Jara y sedal La 2

Jara y sedal

Viernes a las 18:00 horas

Jara y sedal
Viernes a las 18.00 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5526522
Para todos los públicos Jara y sedal - Naturaleza y cambio climático - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Conferencia del Cambio Climático, en Madrid...

200 países y medio centenar de jefes de Estado

y Gobierno estarán presentes en...

la inauguración de los debates de la Cumbre del Clima.

En la Cumbre del Clima...

Hoy en la Cumbre del Clima...

"El pasado mes de diciembre,

Madrid se convertía

en la capital climática del mundo.

Unos días antes, Europa era el primer continente

en declarar la emergencia climática

a través de su Parlamento.

Anuncio al que, posteriormente,

se sumaron varios países.

Aquellos días, los ojos del mundo se volvían

a Madrid buscando soluciones,

buscando esperanza,

buscando un porqué no se estaban cumpliendo los acuerdos alcanzados

en la Conferencia de París del año 2015."

(GRITAN)

En 2015, en la Cumbre de París,

los países internacionales

firmaron un acuerdo para limitar

el aumento de temperatura.

a entre 1,5 y 2 grados centígrados.

Ya casi estamos en ese punto de un aumento

de más de 1,5 grados centígrados

en varias partes del mundo.

Estamos casi comprometidos

a un aumento de temperatura de más de 2 grados.

Ese aumento de temperatura podría tener consecuencias graves

en términos de sequía,

inundaciones,

un aumento en la frecuencia...

de los incendios en ciertas zonas del mundo.

Vamos a casi pasar un punto de no retorno.

"Más de mil millones de animales muertos.

Las devastadoras imágenes y datos de los incendios

que, en el mes de enero, asolaron Australia

se suman a una larga lista de desastres naturales

que últimamente pueblan los informativos."

Desde los principios del siglo XX,

la temperatura media anual

de la atmósfera

ha aumentado casi un grado centígrado.

En España,

en tan solo el último medio siglo,

la temperatura media anual ha aumentado por un grado y medio.

A causa de este aumento en las temperaturas,

estamos viendo cambios en las estaciones

y cambios en las condiciones meteorológicas.

Los otoños y los veranos

se han puesto mucho más cálidos que en años anteriores.

En invierno, las condiciones son más templadas

y hay menos cobertura de nieve en general.

Estamos viviendo hoy en día consecuencias del cambio climático

muy cerca de nosotros.

No hace falta que nos vayamos al Polo Norte o al Polo Sur.

Sabemos que en España el verano dura cinco semanas más.

Todos vemos que ya llega mayo, hace mucho calor,

llegamos a octubre, sigue haciendo calor...

Por lo tanto, es algo evidente.

Y luego hay ciertas, vamos a decir, ciertos casos

que también son muy llamativos.

Por ejemplo, Delta del Ebro,

uno de los humedales más importantes de la península ibérica.

En los últimos 20-30 años, han perdido 150 metros de costa,

de terreno que se pierde porque sube el nivel del mar;

y el desierto, desde que hay registros,

sigue incrementándose,

sigue avanzando desde el sureste hacia el norte, es decir,

cosas que podemos ver, que podemos palpar

y que no hace falta ir al extranjero.

Si no tomamos medidas con rapidez, con eficiencia,

va a ser imposible poder frenar este cambio climático

e intentar conservar la naturaleza tal y como la entendemos hoy.

Esto tiene unas consecuencias muy importantes,

insisto, para la flora, para la fauna,

pero para el propio ser humano.

-Los principales sectores

que han propiciado el cambio climático

son, por una parte,

los sectores que producen los gases de efecto invernadero

y, sobre todo, el dióxido de carbono.

Esos sectores son la industria,

el transporte y la generación de la energía.

También hay sectores

que emiten dióxido de carbono

por cambios en el uso del suelo.

Entonces, la deforestación.

la ganadería intensiva...

también son fuentes importantes

de la emisión del dióxido de carbono

y de otros gases de efecto invernadero,

como el metano.

Las consecuencias del cambio climático

han llegado a un punto

donde casi va a ser imposible volver

a las condiciones anteriores.

"España es un país con una rica biodiversidad,

nuestra flora y fauna sufren ya

las consecuencias del cambio climático.

La primavera comienza antes,

propiciando que los ciclos biológicos,

marcados por la estacionalidad, hayan variado."

Las hojas de los árboles

aparecen más temprano en primavera.

También hay un adelanto

en los ciclos de vida de los insectos.

Las orugas que comen las plantas aparecen

en febrero o marzo,

cuando antes aparecían en abril o mayo.

Esos cambios en los ciclos de vida de las plantas

y de los insectos tienen consecuencias importantes

para los mamíferos y las aves, por ejemplo.

Las aves dependen, en gran parte,

para su comida de la disponibilidad de los insectos

y de las semillas de las plantas.

Entonces, si los ciclos de vida

de los insectos y de las plantas cambian,

también los ciclos de vida de las aves tendrán que cambiar.

También hemos experimentado cambios en la abundancia de los insectos.

"Chimeneas humeantes, ciudades llenas de mascarillas,

grandes incendios, inundaciones.

Son imágenes que relacionamos con el cambio climático,

imágenes cada vez más habituales en las noticias.

Pero hay pequeños detalles que no salen en los medios

y de los que quizá depende en gran parte

el futuro de nuestro planeta.

En 'Jara y sedal', nos hemos preguntado

qué está cambiando en nuestra naturaleza

y cómo esos cambios están afectando a las especies cinegéticas."

Hemos notado cambios importantes en la fauna y la flora.

Los insectos son clave para la vida en general.

Los insectos son muy importantes como polinizadores de las plantas.

Si no hay polinizadores,

eso significa un problema importante para ciertas plantas

que proporcionan alimentación.

La falta de insectos polinizadores

puede ser un problema muy grave.

También para las aves migratorias,

para las aves que viven aquí en España.

Una falta de insectos significa

un problema importante en términos de su comida

y de su ciclo de vida.

-Cuando hablamos de los efectos del cambio climático,

tenemos que pensar en esa pirámide trófica

en la cual se encuentran las distintas especies.

Tenemos la base, con especies de flora

que son ingeridas por los herbívoros,

con esos insectos que son ingeridos por otros animales

y, por lo tanto,

los efectos en la base de esa pirámide trófica

van a ir teniendo unas consecuencias según subimos en la pirámide.

Por lo tanto, también se pueden encontrar

efectos potenciales en especies depredadoras,

grandes carnívoros, grandes rapaces.

Podemos hablar del lince ibérico, águila imperial, etcétera,

que, en el momento en el cual se desajusta esa pirámide trófica,

evidentemente, se ven afectados de una forma muy negativa.

"Estas imágenes están grabadas hace diez años.

Es el Rincón de Azagala, en Extremadura,

uno de los mayores dormideros de paloma torcaz de Europa.

Más de millón y medio de torcaces

dirigiéndose a este enclave de la Sierra de San Pedro.

Hace un tiempo que este fenómeno ya no se ve.

Los amantes de la pasa y el cimbel

saben que algo ha cambiado

en los hábitos de estas migratorias."

Hay un caso paradigmático

que es la torcaz,

porque en los últimos 30-40 años

cada vez las observamos más cerca de las ciudades, de los pueblos,

están criando prácticamente todo el año,

pero, al mismo tiempo, entran menos torcaces cada año.

Es difícil ya ver

esos grandes bandos de palomas torcaces

que nublaban el cielo

y que nuestros padres y abuelos tantas veces nos han contado.

Es muy posible que el cambio climático

y los usos y el cambio de los usos del suelo en otros países de Europa

estén afectando a especies como la torcaz.

Y eso, evidentemente, tiene que explicar

por qué cada vez se van avistando menos.

Es una situación también parecida a la que sucede en los zorzales,

que hoy en día son nuevas especies cinegéticas estrella,

especies en las que vamos viendo que cada vez tarda más en venir,

que vienen en menos cantidad, que en ocasiones se quedan a criar,

ya se quedan a vivir, por así decirlo, en España.

Pues, sin lugar a dudas,

el cambio climático nos da que pensar,

en su efecto que está teniendo en estos animales.

El cambio climático tiene un impacto

en todas las especies de caza,

por varios motivos:

porque incide en los hábitats

en los cuales se encuentran estas especies,

incide también en su ciclo vital,

en su biología, en su ecología.

Para que la gente nos entienda,

el cambio climático incide

en la distribución de las especies de caza,

es decir, dónde están,

en su abundancia,

cuántos animales hay,

y también en su comportamiento en ese ciclo vital.

Tenemos un grupo de especies

en el cual el cambio climático es muy evidente,

como son las especies migratorias.

Todos los años a España, a la península ibérica,

vienen especies desde Europa a pasar el invierno.

Especies como zorzales, la paloma torcaz y, por supuesto,

estas especies acuáticas, los patos, las agachadizas...

cada vez vemos que llegan más tarde,

vienen en menor cantidad y se van antes,

cuando llega la primavera.

Por otra parte, las especies africanas,

como pueden ser la codorniz o la tórtola,

también están variando su comportamiento:

vienen antes a la península ibérica y también se marchan antes.

Y muy importante,

tenemos especies como la propia codorniz,

la propia torcaz,

que incluso ya no se van de la península ibérica.

Hacen algún movimiento migratorio en invierno,

pero no abandonan nuestro país.

¿Esto por qué es?

Porque las temperaturas son bastante más suaves

que hace 20 o 30 años.

Es importante decir que no siempre podemos

echarle la culpa de todo al cambio climático,

que ha habido unos cambios de uso del suelo,

favorecidos, evidentemente, producidos por el ser humano,

que también tiene su parte

de por qué vemos estos cambios de comportamiento.

Pero, sin lugar a dudas,

estos cambios de temperatura tan tan significativos

tienen una consecuencia en las especies que cazamos.

"Un cambio de hábitos y costumbres en la forma de concebir

nuestra afición es fundamental para seguir disfrutando de ella.

Especies como el zorzal, que, en los últimos años,

han llamado más la atención de los cazadores,

sufren a día de hoy una mayor presión en su caza.

La falta de censos no aporta información

sobre la migración de especies como esta,

en los que basar una buena gestión cinegética."

Pues ya estamos aquí en el puesto, ¿vale?

-Perfecto. -El pájaro te cortará aquí delante.

-Vale. -Si ves que alguno te corta

más abajo o lo ves largo, no lo tires,

porque cualquier grano que le toque,

le haga morir lejos y tampoco es plan...

-Vale, vale. -De hacer daño, ¿vale?

-Tenemos unas repercusiones

del cambio climático en nuestros cotos

y en nuestra actividad muy claros.

El primero está en los periodos hábiles, es decir,

cuándo podemos cazar.

Ya estamos viendo que, como hace calor en octubre,

la gente va retrasando el inicio de la temporada de caza,

las monterías, por ejemplo, no se producen ya hasta el invierno

y luego hay algunas especies migratorias

que se nos van antes, llegan después y se nos van antes.

Por lo tanto, eso nos va a hacer replantear

estas fechas de caza de forma muy clara.

Y por otro lado, tenemos también unas consecuencias en los cupos,

en la cantidad de animales que podemos cazar,

porque, evidentemente,

si tenemos esta regularidad de lluvias,

si tenemos estos cambios y esto afecta a la abundancia,

tendremos cada vez que ser más cuidadosos con los cupos.

"Las consecuencias que el cambio climático

está provocando afectan por igual a todos los hábitats.

Pero hay unos entornos más sensibles que otros."

Sin lugar a dudas,

uno de los impactos más importantes

del cambio climático está en el agua,

en su calidad,

en su conservación y de aquellos hábitats

que están muy ligados al agua,

especialmente, los humedales.

Si esos humedales no se mantienen, no se conservan,

hay muchas especies que van a desaparecer

y, de hecho, ya tenemos ejemplos

de especies de patos,

de limícolas, como las agachadizas,

cada vez nos cuesta más verlas en los humedales.

-También hemos notado cambios

en la abundancia...

de otras especies.

Por ejemplo, la trucha

es una especie que necesita aguas frías.

La distribución de la trucha ahora

está más restringida a zonas más altas de las montañas.

Hay menos abundancia de la trucha en ciertas zonas de España.

"La naturaleza está dando síntomas más que evidentes de este cambio.

Los efectos que se producen

en los diferentes entornos afectan a la distribución

y abundancia de las especies,

pero también a su comportamiento y su ciclo vital."

También estamos notando

el cambio climático en especies sedentarias,

especies que están muy cerca de nosotros,

como puede ser la perdiz roja, el conejo de monte,

el ciervo, el jabalí, etcétera.

Claro, como la primavera llega antes,

las especies comienzan a reproducirse antes.

Pero si le sumamos esa irregularidad de temperaturas, de lluvias,

los animales muchas veces no saben lo que está pasando.

Se ponen a criar,

luego viene el frío

y eso tiene unas consecuencias muy importantes en su reproducción.

Tenemos animales como el conejo de monte,

como el jabalí,

que prácticamente se pueden reproducir

en cualquier época del año.

Y tenemos esos efectos de sequías,

de lluvias irregulares, que hacen que tengamos años

o muy buenos o muy malos de reproducción.

Por lo tanto, las especies sedentarias también

se ven muy afectadas por este cambio climático.

Tenemos ejemplos claros

de cómo estos desajustes en las estaciones

tienen un impacto en las especies cinegéticas.

Por ejemplo,

en la perdiz roja y otras aves.

las crías, los pollos necesitan ingerir,

durante las primeras semanas de vida,

insectos, muchos insectos.

Si cuando estos pollos eclosionan,

no tienen esa abundancia de insectos que necesitan,

lo tienen muy difícil para sobrevivir

y, por ejemplo, especies como la codorniz,

que están muy ligadas al crecimiento de las cosechas,

como está todo un poco desajustado,

eso también tiene un impacto muy importante.

-Un aumento de la temperatura, un aumento de la sequía,

podría suponer un problema para el lince, por ejemplo.

Si hay menor abundancia de sus presas

o cambios en la cobertura del suelo en los hábitats del lince.

La fauna y la flora de las zonas montañosas

pueden ser muy sensibles al cambio climático.

El urogallo, por ejemplo,

ahora está más restringido

a zonas de alta montaña en el norte de España,

pero es muy importante considerar

que la distribución de esas especies

no solo depende de las condiciones climáticas,

sino también del uso del suelo,

del manejo de los hábitats.

Para adaptarnos al cambio climático,

es muy importante

manejar los hábitats

de una manera muy sensible

a las necesidades de nuestra fauna y nuestra flora.

"España es el país de Europa más afectado por la desertificación.

A los problemas del cambio climático,

se suman la sobreexplotación de los acuíferos,

muchos de ellos, de forma ilegal.

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza,

el 20 % de nuestro territorio

ya sufre los efectos de la desertificación

y advierte que el 75 % está en peligro de sufrirla."

Los cotos de caza pueden tener un papel muy importante

para frenar el cambio climático,

porque, recordemos,

el 90 % del territorio nacional

está declarado como de aprovechamiento cinegético.

Hoy sabemos que, cada año, los gestores,

los cazadores, los propietarios de estos terrenos están invirtiendo

casi 300 millones de euros en la conservación

de especies cinegéticas y no cinegéticas.

Tenemos muchísimos bosques

que están fijando dióxido de carbono,

se habla de millones de toneladas fijadas al año por estos...

por estos cotos de caza.

En estos cotos de caza, se produce carne de caza,

que es sostenible, según las directrices de la ONU.

Para las especies de caza mayor,

por ejemplo,

toda esta modificación en el régimen de lluvias,

esta desertificación pues tiene un impacto en el alimento

que necesitan. Pensemos en esa superficie de dehesa

que tenemos en España, que se ve afectada por la sequía,

hay menos bellota, hay menos alimento,

y también en la existencia de esos pastos naturales

que especies como el ciervo, el jabalí o el corzo necesitan.

Todo, al final,

va en detrimento de la conservación de estos animales,

y también esto favorece, hay que decirlo,

que haya que hacer una serie de manejos

en los cotos a través de bebederos, de comederos, para mantenerlas.

Pero lo ideal, evidentemente,

es que la propia naturaleza nos pueda proporcionar ese alimento,

ese agua, ese cobijo.

El caso de los de las charcas, de los bebederos es muy notable

porque algunos años en España,

pues estamos varios meses sin recibir una sola gota de agua.

Por eso, una correcta gestión de estos puntos de alimentación,

de bebida puede ser la salvación,

no solamente para especies cinegéticas,

sino también para otras especies no cinegéticas

que directamente,

si no hay agua, no pueden sobrevivir.

Los cotos de caza pueden luchar y, de hecho, ya lo están haciendo,

frente a la desertificación,

a través de la reforestación,

del manejo del hábitat,

para tener más cobertura arbórea y arbustiva.

Pensemos que, a través de eso,

no solamente vamos a frenar el desierto,

sino que producimos una serie de efectos positivos:

una mejor gestión del agua,

estamos preservando la calidad del suelo

y toda la biodiversidad que eso soporta,

desde pequeños insectos que no vemos

hasta especies de grandes depredadores.

-Una transición ecológica en los usos

del suelo puede ser muy importante,

no solo para reducir

la concentración de estos gases de efecto invernadero,

sino también para facilitar

una adaptación a las nuevas condiciones.

Los árboles son muy importantes

para fijar el dióxido de carbono.

Pueden ser muy importantes como almacenes del carbono.

Además,

los árboles y la cobertura de la vegetación

es muy importante

para manejar el agua en el mar

y medio ambiente, por ejemplo.

Entonces, para reducir

los posibles efectos de inundaciones,

es muy importante tener una forestación

en las zonas donde debería,

donde debería haber árboles.

"Durante dos semanas,

196 países se dieron cita en la Cumbre del Clima de Madrid.

Estados Unidos, China e India, los países más emisores,

no estuvieron en el foro político más relevante,

el que debe hacer frente

a un problema que nos afecta a todos:

el cambio climático,

para el que hay que buscar soluciones de manera conjunta."

Para frenar...

esta emergencia climática,

tenemos que reducir

nuestras emisiones de gases de efecto invernadero.

Eso supone mayor inversión

en fuentes renovables de energía,

cambios en nuestro uso del transporte.

Eso supone también cambios en el uso de suelo.

-El uso que se hace en los terrenos cinegéticos

y los que no lo son es vital

y por eso es importante promover

esas políticas agrarias ambientales

que promuevan los buenos usos.

Hoy sabemos que hay problemas en el manejo del agua;

tenemos problemas de contaminación en los acuíferos;

en algunos contextos, no se está haciendo un buen uso

de los fitosanitarios, aunque somos conscientes

de que hay que producir comida y hay que comer;

en ocasiones no se hace un buen manejo forestal

y no se practican una serie de manejo silvícolas en los montes.

Por lo tanto, hay que hacer un buen uso,

una buena praxis y, sobre todo,

las políticas que nos vengan desde la Unión Europea

y que se promuevan a nivel estatal,

tienen que ir en ese sentido,

pensando también que los agricultores, los ganaderos,

la gente que está en el campo,

tiene muchos problemas para poder ganarse la vida

y que también hay que escucharles

y ayudarles a esta... a que tengan esta sostenibilidad,

que es algo que la gente se le llena mucho la boca,

pero luego cuesta mucho ponerla en práctica.

-Tenemos que frenar nuestras emisiones

de gases de efecto invernadero de forma casi inmediata.

De verdad, tenemos poco tiempo para actuar,

para reducir esas emisiones,

para hacer una transición ecológica

a fuentes de energía renovables,

lo bueno es que ya tenemos las tecnologías

para hacer esa transición ecológica.

También tenemos todavía

el conocimiento de la vida silvestre,

de la manera de gestionar el campo

de una forma sensible,

las necesidades de la fauna

y flora silvestre para hacer

un uso más sostenible de nuestro planeta,

y eso es algo importantísimo

para la vida de nuestros hijos y de nuestros nietos.

"El cambio climático no es algo del futuro,

nuestra naturaleza nos está avisando,

nos está dejando claro que es algo del presente."

(Berrido)

(Música)

(Berrido)

"Ya está en tu quiosco,

la revista de caza y naturaleza Jara y Sedal,

basada en tu programa de caza y pesca de TVE,

incluye las mejores imágenes, reportajes y vídeos cinegéticos.

Jara y Sedal, la revista de los cazadores.

Ya en tu quiosco."

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Naturaleza y cambio climático

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Jara y sedal - Naturaleza y cambio climático

28 feb 2020

La naturaleza es el indicador de los efectos del cambio climático, en Jara y Sedal nos hemos preguntado cómo está afectando a nuestros hábitats. Analizamos cómo han variado los ciclos de vida de algunas especies, las consecuencias y las posibles soluciones para intentar aminorar esta situación.

ver más sobre "Jara y sedal - Naturaleza y cambio climático " ver menos sobre "Jara y sedal - Naturaleza y cambio climático "
Clips

Los últimos 234 programas de Jara y sedal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos