www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3772495
Para todos los públicos La aventura del saber - 26/10/16 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días.

Bienvenidos a "La aventura del saber"

del 26 de octubre.

Hoy inauguramos Taller de escritura.

Luis Alberto de Cuenca abre fuego

hablándonos de la motivación que impulsa a los escritores

a compartir sus historias.

Además de buena literatura,

también tendremos un hueco para hablar de arqueología.

Empezamos.

El túnel del tiempo nos lleva hoy a una pequeña isla atlántica

enclavada en una zona natural protegida

situada al norte de la isla de Arousa.

Pero el viaje que emprendemos no es al presente,

buscamos el islote de Guidoiro Areoso hace 5000 años.

Hay gente que considera que la preparación de las croquetas

es la mejor manera de descubrir a un buen cocinero.

Una croqueta que queda crujiente por fuera

y muy fluida, casi líquida, en el interior,

es la croqueta perfecta.

El secreto está en una buena bechamel,

elaborada sin prisas y con los ingredientes equilibrados.

Un delicioso manjar que podemos acompañar

con diferentes bebidas. Lo vemos.

(Música)

Para la Armonía de hoy sí hace falta cocinar y encender el fuego.

Vamos a tomar croquetas.

Pedro ha elegido varios tipos, pero vamos a probar las de bacalao,

que cada vez se están poniendo más de moda.

Aunque a casi todos les gusta más las de jamón.

Pero probemos de bacalao.

Como siempre, vamos a ver con qué va mejor:

¿Una cerveza, un vino blanco o un vino tinto?

-Pedro. -Hola, Rafael.

-¿Qué tal? ¿De qué son las otras? -Pues tenemos tres tipos.

Tenemos una de ave y maíz.

Otra de centollo y distintos mariscos.

Y las de bacalao.

Las croquetas son uno de los platos más típicos de España.

-El más típico. -Del que más hablan los escritores.

Poniéndolas por las nubes

y explicando una cosa que, me parece, es de Julio Camba:

Las croquetas deberían tener hueso para ver cuántas te comes.

(RÍEN)

Así lo sabemos luego.

-Por lo tanto, vamos a ver... -Estas son las de bacalao.

-Están suaves, melosas. -Explica, ¿cómo las haces?

-Una bechamel, como todas. -Sí, una bechamel,

pero yo creo que el punto de la bechamel es lo fundamental.

(RAFAEL) -¿El bacalao lo preparas? (PEDRO) -El bacalao desmenuzado,

en crudo.

Porque con el calor que tiene a la hora de hacer la bechamel,

se desintegra y suelta todos los sabores.

Un fondo con aceite de oliva virgen y cebollita muy pochada.

(RAFAEL) Es más complicado.

Sí, bueno, pero quiero decir...

Y después una leche fresca, que también es importante.

-Leche entera, que tiene más grasa... -Sí. No engorda.

(PEDRO RÍE) Casi nada. Según las que comas.

Eso está claro.

No es un aperitivo o un plato como para hacer régimen,

pero alguna vez hay que disfrutar.

Por lo tanto, una croqueta bien hecha yo creo que a todos nos gusta.

De vez en cuando hay que probarlas.

Lo normal es que vayan mejor con vino blanco,

porque al ser un plato caliente no es bueno enfriarlo demasiado,

como pasaría con la cerveza.

Y al ser de bacalao, quizá mejor con blanco que tinto.

Pero aquí sí hay una distancia.

Yo creo que quien lo quiera tomar con tinto, lo puede tomar.

(PEDRO) Es un abanico importante

para mezclar, combinar, armonizar la croqueta.

(RAFAEL) -Pruebo primero con blanco. -Entonces, el blanco puede ir bien,

pero aunque sean de bacalao,

un bacalao con vino tinto no encaja mal.

(RAFAEL) Con el blanco va muy bien.

Iríamos con un blanco como este.

Mejor con un blanco seco con un aroma frutal, va muy bien.

(RAFAEL) -Con tinto también. -Sí.

Como es un aperitivo es preferible empezar con el blanco.

Si empiezas con tinto, luego es más difícil cambiar.

Por lo tanto, yo elegiría el blanco.

Mesa alta, barra, croqueta y vino blanco.

Y como no hemos tocado la cerveza, brindamos con ella.

(RÍE) Mezclamos ya todo.

Estupendo.

(Música)

Iniciamos hoy en "La aventura del saber"

un nuevo taller, en esta ocasión de escritura.

Muchas personas sienten las ganas de comunicar por escrito

sus experiencias, inquietudes, sueños...

Pero ¿cómo hacerlo del mejor modo?

¿Dónde encontrar ayuda para aprender a comunicar por escrito

lo que pretendemos.

Cada 15 días, durante unos meses,

vamos a contar con la presencia del investigador

del Consejo Superior de Investigaciones Científicas,

doctor en Filología, poeta, escritor, traductor,

persona sabia y generosa, don Luis Alberto de Cuenca

para que nos ayude a guiarnos

por el proceloso bosque de la escritura.

Bienvenido. Muchísimas gracias, querido Salvador.

Vamos a ver,

¿qué razón puede tener nadie para querer ser escritor?

Yo creo que hay una cierta emulación con el Creador del universo,

y queremos crear como Él hizo con el mundo

nuestro pequeño mundo de ilusiones, de personajes...

Para dar salida a todo lo que anida en nuestro interior.

Yo creo que ese afán, esa pulsión creativa del hombre,

es muy connatural a la especie humana.

Me parece muy normal que quiera la gente escribir,

como que quiera pintar, componer...

El afán creativo del hombre es algo connatural y esencial

a su propia persona.

¿Qué motivaciones han encontrado a lo largo de la historia

diferentes escritores?

Yo qué sé, estoy pensando, por ejemplo, en "Las 1001 noches".

En la que Sherezade se juega la vida si no entretiene con una historia.

Por supuesto.

Prolonga la historia a lo largo de los días y noches.

Mejor dicho, de las noches.

Para evitar ser decapitada por Shahriar, el sultán.

Yo creo que desde el principio de los tiempos

los hombres, los seres humanos, han querido narrar.

Y esa narración, esa afición a la narración

se retrotrae, por ejemplo, al mundo de las cavernas

en las que seguro que había un chamán o un sacerdote,

alguien que llevaba los destinos espirituales de la tribu,

que sentaba a todos los miembros de la misma

en torno a un fuego, ¿verdad?

El fuego, qué importante ha sido

en la creación de la intelectualidad humana.

Entonces, contaban historias. ¿Y qué historias contaban?

Los mitos que explicaban el mundo, que ayudaban a conocerse mejor

a sí mismos y también a la tribu, hablando en colectivo.

De modo que nuestra afición a la literatura

nace precisamente en esos fuegos de campamento primigenios

en que se explicaba el mundo por parte del narrador

que era el chamán, el sacerdote,

porque hay algo también de elemento religioso en la literatura.

La literatura comienza en la explicación del mundo,

y tiene una vinculación con la religión.

Luego se aparta de ella.

Pero en un principio tiene algo de carácter sagrado la literatura.

¿Y no serían también historias de supervivencia?

Quiero decir, salen a cazar de día, vuelven, alguno no vuelve...

Por supuesto.

En el fondo todas esas historias que se contaban al amor de la lumbre

lo hacían con carácter práctico, pragmático.

Era para conseguir que al día siguiente

hubiera una caza fértil.

Era una especie de magia simpática.

Si tú representabas en las paredes de las cuevas paleolíticas

una determinada figura animal,

era porque podías luego, al día siguiente,

tener más opción de cazarlo.

Y en esa caza tremenda,

en esa pugna entre los animales y los hombres,

evidentemente había gente que fallecía,

y ahí nace también el tema de la vida ultraterrena,

la religión como consuelo, etcétera.

Empiezan los enterramientos a ser rituales,

porque, en un principio, cuando todavía éramos simios,

lo que hacíamos era dejar atrás al cadáver, y fuera.

De repente empieza el ritual funerario. Claro que sí.

Y todo eso tiene mucho que ver con la literatura.

Hay un libro muy bonito de Cecil Maurice Bowra,

un escritor inglés, escrito B-O-W-R-A,

que se llama "Primitive song", y habla de la canción primitiva

pero en el sentido poético del término "canción".

La verdad es que todas eran utilitarias.

Eran canciones primigenias, que lo que hacían era intentar

que la caza se diera bien,

que la tribu tuviera pastos suficientes

para sus ganados domésticos,

cuando ya había domesticidad de las fieras.

Todo ese tipo de cosas.

Hay un cierto sentido práctico en la literatura inicial,

que luego creo que se prolonga hasta nuestra literatura.

Porque, si te das cuenta,

escribir es también un acto muy práctico

para liberar fantasmas interiores,

Es una terapia. para sanar psicológicamente.

Hay un valor terapéutico muy grande en la escritura.

Como en el caso de Kafka, que escribe y parece...

Cuando le dice a su amigo Max Brod que queme los libros,

parece que no tenía mucha confianza en lo que había escrito,

como si hubiera sido una escritura para sí mismo,

para entenderse, para poner en orden su mundo.

Sin embargo, luego su amigo, felizmente para todos nosotros,

no cumple con lo que le pide... Afortunadamente.

El amigo Max Brod de Kafka leyó lo que había ocurrido con Virgilio,

que también quiso hacer lo mismo con sus escritos,

y tampoco sus amigos le dejaron.

Aún habría sido mucho peor, en el caso de Virgilio.

Yo creo que Kafka es tan importante como Virgilio.

Para la literatura contemporánea es importantísimo.

Pero en cualquier caso, a Virgilio no le hicieron caso

y sus obras están ahí.

Y a Kafka no le hicieron caso y sus obras están ahí,

iluminando el terreno que debemos recorrer.

Fíjate, desde un punto de vista de taller de literatura,

yo creo que leer a Kafka es muy práctico,

porque precisamente esa labor que tiene liberadora de su psique

y de los fantasmas de su interior,

es muy importante para desarrollar en un taller de literatura.

Una de las cosas que, por lo menos a mí sí me ocurre,

leyendo a Kafka,

es que su importancia como escritor

a veces tengo la impresión que depende un poco

de lo que ocurrió con el pueblo judío

poco después de que él escribiera sus libros.

Hay algo de premonición, algo de siniestro en Kafka,

que anuncia el horror de la solución final en época nazi.

Pero, en cualquier caso,

yo creo que también era un consumadísimo humorista.

Claro.

El pueblo judío siempre ha cultivado el humor de manera especialísima.

Estoy pensando, por ejemplo, en los hermanos Marx,

que son de mis artistas favoritos, esos prodigiosos hermanos,

y es un humor muy judío.

Woody Allen también tiene un humor muy judío.

Evidentemente, Kafka,

dentro de su carácter siniestro, que lo tenía,

y su carácter tremendo,

cómo desarrolla en "El castillo", por ejemplo,

ese personaje "K.", Sí.

que es el símbolo de todo lo sobrecogedor que pueda haber.

Sin embargo, tenía mucho sentido del humor.

En "América", por ejemplo, un libro de sentencias,

tiene unas sentencias divertidísimas. Es lo mejor.

Yo adoro a Kafka.

Me has mencionado una de las piezas clave

de mi afición literaria. Yo creo que hay una parte de Kafka

que nos sigue interesando porque, de alguna manera,

representa un hito por el que todos tenemos que pasar,

la comprensión de las limitaciones de nuestros padres

y ser capaces de convivir con eso, superarlos,

y ya conseguir nuestras propias limitaciones.

En el fondo, Kafka no por algo era casi contemporáneo de Freud,

porque realmente toda esa teoría acerca de la liberación del padre,

el tener que matarlo para luego disfrutar de él, etcétera.

Y luego, el tema del complejo de Edipo.

Todo eso está perfectamente delineado en Kafka.

Kafka es como una ejemplificación admirable

de toda la doctrina del psicoanálisis freudiano.

Que también era judío, por cierto. También.

¿Crees que una de las motivaciones más frecuentes en la literatura

puede ser la necesidad de corregir la realidad?

Es que la realidad es algo que nos limita,

es algo que nos angustia, es algo que nos oprime.

La literatura es crear otro mundo.

Volvemos al tema del Dios creador.

El escritor está creando un universo,

y en ese sentido se libera del que existe,

creando uno nuevo ficticio, que no existe,

pero que al mismo tiempo tiene unas referencias

en su personalidad individual y en su psique

que hacen el efecto liberador.

No cabe duda de que el escritor construye otros mundos

porque, por lo general, no le gusta el que hay.

Estoy pensando ahora, por ejemplo,

en el caso que se ha hecho famoso gracias a una película,

de la creadora de "Mary Poppins",

Travers. Sí.

Parece que "Mary Poppins" era una especie de parábola

de lo que había sufrido en su propia infancia,

y tuvo un problema con Disney.

No sé si has visto la película. No he visto la película,

pero sé que existe, y me parece un tema interesantísimo.

A este respecto también recuerdo otro ejemplo

que podría ligarse al de la autora de "Mary Poppins".

Perrault, Sí.

el autor de cuentos populares del XVII,

que publica a finales de esa centuria.

Él fue gemelo superviviente.

Nacieron su hermano y él.

Nació unas horas antes el hermano mayor,

y él se quedó, afortunadamente pudo sobrevivir,

mientras que el hermano nació muerto por lo que fuere.

Entonces, todos los héroes que pueblan los cuentos de Perrault

son gemelos abandonados, son gemelos supervivientes.

No es necesario que tengan un hermano,

pero tienen el drama de haber perdido a alguien.

Están, realmente, en un mundo hostil

en el que tienen que conducirse de una manera desamparada.

Y eso lo crea, precisamente, su condición de gemelo superviviente.

O sea que el psicoanálisis tiene mucho que decir en literatura.

Yo soy muy partidario de ese análisis.

Luis Alberto, para terminar, que nos quedan solo dos minutos,

¿qué dirías a las personas que quieren dedicarse a la escritura

y no saben realmente qué es lo que les impulsa a ello?

¿Es tan importante saber qué es lo que te impulsa a escribir,

o es irrelevante?

Vamos a ver, yo no creo que sea tan importante

saber por qué necesitas escribir.

Si quieren escribir, que lo hagan, pero, sobre todo, que antes lean.

Claro. No hay escritor, importante o no,

pequeño o grande, menor o mayor, que no sea un gran lector.

Borges decía que se enorgullecía de lo que había leído

más de lo que había escrito.

Esas rutas borgianas son maravillosas,

pero en cualquier caso, si no hubiera habido algún escritor,

no podríamos ser lectores.

Los lectores dependemos también de que alguien escribió antes.

Pero, sobre todo, que lean, y que disfruten con la lectura.

Eso les va a ayudar muchísimo a diversificar su estilo,

a no depender solo de un determinado modelo.

Que lean muy variada literatura,

que no se centren solo en una determinada escritura,

sino que vayan más allá de todos los gustos, las escuelas,

porque así van a encontrar su camino propio, seguro.

Muy bien. Pues si te parece,

al hilo de lo que estás comentando, la próxima vez, dentro de 15 días,

podríamos hablar de los géneros literarios,

de las formas en las que cristaliza la voluntad de escribir.

Me parece magnífico.

Además, tiene un componente didáctico que puede tener interés.

Muchísimas gracias. Un abrazo, Salvador.

Seguimos, vamos con el reportaje en Red

"Casa de la moneda".

(Música)

(EDUARDO) Estamos en el patio alto de la Casa de Monedas.

Ahora mismo estamos viendo lo mismo que vio Felipe II

a finales del XVI.

El Alcázar a mi espalda y el monasterio del Parral.

Estamos escuchando lo mismo que escuchó Felipe II,

que es el río.

Es por lo que aquí mandó construir la Casa de Moneda.

Estamos hablando de un edificio de últimos del XVI.

Juan de Herrera,

muros que después de 400 años siguen estando igual que estaban.

El edificio principal, el edifico de herrería,

la sala de máquinas,

es un edificio emblemático y es Juan de Herrera.

Es un museo de la técnica de la acuñación.

Con su guiño a la moneda, como debe ser,

hay moneda propiedad del Ayuntamiento,

pero todo está más enfocado a la técnica,

a la tecnología que teníamos para hacer esa moneda.

(Música)

(CLAUDIA) Estamos en uno de los edificios industriales

más antiguos de Europa.

Tenemos la suerte, además,

de que no solamente se conserva el edificio tal cual,

sino que el edificio ha ido dejando huellas

de un uso industrial continuado de más de 500 años.

Pero nos interesa dar cuenta de esa evolución

de la técnica de acuñación.

También de los aspectos sociales.

No olvidemos que esto era una ciudad dentro de otra ciudad.

Estamos hablando de finales del siglo XVI,

de un espacio donde hay una organización del trabajo

y un altísimo y completísimo grado de especialización.

Esa ciudad fue la causa

del primer trasvase tecnológico europeo.

Uno se imagina esta fábrica

montada a lomos de mulas, tornillo a tornillo.

En una caravana de acémilas cruzando toda Europa

en guerra, en pestes, embarcando, desembarcando...

Es impresionante.

El principal objetivo es hacer ver a la gente

el concepto de Patrimonio Industrial.

(Música)

(JAVIER) La moneda es un medio de comunicación.

El rey contaba a su pueblo lo que él quería

en muchos casos a través de la moneda.

Hablamos de un pueblo que no sabía leer ni escribir,

que muchas veces no conocía al rey nada más que por las monedas

con las que pagaba en el día a día.

Y la tecnología que se aplicaba

permitía lanzar un mensaje cada vez más claro,

más entendible.

Pero no solo para sus gobernados, sino también fuera.

Conseguían que se conocieran sus territorios, sus deseos...

Tenemos ejemplos hasta de monedas

en que se encomendaban a la Virgen de la situación tan mala que sufrían.

Hay un cambio de época al entrar la tecnología del volante,

que permite que haya un grabado realista del rey.

Es cuando, por primera vez, se ve al rey.

Por lo menos en Segovia con las monedas de cobre.

Es la primera vez... Es la Casa de Moneda de Segovia.

Es cuando sale un rey realista, un rey reconocible, en detalle.

Sale hasta el detalle de la peluca, del lazo, de su nariz tan personal,

aunque el grabado imagino que dulcificaría los rasgos

pero ya se reconoce a Carlos III.

Una moneda tiene que estar bien conservada.

Si, aparte de eso,

es una moneda que, en su momento, es escasa,

o se ha hecho en circunstancias difíciles,

siempre tiene un valor añadido porque la producción no fue excesiva,

y si se junta su buen estado con una producción escasa,

es lo que le da valor.

El primer testimonio histórico de la palabra "Segovia"

aparece en una moneda.

Eso yo creo que es un ejemplo claro de la unión entre ciudad y moneda

(Sonido monedas)

Las monedas más grandes jamás acuñadas en España

se hacen en Segovia.

En cincuentín y el centén,

los 100 escudos de oro y los 50 reales de plata,

la moneda fiduciaria, es decir,

cuando ya el valor que pone sobre la moneda

es mayor que el propio material en el que está acuñado,

también sale en Segovia.

Es decir, hay una serie de hitos

que en algún momento tuvieron que ocurrir,

no somos conscientes de eso porque ya lo damos por hecho,

pero eso ocurrió aquí.

Eso todavía le añade más valor al sitio y a lo que se ve,

y a lo que se ha recuperado.

Realmente las estrellas no son las monedas.

Las estrellas son las máquinas y la tecnología que las acuñaba.

No era un museo donde había que enseñar muchas monedas,

sino las monedas que salían de cada una de las tecnologías.

Todo el mundo que venga aquí

pueden entender perfectamente cómo salen las monedas.

Va a ver la diferenciación de acuñar a martillo,

de acuñar a volante, de acuñar a ingenio,

y de la presa automática.

Y va a ver cómo las monedas antiguas no se parecen en nada a las actuales,

y ya las últimas, las de 1868,

ya se parecen bastante más a las que estamos utilizando.

(JORGE) Uno de los planteamientos

que desde el primer momento tuvimos todo el equipo

es que la Casa de Moneda de Segovia volviera a funcionar

gracias a la energía hidráulica del río Eresma.

Eso nos planteó, primero, estudiar cómo eran los canales,

porque parte de ellos habían desaparecido,

la Casa siguió funcionando y adaptándose a nuevos tiempos,

y después construir las ruedas hidráulicas y las máquinas

para que volvieran a funcionar de la forma primitiva.

Todas las máquinas que estaban en esta Casa de Moneda

desaparecieron cuando acabó su uso.

Y tuvimos que hacer un estudio

para ver dónde estaban ubicadas, de qué tipo eran...

Nos basamos, principalmente, en documentos de reparaciones

y también en los estudios arqueológicos,

que nos fueron mostrando los agujeros en los muros

por donde pasaban los ejes,

y poder situar cada elemento en su lugar y dimensionarlo.

En la fragua,

lo más importante era el horno para calentar los metales,

que tenía un fuelle accionado por energía hidráulica,

cosa que no era muy normal en la época.

También tenía un martinete hidráulico con el que se modelaban los metales,

el hierro y el acero.

Y también tenía un torno, también hidráulico,

y es el torno más antiguo documentado que conocemos

movido por energía hidráulica.

En este taller, que en realidad era el taller de mantenimiento,

se hacían los útiles para poder laminar y acuñar la moneda.

Con las medidas que sacamos, en muchos casos

por medio de los restos arqueológicos que fueron apareciendo en la obra,

fuimos dimensionando las proporciones.

Y estudiando la tecnología de la época

en libros como "Los 21 libros de los ingenios y las máquinas",

o "De re metallica",

pudimos volver a construir estas máquinas,

estos ingenios, como se llamaban en la época.

En muchos casos hemos utilizado las maderas originales

porque teníamos muchos documentos de reparaciones.

A la Casa de Moneda de Segovia

se la conocía también como el Real Ingenio.

El Real Ingenio eran estas máquinas.

Los ingenios eran las máquinas, de ahí deriva la palabra "ingeniero".

¿Qué es lo que hacían estas máquinas?

Laminar, por medio de dos rodillos que se mueven en sentido contrario,

metemos el riel entre los dos rodillos,

y la tira va a adelgazarse.

Cada vez que metemos el riel,

la tira se iba adelgazando más hasta conseguir el grosor adecuado.

Después, cuando la lámina tenía la superficie lisa

y el grosor adecuado, se metía en el acuñador.

Era una máquina exactamente igual,

lo único que los cilindros tenían grabados

el adverso y el reverso de la moneda.

(Música)

La presa de volante

era una prensa que acuñaba de arriba a abajo,

muy parecido al sistema primitivo,

pero por medio de un tornillo movido por unos volantes de inercia,

que eran los contrapesos que hacían que ese movimiento fuera más potente

y más rápido.

Esta es una prensa automática.

El último sistema de acuñación que hubo en la Casa de Moneda.

Ya estamos en plena Revolución Industrial.

Se basaba, principalmente, en la velocidad de acuñado.

Esta acuñaba unas 70 monedas por minuto.

En esta prensa aparecen todos los elementos tradicionales

de la Revolución Industrial, todos los elementos mecánicos.

Sistemas de palancas, bielas, automatismos...

Que ya es una cosa que, si bien desde la Edad Media

hay automatismos muy primitivos,

la Revolución Industrial lo pondrá al día

y va a hacer que todas las máquinas,

que muchas veces ahora disfrutamos, su origen esté ahí.

(Música)

Las prensas automáticas estuvieron funcionando

solamente tres años.

En esa época se construyó la Casa de Moneda de Colón, en Madrid

y se centralizó toda la producción monetaria de España en esa Casa,

y todas las que estaban en provincias se cerraron.

La Casa de Moneda de Segovia salió a subasta,

y se volvió a convertir en lo que en un principio era,

en un molino harinero, en fábrica de harinas.

Así acabó sus días, moliendo harina.

Es un edificio máquina.

El propio edificio se adapta al río y a las máquinas en su interior,

entonces era un reto conseguir que este edificio máquina

volviera a funcionar.

Esta sala, en ese sentido,

yo creo que sí puede transportar a la gente al siglo XVI

y a la historia monetaria que se hizo en esta Casa de Moneda,

que prácticamente todos los sistemas de acuñación

se emplearon aquí, menos el tradicional medieval,

de acuñación a martillo.

(CLAUDIA) El Valle del Ledesma es industrial,

y el valle religioso de la ciudad.

Estuvo siempre lleno de molinos, de conventos y de iglesias.

Esa doble caracterización de este valle es muy interesante

y yo creo que el valle en sí es un recurso cultural

que está pidiendo mucho trabajo aún.

(Música)

(EDUARDO) Están documentadas más de 30 inundaciones.

Nosotros, en dos años, llevamos ya tres.

Y ahora yo creo que hemos hecho mucha labor

para, como lo llamamos nosotros, convivir con el río.

No podemos con él,

hagamos que los daños sean lo menores posibles.

Estamos en el cauce del río.

Tenemos agua de abajo,

tenemos agua a tres metros de altura que está allí, en el azud.

Tenemos el agua aquí mismo.

El problema es que pasamos

de una media de cinco metros cúbicos por segundo,

al año pasado, que tuvimos 82 metros cúbicos por segundo,

que es una barbaridad para el Eresma.

El mayor atractivo es el edificio, por fuera, por dentro.

Es una maravilla.

Segundo atractivo, el corazón del museo, que son las ruedas.

Tener ruedas funcionando en 2015

es un atractivo que en pocos sitios se ve.

Y luego, claro, monedas, prensas... Todas son originales.

Son los activos de este museo.

(Música)

(Música)

Saludamos a Ana Vargas,

la autora de "La querella de las mujeres".

Es el nombre por el que se conoce al debate que tuvo lugar en Europa

a lo largo de varios siglos

en el que se cuestionó la dignidad de las mujeres

y su capacidad intelectual y política.

Para nosotros, es una inmejorable oportunidad

para conocer un acontecimiento importantísimo de nuestra historia.

Hola, Ana. Hola.

Aquí está toda la información de "La querella de las mujeres".

Yo decía un fenómeno muy desconocido, ¿verdad o no?

Al menos, en España no muy conocido.

En primer lugar, toda la información imposible.

Aquí solo recoge un momento muy concreto,

que es en el siglo XV y en España. O sea, que es bastante más extensa.

Es un fenómeno poco conocido.

Bueno, ahora cada vez lo va siendo más en España,

pero sí que lo era bastante, y lo viene siendo, en Francia,

que fue donde tuvo su origen. Y en Italia.

Un fenómeno extenso que abarcaría, ¿desde cuándo hasta cuándo?

Pues desde finales del siglo XIV,

o sea, lo que se entiende como la baja Edad Media,

tampoco se puede poner de una manera exacta,

pero desde finales del siglo XIV, la baja Edad Media,

hasta el XVIII, hasta la Revolución Francesa, más o menos.

Esto sería el periodo clásico.

No quiere decir que no durara un poco más o menos,

dependiendo también del espacio geográfico.

¿Por qué quisiste hacer este análisis centrándote en el siglo XV?

Los tratados hispánicos en defensa de las mujeres.

¿Por qué acotar el foco de esa manera?

Acotarlo... Dos cosas, primero, ¿por qué las defensas?

Porque la misoginia es algo que ha existido siempre.

O sea, mostrada de una manera o de otra,

con mayor énfasis o menos, pero está a lo largo de toda la historia.

Sin embargo,

lo que a mí me interesaba era cuándo se inician las defensas.

Las defensas de las mujeres frente a esa misoginia.

Y esto, cuando tiene un punto...

Hay un punto de inflexión importante, es en el siglo XV

porque es cuando, por primera vez,

las mujeres van a tomar la palabra pública,

cosa que se les estaba prohibido hacer,

para hacer defensa a favor de las mujeres frente a esta misoginia.

Hablamos de un debate que imagino que impulsan los hombres, ¿no?

Se habla del papel de las mujeres en la familia, el orden social,

en la política, en todos los ámbitos,

pero es un debate que son ellos los que ponen sobre la mesa.

No, no son tanto...

Antes de que intervinieran las mujeres,

era un debate que solamente se hacía entre hombres.

Entre académicos, laicos y religiosos,

porque, además, eran los que tenían más conocimiento.

Y lo que se estaba debatiendo eran las capacidades,

la superioridad natural de las mujeres...

No, la inferioridad natural de las mujeres

y la superioridad de los hombres.

Pero ese debate que se da entre académicos

va a ser a partir de siglo XV, final del XIV, principio del XV,

que va a intervenir la famosa escritora

ya bastante conocida, Christine de Pizan.

Es una escritora de origen italiano, pero afincada en Francia

y que escribe en francés.

Ella, por primera vez, va a intervenir en el debate

y va a hacer que este debate

se convierta de una cosa privada, de un debate que sin su intervención

a lo mejor no hubiese tenido la misma importancia y trascendencia,

a que se convierta en un debate público.

¿La opinión estaba muy polarizada?

¿Había tanta gente a favor como en contra?

No sé si es fácil de cuantificar.

Hay que tener en cuenta que no es un debate

que toda la sociedad en aquellos momentos esté implicada.

Hablamos de un debate que quien participa son personas cultas.

Del mundo de la política, la cultura...

Intelectuales de lo que podríamos decir en aquellos momentos.

O sea, que no es un debate...

Que después va a tener su trascendencia

en todos los ámbitos de la sociedad,

pero quienes participan son este tipo de personas

que, además, son los que están...

Sobre todo, es un debate que se origina en la Corte.

Es como si ahora dijéramos en el Parlamento.

En lo que es el centro político en aquellos momentos, la Corte.

Y las mujeres, cuando empiezan a tomar la palabra,

hablamos de un debate que siempre, por comparación con los hombres,

cuando nos dices que se hablaba de la valía intelectual,

siempre es por comparación,

hasta qué punto ellos eran más inteligentes,

estaban más dotados para opinar sobre todo, que ellas.

No es que estuvieran más dotados,

lo que pasa es que habían tenido más oportunidades de estudiar

y el acceso al conocimiento.

Su opinión valía más.

Claro, pero eso es lo que está empezando por Christine de Pizan

y después van a ser otras mujeres y otros hombres,

no la gran mayoría, pero sí que hay también otros hombres

que como Christine les llama, los hombres de buen sentido.

Para ella, tener sentido común,

es no ser misóginos y no estar participando de esta misoginia.

No es que tengan más capacidad,

tuvieron más oportunidades para estudiar y acceder al conocimiento.

¿Estaba claro que no era una cuestión de capacidad,

sino de oportunidad?

Precisamente, esto es lo que hace de este movimiento

algo tan importante y trascendental,

y es que van a darse cuenta y a decir que no es por cuestión de naturaleza

que las mujeres tengan menos capacidad intelectual

y de ahí otras capacidades,

si no es una cuestión social.

Con lo cual, si tienes acceso al conocimiento

y la educación de la misma manera,

habrá mujeres más listas, más tontas, con hombres listos y tontos,

pero no depende de la naturaleza.

Y si es una cuestión social, puede cambiarse.

Nos dices que este debate donde era más encendido

y donde aún sigue teniendo más tradición, más conocido,

es en Francia.

Y en Italia.

En Francia es porque es donde se origina

con la escritora que mencionado con Christine de Pizan. Es ahí.

Pero después, a partir de la intervención de Christine de Pizan

y después con la invención de la imprenta, a finales del XV,

todo eso facilitará que se pueda extender

por muchísimos países del occidente europeo.

Y en Italia también.

En España va llegar unas al décadas después de que se inicie en Francia.

Y cuando llega a España, ¿el sentir general es el mismo?

Dices que era un núcleo reducido. Hablamos de círculos intelectuales

y políticos de prestigio en esos momentos.

¿Hablamos de un país más misógino, menos, igual?

No sé si había diferencias,

si las fronteras se notaban en aquella época.

No se trata tanto de que sean más o menos misóginos.

En lo que ahora entendemos como España,

en aquellos momentos los reinos hispánicos,

España es un concepto posterior,

se inicia a través de la Corona de Aragón, por Cataluña,

pero ahí tiene más una presencia toda la parte misógina.

Después, donde se va a dar un punto de inflexión

de contestar de manera explícita a esta misoginia,

a ser en la Corona de Castilla,

en la Corona castellana, con la reina María de Aragón.

Y con Juan II, el padre de Isabel la Católica.

Ana, en "La querella de las mujeres", en este libro

recoges la opinión de dos mujeres en concreto.

Háblanos de lo que aportaron, de por qué son importantes sus casos

y en qué medida fueron unas renovadoras.

No sé si, de alguna manera,

¿se puede encontrar en ellas el germen del feminismo?

Tal y como lo entendemos nosotros, ¿o es pronto para hablar de eso?

Germen del feminismo, se puede hablar de germen

o de protofeminismo, como quieras.

Pero lo que sí se da en esos momentos, y es importante,

es que se toma conciencia,

que las mujeres toman conciencia de que viven en una sociedad patriarcal

y que las tengan limitados muchísimos cuestiones.

En el caso de estas dos mujeres,

es porque en España, en la primera parte del siglo XV,

habían participado más hombres.

Las mujeres habían participado de una manera importante,

que era matrocinando el que hombres,

intelectuales del momento y reconocidos, escribieran,

facilitando, haciendo de mecenas para que pudieran escribir

y solicitando a estos prestigiosos intelectuales o políticos

que escribieran.

Va a ser en la segunda parte

donde intervienen estas dos mujeres que, curiosamente,

las dos son del ámbito religioso. Las dos son monjas.

Tanto Teresa de Cartagena,

de la familia conocida de los Cartagenas del siglo XV,

como Isabel de Villena,

abadesa del Monasterio de la Trinidad de Valencia.

Ellas sí que participaron, pero de manera distinta a los hombres.

Cómo ellas escriben, cómo dicen y lo plantean, es de manera distinta.

Se ve una diferencia.

¿El mensaje que ellas lanzan es diferente?

No tanto que sea diferente.

Piensa que a ellas les afecta de una manera directa.

Los otros están defendiendo, cosa que es de agradecer y reconocer,

pero ellas son las que están afectadas de manera directa.

En el caso de Teresa de Cartagena, lo que ocurrió,

una cosa que ha ocurrido mucho a lo largo de la historia,

es que se le acusó de plagio,

de que una obra que había escrito antes

de la que va a escribir en defensa de su capacidad intelectual,

se le acusa de plagio,

que una mujer no podía haber hecho una obra de este calibre.

Esto es algo que ocurre a lo largo de la historia.

Ahora también ocurre que eso no puede ser escrito por una mujer

o esto no es de una mujer.

Y ella lo que hace es defenderse de esta acusación,

decir que ella tiene capacidad intelectual para hacer este tratado,

solo que, como no es habitual, parece que no puede hacerlo.

Al defenderse a sí misma, defiende a todo el sexo femenino.

¿Y consigue demostrar de una manera fehaciente que ella es la autora?

Sí, consigue mostrarlo, pero lo que viene es después.

Estaba claro que la obra era suya.

Lo que se cuestionaba es que un tratado de esas características

y lo que se planteaba, no podía haber sido escrito por una mujer.

Pero justamente es uno de los temas que se está debatiendo

y trascendental,

porque ha sido un tema a lo largo de toda la historia

de las reivindicaciones que han hecho las mujeres,

incluso antes de los movimientos feministas,

siempre ha habido una reivindicación que ha estado presente,

la posibilidad de acceso a la educación.

Si no hay acceso a la educación...

¿Y cómo se manifestaba la iglesia en este debate?

Nos dices que venían del mundo de la iglesia, eran monjas.

No sé, ¿tenía una opinión...? ¿Se metía en este debate o no?

Sí, la iglesia también tiene su punto.

Isabel de Villena, en su caso concreto,

es que es una mujer muy original y realmente inteligente cómo lo hace.

Ella lo que hace es escribir una obra que se llama "La vida de Jesús",

que es unas obras que en aquellos momentos escribían mucho.

Eran como ahora podríamos decir un best seller,

que era hablar de la vida de Jesucristo

para llamar a la piedad de los fieles y de los cristianos.

Ella lo que va a utilizar es al propio Jesús,

va a poner en boca del mismo Jesús la defensa de las mujeres.

Dice: "No quiero aquellos que hablan mal de las mujeres,

están ofendiéndome a mí mismo porque ofenden a mi madre,

que es una mujer".

Va a utilizar los mecanismos que su sociedad le da,

las herramientas que posibilitan para poder hacer llegar su mensaje.

No hay que entenderlo como que esté haciendo un manifiesto feminista.

Pero va a utilizar lo que ella sabe y las herramientas que su cultura le da

para decir el mensaje que quiere decir.

De hecho, el libro se llama "La vida de Jesús",

pero en realidad, Jesús, si me permites decir la expresión,

pinta poco.

Realmente, la figura central del libro es María.

Nos comentabas, para terminar,

que en el siglo XV se produce un gran punto de inflexión.

Las mujeres empiezan a tomar voz en este debate público.

Si tuvieras que explicarnos cómo sigue el proceso...

Nos decías siglo XVIII, siglo XIX...

En un minuto. ¿Cómo evoluciona?

Tal vez una de las cosas que se puede decir

es que, desde que las mujeres tomaron la palabra pública por primera vez,

no han dejado y no hemos dejado de tomarla hasta el presente.

Puede haber habido más o menos presencia de ello,

pero ya no se ha dejado de tomar nunca la palabra pública.

Después, estuvieron los salones en el siglo XVII,

los salones de las preciosas en Francia.

Después, en la Revolución Francesa,

y ya pasamos al movimiento político social, el movimiento feminista.

Pienso que, desde aquellos momentos, no se ha parado.

Ese es el mensaje,

que estábamos comentando antes de empezar la entrevista,

que es un debate que sigue muy vivo. Sigue muy vivo

y lo que es importante es que hay toda una experiencia.

Porque en la historia hay mujeres y hombres.

Y la historia ha sido hecha por mujeres y hombres.

Lo que hace falta y es necesario, por una cuestión de justicia,

es conocer esa experiencia femenina y esa historia de las mujeres.

Gracias por haber visitado el programa,

por hacer honor al nombre del programa.

Aquí aprendemos algo nuevo todos los días.

Y hoy nos has ayudado mucho.

Gracias, Ana. Gracias a ti.

Les invitamos a entrar en el túnel del tiempo.

En plena ría de Arousa, el islote de Guidoiro Areoso

conserva restos de monumentos megalíticos

amenazados por los vientos y las mareas.

Un equipo de científicos, formado por distintas instituciones,

desarrolla novedosos sistemas de estudio

intentando documentarlos y conservarlos.

(Música)

(Música)

Nos encontramos en el centro de la ría de Arousa,

uno de las más importantes de las rías gallegas.

Hemos salido del puerto de O Campo, en la Illa de Arousa,

y nos dirigimos hacia el suroeste, al islote de Guidoiro Areoso.

Este pequeño islote se ha convertido en los últimos años

en un magnífico ejemplo de lo que está siendo

la erosión del patrimonio natural y patrimonio cultural,

arqueológico, en este caso, de la península ibérica.

Nos estamos aproximando al islote en la zona norte.

Como podéis apreciar,

el nivel de una playa en su extremo, una playa convexa de arena.

Este tipo de playas no son muy comunes.

Se conocen algunas más en Europa,

por ejemplo, en la Bretaña francesa, la isla de Groix.

Toda esta zona está cubierta por la duna.

Una duna que era bastante más importante hace algunos años

y que se ha ido erosionando a causa de los temporales

y la subida del nivel del mar.

Hablaremos de estos aspectos más en detalle en cuanto desembarquemos.

(Música)

Cuidado, que eso resbala muchísimo.

(Música)

El islote en el que nos encontramos

corresponde a lo que serían las partes más altas,

topográficamente más elevadas,

de lo que inicialmente fue una península

y, posteriormente, con el ascenso del nivel del mar,

se constituyó como una isla.

También sería en un primer momento de mayores dimensiones

y se extendería hasta el islote Guidoiro Pedregoso,

limitado por una serie de fracturas

que hacen que aumente rápidamente la profundidad.

Gracias a una campaña de geofísica submarina,

hemos podido identificar

que todos los fondos que actualmente nos encontramos entre ambos islotes,

presentan o se acumularon

con una progradación hacia el norte.

Y esa progradación hacia el norte

es la misma que actualmente explica

y funciona en el lóbulo arenoso norte

que nos encontramos aquí.

Otra cuestión muy importante en este islote

es el factor de la erosión costera.

Y este lóbulo norte,

a diferencia del sector sur

donde se encuentran actualmente la mayoría de los yacimientos,

presenta un dinamismo muy alto.

Basado en un mecanismo de rotación

que hace que ese lóbulo gire

hacia el este y hacia el oeste.

Y, aproximadamente,

desde finales del siglo XX y principios del siglo XXI,

sí que hemos podido evidenciar

que se ha producido, cuando se aceleran esas tasas de erosión,

y que ponen de manifiesto que se está generando un déficit sedimentario,

dado que esta deriva hacia el norte se mantiene

y es lo que está retirando sedimento de este flanco occidental

y generando el retroceso de esta duna,

que, desde mediados del siglo XX,

ha retrocedido aproximadamente unos 40 o 50 m.

-El islote se encuentra a 1400 m de la isla de Arousa,

el punto cercano más habitado.

Tiene solo 600 m de largo por 200 de ancho.

En él encontramos numerosos restos de ocupación prehistórica.

Hay poblados y, a parte, tenemos cinco monumentos megalíticos.

Todos estos restos están en la zona intermareal

porque en el interior, la duna de arena, lo cubre todo.

Puede extrañar la presencia de tantos restos prehistóricos

en una zona tan pequeña.

Pero tenéis que tener en cuenta

que el nivel del mar ha ido variando a lo largo del tiempo.

Desde la última glaciación,

el nivel del mar, que estaba mucho más abajo que el actual,

fue subiendo.

Y se calcula que en la época

en que se construyeron los monumentos megalíticos,

estaría entre 5 y 7 m por debajo del actual.

Con lo cual, el islote estaría unido a la Illa de Arousa

y esta, a su vez, el continente, formando una pequeña península.

(Música)

Estamos ante uno de los mejores ejemplos

de los cambios que ha sufrido el islote en los últimos tiempos

y que comentábamos con anterioridad.

Esto es la cámara funeraria

de un monumento megalítico

que en su origen habría estado completamente cubierto por un túmulo.

Lo que ha ocurrido,

en un proceso que, además, se ha acelerado en los últimos años,

es que el mar ha ido entrando y erosionando

hasta, como veis, prácticamente dejar

más de la mitad de la cámara al descubierto.

Este es uno de los principales problemas que tenemos en el islote,

pero es importante destacar que no solamente ocurre en Guidoiro Areoso,

ocurre en toda la ría de Arousa.

Por ejemplo, en el marco de un proyecto que hicimos hace unos años

en el Parque Nacional de las Illas Atlánticas de Galicia,

pudimos observar fenómenos similares en la isla de Sálvora,

en el islote de Vionta,

O, por ejemplo, en la isla de Cortegada,

situada más al interior de la ría.

Del mismo modo, este fenómeno no es algo local

que ocurre en esta zona,

o regional, que ocurre en Galicia o en la Península Ibérica.

Realmente, es un problema que está ocurriendo a escala europea y mundial

en parte, debido a los cambios que se están operando con respecto al clima.

Más en concreto, estamos observando

que hay una subida relativa del nivel del mar,

una mayor frecuencia de eventos tormentosos,

de los que se llaman extremos,

las famosas ciclogénesis, por ejemplo, destructivas.

En este contexto,

varios proyectos están empezando a trabajar a nivel europeo y mundial

en intentar registrar y monitorizar estos procesos,

entre ellos, uno que dirigimos recientemente

desde la universidad de Durham, a la que me encontraba adscrito,

y que tenía como objetivo el seguimiento digital

de estos procesos en varias zonas de la fachada atlántica europea.

Mi compañera Patricia os hablará ahora

de la metodología que hemos ido utilizando

para este tipo de procedimientos.

-Para registrar con precisión y densidad

cómo evolucionan estos yacimientos,

lo que hacemos es aplicar una técnica novedosa

se llama fotogrametría digital,

que consiste en documentar una superficie

como, por ejemplo, esta, con una cámara fotográfica.

Así obtenemos una serie de fotos

y, a partir de ellas, reconstruimos la superficie en 3D.

Esta reconstrucción es muy densa y precisa

y esta técnica, acompañada de medidas topográficas

obtenidas con una estación total

o un GPS de calidad, como de corrección en tiempo real,

nos permite reconstruir y geolocalizar esta información

con mucha precisión.

Así, a lo largo del tiempo, en varias tomas de campo,

lo que hacemos es repetir este proceso de trabajo

y comparar los resultados.

La comparación de resultados de estas superficies en 3D

reconstruidas con tanta precisión,

nos permite saber cuánta materia ha perdido o ganado ese monumento.

-En este sector del islote,

más resguardado de los temporales del invierno,

entre los años 1988 y 1990,

se llevaron a cabo distintas intervenciones arqueológicas

para documentar la ocupación prehistórica en el islote.

Desde un inicio, llamó la atención

la cantidad de materiales y de estructuras

que se podían identificar en el yacimiento.

En su momento, se excavaron dos megalitos.

Uno que está en la parte más alta de esa plataforma

y otro que está situado aquí.

Pudimos documentar dos fases de ocupación dentro del islote.

Una antigua, vinculada con el uso y la construcción de los monumentos,

vinculadas al neolítico final,

en torno al cuarto o tercer milenio a. C.

Y sobre este sector, sobre una de estas estructuras,

documentamos también una ocupación de carácter estacional

del Bronce antiguo.

La cantidad de material y las buenas condiciones

de preservación del registro arqueológico,

que permitía que se conservaran restos orgánicos

y documentar la fauna y la malacaofauna,

nos proporcionó muchísima información

para entender el tránsito desde el neolítico final

a los inicios de la Edad del Bronce.

Una prueba evidente de los cambios y las transformaciones tan profundas

que se han producido en los últimos años,

es que esta estructura,

otro megalito documentado inmediato a la zona que nosotros excavamos,

no se veía en aquel momento.

Lo cual, nos da un indicativo de los cambios tan profundos

sufridos por el islote.

(Música)

En este espacio fue donde se llevó a cabo

la mayor intervención que permitió documentar un megalito

de muy pequeñas dimensiones,

que ahora se encuentra completamente tapado por la sedimentación eólica.

-Nos encontramos finalmente

ante una de las eficiencias más recientes

de la ocupación humana del islote de Guidoiro Areoso.

Lo que tenemos aquí es un vaciado

del bloque granítico original

que se ha realizado ya en época histórica,

aunque es difícil de cuantificar,

podemos decir que desde la época medieval hasta el siglo XX,

se han utilizado este tipo de afloramiento

por las sociedades que habitaban la ría de Arousa y zonas aledañas,

para extraer material constructivo.

Como veis,

originalmente, la forma del bloque granítico sería como aquella

y lo que han hecho ha sido venir con cuñas

y extraer la tierra para el material.

Lo observamos también en otras a zonas del islote

y en muchas otras zonas de Galicia.

Es interesante, decía, porque la ocupación humana del islote

ha sido muy limitada desde los tiempos prehistóricos.

Como hemos visto,

hay documentadas ocupaciones del neolítico y de la Edad del Bronce,

pero el hecho de que el islote fuese tan pequeño,

su ubicación en la ría de Arousa, una vez que subió el nivel del mar,

y la presencia de la duna en gran parte de él,

han hecho que las intervenciones

posteriores a esos momentos prehistóricos

hayan sido muy limitadas.

Esta, como digo, es una de las últimas y más recientes

que podemos registrar.

En los últimos tiempos,

se ha documentado también una afluencia

en época de verano de turistas,

que están, en parte, contribuyendo también al deterioro del islote,

de la duna y de los yacimientos.

En conclusión, como hemos podido ver a lo largo de este reportaje,

el islote de Guidoiro Areoso

constituye un ejemplo paradigmático

del riesgo al que el patrimonio cultural y natural

se encuentra sometido en estos momentos.

Es responsabilidad de todos preservar y conocer este patrimonio

para que pueda continuar siendo visible y visitable

para las generaciones futuras.

Hace un par de semanas

recomendamos la lectura de un estudio científico sobre la envidia.

En él se hablaba de otro estudio que había cambiado la percepción

de la naturaleza humana a lo largo del pasado siglo XX.

Y ahora acaba de publicarse en castellano, qué casualidad.

Es este.

"Obediencia a la autoridad, el experimento Milgram",

que ahora acaba de publicar la editorial Capitán Swing,

de Stanley Milgram.

Un politólogo que se dedicó a la investigación psicosocial

y que demostró lo que las personas normales somos capaces de hacer

cuando, simplemente, obedecemos.

El libro viene presentado

por un eminente psicopedagogo estadounidense,

Jerome S. Bruner,

a quien muchos recuerdan por sus aportaciones

a la teoría del aprendizaje.

Que fue, además, profesor de Milgram,

entonces estudiante de posgrado en Harvard.

Y que subraya su capacidad para convertir lo familiar en extraño.

Su capacidad para iluminar lo común

de manera que nos extrañe y llame, por tanto, la atención.

Está compuesto por la descripción, desarrollo y conclusiones

de 18 experimentos psicosociales

que constituyen una evidencia implacable

del lado oscuro que todos llevamos dentro.

Aunque eso también, es verdad, unos más que otros.

Recuerden, "Obediencia a la autoridad",

de Stanley Milgram,

recientemente publicado entre nosotros

por la editorial Capitán Swing.

Mañana más y, como siempre, cargada de propuestas diversas.

Hablaremos de los puentes de entendimiento

que existen entre la fe religiosa y la historia de la evolución.

Tendremos un nuevo capítulo

de la serie que dedicamos a la poesía visual

y analizamos el espíritu con el que nació change,org

y todo lo que ha conseguido

a través de la célebre petición de firmas por Internet.

Todo aquí, en "La aventura del saber".

No falten, feliz miércoles.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 26/10/16

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 26/10/16

26 oct 2016

Veremos los reportajes "Armonías: croquetas y vino", "La casa de la moneda" y "El túnel del tiempo: Guidoiro Aeroso". Además, entrevistaremos al escritor y filólogo Luis Alberto de Cuenca y a la historiadora Ana Vargas.

ver más sobre "La aventura del saber - 26/10/16 " ver menos sobre "La aventura del saber - 26/10/16 "
Programas completos (2082)
Clips

Los últimos 7.574 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios