www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5684692
Para todos los públicos La aventura del saber - 15/10/20 - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos, muy buenos días

y bienvenidos a "La aventura del saber".

Comenzamos hoy con un taller de artes plásticas

en compañía del historiador y periodista Peio Riaño,

con quien hablaremos de uno de los cuadros más famosos

de todos los tiempos, verdadero emblema del arte español,

"Las Meninas", de Velázquez, que ha merecido la atención

de historiadores, filósofos y artistas de todo el mundo.

Hoy vamos a preguntarle a Peio por sus claves

y también por las condiciones de su creación,

así como su influencia general

en la historia del arte universal.

Buenos días a todos, queremos hoy también hablar

de empoderamiento femenino, de abandonar antiguas creencias

y romper los techos de cristal, todo bajo el telón de la pandemia

que sigue dejando a las mujeres en situaciones muy vulnerables.

Charlaremos de este asunto con la coach Maïté Issa.

"La bicicleta está viviendo un auténtico boom

tras la crisis sanitaria del Coronavirus.

Las tiendas han disparado sus ventas,

además, también han aumentado los servicios de taller

para reparar bicicletas que estaban en desuso.

El sector vive esta situación excepcional

sin apenas stock, para unos clientes que apuestan

por el deseo de hacer deporte, el miedo al contagio

y nuevas formas de movilidad.

Hoy nos damos una vuelta en bici

y les invitamos a que nos acompañen."

"Humor más metáfora es igual a greguería,

Jaime López Molina, artista, diseñador gráfico e ilustrador,

nos presenta un nuevo trabajo llamado Greguerías visuales,

un homenaje explícito al escritor Ramón Gómez de la Serna."

(Música)

Durante mucho tiempo "Las Meninas", de Velázquez se ha considerado

una de las obras cumbres del arte español,

no siempre fue así. Hoy hemos vuelto a invitar

al historiador y periodista Peio Riaño

para que nos recuerde la historia de "Las Meninas"

y de lo que se ha dicho sobre "Las Meninas".

Quizá lo primero, bienvenido Peio. Muchas gracias.

Lo primero que convenga decir sobre "Las Meninas"

es que no siempre se llamó "Las Meninas" ¿no?

No, ya sabes que los títulos, por lo menos hasta el siglo XIX

no son los originales y este al principio fue

"La Infanta Margarita y sus damas",

después pasó a ser "La familia de Felipe IV"

y en 1843 Pedro de Madrazo decidió cambiarlo,

entonces tenemos el primer fraude del cuadro,

que realmente las que ahora son protagonistas del cuadro

no lo son por intención del pintor,

que son las dos Meninas

que acompañan a la Infanta Margarita,

Pedro Madrazo en 1843 decidió cambiar

revisando todo el catálogo de El Prado, el título,

no sabemos cuál fue la intención al hacerlo,

pero la cuestión es que condicionó para siempre el cuadro.

Es muy curioso ¿no?

Porque es como la manera de ver el cuadro,

impone en cierto modo el título del cuadro,

es como que lo determina.

De hecho, hay tres protagonistas

antes que esos dos personajes,

que eran hijas de nobles que entraban a la Corte

a hacerse cargo o bien de la reina,

o bien de los hijos de la reina,

bueno pues efectivamente hay tres protagonistas

que deberían serlo, uno la Infanta Margarita.

Ahora vamos a ver todo lo que hay en el cuadro,

pero antes me gustaría saber varias cosas,

una, por ejemplo, cuando lo hizo Velázquez

¿qué opinaban los contemporáneos?

Bueno, realmente él era el pintor del Rey,

entonces la opinión de los contemporáneos...

Le daba lo mismo ¿no? tenía poca trascendencia,

porque ahora, evidentemente, vemos esto

como un granito del patrimonio público,

pero entonces estaba en los aposentos reales,

era casi una visión privada del propio Rey

y en aquel momento

Velázquez tenía 57 años, estaba en la cúspide

de su carrera, de su trayectoria artística

e hizo lo que le vino en gana.

Esa es la clave, es decir, que él hace eso

porque nadie pensó, por ejemplo, en su época,

está documentado, no sé si por Palomino o por el que fuere,

que eso fue una excentricidad de Velázquez,

así como de despedida.

Bueno, yo creo que fue una despedida,

pero por todo lo grande, que al final, fíjate,

se pasó casi 40 años

al servicio del Rey y de la Corte,

él tenía el monopolio de los retratos de la Corte,

o sea, que todo retrato que saliera del Palacio, del Alcázar,

del Monarca o de su familia,

tenía que estar controlado por Velázquez,

entonces al final, después de cuatro décadas

en las que Felipe IV

estableció una relación de amistad

como nunca había sucedido y como nunca volverá a suceder

en la historia de la pintura.

Porque el Rey además se aficionó a la pintura.

Era aficionado y le nombra aposentador,

que eso es una categoría que solamente tenían reservada

para los arquitectos, el aposentador es como el decorador,

es un marrón, porque tenía que hacer un montón de trabajos

y él desde 1651 en adelante, muere en el 60,

ve como su trayectoria artística se frena,

porque tiene tanta tarea, pero su ambición es tan amplia,

que la producción pictórica

se merma. Bueno, la cuestión es que...

Bueno, pero gracias a él tenemos El Prado hoy ¿no?

El Prado sin "Las Meninas" o sin Velázquez es imposible,

como Velázquez y "Las Meninas" sin El Prado,

es una relación simbiótica,

de hecho, fíjate que quien retoma la figura de Velázquez

y la expande internacionalmente son los pintores franceses

en el XIX que vienen al Prado y se maravillan,

hay un crítico francés, Téophile Gautier,

que llega, se pone delante del cuadro

y dice: "¿Dónde está el cuadro?"

Porque no ve el final.

De hecho, antes de empezar la entrevista me decías:

"Es un "making of".

Claro, fíjate en esas cuatro décadas de producción

de retratos reales, al final se reserva el truco

de decir: "Bueno y todo esto que os he contado, es mentira

o por lo menos es una trampa que yo hago de esta manera".

Pero ya para más trampa todavía,

es pensar que ese cuadro es real,

o sea, voy a matar la ilusión con más ilusión,

porque todo fue producto de la mente de Velázquez,

Jonathan Brown y el propio Javier Portús,

que es el conservador del Museo de El Prado,

sí que apoyan la idea de que esa escena nunca tuvo lugar,

de que fue colocando los personajes, que ahí hay un jaleo

bastante importante, fue colocando los personajes

su propia imaginación y siempre, eso sí,

él como protagonista compartiendo el escenario

con la Infanta Margarita y con los Reyes,

que por entonces por protocolo no podían retratarse

de manera conjunta y ellos están en ese espejo del fondo.

Bueno, vamos a ver el cuadro

y nos vas explicando qué es lo que vemos,

qué es lo que hay, quiénes son quienes están

y qué es lo que hacían, en fin, nos vas explicando

el cuadro viéndolo.

Pues lo más importante del cuadro, que tenemos que tener clarísimo,

es que esto es una escena teatral,

en el Barroco el teatro era muy importante

y él construye un escenario

en el que no paran de suceder cuestiones.

En el centro tenemos a la Infanta Margarita,

a nuestra derecha rodeándola

están las dos Meninas,

más allá tenemos a esas dos figuras enanas

que son María Bárbola y Nicolasito Pertusato,

el perro en el centro, al fondo tenemos

al aposentador real José Nieto,

los dos Reyes en el espejo,

el propio Velázquez

y estos dos personajes que están detrás de las Meninas,

son en total doce figuras.

Hay uno del que no se sabe mucho ¿no?

Es el único del que no sabemos el nombre,

es el personaje más inquietante.

Ten en cuenta que no es una pintura, a pesar de lo que parezca,

no es una pintura de historia, es un retrato colectivo

y lo más importante de todo esto

es que Velázquez hace que toda la Corte

vaya a su estudio, no que él vaya

a las habitaciones. O sea, que se despidió...

Claro, poniéndose todo el brillo que pudo,

o sea, es el Rey y su familia la que vienen a verme,

los que vienen a visitarme yo como creador les doy vida.

Entonces ¿qué vida crea?

Eso, la falsa ilusión de que esto es real

y en el siglo XIX cuando vienen los pintores impresionistas

dicen: "Dios mío, el naturalismo cómo nos gusta,

el maestro de la realidad". Y es todo inventado.

Y era un montaje, luego llega el siglo XX

y trasciende el cuadro,

porque es un cuadro que no se agota,

y trasciende por ser una autorreferencia,

porque es el propio Velázquez

haciendo un gran grito y una gran alabanza

a su oficio, a la pintura, que por otro lado,

tuvo que renunciar a ella para ser declarado noble,

porque quien quisiera ser noble,

no podría pertenecer a oficios viles como la pintura

y durante ocho meses estuvieron declarando casi 200 personas

sobre los antepasados de Velázquez.

Porque no podía tener mancha.

No podía tener mancha, tenía que ser sangre azul

o aproximada, por supuesto, al final ese consejo declaró

que este hombre estaba totalmente mezclado y que no era noble,

bueno, fue una petición del propio Felipe IV al Papa,

quien declaró que bueno, en este caso no hacía falta.

Pintaba demasiado bien y entonces ya...

Pero en el proceso, lo curioso de todo esto,

la ambición, porque al final esto es como un teatro o una novela

de las ambiciones de Velázquez, él tuvo que renunciar

a su pintura, a su declaración como pintor

para poder aspirar a lo que más quería,

que era la Orden de Santiago, que era el título nobiliario.

Que sobre la cruz también hay una serie de fábulas,

porque pudo pintársela él ¿no? Porque tuvo tiempo ¿no?

Tuvo nueve meses entre que supuestamente acaba

este cuadro, que ahí también hay un pequeño debate

y cuando fallece, tuvo nueve meses para pintarla,

pero no se sabe, no se sabe si fue él,

si fue su yerno. El Rey ¿no? decían.

Si fue el propio Rey, que tenía sus habilidades.

Le gustaba... Eso sería la bomba ¿no?

Si hubiera sido el Rey el que le pinta la cruz,

hubiera sido como la inversión...

Es que "Las Meninas" es una novela que no se acaba,

porque ¿tú te has preguntado alguna vez

qué está pintando Velázquez?

El acto de pintar, ¿no? quizá, no sé.

Lo que sea solo lo sabrá Velázquez,

no lo sabrá nunca nadie más,

de hecho, el propio Martínez del Mazo,

que es su yerno, años después

hace una reinterpretación de lo que pasa en esa sala

y se pone detrás de él y entonces le dibuja de espaldas

pintando lo que supuestamente es un retrato de la Infanta,

pero vete tú a saber ¿no?

Claro, porque vamos a ver, otra de las cosas

que creo que tiene "Las Meninas" es un desarrollo formal,

es decir, la pintura en sí misma, la plástica

es de un maestro absoluto

y eso se ha olvidado un poco,

porque estamos pensando en los personajes,

en la historia del cuadro, pero también el cuadro en sí mismo

desde el punto de vista plástico es una obra dentro de la obra

de Velázquez, muy buena ¿no? Es la obra cumbre

y se podría hacer una comparación

entre lo que es el acertijo del cuadro,

que es un auténtico misterio por todos los lados,

lo mires como lo mires y la manera de hacer de Velázquez,

que se resume en una frase:

No necesitaba acabar para que la pintura estuviera hecha,

es decir, esas pinceladas que él da,

que deja sueltas y si te acercas mucho

realmente es un revoltijo de colores.

Sí, a los impresionistas les fascinaba.

Claro, porque se adelantó a ellos

y según te alejas como espectador,

todo eso ya cobra coherencia,

entonces, es un tratamiento muy directo,

la composición, la luz que entra en primer término,

que rompe la distancia entre el espectador

y ese plano donde están sucediendo las cosas,

el dominio de la perspectiva aérea

y cómo se suceden los planos uno detrás de otro,

bueno, o sea, es una invención total,

de hecho, cuando llegar Renoir y se pone delante del cuadro,

dice: "No sé para que seguimos, si ya está todo hecho".

¿Y de quién fue la idea de poner el espejo?

Esto es una pregunta de ignorante total ¿eh?

Pero ¿de quién fue la idea de poner el espejo delante del cuadro

para mirar el cuadro a través del espejo?

Bueno, fíjate que nos pensamos que la sociedad del espectáculo

la hemos inventado nosotros, pero eso el Museo ya lo hizo

y bueno, en principio yo creo

que pensaban que de alguna manera se interactuaría,

como más cercano,

pero yo creo que ha sido totalmente inválido,

porque es que el cuadro en sí mismo no necesita ningún aparato,

¿no? Claro, Velázquez tenía bien claro lo que estaba haciendo,

sabía perfectamente que iba a romper con todo eso

e insisto en la idea de "mi obra de la posteridad

no va a ser un retrato real, pero sí,

va a ser un retrato mío construyendo a la Corte

y ahora habrá que preguntarse

quién tiene más fama y trascendencia,

si Felipe IV o Velázquez. Claro.

O sea, acertó.

Dentro de 15 días ¿de qué vamos a hablar?

Pues vamos a hablar de Goya

y vamos a hablar de las pinturas negras

y vamos a hablar de cómo Goya también

estuvo mirando de reojo a Velázquez,

porque claro, si bien decía Renoir que era imposible seguir pintando,

porque ya lo había hecho todo Velázquez,

pues imagínate ser Goya después de Velázquez,

lo difícil que tuvo que ser.

Hace poco se ha publicado un libro sobre Goya que dice

más o menos que con él comienza el cine,

ya hablaremos de todo eso. Muy bien.

Gracias. Gracias a ti.

Seguimos, la Universidad de Salamanca

nos propone hoy la siguiente pregunta:

¿Cuál es la situación global de China?

La Universidad responde.

(Música)

La situación global de China actualmente aún está por definir,

porque existe una contradicción entre el potencial económico

de China y su influencia política y cultural

a nivel internacional, aunque bien es verdad

que su presencia es cada vez mayor en el ámbito internacional,

por ejemplo, es la primera o segunda potencia económica,

según el indicador que utilicemos,

es la segunda potencia científica

o también es el primer país emisor de estudiantes

a nivel internacional.

Ahora bien, esta capacidad económica no se ve reflejada

en el ámbito de los organismos internacionales,

por ejemplo, si tenemos en cuenta su capacidad política en voto,

su voto está equiparado a países 20 veces

de menor tamaño que China.

Ahora bien, China quiere romper esta situación

y está aumentando sus relaciones bilaterales

con países en Latinoamérica o en África.

También está aumentando su presencia cultural

a nivel internacional mediante el Instituto Confucio

o promocionando deportes o participando en la promoción

de deportes, como es el caso del Atlético de Madrid

en la liga española actual.

(Música)

Mujeres más pobres, con más carga de trabajo y de cuidados,

más frágiles ante la violencia,

estas son las consecuencias directas de una pandemia

que agranda aún más la brecha de género,

según ha apuntado hace tan solo unos días Naciones Unidas.

¿Podemos cambiar las tornas? ¿Podemos seguir avanzando

hacia la igualdad y el empoderamiento?

¿Qué puede hacernos cambiar el chip?

Pues se lo vamos a preguntar a Maïté Issa,

ella es coach de mujeres, es especialista en liderazgo

y en empoderamiento, Maïté ¿qué tal? Muy buenos días.

Buenos días, muy feliz de estar aquí.

Y tú frente a esa desigualdad propones

empoderamiento y emprendimiento.

Sí, lo primero que quiero recalcar es que el problema

de la brecha de género se tiene que enfrentar desde varios ángulos,

sí son muy importantes y fundamentales

todas las políticas de inclusión social y laboral,

todas las leyes, pero no son suficientes,

hay un último ángulo que muchas veces se olvida

o se considera como algo opcional,

que es el de las mentalidades

y desde mi punto de vista, el hecho de que las mentalidades

no se vayan trabajando, tanto en las mujeres como en los hombres,

le resta muchísima de la eficacia a las otras políticas,

porque si fuera tan simple como crear leyes o políticas,

desde que se ha legalizado el matrimonio gay, por ejemplo,

ya no habría ni violencia ni discriminación

contra las parejas gay y sabemos que no es así,

por lo tanto, el trabajo de empoderamiento

que es el trabajo sobre mentalidades, es fundamental.

Yo me dedico específicamente a trabajar con mujeres,

¿por qué? Porque como mujeres hemos crecido en un patriarcado,

hemos integrado ciertas creencias limitantes

como las que no somos suficientes nunca,

que no trabajamos nunca bastante duro,

que tenemos que cuidar de todos, que no somos merecedoras

y todas esas creencias internas

nos van a crear unos comportamientos que van a ser comportamientos

limitantes o comportamientos de sumisión,

como por ejemplo, muchas veces, la diferencia

de los salarios de entrada entre hombres y mujeres

son debidos a que las mujeres no vamos a atrevernos

ni a negociar nuestro salario,

ni nos vamos a atrever a negociar mejores condiciones laborales

y por lo tanto, este trabajo interno,

las leyes no lo pueden hacer y por eso es tan importante

estar rompiendo ese techo de cristal interno,

porque para mí hay como dos techos de cristal,

el interno de las creencias y el externo, el de la sociedad.

Entonces Maïté ¿cómo hacemos ese cambio de mentalidad?

Sí, el cambio de mentalidad es la gran pregunta,

¿lo podemos hacer? Pues sí, si no, no estaría aquí,

es la buena noticia del día, podemos cambiar el chip

gracias a la plasticidad cerebral que tenemos, es del 64

por la neurocientífica Marian Diamond

se ha descubierto que el cerebro se reprograma con la experiencia,

que la experiencia sea real o imaginada

por lo que solo con el trabajo sobre pensamientos y creencias

podemos crear nuevos conductos neuronales,

nuevas conexiones sinápticas y entonces, nuevo chip

para hablarlo de una manera fácil de entender.

Y esto se hace nutriendo la mente

con otros tipos de contenidos,

en el sentido en que cualquier información a la que esté expuesta

la mente de una manera prolongada, actúa como actor de programación,

por ejemplo, todos los contenidos que van a ser de empoderamiento,

aunque sea desde libros, desde podcast,

desde programas, hasta música

o programas de coaching, de terapia,

todo esto nos permite derrumbar esas creencias internas

que nos mantienen en un techo de cristal interior,

además del que ya nos están imponiendo en el exterior.

En tu trabajo hay una palabra que repites,

que es clave, que es manifestación, ¿a qué te refieres con esto?

Es verdad que es una palabra que uso muchísimo

con las miles de alumnas que tengo a través del mundo

y para mí, manifestación, para decirle de una manera simple,

es simplemente poner nuestra mente a nuestro servicio

para conseguir los resultados que queremos en nuestra vida.

porque la programación neurolingüística con la que trabajo

mucho y la psicología están de acuerdo para decir

que no vemos el mundo cómo es, si no que lo vemos

a través del filtro de nuestras creencias,

sobre nosotras y sobre el mundo. Las creencias son simplemente

formas de ver el mundo,

entonces, cuando podemos reprogramar nuestras creencias

para que estén a la altura de lo que yo quiero conseguir en mi vida,

todo se vuelve mucho más fácil, por ejemplo, si soy una mujer

y tengo hijos en casa o estoy, por ejemplo, embarazada,

pero quiero una promoción en el trabajo,

si yo tengo una creencia de que no merezco esa promoción

laboral porque en realidad estoy embarazada

y que luego voy a estar de baja,

no la voy ni siquiera a pedir, así que primero

tenemos que estar trabajando esa creencia

a través de lo que yo llamo este proceso de manifestación

para que luego el cambio que anhelo pueda ser posible.

Pero ante una realidad económica

y una realidad social que vivimos, que es por ejemplo,

que las mujeres cobramos menos,

que tenemos peores trabajos, que tenemos más paro,

¿contra eso cómo luchamos?

Creo que tienes toda la razón y por eso empezaba la entrevista

diciendo que tenemos que enfrentarnos

desde diferentes ángulos a ese problema

de la brecha de género, no es que solamente nosotras

vamos a estar cambiando la sociedad, sin embargo, yo creo

que la postura victimismo de como la sociedad ya es así,

yo no puedo cambiar nada, es en realidad una postura

que puede ser peligrosa para nosotras,

porque si vamos a esperar que la sociedad cambie

y se vuelva igualitaria antes de ir a por lo que queremos,

tenemos el riesgo de esperar muchas generaciones más

y por ejemplo, con las mujeres que ayudo y con las que trabajo

durante la cuarentena, el simple hecho de sentirse valiosas

y de sentirse más merecedoras, de sentir que sí pueden,

ese nivel creencia que ha cambiado,

han podido conseguir cambios de trabajo,

promociones, algunas hasta han dejado el trabajo

en plena cuarentena para crear su emprendimiento

con el que soñaban, entonces, sí, hay desigualdad

y no hay tampoco que rechazar

o infravalorar la capacidad que tenemos cada persona

y la suma de iniciativas individuales

para crear un gran cambio colectivo.

¿Y qué característica, Maïté, debe tener la mujer líder?

Para mí una mujer líder es una mujer que confía

en que el futuro en el que sueña sí es posible

y que va a actuar desde hoy como si fuera ya real ese futuro

y si pensamos en la historia, mujeres grandes que han inspirado

muchísimo como Maya Angelou, por ejemplo,

que era esa activista de derechos civiles

en Estados Unidos, ella creía que sí es posible

ese futuro al que estamos llegando, todavía no estamos ahí,

de que la igualdad es real para todos

y desde ese futuro en su mente ha inspirado a muchas personas

y líder no es solo liderar a miles de personas,

pero una madre, una mujer en su comunidad,

en su familia o en su trabajo, imaginando y creyendo

que de verdad todo lo que estamos anhelando sí puede ser real,

puede inspirar a todos los que están a su alrededor.

¿Y cómo nos podemos convertir en mujeres líderes, entonces?

Pues como te estaba explicando, básicamente,

¿cómo decir? Enseñando,

enseñando a la mente un tipo de contenido,

un tipo de nutrición para la mente

que van a ser contenidos que van a empoderar,

que van a implantar creencias de empoderamiento,

poquito a poco podemos cambiar este chip y tener ese nuevo hábito

de la mente que es el del empoderamiento

y el del liderazgo, porque realmente damos de comer

tres veces a nuestro cuerpo con comidas que ahora se sabe

que hay que comer saludable, pero nuestra mente,

¿con qué la nutrimos? Muchas veces solo con noticias catastróficas,

con miedo y con más y más cosas negativas,

así que tomando la decisión consciente

de estar nutriendo nuestra mente con contenidos más empoderadores,

poquito a poco podemos ser nosotras mismas más líderes

de nuestra vida y a nuestro alrededor también.

Aquellas mujeres que en estos momentos se estén planteando,

por ejemplo, emprender, tienen una idea,

la quieren sacar adelante, pero tienen miedo,

¿tú qué les dices?

Le digo emprende, emprende porque no habrá nunca

un buen momento, no tendrás nunca toda la claridad

de lo que va a pasar hasta el final de tu vida,

que muchas veces estamos esperando tener esa claridad,

pero la claridad viene con la acción

y Martin Luther King decía: "No necesitas ver toda la escalera

para subir el primer escalón" y muchas veces son excusas del ego,

que es esa parte de nuestra psique que nos quiere mantener a salvo

donde no ocurre nada en nuestras vidas,

que va a buscar muchísimas excusas y ahora la crisis

es una excusa fenomenal, pero por ejemplo, en China

la palabra "crisis" es peligro y oportunidad,

porque hay muchísimas oportunidades

y cuando hay una crisis hay más problemas que nunca

y el trabajo de una emprendedora es encontrar soluciones a problemas,

por lo que hay más oportunidades que cuando había menos problemas,

dependiendo de cómo interpretamos lo que está ocurriendo

a nuestro alrededor, podemos tener esa capacidad

de lanzarnos sin tener que esperar que todo vaya bien

o que no tengas miedo, porque el miedo está aquí,

pero podemos actuar con el miedo también.

Pero, puede ser una oportunidad para reinventarse,

pero también un camino hacia el fracaso,

porque es el miedo que muchos tienen al emprender.

Creo que es el fracaso número uno,

el miedo número uno, el fracaso y creo que es el fracaso número uno,

justamente, pensar que el fracaso es real,

para mí el fracaso es una ilusión

y yo sí que tenía mucho miedo al fracaso cuando he dejado

mi trabajo con contrato indeterminado para emprender,

pero el fracaso es una interpretación,

como todo lo es en la vida y literalmente, fracaso

solo si dejo de intentarlo después, yo tengo la visión

de que, o tenemos el resultado que tenemos

o tenemos el aprendizaje que nos permitirá tener

este resultado a la siguiente vez.

Hablabas de tu trabajo

en una gran empresa y creo que fue un viaje

a Sri Lanka que te cambió la vida, cuéntanos.

Literalmente,

ha sido como muy extremo este cambio,

yo trabajaba en una empresa en marketing, en comunicación

y no me encontraba nada bien en ese trabajo,

no me sentía valorada, de hecho, ganaba menos que ciertos hombres

en el mismo nivel de responsabilidad

y también era una desconocida para mí misma,

porque nunca había hecho este trabajo de mentalidad

y a pesar de tener en el exterior un éxito,

se podría considerar en el nivel exterior,

en el interno era una enemiga y una desconocida conmigo misma

y me fui a Sri Lanka y conocí a ese monje

que me cantó unos mantras, parece como de película,

pero fue así y tuve como esa sensación

de que, hombre, si me puedo destruir con mi mente

también me puedo crear con mi mente

y regresando a Sri Lanka me empecé a formar muchísimo

en PNL, en coaching, en biodescodificación

y otras muchas formaciones que he hecho hasta el momento

que he decidido que esa transformación

que yo podía conseguir, podía ayudar a otras mujeres

a conseguir lo mismo y tres años después

estoy aquí con una empresa de desarrollo personal

que ayuda a miles de mujeres en más de 20 países del mundo,

o sea, que sí es posible.

Porque el enemigo más fuerte de la mente

de una mujer ¿cuál es?

Es el no merecimiento, te diría que el 99,9 por ciento

de nosotras sentimos que no somos merecedoras

de vivir la vida que queremos y de ir a por lo que queremos,

porque culturalmente hemos integrado que nuestro papel es de cuidar,

cuidar de la casa, cuidar del trabajo

sin nunca pedir nada a cambio.

Y un sentimiento de culpa también ¿no?

Cuando a lo mejor no llegas a todo.

Es que viene precisamente de este no merecimiento,

porque nos han educado para ser niñas buenas,

niñas perfectas, entonces, si no consigo todo

y ser la madre perfecta y ser la jefa perfecta,

la empleada perfecta, pienso que no valgo nada

y eso, claro, son creencias que son necesarias reprogramar

para quitar esa vergüenza, quitar esa culpa

y quitar ese conflicto interno que tenemos tantas mujeres,

tanto las que tienen hijos como las que no,

no tienen porque, el inconsciente colectivo es uno

y es el que tenemos que sanar.

La memoria, Maíté Issa,

muchísimas gracias por acompañarnos.

Y continuamos, pedalear es la nueva medicina

contra la Covid 19, nada de aglomeraciones

en el transporte público y nada de contagios,

además nos mantiene en forma.

Se ha disparado su uso y las ventas se han multiplicado

por cuatro o cinco hasta el punto de que muchas tiendas

se han quedado sin existencias.

Hoy visitamos Golpe de Pedal,

que además de tienda y taller de reparación,

gestiona la escuela de ciclismo de montaña y BMX.

(Música)

A raíz de la crisis del Covid

ha sido una locura el nuevo grupo de gente

que se ha sumado al uso de la bici,

hasta el punto de que lo vemos un poco locura,

lo estamos teniendo que gestionar,

porque el taller se nos ha colapsado

y de alguna manera pues hay como mucha ansiedad.

Aunque viene mucha gente con deseo de comprar material nuevo,

como muchas veces no puede materializarlo

porque estamos prácticamente sin producto,

lo que está ocurriendo es que mucha gente está rescatando

muchas reliquias.

Y la verdad es que nos vienen algunas bicicletas que, como digo,

las de "Verano azul".

En España siempre hemos tenido una visión excesivamente deportiva

del ciclismo, lo cual a mí me apena un poco

porque en general casi todo el mundo viene buscando

una bici de prestaciones y de, digamos, alto nivel

y hay vida más allá de esas bicis.

Incluso muchas veces no es lo que ese usuario necesita.

Estaría bien que cambiase un poco la mentalidad

hacia otros usos de la bicicleta,

como, por ejemplo, el urbano, que lo tenemos muy poco arraigado

de momento aquí, en España.

Es una bici eminentemente urbana,

o sea, destinada, más que para el deporte,

para la movilidad.

Tiene, además, pedaleo asistido.

A mí, más que llamarlas "bicicletas eléctricas,

me gusta llamarlas "bicicletas de pedaleo asistido"

porque con el término "eléctrico"

muchas veces tendemos a pensar que esto es una moto.

Y no lo es, esto no tiene un acelerador

ni tiene ningún dispositivo para que vaya sola,

lo que tiene es una ayuda al pedaleo.

Entonces hace más fácil el rodar en ella

y hace que podamos acercar la bici a muchos perfiles que, a lo mejor,

con una bicicleta convencional les daba más pereza.

Las primeras bicis eléctricas

eran mucho más caras y, a medida que ha empezado a haber

más competencia,

más fabricantes que están ahí desarrollando,

al final, los precios se han ido racionalizando también

y ahora mismo hacerte con una buena bicicleta eléctrica

tampoco hay que desembolsar una millonada.

Desde unos 1.500 euros, tienes ya bicis más que dignas,

incluso por algo menos.

La bicicleta es un vehículo que no tiene emisiones.

Todavía más sostenible que la eléctrica incluso

es la convencional, o pulmonar, como la llaman ahora,

porque no hay ni que recargarla ni tiene una batería de litio,

que también tienen sus condicionantes.

Lo ideal ideal, desde luego,

es la bicicleta convencional de cara a la sostenibilidad,

pero, para que todo el mundo

se acabe de animar y nadie se haga el perezoso,

ahí están también las eléctricas.

Lo que llevan es una batería que suele ir escondida

dentro del cuadro de la bicicleta,

por eso es un poquito más voluminoso,

y un motor que va junto a la caja de pedalier,

aquí, donde van los pedales.

La instalación eléctrica luego es bastante sencilla

porque todos sus mecanismos tampoco son excesivamente complejos

y muy fácil el manejo también porque, al no tener un acelerador

ni nada que manejar, es muy natural la manera de usarla.

Una de las primeras cosas

que nos regalan cuando somos pequeños

es una bicicleta. Con lo cual nos la regalan

nuestras figuras de apego, padres, abuelos.

Salimos con ellos al parque.

Nos relacionamos con nuestros pares.

Ya tenemos una relación, vamos a decir, de toda la vida.

Entonces esa relación vive con nosotros durante todos los años.

Con ella hacemos deporte, pero hacemos un deporte muy sano

porque se puede hacer deporte a todos los niveles.

No hace falta correr. Te puedes montar en la bicicleta

y disfrutar de la bicicleta. Encima se hace fuera, en el campo,

al aire libre, con lo cual nos relacionamos con la naturaleza

y podemos hacerla durante toda nuestra vida.

Hay personas mayores que siguen haciendo ciclismo

porque solo hay que montarse en la bici.

Sus beneficios son impresionantes a todos los niveles.

Generan endorfinas, que son los opiáceos naturales

del cerebro. Generan un bienestar muy placentero,

prácticamente lo mismo que otras situaciones que generan

una situación muy agradable para la persona, y, aparte de esto,

a nivel de tercera edad, ayuda muchísimo a las personas

a mantener su desarrollo cognitivo

en perfecto estado. Con lo cual para mí la bicicleta

es uno de los deportes básicos que la gente debería practicar.

Creo que esto en el fondo lo llevas en la sangre.

Al final, más que un oficio y un trabajo,

es una pasión.

En mi caso, desde muy pequeño, con una bici exactamente igual

que esta, me pasaba el día entero,

desde por la mañana hasta por la noche.

No tenía fin aquello.

Ya luego vas desarrollando esa afición cada vez a más.

En un momento dado,

te llama la atención también el mundo de las carreras,

generalmente, o de la competición.

Estuve ahí un tiempo y, cuando vi que no podía ser

ciclista profesional porque no era muy bueno, dije:

"Voy a ser profesional del ciclismo, que tampoco está mal y se parece".

Y entonces ya empecé a dedicarme a la parte

que tiene que ver sobre todo con la mecánica.

Somos un taller muy abierto.

No decimos que no a nada.

En principio, cogemos cualquier tipo de bici

y hacemos trabajos puntuales,

como puede ser algo sencillo,

como un pinchazo, a montar bicicletas a la carta

de estas ultramodernas con cambios electrónicos, etc.

Entremedias de esas dos cosas,

todo lo que abarca la mecánica de la bici.

Ahora con el tema de eléctricas, además, todo esto de la mecánica

se ha vuelto un poquito más complejo también.

Estamos permanentemente haciendo cursos de formación y demás

y la verdad es que aprendiendo cada día.

Lo que sí intentamos a lo mejor,

aunque suena a tópico,

es hacer lo ordinario extraordinariamente bien,

poner mucho interés en dejar las cosas perfectas,

en dar un servicio muy personalizado

y de calidad.

Creo que ahora mismo, con la amenaza que tenemos

los pequeños comercios con todo el tema de internet,

si algo nos puede distinguir y nos puede permitir seguir ahí

es el servicio.

Una bicicleta es un instrumento

que, si se cuida, puede durar toda la vida

y, de hecho, hay mucha gente ahora

recuperando viejas clásicas que vuelven a estar de moda

y que se pueden utilizar

perfectamente. El mantenimiento, al final,

lo marca mucho el desgaste de la transmisión.

Nosotros recomendamos que, en cada cambio de cadena,

la bici sea revisada.

En las bicis de montaña, las cadenas vienen durando

unos 1.500 km y, en las de carretera,

como unos 4.000, que dicho así parecen muchos,

pero, al final, un cicloturista medio

de los que usan este tipo de bicis

a lo mejor está haciendo 10.000, 12.000 km al año.

-Empezamos con un step pequeñito.

Llegamos a una meseta, un step más grandecito.

Una curva derecha y aquí tenemos dubis

que podemos utilizar para coger carrerilla.

Volvemos otra vez al mismo tramo:

step, meseta y step grande,

y aquí vamos a tener la zona de los steps pequeñitos.

Los podemos saltar o los podemos pasar de mano,

como queramos.

Llegamos a la curva y terminamos el circuito.

-Hemos empezado con la escuela de BMX.

Tenemos muy buena sintonía con el Ayuntamiento de Moralzarzal

y se hizo una instalación adecuada

para esa modalidad, que es una modalidad no tan nueva,

porque en otros países lleva ya implantada muchísimos años,

pero que el "boom" en España podemos decir que ha empezado

hace pocos años y está funcionando muy bien.

Son los nuevos deportes de inercia,

que llaman, el skate, el BMX y algunos otros,

y la verdad es que está teniendo muy buena acogida.

La bicicleta de Moralzarzal ha tenido siempre un gran atractivo.

Tiene mucha fuerza y esto es un espacio más.

La verdad es que está funcionando muy bien

y atrae a muchos chavales.

Creo que la escuela hace mucho esa función

y esa labor con los chicos

de conseguir que respeten la instalación,

que se lo tomen como un deporte

y no como pasar un rato.

Y, gracias a eso, tiene mucha más continuidad

la progresión de los chicos con la bicicleta.

-Se trata de un circuito cerrado

y puede ser en forma de carrera,

el primero en llegar a un punto gana,

o puede ser por una crono,

que consiste en salir los dos por separado

y el que menos tarde en recorrer el circuito ganaría.

Lo suyo es utilizar tu cuerpo,

utilizar lo que tenemos en el circuito

para poder coger velocidad,

coger inercia y pasar lo más rápido posible.

Si das pedales donde no está bien,

podrías tener más probabilidades de caerte.

Les enseño, sobre todo, a no tener miedo

para hacer las cosas y a pasárselo bien, sobre todo.

-A saltar, a hacer amigos

y a muchas cosas, saltar la meseta entera

y saltar todos los saltos que hay ahí

y saltar el transfer entero.

-En una de esas de venir a probar un día,

le encantó y empezamos a venir hace casi dos años ya,

un año y medio o un poquito más.

Y la verdad es que se le da bien. Es un deporte que le gusta mucho.

Tiene muy buen rollo,

mucho compañerismo, el profesor la verdad

es que tiene muchísima paciencia

y les enseña, sobre todo, a ir superándose a cada uno

poquito a poco, a no rendirse.

Creo que es imprescindible, más que seguir construyendo

instalaciones deportivas, primero tener las que se tienen,

que estén con un buen mantenimiento

y estén al día para poder utilizarlas.

Se va cambiando un poco también la instalación

acorde a las necesidades

que van surgiendo dentro de la práctica deportiva.

Al final, el que hubiese gravilla ahí no era conveniente para el uso

de la instalación. Se ha tenido que modificar

e instalar ese césped artificial

que lo hace más segura y no ensucia tanto la pista

y el mantenimiento es mucho más correcto

para la práctica de la bicicleta.

A todos los obligo a tener un freno;

mínimo, el de atrás.

Para aprender, sí,

los niños pequeños llevan los dos frenos.

Pero, una vez que ya coges un nivel,

no lo ves tan necesario.

-Tiene su parte de riesgo,

pero invertimos en equipación

para intentar que ese riesgo sea el mínimo.

Las zapas que llevan la suela

para que se agarre en el pedal,

las espinilleras, las rodilleras,

el antebrazo, las coderas y el peto.

Y el casco.

-La adrenalina que te entra en el cuerpo

y la felicidad de hacer un truco,

de saltar de un punto a otro

o ir por la calle, subir bordillos, no sé,

es una sensación superbuena.

-Esto, sobre todo, es romper la barrera del miedo.

Poder lo podemos hacer cualquiera, mejor, peor, tardaremos más o menos.

Pero es un deporte muy agradecido

en el que punto que vas viendo el resultado

en el día a día. Le ayuda muy bien también

a encajar los errores cuando se cae,

se tiene que levantar y tirar para adelante.

Eso en el día a día es fundamental.

Se les enseña mucho más a competir

que a asimilar los errores. Entonces no siempre tienes éxito.

Tienes éxito a base de ser constante.

Eso en el día a día es muy interesante también.

Por ejemplo, nosotros consideramos que es

muy buen elemento para el aprendizaje.

Aquí tendemos a poner

a los niños en bicicletas tipo montaña

desde muy pequeñitos y, por ejemplo, en Estados Unidos,

hasta una determinada edad,

se monta mucho en BMX.

Es una bicicleta que te permite adquirir

muy buena técnica

y quien aprende a montar bien en una BMX

generalmente es un buen ciclista ya para todo el resto de su vida.

En estas edades, desarrollan una etapa psicomotriz muy importante

a la hora del aprendizaje de las técnicas de conducción.

Desde mi punto de vista, es básico que empiecen jovencitos,

muy pronto, no tanto para hacer muchos kilómetros ni muchas series

ni muchas cosas de estas,

sino para la técnica.

-Con los más pequeños, hacemos mucha yincana,

lo que es aprender la técnica de la bicicleta a través del juego.

Ahí la parte física es poca, porque, realmente, no tienen

esa capacidad que tienen los más mayores,

Según van saltando las categorías,

alevines, infantiles,

ya se mezcla un poco esa técnica un poquito más agresiva

con el entrenamiento un poquito más de fuerza.

Las competiciones es una manera también

de medirle su estado de forma,

que se midan un poquito también con otros corredores

de otras escuelas de otros equipos.

Y, dependiendo del nivel también,

hacemos que vayan a carreras más importantes

a nivel nacional y luego también un poquito

los entrenamientos un poquito más específicos

para ellos, dependiendo del estado de forma y la edad.

-Sobre todo, lo que hago es el descenso o el enduro,

pero, como es bastante duro, aunque la gente se piense que no,

el hecho de bajar,

tengo que hacer el XC, que es lo que más se da en esta escuela,

para poder tener la suficiente fuerza

para aguantar las bajadas.

Se siente un hormigueo,

muchos nervios. La realidad es que se sienten

nervios de "uy, esta piedra no la puedo coger"

o "cuidado con este salto, que a lo mejor es demasiado".

Y a veces, cuando tienes un fallo,

sí puedes sentir algo de miedo.

Pero lo general es una sonrisa en la cara

y mucha felicidad mientras bajo.

-El mundo social, el mundo del compañerismo,

el trabajo, el sacrificio,

todas estas cosas que están dentro del ciclismo,

o sea, son "per se" del ciclismo:

el sacrificio y el llevar una vida ordenada,

el organizarse, todo esto, al final,

desde estas edades y en este tipo de escuelas,

es parte del aprendizaje.

-En edades inferiores,

es más fácil iniciarse en este deporte

a nivel de mountain bike

por el hecho de estar en un lugar más abierto, el campo,

no tener el tráfico, que a las primeras edades

puede asustar un poco.

Pero, posteriormente, lo bueno que tiene la bici es

que, una vez la coges,

va enganchando, independientemente de que sea

mountain bike o sea carretera, al final,

acabas disfrutando este deporte.

Es cierto que, para llegar a un nivel más profesional

o de estructura ciclista, nos metemos un poquito más

en el mundo del ciclismo de carretera.

La estructura física de una mujer

y a nivel fisiológico funcionamos de una manera diferente,

por lo que es muy importante

que el preparador físico sepa contemplar esas diferencias

y entrenar acorde a las diferencias que tenemos.

-Nosotros siempre animamos, al final, a que vengan niñas,

que vengan niños, pero que sepan las niñas

que tienen un deporte que antes no lo veían como tal.

Esto es un deporte que es para todos.

Hay que llevar guantes,

hay que llevar cascos,

hay que llevar gafas; esto es indispensable,

no solo para niños,

sino para mayores. Todo aquel usuario que vaya

a montar en bicicleta tiene que llevar ese "pack" de protección

encima de la bicicleta,

montaña, carretera, lo que sea. Siempre les indicamos por qué zonas

vamos a ir, cómo va a ser el recorrido,

si va a ser duro, si va a haber mucha bajada,

mucha subida, sobre todo, porque, en algún momento,

sobre todo, en las subidas,

se separan mucho. Tienen que saber por dónde van a ir

y que no se pierdan. A veces dejamos un poquito más allá

que nos adelanten a los monitores.

A veces, por seguridad,

en unas zonas complicadas, intentamos que vayan detrás.

Es un poco de todo. Dependiendo de la zona,

hacemos esto.

-Cada uno baja a su ritmo.

Principalmente, los más rápidos solemos ir

delante, pero siempre vamos esperando

y, si uno se cae, siempre nos damos la vuelta,

vamos corriendo, le ayudamos y le levantamos.

-El deporte se hace para disfrutar,

disfrutar uno y pasárselo bien uno

y tener una sensación agradable

con el deporte.

-Muchas veces, cuando llego del cole,

cojo la bici y los 20 minutos antes de comer

estoy por el pueblo haciendo mis cosillas.

Y luego, cuando me voy

a poner a estudiar, tengo la mente mucho más despejada

y me ayuda muchísimo.

-Lo que intentamos es el que utilicen la bicicleta

en un medio más abrupto, que trabajen la técnica,

que pasen por los sitios muy complicados

que a la vez sea diversión para ellos,

no solo va a ser

la parte física,

que a lo mejor en terrenos más ascendentes,

pero, sobre todo, en un terreno como este, de sierra,

que vayan por sitios que sean divertidos

a la vez que técnicos.

"Humor + metáfora = greguería", escribió Ramón Gómez de la Serna.

Ahora el artista, diseñador gráfico e ilustrador

Jaime López Molina rinde homenaje al escritor

creando "Greguerías visuales".

Esto es "Boek Visual".

"Jaime López Molina, artista, diseñador gráfico e ilustrador,

nos presenta un nuevo trabajo llamado

'Greguerías visuales',

un homenaje explícito al escritor Ramón Gómez de la Serna.

Jaime López desarrolla su trabajo con la misma fórmula

con que el escritor desarrollaba sus aforismos:

'humor + metáfora = greguerías',

pero con el componente,

en este caso, de la representación artística

y visual para que la narrativa generada

sea de fácil entendimiento.

El interés de Jaime por asociar visual

y anatómicamente las formas de los objetos

le ha servido como un mensaje

que por su naturaleza está en contra de todo tipo de lógica,

pero esas nuevas representaciones plásticas

permiten al artista demostrar la capacidad ilusoria

que pueden llegar a tener los elementos que utiliza.

Las greguerías visuales son una herramienta más

que permite, mediante el humor y el sarcasmo,

comprender escenarios irreales

que nos acercan, por medio de novedosas fusiones artísticas,

a una realidad paralela y llena de posibilidades,

un aforismo visual que debe ser observado

con total liberación y fuera de todo prejuicio.

La búsqueda de la capacidad que tienen los objetos para generar

una constitución singular por medio de elementos similares

nos hace enfrentarnos

a la realidad de los pensamientos absurdos,

esos que encuentran amparados en la faceta creativa e ingeniosa

de toda práctica artística,

esos que nos permiten alejarnos de todo lo moralista y anquilosado.

Las nuevas creaciones nos ofrecen rememorar

los ideales de las vanguardias artísticas

y sus manifiestos sobre el antiarte

con una clara y descarada intención de acercar

el arte a la vida,

que, en definitiva, es lo que se pretende

en las greguerías visuales."

La editorial Capitán Swing

ha publicado "Pandemia. Mapa del contagio

de las enfermedades más letales

del planeta", de la periodista especializada

Sonia Shah;

un estudio pormenorizado

del comportamiento de los virus causantes

de epidemias en el mundo sobre todo contemporáneo

antes del coronavirus.

Se trata de una sucesión de investigaciones sobre el terreno

sobre el cólera, el ébola, el VIH,

al tiempo que una aclaración general

con rigurosa base científica de sus causas, comportamiento

y consecuencias aplicables a la actual pandemia.

El libro fue originalmente publicado en 2017

y encuentra una nueva perspectiva ahora.

Está escrito en primera persona, pertenece al género periodístico

de investigación como observador participante,

lo que en este caso le da mucha fuerza.

La autora, estadounidense, pero de padres médicos nacidos

en la India, conoce la materia

y es capaz de traducir a términos comprensibles para todos

los conceptos fundamentales

de la epidemiología.

De lectura grata, absorbente

y de mucha utilidad para quienes quieren conocer bien

el entorno en el que se mueven.

Recuperamos un fragmento

de nuestro trabajo sobre la exposición retrospectiva

que la Fundación MAPFRE dedicó al gran fotógrafo norteamericano

Nicholas Nixon.

"Este señor con aspecto de abuelo apuesto

y semblante bondadoso es

Nicholas Nixon.

Nicholas Nixon es uno de los fotógrafos norteamericanos

vivos más importantes y un referente a nivel mundial

de la fotografía contemporánea.

Lleva 50 años ejerciendo su labor de forma intensa,

coherente y comprometida.

Su obra abarca diversas temáticas y enfoques,

pero se centra fundamentalmente en la naturaleza del ser humano,

en su propia condición,

en sus emociones,

en las relaciones y los lazos de afecto que establece

con sus semejantes,

en su fragilidad, su fortaleza, su dignidad.

Nixon ha realizado un largo viaje fotográfico.

Empezó retratando lejanos paisajes semidesérticos

y edificios de las grandes urbes norteamericanas

y acabó retratando con su cámara a escasos centímetros

la esencia del alma humana.

La exposición homónima titulada

'Nicholas Nixon', que se exhibe en la Sala Bárbara de Braganza,

de la Fundación MAPFRE de Madrid,

es la mayor retrospectiva que se ha realizado hasta la fecha

de la obra de este artista de la imagen.

Contiene más de 200 fotografías de todas sus épocas y estilos,

desde las primeras fotos que hizo a principios de los años 70

cuando era estudiante y que no habían sido expuestas

en público hasta la fecha,

hasta trabajos sumamente recientes

de hace apenas unos meses.

Nicholas Nixon nació en Detroit,

Estados Unidos, en 1947.

Su vocación inicial

fue la literatura, pero acabó decantándose

por la fotografía,

disciplina que despertó su interés cuando por casualidad

descubrió un libro de fotos de Cartier-Bresson

que le impresionó.

Emulando al maestro francés,

en 1968 se compró una cámara ligera Leica de 35 mm

y empezó a hacer fotos

de lo que le llamaba la atención en su entorno.

Al poco tiempo, empieza a probar con formatos de película

y cámaras más grandes, con los que fotografía paisajes

de la ciudad de Alburquerque,

donde vive recién casado con su esposa y eterna musa,

Bebe Brown.

En 1974 se traslada a Boston

y desarrolla en esa fotogénica ciudad

su primera serie de paisajes urbanos,

espectaculares espacios metropolitanos tomados

desde perspectivas lejanas

y elevadas.

El 75 será un año crucial para Nicholas Nixon.

Su colección de instantáneas de Boston

le vale para ser seleccionado

para una importante exposición colectiva en Nueva York

titulada 'Nueva topografía. Fotografías de un paisaje alterado

por el hombre'."

Aquí terminamos.

El lunes volvemos para hablar en el taller de salud pública

con el doctor Romero

de cómo mantener nuestras defensas altas

contra el coronavirus y luchar contra el estreñimiento,

teniendo en cuenta que las circunstancias no ayudan

en tiempos de pandemia.

El próximo lunes contaremos, además,

con el periodista y compañero de esta casa, de TVE,

Carlos del Amor.

Acaba de ganar el Premio Espasa 2020

por su obra "Emocionarte. La doble vida de los cuadros".

Es un ensayo que viaja por cuadros de todos los tiempos

con especial atención a la pintura femenina

y a la española.

Cuídense mucho y extremen las medidas

de prevención contra el contagio.

Nos va la vida en ello. ¡Gracias por estar ahí!

Hasta el lunes.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 15/10/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 15/10/20

15 oct 2020

Tenemos los reportajes "Bicicleta y escuela" y "Boek visual: Jaime López Molina". Además, entrevistamos al periodista e historiador de arte Peio Riaño y a la coach de mujeres Maïté Issa.

ver más sobre "La aventura del saber - 15/10/20" ver menos sobre "La aventura del saber - 15/10/20"
Programas completos (1927)
Clips

Los últimos 6.954 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios