www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5894869
Para todos los públicos La aventura del saber - 06/05/21 - ver ahora
Transcripción completa

Buenos días a todos. Desde hace bastante tiempo,

se piensa que la religión mayoritaria

en una determinada sociedad condiciona,

además del tipo de relaciones sociales

y las costumbres, el mayor o menor grado de prosperidad

que puede alcanzar esa sociedad.

Un estudio ya clásico del sociólogo Max Weber

dejó sentada la estrecha relación

entre las diversas versiones del protestantismo

y la sociedad capitalista con sus pros y sus contras.

Hoy hablaremos de la relación entre religión y sociedad

con el filósofo Reyes Mate.

¿Cómo el libre examen de la escritura condujo

hacia un claro aumento en la producción de riquezas,

su acumulación e intercambio y la explosión tecnológica

del mundo moderno?

¿Cuestionan los efectos del cambio climático ese modelo?

Ahora se lo preguntamos a Reyes.

¿Qué tal están? Hoy, además, vamos a conversar

con el novelista y dramaturgo Nando López.

Nos presenta su nueva novela juvenil,

se titula "El don de Ariadna"

y es la primera parte de una trilogía

que nos presenta una historia futurista y distópica

con muchos guiños mitológicos.

Vociferio es el festival de poesía de Valencia

en todas sus vertientes; desde la que se lee en los libros,

hasta la que sale a la calle o se escenifica

sobre un escenario.

Improvisada, bailada, cantada.

El festival acaba de cumplir 100 años.

Y lo ha celebrado con una edición dedicada

a la emergencia ecológica y climática

en medio de la crisis sanitaria.

Para Eugenia Conde, el "collage" es un acto de resistencia,

de investigación, de descubrimiento.

Las coordenadas de un mapa inacabado

que ofrece un sinfín de direcciones posibles.

Boek Visual nos ofrece una muestra de su obra.

"Taller de filosofía"

con Reyes Mate en "La aventura del saber".

Hoy para interesarnos por cómo una creencia religiosa

puede condicionar el progreso económico

y el desarrollo económico de la sociedad

que mayoritariamente la profesa.

Y de las razones que hay para afirmar que el capitalismo

tiene su origen ideológico en la ética protestante.

Bienvenido. Bien hallados.

Si estamos hablando de religión y la religión tiene

un ámbito privado,

¿cómo trasciende luego a la economía de una sociedad

o las costumbres generales de una sociedad?

Bueno, la religión es, en primer lugar,

un asunto privado, un asunto de consciencia.

Pero es también una visión del mundo y un estilo de vida.

Y por eso hemos visto

la relación entre religión y política.

La relación entre el monoteísmo y la monarquía.

Hablábamos de cómo la trinidad entra en juego incluso

para separar la política de la religión.

La religión también afecta a la técnica.

Sería impensable, por ejemplo, que en el budismo

alguien inventara un coche.

Porque el budismo es quietud, busca la quietud.

El alejamiento del mundo, y nada más ajeno

a la mística budista

que la velocidad o la aceleración, entonces, el coche no puede.

Ahí aparecen otras cosas.

Aparecen, qué sé yo, grandes construcciones

que desafían el tiempo y el temporal.

Y por eso también podemos hablar

de una relación entre religión y economía,

que es el tema de hoy.

Claro, por ejemplo, se ha dicho siempre,

yo recuerdo haberlo leído, escuchado muchas veces,

que en países de tradición católica como puedan ser Irlanda,

España, Portugal, Italia,

y luego en América, eran países que se habían desarrollado

menos económicamente por la moral del trabajo

que implicaba la religión católica. ¿Eso es cierto?

Pensemos que solo a un cristiano viejo

se le ocurre decir que...

"Pobre sí, pero lo importante es la honra".

Claro. Decía Sancho:

"Pobre pero honrado". Y quería decir:

"Pobre, bueno, pero lo importante es la honra".

Y solo Lope de Vega, que expresa tanto

el pensar del cristiano viejo,

podía decir, podía contraponer la dignidad

de la pobreza a lo propio de la riqueza.

Entonces, sí, hay una relación.

El que los países católicos quedaran fuera

de este momento de modernidad que supuso

el capitalismo moderno. El nacimiento del capitalismo.

Se explica desde el catolicismo, así como también

el que países como Holanda, Estados Unidos o Gran Bretaña

entraran rápidamente en la modernidad

impulsados por el protestantismo.

¿Y qué tiene que ver, por ejemplo,

Lutero y Calvino con la moral capitalista?

Bueno, el protestantismo y catolicismo

quieren la salvación, tienen como objetivo la salvación.

Lo que pasa que entiende de una manera muy diferente.

El cristiano para salvarse le basta tener un confesor cerca.

Mientras que el protestante necesita el trabajo.

Esa es la gran diferencia.

Entonces, ¿por qué? Vamos a ver.

Lutero tiene muy claro que lo que nos salva es la fe.

No las buenas obras, ni la Iglesia, ni los sacramentos.

La fe. El hombre está solo frente a Dios.

Y eso plantea un problema, y es que el hombre está solo.

Eso le produce una enorme inseguridad.

Y una gran angustia.

Y necesita, entonces, dar respuesta a esa angustia.

La angustia le viene de que, aunque haga cosas bien,

no sabe si está en el buen camino.

Necesita certezas.

¿Y dónde encuentra la certeza?

La certeza no la tiene absolutamente.

Tiene señales de que va por el buen camino.

Señores de que está predestinado.

Y eso no lo tiene, digamos, en la Iglesia,

que no la tiene, no tiene el poder que tiene en el protestantismo

el poder que tiene la Iglesia en el catolicismo.

Ni los sacramentos. Está solo.

Entonces, ¿cuál es el sitio en el que él puede tener una señal

de que va por el buen camino?

El trabajo, la profesión.

En alemán, la misma palabra que significa "profesión",

significa "vocación".

"Beruf". Es decir, en el trabajo habla Dios.

¿Y qué dice Dios en el trabajo?

¿Qué es lo que le da seguridad al protestante?

El trabajo bien hecho, la profesión, se trata de la profesión bien hecha,

el trabajo produce reconocimiento social.

Y produce también enriquecimiento.

Y esas dos cosas son gratas a Dios.

Porque el hombre completa la creación.

El hombre acaba la creación.

La creación es obra divina pero hay que transformar

el caos en cosmos, hay que poner orden.

Y ese es el trabajo de la profesión bien hecha.

Pero para que la profesión tenga éxito,

para que el trabajo tenga éxito, el trabajador, el individuo,

tiene que adaptarse totalmente al éxito.

Tiene que prepararse para el éxito. ¿Cómo?

Entendiendo, y aquí entran virtudes de la ética protestante,

la importancia del ahorro.

Porque hay que invertir, hay que crear riqueza.

Entonces, el ahorro es fundamental, y junto al ahorro,

evitar todo gasto personal

y todo malgastar en lo que sea.

Lo importante es la creación de riqueza.

Y eso es lo que pone en marcha el capitalismo.

Porque el capitalismo nace, no como una operación,

digamos, bancaria, sino como forma de vida impulsada

por la ética, entonces, la riqueza, es la señal de que estás salvado.

Pero por ejemplo, en el mundo católico,

la idea esa de que ganarás el pan

con el sudor de tu frente, que es una maldición bíblica,

la idea esa de que el trabajo es una carga insoportable,

que si es posible y eres listo, pues te ladeas un poco

y no lo terminas de hacer nunca bien,

porque el que hace bien su trabajo, es como el que es tonto

y no se ha dado cuenta de que lo que tiene que hacer

es justo lo contrario.

Es la impresión que tenemos.

¿No es mejor la moral protestante, en este sentido,

que la moral esa del escaqueo, de dejar de lado,

no sentirse a gusto haciendo bien el trabajo de uno?

Es que en el catolicismo,

sobre todo el catolicismo español, está lleno de afirmaciones

que desprecian el trabajo, desprecian el éxito

porque en el fondo su catolicismo no tiene que ver con este mundo.

Tiene que ver con prácticas. Con el otro.

Con cultos. Es muy mágico

y lo importante es la seguridad que te da la Iglesia.

Por ejemplo, el desprecio por el ahorro.

Hay una frase en "El lazarillo de Tormes":

"En mi hambre mando yo".

Cuando de alguna manera le invitan. Si tienes algo, ahorra.

Para cuando no tengas.

Hoy yo me harto y mañana ya veremos.

El protestante jamás haría eso.

El ahorro es fundamental porque hay que producir.

Pero además no hay que producir riqueza para se rico.

Hay que producir riqueza porque siendo rico te salvas.

Esta es la relación que no tiene el catolicismo.

Hay que entender también que este protestantismo

del que estamos hablando es uno muy especial.

Es el calvinismo. No cualquier protestantismo,

sino que es un protestantismo determinado,

que es del que deberíamos hablar. Vamos a hablar de él.

Vamos a hablar un poco de Calvino.

Que se las gastaba también... Sí.

Vamos, tremendo. Terrible, sí.

Calvino es el Lutero protestante.

Un poco más joven que Lutero.

Era suizo, ¿no? ¿Cómo?

Era suizo. Era francés.

Francés. Ah, francés.

Lo que pasa es que él descubre algo,

él se da cuenta qué está pasando con la reforma protestante.

Y eso es un desmadre.

Eso es un lío, porque claro, la reforma protestante,

al no tener un centro, digamos, de control de la ortodoxia,

sino que cada cual es el autor... Cada uno lee "La Biblia"

y la interpreta. Exactamente.

Entonces, ¿qué pasa? Hay muchas lecturas.

Hay una lectura, por ejemplo, que lleva,

de Lutero, a despreciar el papel político

de la religión y decir: "De la organización de la religión,

que se encargue el Estado, el poder político".

Y por eso, en Inglaterra, el jefe de la Iglesia

es la reina o el rey, es decir, por lo menos, en la Iglesia católica

el jefe de la Iglesia es profesional.

Aquí son "amateurs".

Bueno, entonces, unos piensan que la religión

tiene que estar sometida al poder político.

Otros, al revés, como los anabaptistas

y los revolucionarios, que decían:

"No, no, la religión tiene que conformar la vida política

y si además es la religión

cuyo modelo es la de los primeros cristianos,

meten el comunismo con calzador por las buenas o por las malas".

Entonces, Calvino se da cuenta de que hay que poner orden.

Hace falta como una guía de estilo de protestante y él la hace.

Y él la hace y pone las cosas claras.

Primer punto. Separemos religión y política.

Para el protestante, nada.

Religión y política están separadas.

¿Pero cuál es la relación? Y aquí es donde está Calvino.

Calvino dice:

"La política tiene que someterse a la religión".

En el sentido de que las leyes que se aprueben

tiene que estar conformes a la lectura de "La Biblia".

Y además, él decía:

"Y la autoridad religiosa tiene que tener en poder de disciplinar".

Ojo con la palabra. Disciplinar.

Es decir, vigilar para que las leyes sean conformes a las escrituras,

pero también la conducta de los ciudadanos.

Entonces, él consideraba cualquier herejía como delito.

Y eso lo pagó Miguel Servet, que tenía otras opiniones distintas

de las de él sobre la Trinidad y eso le costó la vida.

Y él también tenía... Era nostálgico de la Inquisición.

Exacto, entonces, él introduce de alguna manera la Inquisición.

Entonces, lo interesante de Calvino,

que podía ser un personaje totalmente secundario

en la historia, pero se convierte en un protagonista, es que le dan

Ginebra para que haga el experimento.

Ginebra se ha liberad de los católicos.

Y quieren hacer un experimento protestante.

Entonces, él organiza la ciudad

conforme a estos planteamientos que hace.

Y convierte además Ginebra en un centro de poder mundial

porque todos los que le siguen y que son perseguidos

por todos los lados, por católicos y por protestantes,

por este rigor, entonces, todos vienen a Ginebra

y él organiza desde Ginebra una serie de misioneros,

de emisarios, que van a ir a Holanda,

que van a ir a Inglaterra y van a acabar en Estados Unidos.

Y eso son, sobre todo el Mayflower, famosa...

Los peregrinos de Massachusetts, que son puritanos.

Y estos son los que conforman el capitalismo realmente.

Y que dura hasta hoy,

porque en Estados Unidos, por ejemplo,

hay un tipo de patriotismo que es religioso.

Y que se debe a estos calvinistas.

Alguien decía:

"Puede que en Estados Unidos haya un día un presidente negro".

Lo ha habido. Jamás habrá un presidente ateo.

Porque esta relación de la religión y la política viene...

O también, por ejemplo, esta idea de que el americano es ganador.

La importancia del éxito. Sí.

O la riqueza.

En Europa, el rico se esconde, lo disimula.

Allí se exhibe. La riqueza es un signo

de predestinación, entonces, han conformado

no solamente el capitalismo, sino el modo de ser

de los Estados Unidos.

¿Y no habría manera de llegar a una moral un poco más sensata?

Quiero decir, que ni lleguemos a ese extremo,

ni tampoco al extremo de la moral católica esta

que piensa que hacer bien el trabajo es de tontos.

Es que yo creo que en el momento fundacional

del capitalismo, es lo importante.

La idea de que el capitalismo no son solo números,

sino que es el resultado de una ética.

Una ética que consiste fundamentalmente, que es

llevan a Estados Unidos cuando se liberan, digamos,

del fanatismo de Ginebra. ¿Y en qué consiste?

En la profesionalidad.

En la importancia del trabajo bien hecho.

En la idea de que el ser humano

tiene que acabar la creación, y por tanto,

en la producción de riquezas, hay un bien.

Y que esa riqueza tiene que ser, además,

compartida y multiplicada.

El problema del capitalismo fue que se olvidó muy pronto

de esta ética protestante.

Porque era muy difícil ser rico y vivir austeramente.

Era muy difícil tener tanto poder

y pensar que estabas angustiado

porque no sabía si te ibas a salvar.

El capitalista se libera de la ética protestante

y ese es el momento peligroso, porque a partir de ese momento,

dice Max Weber:

"Se convierte el capitalismo en una caja de hierro

en una caja de hierro donde aparecen

especialistas sin alma y donde el capitalismo sin ética

se convierte en una religión".

Que es actualmente. El capitalismo es una religión sin ética.

¿Y cómo aplicamos todo eso a día de hoy?

Me están diciendo hace un rato: "Termina".

No, quiero terminar con esto.

¿Cómo lo aplicamos al presente riguroso, al de hoy?

El marxismo hizo una crítica del capitalismo

entendiendo que lo malo del capitalismo

era la propiedad privada.

Eso es un debate. Yo creo que el problema del capitalismo

es realmente la ética.

La falta de ética.

Haber sustituido la ética de la profesión, la profesionalidad

por la lógica del dinero.

Y lo explicaría recurriendo a "El principito".

"Le Petit Prince". "El principito" de Saint-Exupéry,

en un momento, hace un viaje por distintos asteroides.

Y se encuentra en uno en el cuarto con un hombre de negocios

que cuenta algo: "-¿Y qué haces? -Cuento estrellas".

Dice: "¿Cómo se pueden contar estrellas?

Porque las poseo.

¿Y para qué las posees?

-Para tener dinero. -¿Y para qué quieres dinero?

Para comprar más estrellas".

Es propietario de las estrellas porque le dan dinero

y el dinero le sirve para comprar más estrellas.

Dice: "No entiendo la lógica del dinero

porque yo soy propietario.

Y yo tengo dos volcanes y una rosa.

Pero yo, todos los días limpio los volcanes

y riego la rosa para que florezca y para que funcionen los volcanes.

A ellos les interesa que yo las posea

porque contribuye a su realización.

Pero poseer dinero por poseer dinero,

eso es como poseer las estrellas.

Algo que servirá para el dinero, pero no sirve para las estrellas".

Bueno, lo dejamos aquí, yo creo que no se puede terminar mejor.

Muchísimas gracias. Gracias.

Seguimos. La Universidad de la Laguna nos propone hoy

responder a la siguiente cuestión: ¿qué son las amebas de vida libre?

La universidad responde.

Las amebas de vida libre son protozoos.

Los animales más simples que existen en la naturaleza.

Algunas de estas amebas son capaces de actuar

como patógenos oportunistas,

causando queratitis, que es una inflamación de la córnea,

la parte trasparente del ojo.

Sobre todo en usuarios de lentes de contacto.

Y encefalitis, inflamación del sistema nervioso central,

que suelen ser letales.

Estas amebas se distribuyen principalmente

en medios acuáticos y en suelos.

Hasta el momento, no existen tratamientos 100 % efectivos

para estos patógenos.

En el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales

y Salud Pública de Canarias de la Universidad de La Laguna,

estamos enfocados en la búsqueda de nuevas moléculas

para el tratamiento de estos patógenos.

Algunas de ellas, como las estatinas,

han sido probadas "in vitro" por nuestros laboratorios,

son efectivas frente a estos patógenos.

Un país sin frustración,

donde reina la utilidad y felicidad.

Un país donde toda obra de ficción debe retratar fielmente

la realidad y tener un final feliz.

Un país en el que quemaron todas las obras

que no se ajustaban a estas normas

en un gran incendio, imponiendo así un nuevo orden.

Así es Ípsilon, el país en el que se desarrolla

"El don de Ariadna".

La nueva novela juvenil del escritor Nando López,

editada por SM. Nando, ¿qué tal?

Muy buenos días. Muy buenos días.

Muchas gracias por traerme aquí.

Y rescatarme de Ípsilon durante unos minutos.

A mí no me gustaría, creo, vivir en Ípsilon.

El problema es que nos queda muy cerca, Mara.

Un poco... Da un poquito de miedo.

Totalmente. Esta es una distopía

que se plantea desde una pesadilla posible.

"El don de Ariadna" es el comienzo de una trilogía,

"La leyenda del cíclope", mi idea era sumar,

por un lado, la mitología clásica.

Hay muchísimas referencias que luego si quieres comentamos.

La ciudad de los nombres. Efectivamente.

Pero que también nos lleva a un futuro quizá muy cercano

en el que, de alguna manera, somos víctimas

de una manipulación política, informativa, cultural

que lleva a no distinguir lo verdadera de lo falso.

Y creo que estamos ahora mismo en un momento donde eso no sucede.

De noticias falsas, pero claro, todo ese pensamiento,

toda esa propaganda nos lleva también a reflexionar

sobre cómo pueden ser nuestras vidas

si llegamos a esos extremos.

O también nos hacen recordar regímenes dictatoriales.

Sí, totalmente, además, necesitaba

escribir esta trilogía porque necesitaba hablar

de ese repunte que estamos viendo del fascismo,

de las ideas totalitarias, de los discursos de odio.

Lo vemos a nivel global y me preocupa muchísimo.

Yo creo que una de las labores de la literatura juvenil,

aparte de contar historias que emocionen,

es también intentar aportar preguntas,

el aportar cuestiones que puedan ser incómodas,

y me gustaría mucho que con este viaje, por un lado,

se emocionen, además, miren los mitos desde otro lugar,

que lo mismo se nos asoman a ellos también, y a la vez,

se planteen en qué tipo de sociedad queremos vivir

y qué podemos hacer; si queremos que Ípsilon

no acabe siendo nuestro propio país.

Y claro, ahí también reflexionar sobre la importancia de la cultura.

De los libros, de las obras, del hacernos pensar

que aquí lo limitan un poco, en Ípsilon.

Sí, lo limitan, porque además hay un discurso

de cuál es el arte necesario, utilitario, posible.

Y creo que también estamos en esa discusión ahora mismo.

Hay que defender la libertad de expresión a todos los niveles.

Y la cultura tiene que ser siempre una ventana

que nos permita construirnos, que nos permita también la utopía.

No solo ver cómo somos, ver cómo queremos ser.

La cultura siempre ha sido un motor social.

De repente, en Ípsilon, lo que están tratando de defender

es el conformismo y creo que desde la cultura,

realmente, si esa cultura se pervierte

y se convierte en algo mercantil,

se puede llegar a esa visión conformista.

Quiero en este libro hablar de lo contrario.

De la cultura como rebelión, y la verdad es que confieso

que "El don de Ariadna"

si nace de un sitio, es de mi amor por los libros.

Aquí está el Nando de 14, 15 años,

que devoraba libros, que gracias a esos libros, hoy es escritor,

y ojalá este libro lleve a más libros.

Hay muchas películas, libros, series,

se habla de cultura en sentido amplio,

en esta trilogía que van apareciendo en esas páginas,

y lo que espero que pase con esta novela,

y está pasando, me ha llegado algún mensaje en esa línea,

es que quienes la terminen, necesiten

ir a los títulos que se mencionan aquí.

Claro, ir a conectar.

Exacto. Con todos esos.

Menos mal que tenemos un grupo de rebeldes.

Que están intentando luchar contra ese nuevo orden.

Yo creo que sí, tenemos rebeldes, en este caso, en este libro,

están en el bando de Ítaca.

Es un grupo de rebeldes que representan

todas las personas que no nos conformamos

con apariencias, queremos ir más allá,

queremos reivindicar el derecho a estar realmente informados

e informadas desde un lugar mucho más profundo,

mucho más sereno, en este caso, además,

hay algo bonito de estos rebeldes, son intergeneracionales.

Yo quería hablar también de personajes como Ariadna,

la protagonista, que a sus 12 años, tiene un nivel de madurez

que podemos creer superior a su edad,

pero está inspirado en chicas y chicos de esa edad que conozco

y os aseguro que pueden ser así, o muchos de ellos son así.

Pero también tenemos a personajes, como pueden ser Dédalo,

que pertenece a una generación mucho mayor,

que representa la veteranía, la experiencia.

O a mujeres tan fuertes y poderosas como Leda,

o a personajes tan enigmáticos como Aracne.

Digamos, es un grupo de rebeldes

en los que hay muchas personalidades,

muchas formas de ser, y en mi caso

es un homenaje a la diversidad y diferencia.

Yo creo que la rebeldía conecta directamente

con esa reivindicación de la diferencia

como aquello que nos une, y aquí precisamente en Ípsilon,

lo que se intenta imponer es

la uniformidad de criterio, la uniformidad de pensamiento,

la uniformidad hasta estética.

Y ellos lo que pretenden es lo contrario.

Porque lo que defienden es, como decía Cavafis,

que Ítaca, además de un lugar, es un viaje.

Háblanos de Ariadna, de esta adolescente

con un don muy especial, y además un don

que lleva a través de un libro muy importante,

que es "La odisea". Totalmente.

Que hay dos ejes que son los que sirven de armas a rebeldes.

Lo que llaman los dos ejes, uno es "La odisea" de Homero,

y otro es "La metamorfosis" de Ovidio.

A lo largo de la saga, vamos a ver que esos dos libros

tienen consecuencias en lo que pasa en la acción.

Ella está conectada con "La odisea",

no podemos decir por qué, haríamos "spoiler",

va a haber que esperar a las siguientes entregas.

Lo que ocurre es que todo lo que ha leído

en "La odisea", porque sus padres la han entrenado en su lectura,

porque saben que tiene este don y saben que de ella depende

el futuro de Ípsilon, todo lo que ella lee allí

es capaz de transformarlo de una manera que no controla

en algo real, entonces, está conectada con un poder mágico

que no acaba de saber de dónde nace,

pero que es clave para que Ípsilon vuelva a ser libre.

Y también para mí, Ariadna representa

ese momento de la vida que sientes que no puedes anclarte

en la infancia, te la empiezan a quitar,

y estás saltando a otra edad, y no te terminas de encontrar

ni en una ni en otra, Ariadna es de repente

la gran protagonista, no solo de la novela,

también de un contexto histórico

que a veces la desborda, y también quería hablar de eso.

De qué difícil es cambiar de edad,

en el fondo es una novela que habla de madurar.

Y luego, tiene una relación muy especial con T,

un chico que ni siquiera tiene nombre, solo inicial,

con el que tiene una relación entre la amistad,

casi hermano mayor, hermano menor.

Quería hablar mucho, abordar mucho

las relaciones personales en esas edades

en las que creo que nos definimos tanto.

Me interesaba mucho, he trabajado mucho

con personajes de 15, 16, 17,

pero quería esta vez hablar de esa primera adolescencia.

Qué pasa cuando tenemos 12, 13 años

en una sociedad que va tan deprisa

que nos empuja tanto madurar, porque ahora mismo con 12 años

tienen un nivel de madurez para lo bueno y lo malo

que no es la que teníamos en mi generación.

Creo que también hay que contarlo. Claro.

La familia también es

otro de los temas importantes de esta novela.

Sin duda, la familia, la familia elegida.

Las familias diversas, una de las familias protagonistas

es una familia homoparental, que es la de Layo y Orión,

que han adoptado a T. Tampoco sabemos

si eso va a tener consecuencias

en alguno de los futuros libros, pero sospechamos

que quizá sí, que quizá sepamos más de esas familias.

Y de alguna manera, quería hablar de la familia

como un núcleo de apoyo, como un núcleo de compartir cultura.

Algo que vemos a través de Ariadna es cómo ella

aprende a manejar su don gracias a leer

y a contar historias con sus padres.

Cómo aprende también a dibujar esas historias

gracias a su madre, que es ilustradora.

Cómo su padre lee esos cuentos. También es un homenaje

a leer en familia y a mi recuerdo de la lectura con mis padres.

Yo soy escritor gracias a que ellos, desde muy pequeño,

me contaban cuentos, me leían cuentos,

me compraban muchos libros, yo siempre quería un libro

como regalo, era mi regalo estrella.

También, de alguna manera, es un libro que habla de eso.

De que las familias son muy diversas.

Pero tienen que ser un lugar de diálogo

y creo que los libros, honestamente, son una gran forma de dialogar

y de contarnos.

¿Y por qué Nando, este gran guiño a la mitología y cultura clásica?

Porque la amo con locura, necesitaba hacerlo.

Lleva apareciendo en mis libros, en todos,

en los adultos y juveniles. Es un contraste.

Completamente. Es una historia futurista

que se engancha con el mundo clásico.

Porque me parecía un reto ese contraste.

Como escritor me interesa asumir retos.

Y que cada libro sea distinto. Me parecía precioso poder sumar

algo tan clásico y que además amo profundamente,

con algo que no tiene en apariencia nada que ver,

que es esa visión futurista, de ciencia ficción, distópica.

Por otro lado, eso me permite reivindicar

la universalidad del mito y decir cómo esos clásicos

siguen siendo temporales, de repente vamos a ver

cómo la caja de pandora, que todos sabemos en qué consiste,

y si no, advierto que hay archivos secretos dentro del libro,

nos lo van a contar, aquí se convierte

en una urna de votación virtual

que lleva a los mismos problemas que la caja de pandora

en su momento, cómo el símbolo del caballo de Troya

va a ser el símbolo de los rebeldes.

Y me parecía muy bonito jugar con esa doble visión

y también plantear otro dilema, que todos estos símbolos culturales

se pueden aprovechar.

O para despertar la imaginación y rebeldía,

como hace el bando de Ítaca, o todo lo contrario,

como hace el senado de Ípsilon,

que utiliza la mitología para revestirse

de todavía más autoridad, y de alguna manera,

contentar y satisfacer a la población

con ese discurso grandilocuente.

Ahí se plantea una cuestión incómoda.

Y es que la cultura "per se" quizá no es revolucionaria

o no tanto como quisiéramos, si no damos el uso adecuado,

que es el uso de leerla y conocerla desde la libertad.

Pero si lo hacemos desde la manipulación,

podemos llegar a pervertirla y eso me preocupa mucho.

Y tú, que tienes tanta conexión con adolescentes en redes sociales,

en charlas, en institutos y colegios,

¿qué te están diciendo? Tengo que comentar una anécdota

que ha sucedido esta semana y me parece maravillosa,

y aparte de que la acogen con muchísimo cariño

y todo el mundo quiere segunda parte,

prometo que va a estar en breve,

pero necesito unas semanas al menos para acabar

de puntualizar algunos aspectos de la revisión,

pero la vamos a tener muy prontito, vamos a verla en nada en librerías.

También me cuentan cosas muy especiales,

como me decía una chica de segundo de la ESO,

me lo contaba en su correo, normalmente dan mucha información,

desde dónde escriben y por qué.

Me decía que mientras sale el segundo libro

para hacer tiempo ha decidido que va a leer "La odisea"

para enterarse todavía mejor de qué es el don de Ariadna.

Y en qué consiste.

De repente, en ese momento dices: "Ha merecido todo la pena".

Porque cuando un libro te lleva a otros libros,

creo que está cumpliendo su papel, que es otra de las ideas

que se define en esta trilogía, la cultura es una cadena,

una enorme cadena, de la que todos y todas somos parte

y que al final tenemos que encontrar nuestros propio discurso y voz

y sumarla a esas otras voces.

Pero no conformarnos con heredar voces del pasado.

Esta también es una forma de rebeldía dentro de Ítaca.

Quieren construir su voz a partir del legado.

Esto ya me está llegando en quienes la están leyendo,

aparte que les encanta, no es por nada, la edición.

que ha hecho SM, es preciosa.

Las ilustraciones de David Benzal, que es un artista maravilloso,

y creo que es un libro que hemos conseguido

que pueda ser un bonito viaje, es lo que queremos.

Como escritor, cuando escribo para jóvenes,

lo único que pienso es que ojalá se enamoren del libro

y les haga seguir amando la lectura.

Y, por suerte, creo que eso lo estamos consiguiendo,

hay muchas personas ahora mismo en la literatura infantil, juvenil,

apostando por nuevas historias y me siento feliz

de ser parte de esa gran familia.

Es que tiene que ser muy emocionante.

Sí. Que te digan esas cosas,

recibir esos mensajes y conseguir esa conexión

del público, no solo el adolescente,

porque tú también lo consigues con las novelas para adultos.

O con tus proyectos, por ejemplo, en zarzuela,

en teatro. En teatro, sí.

Es verdad, en muchos géneros: desde zarzuela a distopía,

la novela social; la verdad es que sí.

Me siento muy afortunado porque es verdad

que yo trato en mis libros de volcarme con mucha honestidad.

Cuido mucho la construcción de personales.

En el caso de "El don de Ariadna", aunque sea distopía,

y pueda parecer que predomina la acción,

está muy cuidada la psicología de los personajes que aparecen.

Me interesa hablar de vidas que podamos entender como nuestras.

Quizá por eso recibo un "feedback" tan positivo.

Es verdad que estoy muy habituado y quizá mal acostumbrado

a recibir muchos mensajes de lectoras, lectores,

que leen mus libros adultos, mis libros juveniles,

que ven mis obras de teatro o salen de una zarzuela

como "Amores en zarza", y de repente,

me escriben lo que han sentido al verla.

Y lo más bonito que me pasa es que mucha gente se identifica

con mis libros, me ha ocurrido con Ariadna,

me ha pasado concretamente el personaje de ella,

la protagonista, me ha escrito más de una persona

que se identifican por otras cuestiones.

Ese momento de traslación de lo literario a lo vital,

creo que es algo mágico y espero seguir viviendo mucho tiempo.

Yo ahí me considero muy afortunado, muy, muy feliz.

A disfrutarlo entonces.

Nando López, estaremos muy pendientes de la segunda parte

de esta trilogía y gracias, como siempre.

Un placer enorme. Gracias a ti, de verdad.

Y nosotros seguimos. Vociferio, el festival de poesía

de Valencia ha celebrado su décimo aniversario

y lo ha hecho con una edición dedicada a la ecopoesía.

Durante más de 15 días, el festival ha mostrado al mundo,

mediante "streaming", propuestas que combinan

la poesía con valores ecológicos, agrícolas y humanos.

# La "e" que le quitaron # al concepto indígena

# hay que ponerlo # en la mitad de "naturaleza".

# Ajá.

# Somos naturaleza.

# Dile a tu realeza # que somos naturrealeza.

En este tiempo de locura,

donde la enfermedad es el pan de cada día,

pan de pandemia, ¿quién nos cura?

Quizá un ungüento de tomillo, madre selva.

Para aliviar las cuerdas vocales y vociferar el vociférico grito

de la tierra, porque desde aquí,

desde el Jardín Botánico de Valencia,

empezamos Vociferio 2021.

Un festival de acción, poesía y ecología.

Síganme.

Saliva azul, frontera de Vigo decente.

¿Quién no fue visitado en el museo?

En el museo sangrante, bajo el ovillo del tráfico,

desvanecerse en nadie, mirar a los ojos.

Mirar a los ojos, mirar a los ojos.

Ver en los ojos canicas salvajes.

La costa te persigue,

vas por la calle con una alfombra al hombro

y una botella de plástico. Tú creas el desierto.

Tú creas el desierto.

¿Qué es Vociferio?

Vociferio es el festival de poesía escénica de Valencia.

Surgió en el año 2011, su primera edición.

Fruto de una colaboración entre la sala Carme Teatre

de la que soy gestor cultural, y el Dorado Mae,

que gestionaba Alicia Martínez.

Hicimos un primer ciclo en el año 2010 de poesía escénica.

Vimos que funcionaba estupendamente, tanto de público,

era interesante, y pensamos que podíamos hacer

un festival a partir de eso.

Y de ahí surgió Vociferio.

¡Poetas! ¡Poetas! ¡Poetas! ¡Poetas!

Amaneció seco el ojo de toda una especie.

También el pensamiento de una ballena.

Saladas, malheridas, azules.

Miradas migrantes por las concertinas que se clavan

en nuestras cabezas.

Un herbario es una colección de plantas secadas

debidamente preparadas para conservarlas

en tiempo indefinido.

Emily Dickinson no llegó a publicar ni un solo poema

de casi 1.800.

Pero sí confeccionó este herbario y esta antología botánica.

Bueno, y cada edición tiene una temática, de Vociferio.

Pues sí, cada edición tiene una temática.

Uno de los objetivos fundamentales del festival

es hablar sobre la poesía expandida.

Sobre entender la poesía mezclada con disciplinas artísticas.

Entonces, durante estos diez años, hemos tocado temáticas

como el libro de artista, el "spoken word",

la poesía fonética, o recientemente,

en la última edición que hemos hecho en febrero, sobre ecopoesía.

# Esa tribu indígena no es indígena.

# Ni tienen peste equina # en esta esquina algonquina

# inquilina, inquina, algo inclina, # si se esquilma al esquimal.

# Mapuches vestidos de Benetton, # mal donado en bruto.

# Se ve en neto, # crees que el bosque lloriquea.

# Madera resina madura, # no se resigna.

# Lo que él llora, no lo llora Ikea, # me da aura.

# Tu concepto de etnia tenía teína, # yeniches y en Nietzsche Madaura.

# El Wiracocha Padaung.

# Sabiendo que el huir acolcha, # encuentra paz aún.

# Totoras tutoras de tu tórax # en taquila tranquila.

# En la mitad de la mita # se te alquila como un chamán.

# Si se calca aéreo.

# Toba calcáreo cacareó # aunque prefieras

# a Marina Chapman, # no es la voz del aborigen.

# No golpearon a un tonto, # no autóctono y se lavó el origen.

# De "awash" en las aguas # del río Awash del Congo.

# Ojalá. Acongoja la coscoja # en Qosco que os coja

# entre alergias, deciros # no sin negros, sin marrones.

# Como cimarrones, # quedan alegrías de Ciros.

El ginkgo biloba es

una de las especies arbóreas más antiguas del planeta.

Es un árbol muy longevo que puede superar los 200 años de edad.

Es un árbol resistente a las plagas, a las enfermedades,

a la contaminación, es una de las únicas especies

que sobrevivió a las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki.

Por eso, hemos creído conveniente que su savia forme parte

del título "Caminos de retorno".

Solo heredamos las estampas.

La suciedad de los platos.

Algunas imágenes sin luz y movimiento.

Lo sombrío bajo la abducción del rosario.

La fortificación del pasado no fue suficiente.

Los muros eran frescos de barro.

Quedó el legado de la tierra por arar.

Bueno, David, entonces, claro, hablando de esa poesía expansiva,

¿crees que hay poesía más allá de los libros?

Sí, totalmente.

Creo que hay poesía más allá de los libros.

Lo que sí es verdad, creo, es que no hay poesía

sin libro, o sea que no podemos olvidar,

el hecho escritural es como la parte más fundamental

de la creación poética.

Pero sí es verdad que el Vociferio, como has dicho,

nos encargamos de dar escaparate

a todo aquello que sale del circuito,

de las industrias editoriales, de los festivales, de las lecturas.

De, bueno, toda esta cosa de presentaciones.

Deseo coger las estrellas por los cabellos.

Y aunque los dioses estén pintando mi maleta de color silencio,

aquel silencio, que es políglota, sigo vivo.

De casualidad.

Pensando con la yema de los dedos y repicando con la risa.

Que es el sexo del alma.

Y las campanadas que dan cuerpo.

La clivia nobilis supera bajo tierra la fase desfavorable del año.

Para luego desarrollarse en una etapa posterior.

Igual pasa con Vociferito.

Las sesiones de Vociferio para público infantil.

La poesía.

Dentro de la última edición de ecopoesía,

una de las apuestas así que hicimos, que a mí me pareció

bastante original y que tenía sentido con la temática,

fue hacer una presentación en el Jardín Botánico de Valencia,

que nosotros tenemos aquí un jardín botánico maravilloso,

que pertenece a la Universidad de Valencia,

con la que llevamos colaborando

a través del aula de literatura desde que empezó el festival.

E hicimos una presentación en el festival,

en el Jardín Botánico, de toda la programación.

Comparándola con todo lo que son las plantas

que están ahí en el Jardín Botánico.

Algo que debería tener todo el mundo

es el derecho a dormir la siesta debajo de un árbol.

Ahora, aunque parezca que estamos debajo de un naranjo,

estamos debajo de un "citrus maximun".

El árbol del pomelo, lo máximo en cítricos.

Y algo para lo que tendríamos que tener derecho

es el derecho a la fiesta.

La fiesta poética, la fiesta de la palabra.

La fiesta... (HABLA EN VALENCIANO)

Mira, tenemos aquí un fantástico blues.

Entonces, para hacer la técnica esta que teníamos,

pues simplemente se trata

de, en vez de acelerarse con el blues,

hablar muy lento y con sensualidad.

Entonces, comenzar a rimar de esta manera.

Encima del blues, con voz muy sensual.

Porque si lo haces así,

que lo hagas bien o increíblemente mal, da igual.

Así podría estar rimando hasta el mismísimo fin del mundo.

Dejando que entre una frase y otra,

y la palabra que rimo, pasen mil segundos, muy bien.

# No es que hagamos hincapié # en una inca mano.

# Es que en vez de ser rebeldes, # deberíamos ser reverdes.

# Aunque la verdad sea # ese conjunto de verdes.

# Aunque la verdad sea # ese conjunto de verdes.

# Dile a tu realeza # que somos naturrealeza.

# Esa tribu indígena no es indigna.

# No más normas.

# En maras, más haya, # y más hay, maras.

# Hay mar, vasallas, hay más, # hay varas.

Siempre buscamos ser un festival trasversal.

Que aúna lo local con lo global.

-También que sea... -E intergeneracional.

Intergeneracional, también cuestión de género.

Llevamos varios años en los que más allá de paridades,

básicamente, no miramos el sexo

de la propuesta poética que programamos.

Ni tiene nada que ver con lo que suceda en el festival.

Y esta última edición, la que has hablado de febrero,

la dedicamos a la ecopoesía, porque, eso sí,

siempre intentamos estar atentas a lo que sucede,

a las escenas emergentes, a lo que se está cociendo,

o a lo que empieza a tener ya cierta madurez.

Como estamos en un festival de poesía,

no podía faltar detenernos un momento

ante la planta de la que sale el papel.

El papel, donde se escribe la poesía que vive en sangre.

Que vive en savia.

Que hace que nos subamos por las paredes de los sueños

para acabar diciendo nuestras más íntimas verdades.

Esa es la poesía que se escucha como la música del estanque.

Y este es el homenaje que le hacen

a la poeta Guadalupe Grande las siguientes artistas.

(HABLA EN VALENCIANO)

Es usted un producto liquidado en la soberanía del ansia.

Deténgase y mire la delgada privacidad

que son los otros.

Dese prisa en el interior de la prisa.

Y compre acciones de vacío.

(HABLA EN VALENCIANO)

"Cualquiera sabe que es más fácil entender descalzo,

como nadie sabe que un cordón sobre un pañuelo

es el idioma a las puertas del mercado donde los puentes

pasan bajo el agua.

Y no hay castigo ni perdón delante de la noche

que se ha marchado dejándonos la cautela

de todos sus dones.

Dejándonos una idea fija en el aire.

La rana nenúfar del fracaso.

Y juventud de lo desconocido."

Teníamos con ella pendiente traerla al festival,

a Guadalupe Grande, y no la pudimos traer

porque se nos fue antes del festival.

Pero evidentemente, le quisimos dar también su lugar

y le hicimos un homenaje el sábado 27 de febrero.

Guadalupe, le hubiese gustado que hiciéramos lo que hicimos,

que fue directamente proyectar su trabajo,

recordarla desde su arte,

y no entrar en un espacio, a lo mejor más íntimo,

que ella, como buena artista, buena poeta,

buena persona que era, era celosa de su intimidad.

Entonces, decidimos hacer algo que realmente reivindicase,

como ella ha hecho durante tanto tiempo,

con tantos y tantas compañeros y compañeras poetas,

era su obra, su trabajo.

"Tal vez los sellos, tal vez las letras

en ese jarrón de flores atraviesen el suelo del barco perdido

hasta el puerto, todo carcasa, en su comienzo marino.

Abrazados en la ruta de los ritos, eternidad de la inmovilidad

parapetada en el cielo delirante donde duerme.

Llora, avanza, ama,

se exilia a lo exiliado de la verdad."

Es verdad que los festivales somos necesarios para generar escena

para este tipo de disciplina artística de poesía.

Muchas veces es disciplina artística extraliteraria,

como decimos, si se sale de los contornos, de los márgenes.

Nunca mejor dicho, del libro.

Y ahora creemos que son fundamentales.

En tiempos de pandemia, evidentemente, con toda la historia

de la no presencialidad, de las restricciones,

bueno, hemos hecho un esfuerzo manifiesto, por ejemplo,

retrasmitir por "streaming", todo buena calidad.

Porque, bueno, por fortuna o por desgracia,

según como queramos verlo,

muchas de las cosas que probamos en Vociferio,

no pueden ser leyendo poemas desde casa.

Había que generar casi un plató de televisión para poder trasmitir

estos "streaming" y dar justicia a las propuestas

que han pasado por el festival.

# Pertenecemos a todo.

# Seamos "reverdes".

# No seamos rebeldes, # seamos "reverdes".

# Esa tribu indígena no es indigna.

# Esa tribu indígena no es indigna.

Poesía, lucidez, un lugar lleno de secretos

y de hallazgos; todo eso y mucho más

es el "collage" para la artista Eugenia Conde.

Boek Visual nos ofrece una muestra de su obra.

"Si hoy fuera un 'collage', sería las coordenadas inciertas

de un mapa inacabado que dibuja un sinfín

de direcciones posibles.

Que no son las que busco o las que quiero.

Aparecen rebeldes en un acto de resistencia o de lucidez.

Hallazgos y accidente que detienen mi paso

y me hacen retener el aliento, ausente de casi todo.

Y manos a la obra.

Una mano que recoge un apunte perdido

o un estrafalario y oxidado objeto, mientras la otra sostiene

una barra de pan.

Una espada azul y una promesa de habitación propia

con vistas al mar y luna de fuego.

Inclasificable, politonal y multicapa jugando al escondite.

La cara y cruz de una moneda lanzada al aire.

'¿Dónde está la moneda?', pregunta la niña.

Y el mago se encoge de hombros, pues ya no recuerda el truco.

La niña se dispone, entonces, a encontrarla por su cuenta.

Porque sabe que la maga es ella.

Escapa, el tiempo se detiene.

Tiempo que es madeja, vueltas de hilo, sombra, ovillo.

Cueva y estrella, un baile de espejos, un acertijo.

¿Una moneda?

O quizá, un día mortalmente común.

Un plan cotidiano donde los fletamentos desnudos

se fueran entrelazando inciertos, titubeantes.

En danza libre y sin pretensiones.

Transmutando nostalgia en historia y descubriendo la inocencia

que aún se oculta entre flores ya marchitas.

Un nombre a través de la cerradura.

Un secreto, un juego de luces y de sombras.

Herida y costura transitando espacios conocidos con extrañeza.

Hasta que se revela la belleza de lo frágil

y lo violento de la ternura.

Pues, cuando ocurre, te deja sin aliento.

Y si me pregunta a mí...

En realidad, aún no sé bien a dónde voy ni de dónde vengo.

Pero si hoy fuera un 'collage', seguiría juntando las piezas,

fragmentos, avanzando casillas.

Retrocediendo y volviendo, una vez más, al juego.

Así nos presenta su obra Eugenia Conde."

Aparte del director de cine favorito de Woody Allen,

y el inolvidable autor de "Fresas salvajes",

"El séptimo sello", o "Fanny y Alexander",

y tantas otras películas; "El manantial de la doncella",

"Persona", Ingmar Bergman fue

un muy notable escritor, y por ello,

la editorial Fulgencio Pimentel acaba de publicar

"La buena voluntad", una novela dramática.

El primer tomo de su trilogía familiar

de novelas dialogadas.

Leerla es ver la película que Bergman

habría hecho con ella; quizá una prolongación

de "Fanny y Alexander". Además, conocer casi de viva voz

lo que pasaba por su cabeza cuando la rodaba.

También es una oportunidad para seguir explorando

el universo moral de este gran intelectual

y artista nórdico,

y comprobar cómo los personajes que le movieron a escribir,

dirigir teatro y cine, comparten con el autor

la conciencia de estar viviendo y la búsqueda de sentido.

Recuperamos un fragmento de nuestro trabajo

sobre el Festival Internacional de las Flores de Córdoba.

El resto, como siempre, en la red.

Flora es un Festival Internacional de las Flores

que ha venido para quedarse.

Ha elegido a Córdoba como la ciudad ideal

para tener instalaciones florarles de gran envergadura.

Realizadas por artistas florarles de nuestro tiempo.

Con lo cual, son instalaciones contemporáneas

para que el público de Córdoba, y público nacional e internacional

que acuda a visitarlas, pues se sorprenda, se emocione

y nos pueda seguir visitando año a año.

Que sea una cita anual.

Hasta aquí esta semana en "La aventura del saber".

Volvemos la próxima con, entre otros contenidos,

una entrevista a fondo con un representante de la OCU,

con Enrique García, para que nos cuente

cómo el próximo mes cambia la regulación

de la energía y también para que nos explique

por enésima vez, cómo interpretar

las facturas del gas y electricidad, que tiene su miga.

Qué difícil. Bueno, la próxima semana, además,

nos acompañará la escritora María Dueñas.

Nos presentará su nueva novela, "Sira", la segunda parte

de su superventas "El tiempo entre costuras".

Muchas gracias a todos, buen fin de semana.

Hasta el lunes entonces.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 06/05/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

La aventura del saber - 06/05/21

06 may 2021

Salvador Gómez Valdés entrevista a Reyes Mate, Profesor de Investigación del CSIC “Ad Honorem”. Reflexionan sobre si las creencias religiosas puede condicionar el progreso económico y el desarrollo económico de la sociedad que mayoritariamente la profesa. Y de si hay razones para afirmar que el capitalismo tiene su origen ideológico en la ética protestante.
La Universidad Responde. Universidad de La Laguna: ¿qué son las amebas de vida libre?
Mara Peterssen entrevista al escritor Nando López, que acaba de publicar “El don de Ariadna”.
“Vociferio”. Vociferio, el Festival de poesía de Valencia, ha celebrado su décimo aniversario y lo ha hecho con una edición dedicada a la ecopoesía. Durante más de quince días, el festival ha mostrado al mundo mediante streaming propuestas que combinan la poesía con los valores ecológicos, agrícolas y humanos.
“Boek visual: Eugenia Conde”. La Aventura del Saber y Boek Visual colaboran juntos para poder dar a conocer a algunos de los autores incluidos en esa antología. Boek visual presenta una selección del trabajo de la artista Eugenia Conde. Para ella el collage es un acto de resistencia, de investigación, de descubrimiento, las coordenadas de un mapa inacabado que ofrece un sinfín de direcciones posibles.
Salvador Gómez Valdés, en su sección habitual, recomienda la lectura de “La buena voluntad. Una novela dramática” del director de cine y, también, escritor Ingmar Bergman.
Reportaje en red: Hoy digitalizamos y colgamos en nuestra página web “Festival Internacional de las Flores”

ver más sobre "La aventura del saber - 06/05/21" ver menos sobre "La aventura del saber - 06/05/21"
Programas completos (2115)
Clips

Los últimos 7.833 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios