www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5825916
Para todos los públicos La aventura del saber - 24/03/21 - ver ahora
Transcripción completa

Hola a todos. Buenos días.

Comenzamos hoy el programa

con un taller de Historia Contemporánea

en compañía del catedrático de Ciencia Política

de la Universidad Complutense de Madrid,

Ignacio Sánchez Cuenca,

quien acaba de publicar en castellano

"Las raíces históricas del terrorismo revolucionario".

Un amplio estudio interdisciplinar

centrado en ese fenómeno durante el siglo XX,

muy especialmente

a partir de los años 70,

y que marcó toda una época

que hoy ya puede verse

con perspectiva histórica.

Aunque también, bien mirado,

puede servir para iluminar el presente.

¿Qué tal están?

Les invito también a quedarse a nuestro taller de música

con el pianista y compositor Juan Antonio Simarro.

En esta ocasión, nos trae parecidos razonables musicales.

Esas melodías que gustan, que tienen éxito y que, por tanto,

se repiten en muchísimas canciones.

"Hoy les ofrecemos, además,

el último capítulo de la miniserie de documentales

sobre El Molón de Camporrobles.

Tratamos de las más recientes ocupaciones del lugar

dentro de nuestra sección de Arqueología

de 'La aventura del saber'.

'El túnel del tiempo'."

"El Museo Picasso Colección Eugenio Arias

presenta la exposición 'Picasso. Pasión por la cerámica'.

Un recorrido por la relación del artista malagueño

con el medio cerámico a través de más de 30 piezas

con tres diferentes temáticas:

tradición, metamorfosis e invención."

(Música)

Taller de Historia en compañía del catedrático de Ciencia Política

de la Universidad Carlos III de Madrid

y director

del Instituto Carlos III-Juan March de Ciencias Sociales,

Ignacio Sánchez Cuenca,

de quien acaba de publicar en castellano

la editorial Catarata,

este libro,

"Las raíces históricas del terrorismo revolucionario".

Un libro que había sido publicado con anterioridad en inglés

por Cambridge University Press.

Bienvenido.

Muchísimas gracias por el libro

y muchísimas gracias por aceptar nuestra invitación.

Hola. Encantado.

Ignacio, ¿qué le hizo dedicarse

durante décadas, que dice en el libro, a este tema?

¿Qué le impulsó a investigarlo?

Yo al principio de mi carrera investigadora

me dedicaba, sobre todo, a estudiar el voto,

que es algo mucho más tranquilo y mucho más aburrido.

Pero, como ciudadano español,

vivía siempre bajo la angustia

que nos producían los atentados de ETA.

Y a mi juicio,

el debate que había en España sobre las motivaciones de ETA,

las razones por las que ETA asesinaba fuerzas de seguridad,

civiles, etcétera, no eran muy convincentes.

Entonces, decidí cambiar mis temas de investigación

hacia la violencia política y el terrorismo.

Publiqué un primer libro en el año 2001 sobre ETA,

que se llamaba "ETA contra el Estado",

y ya no pude volver a mis temas antiguos de investigación.

Me atrapó tanto la violencia política

que me resultó fascinante el tema.

Y después de estudiar el terrorismo nacionalista de ETA,

dediqué muchos años a estudiar

este terrorismo de extrema izquierda,

que fue muy intenso en los años 70 y 80 del siglo pasado.

¿Y por qué cree que ocurrió eso?

Quiero decir, ¿qué había detrás de una confluencia

de violencia política?

Por ejemplo, en Europa,

porque en Alemania estaba la Baader-Meinhof,

había también en Francia,

había en Italia,

las Brigadas Rojas.

Y había en todos sitios.

Hubo un oleada. En Japón también.

Una oleada muy fuerte de terrorismo de izquierdas

a principios de los años 70.

Las Brigadas Rojas, efectivamente, en Italia,

pero también Prima Línea,

la facción del Ejército Rojo en Alemania,

También conocida como Baader-Meinhof,

el Ejército Rojo Unido en Japón.

En España tuvimos el GRAPO,

que es una organización terrorista de la que se ha escrito muy poco,

pero que fue la organización terrorista de izquierdas más letal

en esa época en el mundo.

Y mató más que las Brigadas Rojas,

a pesar de que las Brigadas Rojas

son mucho mejor conocidas en el mundo.

Pero en España también tuvimos un grupo como los GRAPO.

En Francia, Acción Directa.

En Grecia, la Organización Revolucionaria 17 de Noviembre.

En Portugal también hubo un grupo en los años 80,

las Fuerzas Populares 25 de Abril.

Incluso en Estados Unidos

hubo grupos terroristas de extrema izquierda,

un grupo muy extraño que llamaba Weather Underground.

En fin, fue una oleada de violencia

que surgió a raíz de las movilizaciones de 1968,

de mayo del 68.

Aquello coincidió con un fuerte impulso

a la ideología radical, al cuestionamiento del sistema,

al cuestionamiento de los dos bloques de poder

en la Guerra Fría, Estados Unidos y la Unión Soviética.

Y fue el último momento en que en Occidente se pensó

que la revolución todavía era posible.

Después de mayo del 68,

creo que el sueño de la revolución de izquierdas

ya fenece para siempre.

Entonces, en el momento en que aquellos movimientos

de juventud

tan radicales empiezan a decaer,

los más radicales dentro de ese movimiento

intentan compensar la pérdida de seguidores

empuñando las armas.

Y surgen grupúsculos que son muy minoritarios,

pero surgen grupúsculos en muchos países

que promueven este tipo de propaganda armada

en el que intentan compensar la falta de apoyo popular

con acciones muy espectaculares,

que son los atentados terroristas

que marcaron profundamente la época de los 70 y 80.

Ideológicamente, ¿dónde se situaban?

¿Cómo era, digamos,

su mundo hacía el que querían dirigirse?

Su manera de ver, digamos, lo bueno, entre comillas.

Ellos estaban situados en la izquierda más extrema

y hablaban un lenguaje

o una terminología marxista muy espesa

que hoy resulta totalmente anacrónica.

Y ellos pensaban en una tradición muy larga

que venía desde el siglo XIX, desde los anarquistas,

que la violencia armada

tenía un efecto pedagógico sobre las masas.

Es decir, que la violencia armada era

una forma de propaganda política

que abriría los ojos de la clase trabajadora

que vivía alienada por el consumismo.

Y estos actos violentos mostrarían la fragilidad del Estado,

la vulnerabilidad del sistema,

y contribuirán a que surgiese una conciencia revolucionaria

que estaba dormida.

Por supuesto, en el contexto de los países

desarrollados occidentales de los años 70,

aquella estrategia chocó con la realidad muy rápidamente

y se vio que no había fermento revolucionario ninguno.

Y por eso todos estos grupos quedaron muy aislados,

muy marginados y entraron en un proceso creciente,

vamos a decir así, de autorreferencia ideológica,

donde ellos mataban en función de sus propias expectativas

sobre lo que la violencia iba a producir.

Y luego esas expectativas siempre quedaban traicionadas

por los hechos.

La utopía se fue borrando a lo largo de todo este proceso.

Fue el último intento en Occidente

de cuestionar el sistema con violencia.

Después de eso, yo creo que en Occidente

ya no ha habido un desafío violento.

Hemos tenido, sí, otras formas de violencia política.

Hemos tenido una oleada de terrorismo islamista,

de terrorismo de extrema derecha,

pero con motivaciones muy diferentes a la de estos grupos,

que fueron muy peculiares en esa época.

¿Y qué explica esto?

Quiero decir, ¿podría ser que la Guerra Fría

tuviera algo que ver con todo este asunto?

Es decir, la lucha entre los bloques,

entre el bloque soviético

y el liberalismo o democracia liberal

representada por los americanos, sobre todo.

Estos grupos rechazaban

la lógica de bloques de la Guerra Fría.

Rechazaban, por supuesto,

el capitalismo y la democracia burguesa,

que lo consideraban una farsa.

Pero también tenían un rechazo fuerte

del comunismo burocrático de la Unión Soviética.

Y aspiraban, en algún sentido, a superar esa lógica

y por eso ellos se sentían mucho más próximos

a los grupos revolucionarios del Tercer Mundo,

de lo que entonces se llamaba así

y hoy se llaman países en vías de desarrollo.

Se sentía muy próximos a la Revolución Cubana,

al movimiento de los No Alineados,

a los tupamaros en Uruguay,

a los Montoneros en Argentina, etcétera.

Y si pensamos en por qué surgieron en unos países y no en otros,

yo creo que la clave,

y ésta es la tesis fuerte que presentó en el libro,

es que esto tiene raíces históricas profundas.

Y aunque fueran grupos muy pequeños,

en ocasiones de menos de cien personas,

no deja de resultar curioso

que la variación que encontramos entre los países

reproduce muy bien

lo que ya había sucedido en Europa en el período de entreguerras.

Es decir, aquellos países que en el período de entreguerras,

en los años 20 y 30,

sufrieron quiebras de la democracia,

tuvieron una involución autoritaria, en muchas ocasiones fascista,

tuvieron guerras civiles,

tuvieron un capitalismo muy interferido por el Estado.

Esos países son los mismos que 40 años después

reproducen el terrorismo revolucionario.

Entonces, los países en los que la democracia sobrevive

en los años 20 y 30,

es decir, en los países nórdicos,

en Holanda, en Bélgica,

en Gran Bretaña,

en Estados Unidos,

ahí apenas hay terrorismo revolucionario.

El terrorismo revolucionario

coincide casi exactamente

con los países que tuvieron un pasado autoritario,

fascista o semifascista.

Es decir, Japón, Alemania, España, Portugal,

Italia y Grecia.

Es una correlación casi perfecta.

¿Y la caída del Muro de Berlín significa el final de todo eso?

Desde luego, la caída del Muro de Berlín

ya sanciona definitivamente

el fin de cualquier empresa revolucionaria

en los países occidentales.

Pero yo creo que cuando cae el Muro de Berlín,

casi todos estos grupos estaban ya exhaustos.

Llegan ya en muy mala situación.

El momento de auge

de estos grupos violentos es a finales de los años 70.

Y ya los años 80 son años de una decadencia progresiva.

Y cuando cae el Muro de Berlín, efectivamente,

esto es el final y los únicos grupos que sobreviven

a la caída del Muro de Berlín unos pocos años

son el GRAPO en España y la Baader-Meinhof en Alemania,

que dura un poco más y luego ya se disuelve.

Y ETA, ¿no?

Pero ETA no lo considero como un grupo de extrema izquierda.

ETA tenía una ideología socialista, por supuesto,

pero creo que pesaba más el componente territorial,

el componente nacionalista

que hace que ese tipo de terrorismo tenga una lógica muy distinta

al terrorismo revolucionario.

¿Por qué? Porque el revolucionario

lo que quiere es acabar con el Estado

y crear un orden social nuevo

a partir de las cenizas del orden anterior.

Mientras que en el caso de grupos

como ETA o el IRA, en Irlanda del Norte,

lo que quieren es negociar con el Estado

para obtener una concesión territorial.

La independencia, en el caso del País Vasco,

o la reunificación con la República de Irlanda,

en el caso del IRA.

Por esa razón,

en este libro apenas estudio o trato

los casos de ETA y del IRA, porque,

a pesar de su ideología izquierdista,

a mi juicio pesaba más el componente nacionalista.

No eran cosmopolitas, que querían, digamos, la revolución universal.

No pretendían la revolución universal.

Solo en su... Sí, sí, sí.

Bueno, y como conclusión del libro...

Quiero decir,

¿en qué deberíamos pensar

a la hora de aplicarlo al presente?

Quiero decir,

ahora mismo,

decíamos antes de comenzar la entrevista

que vivimos un momento de gran incertidumbre,

como, por otra parte, ocurre con todo presente,

pero desde un punto de vista sociológico

es especialmente incierto.

Entonces,

¿Qué le parece que podría aplicarse

de las conclusiones del trabajo

al presente en el que estamos?

Yo creo que la principal consecuencia

de esta oleada de terrorismo es que vacunó a los países occidentales

acerca de la tentación violenta.

Yo creo que ya no van a volver a surgir grupos armados

en los países occidentales nunca más.

se ha aprendido el fracaso que eso supuso.

Por supuesto que quedan focos de violencia,

sobre todo de terrorismo islamista,

pero en buena medida eso no es un desarrollo endógeno

de los países occidentales, tiene que ver con la situación

geopolítica internacional, los conflictos en Oriente Medio

y en países donde el movimiento islamista

es muy fuerte

y eso tiene coletazos

o tiene un impacto en Europa.

Pero no son grupos que surjan

como consecuencia de la cultura política europea

para desafiar las sociedades tal y como las conocemos.

Yo creo que después de esta oleada de violencia terrorista,

la posibilidad de cambiar las cosas por la vía violenta

ha quedado ya amortizada.

Lo cual no quiere decir que vayamos a vivir

en el mejor de los mundos posibles y una paz total,

porque habrá muchas formas de conflicto y de enfrentamiento,

pero al menos la vía terrorista

yo creo que ha quedado ya arrumbada

en los países occidentales.

Y desde el punto de vista

del estudioso de la violencia política,

¿diría que hay posibilidades de solución

para el terrorismo islámico.

¿Hay condiciones para negociar, para que se vincule, digamos,

esa violencia, hacia que se integre, digamos,

todo el mundo islámico en Europa?

Porque, al final, forma parte de él,

constitucionalmente, desde el origen.

Bueno, es una pregunta muy difícil

El problema es que los ciclos de violencia son largos.

Y de la misma manera que el ciclo de terrorismo revolucionario

duró casi tres décadas,

hasta que se entendió que aquello estaba agotado;

y de la misma manera que el ciclo del terrorismo nacionalista

en Europa Occidental también ha tenido muchas décadas;

estamos todavía en el ciclo de terrorismo islamista,

pero yo creo que estamos ya en la fase de caída.

Muchas personas creían

que con la derrota

de ISIS en Siria y en Irak

habría un aumento

de terrorismo islamista en Europa.

Al no poder actuar allí,

se desplazarían a Europa y atacarían Europa.

Eso no ha sucedido así.

La derrota de ISIS ha venido acompañada

de una reducción muy baja...

Una reducción muy fuerte, perdón,

de terrorismo islamista en Europa.

Entonces tengo la sensación de que ese ciclo

que comenzó a finales de los años 80,

al principio muy suave y que alcanza un momento álgido en 2001

con el 11 de septiembre,

estamos ya en la fase de caída.

Son procesos muy largos

que pueden desesperarnos a todos,

porque a todos nos gustaría acortarlo en el tiempo,

pero creo que ya estamos en fase de pérdida

de este ciclo de violencia y,

esto es hablar por hablar,

pero yo pienso que una vez que desaparezca

el ciclo de terrorismo islamista,

el ciclo de la violencia política habrá terminado por mucho tiempo,

desde luego, en los países occidentales.

Que así sea.

Muchas gracias, Ignacio, de verdad. Muchas gracias.

La Universidad de Oviedo nos plantea la siguiente pregunta:

¿Qué derechos tienen los animales?

"La Universidad responde".

(Música)

Los animales tienen derechos morales, por supuesto,

pero también tienen derechos legales,

que son la consecuencia o derivación de las obligaciones y prohibiciones

que los sectores del ordenamiento jurídico

nos imponen a los seres humanos en nuestra relación con ellos.

En el ámbito del derecho administrativo

existen aproximadamente 17 leyes,

una por cada comunidad autónoma,

entre ellas el Principado de Asturias,

que protegen a los animales

frente a nuestra conducta como humanos,

sobre todo a los animales domésticos y de compañía.

Merece la pena destacar

que la ley asturiana se denomina expresamente

Ley de protección y derechos de los animales,

con lo cual se responde

a la pregunta inicialmente formulada.

En el ámbito del derecho penal,

existe un delito de maltrato animal desde hace ya varios decenios,

que ha ido evolucionando en la línea

de ampliar el catálogo de animales protegidos

y de endurecer las sanciones que se imponen

a los maltratadores de los animales.

Todo este conjunto legal mejoraría sensiblemente

si se modificase también el Código Civil,

algo que está ya en el Parlamento en la línea del artículo 13

del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

para conseguir que los animales dejen de ser cosas

y pasen a ser considerados seres dotados de sensibilidad.

Y todo ello tendría un sentido mucho más global

si se modificase también la Constitución española

en línea con lo que ya han hecho otras constituciones

de nuestro entorno europeo

para introducir un mandato de protección

de los animales a nivel constitucional.

(Música)

(Música)

A lo largo de las anteriores semanas

hemos ido descubriendo en este taller de música

las razones por las que una música, una canción, nos puede gustar.

Pero claro, una vez hallado el éxito,

cuando una melodía triunfa,

lo normal es que otros compongan canciones similares.

Es lo que llama Juan Antonio Simarro

"parecidos razonables".

Juan Antonio, buenos días. Muy buenos días. ¿Cómo estás?

Nos metemos hoy en este capítulo que tenías muchas ganas

Sí, porque a lo largo de varias semanas

hemos explicado por qué una canción te puede gustar o no,

y hemos entendido la música con ingrediente,

como si fuera una comida,

o con colores, como si fuera un cuadro.

Y ahora yo creo que ya podemos estar preparados

para entender por qué hay canciones que se parecen a otras.

Claro.

Claro, porque cuando una música, una canción, triunfa,

tiene éxito, esa fórmula se puede repetir

y no sé si se le pueden añadir otros ingredientes,

otros colores, esos matices de los que hablábamos.

Efectivamente, vamos a mirar

muchas canciones que se parecen entre sí.

Hay gente que dice si es plagio o no,

pero es que, a veces, la música está ahí.

Entonces, hay compositores

que utilizan esos ingredientes muy parecidos,

los cambian igual que cambian un instrumento

y ya a partir de ahí componen

la canción desde otro punto de vista.

Y ahora podemos ver unos que son muy chulos.

Sé que has investigado mucho en este tema

y que tienes unas cuantas sorpresas.

Efectivamente,

porque investigando e investigando

ya había algunas composiciones que sabía parecidas a otras

y hay unas que me han sorprendido increíble

de una canción del pop español de los 80

que se parecen muchísimo a otra canción italiana.

No voy a decir todavía cuál.

Primero vamos a ir viendo otras

¿Tampoco desvelas si fue plagio?

Es que no lo sabemos.

Es un compositor al que admiro muchísimo

y yo creo que no, que...

Ahora lo explicamos,

pero hay que estar pendientes del capítulo

que va a ser muy divertido.

¿Y con qué empezamos entonces?

Pues mirad, a lo largo de la semana

comentábamos que hemos estado jugando con una canción

que se llama Othón Lips*,

que cambiando el estilo,

pues podía gustarte más o menos.

Como decíamos antes, puede ser tipo romántico...

(RÍE)

O tipo jazz...

Eso hasta ahí ya lo vamos entendiendo.

¿Y ahora qué pasa?

Vamos a jugar con estos mismos acordes

que sostienen la melodía.

Es decir, esta es la melodía.

Y hago esto.

Este acorde, este acorde...

Sólo eso.

Repitiendo eso

podemos descubrir muchas otras canciones

que se parecen entre sí por casualidades de la vida,

como decimos, nunca se sabe.

Por ejemplo...

Volvemos a esta

para situarnos. Claro.

# ¿A quién le importa # lo que yo haga? #

Yo canto fatal.

(AMBOS) # ¿A quién le importa # lo que yo le diga?

# Yo soy así y así seguiré,

# nunca cambiaré. #

Con esto animamos a la gente a que cante desde casa con nosotros.

Aunque sean las 10:00.

Yo, precisamente, no soy cantante.

Pero creo que te anima el alma.

No sé si a los vecinos también se lo animará, pero...

Tenemos esta canción, no?

"¿A quién le importa?".

# Resistiré erguido frente a todo,

# soportaré los golpes # y jamás me rendiré. #

(TARAREA)

(CANTA EN INGLÉS)

Fijaos que no cambió nada.

(TARAREA)

# Son los mismos acordes... # I will survive... #

Pues así tenemos muchísimas composiciones.

Madre mía, qué parecidos más razonables.

Hay otra que igual, investigando e investigando,

que es una composición que todo el mundo conoce,

que es el "Canon de Pachelbel". Sí.

Todos lo conocemos

con esta velocidad que tiene ahora más reposada.

Pero antes, parece ser, que el compositor lo compuso

pensando en otra velocidad totalmente distinta.

Primero pensamos la que tenemos en la cabeza.

Hasta ahí, ¿vale?

Pero él lo pensó a toda velocidad.

(RÍE)

Qué marcha tenía Pachelbel. Sí, sí.

¿Recuerdas cuando hablábamos de los ingredientes?

Pues aquí ingrediente, él dijo: "Aquí hay que poner más sal".

más tiempo". Y puso a lo bestia.

La composición original es en otra tonalidad, en Re mayor.

Pero como hay teclas negras, vamos a hacer una versión más fácil.

Para que los que tengan piano lo puedan ver.

Muy sencillo, desde el Do para abajo.

Como al aprender a esquiar, por lo blanco para abajo. Fácil.

Mirad.

¿Has visto? De Do y voy bajando.

Pues con esa misma secuencia de notas,

mira lo que puedo hacer.

(CANTA EN INGLÉS)

Esta es "In Heaven". De Eric Clapton.

(CANTA EN INGLÉS)

Lo estoy haciendo muy sencillo para que se vea.

Voy bajando.

(CANTA EN INGLÉS)

Y ahora otra canción española.

# En la Puerta del Sol

# como el año que fue

# otra vez el champán

# y las uvas y el alquitrán.

# De alfombra están... #

Y una, por ejemplo, con la misma secuencia más rápido.

(CANTA EN INGLÉS)

Con esta misma secuencia surgen, vamos, miles de canciones.

Miles de canciones, madre mía.

Pero es que no tienen por qué ser unos acordes muy complicados

para que sea una buena canción, ¿no?

No.

Lo bueno de la música es que combinando estos elementos

con canciones muy sencillas,

con eso, con tres acordes solo,

han salido muchísimas canciones.

Por ejemplo, mirad.

Yo voy a tocar estos tres acordes.

Mi, Si y La.

A alguno ya le irá sonando.

Y ahora podemos poner un video

de... Que nos lleva directamente a él.

(RÍEN)

(Música)

# Si, yo no puedo enamorarme de ti.

# Yo no puedo enamorarme de ti.

# Yo no puedo enamorarme de ti. Antonio Flores,

Que escribía unas canciones geniales

y escribió con estos tres acordes esta canción.

¿Y qué pasó? Que a lo mejor sin darse cuenta,

porque estaban en un estudio de grabación y pasó por ahí,

escuchó esta en otra versión, en otra tonalidad.

Y podemos escuchar que se parece muchísimo

a "Knockin' On Heaven's Door".

De Bob Dylan.

(Música)

¿Has visto?

Sí, muy similares.

Por ejemplo, Guns N' Roses

lo que hizo en su caso

fue coger esta canción, no hizo otra,

y lo que hizo fue cambiar los ingredientes.

Una versión más cañera. La endureció.

Puso más guitarras, puso más sal y pimienta

y podemos escuchar esto.

(Música)

¿Ves? Con más fuerza.

(RÍE)

Más Guns N' Roses, ¿no?

Claro, ahí vas viendo cómo con poquitos acordes

salen estas cosas que te suenan

y no sabemos qué inspiró a qué.

Ahora lo podemos hacer con cuatro acordes. Sumamos.

Con Do, Sol, La menor y Fa.

Perdonad porque canto fatal, ya todos lo sabemos.

Pero se trata de entender estos parecidos razonables.

Mirad.

(CANTA EN INGLÉS)

# A veces llega un momento

# en que te haces viejo # de repente. #

Es "La senda del tiempo".

O, por ejemplo...

(CANTAN EN INGLÉS)

O "With or Without You". U2.

(CANTA EN INGLÉS)

Pues sí. (RÍE)

Sí que se parecen, sí. Hay muchísimas canciones.

Bueno, ¿nos vamos al ukelele? Venga.

Es que lo has visto y... Claro, lo tienes ahí.

Nos queda muy poquito, así que venga.

En este caso, con tres acordes solo. Lo podéis ver.

Un acorde, otro y otro.

Solo repetido.

Volvemos a hacer otra vez el segundo que hemos hecho.

Primero, segundo, tercero.

¿Te suena? # Para bailar la bamba

# Para bailar la bamba # se necesita una poca de gracia.

(CANTA EN INGLÉS)

¡Los Beatles!

Pues así,

con esto animamos a que cojáis cualquier instrumento

y con estos cuatro o tres acordes

ya podéis tocar miles de canciones.

Que parecen canciones muy sencillas.

No sé si esto de la sencillez

va de la mano con lo que más vende, ¿o no?

Bueno, es que muchas veces yo creo que alguien piensa:

"Si cojo una canción que ya tenemos en la cabeza,

la repetimos o variamos ligeramente

y ya tenemos mucho ganado".

Entonces, a veces las discográficas animan a:

"Haz esa pequeña versión.

Y lo que pasa es que no todo lo que más vende

es lo que está más elaborado.

Otras veces sí, por supuesto.

No van de la mano.

No tienen que ir calidad, originalidad, sencillez...

No siempre van de la mano. No van siempre de la mano.

Creo que nos tenemos que reservar la sorpresa

para el próximo día, nos quedamos sin tiempo.

Vale.

Pero que sepan los espectadores.

Pensad: canción de los años 80 de un compositor buenísimo.

Ahí lo dejo.

Y hasta ahí puedes leer.

Como siempre, gracias. Gracias.

Nosotros continuamos.

Última semana dedicada al Molón de Camporrobles,

una gran muela en el paisaje

que siempre ha sido un hito geográfico,

frontera entre íberos y celtíberos,

entre distintas provincias andalusíes

o en la actualidad entre distintas comunidades autónomas

que en su momento también fueron distintos estados.

El resto del área de hábitat del Molón en la época islámica

se corresponde con este tipo de construcciones,

se han identificado tres barrios

donde a partir de un muro longitudinal

se estructuran diversas habitaciones abiertas hacia el sur,

no adosadas entre ellas

y que configuran un tipo de viviendas diferentes

a las que hemos visto en el entorno de la mezquita.

En esta zona, la ocupación de la Edad de Hierro

está muy alterada.

Pudimos identificar los restos de la calle principal,

los restos de algunas viviendas,

pero optamos por su musealización centrada

en la ocupación más tardía de la época islámica,

para intentar que el visitante pudiera comprender

cómo era el hábitat en este momento.

Es interesante la entidad del Molón,

que creo que ya hemos ido viendo en este momento,

justificaría que en las campañas del 985

el califa Abderramán III, que se dirige,

que pasa por esta comarca en dirección a Zaragoza,

y que llega a decir, se citan varios topónimos,

entre ellos el de Landete, que se denomina Landit.

Se menciona un asentamiento vinculado a un marjal

y que, con toda seguridad, según nuestra propuesta,

sería el asentamiento del Molón.

Sobre todo porque hasta los años 60,

junto a la localidad de Camporrobles,

había una gran laguna, un área lagunar formada

por varias lagunas realmente, una de gran tamaño.

La balsa grande y que, bueno,

pues cuyo uso económico

incluso en época tanto de la Edad del Hierro

como durante época islámica lo conocemos

a partir de los análisis de paleodietas de los restos humanos

que evidencian que, junto a cereales,

en fin, y otro tipo de elementos de consumo,

el pescado sería un elemento esencial

en la dieta de estas poblaciones.

-Tenemos un buen ejemplo en esta parte del poblado

de una de las edificaciones mejor conservadas.

En sus orígenes eran dos estancias con accesos independientes

que, en un momento dado, en la última fase del poblado,

se amplían, se unen y se queda una pequeña habitación

y uno de los accesos, como podéis ver, se tapia.

Eso es que los espacios domésticos van evolucionando

y se van adaptando a las necesidades de las poblaciones

que vienen al Molón islámico en la última fase de su ocupación.

-El Molón se abandona

en el siglo X después de Cristo definitivamente,

el poblamiento pasa a ocupar todos los llanos

de la zona del Camporrobles

y una pequeña fortificación en el Molón de Mira.

El valor social, político y económico

que tuvo el Molón durante muchos siglos

pasa a ser sustituido poco a poco

sobre una referencia geográfica bastante destacada

que hace que participe de muchos de los conflictos

que tienen lugar sobre los siglos XIX y XX,

De los mejores documentados que tenemos

es durante la Tercera Guerra Carlista,

exactamente en marzo de 1875, que sabemos que el brigadier Arnaiz,

que es, digamos, comanda una tropa de isabelinos,

sale en persecución de una nutrida tropa carlista

con caballería e infantería

y los carlistas se atrincheran en el monte del Molón.

Ya en el año 37 es cuando se construye la caseta.

Forma parte de un pequeño aeródromo militar que ocupa los llanos

al lado de la población de Camporrobles

y la caseta se construyen como un oteadero

para el avistamiento de naves aéreas.

En el caso de Camporrobles sabemos que es un aeródromo

de segundo nivel de combate,

de primer nivel está en la vecina Sinarcas

y desde aquí tanto los Natasas como los Policarpo

atacaron el frente, sobre todo de Teruel.

-A partir de mediados del siglo XX,

El Molón vuelve a reocuparse como campo de cultivo.

Los antiguos alvacares se convierten en bancales

además documentados con la presencia de material,

por ejemplo, una moneda de jinete lancero fechada

en el año 42

y a partir de ese momento empieza a ser visitado,

por ejemplo, con actividades como subir al Molón

a comer la mona, se cose, se levanta una cruz,

que ha sido también un referente en el paisaje

hasta época reciente.

Hace ya unos años, a inicios de los años 80, en 1981,

El Molón empieza a despertar el interés de los arqueólogos.

En ese momento un equipo de la Universidad de Valencia

realiza una campaña durante unas semanas

en la cual ya identifica las dos grandes fases:

la de Edad del Hierro por un lado,

y la ocupación de época medieval por otro.

En 1992 se hace una pequeña campaña

donde también se identifican materiales de estos momentos,

aunque la ocupación islámica queda muy mal, muy mal definida.

Y en 1995, un equipo en ese momento

de la Universidad Complutense de Madrid,

donde yo me encontraba en ese momento,

acababa la tesis doctoral, nos trasladamos a Camporrobles

con la invitación de un maestro local, Raúl Gómez,

entusiasta de la arqueología camporruteña

para plantearnos el interés

que un equipo científico empezara a trabajar en El Molón.

Efectivamente,

lo primero que percibimos era el material

que ya se había recogido en estos años

y parte del cual estaba depositado en el Museo de Camporrobles,

que nos apuntaba a una mezcla de materiales,

por un lado de tradición ibérica durante la Edad del Hierro,

otros claramente celtibéricos que nos apuntaba esta idea

de que estábamos en un momento en un lugar de transición

entre que geográficamente es evidente

entre la zona de la baja serranía conquense

y las llanadas en torno a la laguna Camporrobles

del noroeste de la comarca de Utiel Requena,

una zona de paso,

las vías ganaderas de la Sierra de Albarracín

y del sistema ibérico que pasan por esta zona

y que se dirigen hacia las tierras del Levante,

que explicaba la entidad de este asentamiento

y el interés de abordar su excavación.

A lo largo de 18 campañas

se inició un proyecto de investigación dirigido

desde el primer momento también hacia la puesta en valor

del yacimiento, es decir, hacerlo visitable,

no solamente investigarlo

o sacar información de las diferentes etapas,

sino convertirlo en un parque arqueológico.

Una figura que se crea ya en los años 2000,

con la cual se vinculan una serie de espacios

como un centro de interpretación entre otros, y que demuestra,

digamos, el interés de este tipo de proyectos en la actualidad,

donde la investigación tiene que ir asociada

a la recuperación del patrimonio.

-Nos encontramos en la antigua fábrica de harinas,

en el municipio de Camporrobles, que forma parte

su patrimonio ecológico, en este caso de carácter industrial.

Digamos que los procesos de puesta en valor de los distintos recursos

están muy ligados a los procesos de desarrollo local.

Porque tiene, digamos, varios efectos

desde un punto de vista cultural,

un punto de vista económico y un punto de vista social.

Desde un punto de vista cultural,

está claro que la recuperación del patrimonio, pues,

es un paso adelante, porque al fin y al cabo,

el patrimonio es un bien propiedad de todos,

desde un punto de vista económico,

pues lógicamente la puesta en valor

de estos recursos incrementa el flujo de turistas

con lo que eso conlleva,

relacionado con los consumos en hostelería, en alojamiento,

etcétera.

Y desde un punto de vista social,

pues lógicamente ayuda a fijar la población al territorio.

Y también digamos que incrementa de alguna manera

lo que puede ser la relación

de esa población con su municipio de origen.

-Uno de los elementos más destacados del Molón

es la identificación en los años 90 de una posible cueva santuario

vinculada a la población prerromana del yacimiento del mismo nombre,

localizada en un paraje actualmente de uso recreativo

por la población de Camporrobles.

Bueno, es un manantial tapiado en los años 60

y que tuvimos la fortuna a mediados de los 90

que en una limpieza en un año de especial sequía

pudimos acceder al interior

y pudimos realizar la topografía de la cueva.

Tiene 22 metros de profundidad.

Nace un manantial en su interior

y está dividido en dos salas.

La segunda de ellas tiene una cubeta tallada

en la roca natural, que es un elemento muy típico

de este tipo de espacios de culto de época prerromana.

Realmente en su interior se encontró un candelabro de época medieval

y algunos restos de cerámica muy, muy poco significativos

que no nos permitieron, digamos, fechar la ocupación de este espacio

que en principio cabe relacionar

con la ocupación prerromana del cerro.

Pero la excavación que realizamos en el exterior

pudimos recuperar restos de cerámica,

de limpiezas sucesivas del interior de la cueva

que nos permitían datar la ocupación

en los siglos IV o III antes de Cristo.

La cueva se localiza en la ladera sur del Molón

orientada al ocaso y estaría relacionado

con bastante seguridad con ritos de paso

de las poblaciones prerromanas que habitaron el yacimiento

en los siglos anteriores al cambio de era.

Pablo Picasso se interesó por la cerámica

desde su adolescencia e hizo algunos ensayos

en los primeros años del siglo XX.

Fue a partir de 1947 cuando el artista realizó

una gran producción de obra cerámica.

El Museo Picasso, colección Eugenio Arias presenta

la exposición "Picasso: pasión por la cerámica".

Esta exposición nos ha permitido también contextualizar

parte de la colección del propio Museo de Buitrago del Lozoya.

Muchas de las cerámicas que pertenecen a este museo

están presentes en esta posición.

No todas, pero sí algunas.

Y de esta manera, vistas en conjunto con el resto,

con otras obras cerámicas hechas por el artista,

digamos que adquieren su verdadera dimensión.

La obra cerámica de Picasso es fantástica,

no sólo es interesante y es bonita,

sino que además tiene un punto pedagógico

del cual el artista era bien consciente,

según conocemos por sus propias declaraciones.

Él sabía que su obra, el arte moderno en general,

era difícil que llegara al hombre corriente,

a las personas corrientes.

Entonces, se sirvió de la cerámica precisamente

por esa tradición que tiene,

por esa familiaridad que otorga a esta técnica cerámica

que está presente en todos los hogares ,

a través de ella el artista encontró un vehículo fantástico

para hacer llegar su arte,

el arte moderno a las personas corrientes.

Estas obras que estamos viviendo aquí

nunca han estado juntas a la vez, eso ya de por sí es un lujo.

También nos está permitiendo

ponerlas en contexto las unas con las otras,

no solo con la propia colección del Museo de Buitrago.

La segunda intencionalidad de esta exposición también

es ponerla en contexto con el resto de la obra del artista,

porque esa parte a veces despreciada del trabajo del artista,

muchas veces considerada como los cachivaches

de la vejez del gran artista, pues entendemos, sin embargo,

que es de una riqueza extraordinaria

y además un punto de inflexión

importante para comprender la obra del Picasso tardío.

-Estamos en la sala de exposiciones

del Ayuntamiento de Buitrago de Lozoya,

inaugurando hoy una exposición dedicada a la apasionante relación

que tenía Picasso con el mundo de la cerámica.

Estamos muy contentos de presentar esta exposición

que reúne piezas de colecciones de museos

muy importantes a nivel nacional,

incluidos en nuestro propio Museo,

el Museo Picasso Colección Eugenio Arias.

Invitamos a todo el mundo a visitar esta exposición

que está en Buitrago del Lozoya hasta el 16 de mayo.

(Música)

Recomendamos hoy la lectura de este libro

de historias de la antigua sabiduría china

de Catherine François

que acaba de publicar la editorial Siruela

en traducción de Jenaro Talens y Santiago Auserón.

"La senda de las nubes".

Recordemos que la autora había publicado con anterioridad,

en 1999, "Caminos bajo el agua".

¿Qué tiene en común con este último?

Un título muy sugerente y el mismo interés

por la cultura milenaria del Lejano Oriente.

"La senda de las nubes" está compuesta por cuatro historias:

Vida de Confucio.

Historia del gran secretario Sima Qian.

Los siete sabios del Bosque de Bambú

y Han Shan, la montaña fría,

con las que trata de ilustrar

las tres grandes tradiciones de pensamiento en China:

el confucianismo, el taoísmo y el budismo Shan.

Se lee como una novela, aunque es también, en cierto modo,

un informe.

Recuperamos un fragmento de nuestro trabajo sobre Art Sur,

una iniciativa de arte contemporáneo

en la campiña cordobesa.

El resto, como siempre, en la red.

Art Sur es un festival de arte contemporáneo

se realiza en La Victoria,

está dentro de la Red Periféricos Córdoba.

Lo que pretendemos es que en el medio rural,

en las periferias de Córdoba, mostrar la formación,

las ganas que tienen los pueblos y su gente de emerger.

En un contexto local, la gente realmente no es consumidora de arte.

Entonces el arte es el que sale a las calles,

el que sale a los caminos, el que sale a la zona de las veredas

y los antiguos caminos que servían

para la trashumancia de los animales.

-Vais a realizar la performance por sevillanas.

Y es un exponente

de cómo se pone un artista a la venta.

Un núcleo rural como La Victoria, en plena campiña cordobesa,

a través del arte contemporáneo, trae riqueza,

cultura y también saber a través del arte.

-Casi todos los artistas urbanos

tienen una actitud crítica ante el espacio común.

Es un espacio de todos.

Y entonces los artistas quieren hacer algo ellos

y no que el espacio solo sea para para las empresas

que nos ponen anuncios de para que consumamos.

-Este happening empezó hace dos, tres meses

con la colaboración de los vecinos de "La Victoria",

que han ido encontrando algunos huesos viejos en el campo,

en corrales como en el que estamos ahora

y otro hueso que han comprado, han cocinado,

se han comido la carne y han tratado el hueso,

como yo lo había dicho,

hervido con el proceso que tenían que seguir.

Los huesos que los mismos habitantes del pueblo han donado

han conservado, crear esta especie de ficción,

ahora que está muy de moda el tema de los documentales de ficción.

Yo no hago un documental,

pero hago una pequeña acción que se llama "Vestigio".

A la inversa.

Recojo los huesos, los entierro.

Después, posteriormente lo desentierro,

los clasifico con un código

que me inventaré relacionado con el festival

y el pueblo,

y después crearé en una urna de cristal,

crearé una composición abstracta con todos estos huesos.

-Hemos presentado una propuesta con la temática del agua

que se basa en la deglaciación.

Hay unas bases y presentas una propuesta

y Sebastián Zamora te selecciona

si le gusta el trabajo que haces

y entonces te propone una serie de muros

o elige según las propuestas que has presentado

un poco lo que mejor te conviene para desarrollarla.

-El proyecto de Monte de colores es, a los árboles que no tienen vida,

poder darle la cualidad de escultura de paisaje.

A través del color le damos esa cualidad

y árboles centenarios o árboles que han dado durante décadas

o centenas lo es que sombra y cobijo

tanto a personas como a animales

pues, de alguna manera, pueden acompañarnos

y que no sean aniquilados.

-Me parece interesante capturar ciertos fotogramas

de ciertas películas que trabajan la imagen

de una manera parecida a lo que yo pienso

y lo que hago es introducir,

porque mi temática es el vacío y el silencio.

Entonces busco fotogramas vacíos de presencia humana,

aparentemente, que no existe la figura humana

y lo que hago es introducir algo como si hubiera pasado por ahí.

-Cuenta un poco mi historia.

Mi lugar, mi espacio,

donde he estado viviendo durante los años de estudiante,

de esa sensación en la que entra en un espacio nuevo, vacío,

que no es tuyo, no te pertenece,

y que poco a poco lo vas haciendo tuyo

y que al final te tienes que despedir.

Es como la llegada o una ida de ese sitio.

-He hecho un recorrido.

Casi todos son murales y entonces hago visitas.

Bueno, han venido niños de colegios,

han venido también personas mayores.

Que en un pueblo pequeño se haga este encuentro

me parece ahora mismo que en primaria y secundaria

están quitando horas de plástica con lo importante que es el arte.

Como decía Antonio Gala, que es algo innecesariamente necesario,

me parece que dice, me parece que necesitamos el arte,

aunque no lo sepamos.

Entonces me parece muy importante y que sea arte actual también,

que no sea siempre arte tradicional.

-Yo creo que la idea de compartir con chavales

que no tienen la oportunidad

de estar más cerca de nuestros talleres

y ver como trabajamos es interesante.

-La educación de hoy en día debe concebirse

como una adaptación a las necesidades de los niños.

Por eso la comunidad educativa debe agudizar su ingenio

en tiempos de la desmotivación,

que se presenta como un problema general de la educación.

Por ello, el arte es algo muy importante que debe prevalecer

a la hora de educar a los niños.

Esto ha sido todo por hoy.

Volvemos mañana jueves en compañía del sociólogo Pablo Simón

para comenzar con él los datos del último informe

sobre la juventud española que acaba de publicar el INJUVE.

También le preguntaremos por las posibilidades de mejora

en los próximos años de algunos de esos datos,

generalmente relacionados con el empleo,

la emancipación y la cualificación.

También ahondaremos un jueves más con la filóloga Elena Paredes.

Nos quiere hablar en esta ocasión de la locución, es decir,

de la manera de hablar para expresar los conceptos.

Gracias, como siempre, por su confianza.

Buen día a todos.

Os esperamos mañana a las 10:00 y aquí, en la 2.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 24/03/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 24/03/21

24 mar 2021

Salvador Gómez Valdés entrevista a Ignacio Sánchez-Cuenca, catedrático de Ciencia Política y autor del libro “Las raíces históricas del terrorismo revolucionario”, un libro que habla sido publicado con anterioridad en inglés por Cambridge University Press.

La Universidad Responde. Universidad de Oviedo: ¿Qué derechos tienen los animales?

Mara Peterssen entrevista al compositor y pianista Juan Antonio Simarro. En esta ocasión se fijan en parecidos razonables musicales, es decir, en melodías que gustan, tienen éxito y por tanto se repiten en muchísimas canciones.
“El Molón de Camporrobles 5. Últimas ocupaciones”. Última semana dedicada El Molón de Camporrobles, una gran “muela” en el paisaje que siempre ha sido un hito geográfico, frontera entre íberos y celtíberos, entre distintas provincias andalusíes, o en la actualidad entre distintas comunidades autónomas que en su momento también fueron distintos Estados.
“Exposición “Picasso, pasión por la cerámica”. El Museo Picasso-Colección Eugenio Arias de Buitrago de Lozoya, en Madrid, presenta la muestra “Picasso. Pasión por la cerámica”, un recorrido por la relación del artista malagueño con la cerámica a través de más de 30 piezas con diferentes temáticas: tradición, metamorfosis e invención. Puede visitarse hasta el 16 de mayo.

Salvador Gómez Valdés, en su sección habitual, recomienda la lectura de “La senda de las nubes” de Catherine François. Se trata de historias de la antigua sabiduría china cuya traducción han llevado a cabo Jenaro Talens y Santiago Auserón.
Reportaje en red: Hoy digitalizamos y colgamos en nuestra página web “Festival Art Sur”.

ver más sobre "La aventura del saber - 24/03/21" ver menos sobre "La aventura del saber - 24/03/21"
Programas completos (2082)
Clips

Los últimos 7.577 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios