'Jardines con historia' presenta a lo largo de trece capítulos la biografía de personajes históricos amantes de la naturaleza que promovieron la creación de jardines, contribuyendo al desarrollo de la cultura botánica, el arte y la ciencia.

El arquitecto Arturo Franco presenta un recorrido histórico y botánico a través de una selección de jardines de la península y archipiélagos, en los que conoceremos la biografía de personajes históricos que, a través de la conservación o transformación del paisaje, plasmaron las inquietudes e influencias culturales de su época.

5770427 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Jardines con historia - Tenerife: Jardín de aclimatación de La Orotava - ver ahora
Transcripción completa

A mediados del siglo XVIII,

siglo de oro de la botánica española,

existió una mente ilustrada,

un joven marqués educado entre sabios y eruditos

que dedicó casi toda su vida a promover el bien de su país.

Su amor por las islas y su lealtad a la Corona

lo hicieron ser cómplice del sueño de un rey:

conseguir cultivar las más exóticas especies tropicales

en los jardines botánicos de la península.

Y este de aquí, el de Islas Canarias,

fue el primer paso hacia el objetivo,

al que se dedicó con entusiasmo el joven marqués.

¿De dónde procedían aquellas raras especies

que tanto cautivaron al rey?

¿Por qué era necesario crear ese jardín en las islas?

¿Consiguió el marqués hacer realidad el sueño de su rey?

Hoy disfrutaremos del silencio y la sombra

del Jardín de Aclimatación de La Orotava,

insólito vergel a los pies de la montaña más alta de España,

el Teide.

"El Jardín de La Orotava está ubicado en Tenerife,

en el municipio Puerto de la Cruz, al norte de la isla.

Es un jardín botánico de trazado geométrico,

distribuido por dos ejes perpendiculares

que confluyen en un estanque central

y distribuyen el terreno en cuadros cubiertos plantas exóticas".

Puerto de la Cruz fue el lugar elegido por Alonso de Nava y Grimón

para crear el jardín. Su clima, cercano al tropical,

hizo que este pueblo del Valle de La Orotava

se convirtiera en el enclave perfecto.

"El jardín botánico de La Orotava es el más importante

de cuantos se crearon en España

para aclimatar especies de otros países.

En 1788, Carlos III firmó la Real Orden

por la que se propone su creación.

Pero su verdadero impulsor fue don Alonso de Nava y Grimón,

VI marqués de Villanueva del Prado.

Su amor por las plantas y por la isla de Tenerife

y su fidelidad a la Corona

hicieron que se entregara al proyecto

con una devoción difícilmente igualable".

Carlos III quiso usar este jardín de Islas Canarias

para plantar semillas venidas de ultramar

y que pasaran una aclimatación para hacerse a la temperatura,

para poder llevarlas a sus jardines de Madrid y de Aranjuez.

"La Corona encomendó a don Alonso de Nava y Grimón

la labor de elegir el lugar idóneo para los nuevos plantíos.

También ordenó que se le enviaran remesas de semillas

de diferentes plantas.

Con esas semillas,

el marqués realizó los primeros ensayos de germinación

en terrenos de La Laguna, Santa Úrsula

y el Valle de La Orotava".

Entre las semillas que recibió por mandato real en 1790,

estaban estas, tan hermosas, tan bonitas y tan especiales.

Es la mimosa policarpa, o adormidera.

¿Por qué es especial? Antes, deciros que ayer,

estas flores no estaban, han florecido esta noche

y nos han regalado esta imagen tan bonita y tan rosada.

Esta planta es especial porque...

Vamos a ver si conseguimos...

¿Veis cómo se arruga rápidamente?

Tiene dos características.

Se abre y también se puede contraer para protegerse de fuertes vientos.

Se arruga y se pone un poco mustia.

De este modo puede protegerse contra los depredadores.

"El jardín ocupa un terreno de dos hectáreas

en el Valle de La Orotava, que fue cedido a su majestad

por un noble de la isla.

El marqués eligió esta finca por su fertilidad

y la facilidad con que podrían conducir el agua hasta ella.

También por el clima de la zona,

definido en textos de la época como 'sano y alegre,

sin calor que ofenda ni frío que incomode'".

¿Qué haría este pino canario, solo, entre tanta planta tropical?

Lo cierto es que los jardines de La Orotava se usaban

para plantar semillas de otros continentes.

Pero también las plantas autóctonas se exportaban

por su condición ornamental, por cuestiones agrícolas...

pero también medicinales.

En el año 1792, salió el primer barco hacia las costas de Cádiz,

para después llevar las plantas a los jardines de Aranjuez.

"La goleta de Nuestra Señora del Rosario

fue el primer buque de vela que viajó con árboles y plantas

de la flora autóctona de Tenerife hasta la costa de Cádiz.

Llevaba 33 barriles a bordo,

donde se habían plantado diferentes especies.

Árboles, como el castaño, el laurel, el pino de tea.

Arbustos, como el granadillo, la retama blanca o el malvavisco.

Y plantas ornamentales,

como los caracoles, los ñames o el café".

Qué belleza esta ave del paraíso.

Bueno, la goleta Nuestra Señora del Rosario

viajó durante los meses de verano, porque de viajar en invierno,

las plantas, al llegar a los jardines,

hubiesen muerto casi seguro.

Hoy este viaje se hace en tres días,

pero entonces era mes y medio, dos meses,

lo que se tardaba en hacer todo este recorrido.

Menos mal que llenaron el barco de agua

para regar las plantas. Si no, no sé qué hubiera pasado.

"También viajaron especies autóctonas

a otros países de Europa, gracias a la exportación de vino,

que fue motor de la economía tinerfeña.

En ocasiones, los empleados que las compañías exportadoras

tenían en la isla,

aprovechaban para enviar a su país plantas silvestres y semillas.

No es de extrañar que a finales del XVIII,

se vieran en los jardines de Inglaterra

plantas originarias del Valle de La Orotava".

La primera mitad del siglo XIX,

las Canarias sufrieron una crisis importante,

que afectó al sector vitivinícola y también al de las exportaciones.

Afortunadamente, a mitad de siglo, todo esto se recuperó

gracias a un pequeño insecto, llamado cochinilla.

"El Dactylopius coccus, o cochinilla,

es un insecto parásito

de cuya desecación, se extraía un colorante rojo oscuro,

muy demandado por la industria textil de la época.

Habita en plantas cactáceas,

que tuvieron una rápida expansión por la isla.

En el jardín de La Orotava hay una planta

cuyas bayas también sirven de colorante".

Este arbusto es muy interesante, es el onote o achiote.

Llegó aquí, a las islas,

aproximadamente a finales del XVIII.

A mí me interesa mucho

porque además de ser usado para teñir tejidos,

lo usaban los pintores románticos

de finales del XVIII y principios del XIX.

Esta es la flor, rosita.

Este es el fruto.

Y dentro del fruto, tenemos estas semillas

que generan un tinte entre ocre y rojizo,

que si se frota, veis que es perfectamente válido

para convertirse en unos tintes o acuarelas.

Aquí lo veis.

A través de este jardín, se introdujeron en el archipiélago

multitud de especies exóticas,

unas 150 variedades de plantas tropicales y subtropicales,

entre ellas, esta de aquí, que es la Mangifera indica.

Fijaos qué fruto da.

Quizá por el nombre no os suena,

pero seguro que lo habéis probado en multitud de ocasiones.

Sabemos que las semillas del mango llegaron procedentes de Filipinas

y se esparcieron por el resto de las islas.

También sabemos que las primeras crecieron aquí,

en el Jardín de Aclimatación de La Orotava.

"Muchas especies exóticas se multiplicaron en el jardín,

pero también fuera de él.

Era habitual que el personal

encargado de su cuidado y mantenimiento

vendiera por su cuenta ejemplares o semillas

para sacar un dinero extra,

provocando una rápida propagación de algunas especies

por otros jardines y huertas privadas.

Hoy en día, aún se aprecia

cómo se propagan algunas de esas plantas

por otros jardines, como el Parque Nacional del Teide".

La presencia del Teide es brutal aquí.

Además, es la que seguramente va marcando

los cambios de vegetación, ¿no?

Digamos, a partir de arriba hacia abajo,

van sucediendo cosas.

-Entre esa altura, 3700, y la costa,

hay 3700 metros y diferentes estratos climáticos,

zonas más húmedas, otras más secas.

Ahora estamos en la alta montaña,

pero cuando bajamos, los alisios refrescan,

aparecen los bosques...

Y llegamos a la costa, más seca, y aparece el matorral.

Hay diferentes pisos de vegetación.

Aquí estoy viendo esta planta. ¿Cómo se llama?

Esto es el rosalillo.

Es una planta endémica en el Teide, una planta muy peculiar,

porque hace 60 años, se consideraba una planta muy rara,

a punto de extinguirse.

Y de repente, sin hacer nada, empezó a expandirse

y ahora es la más abundante aquí.

Había pocos ejemplares y ahora hay cientos.

Esta planta caracteriza el paisaje. ¿Es una plaga o no?

Se ha convertido en planta invasora. Ya.

Ha superado a todas las demás.

Tiene comportamiento de plaga, pero es endémica, nativa.

Con lo cual, desde gestión, no hacemos nada.

El paisaje cambia de forma natural, no intervenimos,

pero está cambiando.

Es un ganador del cambio climático, especies que se disparan.

Aquella de allá, esa que está ahí al pie de...

Las que son más altas. Exacto.

Ya. Son las retamas.

Era antes la más abundante, hace tan solo 30 años,

y ahora, pues cada vez es más escasa.

Está cediendo paso al rosalillo,

que caracteriza el nuevo paisaje del parque.

(Música ligera)

El cambio climático en el parque es muy fuerte.

Estamos casi en dos grados de aumento de la temperatura.

Eso atrae a muchos investigadores, es un laboratorio extraordinario.

Ahora hay 12 grupos de investigación en el parque,

de diferentes áreas.

Plantas, animales, atmósfera... De todo tipo.

Estamos en la alta montaña, lejos de la influencia del mar.

Lo que aquí sucede es lo mismo que va a suceder en el planeta.

Y además, existen muchos aparatos

para monitorizar el clima continuamente.

Quien viene aquí, tiene estaciones meteorológicas, sensores...

Información para los investigadores para sus trabajos.

Y vosotros, que sois conscientes de todo esto,

también estáis induciendo

a la aparición de algunas especies en el parque,

al hilo del cambio climático.

Esta de aquí, por ejemplo. ¿Esta cuál es?

Bueno, esto es un cedro canario,

que era una especie muy abundante en el pasado,

porque hay crónicas que dicen que era muy abundante,

y que en los últimos tiempos,

se ha hecho muy rara, pero pensamos que la podemos recuperar.

Hay que cuidar a esta, ¿no? Esta es la mimada del parque.

Sí, porque esta ha sido la planta que ha caracterizado el paisaje.

Cuando alguien sacaba una... una postal del Teide,

debajo se veían retamas como esta.

Esta ha empezado a flaquear,

su población ha empezado a disminuir muy vertiginosamente.

Entonces, tenemos en el parque programas de recuperación.

Le están pasando dos cosas,

a algunas, la temperatura hace que se sequen;

y otra es que algunas se están muriendo de viejas,

porque no han tenido descendencia,

y la que han podido tener ha sido afectada por herbívoros.

No hay descendencia y a los 60, 70 años,

mueren de viejas, sin más.

Y las zonas más calientes del parque se están secando, sencillamente.

La mejor definición de lo que pasa.

(Música ligera)

Desde el año 1792, el año en que comenzaron a plantarse

aquí, en este jardín, las semillas, hasta el año 1795,

don Alonso de Nava y Grimón no paraba de pedirle al rey

que trajera un jardinero,

para que arreglara el jardín incipiente.

Como el rey no le hizo caso,

el marqués contrató el mismo al jardinero

y fue a buscarlo a Escocia,

y trajo de allí a Cornelius MacManus.

"La insistencia del marqués y el buen hacer del jardinero

dieron sus frutos, y años más tarde, en 1799,

el jardín presentaba un excelente aspecto.

Fue entonces cuando recibió la visita

del naturalista prusiano Alexander von Humboldt,

que viajaba a América en expedición científica.

En su corta estancia en la isla, visitó el jardín

y se quedó maravillado al comprobar

la gran variedad de plantas de América y África

que crecían en él".

Dicen del jardín que es el bello producto de un fracaso,

y ni un jardinero profesional pudo llevar a cabo

el propósito para el que se creó.

De hecho, muchas de las semillas que se plantaron y que germinaron,

una vez en la península, no consiguieron sobrevivir.

"Fueron varios los jardineros que trabajaron en el jardín,

y aunque en ocasiones fue el marqués

quien desempeñó esa labor,

para él siempre fue prioridad contar con un profesional.

Por ese motivo, en 1826, solicitó los servicios

del naturalista francés afincado en la isla,

Sabin Berthelot,

que aceptó la oferta

y dedicó su tiempo y experiencia al cuidado del jardín

durante dos años.

Esta es la jaca, o árbol de jack.

Normal que este jardín, con esta variedad de especies,

despertara la admiración de científicos e investigadores,

y haga las delicias de los visitantes.

Es impresionante realmente.

"Siendo este un lugar tan visitado,

no podía faltar entre sus especies el árbol del viajero,

o Ravenala madagascariensis.

El árbol del viajero recibe este nombre

porque a él acudían los peregrinos a calmar su sed,

ya que acumula agua con facilidad en la base de sus hojas.

Y no era la única ayuda que les brindaba.

El semicírculo que forman sus hojas tiene orientación este-oeste,

por lo que también es una brújula natural".

(Música étnica de percusión)

"En La Orotava, los árboles, además de sus frutos,

nos regalan su sombra.

En su obra "El amor loco",

el escritor surrealista André Breton

mencionaba las sombras embriagadoras

provocadas por la cúpula vegetal que cubre el jardín.

Sombras habitadas por plantas de sombra".

Qué increíble aguacate este, ¿eh? -Sí, porque da mucha sombra.

Y ahí tienes los frutos.

Todavía no está en su punto. No, todavía está un poquito verde.

Pero este es comestible. Sí.

Fue una de las variedades que se seleccionó en el jardín,

en los años 30, 40.

El jardín tuvo ese origen,

ese origen de incorporar especies que luego tuvieran un interés.

No era una cuestión bucólica de un jardín bonito,

sino de especies de interés.

Por ejemplo, el aguacate,

los plátanos, cuando se introducen por primera vez en Canarias.

Primero, aunque fue con un interés a veces de exotismo,

pero se llegó a convertir en un gran monocultivo, ¿no?,

a finales del siglo XIX.

Los plátanos canarios no son tan pequeño.

No, no. Este es un plátano con sorpresa

porque es silvestre.

¿Se come? Sí, sí, es comestible.

Igual tienes una sorpresa.

¿Las semillas se comen? Las semillas mejor no.

¡Avísame!

El jardín, sobre todo en este momento,

alberga las primeras introducciones de muchas de las especies

que hoy quizás puedas ver por otros lugares,

como... usadas como ornamentales.

(Música instrumental ligera)

Este árbol es una higuera de la isla de Lord Howe,

un Ficus macrophylla, forma columnar.

En las ramas, cuando hay mucha humedad,

estimula una serie de yemas que hace que emita esas raíces,

esas raíces aéreas que una vez que van en dirección al suelo,

cuando llegan a él, anclan toda la estructura.

Muchas especies han optado por unas técnicas parecidas

a la hora de buscar una estrategia de...

pues eso, de mantener copas tremendas.

Claro, yo creo que es una estrategia estructural.

Sí, sí, para irse haciendo... luchando por un espacio también.

Esto le va a permitir tener grandes dimensiones.

Aproximadamente en 1870

creemos que es la introducción de esta especie aquí

y que este es el individuo, de hecho hay unas fotos antiguas

donde aparece este árbol, pero de dimensiones muy pequeñas.

Es un árbol de aproximadamente unos 150 años.

Algún turista me dice: "Yo estuve aquí hace 50 años

cuando me casé con mi esposa, y el árbol era más pequeño".

Así que algo ha crecido.

(Música tribal)

Estas pequeñas calabazas de piel dura,

que es el arbusto de las maracas, ¿no?

Lo conocen por totumo,

en Venezuela usan el nombre de tapara.

Sí. Y, bueno,

una vez que este está bien maduro, se seca

y es como el que tienes tú ahí, está seco.

Lo que hacemos es, se corta, se saca ese contenido

y buscamos una planta amiga

que nos dé la parte ya de la percusión.

Nosotros hemos aprovechado para ponerla junto a la tapara.

Son las... Las semillitas.

Las semillas de la achira,

y que... bueno, una vez que las coges, las semillas,

las metes dentro, ahí las puedes ver las semillas,

y tiene...

(Sonido de maracas)

Los canarios tenéis ritmo. Depende, algunos más que otros.

Los gallegos tenemos muy poco sentido del ritmo.

Tócame algo con esto. Bueno.

(Sonido arrítmico de maraca)

(Música de flauta)

"El marqués se hizo cargo del jardín hasta su muerte.

Cuando esta aconteció en 1832,

como si las vidas de ambos estuvieran ligadas,

el jardín se resintió.

Sin la protección de su benefactor, pasó de director en director,

en un discurrir errante

que, sin duda, repercutió de forma negativa en su evolución".

Años de dejadez por parte del gobierno civil

hicieron al jardín caer en la decadencia

y sufrir quejas por parte de los visitantes

que venían a verlo.

Hasta que en el año 1860,

el jardinero suizo Hermann Wildpret se dedicó a regenerarlo,

incorporando numerosas especies

y aumentando notablemente la calidad

de este espectáculo floral.

Este árbol se plantó durante esa época.

Es el alcanfor o alcanforero,

y es de la familia de las lauráceas,

se ve en la hoja.

Es procedente de Japón.

Ahí encontramos los ejemplares más altos y longevos.

Es muy especial porque de su tronco se extrae un aceite muy particular,

y es utilizado, normalmente, para ahuyentar insectos, mosquitos,

y especialmente las polillas.

No sé si recordáis estas pastillitas

que se ponían al fondo de los baúles.

Me recuerda mucho al olor de la casa de mi abuela.

"Es increíble cómo los aromas evocan recuerdos.

Esto se debe a que el olfato está conectado directamente

con la amígdala y el hipocampo,

partes del cerebro que lidian con la memoria y las emociones".

Hoy visitan el jardín cerca de 400 000 personas al año,

muchas de ellas, para admirar la variedad de especies que tiene,

pero otras muchas, para huir del bullicio de ciudad y playa.

(Música instrumental ligera)

Este árbol me cae muy bien. Es el palo borracho.

Los chamanes los solían usar para sus ungüentos.

Tiene ciertas propiedades tóxicas en su hoja,

pero lo que más me llama la atención

es el interior de su fruto,

esta especie de algodoncito que envuelve las semillas,

tan pequeñitas.

Este algodón es curioso porque es utilizado en aeronáutica,

para forrar las alas de algunos aviones

y también, como imaginaréis, para almohadas, cojines, etcétera.

Este es un ejemplar pequeñito del Manilkara zapota,

o árbol del chicle.

Este árbol ya lo usaban los mallas como goma de mascar.

Hacían unos pequeños cortes en diagonal, no muy profundos,

como la técnica para extraer caucho,

y manaba la savia hasta más o menos 1,5 kilos.

No lo podían explotar cada dos por tres

y tenían que dejar respirar y descansar el árbol

unos dos o tres años,

hasta volverlo a utilizar como goma de mascar.

(Música instrumental ligera)

El Teide, la variedad de especies, el clima, la localización,

hizo que a Tenerife vinieran investigadores y científicos

de todo el mundo,

y en el año 1943, se contratara a Eric Sventenius.

"Este botánico sueco fue un investigador incansable

que recorrió durante 30 años cada palmo de las islas,

con el objetivo de buscar y clasificar

nuevas especies de la flora canaria.

Sventenius creó un herbario con más de 30 000 plantas,

del que aún se conservan los pliegos originales.

Pero no era esa la única joya

que esconde la biblioteca de este jardín".

¿Qué me traes? Vente aquí.

-Pues aquí traemos un pliego del herbario.

Las históricas colecciones

de uno de nuestros principales investigadores.

¿Quieres ver primero...? Lo que quieras.

No, enséñame estos libritos que estaban esperándonos aquí.

Estos libros son fundamentales porque son la joya

que hay en la biblioteca del jardín botánico.

Una obra fundamental, "Historia natural de las Islas Canarias",

patrocinada, pagada y dirigida por un inglés,

Philip Barker Webb.

Iba rumbo a Brasil, paró en Tenerife y tuvo la suerte para nosotros,

la suerte de encontrarse con un personaje muy pintoresco,

Berthelot, posteriormente cónsul de Francia en Canarias.

Creo que Berthelot lo engatusó.

Él desistió de ir a Brasil, Philip Barker Webb.

Se quedó en Canarias, visitaron las islas

y decidieron irse para... Francia

y comenzaron a preparar la edición

de la "Historia de las Islas Canarias",

con la geología, la flora miscelánea,

muchas láminas de costumbrismo, toda la flora, por supuesto,

describiendo más de 100 plantas nuevas para la ciencia,

un tomo dedicado a la fauna...

Esta es la joyita.

El herbario consiste en un fragmento de plantas superinteresantes,

endémicas exclusivas de la isla de La Gomera.

Una planta descubierta por el famoso investigador Sventenius,

en los años... mira, año 57.

Planta rarísima en La Gomera.

Y no sé si conoces las siemprevivas,

unas plantas muy llamativas muy comercializadas.

No tanto con las plantas canarias, más con siemprevivas africanas.

En La Gomera puede tener más de 1,5 metros de alto.

Este hombre se dedicó en cuerpo y alma, ¿no?

¿Cuántas catalogó? Él tiene una historia interesante.

Aquí no había universidad ni botánicos

ni ningún local que hiciera un herbario.

Se encontró con un paraíso

donde encontró más de 100 plantas nuevas

que recogió, recolectó, conservó.

Y él era buen dibujante, publicó libros,

donde esta, por ejemplo, está dibujada en una de sus obras,

perfectamente dibujada como una acuarela.

Hizo una colección de plantas tremendamente interesante,

hasta que a principios de los años 70,

salió la primera promoción de biólogos

de la universidad de La Laguna,

y comenzamos ya muchos a trabajar aquí.

Yo terminé mis estudios de Biología en 1971

y siendo estudiante, ya encontré plantas nuevas.

Mi primera planta la dediqué a Eric Sventenius,

una planta endémica del norte de La Palma,

una de la familia de las margaritas, y se la dediqué a él,

porque lo conocí como estudiante

y era una persona que tenía mérito para dedicarle mi primera planta.

Aquí. Mira esta, qué bonita. Has encontrado una

de las más raras de Tenerife.

Es una leguminosa del grupo, de género Lotus,

que aquí la llamamos yerba de plata, pico de paloma, pico de cernícalo.

Y, bueno, te encuentras una planta como esta,

que fue hace pocos años descubierta en la isla.

Para describirla, tendrías que pintar cómo es la planta,

el porte, ¿no?

Y luego tienes que coger las hojas.

En este caso, la hoja de esta planta está formada por cinco foliolos

y todos salen del mismo punto,

con lo cual, tendrías que pintar los foliolos...

(Música instrumental ligera)

Pasear por aquí es una historia detrás de otra.

Es que te puedes estar parando constantemente en...

en todas... Historias acumuladas,

en las plantas y en la gente que pasó por aquí,

muchos y muy importantes. ¿Y el primero?

El marqués, que eligió el sitio,

que se lo regalaron para hacer el jardín.

¿Cuál es el mérito de este hombre? Estuvo el pobre durante 42 años...

Era rico cuando empezó, pero cuando murió no tanto.

Estuvo durante 42 años, prácticamente, pagando al 100%,

excepto un par de remesitas que llegó dinero de la Corte,

pagando la construcción del jardín y el mantenimiento.

"Cuando el 25 de junio de 1729,

Alexander von Humboldt partió de Tenerife

rumbo a tierras americanas,

le contó por carta a su hermano Wilhelm

que marchaba con lágrimas en los ojos,

tras presenciar el espectáculo de belleza que le brindó la isla.

Los bosques, el volcán, los pueblitos de la costa,

la exuberancia de su flora y fauna.

'Si tú pudieras verlo...', le escribía".

Dice quien bien lo conoce

que hablar del jardín de La Orotava es hablar de un ser vivo,

de un ser mutante en sus formas, en sus volúmenes, olores y colores.

"Y también es hablar de don Alonso de Nava y Grimón,

el hombre que lo creó

y que luchó por que dejara de ser un fracaso

y convertirlo en esta hermosa creación".

Jardines con historia - Tenerife: Jardín de aclimatación de La Orotava

29:59 23 ene 2021

A finales del siglo XVIII, el rey Carlos III quiso crear en Canarias un jardín donde aclimatar especies de otros países. El joven ilustrado Don Alonso de Nava y Grimón se entregó con devoción al proyecto y gracias a él existe hoy en Tenerife un espectacular jardín botánico: el Jardín de La Orotava.

A finales del siglo XVIII, el rey Carlos III quiso crear en Canarias un jardín donde aclimatar especies de otros países. El joven ilustrado Don Alonso de Nava y Grimón se entregó con devoción al proyecto y gracias a él existe hoy en Tenerife un espectacular jardín botánico: el Jardín de La Orotava.

ver más sobre "Jardines con historia - Tenerife: Jardín de aclimatación de La Orotava" ver menos sobre "Jardines con historia - Tenerife: Jardín de aclimatación de La Orotava"

Los últimos 17 documentales de Jardines con historia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Madrid: El Capricho

    Madrid: El Capricho

    30:00 03 abr 2021

    30:00 03 abr 2021 El jardín del Capricho, en el madrileño barrio de la Alameda de Osuna, se construyó en la segunda mitad del siglo XVIII bajo las órdenes de la Duquesa de Osuna, figura clave de la ilustración española. Fue la primera presidenta de la Junta de Damas de la Sociedad Económica Matritense, fomentó campañas de vacunación, y fundó escuelas para mujeres. La quinta de recreo de El Capricho era un microcosmos de modernidad donde se reunían intelectuales y artistas de la altura del pintor Francisco de Goya, a quien la Duquesa encargó varios cuadros. Sede de grandes árboles, estanques, caminos sinuosos y arbustos de lilos, el jardín presenta una parte simétrica y otra más pintoresca, donde destacan una serie de edificaciones de recreo, o “caprichos”. Entre ellos, el Abejero, la ermita, el laberinto y la famosa Casa de la Vieja, un divertimento rural donde los nobles emulaban los encantos de la vida pastoril.

  • 29:59 27 mar 2021 El Jardín de la Concepción fue creado a los pies de los montes de Málaga por una pareja de la alta burguesía: Amalia Heredia y Jorge Loring. Es uno de los pocos jardines isabelinos que conserva su trazado original, además de la exuberancia vegetal que lo hizo famoso en la España decimonónica.

  • 29:59 20 mar 2021 A finales del siglo XIX, el matrimonio formado por Dorotea Fernández y Pedro Ciga, grandes amantes de la naturaleza, eligió como lugar de descanso el Señorío de Bertiz, una finca de más de 2000 hectáreas en pleno Pirineo Navarro, que alberga un jardín paisajista y un impresionante bosque atlántico.

  • 29:59 13 mar 2021 Personajes ilustres han sabido apreciar los paisajes de Mallorca. A finales del siglo XVIII, el cardenal Antonio Despuig recreó la Italia clásica en sus jardines de Raixa y cien años después, el archiduque Luis Salvador compró varias "possesiós" en la Sierra de Tramuntana, entre ellas Son Marroig.

  • 00:55 11 mar 2021 El Institut de Recerca i Formació Agrària i Pesquera de Baleares (IRFAP), cultiva en la finca de Raixa las variedades de cítricos propias de Mallorca para conservarlas en un banco de germoplasma

  • 29:59 06 mar 2021 En la primera mitad del siglo XX, el pintor Evaristo Valle supo plasmar como nadie la luz de Asturias, su naturaleza y sus gentes. Este pintor, de alma melancólica, no llegó a conocer la fama en vida, pero hoy es celebrado en la fundación y espectaculares jardines que llevan su nombre.

  • Cambrils: Parc Samà

    Cambrils: Parc Samà

    29:59 27 feb 2021

    29:59 27 feb 2021 En 1881, Salvador Samà Torrents, heredero de una familia catalana establecida en Cuba, encargó la construcción de un jardín para homenajear su legado indiano. Parc Samà mezcla la nostalgia por el pasado y el anhelo por un movimiento que comenzaba a existir: el modernismo.

  • 30:02 20 feb 2021 El Jardín Huerto del Cura fue en su origen un huerto de labor del Palmeral de Elche, el más grande de Europa. Con los años dejó de cultivarse y gracias a su dueño, Juan Orts Miralles, se transformó en un jardín botánico que alberga más de mil palmeras y entre todas ellas una muy especial.

  • Segovia: La Granja

    Segovia: La Granja

    30:02 13 feb 2021

    30:02 13 feb 2021 Los jardines de la Granja de San Ildefonso, en Segovia, fueron concebidos por el primer rey de la dinastía de los Borbones, Felipe V. Un hombre de temperamento melancólico que quiso recrear en la sede temporal de la corte española los jardines franceses de Versalles y Marly, donde pasó su infancia.

  • Granada: La Alhambra

    Granada: La Alhambra

    30:02 06 feb 2021

    30:02 06 feb 2021 De los antiguos jardines que sobreviven en Europa, la Alhambra es sin duda el conjunto más rico y variado de todos ellos. El monumento nazarí por excelencia recibe tres millones de visitas al año, pero ¿cuál era la función de sus patios y jardines? ¿Y cómo mantienen todo su esplendor?

  • El cedro del Líbano

    El cedro del Líbano

    00:42 05 feb 2021

    00:42 05 feb 2021 El arquitecto Arturo Franco y Nilo Fernández, delegado de Patrimonio Nacional, pasean por los jardines de La Granja de San Ildefonso admirando un majestuoso cedro del Líbano 

  • Guipúzcoa: Chillida-Leku

    Guipúzcoa: Chillida-Leku

    29:59 30 ene 2021

    29:59 30 ene 2021 El escultor Eduardo Chillida tuvo un sueño: encontrar un bosque donde colocar sus esculturas enormes para que la gente caminara entre ellas. En Hernani, encontró ese lugar, o como se dice en euskera: leku. Un País Vasco en miniatura con campas, caserío y un bosque pletórico de especies autóctonas.

  • 29:59 23 ene 2021 A finales del siglo XVIII, el rey Carlos III quiso crear en Canarias un jardín donde aclimatar especies de otros países. El joven ilustrado Don Alonso de Nava y Grimón se entregó con devoción al proyecto y gracias a él existe hoy en Tenerife un espectacular jardín botánico: el Jardín de La Orotava.

  • 1:05 21 ene 2021 A finales del siglo XVII, el señor del Pazo de Santa Cruz de Rivadulla, en el municipio de Vedra (A Coruña), Andrés Ibáñez de Mondagrón ordenó construir la fuente de "La Coca". Es una fuente mural de estilo barroco que el que acabaría siendo primer marqués de Santa Cruz quiso colocar en la entrada, en frente del edificio principal, para impactar a todos los visitantes y mostrarles su poder económico. El encargado de su construcción fue uno de los arquitectos más prestigiosos de ciudad de Santiago de Compostela de la época: Diego de Romay. Pero... ¿por qué se llamaba fuente de "La Coca"? El nombre hace referencia al ser mitológico que aparece en el escudo heráldico del linaje Mondragón del marqués de Santa Cruz: La Coca o dragón alado.

  • 29:59 16 ene 2021 Nacidos sobre las ruinas de antiguas fortalezas del siglo XV, siguen hoy en pie los pazos de Oca y Santa Cruz de Rivadulla, dos de los más emblemáticos de toda Galicia. Tras sus recintos amurallados, sus casas señoriales, bosques, huertas y jardines conservan su peculiar belleza melancólica.

  • Madrid: Aranjuez

    Madrid: Aranjuez

    30:02 09 ene 2021

    30:02 09 ene 2021 El Palacio Real de Aranjuez, ubicado en una vega en la confluencia de los ríos Tajo y Jarama, cuenta con más de 100 hectáreas de jardines. Felipe II mandó construir el Real Sitio a Juan Bautista de Toledo con el objetivo de seguir los pasos de su padre, Carlos V, y conseguir que Aranjuez pareciese una villa italiana. El Real Sitio se convirtió, posteriormente, en la residencia campestre de los Borbones, quienes continuaron decorando los jardines para su disfrute. Esta primera entrega de ‘Jardines con historia’ cuenta la biografía de Felipe II con la ayuda de expertos como la gerente del Real Sitio, Ana Carmen Lavín, la conservadora de Patrimonio Nacional, Almudena Pérez de Tudela, y el jardinero mayor, Rafael Rodríguez Torres.

  • 00:23 03 mar 2020 Las obras de Evaristo Valle se pueden visitar en la Fundación Evaristo Valle en Gijón y también en el Museo de Bellas Artes de Asturias, en Oviedo, donde se exhibe una de sus obras destacadas: 'Carnavalada de Oviedo'. Para este cuadro ¡el pintor ha usado dos paletas! La de colores vivos, azules, rojos, amarillos pastel. Y la paleta de tonos tierra, marrones, ocres y grises que definen el paisaje. Encontramos una clara influencia de Goya porque nos recuerda a sus 'Caprichos', obras donde el grupo toma protagonismo y el espectador observa, desde una cierta distancia. Los ocho hombres que forma el grupo van vestidos para l'antroxu, las fiestas de Carnaval. A lo lejos distinguimos la Catedral de Oviedo y también el Naranjo de Bulnes, en los Picos de Europa.

Mostrando 1 de 1