www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3236979
Para todos los públicos Insuperables - 03/08/15 - ver ahora
Transcripción completa

(SINTONÍA)

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

¡Muy buenas noches y bienvenidos a "Insuperables"!

El gran show de talentos de TVE.

Cada día que pasa estamos ya más cerca de las semifinales.

Las tenemos aquí, a la vuelta de la esquina,

y a ellas solo pasan los mejores. Y, entre todos ellos,

solo un artista será proclamado Insuperable

y ganará el premio de...

(TODOS) ¡30 00 euros!

(APLAUSOS)

De los 10 concursantes de esta noche,

solo tres conseguirán 1000 euros y el paso directo a las semifinales.

Los que piensen que lo han visto todo, lo siento,

pero les tengo que decir que se equivocan,

nos van a dejar con la boca abierta, os lo aseguro.

El plató de "Insuperables" es pura adrenalina,

solo llegar hasta el camerino es un deporte de riesgo.

Tienes que esquivar a acróbatas, conseguir que los magos

no te tomen el pelo y no te hagan el lío,

saludar a los cantantes entonando y, lo peor, hacer todo eso

sabiendo que tienes un implacable jurado

con ganas de meterte caña.

¡Muy buenas noches, Santiago Segura,

Ana Milán, Pitingo!

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

Santiago,

sueles estar un poquito rebelde y no haces mucho caso últimamente.

Así que contigo vamos a cambiar la táctica, nos vamos a ir

a una táctica de refuerzo positivo, como los animalicos.

Si me haces caso hoy y te portas bien,

te prometo que te doy un premio al final.

Te vistes de la sirenita y ya puedes

faltarme al respeto. No puede ser.

Es más, yo creo que Ana Milán va a estar conmigo.

¿Sí o no? Yo es que no quiero

empezar discutiendo, hoy lo voy a intentar.

Me parece perfecto. O sea, hoy lo voy

a poner todo de mi parte. Venga.

Qué guapo estás. Yo pondré de mi parte.

También estás muy bien por el premio que me han prometido.

Bueno, vamos a dejarlo aquí.

Ya conocéis las reglas del concurso:

tras cada número, el jurado vota.

Con dos o tres votos negativos, queda eliminado,

y con dos o tres positivos, pasa a la Galería de los Insuperables.

En la Galería solo hay tres palcos, así que, una vez esté llena,

si una nueva actuación gusta, pues hay que hacer sitio

con un cambio directo o batiendo a los artistas a un duelo.

El jurado puede pedir ayuda al público en cualquier momento

así que, por favor, un aplauso también para vosotros.

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

Ya está todo listo para empezar, salvo un detalle,

la butaca,

el lugar privilegiado para defender a los concursantes.

Y esta noche el azote del jurado, la madrina de "Insuperables"

es la gran ¡Llum Barrera!

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

Hola, vengo a besarte.

Llum, un placer...

Un placer. Yo estoy encantadísima.

Un placer tenerte aquí con nosotros.

Es mutuo. Tienes una misión

un poco complicada esta noche, porque está muy rebelde Santiago.

Ya lo sé. Intenta evitar por todos

los medios que pulsen el interruptor, disfruta

y muchísimas gracias por acompañarnos.

Puedes ocupar tu asiento.

(APLAUSOS)

Y, ahora sí, ya está todo a punto. Aquí detrás los artistas

están al borde de un ataque de nervios porque ahora, ya,

ha llegado el momento.

Los primeros concursantes son nueve gallegos y un canario

que se han reunido para versionar de Jennifer López

o Enrique Iglesias. Son los flamantes ganadores

del concurso de charangas de Poza de la Sal.

¡La Charanga Compostela!

La Charanga Compostela nace porque nos fo... Eh, corta.

(RÍEN)

(HABLAN ENTRE ELLOS)

-El grupo nace al juntarnos varios amigos y conocidos

de otras agrupaciones e intentar llevar a cabo

lo que más nos gustaba, animar las fiestas de la calle.

Este último año conseguimos el primer premio en

el Festival Nacional de Charangas en Burgos,

esto trajo muchas actuaciones, tenemos todo el verano a tope.

-Digamos que tenemos una tradición,

que yo hago una tortilla bastante grande

y la comemos entre todos.

Eso es lo que nos aporta la energía para tocar.

-Queremos convenceros de que no una charanga

tiene que ser, de algún modo, chatarrera,

sino que puede deslumbrar con buena música.

No nos conformamos con participar, venimos a ganar.

Es un grupo de muchos insuperables y venimos a demostrarlo.

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

(TOCAN MÚSICA)

(TOCAN MÚSICA)

(TOCAN MÚSICA)

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

Muy bien.

Muy bien.

¡Bueno...!

¡Qué ritmo! A ver, venid un poco más adelante conmigo.

¿Quién es el canario que cocina esas tortillas

que tienen tanta fama? (RÍEN)

-Yo, yo. Me han dicho que están orgullosos,

les cocinar superbién. Bueno, algo hay que hacer.

Bueno... Puedes sobornar al jurado

con el estómago, a ver si por ahí tenemos algún voto positivo.

Santiago. ¿Hay tortilla?

(RISAS) Es que esto cambiaría las cosas.

Para celebrar el premio final, hayla.

(RISAS) ¿Cómo la haces? ¿Con cebolla o sin?

¿Cómo te gusta a ti? ¡No, no, no vale!

Muy bien. ¿Cómo que no vale? Eso es lo que vale.

Un tío que se adapta, acierta seguro si me pregunta.

Muy bien. Buena actitud, aquí, arrodillados ante el jurado.

Eso me ha gustado mucho, muy bonito.

(APLAUSOS) Eh...

A mí me habéis parecido unos fieras, vamos,

desde la charanga del tío Honorio no había visto una charanga

con más fuerza, con más alegría... Me ha fascinado.

Ana.

Hola, chicos. Bueno, ha sido un principio de fiesta fantástico,

con una energía maravillosa, tenéis una buena onda

que yo creo que nos ha llegado a todos, público en pie,

nosotros bailando, es todo lo que se puede pedir.

Yo voy a daros una anotación, yo puliría un poco más,

porque sois muy buenos, entonces, me parece que

podéis ser perfectos puliendo un poquito más

la coreografía, ¿no?

Que está ahí... No, apunta maneras, ¿eh?

Está muy bien, o sea, a mí me ha servido y está bien,

me he divertido, pero la puliría más Blues Brothers.

Y, bueno, pero, por lo demás, brillantes.

(APLAUSOS) Tiene razón, no hay nada que decir.

Nuestra faceta es más que nada musical,

los bailes nos quedan un poco por pulir, como dice.

(APLAUSOS) Pitingo.

Me parece un comienzo brutal,

posiblemente, la mejor charanga que he escuchado en mi vida.

Sobre todo, por la innovación, por los clásicos que habéis hecho

del soul, de Tina Turner, me ha parecido... "Stand by me".

Maravilloso, ¿no? Cuando estamos acostumbrados

a las charangas, lo de siempre...

(RISAS) (TARAREA UN PASODOBLE)

Teníamos claro que, aparte de la calidad musical,

había que tener arreglos y repertorio que nadie usara

o que ninguna charanga, hasta ese momento, tocara

y que fuera impactante. Al tener repertorio nuevo y bueno,

el resultado suele ser bueno.

Tengo que hacer un inciso,

quizás, a veces, hay un problema de afinación,

que os habréis dado cuenta, pero muy...

Nada, hay que tener mucho oído para darse cuenta.

De eso te has dado cuenta tú solo.

No, ya, es verdad, pero...

(APLAUSOS Y RISAS)

¿Os habéis dado cuenta? ¿A que no? Pero...

Ya está. Es el, como digo yo,

el pelo de un huevo de un mono.

(RISAS) O sea, no se nota apenas nada.

Estos te hacen, seguro, el "Killing me softly" y lo bordan.

¿Tú crees? Hombre, claro, haz la prueba.

Se puede probar si queréis. Espera, me voy a levantar.

(APLAUSOS Y OVACIÓN) Pero, espérate, espérate.

A ver...

Creo que Llum tiene algo que decir. Yo no quiero que les vuelvan

a criticar: Que si el pelo de un mono, la coreografía...

No, pero eso es que apenas se ha notado nada.

Me ha olido mal el pelo de mono.

¿Hacemos un poco de coreografía? Yo soy maestra coreógrafa.

Mira la cara, pero no os preocupéis.

Se puede hacer un poco de muñeira, pero también algo más tranquilo.

Por ejemplo, el "Killing me softly".

(CANTA "KILLING ME SOFTLY")

Va la cosa así.

(PALMAS) (CANTA "KILLING ME SOFTLY")

¡Ahí lo llevas!

¡Un, dos, tres!

(TOCAN "KILLING ME SOFTLY") ¡Guau!

#¡Ah...!

#¡Oh...! ¡Eh...!#

(CANTA "KILLING ME SOFTLY") (TOCAN "KILLING ME SOFTLY")

(TOCAN "KILLING ME SOFTLY" ACELERADAMENTE)

(PALMAS)

¡Venga, aplauso para ellos!

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

Lo vimos muy bien. Le sorprendió mucho cuando,

al final de todo, hicimos el último pase

en versión merengue, fue increíble,

es nuestra especialidad. (RÍEN)

Ay, qué buen rato, qué buen rato. Qué bien hemos arrancado,

¡qué energía más buena! Esto ha sido contratado, ¿verdad?

Verdad, claro. Quitando a la cuñada borracha

que ha salido a bailar.

(RISAS) ¡Pero siempre es menester

en la boda que esté la cuñada borracha!

Lo único que sobraba. Que se caiga y se le vea el refajo.

(RISAS) Llévame, hijo, ¿ya tienes novia?

Siéntenla, sienten a esa señora, por favor.

Bueno, momento insuperable yo creo.

Bueno, totalmente. Después de esto, las votaciones,

¿qué va a pasar, Santiago? Nos las saltamos directamente

yo creo... Sí como una catedral de Compostela.

(APLAUSOS Y OVACIÓN) Qué bien, empezamos con un sí.

¿Ana?

Yo esta vez no puedo ni siquiera jugar al despiste.

¡Sí, de todas, todas!

(APLAUSOS Y OVACIÓN) Ya tenemos dos síes

y me parece que Pitingo nos va a dar buenas noticias.

¿Qué voy a decir yo? Que sí, por Dios.

(APLAUSOS Y OVACIÓN) ¡Muy bien, enhorabuena!

Porque en el programa de hoy estrenáis esta Galería

de los Insuperables así que, por favor, acceded al palco

y estrenadlo. ¡Muchas gracias y enhorabuena!

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

-Hay gente muy, muy buena, a ver qué pasa,

si nos toca hacer algún duelo,

pero estamos preparados para afrontar eso y lo que venga.

(APLAUSOS) Qué bien lo hemos pasado así,

nada más empezar. Para la mayoría de nosotros,

una rueda es sinónimo de transporte;

para ellos es libertad, espectáculo

y algún que otro trompazo.

Ellos son Aleix y Rubén.

Yo hace 10 años que monto en monociclo

y, en un encuentro en Madrid, nos conocimos

y empezamos a montar juntos.

él era bueno con su categoría, yo era bueno con la mía

y pensamos que por qué no juntarlo y hacer un espectáculo.

-El monociclo tiene un nivel de dificultad bastante alto.

He probado skate, BMX, y buscaba algo un poco diferente.

-El monociclo, un poco, es eso, eres totalmente autodidacta,

lo tienes que hacer tú mismo, no hay entrenadores

ni nadie que te esté ayudando.

Es un reto personal. Nuestro número tiene que es

un poco diferente del resto, es algo que la gente no ha visto.

Te imaginas una cosa y venimos a hacer algo diferente.

Es demostrar un poco las posibilidades del deporte.

-Hemos venido a romper el tópico porque qué os imagináis

que se puede hacer con un monociclo.

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

(MÚSICA CIRCENSE)

(DISPAROS)

(LOCUCIÓN ROBÓTICA EN INGLÉS)

(MÚSICA TECHNO)

(OVACIÓN)

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

(MÚSICA TECHNO)

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

(MÚSICA DE TENSIÓN)

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

-Bien, yo creo que, más o menos, ha salido bien.

Sí que hemos hecho un pequeño fallo

que no teníamos previsto pero, dentro de lo que cabe,

ha salido como esperábamos.

¡Increíble! Os he visto a tope.

(APLAUSOS) A tope.

Habéis viajado, además, por todo el mundo en competiciones.

¿Dónde creéis que hay más cultura del monociclo?

Básicamente, en Europa, en Alemania, Francia un poco.

Me parece muy difícil lo que habéis hecho.

A ver qué opina nuestro jurado. Ana.

Bueno, a mí me habéis hecho pasarlo tan mal haciéndolo tan bien,

que ha sido una sensación de...

Creo que me he tapado la cara varias veces,

que he aguantado la respiración.

A mí me parece absolutamente maravilloso lo que hacéis.

Tengo un pero, un pero que es que creo que tenéis

tanta concentración, que no puede ser de otra manera,

pero que le resta, eh...

Como una parte de show, ¿sabes?

O sea, hay un punto de separación entre vuestra concentración

y yo que quiero veros la cara, por dónde estáis pasando

y qué sucede pero, bueno, eso es algo a mejorar porque,

desde luego, la base la tenéis estupendamente bien.

(APLAUSOS) Pitingo.

Es...

Increíble lo que hacéis.

O sea, como ha dicho la compañera,

se pasa, se pasa mal viéndoos.

Yo creo que lo ha pasado mal porque es una cosa diferente,

es un poco más extremo, por decirlo de alguna forma,

y siempre juegas un poco con el riesgo

y con cosas, así, más altas.

Me ha encantado porque me ha parecido dificilísimo,

pero no he sentido esa emoción, quizás, que yo, personalmente,

necesito tener para que algo me guste mucho, mucho, mucho.

(APLAUSOS) Bueno...

Esto es la valoración, luego, igual,

remontamos en la votación. Santiago.

Yo, antes que nada, quiero señalar la patética actitud

de la que se supone que es la defensora del concursante.

¿Por qué? ¿Qué ha pasado?

Por la nula confianza que tenía en el número,

se ha metido detrás de la silla. No, porque están concentrados

y no pueden estar haciendo así, como pedía Ana que hicieran

mientras pasaban, y era... Ponte al lado de tus chicos.

Como estaban concentrados, me veían las piernas

y, como se nos confunde a Carolina y a mí,

(RISAS) digo: "Para que no se caigan,

yo me escondo".

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

¿Ves? ¿Ves como yo te digo? Así no nos vamos a ganar

el premio, ¿eh? Es que no lo sabía, no lo sabía.

Efectivamente, para no asustar a los muchachos, te escondes.

Que yo estoy ahí con el monociclo y no quiero tampoco que...

Para ver si te dejas los dientes,

me gustaría que probaras el monociclo.

Ahí le has dado. ¿Qué necesidad?

Vamos, venga, valiente. Que vea si es capaz.

Claro, no.

(APLAUSOS) No.

Venga. Claro, es que una cosa es predicar y otra dar trigo.

Chicos, yo no valgo para esto, pero sí podría ayudaros

en el número, podría ser el que se pone ahí

cuando saltáis por encima.

Vale, venga, va. Yo y Llum.

No, porque yo llevo falda. Pero, Llum, así me cubres.

Tú te pones aquí delante. Yo no sé por qué,

pero dejaría solo a Santiago.

Dice que puede con los tres. No me digas eso.

¿Que vayamos? ¿Quiénes salís?

Sí, vamos a sentarnos nosotras. Esto... Tú estás seguro

(APLAUSOS) de lo que vas a hacer, ¿no?

¿Estáis seguros? Voy de blanco.

No pasa nada. Espera, pongo esto, mira.

"Yo no, que voy de blanco". (RÍEN)

Me ha encantado, es la excusa más peregrina.

Dice "voy a poner esto...". Ana y yo tumbados,

Pitingo, tú da igual.

(RISAS)

Qué hombre este. Espérate, venga.

En el fular. ¿Pero para qué pones eso?

Porque me mancho. ¡Ay, es verdad, es verdad!

(APLAUSOS) Es verdad...

El chiquillo, el chiquillo. Este hombre está en todo.

¿No? El que menos riesgo tiene

es el del medio. -Vamos a ver, vamos a ver.

¿Cabeza arriba? Vamos a ver.

Yo en medio. El número lo llevan ellos,

estáis dándoles órdenes. Llum, ¿quieres tumbarte tú?

No, que es mucha anchura. Santiago, ¿qué actitud es esa?

Ordenaos un poco, parece que estáis en la playa.

Oye, es que está improvisado. Tú aquí, tú aquí, Ana,

yo aquí. ¡Oye!

(RISAS) Aquí, yo aquí.

(APLAUSOS) A ver...

(HABLAN TODOS A LA VEZ) A ver, un momento...

Un momento. Tápate, tápate.

Por favor, por favor. Santi, no tienes nada importante.

Chicos, chicos...

¿Tú estás convencido de que esta distancia la saltas...?

Ay... ¡Ay, Dios mío!

¡Cuidado! Santiago, ponte, ponte...

(HABLAN TODOS A LA VEZ) Ay, ay, ay, ay...

Nos quedamos sin jurado, pero son tan simpáticos.

Por favor, un poco de silencio en plato.

Un poco de silencio, señores. Llum no se pone, no se la salta.

¡Organización! Pegad las manos, ¡Pitingo!

Pega las manitas y no os mováis. Las manitas en tus partes.

Dame un dedito, Pitingo.

Chicos, es un momento serio, por favor.

¿Puedo decir una cosa a mi mujer? Sí.

Que, Vero, mañana no voy para casa.

(RISAS) ¡No digas eso!

¿No? Un poquito de concentración.

Venga, chicos. Silencio, por favor, en el público.

Mide bien la distancia, por favor.

Cuidado con mis partes.

(GRITOS) ¡Me cago en la madre que lo parió!

(APLAUSOS) (MURMURAN)

¿Qué ha pasado? Nada, ahora viene.

¿No se ha asustado? Ana ha cerrado los ojos.

Chicos... Yo también los cierro.

(GRITOS)

(APLAUSOS Y OVACIÓN) ¡Conseguido!

¡Conseguido! ¡Uh, qué trago!

Cuando hemos saltado al jurado, miedo ninguno, era muy fácil.

No se puede fallar y no se falla nunca.

Y, si se falla, se acordarían unos cuantos días.

Qué trago, ¿eh?

Por favor. Qué trago.

Cuando saltabas por encima de Santiago,

ya como que le veía bajar. Yo también le veía bajar,

ha sido muy traumático.

(RISAS)

Yo lo más tierno que he hecho en mi vida ha sido

darle un dedo a Pitingo y apretárselo todo el rato.

Encima, me has cogido el del uñero.

(RISAS) Me está matando.

Es un uñero...

Ha servido para muchas cosas, entre otras, habéis conseguido

un acercamiento, incluso, físico, entre Santiago y Ana.

Por la cuenta que nos traía, efectivamente.

Sabes que en el fondo nos queremos muchísimo,

pero nos queremos tanto... ¿Sabes lo que le pasa a Santiago?

A ver, cuéntanoslo. Es retorcidamente buena persona,

pero yo le estoy cogiendo cariño, no lo puedo evitar.

Como a los cactus. Llum...

(RISAS) Ya volverás, ya volverás.

(APLAUSOS) ¿Yo?

¿Yo qué voy a decir?

Se han salido, ¿no? O sea, de momento,

son los que más han sudado, quiero decir,

los chavales se lo han currado aquí dando botes, eh...

Con los dientes en riesgo, quiero decir,

la cosa un poquito... Bueno...

No sé si todo esto que ha pasado influirá de forma positiva o no.

Vamos a verlo, yo creo que Santiago es consciente

de la dificultad que esto conlleva. Estos muchachos han tenido,

literalmente, mis partes en sus manos y estoy a salvo,

estoy entero, así que mi voto es un sí, claramente.

(APLAUSOS Y OVACIÓN) Gracias.

Pitingo.

Me mantengo en lo que he dicho antes.

Es maravilloso, una dificultad increíble,

el riesgo es total, completamente,

para vosotros y para nosotros,

pero os tengo... Yo soy muy exigente

en cuanto a lo que a mí, personalmente,

mis sentimientos me dicen.

Os tengo que dar un no, lo siento mucho.

(PÚBLICO) ¡Oh...!

Bueno, no os preocupéis, porque todavía nos queda

el voto de la... La votación de Ana.

O sea, el marrón, el marrón, el marrón, lo puedes llamar marrón.

Ana, con tus sentimientos no eres muy exigente.

¿Perdona? Con tus sentimientos

no eres muy exigente, ¿no?

(RISAS) Bueno, no sé por qué piensas...

Como Pitingo lo es. Yo soy también muy exigente.

Pues sé exigente del otro lado. Pero no sé por qué piensas

que han podido no gustarme. No, yo te preparo por si acaso.

Ah, no, si yo ya venía preparada de casa.

Tenéis un sí tan grande como vosotros.

Muchas gracias. ¡Muy bien!

(APLAUSOS Y OVACIÓN) Tenemos dos síes, significa...

¿Sabéis lo que significa? Con el micro, ¿qué significa?

¿Con dos síes qué hacemos?

Para arriba, ¿no? ¡Para arriba!

¡Muy bien! Acceded a la Galería, por favor.

(APLAUSOS) A ese palco de la Galería

de los Insuperables.

Hemos empezado fuerte en este programa, ¿eh?

Con ritmo, con mucha emoción...

Ay, el siguiente concursante dedica 23 horas diarias a la magia,

la otra hora la pasa regateando el precio de los 2000 tenedores,

sí, 2000 que compra cada trimestre.

¡Él es Daniel Collado!

Estudié Ingeniería Industrial y, a falta de dos asignaturas,

la dejé, no me había feliz.

A día de hoy, me alegro mucho de haber tomado esa decisión.

Creo que te enamoras de la magia en el momento

en que haces magia a alguien y ves ese brillo en la mirada.

Yo hago magia con tenedores desde 2005,

como los doblo, los destrozo, entonces, pues, al año,

puedo comprar y destruir cerca de unos 10 000 tenedores.

A mí me gusta mezclar la magia con matices

de inteligencia emocional o con frases célebres o poemas,

algo para que la gente reflexione.

Hay una frase que me ha acompañado desde...

Desde que decidí dedicarme a la magia

que dice: "Si vas a intentarlo,

ve hasta el final, de lo contrario,

no empieces siquiera".

(APLAUSOS) Hola.

(TODOS) Hola. -¿Qué tal?

(TODOS) Muy bien. -Qué guay.

(RISAS) Yo voy a hacer un número de magia,

pero un número de magia distinto, va a ser magia de cerca.

Necesitaré la ayuda de alguien, uno de vosotros,

¿me ayudarías? Ven, que lo veas todo

muy de cerca, ¡te damos un aplauso!

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

Hola. Hola, ¿qué tal?

Pues sí, será un número de magia de cerca

con un elemento que tiene una pequeña historia.

Lo tengo aquí, bueno, ya han dicho algo.

Tiene una historia que empezó con un "es imposible".

Ahí están, tenedores.

Quiero que cojas un par de tenedores, cógelos.

Mira que son de metal, chócalos entre ellos.

Tal cual. ¿Sí? Perfecto, perfecto.

Quiero que me des uno a mí. Este.

Ese, muy bien. El otro, si quieres, lo dejas ahí.

Quiero dejar claro que yo no tengo poderes mentales,

ni nada del estilo pero, si los tuviese,

me gustaría poder hacer algo como esto.

¡Ah!

Y que se doblase.

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

Quiero que toques, claramente está...

¡Pero por el amor de Dios!

Podías elegir cualquier de esos pero fue este.

Sí. Fíjate, quizá no hagan falta

poderes, simplemente, colocarlo encima de la mano,

colocar un dedo encima y, lentamente...

¡Ah!

(VOCES DE ASOMBRO)

(VOCES DE ASOMBRO)

(APLAUSOS)

Que se doble.

(APLAUSOS)

Pero que se dobla bastante, ¿no? Sí, se dobla.

Es cierto, es cierto, que si yo lo hiciese con fuerza,

pues se podría hacer, ¿no? Con mucha fuerza,

es capaz de doblarse, pero no sería ni mágico,

ni bonito, ni elegante, quiero que veáis algo distinto.

¿Me ayudarías? Sí.

Coloca la mano boca arriba. ¿Esta te viene mejor?

Perfecta. Yo te dejo el tenedor encima

de tu mano, tú cierras para que no se te caiga.

Quiero que imagines, durante un instante,

algo imposible que va a ocurrir dentro de tu mano.

Deja... Perfecto. Algo como esto.

¿Lo sentiste?

Yo he sentido una cosa. Algo.

(RISAS) Pero no sé.

Has sentido un imposible que ahora todos van a ver.

Es este.

(VOCES DE ASOMBRO)

(APLAUSOS) ¡Hostia!

No, no... Quiero que compruebes que,

con fuerza, no se puede hacer. ¡Espera un momento!

Llévalo, claro que sí. A ver...

Es que es para verlo de cerca. No, no, es...

¡Toca, toca!

(RISAS)

Ya. Muy bien, muy bien.

Es cierto que, claro, cuando la gente ve este tenedor

y ve esta figura, parece una figura imposible,

la gente sospecha de mis mangas, los magos y las mangas.

Tienes escondidos tenedores en las mangas o algo así.

Ese lo tenía yo en la mano. Ni en las mangas ni en las manos.

Solo con este gesto, quizás, fíjate...

Cómo el tenedor... ¡Venga ya, hombre!

(VOCES DE ASOMBRO) (RÍE)

Se dobla.

(APLAUSOS)

La diferencia, ¿no? Entre el antes y el después.

Hay una cosa que no me gusta, no has tocado ningún tenedor

es un momento bonito ese. ¿Yo?

Sí, tú. Yo es que no sé.

Lo vas a hacer. Ah, vale.

Lo harás porque puedes. Ah, vale.

Yo empecé en plan "no, no se puede, es imposible".

Y quizás solamente necesites que alguien te enseñe primero,

que te dé esa confianza de decir: "quizá yo,

doblando así, pueda hacerlo". Pero solo con un dedo

vas a ser capaz de doblar el tenedor.

Ya. Pon el dedo así.

¿Estás seguro? Completamente.

Pon el dedo y te imaginas que el tenedor está blando.

Lentamente, lo colocas encima y aprieta despacio.

(RÍE)

Quizá tocando sea fácil, ¿pero y sin tocar?

(VOCES DE ASOMBRO)

¿Y si fuese cuestión de trabajo,

de ensayo...?

(VOCES DE ASOMBRO)

Ahí está. Entonces,

y solo entonces,

podrás hacerlo.

(VOCES DE ASOMBRO)

(APLAUSO)

Quiero que te lo quedes de recuerdo.

¡Por favor! Sí, sí, sí.

¡Me encanta, dame un beso!

Gracias por ayudarme y...

¡Gracias! Para ti, de recuerdo.

Como hago magia de cerca, noto las reacciones de la gente

que tengo cerquita, entonces, eso sí que lo he visto,

sobre todo en Ana, que la tenía al lado

porque, realmente, lo que ha dicho de...

El momento en el que miraba y la cara de "ostras".

Esa es la cara de la que yo me enamoré.

Esa cara, ese brillo, volver a ser niños pequeños

y "no entiendo esto, qué bonito", ¿no?

Daniel... Hola.

Viendo lo que haces con la cubertería,

yo creo que tus amigos no deben invitarte

a sus casas a cenar, ¿no? Es un handicap, sí.

Es un handicap porque dejas toda la cubertería

un poco hecha polvo. Pero a veces lo piden.

Dicen: "Oye, mira...". Tienes que ser la sensación

de las cenas o de las comidas. Es divertido, es divertido.

Vamos a ver qué opinan, Pitingo.

Estoy... Estoy ahora mismo... Estabas mirando el tenedor,

lo está examinando. Intentando encontrar algo,

pero no... No, no, no, es un tenedor,

vamos, de toda la vida.

Cuánto... Una pregunta, ¿cuánto gastas en tenedores?

(RISAS) Dinero, ¿eh? No la cantidad,

dinero, me gusta saber el dinero. Pues...

Un pico, un pico, porque date cuenta

que en ensayos, en práctica,

se va mucho, entonces, doblas unos, yo qué sé...

Unos 50 al día, aproximadamente,

cuando estás ensayando, porque estropeas dos

cada vez que lo haces, con 20 veces que ensayes, ya, 40.

O sea, que los 30 000 euros... No estarían nada mal.

Santiago. Pues, eh...

Me ha gustado mucho, además, lo que dices tú de que

no eres mago, porque para mago ya está Gandalf o Merlín.

Tú eres ilusionista, es verdad, porque creas ilusiones,

es como... Además, es como Uri Geller pero tú,

en vez de cucharas, tenedores. Él decía que era mentalista,

pero es lo mismo ilusionista, estafador, o sea,

gente que te engaña, de alguna forma.

Me has engañado completamente.

Te acaba de llamar estafador con un arte.

(APLAUSOS) Santiago hace estas cosas,

te lo dice de tal manera que las encajas bien, muy bien.

Sí, Carolina, sé que es un truco, pero es que no tengo

ni la menor idea de cómo lo ha hecho,

es lo bonito del ilusionismo. De hecho, dicen que los magos

somos estafadores, mentirosos, pero creo que somos

los más sinceros del mundo porque decimos que vamos a mentir,

y lo hacemos. Eso es verdad, ¿no?

Yo me considero ilusionista por eso, porque genero ilusiones.

Eso no quita que la magia, porque para mí ocurre,

pero no la hago yo. La magia no ocurre entre mis manos,

ocurre en la mente de cada espectador.

Yo soy el ilusionista que hace que la gente

viva magia en su cabeza.

Bueno, Daniel, eh, yo...

He leído que quisiste ser mago después de hacerle un truco

a un anciano de 95 años y ve el brillo en sus ojos

de un niño de 10. Sí.

Bueno, pues yo tengo 41 años y me has hecho sentir pequeña,

y eso me ha gustado mucho.

(APLAUSOS) Gracias.

Vivimos muy rápido, entonces, como vivimos tan rápido,

no hacemos lo que los niños, los niños están

y se olvidan del tiempo, se olvidan de todo,

y solo disfrutan de ese instante, es lo que nos falte.

Cuando alguien te dice que le has hecho sentir

como a un niño pequeño, es como que, de repente,

los problemas se fueron y te quedaste con ese instante.

Entonces, eso es muy bonito.

(APLAUSOS) Vamos a ver cómo se refleja

en las votaciones.

Pitingo. Bueno...

Soy bastante exigente porque he visto mucha magia,

ilusionistas, ¿no?

Eh, pero, bueno, de momento, para mí eres un Insuperable.

Te digo un sí. Gracias.

(APLAUSOS) Hemos empezado con un sí,

pinta bien. Santiago.

Santiago está con el... Sí, estoy todavía con el tenedor,

no sé si rascarme la espalda con él...

La verdad es que... ¿Qué te voy a decir?

Has conseguido el objetivo, tu número es divertido

y entretenido, queda un sitio libre ahí,

¿cómo voy a decir que no? Yo te digo que sí.

(APLAUSOS) Pues ya has conquistado

a dos de tres. Vamos con la votación

también de Ana. Te lo mereces de todas, todas,

así que, claro que sí.

Pues con un pleno, entonces,

(APLAUSOS) puedes acceder a la Galería

de los Insuperables, a ese palco. Orgulloso por haber podido hacer

lo que te gusta, pero lo de Insuperable

me parece una palabra tan grande, que, uf...

Da un poco de miedo, ¿no?

Es que he visto a los compañeros y son tan buenos todos,

dices: "Ahora saldrán este, este y este y lo harán genial

y van a decirle que sí, cómo va a pasar...".

-A mí me gustaría cantar como Camarón,

pero a Camarón no le supera ni Dios.

Quiero ser cantante porque

me encanta. Me gusta mucho el flamenco,

pero quiero intentar ser yo mismo.

Quiero sacar discos después del programa, pero...

Pero que el guitarrista componga las canciones.

En casa soy muy malo,

lo reconozco.

Siempre la lío. Bueno, y también

le contesto a mi madre.

Corta, corta. Esto no lo envíes, ¿eh?

Soy un pequeño rebelde, pero aquí me voy a portar bien.

O lo intentaré.

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

Hola, Lucas.

¿Cómo estás? (TÍMIDO) Bien, bien.

¡Uh...! ¿Cómo que "bien, bien"?

¿Así de bajito?

Bueno... ¿Estás nervioso?

Un poquito. Un poquito, es normal,

es lo que tienen los escenarios, que nos ponen nerviosos.

A mí también, y a Santiago, y a Pitingo, a todos.

A mí no. A Santiago no, porque es

un desvergonzando, pero un poco sí.

Oye, ¿y le vas a dedicar a alguien la canción que vas a cantar?

A mis abuelos, eh, en pan "descance"...

En paz descanse. (TODOS) ¡Oh...!

A...

(APLAUSOS)

A mis amigos del cole que me han apoyado mucho.

¿Cómo se llama tu mejor amigo del cole?

Carla, es una amiga.

¡Ole, tú sí que sabes!

(APLAUSOS)

Tú sí que sabes.

Mándales un beso, aprovecha y mándale un beso

a toda tu clase, te van a querer mucho.

¡Ole!

(APLAUSOS)

(MÚSICA DE GUITARRA)

#Limpiaba el agua del río

#como la estrella de la mañana.

#Limpiaba el cariño mío

#al manantial de tu fuente y clara...#

(TODOS) ¡Ole! #Como el agua...

#Como el agua...

#Como el agua...

#Como el agua clara

#que baja del monte.

#Y así quiero verte

#de día y de noche.

#Como el agua...

#Como el agua...

#Como el agua...

#Yo te eché mi brazo a los hombros.

#El brillo de luz de Luna

#iluminaba en tus ojos...

#¡Oh...!

#De ti deseo y a ti todo el calor,

#para ti mi cuerpo si lo quieres tú,

#el fuego en la sangre nos corre a los dos.

#Como el agua...

#Como el agua...

#Como el agua...

#Si tus ojillos fueran

#aceitunitas verdes,

#toda la noche estaría muele que muele,

#muele que muele...

#Toda la noche estaría muele que muele,

#muele que muele, muele que muele...

(OVACIÓN) #Como el agua...

#Como el agua...

#Como el agua...

#Ay, como el agua...

#Como el agua...

#Como el agua...#

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

Mientras cantaba pensaba en mis abuelos en paz descansen.

Pero, Lucas,

te ayudo a salir de aquí. (PÚBLICO) ¡Insuperable,

Insuperable...! Ven conmigo, coge el micro.

Yo te doy este, mira, yo te doy este, te lo doy.

Mira, me ha dado una ternura...

Me ha dado una ternura porque no te llegaban

los pies al suelo y lo grande que eres como artista.

¿Te lo has pasado bien? Sí, sí.

¿Has disfrutado cantando? Mucho.

Mucho, ¿eh? Se ha notado.

Vamos a ver qué opina Ana.

Pues Ana opina que da... Que da mucho calorcito

en el corazón escucharte cantar,

que me parece que es el inicio de una carrera que puede ser

preciosa y muy brillante,

aunque sabes que te falta mucho por trabajar,

porque la voz cambie, por un montón de cosas,

pero, desde luego, como inicio es estupendo escucharte, Lucas.

Gracias. ¡Qué bien!

(APLAUSOS) Pitingo.

Mira, te tengo que felicitar

porque, con tu edad, normalmente,

yo he escuchado a muchos niños cantar, yo cantaba con tu edad,

pero yo no me atrevía a cantar ni delante de mis padres

ni de la gente, y...

Y... Admiro, ¿no?

Eso que acabas de hacer de ponerte delante de todo el público

y cantar. Por supuesto, te queda...

Te queda mucho, muchísimo.

Ya cantas muy bonito, afinas muy bien.

A mí, quizás parezca duro, pero no me sorprende tanto

porque he visto a muchos niños cantar a lo largo de mi vida,

muchos niños, incluso con dos años, tres años.

Mi hijo Manuel empezó a cantar con un año y medio pero, aún así,

yo a mi hijo, ahora tiene tres, y le digo:

"Tienes que escuchar mucho". y si veo que se va de ritmo, digo:

"Manuel, esto no está bien". No porque tenga tres años

le digo que todo está bien, al revés.

Entonces, tú tienes que seguir así, porque te va a ir genial,

has visto cómo se puso el público y eso es maravilloso.

Gracias. Dice que admira lo que has hecho.

(APLAUSOS) Quédate, eso lo vamos a guardar.

Santiago.

A mí me ha gustado mucho, la verdad,

y, sobre todo, eso, pensar que eres tan pequeño

o tan jovencito,

y las cámaras y el público no te han importado,

tú has hecho tú tema, lo has bordado.

Mi valoración es muy positiva, pero mi voto va a ser

el que te dé Pitingo que es el que entiende.

O sea, lo dejo en sus manos.

(APLAUSOS) Bueno, vamos a ver, entonces,

qué votará luego Pitingo. Llum.

Un momento, ¿qué podemos hacer para acabarles de convencer?

Porque eres muy chiquinino. (RÍE) Muy chiquinino.

Es chiquinino, es chiquinino, faltaría que fueras un pino

con ocho años, entonces, apaga y vámonos.

¿Tú qué versiones tienes de...? Sé que versionas...

¿A Nino Bravo puede ser?

-Sí.

-¿Le damos ahí un poquito? -Venga.

-¿Tú nos acompañas, Lucas? Venga.

(APLAUSOS Y OVACIÓN) Ah, ¿que te sientas?

Ah, que te pones ahí, vale. Que se va a sentar.

Ah, vale, me pongo a un lado entonces.

Pensaba que lo haría delante.

Sí.

Yo te apoyo, yo te apoyo.

Lucas, ten en cuenta que si canta Llum,

el voto puede irse a... Yo canto de lejos,

lo que yo cante no vale, perro.

(RISAS)

#De por qué te estoy queriendo

#no me pidas la razón.#

-Ahí está, ahí está.

#Pues yo mismo no me entiendo

#con mi propio corazón.

#Al llegar la madrugada

#mi canción desesperada

#te dará la explicación.

#Te quiero, vida mía.

(OVACIÓN) #Te quiero, noche y día,

#no he querido nunca así.

#Te quiero con ternura,

#con miedo y con locura,

#solo vivo para ti.

#Yo te seré siempre fiel...#

-¡Ahí vamos, venga! #Y para quiero en flor

#ese clavel de tu piel y de tu amor.

#Mi voz igual que un niño

#te pide con cariño

#ay, ven aquí y abrázame.

#Porque te quiero,

#te quiero, te quiero,

#te quiero, te quiero, te quiero

#y hasta el fin

#yo te querré...#

(APLAUSOS Y OVACIÓN) -¡Ole que ole!

-Me ha gustado mucho el cariño del público

porque me ha dado fuerzas.

-Yo lo siento. No, no muy bien.

Muy bien, Llum. Os traigo a gente muy buena.

yo os estoy trayendo a gente muy buena,

o sea, sé que sois muy listos, veis muchas cosas, pero...

(RÍE) Ajá.

No digo más. No digas más.

Vamos a resolver esto, a ver qué pasa.

Santiago, tu votación. Pues, ya te digo,

si hubieras cantado esto te digo que sí,

pero como has cantado un tema tan emblemático, además,

de Camarón, yo lo que diga Pitingo.

(RISAS) Niégate.

Bueno, Santiago, esto es hacer un poco de trampa, pero bueno.

¿Pero quién sabe más aquí de flamenco?

Yo no digo nada. No voy a decir lo que Llum,

que no tiene ni idea de nada. ¿Que no sé nada?

Vamos, de lo tuyo, que no sabemos qué es.

Sé muchísimo de muchas cosas. Llevamos dos,

a la tercera te quedas sin premio. Vale, me voy a portar tan bien...

Se está portando fenomenal, pero si lo tengo, mira...

Hoy no se está metiendo contigo. Claro, le viene muy bien

que venga yo. Le viene muy bien que venga yo.

Pitingo, ven, ponte aquí conmigo. Toma el micro.

Bueno, Luquitas, lo que tienes que hacer,

que eres un fenómeno... (TOSE)

Es estudiar mucho,

aprender mucho para llegar a ser...

Sobre todo, personal, estudiar a muchos cantaores

para llegar a la conclusión de qué manera quieres cantar,

no imitar a nadie y...

De verdad, por ti lo hago, ¿eh? Porque tiene que ser así,

por mí, por mi carrera, por lo que he vivido,

tengo que decirte que no, lo siento mucho.

Bueno, no pasa nada,

todavía tenemos dos más. Es más, por la mecánica

del programa, has tenido la mala suerte

de que han venido tres antes que están ahí,

si no, te habríamos subido, ya te bajaría alguien.

¿A quién bajamos de estos? O sea, sería un doble conflicto.

Yo, por eso, como soy ratilla, he dicho: "Lo que diga Pitingo".

Para que luego no me digas, por lo tanto,

tu voto es... ¿No ha quedado claro?

Sí, pero necesito que lo digas. Lucas, no.

Hay que ser... ¡Ahí! Vale, hay que decirlo.

(APLAUSOS) No hay que dejar que se intuya,

hay que decirlo. Una cosa, un momento, Carolina...

Un momento, es que se ha quedado Ana Milán con cara de limón,

vete a darle un beso y un achuchón, es buena gente,

lo que pasa es que le han maquillado así, ¿sabes?

Siéntate aquí conmigo, que vamos a hablar tú y yo.

Vamos a hablar tú y yo...

¿Puede venir tu madre y que se ponga aquí?

(RISAS) Vengo yo, ¿quieres que venga yo?

(RISAS) Siéntate aquí.

Escúchame una cosa. Canta muy bien.

Vamos a hacer un trato. Tienes mucho ritmo.

Vamos a hacer un trato,

como a mí me toca votar... Y ya el voto no vale para nada.

(RISAS) Pues ya se enrolla y te da un sí.

Esto va así, si es que esto va así.

¿Lo callas tú o lo callo yo?

¿Yo? Pues espérate un momento, mira.

Vente aquí, vente, vente. Efectivamente, muy bien,

Santiago, vete a ver a esta señora que te quería dar un beso.

Vamos a hacer un trato: Prométeme

que vas a hacer caso a lo que te ha dicho Pitingo,

que vas a escuchar a otros cantaores,

que vas a seguir trabajando,

que nos vemos en el siguiente

y yo, a cambio, te doy un sí. ¿Trato?

¿Sí? Pues trato hecho

(APLAUSOS) Pobrecito.

Lucas, cariño. ¡Un aplauso a esta madre

que ha criado a este hijo tan majo!

No, no me he enfadado con el jurado

porque he entendido

lo que me ha dicho.

(APLAUSOS)

¡Bravo!

Bueno, la primera vez que vi aros fue en mi ciudad,

a una chica muy linda que hacía algo muy bonito,

muy onírico y yo no sabía ni qué era eso, pero yo sentí así:

"¡Ah...! Tengo que hacer eso".

(RÍE)

Con el aro me siento como si estuviera cabalgando

en el aire, y me siento fuerte junto a él.

Es decir, para mí el aro no es un elemento, es un compañero.

Espera, que me emociono. ¡Ah...!

(RÍE) Tengo que confesar que soy

muy enamoradiza.

(RÍE)

¿Qué digo ahora? Bueno, me gustan mucho

las pieles de tez gitana y cuando me enteré que Pitingo

estaba en el jurado pensé: "A lo mejor me enamoro".

Sí, a lo mejor me enamoro. (RÍE)

(APLAUSOS)

(MÚSICA ÉPICA)

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

(MÚSICA ÉPICA)

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

(MÚSICA ÉPICA)

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

La actuación a mí me ha gustado mucho

y, la verdad, que la tele es un monstruo que impresiona.

Me ha gustado superar un momento personal.

Con eso estoy muy feliz.

(APLAUSOS)

Qué manera de bajar de un escenario, ¿no?

Qué elegancia. Oye, me han dicho

que tenías un poquito de miedo de enamorarte de Pitingo.

¡Ay! Que parece ser que te gusta mucho.

¿Sí? Yo no sé si esto

se lo has dedicado a él, si estabas, incluso,

inspirándote en él para hacerlo. Pitingo...

¿Qué? Por favor, ven.

Hombre, pero... ¡Ay, no...!

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

Hombre, es que a mí no me puedes decir

que tienes miedo de enamorarte de alguien,

lo vamos a tener delante... Hola.

¿No queréis darnos esta imagen de los dos sentados en el aro?

¿En el aro? Un poquito...

Sí. Vamos a... Venga, Pitingo.

Van a parecer dos periquitos.

(RISAS) Aquí se pueden cumplir

las ilusiones de la gente. ¿Cuántas veces has soñado

este momento? ¿Lo has soñado? Alguna vez.

Alguna vez, ¿y estabas sentadita con él, música...?

Poned un colchón debajo, ¿no?

Explícale cómo se tendría que sentar.

A ver... ¿Ponemos alguna imagen bonita?

Aquí un toque romántico. Una foto de Llum Barrera.

Fácil, ¿verdad? ¿Pero lo vas a subir para arriba?

Si se baja un poquito más esto sería más fácil.

¿Me quito esto o no? No, Pitingo, eso es muy romántico.

(RISAS) Déjalo por si hay que agarrarse.

Pareces el Principito con eso.

Ponemos los culitos cerca.

¿Los culitos? "Ponemos los culitos cerca",

le ha dicho. Ponte el micro, o no te oirán.

Los huesitos por fuera, ¿así?

Ahí. -Gemma, ahora tienes que decir...

Bueno, hemos puesto la Luna, ¡mira la luna, Llum!

-¡La Luna llena! ¿Ponemos un poquito de música

y creamos aquí un momento romántico?

"Me pareció ver un lindo Pitingo". -Me pareció ver un lindo Pitingo.

(TODOS) ¡Oh...! Esto, eh...

(APLAUSOS Y OVACIÓN)

Cuidado, que te caes, Piolín. ¡Cuidado!

Que te vas a caer.

-Bueno, cuando me subí con Pitingo en el aro en "Un mundo ideal"

me ha dado un poco de vergüencita porque pensaba:

"¿De verdad está pasando esto?". Pero, luego, he pensado:

"Es divertido" y con la Luna llena detrás.

Ha sido el mejor acierto, un poco de cuento.

Como el de "Toy story", para estirarlo un poco.

Es bonita la foto desde aquí. Sí, ahora, más fuerte.

No, hija, no, ay, no, no...

(GRITOS Y RISAS) ¡Ay, ay, ay, ay!

(APLAUSOS) ¡Me encanta!

No te caigas. Que me mareo.

Ay, bájalo, bájalo, bájalo.

Ha estado bien.

(RÍE)

Qué momentazo.

(APLAUSOS Y RISA) El pañuelo...

Vamos a ver qué nos tiene que decir Santiago

No valores este momento, ¿eh? No, no, si valoro este momento

iba a ser muy triste.

(RISAS)

Mira, me ha gustado mucho tu número,

pero según van avanzando las ediciones del programa,

hemos tenido un número aéreo

bastante superior al tuyo,

siendo el tuyo impresionante.

Entonces, ese es mi gran problema, que no sé si, realmente,

o sea, me gusta tu número, pero no sé, tenemos ya...

Sí, pero ya te digo, o sea, que piensa lo peor ya.

(RISAS) Hombre...

Por mi parte, vamos, mis compañeros son muy generosos.

Un poquito más, piénsalo, sigue pensándolo más.

Voy a pensar fuertemente. Pitingo.

Tu actitud increíble, todo genial,

tu sonrisa preciosa, muy bonita...

Bueno, vamos empezando... Tu sonrisa preciosa.

Y la verdad, cuando me he visto ahí arriba, sinceramente,

es que hay que tener mucho cuidado,

te pones a dar vueltas a esa altura, uf...

Eso, nada, yo te tengo que felicitar, la verdad.

Luego he leído que llevas poco tiempo, ¿no?

Sí. Pues menos mal.

(RISAS)

Ana. Gemma, has estado estupenda,

eh, aun suscribo todo lo que ha dicho Santiago,

porque es verdad que hemos tenido,

en los programas que llevamos,

algunos números aéreos muy, muy, muy impresionantes

que, evidentemente, llevaban más años de trabajo que tú.

Pero yo también quiero destacar tu actitud y esa sonrisa

que tienes en todo momento del número,

que me parece maravilloso, porque tienes una actitud escénica,

eh, perfecta, ¿no? Así que enhorabuena.

Gracias. Qué bien.

(APLAUSOS) Llum,

¿cómo la has visto?

Yo la he visto fenomenal, me parece dificilísimo subirse

ahí arriba porque. Dime, si te llamo para limpiar

los cristales, que no llego a algunos.

Tú, de repente, si te doy yo a la polea, tú te subes y...

-Mínimo cuatro metros, para que me lo pase bien.

Pensaba que dirías: "Mínimo 4000". Que mi casa no es tan grande.

(RÍE)

(APLAUSOS) Iban a salir caros los cristales.

A mí me ha parecido estupendo, muy Moulin Rouge

ahí arriba subida y todo eso, es maravilloso.

No sé qué números aéreos habéis tenido, pero yo...

Claro, porque no estabas. No, no, o sea...

Yo lo he ido siguiendo, he visto cosas, pero... pero...

Pero no como Gemma, o sea...

(APLAUSOS) Bueno, pues ahí tienes

la opinión de ellos, de la madrina.

Y vamos a ver ahora, en las votaciones,

esas valoraciones en qué se traducen.

Santiago.

Lo que te he dicho, Gemma, me encantas, me ha gustado mucho

tu número y, simplemente, por la razón de que no creo

que en la final tengamos que tener dos números aéreos,

habiendo otro que... Uno en concreto que ha pasado

que es que era muy... Muy top.

También te diría, ¿la música la has elegido tú?

Porque creo que... Que le iría mejor otra música,

esto ya como... O sea, pero, claro, encima

te voy a dar consejitos con el no que te voy a plantar,

(RISAS) pues no... No debo.

Un no, pero que me gustas.

(APLAUSOS) Gracias siempre.

Nos quedan dos votaciones más.

Y, si son dos síes,

podemos acceder a la Galería. Pitingo.

Yo te voy a dar un sí, hombre. Gracias.

Bueno, pues, Ana,

(APLAUSOS) tienes un buen marrón,

en todos los sentidos, porque tienes que decidir

el futuro de ella y, además, de los de la Galería.

Gemma, yo que soy más atrevida, sí me voy a atrever

a darte un consejo, pero desde el cariño más absoluto.

Creo que el diseño del número no te favorece en absoluto, fíjate.

Creo que es un diseño que juega un poco en tu contra

y yo escogería otra música. Y, aunque te voy a dar un no,

espero volver a verte.

(APLAUSOS) Gracias.

Bueno, lo siento, no ha podido ser,

pero te vas con ese momento con Pitingo en el aro

y con este fortísimo aplauso.

Yo no he visto qué otros números aéreos han venido y...

Espero ahora verlos yo y que sean mi inspiración también.

Bueno, pues otra actuación que no ha podido ser,

se está poniendo serio nuestro jurado.

Implacable jurado.

Su objetivo es acercar la cultura urbana y el hip-hop

a todos los públicos, y parece que lo están consiguiendo

porque han tenido espectáculos con más de 25 000 espectadores.

Son los Brodas Bros.

Brodas Bros nace en 2006 y está formado por un núcleo

de dos hermanos y dos hermanas

y, luego, trabajamos pues con músicos

y bailamos hip-hop, danza y cultura urbana.

-Nuestro estilo que define Brodas es hip-hop mediterráneo, ¿no?

Como mediterránea por nuestra energía,

por nuestra sincronización,

por nuestra puesta en escena, muy en equipo.

-Trabajar dos parejas de hermanos

tiene lo bueno y lo malo.

Lo bueno es que hay mucha comunicación

y puedes ser tú mismo sin tapujos.

Y lo malo es que te llevas el trabajo a casa.

Nosotros hacemos hip hop mediterráneo.

Lo hemos compartido por todo el mundo.

Y hoy estamos aquí para demostrar que es insuperable.

(APLAUSOS)

(MÚSICA FUNKY)

(TOCA EL SAXOFÓN)

(SUENAN PALMAS)

(TOCA EL SAXOFÓN)

(TOCA EL SAXOFÓN)

(APLAUSOS)

-Pues la verdad es que la sensación ha sido muy buena.

Hemos sentido mucho equipo. Además, esta calidez

ha salido hacia afuera. Veíamos al jurado sonriente.

Veíamos al público que tenía ganas de disfrutar.

Y eso nos motivaba a dar todo dentro...

Lo que había dentro, lo hemos dado todo.

Bueno, vamos a ver qué valora nuestro jurado. Ana.

Bueno, me lo he pasado fenomenal con vosotros.

Sois buenos. Sois... Rozáis la perfección.

Porque estaba intentando ver en qué momento

no ibais coordinados y no he visto ningún momento.

Con lo cual, o sois perfectos, o estáis muy cerca.

Sois sexys. Sois divertidos.

Os ha gustado lo de sexys, eh.

Cómo mola. Muchas gracias.

Me lo he pasado muy bien. Enhorabuena.

De verdad. Muchísimas gracias.

(APLAUSOS) Además, tienen...

Menos Santiago, todos tienen cara de alegría y de contentos.

Santiago, ¿qué te pasa?

¿Qué te pasa? No. Nada. Estaba pensando

(RISAS) que son sexys parte del grupo.

Soy justo.

No. Creo que este es el tipo de coreografía, efectivamente,

del que podría beneficiarse La Charanga.

Pues sí. Efectivamente. Podríais quedar.

Ahí tiene que haber un "get together".

Efectivamente, me maravilla cuando hay una sincronía

en un espectáculo así, porque es complicado.

Y luego, los movimientos. Sois muy energéticos.

Estáis todo el rato sonriendo. Transmitís buen rollo.

No se me ocurre nada negativo que decir de este número.

Y mira que lo estoy pensando, pero no.

Gracias. Mejor que no se te ocurra

(APLAUSOS) nada negativo.

Pitingo.

Yo te veía contento. Te veía... ¿no?

Superoriginal. Alegre.

Alegre. Me encanta cómo habéis incluido el sexo en directo

en el baile. O sea...

Me ha parecido muy original, muy currado,

porque está muy currado.

Tenéis un ritmazo que no veas.

La cabeza. Todo.

Maravilloso, de verdad. Qué bien.

Gracias. Bueno, no sé qué pasará luego,

pero tenemos muy buena valoración. Llum.

¿Qué opinas? Yo quiero saber una cosa.

¿De dónde sois? -De Barcelona.

(CON ACENTO AMERICANO) Con ese cuadriculado

de movimientos, parecéis sobrinos de Michael todos.

Parece que todo viene de Alemania o Suiza.

Aparte de la chorrada que acabo de hacer,

me gustaría mucho que nos enseñarais a los tres,

a los tres, "everybody". "Everybody", venid aquí, por favor.

(APLAUSOS) ¡Va, Santi! Tío.

Hemos venido a divertirnos. Todo lo que sea

aprender, me parece positivo.

Bueno, entonces, es el momento en que me voy.

O sea, de repente,

un baile robot, haciendo "moonwalk", ¿sería posible?

Me voy con Carolina. Pero, Ana.

¿Yo el robot? ¿Y esa vida de aventuras?

Yo el robot no sé hacer. Prefiero verlo.

Yo tampoco, pero nos van a enseñar.

-A nosotros nos gusta mucho un baile que es el "souldance"

y hay un paso que lo pueden hacer todos.

-Incluso tú, Ana. -Este paso que hace así.

-Ah, guay.

(SUENA "AROUND THE WORLD") Eso es guay.

Me estoy liando.

Me hago pis.

Otro.

¿Y todos tienen estos nombres tan raros?

Pero el chotis es mucho más quietecito.

Vale. Pero... -Esos estaban bien.

¿Lo acabas de oír? Sí.

Ha dicho: "Estos sí están bien".

A nosotros nos gusta mucho hacer participar al público

y a la gente que te ve, para que ellos puedan ver

la dificultad que tienen estos pasos.

Es lo que han dicho, el ritmo.

El lleva todo el ritmo en el cuerpo.

-Bueno, maravilloso. Bueno, un fuerte aplauso

(APLAUSOS) para nuestro jurado.

Gracias, Santiago. Puedes irte haciendo el robot.

Puedes irte haciéndolo.

Hasta la vista.

La próxima la hacemos de robots para ti.

Vale, gracias. Contáis con que va a haber una próxima.

Eso me gusta, que seáis entusiastas.

Vamos a ver las votaciones. Vamos a ver si van tan bien como

las valoraciones. Ana. ¡Sí!

(APLAUSOS) Huy.

Ha sido un sí especial, porque no acostumbra con tanta...

¡Sí! Santiago. Sí.

(APLAUSOS) Bueno.

Bien. Vale. Ahora estoy muy contenta

por vosotros, pero los que están arriba, lo siento,

tenéis un problema.

Porque la galería está llena, los palcos están llenos.

Hay que dejar un palco libre para que ellos puedan subir.

Pitingo, ya sabemos que pasan a la galería,

pero tienes un marrón. Si yo estoy ya

acostumbrado a los marrones ya.

Sí que es verdad, hijo. ¿Verdad?

Dime. Vamos por partes. Dime primero tu voto.

Mi voto es que sí. Claro.

(APLAUSOS) Tu voto es que sí. Vale.

Entonces... Entonces, con este pleno,

con este pleno de síes,

ahora, dame una solución. Si quieres un cambio.

Si quieres un duelo. Si tienes claro

quién debe bajar. ¿Qué hacemos, Pitingo?

Esto es que es de ley. Es una cuestión que tiene

que ser así de ley. Por mí, ganaban todos.

Pero a alguien hay que bajar. Voy a hacer un cambio directo.

O sea, que lo tienes claro. Lo tengo claro.

Un cambio directo. Un cambio directo.

Dime... Bueno, dime, entonces, por quién cambiamos.

¿A quién bajamos de la galería?

Mira, yo quiero que suban ellos y...

Que baje... Y quiero que baje

Daniel Collado.

Lo siento mucho. (TODOS) ¡Oh!

(APLAUSOS) Nuestro ilusionista.

El mago.

A veces se gana y a veces se aprende.

Entonces, oye, es una oportunidad más para aprender,

para saber, para decir que quizás en un espectáculo

de ese estilo tengo que hacer algo más grande.

O, quizás, esto tenga que reservarlo para otras cosas.

A veces se gana y a veces se aprende.

Ha sido Insuperable durante un ratito.

Ha podido disfrutar de estar en la galería.

(APLAUSOS) Pero ahora es vuestro turno

de subir y disfrutar de ese palco

que ha quedado libre. De momento.

Nosotros estamos contentos porque hemos hecho

nuestra actuación al máximo. Estamos contentos con el resultado.

Y, ahora, la noche dirá.

-Cuando decidimos empezar la compañía Duo Acrobatic Pack

ya éramos pareja, ya éramos novios e influyó

porque queríamos estar juntos.

-Estuvimos seis años de pareja.

Y pues, bueno, hace dos años que nos hemos casado.

-Siempre tenerlo a mi lado, para mí es un apoyo muy grande.

-Mezclamos lo que es la fuerza, flexibilidad

y, también, el toque de elegancia, que los dos venimos

del clásico. -Con Duo Acrobatic Pack

hemos conseguido estar dentro de los diez mejores del mundo,

somos los novenos del mundo, de Campeonato de Pole Sport.

-Nunca habíamos estado en un plató de televisión.

Y, bueno, era un reto que venimos aquí a conseguir.

Una forma de que nos vean. Y, bueno, aquí estamos

a intentar ser Insuperables.

(APLAUSOS)

(MÚSICA INSTRUMENTAL)

(APLAUSOS)

(MÚSICA INSTRUMENTAL)

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

(MÚSICA INSTRUMENTAL)

(APLAUSOS)

(MÚSICA INSTRUMENTAL)

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

Pues muy bien, la verdad. -Sí.

-Ha sido todo redondo y muy contentos.

-Sí. Nos hemos sentido muy bien.

Increíble. Mi más sincera enhorabuena.

Yo no sé qué pensarán, luego nos lo contarán.

Venid conmigo. Pero a mí me ha encantado.

Llegáis a entrenar siete días a la semana.

Lo de haceros pareja, era inevitable, entonces, ¿no?

Ya... se toca más. Acércate el micro.

Tocaba, tocaba. Ya tocaba.

¿Cuántas horas cada día? Bueno, dos horitas, más o menos.

Unas dos. Cuesta respirar, eh.

Bueno, Insuperables, no lo sé.

Inseparables, seguro que sí. Esto sí.

Vamos a ver, Ana, ¿qué opinas?

Bueno, yo estoy fascinada. Elisenda, yo no he visto

una sonrisa más eterna que la tuya.

(APLAUSOS) O sea...

Pero, además, la mantienes ahora sin poder respirar.

Te estaba mirando, haciendo unos esfuerzos absolutamente

increíbles y tú continuabas sonriendo.

Y te bajabas y sonreías. Y él te ponía el pié aquí

y tú sonreías.

Y yo estaba fascinada. O sea, eso es una maravilla.

Por otro lado, veros por los aires,

es un privilegio, porque sois perfectos.

Gracias.

¿Cuánto tiempo entrenasteis juntos sin ser pareja?

Me ha picado la curiosidad de maruja. No de otra cosa.

Poco tiempo. Fue rápido. O sea, una semana, dos.

¿Flechazo? (AMBOS) Sí.

(APLAUSOS) ¡Ay, qué bonito!

Bueno, normalmente, nos pasa. Nos piden si somos pareja.

Y si somos pareja, luego indagar un poco más.

No nos importa porque es... es parte de nuestra vida.

A mí me ha puesto muy nervioso el hecho de que sean pareja.

(RISAS) Imagínate si algún día

están enfadados o cabreados.

Es que dependéis el uno del otro.

¿Alguna vez habéis tenido que actuar después de una bronca?

No nos peleamos nunca nosotros. Nunca os peleáis.

Alguna discusión pequeñita tampoco.

No. -Ni eso.

Hay amor. ¿Por qué tienen que pelearse?

Qué compenetración. Qué bonito.

Santiago. Dime.

¿Tú te imaginas a los dos vestidos así,

(RISAS) subiéndonos ahí?

Borra, borra. Oye, aquí no se puede lanzar

la piedra y decir: "¿Te imaginas los dos subidos ahí?"

Pues no. No lo imaginamos. Lo queremos ver.

(APLAUSOS) No, hombre, no.

Es que no se puede lanzar la piedra.

Venga, Santiago. No entiendo la petición.

Que nos subamos ahí, ¿cómo?, ¿con una grúa?

(RISAS) Algo sabréis hacer.

Algo sabrás hacer con esto. Te voy a decir lo que sé hacer.

Que es la primera parte, que es buenísima. Esta. Mira.

(RISAS)

Hasta que empieza. Ahí me quedo ya.

Yo creo que deberíais quitaros los pantalones.

¿A que si van con pantalón no se pega?

Es por eso.

-Hace falta la piel. -¿Ves? Mira.

Yo pierdo mucho, como dice la señora amablemente.

Usted está estupenda, señora, en biquini.

Venga. Ahí. Ahí, lanzando. Haciendo amigos.

Pitingo, como en los pueblos. Hacemos una carrera.

¿Una carrera? Espera. Espérate.

(RISAS) Arriba hay una bolsa de chuches.

Santiago, hijo. Pitingo se ha quitado los zapatos.

Me tendría que quitar los zapatos, calcetines.

Así no vas a subir. Tienes que ponerte un poco más.

¿Me vas a dar tú las instrucciones?

Sí. Lo he visto y he aprendido.

Ellos les dan las instrucciones a Pitingo

y a mí me las da Llum Barrera.

Así cómo voy a subir. Hay niveles.

Eres muy mona, pero lo de trepar... Monísima. Venga, tira.

Pitingo. ¡Venga, va! Vamos.

Aquí.

Bueno. Vamos. Eh, que pueden.

Que pueden. ¡Y Pitingo ha ganado! ¡Pitingo!

(MÚSICA DE CAN CAN)

Ahora hay que bajar. Voy.

Mira Pitingo. Pero baja.

Que no sé bajar. Que no sé bajar.

¿Cómo que no? Déjate caer. Suéltate.

Como los bomberos. Suéltate.

Que no sé bajar.

Un aplauso, por favor.

(APLAUSOS) Tenemos un jurado

que sabe hacer de todo.

Cuando nos los hemos visto subidos, ha sido muy divertido.

Pero lo han hecho muy bien.

A ver, ha ganado Pitingo. No me lo puedo creer.

Pero has subido. Aquí están en muy buena forma.

Os juro que en el colegio, había que subir la cuerda

y era el niño gordo que hacía así.

(RISAS) Bueno, pues todo eso

que has superado. Lo has superado en la vida.

También está mejor que la cuerda,

porque tiene... Porque se pega.

(APLAUSOS) Bueno.

Por lo menos, ya habéis probado lo que es esto.

Y ahora vais a poder valorar... Ahora valoramos el triple.

Sabiendo el esfuerzo y sacrificio. Muchísimas gracias.

(APLAUSOS) Pero no sabéis lo bien

que habéis subido. Como un mono.

Pero me ha ganado Pitingo.

Has subido, que me he quedado alucinada.

Gracias. Bueno, después de esta exhibición,

tenéis que votar.

Santiago. Mira. Antes había pensado

daros un sí. Pero ahora... vamos,

os doy un megasí.

(APLAUSOS) Gracias.

Enhorabuena. Tenemos un sí. Pitingo.

Es... Vamos, lo he notado en mis carnes. Y las manos...

Nada. Os tengo que decir que un sí como una casa.

(APLAUSOS) Bueno.

Muy bien. Ya tenemos dos síes,

con lo cual, tenemos un sitio,

o creo que debemos tener un sitio, en el palco

de la Galería de los Insuperables.

Ana, tu voto y dame una solución. ¿Qué hacemos?

(SUSPIRA) Bueno.

Primero, dame tu voto. Luego buscamos solución.

Mi voto es... ¿Tú crees que podría decir yo un no

a tanto esfuerzo y a esa perfección?

Eso sería, vamos, absolutamente imposible.

Así que el sí lo tenéis de todas, todas.

(APLAUSOS) Gracias.

Tres síes. Y, entonces, Ana ya

empieza a mirar con cara de circunstancias

la galería. Voy a plantear un duelo, Carol.

Un duelo.

Bueno, un duelo entre...

A ver. Yo creo... Hay cara de preocupación.

Vale. Lo tengo claro. La Charanga, que se suban al palo.

(RISAS) Lo tengo claro.

Me gustaría ver un duelo con Aleix y Rubén.

(APLAUSOS) Con Aleix y Rubén. Por favor,

tenéis que abandonar, entonces, momentáneamente,

el palco. Tenéis que venir aquí conmigo.

Estar ahí ya medio tranquilo,

no sé si prefiero un no directo o tener que volver a salir.

Ya te relajas y piensas que no tienes

que volver a salir. Pero a darlo todo.

Os recuerdo que tenéis un minuto para convencer al público,

que es el que va a decidir qué actuación

y qué artista sigue adelante.

¿Alguna duda? No.

Pues que empiece el duelo.

Yo creo que su punto fuerte es la puesta en escena, ¿no?

-Hemos preparado una zona de giratoria

y un final espectacular. -Me va a tocar dejar

mi integridad en sus manos.

-Son muy buenos. Y, realmente, son unos compañeros

y rivales muy fuertes. -Lo vemos difícil.

-Sabes que no vas a fallar, que no se puede,

porque está en riesgo otra persona.

-Esperemos que al público le guste y nos vote.

(MÚSICA TECHNO)

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

-Creo que ha salido bastante bien.

Los trucos han salido bien. Lo hemos cuadrado con la música.

Creo que tenemos una buena sensación

y a ver qué le ha parecido al público.

(MÚSICA INSTRUMENTAL)

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

-Sí. Realmente, hemos hecho todo lo que teníamos marcado

en el ensayo. Bueno, además, redondo. Ha sido perfecto.

(APLAUSOS)

Un duelo difícil.

Y la decisión está en manos del público.

Si queréis que el artista que se quede

sean Aleix y Rubén,

tenéis que pulsar el botón rojo.

Si queréis que sea Duo Acrobatic Pack,

el botón azul.

Podéis votar.

El público ha votado.

Ya tenemos el resultado.

El artista que debe ocupar

el palco en la Galería de los Insuperables es...

Duo Acrobatic Pack

(APLAUSOS)

Enhorabuena. Lo sentimos.

Si nos tenían que ganar, que fueran ellos.

Tenían un nivel impresionante.

No podemos competir contra una pareja

que entrena tanto y están compenetrados.

Y a vosotros, enhorabuena. Corred, por favor.

Subid a vuestro sitio. Al palco de los Insuperables.

Y ocupad, para que esa galería vuelva a estar al completo.

Bueno, ha sido... Esta sensación ha sido bárbara.

Ha sido un subidón de energía. -Los pelitos de punta.

Santiago, estate especialmente atento,

porque nuestro siguiente artista

quiere que le produzcas el tema

con el que se presenta al concurso.

Así que, atención. Él es King Parody.

Estaba un día viendo la película "King Kong"

y digo: "¿Qué nombre me pongo yo artísticamente?"

King paro... Estaba medio en paro,

haciéndose de día. Digo: "King Parodia".

Por si hago una gira mundial, le quito la A

y lo dejamos en King Parody.

Mi estilo, pues showman.

Yo hablo de chorizos. ¿Habrá algo más rico

que los chorizos de nuestra España?

La canción que vais a escuchar tiene una letra

muy ingeniosa

y con doble sentido.

Lo ideal para mí es que alguien se fijara en mí

y que alguien me produjera esta canción.

Espero que vengáis con hambre,

porque aquí hay chorizo para todos.

(APLAUSOS)

#Desde el centro de mi España,

hasta en Rusia y en Japón,

los chorizos de mi tierra

#tienen fama y tradición.#

#Los tenemos por regiones.#

#Y por denominación.#

#Gordos, flacos, estirados.#

#Cortos, largos, enrollados.#

#Pero todos ricos son.#

#Los chorizos de mi España,

#hay que ver qué ricos son.#

#Rellenamos sus tripitas

#de todito lo mejor.#

#Bien pringados con especies.#

#Buena pinta y buen color.#

#Así son nuestros chorizos, forraditos y muy ricos.#

#De una clase superior.#

#Para hacer buenos chorizos,

#lo primero y primordial.#

#Elegimos los cerditos

#a los que hay que alimentar.#

#Los dejamos a su aire,

#en su estatus natural.#

#El cerdo...#

Bueno, yo, en principio, no sabía por qué se iba.

No me he fijado yo de qué iba a accionar.

Digo: "Le habrá ocurrido alguna contingencia".

Y luego, cuando he visto, ¡plaf!,

me he quedado así, pasmado.

Atención, porque Santiago

ha accionado el interruptor.

Sí. Manuel, ¿tú has visto las películas del Oeste?

Cuando se rompe una pata un caballo

(RISAS) y lo matan por lástima.

Te quiero decir, no es que me estuviera

disgustando la actuación.

De hecho, me ha gustado que te hayas traído la cena.

(RISAS) Pero es que date cuenta

que, no cantando mal, no cantas bien.

(RISAS) Y no es que seas mal letrista,

pero bueno... bueno, bueno...

Tendrás a lo mejor otras letras, quizás, pero esta que habla

de la charcutería y tal...

Ni siquiera el tono irónico está muy conseguido.

Viendo la galería que tenemos,

digo: "¿Este pobre hombre qué hará aquí?

Aguantar valoraciones, le diremos que no.

Si decimos que sí, se tiene que batir en duelo

y le tienen que ganar. Es mejor,

Manuel, que regentas un bar en Barcelona, que hagas publicidad,

digas el nombre y te vayas a tu casa.

(RISAS Y APLAUSOS) Gracias.

Quizás se van a cachondear un poco de mí

cuando vaya yo a mi negocio.

Los clientes, ¿no?

Pero, bueno. Pero, bueno, les tenía

que invitar a todos si ganaba y así me ahorro una invitación.

Es que ni siquiera eres muy friki. Se te ve una persona seria.

Si no, serías insuperable en el frikismo.

Y mira que me gusta un friki más que...

Y yo creía que era friki. Tienes tu punto, eh, Manuel.

Tampoco te vayas tan tranquilo.

Gracias por venir, por acompañarnos.

Un aplauso, por favor. Hemos pasado un buen rato.

(APLAUSOS) Te llevas el aplauso del público.

Muchísimas gracias. Gracias.

El público yo creo que se lo estaba pasando bien.

Y es eso, a mí me ha extrañado que, al menos,

me hubieran dejado que se acabara la canción.

No sé, porque había un ambiente festivo.

-Pero tú eres un rancio, hombre.

Cuando viene algo así, alegre, vas y le das al interruptor.

Estaba yo bailando con mi amigo, ese señor.

Entiendo que como hace mucho que no arrima la cebolleta,

(RISAS) estaba feliz.

Por mí lo dirás. Por mí lo dirás.

(APLAUSOS)

Me meo.

Así es muy difícil seguir. Perdóneme, caballero,

que le he quitado la diversión. A ver.

Vamos a centrarnos un poquito, por favor.

Sigamos con este programa, que es una cosa seria, hombre.

Vamos a seguir, que esto es una cosa seria.

Atención, porque el siguiente concursante está muy unido

a uno de los miembros de nuestro jurado.

Al menos, en su nombre artístico. Él es Luitingo.

#Como hace mi romero.#

#A mí me conocen poco, pero yo como Luitingo,

#¡ay!, el escenario me como.#

#Me como. Me como. Me como.#

Luitingo es una persona hiperactiva, improvisada,

una persona que lo mismo te dice blanco

y a los dos minutos es rojo. Vuelve loca a la gente.

No tengo nada mío. Me gusta compartirlo todo.

Soy muy familiar, muy padrero.

El nombre artístico no me lo puse yo, realmente.

Siempre estoy con el cachondeo, imitando y gastando bromas.

Dio la casualidad que estaba peinado como Pitingo

y me vestí como él en el disco de "Soulería", así.

La gente me grabó y yo cantando el tema suyo de: "Cu, cu, cu".

Claro. Lo pusieron en el YouTube.

"Con todos ustedes, Luitingo". Luitingo, Luitingo.

Luitingo lleva ya cerca de siete años.

(APLAUSOS)

Buenas noches.

Luitingo. Luitingo.

Qué arte. ¿Sabes que te puede denunciar

Pitingo? Espero que no le moleste.

No, hombre. No. ¿Cómo le voy a denunciar?

Me hace gracia. Luitingo es un cachondo.

"No me lo puse yo. Simplemente, me lo quedé".

Hay muy poca gente que lo sabe, pero él

y yo teneos algo en común. ¿Y qué es?

Somos los dos igual de presumidos.

Pitingo significa presumido. Eso es. Es verdad. ¡Olé!

(APLAUSOS)

Pero... tú cantas, ¿no? Canto y toco la guitarra flamenca.

Pues cuando te apetezca, te escuchamos.

Muchas gracias. ¡Olé!

(APLAUSOS)

#¡Ay!#

#Al alba.#

#Te marchaste al alba.#

#Llenaste mi cuerpo con el fuego de tu amor.#

#Y te fuiste al alba.#

#Y al alba.#

#Al alba.#

#Tú te marchaste al alba.#

#Y un sueño de amor entre tú y yo

#terminaría.#

#Guardará el secreto

#que tú conmigo compartías.#

#Que te marchaste al alba.#

#Tú te marchaste un día.#

(APLAUSOS) #Sueños de amor.#

#Sueños de amor. Sueños de amor.#

#Ay, de amor y sangre.#

#Y no sé por qué me buscas la muerte.#

#Por amiga, por amante.#

#Sueños de amor. Sueños de amor.#

#Sueños de amor.#

#Ay, de amor y sangre.#

#No sé por qué me buscas la muerte.#

#Amor amiga.#

#Amor amante.#

(APLAUSOS)

Bien. Yo pienso que he dado todo lo que he podido.

Siempre se tienen muchos nervios en un escenario.

Y más, delante del jurado en el que estaba.

Pero es importante la conexión con el público.

Yo he intentado hacer todo lo bien que he podido.

Que haya gustado o no, no puedo hacer nada.

Vamos con las valoraciones. Santiago.

A mí, José Luis, me has transmitido muy buen rollo.

O sea, es un tío muy simpático.

Tu sonrisa es contagiosa. Eso es muy positivo.

Pero... creo que no te puedes llamar Luitingo.

O sea, que te puedes llamar como te dé la gana.

Pero pareces la marca blanca de Pitingo.

Es como un señor gordito que quiere cantar copla

y dice: "Me voy a llamar Filete". Como que no...

(APLAUSOS) Lo digo en serio.

¿Tú no has visto...? Hay ropa de esa,

merchandising pirata, dicen: "Los Winson".

Y son unos muñecos amarillos.

Creo que eso te perjudica un poco.

Si hacen una película de un detective

borracho que se llama Porrente, yo me mosquearía también.

Yo creo que el nombre es importante.

Y creo que no te puedes llamar Luitingo.

Es lo que pienso. Yo no tengo culpa

de que me pongan un nombre y lo cuelguen en Internet.

Ahora todos: "Luitingo, Luitingo".

Es conocido en todos lados. He ido a cantar a Ceuta,

a Barcelona, a Madrid, a Portugal, a muchos sitios.

No tengo culpa que me pongan ese nombre.

Porque me lo haya dicho Santiago Segura,

no me voy a cambiar el nombre.

Yo, por ejemplo, el maestro es el maestro.

Si él te pide que te lo quites, te lo quitas.

Si me lo pide, parto la guitarra,

si hace falta. No, hombre.

Eso es poderío. Vamos a ver qué tiene

que decir Pitingo. A mí, sinceramente,

no me molesta. Faltaría más

que me molestase que se ha puesto Luitingo.

Es desde la admiración, clarísimamente.

Yo... tengo una duda y, ahora,

hablando ya profesionalmente.

Tengo un problema con los tonos tuyos de la guitarra

y tu voz. No sé. Hay veces que estás afinado,

pero hay veces que me despisto porque la guitarra

estás dando otras tonalidades.

O sea, es decir, no está yendo con la voz.

Entonces, no sé si es la guitarra o eres tú.

¿Yo puedo hacer una cosa, si me permites?

Simplemente, para convencerme yo.

A mí me gusta el metal de tu voz,

pero necesito escuchar. ¿Me dejas la guitarra?

¿La guitarra? Toma. Está barata.

Sí. Pero estoy enganchado aquí.

Soy un mulo ahora mismo. Ah, estás enganchado.

No te preocupes. Hazme un poco por bulerías,

a tono. Está afinada, ¿no? Sí.

(TOCA LA GUITARRA) Venga.

¿Quieres que te cante por bulerías? (QUEJIDO FLAMENCO)

#¡Ay, dime, dime, dime!#

#¡Ay, dime, dime, dime!#

#¿Quién te rizó el pelo?#

#Dime.#

#¿Quién te ha hablado de noche? Dime.#

#¿Quién te ha hablado de noche?#

#Ahí, de ladito de terciopelo.#

#¿En qué cabecita cabe que yo vaya en busca tuya

#con lo poquito que vales?#

(APLAUSOS) ¡Olé!

Un aplauso al maestro.

Maestro tú. Encantado, maestro, de verdad.

Estoy flipando.

Cuando tú ya estás desde dentro, el sonido no se escucha igual

que se puede escuchar fuera. Crees que lo haces

de una manera y lo estás haciendo de otra. Los nervios.

Aunque no salga, pero te tiembla la mano.

Ya la garganta se seca, se resecan los labios.

Es más complicado todo. Pero, bueno, creo

que dentro de lo que he podido hacer,

lo he hecho, más o menos, medio qué.

Ana, ¿qué tienes que decirnos?

¿Qué tengo que decir? Pues tengo que decir

que me parece que tienes un talento,

una personalidad, una simpatía

y un rollito, que puedes tocar el cielo.

Pero creo que te tendrás que poner

de puntillas. Me parece que te falta

un punto de empujar.

¿Sabes? Un punto...

Que no está hecho todo. Llum.

Yo creo que hace falta el chalé adosado aquí,

(APLAUSOS) porque hace falta un chalé adosado.

Porque ahora, si me dices que el muchacho no sube...

A ver, estos muchachos tocan. Les hará falta una voz.

Estos muchachos mejor no te metas ahí en medio,

porque te dan una patada que te matan.

Elisenda y el compañero... Y estos otros también

tienen un rollo distinto al tuyo.

No hay nadie que cante. José Luis hace falta.

¿Qué pasa? Que le hace falta un guitarrista.

Se le pone un guitarrista. Ya está.

Será por guitarristas. Bueno, vamos a ver.

(APLAUSOS) Yo creo que sí.

Tiene que estar. -Gracias, hombre.

-¿Yo qué voy a decir? Ese arte y esos pitillos de Pitingo.

¿Quién empieza con las votaciones?

¿Santiago? Luitingo, no.

Que no te llames Luitingo, digo.

Me gusta mucho cómo cantas. Estoy temblando

más que Perú ahora mismo. No tiembles.

En el fondo, da un poco igual.

El arte lo tienes. Es lo importante.

Sí que te ha fallado lo de la guitarra.

No creo que te debas llamar Luitingo.

Tú tienes personalidad, tu rollo.

Tienes que buscar tu nombre.

Y la actitud me ha fallado. Tienes que buscar otra.

Te movías como esos que van por las terrazas,

a ver quién les da dinero.

Ibas para un sitio, para otro.

No había ese rollo de comerte el escenario,

que lo puedes conseguir. Porque yo veo los mimbres

para hacer el cesto, pero lo veo un poquillo...

Te doy un no, pero condicionado a que me invites

a tu concierto cuando lo des.

(APLAUSOS) Sí. Que compre la entrada, hombre.

Ve los mimbres para hacer el cesto.

Vamos a quedarnos con esto. Ana.

Yo también veo los mimbres y estoy absolutamente de acuerdo

en que debes buscar tu personalidad,

porque la tienes. Y, además, es arrebatadora,

eres divertido.

Y creo que tienes por delante una carrera maravillosa

y que esto algún día será anecdótico

y que lo podrás contar en alguna entrevista.

"Si yo empecé llamándome Luitingo y mira dónde he acabado".

Eh... No obstante, yo te doy un sí.

Bueno. Muchas gracias.

(APLAUSOS) Tenemos el no de Santiago.

El sí de Ana. Siento que el destino

de Luitingo está en tus manos, Pitingo.

Es que tengo... A estas alturas del programa,

tengo muchas dudas, porque... Estoy pasando el quinario.

Es verdad, estoy con Santiago, estoy con Ana,

que tienes que buscar tu personalidad.

Que cantando, la tienes. Lo único es el nombre,

que a mí me parece gracioso y con arte. Luitingo.

Pero estamos en la penúltima actuación del programa

y con tres números ahí.

Muy brutales. Brutales. O sea, un nivel

muy alto. Y, entonces, mi nivel de exigencia

tiene que ser exactamente a la misma altura

de lo que hay ahí ahora mismo.

Yo lo siento con todo mi corazón, pero no puede ser.

No puedo cambiar eso. ¡Oh!

Perdóname.

(APLAUSOS)

Lo siento, pero nos has hecho pasar un buen momento.

Y, sobre todo, has tocado con Pitingo.

Vale como premio, ¿no? Claro.

Enhorabuena y te vas con este gran aplauso

(APLAUSOS) y estos dos besos. Gracias.

Me voy desilusionado, porque se me ha hecho una crítica.

Pero yo creo que se me ha hecho una crítica,

para como yo creo que he contactado con la gente,

como yo creo que he cantado, como lo he hecho,

se me ha hecho una crítica

demasiado destructiva, para como yo soy.

No os relajéis, porque todavía nos queda

la última actuación de la noche.

Estáis casi casi casi a punto de ser

los Insuperables del día de hoy.

Si imaginamos a un mago y un violín,

a la mente nos viene, ¿qué? Juan Tamariz.

Pero si el mago toca un violín de verdad

durante sus números, es que hablamos de Germán Vilar.

Germán Vilar trae a "Insuperables" energía, morro,

sorpresa y entretenimiento.

Empecé con el violín cuando tenía nueve años.

Era un niño muy inquieto y eso había que controlarlo.

Vamos a darle al chaval un violín.

Hasta que fui creciendo y me encontré con la magia.

Y, de repente, dije: "Oye, los voy a presentar".

Se han conocido y por mucho tiempo.

Yo cuando hago magia, siempre digo

que lo que se sueña, se cumple.

Antes de empezar una actuación,

sueño con el público en pié y aplaudiendo.

El público de "Insuperables" me gustaría que recordara

al ilusionista violinista.

Es más, este verano se va a llevar Germán Vilar.

(APLAUSOS)

(MÚSICA DE TANGO)

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

(APLAUSOS)

(TOCA EL VIOLÍN)

(MÚSICA DANCE)

(TOCA EL VIOLÍN)

(SUENAN PALMAS)

(APLAUSOS)

En todo momento, me he sentido cómodo.

¿Podía haber salido mejor? Sí.

¿Podía haber salido peor? También.

Ha salido como ha salido. Llega un momento

en el que desconectas y es a lo que salga.

(APLAUSOS) Bueno. El mago violinista.

Y, además, he visto que has intentado conquistar

un poquito a la parte femenina del jurado, eh.

No, no, no. Ha sido... ¿Estás casado?

Sí. Sí. No me ha intentado conquistar

en ningún momento ni me ha hecho ningún tipo de miradita.

Su mujer puede estar muy tranquila.

Bueno, ya hablaremos. ¿Cómo eres tan mala?

Que su mujer puede estar tranquila.

Pitingo, ¿qué tienes que decir? Valoración.

A mí me ha cautivado, porque, primeramente,

me vuelve loco el tango.

Y que hayas elegido un tango para empezar,

con un número de magia. Y, sobre todo,

siempre con el factor sorpresa.

Mi enhorabuena. Muy bueno. Gracias.

(APLAUSOS) Mira.

Ana se acaba de atusar el pelo.

Venga, Ana. Vamos con tu valoración.

Hoy te ha dado a ti conmigo, ¿no?

Cuando he calmado a Segura, te ha dado conmigo.

Germán, no sé si te va a gustar mucho lo que te voy a decir.

Pero... Pues no se lo digas.

Sí. Se lo voy a decir. Además, te lo voy a decir

desde el cariño total. Claro. Gracias.

Me parece que sabes hacer cosas muy bien.

Me parece que eres guapo, que sabes moverte

en el escenario, que tienes un tempo bueno.

Y me parece que rellenas una actuación brillante

con cosas que me resultan más mediocres.

Y tengo la sensación de que en casa has estado

como añadiendo cosas, cuando digo en casa,

digo donde ensayes, has añadido cosas

para completar algo que está completo.

Y esa es la sensación que tengo.

Pero verte tocar ese violín, es muy bonito.

Gracias. No sé si necesitaba

(APLAUSOS) muchas cosas más.

Santiago.

Pues yo... a mí no... O sea, que...

No, que cada vez nos lo ponéis más difícil.

Porque la magia no está mal, tocar el violín está bien.

Pero, encima, conjuntado. A mí me ha parecido muy bien.

De hecho, he visto que echaba humo el violín, literalmente.

La primera vez que lo he visto eso.

Cuando toco muy rápido, salen cosas.

Esa es la sorpresa un poquito. Sorprender en todo momento.

A mí no me ha molestado. Me parece

que no detrae en el número los elementos mágicos

o de ilusionismo.

A mí me ha parecido un muy buen

número. Me ha gustado. Gracias.

(APLAUSOS) A quien seguro que también

le ha encantado, ha sido a Llum.

¿A que sí? Lo siento. Me voy a levantar.

Me he levantado todo el rato, no voy a dejar de levantarme ahora.

Tendrías que estar financiado por el Ministerio de Cultura.

Llega a la comunión, cumpleaños,

a lo que le haya contratado, y dice: "A estos niños

les endiño música de la buena".

Se saca su violín y sin que ellos lo supieran,

les estás metiendo ahí su clase de música.

Este hombre es un dos en uno.

Y más cosas que hará que no nos ha enseñado.

(APLAUSOS) Yo creo...

que le tenéis que colocar.

Aunque sea debajo de la escalera.

Vamos a meditar. Vamos a meditar.

No sé... Pensar qué se puede hacer.

Vamos a dejar pensar al jurado.

Pensad rapidito, porque estamos en la última actuación.

Hay que tomar decisiones importantes,

porque, en este momento, puede cambiar el resultado final

del programa. Y sin presión,

Pitingo, empezamos contigo la votación.

A mí, personalmente,

me ha parecido maravilloso.

La magia, que también he visto mucha,

me ha parecido como un complemento.

Pero, realmente, me ha gustado cómo tocas el violín.

Sinceramente. Por mí, un sí.

(APLAUSOS) Gracias.

Hemos empezado bien. Hemos empezado muy bien.

Ya tenemos un sí. Con otro sí,

alteramos el resultado.

Ana. A mí también me ha gustado mucho,

ya te lo he dicho, cómo tocas el violín.

Pero el número completo no me llega para bajar

a ninguno de esos tres, que me tienen

absolutamente fascinada desde la primera nota,

hasta la última que han bailado, tocado, cantado, subido,

bajado, volado y demás.

Eh... Yo te doy un no.

(APLAUSOS) (PÚBLICO) ¡Oh!

-Se pone interesante. Se pone interesante,

efectivamente. Hay que aguantar estos nervios.

Tenemos un momento de tensión.

Santiago, en tu mano está

el destino de Germán. ¡Uf!

Yo sé que es un momento difícil.

Este mal rollo, ¿por qué a mí?

Sé que te ha tocado, que es un marrón.

Germán. Es que... yo creo que tocas muy bien.

Pues dale un sí. No te puedo mandar a paseo.

Pero esta gente son muy buenos. A ver, Santiago.

Tienes que mirar qué actuaciones, qué artistas hay

en la Galería de los Insuperables. Son Insuperables ya.

Pero es que me sabría mal decirle a Germán: "Hala.

Vete a tu casa con el del chorizo". No.

(RISAS) Tiene un nivel de violín...

Si le das un no, la galería

se queda tal cual está ahora. Vamos a votar.

Dime qué hacemos. ¿Sí o no?

¿Sabes lo que me gustaría a mí? ¿Qué?

Darle un sí a Germán para que se sintiera bien

y pudiera volver a tocar el violín en un duelo

contra mis amigos de la Charanga, pero que ganasen

los de la Charanga, que me caen bien.

(APLAUSOS) Pero, vamos, que es una idea.

A ver.

Germán, ¿a que tú quieres una oportunidad?

Claro. Yo voy a por todas. Yo te doy un sí.

(APLAUSOS) Vale. Tenemos un sí.

Tenemos un sí. Enhorabuena.

Enhorabuena, porque, de momento, te acabas de convertir

en un Insuperable. Ahora veremos...

¿Sabes lo que pasa? Mira. Nuestros amigos

de Acrobatic Park, que se llaman como un parque de atracciones.

Acrobatic Pack, perdón. Paquetes acrobáticos,

la traducción suena mal.

Ya se han batido en duelo. No pueden batirse.

Las otras criaturas, claro, es más danza contra música.

Vamos a lo de siempre, peras contra peras.

Vamos a intentar hacer un duelo justo, con todo lo justo

que puede ser diez tíos contra uno.

De uno en uno, por favor, como diría Bruce Lee.

No. Me gustaría que fuera un duelo que decidiera el respetable.

Y que sea contra mis amigos gallegos.

Está decidido. Hacemos un duelo contra Charanga Compostela.

Un duelo. Por favor, Charanga Compostela,

(APLAUSOS) bajad aquí conmigo.

Sí que me esperaba que iba a haber duelo.

He acertado interiormente. Va a ser contra la Charanga.

Seguro. Pero no sé por qué. Intuición que tengo.

Venid aquí conmigo, por favor. Habéis estado toda la noche

para que veáis cómo es este programa,

que entráis los primeros y, al final,

en la última actuación, os jugáis el puesto

para la semifinal.

Mucha suerte. Y que comience el duelo.

Estamos preparando el duelo superanimados,

con ganas de comernos el escenario

y con toda la fuerza para pasar.

-¿El rival qué me parece? Son muchos.

Tengo que ser Bruce Lee y dar, ¡tras, tras!

-Vamos a aportar alegría, baile y motivación,

para que la gente se ponga en pié y diga: "¡Olé!

Esos tienen que llegar a la final". -Insuperables.

-Pues voy a aportar al duelo frescura

con un tema clásico, pero con una intensidad

y una agresividad y, a la vez, paz.

-Yo creo que somos favoritos.

Está claro. Porque es que...

No se sabe aun lo que vais a ver, pero lo que vais a ver

en pantalla, eso va a ser increíble.

(APLAUSOS)

(TOCAN LOS INSTRUMENTOS)

(TODOS) ¡Oh, oh, oh, oh!

(TOCAN LOS INSTRUMENTOS)

(APLAUSOS)

-A gusto. Ahora sí. Casi sin aliento.

(TOCA EL VIOLÍN)

(TOCA EL VIOLÍN)

(APLAUSOS) Muy bien. Lo que quería, era...

era dar frescor. Creo que he conseguido poner

los puentes para que la gente, sin darse cuenta,

ha accedido a mi mundo, lo ha visto, me ha conocido.

Y soy yo. Ese soy yo.

Mucha suerte. Mucha suerte a los dos.

Ha llegado el momento de que el público vote.

Si queréis que el artista que se convierta

en Insuperable sea Charanga Compostela, botón rojo.

Si queréis que sea Germán Vilar,

botón azul.

Podéis votar.

El público ha votado.

Puedo deciros que es un resultado muy igualado,

que está muy reñido.

Y vamos a resolver.

El artista que esta noche se convierte

en Insuperable y que, finalmente, accederá

a la Galería de los Insuperables,

es...

Charanga Compostela.

(APLAUSOS)

Enhorabuena. 130,

frente a 110.

Chicos, subid corriendo, de nuevo,

a ese palco de la galería.

Habíamos prometido traer tortilla para la semifinal.

Habrá que cumplirlo. -Y la traeremos para la final.

Espero que hayas disfrutado. Muchísimas gracias

por estar con nosotros, por acompañarnos.

Y te llevas este aplauso del público. Muchísimas gracias.

(APLAUSOS)

A partir de ahora, Germán Vilar va a ser un poco más feliz.

Voy buscando la felicidad y la voy encontrando.

Visualizo felicidad y todo lo que me pasa, es feliz.

Con lo cual, Germán se va a llevar este verano.

(APLAUSOS)

Ha peligrado el puesto. Pero, finalmente, ya tenemos

a los tres artistas Insuperables de esta noche.

Charanga Compostela, Duo Acrobatic Pack y Brodas Bros.

(APLAUSOS) Enhorabuena.

Ya tenemos la galería al completo.

Por favor, bajad aquí conmigo al escenario.

Acompañadme.

Llum. Voy para allá.

Muchísimas gracias por haber estado con nosotros.

Llum os va a hacer la entrega de esos 1000 euros

a cada uno de premio. Y, sobre todo,

muchas felicidades, porque nos vamos a ver

en las semifinales.

Llum, gracias. ¿Puedo repartir ya?

Gracias por ser la gran madrina. Reparte esos cheques.

Y ustedes, les vemos la próxima semana aquí,

en Televisión Española. No nos falten.

Muchísimas gracias por estar ahí. Gracias.

(APLAUSOS)

(GRITA)

¡Toma ya!

¿Le puedo pegar? Sí, pero en el culito.

¿A ti no te podía dar por las palomitas,

los conejos y esas cosas? De verdad, que tengo

todavía el corazón en la boca. He pasado fatiga.

O sea... ¡brutal

es poco!

Ya hubiera querido yo parecerme a ti en los tobillos nada más.

Hay tanto, tanto... ¿Me vas a interrumpir?

Probablemente. En cuanto digas una memez,

te interrumpo. ¡Una memez!

Eres todo lo sexy que puede llegar a ser el flamenco.

¡Olé! ¡Olé!

Tocar las pelotas es complicado.

Luego os pasáis por una obra y os dicen: "¡Guapa!"

Acoso. Perdona. A mí me dicen guapa

y les digo: Gracias. Es más.

Si no me lo dice un albañil, vuelvo a pasar por debajo.

No puedo dar la vuelta, tío.

¡Pero qué grande eres!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Insuperables - 03/08/15

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Insuperables - 03/08/15

03 ago 2015

La quinta entrega de ‘Insuperables’ reúne sobre el escenario a cantantes de diferentes estilos, pole sport, parodias musicales, aro aéreo, espectáculo con monociclo, magia y baile. Para defender su valía cuentan con la ayuda de Llum Barrera, que ejerce de defensora del concursante frente a Santiago Segura, Ana Milán y Pitingo.

 

ver más sobre "Insuperables - 03/08/15" ver menos sobre "Insuperables - 03/08/15"
Programas completos (10)
Clips

Los últimos 152 programas de Insuperables

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios