www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5801091
No recomendado para menores de 16 años La caza. Tramuntana - Capítulo 7: Can Falgueres - Ver ahora
Transcripción completa

Tú eres el "demoni"... ¡Cati, da la cara!

(Alarma del reloj de Sara)

(JUAN) Después de la piedra amarilla, gira a la derecha.

Te lleva a cualquier sitio, aunque solo haya estado una vez.

¡Eh, tío! Es Esther... la hija de Biel.

Joder... no... no te acerques. Para ti, estoy muerta.

Olvídame.

Todas hemos tenido que hacer cosas que no queríamos para sobrevivir.

Hace tiempo que me salí, no tengo que ver.

Yo también tengo mucho que perder,

no me obligues a hacer algo que no quiero.

Si no lo cuentas, no te puedo ayudar, ¿qué pasa?

Sami... Me he encontrado a Sami...

No está bien. Gracias por llamar, ahora voy.

¡Eres un hijo de puta! -¡Eh!

-¡¡¡Vete de una puta vez!!!

-¡No puedo estar aquí con ese puto cerdo!

Julia dijo la verdad... la noche de la "rave" nos violaron.

Me gustan Lance y Mónica...

Ellos me dijeron que no contara nada.

-Nos amenazaron. ¿Quién les amenazó?

(LANCE) Malena.

(MÓNICA) Lance y yo nos separamos. No puedo ocuparme de ti.

-¡Eres una puta mierda de madre!

¡Guardia Civil! ¡Ah!

¿Dónde está Malena? Se ha ido.

"(SOLLOZANDO) David debía tener diez años más que yo...

O así". No me habló de ningún David.

(LEE) Son Mestral no es Can Falgueres.

Déjame la foto de la grabación de Oriol.

No coincide... Oriol no mató a Nahím en esta habitación.

¿Por qué coño mientes? Tú no mataste a Gerard.

No creo que fueras tras Dani en el puerto.

¿Dónde mataste a Nahím? ¿En Can Falgueres?

¿Por qué han desaparecido la sargento Campos y Malena?

¿Dónde está Sara? No vas a matarme.

Pero la persona a quien proteges sí es capaz.

¿Y si Dani quería decir "Bernat pidió ayuda al demonio"?

Vamos a encontrarla, Víctor.

¿Qué recuerdas de aquella noche? Una canción...

(TARAREA LA NANA A JUAN) Esa es la canción, Cati.

Acompáñanos al cuartel, estás detenida.

¿Por qué no piensas en tu niño y dices qué le hiciste a Sara?

Quiero un abogado.

Sé que lo que me pasó de pequeña tiene que ver con lo de ahora...

¿David...? ¿Qué te pasó?

¿Quieres venir conmigo a Can Falgueres?

Hace demasiado tiempo que no nos vemos.

(ASUSTADA) Suéltame, papa...

(Rumor de la sierra mecánica)

(Sierra mecánica)

(Disparador máquina fotográfica)

(Golpeteos y máquina fotográfica)

Venga, Juan... vamos a dejar esto aquí, ¿vale?

(JUAN EMPIEZA A GRITAR) -Es un momento, Juan...

Solo será un momento. (JUAN GRITA)

Vale, vale, tranquilo, ya está.

No importa, que se la quede y sácalo. Teresa está al llegar.

(Disparador máquina fotográfica)

(Teléfono móvil)

Selva...

¿Qué pasa?

Es sangre, Víctor.

Sara...

Hay que hablar con el coronel Figueroa...

Necesitamos más ayuda.

Estoy en ello.

¿Qué vamos a hacer, Sara?

Hemos llegado...

Después de... no se me dan bien las cuentas.

¿20 años? ¿Es eso...?

La habitación...

No tenías que salir de aquí hasta que yo te dijera, pero...

Nunca hacías ni puto caso.

Todo se fue a la mierda aquí...

¿Què farem? ¿Què farem? ¿Què farem?

La droga es por tu bien...

Es mejor que no estés del todo aquí.

Viene calor... la quemadura... tu madre me avisa así, lo noto.

Así no me olvido de ella.

¿Me vas a matar? Hazlo...

No tienes valor...

La Guardia Civil no va a parar hasta encontrarte.

Me quité la sartén de encima, así, de golpe, tu madre me...

Estaba colgada.

Da igual, yo soy el puto demonio, ¿a que sí? Ella me tiró el aceite

y yo tengo la culpa de todo...

(DAVID) Tu madre estaba loca, pero tú no.

¿Verdad...?

Te emborrachabas y le pegabas.

Aquí en Mallorca estábamos bien...

Pero tuvimos que salir corriendo.

Por meterte donde no te llamaban.

Fuera, fuera era todo una mierda, tu madre, el caballo...

Yo...

Fue por ti. (DAVID) ¡Eso no es verdad!

Ella no hizo nada. No quiero saber nada de vosotros,

quiero que me soltéis.

Tu madre se mató en el coche, se estrelló contra un camión.

Iba puesta hasta las cejas.

(DAVID) Lo siento...

(SARA GRITA)

Chis, chis... chis... No me toques... ¡No me toques!

¿Y tú qué estás haciendo aquí, David?

Perfecto, buen trabajo. Gracias, estamos en contacto.

Sargento, ¿es verdad que Cati está detenida?

Teresa, ¿me ha visto cara de portero?

Necesitamos que se haga cargo de Juan

hasta que lleguen Servicios Sociales.

Sí, puede quedarse en el Lluc, pero su madre...

Hablé con Cati, esta mañana.

Sé que está preocupada... ¿De qué hablaron?

De Samiah.

Me encontré a la niña en la plaza y no estaba bien.

Le pedí a Cati que fuera a verla, por si le pasaba algo.

Gracias, Teresa.

Tiene que llegar en un momento, fue a dar un paseo.

Hemos llamado a su teléfono, pero no contesta.

¿Le dijo algo Samiah?

Teresa nos ha contado que estaba nerviosa.

Eh...

¿Estuvo Cati buscándola?

Vino ayer para llevarla al cuartel. Y... esta mañana también estuvo,

dijo que quería ver a Samiah por una cuestión de papeleo.

Soy el sargento Selva,

activen una orden de búsqueda de Samiah Chérif.

¿Le ha pasado algo? ¿Dónde está Cati?

¿Tiene alguna idea de dónde puede haber ido Samiah?

Inés, la niña puede estar en peligro.

Piense...

(INÉS SOLLOZA)

(TV) "Se ha solicitado la colaboración ciudadana

para dar con la joven de origen argelino Samiah Chérif.

La Guardia Civil ha difundido su fotografía

por si alguien ha podido verla.

En otro orden de cosas, hoy se ha celebrado

la conferencia científica sobre la investigación de la U.E.

para luchar contra la Xylella, el trabajo común

es la única solución para acabar con esta bacteria

que está asolando las plantaciones de olivos".

Hace dos semanas que murió Gerard

y es lo que me ha durado la familia.

Si como modelo era una pena, como madre ya ni te cuento.

-No es verdad... mira.

-Pero ¿qué ha pasado?

-Mi vida que se ha ido a la mierda.

Supongo que es lo mejor que me podía pasar.

-Pero ¿por qué?

-Ya no era capaz de mirarme en el espejo.

Joanna...

Os he usado...

A ti y a Bela.

¿Cómo que nos has usado?

Julia y Bela... sí fueron violadas.

Obligué a Bela a mentir.

Y te hice creer que se lo había inventado.

Pero... ¿las violaron?

¿Cómo has podido jugar con algo así?

Porque no soy como tú...

Porque no estaba dispuesta a sufrir por Bela.

Es patético...

Pero es la verdad.

Ahora ni siquiera da señal.

Ha debido apagarlo. Al mar seguro que no ha ido,

le tiene pánico, no puede ni mirarlo.

-Al pantano del Cúber.

Íbamos de vez en cuando y a ella le encanta.

No sé por qué iba a querer escapar a ningún sitio.

¿Qué relación tiene con Cati?

Lo que ha pasado en Tramuntana, lo que os hicieron en la "rave"...

Creemos que además Oriol y Malena

hay alguien más implicado. ¿Cati...?

¿Creen que ella tuvo algo que ver?

¿Por eso la han detenido? Teresa, por favor...

Queremos escuchar a las niñas.

¿Qué tiene que ver lo de esa noche?

Ni siquiera estuvo, se puso mala y volvió a casa.

Pero es vuestra amiga, ¿no? ¿Nunca os contó nada de Cati?

¿Hablasteis de lo que os hicieron aquella noche?

Le daba rabia... decía que si se hubiera quedado

no nos habría pasado nada.

No habría dejado que fuéramos a la casa con Malena.

-Se sentía culpable y la tratáis como a una delincuente.

No es eso, estamos preocupados por ella, es todo.

(Siguen conversando en la sala)

(LLAMA A LA PUERTA)

Va a tener que perdonar al sargento Selva,

no hay quien lo aguante pero hace bien su trabajo.

No quiero ni pensar si le pasa algo a Sami.

Es difícil para todos, Teresa.

Nuestra compañera Sara, también, ha desaparecido.

Pero cuenta con nosotros.

¿Quién las traerá de vuelta si bajamos los brazos?

Ojalá supiera qué puedo hacer.

Can Falgueres...

Sara ya le preguntó una vez por ese sitio.

Sí, le enseñé la casa de los Morell.

No, la que buscamos no es una leyenda.

Tiene contraventanas con helechos tallados, como las de Dani.

No conozco ningún sitio así.

(SUSPIRA)

Está bien... si surge algún problema con Juan...

Avíseme.

Cati no va a volver, ¿verdad?

Obligó a Sami a huir.

¿Y a Sara...?

No sé si tuvo oportunidad de escapar.

En cuanto toque el siurell, te vas.

¡Sara! ¡Sara, espera! ¿Adónde vas?

Este era nuestro paraíso.

Por eso volví a la isla cuando murió tu madre.

Nuestra vida nunca fue un paraíso.

Sí que lo fue, acuérdate.

¡Nos reíamos... en la feria!

Lo gané en el tiro al blanco.

A ti te gustaba cómo movía la cabeza.

Pero te traje aquí.

¿También trajiste a Dani?

Y a sus amigas. ¿Qué les hiciste?

¿Tienes algún trato con Cati, ella mira para otro lado? ¿O te ayuda?

Te empeñas en verme como el problema

cuando puedo ser la solución.

Deja de hacerte ya la víctima.

Siempre lo llevo conmigo, me recuerda a ti.

Tu madre y tú. Conmigo.

Nadie sabe que eres mi hija.

Tengo que deshacerme de ti. Matarte y tirarte a la sima.

Si eres tan lista, lo sabes. Hay una salida.

¡Te da igual lo que pase conmigo!

Si tienes que matarme, lo harás, igual que con Dani o Gerard.

¡Tú eres mi hija!

(GRABACIÓN) Ya no soy la misma persona.

Ya no soy la misma que cuando vivía con mis padres.

(Teléfono)

Una patrulla está en el pantano de Cúber. Allí no está Samiah.

Me dijo que había sido feliz en la isla de pequeña.

¡Pues no sé cómo porque tuvo una infancia de mierda!

Con padre borracho y una madre yonqui...

Solo le faltó el hermano violador para cantar bingo.

Los Servicios Sociales avisaron de que no iba al colegio...

Ya sabes cómo es la burocracia en este país,

¡se lo come todo! Y al final nadie la ayudó.

No sé si algún día habríamos estado juntos,

pero me va a costar vivir si ella no está.

¡"Quillo", ahora no toca pensar en eso!

¿Y qué quieres que piense?

¿Cuánto hace que Sara desapareció? Cuatro días.

¿Le has sacado algo al hijo de puta de Oriol?

Ni una palabra. Se niega a hablar, igual que Cati.

¡Te juro que estoy hasta los cojones

del derecho a guardar silencio de este país!

¿Y de Malena, alguna novedad?

Nada, como si se la hubiera tragado la tierra.

Marta, de verdad que me sabe muy mal pero no puedes pasar.

¡Esas explicaciones no me sirven! ¿Quién está al mando aquí?

¿Quién está al mando?

Cabo Gamero, ¿qué acusación hay contra la cabo Trías?

Sra. Salort, lo siento pero no es su caso.

No le hablo como fiscal. Le hablo como vecina de Tramuntana.

El pueblo necesita saber qué está pasando.

Y lo sabrá cuando hayamos terminado con nuestro trabajo.

Ahora, por favor, fuera de aquí.

Espero que no vuelva a equivocarse.

¡He dicho fuera!

El helicóptero ha empezado la batida en la sierra.

La vamos a encontrar, Víctor.

(Radio del helicóptero)

(Golpes)

¿Sigue arriba?

¿Sabes lo que nos estamos jugando?

Es una guardia civil, no un crío del Lluc.

Me da igual. ¿Tienes un cigarro?

Tenemos que deshacernos de todo.

De ella y de esta mierda de casa.

Te fuiste corriendo. Seguro que echas en falta algo de ropa.

Lo último que me importa ahora es qué ponerme.

Solo era una excusa para venir a verte.

Perdona, no sé qué se supone qué debería hacer.

No. Soy yo quien te tiene que pedir perdón a ti.

Solo te he puesto las cosas más difíciles.

Tengo un mal presentimiento, Joanna.

Sami, ¿sabes que se ha ido?

¡Tendría que haber cerrado esta bocaza!

¿Por qué no vuelves a casa conmigo? ¡Deja que cuide de ti!

Quiero estar con ella.

Si pasa algo con Sami, es mejor que estemos juntas.

No te olvides de que tienes una casa. ¡Y una madre!

¡Ven aquí!

(Murmullos de rezos)

¿Ha llamado la Guardia Civil?

¿Dónde se habrá metido esta niña?

La bicicleta está en el patio, no puede haber ido lejos.

Es la hora de la cena. -No te preocupes, yo me encargo.

Es culpa mía, ¿verdad?

¿Pero qué dices?

¿Qué has hecho tú por Sami, además de cuidarla?

Si fuera una buena madre,

Samiah habría confiado en mí. -No digas eso, mujer.

Y no me tengas en cuenta lo que te dije sobre Tolo.

A veces me enfado, exploto y...

Y luego se me pasa. Son tonterías...

Solo quiero que vuelva, que vuelva para hacer las cosas bien.

Lo hará, volverá.

La fundación está reuniendo a todos los vecinos.

Mañana saldremos a buscar a Sami y... ya verás cómo la encontramos.

¡Todo volverá a ser como antes!

(EMOCIONADO) ¡De verdad... confía en mí!

(Ladridos)

¿Tienes hambre?

Aquí atrás hay un almacén de leña.

no es un lujo, pero está bien. ¡Se duerme de puta madre!

¿Cuánto tiempo llevas ahí, Esther?

Desde que nos desalojaron de Ratapinyada.

Cogí un par de mantas...

Y con una tabla me he montado una cama.

Tu foto ha salido en la tele, están buscándote.

¿Sabes lo que le pasó a Biel?

Tu padre se... -Ya lo sé.

Pero no quiero volver al pueblo, ahora no.

Saben que estuvimos en Can Falgueres,

por eso me buscan y te buscarán, ¿verdad?

Porque ahora nos van a echar la culpa de todo.

No teníamos elección. -¿Y a quién le importa eso?

¡Tendría que haberme ahogado en esa patera con mi madre!

¡O cortarme las venas... pero soy una puta cobarde!

¡Ni siquiera puedo poner un pie en la playa!

¿Cómo voy a tener el valor de matarme?

Estábamos solas.

Yo tenía 16 años. ¿Cuántos años tenías tú?

13.

A mí me llevó Malena. Te juro que pensaba que era mi amiga.

La primera que se preocupaba por mí.

-A mí también.

La conocí en una discoteca.

Iba tan colocada que no sé qué hice la primera vez en Can Falgueres.

A mí...

En la casa, un hombre... un inglés.

Me dijo que nunca había visto unos ojos tan bonitos.

Le dejé que me besara.

Me dio asco, pero él había sido tan bueno...

Cuando te das cuenta de que lo que está pasando

no es normal, ya es demasiado tarde.

"Tienes que hacerte mayor", me decía Malena.

No se puede salir si alguien no te ayuda.

Yo lo dejé cuando conocí al Mago y al resto de la comuna.

Y ni siquiera así, Esther.

Siempre vamos a ser las putas de Can Falgueres.

Cuando me llevaron a casa de Llorenç, pensé...

(SOLLOZA) Ahora sí... ahora empieza la vida de verdad.

Pero no fue así.

Y yo no tengo derecho a tener una vida.

¿Qué vas a hacer?

¿Les dirás que me has visto?

Sami...

¡Suerte!

(CARIDAD) ¿Problemas, Sara Campos?

¿O es que te gustan los juegos raritos en la cama?

Yo soy más clásica, a mí las esposas me ponen nerviosa.

Mucho estabas tardando, Caridad.

Mira que te gusta estar como un cencerro, ¿eh?

¿No puedo elegir? ¡Claro que puedes elegir!

Lo que pasa es que te han estado dando Dios sabe qué droga

y es normal que veas a David y la madre del cordero.

¿Y a ti?

Yo... soy lo único de verdad que hay en esta habitación.

Pues suéltame.

Coge un cuchillo y córtame estas bridas.

¿A eso es a lo que estás atada, Sara Campos?

¿A las bridas?

Pues yo creo que hay algo más en esa cabecita, ¿verdad?

Algo que te asusta.

Un ruido.

¿Qué pasó en esta casa?

Dímelo tú.

¿Quién te crees que soy yo? Yo... no puedo meterme en tu cerebro.

¿Pero por qué no escuchas ese ruido?

Tengo miedo.

Lo sé.

Lo sé pero, para salir de aquí, tienes que recordar.

(Suena un siurell)

(Siurell)

¿Quieres jugar? Tengo una cosa para ti.

¿Por qué no te lo pones tú?

Te ayudo.

¿Ves algo?

Si consigues salir de Can Falgueres con eso puesto, te doy 20 duros.

En cuanto toque el siurell, te vas.

(Risa de Sara)

¡Sara!

¡Sara!

¡Sara, por ahí no!

(JADEA)

¿Qué está haciendo aquí? -¡Sara, ayúdame!

¡Sara...!

¿Por qué no me has esperado para salir?

¡Sara, Sara...!

¡Sara, diles que no quiero estar aquí...!

¡Menudo imbécil!

¿Què farem, què farem?

¡Me ha visto! ¡Esa puta cría me ha visto!

¡No sabe quién eres! -¡No tenía que estar aquí!

¡No te quiero volver a ver nunca más!

¡Bueno, me ocupo yo!

(Ladridos)

(LADRA)

¡Sara!

¡Sara! Sara, ¿qué te pasa?

¡Sara, Sara, Sara, reacciona! ¡Sara, Sara!

¡Sara...!

(Trinos de pájaros)

Y tenéis una descripción de Samiah con la ropa que llevaba.

Si veis algo sospechoso, no se toca.

Os quedáis donde estáis y avisáis a un agente, ¿entendido?

Entendido. -Vale.

Yo voy a ir en coche. ¿Seguro que prefieres ir por los caminos?

Venga, te veo luego.

Y tranquila.

¿No has visto a Teresa? -No, la he llamado y...

No tiene fuerzas para venir.

¡La Guardia Civil le ha contado unas cosas!

¿Qué cosas?

¡Ánimo! -Gracias.

¿Puedo ir? ¡Me siento como el culo,

no tenía ni puta idea de que el cabrón de Oriol

estaba enredado en esa mierda y menos de que Samiah...!

Quiero buscarla contigo.

¿Hacen falta todas esas palabrotas?

No, claro que no.

¡Hijo...!

¡Es que no va a estar aquí!

Nos toca ir hasta el mirador de Ses Ánimes.

Hola, Bela.

Os queremos ayudar. -Sí, queremos ayudaros.

La Guardia Civil ha repartido mapas, ¿no tenéis?

Os podemos llevar donde digáis.

Vosotras conocer mejor que nadie a Sami.

Nunca terminas de conocer a los demás.

Cariño, no nos odies.

Puede haber pasado algo malo. Cati está detenida,

pero nadie sabe dónde está Malena.

¿Malena? -¿Y qué tiene que ver con Samiah?

Lo que nos hicieron no era la primera vez.

Se ve que Malena, "tu amiga", ella nos eligió

y no sabemos si lo hizo antes con Samiah.

(SAMIAH) No soy una buena amiga.

Si lo fuese, no me hubiese quedado callada.

Tendría que haberos dicho que no dijerais nada.

Malena y Oriol son solo los cazadores de Can Falgueres.

¿Nosotras qué somos?

¡Tres niñas solas! ¿Qué más da lo que nos hagan?

Pueden violarnos, pueden pegarnos y tirarnos a una sima.

¡Pueden hacer lo que quieran con nosotras!

Ni siquiera tendrían que esconderse con esas máscaras.

¡Porque a ellos nunca les va a pasar nada!

¡Si Dani está muerto... es porque no dije la verdad!

¡Tenía tanto miedo...!

¿Pero de qué sirve estar viva cuando eres una cobarde,

cuando le fallas a lo único que importa?

(SOLLOZANDO) A vosotras...

A mi familia...

Por eso es mejor estar muerta.

¿Qué te has metido para atreverte?

Solo soy el perro.

En este mundo hay unos que están arriba.

Otros, los perros, nos aguantamos con las sobras.

Cuando me trajiste aquí...

Ese chico, David...

Era mi amigo, lo sabías.

¿Por qué dejaste que pasara?

Can Falgueres estaba antes de que llegáramos a la isla.

Y seguirá estando cuando nos hayamos ido.

Con ese nombre o con otro, ¿qué más da?

En Mallorca, en Madrid... siempre hay un Can Falgueres.

¿Cuántas niñas han pasado por aquí?

Este es el patio de recreo de los ricos. Nadie mira.

Se divierten sin reglas,

sin señales de prohibido.

¡Tienen dinero para hacer lo que les salga de los huevos!

(SE QUEJA DE DOLOR)

¿Y eran todos del Lluc?

Hay personas que son como casas abandonadas.

Puedes entrar en ellas, romper cristales,

hacer pintadas... incluso mearte en una esquina, que no pasará nada.

(SE QUEJA DOLORIDA)

¡Suéltame!

Siempre hay un culpable.

Cuando yo era pequeña, no fue cuestión de suerte.

Vosotros me dejasteis sola.

¿Tú sabes cuánto te quería?

¡A ti y a mamá!

¡Erais todo!

Pero me fui de casa y nunca me buscasteis.

Y podría haber terminado en cualquier sitio. Por ejemplo aquí.

¡Y os dio igual!

Ojalá hubiera sido mejor.

¡Ojalá te hubieras muerto como mamá!

(RÍE CON AMARGURA)

¡Morirse...!

¡No, lo que es una mierda es vivir, vivir como sea!

¿Y qué esperas?

¿Pena?

Coge esa escopeta y pégate un tiro que es lo que te mereces.

¡Dispara! ¿No te das tanto asco?

Tengo miedo.

¿A qué esperas?

¡Mata al perro!

¡Mata al perro!

¿A qué esperas? ¡Mata al perro!

Podemos odiarnos, pero tenemos la misma sangre.

¡No me toques, no me toques!

Mírame...

Mírame... por favor, mírame.

(CON VOZ QUEDA) Solo me quedas tú...

Eres lo único que tengo...

Te hice daño...

Te quiero.

¡Tenía siete años cuando me trajiste aquí!

¿Y por qué no hiciste nada cuando vimos a David?

Mandé mi vida a la mierda... ¡Me hiciste tu cómplice!

¡Sabíamos lo que le habían hecho! Era lo mejor.

¡Nunca más volvimos a hablar de ello y tuve que borrarlo!

¡Era lo mejor, la memoria nos hace daño!

¡No me dejaste ayudarlo!

¡Y yo me odié... por tu culpa!

No tenemos que recordar, eso nos hace daño.

Sara... hija...

¡Ah!

Solo me invitó una noche.

Yo no fui pero...

Por cómo me lo contó, me parecía que no era la primera vez.

¿Cómo eran esas fiestas? Sin límites.

"Un todo vale", eso me dijo Malena.

Lo que quisiera, podría hacer.

¿Sexo con menores? No.

¡No, no, no, no me dijo nada así!

Lo habría contado antes.

Era entre adultos. Supongo que orgías, drogas...

No lo sé.

¿Dónde se celebraban?

En una casa, en la sierra, no sé cuál.

¿No le dio ningún detalle de la casa, por pequeño que fuera?

Lance, haz memoria.

I don't know... ¡de verdad, I don't know!

Lo siento.

Era un sitio que no llamaba la atención.

Lo único que me dijo era...

Que nadie se enteraría de lo que hiciera allí dentro.

OK. Muchas gracias.

Estén localizables, por si necesitamos volver a hablar.

Claro. -Vale.

Esto es un puto callejón sin salida.

El americano, Malena, Samiah...

Hay alguien con quien todavía no lo hemos intentado.

Juan, el hijo de Cati.

Respira tranquilo, así. Así, ya está,

¿ves qué bien? Ya está, ya está... ya. ¡Juan!

Lo siento, lo he intentado todo, pero no se calma...

Vale, vale.

Eh, Juan, soy Víctor. ¿Te acuerdas de mí?

He estado con mamá, ¿sabes? Y me ha dicho que no pasa nada.

Que puedes contarme lo que ella hizo.

¿Juan?

Tranquilo. Juan, ¿tú conocías a Sara, verdad?

¡Eh, vamos, Juan! ¿Qué hizo tu madre con ella, te contó algo?

Juan...

¡No merece la pena, Víctor, es como hablar con una pared!

¿Estás bien Víctor?

Es el reloj de Sara.

¿Qué cojones hace el niño con el reloj de Sara?

Juan, ¿tú sabes dónde está Sara? ¿Tú sabes dónde está?

¡Escucha, háblame, es importante!

¡Tú sabes dónde está, habla de una puta vez, coño!

¡Eh, no le grite! ¿No ve que es solo un niño?

Ya está, Juan, ya está, ya está, tranquilo, ya está.

Ya está, tranquilo...

(SUSURRANDO) Tranquilo, Juan, tranquilo, ya está...

Él ha estado allí... ha estado en Can Falgueres.

Colgando casitas para pájaros.

Juan, coge tus cosas, vamos a dar un paseo.

¿Estás despierta?

Estáis todos... Deberías haberte ido,

esto es demasiado grande.

¿Qué me vas a hacer?

No soy yo quien debería encargarse de ti.

(Llanto)

¡Sara, ayúdame!

¿David?

No sabía qué tenía que hacer.

¿Te acuerdas que te trajeron a esta casa?

¡Cállate, estás drogada!

Me dijiste que ya no tendrías

que volver a robar las propinas de los turistas.

¡Lo siento!

¿Eres tú la que pide perdón?

¡Solo era una niña, David! ¡No me llames así,

no tienes ni puta idea de quien soy! ¡Bebe!

Si no hubieras cogido ese coche, ¿te habrías salvado?

Me habría condenado a la calle.

Robaba a las turistas para comer.

Pero las dos sabemos qué viene después.

Chupársela a alguien por cuatro duros,

meterme lo que sea para soportarlo...

Tuve suerte, Sara.

Tuve suerte porque Ángel me trajo a Can Falgueres.

Te merecías una vida normal.

Hay niñas que no tienen derecho a esa vida.

Yo te puedo ayudar.

Puedo hacer que tengan en cuenta todo lo que te pasó.

¿Y qué me pasó?

Elegí quedarme aquí.

Gané un buen dinero,

pude operarme, convertirme en quien soy de verdad.

Y no me avergüenza cómo lo he conseguido.

Tu vida no puede cambiar...

pero puedes evitar que esto sea un infierno para otros niños.

¡Malena, sácame de aquí!

¿Qué le has puesto al agua?

Lo siento.

Lo siento mucho, Juan.

El viento ha tirado la casa de pájaros de Can Falgueres.

¿Y dónde van a dormir, los pobrecitos, si no ponemos otra?

¿De verdad crees que funcionará? ¿Tienes alguna idea mejor?

Se acuerda de todos los caminos, he visto cómo lo hace. ¡Hazme caso!

¿Subes o te quedas?

(Motor)

Juan, no me acuerdo cómo se llegaba a Can Falgueres.

¿Tú me puedes enseñar el camino?

Seguro que sí, ¿eh? ¿Voy bien por aquí o tengo que dar la vuelta?

Mira, Juan, vamos a hacer una cosa.

Vamos tirando y, si tú ves que me equivoco, me lo dices.

¿Vale? Tranquilo.

Tú solo piensa en los pájaros, que necesitan una casa.

La que tú llevas ahí, eh.

¡Julia!

¡Julia!

(VÍDEO) "Malena y Oriol son solo los cazadores de Can Falgueres.

¿Nosotras qué somos? ¡Tres niñas solas!

¿Qué más da lo que nos hagan?".

Espera un momento, páralo, échalo atrás, cuando mueve la cámara.

Hace casi una hora que lo mandó. ¡Ahí!

Es el faro de Sóller.

Los pájaros, Juan...

Estamos perdiendo el tiempo.

(Teléfono móvil)

¿Sí?

Teresa, tranquila, tranquila.

¿Cómo...? Aviso al puesto. Tranquila, Teresa.

Samiah ha enviado un vídeo a Bela.

Según Teresa, está grabado desde el faro de Sóller. Deberíamos ir.

Venga, Juan... ¿No te dan pena los pájaros, eh?

¡A ti te gustan los pájaros, les haces casitas!

¡Y están sufriendo, ahora mismo tienen frío... tiene miedo!

¡Eh, Juan!

Mira, Juan, vamos a entrar en una rotonda.

¿Te suena la rotonda o no te suena?

A ver, a lo mejor es por aquí... ¿no?

¿Por esta? ¿Tampoco?

¿O por aquí?

¿Salgo?

¿Tampoco?

Después del puente, coja la carretera de los olivos.

(Claxon)

Los pájaros tienen frío.

Al llegar a la señal, gire a la derecha.

¿Es aquí, Juan? ¿Es aquí?

(Silbido)

(Golpe)

¡Hemos llegado tarde!

(SOLLOZA)

(GRITA)

(Motor de un coche)

(EL MOTOR SE DETIENE)

¡Vamos!

¡Venga! ¡Venga!

¡Venga!

Cierra los ojos, Sara.

Duérmete.

¡Vamos!

¡Venga!

¡Vamos!

(GIME ASUSTADA)

¡Suéltame! ¡Sara...!

¡No, no, no... no, no, no!

(Disparo)

(Sirenas)

Sargento Selva, debe ir a ver algo.

Hemos llegado tarde por poco.

Por esta senda ha pasado un coche.

Tal vez Sara, la sacaron de la casa para...

¡Guardia Civil!

¡Madó Teresa, Bela!

¡Sami!

¡No te acerques! -Sami...

(Murmullos)

¡Mi vida tiene que cambiar!

¡Ya está bien de no hacer nada!

Víctor, ¿dónde vas?

¡Víctor! Tira el arma.

Tira el cuchillo y suelta a mi compañero.

(ÁNGEL) Yo no soy el problema, soy la solución. Lo siento.

¡Ah! ¡Alto!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 7: Can Falgueres

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La caza. Tramuntana - Capítulo 7: Can Falgueres

24 feb 2021

La búsqueda de Sara se convierte en una contrarreloj desesperada. Víctor y Selva se encuentran con el muro de silencio de Cati: aunque sepan que ella está detrás de lo sucedido, no va a hablar. Tampoco logran dar con Samiah, mientras los dos agentes van atando cabos y empiezan a entender mejor qué es Can Falgueres. Ese lugar es donde está atrapada Sara, que se ve obligada a vivir su particular infierno: enfrentada a su pasado, a lo que vivió siendo pequeña al lado de su padre… Un infierno del que parece imposible salir con vida.

ver más sobre "La caza. Tramuntana - Capítulo 7: Can Falgueres" ver menos sobre "La caza. Tramuntana - Capítulo 7: Can Falgueres"
Clips

Los últimos 146 programas de La caza

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios