La cuarta revolución La 2

La cuarta revolución

Sábados a las 11.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5520665
Para todos los públicos La cuarta revolución - Episodio 7 - ver ahora
Transcripción completa

(OFF) "La primera revolución industrial

llegó con la máquina de vapor.

Después, la producción en serie y la electricidad

protagonizaron la segunda.

Más tarde, con los ordenadores

y las telecomunicaciones, llegó la tercera revolución.

Y hoy, el avance de las tecnologías digitales

físicas y biológicas

está transformando el mundo.

Asistimos a un tiempo fascinante

que cambia nuestra vida de una manera profunda

y creo que nadie debería quedarse atrás".

Soy Silvia Leal

y te invito a entrar en "La cuarta revolución".

La revolución digital ha cambiado la manera en que vivimos,

nos relacionamos y también la forma

en la que trabajamos.

Por eso nos preguntamos: "¿Estamos educando bien

a nuestros hijos para el futuro profesional que les espera?".

"¿Tiene sentido

una educación tradicional

cuando todo ha cambiado?

Por ejemplo, en Google,

ya no hacen música como antes. ¿Qué educación,

a partir de ahora, deberá recibir quien quiera ser artista?".

(HABLA EN INGLÉS) (TRADUCTOR) Hola.

Encantado

de conocerte. (HABLA EN INGLÉS)

Vamos a ir por aquí.

Eres el líder de un proyecto llamado Magenta.

¿En qué consiste?

Magenta es un proyecto de investigación de acceso libre

que explora el aprendizaje automático

y la inteligencia artificial en el proceso creativo.

Estamos intentando crear nuevas herramientas que los artistas

pueden usar para crear nueva música.

Magenta crea nuevos sonidos. ¿Cómo funciona?

Estamos intentando crear una nueva paleta de sonidos

para que los use un músico y pueda intentar crear

un nuevo sonido propio o que pueda empujar y unirse

a otro elemento creativo. Puedo dar un par de ejemplos

ahora mismo, así que si queréis... Oh, perfecto.

(Nota grave)

Eso es una nota de un bajo.

No hay inteligencia artificial involucrada.

Y esto es lo que la máquina hace cuando se le enseña

a reproducir ese sonido.

No va a ser perfecto. De hecho, va a sonar algo sucio,

pero, aun así, todavía suena como un bajo.

(Nota grave)

Ahora vamos a hacer igual con la flauta.

Tenemos el sonido de la flauta.

(Nota sostenida de flauta)

El algoritmo de la máquina no es tan bueno como la flauta,

pero puede reproducir su sonido.

(Nota sostenida de flauta)

Os estáis preguntando para qué quiero una máquina

que reproduzca un bajo que suena peor que el bajo original

y una flauta que suena peor que la flauta.

La respuesta es que ahora podemos pedirle a este modelo

de aprendizaje automático que cree algo entre un bajo y una flauta.

Vemos primero qué pasa

si hacemos esto con un bajo y una flauta reales.

(Nota de bajo y nota de flauta)

Claramente oyes un bajo y una flauta, están separados.

No hay fusión entre ambos,

pero el modelo de aprendizaje automático va a hacer algo

completamente distinto.

Imagina que con su mecanismo va a crear lo que nace

de un bajo y una flauta y este es el resultado.

(Nota combinada)

"I play again".

(Nota combinada)

Tienes el sonido de una flauta que casi suena como si la flauta

tuviese el tamaño de un bajo, como si fuese este

un gran instrumento con eco, y esa es la clave de lo que hacemos,

intentar crear sonidos que evoquen sonidos del mundo real,

porque esta inteligencia artificial ha intentado aprender

qué es importante dentro de esos sonidos, pero siendo capaz

de reproducirlos en espacios en los que no tenemos una flauta

del tamaño de un bajo porque no existe en ninguna parte.

También hemos trabajado

en construir interfaces para que los músicos puedan jugar.

¿Podemos ver algo que haya compuesto

una inteligencia artificial?

Hemos visto un sonido. ¿Una pieza musical, por ejemplo?

Por supuesto.

Tenemos un algoritmo de aprendizaje automático

que puede transcribir música para piano.

Quiero decir que, escuchando el piano,

puedes recrear lo que la persona ha hecho en el piano.

Cada nota se reproduce,

su velocidad, su tempo.

Usamos eso para entrenar a otro modelo de aprendizaje automático

para que componga música para el piano e interprete esa pieza.

Y, después, tenemos otro modelo que puede coger el audio

de esa interpretación como si estuvieses en la misma sala.

Aquí está un ejemplo de música generada y sintetizada

usando este modelo completo.

Lo que escucháis fue generado por el modelo

de aprendizaje automático,

no una grabación de alguien sentado en una habitación.

(HABLA EN INGLÉS)

Y esto es lo que tenemos ahora mismo.

(Piano, melodía clásica)

Desde luego nadie diría que esto lo ha hecho una máquina.

"En Cambridge, Massachusetts,

el MIT tiene un departamento específico

para investigar y revolucionar el mundo

de la educación llamado STEM.

En él, inventan soluciones

para mejorar el aprendizaje de pequeños

y mayores

aprendiendo, eso sí, jugando".

(HABLAN EN INGLÉS)

¿Es verdad

que se puede aprender en el colegio jugando?

(TRADUCTORA) Claro, tenemos muchas formas de buscar pruebas

de cómo la gente aprende.

Si los estudiantes están interesados

y comprometidos con la tarea y los unos con los otros,

eso se ve incluso al entrar en clase.

A mí la teoría me suena genial,

pero ¿tenéis alguna prueba que demuestre

que esto de verdad funciona?

Hay formas de medirlo, tanto utilizando métodos tradicionales,

como exámenes y trabajos que hacen

y comparándolos con gente que ha hecho otras cosas diferentes,

para ver si están aprendiendo, como, y esto es lo interesante,

también puedes mirar los resultados del juego

y de las propias actividades y usar eso

como evidencia de que los estudiantes están aprendiendo.

(HABLA EN INGLÉS)

Por ejemplo, si los estudiantes están creando un juego histórico

en su localidad, el profesor

puede usar el juego que están creando los estudiantes como examen

para demostrar que entienden lo que están aprendiendo

y pueden explicárselo a la gente.

(HABLAN EN INGLÉS)

¿Y podemos probarlo?

Claro, siéntate aquí.

Esto es una plataforma de "software" llamada Taleblazer.

Es un kit para construir tu propio juego

de localización.

Si le das aquí, vamos a incluirte en el juego.

Ahí estás.

Puedes aprender mucho de un juego de localización.

Puede tener lugar en una localización histórica,

en un zoo,

en la naturaleza, en la localidad del estudiante,

y pueden aprender, mirar a su alrededor

y aprender del mundo de forma diferente.

Por ejemplo, si están en el zoo, no mirarán solo

a los animales, sino también a las especies en peligro de extinción

o las amenazas al medio ambiente.

Es una forma de que las localizaciones encuentren

cómo hacer que los estudiantes exploren el mundo

y una forma de que piensen en su entorno de forma diferente

a si estuviesen solos.

Además de eso, nos encanta la idea

de que, no solo estén usando el juego,

sino creando el juego. Este kit, que solo necesita

un navegador y es gratis,

permite a cualquiera

crear su propio juego.

Es una herramienta que incrementa la creatividad,

la capacidad de trabajar en equipo,

que incrementa su conocimiento de la tecnología,

porque además están programando de alguna manera,

y el interés por esa asignatura,

pero ¿es que has dicho que es gratis?

Taleblazer es gratis para todos aquellos

interesados en utilizarlo en educación o sin ánimo de lucro.

Cualquiera que quiera crearse una cuenta, un estudiante, un profesor,

o en actividades extraescolares, puede ser editor de un juego,

y cualquiera se puede bajar gratis

la aplicación, tanto para Apple como para Android.

Esto quiere decir que yo, si sé inglés,

podría montar el juego

y que fuera completamente en castellano para mis estudiantes.

Sí, si sabes un poquito de inglés, puedes utilizarlo

y hacer tu propio juego en español.

¿Y podemos probarlo?

Salgamos y lo intentamos.

Vamos entonces. "Great, let's go".

Aquí está un juego en el que estamos.

Puedes vernos moviéndonos en el mapa.

Y, ahora, entonces, aparecerá algo, un aviso

de que tenemos que parar.

Sí, cuando lleguemos al lugar en el que el avatar,

el personaje está,

recibirás un aviso.

(HABLAN EN INGLÉS)

Ya casi estamos.

(Alarma)

¡Ah! (RÍE)

Ahí estás en el juego, donde te metiste antes.

¿Y ahora qué pasaría

con el personaje?

Aquí conoces, dentro del juego,

a un personaje, por ejemplo, Einstein,

y te contará algo, por ejemplo, de la teoría de la relatividad

y sus investigaciones aquí, en el MIT.

A buscar al siguiente.

Si sigues caminando por aquí, otras cosas,

otros personajes, sonará "din, din, din".

Casi estamos. ¡Oh!

(Alarma)

¿Y qué quiere?

Los personajes pueden decir cosas,

puede haber películas, puedes hacer cosas, pelearte con ellos...

Sí, porque primero me hablaba.

Ahora es como si me estuviera retando,

o sea que puedo meter contenido de aprender, pero también

hacer cosas concretas.

Jo, pues la verdad es que está fenomenal.

Vamos a buscar a otro.

"Hi, how are you doing? Very well,

how are you?".

¿Y qué me vas a enseñar?

(HABLA EN INGLÉS)

(TRADUCTOR) Hoy vamos a ver Clevr,

que te ayuda

a aprender biología en colegios e institutos.

Puedo probarlo entonces, ¿no?

Sí. "Great". (RÍE)

Hay dos jugadores.

Uno lleva la realidad virtual y el otro controla este "tablet".

Ah, ostrás...

Te voy a dar un mando.

"Yeah, perfect".

Esto parece una espada de los jedis.

(RÍE)

Ahora,

en mi ordenador, pudo enchufar el microscopio.

¡Ostrás!

¿Dónde estoy?

Estás dentro de una célula.

Puedes ver todas las partes de la célula.

Si enciendo el microscopio, te permite ver cosas

en diferentes colores.

Justo ahora estás mirando al aparato de Golgi.

En tu mano izquierda,

tienes una carpeta

que te da más información sobre lo que estás mirando.

Es como tener un cuaderno.

O sea, apunto algo y entonces miro aquí

y entonces no te tienen que explicar qué es,

sino que tú puedes sentir que estás dentro de una célula.

"What are the yellow things?".

Haz clic sobre ellas.

Liposomas.

Bueno, bueno...

Es que... (RÍE)

Es que lo puedes coger... No los rompas.

No, no, no. (RÍE)

¿Y esto solo es para niños?

Esto es sobre todo para chavales

del instituto que estudian las enfermedades.

Les proponemos un misterio.

Han de descubrir qué es lo que no funciona en esta célula,

que tiene una enfermedad.

Bueno, en mi pantalla tengo

cierta información sobre posibles enfermedades

y tú y yo deberíamos trabajar en conjunto

para compartir información y diagnosticar

la enfermedad.

Bueno,

¿puedes entrar dentro del retículo?

Y aprieta el botón B.

Anda, cambio de escenario. "Yeah...".

Ahora has cambiado

de escala.

Estás en la superficie del retículo.

Tú ve girando

y verás más cosas.

Esta es la enfermedad. Sí.

Ajá.

O sea,

antes estabas en una escala microscópica.

Y ahora, en una escala nanoscópica.

Jo, está superbién

porque, no solamente lo ves como si estuvieras dentro,

sino que además la sensación hace que,

a los dos, tres segundos, ya te sientas...

Vamos, que olvidas que estás en el juego.

Entonces entiendes las células, pero, además,

es que, hasta si te enseñan a identificar una enfermedad,

vamos, siendo un crío, ya quisiera

ir al colegio. Bueno...

Pues tengo que decirte

que esto es una pasada y, si hubiera podido jugar con ello,

quizás hoy me hubiera dedicado a la biología.

Alucinante.

Con tan solo 20 años,

dos jóvenes de Zaragoza revolucionaron

el sistema educativo en Estados Unidos. Han utilizado

tecnologías como la "gamificación" y la realidad aumentada

para que se puedan aprender asignaturas

como ciencias naturales de manera distinta,

mucho más intensa y eficaz.

Y este colegio es un ejemplo a seguir.

(PROFESORA) Hoy

vamos a trabajar

el cuerpo humano, ¿sí?

Venga, vamos

a pintarlo, ¿sí?

¿Qué tal?

Hola,

buenos días.

Hola, ¿qué tal? Encantada.

¿Qué es Chromville?

Es una aplicación

de realidad aumentada

que utilizamos en nuestras aulas muchísimas veces

porque nos permite trabajar contenidos curriculares del aula.

¿Y la habéis elegido porque tiene algo especial

para niños, en este caso, con sordera?

Sí, sobre todo es herramienta motivadora.

Y a veces,

a estos alumnos,

por el esfuerzo que les supone todo, a veces la motivación

cuesta, y es una herramienta altamente motivadora

y que se nos adapta a todos, podemos tener diferentes niveles

de niños, pero todos pueden hacerlo

y todos ven el resultado positivo de su trabajo.

Ahora están ya pintando las láminas.

En un primer momento, hay que pintarlas y, luego,

con una herramienta digital,

con el iPad o con un dispositivo móvil, la pondrán

sobre ella y van a ver cómo se aumenta lo que hacen.

(Música disco, sin audio)

Hola.

Hola.

Sois los desarrolladores

de esto que hemos visto,

Chromville, ¿qué es?

Es un juego de láminas "coloreables"

que, a través de las nuevas tecnologías, consigues aumentar

de alguna manera esos dibujos en 3D,

en un elemento

totalmente de ciencia ficción.

Lo que hacemos es mezclar esa educación tradicional

con la educación más tecnológica.

¿Cómo se os ocurre una idea tan rompedora?

Bueno, realmente es de la inquietud que nosotros tenemos

en el mundo de la creatividad, de las nuevas tecnologías

y sobre todo cómo poder transmitírselo también a los niños.

Nosotros pensamos que está habiendo un cambio generacional,

los niños demandan estas nuevas tecnologías,

esta nueva manera de divertirse en clase,

y ojalá nosotros pudiésemos haber disfrutado

de estas aplicaciones cuando éramos niños.

(PETER) Estamos solucionando los problemas

que vivimos nosotros como estudiantes.

La educación no ha sido algo apasionante

para nosotros.

Hemos estudiado porque tenemos unos valores en nuestras familias,

pero realmente no ha sido

algo motivacional, y, a través de la realidad aumentada,

de la "gamificación",

creíamos que podíamos aportar ese valor diferencial

a la educación y conseguir que los niños aprendan divirtiéndose

y que descubran su pasión, y, a partir del juego,

que descubran sus fortalezas

y puedan proyectarse hacia las nuevas profesiones.

¿Qué coste tiene esta herramienta para un colegio?

Hasta hace poquito, era muy pequeño importe,

pero nosotros un poco por todo lo que estamos desarrollando

y porque creemos que es un proyecto social,

el proyecto es gratuito,

permitimos a todos los alumnos

que puedan disfrutar de la herramienta

de una manera fácil y sencilla y sobre todo sin coste alguno.

¿Y en estos momentos, en España,

cuántos colegios tenéis, de qué tipo son...?

Actualmente, España ocupa el 10 %

del total de las descargas de Chromville.

Principalmente tenemos usuarios en Estados Unidos,

de donde proviene el 75 %.

Sí que es cierto

que nos hemos introducido gracias a profesores como Noelia.

Solo hay que ver las caras de los niños

cuando usan la tecnología

y esas caras expresivas

y de emoción demuestran que el contenido

les está llegando de una forma diferente.

Vamos a verlo.

En primer lugar,

tenemos la lámina. Y una vez que ella está pintada,

podemos ver directamente como el niño ha pintado los músculos,

y podemos ir cambiando

entre músculos, entre huesos...

Y cuando tenemos los músculos,

porque esta lamina es la de los músculos,

podemos empezar a tocar

el modelo.

Y podemos ver

los diferentes,

las diferentes partes del cuerpo que tiene el modelo y así los niños

pueden ir aprendiendo mientras pintan y mientras interactúan

con la aplicación.

¿Tenéis hijos? No.

Pero niños alrededor, sí.

Por supuesto.

¿Y qué opináis

del sistema educativo y de cómo les están formando?

Bueno, vemos que poquito a poco se van introduciendo

estas nuevas tecnologías, pero desde luego creemos

que esto tiene que evolucionar más rápido. Prácticamente

las clases no han evolucionado desde hace 200 años,

desde el final de la Revolución Industrial,

vemos que exactamente hasta la propia estructura

de las clases, donde el profesor está aparte,

como si fuese en un atril, y el resto está escuchando,

esto tiene que cambiar,

porque los niños son los protagonistas ahora.

Y lo que pretendemos precisamente con esto

es eso, que los niños se puedan expresar, crear

y que sobre todo lo puedan hacer en un medio tecnológico

que les ayude a poder expresarse

lo mejor posible.

"Móviles en las escuelas,

robots que sustituyen a profesores.

La programación como nuevo lenguaje.

Con los cambios que hay en el mundo

de las nuevas tecnologías, ¿qué debemos hacer?".

José Antonio,

¿cómo ves la educación del futuro?

¿Y hay algo que te preocupe en particular

en estos momentos? Sí, me preocupa

justo qué hacemos con las potentísimas nuevas tecnologías

que van a convertirse

en nuestro entorno. Cuando hablamos

de aprendizaje, estamos hablando de memoria.

Entonces, hasta ahora, el aprendizaje

se ha hecho

con la memoria en formato neuronal, que es el que tenemos.

Lo que nos va a llegar

es que el acceso

a bancos de memoria

muy potentes en formato electrónico

va a ser tan fácil, tan rápido y tan barato

que entonces vamos a tener que preparar a nuestros alumnos

para que cada uno de ellos construya

su memoria, pero en dos formatos.

Un formato neuronal y un formato electrónico.

Y tenemos que acertar

en lo que debe estar depositado en su memoria neuronal

y lo que debe estar depositado

en su memoria en ordenador.

Y por eso una de las cosas que estamos viendo con más claridad

es la necesidad de que los niños

empiecen a aprender a programar muy pronto.

Y hablando de tecnología en las aulas,

llegamos así al móvil. ¿Debería de prohibirse el móvil

en clase? A no ser que el profesor

lo vaya a utilizar como procedimiento didáctico,

que eso es muy verosímil que suceda.

En este momento,

un adolescente puede mirar el móvil al cabo del día

400 veces. Eso no tiene sentido. No tiene sentido.

Eso supone un tipo de dependencia justo de informaciones

que tienen que ser muy breves,

muy rápidas. Por eso me parece un disparate,

desde el punto de vista educativo y creo que en parte, desde el punto

de vista social, Twitter es un problema.

¿Corren peligro

los profesores por la llegada de los robots

a las aulas? Yo creo que no.

No, yo creo que no.

Lo que ocurre es que van a tener que aprender ellos también

a dar clase de otra manera.

Siempre hemos visto que necesitamos una educación personalizada

porque cada alumno es distinto, aprende a una velocidad distinta,

aprende con estilos diferentes

y, claro, una clase, aunque empezamos

a reducir el número de alumnos,

no éramos capaces de tener

un profesor cada alumno.

Claro, en este momento, las nuevas tecnologías no lo permiten.

Por eso a mí de alguna forma me irrita

la torpeza con la que lo estamos haciendo.

Lo que nos permite hacer libros de texto

en formato digital es que podemos hacer un mismo libro de texto

en diez formatos distintos

a diez velocidades diferentes

con diez estilos diferentes de aprender

y lo que tendrá que saber el profesor

es a cada uno de sus alumnos

qué programa le pide que aprenda,

el que esté más de acuerdo con sus características, con lo que sabe,

con si tiene que recuperar de los cursos anteriores.

Esa es una herramienta, Silvia, absolutamente maravillosa

para un maestro, que va a exigir que el maestro tenga que saber,

por ejemplo, conocer muy bien

cuál es el estado del alumno cuando empieza.

Y que tenga la astucia y la prudencia

y la inteligencia suficiente

para acoplar, para poner en relación

a cada alumno con el programa de ordenador que le va bien a él

y que va a permitir, por lo tanto,

el tener éxito educativo. Sí que es fantástico

y necesitamos aprender, como todo el mundo.

Hablas del cambio.

Y, claro, a nosotros,

cuando fuimos al colegio, nos dijeron

que estudiábamos y una vez que terminabas, pues ponías

tus conocimientos en práctica.

Y entramos en una época donde acabas de estudiar la carrera

y tienes que seguir estudiando y estudiando

y estudiando para toda la vida.

¿Es esto verdad?

Ya, pero, Silvia, ahí has dado...

el enfoque negativo.

Di eso mismo de otra manera, vamos a tener que seguir aprendiendo,

aprendiendo, aprendiendo siempre.

El estudiar es otra cosa.

Estudiar es la parte negativa para conseguir una parte positiva.

Es como si me dices: "Voy a tener toda la vida

que seguir haciendo ejercicio para mantenerme sano".

Hombre, lo que voy es a estar en mejor forma física.

Hay que seguir aprendiendo

toda la vida porque la ley del aprendizaje es implacable,

o aprendes o te vas a la cuneta, punto.

Por lo tanto, hacer lo posible,

y yo creo que este programa es una de las funciones que tiene,

hacer lo posible por crear

una sociedad del aprendizaje.

Es que hay que aprender, pero hay que aprender con alegría.

Es que eso amplía las posibilidades.

Yo creo que deberíamos inculcarlo desde niños,

pero también a los adultos,

o a los ancianos.

Todo el mundo va a tener que seguir aprendiendo.

"Aprender a programar es una

de las necesidades

más obvias de los nuevos estudiantes.

Una realidad que debe imponerse poco a poco

y además reforzando y haciendo hincapié

en las niñas, que deben sentirse ya

parte de la ciencia".

Todos sabemos que, en el mundo tecnológico,

faltan mujeres y se cree

que se empieza en el colegio.

¿Cuál es vuestra experiencia?

¿Notáis que hay algún problema ahí?

Yo creo que el problema que tenemos a la hora de que las niñas

vayan hacia las carreras

de estas habilidades

es la implicación directa para la solución

de algo que sean capaces de ver

o de tocar. Realmente, lo que hace falta es

animar y que sean capaces de conocer

qué es lo que se hace en esas carreras

para que no las dejen de lado pensando

que son muy difíciles o que no podemos llegar a ellas.

Y, además, la corriente social ha sido siempre

muy llamativa al decir

que es cosa de chicos.

¿Y será la programación en tu opinión una competencia necesaria

en todas las profesiones? Absolutamente,

absolutamente. Fíjate que Bill Gates y otros hombres

que tienen éxito en este tipo de competencias

ya han dicho en varias ocasiones que analfabeto

era el que no sabía leer y escribir.

Pero es que en el futuro va a ser analfabeto

aquel que no sepa programar, aquel que no tenga conocimientos

para poder llegar a entender ese lenguaje

aunque no sea a nivel avanzado,

pero sí que lo va a necesitar

para su futuro.

Bueno, cuéntame qué es lo que hace

OHbot, que estoy deseando conocerle.

Bueno, es un robot

que lo que hace es precisamente imitar

tanto los gestos como los razonamientos

de un humano a través de una programación sencilla

que manejan niños de primaria.

Por tanto lo que hacen al final

es empezar a trabajar

en el inicio de la inteligencia artificial.

Cuando reconoce, con una cámara

que tiene en el ordenador, reconoce tus facciones, él es capaz

de analizar, que es lo que hace

la inteligencia artificial, analizar el entorno,

en este caso, es capaz de reconocer en tus facciones que estás triste

e interactuar y contestar

o decirte un mensaje preocupándose por cómo estás

o diciéndote por qué estás así

o, bueno, es capaz de tener diferentes respuestas

ante tu situación emocional. Sí, ¿y todos seríamos capaces

de programar un robot así?

Estas niñas están en primaria y son capaces de programarlo

desde los primeros cursos porque la programación

en principio es por bloques y, luego, vamos subiendo

de dificultad en función del curso escolar,

hasta que terminan programando

de manera profesional.

En principio, por bloques,

cualquier persona sería capaz de empezar

a trabajar con inteligencia emocional

y con inteligencia artificial en este robot.

(OHBOT) Bienvenidos a "La cuarta revolución".

"Por desgracia no todos los centros cuentan con los medios.

¿Qué hacen los profesores

frente a esta realidad?

Hablamos con Arantxa, directora

de un colegio en San Blas".

Lamentablemente, la educación siempre vamos por detrás,

nunca respondemos a tiempo

y las respuestas a tiempo se hacen de forma local.

O sea un cole ante una situación complicada determinada,

ante una situación, busca una solución.

Por otra parte, sí que es verdad que el tema económico

siempre nos anda lastrando.

Yo creo que muchas veces los docentes

seguimos planteando esa ambivalencia de sentimientos

entre lo buena que es la tecnología, todo lo que nos da,

y todos los problemas colaterales que nos plantea. O sea cuando ahora

hablamos de un desarrollo de competencias digitales,

es prioritario, nuestros chicos mañana van a salir a la calle

y todo va a funcionar

con "tablet", ordenador,

"smartphone", no hay opción posible.

Realmente nosotros tenemos unos alumnos que son

tecnología pura,

en vena. Continuamente se están manejando

con móviles, con determinados soportes.

A nivel tecnológico, son máquinas en potencia.

¿Cuál es el problema? No les hemos dado herramientas previas

para hacer un uso razonable de esas nuevas tecnologías.

Las aplicaciones que tiene un "smartphone"

a nivel educativo dentro del centro

son brutales,

pero el problema es el buen uso. Los primeros

que tenemos que ser capaces de hacer ese buen uso

somos los actuales educadores, que no lo tenemos asimilado,

no lo tenemos claro.

De alguna forma,

a los críos les hemos lanzado a los "smartphones"

sin decirles un cómo y yo creo que ahí es donde surge el problema.

Llegamos al Smartick

como una herramienta que nos parecía muy correcta.

Por muchas razones. Nos pareció una herramienta muy motivadora.

Nos parecía...

Algo importante para nosotros

era facilitar el trabajo del profesor.

Entonces estuvimos investigando

y al final vimos que la mejor solución

para nosotros era Smartick. Contactamos con ellos.

Ellos nos dieron la opción de trabajar de prueba

durante un tiempo por lo mismo.

Nosotros tampoco teníamos claro que eso era bueno

para nuestros chicos. Probamos

con los de segundo. Fue estupendo.

Conseguimos cuadrarlo dentro de toda esa locura

que tenemos de grupos flexibles,

grupos que interactúan, y vimos que a los críos

les daba buenos resultados.

Sí que en segundo y tercero vemos que los chavales

van como tiros y están encantados.

Conseguimos que nuestros críos

dejen de ser

analfabetos tecnológicos. Se plantan

en el ordenador y hacen Smartick,

pero también hacen inglés, pero también hacen sociales...

Ahora tienen todos unos rudimentos

que han conseguido a partir de empezar a trabajar así

y que vamos haciendo extensivos a las demás áreas.

"En el centro de Arantxa

se ensayó con éxito con Smartick,

una herramienta española

puntera en la enseñanza de matemáticas.

¿Cómo nació este 'software'?".

Daniel, ¿cómo surge o por qué surge

Smartick? Surge por varias cosas,

pero una de ellas es

una necesidad que detectamos

particularmente en España,

aunque estamos en muchos países,

en donde vemos que las matemáticas

no se están enseñando de forma adecuada.

Los resultados

en pruebas internacionales, PISA, TIMSS, etcétera,

salen no suficientemente bien y además recurrentemente no bien,

entonces entendemos que, con tecnología,

se pueden enseñar mejor

las matemáticas.

Y si tuvieras que describirme la educación de hoy

respecto a la que nos tocó a ti y a mí,

¿qué cambios...? A mí me gusta decir

que hay dos ámbitos completamente distintos.

Uno es el espacio escolar,

la educación obligatoria y escolar,

y la educación superior y obligatoria.

En el caso de la universidad, el cambio para mí

está siendo brutal

y va a ir a más. La disrupción es total.

En el caso del colegio,

en la edad escolar, que es la que nos ocupa a nosotros,

lo que vemos es que con tecnología

puedes personalizar mucho

el contenido que trabaja el niño y, personalizando

el contenido que trabaja el niño, consigues eficiencias altísimas

en el aprendizaje, es decir,

consigues que el niño

no haga problemas que se supone que sabe ya,

y por tanto está perdiendo el tiempo,

ni trabaje en problemas que le resulten

demasiado complicados, y por tanto se frustre.

Nosotros decimos que con una herramienta como la nuestra

consigues que el niño trabaje en la frontera

de su máximo nivel de competencia. Todo el trabajo que hace

es relevante.

Y entonces, respecto al futuro,

¿cómo visualizas el futuro?

El futuro de los robots en la educación

o el de la inteligencia artificial en la educación.

En la educación superior, veo una disrupción total.

El modelo de universidad en donde unos alumnos van a clase,

tienen que ceñirse

a un "currículum", a unos profesores, a unas asignaturas,

eso está roto y se va a romper.

En la educación escolar,

lo que veo es mucha más herramienta...

inteligente que personaliza el contenido al niño

y unos profesores que, cada vez, digamos,

su labor es más de valor añadido,

de gestión de ese proceso de aprendizaje y no tanto

de la gestión del orden en el aula, es decir,

de gestionar, digamos, esa nueva herramienta

que les permite hacer cosas mucho más personalizables

y que los aprendizajes sean mucho más eficaces.

¿Y yo lo puedo probar? Pues claro que sí.

Te presento un problema de Smartick

que hacen los niños de diez años

y a ver qué tal te sale. A mí eso me suena

a reto. Es un reto total.

Pues lo acepto. Vamos.

A ver qué tengo que hacer. Pues nada, le damos aquí

y a ver qué nos sale.

Supercontenta.

Si un ladrillo pesa

un kilo

más medio ladrillo,

¿cuánto pesa un ladrillo y medio?

Si un ladrillo pesa un kilo más medio ladrillo...

¿Esto es una broma? No.

Lo has querido hacer demasiado rápido.

Lo has querido hacer demasiado rápido. Inténtalo otra vez.

Si un ladrillo pesa un kilo...

Ah, un ladrillo pesa un kilo más medio ladrillo.

Te sale mal, Silvia, te sale mal.

A ver, espera un momento.

Un ladrillo pesa un kilo...

Un ladrillo pesa un kilo. Más medio ladrillo.

Un ladrillo pesa un kilo.

Un ladrillo pesa un kilo...

Un ladrillo... Un ladrillo pesa un kilo.

Ah, un ladrillo pesa kilo y medio.

Un ladrillo pesa un kilo y medio.

Un ladrillo y medio pesa un kilo y medio...

más... tres. Sí.

Ahora sí.

¿Esto en cuánto lo responde

un chaval? Esto lo responden

chavales de 10 años en 40 segundos.

No sé si ponerme contenta.

Para que veas lo bien que funciona.

Ya lo veo, muchas gracias.

"Viajamos a Boston.

Allí nos reunimos con Vala Afshar, el evangelista digital

de Salesforce

y una de las voces más respetadas

en el ámbito de la nueva educación".

¿Cuáles son las tecnologías

que nos van a cambiar la vida?

(VALA, HABLA EN INGLÉS)

(TRADUCTOR) La tecnología más importante del siglo XXI

va a ser la inteligencia artificial y ya todos la usamos

hoy en día. Las aplicaciones para el consumidor

más utilizadas, asistentes de voz, todo eso, tendrán gran impacto.

A la hora de hablar

de la educación y de cómo enseñamos,

las experiencias "inmersivas" generadas por la realidad aumentada

y la realidad virtual cambiarán dramáticamente

cómo nos relacionamos

con las marcas.

Todo esto junto a la impresión 3D, la computación cuántica,

la fusión de todas estas tecnologías es la razón

por la que el Foro Económico Mundial ha declarado

que estamos ahora en la cuarta revolución industrial,

por la mezcla del mundo físico y el mundo digital generada

por todas estas tecnologías. Soy optimista.

(HABLA EN INGLÉS)

¿Y estamos preparando a nuestros hijos

para un futuro tan digital?

Lo importante

es entender que la forma en la que enseñamos

y el contenido que impartimos tienen que ser diferentes

a aquellos del pasado.

¿Qué tipo de habilidades necesitas dentro de cinco

o diez años para ser un ciudadano productivo?

Nosotros creemos que lo más importante

es asegurarse de que la educación está disponible,

es accesible y económica para todos. Esa es la clave para igualar

la desigualdad digital que hay en el mundo hoy en día.

¿Qué podemos hacer para generar

este interés entre las chicas para que se apunten a la tecnología?

De acuerdo con el Foro Económico Mundial,

nos va a llevar 118 años, 118,

alcanzar la paridad en salarios y oportunidades laborales

entre mujeres y hombres.

Inclusión, educación en los colegios.

Asegurarse de que, cuando se hace

un "hackathon", hay un equilibrio sano entre hombres y mujeres

o de que en una conferencia no tienes un panel

de cuatro o cinco hombres. A la hora de ascender,

a la hora de premiar,

tenemos que trabajar

y esforzarnos en conseguirlo.

Es inaceptable, y lo digo con pasión

porque tengo dos hijas, que vayamos a tardar 118 años

en que a ellas les paguen lo mismo que a su hermano.

O a su padre. Es inaceptable.

Y podemos arreglarlo. Tenemos la tecnología para hacerlo,

solo se requiere cultura y liderazgo.

¿Cómo te imaginas el colegio

del futuro y cómo ves el presente?

Yo digo que el sistema está obsoleto

y tampoco funciona para los profesores.

Los profesores son algunos de los profesionales

peor pagados del mundo.

¿Por qué a las personas a las que más queremos del mundo,

los niños, los ponemos en manos de personas

y decidimos que esas personas no sean recompensadas

de una forma que nos garantice el éxito futuro?

El sistema está roto.

Es crucial reconocer que algunos

de estos obstáculos requieren grandes cambios.

La igualdad de géneros.

Una compensación justa para los profesores.

Más inversiones

en las escuelas.

Son temas importantes que tenemos que tratar.

(HABLA EN INGLÉS)

Totalmente de acuerdo

en la necesidad de compensar a los profesores.

Ahora mismo hay un problema,

pero también hay que darles herramientas tecnológicas,

que eso aún falta en muchos colegios.

¿Qué herramientas tendríamos que darles?

Realidad virtual, aumentada, de la que se habla mucho.

¿Qué herramientas hacen falta en los colegios?

(HABLA EN INGLÉS)

Yo estudié Ingeniería durante cuatro años

y, después, un máster otros dos años.

Asignaturas

como la Química me lo hacían pasar fatal.

Si tuviésemos un sistema

que pudiese controlar cómo voy

y determinar que, de todas las clases,

hay una que me da problemas y me ofreces tutorías,

ayuda extra por parte del profesor,

menos tareas o tal vez más,

así se ayuda a los estudiantes a graduarse

a tiempo y sin gastos extra.

El poder de la inteligencia artificial para anticipar

las necesidades de los estudiantes

y ayudarles en tiempo real hoy o mañana,

sin esperar al examen final,

es lo que va a tener un impacto profundo en el éxito

de los estudiantes.

Vala,

¿corren peligro

los profesores con la llegada de los robots?

¿Podrían llegar a quedarse sin empleo?

Creo que los profesionales, tanto en negocios

como en el mundo académico,

tienen pocas posibilidades

de ser sustituidos por un robot

y muchas de serlo por alguien que esté cómodo usando

estas tecnologías.

Si tienes a un profesor de toda la vida dando una clase tradicional

y a un profesor que enseña lo mismo

pero con dispositivos móviles, internet de las cosas,

realidad aumentada, ese es el que debería preocuparte.

La habilidad más importante en la cuarta revolución industrial

es mantenerse abierto

a ser enseñado.

Siempre creo que hay un hueco para un buen profesor.

(HABLA EN INGLÉS)

"We love it, Vala".

Muchísimas gracias, Vala.

Nos llevamos todos tus consejos

y esperamos que también

nuestros espectadores.

Gracias. Hasta pronto.

(Música)

"Hay que romper el modelo antiguo.

Hay que romper barreras

y hay que encontrar los medios, como hace David Calle, que enseña

Matemáticas a alumnos de todo el mundo desde su casa

de un pequeño pueblo de Madrid".

(DAVID) Yo empecé a grabar vídeos

para mis alumnos de mi academia.

Tengo una pequeña academia aquí al lado.

Y la sorpresa es que empezaron a subir

las visitas y a subir y a subir. Y no he podido parar.

Grabo sin parar,

como un loco.

Las tecnologías están cambiando nuestra vida.

¿Cómo están cambiando la educación

y cómo ves el futuro de la educación

pasada por ejemplo una década?

Deberíamos dejar que las nuevas tecnologías

cambiaran la educación un poco más.

Dejar que los chavales utilicen el móvil en clase

y enseñarles a usarlo.

Si les enseñamos a usarlo

de forma responsable, de hecho, debería ser una asignatura,

conseguiríamos que estuvieran más motivados.

Y claro que la tecnología cambia la forma de educar.

El vídeo cambia la forma en la que los profesores

imparten sus clases.

Tenemos que cambiar las matemáticas, que se siguen dando

como hace 30 o 40 años, cuando no había internet.

Y queremos convertir a los chavales en máquinas de calcular,

cuando ya no hace falta que se hagan todos los cálculos a mano,

o que memoricen todos los datos del mundo cuando ya no hace falta.

En Google están.

¿Y será importante en el futuro saber matemáticas?

Ahora que hay tanta tecnología...

Seguro. Ya solo, por el simple hecho de ser profe,

salió una noticia que hacen falta 300 profesores

de matemáticas en España.

Las oportunidades de los matemáticos son increíbles

en las empresas. Todo lo que es análisis de datos,

"big data", "machine learning", tiene que ver con matemáticas.

Entonces los perfiles matemáticos cada vez

están más demandados,

ahora mismo podría decir que es la profesión del futuro.

Desde luego, va a tener

que ver con ciencias casi seguro.

¿Quieres que te enseñe datos de Unicoos?

Veamos el impacto

de la clase. Mira,

aproximadamente desde mayo de 2011,

que son 7 años, ya son 167 millones de visitas.

La mitad, más o menos, de España, 77 millones,

y el resto sobre todo de Argentina, México, Chile,

Colombia, Uruguay. Fundamentalmente, España

y Latinoamérica. Pero lo realmente curioso, por ejemplo,

es desde dónde ven los vídeos los chavales.

Más o menos, el porcentaje es que la mitad de los vídeos

de mi canal, al menos, se ven

desde el teléfono móvil. Los alumnos ven el móvil,

y esa es la ventaja de YouTube,

desde el autobús, en el parque, la biblioteca,

antes de entrar al examen.

(Música, sin audio)

"Hay que cambiar el modelo.

Necesitamos referentes femeninos

y tal vez

uno de ellos sea Alicia Asín...,"

Hola, ¿qué tal?

"...científica

y emprendedora, fundadora de Libelium,

una empresa especialista en 'big data'".

¿Qué piensas del sistema educativo de nuestro país?

Yo creo que nos quedan muchísimos retos que cumplir

en el sistema educativo.

Para empezar, ser capaces de generar todos los profesionales

que vamos a demandar. Nuestra sociedad se está transformando,

cada vez somos más digitales,

y ya estamos teniendo un problema

de encontrar talento ahora.

De hecho, las estadísticas son bastante abrumadoras.

Hay estudios que demuestran

que el 26 % de las posiciones publicadas en la Unión Europea

relacionadas con puestos técnicos no se cubren por falta de talento.

Si esto lo cruzamos en el contexto de los últimos años

con los datos de paro, especialmente de paro juvenil

que hemos tenido, esto es un tirón de orejas

para todos como sociedad.

O sea, no podemos seguir pensando

que lo estamos haciendo bien en materia educativa.

No estamos produciendo el talento que deberíamos.

Y hay un apunte especialmente...,

especialmente dramático, que es en relación con las mujeres.

Si es difícil encontrar talento

en posiciones técnicas,

encontrar talento femenino está siendo muy, muy complicado.

Las matriculaciones de chicas en carreras científicas

están cayendo en picado y, en el caso por ejemplo

de Ingeniería Informática, que es lo que yo estudié,

ha caído en los últimos años de un 23 % en mi universidad

a menos de un 10.

Si las mujeres no están optando a esas carreras técnicas,

en el futuro se van a quedar totalmente fuera

de los puestos de responsabilidad relacionados con el mundo digital,

que es el mundo que vamos a tener,

no vamos a tener dos mundos.

Es el único mundo.

Y esto puede impactar seriamente la brecha salarial.

¿Qué recomendarías a un chaval que estudiase?

Lo que más nos va a faltar es gente

que, sin ser expertos de todos los elementos

que vamos a encontrar en el mundo,

sea capaz de hacer una síntesis y coordinar equipos

que contengan esos diferentes expertos

y ser capaz de ver las implicaciones

que tienen los cambios en una tendencia

en el resto del sector.

¿Que los trabajos para los que tenemos que preparar

a nuestros hijos hoy no existan

es una justificación para que no estudien?

No, en absoluto, es una necesidad.

Y una...

Una mayor justificación para que se preparen mejor todavía.

Ya no sirve solamente con ser un buen técnico,

con ser un experto

en una disciplina, sino que cada vez es más importante

el mezclar conocimientos

de otras áreas, ser transversal, ser capaz de trabajar en equipo.

Y por los retos a los que nos estamos acercando,

la tecnología y las ciencias humanísticas cada vez se tocan más,

porque no solamente estamos hablando de programar

qué hace un vehículo autónomo cuando detecta que tiene

que elegir entre dar un volantazo

para salvar a un peatón o seguir recto para salvar

a los ocupantes de un vehículo,

ahí no estamos hablando de un dilema técnico,

sino de un dilema ético.

Y las personas que van a tener que tomar esas decisiones

van a ser personas que trabajen en tecnología,

pero desde luego tienen que tener

un fuerte componente humanista detrás de ellos.

A las mujeres, ahora mismo, no les gustan las tecnologías.

Como apuesta

de carrera profesional y año tras año se van haciendo acciones,

pero muchas veces vamos hacia atrás. ¿Tiene solución?

Claro que tiene solución, tiene que tenerla,

y una de las primeras cosas que hay que hacer

es darles a las chicas muchísimos más ejemplos

en los que mirarse.

Y...

Y ejemplos de mujeres a las que quieran parecerse.

Al final, parece que

la revolución feminista todavía no ha empezado

y ya vemos que hay muchos segmentos de la sociedad

que demuestran hartazgo de "ay, otra vez con las mujeres,

otra vez con este tema, pero si ya está...".

¿Si ya está el qué?

¿Que las mujeres pueden votar o...?

¿Exactamente qué es lo que está?

Faltan muchísimas cosas a la hora de educar

a las chicas más jóvenes

para que no tengan ninguna limitación

y se vean tan capaces como sus compañeros de clase de optar

a una carrera técnica, que, a día de hoy,

las estadísticas demuestran que no es así.

Eres un modelo de mujer STEM. ¿Te gusta tu trabajo?

Muchísimo.

A mí

siempre me gustó la tecnología,

siempre me gustaron las matemáticas.

Y, sobre todo, lo que más me gusta es el impacto

de lo que estamos haciendo.

Me gusta el ser consciente de que, a día de hoy,

estamos viviendo una revolución tecnológica,

una revolución industrial,

y que, gracias a mi trabajo,

de alguna manera, puedo formar parte de ella.

"El antiguo sistema

está obsoleto.

Hay que cambiar

el modelo,

hay que introducir

nuevas asignaturas y formas de enseñar,

pero sobre todo

hay que desterrar el concepto

de estudiar solo una época

de nuestra vida.

Debemos adoptar la idea

de aprender y formarnos siempre".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Episodio 7

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La cuarta revolución - Episodio 7

22 feb 2020

El 70% de los niños que están ahora en primaria van a trabajar en algo que todavía no existe. ¿Cómo podemos educarlos? Para saberlo, hablamos con expertos como José Antonio Marina, David Calle, y viajamos al MIT para descubrir sus iniciativas para convertir el juego en herramienta de aprendizaje. Vemos herramientas españolas como Smartick, para aprender matemáticas, y hablamos con Vala Ashfar, el gurú digital de Salesforce.

ver más sobre "La cuarta revolución - Episodio 7" ver menos sobre "La cuarta revolución - Episodio 7"
Programas completos (7)

Los últimos 7 programas de La cuarta revolución

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios