raúl.

Qué sorpresa, tío. Gracias. Bueno, gracias.

¿Qué pasa? ¡Hombre!

Asqueroso. ¿Qué pasa, mierda?

Cago en todo. Gracias por venir.

¡Qué buen rollo! ¡Anabel!

¿Qué tal? Gracias por venir.

¿Cómo estás? Qué guay. ¿Qué tal?

¡Joder! Pero, Josema, ¿tú también?

Madre de Dios. Aquí estamos.

Gracias por venir. A ti.

Estáis en vuestra casa. ¡Hombre!

¡Hombre!

Que no te pille por el plató que te reviento.

Pero, escúchame. Dani.

Hombre, comandante, ¿cómo estás? Muy bien.

¡Dani! ¿Qué tal? Qué alegría.

¿Qué tal? Me encanta venir aquí.

¡Ay! ¡Hola! Hola, ¿qué tal?

¡Qué gusto! -Hay personajes míos, luego salen.

Pero ¡bueno, qué sorpresa!

Qué gusto venir aquí, a tu programa, yo de verdad...

Igual no...

Igual no ha sido buena idea. Coño, Dani, no te había visto.

Ya sé que no. Me encanta verte siempre.

¿Qué pasa? Hola. ¡Ah!

Con lo a gusto que estabas en el cine,

has venido a dar por culo.

¡Me cago en todo, venga!

Dani, tú por aquí. -¿Qué pasa, tío?

Qué alegría verte. -¡Ay, Rovira!

¡Ay, qué guapo estás! Pues nada, el humor

en "La noche D".

¡Qué ganas tenía de venir a tu programa!

Estoy cansado de vosotros. ¡Qué maravilla!

Por fin, Dani. Otra vez.

Encantado de verte. Venga.

(Canción "Come together")

(Aplausos)

(Tom Jones "It's not unusual")

(Vítores y aplausos)

¡Uh!

Muy buenas noches.

Muy buenas noches a todos y todas

las personas que habéis tenido de nuevo a bien

estar un martes más en vuestro sofá, en vuestro sillón,

de pie, me da lo mismo cómo estéis, pero que estéis aquí

viendo el cuarto programa de "La noche D"

y el cuarto programa va de humor.

Tip y Coll,

Paco Gandía,

Pepe da Rosa,

Yolanda Ramos, Lina Morgan,

Andrés Pajares, J. J. Vaquero,

Los Chanantes, Mingote,

Flo, Quequé,

El Risitas, Marianico el Corto,

Pepín Tre, Mari Carmen y sus muñecos,

David Navarro, el Yuyu de Cai,

Gracita Morales, Fernando Colomo,

Berlanga, Escobar,

Rafael Aparicio, Santiago Segura,

Amparo Baró, Carmen Maura,

José Luis Moreno, Martes y Trece,

Chiquito de la Calzada, Mary Santpere,

Rosa María Sardá, Fernando Esteso,

Sazatornil, Pedro Reyes,

Forges, Arévalo,

José Mota, Goyo Jiménez,

Señor Barragán, Moncho Borrajo,

Alfredo Landa, Álex Clavero,

el Selu, Rossy de Palma, El Mundo Today,

No me pises que llevo chanclas,

Ibáñez, Chus Lampreave,

Borja Cobeaga, las hermanas Hurtado,

especialistas secundarios,

Gila, Buenafuente,

los hermanos Summers, Manolo Vieira,

Eugenio, familia Ozores,

Eva Hache, Tricicle,

Juan Carlos Ortega, Miguel Miura,

Luis Piedrahita, José Luis López Vázquez,

Gabi, Fofó, Miliki, Fofito,

Ángel Garó, Félix el Gato,

Gran Wyoming, Javier Ruiz Caldera,

Tono, Miren Ibarguren,

Diego San José, Dani Sánchez Arévalo,

Rafa Villena, Karra Elejalde,

Los Morancos, Javier Coronas,

Gomaespuma, el Monaguillo,

Dúo Sacapuntas, Emilio Aragón,

Leo Harlem, Las Virtudes,

Paz Padilla, Manolo Royo,

Susi Caramelo, Don Mauro,

Manolo de Vega, Verónica Forqué,

Emilio Martínez Lázaro, Los Toreros Muertos,

Luis Ciges, Ignatius, Pantomima Full,

Carmen Machi, Javier Fesser, Faemino y Cansado,

Enrique San Francisco, Paco Martínez Soria,

Arturo González Campos, Iñaki Urrutia,

Chumy Chúmez, Pepe Rubianes,

Silvia Abril, los hermanos Calatrava,

Tomás García, La Trinca,

Edu Soto, David Fernández,

Salva Reina, Antonio Reguera,

Carlos Latre, Trancas y Barrancas,

Javier Krahe, Javier Poncela,

Las Veneno, Tomás García,

José Luis Cuerda, Marta González de Vega,

Manolo Doña

y un larguísimo etcétera de gente

que ha dedicado su vida y su profesión a hacernos reír,

pero ni son todos los que están

ni están todos los que son

porque en esa lista, también estás tú

que nos ves desde casa o desde una sala de cine,

a través de un libro, al otro lado de la radio

o en la butaca de un teatro.

Tú, persona anónima

que en tiempos difíciles, cuelgas en la ventana de tu casa

la bandera del sentido del humor

porque en estos tiempos tan complicados,

quienes vivimos con buen humor no lo hacemos como si nada,

vivimos con buen humor pese a todo.

Muy buenas noches, bienvenidos a nuestro cuarto programa,

"La noche D".

¡Empezamos!

(Aplausos)

¡Uh!

-¡Bravo!

¡Y que no pare el aplauso

para recibir a nuestros colaboradores de cada noche,

Antonio Resines, Cristina Medina, Lara Ruiz, David Perdomo

y Pepe Viyuela!

(Canción "Come together")

(Aplausos)

¡Hola!

¡Buenas!

¡Compañero!

¡Eh!

Sabemos cómo va a empezar esto,

pero no sabemos cómo va a terminar.

Esto va de humor y en este programa no sabemos qué va a pasar.

Yo voy a entrar ya,

recibamos con un aplauso a nuestros primeros invitados,

David Broncano, Ana Morgade y Anabel Alonso.

(Música animada)

(Aplausos)

¿Nos vamos?

¿Y tú y yo qué?

¿Qué pasa? -Una mierda.

Por vosotros.

¿Qué pasa?

Ahora, ahora, ahora.

-¿Qué hago, me siento? -Tira, tira.

Hola.

-¡Esa gente ahí! -¿Tú también te sientas en casa?

-¡Que te como! -¡Qué fuerte!

Qué chiquitillos todos, ¿no?

(ANA) Por Dios, Dani, qué belleza, qué belleza.

Espera, es que...

¡Eh!

¿Ahí te pones tú? -Me han dicho que me ponga aquí.

Muy bien.

A ver cómo me organizo. -¡Epa! Organízate.

Buenas noches. ¿Qué pasa? ¡Ay!

Me vais a perdonar, un momentito simplemente.

Es una cosita que tengo con... Claro.

Te suelto otra hostia a la mínima, ¿eh?

(Risas)

(ANABEL) Qué buen rollo.

Te has venido en chándal.

Bueno.

Y este es el bueno, ¿eh?

A ver, tal cual. -Este es el bueno.

Este es el bueno.

Tenemos que dar las gracias por haber traído el bueno.

La respuesta es sí, he venido en chándal,

pero tengo distintos tipos. Vale.

Este es el que me pongo para los domingos.

Vale, vale.

Para misa. David, simplemente decirte...

¿No te gusta el chándal, Dani? Sí, me encanta.

Si quieres saludar a tus padres y a toda Orcera

porque estás en un canal nacional.

Claro.

(Risas)

Es que... -Qué nervios, ¿eh?

(Aplausos)

Que te ve la gente sin pagar. -Un momento.

Pero perdón, ¿por qué me están haciendo...?

¿Por qué estos operadores de cámara, excelentes sin duda,

me están levantando la mano los dos? ¿A cuál hablo?

Es que puedes hablar a cualquiera.

¿Sabes lo que digo?

La luz está ahí, pero la mano me la levanta este chaval.

¿Me queréis volver loco?

¿Le estás poniendo pegas al personal de otro programa?

Te están troleando. Muy fuerte.

Esto lo esperaría de otras cadenas, pero del ente público,

que me trolee el propio equipo técnico...

justo en la televisión nacional.

Mientras hablo con ellas, tú ve mirando las luces.

Un saludo a Orcera. Vale.

Un saludo a Orcera que es de lo mejor que hay en Europa.

Jaén, paraíso interior. Es un paraíso interior.

No se nos olvide.

Eh...

(Aplausos)

Esa gente de Orcera.

Anabel, Ana, joe, claro,

hoy se va a hablar de humor. Es muy difícil.

Vosotras podríais venir en cualquier programa

porque sois multidisciplinares. (DAVID) Sí.

Pero siendo del humor, ¿verdad?

Sí.

Es un honor, hablo por mi parte,

ella hablará por la suya y por la de aquí.

Sí. -Es un honor que nos invites.

-Por supuesto.

Porque tu eres un "king" del humor no como este que viene en chándal.

Pero si yo estoy aquí tan tranquilo.

Igual ese chándal es más caro que todos estos sofás.

No, la verdad es que no. Ojalá, pero no, no.

Yo creo que es "sponsor".

Yo he venido así vestida de mi casa

y todas las personas con las que me he cruzado del equipo técnico

me han dicho: "Ana, muy bien, ¿necesitas algún retoque?".

"Te vas a cambiar, ¿no?".

Todas me lo han dicho

y a la tercera persona que me lo ha dicho he dicho:

"Pues no pensaba, pero ahora empiezo a pensar que sí".

-Si está guapísimo ese vestido. -Es precioso, es cómodo.

Esta chulísimo. -No te fíes de su gusto tampoco.

A partir de un número de meses de embarazo, no eliges,

o sea, el armario elige por ti. Claro, claro, claro.

Si te cierra, póntelo, aprovecha,

puede que la semana que viene no puedas decir lo mismo.

Claro.

Este es el criterio ya.

(Aplausos)

Eh...

Mira, hablando de... (DAVID) Tú vas guapo.

Lo que me ponen.

Te vi por la tele y dije: "Ojo el tío, con 45 años ya que tiene".

(Risa)

¿Creéis que ser cómico

y estar buenorra o buenorro choca?

Está claro que no. -Es totalmente compatible.

Mira qué figuras. Vaya cuatro bellezas.

-Eso es así.

Y mirad mis colaboradores. Bueno.

Eso es ambrosía.

Mira, mira, mira.

Ambrosía. -Eso qué.

(DAVID) Ya está bien, hombre, del humorista feote.

-¡Hombre! -En absoluto.

Qué gusto me da ver a Antonio Resines.

Cada vez que le veo se me hace de día, ¿eh?

Antonio, te echo mucho de menos.

Lo sé, lo sé, Dani, ah, no, que eres David.

¡Ah, coño!

(Risas)

Recurre...

Mira, justo, hoy hablábamos del humor,

Antonio recurre mucho al chiste

para no sacar su corazón que lo tiene

y decirle a un amigo: "Yo también te echo de menos".

Pero me da igual, te quiero justo por eso.

Que no te lo pienso decir. Venga, Antonio.

(Aplausos)

Mira, os voy a decir una cosa,

esto es de las cosas o más fantásticas que me han pasado

o más difíciles

que es siendo cómico y amigo vuestro,

hacer como una entrevista a gente...

Como a unos profesionales. A ti te conozco menos,

pero con los dos sinvergüenzas estos, he hecho muchos kilómetros.

¿Qué os pregunto? Hemos jugado al Trivial

hasta no poder leer las preguntas. -Hemos echado mucho rato.

¿Cómo? Que hemos echado mucho rato.

Todos los del mundo. -Hemos quedado.

Empezamos con una pregunta que pueda ser un poco

como canon de periodista

y a partir de ahí, a ver por dónde...

De periodista, ¿eh? De periodista, de periodista.

¿Qué dices? -Se ha venido arriba.

¡Eh! Que la D de aquí es de Dani, ¿eh?

Sí, es de Dani. Quiero decir.

-Ya, ya.

Yo pensaba que era de Dani Écija que es el que manda.

Claro, nosotros estamos todo el rato haciendo reír

voluntaria o involuntariamente,

pero somos duros de mollera muchas veces

a la hora de que nos hagan reír. La primera es:

¿Quién os hace reír de gente profesional que se dedica a esto?

Que digas: "Yo con esta persona...".

-¿Quieres decir del panorama de aquí?

Hombre, si de repente es un cuñado tuyo y lo quieres hablar también...

No, no, los cuñados no... no los trabajo.

A mí me hace mucha gracia Yolanda Ramos.

Yolanda Ramos me hace mucha gracia. Yolanda Ramos.

No ha venido porque pedía mucho dinero y se nos ha agotado.

¿Cómo que dinero? ¿Habéis pedido dinero?

-Claro. -¿Soy idiota?

Hombre. -Pues ya está el primer chiste.

Me lo habéis hecho a mí.

Sí, Yolanda Ramos, ¿eh? Sí.

Hay que atarla en corto.

Carmen Machi también me hace mucha gracia.

No sé quién es.

No has trabajado con ella ni nada. No.

-No ha hecho mucho todavía. -Está empezando.

Está empezando. Yo creo que promete.

A mí me cuesta mucho, tío, yo voy a un teatro...

Tú te ríes mucho, tú disfrutas mucho de la vida.

Pero....

La única que ha dado nombres he sido yo, centrémonos.

Es verdad, venga, David. ¿Quién te hace reír a ti?

Eh... No lo sé. -Di Resines, que está ahí detrás.

No, pero Resines te dejó por otro.

Resines me hace mucha gracia. Hace mucha gracia.

Es muy...

Era un actor de puta madre y ahora está haciendo otras cosas y...

(Risas)

Y la verdad es que...

(Aplausos)

Lo mato.

De verdad que...

Está guay cuando la gente...

Está bien que la gente se transforme y evolucione.

Que se reinventen, tienes razón. -Que salga de la zona de confort.

Ojalá se haga un TikTok.

Joe.

Ojalá, ¿eh?

Ojalá Dios quiera. No está preparado TikTok.

Él sí, TikTok no. Claro.

Resines haciendo el baile de TikTok de las caritas, el de...

(Risas)

Yo me voy, ¿eh?

Perdona, Antonio, ya está. (ANABEL) Hace muy bien los raps.

Dani, que me voy.

Oye, lo de hacerse humorista, cómico, caricato...

Tiene mil nombres, ¿no?

Como decía Leonardo Dantés con otra cosa.

Eh...

¿Fue a vuestro pesar o alguien se dio cuenta por vosotros

o tú dijiste: "Soy tan graciosa que tengo que tirar por aquí"?

No sé... -Anabel siempre ha sido graciosa.

Esa chispita. -Eso es verdad.

¿Cuándo fue ese chispazo? Ese Frankenstein que hizo ¡pa!

Yo recuerdo que tenía como unos 14 años y ¡pa!

Dije: "Quiero ser actriz" y ahí rompí.

Van a parecer las Fallas.

Pero a los 14 años o así, quería ser actriz

y luego ya lo de la comedia fue como "a posteriori"

que me fue llevando por ahí, que de repente...

Igual también había, que suele pasar,

menos mujeres dedicadas a la comedia

y entonces, como que una cosa llama a la otra

y ya te quedas más en ese género.

Es verdad, al final...

¿En este programa se baila?

Sí.

(Risas)

¿Se baila muchísimo? ¿Quieres que te pongan música?

No ahora.

-No, pero ahora no. -¡Vamos, David!

¡Venga, David! ¡Arriba!

(Canción "Katchi")

¡Venga, hala!

-¡Venga!

(Risas)

¡No te has visto en otra!

Si tuviera un billete...

-Pa' que veáis...

¡Madre mía!

¡Vaya ritmo! ¡Lleva el ritmo en la sangre!

Oye, ¿habrá que bajarlo? -Hay que cerrarlo de alguna manera.

(Aplausos)

(Risas)

¡Ya, hombre!

¡Ay!

¡Ay, por favor!

A ver si no se va a poder bailar en TVE.

El baile más triste que he visto en mi vida.

Qué manera tan triste de bailar. -¿No te ha gustado?

He visto a mi padre aquí encima.

Pero si... pero si he hecho el de así.

Bueno, y a mi madre un poco.

-No, no. -He hecho el de así, Dani.

Era triste el baile, pero el culo también...

Era muy triste el culo. Era hipnótico.

Es como que no me gusta, pero no puedo dejar de mirar.

A mí me ha pasado.

Bueno, cuando uno lleva el fuego del baile dentro.

(Risas)

-Pero sácalo.

(Risas)

-Cuando la bachata corre... -No te quemes tú solo.

Cuando la bachata corre por tus venas...

Implosiona, implosiona. -No, David, se dice horchata.

¿Es verdad que estás empezando a dar clases de...?

Bailo bachata muchísimo. ¿Bachata?

¿En este programa se baila bachata?

¡Música!

¡Vamos, hombre!

¡Esto no se desaprovecha! ¿Bailáis bachata vosotras?

Yo no, yo no bailo bachata.

# Mami, dime si tú bailas bachata conmigo. #

Un momento, un momento. Espera, un momento.

Un momento, un momento.

Es verdad que he sacado yo este tema.

-¡Hombre!

Es verdad que lo he provocado yo,

pero no me empecéis a poner música como si fuera la feria de Albacete.

# Dime si tú bailas. # -Ahora...

Un momento, un momento.

Un momento, un momento.

A ver, pasa una cosa. Sí.

Yo bailo bachata muy bien. Muy bien.

Pero no puedo bailar solo porque parezco tonto.

Pues elige. Pero a su vez...

# Mami, dime si tú bailas. # -La distancia...

Claro, es que la bachata es arrimadita, ¿no?

Claro. -Dale, hombre, que es tu programa.

¡Vamos!

"D and D".

# Con ese movimiento sensual. #

Tenemos que mantener distancia. -Claro.

Yo soy la chica, ¿no? Tú eres la chica.

¿Me llevas? Yo te llevo.

¿Dónde pongo las manos? Aquí, así.

¿Y ahora pa' dónde?

Yo te llevo. Venga.

-Madre mía, eh.

# Ese movimiento sensual y llevarte hasta el cielo. #

(Risas)

(ANABEL) Qué arte, qué salero.

Qué salero.

¡Bravo!

Pero pensaba que tú...

No os quedéis quietos y mirándoos porque hay que besarse.

No os la juguéis.

Acabáis de demostrar qué es hacer humor contra tu voluntad.

Sí. Sí, sí.

Bueno, efectivamente.

Hay una persona que quería bailar

y otra diciendo: "En qué hora vine aquí".

(ANABEL) No había ninguna persona que quería bailar, no mientas.

Este programa va a ser larguito.

Pensaba que tú sabías, Dani.

Por cierto... Ha sido ridículo.

Ha sido ridículo. -En absoluto.

Oye, eh... Pero no veáis el programa.

¿Tú estás empezando a bailar... Os pido perdón.

...porque bailando se liga más que haciendo humor?

O sea, quiero decir, como humorista no ligas, ¿por eso lo de bailar?

Bueno...

(PÚBLICO) ¡Uh!

(ANA) Uh, lo que te ha dicho.

Habéis traído gente...

Habéis traído gente de Telecinco directamente.

¡Uh!

Son los mismos fans de Ibai Llanos de la semana anterior

que no puede haber dos...

No, vosotras lo sabréis. -Dime.

El baile une a las personas,

esta época es difícil en el mundo para el ser humano y tal que...

(Risas)

Está guay... Oye, Anabel,

¿tu primera peli te acuerdas cuándo fue?

Ahora que se estaba poniendo filosófico.

-Perdón. -No, no, no.

Dime, dime.

Era una pregunta tipo que... Sí.

¿Es verdad lo de ligar? ¿Se liga siendo cómico?

¿Se liga en un escenario? Bueno...

Lo pregunto como si yo fuera arreglador de lavadoras.

-Totalmente. -Eso te iba a decir.

Tú te puedes contestar a tus propias preguntas.

Sí, claro.

No nos preguntes nada, contéstate tú.

Claro que se liga, claro.

Yo jamás, lo reconozco. ¿Tú no?

Nunca. No te ha hecho falta.

Nunca nadie me ha dicho: "Eres tan graciosa, qué sexi".

Nunca, jamás. ¿No?

Nunca, jamás. He tenido que tirar de to' lo otro.

-¿A qué has recurrido? -¿Qué es to' lo otro?

Pues to' lo otro. -¿Qué es to' lo otro?

¿Qué es to' lo otro?

Hace mucho que no ligo, también te lo digo.

Me está costando hacer la lista. Mínimo, ligaste hace ocho meses.

Sí.

Hace ocho...

Yo dije: "Aquí hay pandemia, vamos a hacernos un Luis Merlo".

Vamos a aprovechar para hacer esto

y sí, sí.

Vosotras sois muy atractivas, a lo mejor no hace falta el humor.

Hombre, yo tengo mi qué, pero es verdad que normalmente,

por lo menos, o sea, yo te lo digo como cómica,

no es una cosas que se aprecie especialmente

ni que parezca sexi, de hecho, me ha pasado lo contrario,

que me he encontrado con algún que otro gañán,

porque vamos a decirlo con todas sus letras, gañán

que se sentía un poco como amenazado,

que a veces... -¿De que fueses graciosa?

El humor trae dos cosas,

una, atención y la otra es señal de inteligencia

y a veces, todavía queda por ahí algún australopiteco

que no lleva muy bien que eso sea algo acreditable a una mujer.

Cuando alguien es...

Aplauso, no seré yo quien lo corte. ¡Un aplauso ahí!

Sí, sí.

También hay que decir que cada vez menos

y cada vez se vuelve más a la cueva. Menos mal.

¿Cómo se llama eso...? Tú que sabes tantas cosas.

Adelante, lo que quieras.

Tú tienes la Wikipedia en la estantería.

Lo que quieras te lo respondo.

La gente que le atrae sexualmente la gente que sabe mucho,

¿"sapifílico", "sapiciencia"?

La gente que le atrae... ¿Tiene un nombre eso?

Sí, tiene un nombre... -Sí, todo...

La gente que se siente atraída por el intelecto.

Por la gente que es muy inteligente.

¿"Hectófilos"? ¿Cómo?

"Sapiofilio". "Sapiófilo".

Y si no lo sabes es que no te pasa.

No te fíes.

Los espectadores de La Primera.

Los espectadores de La Primera. Grande el aplauso, sí, señor.

Espera, me chivan por aquí, ¿cómo es?

Otra vez, Eva, por favor.

Sapiofilia. Claro.

Sapiofilia, sí. -Tampoco hemos estado tan lejos.

En vuestra casa, no hacéis ni puta gracia, ¿o sí?

Eh... Cada uno en la suya, ¿eh?

A ver, yo en mi casa, sí que hacía chistes,

pero mi hermano era más gracioso.

El Broncano bueno. Mi hermano Dani,

mucho más talentoso,

mejor forma física, más guapo... Claro.

Nombre más bonito. El nombre más bonito.

Dani Broncano y él era más gracioso que yo.

¿En serio?

Yo iba siempre un poco por debajo, tenía que recurrir a otras cosas.

Al humor físico, yo recurría al humor físico.

A mi me pasa igual.

Mi hermano pequeño es más gracioso que yo.

Mira. ¿Tú, Anabel? -Yo no tengo hermanos

así que no tenía con quién competir.

Estaba muy bien, tenía todo el terreno abonado.

Estaba bien.

Era la única.

¿Hacías "performances" en casa?

-No, no. -Que te caías y cosas graciosas.

No, en el cole sí, tenía mas público.

Mis padres no eran buen público he de reconocer.

Muy escaso. Para poca audiencia, no.

Empecé teniendo como mucho hándicap,

con un público recio

así que en el cole, sí, yo tenía mucho público

y hacía mucho humor físico. -Es que es el mejor.

-A los 4 años, me metí en un charco solo para que se rieran.

Mi madre, según me fio, hizo ¡flas! Pero un charco...

En un charco físico. -No metafórico.

Pero quiero saber las características del charco.

¿Era profundo, te tiraste de boca?

¿Cómo fue?

No, era...

Era un charco de Bilbao, eso ya también...

Era un charco así, yo tenía como cuatro años.

Un charco de Bilbao es un pozo.

Para nosotros no, para los de Málaga igual sí.

Un charco de Bilbao es el Cantábrico.

-¿Entiendes?

-Joder, este... -Y entonces ya...

Esto que han puesto aquí...

Han caído cuatro gotas.

Se nos ha llenado la piscina.

Entonces, pues eso, con cuatro años, ya hacía el tonto en el cole

porque era donde mi público me apreciaba.

Te necesitaba. Sí, sí, en casa no.

¿Fuisteis delegados? Los graciosos suelen serlo.

No. -Yo fui delegado de clase.

-Yo no.

Pensé que era algo bonito. -No es bonito.

Como que podía ser líder y luego, viendo con qué criterio se eligen...

Quedas de chivato. -Eras un pardillo.

Claro, se elige al más tonto.

Que luego, en la democracia real, también ha pasado muchas veces.

Es algo que... -Bueno, está pasando incluso.

Hemos cogido esa costumbre y... -Claro.

Claro. ¿Y motes?

Anabel, ¿tenías algún mote? No.

Estaba muy poco rodeada en casa. Sí, ¿no?

La Charquitos.

No, no.

Lo único que decían en el cole era "Anabel, culo de papel",

pero eso no es un mote, era... -¡Ay!

Sí. -Culo de papel.

-Es un soneto. -"Anabel, culo de papel" y se reían,

pero no es un mote, era una putada.

Como Arturo el de los huevos duros. Sí.

Carlos el de los cojones largos. Sí.

Cosas así. Ya está.

Pero claro, vosotros tenéis una infancia acompañada, yo no.

Ya.

En esta conversación, no puedo aportar mucho.

¿En tu casa no había padres? Estabas sola en una casa.

¡Que sí que había padres, pero que no eran graciosos

ni me apreciaban el sentido del humor!

¿Cómo te lo tengo que decir? -Gente seria.

Pues qué merito tienes. Claro, claro.

Haber nacido en un contexto tan hostil.

En un entorno tan hostil, tú lo has dicho.

En un entorno tan hostil.

He tenido que inventarme a mí misma.

¿No?

Es fuerte, ¿no? Y ser graciosa.

-No te enfades, Anabel.

(Aplausos)

¡Que se está enfadando, cuidado!

Y todos: "Vamos a tomar algo y a reírnos"

y ellos: "Vamos a levantar piedras".

Por ejemplo. ¡Ahí va, Dios!

Claro, no, no y así es.

He sido un poco como Félix Rodríguez de la Fuente.

En el entorno hostil. -Sí, sí.

-He salido adelante. Así ha sido.

Tú has tenido que tener motes... Uno tenía.

¿Uno? Pink Floyd.

-Hombre, pero Pink Floyd se lo llaman a cualquiera que pasa.

Es como... El "qué pasa, Pink Floyd"

a mi pueblo no había llegado.

Es un pueblo pequeño.

Tú eras un poco el transgresor de tu pueblo.

Bueno. Tu pueblo es Orcera.

Es un pueblo chiquitín, maravilloso.

Precioso.

Hay un charco en Orcera que es una piscina enorme.

No lo llames charco, es prácticamente el Mediterráneo.

La piscina de Orcera es gigante. Es la hostia.

Recomiendo a la gente que vaya.

David Meca la miró un día y se mareó.

David Meca la miró y dijo: "No, hombre, a cansarme no vengo".

Para que me dé una lipotimia...

O me pagáis dos patrocinadores más...

Me lleváis enganchado. No me hago un largo.

Me llamaban Pink Floyd

porque me puse unos pantalones de cuadros.

-¿Y? -Unos pantalones de cuadros

y llegué a clase y un amigo de clase, repetidor.

Claro. Jesús.

Jesús, el repetidor.

Me miró desde la otra esquina como un duelo del oeste.

Según se ponía el sol.

Yo entré "buenas tardes" con pantalones de cuadros

y dijo: "Pantalones de cuadros, parece el de Pink Floyd".

¡Pink Floyd! -Ya está.

-Y ya...

Pero ¿tú tenías el pelo largo?

Yo llevé el pelo largo durante bastante tiempo.

Ojo, es duro eso. Joe.

-En mi pueblo me pasó una cosa,

yo llevaba el pelo largo con 12 años,

igual el peluquero de mi pueblo de esa época, excelente peluquero,

un artesano,

pero igual no había cortado nunca el pelo a esa edad a niños.

-Ajá. Ya.

Entonces yo le dije pelo largo y me hizo corte de pelo de mujer,

de señora. ¡Oh!

Con flequillo así, o sea, parecía...

parecía una jubilada.

Era un niño de 12 años que venía del Imserso.

¿El autobús para Benidorm cuándo sale?

De repente, eras María Teresa Campos.

Era María Teresa Campos.

Entendemos por qué le escogieron delegado.

Claro, Pink Floyd de señora, sí, sí.

Yo lo que pasa que mi cara se transformó de adolescente,

pero de chico tenía... ¡Uy!

¡Hostia!

¡Hostia! Perdón, perdón.

Bueno, macho, la televisión pública...

Un momento, por favor. Perdón, estamos aquí.

Vamos a ver.

Un momento.

(ANABEL) ¡Ay, ay, ay! Perdone.

¡Ahí va!

Claro, como no... Disculpe.

Perdón.

¿Usted es el de... el de mantenimiento?

Sí, señor, vamos a hacerlo en un momentito esto.

No pasa nada, no se vaya nadie a publicidad

porque además como no hay...

Claro.

Un momento, perdón, perdón.

Oiga. Vengo, a dar a luz.

Perdón. Perdone, perdone.

¿Qué tal, cómo estás? ¿Qué pasa?

Encantado, ¿eh? Igualmente.

Vamos a retirar esto un poquito porque necesito un poquito de...

No va a tardar mucho. Un poquito de espacio.

Sujétame esto. Tiene que cambiar una bombilla.

Nada más. O sea, eso es rápido.

Toma, toma, chaval, sujeta esto. Por supuesto, gracias.

Estupendamente. Pues vamos a empezar,

vamos a proceder a arreglarlo.

Un momentito que arreglo esto.

Vamos a ver. ¿Eso que tiene qué es?

Esta es la bombillita. Ah.

Vale. La tenemos que poner ahí arriba.

Vale. Vamos a ver cómo...

Esto tiene pinta de que lo va a hacer rápido.

Esto es rápido. Es un momento, por favor.

Está asegurado, ¿no? A ver si esto...

Pues no va... no va...

Un momento, a ver si...

Vamos a ver. Lo tiene, lo tiene.

Ay, sí, sí, sí. No pasa nada.

No pasa nada, por favor.

No nos vamos a... Tómese su tiempo, pero...

Estamos en...

Ustedes pueden continuar con la... No, hombre, es que...

Es que nos distrae un poco.

No, no.

Yo como si no estuviera.

Vale.

Yo creo que es fácil. A lo suyo, ¿eh?

Desde casa y tal, ustedes mírenle a ella que yo voy a...

Es complicado. Ay, ay...

Cuidado.

¿Ay, ay qué?

(Risas)

No, es que detecto desconfianza.

No, qué va.

No sé, detecto...

Ay, Ay...

Que no pasa nada, por favor, soy un profesional.

-Cuidado. -¡Ay, ay!

¿Ay, ay, qué, por favor, qué?

¡Ya está bien de ay, ay, de desconfiar en las personas!

Vamos a dar un voto de confianza. No, que...

Verás tú. ¡Sssh!

¡Cago en la mar!

Es que me está poniendo la gente...

¿Qué pasa? ¿Qué pasa? ¡Ya estaba ahí, joder!

¡Ya estaba ahí!

Lo tenía ya, no lo desconcentréis.

Ya estaría hecho. Ya.

Mira, los dos con barba, qué... Los dos con barba.

Vamos.

Un momento, a ver si podemos.

A ver. ¡Ahí va, cuidado, cuidado!

Son los nervios, si es que... Tenga cuidado con las invitadas.

¿Eh? Hay una mujer encinta.

Encinta. Sí.

Qué fino eres.

¡Ahí va!

Esto ya lo tenemos.

Ya está.

Ya lo tenemos, mira. Ya está casi.

Además, no hay más que leer.

Mira.

(RÍE)

Es la b de bien.

Vas bien, vas bien. Va bien, va bien.

Vamos a ver, yo creo que va a ser por aquí.

Vamos a ver.

¡Ah! ¡Ay, el dedo!

Bueno, pues casi, oye, por favor.

Oye, mira, chico, ya estamos dentro.

Tampoco es que...

Un momentito.

A ver cómo lo podemos...

Ya estamos dentro.

Vamos a dejar por aquí porque está estorbando.

Vamos a ver, un momentito, que ya tenemos esto.

A ver. A ver.

A ver. No empuje, por favor.

No empuje. A ver.

A ver.

A ver, por favor, por favor, por favor, no empuje, señorita,

por Dios. Vamos a ver.

A ver.

Hala, venga, pasa tú, pasa, pasa, pasa.

Hala, pasa.

Arréglalo tú.

De verdad, qué asco.

Pero...

Ay, joder, me he dejado el casco.

Un momento. No se vaya a hacer daño.

Ahí. Bueno...

Bueno, ven aquí.

¡Ven aquí! ¡Oye, ven aquí!

Espera que...

Espera.

¡Joder, macho!

Oye, pero ¿cómo sabrá él?

(Risas)

Y se va.

¡Bua!

No pasa nada.

No pasa nada.

No pasa nada. ¡Ahí va, ahí va!

Bueno, a ver quién se cansa antes.

Claro, claro.

Madre mía...

(Risas)

Ja, ja, ja, ja, ja, ja.

El día que te pase a ti, vas...

Si es que está ahí, está ahí, si es que lo tenemos.

Lo tenemos hecho ya, ¿eh? Sí.

Estoy hay que hacerlo, a ver.

Ya lo tenemos.

¡Ay!

¡Ah!

Ya está, ya.

Ya está. Ahora, ya está.

Ya está. Ya lo tenemos.

(Aplausos)

Bueno, menos mal que ha vuelto, ¿eh?

Pues ya está. ¡Uf!

Menos mal que ha vuelto. Esto era cosa... fácil.

Ya está. Ah, que ha sido...

Ha vuelto la luz, está bien. Una chapucilla.

No ha tenido que cambiarla, bien. No, ha sido todo por ósmosis.

No la ha cambiado porque no ha querido.

Porque no me ha dado la gana. Bueno, pues nada.

Muchas gracias.

Gracias de qué, me voy a quedar un ratillo.

(Risas)

Eh... Ya que estamos aquí.

¿Qué tal? ¿Cómo estás, guapa? Muy bien, encantada.

Perdone. ¿Qué tal?

No, continúa, continúa.

Disculpe, lo que pasa es que estamos haciendo un programa

y claro... Fenomenal. Claro.

Me han dicho que tiene la furgoneta en doble fila.

Yo no tengo coche, chaval.

Te han engañado. Te han engañado. No tengo.

Mírale el chaval.

Están dando bocatas ahora.

Bueno, pues cómetelo tú.

(Risas)

Que no soy gilipollas, que no me vas a echar.

Pero...

Venga, continúa, que estaba muy gracioso lo que hacíais.

Tú bailas... Bailo bien, ¿eh?

(Risas)

Otra cosa no, pero... ¿Qué tal, culo de papel?

¿Cómo la has llamado? Vaya tripa que tiene.

Vaya tripa que tiene la señora.

Qué majo es este señor.

Yo soy majísimo.

Desde pequeño. Bueno...

Qué brillante es usted.

¡Oh!

Esté usted cerca por si pasa cualquier otra cosilla.

Vale. Estamos hablando de cosas íntimas.

Vaya, vaya.

No quieren que se enteren. No.

(Risas)

Están aquí recogidos...

Bueno, pues nada,

pues ya como veo que no soy bien acogido,

pues que os den morcilla.

Vale, muchas gracias. Ya te paso la...

Ya me pasas la... El importe.

Se ha enfadado, ¿eh? Lo he hecho como he podido.

Cuidado al darse la vuelta.

Está bien, está bien. Estoy bien.

Bueno, venga, hasta luego.

Yo me alejo. -(ANA RIENDO) Sí.

Sí, venga, hasta luego.

Qué maravilla.

¡Hasta luego! (ANABEL) ¡Adiós!

(Aplausos)

Me ha dado mucho gusto ver esto de cerca.

Es la persona

con la que mejor me lo paso y más sufro al mismo tiempo.

Sí, sí.

Me he tirado toda la vida haciendo la broma de "jodé, macho".

Joe, macho. Hombre, joe, macho.

Y Shakira, que has hecho una carrera con esa voz.

Oye, porque claro, yo a este personaje,

desde que era adolescente. Total.

Si entráramos en vuestra habitación cuando teníais 14 años por ejemplo,

¿qué hubiéramos encontrado?

No entres en mi habitación con 14 años,

no entres porque igual te llevas un susto.

¿Por qué? ¿Qué me encuentro?

Igual hay borrasca. Igual hay borrasca.

¿Sí?

Igual no... Igual te encuentras con Filomena.

(Risas)

En mi habitación con 14 años.

Llama.

Pero sin estar tú. Llama primero.

Sin estar tú. Ah, sin estar yo.

A ver esto cómo lo ponemos.

Joder, macho. -Pon el pódium de bailar.

Por si acaso.

¿Y vosotras, qué podíamos encontrar, teníais pósters?

Yo no era de pósters. -Yo tampoco.

Yo era mucho de manualidad de Pretecnología vergonzosa

que eso es una cosa, yo creo que ya no se hace,

pero había Pretecnología. -Estanterías y cosas.

Sí, Pretecnología.

Te obligaban a hacer cosas fundamentales para la supervivencia

como el punto de cruz que es una cosa que he aplicado muchísimo.

¿En qué año ibas al instituto? -Ya estamos faltando.

Ya está... ¿En qué año? ¿En qué año?

-En los 90. 90.

En los 90. En los años 90.

¿Había punto de cruz?

Habíamos inventado la aguja, trozo de mierda, claro que sí,

pero vamos a ver. -Ya, pero punto de cruz...

¿Qué hacías tú? Punto de cruz.

¿Tutoriales de Youtube hacías tú?

Claro, yo ya hice la ESO.

Tú estás a 12 años de ir al proctólogo, eh, chaval.

¿A 12 años? ¿Con qué edad hay que ir?

Pues 12 años más que tú.

(Risas)

Yo creo que me falta más. ¿A qué edad se va?

Os pregunto a vosotras...

No es el lado del plató a quien tienes que preguntar eso.

A partir de los 45 o por ahí se va al proctólogo.

Pregúntaselo a Resines.

Claro.

Resines no se acordará de la primera vez que fue.

Pero bueno. -La tiene lejos.

Claro, claro.

Bueno...

No me gusta esto ya. No te gusta.

Pobre Resines.

¿Antonio no os da la sensación que a veces hace como el rey,

que en una misma tarde, pones varios canales

y sale en todos? Y sale en todos, sí.

Como si estuviera corriendo por detrás.

Has dicho "hace como el rey" y me he llevado un susto.

-Ya, ya.

-A ver, no sé... -Hasta dónde podemos llegar.

Y cuál de ellos, cuál de ellos.

Yo no sé...

Me interesa mucho el tema de las actuaciones.

Os he visto a muchos actuar.

¿Recordáis vuestra primera actuación?Ç

¿Fue lo suficientemente buena como para decir "me dedico a esto"

o fue la típica actuación...? Hombre, primera, primera...

Yo hice de pastor con cuatro años.

De árbol. Es verdad, hice de pastor

porque en mi colegio, eran todo niñas

y nos repartíamos los papeles de manera indiferente

y yo me especialicé en hacer de pastor hebreo mucho tiempo.

Pastor hebreo. Sí.

Pero en plan Stanislavski, con circunstancias, con todo.

¿Podrías hacernos una pieza? Sí, sí, sí.

Un poquito. Que se note que es hebreo.

Que sea hebreo. Me voy a relajar.

Vale. Ha estudiado en Cristina Rota.

Sí, sí. -Es buena actriz.

Soy buenísima.

Para hacer de pastor hebreo, tenías que ponerte en un rincón,

coger un cayado que es un bastón muy largo y hacer así.

Y estar callado también. Y estar callado, ¿no?

-Bajar el cuello. Es una gran interpretación.

(Aplausos)

-Ahí se nota que... ¿Adónde mirabas?

-Sí que es hebreo. -En el cuello se nota.

¿Adónde mirabas?

Perdón, tengo que salir del personaje. Dime, dime.

Dime, dime. Necesitas...

Es que... -Tardas, ¿eh?

Te puede, te puede.

Claro, dejas todas tus emociones en el suelo y eso quién lo recoge.

Exactamente. Claro.

David, tu primera actuación, habría que verte, ¿eh?

Fui a actuar a una sala que hay en el centro de Madrid

y yo no había actuado en mi vida,

había escrito un monólogo que lo había leído

reflejándome en la tele.

Apagaba la tele. En mi casa no había espejos.

(ANA) Ay... Qué modestos.

-En mi casa no había espejos.

Yo no he tenido conciencia de mí mismo

hasta que vine a la gran ciudad y me vi en los escaparates.

Y...

Hasta entonces, era un primate.

Claro. ¿Fue guay la primera actuación?

No me acuerdo. -¡Uy!

No me acuerdo porque claro, imagínate,

de no haber actuado jamás, no haber hecho nada escénico

a subirte a un escenario y había gente.

Es de lo que se trata.

Sí, pero igual había 200 o 300 personas.

¡Ostras! Entonces, tengo un vacío.

Recuerdo estar esperando para subir

diciendo: "Ay, Dios mío, en qué hora".

"En qué hora vine a Madrid. ¡Dios mío!".

"No podía estar vareando aceitunas, Dios mío".

Con esta cara.

"¡Ay, Dios mío, en qué hora vine!".

Has hablado como si tuvieras 60 años, pero..

(Música de violines)

-Qué música. Fue hace 10 años.

-Es su voz mental. Será desgraciado.

Oye, bueno,

como hoy va del humor, en este programa,

tenemos que hablar de los que son

los humoristas de cabecera de nuestra historia

y nos va a avanzar un poquito

nuestra colaboradora Cristina Medina.

¿Cómo andas?

Mira.

Con los pies.

(IMITANDO A CHIQUITO) ¡No puedo! ¡No puedo!

Españoles, ahora mismo, lo que me gustaría es situarnos

en el 1994,

un palmero llamado Gregorio Esteban Sánchez

se convierte en un fenómeno social a la edad de 62 años.

Le pusieron de nombre artístico Chiquito

porque se puso a cantar con solo ocho años

y de la Calzada

porque vivía en la calle malagueña de Calzada de la Trinidad.

# En la cala, hay una fiesta.

# Mi mare me va a llevar. #

-¡Ole!

# En la cala, hay una fiesta. #

Tuvo que buscarse las castañas en el extranjero

y de ahí, sacó su legendario "a candemor"

que viene de "one hundred more",

para los no anglosajones, 100 años mas

que era como celebraba

que los guiris le dieran billetes de 100.

Sí, "ladies and germanies",

llegó a vivir dos años en Japón,

lo que los flamencos le llaman irse al cajero

y si aquí flipábamos con él, imaginaos en Osaka.

Como humorista,

su carrera estuvo repleta de premios y reconocimientos.

Se le entregó a título póstumo

la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes

y fue nombrado Hijo Predilecto de la provincia de Málaga.

En televisión, se han hecho decenas de programas recopilatorios

con sus actuaciones y tiene casi una decena de películas.

El 11 de noviembre del 2017,

todo el país lloró su muerte.

Hoy, todos llevamos en nuestro ADN sus chistes interminables,

sus ¡jar!,

sus "fistros" duodenales,

su ¡pecador de la paradera!

Y es que, tal vez, ese fue su mejor chiste,

conseguir que un hombre humilde cambiase para siempre

la forma de hablar de los españoles

así que sin más, ¡hasta luego, Lucas!

¡No puedo! ¡No puedo! ¡No puedo!

¡Está la cosa muy mala!

(Risas)

Le dice la otra: "¿Qué dices?". -"Está la cosa muymala".

(Risas)

A mí me lo vas a decir que estoy friendo los huevos con saliva.

¡Cobarde!

Uno echando una serenata en la Puerta del Sol de Madrid,

a las 4 de la mañana.

# Abre la puerta. #

¡Cobarde, no cantes más!

Si sigues cantando, dice desde la ventana,

voy a llamar a un guardia ahora mismo.

Y dice el borracho:

"¿Es que el guardia canta mejor que yo?".

No puedo.

No puedo.

¿Te das "cuen"?

¡Hasta luego, Lucas!

(Aplausos)

¡Maravilla! ¡Ay!

De verdad. -¡"Candemor"!

Qué maravilla.

Mira, estábamos viendo el vídeo y Anabel decía con mucha sabiduría

que da igual lo que te contase y es verdad,

los chistes muchos eran muy buenos, pero te podía contar cualquier cosa.

Eso es un signo de cuando consigues ser un humorista genial

que da igual lo que quiera contar, quiero que me lo cuente él o ella.

Ahí es donde has dado en el clavo.

¿Le habéis llegado a conocer?

Yo no. -No.

Tú sí, ¿no, Dani?

Yo sí, yo tuve la suerte de cruzarme con él.

Bueno, incluso cuando yo era adolescente,

eh...

creo que él tenía como un pisito

cerca del instituto donde estudiábamos,

que es donde vivía él con su mujer, que la adoraba, era adoración.

Cuando ella falleció, él se vino abajo.

Sí, sí, sí. Un amor...

Lo más normal era que a la salida del instituto,

a las 3 de la tarde,

que estuviera él por ahí dando un paseo con su mujer.

A día de hoy, a nosotros, pasar por la puerta...

A él le daba igual

y claro, imagínate, eran cientos de chavales que nos íbamos para él,

pues lo típico.

¡Chiquito! ¡Jar!

¡Duodenal!

Y a todo el mundo le hacía su cucamona,

o sea, era... era muy grande.

-Por la calle. Por la calle, por la calle.

Era muy grande, muy grande.

(Aplausos)

Sí, sí.

Es como la vanguardia...

¡Pará, Dani, pará, pará!

-¿Qué ha pasado?

Pará, tío, no me estoy enterando de nada.

No, no, estoy más distraída

que Cristiano Ronaldo en un laberinto de espejos.

No me entero de nada.

Lara Ruiz, ella entra y sale cada vez que quiere.

¿Cómo estás?

Bien. ¿Heredaste el sofá del Rubius ahora que se fue?

¿De quién? Del Rubius.

El Rubius. El sofá.

Está guay, ¿eh? Pareces "youtuber".

Es una mezcla entre el sofá de mi abuela y el de un "catcher".

Está muy lindo.

Qué honor, Ana Morgade, tía. -¿Qué tal?

Diosa, viniste en tándem aparte, hermosa.

Sí.

Buenísima la idea de reproducirte. -No se quita.

No me lo puedo dejar en casa. -Increíble. Anabel.

Encantada. -Sacas viruta al humor.

Eres lo más de lo más de lo más. -Sí, ¿no?

-¡Un aplauso para estas reinas del humor!

-¡Bravo! -Suena bien, ¿no?

Sacar viruta al humor a mí me suena bien.

Y tengo estas tarjetas que no me leo nunca...

¿Vos sos? -David.

Ah, David.

Pará, vos Roncano de Hortera. -Roncero.

¿De Hortera? -David Roncero de Hortera.

-¡Qué guay, tío!

Chicos, vengo para esto, vengo porque no me entero

de Chiquito que es grandote, no me entero.

¿Cómo que grandote? Que no sé quién es quién.

No hagas chistes con Chiquito que la lías.

-Bueno, bueno. No me entero de nada, de verdad.

En el programa de hoy estabas pasándolo mal.

Exacto, distraída.

Vengo con un gran desafío a ver si entre todos ustedes

podemos elegir al mejor humorista de España de toda la historia.

¡Uh! -¡Oh!

¿Les parece bien? -Facilita.

Tranquila.

Nos vamos a dividir en dos grandes grupos,

por un lado, Anita Morgade, me vas a ayudar a elegir

el mejor humorista del siglo XX.

Vámonos. -¿Te parece bien?

¡Uh!

Y por otro lado, Bronceado,

me vas a ayudar a elegir... -Roncero.

Roncero, me vas a ayudar a elegir el del siglo XXI.

Perfecto. -¿Te parece bien?

Por supuesto. ¿Y Anabel?

La vamos a dejar para el final, me reservo lo mejor.

El del siglo XIX.

-Lo finalizas. No, al final, sí, sí.

-Mejor torero.

-Perfecto, les voy a poner

fotografías de dos grandes humoristas

y tienen que elegir uno, el otro va a ser eliminado

y va a ser suplantado por uno más, como si fuera una eliminatoria.

-Perfecto. -Como la Wimbledon.

La Wimbledon. Parece una lonja esto.

Como la Wimbledon, vos que venís de jugar al pádel lo entendéis.

Sí, sí, vale.

El Wimbledon y el humor. ¿Les parece bien?

Va a ser muy duro. -Ya, ya.

¿Qué hace Anabel?

Va a estar en la final. Vos tranquilo.

Vos relájate.

-Qué "emosión".

Que tensión. ¿Quién empieza?

Va a ser así, va a empezar Anita. -Vale.

Es más difícil que darse de baja en el ADSL.

-Me voy a crear enemigos. -¿Preparada?

Y te va a doler.

Voy diciendo izquierda y derecha. -¿Preparada?

Vamos allá. -Vámonos.

Vale. A ver.

Atenta a la pantalla.

No veo ni pedo.

Marianico el Corto o Arévalo.

Esto es muy injusto.

Eh...

Es como elegir a papá o mamá, dale, dale.

Venga, me quedo con izquierda.

El nombre. ¿Con quién? Marianico.

¿Marianico el Corto o Mari Carmen y sus Muñecos?

Es muy complicado. Izquierda. -Con Mari Carmen.

¡Que es muy sencillo, Ana! ¡Di el nombre del que te gusta!

¿Ahora entendéis por qué no me dedico a nada serio?

¡Imaginad que tuviera responsabilidad!

Estás más agobiada que Rosalía comiendo pipas.

Tranquila, tía. -Vale.

Tranquila. -¡Aquí está muy grande!

-Es que faltaba... Venga.

-Qué nervios, derecha, Cruz y Raya.

Me quedo con derecha, Cruz y Raya.

Estoy complicando mucho el juego. -Sí, mucho.

Con decir el nombre... -Cruz y Raya, Pajares y Esteso.

Es muy difícil. Pajares y Esteso.

Pajares y Esteso o Gomaespuma. -Gomaespuma.

Ya no sé qué estoy haciendo. -Gomaespuma o Lina Morgan.

-Lina Morgan.

¡Ay!

Lina Morgan o Rubianes.

-Cuidado. -Perdemos al presentador.

Levantate.

¡Ha eliminado a Gomaespuma!

(Risas y aplausos)

-No se qué estoy haciendo, es muy difícil.

Estás más tenso que mudo en bingo, tranquilo.

-Venga, Rubianes. -¿Rubianes o Lina Morgan?

Esto es un concurso... Rubianes.

-Rubianes, perfecto.

Rubianes o Pedro Reyes. -Pedro Reyes.

Yo digo el que sale, ya está.

Pedro Reyes o Eugenio, vamos. -Eugenio.

Vamos, Anita, vamos, vamos.

Eugenio o Chiquito. -Chiquito.

Qué difícil. Ay, por favor.

Chiquito o Gila. -Gila.

Eres una advenediza.

-Gila o Martes y Trece. -Martes y Trece.

Martes y Trece o Faemino y Cansado. -Faemino y Cansado.

¡Bien! ¡Final del juego! -¡Lo estoy pasando fatal!

-Mejor humorista del siglo XX según Anita es Faemino y Cansado.

Pero... Es que no se podía elegir.

¿Cómo vas a elegir?

Ahí estaba la gente que me ha enseñado a hacer reír.

Claro, claro. Casi rompe aguas, pobrecita.

Casi va a parir en vivo.

-No, te lo digo. -Qué estrés. Tú casi te desnucas.

Hombre, es que ha eliminado a Gomaespuma.

Si te morías, te ponía en una postura digna, tranquilo.

Tranquilo. Morirse espatarrado, qué feo.

No lo muevan hasta que venga el forense.

Ahí espatarrado. Y rara la marca también, ¿no?

Ahora vamos con los más modernitos. -Adelante.

Broncaso, escuchame una cosa.

Broncano.

La vas a pasar peor que Robin Hood haciendo la declaración de Hacienda.

¿Estás preparado? -Adelante.

Te vas a enemistar con la mitad de la profesión.

¿Vamos? -No tengo miedo.

Vamos. -Vale.

Ay, ay, ay. Raúl Cimas o Pantomima Full.

¡Toma! -¡Cimas!

Pero ¿estás concursando tú? ¡Eh!

¡Vamos, vamos! -Raúl Cimas.

Raúl Cimas. -Lo que ha dicho.

Raúl Cimas o Edu Soto. -Raúl Cimas.

¡Dios! Raúl Cimas o Carlos Latre.

Raúl Cimas. -¡Bueno!

Raúl Cimas o Leo Harlem. -Raúl Cimas.

Raúl Cimas o Susi Caramelo. -Raúl Cimas.

Raúl Cimas oYolanda Ramos. -Raúl Cimas

y no estoy haciendo un chiste. -No, no, perfecto.

Raúl Cimas. -Vale.

Cimas o Flo, Cimas. -Raúl Cimas.

Si me habéis puesto a Cimas al principio, pues claro, Cimas.

Vale, Cimas, vamos.

¡Ah! Ignatius.

¡Ahí te quiero ver! ¡Cha, cha, chan!

A ver, a ver, a ver. -Cuidado.

Tranquilo. -Oh.

No, porque... -Tranquilo, tranquilo.

(ANA RÍE)

Tranquilo, tranquilo. -¿Qué?

Esto es muy grave. Tenés que elegir.

Esto es muy grave.

Si digo Ignatius, va a parecer que es por compañerismo,

Raúl Cimas. -Se mantiene con Raúl Cimas.

¡Uy, uy! Raúl Cimas o Ernesto Sevilla.

Raúl Cimas. -Cimas, muy bien, Cimas.

Raúl Cimas o Joaquín Reyes. -Voy a mantener Raúl Cimas.

Muy bien. Raúl Cimas o Silvia Abril.

¡Ay, ay, ay! -Raúl Cimas.

Raúl Cimas.

Raúl Cimas o Buenafuente.

Quien te ha dado de comer, tío.

-¡Ay!

Ya no te da de comer tanto. ¿Puedo...?

-Dime. -¿Puedo bailar?

-Claro.

-¡Vamos! ¡Vamos!

Tienes que perrear.

(Canción "Katchi")

Dale.

¡Toma el podio! ¡Toma el podio, ladrón!

¡Vamos, vamos!

Pero vas a tener que decidir igual.

¡Uh!

-¡Ole!

¡Vale, paramos música!

¡Paramos música!

¡Bravo!

Y la respuesta es...

Estaba intentando que fuese incómodo,

que la gente se empezase a sentar.

Que se fueran a publicidad siendo Televisión Española.

Exacto.

Estás más tenso que el fontanero del Titanic.

-Es que... -Vamos, vamos.

Raúl Cimas. -¡Vamos, Raúl Cimas ganador!

¡Te cargaste a tu jefe, tío! Eso es fidelidad.

¡Pam!

-Muy bien, Raúl Cimas es el ganador del siglo XXI

y ahora, Anabel, no te has salvado, chiquita.

Yo esperaba que con todo esto, la cosa hubiera pasado...

No, no, te queda lo peor. -...por Cimas.

Anabel, vas a decidir... -Dime.

...quién es el humorista más importante de España.

-¡Tremendo reto!

Raúl Cimas o Faemino y Cansado.

Y bueno...

Tranquilo, tranquilo. Por si acaso, ¿eh?

Por si baila, ¿no?

Faemino y Cansado.

Faemino y Cansado es el humorista...

Perfecto.

Bueno, a ver...

Muy bien, Anabel. -Soy mas de Faemino y Cansado.

Es mejor hacer felices a dos personas que no...

Que bailar. O a una, que es Raúl.

Oye, Raúl, tío... Buenísimo.

Muy bien.

Estará supercontento en su casa.

Claro, Raúl siempre está contento, no le hace falta esto.

-No le hace falta nada. -Siempre está en su casa.

Lara, muchísimas gracias. Nada, un placer.

¿Te has quedado más claro?

Me voy con Faemino y Cansado.

Estás muy bueno, mucho más fuerte. -Gracias, Lara.

-De nada. -Gracias.

Adiós, guapísima.

(Canción "All my love")

(ANA) ¿Puedo decir una cosa?

¡Hasta luego!

¿Puedo decir una cosa sin bailar ni nada?

Está muy bien, la selección, me parece muy justa,

pero ojalá cuando hagas este juego del siglo XX,

haya más mujeres que hombres humoristas en las opciones.

-Bien dicho. -Ojalá.

-Muy bien, compañera.

(Aplausos)

Que no será por falta de talento.

No, no será por falta de talento ni por falta de ganas.

Ni por falta de ganas.

Esto es una pregunta, por lo menos cuando eres mujer y humorista,

te la hacen mucho:

"¿Por qué hay menos mujeres humoristas"?.

Siempre contesto lo mismo, hay muchas,

pero están peor pagadas y menos visibles

que no es lo mismo. Llevas razón.

No es lo mismo.

(Aplausos)

Claro.

Mujeres graciosas ha habido siempre, pero antes no cobraban por ello.

Sí, sí. Y como hay que comer,

se dedicaban a otra cosa.

Llevas toda la razón.

-Qué vamos a decir. Qué quieres que diga.

Me tendré que callar. Adelante con ello.

-No digo más, tengo una vejiga limitada y llevamos mucho rato.

Te estás riendo un montón, vas a romper aguas

o la vejiga o algo. -Me estáis matando.

-Esta el bebé... ¿Necesitas ir a...?

O sea...

Vamos a aprovechar una cosa,

como tú no te sabes el camino y Broncano sí

y Broncano va a cambiarse

porque tiene que ponerse su traje para su programa.

Claro. -¿Para su programa se pone traje?

Estoy echando a Broncano ya.

No, digo que se pone traje para su programa.

Sí, claro. Se pone traje.

Uno como este, pero dos tallas menos.

Se pone pintón. Si te quieres quedar, te quedas.

¿Qué hora es?

No sé, mira a ver qué hora es. -No la digas en alto.

(Tictac de reloj)

-Yo te digo que un baile de despedida sería lo suyo.

También te lo digo. (PÚBLICO) ¡Sí!

Yo creo, vamos, opino.

¿Qué os creéis que es esto? ¿Habéis pagado?

-Es como tener el botón rojo. -¿Habéis pagado?

¿A que sí? Un bailecito más os lo debe.

-Pero de perreo. -Una cosita...

¿Sabes?

Un perreo. -La bachata del adiós.

Este público es...

(Aplausos)

Este público es... Yo bailar bailo, ¿eh?

Pero ¿cuándo me voy?

Vienen más invitados y no hay sitio.

Estabas yendo de guay de que me tengo que ir, que es verdad,

pero en realidad... Pero hay sitio.

Si quieres, los hago pasar y te vas cuando quieras.

Me voy en seis minutos. En seis minutos.

¡Fuerte el aplauso para Berto Romero

y Rosario Pardo!

(Vítores y aplausos)

(Música animada)

¡Ay, qué locura! ¡Hola!

(ANABEL) Yo te digo que sale hoy.

Ay, es verdad, es verdad.

¡Uy, que de codos!

¿Cómo estás? Siéntate donde quieras, donde puedas.

(ANA) Claro que sí. -Me han dicho que allí.

Hola, hola. -Hola.

-¿Qué hago? -No sé.

A mí me han dicho que me ponga... -Las chicas aquí.

Esto no es "Furor", ¿eh? -No pasa nada.

¿Y yo qué hago? -¡Tú te vas!

Siéntate. No, me quedan cinco minutos.

-Ven aquí con nosotras.

Te digo una cosa, el único sitio libre que hay es el podio de bailar.

Broncano, ven aquí. -En cinco minutos, me voy.

Deja a los nuevos, ven aquí. -Me voy a quedar aquí.

-Solo por llevarme la contraria.

Yo no sabía si había dos turnos o era por acumulación de cómicos.

No sé cómo funcionaba.

Además, aquí os habéis reído de todo, habéis dicho de todo ya.

Esto es como "danzad, danzad, malditos", pero con cómicos.

Vais a ir metiendo cómicos hasta que se anulen entre ellos.

(Risas)

Yo me callo.

Hasta que se quede el resto de España sosa.

Joder, qué feo esto.

Oye, ¿qué tal?

Bueno, bienvenidos, gracias por venir.

Gracias a ti.

Esto es un lujo.

-Nos has reunido tú, tú eres el hogar de esta fiesta.

-Es verdad.

Tú eres la lumbre que calienta esta agradable reunión.

(ROSARIO) ¡Ole! ¡Qué bonito ha quedado eso!

¡Qué bonito! ¿Eh?

Te ha llamado lumbre.

Lumbre. Eres la lumbre de nuestro hogar.

Hostia, David te lo da todo. -Ya te digo.

Te da lo más bajo y lo más alto. -Soy el Nick Furia de los cómicos.

Sí. (ROSARIO) Qué maravilla.

Les he hecho muchas preguntas a ellos, pero no voy a dejar...

Porque está preñada. ...de hacéroslas a vosotros.

No he conocido a Morgade. ¿Por qué?

Porque está preñada. -Claro, confunde.

Pero ¿andas gateando por la vida?

O sea...

He visto a una señora preñada y digo: "Esta no será".

Conoce a la gente a bulto, no mira ni la cara.

Hombre, es que lo me ha llevado a la fama es el abdomen, Berto,

ahora voy de incógnito.

Estamos hablando de físico.

Quiero vuestros motes. Es verdad.

¿De cuando éramos chiquitillos y eso?

Si lo tienes ahora y lo has superado...

Ya soy una persona respetable, ya no me llaman de nada.

Nada.

Me suelen llamar Remedios, Angustias, Sagrario...

Es raro que me digan Rosario. Ya.

Es muy bonito, a mí me gusta. -Si sirve...

¿Y tú?

A mí es que Berto me lo pusieron mis amigos.

Berto no es...

Mi nombre es Alberto.

(ROSARIO) Yo pensé que era Bartolomé.

Hombre, será Bertolomé. Yo creía que era Roberto.

No, no, Alberto. Encantado de conocerte.

-Igualmente. Después de tantos años.

¿Sí?

No, no, es Alberto.

A mis amigos se ve que se les hacía largo.

Tú fíjate el nivel también de pereza de la gente.

¿Te han dicho que con el pelo nuevo pareces un torero viejo?

No. Todavía no había coincidido con nadie tan maleducado.

(Risas)

Es que ahora, viéndote en la tele... -Es verdad.

Puede ser. -Parece un poco Jaime Ostos.

Pero... -Es verdad, se le parece.

¿Jaime Ostos es el que está todo mutilado?

-No, no, el que lleva este pelo... -No controlo de toreros.

-Ya se te ve. -El que está como cachas.

-Las canillas. -Las canillas.

Las canillas, Berto.

Me recuerda a mí más... -Me vais a matar.

-...al marido de Rocío Jurado, a Ortega Cano.

-Eso, Ortega Cano. -Tiene más aire a Ortega Cano.

Perdonadme si en un debate de toreros no me meto.

-Le cabe.

Broncano, ¿te vas ya? (ANABEL) ¿Te vas ya?

Sí, se va. -Pero está huyendo.

No te vayas. -Qué poca vergüenza tiene.

¿Eh?

¡Adiós!

Es como cuando enciendes la luz y hay una cucaracha en la cocina.

Adiós, David. Mira, mira, mira.

(Risas)

(ANA) Qué mal está la televisión de pago.

Al final, la gente le quiere.

(Aplausos)

(ROSARIO) Qué bueno. Qué irse, qué apagarse.

(BERTO) Qué apagarse tiene.

Vaya mutis que ha hecho más largo. -Qué mono.

Ha hecho mutis por el foro. Eh...

Claro, tú eres actriz de toda la vida.

(ROSARIO) Yo soy actriz. ¿Eminentemente cómica?

No. ¿O me equivoco?

Que no, cuando me decían: "Tú cómica".

Yo es que no soy cómica.

Pero... Tú has venido aquí por el catering.

-Los de Jaén somos de mala follá.

Hay un acento seco que existe en Jaén que es muy gracioso.

¿Ah, sí? De tan seco que es es muy gracioso.

Fíjate tú, yo de pequeña veraneaba en Los Molinos,

fíjate lo que te estoy contando,

y subíamos a la sierra de Madrid y la gente se descojonaba conmigo

y yo no entendía nada, decía: "¿Por qué se ríen estos?".

O sea, yo decía cualquier cosa y se tronchaban.

Y yo: "La gente de Madrid es gilipollas, ¿no?".

"¿Que gracia tengo yo?".

Bueno, eras muy exótica. Bueno, sería eso.

Una chica de Jaén.

Oye, y fuera de lo que es nuestra profesión,

de teatro, actuaciones, comedia y demás,

como personas andantes del día a día,

¿qué os hace gracia?

Cosas que dices: "Con esto, no puedo".

No con la intencionalidad de alguien...

Yo lo tengo clarísimo.

Situaciones que cada vez que pasa...

Yo qué sé cuántos miles de años llevará el ser humano

en el planeta Tierra, pero un pedo me sigue haciendo gracia siempre.

Un pedo a tiempo, no hay nada más gracioso.

Siempre entran cuando tienen que venir.

No hay un pedo a destiempo, todos vienen bien.

Todos tienen su momento. Todos, todos.

Un pedo a tiempo. -¡Pa!

Da igual que te prepares un monólogo, un pedo a tiempo.

-Es verdad.

Y si el pedo es un tanatorio...

-Oye, a mí me pasó... -Y si se lo tira el muerto.

Y si se lo tira el muerto. Eso ya es la hostia.

Oye, Berto,

yo he ido a verte actuar un montón de veces,

de los mejores espectáculos que se pueden ver,

no te voy a hacer la pelota.

Estuviste en aquel grupo de WhatsApp

que montó erróneo para invitar a media España.

Eso me parece mejor pregunta.

Yo soy muy bueno... Mira, a mí me pasa una cosa.

-Cuéntalo. -Cuando llevo un tiempo

que me voy por lo que sea volviendo más serio,

me ocurre algo, la cago de una forma estrepitosa

que me vuelve a recordar que soy cómico.

Eso está bonito.

Eso ocurrió con una cagada gorda a nivel nacional

como el grupo de WhatsApp. No entendí nada.

Es muy fácil, bueno, a toro pasado es muy fácil,

cuando tú... quieres comunicar algo a mucha gente en WhatsApp,

tienes que hacer una lista.

Lo que yo no entendí es que tú llegaras a hacer eso.

-Pero ¿qué es eso por Dios?

Yo y todas España nos lo estamos preguntando.

-Lo estaba explicando, pero Dani me ha cortado

y como es el jefe de aquí, yo me callo.

-Es la lumbre.

Tú no puedes hacer un grupo con mucha gente

porque todo el mundo se entera de los números del resto.

-Claro, hizo un grupo de WhatsApp en lugar de una lista de difusión,

pero de 300 personas. -Ya.

-A mí me han metido en muchos grupos que digo "Dios mío".

Nos apareció...

La gracia del tema es que yo en mi agenda de teléfono

mezclé a gente que a lo mejor...

Había famosos con... con primos de mi mujer,

con algún político, algún... presentadores de televisión

y los metí a todos. Metió a la Pantoja y a Kiko.

-Los primos de tu mujer encantados.

Llegó un momento en que el propio grupo

empezó todo el mundo enfadado a decir: "Esto no se hace así",

pero nos empezamos a hacer como amigos.

-Gente se enfadó, gente no... Yo me salí.

El propio Berto se fue y nos quedamos muchos a charlar

durante meses. -Me han dicho que sigue.

Cuando tú te vas del grupo, es que aprendí de esta mierda,

cuando tú te vas del grupo, pierdes el poder de controlar el grupo

y el administrador se lo queda otro.

Entonces lo primero que hice

cuando vi que lié aquello y que era gordo,

te lo juro, salí del grupo, lo borré y tiré el móvil al sofá.

Lo quemaste. En plan ay, ay, ay.

Y de repente, me vuelven a meter

porque el administrador era otro y me volvió a meter.

Hombre, claro, haces ese marrón y encima te sales.

Dijimos: "Mételo otra vez".

Qué vergüenza. Entonces, al día siguiente,

me llamó Castelo, que estaba en "A vivir que son dos días".

"A ver si quieres salir".

Dejadme en paz, ¿cómo voy a salir en la radio a hablar de esto?

Fue un error muy bonito.

Fue una "viejada", fue un... Sí, sí.

De señor mayor, ya está. Una cosa de señor mayor.

Hablando... ¿Han salido matrimonios del grupo?

Seguramente.

(BERTO) Yo me fui. (ANA) Puede que sí.

Hablando de teléfonos, me vais a perdonar, esto es superdifícil,

ser presentador de un programa con cómicos.

Pero ibas a hablar bien de mi show.

Iba a hablar bien,

pero me ha parecido más divertido lo de Morgade.

Perdón. Tenemos ahí a David Perdomo

que nos va a hablar de uno de estos tótem de la comedia

que en un programa como hoy tenemos que hablar de él.

¿Qué pasa? Deberíamos hablar de él.

Desde luego.

Es 1956,

un excombatiente republicano de la Guerra Civil

que es había burlado de la muerte

al salir ileso de un pelotón de fusilamiento

sigue burlándose de la miseria en publicaciones como "La codorniz".

Así aparecía por primera vez en el "NO-DO".

"Gila, el gran humorista, se dispone a mantener

una de sus divertidas conversaciones telefónicas

en las que tantos motivos hay para la risa".

Mamá, que hemos estado en África, en lo salvaje.

Con el tío Mariano y eso.

Es como el jardín nuestro, pero a lo bestia.

Sí. Y también hemos visto cebras.

Son como burros presos.

(Aplausos)

Lo que acabáis de ver

es una de las últimas actuaciones de Miguel Gila en España

años antes de su exilio a Buenos Aires.

Autor, cómico y dibujante,

Gila siempre supo hacer de un objeto sencillo, que es este teléfono,

una seña de identidad en sus actuaciones

a uno y al otro lado del charco.

¿Es el enemigo?

¿Ustedes podrían parar la guerra un momento?

¡Que si pueden parar la guerra un momento!

Ahora sí le escucho.

Este... le quería preguntar una cosa.

¿Ustedes van a avanzar mañana?

¿A qué hora?

A las 7 estamos todos acostados.

¿Y no podrían avanzar por la tarde?

Después del fútbol.

Sí. ¿Van a venir muchos?

Hala, qué bestias.

Yo no sé si habrá balas para tantos.

(Aplausos)

(Música de piano)

Conocido por sus compañeros como el maestro,

Gila fue condecorado como profesor honorífico del humor

por la Universidad de Alcalá de Henares

además de recibir la Medalla al Mérito en el Trabajo

y el Premio Ondas a toda una carrera.

Ya lo dijo Forges, uno de los grandes del humor gráfico,

tras la muerte del humorista:

"Su recuerdo perdurará a través de los tiempos

entre las majestades humorísticas españolas,

Cervantes, Quevedo y Gila".

(Aplausos)

(ANA) Otro tótem, ¿eh? Otro tótem.

Qué barbaridad.

Nunca parece que esté todo dicho sobre, Gila, ¿eh?

Yo me acuerdo de un chiste que se me ha clavado.

Lo escuché una vez y me morí de la risa durante días,

yo no lo voy a decir tan bien como lo decía él

y ahora estoy creando aquí un bluf,

pero era buenísimo aquel monólogo

de cuando yo nací, no había nadie en casa.

Que sea la última vez que naces solo.

Empezar así, o sea, me parece magnífico.

¿Y cuando detuvo a uno con indirectas?

¡Ay! Tiene cosas maravillosas.

Alguien ha matado a alguien. Y se entregó, se entregó.

Es maravilloso porque es que además, hacer humor de algo tan... terrible

como es la guerra y como la vivió él y tal y que...

Yo eso...

El monólogo de la guerra, de devuélvanos las balas,

cuándo van a avanzar, no sé qué... Es todo tan tierno.

Además, lo hace de una manera tan tierna, tan maravillosa

y a mí me parece difícil conseguir que la gente se ría de la guerra.

-Yo tengo una anécdota con Gila

que no está relacionada directamente con Gila,

sino en mi época de estudiante,

teníamos un compañero de piso que era tartamudo,

pero muy tartamudo, ¿vale?

Y entonces,

luego, al final ya tuvimos confianza con él,

pero al principio que entró a vivir

nos daba mucho reparo hablar del tema

porque se atascaba muchísimo,

luego ya hablamos, nos dio permiso para hablar del tema y bromear,

pero al principio...

Y entonces, creo que fue la primera noche que viene a nuestro piso,

nos sentamos a ver la tele

y dan por la tele un recopilatorio de los mejores momentos de Gila

y todos ja, ja, ja hasta que suelta el chiste de la metralleta.

Claro.

El que no mata, pero...

"El ejército, tal, que es que no tenemos metralleta".

"Bueno, pero...".

Nos estábamos riendo con cada chiste y de repente, ese que dice:

"Bueno, trae una escopeta y que dispare el tartamudo".

¿Y sabes lo que es el salón todos...?

(ANA) Claro. No mata, pero desmoraliza.

Y el siguiente chiste...

Todos mordiéndoos los carrillos por dentro.

El siguiente chiste era peor, pero una explosión de risa

y él dijo: (TARTAMUDEANDO) Sí que era bueno.

(Risas y aplausos)

Pero bueno.

Como estábamos hablando de improvisar,

me vais a perdonar, pero como yo tengo una debilidad muy fuerte,

fíjate la contraposición. Debilidad muy fuerte.

Una debilidad muy fuerte por Ana, por tu trabajo, por tu talento

y porque haces una cosa que me gusta que es improvisar.

Vamos a hacer un jueguito muy sencillo.

¿Os apetece hacer un jueguito de improvisación

a ver cómo andáis de rapidez mental?

(ROSARIO) ¿Vas a pagar más? Sí, mucho más.

¿Por qué a mí no me pagan? -Bueno, esa es otra.

Yo no voy a jugar.

(BERTO) ¿Y entonces el "vamos"?

El vamos es plural mayestático de modestia, ya lo sabes.

Eh...

Tú te lo conoces perfectamente.

Se llama la conversación a base de preguntas.

Vosotros dos vais a jugar contra ellas dos, ¿vale?

Ella se ríe porque es la mejor.

Que uno de los participantes ya se lo conozca perfectamente...

Ya, pero ¿que hago, Berto, le doy un golpe en la cabeza

y que se le olvide?

Si os podéis poner de pie, Anabel, tú te pones detrás de Ana.

Ana se pone... Vosotros dos también.

Ah, vale, vale. -El que falla tira para atrás.

Ah, ya. ¿Quién quiere empezar?

¿Empiezas tú? -No sé, me da igual.

Te pones tú. -Venga, Rosario, conmigo.

Te pones ahí, tú te pones detrás.

Consiste en lo siguiente. A ver.

Pero ¿detrás detrás?

Bueno, detrás detrás... -A ver qué vas a hacer.

A ver qué vas a hacer. Que no se sienta incómoda.

No me hagáis reír de pie que...

El juego consiste en lo siguiente, tenéis que tener una conversación

donde cada uno va dando una réplica cada vez,

pero solo os podéis comunicar con preguntas.

Ah.

Tienen que ser preguntas y hay dos cosas, una, que tenga cierta lógica

y dos, no vale repetir con preguntas

lo último que ha dicho la otra, ¿vale? Como diciendo...

Ah. -¿Como diciendo qué?

Que estoy espesa. Ponme un ejemplo.

¿Tiene usted hora? ¿Me está preguntando qué hora es?

No vale. -Es redundar, ¿no?

Entonces, mientras la conversación vaya bien, todo bien,

en el momento en que uno flaquee un poco,

se va para atrás y sigue con el compañero.

Vale. -Dios mío.

Luego no sé si daremos un premio. Hombre, sería lo mínimo, perdona.

¿Quién decide cuándo flaquea? Yo.

Vale. Yo que soy el que no juega.

¿Estáis...?

Quiero saber las normas, perdonad.

¿Estáis preparadas? Ya que sois chicas la mayoría.

-Vale. ¿Estáis preparadas?

Venga. Pues adelante.

Hola, nena, oye, ¿has comido mucho?

¿Es acaso la comida algo importante como para empezar una conversación?

¡Ay! Es que no sé qué decirte...

Vete pa' fuera, te lo piensas.

Pero no tengas miedo.

Es Ana. ¿Cuál es tu comida favorita?

Esa pregunta me la han hecho muchas veces.

(ANABEL) Has contestado. Fuera.

Ah, claro.

Pero ¿tú dónde estás, Berto?

¡Alberto!

(Risas y aplausos)

Te puedes sentar, ¿eh?

En mi cabeza, parecía una pregunta.

(Risas)

¿Te sabes todas las normas del toque de queda?

¿Has conducido hoy por casualidad?

¿Es posible que haya infringido alguna sin darme cuenta?

¿No has visto que había un bajón en el guardia?

(ANABEL) ¿Eh?

¿Que había...?

Lo del bajón me ha dejado loca. Me doy la vuelta.

O sea, se va ella porque sabe que puede con todos.

Igual ha sido un fallo de la RAE, pero no ha incumplido las normas.

Es una depresión del guardia. Claro.

El guardia está como deprimido.

No tenéis imaginación ninguna.

Adelante, Rosario.

¿Yo otra vez? Hombre, claro.

Yo ya me he quedado vacía con lo que he dicho.

¿Estás bien hoy o no?

¿Acaso lo sé?

Que pregunta más estúpida, ¿no?

Pero ¿qué mierda es esta?

Venga, la recta final.

Entiendo que añadir no al final...

No, ni entonar alto como si esto fuera...

Ni acabar arriba. -Vale.

Venga, confío en vosotros. (ROSARIO) A ver.

Perdón, perdón.

¿Puedes poner la postura

del señor Smith cuando va a negociar?

Es verdad. -Excelente.

(ROSARIO) Es verdad, qué miedo.

Excelente. -Qué miedo.

Me tengo que concentrar. -¿Piensas teñirte el pelo?

¿Acaso...?

¿No sería estúpido no hacerlo con esta cantidad?

Increíblemente...

Me voy a la mierda.

¡Joder, qué difícil es esto! -Vamos, Berto, confío en ti.

Venga.

¿Eres feliz?

(ANABEL) Hala la otra.

¿Quién es feliz?

¿Sabes que a veces haces muy buenas preguntas?

No me...

¿Sí?

¡Alberto! -Es que me aturullo.

Me aturullo.

¿No todo el mundo se aturulla en estas situaciones?

¿Sabes que yo te admiro profundamente por no hacerlo?

¿Sabes que yo a ti también por lo mismo

o quizá por lo contrario?

¿Será esto el comienzo de una profunda admiración mutua?

¿Quién... quién podría asegurar algo así?

¿Verdad?

¿Consideramos esto oficialmente tablas?

¿Sería presuntuoso por mi parte darte la razón?

¡Si te estoy dejando ganar!

Ah, pero aquí nadie me ha hablado de cómo se gana.

¿Cómo se gana?

El último que se desmaya.

Un aplauso para ellos. Ah, vale.

(ANABEL) Qué buena eres. -Qué mal lo he pasado.

Claro. ¿Bien acaso? -Qué mal lo he pasado.

(ANABEL) Qué difícil.

Haber estudiado.

Lo que te iba a preguntar, Berto, de tus funciones y demás...

En realidad, estaba mejor lo del grupo de WhatsApp.

Estabas mucho mejor.

Te iba a preguntar que mucha gente,

cuando el público va a ver a los cómicos,

dice: "Pero ¿eso te lo inventas tú?".

Yo soy consciente de que tú tienes un espectáculo muy cerradito, ¿no?

Sí, muy cerrado.

Eres de los que no te gusta mucho en escena improvisar.

¿Te arriesgas a tirar una cosa que se te ocurre en el momento?

Eh... No me gusta demasiado porque cuando lo interiorizo mucho,

ya lo hago sin pensar

y entonces, me gusta recrearme en la parte física,

en darle más intención y cuando improviso algo,

últimamente me pasa que pierdo el hilo y no sé volver

y entonces...

Tienes muchos dilemas como de señor mayor.

-Ya, ya. -No sé por qué.

Qué quieres que te diga.

Pero... pero lo bonito es eso,

que lo hagas... aunque lo hagas siempre igual,

le dé la sensación a la gente de que está improvisado.

Es que lo estás haciendo bien.

Hacerlo fresco todos los días sabiendo lo que vas a hacer.

-Sobre todo, porque la gente es distinta.

A mí me gusta hacer... Más que nada, claro.

Hay diferentes escuelas, últimamente, vas a ver a Ignatius

y lo que vas a ver es un festival

de alguien buscando continuamente lo nuevo, la sorpresa

y eso es increíble, pero...

Ignatius cualquier cosa que ve que es nueva se agarra a eso

y hace un show. Soy muy responsable y pienso:

"Si han pagado estos lo mismo que los de ayer,

me tengo que esforzar por que reciban lo mismo".

"¿Y si me sale mal hoy?".

Ya, ya, ahí llevas toda la razón.

Oye, Rosario, en tu casa,

cuando hubo un punto de fama, que lo hubo,

que supongo que os ha pasado a todas,

¿eso cómo se lleva?

O sea... En mi caso, fatal.

(ANA) ¡Toma!

No, es verdad. ¿Porque sufren por ti?

Si, porque ellos no querían que yo fuera artista.

Yo terminé una carrera

y la ilusión de mi madre es que hubiera sido profesora,

no artista.

Artista. ¿Qué quiere decir eso?

Hombre, dicho así, claro. -Claro, ellos lo decían así.

-¡Artista!

Pero así suena mal todo.

¡Profesora de instituto!

No porque ella era profesora. ¡Ingeniero de telecomunicaciones!

Mi madre decía una cosa graciosa. -¡Presidente del Gobierno!

"Con la carrerilla tan bonita que tú has hecho,

vas a ser tú artista". ¿Qué estudiaste?

Yo hice Filología Hispánica.

Con la carrera tan bonita que has hecho.

Pero me ha servido mucho como actriz, fíjate.

Porque fíjate como vocalizo. Vocalizas que te cagas.

Me sé todas las letras. -Justo ha dicho: "Vocalizo fatal".

Dice: "Mira cómo vocalizo".

Claro.

Haber estudiado tú también que eres muy envidiosa.

Lo que es formular preguntas no, pero vocalizar, vamos.

Formular preguntas si las he hecho, pero yo las hago cortas.

Es que a mí no me has dicho que tenían que ser largas.

No, tenían que ser preguntas.

Como esto va del humor... Sí.

Parece que el humor solo se tiene que hacer cuando va todo a favor.

Eh... Joe, en la vida, hay momentos

donde la cosa va un poquito en contra,

donde hay situaciones muy jodidas. -Ahí es donde hay que hacerlo.

-El mejor es ese humor. -Es el momento.

Podríais contarnos alguna situación personal o cercana

de un momento que digas "Dios, esto es 'El Padrino 3'"

y de repente viene alguien

o a mí se me ocurrió y solté una cosa y...

Hombre, yo tengo una muy buena, en el entierro de mi madre,

cuando le fueron a dar el pésame a Andreu, que había venido

y entonces, fue una señora y le dijo: "Lo siento mucho"

y Andreu muy serio le dijo: "No es mi madre, es la del otro".

(Risas)

Y luego me lo contó con mi madre de cuerpo presente

y, hombre, me eché unas risas.

(Risas)

La mitad por lo graciosa que era y la mitad por los nervios.

Yo es cuando más lo agradezco

y además es cuando te vienen los mejores chistes.

Totalmente, cuando estás muy al límite, es como coger aire.

En ese momento, no los cuentas

porque se supone que no te los van a aceptar,

pero es cuando más necesidad tienes.

Si el mal y el dolor es tuyo,

¿no te das como más licencia?

La gente te mira: "Qué bruto".

Pero si la pena es mía, podré hacer lo que quiera.

Entre cómicos, cuando te explican de un tercer cómico

o de cualquier otra persona alguna movida,

ya ves que a los dos les quema.

Oye, está muy mal tal.

Ya...

¿Sabes?

O se ha muerto tal. -Hostia, mucho ha durado.

Pero no es porque... Sí, sí, sí.

Es por destensar a veces, ¿sabes?

Yo cuando me enteré de mi noticia, de mi enfermedad

a principio de año,

tengo muchos colegas cómicos que muchos de ellos conocéis

que en un audio me dijeron: "Dime a partir de qué día

puedo hacer chistes de si te vas a morir".

Pero literal me lo decían.

Pues a partir de ya, cuando antes empecemos.

¿No? Claro, claro.

Cuanto más cercanos, más necesidad tenían.

El humor negro se supone que es el más inteligente

y es porque te machaca, ¿no? -Bueno.

Al final, para mí, hacer humor...

(Risa malvada)

¡Toma!

Esto es así, aquí la gente entra, sale...

Han puesto puertas. ¡Esperarse! ¡Quietos!

Están todas las puertas abiertas... ¡Cállate, voy a hacer poderes!

No sé si habréis visto poderes alguna vez.

Darse cuenta.

Lo que no he visto es una zíngara con ese nivel de tacones.

Escúchame una cosa, no has visto una zíngara en tu vida ni yo.

¿Por qué? ¡Todavía no he hecho los poderes, pero venga, vale!

Me han jodido los poderes.

Con los poderes traigo la mesa, pues no.

Los primeros poderes no me han salido,

pero los segundos a ver si me salen.

Ahora vais a notar que con mis podres...

Vais a notar cómo la energía de vuestros cuerpos

van adonde digo yo. Ah.

¿Estáis preparados?

Sí. -Bueno.

Cerrad los ojos.

Cerradlos, tranquilos, nadie os va a dar una yoya.

Yo he bebido un poco, me estoy mareando.

Yo me he tomado un tinto. Yo soy como los canarios.

Si cierro los ojos, me duermo.

A la de tres, os vais a levantar

y os vais a poner alrededor de la mesa.

¡Uno, dos y tres! Venga. Yo ya lo noto.

¿Con los ojos cerrados? Podéis abrirlos.

Yo los voy a abrir, me pegué una hostia y no pienso.

-¿Con los ojos cerrados? Sí.

Son los podres. Ay, la mesa.

Colocaos donde podáis. Son los poderes.

Vente aquí. Malamente.

Se me van los poderes y las personas.

Se me van los poderes. No, para el otro lado.

¿Por qué la hacéis caso?

Me estáis poniendo la vejiga muy a prueba.

Venga, tú aquí.

¡Ah!

(ANABEL) ¡Bien! ¡Huye!

(ROSARIO) ¡Qué maravilla!

Te ha costado, ¿eh?

Me ha costado y nada, solamente muchísimas gracias por venir.

A esto...

Perdón por la pregunta.

Un pedo a tiempo, siempre.

Eso es así.

Entonces, ahora...

¿Qué tal? Hola. ¿Qué tal?

Perdón, me llamo Mari Güija Antón Pirulero.

Ahora vais a notar una cosa. Sí.

Que se está moviendo. Eso son los poderes.

Es como la ruleta de la fortuna, pero sin engrasar.

Exactamente.

Esto pesa muchísimo. Con peligro de tendinitis.

Más que un collar de melones.

Aquí tenemos unas tarjetas. Ajá.

Cada una de estas "jajetas"... ¿Cómo?

Cada una de estas "jajetas" contiene una pregunta incómoda.

-¡Toma! Incómoda.

Entonces, con mis poderes,

este taco de tarjetas va a ir a uno de ustedes.

Vais a coger una tarjeta, la vais a leer en alto.

Sí. Y le vais a pasar la respuesta

a quien más coraje os dé. La pregunta mejor.

Bueno, para que responda. Vale.

Ah, vale. ¿Se ha entendido?

-Fenómeno, sí. ¡Increíble, se ha entendido!

¡Impresionante!

¡Tienes el poder de la comunicación! ¡Increíble!

-No me he traído las gafas. ¿Lo has entendido?

Sí, sí. Lo leemos por ti.

Dudabas que yo lo entendiera, ¿verdad?

Yo dudo que lo entienda nadie, pero bueno.

Han dicho que sí, pero, Berto, tú...

¿Te lo explico más despacio?

Te hemos visto jugar a lo de antes, tú...

Venga. Bueno, vamos con los poderes.

A ver a quién le toca la primera pregunta.

No ponerse nerviosos. -Ah, la ruleta.

¿Veis que son poderes? Sí, va sola.

Cuidado que por debajo hay trampa.

Le falta un poquito de grasa, ya te lo digo.

Y gente ahí. ¡Alehop!

Ahí hace un recorrido... Vamos a ver, Anabel.

(Música de misterio)

Cuando usas el bidé, ¿cómo te sientas,

mirando lo que viene siendo para los grifos

o dando la espalda a los grifos? -Qué bonito.

¿A quién le lanzas la pregunta para que la responda?

¡A Rosario! -¡Vaya por Dios!

Rosario. -Adelante.

Pues yo pa' fuera. ¿Pa' fuera el qué?

Que miro fuera de los grifos.

El grifo atrás. Exactamente.

Yo pa' fuera.

¿Estás segura de que has estudiado Filología Hispánica?

Miro pa' fuera de los grifos. -Coño, claro, ¿tú qué dices?

¿Qué vocabulario es ese? -Pa' fuera, pa' fuera y pa' dentro.

-Dando la espalda a los grifos.

Dando la espalda a los grifos. Muy bien, importantísimo documento.

Ahora Rosario coge una tarjeta.

Vale, paramos.

¡Uy!

Os habéis dado cuenta de que pesa la mesa.

Por lo tanto, cuando yo diga "paramos",

vamos todos a una, por favor os lo pido.

-¿Qué costaría ponerle a esto...? Nada, no costaría nada.

Ah, vale, ya. No podríamos contratar a Resines.

Ya he visto todo. "Pay attention".

Dice:

¿Qué parte de tu cuerpo donarías a la ciencia

para que se echaran unas risas?

¿A quién le pasas la pregunta?

Aquí hay candidatos. ¿Tú participas?

¡Yo mando aquí!

Ah, perdón. Yo mando aquí.

Entonces, a Anabel. Anabel.

¿Para que se echaran unas risas? -Sí.

¿Qué parte del cuerpo?

Sí.

Es que... está difícil... Para dentro y para fuera.

...para elegir.

De espalda a los grifos. -Vale.

Pero... no sé, yo creo que...

antes de hacerme una vaginoplastia, la zona esa puede estar graciosa.

-La vagina. -Sí.

¿La vagina? -Está hecha para la comedia.

La vagina no, mujer.

Le vuelve a tocar a la respondona.

Stop.

Y ahora, la respondida vuelve y haz el favor de cambiar, ¿eh?

¿Con qué miembro de la Familia Real tendrías sexo?

¡Berto!

¡Hostia, qué suerte!

Yo no casa con mi orientación sexual,

pero creo que ahora la guasa está con el emérito.

¿Sí?

Sí.

La guasa. -Con el emérito.

La guasa está ahí. -Muy bien, muy bien.

Además lo está pasando regular.

-Y vuelta con el guasa. -¿Que lo está pasando regular?

Sí, ahora lo está pasando regular, una alegría, hombre.

¿Cuándo fue la última vez que utilizaste el humor para ligar?

-¿Para ligar? -¡Bua!

Mínimo, hace más de 20 años.

No, no, si por suerte, no la tengo que contestar yo.

A ti. -Me cago en la leche.

Hace poco.

Pero confiesa, confiesa. ¿Y qué le dijiste? Queremos datos.

¿Qué es poco?

No, no, hace poco.

¡Es que sois muy cotillas!

(ANABEL) ¡Claro! ¡Nombre y apellido!

(TODOS) ¡Nombre y apellido!

No me acuerdo. No se acuerda.

¡Qué le dijiste! Que no me acuerdo del señor.

No tuvo importancia en mi vida.

Pero ¿y qué le dijiste a él?

Es que yo soy muy ligona en los bares.

Pero ¿qué le dijiste? Que no respondes a la pregunta.

Usé el humor.

No me acuerdo si le gasté una broma

o le dije que qué barriga tan graciosa

o cualquier chorrada.

Estás mirando a otra parte. No, no, a la barriga perdona.

Sí, hombre. A la barriga.

-Perdón por haberte metido en esto.

(Risas)

Muchas gracias, Berto.

Manuel, olvídalo.

Manuel, de momento, nombre. Manuel, ya tenemos el nombre.

Es que es mi marido, hombre, es mi marido.

Es su marido, jo, qué rollo.

¿Cuándo fue la última vez que te reíste cuando no tocaba?

¡Uh!

Madre mía de mi vida.

¡Tachán! -¿A mí?

Pues... no recuerdo haberme reído cuando no tocaba,

así algún momento... -Siempre toca.

-Cuando nos reímos, creemos que toca.

¿Cuándo no toca? -Siempre toca.

Claro. Es como un pedo.

-¿No te acuerdas? -No.

Además reconozco que me río mucho, pero como estoy hormonada,

me hace todo mucha risa. Voy por la calle: "¡Un perro!".

Todo me parece fenomenal. -Eso es un tripi, te confundes.

Te lo juro, si pudiera envasar el embarazo,

lo daría en la puerta de los "after",

es un viaje continuo y estoy todo el rato riendo,

pero quiero decir una cosa, hay que reírse todo lo que puedas

porque si llevas dos o tres días sin reír,

míratelo que pasa algo. -Sí.

Estoy contigo.

Oye, pues...

(Aplausos)

¿Qué pasa?

Mira, mira, Mari Güija.

¿Cuánto quieres esto?

¡Ay, ay, ay!

¡Ah!

¡Un aplauso para Mari Güija!

(Música de misterio)

(Trueno)

Si pudierais elegir

ante quién poder actuar

o de repente, decirme a quién habéis tenido delante

que digáis: "Esto ha sido mi sueño o mi pesadilla",

pero de alguien conocido que digas: "Dios, qué hago ahora".

Mira, a mí me hizo mucha ilusión, la verdad,

actuar para la reina Letizia.

No para ella, no es que me haya contratado,

no me visualicéis como Krusty yendo con las infantas.

¡La payasa! -Qué violento, ¿no?

Ella sola mirándote fijamente.

Es que hacía un evento que era muy chulo de cómicos

que eran divulgadores científicos

y lo hacían a través de monólogos más o menos de humor

y es una iniciativa muy bonita. -Sí.

Me llamaron un par de años para presentar

y a la reina Letizia le encanta este evento

y va porque le apetece, no es institucional

y entonces, claro, yo no tenía ni idea,

yo acepté el trabajo y me dijeron:

"Tienes que venir antes, hay medidas de seguridad extra".

Yo pensé "cómo te cuidan" y no, es que venía la reina.

Creías que era para ti, qué chula eres.

Oye, qué gusto. No.

Y entonces, claro, después, cuando terminé el bolo,

estaba hablando con la gente y de repente,

además yo lo había dado todo,

estaba resudada, con un moño cochino así puesto

y me llegó un señor muy tocho

y me dijo: "Su majestad quiere hablar con usted"

y yo dije: "¡Ay! Ahora que tengo toda la espalda sudada,

qué vergüenza".

Y estuve un rato hablando con su majestad, con la reina

que es un lío porque si no estás acostumbrada,

no soy yo de la realeza ni nada de esto,

y el usted, vos, o sea, yo me hacía un lío.

-Ella tampoco es de la realeza. -Ella es nueva en eso.

No, hombre, ya lleva un ratito.

Sí, pero, mujer, no es como cuando uno nace

que ya tienes ese lío de señor. Cuando es de tu edad, ¿verdad?

Sí, es de los nuestros, coño. -Estábamos hablando.

Será de los tuyos.

Digo: "Su majestad, usted..."

Dije: "Pero si usted es muy joven" y me dice: "¿Cuántos años me echas?"

y pensé: "¡Hostia!". Ya está.

Como me equivoque mucho, me decapitan.

Claro. -Como la reina de corazones.

¡Que le corten la cabeza!

Tienes un referente de ¡que la maten!

¿Sabes lo que te digo? ¿Qué edad le echaste?

No me acuerdo, tiré muy para abajo. -23.

Qué pelota. -12, 12 años.

12 como en el siglo XVI. Sí, sí.

Pero claro, que la reina te diga: "¿Cuántos años me echas?"

como si estuvieras en un bar, dije: "No me he visto en otra".

Muy maja, tengo que decirlo.

¿Vosotros habéis actuado...? -Yo, de la reina Sofía.

Vamos para arriba. Y de la hermana ciega.

¡Ah! Pero iba mucho al teatro. -Siempre iban juntas.

Sí, iba mucho al teatro.

Yo ese día lo pasé muy mal

porque venía muy deprimida de mi casa

porque se me acababa de ir la interna que tenía con el niño.

¿Qué es lo peor que te puede pasar?

Que se te vaya la interna. Claro.

Lo peor y entonces, dije:

"Me voy al camerino, me voy a pegar una panzada de llorar,

me voy a tranquilizar"

y no me dejaron porque estaban los perros,

los hombres de negro, haciendo todo el follón aquel...

Lo pasé horrible.

¿Los perros por la hermana de...?

Siempre van con los perros

por si había drogas o bombas. Ah, vale, vale.

Y cuando terminamos la función, pasó lo mismo.

La reina quería hablar con nosotras,

que nosotras íbamos impresentables, sudadas ni te puedo contar

y me decía María, era muy graciosa María Galiana,

terminábamos la función y me dice:

"Menos mal que he hablado con mi hija",

que es de una ONG, presidenta de una ONG,

y me dice: "Me ha dicho que no me preocupe,

que la reina está acostumbrada a los pobres y a África".

(Risas y aplausos)

Y las dos sudadas con todo el rímel corrido.

"Bah, está acostumbrada la reina a los pobres y a África".

-Ha visto varios ya. -A los leprosos.

Yo te lo juro que me iba a mear de risa.

Vaya tela, vaya tela.

Fue gracioso porque yo con la reina estuve hablando de moras silvestres.

¿Qué me dices? Pues ya ves.

Porque a la reina le gustaba mucho coger moras en Grecia

y a mí también en Jaén. -En Jaén.

Mira lo que es... -Entramos en una conversación

que vamos, yo le di recetas y todo de bizcochos de moras.

Fue increíble. ¿Y te preguntó por su edad?

¿Por la edad? De ella.

No, mujer. -Por la de Letizia sí.

A mí me hubieran degollado realmente.

Yo no se cómo lleváis ahora por ejemplo....

Os voy a traer a otra persona

que la gente se cuadra cuando viene.

Yo sí que os voy a pedir que os pongáis de pie

porque viene historia viva del cine, de la comedia

y un expresidente de la Academia de Cine.

Por favor, recibamos a Antonio Resines.

(ANABEL) ¡Ay! ¡Hombre!

# Ay, americanos, vienen a España guapos y sanos.

# Viva el tronío de ese gran pueblo con poderío.

# Ole Virginia y Míchigan. #

Antonio siempre tan modesto.

¡Ole!

# Os recibimos,

# americanos, con alegría.

# Ole mi mare, ole mi suegra y ole mi tía. #

Cada vez me lo ponéis más difícil, macho.

-¡Bravo! Luego ya si eso, ya quedamos

y me llamas...

(Aplausos)

(ROSARIO) Señor. ¿Qué tal, amigos?

(ANABEL) Expresidente. -Señor.

Bravísimo. ¿Qué tal estáis?

Expresidente. -Excelencia.

Esperad, me van a traer una silla, yo no me siento...

Aquí está.

Esto. Mira, mira, mira. Qué bonito.

Muy bien. Hasta junio hay clases.

(ROSARIO) ¡Por Dios!

Está por barnizar, también te digo, ¿eh?

Sí, pero esto es muy bueno.

A ver si se va a hundir la loneta que...

Perdona.

Hombre, yo qué sé. -Ya faltando nada más llegar.

Empezamos faltando.

¿Qué estáis esperando que haga yo ahora?

Sí, ¿queréis ver...?

(ANABEL) ¿Eh?

¿Queréis ver el anuncio de mi sección?

¡El de las magdalenas! La cabecera.

La cabecera. ¡Ah! La cabecera.

Qué bonito.

(Sintonía de "Cine de barrio")

(Aplausos)

(ROSARIO) Resines de barrio. Sí, señor.

Berto... Berto se ha quedado de piedra completamente.

Es que me hacía ilusión que fuera un anuncio de tu sección.

(ALGUNOS RÍEN)

(BERTO) Ha sido un error, pero me hacía ilusión.

No. Es... "Próximamente: Resines...".

(ROSARIO) Está muy joven aquí.

Bueno, sí. Ya hace 30 años.

Está tan joven que parece Jorge Sanz.

¿Qué dices? (RÍE)

No, hombre, ahí yo tenía ya... Salía en "Conan".

Tenían cuarenta y tantos.

(ROSARIO) Bueno, pues eso. Al grano.

Que tengo una sección... una sección...

una sección interesantísima. (ANABEL RÍE)

Que se trata de... Es que no lo... Bueno,

sí lo vais a entender. Está muy bien recibir premios,

pero está mejor si te dan los premios.

(ROSARIO) Claro. Y si montas tú lo premios

y se los das a otra gente, mucho mejor.

Si a la gente que se lo das...

No sé si me seguís. Yo no.

Encima no pueden protestar ni hablar de nada

ni mandar agradecimientos.

Como en las preguntas. Míralo. Y entonces,

¿qué se nos ha ocurrido?

Hacer los Premios de la Comedia de "La Noche D".

Me parece genial.

Pero eso que dices ¿qué es?

Luego te lo explico. Vale.

Los Premios de la Comedia de "La Noche D".

¿Por qué empezamos? Mirad qué bonito.

A ver. Esto lo he diseñado yo.

Y empezamos al revés,

porque me da la gana. El mejor actor

de comedia en España.

Y hemos elegido a estos. Si tenéis dudas, me lo explicáis.

¿Quién puso a Paco Martínez Soria? Hombre,

¿por qué no? Paco Mar...

Que no. ¿Os gusta?

(ANABEL) A mí sí me gusta. ¿Te gusta Paco Martínez Soria?

Sí. ¿Por qué? ¿Es de tu pueblo?

¿Qué va a ser? Si era de Zaragoza.

Él era aragonés. Bueno, es igual.

No nos escuchamos nunca.

Puesto que hemos llegado a esta conclusión, ¿a quién...?

Por ejemplo, tú, Berto.

De estos cuatro. Yo tengo debilidad...

Al margen de Dani y de mí. Claro.

Somos otro nivel. (ANABEL) Sí, sí, sí.

Tú compites en cierto modo, ¿no? Estás ahí en medio.

No. Yo soy el organizador. (RÍE)

¿Comprendes? Tengo debilidad por López Vázquez.

López Vázquez.

(ROSARIO) Yo, Alfredo Landa.

López Vázquez, Alfre... Te acuerdas, ¿no?

Sí, sí. Anabel.

Yo López Vázquez también.

Morgade. Me vais a matar. Yo Alfredo Landa.

¡Yuju! Pues hay un empate.

Empate. Y vamos a ver ahora...

A continuación, va a entrar un sobre

en el que está el resultado.

¿Eso quién lo decide? Yo.

¿Ah, tú? Entonces...

No valía para nada, ¿no?, nuestra opinión.

Era por si acertabais. Ah, vale, vale.

Yo sí sé. Espérate. Y para saber nuestros gustos.

Y para saber vuestros gustos. Evidentemente.

Que coincido plenamente. Pero por encima de...

Estás tú. No.

Dani y yo no entrábamos. Ah.

A Dani no sé por qué le meten en la misma categoría.

Mejor actor de comedia

en la primera edición de los Premios de la Comedia

de "La noche D"...

Tony Leblanc.

(Aplausos)

Ah, pues... -Pues bueno.

Hombre, cualquiera de ellos es merecido, pero...

Bien, bueno,

y vamos a ver un pequeño vídeo sobre Tony Leblanc.

A continuación, aquí.

¡Estoy en la Luna!

Anda, pero ¿también están estos aquí?

¡Corten! ¡Corten!

Yo no traigo armas.

Vengo de la Tierra.

Yo no sabía que ya estaban Vds. aquí.

-Pero si esto es Almería, "chalao".

¿Almería? (MUCHOS RÍEN)

¿Que esto es Almería?

(MUCHOS RÍEN) En fin...

En fin...

(Aplausos)

Tony Leblanc. Siguiente categoría.

Va rápido. Son tres nada más. No os preocupéis.

Mejor actriz de comedia.

Las candidatas, con una selección brutal, son...

(ANA) Selección brutal.

(ROSARIO RÍE) Un momento, que no sale. Ahí está.

"Resines de barrio". Mejor actriz de comedia.

Y las candidatas son estas... A ver.

¡Ostras! Está difícil.

(ANA) Cuatro fieras. Ahora, empieza Ana.

Venga, mi voto va para Rosa María Sardá.

Rosa María Sardá.

El mío para Gracita Morales.

Gracita Morales.

Ro...

Yo me quedo con Mary Santpere,

que fue la primera cómica que yo vi.

Mary Santpere. Tenemos tres distintas.

Berto.

¿A ti te han llamado Bertín? Estoy... ¿Bertín?

Sí. La gente que no sabe cómo me llamo.

(ALGUNOS RÍEN) Se equivocan.

No, es que se me ha ocurrido ahora.

Pese a tener debilidad pro Mary Santpere,

me quedaría con Sardá.

Y además,

me gustaría recordar que creo que fue

la primera que se echó a la espalda un...

Una presentadora de... (ANA) Unos Goya.

No, no, de programa como tipo "late".

Ah, la de "Ahí te quiero ver". (BERTO) Sí.

Por favor, que salga el...

Es el mismo. Le haces ir y venir.

¿Por qué no viene con todo del tirón?

No. Queda más bonito así. (ROSARIO) Claro, hombre.

Queda más elegante. Si se pudiera sentar ahí...

Tiene que ir afuera. Perdóname que te haga volver.

¿Le has preguntado si es un esfuerzo para él o no?

Es un señor que se dedica a estas cosas.

Mejor actriz de comedia... (ROSARIO) A ver.

...en la primera edición de los Premios de la Comedia

de "La Noche D":

Gracita Morales. (BERTO) Muy bien.

¡Ay, mira! Ha ganado Anabel.

Esta mujer decía: "Hola" y ya está.

"Señorito". -Es verdad.

Es una sección que no durará mucho. ¿Ha ganado Anabel?

¿Ha ganado Anabel? Ha ganado.

He ganado yo y ella. (BERTO) Dejadme adivinar.

No ha ganado nada. No.

Cuidado, que no hemos acabado todavía la primera edición.

Ah. Vale, vale.

¿Quedan más? No nos pongamos...

No adelantemos. Es que Gracita Morales...

Me ha parecido intuir, ¿sabes? (RÍE)

Lo que ha dicho. ¿No la vemos en acción?

Era muy graciosa. A ver.

"Yes, yes".

Pues claro que "yes".

Ay. Pero qué cataplasma eres, míster Martínez de "my life".

"Yes, yes".

Vamos, por "my mother" que "yes".

"Thank you".

Hasta "tomorrow".

Hasta "tomorrow".

Hasta "tumorru". Hasta "tumorro".

(Aplausos)

Perdón, me había adelantado. Vamos a la mejor película de comedia.

(ANA) Vale.

Hemos elegido todo tipo de películas.

Todas con grandísimo éxito de público.

Y casi todas con una gran recaudación.

Que no siempre va unido. A veces el público...

No sé si lo entendéis. Tenemos:

(ROSARIO) Ajá.

Y aquí aprovecho para...

hacer un pequeño homenaje familiar.

Cuidado, ¿eh?

A ver, esto es difícil.

Esto es serio, ¿eh?

O sea, a ver...

Daba igual que eligiese otra.

Ibais a decir... Cada uno tiene preferida.

Estas cuatro tienen un sentido.

Tocan todos los palos.

No quiero hablar más,

porque me parece indignante. (ANABEL) Inútil.

No, inútil... Me has llamado... ¿Quién empieza?

Me has llamado inútil. (RÍE) No.

No, yo he hablado de la sección. (ANA) Te vas a ir contento.

(ANABEL) Que... que... -No, tú no.

Has empezado ahora. (ANA) Dale.

¿Votamos o qué? No, pero empezamos al revés.

Empieza Berto. (ROSARIO) Claro.

Yo "La escopeta nacional".

"La escopeta nacional". (ROSARIO) "La escopeta".

"La escopeta nacional". También "La escopeta".

"La escopeta nacional". Rompo lanza por "El bosque animado",

del que era fan desde muy, muy, muy pequeña.

El bandido Fendetestas: "Me caso en Soria".

¿Cómo? El bandido Fendetestas.

Decía: "Me caso en Soria. Alto ahí, me caso en Soria".

Ah, si es verdad. Alfredo Landa era, ¿no?

Era Landa. No, si todos los que han salido estaban por aquí.

Si eran los mismos.

Y el resultado...

mayoritario de los invitados y el de verdad es este.

Este se ha hecho los 10 000 pasos hoy.

(ALGUNOS RÍEN)

Poco se habla de este, ¿eh? Poco se habla de...

Muchas gracias, muchas gracias.

(ROSARIO) Qué nervios.

Que no había premio, ¿eh?

(ANA) ¡Eh! (ROSARIO) ¿Qué me dices?

¿Cómo? ¿Cómo? Chavalotes.

¿Cómo? Esto...

El ganador es...

(ANA) Qué bien trabaja. "El brazo tonto de la ley",

de Santiago Segura.

-# "Apatrullando" la ciudad.

# Por la noche... #

Eres un mentiroso. -Qué mentiroso.

"El brazo...".

# "Apatrullando" la ciudad. #

(Aplausos)

(ANABEL) Liante. Me han dado 500 pavos.

¿Está currando ahora con Santiago? Me ha ofrecido un papel.

(ALGUNOS RÍEN) De un día.

Antonio...

Bueno, venga, vale. Santiago, me quedo con esto.

Ya cuando nos veamos, te lo devuelvo.

La ganadora es "La escopeta nacional",

de Luis García Berlanga.

(Aplausos)

¿A que os ha gustado la sección? A mí me ha encantado.

Pero tú no tienes que decirlo, hombre.

Bueno, pues ya está. Hay un vídeo.

Hay un vídeo, sí. Perdón.

Hombre, buenos días.

Pero ¿cómo se atreve usted a entrar?

Fuera. Fuera de mi casa. ¡Fuera!

Pero... -¡Fuera!

Oiga... -¡Fuera!

-¡Fuera!

Escuche, atienda.

Hemos llegado con retraso.

Una pequeña avería en el coche.

Perdone, perdone.

Pero ahí dentro, en el salón,

hay un degenerado que se la está pelando

a cuenta de la señorita. -¿Dónde?

Ah.

Buenos días, marqués.

(Aplausos)

Era Bárbara Rey. Era Bárbara Rey.

La que estaba sentada en el... en el Jeep era Bárbara Rey.

¿Era Bárbara Rey? (ROSARIO) Era, sí.

Los repartos buenos de las pelis de Berlanga.

El de "La escopeta nacional"... -Muy heavy.

Ojo, ¿eh? Tremendo.

Bueno. Bueno, Antonio, que...

Ah, que ya me despido. Pues sí.

Con ese cochecito... Contento con tus sección tú, ¿no?

Sí, ¿no? Cada día la cambiamos.

(RÍE) Tocamos temas distintos.

Es una sección que tiene un futuro espléndido.

Un día trae anuncio, otro cabecera.

Cualquier cosilla. (ALGUNOS RÍEN)

Un aplauso para Resines. Coge el tráiler.

Pasadlo bien.

(Aplausos)

-# Viva el "tronío"... # Ahí.

# ...de ese gran pueblo con poderío. #

(ROSARIO RÍE)

Oye, ¿os habéis planteado...? ¿Qué?

¿Os habéis planteado en algún momento de vuestra carrera,

por lo que fuera, decir:

"Me retiro. Hago otra cosa"?

(ANA) Claro. (ROSARIO) Yo sí.

No sé vosotros, yo sí. ¿Sí?

¿Y cuándo y por qué? (BERTO) No sé hacer nada más yo.

(ALGUNOS RÍEN)

¿Y cuándo y por qué razón?

Hombre, muchas veces.

Hubo un momento en que dije: "Me he equivocado".

"Esto no es lo mío. Me he venido arriba

y me he equivocado. (ROSARIO RÍE)

Pero estabas currando, te... te... Sí.

Pero muchas veces te pasa.

No sé si a vosotros os pasa.

Pero te pasa. Cuando no te sale.

Hay momentos de... de...

Pues que te sale un monólogo torcido

o que te crees que haces un trabajo en un programa

y no estás llegando donde tú quieres.

Y dices: "Yo... Mira, ábrete un quiosco".

Es que las cosas... Verás, yo es que venía

del teatro independiente. Es curioso,

porque siempre que digo: "Dejo el oficio", me sale trabajo.

Es como: "Te vas a enterar". -Lo haces por eso, tía.

(ROSARIO) No, es curioso.

Veníamos del teatro independiente.

Y la verdad que hemos pasado muchos fatigones.

A mí casa entraba un pollo y le bailábamos bulerías al pollo.

A ver si creía un poco más. -¿Entraba un pollo en tu casa?

De vez en cuando entraba un pollo. De comer.

Hombre, pasábamos hambre, pero de vez en cuando un pollo caía.

O... (BERTO, RIENDO) Buenas tardes.

O incluso...

una caja de galletas, fíjate lo que te digo.

¡Hala!

Y es verdad. Y decíamos: "No". Yo era licenciada.

Decía: "Me pongo a estudiar oposiciones

y ya está". Cada uno lo lleva

como lo lleva. Yo no sé cómo lo llevaría otro de nuestros tótems

en el humor,

que... que yo creo que es necesario que esté en el programa.

Y nos lo cuenta Lara, esta chica tan maja del otro hemisferio.

(Aplausos)

Estamos en 1970.

La dictadura franquista está llegando a su final.

Y la vida en blanco y negro, como la tele,

se va llenando de color.

En el prefestival de Eurovisión,

una pareja cae eliminada cuando el jurado elige "Wendoline",

de un tal ¿Julio Iglesias?

La mujer que aparece eliminada se llama Conchita.

Y su compañero, no sé si les suena, Eugenio.

(AMBOS) # Todo lo que un hombre sueña

# se puede lograr.

# Desde una cuna pequeña

# hasta un grandísimo altar. #

(Aplausos)

Ese año, España perdió un cantante,

pero ganó a una leyenda del humor.

El despegue de Eugenio fue espectacular.

En sus actuaciones no cabía ni un alfiler.

Y en dos semanas, pasó de ganar 10 000 pesetas

un fin de semana

a 1/2 millón por gala.

Eugenio llegó tan talo

que se convirtió en el humorista

más contratado de España.

Para que se hagan una idea,

tenía más galas que Ana Belén y Víctor Manuel,

dos de las mayores estrellas del momento.

Atentos a su primera aparición en Televisión Española,

porque el primer chiste que cuenta no lo empieza con su famosísimo:

"¿Saben aquel que diu...?". Ojo.

Saben aquel que dice

que se encuentran dos amigos

y uno le dice al otro:

"Hago los 100 metros lisos en 8 segundos".

"¿Qué dices en ocho segundos?".

"Si el récord mundial está en 9,9".

"Es que he encontrado un atajo, tú".

Eh... Muchas gracias. Muchas gracias, Lara.

(Aplausos)

Tipazo, ¿eh? Es que...

es que se rompe el molde con esta gente, ¿eh?

También. Otro don brutal, ¿no?

Lo de hacer comedia desde la nada.

O sea, el tío estaba "quietecico".

Lo más que hacía era coger la copa

o echar la ceniza. (ANABEL) Sí. La calada, la pausa.

Una calada, la pausa. Pero Buster Keaton también era...

(ROSARIO) Perolo controlaba bien. Y es muy importante.

Tener una pausa que la gente... Y después, todo su zambombazo...

Claro, pero tener la calma y la serenidad de esperar, ¿no?

Habéis flipado con lo de "Eurovisión".

Totalmente. -Bueno, bueno.

No dejemos esto. (ANABEL) Faceta de cantante.

¿Quién era la Conchita esta? (BERTO) Su mujer.

Y él acostumbraba a colar alguna canción en los discos.

Como tenía los discos en casa... (ANA) Vinilos del humor.

Siempre tenía alguna canción que yo la pasaba.

Para ti no es algo nuevo que Eugenio cantara.

Pero él sí que insistía con eso. (ANA) ¿Ah, sí?

Y le molaba el rollo. (ROSARIO) Fíjate.

El repertorio y la línea editorial de Eugenio,

o sea, no contaba chistes...

A día de hoy, diríamos...

¿No? Eran chistes

que tenían ese puntito surrealista que había que ser muy valiente.

Yo lo adoraba, pero... (ROSARIO) Tenía humor negro.

A mí me encantaba. -Tiene mi chiste favorito.

Lo tiene él. El de: "Dios mío, dame paciencia, pero ya".

(ALGUNOS RÍEN) -Parece que es el mejor chiste,

más corto y más efectivo que hay.

(Aplausos)

Es flipante. -Sí, sí.

Bueno, y hablando de chis... Perdón. Hablando de chistes,

¿qué opináis...?

¿Qué relación habéis tenido vosotros con el chiste,

tanto profesionalmente como usuario?

Porque a mí... Yo no sé contarlos,

pero a mí me encanta contarlos en "petite committee" con mis amigos.

¿Esto del chiste se os queda antiguo?

Yo he de reconocer que es eso, es otro género.

Y me parece muy difícil hacerlo bien. Pasaba con Chiquito.

Es que... O Eugenio.

(BERTO) Es que yo a Chiquito no lo considero

tampoco un "cuentachistes". Era el Ferrán Adriá de los chistes.

Era Dalí, era vanguardia. Lo de... Sí.

Deconstruía chistes. Claro.

Entraba el chiste por una puerta y bueno...

(ANABEL) No sabías... -Al final,

el remate del chiste te daba igual. (ANA) Sí.

(BERTO) Habías pasado un rato cantando,

bailando, por sus muelas, etcétera.

Pero... pero igual ahora los chistes son los memes, ¿no? Quiero decir

que siempre hay.

Esa... esa... Sí, un meme es...

Esa explosión. ...un chiste con ilustración.

Hombre, y también, indudablemente, los chistes,

que por eso igual puede ser que digas que han pasado de moda y tal,

porque durante unos años se hacían chistes,

yo qué sé, de gays,

de gangosos, de no sé qué. Y ahora,

pues bueno, hay una cuestión

políticamente o éticamente correcta de...

de no hacer burla, ¿no?

De... de... de determinados... Parece que al chiste

se le ha estrechado el caminito, ¿no? Os voy a decir...

Pero al WhatsApp te llegan igual. Te llegan.

Voy a decir una cosa (RIENDO) Tú con el WhatsApp...

Pero según qué te guste,

te acaba llegando el material incorrecto o el que sea.

Independientemente de eso,

yo quiero que le demos hoy entrada

a un enorme profesional del humor. Yo lo admiro muchísimo.

Lleva muchísimos años trabajando.

Y para mí, a día de hoy,

es la estrella de los chistes en este país.

No sé si lo conoceréis o no. Pero lo vais a conocer.

¡El comandante Lara! ¡Un aplauso enorme!

(ANABEL) Sí, hombre.

(Aplausos)

(Djmastersound "Celebration")

Familia, ¿qué tal?

Hola.

Dani, grande.

Bueno, Comandante. -Anabel, ¿qué tal?

Hola, cariño. -Encantado. Aquí me siento.

¿Cómo estás? Jo, qué presentación, ¿no?

El tío que cuenta mejor los chistes. ¿Qué dices?

No, no. Un poquito arriba.

Te meto presión. Sé que a ti... Me has presionado, ¿eh?

Oye, primero, gracias por venir.

"Bue".

En un programa que se habla del humor en todos sus ámbitos,

no podía faltar una persona como tú.

O sea...

Yo estoy abrumado con estas palabras nuevamente, de verdad.

Me estoy quedando aquí, encogido.

Porque aquí, rodeado de tantos grandes...

Que os veo, os escucho, flipo con vosotros.

Y ahora, me siento yo aquí, con ustedes.

Pero ninguno sabemos contar chistes. -No, no.

¿No? ¿De verdad? -No, de verdad.

Venga ya, eso no me lo creo.

Es un farol que os tiráis aquí. (ROSARIO) Es verdad.

Es un arte muy concreto. -Melo parece.

Una técnica precisa. (BERTO) Yo me los cargo.

Da una pena... Da una pena...

Yo he cruzado la pierna porque estáis todos,

pero yo no estoy cómodo así. La pierna cruzada...

Oye, Juanma, aparte de...

de... de que tu...

de que tu mejor más el chiste,

tú eres un currante de toda la vida, has hecho radio.

Sí. Te escucho desde adolescente.

yo sé que tú te has currado circuitos de bares...

O sea, tú has actuado en sitios donde nadie

se imagina. Como las hormiguitas.

¿Nos quieres contar algún sitio raro, extraño, que hayas actuado,

que tú dijeras: "He actuado hasta en este sitio"?

Pues mira, actué una vez en un local de intercambio de parejas.

Era... (ALGUNOS RÍEN)

(Aplausos)

¿Y te prestaban atención? -Claro.

O sea... -Espérate.

Espérate. -Está complicado.

Mala noche. Dices: "Un intercambio de parejas

y me quedé con el cómico". (BERTO RÍE)

Porque lo demás no... O sea, o sea...

Era el cumpleaños del dueño.

(BERTO RÍE)

Él me conocía. Entonces, me llamó: "Mira, que es mi cumpleaños".

Venía... Adán y Eva se llama el local.

"Va, venga". Yo, al principio, no sabía bien.

Yo me informé un poquito y ya vi que era

de "swinger" y de... y de "gloryhole" y de...

De verdad. Yo vi el menú ya

de leo que ofrecían, de cuarto oscuro.

(ROSARIO) Me ha encantado. -Claro.

(BERTO) De todo. (ROSARIO) Me lo quedo.

Me lo quedo.

Pero en inglés suena todo mucho mejor, ¿eh?

Hombre "gloryhole" como va a ser igual que...

Suena mejor que meter la picha por un boquete.

(ALGUNOS RÍEN)

(LARA RÍE)

Y claro, entonces, me llamaron.

Y venga, yo voy. Y atentos, atentos.

Allí no había escenario ni nada. Y ahora, pues me dice:

"¿Dónde te quieres poner?". Digo: "No sé".

Había una barra de estas de las bailarinas.

Y me monté encima de la barra de pedir copas y eso.

Me monté allí. Estaba la barra aquí.

"Venga, vamos a empezar".

"Venga, vale".

Y ahora, no quitaros las...

Había películas porno.

Había películas porno en las pantallas del local.

Y no quitaron, no quitaron.

Y entonces, yo empecé: "Venga, buenas noches".

"¿Qué tal?".

Y yo miraba para atrás y veía allí a un tío despeinando a la cotorra.

Y el otro enterrando la nutria allí. Claro.

Y un poquito descolocado, claro.

Entonces, yo tiré por la temática esa.

Yo me fui ahí. Digo: "Aquí me tiro de cabeza":

Empecé a contar borderías. Y total, me los metí en el bolsillo.

Pero vamos, mientras, desde ahí arriba, claro,

se veía allí a un señor mayor metiéndole ahí mano en las cachas

a dos rubias al lado. (ROSARIO RÍE)

A otro dándole un besito. Yo qué sé.

Estaba un ambiente rarísimo.

Y cómo olía allí.

(ANABEL) Además. (ALGUNOS RÍEN)

Es lo que se te ha quedado.

Lo que le impresionó era eso.

Y nos enseñaron todas las instalaciones. Pero bueno,

fue una experiencia extraña.

Y aquí os lo estoy contando y otra vez contándolo me...

me resulta supercutre. (BERTO) Es muy bonito.

Me llevé a mi pareja. Vino Manuela conmigo.

Y vino también su hermana Soraya. Que su hermana es un cascabel y ríe

con cualquier cosa. Y estaba allí meada de risa.

Porque claro, al ver el sitio...

Ella se reía más que nadie. Ella veía

la película porno, yo contando chistes.

Aquello fue un desbarajuste muy gordo.

Pero me lo pasé genial, de verdad. Luego, al final, fue...

Vamos, que me recompensó. Pero, Juanma, hombre,

tú también tienes la suerte de currar con gente grandísima,

como toda la gente de Cádiz y demás.

Pero cuando hablamos de "cuentachistes",

cuando tú eras más jovencillo, ¿quiénes han sido para ti...?

Yo con Paco Gandía contando chistes

he flipado toda mi vida, toda mi vida.

Yo también tuve la suerte de verlo en alguna feria.

Allí, en Jerez, en la Feria de Jerez,

en la Feria del Caballo, pues estaba la caseta municipal grande.

Y estuve con mis padres, yo muy chiquito, viendo a Paco Gandía.

Y aquello era un "flipazo". Ese hombre es un espectáculo.

Las comparaciones que te metía en medio del chiste.

Los gestos de él, todo serio, con su traje.

El chiste de los garbanzos,

el chiste del entierro, chistes, vamos, míticos.

Y yo con ese hombre he flipado toda la vida.

Y ya te digo, lo tengo en un pedestal a Paco.

Qué bonito. Paco Gandía, otro grande.

Oye, ¿y cuál ha sido...?

¿Tú eres vergonzoso, Juanma? Yo te veo...

Juanma no. Yo me llamo Luis.

¿Ah, sí? ¿Eres Luis? Me llamo Luis.

¿Y por qué te digo Juanma? Hay un actor llamado Juanma Lara.

Te llamo Comandante y no la cago más. Comandante.

Me está diciendo Juanma. -"Juanmandante".

"Juanmandante". -"Juanmandante".

Mira, te hablaba de si alguna vez has sentido ridículo

y ahora, me quiero morir. (TODOS RÍEN)

¿Qué te parece? ¿Eh?

Te lo ilustro ahora.

(Aplausos)

(ANABEL) Lo de la vergüenza ajena. -Lo bonito de la presentación

y ahora me llama Juanma. Juanma, el de los chistes.

Que no te he llamado...

Nadie los cuenta mejor que Juanma. No te he llamado Luis en tu vida.

Se parece a Juanma Lara, es verdad.

(BERTO) Es que pasa una cosa.

Yo no lo conocía.

Y antes de salir,

él lo corroborará,

le he dicho: "Oye, perdona,

¿tú cómo te llamas? No te llamarás de nombre Comandante, ¿no?".

Claro, claro. Me dice: "Me llamo Luis".

Y te veo aquí llamándole Juanma

y yo pensando: "O este cabrón me ha engañado

o yo estoy peor de lo que pienso hoy".

(Aplausos)

"Este va diciendo un hombre a cada uno".

Juanma, Borja, Paco.

Oye...

El Juanma Lara este. Comandante.

Y ahora le traigo aquí... No sé si vosotros os acordáis.

Ha habido a lo largo de la televisión

muchísimos programas de humor,

temáticamente de humor.

Pero había uno que yo era muy fan, muy, muy fan.

Y yo me he obsesionado en poder traer un poquito de se programa.

El "No te rías, que es peor".

(ANABEL) Hombre... -Buah.

Sí, ¿verdad? -Lo veía con mi madre.

Era en esta casa, cuando no había muchos canales.

Era a la hora de comer. -A las 14:00, antes del Telediario.

A la hora de comer. (ANABEL) A las dos y pico.

Claro, claro. Yo os voy a plantear un reto.

Él ya lo sabe.

Y yo quiero formar otra vez como dos equipitos, ¿vale?

Entonces... (ANABEL) Contar chistes.

(BERTO) Yo no estoy fino.

No contarlos. No, contarlos no. Ah.

Tranquilos. Las abuelas juntas.

Tenemos a un profesional. Bien.

Un profesional. Ahora, por favor, nos vamos todos para allá.

Ana y Anabel se van a sentar en esas dos sillas.

Vale. Y vosotros vais a estar mi ladito.

Juanma.

(Sintonía "No te rías, que es peor")

Te llamo Juanma ya toda la vida.

Ponte en el estrado.

Yo planteo... ¿Qué hacemos, Dani?

Ahora entráis vosotros. Yo lo que planteo es, Luis,

un par de... un par de chistecillos a ellas dos. Tiempo suficiente

para que tú... ¿Debo hacerlas reír?

Ellas harán por no reírse. Ellas remarán en contra.

Ah, debemos intentar no reírnos. No reíros.

Me cago en...

Eso va a ser como lo de la comida de... Joer.

Cuando queráis. ¿Preparados los tres?

Sí. ¿Sí? Venga. Vamos a por ello.

Uno que va al doctor, se sienta en la consulta y le dice:

"Doctor, sin rodeos,

¿tengo problemas de memoria?".

Y dice el doctor: "¡Que sí!".

(BERTO RÍE)

Es que hemos hecho contacto visual. (LARA) Una tortuga, una tortuga.

Una tortuga escalando, subiendo por el tronco de un árbol.

La pobre así, a duras penas.

Pasándolo muy mal. Llega arriba. -Es que eso ya es gracioso.

A la copa del árbol.

Y... y empieza la tortuga a nadar muy despacito por una rama.

Y llega al filo.

Y hace así y se deja caer.

Mira, pegó un "carajazo" allí la tortuga. ¡Boom!

Un "tortugazo" allí...

Mira, se da la vuelta como puede

y sube otra vez para arriba por el tronco.

Llega a la misma rama.

Otra vez por la rama así.

Y hace la tortuga así, se tira otra vez.

Mira, otro "carajazo". La tortuga allí... ¡Boom!

Y en un nido, detrás de la rama,

había una parejita de pájaros

y le dice el macho a la hembra:

"Gertrudis, me parece a mí que tenemos que decirle al niño ya

que es adoptado, ¿eh?".

(ANABEL Y ANA RÍEN)

Bueno, podéis ceder los asientos. (LARA) Venga, venga.

A Rosario y a Berto. He aguantado el primero.

He aguantado el primero.

No has aguatando el segundo. Ánimo, ¿eh?

Es que... -Ya el esfuerzo de la tortuga

ya me ha matado. Juntaos a mí.

Ay, perdona. -Ay, qué cosa.

"¿Qué te juegas a que hago una tortilla haciendo el pino?".

Dice: "No hay huevos". Dice: "Ah, entonces nada".

(ALGUNOS RÍEN)

(Aplausos)

Dice: "Mira, Paco".

"Una estrella fugaz. Corre, pide un deseo".

"Ya".

Dice: "Ay, se me olvidó decirte ante que mi madre

viene a comer mañana con nosotros".

Y dice: "Si todo sale bien, no viene".

(ALGUNOS RÍEN)

Dice: "Ay, Charo, que me está dando un ataque al corazón".

"Coge mi móvil y llama a una ambulancia".

Y dice: "¿Cuál es tu código pin?".

Y dice: "Déjalo. Ya estoy mejor".

Que no lo he entendido. -¿No has perdido tú?

"No lo he entendido", dice.

No lo he entendido. (ANABEL) Yo ahora.

Pero él iba a tope, ¿sabes?

Eso me ha hecho mucha gracia.

Ya se ve.

(LARA RÍE)

Dice... -¿Te has recolocado las orejas?

Dice... -El micro, perdona.

El micro no, el flequillo.

Uno que iba andando y le dice el de la cera de enfrente:

"Adiós, tocayo".

Y dice: "Adiós...".

"Adiós, adiós". (ALGUNOS RÍEN)

(Aplausos)

Dice: "Paco, dime algo que me haga sentirme como una perra".

"Paco, dime algo que me haga sentirme muy perra".

Y dice: "Amparo, sit, sit".

(ALGUNOS RÍEN)

Es que ya lo sabía.

(Aplausos)

Comandante, el último.

# Soy minero. #

Dice: "Doctor, haga Vd. el favor de tomarse un poco más en serio

la colonoscopia".

(ALGUNOS RÍEN)

Aplauso para el Comandante Lara.

(Aplausos)

Bravo.

(Sintonía "No te rías, que es peor")

Adiós, mi vida.

Berto, ¿qué te ha pasado? Qué maravilla.

¿Qué te pasó con el del código Pin? ¿El de qué?

El del código pin. ¿Qué te ha pasado?

Hostia... -Se ha noqueado.

Es que lo que más gracia... Me ha hecho mucha gracia,

porque no lo he entendido, pero le he visto tan entregado,

iba tan a tope que me provocaba como una disonancia cognitiva

que me ha hecho muchísima gracia. -Disonancia.

Eso no lo he provocado en mi vida. -Una disonancia cognitiva.

¿Disonancia cognitiva?

(BERTO RÍE)

Es que eso en Cádiz no hay. (LARA, RIENDO) Eso no hay allí.

Oye... Choque de trenes.

(LARA) Ah, vale, venga. Me parece increíble.

Porque cuando vas con un monólogo o con un texto,

pues más o menos la rutina la tienes. Pero cuando tú

te subes a un escenario, ¿tienes en la cabeza la rutina

o te van viniendo? No. Yo...

yo también cuento unas historias. Yo no digo monólogos,

yo cuento historias, entrelazo cosas.

Y pamplinas gordas.

Y claro, yo llevo un guioncito.

Pero claro, yo divago mucho.

Yo cojo la calle de en medio y me voy.

Y luego, intento volver como puedo.

Y vamos, tanto que yo he estado incluso que me han tenido que decir:

"Bájate ya".

"Ya se está yendo esto de madre ya".

La gente como diciendo: "¿Este cuándo acaba?".

Se están riendo, afortunadamente, pero divago mucho.

Llevo mi guioncito, pero eso, improviso mucho.

Y luego, los chistes sí. Chistes tiene uno en la cabeza 500.

Y se va acordando de los 500. Te acuerdas de 15 ese día.

Otro día te acuerdas de siete. Qué maravilla.

Vas aprendiendo escuchando nuevos. Te cuenta a un colega.

Yo soy mucho de que me cuenta un colega, me lo cuenta muy mal

y yo intento... Le das...

Le doy un poquito de gotelé

y lo llevo al escenario. Me gusta que me cuente chistes la gente.

Claro. Y los voy cogiendo.

Porque un chiste no es de nadie. Eso más anónimo que "El Quijote".

"El Quijote" no es anónimo. -Sí, la segunda parte, sí.

El tercer volumen, sí.

Claro, la segunda parte, sí. La uno, no.

La segunda.

Bueno, esto... Pues eso.

Que son anónimos.

Los contamos. Esto es un vaivén.

Yo, bueno, como vosotras lleváis aquí tanto ratito,

supongo que tendréis cosas que hacer. Tendréis deberes.

Yo mucha plancha. Y ella está gestando.

Dar a luz. -Ya está.

Anabel, Ana, muchísimas gracias por venir.

He estado superagusto. Espero que vosotras también.

Muchas gracias.

Muchísimas... Gracias, cariño.

Por favor.

(Aplausos)

Adiós, cariño mío. Muchísima suerte en todo.

Por ahí. Hasta siempre Muchísimas gracias.

Adiós.

Adiós.

(Aplausos)

¿No tenéis ese síndrome de que como la gente sabe que sois graciosos

no os tomen en serio la gran mayoría de veces?

O cuando viene alguien que te conoce de primeras,

tú le vas a contar una cosa, el que te va a reparar la lavadora,

y que... y que no te toman en serio.

Hablando de lavadoras, hay un chiste que dice...

"Paco, Paco, la lavadora se ha calcificado".

Dice: "¿Para la final?".

(ROSARIO) ¿Cómo has dicho?

Se ha calcificado. -¿Y qué ha dicho?

Para la final.

Esto es peor... Lo peor,

que te hagan repetirlo. Otra disonancia cognitiva.

Como me quité las gafas, no te oigo bien.

Lo he dicho.

Me estoy especializando en disonancias. Acá.

¿Te quieres tumbar?

No, no, no. Me están diciendo que me eche para acá.

Yo soy muy obediente.

¿A ti te ha paspado, Rosario? Hombre, yo tenía...

Ahora llevo tres años el monólogo de Alberto Conejero,

de los días de la nieve.

Pero a mí antes me pasaba de salir al escenario

y la gente se descojonaba de risa.

Y esto no era de risa. Ya.

Y tenía que pasar un rato largo, largo, que fue de las cosas que hice

con el texto para que la gente se calmara.

Porque es que esto no era de risa. Pero era salir

y se estaban descojonando.

A mí eso, por un lado, me hacía gracia.

Y por otro lado, decía: "Coño, no me están tomando en serio".

Y yo ya tengo una edad y unas cosas.

Mira, yo, en Semana Santa,

yo canto saetas en Semana Santa. Tú eres cantaor.

Sí. Eres de familia de artistas.

Sí, sí. Por eso digo. Lo traigo a colación...

¿Hay algún Juanma en tu familia que me haya podido confundir?

(ROSARIO) ¿Aparte de Lara? (LARA) Juan Manuel, guitarrista.

Es mi primo Moneo. Ya tenemos un Juanma.

Pues lo dicho, que yo a lo mejor estoy...

medio pensando la letra de la saeta, se está acercando la imagen

a la que quiero cantarle y a lo mejor hay uno ahí

pidiéndome un chiste diez segundos antes.

Que no sabe que yo voy a cantar. En Jerez, sabe gente

que voy a cantar. Pero igual está uno allí:

"Luis, venga, un chistecito".

Y está llegando la imagen y tú estás pensando la letra.

Y le tienes que cortar ahí, o cualquier amigo mío.

"Quillo, dejadle ahora, que le va a cantar al Nazareno".

"¿Cómo te va a contar un chiste?".

Y claro, eso le causa también una disonancia cognitiva

a mucha gente. El decir... -Claro.

Claro. (LARA) El decir: "Este tío

va a cantar una saeta todo sentida

y va a emocionarse

y van a saltarse las lágrimas a él y a su gente

porque está cantando".

"Y luego te cuenta un chiste". (BERTO) Y además,

el camino de vuelta es imposible recorrerlo.

A mí me pasa luego que además, también si intento no...

si intento ser serio,

me sale el tiro por la culata. -Claro.

Porque mira, el otro día vino...

vino a casa un señor, un técnico,

a... a cambiarme

un aparato para ver la tele mejor, ¿vale?

Entonces, la tele ahora se iba a ver mejor, en 4 K.

Yo estaba serio, con los chiquillos al lado, y él cambiándolo.

Y... y yo muy serio. Y el hombre me dice:

"Hombre, estás muy serio para lo que eres".

Yo pensaba: "Tampoco quiero yo...".

Y, de repente, dice: "Ahora, la tele se va a ver en 4 K".

Y mis hijos dicen: "¿Y esto qué es, papá?".

Y digo yo: "Esto es que se va a ver mejor".

"La gente que saldrá por la tele se va a ver más guapa".

Y salta el tío y dice: "Eso es que vuestro padre

no podrá salir más por la tele".

(ALGUNOS RÍEN)

(LARA) Toma ya. (BERTO) Entonces...

(Aplausos)

Hombre, pero tú muy bien. -Y entonces, dije:

"Oiga, sí, señor". Está muy bien tirado.

(ROSARIO) Está muy bien.

(LARA) Lo trajo bien.

Fallo mío por ponerme serio, ¿sabes?

Claro. Le cedí terreno y me metió un gol.

Vamos, le diste el brazo y te cogió el tronco.

Claro, totalmente.

Oye, yo creo que sería... sería yo

muy torpe si no aprovechara el momento, comandante,

para crear un poquito de disonancia cognitiva con los de casa.

La gran mayoría te conoce

por la radio, por tu personaje de los chites.

Pero si te cascas un fandanguito aquí...

Yo... (BERTO) Hombre.

Te estoy... No me lo esperaba.

¿Te estoy haciendo un atraco?

Un fandanguito, de humor o no. A ver.

Pero esto... ¿Me vas a odiar por lo que te pido?

(ROSARIO RÍE) -No, pero mira,

más que fandango, yo soy Jerez, yo te puedo cantar por bulerías.

Olé. Hombre, lo que quieras.

He dicho fandango, porque es cortito.

Bueno, venga, sí, sí. Lo que tú quieras.

Pues venga, voy a intentarlo. Me has cogido en fuera de juego, venga.

Todo sea por la disonancia cognitiva.

(ALGUNOS RÍEN)

Me voy a hacer el soniquete aquí solo.

# Le, le, le, le.

# Y el maldito arriero,

# y el maldito arriero

# después que me había pegado,

# quiso quitarme el dinero. #

(ROSARIO) Olé.

# Palacio del rey.

# Y, ay, caballito de caña.

# Y cuando

# y ese caballo relincha,

# retumba "toita" la España.

# ¿Qué quieres tú conmigo, gacho mulato?

# Que tú no tienes un duro,

# no vale nada.

# Y ahora me voy con mi "mare" Manuela. #

¡Olé! ¡Olé!

¡Olé!

(Aplausos)

Qué arte tienes.

Olé.

Bueno, después de este...

De una de las mayores disonancias cognitivas de este año en TVE,

me vais a perdonar un momentito. Me esperáis aquí.

Porque tengo que hablar con una persona o varias personas.

No sé qué me voy a encontrar. Porque cuando uno hablar de humor,

supongo que también tiene que hablar

de esa manera de hacer humor, que es

reencarnarte o que te posean. O...

No lo sé. Tenemos aquí un personaje.

Buenas tardes.

(CARRASPEA)

¿Qué tal?

Bien. ¿Bien?

Bien. Eh...

En este programa no nos gusta mucho hablar de la cosa,

pero creo que hay que hablar de la cosa.

¿Hay algún dato nuevo, Fernando Simón?

(IMITA A FERNANDO SIMÓN) Vamos a ver.

Según los últimos datos acumulados, de las incidencias,

no hay ningún dato relevante.

Lo que te puedo decir es que he visto atentamente este programa

y los otros y te puedo decir

que, como mucho, serán uno o dos programas más.

(Risas)

Eso es bueno, en mi caso.

Bueno, en tu caso, la verdad es que sí,

por lo que suele usted acertar,

igual estamos aquí más tiempo que...

(TOSE) Que "Dallas", la serie.

(TOSE) ¿Quiere usted agua?

No es que me haya comido una almendra,

es que estaba recordando a Broncano bailando y me entró una arcada.

Te ha entrado... (ALGUNOS RÍEN)

Bueno.

(Aplausos)

En otro orden de cosas, algunas voces críticas,

que siempre las hay,

le han hecho un traje, señor Caprile.

(IMITA A CAPRILE) Vamos a ver, ¿qué traje me han hecho ni nada?

Si yo, como modista oficial de "Maestros de la costura"

y de la postura,

porque a mí me gusta mucho posturear,

en las redes sociales yo postureo.

Soy el de... No, del costureo. Ah.

En mi caso. ¿Sabes?

Hago un traje a quien haga falta.

Yo he vestido a la realeza. ¿Ah, sí?

Yo he vestido a todo el mundo.

A Pila Rubio, en el parto, la he vestido yo.

¿En el parto la has vestido? El vestido ese que lleva

de parturienta, abierto por detrás, es mío.

¿Es de Vd., de Caprile? Es mío.

Caprile, sí. Y no doy puntada sin hilo.

Vas muy bien vestido, Dani, por cierto.

Muchas gracias. Te lo digo.

Es que a veces grito.

¡Y no sé por qué!

Sigo estando aquí, no estoy más lejos.

Bueno. Oiga, ¿no le parece un poco raro todo lo que está pasando,

querido Miguel Bosé?

(IMITA A MIGUEL BOSÉ) No.

(Risas)

Creo que ya lo he dicho todo.

Aunque se ha dicho que yo he dicho que han dicho

que yo he dicho que el bicho no existe.

El bicho existe.

He sido malo.

Lo sé. Y te controlan por la 5 G.

Puedes oír muchas cosas.

Incluso parece que cuando te ponen la vacuna,

espero que llegue para todos, aunque yo no sé si me la pondré,

oyes cosas y otras voces.

Vale. Voces del bicho.

Por ejemplo, de Manolo Lama. (IMITA A LAMA) Hoy me...

(Risas)

Eh...

Pero ¿crees que está todo controlado, señor Presidente?

(IMITA A PEDRO SÁNCHEZ) Tengo que agradecerte primero

que me invites al programa.

Y simplemente como presidente del Gobierno

tengo algo importante que decir.

Y es que sigo siendo presidente del Gobierno.

(Risas)

Hay gente que se le olvida.

Haremos el reparto equitativo de las vacunas.

A los que les falten, iremos con el Falcon, que va más rápido.

Y creo que la pandemia nos ha afectado a todos.

A mí también. Porque ahora, con mascarilla,

no se ve lo guapo que soy.

Es usted medio guapo ahora, ¿no?

Soy medio guapo, sí.

Se lleva mal eso.

Lo lleva mal. Sí.

Bueno.

En estos últimos meses, a mucha gente

se le ha visto mucho el plumero, ¿verdad?, en esta última época.

¿Verdad, Josep Pedrerol? (IMITA A PEDREROL) Hay mucha gente.

¿Cuál es mi cámara? Todas.

¿Aquí? (RÍE)

No, en serio, va. En serio.

Aquí hay polémica, claro que sí.

Una pandilla de pintamonas.

Están quedando becarios retratados. Y becarios no.

Hay muchísima gente que está quedando retratada.

(RÍE)

(RÍE A CARCAJADAS)

Sí.

Y luego, hay noticias que...

que yo creo que son mejor no conocer.

¿No es así, Ferreras?

(IMITA A FERRERAS) Atención, noticias.

Actualidad, periodismo, rigor.

Lo que yo hago es periodismo, a todas horas.

Cuando leo noticias, es periodismo.

Cuando me como un bocadillo, periodismo.

Cuando muevo las manos, también es periodismo, ojo.

(Risas)

¿Tú te acuerdas de la ola de "Lo imposible"?

La generé yo, con mis manos.

Movimiento.

(Aplausos)

El periodismo se mueve.

Es actualidad, es rigor.

Es información.

Parece fácil.

Hazlo tú.

Hazlo tú.

Impresionante, porque no ha dicho nada.

Esto es periodismo también. No decir nada es periodismo.

¿Sí? Conectamos con Dani Rovira a las puertas del Congreso.

Última hora, Dani Rovira, atención.

¿Y qué diría de esto Gloria Serra?

(IMITA A GLORIA SERRA) Vivimos en una constante burbuja.

La burbuja de las burbujas.

¿Casualidad?

Vamos a investigar, vamos a entrevistar

a uno de lo responsables de la burbuja de los croissants.

Le hemos encontrado, ahí está.

¿Cómo lo hace usted?

(VOZ NORMAL) Pues la verdad... (SERRA) No quiere hablar.

Él no nos da más datos.

(Aplausos)

No sé si queda alguien más por ahí dentro.

Si empieza a rebuscar... Como este programa va del humor,

a mí me gustaría también un poco cómo...

cómo ve la vida un futbolista profesional

de la categoría de Joaquín.

(IMITA A JOAQUÍN) Picha, ¿cómo estamos?

Pues, hombre, lo veo... La verdad que lo veo bastante bien.

El fútbol siempre da muchísima alegría a la gente, la verdad.

O sea, esto es así. (RÍE)

Es que yo sin contar chistes, como el Comandante Lara,

no soy nadie, ¿sabes? (RÍE) Si quieres, te cuento un chistecito.

Sí, si Vd. quiere...

(RIENDO) Te cuento un chiste.

A ver si se me ocurre uno ahora. Dice... Dice...

Llega una... un amigo a casa de una amiga y dice:

"¿Qué hacen todas esas compresas colgadas en la pared?".

Dice: "Mi casa, mis reglas".

(Risas)

(Aplausos)

(RÍE)

No sé si por ahí dentro está el original.

Raúl, ¿andas por ahí?

(CARRASPEA)

(VOZ NORMAL) Me tengo que transformar. Sí, estoy aquí.

Fortísimo el aplauso para Raúl Pérez.

(Aplausos)

Acompáñanos.

(Aplausos)

Que van saliendo todos. Hala.

Uno tras otro.

Qué maravilla.

Dani.

Bueno, pues tenemos aquí delante... Yo es que hoy estoy flipando.

Es como si estuviera ahora mismo en la Disneylandia del humor.

Siéntate al lado del Comandante. Hola, Rosario. ¿Qué tal?

¿Qué tal?

Bueno, donde quieras.

No, que... Me siento aquí, ¿no? Siéntate ahí.

Igual ahí ahora viene y se tumba. Se queda solo el pobre.

¿Voy o no? -No, no, viene más gente.

No lo sé. Siéntate ahí, sí. Vamos compensando.

Si no, te vuelves a levantar. ¿Tienes la piernas hábiles?

No, es que le estaba viendo en el backstage.

Sois todos muy imitables. También de paso.

(IMITA A LARA) Y estaba viendo al Comandante Lara.

Estaba diciendo que tengo que contar un chiste

de mi cuñado Ramírez.

Que mi cuñado Ramírez es más inútil que la "P" de psicógolo.

(ALGUNOS RÍEN)

(VOZ NORMAL) Te cuento un chiste como él.

(Aplausos)

(IMITA A LARA) Carajo. (LARA) Yo.

(VOZ NORMAL) Bueno... -Lo que me hacía falta,

que Raúl me imite. Dios. (IMITA A LARA) Eso es una locura.

Pero, oye, Raúl, ¿eso lo has sacado ahí detrás, escuchándolo a él?

Dale ahí. Pues sí. A la que le eches unas horas...

Escucha, monta franquicias, Comandante. Adonde no puedas ir...

Voy mandando al Comandante Lara por todo lados.

No, no, no. Todos, en el fondo, todos somos imitables, todos.

Hay unos más difíciles. Y cada uno llega a los que llega.

Pero... Comandante, te acaban de imitar

delante tuya. ¿Tú qué has sentido?

Porque, cuidado, no todo el mundo...

No, a mí me ha hecho gracia. No me lo esperaba.

Y me ha hecho mucha gracia que le haya cogido el tonito de voz y...

Y los dejes.

¿Tú has tenido, Raúl, algún problema?

Porque a ti tea gusta...

Te hemos visto imitando delante del imitado.

¿Has tenido algún problema o la mayoría de veces ha ido guay?

La inmensa mayoría, por no decir el 99,9, bien.

Que me haya llegado. Es un placer.

Que se lo tome la gente bien es lo natural, ¿no?

En la radio, hacíamos a veces imitaciones.

No decíamos que era el de verdad.

Entonces, el parecido era tan, tanto, mejor dicho,

que, por ejemplo, haciendo a Piedrahita en la radio,

era como que la gente decía: "Está Piedrahita, tal".

Y tuvo que escribir él un Twitt, si mal no recuerdo, en plan...

(IMITA A PIEDRAHITA) Yo no estaba en la radio.

Cuidado, que yo estaba... Ay, ay, ay.

Yo me hago unas preguntas a veces absurdas, ¿verdad?

Si corriendo para delante se adelgaza,

¿corriendo para detrás se engorda? No lo sé.

(VOZ NORMAL) Y entonces, dijo él: "No, no, es que...". (RÍE)

Da hasta susto, ¿verdad? Qué cosa más grande.

Miras y no ves a este hombre con el flequillo y las gafas

y dices tú...

Julián López también me pasó igual.

El monólogo de los chinos.

(IMITA A JULIÁN LÓPEZ) Nos comen los chinos, nos comen los chinos.

¿Qué pasa? Hola, soy Julián López.

(VOZ NORMAL) La frase de la película.

Te lo dije. (IMITA A JULIÁN LÓPEZ) Me quito

el sombrero de jefe y me pongo el de amigo.

Oye, supongo que has tenido

como muchos referentes, ¿no?, de jovencito.

Yo no sé si Esteso ha sido uno de ellos.

Pero yo te voy a sorprender, no sé si te sorprenderé,

con un vídeo de una de estas cosas maravillosas que pasan,

que es cuando el imitador imita delante del imitado.

Y tenemos un vídeo maravilloso. No lo había visto y esto es...

# Tiré tu pañuelo al río

# para mirarlo

# cómo se hundía.

# Era el último recuerdo

# de tu cariño

# que yo tenía. #

(Aplausos)

Muy bueno.

¿Sabes qué pasa? Cuando estás imitando delante del personaje,

coges más cosas que tú no tenías. Te das cuenta.

"Es que hacía esto ahora".

Porque luego desvirtúas a través del lenguaje y de ciertos movimientos.

Pero es muy curioso. Y además, es un sobrepresión.

No sabes cómo se lo va a tomar en principio.

¿Os han imitado alguna vez?

A mí, no. Bueno, Omar Montes.

Omar Montes se parece muchísimo a tu voz.

¿Omar te imita a ti? Me llega mucho que hablamos igual.

Que tenemos el mismo tono de voz, el mis...

¿Verdad?

Tenéis... Sí, sí. No era tan exagerado, pero le escuchabas

y estabas haciendo cualquier cosa...

Yo escuché haciendo cosas en casa y digo: "¿Berto?". Y asomé.

Era Omar Montes. (BERTO) Sí.

Eres una de las voces más difíciles que tengo.

Claro, yo... yo... Complicado.

Puedo presumir de ser amigo de Raúl desde hace muchísimos años.

Y claro, yo siempre estoy esperando

la imitación. Andreu tampoco es fácil.

(IMITA A ANDREU) Sí, bueno, sí. A ver una cosa.

(ROSARIO) Tiene cosas características.

Sí, claro, chato. Es un poco más así, más...

Más informal. (BERTO) Nunca lo acabo de reconocer.

Porque hay... hay imitaciones que supongo que son clavadas,

que son clavadas, que son las que haces tú.

Y luego, hay gente también

que se pasa de rosca cuando entra en la parodia.

Y tenemos un par de vídeos muy guays que quiero ver.

A ver qué es lo que opináis.

El próximo jueves tendremos en "Estrenos de cartelera"

una bonita película de dibujos animosos.

Es un monstruo, es el nombre del monstruo.

Es un monstruo verde maravilloso,

que sale con un burrito.

Mira, que lo miras y parece de verdad el burro.

-Pero, Raquel, di el título. El título.

Que sí, bueno. El título es lo de menos en realidad, ¿no?

-Di el título, va. El título.

"Sh...".

"Shr...".

Esto no es un título, esto es una "onomatropeya".

La vida es como un moco, espesa, intragable

y a veces no te deja respirar.

Así define la existencia humana la invitada de hoy: Lluvia Pérez.

Buenas noches. Bienvenida. -Buenas noches.

Si la vida es un moco, tu cine ¿qué es, Lluvia?

¿Vics Spray Nasal?

¿Tienes papel? (CAYETANA RÍE)

(LLUVIA) Si tienes papel.

Sí, muchos más que tú, chata.

Los directores, de hecho, se mueren por darme papeles.

Mira, imitador,

si es verdad que mi imitas,

digo yo que el imitador va a tener que ser más gracioso que el imitado.

Vamos, digo yo, de siempre.

Porque yo soy la más graciosa.

(Aplausos)

Claro, esto es como...

como la imitación que reconoces, pero como que, a conciencia,

pasado de frenada, ¿no?

Pero esos se convirtieron en referentes.

Ya has deformado tanto la imitación

que ya imitas al imitador haciendo esa parodia.

Yo intento aproximarme a la realidad en cuanto a voz y gestos.

Pero estos casos que hemos visto de Silvia o de Paco

o de Joaquín Reyes haciendo, pues eso,

las celebrities, que no tiene que ver con lo mío,

pero son muy reconocibles.

Entonces, la gente termina imitando eso.

"El estreno cartelera" fue mítico, por ejemplo.

Bueno, estamos hablando como de mucho estilos,

pero nos estamos dejando atrás uno

que también es superimportante,

que es el momento en el que tú decides

unirte a otra persona y hacer carrera, ¿no?,

como si fuerais un matrimonio cómico.

De esto nos va a hablar

nuestro compañero y maravilloso Pepe Viyuela.

Pepe, ¿qué nos cuentas?

(Aplausos)

Pues os cuento que nos vamos a remontar y volver a los años 60,

a la década en que hizo su primera aparición en TVE

uno de los dúos cómicos más grandes.

Uno alto, otro bajo.

Uno de izquierdas, otro de derechas.

Los dos igual de geniales e irrepetibles.

¿Creéis que eso del humor en Nochevieja

se lo ha inventado nuestra generación? No.

Ellos estuvieron en ocho especiales como ocho soles

en la Puerta del Sol.

El vaso de agua, el para qué paraguayo

y muchos otros números les hicieron merecer

el Premio Ondas Nacional de Televisión

y el Fotogramas de Plata a los mejores intérpretes de televisión.

Dos años seguidos,

el 77 y el 78, fueron también los más populares

según los TP de oro.

Y todo vestidos de enterradores.

Eso es tener humor.

Dame la manita, Pepe Luis.

Luego, luego hablaremos del Gobierno.

¿Cuándo? ¿La próxima semana? -Antes.

Entonces, ¿cuándo? -Ahora mismo.

¿Y qué vamos a decir? -Pues, hijo, lo de siempre.

No, no que es machacar y machacar.

No. Al Gobierno hay que dejarlo que en paz descanse.

Ahora que hablas del Gobierno, el otro día llevó mi señora,

Conchita, ya la conoces... -Sí.

Llevó a casa una merluza, uy, qué merluza.

Olía que apestaba. Y carísima.

Vaya, igual que el Gobierno.

¿Es que el Gobierno es cara? -Carísima.

(Aplausos)

Llevábamos en España casi 30 años

en los que no se podía hacer abiertamente un chiste político.

Cuidado, ni uno.

Y no cualquiera se atrevía a esto.

Después, llegaron tan alto que Coll acabó jugando al billar

con Felipe González en la Moncloa.

Tip Y Coll fueron amigos íntimos hasta el final.

Cuando murió Tip, le preguntaron a Coll qué frase le dedicaría.

Se le veía hecho polvo. Y dijo:

"Luis, esta broma no te la perdono".

Unos grandes.

(Aplausos)

(Música de piano suave)

Eh...

Bueno, es que son... son los grandes.

Qué suerte, ¿no?

Es que andamos sobre hombros de gigantes.

Mira qué frase. Qué bonito.

Es así. Qué bonito.

Es verdad que, bueno, ha habido muchísimas parejas

a lo largo de la historia, hemos tenido, pues no sé,

a Los Morancos, a Faemino y Cansado,

hemos tenido a Las Veneno, hemos tenido a Las Virtudes.

Qué pena...

qué pena que no podamos tener hoy aquí a ninguna pareja mítica.

Porque yo qué sé, si de repente pudiéramos tener en este programa,

en TVE...,

por soñar, ¿eh?,

Martes y Trece...

Yo lo llevo soñando desde chiquitillo. Decir...

Ni Televisión Española es lo que era.

Ellos tienen un caché... Nosotros tampoco somos...

¿Quiénes somos para que venga...?

Pero si vinieran, yo...

yo besaba el suelo por donde pasaran, de verdad.

La historia viva, tío, de la comedia. Martes y Trece.

Quillo, sería tan bonito que vinieran...

Sería la hostia, vamos. No sé. (BERTO) Flipante.

(Aplausos)

Dios. Pero bueno.

(Aplausos)

Hay que levantarse, por Dios.

Besa.

Besa, besa.

Besa.

Esto es...

(BERTO) Pero bueno.

Os dejo, os dejo aquí.

¿Qué pasa, tío?

Hola. -Millán, encantado.

Me cago en la mar, qué alegría.

¡Buah!

Pero bueno...

Qué alegría de verte.

Pero bueno. -Guapo.

Todo... todo el programa hasta ahora tiradlo.

Esto se corta. Tiradlo a la basura.

Dios mío de mi alma, mis ídolos. No. El... Sí.

Nada. -Mi ídolo en mis rodillas.

Pues estaba viendo... estaba viendo ahí detrás,

que llevamos diez minutos nada más, ¿no?

Nada. -Digo: "¿A quién me recuerda a mí?".

Me recuerdas a dos personas. -A ver.

A Collac. -A un fraile.

Imaginaos. Un fraile vestido.

"El nombre de la rosa". (BERTO) Toma ya.

(ROSARIO) ¡Andá! -Podría ser.

Sí. -Y también al de:

# Omá, yo voy a hacer un corral. #

Al Koala. -Es verdad.

El Koala. -Sí. Sí, sí.

También. -También.

Llamado Kubala por otros.

Coma con hábito también. -Esto.

Coma con hábito. -¿Eh?

¿Eh?

Yo es que no... no... Estamos como un conejo

ante los faros de un coche. Sí, sí.

Sí. "In the middle, in the middle".

Os habéis quedado como: "Anda, los referentes estos".

Por favor. Porque, oye, vamos...

vamos a bajar un poco esto. Vamos a bajar esto.

Porque estaréis hartos de que todo el mundo os diga...

No, no. Los referentes...

Nada. ¿No estáis hartos? Seguimos, ¿eh?

No, no, no. -Los referentes.

Los referentes.

No. Pero ¿cómo se lleva? Ya luego entramos

en tertulia de la vida normal.

¿Cómo habéis llevado haber sido...? Hasta aquí, hasta aquí.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Hasta aquí hemos llegado.

En coche de producción he venido.

Y estoy aquí, encantando de estar contigo,

con este pedazo de artista. Por favor, un aplauso para Dani Rovira.

Por favor.

Que se lo merece.

(Aplausos)

Y con unos compañeros tan geniales. Es un honor para nosotros.

Y le vamos a poner la corona...

la corona de...

Papal. La ministra papal.

Papal, papal.

Yo es que me lo dejo. Me lo dejaría hacer todo, ¿eh?

(Aplausos)

Eso puede ser un bolso también.

Esto puede ser lo que te salga de los cojones. (RÍE)

Oye...

¿Cómo andas de reflejos? ¿Eh?

De reflejos. Mal, mal.

Está mal. -Soy del Real Madrid.

Y de reflejos sería de Loreal Madrid.

(JOSEMA) Efectivamente.

(ALGUNOS RÍEN)

Toma, toma.

(LADRA)

Oye, ¿en qué andáis? (JOSEMA) ¿Eh?

¿En qué andáis?

Pues mira, andamos bien.

Yo estoy con mi teatro.

Y hoy hace 17 años

que me dedico al teatro en cuerpo y alma.

Y... y creo que es la profesión más bonita

de todas las que yo he realizado en mi vida

como actor o como cómico.

Donde más disfruto es en el teatro. Estaremos de acuerdo casi todos.

Sí. -El feedback con el público

en directo es absolutamente enriquecedor y maravilloso.

Y siempre estás aprendiendo, además.

Siempre estás en evolución y aprendiendo.

El teatro me encanta, me apasiona.

El siguiente.

Bueno, pues ya que me preguntas... -¿Y tú, Millán?

¿En qué andas ahora?

Pues mira, yo sigo en el teatro.

Estoy de acuerdo completamente con él.

Como el directo no hay nada. (JOSEMA) No hay nada.

La televisión... Iba a decir: "Odio la televisión".

"Odio el cine". (JOSEMA) No, hombre.

Casi que sí, ¿eh?

¿Por qué? Porque en el cine: "Repetimos, no sé qué".

Y cuando hay una toma buena, por ejemplo, se nos ocurre algo:

"Corten. ¿Por qué? Porque hay una perla".

Una perla.

Una perla. Una perla.

Ha entrado una perla. -Brillo.

Brillo. O la pértiga.

(ROSARIO) El pelo, el pelo de... (JOSEMA) Otra.

Con la frialdad del ayudante de dirección: "No vale".

Si me ha salido de puta madre esta. Nada.

(MILLÁN) Es una pena. Una perla.

Yo comprendo también a los técnicos, a los de la luz.

Claro. Cada uno vela por su... por su parcela.

Y luego, en la televisión aquella

que se practica en nuestros "anos" jóvenes era...

No había más que una tele. -La "Ñ" no le sale.

Es que no había nada más que una. Nunca le sale.

La "R" y la "Ñ" no... (RAÚL) La "Ñ" entró más tarde.

Sabéis que me han operado de la lengua.

¿Os la enseño? -No.

(JOSEMA) No, no es el momento. -Ah, la lengua.

No es el momento.

Pero ¿qué dices?

Eso se supera divinamente, de verdad.

La buena noticia es que cuando te da un "jama cuco" como el mío,

no te enteras de nada.

Como estás completamente dormido... -Es bueno.

Lo sufren alrededor.

Te pueden pasar dos cosas.

Que cuando te despiertas,

puedes estar en dos sitios.

O en un hospital, como me pasó a mí,

o tocando la lira la diestra de Dios padre.

Claro. -Por ejemplo.

Junto a San Pedro. -San Pedro.

San Pedro de Roma. Gente tan buena gente.

Eh... (ROSARIO) Hay ambientazo, perdona.

Uy, vamos. De fiesta todo el día, sin mascarilla y sin nada.

¿Y por qué contaba yo esto? (ROSARIO) No sabemos.

Da igual. Todo viene a cuento.

Todo viene a cuento.

Oye, aquí cuando entran ellos,

les digo: "¿Cuáles son vuestros referentes?".

Y no es que os quiera tratar a vosotros de veteranos.

Pero ¿seguís el humor que se hace

de la gente que está empezando ahora?

¿Consumís comedia o...

es a lo que os dedicáis y en vuestro día a día...?

¿Yo sabes qué pasa? Que en casa del herrero, cuchillo de palo.

Yo lo reconozco. Entono no sé el "mea culpa"

o mi propia realidad.

Yo trabajo, afortunadamente, bastante y todo el año.

Y cuando descanso, descanso.

O sea, voy poco al cine y poco al teatro.

Lo reconozco.

Entonces, lo sigo, digamos, pero de aquella manera.

No como al principio, que tienes la ilusión de llegar a una cota

y tener cierto éxito.

A Dakota, Dakota. -Exacto.

Llegar a Dakota. -O vivir de esto sencillamente.

Yo reconozco que ahora me... me...

Sí. No sigo como al principio, es verdad.

¿Y tú, Millán? ¿Eh?

¿Tú? ¿Tú qué?

¿Me puedes repetir la pregunta?

Es que me he quedado extasiado. La "S" de Josema está como "titirando".

Mira la "S". -Está temblorosa.

Está como... "Prrr, prrr".

"Prrr". -Millán pasa una mosca y se queda.

Sí, yo sí. Que si tú estás actualizado del...

Sí. De los humoristas,

de la comedia de ahora en España, o fuera, ¿eh?

Se habla de España, pero con el Internet, la globalización

y estas plataformas...

La gente está muy puesta de los cómicos de por ahí.

¿Hay humoristas fuera? Fuera.

O sea que los que estamos aquí... ¿Cuánto dura este programa?

¿Hay humoristas esperando fuera? Fuera, sí, sí.

(ALGUNOS RÍEN)

(Aplausos)

Como es...

Exacto. -Los dos, los dos.

(AMBOS) No podemos...

Paz.

Eso hace mucho Millán.

Tu pregunta es que si estoy al "tonto".

Si estás al "tonto" de lo que ocurre.

Sí, porque me gusta para...

Yo creo que todos lo deberíamos hacer.

No puedo con este hombre. Perdón. (RÍE)

Yo no me he reído con nadie más en mi vida

que con Millán Salcedo.

Y lo digo delante de él. (ALGUNOS RÍEN)

No, pobrecito. No, espérate, espérate.

Ven acá pa'ca.

Ven acá pa'ca.

Quédate a... -Ponte, ponte, ponte.

No quiere decir que con Josema no me haya reído,

pero lo de Millán me ha destrozado.

Se ve, se ve. Y lo tengo aquí, a mi vera.

Y diga lo que diga, me voy a reír.

Entonces, estoy aquí que... -Qué cosita, Dios mío, qué cosita.

Me siento aquí y, de verdad,

estoy flipando pero como nunca en mi vida.

(JOSEMA) Debéis conoceros más. -Millán Salcedo.

Yo soy Mari Carmen

y tú eres su muñeco, el que tú quieras.

Venga, vale.

Déjame que te meta la mano por detrás.

Venga, a ver.

Con el dedo.

(ROSARIO) Monchito. -Hola.

¿Qué tal?

Diles a esta gente a qué has venido aquí.

(ROSARIO RÍE)

¿Eh?

(MILLÁN) Es el mudo de los Hermanos Menos.

(JOSEMA) Ay, ay, ay, ay.

Qué tío más grande.

De verdad, yo estoy flipando. Esto que me pasa hoy,

perdona, Dani. -Yo te entiendo.

Me meto en medio. -Yo te entiendo.

Porque han sido referentes y lo serán siempre.

Y hay cosas que envejecen mejor o peor.

Pero te lo juro, Millán, te tengo delante.

Mi hija de 4 años se sabe entera...

Porque cuando tienes un mal día,

pones piezas de comedia, que te gustan.

Yo ponía a Yolanda Ramos haciendo una actuación.

Pero el: "Tiro, se, tara, rara, ra,

anda, andan, daradan, da, da, chiguin, guiriguin...".

"Pom, pom".

El rap de Radio Futura. (BERTO) Lo mejor de este país.

Eso mi hija de 4 años lo sabe de pe a pa. El Radio Futura.

Le podía haber entrado bien a la niña que no.

De repente dice: "Mi padre se ha vuelto loco".

¿Qué idioma me está intentando...?

¿Os cuento de dónde vino ello?

Sí. -Oye.

No lo sé ni yo.

Pues yo te lo recuerdo.

Teníamos que hacer

de presentadora tú y yo, presentador

de los discos de éxito. Buah, qué fuerte.

Ah, sí, sí. -Una cosa.

40 Principales o algo así. -Yo llevaba la gorra esa.

Y eso surgió en una... Me puse a decir:

"Prr, ta, ta, mmm, agh, chimpún".

Y, casualmente, lo grabó el cámara

y dijimos: "Coño, pues no ha quedado mal".

Hizo ahí un apaño el "realizados"

y salió eso. (RAÚL) Pues maravilla. Maravilla.

Oye, pasa una cosa.

(JOSEMA) Es que...

(Aplausos)

Pasa una cosa. Cuando se dice "Martes y Trece",

siempre lo de la empanadilla.

No sé si vosotros tenéis particularmente

algún sketch favorito o vosotros diréis:

"Hombre, la empanadilla es glorioso, pero no la mejor

ni mucho menos". (MILLÁN) Dura demasiado.

Fíjate, es curioso.

Suele ocurrir, ¿no?, que el artista nunca le da valor

a lo que el público le da un gran valor.

En este caso, yo sí creo que la empanadilla es no sé

si lo mejor, porque el número uno es el que hace 100 metros en 9,2.

El... el resto es muy relativo.

Pero yo creo que la empanadilla es un grandísimo sketch.

Es del mejor nuestro. Yo coincido con el público.

Es un sketch absolutamente genial, que lleva un tempo,

un ritmo, un in crescendo que es brutal.

Aguantar un plano de tres minutos de Millán,

cómo lo aguanta el tío. -¿Tres minutos?

Ocho. -Bueno, o cinco.

Con una voz en off en televisión. En que no aparece.

El que hablas todo el rato eres tú.

Sí, soy yo. Tiene un meritazo.

Y no sales. En televisión no aparezco.

Es voz en off y un plano, un plano mantenido, primero plano

durante cinco o seis minutos, me parece genial.

Que la gente lo aplauda y se descojone es genial.

¿Sabes lo bueno? Perdona que te corte.

No, no. -Que nadie,

que yo sepa, bueno, nadie ha dicho:

"No, es que estaba uno solo y el otro estaba detrás".

No. Todo el mundo dio por hecho

que estábamos los dos presencialmente.

Sí. Es verdad. -Eso es muy grande.

Era... (JOSEMA) Yo estaba detrás.

Había un biombo que ponía "Iba 86". Y yo estaba detrás del biombo.

Era una cortina, pero bueno. -Para mí el sketch...

Para mí el sketch de... (MILLÁN) Se mueve la cortina.

Sí. No me acuerdo. -Él está dando vueltas.

Para mí el sketch de Paca de Carmona y Lauren Postigo...

Es mi favorito. ¿También? Me alegro, tío.

Es mi favorito. A mí también. A mí me encanta.

Me parece que es algo que... A mí me encanta.

Ese... -El que salió cantando también

una negra en un... -Sí.

Gloria Sanders. -Buenísimo. Jazz entre amigos era.

No. -Coño, era tu novia, joer.

¿No te acuerdas? -No sé qué Miller.

No. Linda Wesley. -Linda Wesley.

Personaje inventado. No es nadie.

Una negra de estas que canta tipo... -No. Pero era por homenaje

a la novia que tenías. -Que yo tenía novia americana.

Americana.

Y ellos dos eran una cosa extraña.

Porque él no hablaba nada de americano

y ella no hablaba nada de castellano.

Y vivían juntos.

(ROSARIO) Claro. -¿Qué habría ahí entre medias?

¿Para qué quieres hablar? -Yo blanco, ella negra.

Año 75 o por ahí. Tú imagínate

por la calle, de la mano, lo que nos podían decir en aquella época.

(LARA) Y perdón.

Y Josema dando los resultados de la Q-1.

¿No te acuerdas? En la Q-1 un 2.

En la 2 una Q. -Voy a contar.

Ahí me tiré al suelo. -Mira.

Mira. -La anécdota es genial.

Estamos grabando el programa con Hugo, me parece.

Y entonces, ese sketch estaba escrito

para Millán. -Lo hacía yo.

Lo hacía él.

"Acción. Real Madrid-Córdoba: 1 en la no sé qué".

"Sevilla-Betis...". No se reían. (MILLÁN) Tenía gripe.

Acuérdate. Estaba con gripe. -Puede ser.

Total, que no estuvo muy gracioso. "Coño, repite, Millán".

"No, tal". Y le dije: "Te lo hago yo para que veas cómo es".

"¿Lo grabo?".

"Hombre, grábalo". Y ahí se quedó. El mío.

Y por eso veréis que ese programa,

que lo hizo, vamos, improvisado total,

es que, siendo locutor, debería haber salido con corbata,

peinado y con chaqueta. -Exacto.

Iba con lo que llevaba. -Exacto.

Y por eso va como va. -Una camisa absurda. Sí, sí.

Además, decía unos equipos algecirenses,

Atlético Sevilla... -Improvisado.

Unas tonterías... Y: "Perdón, señores", ahí llorando.

Desesperado. (JOSEMA) Nosotros...

Un dos en la Q. Un, dos, uno.

Con un dos, seis.

Nunca tuvimos un sketch escrito, en guión,

que lo hiciéramos así.

Había una base toda escrita,

una base de todo. Y luego,

lo que surgiera.

Oye, Millán, yo coincidí contigo,

no sé si recuerdas, hace años, en un festival...

Puertollano. En Puertollano.

Nos llamaron para ser jurado

de unos chavales de monólogos. Y nos pudimos conocer.

Me contaste muchas anécdotas.

Pero lo de Madonna... Ah, bueno.

Lo de Madonna... Eso era brutal.

¿Nos explicas un poco el contexto? Cuéntalo.

Que os dieron la posibilidad de entrevistar a Madonna.

Pues mira, os digo la "vérité".

Si a mí me dicen en España que tenemos que ir a Milán...

Fuimos a entrevistarla a Milán. -A un hotel.

Me dicen que tengo que ir a...

a entrevistar a Madona

y me tengo que echar encima de ella

y perreármela toda...

(ALGUNOS RÍEN)

...yo no voy. Vamos, ni nadie.

Lo que pasa es que había que salvar aquel sketch, aquella entrevista.

Porque ella estuvo de lo más borde.

¿Ah, sí? (MILLÁN) Plano. Ella no quería.

Había una... No había espontaneidad.

Porque ella estaba conectada a una traductora belga,

que nos traducía a nosotros en ruso. (JOSEMA) En castellano.

Entonces, no entendíamos nada.

La espontaneidad era... "Oye, Madonna, Madoncita, Madonceta,

¿hay algo que te provoque algo aquí?

Traducir a Martes y Trece, cuidado.

Y la traductora decía: "¿Qué?".

"What?". -"What?".

(HABLA MAL EN INGLÉS)

Nosotros: "¿Qué?".

Decía: "Dice que no ha podido conseguir hacerlo".

¿Eh?

Fíjate.

Había que salvar eso. Y ella muy borde. A mí me echó del sofá.

(JOSEMA) Entró un poco estrella. -¿Qué dices?

(JOSEMA) Cuatro guardaespaldas. Un poquito estrella.

Muy estrella. (BERTO) Bueno, pero...

Poco a poco, entró. Y cuando le puso una braga en la cabeza, entró.

Entonces, sí. -Se descojonó.

Cuando empecé encima: "Guau, guau, guau, guau", dijo:

"I don't come follen". No sé, algo dijo.

(JOSEMA) No, que lee mucho a Ken Follet era.

No se podía creer que la estuviera violando

o algo así dijo. -No daba crédito.

Pero ¿quiénes son estos? -Y se volvió encantadora. ¿Sí o no?

Sí, al final, sí. Al final, sí.

Se volvió guapísima, como sabéis que es.

Lo que la enamoró es que sacaras unas bragas color carne tamaño XXL.

(JOSEMA) Claro.

Lo que la enamoró espontáneamente fue que por fin había alguien

que no le hacía la pelota de siempre.

Claro.

Una cosa, por fin... Digo yo. No sé.

(Aplausos)

Date cuenta que ella iba... iba a ese hotel

a hacer como 12 entrevistas de promoción del disco.

Y esperaba 12 televisiones del mundo.

Pero entrevistas musicales, no dos gilipollas haciendo el imbécil.

(ALGUNOS RÍEN) -¿Esto qué es? ¿Cómo?

No entendía nada. Y os llevasteis el gato al agua.

No, pero lo fuerte fue... -Claro.

Lo fuerte fue, acuérdate, que empezaba en la última planta

del Albergo Di Catro, yo qué sé, lo que fuera.

Iba bajando planta por planta y cada planta era un país

de Europa que la entrevistaba. Fíjate.

Con cuatro guardaespaldas negros, con gafas. Bueno, una cosa...

Y ella mascando chicle.

(ROSARIO RÍE) -Pasando de todo.

La época que tenía el diente de oro. El diente de oro.

Nadie se creyó que era ella, ¿eh?

Entonces, en la última planta,

entrevistaba la televisión de Bélgica, por ejemplo.

Y entonces, una chica, que se llamaba Paloma, me acuerdo todavía,

bajaba y nos decía: "Esto, lo otro".

"Cuidado con esto, con lo otro". Y baja:

"¿Qué ha dicho en la primera entrevista?".

Y dice: "Le acaba de dar una hostia al presentador".

(ROSARIO RÍE)

"¿Cómor?".

No preguntéis nada de sexo. (JOSEMA) Sí.

Si ha publicado un disco. -Todo...

El título se llamaba "Eros".

"No le preguntéis nada de Antonio Banderas".

¿Te acuerdas? -Es verdad.

Y acababan de hacer "Evita". (ROSARIO) Claro.

Evita esa pregunta. -Era todo muy absurdo, muy absurdo.

Cuando entramos y entró ella: "Hello, hello".

Se sentó. -Bueno, "hello" sin gritar.

"Hello". Muy distante, ¿sabes?

"Hello". -Pero bueno, ¿y a vosotros

cómo os llevaron como entrevistadores?

No entiendo. (JOSEMA) Yo tampoco entiendo.

A día de hoy... Teníamos el programa.

Ah, sí, sí. (ROSARIO) ¿El qué?

(BERTO) Hola. ¿Qué tal? -Abuela. No se acuerda de nada.

Hacíamos un programa semanal de entrevistas y de humor, ¿no?

Y entonces... (MILLÁN) Viéndonos.

Y nos dijeron de entrevistar a Madonna, pero a nuestro aire.

Muchísima libertad. (BERTO) Y así lo hicisteis.

(JOSEMA) Así, así. (MILLÁN) La idea...

Le perreaste la pierna. Claro.

La idea, por guión, era entrevistar cada semana

a una gran estrella. (ROSARIO) Ya.

Como Madonna. Tina Turner estaba, acuérdate también.

Tina Turner. Entrevistar a Tina Turner.

Ir al país que fuera, yo qué sé.

Y después de la experiencia tan espantosa que vivimos...

(JOSEMA) Dijimos que no. Nunca más.

(MILLÁN) Eso, fuera. (JOSEMA) Fuera.

Me acuerdo de Millán haciendo de Tina Turner.

Es otro de los buenos.

Con la maceta. Un helecho.

Un helecho, un helecho, un helecho.

Tu imitación de Tina Turner es la... (JOSEMA) Es brutal.

Es de las buenas.

Moviendo el culo ahí. Mucha gente me pregunta,

Josema ha estado:

"¿Por qué no has ido a 'Tu cara me suena'?".

"Faltas tú". Es verdad que No he ido.

Es que yo no hago imitación, yo hago parodia.

He hecho siempre... -Siempre parodia.

Nunca imitaciones. No nos consideramos imitadores.

Si a mí me llega a tocar... -Raúl es genial.

(RAÚL) Es lo que decía antes. Incluso la parodia dices:

"Dame más de esto". Yo voy a contar aquí secretitos.

Bueno, yo creo que me lo contaste tú también.

Tú imitabas muy bien, e imitas, a Joan Manuel Serrat.

Sí. Y cuando estaba en la gira

de "El gusto es nuestro", ¿no?... Sí, nuestro.

Joan Manuel creo que se puso malo.

No, no fue así "exactamenete". ¿Cómo fue?

Era el cumpleaños de... (JOSEMA) ¿De Víctor?

Creo que estabas tú también.

De Ana Belén o de Víctor, no me acuerdo.

Estábamos allí todos.

Entonces: "Ay, cantad vosotros, cantad".

"No, es que no está Joan Manuel".

"Pero vosotros". Y digo: "Yo me apunto ahora mismo".

(ROSARIO RÍE) -Y fijaos qué farde lo que cuento.

Víctor Manuel, Miguel de los Ríos, que a mí me encanta llamarle así,

Ana Belén y yo haciendo de Serrat. (ROSARIO RÍE)

Vamos, vamos.

Mejor regalo no puede haber.

Fastuoso, ¿no?

(MILLÁN) Pero no existe

eso grabado. (ROSARIO) Claro.

Es que a mí me sale Gabinete Cagalera, no me sale Caligari.

(JOSEMA) Sí, sí. O sea, es que hay...

es que habéis dejado ahí una muesca en nuestras cabezas.

Un cagadita y bien puesta. Una cagadita.

Es que la cara de Millán era él.

Era el cantante de Gabinete. Te parecías mucho.

No hubo que maquillarle ni nada. Nada, nada.

Nada. -Me pusieron

unas orejas. -Unas orejas, sí es verdad.

Unas orejas. Pero era genial, era él.

Era Jaime Urrutia total, macho. Era brutal.

Oye... He coincidido con él.

Porque él vivió un tiempo en mi barrio, donde yo vivo.

Yo llevo 48 años viviendo allí.

Y todo el mundo me decía:

"Jo, tiene un mosqueo contigo... Cuando te vea...".

Yo tenía ya un poco de cague.

Digo: "Como me lo encuentre, igual me pega un...".

Y me lo encontré. Igual te pone camino a Soria.

Le encantó. (ROSARIO) Efectivamente.

Es mentira. Cuentan... (JOSEMA) El rumor era ese:

"No le ha hecho gracia". Igual no se atrevió cara a cara a decirte.

El rumor era ese. -No, qué va.

Que nos vimos varias veces, vivía en el barrio,

y nos hemos tomado cañas y de todo.

Lo que pasa es que él estaba mosqueado

porque como era Gaibinete Cagalera,

la primera gira que hicieron "multitudinoide",

porque llenaban por todos lados,

todo el mundo era: "Cagalera".

"Cagalera". (ALGUNOS RÍEN)

Eso no le sentó muy bien. Ahí ya...

(BERTO) Eso cuesta integrarlo. -Es entendible, ¿no?

Todo el mundo, tío. -Es entendible.

Porque el público ya sabéis cómo es.

Y además, como sean fiestas patronales de aquí

y de otro lado... -Fiestas patronales.

A Mari Trini, acordaos,

y no en un pueblo, no digo dónde, por respeto al pueblo,

un pueblo con palacio,

o sea, un gran pueblo,

a Mari Trini cantando, ya sabéis cómo era ella y tal,

todo el público diciendo:

"Que se desnude, que se desnude". (ROSARIO RÍE)

No, es serio. Por favor.

Le arrancaron el micro. -No digas el pueblo mejor.

No lo digo. -No sea que...

Las Nocheviejas. Yo no sé.

Yo no sé. ¿Vosotros sabéis el número de Nocheviejas

que habéis hecho especiales?

No tantas.

Es que parece más. -Es que hacíamos un especial

como por primavera, ¿verdad? -Sí.

Y otro en Nochevieja.

Sumados todos, parece que igual eran 12.

Pero Nochevieja, creo que cinco o seis.

-Seis. -¿Verdad?

Sí. ¿Y cómo vivíais ese...?

¿Cómo lo vivíais ese proceso? ¿Lo hacíais con tiempo?

Sí, sí. ¿Las primeras fueron un poco peor

y cada vez teníais

como más carta blanca? No, teníamos, vamos, el decorado,

un equipo de producción, que ya no hay.

(MILLÁN) Un mes y medio antes. -Mes y medio antes.

El equipo de maquillaje, caracterización, producción,

de todo. Esto... Decorados. O sea, a lo mejor metíamos

veintidós sketch en un programa,

cada sketch con su decorado. Sí, sí.

Y algunos decorados como medio plató de estos.

Una barbaridad. -Recuerdo uno que hicisteis,

me parece que "Canción triste de Hill Street".

(JOSEMA) Sí. -Con un decorado, eso, de cagarse.

(JOSEMA) Impresionante. -Y para decir la frase:

"Vaya Vd. a no sé dónde". Dice: "Sí, mi cabo".

"¿Mi cabo qué? Mi cabo el café y voy".

Era el sketch. (MILLÁN) Para esa chorrada un plató.

Un plató acojonante. (RAÚL) Y era maravilloso.

Pero mereció la pena. -Hombre, claro que sí.

Entiendo que era, claro... -Y antes dijiste lo del royal...

Cuidado. ¿Esto qué es? -¡Estate quieto!

¡Quietos, hombre!

Sí. Bueno, bueno, perdón. Sí. Oye, perdón, perdón.

Sí, sí. Que se vayan.

¿Otra vez, Carlos? Bueno...

Oye... Fuera de ahí ya.

Esa gente, por favor. Sí. (RÍE)

(Aplausos)

No os vayáis muy lejos, ¿eh?

No os vayáis muy lejos.

Perdona, antes de nada,

maestros, un placer. (JOSEMA) Hola. ¿Qué tal?

Yo me lo he creído, ¿eh? Vosotros trabajáis en el programa.

(ROSARIO RÍE) (CARLOS) Yo intento buscar mi sitio

en este programa. ¿Otra vez, Carlos?

Lo tienes ahí debajo. -¿Lo tengo?

¿Debajo? Lo dices por el tamaño, claro.

Estamos en el mundo de la comedia. ¿No eras músico o querías serlo?

¿A qué viene hoy...? Yo soy músico.

Pero viendo que tengo aquí colegas de profesión...

Toma las gafas. Hoy estás con un ritmo estupendo,

te lo tengo que decir. Vas picadito, picadito.

Vale. Estoy entre colegas

y me gustaría contar unos chistes. Porque soy un cómico impresionante.

Le cómico de esta, tu cadena, la cadena de España, la Primera.

(Risas)

Pero... (ALGUNOS RÍEN)

Pero vamos a ver. Mira, mira este perfil.

Tino, pínchame a mí, pínchame a mí. (BERTO RÍE)

Carlos, amor.

Carlos Roma, Dani, no te enteras. Ah, Carlos Roma. Vale.

Carlos Roma, Carlos Roma. Al revés es amor.

Y yo gané un concurso de chistes en Villamarín, quedé el primero.

Y bueno... ¿Cuánta gente se...?

Éramos dos, ¿no?

Y... y bueno, quedé ahí

y tengo unos chistazos para contar impresionantes.

Delante de mis colegas del humor. Bueno.

Ah, sí, en una convención para sordos.

(CARLOS) Efectivamente. Estaba allí Millán.

¿Os importa...?

No sé. ¿Os importa? Yo es que yo qué sé.

Sois los invitados. ¿Cuál es mi cámara?

Mira, voy a seducir a la cámara. Ninguna.

¿Ninguna?

¿Puedo utili...? Hola, España.

¿Puedo contar un chiste para demostrar?

(BERTO) Hola, España. -Vais a alucinar.

Soy un pedazo crack. Mira. (MILLÁN) Sí.

O sea, dice: "Manolo, Manolo, estás obsesionado con el fútbol

y a mí me haces falta, ¿no?". Y dice Manolo:

"¿Cómo falta, si no te hetocado?". (ALGUNOS RÍEN)

Eso ha sido bueno, ¿no?

Ja, je, ji, jo, ju. -Hombre, sí.

Al Comandante no le hace gracia. -No, no. Me lo sabía, me lo sabía.

(CARLOS) Tengo otro buenísimo.

Dice: "Soy celíaca".

Y dice: "Y yo Antoniaco". (ALGUNOS RÍEN)

Dios.

Puedo cantar los chistes si queréis también.

¿Puedes cantarlos? Puedo cantar los chistes.

Bueno. # Uno que va y dice... #

(ALGUNOS RÍEN)

Este no me lo había preparado. No sé sin la escaleta.

Yo tenía dos chistes. ¿La culpa es mía?

Hombre, claro. Vengo a cantar y no me dejas cantar.

Y estoy aquí...

Pero ¿por dónde has entrado?

He entrado por donde el otro día.

Están los "mangutas" ahí. Es peor que el Capitolio.

Hagamos una cosa. Sé imitar también.

¿Imitar? De hecho, Raúl Pérez,

prestigioso actor, mal nombre artístico...

Vale. Eh...

He aprendido a imitar con él. Ah, vale.

Yo soy un imitador impresionante. Vale.

España, aquí está vuestro imitador.

Pero pínchame a mí, coño. Aquí estoy.

Imítame... imítame al de Los Chunguitos.

Vale. Al de Los Chunguitos.

¿A cuál?

Claro, hay varios. -Claro.

Al de en medio. (RAÚL) Más todavía.

Al del medio. Vale. Ángel es mi cámara.

Ángel, estoy contigo. Mira, el de Los Chunguitos.

(IMITA A LOS CHUNGUITOS) Ay.

Hoy voy a hacerlo y voy a hacerlo así.

No hace gracia absolutamente nada.

Yo era un crack.

(IMITA A LOS CHUNGUITOS) Lo haces bien. Bien, tío.

Bueno, si traéis otro imitador para humillarme, me voy.

(ALGUNOS RÍEN) -Sé hacer más.

Vamos, Dani, es mi oportunidad. ¿A Joaquín, del Betis?

Buenísimo. Ese lo tengo bastante pillado.

¿Sí? Adelante. España, aquí estoy.

Dice...

(IMITA A JOAQUÍN) Ozú. ¿Qué pasa, qué pasa?

Gol. Fútbol.

(ALGUNOS RÍEN) -El fútbol.

(ROSARIO) Carrerón. Eh...

Joder.

Gol fútbol. Me interesa mucho el texto.

Sí.

Vamos a ver, si vamos a... Me parece una humillación.

¿Quién te dice que no habla así en privado?

He estado con él y habla así. Pero para las imitaciones...

No me gusta que entre compañeros... No, si estamos aquí, oye, que...

Oye, te... te tiro otra.

¿Vale? Mira cómo bailo. Puedo bailar.

Puedo hacer un montón de cosas. Ya veo.

Eh... Eh...

Vamos a cambiar, vamos a cambiar de registro. Isabel Preysler.

Buah, buenísimo. Lo tengo preparadísimo, ¿eh?

Adelante. A ver. Esto es...

(IMITA A ISABEL PRESLEY) Ferrero Rocher. Ambro...

Ambrosio, el bombón.

Vargas... Vargas Llosa.

Porque ella... Por eso lo digo. Como concepto.

Vargas Llosa. (MILLÁN) Qué bien imita.

No la tengo preparada. No digo que no.

Las otras he estado toda la tarde.

No aplaudáis, no aplaudáis. Es un público facilón.

De verdad, no quería yo...

¿Quieres aprovechar? Como te vas a ir,

¿quieres aprovechar a despedirte, saludarles o algo? Venga.

Me da la risa, porque estar con tantos compañeros...

¿Los conoces a todos? A todos.

Están pasando absolutamente de mí.

Mi fracaso es absoluto. No pasa nada.

Yo veo que eres "polivaliente".

(CARLOS) Soy "polivaliente". Me echo cada vez más atrás.

Si queréis, puedo hacer... Me puedo desnudar. Cualquier cosa.

No, no. Simplemente te va a acompañar seguridad, pero por...

No, no, Dani, que desnudo gano muchísimo, tío.

Es que yo me desnudo y te hago... Así te bailo. Suavemente.

Pero la seguridad te acompaña, pero por los fans que hay en la puerta.

Pero que no. Por favor, no me...

Toma, una tarjetita. Por favor, seguridad.

No. ¡No me llames a los "mangutas"!

Por favor, pero de manera amable.

Sin contacto, poquito a poco.

Gracias, Carlos Roma. El pinganillo.

Que lo tiro. Gracias. Espero que...

Espere, espere, espere. -Gracias, Josema.

Gracias. (RAÚL) Que se desnude.

¡Que se desnude! -Te vas a tomar esto cada 8 horas.

Con agua. -¿Cada ocho?

Con agua. -A ver.

Ahí, ahí. Ahí.

Pero... Que no me... ¡Que hay Covid!

¡No me toquéis! ¡No me toques! -Fuera de aquí.

(Aplausos)

Dani, dame una oportunidad, hombre.

Las puertas están abiertas de este programa.

No me toquéis. ¡No me toquéis!

¿Esto qué es?

Tu tarjeta.

Esta es la sorpresa que sale

en el roscón de Reyes. Es él. (ALGUNOS RÍEN)

Es como el que sale desnudo en un partido. Cuentas con esto.

Esto tiene más... "Yan, Millán".

Esto tiene más puertas... Oye, estamos, obviamente,

ya llegando al final. Llevamos ya siete horas de programa.

¿Hay algo...? ¿Nada más?

Nada más. Si estamos calentando, Dani.

(ROSARIO RÍE) (MILLÁN) Nada más, Dani.

Yo necesito morfina. Yo... No, yo te quería hacer una...

una pregunta, Dani.

¿Tenéis croquetas, tortilla de patata, jamón?

Tenemos de todo. (MILLÁN) Empanadillas.

Tenemos catering, pero vamos... Esto conecta con "Masterchef".

Ah, conecta, fantástico.

Entonces bien, bien. Yo simplemente quiero daros

las gracias a todos los que habéis venido, los que se han ido.

Esto ha sido un carrusel deportivo.

Muchísimas gracias. Ha sido un placer que vengáis

en el programa del humor. No podéis faltar vosotros.

Os quiero muchísimo. Si queréis decir algo, os queréis desnudar,

si queréis bailar, lo que os dé la gana,

porque ya no puedo más. Un aplauso para nuestros invitados.

# Y ya no puede más.

# Y ya no puede más.

# Siempre se repite la misma historia. #

Lo que la gente no sabe... Veníos. Lo que la gente no sabe

es que tenemos preparado... tenemos preparado un final

que hemos ensayado muchas horas. Sí, hombre.

Ah, ¿vamos a hacerlo? El ensayado. Así que,

si podemos ir metiendo la musiquita...

¿Vale? ¿Qué será?

El final de cada programa...

Yo no he ensayado. Arriba.

Apoteosis final. -Venga.

En alto. Bien.

Bueno, pues en este cuarto programa de "La noche D"

tenemos preparado el siguiente final, ¿de acuerdo?

(ALGUNOS CARRASPEAN) A la de una...

Una pregunta. A la de dos.

Venga. Y a la de tres.

¡Hostia, otra vez! (MILLÁN) ¿Qué ha pasado?

(RAÚL) Oh, ya. No, que es ha ido...

Por favor, a ver qué...

Si es que no...

Por... Hombre, por Dios, por...

Pero ¿por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

¿Por qué? ¿Por qué? ¿No lo habías arreglado?

Yo lo había arreglado. Pero habéis hecho un programa

con tantos voltaje, que no vamos...

Que tenemos... que tenemos aquí... Esto va para largo.

Va... ¿Qué tal? ¿Cómo estamos? Hola. ¿Qué tal?

Chavales. Pues nada.

Me voy a poner a ello. Pero esto va para largo. Esto va...

Manda huevos, tío, que el programa del humor

si queremos que vaya...

Habéis metido mucha fuerza. No aguanta.

Hemos hablado del amor y acabamos arriba.

El humor. Del éxito y hemos...

Déjame, que tengo que arreglar esto. Venga, chavales.

Chicos, os quiero... ¿Qué tal estás?

¿Tú eres Martes o Trece? Os pido disculpas.

Nos vemos la semana que viene en "La noche D",

con todo el humor del mundo. Venga, arriba. Gracias por estar.

Hasta la próxima semana.

Hombre, por favor, si...

(Aplausos)

Si usted me dijo que estaba arreglado.

¿Eh? No, pero si es que...

es que me habéis hecho un programa

con mucha tensión. Venga.

Ahí va. Que no pasa nada.

Por favor, confiad. No, si confiamos. Pero...

Ya. Sí.

Sí. Qué me parece el programa, ¿no?, que hemos hecho, ¿no?

¿Qué programa? -¿Eh?

¿Qué programa? -Este que hemos hecho.

¿Este? -Exactamente.

A este que le den. Ah, no.

Al este. -Claro. De "La noche D".

"D". ¿De quién? Siempre me cuenta mucha gente.

Dice: "¿Vas a ir al programa de Dani Rovira?".

Sí. -Digo: "Sí. 'La noche D'".

"Pues pregúntale que cómo se..".

"La noche de quién".

Coño, la... la propia letra lo dice.

"La noche de D" de Dani Rovira.

Rovira. -Rovira.

Rovira. Ah, es por Dani.

Ah, la D es por Dani. -Claro.

Hoy, hoy, hoy, precisamente hoy. -Tómate la pastilla, Millán.

Tómate la pastilla. Te lo tengo muy dicho.

¿Te la has tomado hoy? -Sí. Pero no recuerdo

si era cada ocho horas o cada ocho meses.

Mmm.... -Me la tomo cada ocho meses.

Bueno, no te hará mucho efecto. Lo tomaría cada ocho minutos.

Pero por lo menos no me quedo "embarazoide".

Como Ana "Morgoide". -¿Has visto a Ana "Morgoide" hoy?

Sí. Nos hemos juntado. Vuelven Los Pecos.

Ay, ay. ¿Y Berto? Berto Osborne. -¿Qué "Borto"?

Berto. -Ah.

¿Qué te ha parecido Berto? -Berto no lo he visto.

¿Que no has visto a Berto? Por favor, si es graciosísimo.

Se me seca la boca, se me seca la boca.

Se me seca la boca. -Berto es graciosísimo.

Tengo un polvorón en la garganta.

Jolín. -Mira. Ja.

¿Y Anabel? ¿Y Anabel Alonso?

¿Anabel dos? -¿La has visto?

¿La muñeca? -¿Dónde estabas tú hoy?

Anabel. ¿Ha venido Anabel?

¿Has venido tú al programa hoy?

Ha venido Anabel. ¿Es la de verdad? -Claro.

No era una muñeca. -Clara de huevo.

¿Has visto a Dani Rovira? -No lo he visto.

Ha estado graciosísimo. -A mí no me gusta nada.

A mí Dani me "encanata". -Porque tú eres muy pelotilla.

No. Yo soy sincero,

como el agua cristalina del Ebro. -El Ebro.

Lo celebro. -Clara.

"Virgencica pía" del Pilar. -¿Dónde estabas tú hoy, Millán?

"Pequeñica la pues". -Te has perdido el programa.

Si ha sido "maravilloide".

Si no lo han echado todavía. -Pero lo van a poner.

Ah, claro, decía yo:

"¿Qué estoy haciendo mirando al microondas?".

Claro. Era un televisión que estaba a la izquierda del microondas.

Te voy a decir una cosa. -Dime.

Ahora que me veo de perfil y a ti también,

estamos muy mayores. -Sobre todo tú.

Mari Carmen.

Mari Carmen. Mari Carmen.

Sí. -¿Y tus muñecos?

Están en... -No es lo mismo decir:

"Mari Carmen y sus muñecos" que: "Mari Carmen, ¿y tus muñecos?".

Están en la caja, durmiendo. -No lo es.

Como aquello de: Los partidos de "drogas no"

y uno decía: "¿Drogas no?". No es lo mismo.

No es lo mismo. La misma gilipollez. No es, no es.

¿De qué coño estamos hablando? -Del programa, del que no has visto.

No, no. -Yo estaba.

No pienso grabarlo. -Pero si es muy bonito.

Qué va. Si hay un huevo de cosas. -Dura siete horas y media.

Que se aclare esa gente ya, hombre. -Es maravilloso.

Siete horas y media de humor, de... de... de...

de Dani Rovira y sus muchachos.

¿Me entiendes? Como Los Panchos.

Uy, me recuerdas a Carlos Sobera.

Te juro que a veces me han confundido.

Y aquí estoy en serio. -Sí, ¿no?

Un día en un probador, en un probador,

me viene el que me está probando la ropa, evidentemente...

Claro. -Y me dice: "¿Qué tal vas, Carlos?".

Y yo: "No, no soy". Al final, el tío: "Que sí, que no",

me dijo: "Oye, perdona, ¿eh? Si no te gusta que te conozca...".

No pasa nada. -Y se quedó con que yo...

Que Carlos Sobera era un borde, porque no había querido...

Carlos Sobera es majísimo.

Es más majo que las pesetas. -Ya está haciendo la pelota.

Ya estás haciendo la pelota. Es acojonante.

¿Sabes por qué estamos así? -Han dicho que vengamos.

Nos hemos hecho un PCR. -¿Eh?

Un PCR. -¿Una pecera?

Una PCR.

# Quisiera ser un pez... # -Yo...

# ...para meter mi pilila en la pecera. #

Ay, maricón. Yo me hecho una PCR antes de Dani Rovira.

Dani Rovira. -Primero se ha echo la PCR

Dani Rovira y luego yo. -Rovira.

Y luego yo. -No te quepa en la embocadura

de la pecera. -La desembocadura del Ebro.

Del Ebro.

El Ebro. -¿De qué estamos hablando, Millón?

¿Y qué más da? Si nos hemos tirado 25 o 30 años diciendo gilipolleces.

Y hemos vivido de puta madre. -Qué gran programa.

Qué gran programa el de Dani Rovira. -¿Otra vez?

Me encanta el nombre.

Rovira. Me encanta. (MILLÁN) Estoy convencido...

(JOSEMA) Dani Rovira bebe birra. (MILLÁN) Bebe birra.

(JOSEMA) Dani Rovira bebe birra. (MILLÁN) Todos. Birra.

(JOSEMA) Birra. (MILLÁN) Fíjate.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El humor

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La Noche D - El humor

16 feb 2021

‘La Noche D’ dedica el programa de esta semana al humor. Por eso, Dani Rovira recibirá a unos invitados de lujo: David Broncano, Anabel Alonso, Berto Romero, Josema Yuste, Millán Salcedo, Ana Morgade, Raúl Pérez, Comandante Lara y Rosario Pardo.
El programa repasará los grandes nombres de la comedia española de todos los tiempos: desde Chiquito de la Calzada hasta Ignatius, pasando por Lina Morgan, Gila, Raúl Cimas y Faemino y Cansado.
Los invitados hablarán de sus principios, de los mecanismos de la risa, de las miles de anécdotas que rodean su profesión y elegirán al mejor cómico español de la historia. Grandes momentos de humor en los que también participarán los colaboradores del programa: Antonio Resines, Pepe Viyuela, Cristina Medina, David Perdomo y Lara Ruiz.
‘La Noche D’ también recreará formatos inolvidables como ‘No te rías que es peor’ y Pepe Viyuela recuperará un número mítico. Y, como guinda final, Martes y Trece, frente a frente, en un cierre de programa que debería ponerse en las universidades de la risa, que no existen, pero para cuando las haya.

ver más sobre "La Noche D - El humor" ver menos sobre "La Noche D - El humor"
Programas completos (10)
Clips

Los últimos 102 programas de La noche D

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios