www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3896443
Para todos los públicos La aventura del saber - 02/02/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días.

Bienvenidos a una nueva edición de "La aventura del saber",

que hoy nos permitirá hablar con una profesora

de español para extranjeros,

capaz de convertir 30 años de experiencia docente

en un curioso libro de aforismos.

Además, hemos encontrado un lugar

que demuestra que no hace falta ir a Finlandia

para encontrar centros que reinventen la educación.

¿Se imaginan un colegio donde no haya libros de texto,

donde se trabaje sin pupitres

y donde los alumnos solo hagan lo que les motiva?

Pues lo hemos encontrado, se lo enseñamos tras el sumario.

Rina Ota no quiere traer más objetos a este mundo.

Ya hay muchos, demasiados.

Respeta tanto el espacio vacío que no quiere quitarle sitio.

Por eso construye su obra con materiales ya existentes.

Cintas de casete, alambres, tornillos,

las pequeñas cosas que se encuentra tiradas.

Hoy, en Boek Visual.

La música que cierra la semana de "La aventura del saber"

corre a cargo de un nuevo valor de la guitarra a nivel mundial.

Amós Lora fue en su momento un niño prodigio del flamenco.

Tanto es así que logró fascinar al mismísimo Paco de Lucía.

Ahora, con solo 17 años,

está inmerso en la presentación de su segundo disco.

Empezamos hablando de educación. Nos desplazamos a Donostia

para visitar el colegio público Amara Berri.

Un centro que desde hace décadas tiene su propio sistema educativo

que utiliza el juego y las situaciones cotidianas

para el desarrollo de competencias.

En Amara Berri, los alumnos no tienen exámenes,

apenas deberes, y todo gira en torno a grandes actividades

donde todas las materias se interrelacionan.

Un modelo basado en el desarrollo de habilidades tan importantes

como el trabajo en equipo, la creatividad

o la resolución de conflictos. Todo ha llevado a Amara Berri

a convertirse en uno de los centros más innovadores de todo el país.

(Música)

Amara Berri es una escuela pública

que actualmente tiene seis líneas, tenemos cinco edificios,

entre infantil y primaria.

Es una escuela con un recorrido muy largo.

Ahora es una escuela consolidada

con un proyecto educativo diferenciado

donde trabajamos de una forma diferente.

Por eso, en su día, fuimos un centro de innovación.

-Yo diría que lo más significativo del sistema de Amara Berri

de todos los centros de la red,

es que en el centro de nuestro proyecto educativo

está la concepción de persona que tenemos como ser global.

Es decir, nos interesan en su desarrollo tres aspectos.

La personalidad, las relaciones sociales

y también esos aprendizajes más disciplinares y de materia.

Pero con el objetivo del desarrollo armónico y global.

Sabiendo que somos diferentes, que aprendemos en la interacción,

y que la escuela tiene que posibilitar metodológicamente

eso que dice en su proyecto educativo.

Sabemos que los niños son diferentes, hay que atender a la diversidad.

Saben cosas diferentes, están emocionalmente diferentes,

pero no podemos repetir los mismos esquemas

como les educamos hace un montón de años.

Tenemos que responder a sus necesidades,

y no tanto a las nuestras. Una cosa os diré.

Loli Anaut, la impulsora de este sistema en su tiempo,

decía que teníamos que crear espacios de vida.

Porque a veces se hablaba de que tenemos que educarles

para el día de mañana, para la vida,

como si esto no fuera vida.

Y ella decía: "Vivimos donde tenemos los pies".

"Solo vivimos donde tenemos los pies".

Por lo tanto, la escuela es parte de la vida.

De estos niños, y parte nuestra también.

En ese sentido, tenemos una responsabilidad

de educar en esa línea.

-¿Qué diferencia hay entre Amara Berri

o una escuela de toda la vida?

Pues trabajamos prácticamente las mismas cosas.

Trabajamos el currículum que marca la ley.

No hacemos cosas de otro planeta.

Pero marca la diferencia el cómo hacemos, cómo trabajamos.

Nos referimos a que todos los aprendizajes disciplinares

son importantes,

pero tan importante como ello es el desarrollo emocional y social

de los niños.

Un niño que no está bien emocionalmente

difícilmente va a aprender, difícilmente va a evolucionar.

-El colegio, lo que tiene de bueno, es que cuando venimos,

no venimos a estar con los libros.

Venimos como a jugar.

Venimos a aprender jugando.

A mí me gusta demasiado venir a este cole

porque en las clases no se aprende en pupitre

y no se copia lo que pone en los libros como un loro

sino que se aprende con juegos y cosas divertidas desde pequeñitos.

(Música)

No tenemos libros de texto, ¿por qué?

Hay libros de texto magníficos.

No voy a decir que los libros de texto son malos.

Pero un libro de texto, si es la guía principal

del proceso de aprendizaje de un grupo,

hace que los uniformemos.

Por tanto, sería contradictorio decir que respetamos el ritmo individual

y plantear el libro de texto como recurso básico

del aprendizaje de nuestros alumnos. ¿Y de dónde sacan la información

Pues tenemos una biblioteca a la que acuden de forma sistemática

para buscar la información.

Entonces, partimos, primero, de lo que quieren hacer.

Sobre qué quieren aprender.

Vamos a la biblioteca, buscamos información,

voy a mi clase y trabajo con esa información.

Elaboro mi trabajo, y después lo expongo.

Lo doy a conocer. ¿Para qué es importante?

¿Para qué he hecho yo una charla? ¿Para qué he hecho yo un cuento?

¿Para guardarlo en la carpeta? No, tiene que tener una proyección.

(HABLA EN EUSKERA)

-Coges un método de trabajo, y sigues los pasos que pone ahí.

Puedes buscar información sobre la cosa que tú quieras.

Sobre mitología o sobre animales, sobre coches... lo que quieras.

Luego, haces una biografía de quién ha escrito el libro

o quién lo ha subido a Internet.

Lo escribes con tus palabras.

Al final, lo pasas a limpio todo, y lo haces delante de la gente.

No hacemos casi exámenes. Muy poquitos.

Entonces, lo que hemos estudiado en una evaluación o lo que sea,

en vez de demostrarlo con un examen, lo demostramos en la presentación

y luego los compañeros nos dan su opinión

y la profesora también.

(Aplausos)

Permite al alumnado trabajar con muchísima autonomía.

En la medida que interiorizas los pasos que has de ir dando

para llevar a cabo la actividad,

pues no necesitas casi la ayuda externa.

No obstante, el profesorado y el alumnado

que convive con la persona que haga ese determinado trabajo,

ahí está, la interacción social importa mucho

-Lo mejor es que estamos los de quinto y sexto en una clase.

Yo soy de sexto, pero el año pasado

no sabía lo que había que hacer, por ejemplo,

y preguntaba a uno de sexto.

Ayuda que haya alguien más mayor en la clase.

Es una manera de ayudar a los demás

y yo creo que es una manera para no ser tú egoísta,

para poderles ayudar a ser mejores alumnos, por ejemplo.

Si hay alguien muy nervioso en clase para ayudar a tranquilizarle.

Es una manera... no sé, especial.

Sí, tú si estás quinto,

al final el que te ayuda es el de sexto.

Y cuando tú estás en sexto, tendrás que ayudar.

Al final tendrás que aprender algo, si no no podrás ayudar al de quinto.

Trabajamos con mezcla de edades.

Para nosotros, el que haya niños de edades diferentes,

primero y segundo mezclados, tercero y cuarto, quinto y sexto,

hace que podamos respetar mejor el ritmo individual

porque el hecho de nacer el mismo año no significa que sepamos lo mismo

ni que tengamos los mismos intereses ni el mismo ritmo de aprendizaje.

El hecho de estar mezclados posibilita que los más pequeños

puedan hacer trabajos más elaborados o al revés.

Potencia la colaboración entre ellos, el aprendizaje entre iguales.

Los mayores se vuelven modelos para los pequeños.

Este ha hecho un trabajo más complejo que el mío,

ya sé hasta dónde puedo llegar.

O esto me da pautas a la hora de mi proceso de aprendizaje.

Cada departamento o aula la organizamos en cuatro contextos

donde hay diferentes actividades.

Y son actividades que conectan con los intereses de los niños.

Y como sabemos que lo que más les gusta es jugar

y también sabemos que aprenden imitando el mundo del adulto,

pretendemos que en las actividades se refleje ese mundo.

Ese mundo que ellos viven en el día a día.

Entonces, por ejemplo, en el primer ciclo,

en el departamento donde las mates tienen un peso importante

tenemos montada una tienda...

Un barrio, donde tiene una casa, hay un taller de costura,

hay un despacho y hay una tienda.

La tienda donde se venden y se compran cosas.

Y a través de esa compraventa,

estamos trabajando los contenidos de matemáticas.

-En este departamento estamos trabajando las matemáticas

de una manera un poco diferente

a cómo se trabajaría en otro tipo de centro.

Apenas existen clases magistrales.

Todo a través del aspecto manipulativo y vivencial

van adquiriendo los conocimientos que requieren

en los diferentes ámbitos de las matemáticas.

Tanto el aspecto numérico como el de cálculo y medidas,

que serían los tres bloques que se trabajan principalmente.

Todo ello de una manera mental.

Evidentemente, los cálculos,

nosotros les hacemos que luego los reflejen en un papel.

Pero ellos tienen mucha tendencia a hacerlos mentalmente.

Y luego, a través de elementos manipulativos.

Son edades muy pequeñas en las que ellos necesitan

dependiendo de la capacidad de cada niño,

un elemento manipulativo en el que poderse basar

y en el que poder experimentar.

(Música)

Cuando tú estás un pupitre y te ponen diez sumas y restas,

aprenderás a sumar y restar, efectivamente, no lo voy a negar.

Pero a veces no comprenderás para qué sirve eso.

Pero si yo eso mismo contextualizado en una actividad que me gusta,

ese aprendizaje será significativo y será más permanente.

La repetición por la repetición no trae aprendizaje.

Porque todos hemos pasado por ello, ya tenemos unos añitos,

hemos pasado por una estructura escolar

donde básicamente me lo explican y lo memorizo...

y lo expreso por escrito un día.

Y a los 15 días se nos ha olvidado.

Entonces, puedes haber sacado unas notas maravillosas

y no tener mucho conocimiento.

Por tanto, yo creo que el conocimiento es mucho más

que una simple memorización.

(Música)

-El aula de medios de comunicación, para que se entienda,

sería un aula al estilo de la biblioteca.

Los trabajos en las aulas empiezan en la biblioteca,

que es el aula de recursos de donde se nutren

para hacer, por ejemplo, una charla.

Pero luego, todos los trabajos que se hacen en la escuela

tienen una salida real al exterior.

Para hacer este tipo de trabajos

lo que hacemos es liberar, en cierto modo, a un alumnado

para estar hoy trabajando al servicio de los demás.

Es un servicio a la colectividad.

Durante un día dejan su trabajo de clase

y vienen aquí a hacer ese servicio de técnicos de radio,

de cámaras de televisión, de periodistas...

En realidad, lo que hacemos es motivar al alumnado.

Algo que se dice mucho es que "les preparamos para el futuro".

Nosotros, en realidad, les preparamos para el presente

porque es en el presente en el que trabajan

como trabajarán en el futuro.

Están editando igual que editarán en el futuro.

Están siendo periodistas, igual que lo serán en el futuro.

Están haciendo entrevistas.

Creo que te han hecho a ti una entrevista.

Esa entrevista saldrá en el periódico de hoy.

Es un periódico real,

es un periódico con su versión digital en Internet.

Es un periódico que se fotocopia, se lleva a las casas, se lee.

Sí les preparamos para el futuro,

pero les estamos preparando en el presente.

Y es en este presente en el que ellos son ya periodistas.

No se están, digámoslo así...

No es que se estén preparando para ser periodistas, están siéndolo.

porque haciendo están aprendiendo.

-Hay que empezar a invertir en educación.

No solo inversión a nivel económico,

también una inversión de formación del profesorado.

De exigencia también y de control de lo que se hace.

Porque no sirve cambiar la ley y en el día a día no cambiar nada.

Hay tenemos una ley por competencias.

La LOE trajo una ley que decía

que teníamos que trabajar las competencias.

Pero yo creo que en muchos centros

se sigue trabajando igual que hace 40 años.

Por tanto, la ley cambia pero la forma de hacer no.

Por tanto, que haya una ley

que responda a las necesidades de los centros.

Pero después, también que los centros y el profesorado sean consecuentes...

y dé el do de pecho.

Tenemos una responsabilidad muy importante en nuestras manos.

Para ser coherente en educación, la forma de hacer es importante.

No vale cualquier cosa.

Tenemos que buscar unos principios metodológicos

que se vean en la práctica.

Y unas características metodológicas

que nos permitan buscar esa coherencia con lo que queremos.

Si queremos atender a la diversidad...

nuestra práctica ha de ser coherente para que atienda a esa diversidad.

Y tener un abanico suficiente

para que todos los niños tengan su sitio en ese lado.

Solo quiero decir que se puede, y se debe.

Independientemente de que los currículums o decretos

vengan de una manera que dicen qué hay que aprender,

nosotros tenemos muchas más posibilidades

y mucho más margen de actuación de la que a veces creemos.

Nuestros centros, de la red, y otros muchos centros,

demuestran que si queremos, podemos cambiar la escuela.

(Niños cantando)

(Música)

Volvemos a contar en el Taller de Convivencia

con Guillermo Blázquez y Alfredo García Gárate

hoy para hablar de lo que en psicología clínica

se denominan "estrategias de afrontamiento".

Y que en lenguaje cotidiano podríamos traducir

algo así como "distintas maneras de superar la adversidad".

Precisamente a la capacidad de resistencia ante la adversidad,

a esa entereza, se le llama en psicología clínica

desde hace algún tiempo, "resiliencia".

Hoy vamos a tratar también, por tanto,

de aprender todos a cómo ser un poquito más resilientes, ¿no?

Muy bien. Bienvenidos.

Buenos días, Salva. Vamos a ver, primera pregunta.

Es una ambición muy humana esta de resistir la adversidad, ¿no?

Absolutamente. Es como la canción del Dúo Dinámico.

"Soy como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie".

La resiliencia es un concepto que a mí me gusta mucho

porque es de la física.

Cómo algunos metales, cuando los doblas,

vuelven a su posición.

Poniéndome un poco pesadito, diré que no es exactamente así.

A mí me enseñaron que el ser humano, cuando se dobla, vuelve,

pero no es exactamente la misma posición.

Sobre todo, tiene memoria de que se ha doblado.

Exacto, eso es.

Yo creo que mis gafas...

Los ópticos dicen: "Es que esto tiene memoria.

Vuelve al sitio inicial". El titanio.

¿Es eso, más o menos?

Claro, con los humanos no podemos hacer una comparación exacta.

Decir que no hay resistencia,

simplemente creo que lo que has enunciado al principio

sería la mejor manera de describirlo.

¿Cómo puedes afrontar la adversidad? Y volver a estar otra vez bien,

en el sentido de no volver a ser tú,

pero estar estable, sano, y capaz. La palabra castellana es "entereza".

La palabra de siempre. -Algo así.

Quedarte entero después de algo... Exacto.

¿Y qué diferencia hay?

Hablábamos hace 15 días de mecanismos de defensa

y hoy vamos a hablar de estrategias de afrontamiento.

Hablemos de las diferencias.

-Yo te lo explicaría por niveles. -Es diferente.

Una defensa es cómo interpretas la realidad.

El afrontamiento es: "Vale, esta es mi interpretación,

a por ello voy".

Una cosa va detrás de la otra.

Sí, porque, por ejemplo...

Lo básico a la hora de afrontar algo

es dirigirse hacia la solución del problema.

Esto es básico, que no todo el mundo lo hace.

Pero es lo que habría que hacer, lo primero.

Si después de eso, vamos por niveles, no consigues solucionar el problema

y se alarga demasiado la solución, entonces tienes que empezar a tirar,

no es exactamente diferenciado, pueden estar las dos a la vez,

de tus mecanismos emocionales.

Qué está ocurriendo, cómo te sientes, si lo aceptas o no, etcétera.

Si esto quiebra, posiblemente pasemos a los mecanismos de defensa.

Vale, pero de todas maneras, también hay una diferencia

entre ambas cosas, ¿no?

Que es la... ¿cómo te diría? La consciencia.

La consciencia de lo que estás haciendo.

Los mecanismos de defensa, recuerdo que hace 15 días decíamos:

"No son totalmente conscientes,

incluso la mayor parte de ellos son inconscientes".

En cambio, en las estrategias de afrontamiento,

has tenido que analizar y son siempre conscientes.

Aunque estén equivocadas,

que pueden estarlo. Son más conscientes, desde luego.

Yo, por ejemplo, si tengo un problema...

Siempre decimos que hay que conocerse a uno mismo.

Llega a ser como un mantra pesado, pero es cierto.

Tienes un problema, y los hay que puedes ir a su solución.

Si quiero aprender inglés, aprendo inglés.

Hay problemas que no tienen solución, amigos míos.

-El miedo a la muerte. -O no la que nos gustaría.

Exacto, entonces manejas esas emociones.

O si se muere un ser querido, no tiene solución.

Exacto, no la tiene, y te centras en la emoción.

Las personas que se conocen, si tienen un problema hacen:

"Puedo involucrarme. No, no me gusta.

Puedo pasar de ello. Tampoco me gusta.

Me dejo llevar por la ira. No. Esta estrategia".

Por eso el autoconocimiento hace que escojas bien

porque sabes qué estrategia te va a hacer feliz,

a ti y a tu entorno.

Vamos a ver, si no me he enterado mal...

Hay dos tipos fundamentales de estrategias de afrontamiento.

Una basada en la emoción, lo que acabas de decir,

y otra que supongo que tiene que ver con el problema en cuestión.

-Habría un tercer tipo. -Daré un ejemplo.

Dale tú.

Pues mira, es un ejemplo muy...

Cuando te digan: "Tengo una enfermedad muy grave",

un problema grave de salud, podríamos decir.

Lo normal sería empezar a buscar información.

Esto es dirigirse hacia el problema.

Hablar con especialistas, leer, estudiar, lo que fuera.

Y ver qué posibilidades de solución real hay a tu problema.

Dentro de esto, ya tienes que empezar a afrontar miedos,

incertidumbres, inseguridades.

Posiblemente esto, vamos a llamarlo genéricamente "frustración".

Frustración ante lo que supone seguir con tu vida

como la estabas teniendo. Esto genera mucha energía.

Esta energía hay que manejarla.

Estamos hablando de cómo controlar o afrontar la emoción.

Hay personas que la afrontan de manera muy negativa.

Sin llegar a mecanismos de defensa, de manera muy negativa.

Por ejemplo, se enfadan con el médico.

"¡Usted no tiene ni idea!". (RÍEN)

"Te quedan cuatro afeitados". "¡Usted no tiene ni idea!".

A ver, ¿qué le va a decir? Claro, por ejemplo.

Otras personas se deprimirían en el acto.

La agresividad, en vez de con el médico

iría para adentro y diría: "¿Qué hecho para que me pase esto?".

Por ejemplo, se ve muy bien.

Y otras personas no pasarían por este proceso emocional,

directamente preguntarían al médico: "¿Qué puedo hacer? ¿A quién acudo?

¿Cómo puedo salir de esto? ¿Qué fármacos y terapias hay?".

Eso está enfocado al problema.

Esa frustración la diriges a la búsqueda de solución.

Pasa mucho en los trabajos, la gente no se da cuenta

que en los trabajos actúa a maneras muy diferentes

a como actuaría en casa.

Y a veces no es así.

Mira los psicólogos. (RÍE)

-Claro, por ejemplo. -Es verdad.

Pero... (RÍE)

-Corta, espera. -Perdona.

Pero ha estado bien, es la verdad.

En casa del herrero... Cuchara de palo.

Pero es así, te diriges al problema, buscas soluciones,

porque es lo que te toca.

Si no vas a perder dinero, a perder clientes o lo que sea.

En cambio, en casa sí actúas de una manera mucho más emocional

y empiezas a no buscar soluciones sino que me frustro, ataco...

Hago cosas que no tengo que hacer para controlar, por ejemplo,

la agresividad que siento por el enfado

pero no son útiles.

Ahí caeríamos en los mecanismos de defensa.

Tú decías que había una tercera. Está el problema, la emoción y...

Y luego, a veces, no te queda otra...

Aun todavía más que aceptar que el problema no tiene solución...

Lo que hablábamos antes.

Un detective que tiene que investigar la muerte de un familiar.

Yo tratando a mi hermana.

A veces ese problema, por la naturaleza que tiene,

no puedes abordarlo por cómo impacta en ti.

A veces solo te queda retirarte.

Tomar distancia, ya sea consultarlo con la almohada...

Cosa, por cierto, que procesamos más información dormidos.

A veces, porque no puedes involucrarte.

Es una estrategia increíblemente útil

y tiene muy mala publicidad. ¿Por qué?

Porque es la que más fácil se descompensa.

Y del distanciamiento pasamos a la evitación como forma de vida.

Y eso es un problemón, porque entonces pierdes todo esto.

El ser humano, al desenvolverse, al hacer su realidad,

sistemáticamente va a chocar con otros humanos y con el universo.

No puedes estar esperando.

¿Significa esto que la frustración nos la han metido

y vamos a sufrir por narices? ¡No!

Significa que en base a nuestro diseño inteligente

tenemos, de base, emociones que nos permiten gestionar

prácticamente cualquier problema.

Vamos a ver, digamos que hemos visto la tipología.

Hay tres modos de encarar eso.

Y ahora, ¿cuáles son las estrategias más frecuentes?

Las reales, las que la gente normalmente usa.

Bien, más detalladamente. Sí, ir más allá.

Yo voy a utilizar también...

Vamos a dar ejemplo, algunas cosas que yo intento.

Claro que sí. Por ejemplo, solucionar el problema,

lo primero para mí es tener información.

Muchas veces, con la información reduces la incertidumbre.

No puedes empezar a utilizar o gastar energía a lo loco

si no sabes muy bien qué estás haciendo.

La información es clave. Luego, apoyo social.

Es muy bueno poder apoyarte en personas,

pedirles su opinión, desde luego, pero también contarles qué te pasa.

Déjame que diga un reverso tenebroso, si te parece.

-Sí, sí. -Lo de centrarse en la solución.

A veces uno se involucra sin tener en cuenta

las víctimas colaterales, eso es malo.

A veces uno no sabe cuáles son sus competencias, por ejemplo.

Ahí también te estás centrando en la solución

pero no es algo conveniente, por ejemplo.

-Para las soluciones, hay un análisis,

que no es racionalización, sino la razón enfocada al análisis...

Pero ahora sería un análisis racional, ¿no?

Porque estamos hablando de estrategias de afrontamiento

que en principio son intencionales. Claro, claro.

Tú eres consciente. Sí, por eso analizas.

Con la razón, hablamos de análisis, en este caso.

Tienes que analizar, por ejemplo, el tiempo que supone

la solución que quieres emplear.

Los recursos económicos que suponen la solución...

Y así sucesivamente.

Todos los costes que implica la solución.

Esto es muy importante.

Hay gente que intenta hacer cosas, se sigue frustrando

porque es inverosímil. -Porque se da contra un muro.

Es justo lo que acaba de decir, explicado de otra manera.

Y si te centras en la emoción, hay unos mecanismos básicos.

Vale, me centro en la emoción. Algo que nunca jamás debes olvidar:

Uno, nunca niegues lo que tienes aquí dentro.

Dos, nunca te avergüences de lo que tienes aquí dentro.

Y tres, nunca amplifiques lo que tienes aquí dentro.

Son respuestas emocionales muy buenas para abordarlo.

No niegues lo que sientes... No niegues lo que habite tu corazón.

¿Qué era lo segundo? No lo amplifiques.

Y por supuesto... No exageres.

Exacto. Y por supuesto, nunca te avergüences.

Es increíble la cantidad de gente que viene a terapia

porque sencillamente tiene vergüenza de lo que habita en su interior.

-Es una lástima. -Más que vergüenza, miedo, incluso.

Miedo, vergüenza... Yo lo veo un poco así.

A veces no están avergonzados. Una cosa, ¿no está bien...

pensar un poco en los demás?

Cuando, por ejemplo, te han dicho que te quedan cuatro afeitados,

pero tienes hijos, ¿no? O tienes esposa, tienes hermanos.

Pensar en ellos en ese momento, que será tan difícil,

¿no puede ayudarte? Búsqueda de apoyo social.

La primera de las entradas en la solución.

¿Pensar en ellos en qué sentido?

Pues, por ejemplo, decir: "Si me quedan cuatro afeitados,

a ver cómo lo arreglo para...". La historia de "Breaking Bad".

¡Exacto, qué guapo! Ese toma el lado tenebroso.

Buenísimo el ejemplo. Claro, perfecto, a ver...

Es una posición vital que te ayuda a afrontar el problema que tienes

y de una manera sana, es maravilloso.

Muchas veces también las cosas, cuando te enfocas al problema,

"¿a qué solución te enfocas?".

Yo que trabajo mucho con el tema de la fertilidad y tal,

cuando personas o parejas no pueden tener hijos.

Hay opciones.

El tema es que muchas veces te quieres agarrar a una opción

que no es posible o no es probable que suceda.

Tú puedes seguir insistiendo... Volvemos a lo que decía Guille.

Enfrentarse a la solución, muy bien, pero...

Es una insistencia que...

Es insistir en algo que no te duele. Bueno, sí que duele.

Porque cuando te pegas contra la pared, duele.

-Chocas. -Y otra vez, y otra...

Pero mientras estás haciendo el amor.

(RÍEN)

Hay otras cosas peores. Ha ganado.

Ha ganado de goleada. (RÍEN)

Perdón, era una broma. No, de broma nada.

Es que es verdad, en el desempeño de ese amor,

que yo creo que es la mejor respuesta que puedes tener,

puedes encontrar la solución.

Yo creo que el ser humano, y este es el problema que encuentras,

tú que eres fan del río de Heráclito, todo está en continuo movimiento.

No hay nada que no esté cambiando en estos momentos.

De hecho, cuanto más te aproximas a la enfermedad mental...

¿Cómo es una respuesta de alguien con una enfermedad mental?

Estereotipada, siempre la misma. Nunca puedes responder igual.

Aunque sea del amor, no respondes siempre desde la misma emoción.

Eres tan rico como rica es tu realidad.

Por eso a veces tienes que tirar de respuestas basadas en la emoción,

otras en la praxis, lo resolutivo,

y otras solo te queda tomar distancia.

Bueno, perdona Guille, nos quedan dos minutos.

Tenemos que hablar de los WhatsApp y tenemos también que concluir esto.

Vamos a recordar, o vamos a intentar hacer un resumen

que responda a la siguiente pregunta:

¿Cómo nos hacemos un poco más resilientes?

Es decir, más resistentes a la adversidad.

Bien, la pregunta no es nada fácil. (RÍEN)

Pero te veíamos venir, lo que hemos pensado...

Del proceso resiliente podemos decir muchas características.

Pero hay que adquirirlas.

No vamos a hacer un truco de magia.

Pretendemos que las personas sí puedan intentar adquirir

esas características. ¿Cómo?

No hay otra manera, Salva, volvemos a lo de siempre.

Siendo autoconscientes.

En nuestro próximo programa nos gustaría hablar

de lo que es ser autoconsciente, en qué consiste,

y qué dificultades tiene.

Ser autoconsciente es casi lo mismo que lo de "conócete a ti mismo".

Es conocerse... -Es lo mismo.

Mira, básicamente...

Rodéate de ambientes que te estimulen,

personas que te reten.

No solo trabajes, no solo tengas ocio.

Fórmate, lee un libro, aprende macramé.

Sencillamente, no te acomodes en la mediocridad

y tampoco creas que el éxito te va a dar la felicidad.

Haz cosas. Y mándanos WhatsApps, ¿no?

(RÍE) Claro, y mándanos WhatsApps.

A ver, hablemos de eso.

De cómo se va a ir transformando la sección. ¿Os parece?

-Sí, sí. Estábamos deseándolo. -Sí.

Pretendemos que haya más interacción entre nosotros y la gente que nos ve,

y darle a esto algo más dinámico.

Incluso, a poder ser, más terapéutico.

Que nos manden preguntas, dudas, sobre los programas que hacemos

o cosas en las que quieran que profundicemos

o que nos hayamos despistado y se nos haya quedado.

En forma de vídeos, con el WhatsApp ahora mismo es muy fácil.

-Vídeos de un minuto... -O audios.

Y si no textos, si no os apetece ninguna de las dos cosas.

Que nos lo manden a los números que aparecerán en pantalla,

y nosotros intentaremos...

No en los siguiente programas, sino que intentaremos juntar.

Habrá tres programas en adelante, intentaremos crear mucha información,

que la gente pueda tener mucho donde elegir,

coger todos los mensajes y hacer un programa especial

solo dedicado a eso. -Correcto.

Muy bien, perfecto.

Que se aprovechen de nosotros y de ti.

Claro que sí, dentro de 15 días nos volvemos a ver, ¿de acuerdo?

-Genial. -Muy bien.

Y hablamos de lo que hemos dicho. Y acabamos la resiliencia.

(RÍEN) Venga, hasta dentro de 15 días.

Gracias, de verdad. Gracias.

Seguimos con el programa.

Rina Ota no busca crear obras llamativas.

Tampoco quiere añadir más objetos al mundo.

Por eso, construye su obra con materiales que se encuentra.

Vemos una selección de su obra visual en Boek Visual.

(Música)

(Música)

(Himno de la alegría)

El brillo siempre está oculto.

En un rincón olvidado.

Entre las cosas tiradas, hay sueños.

La hoja que acaba de pisar un niño puede contar miles de historias

que ha visto durante toda su vida.

Rina tiene curiosidad por encontrar algo escondido.

(Música)

Ella es nadie y, a la vez, es cualquiera.

Las historias que cuenta a través de sus piezas son sencillas,

con pocas palabras.

No emplea técnicas complicadas, al contrario,

intenta siempre hacer sus trabajos de la manera más simple posible,

aunque sea, muchas veces, por ello más laborioso.

(Música)

No busca crear obras llamativas,

sino solo transmitir las sensaciones positivas

aprovechando las historias que tiene cada material.

Porque ella cree en la fuerza

que existe en el fondo de la vida ordinaria.

Absolutamente ordinaria.

(Música)

Este es el título del libro de María Dolores Iriarte,

doctora en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca

y profesora de cursos internacionales de la universidad

desde 1989.

Un anecdotario convertido en aforismos

que queremos descubrir de la mano de su autora.

Hola, Dolores. ¿Qué tal? Buenos días.

Hola, buenos días.

¿De verdad tú en este libro querías hacer reír

o ha sido un accidente? Yo me he reído un montón.

No, no, quería hacer reír, es el objetivo primordial.

Reírme, lo primero, de mí misma.

Y después, analizar un poco la perplejidad

de tener a tanta gente en una clase y las cosas que surgen.

Has convertido en aforismos...

el trabajo de casi 30 años, que se dice pronto.

¿Te ha costado mucho? ¿Tenías muchas notas tomadas

de cosas que te han ido pasando a lo largo de los años?

Como la gente que apunta las primeras frases de sus hijos,

o estas cosas que luego sacan con el tiempo

y dicen: "Fíjate lo que decía mal el niño".

¿O esto es el pan de cada día? No, no.

No, no, realmente, las tenía dentro.

Entonces, me senté a escribir un día algunas.

Toda la vida pensando "tengo que escribir esto".

Y de repente me salieron a borbotón,

o sea que no me ha costado nada hacerlo.

Tenía la sensación de que tu trabajo es muy divertido.

No es una cosa que me había parado a pensar nunca

pero creo que mucha gente con este libro entre las manos

se va a divertir tanto que tendrá la sensación

de que hay pocos trabajos tan agradecidos en ese sentido.

Es un trabajo fascinante, la verdad.

Pero de divertido, como todos los trabajos.

El día a día no es esto, no es lo que he escrito.

Es como todos los trabajos.

Pero lo que es fascinante es la variedad de gente.

Y siempre cambiando de gente.

Te tiene que gustar muchísimo la gente para trabajar en esto.

Pero sí, es muy bonito.

¿Y cómo llegaste tú a ser profesora de español para extranjeros?

Pues por casualidad.

Yo creo que todo el mundo llega por casualidad a los trabajos.

Cuando yo terminé la carrera, en el siglo pasado,

pues esto no era una profesión, no se consideraba así.

Por lo menos los filólogos que nos acabábamos de licenciar

no considerábamos que fuera un trabajo.

Y un amigo me propuso dar unas clases en una academia, en Madrid,

y allá que fui, pero por ganar un dinerillo.

Y desde que entré y cerré la puerta el primer día,

me di cuenta que me gustaba muchísimo enseñar.

Y enseñar a extranjeros.

Entonces, la profesión me buscó a mí, no la busqué yo a ella.

Muchas veces, en casi todo lo que hacemos

tendemos a defendernos de los tópicos y los estereotipos,

pero tú en este libro, con los aforismos,

haces un poco lo contrario, dejas claro que es verdad

que cuando hablamos de extranjeros aprendiendo español

hay muchos tópicos, y la imagen que tenemos

es muy real muchas veces.

Tú intenta explicarle a un chino

frases como "me aburro como una ostra".

O sea, la jerga, la juerga...

¿Todo eso está muy presente en tus clases en el día a día?

Sí, el estereotipo es muy complejo de tratar.

Porque a veces es totalmente verdad y a veces no es verdad.

Cada país tiene muchísimos millones de habitantes

y no te van a venir los cuatro del estereotipo a tu clase.

Pero muchos han venido a mis clases.

El estereotipo, no sé, del alemán cuadriculado,

he tenido muchísimos alemanes cuadriculados.

Y cada vez que se repite el estereotipo, te mueres de risa.

Dices: "Otra vez".

Pero sí que existen los estereotipos, desde mi punto de vista.

Y este homenaje que querías hacer a la profesión,

¿cómo lo han recibido tus compañeros de profesión?

Ya lo pones en el prólogo,

que te apetece que tus compañeros se sientan identificados

con lo que tú cuentas. ¿Qué te dicen?

Pues me dicen que se han reído mucho

y que realmente todo lo que pone ahí...

Cada vez que leen un aforismo: "¡Es verdad! ¡Es verdad!".

O sea que lo han recibido muy bien.

Y no sé, yo pienso que todos los profesores de español

necesitábamos leer algo de esto, reírnos un poco con la profesión.

No sé si hay algo parecido, pero creo que no.

Creo que este tipo de homenaje no, quizá de otro modo.

Qué bien un "homenaje", me alegro. Es un homenaje a la profesión, ¿no?

Desde luego que sí.

Me ha gustado mucho la frase en la que dices

que el profesor de español para extranjeros

es el único que tiene prohibido hablar en inglés.

A todos se nos exige un alto nivel en inglés,

pero a ti te exigen que no lo toques.

Yo aprendí inglés porque me dio la gana.

Bueno, para viajar y tal.

Pero, realmente, todo el inglés que he aprendido

no lo uso, se me ha olvidado,

porque yo prohíbo hablar inglés en la clase.

Es verdad, es la única profesión que no se puede hablar inglés.

Viviendo en Salamanca, una ciudad universitaria...

¿cuánto espacio hay que dedicar en las clases

a explicarles detalles relativos a la juerga, la vida nocturna,

a salir, a entrar, al tapeo...?

A eso no hay que dedicarle nada porque ya lo saben.

Eso se aprende solo. Incluso ellos te pueden enseñar a ti.

Cuando empecé a trabajar, era muy jovencita,

y me iba con los estudiantes, salía mucho,

pero ahora ya podría ser su madre,

y si hay un bar nuevo me lo dicen ellos.

De eso, realmente, no se habla.

Yo soy profesora de lengua y gramática

y soy bastante dura, ¿eh?

No nos dejemos engañar por las apariencias.

No. Vamos, dura no, pero hay que enseñar lengua.

Frases, me he apuntado aquí unas cuantas.

A ver.

"España: catedral, catedral, bar, bar, bar, catedral, bar, bar"...

¿Nos ven así? No, lo veo yo así.

Pero tú lo ves así en base a las sensaciones...

¿Ellos vienen aquí, se enchufan a la cultura y a la noche?

¿Son los dos...?

Pues claro, porque son chavales, son veinteañeros.

Son universitarios.

Pongo un ejemplo de los norteamericanos.

Aquí vienen con 19 o 20 años.

En su país no pueden beber hasta los 21 legalmente.

Entonces, para ellos venir aquí, desde luego, bar, bar, bar,

y alguna catedral. Catedral menos.

Por cierto, si van a Segovia,

la variante sería: bar, bar, bar, catedral, acueducto, bar, bar, bar.

Es la única variante. Tiene mínimas variaciones.

Y cuando hablamos de tópicos y...

Claro, hablamos de extranjeros aprendiendo español.

Pero el abanico, obviamente, es amplio.

Si nosotros notamos diferencias entre un granadino

y una chica de A Coruña, por ejemplo,

¿cómo no vamos a ver diferencias entre un alemán, un italiano,

un chino, un japonés, un norteamericano...?

¿Cuál sería el alumno más prototípico

de todos los que te has encontrado?

Quizá el japonés.

El japonés es muy prototípico.

Aunque han cambiado mucho los japoneses, fíjate.

Cuando yo empecé hace 30 años

el japonés era un alumno absolutamente estereotipado

en muchos aspectos externos.

Luego interiormente cada uno es distinto.

Disciplinados... Total.

Y muy callados, y, como yo llamo, con espacio aéreo propio.

Es decir, un japonés no termina en su cuerpo,

termina a un metro.

Si tú vas a tocarlo, estas violando su espacio...

Personal. Personal.

Entonces, eso ha cambiado mucho.

Pero el japonés es un alumno, para mí, fascinante.

Yo tengo debilidad.

Digo en uno de los aforismos: "Y si es friki japonés, me encanta".

Si trae un montón de "gadgets", es más atrayente aún.

Porque, además, al japonés le encanta la moda.

Entonces, es muy introvertido, pero luego va a la última en moda.

Es una cosa muy rara, y me gusta mucho.

¿Hay confusiones lingüísticas nuevas?

¿O realmente todo se va repitiendo?

¿Tú descubres que los errores que escuchabas hace 15 o 20 años

te los puedes encontrar mañana en clase?

Totalmente. Es que van por lenguas maternas.

Entonces, yo sé perfectamente que el de EE.UU. o Inglaterra

va a usar "realizar" mal,

o "estoy muy embarazada" en vez de "me da vergüenza".

Eso, total.

Y luego, errores de pronunciación que son muy graciosos.

Sí, se repiten y se van a repetir.

Precisamente porque son errores de lengua materna.

De interferencias lingüísticas. ¿Tienes la sensación

de que vives en otro país todo el tiempo?

Menos cuando vuelves a casa por la noche o sales por la mañana,

pero el resto del tiempo estás en un micromundo.

Que no suele ser lo cotidiano, lo normal.

Hija mía, yo voy a clase y me entero de todo lo que pasa en el mundo.

Es como si pusiera la BBC, si pasa algo me entero, desde luego.

Sí, vivo fuera, en el extranjero.

Y, realmente, voy a mi casa a cenar. A España, voy a cenar, a mi casa.

A ver, más frases.

"Cuando un estudiante de 70 años dice que no se ha 'ponido' el abrigo

rejuvenece 67". Esto es muy tierno también.

Sí.

Da igual que tenga 70 que 50 que 13.

Es un error que lleva a la infancia. Es un error muy bonito.

Te hace volver a la infancia.

Y te da ganas de abrocharle el abrigo hasta arriba, pobrecito.

Y es un señor hecho y derecho.

Claro, lo de reírse de otros aprendiendo idiomas,

siendo nosotras españolas, no tiene mucha justificación

y por eso quizás esta frase:

"Ponles a políticos españoles hablando en inglés. Éxito seguro".

Sí, siempre lo hago.

Cuando la clase decae, les pones algunos políticos,

no quiero dar nombres, pero vamos... Es general.

Les pones un vídeo de YouTube y se parten.

Es como: "Ánimo, que vais bien". Exactamente, sí.

¿Te puedo preguntar por tu frase favorita?

¿Hay alguna que digas: "Esta es la que es más yo"?

Pues no sé... Te he pillado, ¿no?

No, hay muchas que me gustan, pero hay una que es muy cómica.

Cuando me pregunta mis alumnos: "¿Cuántas lenguas hablas?".

Y les digo: "Yo nací bilingüe pero me operaron".

(RÍEN) Perdona.

Y el sentido del humor, ¿en las clases cómo se lleva?

¿Cómo se explican las cosas de las que nos reímos en español?

¿Cómo se les explica a un extranjero que intenta aprender el idioma?

¿Es fácil? ¿Hay muchas confusiones? Claro.

Bueno, en general, la alegría es internacional.

Si tú eres alegre, las cosas cómicas son internacionales.

Aunque hay algunas culturales que les cuesta mucho entender.

Pero es una cuestión lingüística o cultura

que ellos no llegan ahí.

Pero la alegría es internacional, eso llega a todo el mundo.

Pues por eso les recomendamos este libro:

"Cuidado con el femenino del pollo".

En fin, no hay excusa para no reírse leyéndolo.

Vamos a pasar un buen rato y envidiaremos todos tu trabajo.

Veo que tampoco está mal, ¿no?

Gracias por haber visitado "La aventura del saber".

Hasta pronto. Gracias a ti, hasta luego.

Hoy hemos elegido como recomendación

un libro de poesía pensado para niños.

Esta antología, seleccionada por José Luis Ferris

con ilustraciones de Betania Zacarías.

"Mi primer libro de poesía", que publica la editorial Anaya.

La primera pregunta que se nos plantea es:

¿Cómo un niño, en su inocencia, puede comprender la poesía,

que nos remite a valores morales en los que, por definición,

está inmerso inconscientemente?

José Luis Ferris nos lo aclara de manera admirable en el prólogo.

Ni la tristeza, ni la alegría, ni el miedo

se pueden coger con las manos, pero existen, aunque nadie los vea.

Para resolver ese problema precisamente, se inventó la poesía.

El libro contiene poemas de grandes poetas muy conocidos

como por ejemplo, Amado Nervo, Juan Ramón Jiménez,

García Lorca, Alberti, Miguel Hernández...

Otros, también bastante conocidos,

como José Agustín Goytisolo y Gloria Fuertes,

y otros mucho menos conocidos

y alguno totalmente desconocido, anónimo.

El resultado es extraordinario.

Recuerden, "Mi primer libro de poesía".

una selección de José Luis Ferris,

recientemente publicado entre nosotros

por la editorial Anaya.

La propuesta musical de hoy tiene la firma de Amós Lora.

Su primer disco lo sacó con 12 años, el segundo a los 16.

Se titula "Así lo veo" y lo define como un viaje musical

entre el flamenco y el jazz.

Bienvenido, Amós. ¿Qué tal? Muchas gracias, muy bien.

¿Cómo estás? Bien, muy bien.

Oye, hay muchos artistas que se quejan

de que en las entrevistas siempre hay un detalle

que sale siempre, una pregunta que se repite.

¿A ti te pasa eso con el tema de la dedicatoria

que aparece en tu primer disco?

¿Si me la preguntan siempre?

¿Te molesta que lo pregunten mucho? No, qué va.

Es una cosa muy especial.

Entonces, es lógico que aparezca en las entrevistas.

Ese detalle tan especial es que Paco de Lucía

incluyó en este primer disco: "Amós, como sigas tocando así,

nos vas a mandar a todos a los albañiles".

Explícanos, para quien nunca la haya oído,

que no sepa qué significa, ¿a qué remite?

Hombre, pues...

Es una cosa que es un poco...

incómoda de decir, digamos.

Pero quiere decir que si en unos años...

sigo así como voy, al ritmo que voy y tocando así,

como que voy a dejar a gente atrás.

También tiene mucho valor sentimental

porque es una frase que al mismo Paco de Lucía

le dijo su descubridor 50 años antes.

Eso es.

También tiene ese otro valor añadido.

Eso es, exactamente, sí.

Eso tu primer disco, 12 años.

El segundo, "Así lo veo", del año pasado, tenías 16.

Sí, 16.

¿Cómo es? ¿Qué ha tenido de especial este segundo trabajo?

Pues para mí ha sido muy especial porque he incorporado...

bastantes instrumentos nuevos, como piano, contrabajo, trompeta...

En fin, desde hace unos años me he metido mucho con el jazz

y en este disco está bastante incorporado.

¿Son todo composiciones tuyas? Sí, son mías todas.

¿Qué peso tiene la improvisación? ¿Cuánto hay de uno y de otro?

El jazz dicen que tiene que tener mucho de improvisación.

Sí, digamos que hay algunos temas...

que son con una introducción libre.

Y luego, hay parte de improvisación.

Luego, hay otros temas que son sin improvisación.

Como puede ser "De Salamanca a Madrid",

la seguiriya que hay.

Y, básicamente, es eso.

Hay temas de flamenco más puro, y luego...

He leído, no sé si es cierto,

que tú desde los 3 o 4 años tocas la guitarra.

Sí, sí. ¿Sí?

¿Quién te regaló tu primera guitarra?

Fue mi padre.

Me trajo una guitarra a casa cuando yo tenía...

No había cumplido los cuatro todavía, fíjate.

¿Ese era tu juguete favorito?

Bueno, yo no recuerdo muy bien lo que me pasaba a los cuatro años.

(RÍE) Hay mucho que contar.

Pero sí, me gustaba mucho, claro.

Lo que pasa es que, bueno...

No me daba tiempo casi ni a asimilarlo.

Porque ahora lo pienso y digo:

"En nada estaba ahí practicando horas diarias".

Y en lo musical, ¿qué esperas de este 2017?

¿Es un año de gira, de tocar mucho? Sí.

¿Tienes muchas paradas previstas? Cuéntanos, ¿alguna cercana?

Sí, pues mañana día tres toco en Barcelona,

en la sala Luz de Gas.

Con el grupo, presentando el disco.

Y luego, tengo más fechas ya en Sevilla, en Jerez, en Málaga...

En bastantes sitios que ya pondré por las redes sociales y eso,

según vaya...

Va a haber muchas ocasiones, ¿no? Sí, va a haber bastantes cosas.

Cuéntanos, ¿quién te acompaña hoy en el escenario?

Pues hoy está aquí Christian Agapula.

Con el cajón, a la percusión.

Estamos deseando escucharte en directo

con un tema de este "Así lo veo", de tu segundo disco.

Sí. Preséntanoslo un poco.

Háblanos de esa composición.

Pues es una soleá por bulerías.

O bulería por soleá, como se quiera decir.

Que la he compuesto yo,

y está en una afinación distinta

a la estándar de la guitarra.

He modificado algunas cosas...

Yo lo considero flamenco,

pero como en la mayoría de mis composiciones,

tiene toques más jazzísticos

incorporados a lo que es el ritmo, el compás del flamenco,

pero tiene armonías, acordes,

que yo creo que no se han escuchado mucho

dentro del flamenco, hasta ahora.

El tema se llama "De Salamanca a Madrid".

Eso es. Pues nada, al escenario.

Estamos deseosos de escucharte.

Gracias. Gracias a ti.

Pues con Amós Lora nos despedimos por hoy.

Nos regala un homenaje al flamenco

que deja sin palabras a todo el que ama la música.

Nos vemos el lunes, como siempre, en "La aventura del saber".

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 02/02/17

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 02/02/17

02 feb 2017

Emitiremos los reportajes "Amara Berri" y "Boek visual: Rina Ota". Además, entrevistaremos a los psicólogos Alfredo García Gárate y Guillermo Blázquez y a Dolores Iriarte, Profesora de la Universidad de Salamanca.

ver más sobre "La aventura del saber - 02/02/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 02/02/17"
Programas completos (2076)
Clips

Los últimos 7.546 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios