La noche D La 1

La noche D

Martes a las 22.10 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5773120
La Noche D - Programa 1 - ver ahora
Transcripción completa

¡Ah!

¿Me acompaña, por favor? Sí, hombre, claro.

(Música alegre)

¡Qué fuerte, Don Pimpón!

Le están esperando.

Gracias.

(Música de tensión)

Voy a ser muy directa,

queremos que presentes el nuevo programa de la casa.

¡Bua!

Pero...

Vale, me veo capaz.

Bien.

Lo demás es puro trámite.

¿Votos a favor

de que Dani Rovira sea el nuevo presentador del programa?

Perfecto, Dani, enhorabuena.

(RÍE)

Es que hay un señor que no ha levantado la mano.

Porque no te dejaría presentar ni la carta de ajuste, chaval.

Para presentar un programa de La Primera,

se necesita algo más que tener cara de pringado

y si no, habla con ellos.

Habla con ellos y que te lo cuenten.

¿Con ellos...?

Sí, chaval, con los números uno, habla con ellos.

Hombre, Iñaki. Hola, Dani, ¿qué haces?

¿Qué pasa? ¿Te pillo opinando o qué?

Qué guasón. ¿Y a ti en qué te pillo?

Me han ofrecido un programa para Televisión Española

para presentarlo.

¿Tú lo presentas?

Sí, sí, yo.

¿Tú sabes lo que ahora está en el candelero?

Esto está cambiando mucho. Bueno, algunas cosillas.

¿Sabes quién es Yuval Harari? Es un futbolista, ¿no?

¿Los "big data"? "Big data".

¿Los algoritmos y todo esto? Algoritmos, yo uso el móvil.

Si te pregunto qué son las criptomonedas,

¿qué me dices? ¿Las criptomonedas?

Pues mira, que ahora no llevo suelto.

Tú sabrás lo que haces, chico. Hala, adiós, majo.

Gracias, Iñaki.

¿Qué ha dicho de las criptomonedas?

Yo no sé si eso se podrá sacar en un cajero o algo.

Voy a mirar en el móvil a ver.

Harari.

Ese es del Getafe o algo, ¿no?

(JORDI ÉVOLE) "Sobre todo, Dani, que no se te suba a la cabeza".

"No dejes que el éxito de tu nuevo programa te cambie".

No, no. "Tú siempre has sido un tío humilde,

siempre con los pies en el suelo,

siendo el Dani Rovira que todos hemos conocido".

Vale, vale. Sí, yo soy muy humilde.

"Muy importante la humildad, tío".

"Fíjate en mí por ejemplo, ¿no?".

"Que ahora esté aquí contigo

con la cantidad de cosas que tengo que hacer".

Es verdad. Eso es humildad y generosidad, Jordi, de verdad.

"Pues eso, lo mismo".

Una cosilla, ¿algún número de... de algún personaje así un poco top

de los que tú manejas me podrías dar para invitado,

para romper ahí? "Sí. ¿Quién quieres?".

¿Tienes el teléfono del papa? "Apunta".

Sí, sí, sí, apunto.

(SIN VOZ)

Jordi, no se te oye.

(SIN VOZ)

Jordi, no se oye, se ha ido la wifi.

Jordi. "¿Lo tienes ya?".

Que no se... "Me están llamando".

"¿Sí?". Ah, vale, tienes cosas que hacer.

"Dani, mucha suerte, tío". Gracias, Jordi.

"Humildad, ¿eh?". Venga.

"Dime, que estaba aquí con Dani Rovira".

¡Anda!

¿Qué haces? María Teresa.

Por favor, dime que tú sí que crees en mí.

Dime que puedo ser un buen presentador de Televisión Española.

Hombre, con ese acento, imposible, no.

Vamos, que no te van a coger.

¿Qué acento? Si tú tienes el mismo acento que yo.

No.

(RÍE) Por favor, Dani,

date cuenta de las cosas, vo, ca, li, za.

Hay que vocalizar. Vo, ca, li, za

y si no, cuando te pongan subtítulos,

entonces sales

porque lo que es es.

Si es que la mujer tiene razón. Es que lo que es es.

Las preguntas esenciales de un presentador me las sé.

Si viene un artista a presentar su disco,

preguntarle si es su trabajo más personal.

Si viene un cómico,

que no se me olvide preguntarle dónde están los límites del humor.

Eso, con la tacica.

Ya está, ¿no? No hace falta más.

"No, a ver, que vas bien,

pero... es que no es exactamente eso, cómo contarte".

"Quiero decir, por ejemplo, ¿quién presentó los Goya de 2010?".

Los presentaste tú.

"Muy bien. 2015, ¿quién los presentó?".

Ah, yo, los presenté yo.

"2018". Tú otra vez con Silvia.

"¿Qué conclusión sacamos de todo esto?".

No sé, ¿que tú presentas los años pares?

"No lo pillas". No.

"¿Tienes por ahí papel y boli?". Sí.

"Te voy a dar un consejito que eso es oro puro".

Muchas gracias, Andreu, viniendo de ti...

"La cosa sería que está bien que presentes un rato

para hacer la broma,

pero al final, lo que se pide

es que hay que dejar el trabajo

en manos de gente con talento y con experiencia".

Es que no pinta el boli, Andreu.

No pinta.

(Música jazz)

Pues sí que está difícil esto de presentar un programa.

Hola. Hola.

¿Me pones una cañita, "porfa"? Ahora mismo.

¡Coño!

¡Si es Dani Rovira!

¡Es Dani Rovira, coño!

¡Hombre! ¡Es Dani Rovira! Claro.

Antonio, Pepe. ¿Qué pasa?

Qué sorpresa.

¿Qué tal? Cuánto tiempo. Dani Rovira.

Es Dani Rovira, sí. Hola.

¿Qué tal, Dani? Te veo un poquito tristón, ¿no?

¿Qué te pasa? ¿Qué pasa?

Sí, bueno, que...

A ver, me han ofrecido hoy

para presentar un programa en Televisión Española.

En La 1. ¡Joder!

En "prime time", en la máxima...

En la máxima. En el top.

En el top. Claro, claro, claro, claro.

Te entiendo perfectamente.

¿Y qué te parece, poca cosa, no?

No, qué va, Antonio, no es eso,

no es que me parezca poco, al revés.

Mmm.

Que me viene grande.

Lo estaba pensando, iba a decirte que te viene muy grande, Dani,

y que solo no lo puedes hacer.

No, solo no, no se te ocurra. Y te voy a decir una cosa.

Te voy a decir porque se me acaba de ocurrir, lo que necesitas tú.

Sí, eso. Con uno, dos, tres, cuatro.

Cuatro. Profesionales de primera línea.

Profesionales serios de verdad.

Que con eso igual se puede conseguir

un programa redondo.

Redondo. Bueno, circular.

Así.

Y sería muy difícil que en un bar como este

no haya un camarero que sea un actor decente.

¡Hombre!

Perdón, perdón, no quiero interrumpir,

pero yo soy muy buen actor

lo que pasa que aquí no me conoce nadie,

pero en Galicia lo peto muchísimo.

Te voy a decir una cosa, con este elenco

y, sobre todo, con lo que tú vales. Sí.

Con tu simpatía, con tu luz, con tu humor,

con eso podemos hacer un programa maravilloso.

Cuidado que yo cuando me pongo a presentar...

¡Presentas! ¡Presentas! ¡Tú! ¡Vamos!

¿Ahora mismo sabes lo que eres? Díselo, díselo.

¿Qué soy? Un servicio público.

Un servicio público. Eres como el alcantarillado.

A mí España me necesita. Con nuestra ayuda.

Nos tienes para lo que haga falta. Pero vamos.

Vete ahí y demuéstralo. Pero ¡vamos!

Te voy a decir una cosa, han tardado tiempo.

Han tardado, ¿eh? ¡Sí!

¡Voy a presentar! ¡Claro que sí!

Pero ¡vamos, lo voy a presentar, pero vamos, ahora!

¡Ole! ¡Eso es! -¡Así!

¡Se lo voy a decir!

¡Dale, campeón, dale, campeón! ¡Eso!

¡Dale, campeón!

¡Voy a presentar yo porque soy un servicio público!

¡Claro que sí! ¡A presentar un programa!

¿Pensáis que lo puede hacer bien?

No, pero necesito los papeles. No tiene ni puta idea.

Nosotros ahí estamos. Estamos ahí.

Eso sí, curro ya tenemos. Vamos a seguir.

Sí. ¿Quién es este?

¿Quién, este, el Dani? Sí.

Uno de aquí, de España. Ah, está bien, ¿eh?

Bueno, está bien, si te gusta... Bueno, es lo que hay.

(Canción "Umbrella")

En este programa,

tendremos que hablar de las cosas que le interesan a todo el mundo

como por ejemplo, ¿el toque de queda a qué hora es?

(MUJER) ¡Y yo qué sé!

¡Gracias!

Pero en el primero,

en el primero tenemos que hablar del tema más importante de todos,

el amor, el sentimiento que mueve el mundo.

Por ejemplo, no se confundan.

Eso que está pasando ahí no es amor,

eso es que le está haciendo una RCP,

reanimación cardiopulmonar.

¡Chico!

No te olvides de respirar.

A ver si por salvarla a ella te vas a morir tú.

(RÍE)

Ay, el amor...

Si el amor no existiera,

yo creo que José Luis Perales no habría nacido

y no queremos eso, ¿verdad?

Pero existen muchos tipos de amor,

por ejemplo, el amor a los padres.

Mira, aquí están los mío.

Ay...

No son mis padres, ¿eh?

Son dos extras que han venido a ganarse unas pelillas,

pero yo los quiero igual.

Bueno, vamos a dejarlo que igual hay huérfanos que se ofenden.

(SILBA)

¡Taxi!

Y luego está el amor propio, el amor a uno mismo.

Por ejemplo, yo, yo me quiero muchísimo,

me quiero más que a mi vida.

Qué paradoja, ¿eh?

También tenemos el amor por los colores

y el amor por los animales.

Que no, que no, que no, que me refiero a Paco, al taxista.

Este tío es capaz de comerse 12 torrijas del tirón, a palo seco.

¡Bua! ¡A tope!

No le hace falta ni Semana Santa ni nada.

Animalico, pero yo lo quiero más...

Paco, arranca, que nos vamos.

(Canción "Come together")

(Aplausos)

# Vivir así

# es morir de amor

# y por amor tengo el alma herida. #

¡Muy buenas noches!

# Y por amor no quiero más vida que su vida. #

¡Muy buenas noches!

# Melancolía. #

Gracias a todos por venir, gracias por estar en sus casa.s

Bienvenidos.

(Aplausos)

Que me voy a venir arriba

y todo lo que pase después va a parecer poco.

Bienvenidos y bienvenidas a todos los que estáis aquí,

a los que estáis en casa calentitos viendo este programa,

la primera "Noche D"

que cómo no, cómo no,

el tema que vamos a tratar hoy

aparte de todo con muchísimo humor va a ser el amor.

(PÚBLICO) ¡Oooh!

El amor nunca falla, ¿eh?

(Risas)

El amor existe desde tiempos remotos,

desde la noche de los tiempos, lo que pasa es que últimamente

las maneras de encontrarse los unos con los otros

en cuanto al amor están cambiando mucho.

Me explico.

Ahora en pleno siglo XXI,

una de cada tres parejas se conocen a través de Internet.

Internet que ya suena como antigua la palabra.

A través de Internet, a través de aplicaciones.

Existen un montón de aplicaciones

de todos los colores, sabores y pesos.

Con el tema de las aplicaciones, la gente va loquísima,

hay gente que está intentando encontrar pareja

a través de la aplicación de Radar Covid.

(Risas)

Hay que estar muy enfermo, ¿eh?

(Risas)

Ahora mismo, por ejemplo,

es verdad que ahora como es todo tan moderno,

todos buscamos nuestra alma gemela

y como que somos muy exigentes, muy, muy exigentes.

Queremos que sean de la misma ciudad,

que tengan los mismos gustos, el mismo color de pelo,

que sea de tal equipo, de tal partido.

Antes no, en los tiempos de mis abuelos,

yo le preguntaba a mi abuelo

que lleva 60 años casado con mi abuela

y lo único que tenían en común era el código postal, créeme.

Yo le pregunté a mi abuelo

cuál es el secreto de llevar 60 años queriéndose y dice:

"Lo que diga tu abuela".

Un sabio.

Un sabio.

¿Sabéis quién es Oscar Wilde?

Es ese que cuando escucháis una frase ingeniosa

y no sabéis de quién es, es de Oscar Wilde, vale.

Pues Oscar Wilde una de las frases que tenía era

que cuando una pareja no tiene ya nada que decirse,

se pide matrimonio.

Esto fuerte, esto no os ha hecho ni gracia.

Sí y es que resulta que en España, por ejemplo,

la gente sí que se casa, pero cada vez se casa más tarde.

Por ejemplo, en el año 1980,

nos casábamos a los 25 años.

En el año 2000, la gente se casaba a los 30 años.

En el 2019, la gente se está casando a los 36 años.

Se calcula

según unos estudios de gente que estudia

que en el 2050,

veremos la primera boda

entre dos personas que ya estén muertas.

(Risas)

¿Os imagináis...?

(Aplausos)

Os imagináis en la celebración que digan:

"José Luis, si quieres a Marisa por esposa,

mueve este vaso a la derecha".

Un rollo... un rollo güija, ¿no?

Bueno, en España,

nos casamos menos, nos casamos más tarde

y nos divorciamos más.

A todos nos gusta ser primeros en algo.

Ahí lo llevas, España.

España es el país de Europa más infiel.

(Silbido)

También os habéis quedado un poquito helados, ¿verdad?

Pero esto es de siempre.

Claro, al final, mira, por ejemplo, hablando de la infidelidad,

la monarquía.

(Risas)

Carlos I de España y V de Alemania.

Sospechoso, ¿verdad?

Me imagino a la reina, su mujer, diciéndole:

"Carlos, ¿tú no estarás reinando en España

al mismo tiempo que estás reinando en otro país, verdad, Carlos?".

Y dice: "Hombre, qué va, mujer,

si el glorioso Sacro Imperio Romano Germánico

es solo un amigo, ¿eh?".

Sí, claro.

Os he visto las caras, os he visto las caras

cuando he dicho infidelidad y monarquía,

se os han metido a todos las gónadas para dentro, ¿verdad?

No, no, hombre, aquí, en este programa,

nosotros no hacemos bromas de eso,

respetamos muchísimo la Corinna, la corona, ¿vale?

Es una cosa que...

(Aplausos)

es sagrada.

Pero, amigo, el amor en sí mismo, yo hablo latín, "per se"

es bueno.

Quereros, quereos, "querersus".

Quered a vuestra chica, a vuestro chico,

a vuestros padres, a tu perro, a tu gato, a Iniesta,

a Pierce Brosnan, a la gente de Mérida, da lo mismo.

Yo a vosotros os quiero muchísimo.

¡Fuerte el aplauso! ¡Empieza el programa, "La noche D"!

(Aplausos)

(Música de guitarra eléctrica)

Como también quiero a mis compañeros,

al equipo que me va a rodear durante todos estos programas.

Todos con una PCR recién hecha, calentita y negativa.

¡Que pase Antonio Resines!

(Aplausos)

¡Venga, hostia, vamos!

(Aplausos)

(Canción "Where has love been")

¿Qué tal? Antonio.

¿Qué?

Un placer tenerte aquí.

Lo sé, sé que te encanta trabajar conmigo

porque es un placer trabajar conmigo.

¡Venga, sigue ahí, vamos!

¡Que no pare el aplauso

porque tenemos desde Córdoba, Argentina,

a Lara Ruíz!

(Aplausos)

¡Uh!

¿Qué tal, compi? ¿Cómo va? ¿Cómo estás?

(ACENTO ARGENTINO) En realidad soy de Córdoba, Andalucía,

pero lo disimulo muy bien. Lo disimulas bien.

¡Te quedó relindo el plató! Sí, sí, sí.

Todo el mes currando en ello. ¡Adiós! ¡Vamos!

¡Que no pare el aplauso

porque nos ponemos de rodillas

para recibir al grandísimo Pepe Viyuela!

(Aplausos)

¿Qué tal?

No, por favor, de rodillas no, con una reverencia es suficiente.

¡Gracias! ¡Adiós!

¡Desde la mismísima Sevilla, la maravillosa Cristina Medina!

(Aplausos)

Pero, Dani, ¿esto cuándo sale? ¿Eh?

¿Cuándo sale? Para decírselo a tu madre.

¡Sí! Luego te lo digo.

¡Vale! ¡Ah!

¡Y por último y no menos importante,

desde A Coruña, Galicia, mi querido David Perdomo!

(Aplausos)

¡Menos mal! ¡Menos mal que soy el único!

¡Bueno, bueno, bueno!

Madre mía, parece los Globetrotters en la presentación de temporada.

Lo que nadie se imagina es que tengamos hoy

cuatro madrinas, no una ni dos ni tres, cuatro madrinas.

Vais a flipar

porque tenemos esta noche a Silvia Abril,

tenemos a Ana Castillo, tenemos a Macarena García

y a Belén Cuesta.

(Aplausos)

Y además, como nos estamos viniendo muy arriba

y lo estamos echando todo en el primer programa,

vamos a recibir también la bendición del maestro,

de Joaquín Sabina.

(Aplausos)

(Timbre)

Hola, Jimena. Bienvenido.

Voy a avisar a Joaquín. Gracias.

Cuando quieras. Voy.

Hala.

¡Hombre, Pepe, qué honor! ¿Qué tal?

Yo he hecho mis canciones para conseguir chicas yo,

no porque las consiga ese que está en la cuarta fila.

No sé.

Antes era al revés.

De gira, sexo, drogas y rocanrol

y no hay que llevar a la novia ni a la mujer.

(RÍE) Ahora sí. Yo ahora si no viene, no voy.

Esta nueva normalidad es un desastres.

Enrique Ponce se divorcia y Sabina se casa.

(RÍE)

# Lo nuestro duró

# lo que duran... #

El mismísimo Sabina entrevistado por el grandísimo Pepe Viyuela.

Qué lujazo, ¿verdad?

Y puede que tengamos otro invitado más, puede ser,

pero esto es un estrellón de mi tierra encima, ¿eh?

Hemos ido a entregarle una invitación

un poco peculiar.

¿Estás seguro de que es aquí? Que sí, he venido más veces.

(SUSURRA) Vamos a entrar en la casa de Pablo López.

Sí. Son las... ¿Qué hora es?

Las 4. Son las 4 de la mañana.

Vamos a invitarle a nuestro primer programa,

pero antes le vamos a hacer

un cuestionario. Sí.

(SUSURRA) ¡Pablo!

(SUSURRA) ¡López!

(CHILLAN) ¡Pablo!

¡Coño!

¿Qué pasa, churra?

# Fuera,

# vete de mi casa,

# suéltame las manos. #

¿Pasará, no pasará Pablo López el test del amor?

Vamos, si Pablo López no pasa el test del amor,

es que yo ya me retiro, de verdad.

Que un tío disfrazado de bisonte asalte el Capitolio

y que Pablo no supere esto, ya sería la hostia.

Yo creo que sí, que lo pasa seguro.

Bueno, pero vamos a dejar de poneros los dientes largos

que parecemos dientes de sable todos aquí con el frío que hace

y vamos al tema, el temita, el amor.

¿Nos amamos mucho en España, más o menos que antes

y, sobre todo, cómo nos amamos?

Necesitamos información y datos sobre el tema

y para eso, tenemos a una superentendida,

vamos, es que prácticamente es el ayatolá del amor,

nuestra colaboradora Cristina Medina.

Cristina, ¿cómo está el amor en España?

Pues tengo que darte malas noticias.

No me digas. Por favor, maestro, música.

(Sintonía del "NO-DO")

Españoles, el amor ha muerto.

(PÚBLICO) ¡Oooh!

Siento ser portadora de malas noticias,

pero esto es así

como el camino del Rocío no está hecho para dormir.

Como te lo digo, el amor ha muerto, Dani.

Qué bajonazo. Es un bajón muy gordo, sí.

Pero ha muerto o ha cambiado tanto

que no lo conoce ya ni la madre que lo parió.

Te voy a decir una cosa,

esto no me lo invento yo, tengo datos y los voy a dar

así que "please, attention, PlayStation".

Al loro.

Antes, lo más romántico que había

era casarte de blanco y vender la portada al "Hola"

como Enrique Ponce hace 25 años, ¿verdad?

En cambio, ahora, lo más romántico que hay

es comprarte un chuchito de marca

y colgar la foto en el Instagram con la "influencer" de marras.

¿Cómo lo ves?

Como Enrique Ponce hace unos meses.

En fin, "ladies and germanies", el amor ya no es lo que era.

Para empezar, ahora resulta que no es eterno.

¡Oooh! ¿Ah, no?

¿Te lo puedes creer?

La verdad es que me quedo frío.

Porque es que hace frío, pero te voy a decir otra cosa,

te voy a hacer una pregunta, Dani,

¿cuánto crees tú que dura el amor? ¡Tiempo!

Tres minutos y veinte. Negativo.

El amor dura entre nueve meses y dos años.

¡Ay! ¡Ay, qué lástima!

Este es el tiempo

en el que el receptor del amor del cerebro

es sensible a la dopamina

que genera durante el enamoramiento.

¿Me sigue alguien?

Seguramente por Twitter. Sí, ¿no?

En definitiva, el amor te dura menos que la garantía de la nevera,

que eso es otro rollo,

pero no me quiero ir del tema que me voy a calentar.

Lo curioso es

que según el Instituto Nacional de Estadística,

la duración media de un matrimonio en España

es de 16,6 años.

Si el amor solo dura dos años,

¿qué pasa con esos 14 años restantes? Tiempo.

Que se te hace muy largo, ¿no?

Se te hace muy largo, estás como en el tiempo de descuento.

Efectivamente.

En definitiva, es como quedarte en el cine

a ver los títulos de crédito,

que sí, que lo mismo te sale una toma falsa

y te partes el pecho,

pero al final dices: "Me tendría que haber acostado".

¿Sí o no? Es verdad.

Así es la vida, una pena.

En fin, "ladies and germanies",

el amor ha cambiado mucho, muchísimo.

Otro ejemplo, ahora nos casamos menos que antes.

¿Menos? Imagínate.

Ya.

En 2019, hubo 165 000 matrimonios. ¿Exactos?

65.

Me voy a ahorrar la rima

porque estamos en La Primera, compréndeme.

Tú dirás: "No parece mal dato".

No, no me parece mal dato, Cristina.

¿Has visto como lo dirás?

Pues resulta que en el 1997

y me voy a volver a ahorrar la rima.

No te la voy a preguntar. Agárramela y vete de toda la vida.

La cifra estaba en 200 000 matrimonios.

30 000 bodas menos en 22 años.

"¡Cuántos números!" dirás tú.

Un montón de números, yo que soy de letras, estoy mareado.

Imagínate.

Y yo digo, ¿con el amor que nos está pasando,

lo mismo que con la lactosa,

que nos hemos vuelto todos alérgicos de repente?

¿Eh?

Pues no, ¿sabes a qué nos hemos hecho alérgicos?

¿A qué? A las bodas,

"ladies and germanies". Claro.

Cada vez hay más parejas

que no salen en los números oficiales

que se arrejuntan como dicen las madres.

¿Sabes qué te digo? Cómo somos los españoles.

Hasta para enamorarnos preferimos hacerlo en B

¡de valiente!

¿Eh? Yo también soy de letras.

En fin, en definitiva, "ladies and germanies",

que casarse por la Iglesia ya no se lleva.

Eso es más antiguo que la goma Milán, ¿me comprendes?

Pues no me he comido yo gomas Milán porque ponía nata.

¡Hombre! Ponía nata

y lo que borrábamos en los exámenes.

En definitiva, ¿tú sabes lo que está de moda?

Las hombreras. Las hombreras también,

pero por lo del amor.

Ah, por lo del amor, no sé, ¿el poliamor?

No, también, pero ¿eso qué es?

Eh...

Mucha gente a la vez, abres y dices: "¿Cuántos vienen?".

Estar con un policía, no sé.

Es que esto es de humor, ¿eh?

Pues no, ¡lo que está de moda es divorciarnos,

"ladies and germanies"!

En poco más de 20 años,

los divorcios han subido de 95 300 a casi 110 000

y diréis: "¡Cuántos datos sabe ella!".

Cuántos datos sabes tú. Porque lo pone en la pantalla.

Y también diréis:

"¡Dios, el amor ha muerto!".

Yo lo he dicho al principio

y con esto del amor ha muerto,

yo ahora ya me pongo seria porque tengo una reflexión.

(Música instrumental)

¿En serio?

Es un chiste visual.

(Risas)

¿Qué pasará, eh?

Si el amor ha muerto, ¿qué será de Pablo López?

Es verdad. ¿Sobre qué cantará ahora?

Es verdad.

Lo tiene crudo mi primo porque la tendencia va para arriba.

Tras el confinamiento, los divorcios se han disparado.

Según el Instituto Nacional de Estadística,

en el tercer trimestre de 2020,

hemos tenido más de 25 000 divorcios.

Sí, señores, "ladies and germanies",

un 17 % más que en el 2019.

"What a surprise!" para los anglosajones, ¿eh?

Hemos descubierto que la vacuna contra el amor

es vivir con tu pareja en un piso de 30 metros cuadrados, ¿eh?

Claro. Y siete cubos de basura

porque el plástico aquí,

lo orgánico aquí, el tapón al colegio...

Para tirar la basura, te convalidan el Camino de Santiago ya.

En fin, total que nos casamos menos que antes

y cada vez nos divorciamos más.

Una pena, con lo que nos gustaba una boda.

La verdad que una boda te daba juego, ¿eh?

¿Tú te acuerdas la de Lady Di? Me estás dando en el hombro.

Porque ahora se lleva lo del codo, ¿no?

La boda de Lady Di. ¿Te acuerdas?

De las más tochas que recuerdo. Fue todo quisqui, hasta yo.

¿Qué vas a estar tú en la boda? Te lo juro, estuve.

No de invitada, pero estuve. ¿Te lo crees o no? Al loro.

Para regalitos de boda,

los que me están dejando aquí los "horses", ¿eh?

¡Otro que viene con el caballito!

Cómo se nota que "you don't clean".

"Lady Diana, don't pis there" que esta recién fregado.

"Pis here".

"The paper, pis the paper mejor".

"Very nice". De Swarovski.

"Listen, boss, I have to go".

"Finish working".

"Eight hours, you know?". Convenio.

"Bye". Pasa "good day".

Queremos conclusión.

Ilústranos con alguna conclusión para ir cerrando,

para que la gente se vaya con un... Se vaya en definitiva.

Una idea general.

Tino, ponme música de conclusión, de concluir, de acabar.

(Canción "All you need is love")

Una música un poco triste, de bajón, conclusión bajón.

# Tú me dejaste de querer... # ¡Ah!

# ...cuando menos lo esperaba. #

Qué bajonazo.

# Cuando más te quería. # Bien.

No me toquéis las palmas porque no acabamos.

Bien, perfecto, voy al tema, "ladies and germanies",

así está el amor en España,

nos hacemos novios por redes sociales,

el amor nos dura dos años como mucho

y ahora solo se juegan partidos de futbito

solteros contra divorciados porque no hay casados.

Ahora, ojo, no preocuparse

que el amor ha cambiado, pero sigue ahí,

al menos hasta que no os encontréis a Pablo López currando de camarero,

¿me comprendes?

Esta es la conclusión.

Pues bueno, hasta aquí, un aplauso para Cristina Medina

que se ha hecho un doctorado.

Jefe.

Bueno,

ahora me toca a mí...

(Aplausos)

subir un poquito el bajonazo,

el bajonazo este de que el amor se ha muerto,

que el amor está en la UCI, que el amor no sé qué...

Pero yo creo que ahora, en cualquier otro programa,

pues lo que os decía antes,

nos hubiéramos buscado una madrina o un padrino.

No, no, aquí estamos echando la casa por la ventana,

a nosotros eso nos parecía poco

por eso tenemos un póquer de madrinas

que es una auténtica pasada.

¿Sabes lo que te digo?

Recibamos con nuestro Ballet Zoom

¡a Silvia Abril, Ana Castillo,

Macarena García y Belén Cuesta!

¡Vamos!

¡Venga, Silvia!

(Aplausos)

¡Uh! -¡Uh!

¿Qué tal?

Ahí codito, bien de codito. -¡Guau, guau, guau!

Qué mal llevo lo de no achuchar. ¡Uy, cuidado, cuidado!

Bienvenidas. Tomad asiento.

Gracias.

¡Ah!

Buenas. -¡Ay, ay, ay, ay!

(Vítores y aplausos)

¡Vamos, vamos!

Tenemos que decir, tengo que decir...

¡Ay, por favor!

Que la lesión a Silvia se la hemos provocado nosotros

para que vaya más calmada y aun así, mírala.

Pero no hay manera, ¿eh? No hay manera.

No lo vais a evitar.

Oye, dos millones de gracias por venir hoy...

¡A ti! ...a mi primer programa.

Estaba supernervioso y me dijeron: "Van a venir estas"

y dije yo: "Qué bien". Qué ilusión.

Casi me pongo babuchas para sentirme en casa.

Teníamos que haber venido así. ¿Cómo estáis? Contadme.

Pues enamoradas, emocionadas, felices, contentas,

encantadas de estar contigo. Qué bueno, ¿no?

Todo bueno, qué guay.

(Aplausos)

Claro.

Mucho nervio también.

Estáis... Como es nuevo, no sabemos...

-Somos muy valientes, hemos venido las primeras.

Habéis venido a quitarle el blíster al programa.

Sabemos que hay sorpresas y no sabemos nada.

Todo en torno al amor y como el amor es algo muy bonito,

estaos tranquilas. Muy bonito.

Para ir entrando en harina

porque el amor se puede un poco...

no sé, se puede entender desde diferentes lugares, ¿no?

Pepe Viyuela, que está en todos lados,

ha ido a entrevistar a una señora que es muy interesante.

¿Ah, sí? Habla del amor,

pero desde un punto de vista mas científico.

Vamos a echarle un ojito y ahora me decís.

(Música de western)

Le preguntes a quien le preguntes,

todo el mundo dice que necesita algún tipo de amor en su vida

y la pregunta es: "¿Por qué?".

¿Qué pasa, que el amor nos viene de serie?

Bueno, pues para resolver esa duda,

me he presentado aquí a hablar con una neuróloga

ni más ni menos.

Hola. Hola, buenos días.

¿Qué tal, Rosario? Muy bien. ¿Y tú?

¿Me puedo sentar? Claro, por favor.

Pues siéntate tú también. Gracias.

Nos interesaba mucho relacionar el amor con la ciencia.

¿Qué nos pasa en la cabeza cuando nos enamoramos?

Realmente, el amor es uno de los sentimientos

que tenemos y de las emociones... Sí.

...que son más placenteras que podemos experimentar...

Sí. ...de una manera natural.

El amor realmente activa

el sistema o el circuito de recompensa,

el circuito del placer. Ajá. Sí.

Y entonces, este circuito

está fundamentalmente modulado por la dopamina.

De la misma manera que se enciende el sistema límbico,

el cerebro emocional, el circuito de recompensa,

el circuito del placer,

también se desactivan ciertas áreas cerebrales

que tienen que ver con el juicio,

con el razonamiento. Sí.

Esto ayuda a emparejar personas que son muy desiguales

y al mismo tiempo, aumenta la variabilidad genética

que es lo que quiere la especie. ¡Qué curioso!

La supervivencia de la especie.

El amor tiene un propósito, perpetuar la especie.

Ajá.

Entonces, claro, por eso nos enamoramos.

¿El amor es eterno, dura siempre?

En el amor, podemos distinguir dos etapas, al menos, dos etapas,

la etapa de enamoramiento. De euforia.

Es la etapa más intensa

en el que todo nuestro cerebro emocional

está a toda su potencia

y esto no dura mucho

porque es un gasto energético tremendo para el cerebro.

No se podría estar toda la vida enamorado como el primer día.

Sería agotador.

Sería cansado. Claro, claro.

¿Te puedes enamorar toda la vida?

Claro que sí, lo único que pasa es que cuando vamos cumpliendo años,

nos vamos cargando de responsabilidades

y vamos ocupando más el cerebro pensante

y haciéndole menos caso al cerebro emocional.

Nunca había mirado el amor desde tu punto de vista

y me parece...

Ahora sí que ya tengo el lío muy gordo.

Yo estoy muy cómoda contigo.

A ver si nos estamos enamorando.

Seguro, seguro.

Luego tomamos un café.

Me están entrando calores ya.

Y a mí. Esto no está grabando, ¿no?

¡Qué maravilla!

Sí.

Bueno.

Me ha entrado calor hasta a mí.

Eh. Pepe...

Pepe ligando.

Sí, surgió, estaba trabajando. Ligando, ligando.

Hubo chispa, se produjo el chispazo.

Bueno, ya os iremos informando.

A tus pies, Pepe, a tus pies.

Gracias. Ha sido tu primer documento PV

como tú has querido llamar. Sí, sí.

Enhorabuena. Gracias.

¿Traes alguna cosita más?

Sí, sí, sí.

Eso te iba a decir, esto es solo el principio.

Aquí solo empieza mi saga y lo que viene después,

la entrevista a Joaquín Sabina es espectacular.

Yo creo que ahí toco techo, veremos si la siguiente semana...

¿Crees que has tocado techo en tu carrera?

¡No!

¿Por qué me dices eso? ¿Quieres echarme ya?

No, es una pregunta. Vale.

Tienes un techo de cristal.

Pues espere... Gracias, Dani.

Bueno, un aplauso para Pepe. Hay más...

(Aplausos)

y mejor. Me voy.

Nos vas a dejar con las ganas de lo de Sabina.

Os dejo con las ganas. Pero ¿te vas?

Es lo que se hace ahora en la tele.

Por aquí no salgo, ¿no? Me voy por aquí. Adiós.

Cómo se nota que es el primer programa.

¿Por dónde se sale? ¿Es por allí?

¡Adiós!

-¡Venga, vamos, vamos!

Oye, en estos tiempos que estamos viviendo de pandemia,

donde todo es tan raro, nosotros que somos como de la farándula,

somos muy de besuqueo, de darnos abrazos, de achuchones,

¿qué alternativa estáis encontrando más allá de lo del codito para...

achucharnos? Poca cosa, ¿no?

No hay mucha alternativa. -Yo alguna vez,

cuando estoy en ambiente seguro,

seguro, ¿no?

-En tu burbuja.

-Por lo menos, lo que yo considero seguro,

me voy como a abrazar a la tripa

porque está como lejos de la cabeza

y pienso: "Pues por aquí mismo". -Por ahí no se contagia.

Como un placaje. Sí.

Como por ahí.

A mí, gracias a la pandemia, han salido ganando los de casa

porque yo a Andreu por ejemplo,

le pido todo el rato "méteme la lengua",

o sea, como que no me beso con nadie más.

La castellana dices.

Claro, claro.

La castellana.

(Risas)

Como que no me abrazo y no me beso con casi nadie,

a los de casa les pido intensidad. -Claro.

Les pido que me den lo que antes me daban en la calle.

-Muy bien. -Claro.

Cada tres por cuatro estás llamando al técnico de Internet

que es como de la casa.

Bueno, pero ya viene con mascarilla, ya... ya no.

Entonces los de casa han salido ganando.

A mi hija la tengo estrujada.

De hecho, todo el mundo que la ve ahora después de meses

dice: "Se ha estirado".

Digo: "Claro, claro, de los achuchones".

Al apretar... -Claro, claro.

Han salido ganando dice, bueno. -Han salido ganado en casa.

Esto es una pregunta muy obvia,

pero ¿podríais estar con alguien

que no tuviera un mínimo de sentido del humor?

¿Con una persona más seriota?

En tu caso, no quiero ni que me respondas, pero...

¿Qué porcentaje de importancia tiene el sentido del humor

en una pareja?

Mucho, es que si no... -Muy alto, muy alto.

De las cosas más importantes yo creo.

Cuando te ríes mucho con alguien...,

-Ya quieres hacer el amor. -...quieres hacer el amor

o por lo menos... Bueno, ojo, ojo. -Cuidado, cuidado, ¿eh?

Porque tú te has reído.

No, no, igual no hacer el amor de entrada,

pero besarle un poquito porque de repente piensas:

"Jo, qué guay".

Vale, vale, es muy importante el sentido del humor,

pero ahora se me ocurren cuatro cosas importantes en una pareja,

que alguna me las ordene por importancia.

Comunicación,

cariño,

humor y sexo.

Madre mía, Dani. ¿Alguien me quiere poner...?

Vamos a hacerlo entre las tres. -Comunicación, cariño...

¿Cuál podríais primero? Comunicación, cariño...

Comunicación la última. -No, no.

Pues... Empieza tú por ejemplo.

Comunicación, cariño... ¿Puedo explicar por qué?

Porque si hay lo otro... Humor y sexo.

Humor y sexo. -Es que tiene que haber, o sea,

si hay lo demás, hay comunicación. -Claro.

Comunicación lo último. -Muy bien.

Cariño tiene que ser lo mínimo que hay.

Un mínimo. El mínimo.

Un poquito de cariño. Como una base de patatitas, ¿no?

Pero si tienes una relación en la que te ríes mucho

y tienes una muy buena comunicación para tener un sexo increíble,

pues igual el cariño pasa a otro lado.

-Yo, fíjate,

yo pondría el humor en primer lugar, del humor me iría al sexo,

luego surge el cariño y ya si eso... -Y ya te comunicas.

Claro y luego lo comentas.

Yo estoy con Silvia.

Lo estructuro igual.

Oye, a la hora de declararos,

sobre todo, los comienzos,

¿algún tipo de declaración supertorpe que hayáis tenido?

No sé, Ana, Belén.

Cuando eres más jovencito. No, todo fue bien.

Primeras declaraciones que digas tú...

Porque yo, por ejemplo, en la época esta en la que decías:

"Dile a María Auxiliadora que si quiere salir conmigo".

-Claro, sí. Era como una especie de Tinder,

pero analógico. Sí, sí, sí.

Era muy guay eso. Y ese alguien venía y decía:

"No ha habido más".

Eso...

Y para cortar también.

A mí me lo han hecho para cortar.

¿Han cortado contigo a través de otra persona?

Sí, sí, me han cortado así porque no quería yo enrollarme

y... -¡Oh! No querías enrollarte.

Es que era pequeña. -Claro.

Claro, ya. -Y entonces me vinieron a decir

que querían cortar conmigo.

Dije: "Vale, pues dile que no pasa nada"

y me volví y lloré muchísimo.

Yo en mi primer beso obligué al chico

porque tenía 11 años

y yo consideraba que el primer beso ya tenía que ser, ya.

Con 11 años, claro.

Con 11 años y nos fuimos de excursión

y me lo llevé, le dije: "Tú conmigo".

Y nos fuimos ahí a los árboles y le dije: "Nos tenemos que besar".

Además, este chico sigue siendo muy amigo mío

y es verdad, lo sabe y nos acordamos.

Le preguntaremos. Le dije: "A la de tres".

Y estuvimos un rato haciendo "una, dos y tres".

"Vale, vale, espera, espera".

"Una, dos y tres. ¡Espera, espera!".

Y al final, así.

Yo recuerdo también mi primer beso, no declaración, pero beso

y fue que mi mejor amiga salía con el mejor amigo

del que acababa de empezar a ser mi novio

y ella llevaba tiempo besándose con él y liándose con él

y yo era la primera vez, entonces nos pusimos en un murito,

ellos empezaron a liarse y yo le cogí y empecé a copiarla.

(Risas)

A copiarla.

Así, de reojito. -¡Qué bonito!

Creo que se hace así.

Para ver cómo se hacía. Para ver cómo se besaba.

Oye, una cosa, ¿recordáis el último mensaje

que le habéis mandado a vuestra pareja

o persona con la que estéis así...?

¿Os atreveríais a decir lo último que habéis escrito?

-Debo estar en un momento hormonal

que me encantaría que la doctora me dijera en el que es,

pero ayer me cogió como un subidón de amor,

estaba rodando en una serie

y de repente, le escribí: "Te quiero tanto".

-¡Ay! (PÚBLICO) ¡Oooh!

¿Y qué...? Espera, espera.

Espera, que esto no acaba aquí.

¿Y qué fue lo que te respondí?

Se llama Alberto. Ah.

¿Te imaginas?

(Risas)

¡No!

¿Sabes qué me contestó? Me envió un GIF,

un GIF de él haciendo así.

(TODOS) ¡Oooh!

-Qué bonito eso.

Que te envíen un GIF de esa persona es...

Qué envidia te tengo, Silvia.

No, hombre, no, que debo estar enferma,

ayer me cogió como un subidón. -Qué bonito.

Oye, perdonadme un segundito.

(Llamada entrante)

Parece que tenemos conexión con Pasado Directo.

Es una nueva sección

en la que hablamos con gente del pasado.

Diréis: "Anda, como el programa de Juan y Medio".

(Risas)

No, no, no, más pasado todavía, más pasado todavía.

A ver.

Parece que ser que nos vamos al siglo XVI,

siglo XVI,

para charlar con una mujer que pasó a la historia

por enloquecer de amor, la reina Juana I de Castilla.

Hola.

(Aplausos)

-¡Dale, Juana!

Eh...

¿Juana?

Juana.

Mírala, mírala, mírala cómo está. ¿Sí?

Es una jaula de grillos. Juana. Sí.

¿Sí? ¿Hola?

¿Hola? Hola.

Hola. Le hablo del futuro.

¿Hola?

Siglo XXI, Juana.

Sí. ¡Hola!

Hola. ¡Hola!

¡Hola! ¡Hola! Y así podemos estar... ¿Eh?

¡Lalo!

¿Lalo qué?

Me puedes llamar Lalo.

¿Lalo por qué? La loca.

Ah, vale, vale. Como...

(Aplausos)

Oye, Lalo, una cosita, ¿cómo fue tu primer amor?

Cuéntanos. ¿Eh?

Tu primer amor. ¡Hola!

Tu primer amor. Bien, muy romántico.

Me dijo mi padre, dice: "¡Con ese!"

y con ese me casé.

(Risas)

Muy romántico, muy bonito. Felipe el Hermoso fue, ¿no?

Hermoso no, un momento, resultón en todo caso.

Mira, espérate, voy a decir,

vamos a ver, hermoso...

¿Tú te crees que esto es hermoso?

Esto...

Pues a ver, una cosa. En aquella época, igual...

Tú mira el pelito de él y el casco lo mal que le queda.

No.

A mí el que me gusta es el Jason Momoa.

Este me gusta más.

Me gusta a mí

porque él es...

¡Te quiero, Momoa!

Porque mira, esto es un tío

y tú le pones aquí un destornillador d estrella

y te cambia el aire acondicionado en un momento.

¡Te quiero!

(Aplausos)

Vale, Lalo, Lalo, me ha quedado meridiano.

Muchas gracias, Lalo. ¡Oye! ¡Hola!

Oye. ¿No tendrás por ahí

un Valium, un clonazepam, un MDA o algo?

Un Valium, a ti lo que te hace falta es un golpe en la cabeza.

¿Eh? ¿Hola? Luego conectamos con Lalo.

¡Hola! Mejor lo dejamos aquí.

¡Hola!

Para cerrar ya esta conexión de Pasado Directo,

vamos a dar otro salto en la historia,

en la historia de amor.

Retrocedemos, cuidado, retrocedemos al siglo XI.

En el siglo XI, los había ligones, los había conquistadores

y por encima de todos estos, estaban los reconquistadores.

Conectamos con el Cid Campeador.

(ACENTO MACARRA) ¿Qué pasa, niño? ¿Qué pasa? ¿Qué pasa?

¿Eh? ¿Eh? ¿Eh? Madre mía.

¿Qué pasa? Este era de Vallecas.

Oye, ¿te pillo bien o estás en mitad de una reconquista?

¿Reconquista de qué?

La reconquista es un estado de ánimo.

¡La reconquista soy yo, tío, y lo sabes!

Esto es una forma de ser.

Yo por eso, siempre penetro cualquier fortaleza

a la primera cita.

¿Lo pillas o no lo pillas? Ojalá no lo hubiese pillado.

¡Lo pillas!

Ojalá no lo hubiera pillado.

¡Tú hazme caso! ¡Tú hazme caso!

¿Tú quieres verme la tizona, chavalote?

Vamos a ver, ahora mismo, lo dudo. ¿Quieres?

¿Eh? ¿O no quieres?

A ver, Mio Cid,

te puedo llamar Mio Cid, ¿verdad?

Llámame como quieras, chavalote. Vale.

Que para eso estamos.

Vale.

A ver, a tu caballo... Y lo sabes.

¿Qué quieres? A tu caballo, Babieca,

sí que me gustaría conocerlo. ¿Dónde está tu caballo?

En el taller lo tengo,

tuneando. Ah.

Le van a poner el chasis más bajo, alerón, subwoofer nuevo.

Con eso me voy al aparcamiento de cualquier castillo,

pongo los "Cantares de gesta" a todo volumen

y farra, farra, farra, farra.

Soy un imán de pibitas.

¡Hazme caso, Dani!

Vale, le haré caso.

Señor Mio Cid, muchísimas gracias.

(Aplausos)

Os voy a pedir que os pongáis de pie

porque vamos a recibir a una persona excelsa,

vamos a recibir

a uno de los personajes más importantes del cine español,

exdirector de la Academia de Cine.

Voy a pedir que pongan

una alfombra roja, por favor. Vamos.

Que suenen los clarines de estos chicos de Pasado Directo.

Con todos ustedes, recibamos como se merece

al señor excelentísimo don Antonio Resines.

(Aplausos)

(Canción "The power of love")

¡Vamos, vamos, vamos, vamos!

Mira qué bien he aguantado.

Mira qué bien he aguantado. No, está perfecto.

Está...

¡Gracias! ¡Gracias!

Antonio, qué modesto eres.

Qué sencillo eres. ¿Te gusta?

¿Te gusta? Mira, tu gente.

¡Gracias! ¡Nada!

Dejadlo, nada.

¡Que os calléis ya, coño! Vamos. Gracias.

Pase usted. Oye, ¿este coche de qué me suena a mí?

Eh... Bueno, es un tipo de coche que yo uso mucho.

Sí. Sí. Eh...

Es el de Kennedy, cuidado, ¿eh?

Es que entra como Kennedy, ¿eh? -Sí, sí.

-Entra como JFK. No, es parecido.

-¿Nos sentamos? -¿Nos podemos sentar?

-¿Nos podemos sentar? Cuando él se siente.

-Cuando usted diga. Sentaos, chavalotas.

Cuando él se siente, es una eminencia.

¡Eh!

Venga, sentados, hombre. No vaciles a Silvia, está coja.

Ah, pero no me había fijado.

Sí. -¿No te habías fijado?

No, es que claro, estaba tapada, en fin.

Bueno, que... Qué placer.

¿Me has llamado director?

Te he llamado exdirector de la Academia de Cine.

No, a ver, presidente. Ah, es verdad.

Expresidente, no es lo mismo director que presidente.

Presidente es mucho más. ¿Ah, sí?

Sí, o sea, director puede ser cualquiera,

pero presidente no y otra cosa que es muy importante, ¿tengo...?

Porque veo que todos tienen cabecera.

¿Yo tengo cabecera?

Tienes una cabecera maravillosa. Para esta sección.

Adelante cabecera.

(Sintonía de "Cine de barrio")

(Aplausos)

Muy buena.

Es buena. Muy bonita.

Porque no te puedo abrazar, pero me parece...

Qué bonita.

Antonio viene hoy a presentarnos según su criterio

cuáles son los mejores momentos

o bien televisivos o bien cinematográficos

de algunos temas que tienen que ver con el amor.

Antonio, si no me equivoco,

vas a traer lo que según para ti es el mejor beso.

El mejor beso. La mejor escena de cama.

Bueno, relación extra... Sí.

Escena de cama.

Y la mejor pareja. Y la mejor pareja.

¡Ay, ay, ay!

Que podéis opinar tranquilamente. Claro.

Hemos elegido el equipo este, a lo mejor no es el mejor,

pero ha sido el beso más esperado de la historia de la televisión.

Y más visto, todo hay que decirlo. -De la historia de la televisión.

De la televisión española. Española.

Española.

Esto hizo un 150 % de share. Exacto.

¡Ay, ay, ay, ay! Que me pongo nerviosa.

Si lo adivina Ana, premio para Ana. -¡Yo!

¿Tú también? ¿Hay que adivinarlo?

No. No.

Pero como dicen "yo, yo, yo". Digo "ay, ay, ay" de nervios

Yo voy a decir cuál es el beso más esperado

y luego, antes de que Antonio diga el suyo,

podéis opinar o vuestro favorito.

Eso. Yo creo, aquí, en España,

se rodó una serie hace unos poquitos de años.

Nada.

Que se llamaba "Verano azul". Ahí.

¡Hombre! -Es que yo ahí no estaba.

Yo me iba... Estuvimos muchos capítulos

esperando que se besaran Pancho con Bea.

Ea, ea, ea, ea. Exacto.

Pancho con Bea.

El beso más esperado de aquella época.

Vamos a verlo que mucha gente que no se acuerda.

Venga.

"Oye, Bea".

(Música instrumental suave)

"¿Me das un beso?".

"Bueno, pero no me mires".

"Cierra los ojos".

(Aplausos)

Es verdad que el beso no es un beso megaespectacular,

pero tiene su cosita ahí...

Tiene razón, Silvia, no nos hemos fijado,

ella iba un poquito ya en posición. Con boca abierta.

Y él recibe con boca cerrada. Recibe con boca cerrada.

Eso es como que te hagan la cobra. Es un poco cobra,

pero estaba con los ojos cerrados, no pasa nada.

¿Vosotras tenéis alguno en mente? No el más importante.

Yo recuerdo mucho y tú también

Marcos y Eva en "Los Serrano".

Ah, claro. ¡Ah!

Claro, es importante. Sí, sí, sí.

-Claro. -Fotomatón, fotomatón.

Muy esperado. Sí, sí.

También a nosotras nos marcó mucho "Los hombres de Paco".

Hugo Silva, Michelle Jenner. -Hugo Silva, Michelle.

Sara y Lucas, es que eso... Claro, claro.

Son otras épocas, pero igual de intensas.

-Luego no había quien los separara.

Claro. Ahí se... ¿No?

Sí, sí, eso... ¿Tú, Belén, recuerdas algún beso?

No sé, me quedo con el de "Verano azul".

¿Sí? Más Málaga, más nuestro.

Más nuestro, más Nerja, La Dorada. Claro, muy bien.

Yo estoy muy intrigada

por saber cuál es el beso que ha escogido Antonio.

Ah, sí, aquí está.

Os adelanto una cosilla.

Tiene todo.

Es impresionante, es la mezcla perfecta

del momento actual de España.

Fíjate.

Me estás dejando... Estoy helada.

-Mortimer. ...de pasta de boniato.

Adelante beso.

Adelante beso.

Ay, claro, es que "Belle Époque". -Qué maravilla.

-Qué maravilla.

-"Haz así".

-Es que encima... -Qué bueno es.

Es que... -"Qué guapa estás".

¿Y lo del humo del tabaco?

-Mira, mira, mira.

-¡Oh! -Pues tienes toda la razón.

Mira la cara de Jorgito. La cara de Jorge.

No me digáis que no es un beso... Sí.

Y es un beso... Maravilloso.

Yo pensaba que íbamos a la televisión.

Yo que he hecho cine, poquito, pero he hecho.

Y muy bueno. Siempre muy bueno.

Y nunca me ha tocado comerme la boca con nadie.

¿En serio?

Todo se andará, Silvia. ¿Que qué?

Todo.

Es más, me toca una película sobre parejas

y resulta que nos estamos divorciando toda la película.

(Risas)

A vosotras os ha tocado comer la boca...

-Mazo, mazo, mazo, mazo. -Mazo dice.

Bueno y yo a ella también.

Yo a ella.

¡Ah!

"La llamada".

Mejor beso de película. (AMBAS) ¡Ah! ¡Ah!

¡Ah! Es verdad, ahora recuerdo.

Ahora, ahora, ahora.

Sí, sí. No nos hemos mirado.

Pilar con Susana. Sí, sí.

¿Ah, sí? Pareja icónica de España.

Si somos PCR negativos,

¿por qué no nos comemos la boca y hacemos...?

(PÚBLICO) ¡Sí!

(Aplausos)

-Se ha lanzado.

Es verdad.

Yo no. Por ejemplo, ¿no?

No porque a mí... Te digo una cosa, Silvia.

Lo que no me ha dado el cine... Que no, coño.

Un momento. Que no.

Si yo como presentador... Exacto.

...permito hacer esto,

la semana que viene este programa lo está presentando Roberto Leal

y me niego a eso.

Cuál es la siguiente os preguntaréis.

Es la mejor escena de cama. De cama, de cama.

-De cama. Bonita, sexual.

Vamos a ver la escena que he elegido

como la mejor escena de cama del audiovisual español.

(BELÉN) Es que claro. Te iba a decir: "La tuya, Antonio".

"La tuya". -Claro.

Quietos. -Qué maravilla.

"Supongo que me respetarás, ¿eh, Teodoro?".

(Risas)

"¿Qué guarrada está pensando?".

"Déjate, déjate,

que un hombre en la cama siempre es un hombre en la cama".

Ahí. Esa es la filosofía.

Ahí.

De mis escenas favoritas de la vida.

Esto es importante. Maravilloso.

Ya para terminar. Sí, la gran pareja.

La gran pareja de o bien el cine o bien de la televisión.

Todo el mundo va a pensar una. ¿Tú tienes una?

¿A nivel de pareja? No sabría qué decirte.

Estando aquí en La 1, sí.

O sea, Merche y... y Antonio. Claro.

Sí, sí. "Cuéntame". Merche y Antonio. "Cuéntame".

Claro, llevan 20 años con líos.

Sí, de hecho... Esa está bien.

-Longeva sí.

Longeva sí es.

A mí me encantaban como pareja Emilio Aragón...

-Y Lydia Bosch. -Y Lydia.

Lydia Bosch. "Médico de familia".

Era una pareja maravillosa.

(Sintonía "Médico de familia")

Escucho esta música... -Y lloras.

Se emociona. -No.

Y la pareja de Pepa y Pepe.

¿Os acordáis? Sí, hombre.

Me gustaba muchísimo con María Adánez.

Verónica Forqué y Tito Valverde. Me gusta mucho.

Tengo otra opinión, os la voy a decir ahora,

la pareja por antonomasia

es la pareja de la película más taquillera del cine español

que es "Ocho apellidos vascos".

¡Ah! ¡No, hombre!

-¡Oh! No, no.

Se refiere a Machi.

No, no, no.

La pareja es Karra Elejalde y Carmen Machi.

Qué malo es. Es impresionante.

Yo no he visto una pareja mejor,

pero eso sí que es una pareja,

que no estaba mal la otra pareja, los chavales,

Esto...

Bueno, esta es la pareja buena. La verdad que es un parejón.

Esto hubiera mejorado mucho

con eta otra pareja que estaría aquí,

el novio de Clara Lago, mira, "Ocho apellidos cántabros".

¿Cómo sería "Ocho apellidos cántabros"?

¡Ahí está!

¿A que me quitas a mí?

Te ha quitado.

Entonces,

Karra y yo seríamos suegro y yerno.

¿Cómo sería tener un suegro más joven que tú?

(Risas)

Pues oye... ¿Karra es más joven que yo?

Hombre, un poquito seguro.

Un poquito.

Un poquito... Igual un año o dos o ninguno.

Gracias, te la estabas jugando.

Sí, sí bueno, pues me voy, sí. Muchas gracias por tu sección.

Gracias. ¡Me ha encantado!

¡Me encanta sección!

¡No, quietas, quietas!

¡De pie, por favor!

¡Bravo! Un placer.

¡Ah!

¡Tino, pon rayos!

(Trueno)

¡Silencio ahora!

¡Ya está bien de tanto buen rollito y de tanto peloteo aquí!

¿Tú ves bien con eso?

¡Yo no veo bien ni con esto ni sin esto,

pero eso son problemas míos!

¡Yo también te puedo decir a ti lo tuyo!

En fin, ahora voy a hacer algo

¡que este presentador es incapaz de hacer con las invitadas!

¡Trueno!

¡Que son preguntas incómodas!

¡Por favor, la mesa con mis poderes mágicos!

(Truenos)

¡Que se te ve! ¡Que se te ve!

¡Fuera! ¡Se ve que no son poderes!

¡Ah!

¡Trueno, trueno!

(Trueno)

¡Y vosotras con mis poderes, aquí! Venga.

¿Vamos pa' allá? Pa' allá.

Aquí, venga, con los poderes.

¿Te traigo la muleta? -No.

Bueno, chicas, bienvenidas, muchas gracias.

Es un placer estar aquí con todos ustedes.

¿Cómo te llamas? ¿Perdón?

¿Cómo te llamas? ¿Yo?

No.

Yo me llamo Mari Güija Antón Pirulero.

(Risas)

Pero me puedes llamar por teléfono.

Eso pasa por preguntar. Bueno.

Bien, ante todo. -Para qué preguntas.

Es que es verdad.

(CHILLANDO) ¿Para qué preguntas?

¡Trueno! Bueno, explícanos un poco.

(Aplausos)

Antes de empezar, es necesario por ejemplo

que por favor, elige una carta.

Ajá.

Elijo una carta. -¿La miro?

Claro, si no, para qué la eliges. ¿Te gusta?

Uy, sí, sí, sí. Quédatela.

Bien, ahora, seguimos.

No me toques "las" poderes.

"Las" poderes.

"Las" poderes.

La concordancia género número...

Hola, ¿qué tal? ¿Qué pasa?

Bien, voy a explicar de qué se trata esta sección

que es Perdón por la pregunta. Perdón por la pregunta.

Bien, yo tengo aquí un taco,

cuando digo taco no quiero decir palabrota.

Claro.

Y le voy a pasar el taco a una de ustedes.

Vale. Vais a coger una carta.

Ajá. Vais a leer la pregunta en alto.

¿Para qué? Para que todo el mundo podamos escucharla.

Vale. -Venga.

Tú lees la pregunta al que le toque.

Es incómoda la pregunta

y se la pasáis a quien queréis que la responda.

Vale. Y elige otra carta.

Vale. Venga, vale.

Y así una vez... Hasta que perdamos las amistades.

Así hasta... ¡Eeeh!

Así hasta que nos echen. Venga.

¿Estáis preparadas? (TODAS) Sí.

¡No os oigo! ¿Estáis preparadas?

(TODAS) Sí. ¡No os oigo!

¿Estáis preparadas? (TODAS) Sí.

¿Sois soldados o bailarinas?

Bailarinas. Es de "Rambo", perdón.

Bueno, voy al tema.

Venga, juguemos. Te las echo mejor.

(Aplausos)

¡Trueno!

Echa.

¿Vamos girando esto?

Vamos a pasar el taco. "Attention, please".

"Attention, PlayStation". Tenéis que ayudar a girar.

A ver a quién le toca el taco, es muy importante.

Verás dónde va a ir. ¡Stop!

¡Coño, que se me ha caído!

¡Ay! ¿Qué se te ha caído?

La pulsera. El disfraz.

Cojo y leo. Maca, coge una.

Y leo en alto. La lees en voz alta.

Y decides quién la contesta. -"Okey".

-En voz alta.

¿Qué sueles hacer inmediatamente después de amar?

¡Ah! ¿Cómo?

¿Qué sueles hacer inmediatamente después de amar?

De amar, entendemos... Sí, de...

Tracatrá de España.

Dice que no ve.

Perdón. Hazlo de lado.

Eh... De lado también.

Quiero que responda Silvia.

(TODOS) ¡Uh!

Toma, Silvia.

Deja. ¿Quién ha dicho que paséis el taco?

Perdón. -A ver.

Inmediatamente, Silvia, ¿eh?

Sin pensarlo, inmediatamente, piti.

¿Piti? ¿Piti?

¡Bueno! -Yo no fumo nunca.

Que sexi.

Pero un piti después de amar como que...

Para que no se te acerque luego ya con el aliento.

(Risas)

Piti.

Piti después de amar me gusta como título de serie.

Piti después de amar.

Capítulo dos.

Amar después de piti.

Ahora, Silvia, coge el taco. -El taco.

-Venga, Silvia, coge el taco. ¡Stop!

Stop "the" taco.

Se me cae el... Voy, ¿eh?

Venga.

Si solo te quedara amar una vez en la vida,

¿con quién lo harías?

¿A quién le lanzas la pregunta, Silvia?

Yo le lanzo la pregunta... ¡a Belén! -¡Ah!

¡Belén!

¿Quieres que le demos la vuelta a la mesa o se la paso así?

Es que tengo que decir mi novio.

¡Hombre! ¡Pues claro que sí!

¡Qué bonito! -Di el nombre de tu novio.

Y yo: "¡Venga, no!". ¡Claro!

Ahora quiere que diga Momoa o algo de eso.

No, mi novio, mi novio.

Tu chico. Qué bonito, qué bonito.

(Aplausos)

¡Su novio!

Y ahora lees tú, Belén. Ahora leo yo.

Ya está, ya está.

Por Dios con las extensiones.

¿Con quién te diste tu primer beso con lengua?

¡Uuuh!

¡Macarena García!

¡Macarena García!

¡Nombre y apellido!

(Risas)

Tu gran amiga Ana, ¿eh? Se llamaba Joaquín

y es este que os contaba que estaba con mi amiga al lado.

¡Joaquín, bien! Coherencia en el relato.

Coherencia en el relato.

Sí, señor. El arco del personaje.

Adelante, Macarena, lee.

Lee primero, lee, lee.

Yo siempre dispuesta a girar.

Es más fácil dar un pasito. -A Maca le encanta girar.

Mañana, tarde o noche,

¿cuál es tu momento preferido para hacer el amor?

-¡Bueno!

Se lo voy a preguntar a mi amiga Ana Castillo.

Pues yo aquí tengo que deciros una cosa.

-¡Venga!

Yo soy muy de la siesta.

¡Bien! Tarde.

¡Apoyamos siesta! -¿Tú también?

¡Sí, claro, apoyamos la siesta! Vamos a ver...

¡Viva la siesta! -Siesta activa, ¿eh?

-Venga. Proactiva.

Primero amar y luego siesta.

Sí, sí. -Siesta tiene que haber.

Vale, además del dormitorio... -Siesta.

Además del dormitorio,

¿en qué otro sitio te gusta tener relaciones?

Dani Rovira.

¿Yo también juego?

Tú estás en la mesa. Claro, amigo.

Además del dormitorio, dónde me gusta más.

Eh...

Yo creo que en un coche

por la nostalgia de que fueron las primeras veces.

¡Eh! Sí, sí.

Dani Rovira, coge una cartita

y pregunta también.

A ver. Qué incómodo.

(CARRASPEA) Si participaras

en un concurso de cultura general...

Hostia, esta es dura. Ríos, cordilleras... Imagínate.

¿Con cuál, y "cuál" no lleva tilde,

con cuál de tus parejas no acudirías?

¿A quién le pasas la pregunta?

Es que os quiero tanto que me da tanta pena...

Como el comodín siempre es Silvia, Silvia.

¿Con quién...? Venga, para mí.

¿Con quién no acudiría? -Qué cabrón.

Bueno,

yo no acudiría con Andreu que sabe de todo

para no ganar el concurso

y dejar a los concursantes que jugaran.

Muy bien. Cómo le ha dado la vuelta.

Le he dado la vuelta porque somos muy afortunados.

Ahora suerte para los demás.

Sí, de verdad, enhorabuena a los premiados.

Vamos a ver la siguiente pregunta. ¡Un poco de trueno!

¿Has roto alguna pareja?

¡Ah! -¡Hala!

¿Para quién es? Le pregunto ¡a Macarena!

(TODAS) ¡Eh!

¡Nombre y apellidos! -¡Nombre y apellidos!

Nombre y apellidos!

No, no, no. ¡Y alcance de la fractura!

No, la verdad es que no.

¡No! Es que es más bonita, es que es más legal...

No, muy legal, muy legal.

Eso se lo dirás a todos. ¡Venga!

(Risas)

¡Venga! -Eres joven, todavía te queda.

¿Cuál es tu excusa preferida

para terminar una cita antes de tiempo?

(Trueno)

Sí. -Una cita, claro. Eh...

Eh... Ana otra vez.

¡Joder, macho! A ver, yo una excusa...

¿Sabes qué pasa?

Que las citas me van bien.

(Risas)

¡Mira qué suerte!

Nunca suelo acabar citas...

antes de tiempo. ¿Citas "interruptus" no?

¿Mañana ruedo y tengo que madrugar? -Eso es un básico.

-Es un básico, es primero de actriz. Primero de escaqueo.

Y me lo acaban de decir a la 1. Claro.

Me acaban de decir que ruedo mañana.

Ahora podría ser: "Uy, perdona,

ayer estuve con alguien que ha dado positivo, me piro".

¡Ah, claro! -¡Eh!

Esa está muy bien.

Esa está bien.

Venga, otra. Venga, ya la última

para dejarlo arriba. No vamos a estar toda la noche.

¿Qué parte del cuerpo de tu pareja

harías más grande?

¡Hombre!

¡Por favor!

España, pero ¿qué...?

¿Qué parte del cuerpo de tu pareja harías más grande?

Hombre... Vamos a ver. Está bien.

Es que... -Qué listos.

¿Hombre, ¿qué parte va a ser? ¿Qué parte?

Eh... La barba, la barba.

Porque... Sí, hombre.

Muy bien también. Muy bien.

Habéis estado... Buena barba.

Impresionantes. Inconmensurables.

Bueno, un aplauso para... ¿Te llamabas?

Perdona.

Marigüija Antón Pirulero.

Marigüija Antón Pirulero. ¡Me voy!

Un aplauso para ella. ¡La mesa fuera!

Vosotras, a las sillas.

Quillos, recoged la mesa.

Nosotros nos subimos aquí, no vaya a ser que nos atropelle la mesa.

Tira, tira. Bueno...

¡Adiós! Pero bueno.

Hasta otra.

(Aplausos)

Bueno, chicas...

Mírala. -¿Hemos terminado?

Me faltan palabras de agradecimiento,

palabras de cariño, palabras de...

Se ha pegado una hostia. Se ha caído, ¿no?

No pasa nada, porque... Se ha caído.

De verdad, muchísimas gracias. ¿Cómo lo habéis pasado?

Muy bien. -Muy bien.

¿Sí? ¿Volveríais?

Sí, sí. -Sí, claro.

Claro. No te veo convincente.

Tráeme cuando el sexo, ¿vale? Vale, de acuerdo.

Yo simplemente deciros que gracias,

que vais a ser las cuatro madrinas del programa.

Qué bien. Y que estéis aquí a mí

me habéis hecho sentir como en casa.

Cómo no. -Gracias.

Aplauso para estas maravillosas personas.

(Aplausos)

Gracias.

Hasta siempre, preciosas. Mucha suerte.

Os quiero. Chao.

Os quiero, os adoro, os amo. Que te dure mucho.

¿Quieres una muleta? No. Me voy con ellas.

Nos la llevamos, no las llevamos. -Vamos.

Belén Cuesta, Ana Castillo, Silvia Abril

y Macarena García.

(Aplausos)

Ay, la verdad, qué suerte.

Hemos tenido unas invitadas maravillosísimas.

Ellas han estado a gusto, por lo visto. Está todo bien.

Pero al ser mi primer programa como presentador,

uno no tiene feedback. Como me quieren tanto...

Es como invitar a tu abuela, claro.

(Risas)

Bueno, pero además, ojo, que además también hemos estado

con Joaquín Sabina.

Podría decirse que Sabina es el gurú, el maestro Yoda,

el señor Miyagi del amor.

Porque ha escrito todas las canciones posibles,

todas las posibilidades, las variables.

Y lo ha entrevistado para nosotros el tío más amoroso del planeta.

Efectivamente, Pepe Viyuela.

Esto es "Documentos Pepe Viyuela. Documentos PV".

¿Y si la culpa de todo la tuvieran las películas,

las poesías o las canciones?

Bueno, pues para averiguarlo he quedado con Joaquín Sabina,

una de las personas que más han hablado del amor en España.

Soy muy fan. Tengo unos nervios...

Espero que no me traicionen y se me olvide hasta mi nombre.

Venga, Pepe, al toro.

Ah, mira, pues me he acordado.

# Lo nuestro duró...

# lo que duran dos peces de hielo... #

Hola, Jimena. Bienvenido.

Pasa. Ahí va, perdón.

Perdón. Suele pasar.

(RÍE) ¿Qué tal? Muy nervioso. Bien.

No te preocupes. Pues nada, que aquí estoy.

Fenomenal. Qué casa más bonita.

¿Has visto? Está preciosa. Voy a avisarle a Joaquín.

Estás en tu casa. Gracias.

Por favor.

Vamos a dejarlo, no sea que lo rompa.

Pepe, Joaquín está listo.

Cuando quieras. Voy.

Ale.

Hola. Hombre, Pepe, qué honor.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? (RÍE)

Un gusto, ¿eh? Qué horror.

Qué horror. Pero bueno, es lo que hay.

Oye, que ya le decía a Jimena, que estoy...

nervioso.

Y sabes para qué estamos aquí, para hablar de cosas...

Sí, pero me habéis puesto el tema más difícil del mundo.

El amor. Ningún filósofo, ningún sociólogo,

ni siquiera ningún poeta

ha conseguido desenredar lo que es esa palabra, el amor.

¿Qué es el amor para ti?

¡Uf!

Para mí es un invento maravilloso del ser humano.

Porque fíjate que los animales tienen sexto.

Sí. Y se reproducen.

Pero no tienen amor. Ajá.

Ni erotismo.

Eso lo inventa el hombre.

(RÍE) ¿Qué sería lo mejor del amor?

Lo mejor es

verte en los ojos de otro o de otra.

No como en el espejo, que te ves tal como eres.

En los ojos de la enamorada te ves mejorado.

¿Y lo peor?

Lo peor es

a todo lo que lleva

la posesión o el exceso de posesión.

Empezando por los celos malsanos.

Y acabando por las 42 muertes que llevamos ya este maldito año, ¿no?

¿Y los amores mejores para ti cuáles son?

¿Los que duran mucho? ¿Los que duran poco?

¿Los fugaces? ¿Los que se queman pronto?

Yo ya no tengo edad para decirlo,

pero a mí me ha gustado siempre mucho la "amour fou".

El amor loco que echa llamas.

¿No?

Y que puede durar un instante

o tres años. No mucho más de diez años, ¿eh?

¿En qué medida las canciones, la pintura, la poesía,

el arte en general condiciona nuestra forma de amar?

Claro, como las canciones y todas las formas de arte

son hermosísimas mentiras,

se hacen para corregir la realidad,

que es más gris, más zafia.

Menos bella, ¿no?

Y las canciones, además,

acompañan mucho.

Porque ponen un hombro donde llorar.

Las canciones de desamor son más hermosas que las de amor.

De hecho, no hay tantas canciones de amor

y hay miles de desamor.

Porque son, por una parte, un consuelo.

Y por otro, una venganza.

Uno la escribe diciendo:

"A esta tipa asquerosa que me dejó tirado

esta canción la va a perseguir toda la vida".

(RÍE)

Cuando hablas del amor o de tus historias de amor

o de tus desamores,

sabes que estás haciéndolo de todos.

Sí. Ese es el lado bueno. El lado malo

es que yo he hecho mis canciones

para conseguir chicas yo,

no porque las consiga ese que está en la cuarta fila.

Lo sé, porque tú... tú... A través de mí, que me ha costado.

(RÍE)

Tú escribes canciones, entonces, también para ligar.

Sí, sí. Con ánimo de lucro.

(RÍE)

¿Y crees que se puede amar a dos personas a la vez?

Machín tenía razón. (RÍE)

# ¿Cómo se puede querer a dos personas a la vez

# y no estar loco? #

Yo creo que sí. Lo que no se debe

es, como ha sido mucha tradición

en España en otras épocas,

tener dos familias. Ya.

Se puede tener una amante

y vivir con una cierta dignidad las dos cosas.

Pero dos familias es un disparate,

es una locura, te vuelve loco. (RÍE)

Una... una... Pero sí he tenido simultaneidad.

Y se vive fatal. ¿O bien?

Es agotador. (RÍE)

Y fíjate, ahora, que está de moda el poliamor,

las relaciones abiertas...

¿Y de eso qué opinas?

No tengo nada en contra, pero no me apunto.

Entre otras cosas, porque ya no tiene uno edad.

Vale, vale. Te acabas de casar.

Sí.

¿Y cómo consideras una boda tardía, como la tuya,

como un gran éxito o lo consideras como un especie de claudicación:

"Bueno, venga,

pues me caso"? Ninguna de las dos cosas.

Llevo con Jimena 30 años.

Ha estado conmigo en las buenas y en las malas.

De gira si no viene ella, no voy.

Antes era al revés.

Sexo, drogas y rock and roll

y no hay que llevar a la novia ni a la mujer.

(RÍE) Ahora sí. Yo, ahora, si no viene, no voy.

Y en todas mis idas y venidas

a los hospitales, incluida la última,

siempre he pensado:

"Tengo 71 años".

"Si me pasa algo,

yo quiero que tenga papeles que le den

todo tipo de derechos".

Y además, como la quiero,

¿qué más? O sea,

entonces sí es un éxito. Pero Luz Sánchez Mellado

escribió una columna

sobre la pandemia yla nueva normalidad. Decía:

"Esta nueva normalidad es un desastre".

"Enrique Ponce se divorcia y Sabina se casa".

(RÍE)

En mi vida, ni en el mejor de mis sueños hubiera pensado

que iba a entrevistar a Joaquín Sabina.

Ese sentimiento

me viene muy grande, ¿no?

Uno en una entrevista de televisión

espera lo que sea, menos disfrutar. (RÍE)

Y yo lo he disfrutado. Jo, muchísimas gracias.

Es un piropazo.

(Aplausos)

Bueno.

# Lo que duran dos peces de hielo en un güisqui on the rocks. #

Qué bueno, Pepe, ¿eh? Yo la verdad que...

no conocía esa faceta periodística tan elevada tuya.

Ni yo tampoco.

Pero bueno, he entrevistado a Sabina, ¿no?

Lo que me preocupa es que se pueda molestar conmigo Évole.

Porque, no sé, le puedo llegar a quitar...

Estás al nivel de... Hay...

Ahí, ahí estamos. Físicamente sois diferentes.

(Risas)

Quizá.

No voy a entrar a discutir contigo.

Decimos que puede que hayas tocado techo con Sabina

en el primer programa, pero quedan muchos todavía.

Bueno. ¿Se puede superar a Sabina?

No. Bueno, a ver, es que no lo puedo decir.

¿No? Un adelanto de la próxima.

Estamos buscando, intentando entrevista al bisonte del Congreso.

¿Al que...? Al del Capitolio.

¿Ah, sí? Sí. A ver.

Pues muchísima suerte. Gracias.

Un aplauso... Tiene cosas que decir.

...para Pepe Viyuela.

Por ahí vamos, por ahí vamos.

Te queremos aquí la semana que viene.

Muy bien.

Y el Pulitzer te está esperando. Muy bien.

Permíteme, permíteme que me...

que me despida.

Hasta luego. Hasta luego.

No quiero interrumpir, Pepe. No, no, no.

Por favor, por favor. Mira qué Crossover.

Voy a ver si hablo con el bisonte.

Hasta luego, Pepe Viyuela. No quiero interrumpir.

Esto es un... Un no parar.

Es un no parar. Esto es un no parar.

Bueno. Yo no quería interrumpir así.

¿Qué pasa, David? ¿Cómo estás, Dani?

Aplauden y no saben quién soy. Pero la gente es muy educada.

Es demasiado educada. Demasiado.

Te traigo el amor. Hablamos de divorcios, datos,

pero amor a lo bestia es lo que traigo yo.

Y te lo traigo como se hace ahora, con las aplicaciones de ligar.

¡Mira qué pedazo...! Qué chillido has pegado.

¡Mira qué pedazo de set en vivo y en directo!

¿Eh? Ya.

(Aplausos)

¿Qué te parece?

Me mola, ¿eh?

Me mola, ¿eh? Como sé que las aplicaciones

a ti te parece como demasiado moderno,

te lo he traído así, analógico.

A lo grande, como los americanos. Ya. Esto me suena un poco

de algún programa americano. No digo que lo hayas plagiado.

Pero...

(AMBOS) Ay... -Rozando el larguero.

A ver, yo trabajar lo justo.

Oye, explícame cómo va esto. El montaje es muy sencillo.

Ya lo tengo hecho. Solo me falta un corazón solitario.

Y para buscarlo me he marcado una... ¿Te acuerdas de Jesús Puente?

(IMITA A JESÚS PUENTE) "Bueno, Jesús Puente. Señores".

(IMITA A JESÚS PUENTE) "Bueno, bueno".

Caravana a lo Jesús Puente a la caza de muchachas

que estaban buscando y necesitaban amor.

Qué bonito.

(Claxon)

He salido para hacer un casting

de gente que buscar amor con aplicaciones.

Demos otra oportunidad a esos corazones.

# Ah, ah. Dime que me quieres.

# Ah, ah.

# Ah. Dime que me quieres. #

¡El amor ha llegado, el amor!

Ahí, ahí.

Ha llegado el amor a vuestro barrio con este baile del amor.

Me voy a ir de cuadro haciendo este baile buscando el amor. (RÍE)

Amiga, amiga del amor.

Porque veo en tus ojos que buscas el amor. ¿Esto puede ser?

Puede ser, sí. -¿Cómo te llamas?

Rebeca. -¿Vendrías a la furgoneta del amor

para buscar el amor? (REBECA) Sí.

Vale. -Vamos, Rebeca.

Adelante, Rebeca.

¿Cupido se porta bien contigo? -Bien y mal.

Bien y mal. -Más mal que bien. Estoy soltera.

Estoy bastante decepcionada con el amor.

El amor, el amor, tan importante el amor.

¿Tú sabes la típica relación tóxica? -Sí.

Pues el tóxico era él, obviamente. (DAVID) Era él.

Siguiente, por favor. La furgoneta del amor.

¿Qué tal? -Hola.

¿Qué tiene que tener un hombre para que tú te fijes?

Que sea más mayor que yo, que le vea una persona inteligente.

Lo creo que es lo más básico del mundo.

Gente que tenga como tema de conversación.

Le tiene que gustar la música.

Y fíjate que me gustan hasta feos, ¿eh?

Que se pueda hablar con él y que sea graciosete y me pique.

Odio que me piquen, pero me gusta. -¿Ah, sí?

Sí. Pero tiene que tener... -Tiene que saber hacer así.

Total. Totalmente.

Siguiente, por favor. La furgoneta del amor.

Estoy aquí repartiendo.

¿Qué tal? -Hola.

¿Cuál fue tu peor experiencia?

Pues un chico que no me dejó hablar.

(DAVID) ¿Eres una experta? -Casi, casi.

¿No pasa que te parece la gente más guapa con mascarilla?

Hasta que hace así y dices: "Póntela, bonito, póntela".

¿Quieres venir conmigo al plató a ver si hay suerte en el amor?

Podría intentarlo.

Cómo es esta tía. Vamos para el plató.

Vamos andando. No te llevo ni en furgoneta.

(Aplausos)

No hay nadie, no hay nadie.

Aquí.

(Aplausos)

Hola. -¿Qué tal?

Ramón. Hola, ¿qué tal? ¿Cómo estás?

Hola. ¿Qué tal? ¿Cómo estás? Muy bien.

Encantado.

Rebeca y... -Roberto.

Roberto.

(Aplausos)

Venid aquí. Acercaos. No os pongáis tan lejos.

Una cosita, David. ¿Qué?

Rebeca lo entiendo. Pero Roberto, con todo el cariño,

¿qué pinta aquí? Pues básicamente pinta

que él es su primo y le va aconsejar en el amor.

Ah. Le va a aconsejar.

Consejero. Rebeca, ¿tú conoces...?

Lo conozco. -Lo conoces.

Eres socia premium. -Casi.

Sí. ¿Hace falta que te explique el mecanismo de...?

Lo conozco bien. -Lo conoces.

Entonces vamos a explicarlo en vivo y en directo.

Van a ir pasando los candidatos, Rebeca.

Tú decidirás con este pulgar. Si te gusta, pulgar para arriba.

Si no te gusta, pulgar para abajo. Y adiós, muy buenas.

Podrás escoger dos. Si quieres escoger un tercero,

uno de los que hay en la silla lo tendrás que tirar.

Vale. (DANI) ¿Entendido?

Entendidísimo. (DAVID) ¿Preparada?

Preparada.

Es que hay amor, es que hay amor, hay amor.

Rebeca, una preguntita.

De cero a diez,

¿cuánto estás esperanzada de irte de aquí con una cosa ilusionante?

Igual 9,98 o... Es una tía superpositiva.

9,98. 9,98.

Pero fíjate que no da el 10. Es 9,98.

Es que la perfección no existe. -Qué barbaridad, qué maravilla.

Pero ¿estudias Filosofía? No.

Afortunadamente, no. No se me daba bien.

Yo soy pedagoga. Pedagoga.

(DAVID) Pedagoga. O sea que bien.

¡Un aplauso para la pedagoga!

(Aplausos)

Ahí tienes tu dedo del poder. TVE aplaude la pedagogía.

Cómo no. Hombre.

Que pase nuestro primer candidato para Rebeca.

(Aplausos y música alegre)

Bueno, bueno, bueno. Vaya pelazo tiene, Rebeca.

Ya me arrimo yo. (DAVID) Una cosa. Es un poco

Jon Kortajarena de AliExpress.

Pero ahí lo tienes. -José Antonio, un giro o algo.

¿Qué va a sacar ahí?

Vamos para atrás, Rebeca. Vamos para atrás.

¿Qué dice Rebeca? ¿Qué dice?

Mira que a mí la mirada de los chicos me gusta

y no me suelo fijar en los que los tienen claros.

(DAVID) Ya. -Me da igual lo que diga mi primo.

Jon Kortajarena, por favor.

Hizo un gesto así.

Se ha venido muy arreglado, pero por los pelos, en huracán.

Es verdad. En un huracán.

Es que Filomena, uf. Filomena ha castigado.

Totalmente. Lo que digo es envidia, amigo.

Siguiente candidato

para Rebeca.

(Aplausos y música)

Vamos allá.

Hombre. Ay, ay, ay, ay. Rebeca ya va sola.

Ella ya se acerca sola.

Hasta aquí, ¿eh? Hasta la línea. -Justino Vive, ¿no?

Justino Vive. Efectivamente.

¿Te gusta?

Gírate. Esto ya es la bomba.

(PÚBLICO) ¡Eh!

(DAVID) Mira Justino qué presencia. Tu primo... tu primo

tiene un brillito en los ojos que no se lo veía.

¿Eh?

¿Tú qué crees? -No.

¿Ah, no? Eh...

Tú sabes mis experiencias. ¿Qué dices?

A mí no me convence. (DAVID) ¿Por qué no?

(REBECA) Argumenta. -No es el tipo de persona

que le pueda gustar. -Físicamente yo creo que no.

¿No? -No.

Pues lo sentimos mucho. A la piscina.

(PÚBLICO) ¡Oh! -Oh, oh, oh.

Mira, mira. Va a tirar el plató.

El plató para un lado. Como si le hubieran disparado.

Sí, sí, absolutamente. Es lo que le ha pasado.

Disparo, claro. Al corazón.

Fantástico, Rebeca. Tienes uno solo. O sea, eres una chica escrupulosa.

Pues soy demasiado exigente, sí. -Ya veo, ya.

He leído que te gustan los altos. ¿Qué te pasa, Rebeca?

Me gusta que me arreglen lasa bombillas.

(DAVID) Fantástico.

Pues nada, aquí, bueno, muy bien todo.

Que continuamos con el siguiente. Aplauso.

(RÍE)

(Aplausos)

Míralo, míralo. -Este sí.

(DAVID) Este sí. Acaba de decir Roberto: "Este sí".

Este sí. Mira el primo.

Así, de perfil.

Tiene un poco...

(PÚBLICO) ¡Uh!

(REBECA) Olé, olé. (DAVID) Tiene...

Me recuerda al Duque. -¿Te recuerda al Duque?

Tiene pinta de estudiar.

¿Al Duque de Feria o al de "Sin Tetas"?

El de "Sin Tetas". Las tetas las pongo yo.

Vale, vale. Mírala a ella. Oye.

Cuidado, ¿eh? -¿Tú qué opinas?

Y lleva la camisita por fuera. -Me has tirado a él.

(ROBERTO) Yo lo veo bien.

(DAVID) ¿Qué? ¿Vale?

Un sí por él, claro que sí. Cuidado.

Le ha mandado un besito. Sí.

Le ha mandado un besito.

Van bastante sueltitos estos dos. Sí, sí.

Ellos, quiero decir... (ROBERTO) Yo ya sé.

Mira cómo está sentado Jon Kortajarena.

Está como así, ¿no?

(REBECA) Yo puedo ser su vecina rubia. Bueno, de los dos.

¿Qué cachondeo es esto, Rebeca?

(REBECA) Versión caoba.

(DAVID) Siguiente, por favor.

(PÚBLICO) ¡Uh! Estoy yo más nervioso que ella.

(PÚBLICO) ¡Uh! -Míralo.

Míralo, Rebeca. ¿Bien?

Míralo.

Enrique. -A ver, Rober.

Enrique vino camuflado.

Vamos allá. (REBECA) Es que yo el militar

para conquistar a una chica...

(DAVID) No te parece. -No es adecuado.

Pero ¿por qué no? Ha tardado seis días

en encontrar la camisa. (REBECA) Hombre.

Entonces ¿qué? ¿Lo tiramos a la piscina?

Sí. A ver si se busca. -Dedito para abajo.

¡Dedito para abajo! Lo siento.

Mira, mira, mira, mira. No lo podéis ver.

Mira qué tranquilo. Como con desgana.

¡Uh! -Como con desgana.

Esos pantalones no.

Como si hubiera hecho la digestión y no quisiera...

(DAVID) Adelante, siguiente.

Vamos allá. Ya mismo.

(Aplausos)

¡Míralo!

¡Guau! Míralo, ¿eh, Rebeca?

Una vueltecita, por favor, Carlos.

Pero... (PÚBLICO) ¡Uh!

Este chico baila. (DAVID) ¿Baila por qué?

Le he visto menear la cadera. Ha puesto la manita así, como de...

Rober, a mí me gusta un poco. -Yo sé por quién cambiar.

El de negro está bien. -Sí.

Piensa en los dos de la derecha.

(REBECA) Es que me gustan los tres. -¡Silla, silla!

Yo quitaría al de la izquierda.

(REBECA) ¿En serio? (ROBERTO) Sí.

Venga, vamos allá, chicos. Aquí.

Jo, es que lo tengo difícil.

A ver, es verdad... -Venga, vamos.

No te pega. -Vale.

Voy a... voy a hacer caso a mi primo un poco.

Muy bien. -Ya era hora.

A este le digo que sí.

(DAVID) Sí.

Pero tienes que expulsar a uno. Tienes que expulsar a uno.

Y con todo el dolor de mi corazón... -A ver a quién expulsa.

La culpa es del primo, ¿vale? Vale, vale.

Lo siento. (DAVID) Echando balones fuera.

¡Oh! Jon. Hasta luego, Jon.

Adiós, Jon. Hasta la vista.

Mira.

(Aplausos)

Qué maravilla. Se fue Crepúsculo. Segunda fase.

Segunda fase. Esta ya la hemos pasado.

Os permito que preguntéis a estos dos

pues lo que queráis. Una rivalidad sana, ¿eh?

Rivalidad sana. Hablan entre ellos.

¿A qué os dedicáis?

O sea... (DAVID RÍE)

¿A qué os dedicáis? -Estudios y eso.

(DAVID) ¿A qué os dedicáis?

Vamos. ¿A qué os dedicáis? -Por ejemplo, Fer tiene aspecto

de ser ingeniero.

No. Yo como comercial. -Ah, comercial.

Comercial. Pero ¿comercial de qué?

"¿De qué?", pregunta tu primo. -De Cádiz.

¿De carne? (DAVID) De carne.

De Cádiz. -Ah, de Cádiz.

Qué susto. De carne y miraban...

(Risas)

Vale. ¿Y tú?

Estudié Educación Infantil y trabajé en una granja escuela tres años,

hasta la pandemia, que estoy en otras cosas.

O sea, somos colegas. -Sí.

Yo soy pedagoga y trabajo con niños.

Pues mira qué bien. Tenemos algo en común.

(DAVID) Aquí hay química. O no.

¿Vives en Madrid? -En Madrid.

(DAVID) Vamos para atrás.

Te estás acercando demasiado. -Hombre.

Es que me habéis puesto ahí en un compromiso.

Que se levanten para comparar. -¿Os podéis poner de pie?

Vosotros, los dos,

¿en qué os fijáis a la hora de conocer a una chica?

Bueno, lo primero, mentiría si no fuera el físico,

que es lo primero.

Sinceridad, honesto. Que sea guapa.

Y luego, pues que me complemente con ella, que tenga mis gustos,

que le guste salir con amigos, que le guste mi pueblo,

me gusta mucho el pueblo.

Rober, le gusta mucho el pueblo.

Te puedes llevar. -Soy de Salamanca.

Yo soy de Soria. -Yo también. Mi padre es de Soria.

De ahí, de... (DAVID) Bueno, no puede ser.

Tenemos que continuar.

Vale. -De Vinuesa, de por ahí.

Vamos allá. Pregúntale al otro y decídete.

(DAVID) De una vez, Rebeca. -Más o menos por el estilo.

Lo único eso, que le guste la playita,

tomarse sus copitas de vez en cuando,

salir con los amigos y demás. -Vale.

El deporte sobre todo.

Rebeca, yo solo te voy a decir una cosa.

En este programa nos gusta empezar una sección

el día que la acabamos. (DAVID) Efectivamente.

Sí, ¿no? Vas a tener que decidirte.

Es que yo creo que ya lo tengo claro.

-¡Venga!

Y no vamos a coincidir, ¿no?

Que... La casa ha decidido...

Que se queda... Que se queda...

(Música de suspense)

¡Purrum!

¡Carlos! -¡Carlos!

(Aplauso)

Buenas noches a nuestro querido Duque.

El Duque se va a la piscina.

Qué maravilla, ha triunfado el amor. Bájate.

Sí, señor, amor a lo bestia.

Vamos para atrás. Mantén la distancia, porque...

Quieto, quieto, quietos, quietos.

Os podéis acercar. Os podéis dar un beso.

Un beso a través del cristal.

Del cristal de metacrilato. ¡Beso, beso!

¡Oh! Pero ¿en la mejilla? ¿En la mejilla?

A ver, Rebeca, por favor.

Es que soy un poco tímida.

Bueno, pues lo discutís detrás. -Más adelante hablamos.

Ha triunfado el amor. Un aplauso.

Un aplauso para ellos. Y para el primo.

Roberto.

Muy bien, ¿verdad? Va agarrada a su brazo.

Bueno.

Bueno, habrá que recoger este lío. Ostras.

Espera. Antes hay que ver que...

Lo que hicimos en casa de Pablo, porque...

Ostras, es verdad, es verdad.

Es verdad. Bueno, sí, ya os hemos adelantado que estuvimos

en casa de Pablo. Sí.

Y fuimos a dar una invitación bastante peculiar

para que venga al programa.

Ya os adelanto,

este tío es muy grande. Es muy grande.

Tiene un montón de fans. Un montón.

Yo creo que está hecho. Yo creo que sí.

¿Vemos un poquito lo que...? La aventurilla que nos pegamos.

Vaya tela.

Ya, ya, ya, ya.

¿Estás seguro de que es aquí? Que sí, he venido muchas veces.

Vale, vale. Vaya casa tiene el tío, ¿eh?

Le fue bien la música.

Vamos a entrar en casa de Pablo López.

Sí. Porque queremos invitarle

al programa. Son las... ¿Qué hora es?

Las 4:00. Las 4:00.

No tiene reloj. Se lo ha inventado.

Y queremos hacerle un cuestionario sobre el amor.

Si lo responde bien,

le invitamos a nuestro programa. Sí.

Coño, qué atentos.

¡Chist! ¡Chist!

¡Chist! ¡Chist!

¡Chist!

¡Pss!

¡Pss!

Pablo. López.

Pablo. López.

¡Pablo! ¡Pablo!

Coño.

¿Qué pasa, churra?

Que soy el Rovi, tío, soy el Rovi.

Perdón, no me conoces. Un colega.

¿Qué hacéis aquí hombre?

¿No me diste las llaves de tu casa hace dos años para las plantas?

Claro. Escúchame, Pablo. No te enfades.

Que voy a hacer un programa. He dicho a todos que iba a ir.

Y encantando de la vida. Pero... ¿No?

Encantado de la vida no se llama.

Se llama "La noche D". Claro.

Estoy flipando, ¿eh?

No te has enfadado, ¿no? No, hombre.

Pero van a ser las 4:00 de la mañana. Me he cagado vivo.

Hombre, claro. ¿A ti el amor te mola?

No me puedo creer que me preguntéis esto ahora.

Una cosa. Mira, malamente la cosa va,

porque estoy solo aquí durmiendo. Pero... Pero...

Te digo una cosa, Pablo. Si duermes solo,

¿por qué tienes dos mesitas de noche?

¿Eh?

Escúchame. Te vamos a hacer una preguntillas.

¿Quieres leer la primera? Perfecto.

Pablo, ¿cuál de las siguientes sustancias químicas no...?

Esto es en serio, ¿verdad?

Hombre, por supuesto. En serio.

Le encanta. (RÍE)

Ahora se ha despertado. Se ha despertado.

Cuál no. Cuál no.

No.

Pues... pues...

Esto es trampa. Esto es como el Trivial. La bilirrubina.

Bilirrubina. Ha acertado.

¿Sí? Ha acertado.

Sí, sí. Yo no lo sabía. Has acertado.

¡Bien! Vamos a ver.

Con quien tú quieras, no con nosotros. En general.

Ochenta es muy de Málaga.

Ochenta millones. ¿Ochenta millones?

Pero vamos a ver, que sí,

que es correcto esto. Correcto.

La madre que trajo a Panetes. A Panetes.

Más. Eh...

Pablo. López.

Cuatro.

Pues no. Tres veces. Tres veces.

Tres veces. Igual... Es verdad.

Claro, claro. Y lo has escrito tú.

¿Te la ha escrito alguien? ¿Eh, Pablo?

¿Quién la ha escrito? (RÍE)

La última prueba. La última prueba.

No hay nada como el amor de un madre, ¿verdad?

Hombre, claro. La madre.

Pues tenemos aquí tres tipos de croquetas caseras.

Ala. Y una de ellas

la ha hecho tu madre.

Creía que ibas a decir: "Tu madre" y está.

No.

Tú tienes que intentar adivinar

cuáles son las de tu madre.

Si las quieres probar o tantearlas...

Puedes olerlas, puedes...

O "cocreta", dependiendo de dónde nos escuchen.

Esta no.

Esta no. Ajá.

A ver.

Son parecidas en la forma. A ver.

Estas. Etas son.

Efectivamente, son las de tu madre. Se lo sabe.

Pablo López,

eres merecedor de venir...

¿Quién limpia esto? ...al programa.

Esta es tu invitación

para que no te digan nada. ¿Nos vamos ya?

Qué maravilla. Qué maravilla.

¿Nos podemos quedar a dormir?

Es que Filomena nos ha dejado... Cabemos los tres.

Yo duermo allí, donde no hay confeti.

Vale, perfecto.

Estamos aquí. -Yo soy muy cariñoso.

Bueno, vale. ¿Hago la cucharita?

¿Quieres que diga lo de: "Cuatro esquinitas tiene mi cama,

cuatro angelitos me la guardan"? Por favor.

Miedo. Cuatro esquinitas tiene mi cama,

cuatro angelitos me la guardan.

Ay, qué a gustito. -Venga.

Apago, ¿eh? Dale a apagar.

¿Estáis dormiditos? -Estáis colgados.

# Fuera de mi casa. #

Pues, como no podía ser de otra manera,

en nuestro primer programa dedicado al amor, "La Noche D"

ha conseguido al grandísimo Pablo López.

(Aplausos y gritos)

# Y que yo suelo

# despertar...

# imaginándote feliz.

# Pisoteando un cielo azul

# la niña de la linterna.

# ¿Dónde guardas tanta luz?

# Todos los días

# sales...

# tú.

# Ya son...

# algunos años por aquí.

# Y no me quiere conocer.

# Pero es que así

# son las estrellas.

# Da igual.

# Lo tuyo es de otra dimensión.

# Astronomía en libertad.

# De los recibos imposibles

# todos los días sale el sol.

# Lo grita el autobús,

# la radio y la M-30 atascadas.

# Pero yo sueño otra canción

# cantada por la luz

# que no me importa nada.

# Nada.

# Porque yo suelo despertar...

# imaginándote feliz.

# Pisoteando un cielo azul

# la niña de la linterna.

# ¿Dónde guardas tanta luz?

# Todos los días sales...

# tú. #

(Aplausos)

Gracias.

(PÚBLICO) ¡Bravo!

-¡Bravo! -¡Bravo!

(Aplausos)

-¡Bravo!

¿Qué tal, tío?

Mira. Qué alegría, por favor.

(RÍE) Los pelos como ave.

Emocionado, emocionado de estar aquí.

Oye... Muy bonito.

Sé que en el piano estás a gustito. Pero tengo ahí dos "sofales"

o "sofaes". Dos "sofales".

Yo me quedo más a gustito en el sofá. Me puedo quedar dormido,

como cuando me habéis despertado. Pues...

pues vente conmigo.

(Aplausos)

Pablo, tú eres... tú eres el padrino de nuestro programa.

Eso es un responsabilidad. Es una responsabilidad.

No sabes lo que lo agradezco. Tengo la suerte...

Cada vez que... cada vez que cumplamos años,

te tienes que acordar y hacernos un regalito

y esas cosas de padrino. Muchos cumpliréis.

Porque tengo que decirlo. Se hace una pequeña convivencia,

porque este programa

pues tiene un trabajo detrás,

lo que no ven y tenéis un equipo tremendo. Te admiro muchísimo.

Hombre, y yo a ti. Y te agradezco.

Me has metido en un lío en los que me cago.

Podía haber venido el segundo o el tercero.

Pero siempre es un honor. Qué valiente la gente

que viene a un primer programa. Y te digo otra cosa.

Mientras estabas tocando, estaban con las patas difusas,

porque cuando tú te pones al piano, a uno se le olvida

el apellido, nos han traído una cosita.

¿Sí?

Nos han traído esto.

Que yo te invito

a que tú le quites esta telita roja.

Porque esto lo han traído para ti. A ver.

La quitamos entre los dos.

(PÚBLICO) ¡Eh! -A ver.

A ver.

¡Oh!

(Aplausos)

Disco... ¡Oh!

...de Oro. Le hacemos entrega en el programa.

¡Hostia, tío! Ah.

Gracias, tío. ¡Uh!

Qué bueno, colega.

"Unikornio. 11 millones de versos después de ti".

(RÍE)

Qué pasada, tío.

Pues nada... Venga, hasta luego.

Hasta...

Atrás tienes las alcayatitas. Esto es nada más que ponerlo.

Qué guay. Oyelo ponemos aquí.

Mira, lo vamos a poner aquí. Qué guay.

Muchas gracias. Un ratito.

Es que tú no te mereces menos. Qué guay.

Oye, Pablo... Qué alegría.

Vaya título, ¿no?, de disco. Sí, yo...

Yo ahí una cosa humilde, sencilla siempre.

Sí. Te has tirado como dos años

componiendo, jugando con estas canciones.

¿Ha sido una liberación este disco, el poder soltarlo

y ya decir: "Esto es de la gente"? Exacto.

Lo bonito de todo esto es que, al final y al cabo,

lo miro y es que me... me vienen a la cabeza muchísimas cosas

que han pasado.

Durante...,

antes, para que se generaran todas las canciones y eso.

Y realmente es un retrato de uno mismo.

Y cuando uno recurre

a lo sencillo, acaba siendo lo más...

lo más universal, por así decirlo, ¿no?

Yo creo que desde el día que salió, el 15 de diciembre...,

dejaron de pertenecerme las canciones. Y eso es maravilloso.

Porque estás contando historias de pisar la calle.

Así que, feliz, feliz por...

feliz por eso.

Oye, y para irnos un poquito a cositas como más...

más concretitas,

tú ya eres un tío adulto. (RÍE)

Tú ya estás en una madurez emocional, artística.

Sí. Seguirás creciendo más.

Pero cuando eras así, adolescente,

los primeros años, los primeros coqueteos,

los primeros amores,

¿se te daba guay o tú eras como yo, que yo era un pardillo,

era un pardillo con carisma?

Sí, sí, sí. Yo te he escuchado a veces...

Yo... ¿Cómo eras tú?

¿Te costaba...?

Yo nunca me he arrancado. Siempre lo digo. Yo...

Y no me puedo quejar de la vida. He conocido a grandes personas.

Pero nunca me he arrancado a decirle a una chavala:

"¿Estudias o trabajas?".

"Te invito a una copa".

"Baila esta canción conmigo". Nada de eso.

Ni lo que se diga, ¿no?

Siempre he sido muy de mirar fijamente.

A veces se han asustado algunas. Claro.

De mirar fijamente, a ver si respondía.

Pero yo de dar el primer paso...

Lo típico que sabes que te vas a besar con alguien.

Sí, sí, sí. Me voy a meter en un berenjenal.

Y yo tardo y tardo, tardo, tardo. La gente se va amargada ya.

Tú a lo mejor lo que crees...

Tú tienes fe en la telepatía. Tú estás pensando...

Sí, sí. Dices: "A ver".

Eso. Exactamente.

A ver si ella... Es eso.

Me pasa. O sea, no me puedo quejar,

pero a día de hoy, con 36 años que tengo,

me sigue pareciendo un reto tremendo.

Pocas veces me he declarado yo, me he tirado al barro. So cagón.

Sí, sí. Vas a lo seguro.

Soy pudoroso. Eso es.

Una cobra hace daño. Una cobra.

Una cobra... ¡Uh! Yo no... Una...

Eso me puede a mí hundir. Me hacen una cobra y se acabó. Celibato.

A mí una vez me hicieron doble cobra.

¿Cómo es eso?

O el Holyfield que le llamo también.

Como cuando pegas y Holyfield hace así.

No, a mí me hicieron... Me hicieron

una cobra. Porque a mí me pasa igual.

Yo si no lo tengo seguro, no voy.

Y lo tenía tan seguro que fui a darle el beso,

me hizo una cobra y yo interpreté que...

Pues como... Que se había equivocado. (RÍE)

Que se había equivocado. Y fue hacerle otra vez

y me hizo la doble cobra.

Me tiré un año en casa sin salir. Exacto. No te recuperaste de eso.

(Aplausos)

Joder, macho. Y...

Adiós. ¿Qué ha pasado?

Con calma. Perdón.

Perdona, Pablo, esta gente se cree que es su casa.

Con calma. Perdón.

Perdón. Cristina y David.

Pablo.

(Aplausos)

A él ya lo conozco. Sí.

Personalmente.

¿Qué tal, Pablo? ¿Qué tal?

Perdón, Dani. Cuidado con el disco de oro.

¿Es de oro de verdad? Qué va, es un CD al revés.

Dado la vuelta. Ah.

Esto... esto vale un dinero. Esto lo ponemos aquí.

No venía a nada. Venga ya. Vete a lo tuyo.

Cuéntales la... Bueno. Perdón ante todo.

"Perdomo". Sí.

Pablo, yo voy a ir de frete. Dani, perdón.

Ozú. Perdóname, ¿eh?

Hay una cosa que...

# Hay una cosa que te quiero decir. #

Es que yo... Hay que centrarla.

Yo quiero que demos una oportunidad en el mundo de la música.

Sí. Sé que así, dicho a voz de pronto,

te puede pegar aquí, en el pecho.

Pero yo tengo... Es que yo la música

me aburro. (RÍE)

Creo que hay... Que el estilo está ya...

Ya no se lleva el reguetón,

ya no se llevan las baladas tristes de trompeta,

no se lleva el "bram" este. (DAVID) No, no.

Trap, trap. (PABLO) Trap.

El trap. Trump tampoco ya se lleva.

Era para ver si estabais pendientes.

Vale, claro. Y entonces, hemos...

hemos... que hemos inventado un estilo.

Sí.

Y quiero que tú lo escuches, que tú lo veas.

A ver si tú crees que tenemos una oportunidad.

(RÍE) Como el programa va del amor,

lo hemos hecho del amor. Lo importante es el estilo.

Vale. ¿Qué estilo es?

"Choniwood". "Choniwood".

¿"Choni" qué? (AMBOS) "Choniwood".

Ni es "choni" ni es Bollywood. -Es "Choniwood".

Entonces, ladies and "germany", Pablo.

Con todos ustedes, temazo. "Mari Carmen, así es el amor".

Pero, tíos...

(Aplausos)

Eres la típica persona que dice: "No, yo no he jugado

nunca a la Play" y te mete una paliza.

"No he estudiado", un diez en el examen.

A mí el tema me gusta.

¡Ah! A mí me gusta mucho.

No, pero, no te... ¡Ah!

(RÍE)

Pero esto se...

(RÍE) -¡Bravo, Cris!

Bueno.

Bueno, fuerte el aplauso para David Perdomo y Cristina.

¡Te quiero! Pablo.

Enhorabuena.

¡Vale, vale, vale! Pero ¿adónde vas? "Choniwood".

Bueno, nos ponemos de pie. Acompáñame, Pablo.

Porque tenemos aquí a otra de nuestras colaboradoras.

(Aplausos)

Lara Ruíz.

Pasa por allí.

Con el "Laramundi".

¡Guau!

Aquí donde la ves... ¿Qué tal?

¿Qué tal? Encantada. Mucho gusto. Aquí.

Nos cambiamos de sitio. Sí.

Venga. A Pablito aquí.

Me flipan los mapas. -Eso. Muchas gracias.

¿Qué tal? ¿Todo bien? Bien.

Aquí tienes a Lara. Es una persona que ha vivido

en dos continentes, en dos hemisferios,

ha viajado a muchísimos países. Sí, es así, es así.

Y en todos lados me han dejado. -¿Sí?

(PÚBLICO) ¡Oh! -Sí.

Estoy más sola que las neuronas de Tramp. De verdad...

(Aplausos)

¿En varios idiomas o en castellano? -No, yo no. En castellano nada más.

Pero bueno, hay algo que he aprendido de todos mis viajes:

las distintas formas de ligar en cada país.

Pero lo que a todo el mundo le importa: queremos saber

cuánto sabe Pablo López del amor en el mundo.

¿Eh? ¿Estás dispuesto? -Sí. A ver.

Sí, vamos, vamos, vamos.

Vamos a ver. Vamos, Pablito.

Te prometo que no va a doler.

Para la primera pregunta tenemos esta hermosa tablet del amor.

Muy bonita. Qué linda. Mira.

Muy auténtica. Muy auten...

Sí. Muy metafórica sobretodo. (PABLO RÍE)

A ver si sabe decirme en qué país hay una mayor porcentaje

de ligones online.

País ligones online.

¿Online? -Sí. ¿Cuántos ligones online?

A ver. Yo diría EE. UU,

por aquello del Silicon Valley. Yo creo que

Melania Tramp tiene Tinder buscando nuevos "crush".

Yo creo que sí. Un "crush" nuevo.

Yo diría el mismo, pero por... por ir...

Irán. En Irán. -No.

Están ocupados con otras cosas en Irán me parece.

Es más para este lado, un poco más al sur.

México. Ah, algún país así...

No, México con el tequila les sobra.

¿Brasil? -¡Bien! Brasil.

Un aplauso para Pablo López.

# Brasil. # Bueno.

¡Eso!

Muy bien, Pablo, muy bien.

¿Sabes que uno de cada tres brasileños liga por Internet?

Uno de cada tres. Los otros dos... Son los que van

al carnaval en pelota picada. No les hace falta Internet.

Madre mía, Brasil. Y bueno,

hablando de mover las caderas, Pablito, ¿tú...

tienes Tinder? -No.

Y me... -¿No?

Pero me parece fascinante, tío. Yo...

Claro, claro. A mí también me parece.

Sobre todo si te lo bajas y me das un "match".

Vale. Hombre...

Me enteré hace poco de cómo funciona Tinder.

Claro, claro. ¿Sabes?

Un día, por probar. -Me das "match". ¿No?

¿Y si te doy mi dirección? -Si te doy "like",

tenemos que quedar y todo el rollo. -Lo que quieras.

Yo te doy mi dirección, el grupo sanguíneo,

lo que sea. Es un tío muy conocido

que no se puede permitir... (PABLO) No, hombre.

Está bien, está bien. No se preocupen.

En fin, otra forma de ligar en cierto lugar es,

escucha esto, Pablo,

reventarte el pecho a golpes... Hasta que has dicho pecho...

Te ha preocupado. (PABLO RÍE)

Yo para reventar todo esto, tío...

Hostia. ...lo que necesito.

Dale. Reventarte el pecho a golpes

mientras te marcas una jaca. Mira. ¿Una jaca?

Sí, una jaca. Miren. A ver.

Sí. Esto es una boda, sí. Es una boda.

Este baile lo realizan en los partidos de rugby del país.

Pero atentos a la cara de la novia. A ver si sabemos

qué estado anímico tiene ella. ¿Está emocionada?

Acá el primo Origami, que va siempre muy doblado. Lo da todo.

Está... está acojonada. -Se ha arrepentido.

Está acojonada. -¿Es la cola del INEM?

No pasa nada, ¿eh? Lo dan todo.

Lo dan todo.

Eso es Nueva Zelanda, ¿no?

¡Muy bien! Pero escucha... Anda.

Pero no me da tiempo ni a preguntarle.

Nueva Zelanda.

Ay, para... Ponlo ahí.

No, ¿me acom... me acomodas la pelota, Pablo?

Vale. -Qué amable. Nueva Zelanda.

Está lejos hasta en el mapa. -Muy bien. Gracias.

Pablo ahora vuelve. Yo creo que ya estaba llorando, como diciendo:

"Lo que me va a costar la barra libre".

Carísimo. Lo que beberá esa agente.

En barra libre.

Y hablando de placas tectónicas, Pablo,

¿tú has tenido muchas parejas?

Te estoy viendo venir desde lejos, ¿eh?

Desde lejos. (PABLO) Eh...

¿Cuántas así? ¿Cuántas? Redondeando.

Una, una nada más.

Epa, una. -No, no, no, no.

Yo sé que es una pregunta muy personal.

La verdad que no lo sé. No lo sé. -Si no sabe tú, tampoco...

Me acabas de meter en un berenjenal...

Es que... Que no veas.

Espera, espera. Está bien. Es personal.

Tú di entre una y... (PABLO) Yo casado con la música.

Bueno, pero espera, no. Está bien.

Pero para, para, para.

(Aplausos)

Joder, qué topicazo. -Está bien, está bien.

Está bien. Bum.

Dime solamente cuántos rollos. No hace falta que sean parejas.

Lara... ¿Tú te imaginas?

Lo que diga estaría mal. Claro.

O muy poco o mucho. Claro, claro.

O nada. Imagínate.

Rovira ha tenido muchos más perros que chicas.

Así que... Sí.

(Risas)

Bueno, el caso, chicos, es que en Europa se casan cada vez menos.

Con las costumbres que tienen, mira, imagínate.

Ya. Pero a ver si sabes, Pablito,

decirme en qué país se estila esta hermosa costumbre

de echar barro, restos de comida y plumas a los novios.

Miren.

(PABLO) ¿Barro? (LARA) Sí, sí, miren.

Esto lo inventó un ex novio que lo invitaron a la boda.

No lo tenía muy superado del todo y dijo: "Pero ¿qué arroz?".

"Dame el cesto de basura y tiro todo".

Eso para que se acostumbren a lo que viene.

Eso te iba a decir. A la convivencia. Lo dijo él.

Después de esto, cualquier problema te parece un paseo.

Pero ¿qué barbaridad es esa?

(Aplausos)

Bueno, chicos esto es una costumbre preboda de Escocia.

Joder. -Se llama "blackening".

"Blackening". "Blackening".

Negro, dentro. Bueno.

Casarse. Ennegreciendo.

Casarse básicamente. -Exacto, exacto.

Casarse. Vamos a poner el cesto de basura en Escocia.

Entonces... Allí hay muchas tintorerías.

¿Sí? Sí. Lo petan.

Pones una tintorería y lo petas.

Y bueno, y hablando de esto de casarse,

¿tú para cuándo, Pablito? Otra vez.

Si es que mira todo el... (PÚBLICO) ¡Oh!

¿Para cuándo? -Si puede ser, la semana que viene.

Pero yo puedo... -En un momento dado...

No vengo la semana que viene. Tengo cosas que hacer.

(Aplausos)

Oye.

Yo espero que Orozco se decida. -Ah, bueno.

Yo sé, yo sé. Tú y yo somos del mismo equipo. Sonará fatal esto.

Cupido nos hace la cobra.

Yo te entiendo, sí. Yo te entiendo. Yo sé que no te importa,

pero si... si te llega a importar, mi teléfono es 549113...

Eh, eh. No, no. (PÚBLICO) ¡Eh!

¿Estás escuchando a la gente? Bueno.

Te van a atosigar.

Estoy más sola que la dueña de un videoclub.

Hostia. -¿Eh?

Qué bueno eso. (LARA) Yo para pillar cacho, tío.

Donde voy, trato de pillar.

Pero Rovira no me deja. Pero mira esto que tengo para ti, Pablito.

Qué hermosa esta tarta. Mira qué bella.

Mira qué bella. Con estas dentaduras para nuestras bodas de oro.

Mira qué lindas.

Espero llegar con esos dientes a la boda de oro.

Bueno, a ver si sabes decirme

en qué continente la gente se casa con más edad.

Con más edad.

Sí. Es muy fácil. Hay tres ejemplos. -Ya, ya.

Estamos frente a los tres ejemplos.

Muy fácil.

Pues yo creo que en Europa.

¡Muy bien! Aplauso para Pablo López.

Ponemos la tarta en Europa.

Qué chica es Europa, que la tapa una tarta.

Sí. -Entre la basura y la boda.

Y la dentadura.

¿Saben qué? La edad media para casarse en Europa

ha llegado a los 35 años y sigue subiendo.

Yo por eso me quedo acá. Cotizo en bolsa.

Sí, estoy a tope. Mira Sabina, que se ha casado

a los setenta y pico. Un gran ejemplo.

Si es que... A mí me han dejado tantas veces,

tantas veces... Mira, yo creo que en otra vida

he sido un gimnasio, tío. Te lo juro que he sido un gimnasio.

(Aplausos)

Una angustia, una angustia, tío. ¿Qué me cuentas, Rovira?

No te dicen nada ni se dan de baja. Se van.

No, no. Se van. Me siguen pagando. Sigo apuntado

a cuatro y no he dicho adiós en ninguno.

¿Y a ti te han dejado mucho? Ay, Lara, otra vez.

Yo quiero saber de Pablo. Quiero conocerlo.

Eh...

Yo creo... Sí, sí. -No te preocupes.

Pobrecito. Yo te puedo consolar.

Digamos que se han cabreado.

Se cabrean. -Se enfadan, yo no sé por qué.

Miren, chicos, hay países en que no está tan bueno casarse.

¿Ah, no? No está tan bien.

Porque hay países en los que antes de casarte, como en Corea del Sur,

te pegan de leches, permiso, Pablito,

con un pescado seco.

Vamos a ver el vídeo, vamos a ver. Mira.

Mira, esa es la suegra, que le va a dar.

No, no. -Mira, hostia, como una piñata.

Y una mujer cantando. Y ahora, el cuñado.

Le dice: "Le haces algo a mi hermana y zasca, te vuela la cabeza

con el pescado". Pero una mojama.

Pero pobrecito.

Pobrecito. ¿Eso dónde?

Qué bien. -En Corea del Sur, tío.

En Corea del Sur. En Corea del Sur.

Mira, está por acá. -Lo más fuerte aquí.

Sí. Eso es lo más fuerte, sí. d

Ahí, en la Carihuela.

Bueno, yo ya me estoy retirando. Pero quiero hacer una declaración.

Pablito, yo a ti, tío, yo te acepto hasta las "cookies".

¿Sí? -Yo te acepto. Acepto todo.

Mira, con tal de casarme contigo sería capaz

de reventarme el pecho, como en Nueva Zelanda.

Un mosqueo contigo debe ser... -No.

No te preocupes. Soy mansita. No parece, pero soy mansita.

Sería capaz de pringarme de barro, como en Escocia.

(PÚBLICO) ¡Oh! -¡Oh!

O bueno, luchar en el barro, lo que sea.

Pero con el pescadito te hago un caldito.

Con eso te conquisto.

Un caldito, ¿te parece bien? Bueno, fuerte aplauso...

Un placer. ...a Lara Ruíz.

Gracias. Y su "Laramundi".

Si me queréis llamar, ya sabes, 54911347...

No digas el teléfono. No digas el teléfono.

(Aplausos)

Bueno, Pablo, estamos llegando un poquito a la recta final

del programa. Joer.

Y a mí se me había ocurrido una cosita.

Porque, yo qué sé, llámame loco.

Yo quiero batirme en duelo contigo.

¿Sí? Sí.

¿En duelo de qué? A ver.

Duelo... duelo de canciones de amor.

(PÚBLICO) ¡Oh!

No estoy diciendo

que yo vaya a cantarlas mejor que tú.

Lo que sí que estoy convencido es que puedo hacer

una selección de canciones de amor mejor que tú.

¿¿Te... te vas al piano y yo me voy a la guitarra?

¿Estás seguro? Es pelea de gallos. Pelea de gallos.

A ver quién escoge las mejores canciones de amor.

Venga, venga, vale.

(Aplausos)

Te vas a cagar, ¿eh? (RÍE)

¿Las tienes ya en la cabeza?

Estoy pensando, estoy pensando. Vuelvo a decir.

No es el que mejor cante. Ya, ya.

Porque aquí tengo todas las de perder. Pero...

Pero la mejor selección de canciones de amor.

Vamos a ver cómo va esto.

¿Tú empiezas?

Déjame empezar a mí. Venga.

Por ser inferior.

# Eh. #

Voy, ¿eh? Uy, uy, uy.

(RÍE)

# El mundo. #

(PÚBLICO) ¡Olé!

# Llorando ahora yo te busco.

# En el silencio yo me pierdo.

# Y no soy nada al verte a ti. #

Olé.

# El mundo

# no se ha parado ni un solo momento. #

Vamos.

# Su noche muere y llega el día.

# Y ese día

# vendrá. #

(Aplausos)

(PÚBLICO) ¡Bravo!

Sí, sí, ¿eh?

(Aplausos)

Empezamos un poquito... ¿Eh?

Voy a por ti, Dani, a muerte. Tú ve a muerte, porque yo...

# No me esperes

# a las doce en el juzgado. #

(PÚBLICO) ¡Olé!

# No me pidas que volvamos

# a empezar.

# Yo no quiero.

# Ni libre, ni ocupado.

# Ni carne, ni pecado.

# Ni orgullo, ni piedad.

# Yo no quiero

# saber por qué lo hiciste.

# Yo no quiero contigo

# ni sin ti. #

(PÚBLICO) ¡Olé!

# Lo que yo quiero,

muchacho de ojos tristes,

# es que tú mueras por mí. #

(PÚBLICO) ¡Olé!

(Aplausos)

# Y morirme contigo si te matas.

# Y matarme contigo si te mueres.

# Porque el amor

# cuando no muere, mata.

# Porque amores que matan

# nunca mueren. #

(Aplausos)

(RÍE)

Perdón a los del sonido.

(PÚBLICO) ¡Pablo, Pablo!

¡Pablo, Pablo!

¡Pablo, Pablo! -Ahí, ahí, vamos, vamos, vamos.

Vale, tío. Veo que estás jugando duro, tío.

Veo que empiezas con la artillería pesada, tío.

Muy bien.

Vamos con esta.

(CARRASPEA)

# Hace tiempo

# que sueño con ella.

# Y solo sé que se llama Noelia.

# Hace tiempo que vivo

# por ella. # Por ella.

# Y solo sé que se llama

# Noelia.

# Noelia, Noelia,

# Noelia, Noelia, Noelia. #

Buscando el favor del público.

# Noelia, Noelia, Noelia, Noelia.

# Noelia. #

-¡Bravo! Bravo.

Bravo. (PÚBLICO) Dani, Dani.

¡Dani, Dani!

¡Machácalo, machácalo, Pablo! Vamos, dale. Dale. Vamos.

Machácalo. Ah, no, perdón. Que voy con Dani.

¿Tú con quién vas, Antonio? Contigo. Perdón.

# Yo te pido perdón. #

(PÚBLICO) ¡Uh!

(PABLO) # A sabiendas que no los concedas. #

A Noelia. Le pedimos perdón a Noelia.

(Risas)

# Te pido perdón

# de la única forma que sé.

# Devuélveme... (PÚBLICO) #... la vida.

# Devuélveme la vida.

# Esconde en tu cajón

# los recortes de amargura de mi amor.

# Y ahora...,

# devuélveme la vida. #

Muy bien. Olé.

A ver, está bien.

A ver, vamos a ver, bien. Tranquilo, tú puedes.

Va. Dale ahí. Dala ahí. Yo creo que sí.

Dani, Dani.

Dani, déjalo. Eh... No. Vamos, Dani.

Confía en él, Antonio. Tú puedes, vamos. Tú puedes.

-¡Vamos, Dani! Chist.

Vamos, Rovira. -Guapo.

A ver, un momento, señores, por favor.

Vamos a escuchar.

Que tengo que coger el tono. Me mira con mala leche.

Chist, no lo desconcentres, Pablo, hombre.

Este Pablo es muy bueno. Mira, Pablo,

esta canción

tiene muchas preguntas

y muy pocas veces nos las han respondido.

Muy bonito.

Por todas esas preguntas sin responder.

Esto te ha quedado de cantautor en gloria.

Hombre, claro. Hombre. Parece que sabe.

Parece que sabe.

(Aplausos)

Vamos, Dani.

# ¿Y cómo es él? # (PÚBLICO) ¡Olé!

(LARA) Olé.

Mira la cara de Pablo. # ¿Y en qué lugar

# se enamoró de ti?

# ¿De dónde es?

# ¿A qué dedica el tiempo libre?

# Pregúntale...

# por qué ha robado un trozo de mi vida? #

Olé tú.

# Es un ladrón...

# que me lo ha robado todo.

# ¿Y cómo es él? # (LARA) ¡Olé! ¡Hala, Rovira!

Vamos, Dani. # ¿Y en qué lugar

# se enamoró de ti? #

Toma. Arsa. ¡Vamos ahí!

# ¿De dónde es?

# ¿A qué dedica el tiempo libre?

# Pregúntale...

# por qué ha robado

# un trozo de mi vida.

# Es un ladrón... # Olé ahí.

Toma. Buah.

#... que me lo ha robado todo. #

Impresionante, macho. Muy bien.

Muy bien.

¡Olé, Rovira! -Muy bien.

Bien.

¡Dani, Dani! Ya lo tienes.

¡Dani, Dani!

¡Dani!

Bomba nuclear, ¿eh?

Bueno.

Es verdad.

Tranquilo, Dani. Tranqui.

# Ese extraño se ha entregado... #

(PÚBLICO) ¡Olé!

# ...y ahora soy como las palmas de tus manos.

# Y tú solo has actuado...

# y yo, aún sabiendo que mentías, me callé.

# Y me preguntas si te amé.

# ¿Lo ves?

# ¿Lo ves?

# Míranos aquí, diciendo...

# adiós. #

(Aplausos)

Tranquilo, no pasa nada. Nada, Dani.

(LARA) Tú puedes. Tranquilo.

Tú puedes.

Pablo... -La bomba nuclear de Alejandro Sanz.

(RÍE) Espérate.

(Aplausos)

Mira, Pablo,

como ahora mismo estamos quedando en tablas

y no queremos que esto se haga eterno...,

yo voy a cantar una

y la vamos a cantar entre los dos. Por favor, por favor.

Ven aquí, por favor. Venga.

Venga. Como yo me tenga...

No empezamos.

Voy. A ver.

# Bailar pegados es bailar.

(TODOS) # Igual que baila el mar

# con los delfines.

# Corazón con corazón

# en un solo salón

# dos bailarines. #

Amigos, hasta la semana que viene en "La noche D".

Viva el amor, quereos mucho.

Ojalá pronto podamos bailar pegados.

Os queremos. Gracias por estar ahí. ¡Hasta la semana que viene!

¡Chao! ¡Adiós!

¡Pablo López!

(Aplausos)

# Bailar pegados

# es bailar.

# Es bailar. #

¡Bravo! (LARA) ¡Bravo!

¿Cómo has visto el programa, Antonio?

¿El... el programa este de "La noche D"?

No, el de "Waku, waku" de hace 20 años. Pues claro, Antonio.

"Waku, waku" era un programazo. No, muy bien.

Ha estado muy bien. Me ha parecido un programa extraordinario.

Muy bien. Un elenco bonito.

El elenco muy bueno. Y los invitados muy buenos.

Todos muy buenos, el elenco y los invitados.

Y el tema del amor. O sea, hemos hecho risa,

pero la gente ha aprendido cosas, ¿no?

Muchísimo. Yo ahora mismo salgo mucho más...

Con más conocimiento sobre el amor tras ver el programa este.

Lo de la serotonina. ¿Lo qué?

La serotonina.

Es una cosa que... Es una... Como una hormona del amor.

¿La serotonina? Serotonina.

¿Y qué pasa cuando...? ¿Hay que tomárselo o la tienes?

No. Te la dan. Ah.

La persona que tienes enfrente te la da.

¿Tú me puedes dar a mí serotonina? Sí, si me pinto los labios...

¿Cómo? ¿Qué?

Antonio. Sí.

Otra cosita.

Creo que vamos a hacer el siguiente.

Nos han dado ya permiso. ¿El siguiente programa?

Sí. Ah.

¿Y de qué trata?

Del dinero y la felicidad.

Es una gilipollez.

¿Cuál de las dos? Las dos.

¿No te gusta ni el dinero ni la felicidad?

No. Pero yo no creo que sea tema para un programa.

Después del amor, que es un programa excelente,

yo creo que bajaría mucho el nivel con el dinero y la felicidad

el programa siguiente. No sé, pues oye,

como diría el pequeño tamborilero: "Propón, propón".

¿Qué proponga un...? Claro.

Un... Un tema.

Eh...

Tiene que ser una cosa general para que se pueda...

Claro. Para no ceñirnos a...

Bueno, mientras... La economía.

La economía. Ah, que es el dinero.

El dinero y la felicidad no y la economía sí.

Sí. Perdona, me he equivocado. Sí.

Claro, el dinero está dentro de la economía.

El amor ya lo hemos hecho, ¿no? Tú y yo no.

No. Ah, el programa. Sí.

Sí, sí. Sí.

Esto...

Pues no se me ocurre ninguno. O sea, que bueno.

Si no me das un propuesta nueva... Otra cosa.

Sí.

Nos conocemos hace tiempo. Sí.

Tú has trabajado con mucha gente. Mucha.

Quiero saber si has trabajado con Joselito.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El amor

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La Noche D - El amor

26 ene 2021

Dani Rovira estrena este martes ‘La Noche D’ en La 1 alrededor de un tema muy cotidiano: el amor. El actor malagueño y sus colaboradores, Pepe Viyuela, Antonio Resines, David Perdomo, Cristina Medina y Lara Ruíz, repasan con humor este sentimiento de afecto universal.
El primer programa recibe en plató a cuatro actrices con mayúsculas: 
Silvia Abril, Belén Cuesta, Anna Castillo y Macarena García serán las madrinas de ‘La Noche D’ en su estreno.
También visitará el plató el artista malagueño 
Pablo López, quien ha recibido una invitación muy especial para asistir al programa. Será protagonista de una pieza audiovisual única y se le entregará el Disco de Oro por su obra ‘Unikornio: Once millones de versos después de ti’.
Además, ‘La Noche D’ contará con la presencia del maestro 
Joaquín Sabina. Su voz inconfundible y sus reflexiones inolvidables se escucharán en la entrevista que le hará Pepe Viyuela.

ver más sobre "La Noche D - El amor" ver menos sobre "La Noche D - El amor"
Programas completos (6)
Clips

Los últimos 59 programas de La noche D

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios