www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5611640
Para todos los públicos La aventura del saber - 22/06/20 - Lengua de signos - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, buenos días.

Hemos entrado desde ayer en la llamada "nueva normalidad"

y esta semana es la última de emisión

de "La aventura del saber"

durante este curso. Volvemos en septiembre,

pero, antes de marcharnos, queremos ofrecerles un resumen

de todo lo que a día de hoy sabemos sobre el coronavirus

y las maneras más eficaces de prever un rebrote en otoño

e invierno o incluso en verano

si no seguimos las pautas que determina

la ciencia con lo que se sabe a día de hoy.

Por ejemplo, hace poco se ha descubierto

que el aire acondicionado puede expandir el radio de acción

del virus bastante más allá de los 2 m.

¿Qué hacemos?

Dentro de dos minutos, nos lo aclara el doctor Romero.

Buenos días. Hoy también reflexionaremos

sobre cómo saldrá el planeta de esta crisis sanitaria, económica

y social fruto de la COVID-19.

Es el momento de que los ejecutivos

y los organismos tomen medidas, de plantear un modelo de futuro

y, por esta razón, WWF acaba de publicar

el informe "Recuperación verde y justa".

Las claves nos las dará en la segunda parte del programa

su responsable de clima y energía en España: Mar Asunción.

"Durante el confinamiento, miles de personas sin trabajo,

sin recursos y sin poder acceder

a ningún tipo de ayuda han visto aliviada su situación

gracias a la creación de una rápida red de cuidados

creada por los vecinos.

Despensas solidarias,

bancos de alimentos y miles de voluntarios

han trabajado coordinados para cubrir Madrid de solidaridad.

El Proyecto Djehuty del CSIC ha hallado en la colina de Lúxor,

la antigua Tebas, un ataúd y la momia de una joven

que vivió hace 3.600 años con su ajuar

durante la 19 campaña de esta misión arqueológica."

Antes que nada, como hoy es el último taller

de salud del curso y lo más importante

que le ha ocurrido a nuestra salud, por desgracia,

es la amenaza del coronavirus, vamos a dejar lo más claro posible

todo lo que se sabe de él.

Bienvenido. Hola, buenos días. ¿Qué tal?

Vamos a ver, ¿qué es exactamente un virus?

Vamos a recordarlo.

Ya lo hemos dicho reiteradamente aquí,

pero creo que a veces conviene refrescar la memoria

para saber exactamente a qué nos estamos enfrentando.

Un virus es un microorganismo infectante

que no es una célula y tiene una gran particularidad:

que tiene que infectar una célula

para poder reproducirse,

es decir, el virus no tiene ningún órgano,

es como si vas en un coche sin ninguna prestación

y luego le pides a alguien su coche para utilizarlo,

es decir, para trasladarte,

para hacer cualquier cosa.

Tiene que utilizar todos los mecanismos que hay

en una célula para reproducirse,

es decir, para poder replicar su ADN,

para poder replicar sus proteínas.

Él no tiene ninguna...

Es como una especie de arquetipo del parásito.

Exactamente, es decir, yo voy y utilizo tus medios

para reproducirme y en mi propio beneficio.

¿Qué pasa? Que eso siempre tiene que infectar una célula

y, en este caso, los virus, el coronavirus infecta las células

de la mucosa respiratoria humana

y por eso es tan peligroso para nosotros,

porque se sirve de las células

para poder reproducirse. ¿Y qué significa que este virus,

como alguna vez hemos leído y hemos comentado, nace enseñado?

¿Qué es eso?

Los virus, cuando traspasan la barrera de las especies,

porque hay que decir que todas las especies tienen virus,

es decir, también las plantas,

los hongos, las bacterias e incluso virus que parasitan

otros virus en su favor.

¿Qué ocurre? Que, cuando llega una nueva especie,

los virus tienen dos características,

una, la agresividad y otra, la transmisión,

la capacidad de transmisión:

cuando es un virus nuevo o es muy agresivo, por ejemplo,

el ébola, y mata a su huésped y entonces ya no se transmite,

ya no se reproduce; o se transmite con cierta facilidad,

pero no es tan agresivo.

Pero este virus reúne las dos características,

es decir, es agresivo y, a su vez, se transmite

con mucha facilidad. Por eso parece que ha estado

entre nosotros como viéndonos, como espiándonos de alguna manera,

en sentido figurado. Sí, en sentido figurado.

Para aprender de nosotros.

De hecho, hay una cosa que es muy importante en este virus

y por eso se transmite con tanta facilidad,

porque infecta a muchas personas

y son asintomáticos, es decir, tú vas por la vida,

no toses ni tienes estornudos.

Ni fiebre tampoco. Y fiebre tampoco y vas infectando.

Eso es algo muy característico de este virus y que para nosotros,

que la evolución ha aprendido, nos ha enseñado a, cuando tú ves

a una persone que tose, estornuda o tiene fiebre,

te retiras

y te causa una sensación de disgusto, dices:

"Tose para allá; estornuda para allá;

si tienes fiebre, apártate un poco".

Esa medida de precaución de distancia social,

que es lo que buscamos ahora con el coronavirus,

eso es lo que simula, lo camufla.

Y ese virus va infectando, es decir, el huésped de ese virus

va infectando sin dar esos síntomas a los demás,

es decir, sin avisar. Por eso es tan, digamos,

no peligroso, pero sí, digamos, se extiende

y te crea tanta inseguridad y es a veces tan difícil de atajar.

Y una de las cosas que hemos sabido últimamente

es que a los asintomáticos acaba atacándolos también,

quiero decir, que a lo mejor los pulmones

los tienen mal y no se han dado cuenta.

Claro, lo que ocurre es que se virus te infecta

y, cuando te infecta, se produce una reacción

en el organismo que tú no sabes en qué fase

puede ocurrir, porque también lo que se está viendo de este virus

que se está aprendiendo ahora

son las secuelas: más allá de pasar la enfermedad,

qué ocurre luego con esos órganos

que se han visto afectados,

porque el virus se sirve de esas células, está claro.

¿Qué ocurre?

Que se puede producir una infección rápida aguda

que te lleve a la UCI en un momento determinado

o pases asintomático y las secuelas sean más tarde.

Normalmente, si la infección no ha sido

muy grande, pero eso también hay que determinarlo

porque, si eres asintomático, qué grado de infección has tenido;

no hay unas secuelas o las secuelas son proporcionales,

pero también hay que ver personas que han sido asintomáticas

que tienen anticuerpos, es decir, que han pasado el virus

o la enfermedad, luego tienen problemas de secuelas

y eso también hay que estudiarlo

y se verá cuando pase tiempo

y tengamos estudios para poder comprobarlo.

¿Y la vacuna para cuándo?

Vamos a ver, la vacuna es posible que la tengamos

para finales de año, primeros del año que viene,

yo creo, una buena vacuna.

¿Ya probada?

Ya probada, que haya pasado sus fases clínicas,

haya sido ensayada, sepamos qué dosis hay que dar,

sepamos que su uso continuado

no produce efectos adversos,

que eso es muy importante, sepamos que es eficaz, es decir,

que produce aquellos anticuerpos neutralizantes

que son capaces de parar, detener, la acción del virus.

Todo eso para primeros de año,

finales de este año, primeros del que viene

es posible ponerlos.

Podría estar. Pero hay que ser

paciente también con la vacuna,

es decir, una vacuna que falle, fallida,

puede ser contraproducente.

Claro. ¿Por qué?

Porque hay un movimiento antivacuna

en la sociedad, hay un movimiento antivacuna,

poco a poco, cada vez hay más antivacunas;

eso hace que... A mí me parece inexplicable.

A mí también. No sé cómo es posible.

Quiero decir, la vacuna es algo...

Sin vacunas, en general, este mundo no sería el mismo,

ni mucho menos.

Hemos podido... La viruela está erradicada

gracias a las vacunas.

Sin embargo, este movimiento reticente

a las vacunas, hace que rebrote el sarampión

cada X tiempo en distintas partes del mundo

y no se acaba de erradicar el sarampión.

Con lo cual hay distintas actitudes

ante las vacunas, pero lo que decía de que tenemos

que tener una vacuna eficaz que no sea fallida es muy importante

porque se han hecho encuestas,

por ejemplo, en Francia telefónicamente

y decían: "¿Usted está dispuesto,

cuando salga una vacuna,

a vacunarse?". El 25 % de la población

contestó que no estaba dispuesto.

1/4. 1/4 de la población.

Y luego, en ese 1/4 de población, eran personas con bajos ingresos,

mujeres entre 18 y 35 años, es decir,

con responsabilidad sobre vacunación infantil,

personas mayores de 75 por las complicaciones,

es decir, que, ojo, hay que darle mucha seguridad.

Pero el problema de eso es que, si hay 1/4 de la población

que no se vacuna, entonces no conseguimos el efecto deseado.

Efectivamente, no conseguimos eso

ni la inmunidad de grupo. Para la inmunidad de grupo,

necesitamos entre un 60 % y un 80 % de inmunización,

de gente que ya está vacunada o inmunizada de alguna manera

porque ha pasado la enfermedad contra el virus.

Ponemos en peligro esto.

En Estados Unidos, también se ha hecho otra encuesta

y dice: "¿Usted sería el primero en vacunarse?

-No, no, yo...".

Hay una franja, 1/3, que serían los primeros,

pero hay otra franja que dice: "No, no, yo, para la segunda".

Eso tiene hasta cierto punto cierta explicación porque dice:

"Hasta que no esté probado que no pasa nada malo".

Efectivamente, pero luego hay otro 1/3 que o no se vacunaría

o se lo tiene que pensar mucho o tendría que ver las ventajas.

Es decir, tenemos que convencer a esos indecisos.

Esto es como unas elecciones.

Tenemos que convencerlos.

¿Por qué? Porque, si no, no tendremos inmunidad de grupo,

no podemos alcanzar ese 60 % u 80 % en esa horquilla

para poder tener inmunidad. ¿Incluso aunque se encuentre

un tratamiento antes que la vacuna?

Hombre, si encontramos un tratamiento antes que sea eficaz,

quiero decir, también ya...

Podríamos conseguirlo. Claro, podríamos conseguirlo,

pero lo lógico es que la inmunidad de grupo,

que es que, aunque haya casos,

podemos atajarlo, ahí eso sería ideal.

Pero, si...

Vamos a... Porque me lo tenía aquí apuntado

porque yo lo sé, pero quiero que lo sepamos todos:

¿qué es exactamente la inmunidad de grupo?

La inmunidad de grupo es,

cuando se alcanza ese 60 %, 70 %, 80 % de personas inmunizadas,

todos aquellos casos que surjan ya no van a tener

un impacto en el contagio.

Claro. Es decir,

es como ponerle una mascarilla al contagioso

o una distancia social. ¿Cómo? Porque tú ya no me afectas

en tu contagio. ¿Por qué? Porque estoy inmunizado.

Entonces, digamos, lo que hacemos es:

aislamos, de alguna manera,

a los casos que pueden ser contagiosos.

Con lo cual el grupo, es decir, la sociedad

está aislada, es como una gota en el océano.

Es decir, se disuelve, ya no hay...

Aunque sea clorhídrico,

pero es una gota.

Efectivamente, y eso ya no tiene esa repercusión,

se corta la cadena de contagio.

Por eso es tan importante.

Si no se corta la cadena de contagio,

si no se alcanza esa inmunidad de grupo,

la cadena de contagio continúa

y entonces tendremos brotes.

La única manera de conseguir cortar esos brotes

es con la inmunidad de grupo.

La vacuna. Y con la vacuna,

claro, la vacuna, que nos da inmunidad de grupo,

o con un tratamiento eficaz.

Pero los tratamientos siempre tienen también

sus efectos secundarios. A veces, se está probando,

por ejemplo, con antivirales y los antivirales traen también

problemas de metabolismo,

te suben las grasas, los lípidos, de la sangre.

En fin, tiene algunas complicaciones

o efectos secundarios. Una buena vacuna eficaz

que no tenga esos efectos secundarios

sería lo lógico y lo bueno, lo deseable para este caso.

Otra de las cosas que creo que también conviene explicar

es cómo es posible que haya vacunas que sean muy diferentes.

Sí. Que lleguen a ser eficaces

por caminos diferentísimos, que no tienen nada que ver.

Eso es muy fácil. Verás, la inmunidad

se produce, la buena, digamos, cuando pasas la enfermedad.

¿Por qué? Porque te enfrentas al virus total.

Entonces ¿qué hacen unos grupos que estudian

las vacunas? Cogen una parte del virus, dice:

"¿Cuál es la proteína que abre la puerta para que entre la célula?"

y cogen esa proteína, la insertan a través de genes

o con un vehículo. Por ejemplo, en Oxford,

se está estudiando con un adenovirus,

que no tiene nada que ver con coronavirus, de mono.

Entonces, quiero decir,

pero es un vehículo, es un vector, es una entrada

para poder... En la célula.

En la célula, cambian los genes

para que produzca esa proteína propia

del coronavirus para que, cuando haya contacto

con esa proteína, dices: "Ojo, aquí está el coronavirus"

y no es el coronavirus, es un vehículo, es un vector

y está provocando esa inmunidad.

¿Qué pasa con, por ejemplo,

el trabajo de uno de los científicos españoles,

con Luis Enjuanes? Que Luis Enjuanes está trabajando

con coronavirus de verdad,

a los que está cambiando genéticamente para que sean

menos agresivos, con lo cual,

cuando esa vacuna llegue, que llegará, será mucho más eficaz

porque se enfrenta al virus total,

no a una parte de ello. Entonces, por eso, digamos,

hay distintas vías para conseguir esa vacuna.

Creo que lo podemos dejar aquí.

Sí. No sin antes recordar

que hay modos de enfrentarse también

al coronavirus por medio de la nutrición.

Eso es, sí. Hay que tener muy buenas proteínas,

capacidad de masa muscular y también vitaminas A y D,

vitamina D, con el sol,

y recordar otra cosa: hay una noticia que ha salido

que es un poco alarmista, lo de los aires acondicionados.

Sí. Los aires acondicionados,

es muy importante,

no hay todavía evidencias científicas sobre eso,

pero es muy importante trabajar con un aire acondicionado

que se renueve, que entre aire de la calle,

es decir, ¿trabajar con las ventanas abiertas

y el aire acondicionado puesto?

Pues sí. Ahora sí,

aunque no sea muy sostenible.

No es sostenible porque la eficiencia energética

no es buena y tampoco el confort de temperatura

porque subirá la temperatura.

Y luego, si hay que subir en un ascensor,

esperar para subir solo.

¿Por qué? Porque si dice: "Es que tengo subir 17 pisos",

muy bien, espera a que haya subido el anterior

y luego subes tú porque, si estás 17 pisos

en el mismo cubículo, aunque tengamos una mascarilla,

en fin, estamos mucho rato ahí.

Efectivamente. Es verano, estamos en el último programa,

hay que salir a la calle, hay que disfrutar del aire libre,

hay que ventilar porque todo eso atenúa

el contagio del virus, atenúa la carga viral,

que es lo que, de alguna manera,

nos hace que tengamos una enfermedad más grave.

Y en septiembre nos pondremos ya

con el nuevo libro. Con el nuevo libro,

otra víctima del coronavirus. Porque iba a haber salido antes.

Lo anunciamos, pero saldrá en septiembre,

se retrasa. En este libro, vamos a encontrar muchas cosas

y, sobre todo, cómo reforzar esa masa muscular

que, cuando tengamos un problema como el coronavirus y nos ingresen,

será muy importante que estemos fuertes

para soportar mucho mejor la estancia en el hospital.

"Comer bien para bien estar", que ya está en preventa, es decir,

que, por ejemplo, en Amazon se puede conseguir.

En Amazon, en todas las plataformas.

A través de internet. "Online" se puede conseguir

y se puede reservar ya en preventa.

Que está publicado por Martínez Roca y por La Casa.

Exactamente, Editorial Planeta y La Casa,

dos empresas de garantía. Que tengas muy buen verano.

Muchas gracias, igualmente.

Que volvamos aquí delgaditos y bien tostaditos por el sol,

con mucha vitamina D. Mucha vitamina D, eso es.

Gracias. De nada.

Seguimos. La Universidad de Málaga

nos ofrece hoy responder a la siguiente pregunta:

"¿Cuáles eran las heridas de guerra

más frecuentes durante la Edad Media?".

"La Universidad responde".

Las heridas, fundamentalmente, eran por espada,

aunque existen muchas narraciones

de lanzadas a nivel del tórax.

La espada era una espada que tenía doble filo,

era una espada cortante, "sajadora", que dicen los poemas.

Y, por lo tanto, no solamente cortaba,

sino que explotaba, por ejemplo, el cráneo

llegándole la espada, por ejemplo, a romper,

como dice el poema de Alejandro,

"los tiestos de la cabeza y saliéndole la masa cerebral

a través de los oídos".

Como comprenden, eran unas heridas mortales.

Eran menos frecuentes las heridas por flechas,

como se demuestra en la batalla de Visby.

Generalmente, las defensas corporales

defendían muy bien de las flechas que en ese momento

todavía se disparaban con arcos y no con ballestas.

Crisis sanitaria, crisis económica, crisis social,

la pandemia de COVID-19 nos está exigiendo

unos grandes retos a la humanidad.

Las decisiones que se tomen a partir de ahora

nos marcarán enormemente

y, por esta razón, WWF acaba de publicar

el informe "Por una recuperación verde

y justa". Se trata de una serie de propuestas

que buscan que la recuperación económica

sea también social, que sea justa, ecológica

y resiliente a futuras crisis.

Mar Asunción es la responsable de clima y energía

de esta organización en España.

Mar, muy buenos días.

Hola, buenos días.

Es el momento de tomar grandes decisiones

y de pensar en qué planeta queremos

para un futuro no muy lejano.

Sí, esta crisis nos ha puesto de manifiesto también

que nos ha hecho reflexionar sobre que el modelo de desarrollo

que llevábamos tampoco era sostenible

porque producía deterioro de los ecosistemas,

cambio climático,

desigualdades y no daba oportunidad a los jóvenes.

Entonces ahora tenemos la oportunidad de volver,

pero no a lo que teníamos antes,

sino de aprovechar que va a haber muchos recursos económicos

para cambiar el rumbo.

Íbamos en un tren que en algún momento también

iba a descarrilar.

Entonces ahora, que nos hemos parado,

que ese tren se ha parado, tenemos esa oportunidad de invertir

este dinero para un desarrollo que sea socialmente responsable,

que sea ecológico, que no deteriore los ecosistemas,

que frene el cambio climático y también que dé oportunidades

a los jóvenes, oportunidades laborales.

Pero, claro, Mar, los sectores económicos

necesitan respuestas rápidas,

necesitan ayudas rápidas.

No sé si, en esa rapidez de esas decisiones

que tienen que tomar los ejecutivos,

se puede hacer de una forma sostenible,

que cuide del planeta.

Claro que se puede hacer de una forma sostenible,

de hecho, ahora mismo la Unión Europea

ha puesto sobre la mesa

1,8 billones de euros.

A España le van a corresponder aproximadamente 140.000 millones

y, si ese dinero se utiliza precisamente

en actividades laborales

que, además, generan un empleo sostenible,

porque recordemos que muchas de las actividades

que, además, fomentan un desarrollo sostenible

son ricas en empleos. Por ejemplo,

el empleo en energías renovables,

por cada euro que se invierte,

se genera el doble de puestos de trabajos

que en energía fósil y, además, suelen ser

trabajos de calidad. También podemos utilizar este dinero

para apoyar a los sectores productivos

precisamente para que ahora...

Una forma más sostenible.

Condicionar esas ayudas,

por ejemplo, hacia la descarbonización,

hacia que se haga sin emitir gases de efecto invernadero a la atmósfera

y, por tanto, estamos contribuyendo

a la lucha contra el cambio climático.

Todo esto es posible y es posible si ponemos

a las personas, a la vida y al bien común

en el centro de las decisiones y, sobre todo, no tenemos que caer

en la tentación de realizar actividades

a corto plazo que comprometan nuestro futuro,

que generen cambio climático

y que generen deterioro de los ecosistemas.

Entonces, Mar, ¿qué tipo de actividades

deberían apoyar los Gobiernos,

qué actividades económicas son beneficiosas para el planeta

y para esa recuperación sostenible?

Los Gobiernos tienen que utilizar los estímulos económicos para apoyar

y condicionar que ese dinero vaya

hacia un modelo de desarrollo sostenible.

Por ejemplo, en el caso de la movilidad,

las ayudas que se den a las empresas automovilísticas

tienen que estar condicionadas a que estas

se comprometan con una hoja de ruta de descarbonización,

de pasar de los combustibles fósiles,

de los vehículos diésel

o de gasolina, hacia los vehículos eléctricos

porque, además, son las actividades de presente

y de futuro. Retrasarlo solamente va a conllevar

muchos más costes sociales,

ecológicos y económicos.

Además, por ejemplo, en el tema de la movilidad,

ahora hay que apostar por soluciones

como disminuir las necesidades de movilidad.

Hemos visto que el teletrabajo es una opción,

una opción importante, que ahora, cuando volvamos,

no lo vamos a tener a la misma escala

que lo hemos tenido en el confinamiento,

pero sí que se tiene que incluir dentro de...

Apostar, por supuesto, por el transporte público.

En temas energéticos,

podemos apostar, a parte de por un modelo 100 % renovable,

que sea eficiente y la eficiencia energética

y, sobre todo, la rehabilitación energética

de los edificios genera muchos puestos de trabajo

y, además, puede contribuir precisamente

a un sector que ya venía de la anterior crisis debilitado

como el sector de la construcción

y apostar por mejorar la calidad

de los edificios existentes aislándolos térmicamente en vez

de apostar por vivienda nueva.

¿Otros sectores?

En cualquiera de los sectores económicos

de los que estamos hablando, se pueden utilizar precisamente

estos incentivos económicos

para cambiar ese rumbo e ir a apostar hacia la sostenibilidad.

Mar, claves también son la agricultura, la ganadería.

¿Cuál debería ser el camino?

En la agricultura y en la ganadería,

tenemos que apostar también por las explotaciones

más ecológicas, por el comercio de cercanía,

por la alimentación también de temporada,

por los mercados locales y un tema muy importante

es la compra pública. La compra pública son

unos incentivos importantes

para reconducir hacia dónde tiene que ir,

porque, si desde ahí se generan criterios

de manera en la que los comedores escolares,

las residencias de ancianos,

los bancos de alimentos solidarios,

que la Administración establezca

criterios de sostenibilidad,

criterios de calidad, de proximidad y ecológicos.

En cuanto, por ejemplo, a la pesquería,

apostar también, incentivar las cofradías de pescadores también

que tienen criterios de sostenibilidad

y que generan también con una gestión compartida.

Todo esto es posible y, además, es beneficioso

tanto para los sectores industriales

como para la población y ahora lo que tenemos es

la capacidad, porque tenemos recursos económicos precisamente,

para reconducir y apostar por ese tipo de desarrollo.

¿Y cómo veis a las administraciones,

a los ejecutivos, los veis receptivos

a este tipo de medidas?

Bueno, lo que estamos viendo son mensajes contradictorios:

en teoría, sí; pero luego, en la práctica,

no estamos viendo la concreción suficiente.

Y pongo algunos ejemplos.

Por ejemplo, las comunidades autónomas

ya estamos viendo que hay tentación

de regular medidas ambientales.

Esto no se puede permitir porque lo único que haremos

es poner en riesgo el patrimonio de todos.

La Junta de Andalucía, la Comunidad de Madrid,

están intentando, todas las salvaguardas ambientales

para el tema de suelo, de urbanización, etc., quitarlas.

Esto sería muy nefasto y nosotros, desde luego,

vamos a hacer todo lo que podamos para impedirlo.

Y luego también hemos visto, por ejemplo,

que las ayudas que el Gobierno recientemente ha dado a los...

Hay una parte importante que va para este cambio de modelo

hacia la movilidad eléctrica,

pero se siguen incentivando y se van a dar subvenciones

a los compradores para vehículos diésel y de gasolina.

Esto genera un mensaje muy erróneo

que lo único que hace es retrasar

las medidas que se deben tomar.

Y recordemos que el sector...

Transporte que más contribuye

al cambio climático. Por tanto, la descarbonización

es urgente, es importante y, si se hubieran condicionado

todos los recursos económicos

a la automoción, a impulsar esta transición

hacia la electrificación,

hubiéramos acelerado la parte que le corresponde

de descarbonización al sector del transporte.

¿Y, en todo este contexto, WWF reclama que se aplique

el Pacto Verde Europeo?

¿En qué consiste?

Claro, el Pacto Verde Europeo

es muy importante, de hecho, este acuerdo

es previo a la crisis sanitaria

porque la Comisión Europea ya lo publicó a finales del año pasado.

Consiste en que la Unión Europea, la Comisión Europea se dio cuenta ya

de que el único desarrollo posible

para la Unión Europea es un desarrollo que tienda

hacia la descarbonización, es decir,

que afronte el cambio climático

como una prioridad y también la protección de los ecosistemas.

Dentro del Acuerdo Verde Europeo,

luego hay estrategias, estrategias para la industria,

estrategias para la agricultura,

también hay la Ley de Cambio Climático

y Transición Energética.

Nosotros, desde WWF, pedimos más ambición

a los objetivos que tiene marcados el Acuerdo Verde Europeo,

pero, aun así, el Acuerdo Verde Europeo

tiene que ser sobre el que gire

la transición económica.

Y también la Comisión Europea ya ha puesto como un objetivo

de un 25 % del presupuesto se debe destinar a la lucha

contra el cambio climático.

Desde WWF, nosotros pedimos que ese objetivo se duplique,

que se un 50 %, y se destine no solamente a la lucha

contra el cambio climático,

sino también a la protección de los ecosistemas

porque, si protegemos nuestros ecosistemas,

vamos a proteger el empleo rural,

vamos a fijar población ahí y porque recordemos que las crisis,

incluso las crisis sanitarias

y esta propia crisis, también tienen, de alguna manera,

un inicio en el deterioro de los ecosistemas

o en los mercados ilegales

de animales, como es el caso del COVID-19.

Esperemos que salgamos de esta en unas mejores condiciones

con un planeta más sostenible

y que salgamos más fuertes, más resilientes, como decíamos.

Mar Asunción, muchísimas gracias.

Eso esperemos porque yo quiero simplemente terminar diciendo

que el cambio climático y la emergencia climática

siguen estando ahí, que ha sido solamente nublada

por la urgencia de esta crisis sanitaria,

pero que, si no tomamos medidas, las consecuencias que puede tener

esta emergencia, esta crisis climática

van a ser de semejante magnitud,

incluso mayores que la que hemos estado viviendo.

Por tanto, es de nuestro propio interés

el tomar medidas ahora y ahora es el momento...

Porque se ha parado la máquina del desarrollo

y porque tenemos la capacidad de reconducirla

hacia la sostenibilidad.

Tomamos muy buena nota.

Mar, muchísimas gracias. Muchas gracias a vosotros.

Y continuamos. Miles de vecinos de Madrid

en situación de vulnerabilidad han sido y están siendo atendidos

por despensas solidarias creadas

por otro vecinos. Asociaciones ciudadanas

y voluntarios que se han sumado a ellas

han conseguido crear,

en muy poco tiempo y en medio de una pandemia,

una red de cuidados que ha respondido con rapidez

y eficacia a las necesidades del momento.

Desde la grabación del reportaje

hasta el momento de su emisión,

es probable que algunas de esas despensas solidarias

hayan cambiado su actividad y su ubicación.

Listo. Ahí estaría.

Tiene un niño.

Si le podemos poner algo de alimento más.

Faltan los caldos aquí.

El caldo es una novedad porque nos han donado una cantidad.

Le voy a poner

"4 años. Canta en la granja".

-"Canta en la granja".

-Sí, ¿no?

-Vale.

-Vamos a hacer esta tarde una repartición

de alimentos no perecederos

y verduras y frutas, que son donaciones que nos hacen

tanto otras redes de Madrid

como vecinos y vecinas o comercios pequeños

de nuestro barrio que nos hacen esas donaciones

para poder ayudar a las familias

que están necesitando mucho en estos momentos.

Y esta tarde vamos a repartirles un poco

las cestas que tenemos aquí ya preparadas.

El sábado por la mañana se dieron

a sobre unas 480 familias

aproximadamente. El domingo por la mañana

fueron unas pocas menos,

unas 300 y algo.

Y de media son familias de tres, cuatro personas,

algunos incluso hasta seis.

-Aquí armamos las cestas, que se les reparte a las familias

que están apuntadas.

Se les da una cesta semanal.

Tenemos una cesta básica.

Tres tamaños: pequeña, grande, X grande

y doble grande cuando ya son ocho personas.

Entonces se pone una cantidad de alimentos básicos

y después se personaliza.

Si hay niños,

se les pone alguna cosita dulce,

alguna cosita para niños.

Tenemos juguetes a veces,

no siempre ponemos.

Y, si son celíacos, si son algo especial,

en el momento final después de armar la básica,

empezamos a personalizar aquí con el listado.

-Tenemos servidas como así

a 800 personas, pero tenemos un listado de espera

que es aproximadamente

de 45 familias en lista de espera,

que estamos intentando mandarles

unos para comida caliente

de comida china.

Normalmente, entre 40 y 50 familias atendemos.

Son familias, casi todos son familias,

muchas sin papeles, sin recursos,

que se han quedado sin trabajo.

Normalmente, son trabajadoras,

más mujeres que hombres,

madres solteras.

-Hay de todo, hay gente que está en ERTE,

hay que gente que está en despido

y de todo, hay gente que ya no tiene trabajo,

no tiene ingresos, que no tiene papeles,

a lo mejor están trabajando.

Por ejemplo, hay familias que están trabajando

como... ¿Cómo se dice? Servicio doméstico sin altas

y con el estado de alarma

ya no se puede trabajar. Entonces se encuentran sin nada:

ni paro ni nada, sin ingresos, por eso vienen aquí.

-Aun movilizando todos los recursos disponibles

para servicios sociales, la situación que se ha generado

no se puede parchear únicamente con ello,

sino que tienen un origen mayor:

los ERTE que ha habido, que son la socialización

de las pérdidas empresariales;

tenemos también el problema

de mucha gente que no los ha cobrado;

y tenemos el problema de la privatización

de muchos servicios públicos que durante años nos han dejado

expuestos y que se ha evidenciado,

por ejemplo, ahora con la sanidad pública.

Casi al 70 % nos despidieron antes de que llegaran los ERTE.

No tenemos ninguna ayuda y son ellos los que nos ayudan.

-La Red de Cuidados está llegando

donde las instituciones

no están llegando.

Dentro de los servicios sociales,

estamos viendo unas carencias enormes.

Las ayudas económicas son insuficientes y los recursos humanos

que tienen también son insuficientes.

Por consecuencia, somos las vecinas y vecinos

los que nos tenemos que organizar

y llegar donde la Administración pública

no puede llegar.

Además, hay una prioridad, que son familias en general,

y hay mucha gente que se queda fuera, es decir,

si no estás empadronada, si estás en situación irregular

y ahora mismo no te encuentras empadronada

en Madrid, te encuentras fuera de cualquier sistema.

Si estás haciendo un trabajo en B,

te encuentras fuera de cualquier sistema.

Hoy tienen recursos para pagar la alimentación.

-Aquí los menús estamos diariamente

en el restaurante chino

junto con la unión de asociación china,

con Chen y Elena.

Lo que hacemos es dar el menú diario,

que es el menú caliente.

-En mitad de abril,

ya empiezan muchos chinos a tener problemas de comida

y entonces les hacemos, regalamos, 600 paquetes de comida,

600 cajas de comida.

Y luego sigue habiendo gente que te dice que tiene

problemas de comida. Y entonces nosotros inventamos

este restaurante, esto justo.

Con el problema del virus, ellos cierran y entonces nosotros

nos ayudamos temporadamente.

-Querían abrir el restaurante para poder ayudar

tanto a las familias chinas

como a las no chinas.

Me llamaron a mí para que pudiésemos trabajar

en conjunto y ayudarnos mutuamente.

-Dragones de Lavapiés es un club de fútbol social de base.

Somos parte del origen de La CuBa.

Nosotros ya intuimos,

cuando estaba claro que íbamos al confinamiento

y al estado de alarma y cierre de colegios y demás,

que había muchas familias

que iban a pasar unas situaciones muy difíciles

porque ya en una situación, digamos, normal

tienen muchas dificultades

por empleos precarios,

sueldos muy bajos y ya les costaba llegar a fin de mes.

En ese momento, la verdad es que no teníamos apenas recursos.

De hecho, teníamos más deudas que dinero en la cuenta.

Pero, gracias a las redes sociales

y a la ayuda al principio también

de varias familias de Dragones

que ingresaron dinero

y que compraron comida, pudimos empezar a hacer

las primeras entregas, pudimos ya empezar un poco

el reparto de comida.

Luego rápidamente también se sumaron personas voluntarias

de la Red de Cuidados Madrid Centro.

El local se quedó pequeño enseguida,

en diez días. Se necesitaba el traslado de local

y ya un poco una organización diferente

a la que teníamos en Dragones.

Y así surgió La CuBa.

Lo que estamos haciendo nosotros

y lo que hacemos no es algo que surge de la nada.

Ya existían redes de apoyo vecinal y colectivos, como Plaza Solidaria,

que colabora con nosotros

con el tema de personas en situación de calle;

también con Cuidados Madrid Centro,

que nos da todo el apoyo de personas que quieren venir

y quieren colaborar y también todo el tema legal,

de pago de alquiler, si hay algo así sanitario, también.

Realmente, iniciamos con el confinamiento

un banco de ayudas para echar una mano

a mayores dependientes que no querían arriesgarse,

población de riesgo,

a salir a la calle a llevarles la compra,

a sacar el perro, a bajar la basura.

Y, en el marco de ese trabajo,

nos empezó a escribir gente diciendo:

"Oye, que yo la ayuda que necesito es

que no tengo para comer".

Y al principio hicimos una primera ayuda económica

mientras que vimos la posibilidad de montar

un banco de alimentos para que no fuese mera caridad

y punto, sino que hubiese una colaboración,

una implicación del barrio en la ayuda

un poco con la consigna de "Solo el pueblo salva al pueblo".

Tenemos contacto con otras despensas solidarias,

ya sea de Vallecas, de Aluche, de Usera,

también del norte de Madrid.

Cada vez que nos llega una donación,

contactamos con otros grupos para que se lleven lo sobrante

para que no se eche a perder y viceversa.

Al final, no es que nos apoyamos solo en el barrio,

trabajamos en conjunto entre todas las despensas

y grupos de Madrid.

Este es mi local de fisioterapia

donde trabajo hace cinco años

y ahora mismo está cedido algunas horas

para el banco de alimentos de la asociación de vecinos.

Primero, fuimos a un restaurante que nos dejaron

del barrio, Óscar Patanegra, nos cedió su local,

pero ahora quería empezar a colocarlo

para poder abrir y funcionar, porque, al final, a los autónomos

no nos queda más remedio que empezar a funcionar.

Luego hablamos con los jefes de Ayuntamiento y tal.

No nos dan local, no nos conceden un local

para que podamos guardar esto

y yo ofrecí una sala que tengo aquí que no utilizo.

-Y en poco tiempo, sin darnos cuenta,

se quedó el local saturado

y, al mismo tiempo, un montón de gente joven

de forma maravillosa, aquello parecía un milagro,

empezaron a llamarnos,

que quería colaborar, se empezaron a formar equipos,

como veis, para hacer embolsado,

para hacer la distribución,

para ir a casa de mayores,

para ir a comercios y recoger la comida.

-Nos dijeron que necesitaban comida de bebés,

fuentes de proteínas y tal

y cremas y tal más para niños bebés y niños pequeños.

Como había cobrado, he visto la cuenta,

he dicho "bueno". Había preguntado también antes

si necesitaban y me dijeron como que de momento

había algunas cosas que igual necesitaban más a final de mes.

Entonces dije: "Bueno, perfecto, cobro

y puedo ir a comprar cosas para llevarlo".

Hemos montado una campaña de apoyo a la asociación

de nuestro barrio en este caso.

Tal día como hoy, empezarían las Fiestas de Aluche

y pensábamos que era una buena iniciativa donar

a esta asociación lo que nos gastaríamos

tomando una cerveza, un bocadillo.

Nos gustaría que la iniciativa esta

se extendiese al resto de España.

Cada municipio, ahora empiezan las fiestas

este verano en toda España, entonces sería una buena iniciativa

que todo el mundo destinase

algo del dinero que se van a gastar en fiestas

a que lo gestionen en sus municipios.

Además de ser madrina,

que somos las que llamamos a las familias

para citarlas, también estoy en puerta recibiendo a esas citas

y dando los lotes de comida.

Las madrinas lo que hacen es que son, digamos,

el puente de conexión entre nosotros y las familias.

Son las que se encargan de llevar un seguimiento

de lo que necesitan, de cuál es su situación

y también un poco los asesoramos,

depende también de los problemas que les vayan surgiendo también,

no solo ya de alimentación,

sino tema de alquiler

o alguna necesidad que tengan ahora mismo.

-Nosotros, como plataforma, sí que somos una despensa solidaria

y es como la despensa de tu casa,

vienes y lo que hay,

nosotros colaboramos con lo que se puede.

Pero, aparte de eso, si se necesita un medicamento,

estamos en contacto con la farmacia de Lavapiés,

con otras farmacias, con colectivos, como ya he indicado,

como Cuidados Madrid Centro.

Entonces no es solo a nivel alimento,

es a nivel de apoyo mutuo, de seguimiento de estas familias

y de estas personas en situación de vulnerabilidad

a todos los niveles,

psicológico también podría ser, legal.

-Nosotras estamos colaborando con la plataforma La CuBa dando

medicamentos a las personas

que no pueden costeárselos.

Ellos vienen con su tarjeta sanitaria

y nosotras les entregamos la medicación

y el importe va a cargo de un fondo que se ha creado

con las donaciones que recibe la plataforma.

También entregamos a los usuarios

de la plataforma La CuBa cremas que puedan necesitar

para el cuidado de niños,

para pieles atópicas o cualquier otra necesidad

que puedan cubrir desde aquí, de la farmacia.

Las personas pueden venir aquí, a nuestra despensa, de dos maneras:

con cita, que son las familias,

que entran en un sistema de madrinazgo;

o aquí en situación de calle. Y la mayor parte de las personas

en situación de calle no tienen acceso a cocina.

Entonces los alimentos que se llevan son

un poco diferentes, no pueden cocinarla.

Les damos zumo, pan, comida caliente que nos preparan

en algunos restaurantes y ya con eso vienen cada día.

Y a la semana vienen en torno a 400 personas.

-Tenemos cinco asociaciones aquí

y tres empresarios chinos

y otros cuatro españoles.

Esta acción es para este barrio,

no es para los chinos.

Los chinos, para nosotros, es más cerca, nos conocemos mejor.

Nosotros también estamos asociados

con otras asociaciones de aquí.

-Ante la necesidad

y la emergencia, nos hemos juntado

y ha surgido esto, que es algo maravilloso

y que la verdad es que se ha organizado muy bien.

Y cada semana lo que se consigue

la verdad es que es bastante sorprendente.

Desde luego, este barrio ha sido increíble,

la cantidad de voluntarios y voluntarias que se han ofrecido,

que ayudan, vienen, colaboran, hacen lo que sea.

Entre todos tomamos decisiones,

organizamos varias cosas.

-Nos llegan alimentos por parte

del Banco de Alimentos General de Madrid,

pero también por otros grupos de vecinos,

como el banco de alimentos del barrio,

también donaciones de vecinos y de vecinas,

donaciones de alimentos puntuales

que vienen aquí y se acercan cuando van

al supermercado y también colaboramos

con diversos comercios del barrio.

Supercoop es un supermercado cooperativo

que se va a abrir aquí, en el mercado de San Fernando,

y estamos colaborando también con el Banco de Alimentos.

Hemos hecho unas cestas cero. Las socias compramos esta cesta cero

y se invierte en comprar alimentos

para el Banco de Alimentos,

valga la redundancia.

-Todos los alimentos que recogemos

van a parar a las distintas asociaciones

que hay en el barrio, que son las que están

en contacto directo con los usuarios, ¿de acuerdo?

Entonces lo que nosotros hacemos

es recoger las donaciones, que proceden bien de empresas

que deciden voluntariamente,

empresas importantes que deciden voluntariamente

ofrecernos su producto, y también del pequeño comercio

que hay en el barrio, donde ponemos unos cajones

y tanto el comerciante como los vecinos dejan allí

las cosas que quieren donar.

-Banco de Alimentos del Barrio

es una acción vecinal basada en la solidaridad y en la confianza.

Somos actualmente 168 voluntarios.

Es muy interesante como nos hemos comunicado

entre nosotros con todas las dificultades

que hemos tenido, pero ahí estamos y ha funcionado.

-Con respecto a la cantidad de productos que hemos recogido,

estamos ya en las 40 toneladas,

pero tengo que decir que solamente con un carrito

por el barrio dos personas

hemos llegado ya a los 1.500 kg. Y es un trabajo cotidiano pequeño

que se hace en 1 h, 1,5 h.

Otra de las líneas de acción de Banco de Alimentos es que creemos

que se debe diluir esa línea imaginaria

que separa a los que dan

de los que reciben.

Cualquiera podemos estar en cualquiera de los dos lado.

Y estamos trabajando con personas que están en este momento recibiendo

y que forman parte de nuestros voluntarios.

Nosotros, las vecinas y vecinos,

somos las que hicimos las redes de cuidados.

Nos hemos metido en este charco porque nos ha venido

por la vida misma.

Nosotros estamos cada día estudiando

cómo hacemos mejor, no somos profesionales.

Se ve que la gente quiere ayudar

y que, al final, cuando hay necesidad,

todos arrimamos el hombro.

Estamos realizando un trabajo que probablemente

no deberíamos realizar los vecinos,

pero ahí estamos.

El último hallazgo del Proyecto Djehuty

ha localizado la momia de una mujer de unos 15 o 16 años.

En el interior del ataúd, dos anillos y cuatro collares.

Uno de ellos, de gran valor. Los trabajos arqueológicos tienen

como objetivo la excavación,

restauración y publicación de una zona de la necrópolis

de la antigua Tebas, en la orilla occidental de Lúxor,

en Egipto.

"En los meses de enero y febrero del año 2020,

el Proyecto Djehuty llevó a cabo su campaña número 19

excavando en la orilla occidental de Lúxor

en una colina que hoy se conoce como Dra Abu el-Naga.

La excavación gira en torno a dos grandes tumbas

del año 1500 a. C.

Pero, a medida que hemos ido avanzando

en la excavación, hemos ido sacando a la luz

monumentos desde el año 2000 a. C.

hasta época grecorromana.

En esta última campaña, excavando alrededor de una capilla

de adobe del año 1600 a.C.,

encontramos un pequeño ataúd de barro

que todavía conservaba el cordel que unía la tapa a la caja

y dentro del cual se encontraba

una figurilla de madera envuelta

en vendas de lino, como si fuera una momia,

y sobre el pecho se ha escrito el nombre

del propietario, que se llamaba Djehuty,

que vivió en torno al año 1600 a. C.

También, junto a esa capilla de adobe,

encontramos un ataúd que se había dejado sobre el suelo

también del año 1600 a. C.

que perteneció a una mujer que vivió en torno a 15, 16 años

y que fue enterrada con dos pendientes,

dos anillos y cuatro magníficos collares.

Uno de ellos, elaborado con piedras semipreciosas,

amatista, cornalina, cuentas de vidrio azul

y cuentas de fayenza.

La densidad de tumbas en el yacimiento es enorme,

tumbas de todas las épocas

desde el año 2000 hasta época grecorromana,

y casi todas ellas han sido saqueadas en época antigua.

Lo que pasa es que los saqueadores trabajaban

de forma muy rápida con poca luz, solo iban buscando objetos de metal

y piedras semipreciosas, despreciaban todo lo demás.

Pero, para nosotros, esos objetos

son de gran valor porque nos dan información

sobre la vida cotidiana, sobre las creencias religiosas,

las prácticas funerarias.

El año pasado, en un pozo que había sido saqueado,

encontramos un magnífico par

de sandalias de cuero que habían sido tintadas de rojo

y tenían la decoración repujada.

La decoración parece indicar que pertenecieron a una mujer.

Y, junto a ellas, encontramos dos bolas de cuero blanco unidas

por un cordel que probablemente fueron parte

de un juego entre mujeres y se depositaron en la tumba.

También trabajando con otras momias,

encontramos placas de metal

y collares de oro que curiosamente pasaron

desapercibidos a los ladrones.

Pero, sin duda, el hallazgo más espectacular

ocurrió en 2017.

Se trata de un jardín de hace 4.000 años,

del año 2000 a. C.

hecho en barro y, debido a su fragilidad,

lo que hemos hecho es hacer una réplica del jardín

con Factum Arte en Madrid. La hemos llevado hasta Lúxor

para instalarla encima del original.

El original queda tapado y protegido,

pero, como es una pena ocultar el único jardín funerario

que se conoce, hemos hecho esta réplica

y la colocamos justo encima para que el futuro visitante

del yacimiento pueda hacerse una idea

de cómo era el único jardín funerario

de hace 4.000 años que se conoce hasta la fecha."

La editorial Siruela acaba de publicar el último ensayo

del catedrático emérito

de Filología Griega de la Universidad Complutense

de Madrid Carlos García Gual:

"La deriva de los héroes en la literatura griega",

un estudio que se añade a otros anteriores

sobre parecido tema, como es el caso justamente

del anterior, cuya lectura ya recomendábamos

aquí mismo: "La muerte de los héroes".

En esta ocasión, se nos ofrece la posibilidad

de seguir la evolución de los héroes

de la literatura griega clásica desde Homero a la época helenística

y relacionándola con los cambios de mentalidad

de la sociedad a la que sirven.

El libro está dividido en cuatro partes:

una primera, dedicada a la épica antigua;

otra, a los héroes en la tragedia; otra, a los héroes en las comedias;

y la cuarta, a los héroes en las novelas griegas

del periodo helenístico.

A modo de colofón, se añade el ensayo

que da título al libro: "La deriva de los héroes",

perfectamente aplicable al presente; bueno, en realidad,

todo el ensayo es perfectamente aplicable

a nuestro presente.

Brumaria es un colectivo de profesores nacido

en la localidad cordobesa de Fuente Obejuna que apuesta

por las artes audiovisuales como herramienta educativa.

Estuvimos allí hace algún tiempo.

Les ofrecemos un fragmento de nuestro trabajo

y el resto, en la red.

FOCO es, para mí, emoción, es pasión,

es conocer gente.

Hemos ido al taller de maquillaje,

le hemos hecho eso,

y ayer estuvimos en uno de creatividad,

que hicimos actividades de presentación,

empatía con los demás.

Me parece una herramienta

en la que los chavales pueden aprender muchísimos valores

con lo audiovisual y no solo con los libros

y estando sentados en sus pupitres.

La clase antes estaba como más separada por grupos

y eso, pero después, al hacer cortos

y compartir momentos

y compartir ideas y compartir todo,

la clase como que se juntó más.

-Claro. -Ahora tenemos más afinidad.

Ayuda a que los alumnos sean más creativos sean

más creativos y que piensen ellos solos

y que desarrollen temas, que les interese el tema,

que lo busquen.

Hasta aquí llegamos hoy. Volvemos mañana, martes,

en compañía de la escritora

y periodista y compañera de Radiotelevisión Española

Rosa María Artal, que acaba de publicar un "e-book"

sobre la situación actual en España

y en el mundo como consecuencia del coronavirus,

del que hablaremos con algún detalle.

Será una estupenda ocasión para escucharla atentamente.

Les invitamos también a que escuchen mañana detenidamente

a la doctora en Psicología Laura Rojas-Marcos.

Nos va a hablar de las trampas mentales,

de esos autoengaños que nos hacemos

y que no suelen tener los resultados felices

que esperamos.

Pasen un buen día y muchas gracias por estar ahí.

Volvemos mañana. Feliz día.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 22/06/20 - Lengua de signos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 22/06/20 - Lengua de signos

22 jun 2020

Vemos los reportajes "Redes de cuidados" y "Proyecto Dejhuty". Además, entrevistamos al médico y periodista Nicolás Romero y a Mar Asunción, Responsable de Clima y Energía de WWF España.

ver más sobre "La aventura del saber - 22/06/20 - Lengua de signos" ver menos sobre "La aventura del saber - 22/06/20 - Lengua de signos"
Programas completos (1885)
Clips

Los últimos 6.775 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios