www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2911122
Para todos los públicos La aventura del saber - 16/12/14  - Ver ahora
Transcripción completa

Buenos días. Hoy les ofreceremos un buen número de recomendaciones

ideales para estas navidades.

Son las propuestas de Cristina Hermoso,

de "La estación azul de los niños", el programa de Radio Nacional

dedicado a los lectores infantiles.

Es la mejor forma de combatir el aburrimiento.

Lo hablaremos con los psicólogos. Antes, el sumario.

Hablamos de arquitectura y del mensaje que una obra transmite.

Vamos a la Vega Baja del Segura, un paisaje agrícola transformado

por la especulación inmobiliaria.

El estudio Grupo Aranea ha construido

un instituto de secundaria,

un edificio que se erige frente al contexto de adosados clónicos

y promociones inmobiliarias frustradas de alrededor.

Y recogemos las propuestas de CNI,

un noticiero que hoy pasa revista a tres de las investigaciones

más destacadas del año sobre la salud.

Buenas noticias en la lucha contra el Parkinson, el sida o el cáncer.

Hola a todos. Vamos a hablar del aburrimiento sin que se aburran.

¿Por qué nos aburrimos?

¿Será bueno que a veces nos aburramos un poco?

¿Hay gente aburrida?

¿Por qué los programas educativos son más aburridos

que los de cotilleo y escándalo y en general de desparrame?

Comencemos por esta última pregunta. Nos acompañan

Guillermo Blázquez y Alfredo García.

Hola. Buenos días.

¿Por qué lo edificante es aburrido? Porque en principio

hay una relación directa entre estimulación sensorial

y aburrimiento.

Lo que no nos estimula...

Muy fácil: alguien te llama.

Es un petardo hablando por teléfono.

El ser humano coge un boli y hace así, y dibuja cuando habla

con quien le aburre. El ser humano necesita estimulación sensorial.

Y a priori, lo educativo tiene un tono estimular más neutro

que mucha gente pegando gritos.

Ajá. Bueno. ¿Y por qué

los malos son...?

Si estoy seguro de que es así. ¿Por lo mismo o no?

Sí, no.

Ampliando lo que ha dicho Guille, mucha gente,

cuando debe trabajar, al lado tiene el móvil o alguna cosa

en la que unos minutos me puedo escapar a ese mundo más divertido.

Porque es cierto lo que dice.

La estimulación, no por trabajar estás estimulado.

La estimulación tiene que ver en sentido positivo.

Que me estimule positivamente. Que me dé...

Vidilla. Sí. Que sea positivo. Por eso

a veces intercalamos momentos de trabajo con momentos de ocio.

Así se puede volver al trabajo repuestos

y con las pilas cargadas.

Por eso lo hacemos mucho. Mucha gente lo hace.

Y los malos entonces, en general,

suelen ser más interesantes, ¿no? Los personajes, los villanos.

El bueno como que ya sabes que hará lo mejor.

Es previsible. Eso es.

Ya sabes. Todo lo que es imprevisible, inesperado,

lo que se aleja de las convenciones,

siempre es más llamativo.

Se sale de la norma. Claro.

Porque te mantiene en tensión al no saber qué va a ocurrir.

Debes estar siguiendo. Además, hay una sorpresa implícita

que te estimula, y esa sobreestimulación, la sorpresa

nos encanta.

En el buen sentido. Entonces vamos

a la definición. ¿Qué es aburrimiento?

El aburrimiento es una situación desagradable, incómoda,

que proviene cuando o bien la mente no sabe sacarle el jugo

a una situación estimular, como que no le interesa,

o la situación es muy plana. Yo prefiero ir al sentido etimológico.

Viene

de "aborrere", si no me equivoco.

Es decir, que tiene un puntito

desagradable, asqueroso.

De hecho, en la jerga, ¿cómo se dice que uno está aburrido?

Que se muere de asco. Sí.

El aburrimiento es displacentero.

Eso de que sea displacentero...

Hasta cierto punto sí lo es.

En Psicología hay que hablar literal.

Hay que matizar. Claro. Un poco de aburrimiento

es necesario. Hablamos del doble sentido.

¿Para qué sirve aburrirse?

Bueno, en mi opinión,

poco evolucionista, es que el aburrimiento surgió como adaptación

cuando el hombre empezó a superar las dificultades

de la supervivencia. Dedicas menos tiempo a sobrevivir...

Con hambre no te aburres.

Tienes que buscar el papeo. Exacto. Buscas agua

y ese tipo de tareas. No te aburres.

Entonces una vez

has cumplido eso, queda más tiempo ¿para qué?

¿Para qué queda ese tiempo?

Ahí surge una necesidad humana

de no poder perder el tiempo. La vida es limitada.

La vida se acaba. ¿Qué hago aquí?

Soñar, por ejemplo. Eso sería lo positivo. O una

de las cosas positivas. Pero a nivel cultural

se ha creado una especie de aversión a ese tiempo perdido.

Por eso hoy día cuando nos aburrimos nos permitimos menos aburrirnos

por la idea de tirar el tiempo.

Y no es tan así.

Ya. Y vamos a ver, ¿hay un tipo de aburrimiento

patológico? Desde luego que sí.

¿Os ha llegado algún aburrido

a la clínica pidiendo ayuda?

Me aburro. No, ¿no?

No, en ese sentido no.

No, pero sí forma parte de un estado depre.

Cuando uno habla de depresión, habla de tristeza, de insomnio.

Pero siempre se deja de lado el aburrimiento.

El aburrimiento es un signo muy habitual de la depresión.

Y el aburrimiento sostenido... ¿Qué pasó en Guantánamo

y en otros sitios? Una de las torturas que se hacían

era la de privación sensorial.

El ser humano, bajo un aburrimiento sostenido

e intenso, opino que puede llevarte a la locura.

Sí. Hay estudios de la NASA

sobre cuáles serían los factores psicológicos

más importantes si una misión saliera mal, y es el aburrimiento.

Se pasan tantas horas sin hacer nada, esperando a hacer algo,

que eso les puede llevar a distraerse con tonterías,

que pueden ser malas para su salud.

Cuando te aburres bebes más, comes más.

Pero no solo eso. Necesitas divertirte o estimularte.

Puedes coger un palito y golpear

lo que no debes. Necesitamos estimulación sensorial.

En satisfactorias medidas.

Cuando no la tenemos, la buscamos. Las pelis, los libros,

la música. Todo eso ayuda.

El arte y la cultura, desde la Grecia

antigua, surge del aburrimiento.

Es una opinión personal. Bueno, sí. Es verdad.

Pero gracias a ese espacio que debemos rellenar

ha surgido el sistema de entretenimiento que tenemos y

y de creatividad. La sociedad

del ocio, ¿no? Eso es.

Eso tiene que ver con que

el aburrimiento, que puede ser bueno o malo,

como motor creativo es bueno, creas cosas,

pero el aburrimiento malo tiene además su maleta, ¿no?

Siempre tiene un reproche, una crítica.

Es como el pensar francés que decía:

Perdonamos a quien nos aburre, pero no a quienes aburrimos.

Como que siempre... Yo en eso

querría decir algo. Hay un tinte negativo.

Y ya termino. Con la sociedad de consumo creada

hemos parido una raza de diversiones.

Podremos ir a jugar al golf

a Marte, pero asimismo, todo este mundo que hemos creado,

el aburrimiento ha generado

una imposibilidad para entender nuestro mundo.

El aburrimiento es una crítica a la cultura que hemos creado.

Bueno.

Ahí me has dejado perplejo. Sí, perdón.

No, no. Que es para pensarlo.

A tu pregunta, si venía gente a terapia,

y lo antepenúltimo que ha dicho él, Sí.

He hablado un poco.

para muchos un problema de la terapia

es el aburrimiento. No saben divertirse solos.

No saben. Es verdad. Buena idea.

Entonces,

a veces necesitan que haya, metafóricamente, un bufón,

un mono de feria que les entretenga. Porque ellos

tampoco saben entretener a otros. Y se aburren fácilmente.

Es un problema. Siempre están constantes

de necesidad, de estar con otros por recibir una estimulación

que ellos no producen.

Porque no han podido gestionar su soledad.

Sí. Sí. Algo tiene que ver.

Y no tiene que ver con el coeficiente intelectual.

No. Puede ser alguien inteligente

y aburrirse. Sí, sí.

Tiene que ver con la infancia. Un consejo:

A los niños, no dejarles aburrirse.

Mi hijo se aburre. Le sobrecargo.

Ponte a estudiar música, ve a no sé qué.

Ahora aprende... y no se aburren.

No fomentas la imaginación ni el saber estar solo.

Porque estar entretenido te anula la soledad.

Es un mecanismo para no estar solo e intentar estar siempre estimulado.

Claro el tema es

dónde está el punto de equilibrio.

Porque cuando éramos pequeños nos aburríamos durante mucho tiempo.

El tiempo pasaba muy lento.

No había mucho que hacer. Jugabas a los indios.

Juegos imaginativos, no estructurados.

Eso es un reto para la inteligencia.

Pero porque los niños, Nunca me aburrí tanto como de niño.

Y fue la mejor etapa de mi vida. Debes aburrirte.

Debes conocer tu aburrimiento.

A partir de ahí, desarrollar las actividades que a ti te gustan,

y entregarte a ellos con disciplina.

Y entender, cuando eres adulto,

que tu tiempo libre es sagrado.

Y no estás ni a setas ni a Rolex.

Estás a tu tiempo libre.

Y debes dedicarte tiempo libre. Y permitirte aburrirte

y actuar en consecuencia. Cuando te aburres,

si eso te lleva a hacer algo creativo, es bueno.

Buenísimo. Si eso te amarga la vida

y no te deja...

Claro. Si el aburrimiento es una palanca

para que critiques todo,

es que yo no sé qué, es que la vida tal,

es que no hago nada, es que tal,

si el aburrimiento te produce esos mensajes, es negativo, claro.

Eso es lo más negativo que puede haber.

Si te fomenta a salir, moverte, pensar,

todo eso, crear... La solución

al aburrimiento, la creatividad.

Pero también el estar consigo mismo

un rato... todo esto va en ratos.

Mucho tiempo pensando en ti es malo, pero un poquito es bueno.

Divertirte siempre es malo,

pero un poco es bueno. Claro.

porque se activa, estando aburrido, la red por defecto.

Es un circuito neuronal que todos tenemos

que vincula experiencias pasadas con aprendizajes futuros.

Aburrirse favorece el diálogo interno.

Entonces, hay unas asociaciones que emergen de tu cabeza.

Y es a que en un momento

te has aburrido.

Bueno, muy bien. Lo último.

Hay muchos físicos que cuando ya no se les enciende esto,

ya no pueden

pensar más, hacen tareas de entretenimiento o monótonas.

No piensan en la tarea.

Y eso hace que encuentren la solución.

Pasa en muchos libros. A Arquímedes le paso .

Haces algo que no tiene relación con lo tuyo y lo solucionas.

Tener la cabeza entretenida, y buscando...

Exacto. Gracias al aburrimiento. Muy bien. Espero

que no os resultase aburrido. A mí me resultó superentretenido.

La verdad que sí. ¿Y la semana que viene?

El apego. Oh. Mola.

Mola mucho, sí. Bueno, nos vemos. Gracias.

A ti.

Les dejamos con el proyecto arquitectónico El Rafal,

en la Vega Baja del Segura.

(VOCES DE NIÑOS)

El IES Rafal tiene mucho que ver con esto que veis aquí.

Cuando empezamos a proyectar el centro, encontramos campos

de limoneros, quedan algunos por allí,

y cuando volvimos, el proyecto se paró

durante un tiempo, y cuando volvimos, el sitio

estaba ya urbanizado.

Y tuvimos que cambiar el proyecto.

El proyecto, que pretendía ser más generoso,

más generoso con todo el entorno, generaba un espacio interno

protegido, porque un colegio tiene ese punto, también tenía...

No sé, era más cómplice de lo que pasaba fuera.

Al ver que esto se había convertido en el infierno que se expone aquí,

tuvimos que agudizar o ser más drásticos con el proyecto.

Y tiene ese punto guerrillero

que vemos ahí atrás, con sus bombazos,

y ese muro defensivo, que pretende, no sé,

generar una oportunidad

frente al desolador contexto que se fabricaba aquí.

Un primer problema que tuvo el centro

era tener una parcela muy limitada para un centro como este.

De alguna forma, es casi la mitad

que un centro semejante.

Entonces, no sé, si tenemos

sobre los 6000 metros, un centro así podría tener 10 000,

para hacernos una idea.

Ese problema lo hicimos casi virtud.

Y siendo pequeño, podíamos envolverlo.

Si hubiera sido más grande,

la edificación no se habría desplazado al perímetro.

Esta situación la convertimos en una ventaja.

Podíamos agotar el perímetro. De haber sido

el doble de grande,

no nos habría dado para resolver el perímetro y generar algo como esto.

Y eso nos obligó también a multiplicar el espacio,

los espacios públicos, en altura.

En un centro convencional así, los espacios públicos

están vinculados

al suelo, al patio, a un patio central que envuelve el edificio.

Aquí tenemos patios concatenados,

y el espacio público se desplaza

en todas las plazas del edificio.

Tenemos terrazas con espacios de juego en la última planta,

una huerta colgante, espacios

como este, que son la forma natural

de salir al patio.

(SIRENA)

(RISAS)

Estamos ante un proyecto claramente funcional.

Es un organigrama tridimensional

donde todas las formas tienen que ver

con las dimensiones de las aulas. Todo son aulas.

Aulas enteras. No hay

casi ninguna relación entre aulas. Se comunican con pasillos.

Con eso se logra algo bastante interesante:

Que todas las aulas sean independientes.

Tengan o su propio patio o un patio virtual flotante,

de tal forma

que ningún aula molesta a otra,

todas tienen ventilación cruzada. Todas las aulas

tienen mucha insonorización y un potencial enorme

para adaptarse a un clima tan duro como este.

Aquí hay unos veranos muy duros.

Hace mucho calor.

Lo del rosa era como el complemento perfecto,

un tono divertido,

en el hormigón.

Y bueno, justo el rosa,

yo creo que frente a esa dureza, es un color más femenino.

Queda bastante bien.

Es la pequeña pincelada

como de vidilla que aparece para señalar situaciones

como escenarios particulares. La montañita rosa de arriba,

esa rampa, las taquillas.

Son pequeñas cosas, pero el rosa les da...

Los convierte en más visibles, en más protagonistas.

Funciona bien el contraste, creo.

Y el tema de las letras, la idea era hacer un organigrama en hormigón.

Un organigrama muy claro, donde se viesen las siglas de las aulas.

Y esa idea tiene que ver con encontrarlas fácil.

Todo lo que vemos son aulas.

Una única aula. No hay dos juntas.

Queríamos generar una información analógica, sencilla,

donde uno pudiese,

de una forma fácil, en este pequeño laberinto, cruce de patios,

este patio central, detectar dónde están

sus aulas, y de forma sencilla poder orientarse.

Este edificio lleva 5 años, y el hormigón está intacto.

Frente a otros materiales continuos de acabado,

que acaban estando un poco machacados, porque estos edificios

acaban teniendo

unos usuarios muy durillos.

Son rebeldes. Todos tienen una edad

con ganas de romperlo todo, y este edificio

juega con ellos de tú a tú.

Y les permite de alguna forma...

Está abierto a ser maltratado, y se deja.

Es como el gran oso que aguanta todo.

De alguna forma, el instituto plantea

una violenta... es violento, no es un edificio que se pueda

repetir. Puede ser un modelo como espacio

pero no como actitud. La actitud acaba siendo

algo dura, como decir: "Vamos a parar un poco".

"Vamos a intentar generar un espacio...".

No sé, los jóvenes que vienen de esta...

Los hijos de esta gente no se merecen vivir en un mundo

tan especulativo. ¿No podían tener un pequeño lugar

donde soñar otra cosa distinta? Eso plantea el centro.

Con este centro no podíamos cambiar

la ciudad, lo que estaba pasando.

No sería posible abrir... ser más o menos generosos

no iba a cambiar mucho. Este sitio ya estaba fastidiado.

Entonces planteamos un trabajo

como de intentar ir más allá,

saltar en el tiempo, jugar un poco con los niños.

Porque igual son ellos los que pueden transformar este sitio.

Igual ellos, si tienen la suerte de que durante

su formación, formarse en otro sitio y tener un marco propio,

y no tener la presión

de no sé... del ejército de urbanizaciones

que les rodea, y entonces nuestra propuesta

era defensiva. Era: "Vamos a generar este baluarte,

este lugar protegido, con horizontes rosas,

con vistas por encima

de los bungalós, con recuerdos de la huerta,

y pensar que aquí

pues existiría la oportunidad

de imaginar algo un poco mejor".

(CANCIÓN) Voy caminando por la vida

sin pausa pero sin prisa.

Procurando no hacer ruido vestido con una sonrisa.

Ni complejos ni temores.

Canto rumbas de colores.

Y el llorar no me hace daño siempre cuando tú no llores.

Ay. Siempre y cuando tú no llores.

Ay.

Y no quiero amores

no correspondidos.

No quiero guerras, no quiero amigos que no me quieran

sin mis galones. No me tires flores

ni falsas miradas de inexpresión

que no dicen nada del corazón que me las propone

Porque voy caminando por la vida,

sin pausa pero sin prisa,

procurando no hacer ruido vestido con una sonrisa.

Ni complejos ni temores, canto rumbas de colores.

Y el llorar no me hace daño

siempre y cuando tú no llores.

Ay.

Siempre y cuando tú no llores.

Cada semana encontramos excusa para insistir en el poder transformador

de la cultura, pero ¿qué educa más,

el cine, la TV, la danza? Blanca Marsillach

cree que la mejor herramienta es el teatro social.

Y e mejor campo de juego, el colegio. Le preguntaremos

a Octavio Sáez,

Y a Beatriz Castellano, del colegio Santa María de Las Rozas.

Buenos días. Buenos días.

Vamos a hablar de teatro social. Es tu tema estrella.

Es un tema que tú promueves en los centros educativos y es un concepto

muy amplio en realidad, capaz de atrapar a colectivos muy distintos.

Claro. El teatro es la mejor manera, desde mi punto de vista...

Para ti, el teatro. El teatro.

Un libro de texto está muy bien,

sobre todo cómo lo explica el profesor,

pero a través de las audiovisuales, de las proyecciones,

de una interacción, de cantar, de bailar,

de una historia fascinante, pues todo lo que podría ser

un poco rollo, a los niños les entra de una forma

orgánica, ¿no?

Entonces, todo lo que sea, en el caso del medio ambiente,

energía sostenible, paneles solares,

dióxido de carbono, dirán: "¿De qué me habla esta señora?".

Entonces,

si te lo cuenta el Toro Cortés de Sevilla,

y le pasan cosas,

lo asocian y les entra.

Por eso yo creo que el teatro es fabuloso para transmitir eso.

¿Cómo os subís,

o cómo empezáis a participar en el proyecto?

¿Cuál es el interés del centro?

Dentro de un proyecto educativo,

el tipo de metodología

es fundamental.

No basta la teoría, lo decía Blanca,

sino que todo lo que sea activo,

que tenga significado,

eso es lo que realmente aprende y forma cuerpo.

El teatro es hacer, es descubrir.

Es descubrir tus propias emociones.

Es descubrir tu capacidad de relacionarte,

y los conceptos se entienden.

El teatro siempre importó en la educación.

Y este concretamente, si es una alimentación sana,

si es la ecología, es uno de los valores importantes.

(CANCIÓN) #Esto va a ser magnífico.

#Pero hay que ser muy específico.

#Tener un plan bien diseñado

#y que tú estés siempre a mi lado.

#Lo que es indudable es que ha de ser calculable.

#Alimentarnos y pasar a la acción,

#y lograr mis metas con satisfacción.

#S-M-A-R-T.

#"Smart!".

#S-M-A-R-T.

#"Smart!".

#Alimentarme me lleva a mi destino.

#Así me haré más fuerte por el camino.

#Alimentarnos en cantidad#.

Vosotros ¿desde cuándo empezáis a colaborar con este proyecto

y decidís darle la oportunidad a los chavales

de participar de esta manera?

-Como decías antes, hay muchas herramientas

para que aprendan.

Y a lo largo del tiempo han cambiado mucho las formas.

El teatro siempre estuvo ahí, y siempre fue importante.

Los niños se sienten espectadores,

pero también aprenden de otra forma.

Y siempre, el teatro en el colegio, desde pequeños van al teatro.

Y esta novedad, empezamos el año pasado

y nos encantó. Primero vinieron ellos al colegio. Es una forma

de aprender dentro del cole.

No es que vayan de excursión no sabiendo a qué.

Eso es un acierto también, dentro del mismo recinto.

Blanca,

y hablamos de educación en valores.

Se pueden enseñar muchas cosas a través del teatro.

Hablamos de dos obras. Una sobre hábitos

saludables, otra más sobre el medio ambiente.

Y la idea es que sea

muy participativo, que se rompa esa barrera

entre los actores y los espectadores. Es una enseñanza más.

Claro. Es romper la cuarta pared y hacerles partícipes

haciéndoles preguntas, o ellos mismos

diciendo o sugiriendo cosas, porque son muy inteligentes.

Entonces ellos se adelantan muchas veces a la historia

y al argumento, y a lo que los actores

están haciendo.

Entonces, en el caso de la pirámide nutricional,

¿cuántas piezas de fruta tomáis al día?

¿Cuántas verduras no sé qué? Entonces les estás examinando

sin que se sientan

examinados.

Y les estás metiendo la importancia de hacer ejercicio,

de lavarse los dientes, las manos,

que hay tiempo para el sedentarismo, que está bien

el chocolate,

pero que tú eres

lo que comes, ¿no? ¿Niños de qué edad

participan de este proyecto?

No sé si hacéis... -Desde Infantil.

¿Todo el...? Sí, desde infantil.

¿Y cómo lo organizáis?

Seleccionáis, hacéis los contenidos más digeribles

en función del grupo de edad. ¿Cómo ha sido?

Todo lo que se organiza

está en función de una programación previa.

Buscamos aquella obra que mejor encaje

en la programación que tenemos.

Una buena forma que tenemos de aprender

La lucha que tenemos los padres

con los comedores escolares, si está equilibrado el menú,

y la lucha con los niños para que coman

más verduras y frutas.

Esa es una buena forma de trabajar con ellos.

Y vosotros en el colegio habláis de un centro que tiene alma.

No sé si esto tuvo que ver a la hora

de participar en este proyecto. Que siempre busquéis una relación

más directa con los alumnos.

Que sea algo más de lo que dicen los libros.

-Nuestro colegio

es pequeño, es muy familiar,

y permite mucho más estas actuaciones, y que los niños,

todos, la puedan realizar.

Desde los pequeños hasta Primaria.

Lo dejamos en Primaria. Este año a ver si enganchamos Secundaria.

Por eso, porque todos aprenden, participan, nadie se siente peor,

están en igualdad, el que es más tímido

tiene la oportunidad

de participar, no se siente tan en clase.

Entonces, es un poco la enseñanza individualizada que queremos

un poco en el cole al ser cole pequeño.

Yo no sé

si tenéis la sensación de que olvidamos

que en los colegios se forma a los chavales, en el sentido estricto,

pero también hablamos de valores humanos.

Están enseñándonos

lo que vamos a ser en la vida.

Eso también ayuda, esas obras de teatro.

Mucho. Van a ver todas las facetas, no solamente

la parte... A los padres les digo

que nos fijamos siempre en cómo es mi hijo como estudiante.

Y las demás se nos olvidan.

Y uno puede ser mal estudiante pero tener tantos valores a desarrollar

que a veces en el cole no damos opción

a descubrirlos, y estas cosas permiten que sea así.

Por ejemplo,

Blanca, tú eres dada a compartir tu experiencia personal.

Tú cuentas cómo eras como estudiante.

Ay, madre. Te ríes. Qué miedo. Bueno,

prefiero no ponerme de ejemplo.

Yo fui muy mala estudiante, y me echaban de los colegios.

Pero curiosamente comentaba con Octavio

que cuando me llevaron a Inglaterra porque aquí nadie me quería,

pues en el colegio, vamos, tipo como el que decía Octavio,

Harry Potter, todas así como con uniforme,

estricto. Me hice una estudiante maravillosa.

La estructura, la disciplina, el saber

que... mi profesora de interpretación decía una cosa:

Que tus limitaciones son tu libertad.

Y en ese...

En ese cuadrado tú puedes realmente explayarte mucho más.

Y yo sentí realmente que en Inglaterra

es muy importante

lo que emane el colegio,

no todo, no es el método de enseñanza en sí.

Es lo que se respira.

-Si no hay educación en valores, no la hay...

Un concepto va unido al otro.

Y todo lo que se hace debe ser para formar

hombres, mujeres que sean autónomos, que confíen en sí mismos,

y compromiso para transformar la realidad

y hacerla mejor. Todo eso

gracias a la magia del teatro que una vez más nos traes.

Gracias por venir.

Nada, gracias a vosotros por haber venido.

Nos vemos prontito. Me voy de gira

con la obra social, con todo lo de medio ambiente.

y a seguir fuera de Madrid intentando transmitir esos valores

tan importantes que es cuidar

el planeta Tierra, que cada vez lo cuidamos menos.

Desde aquí lo iremos contando. Gracias.

Ahora un fragmento de "Creadores", un capítulo sobre Gervasio Sánchez.

fotoperiodista que ha mostrado los horrores de la guerra.

"Desaparecidos" es un proyecto fotográfico

que se inicia cuando yo estudiaba periodismo.

Creí desde el principio que el drama no desaparecido

será el drama más duro que pudiera soportar cualquier ser humano,

y que de alguna manera una guerra no se cerraba

hasta que no se superaban las consecuencias de la misma.

La guerra de Bosnia no acabará

hasta que todos los desaparecidos no sean identificados y entregados.

Pasen 5 o 25 años.

Cuando acabé la universidad, yo le di muchas vueltas

a buscar una forma de documentar fotográficamente este drama.

y ya de hecho en el año 98 hice un viaje a Chile

para tocar este tema. En el 2003 estuve

en Irak. Tuve la posibilidad de documentar

exhumaciones terribles.

Las bibliotecas escolares tenderán a ser en el futuro

talleres donde los alumnos pueda encontrar recursos informativos

para desarrollar aprendizajes por proyectos, significativos,

colaborativos, donde puedan desarrollar

capacidades críticas y alfabetizaciones múltiples.

Hola a todos.

Hemos vuelto a invitar a Cristina Hermoso de Mendoza

para hablar de libros para los peques, los que ya mismo

dejan de serlo. Lo hacemos en una ocasión muy señalada.

Es la última semana de emisión del programa en 2014.

Y la acompaña la escritora Violeta Monreal.

Bienvenidas. Felices fiestas. Gracias.

Por adelantado, pero están cerca.

Ya están aquí. Claro.

Son unas fiestas especiales,

y en las que hay tiempo para leer.

Dicen: "No tengo tiempo". Ahora sí. Claro, en navidad

se dan dos situaciones que tienen que ver con la literatura infantil.

Por un lado, los niños están de vacaciones,

así que más tiempo para leer,

y por otro lado es época de regalos.

Es una oportunidad para convertir un libro

en un obsequio estupendo. Pero

hay que elegir bien.

Si no, pasa como le pasaba a un hermano de un amigo.

Decía: "¡Libros no!".

Entonces, deben ser libros especiales.

Por suerte, yo creo que hay

una variedad de títulos de calidad

de literatura infantil inmensa.

Luego cada uno... Yo aquí he traído apuestas seguras.

Libros que nos han gustado mucho en Radio 5.

Nos recomiendas alguno de ellos. Claro, todos.

Todos llevan el sello.

Y luego, por supuesto, cada uno debe elegir según su criterio

y conociendo al niño al que se quiere dirigir.

Se trata de que se diviertan, ¿no?

De que aprendan. Claro.

Entonces mira, empezamos a lo grande

con el Premio Nobel de Literatura de este año, con Patrick

Modiano, que escribe para adultos, pero se atreve con los pequeños,

y esta es una novela infantil ilustrada por Sempé

y recién editada por Blacky Books de una forma maravillosa.

Espectacular, ¿no? Sí.

Qué bonito. Sí. "Catherine"

nos cuenta una historia de complicidad

encantadora entre un padre y una hija,

que los dos viven en París, llevan gafas

y los dos ven el mundo de una forma bastante particular.

Qué bien. Es una forma estupenda

de acercarse

al Premio Nobel de este año.

Es para niños, pero el adulto que lo lea no se arrepentirá.

Para niños, pero

por la cantidad de palabras que tiene...

Lo de las edades es delicado.

Cada niño es un mundo. Quizá a partir de ocho

es la edad recomendada. Muy bien.

Continuamos.

Un libro para niños más mayores.

Comenzamos esta temporada

en el programa con este libro

porque nos conquistó el título: "Ingenios".

El autor, Philippe Brasseur,

y lo edita Anaya. Es un libro con muchas posibilidades,

porque por un lado los niños

pueden conocer a los grandes genios de la historia.

Einstein, Chaplin. Sí.

A Leonardo da Vinci. Pero no se queda ahí.

Invita a los niños a pensar como los genios.

Entonces propone dinámicas

para despertar la curiosidad,

para usar la imaginación, y el definitiva,

para actuar como los grandes genios.

Entonces dice:

Anota tus ideas como hacía Leonardo da Vinci.

O observa como hacía Flemming.

O este que me gusta a mí mucho.

Acostúmbrate a los cambios

como Heráclito.

Y te propone, por ejemplo, no comer siempre en la misma habitación,

celebrad algo,

llamad por teléfono a un amigo al que hace tiempo que no veis.

Es un libro, como digo,

con muchas posibilidades.

Y el tercer título que he traído es para los niños

más pequeñitos. Enseguida os sonará.

"El jardín

del pulpo".

"Octopus Garden". De los Beatles.

Exacto. Un título que publica la editorial SM.

Es un cuento bilingüe, en inglés y español,

basado en la canción de Ringo Starr.

Así que es la letra de la canción tan dulce y tan alegre

convertida en cuento

con unas ilustraciones fantásticas,

como podéis ver, y además con un CD

que incluye varias versiones del tema

para que se pueda leer y cantar a la vez.

Qué bien. Bueno, esos tres libros.

U nos has traído a una amiga, una escritora muy conocida.

Una ilustradora fantástica

con más de 140 libros ilustrados,

más de 30 escritos por ti,

¿no? -Sí. Sí.

Bueno, bienvenida. -Gracias.

¿Qué diferencias hay entre ilustrar un libro escrito por ti

y entre un libro clásico, como "Pinocho"?

"Pinocho".

Enlazando con lo que dice Cristina, que es mi forma de ver las cosas,

cuando yo escribo soy completamente libre.

Y además, demasiado libre, quizá.

Porque soy una persona que hago un poco

siguiendo la idea de cómo trabajaba Miró.

Ya vamos enlazando.

Yo voy andando, yo a lo mejor veo

una ramita, y la ramita

me está diciendo: "No soy una ramita, soy un árbol".

Inmediatamente, yo necesitaba hacer un bosque.

Cuando la zorra engaña al pobrecito Pinocho.

Y ahí se mete la ramita.

Entonces, es esa libertad total

que muchas veces, cuando tienes que...

Yo con los clásicos me siento libre.

Cuando tienes que escribir

a un escritor vivo, ilustrarle el libro,

es cuando a lo mejor ese deseo de gustar, que le guste,

me pesa mucho.

A mí... yo necesito. ¿Y cuándo eres tú la autora?

¿Te gustas o no? Nunca. O sea,

es horrible. Es un infierno.

No me gusta, antes de empezar,

cuando la hoja está en blanco. Eso es un sinvivir.

Me va a salir mal.

Cuando empiezo el dibujo, como es una forma de trabajar

muy azarosa, el dibujo me está diciendo:

"Violeta, te estoy saliendo fatal".

Y lo peor es que cuando lo veo,

cuando acabo el dibujo orgullosa y me digo: "¿ves cómo saliste bien?".

Y el dibujo me dice: "Te salió de chiripa".

16 años, 20 años trabajando

y el dibujo te dice eso. Oye, Cristina.

Háblanos de Violeta.

Sabemos que estudió Bellas Artes, que estuvo en EE. UU. con una beca,

pero háblanos...

-Y muy prolífica.

Yo creo que es imposible entrar a una librería

de literatura infantil y no ver

algún título de Violeta.

Y sobre todo tiene un estilo inconfundible.

Tú ves un libro sin los nombres de los autores

y ya sabes que es suyo, porque usa una técnica artesanal

que yo creo que tú mejor que nadie puedes explicarlo.

Es la de los papelitos rotos.

Un "collage", ¿no? Has traído algo. -Bueno.

¿Quieres saber la técnica? Sí, sí.

Hablamos

de lectura, pero realmente hablamos de navidades,

pero yo no creo solo en la lectura. Creo en la conversación.

Creo que realmente si este libro se lo lee un adulto,

lo que debe hacer es conversar con el niño de ese libro.

Ahí empieza la lectura.

La lectura son las imágenes que se crean en la mente.

Por eso decimos que es divertido.

Mi forma de dibujar va un poco hacia ese interior.

Esto es una cartulina, y hago como Miró.

Escucho a la cartulina. La cartulina puede querer de todo.

Puede querer

ser cielo, una luna. En este caso quiere ser un gato.

Entonces, normalmente, el dibujo tradicional

coge un rotulador y dibuja un gato.

Yo, como Miguel Ángel, arranco al gato de la cartulina.

Teniendo cuidado. Yo, como soy muy picajosa,

pienso que la cartulina se arrepentirá de serlo.

Y lo harás aquí en directo. Sí. A ver.

Cierro los ojos. Se puede no hacerlo.

Claro que sí. Veo el gato.

Eso ya es la ilustración, es la lectura.

Agarro el gato con la mano, y le digo a la mano que lo dibuje.

La mano suele protestar, porque está acostumbrada al rotulador.

Le digo a la mano: "Tú dibuja despacio y tranquila".

No está tranquila ni dibuja despacio.

Dice: "Violeta, ¿y si me sale mal?".

Entonces es cuando debo decirle:

"Te lo repito. Si sale mal el gato,

yo hago otro gato".

"Y si me sale con el cuello muy largo, será un gato jirafa".

Ahí está el truco. Claro.

Gato jirafa. Es un dibujo porque nunca será un gato de verdad.

Entonces, la mano va dibujando, y es una manera de dibujar

que hace madurar

a los niños. Creo mucho en el dibujo.

Creo en la lectura, pero creo en que un niño, para crecer,

debe dibujar mucho.

Porque realmente así maduran y aprenden a pensar por sí mismos.

Entonces, ya que es un gato dibujado,

puedo hacer el rabo lo largo que quiera.

Puedo hacerlo un gato mono, para que se agarre a los árboles.

Y esta forma de dibujar simplifica mucho la realidad

y sobre todo no hay que colorear. Que no es que no me guste,

que si hay que colorear,

se colorea. Pero hay muchos niños que dejan de dibujar

porque a veces...

Es pesado rellenar los espacios. Claro.

Rellenar los espacios

en el fondo no es colorear.

Aquí tenemos un precioso gato negro.

Lo más seguro que quisiera ser azul o rojo,

pero ahí está. Si queremos

que esté sentadito, lo sentamos así.

Lo ponemos.

Un gatito sentado. Hala, qué chulo.

Para tu...

Para mi hijo. Muchas gracias.

Genial. Pues nada,

muchas gracias. Felices fiestas, Violeta.

Lo mismo, Cristina.

Esperamos volver a verte cuando podamos aquí.

Gracias, de verdad. A vosotros.

Ha sido un placer. Seguimos.

Les dejamos con el noticiero cultural iberoamericano.

Hola. Aquí comienza NCI, Universidad Iberoamericana,

y estos son algunos de los temas que traemos.

Científicos españoles hallan un mecanismo molecular para bloquear

la infección del VIH.

Un grupo de investigadores desarrolla

nanosensores para la detección precoz del cáncer.

Y viajamos por Iberoamérica con nuestra Conexión Universidad.

Hoy tenemos un programa muy científico.

Vamos a cerrar 2014 con las investigaciones

más destacadas del año en salud.

Arrancamos con un dispositivo que reduce los temblores del Parkinson.

La idea era desarrollar un tratamiento alternativo.

La primera versión del dispositivo es un exoesqueleto.

Es un robot que se pone sobre el cuerpo,

y es capaz de medir la voluntad de la persona,

y su temblor,

y aplicar fuerzas para parar el temblor.

Una persona está muy feliz por ver su temblor reducido.

Y puede beber de un vaso

durante la prueba, cosa que antes no podía hacer. Decía:

"Es una maravilla, pero no lo soluciona".

"No quiero parecer un Robocop al ir

a un restaurante a cenar". Eso dio idea al segundo proyecto.

Ahora ya no utilizamos un robot. Se utilizan

los músculos humanos.

Con una serie de electrodos sube el músculo.

Genera una estimulación y permite estabilizar la mano.

Y ahora trabajamos en otra versión.

En otro proyecto europeo.

Ahora estimulamos el cerebro.

Actualmente trabajamos con una empresa islandesa.

Estimamos en unos 5 o 10 años

para que lo que hacemos aquí llegue al mercado.

El sida afecta a 35 millones de personas

y este año la Ciencia dio un gran paso

para el diseño de fármacos más eficaces.

El descubrimiento de un mecanismo molecular

para bloquear la infección del VIH.

Los virus usan dos puertas de entrada en la célula.

La puerta A, común para todos, y la B, específica para ellos.

Pero las células sobre las que

esos virus entran tienen también una puerta C diferente.

¿Por qué los virus no entran por la puerta C?

Porque la puerta B y la C se acoplan entre ellas

e impiden que los virus que usan la puerta C entren.

Con el tiempo, los virus mutan en el organismo.

Cuando la patología se hace evidente y aparecen los síntomas claros,

los virus que están infectando ya las células

son virus que solo usan la puerta C.

Ahora se trata de diseñar compuestos

que mimeticen el efecto de la puerta B a la C.

Así, podríamos bloquear

la entrada del virus una vez ya está en el organismo.

De ahí debería ir a la fase animal, luego a las fases clínicas.

Así que estamos aún en la base, base.

Se pueden diseñar cosas menos tóxicas.

Se pueden diseñar moléculas más eficaces,

porque tocan menos cosas. En ese sentido son pasos adelante.

Una clave en la batalla contra el cáncer es su detección temprana.

Tras 14 años de investigación, unos científicos han encontrado cómo:

nanosensores ultrasensibles.

La prueba ELISA es el método de hace 40 años

para detectar biomarcadores de cáncer, pero no es

del todo fiable. Llega algo más fiable y eficaz.

Es un dispositivo que usaremos para detectar marcadores tumorales

en la sangre.

Este dispositivo tiene forma de trampolín,

pero a escala nanométrica. Lo recubrimos con anticuerpos.

Son rastreadores.

A través de un análisis de sangre, los anticuerpos atrapan

los biomarcadores tumorales sobre el trampolín.

Una vez quedan anclados los marcadores en el microtrampolín,

detectamos su presencia con un cambio

en la frecuencia de oscilación.

Para lograrlo se aumentó el peso de los biomarcadores

con nanopartículas de oro, que son fáciles de detectar.

Tenemos un doble chequeo de que es un tumor.

Se ha adherido al trampolín

y porque las nanopartículas de oro

han sido atraídas a ese marcador en la superficie del trampolín.

Una tecnología que conjuga la nanotecnología y la nanoóptica.

En 10 millones de veces más sensible

que los análisis actuales, y falla poco.

Necesitamos ahora

que se usen nuevos biomarcadores, de nueva generación, que sean

más específicos que los que están establecidos por la FDA.

Aunque aún no lo aprobó la Comunidad,

esta tecnología puede usarse para otras enfermedades

como el Parkinson o el Alzhéimer, ahora en estudio.

Llegó el momento de viajar a Iberoamérica.

Arranca la colección Universidad.

La quema de la paja del arroz en campo debería hacerse

tras permitir su secado, y con humedad,

para reducir los niveles de emisiones contaminantes.

Así se extrae de un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia.

Contaron los niveles contaminantes derivados de esta quema

en tres escenarios distintos en función de la humedad del producto.

Al 20% de humedad, la paja tarda el doble de tiempo en quemarse

y emite mayor cantidad de dióxido de carbono.

Es una muestra curada para Latinoamérica,

pensada en un público que no había recibido una retrospectiva

de la obra de Yayoi.

Es una explosión cronológica donde descubriremos la vida de Yayoi

desde sus primeros años, sus primeras

exploraciones artísticas.

Yayoi, a través de esta carrera,

es una mujer que hoy con 85 años sigue produciendo,

y es consciente de lo que pasa alrededor de ella.

El Centro Principia de Málaga se ha desplazado a Ronda

para explicar los avances científicos y los experimentos

de la manera más atractiva.

Como si fuera un juego, explican distintos ensayos sobre la luz.

Algo tan complejo como la luz, entender sus propiedades,

y hacemos experimentos con láser, mezclas de colores,

por qué vemos las cosas de tales colores,

por qué la luz se comporta como se comporta.

Prune Nourry trabajó con artesanos chinos

para crear Las Hijas de Terracota,

que critica y cuestiona la discriminación por género,

tan marcada hoy en día en China.

El ejército habla de las hijas desaparecidas.

Las esculturas son de barro y volverán a la tierra

para darle sentido a este símbolo. México para mí es una fuerte

e importante última parada antes que las estatuas vuelvan a China

y se entierren hasta 2030.

Llegamos al final del programa,

pero antes de irnos vamos a Tenerife.

Concretamente, al Parque Nacional del Teide,

donde está el pico más alto de España.

Un volcán de 3718 metros de altitud

sobre el nivel del mar. Disfruten.

Hola de nuevo.

Un buen regalo para los amantes del arte del Renacimiento

y al de Miguel Ángel Buonarroti en particular. Esta magnífica

biografía: "Miguel Ángel, una vida épica",

del especialista Martin Gayford, que acaba de publicar

la Editorial Taurus.

Es una historia muy completa y detallada,

ilustrada y llena de interés y posibilidades de entretenimiento.

Se lee como una novela, solo que el protagonista no se ajusta a la idea

que teníamos de él los aficionados al cine y a las series de TV.

Recordemos que en la serie de Renato Castellani sobre da Vinci

había bastantes referencias a Miguel Ángel,

como en la excelente película "El tormento y el éxtasis",

así como en la miniserie "El verdadero Miguel Ángel".

El libro muestra un personaje más complejo,

pero con un objetivo fijo.

Documenta la vida de un hombre con una fuerza interior milagrosa,

que se vio con sentido,

con significado y con una vocación obsesiva:

la búsqueda de la eternidad en la forma.

"Miguel Ángel, una vida épica", de Martin Gayford.

Recientemente publicado por la Editorial Taurus.

Hasta aquí el programa.

Volvemos mañana con nuevos temas y entrevistas.

Vendrá una psicóloga especialista en asuntos familiares.

En su libro nos da claves para aprender a vivir plenamente

nuestras relaciones con la familia,

básico para tener estabilidad emocional.

Además, hablaremos de arquitectura y recorreremos una exposición

que arroja una mirada fotográfica a la literatura.

Todo aquí, a partir de las 10.00. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 16/12/14

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 16/12/14

16 dic 2014

Veremos los reportajes "IES Rafal" y "Noticiario Cultural Iberoamericano". Además, entrevistaremos a los psicólogos Alfredo Gª Gárate y Guillermo Blázquez, a la periodista Cristina Hermoso de Mendoza, a la ilustradora Violeta Monreal y a la actriz y empresaria Blanca Marsillach.

ver más sobre "La aventura del saber - 16/12/14" ver menos sobre "La aventura del saber - 16/12/14"
Programas completos (2115)
Clips

Los últimos 7.705 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios