www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5520830
No recomendado para menores de 7 años Informe Semanal - 22/02/20 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a Informe Semanal.

Un equipo del programa acaba de regresar de Zaldívar,

donde hemos acompañado a los vecinos

en su intento por recuperar la normalidad

tras el derrumbe del vertedero.

El mundo se les cayó encima hace ya dos semanas,

muchos todavía no se atreven a abrir las ventanas

y están muy enfadados

por cómo se ha gestionado esta crisis.

Además de Vizcaya hoy también viajaremos a México

donde familiares de miles de desaparecidos

escarban, casi literalmente con sus manos,

en fosas clandestinas

buscando restos de sus seres queridos.

Y para acabar hablaremos de educación

y de cómo nuestras escuelas combinan innovación y tradición

en esta era tecnológica

para mejorar el rendimiento de los más pequeños del país.

Empezamos como les decía en Zaldívar

hablando de la crisis medioambiental

que el accidente del vertedero ha generado.

Este accidente también ha servido para constatar

que España suspende en la gestión de residuos urbanos

y que estamos muy lejos de las recomendaciones

de la Unión Europea.

De manera cotidiana depositamos desechos en nuestros cubos de basura

Raramente miramos dentro.

Cerramos la bolsa con los desperdicios

y al dejarla en su contenedor correspondiente

pasamos página con la intención de olvidarnos rápidamente

de aquello que consideramos, quizás de manera equivocada,

que ya es intrascendente para nuestras vidas.

El pasado 6 de febrero un vertedero ubicado

El pasado 6 de febrero un vertedero ubicado

en la localidad vizcaína de Zaldíbar, muy cerca de Ermua,

colapsó.

Las paredes de un monte, que había sido vaciado

para convertirlo en un enorme contenedor de residuos inertes,

lo que solemos llamar escombros, cedieron.

Toneladas de desperdicios se deslizaron por su ladera

e inundaron la autopista AP-8

que transcurre desde la frontera con Francia hasta Bilbao.

Un desastre ambiental y, sobre todo, una terrible tragedia.

Dos trabajadores de las instalaciones,

Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán, fueron engullidos

por una descomunal marea de residuos.

A medida que se van acumulando residuos se van compactando

y se van analizando si las capas,

los estratos que se van compactando,

son lo suficientemente sólidos

como para continuar con la deposición de otras capas.

Y eso se va analizando.

Hay unos controles tanto de la empresa gestora,

como de la administración.

Si bien es cierto que todos estos puntos de control

pues, como todo en la vida,

puede haber algún momento en el que fallen

o se acumulen una cantidad infortunios

que ocurra un problema de este tipo.

Algo similar a lo ocurrido en el vertedero de Zaldíbar

se produjo hace 24 años

en el basurero de la localidad coruñesa de Bens.

200.000 toneladas de basura rodaron por la falda del monte,

sepultando todo a su paso

y llevándose la vida de un vecino cuyo cuerpo nunca fue recuperado.

Un vertedero al límite de su capacidad,

una empresa que no compactaba las basuras

y un incendio que desestabilizó el terreno,

se conjuraron para producir la tragedia.

Los vertederos son infraestructuras

dónde se acumulan materiales que son tóxicos,

que pueden ser peligrosos

y que generan contaminación al aire, al agua, al suelo.

Entonces por eso es por lo que existe una normativa específica

de cómo se deben depositar los residuos

y cómo se debe controlar todo lo que entra a un vertedero.

Deberíamos tener trazabilidad

de todo lo que hay dentro de un vertedero,

saber qué es lo que hay, de dónde ha venido

y por cuánto tiempo va a estar ahí.

La Unión Europea prevé que este año sus estados miembros

alcancen una tasa de reciclaje de basuras del 50 %.

Sin embargo, atendiendo a los datos oficiales

del Informe del perfil ambiental de España de 2019,

en nuestro país estamos muy lejos de esos objetivos,

con un 33 % de residuos reciclados.

Para los técnicos los vertederos son la peor opción

en gestión de residuos,

tanto en términos medioambientales como económicos.

La apuesta es disminuir al máximo

la eliminación de residuos en basureros

y aumentar tanto el reciclaje

como la denominada "valorización energética".

Se resume en coger esos residuos

que no hemos conseguido separar adecuadamente

y que no hemos conseguido separar en una planta reciclado

y conseguir nuevo producto hacer una masa homogénea

en el cual tenga un específico poder calorífico, quemar

y ese residuo quemado produce energía.

Nosotros nos centramos muy poco en la valorización energética.

En España hay como 11 instalaciones de valorización energética

cuando en el resto de países

pues nos triplican en el número de instalaciones

y número de capacidad de tratamiento.

La Unión Europea nos impone

objetivos de reciclaje cada vez más estrictos

por la necesidad de dar una salida a los residuos.

Los residuos son materiales que tienen un valor,

nos ha costado mucha energía y mucho talento generar productos

que luego van a un vertedero.

Y en un vertedero como estamos viendo solo son un riesgo ¿no?

En el caso de los residuos inertes la filosofía es volver a machacarlos

y tener árido de construcción de una calidad bastante adecuada.

¿Qué ocurre?

Que si los mezclamos con residuos tóxicos

y los enterramos en un vertedero inseguro

pues al final tenemos donde teníamos un recurso

tenemos un problema ambiental.

A la tragedia y al desastre ambiental en Zaldíbar

sucedió una crisis de salud pública.

Los restos del derrumbe comenzaron a arder

revelando que entre los residuos de materiales inertes

se encontraban también

desechos orgánicos de los que emanaba metano

y que, según la autorización de la escombrera,

no deberían estar ahí.

La alarma se desató en Ermua

y las autoridades pidieron a los vecinos de esta localidad,

de casi 16.000 habitantes,

que no hicieran ejercicio en la calle,

no ventilasen sus casas

y que mantuvieran sus ventanas cerradas.

Incluso, el partido de fútbol

que tenía que haberse celebrado el fin de semana pasado en Eibar,

localidad colindante a Ermua, fue suspendido.

Al mismo tiempo,

los técnicos hablaban de análisis de aire

en los que se apreciaba un nivel muy bajo de dioxinas,

y decían a la población

que no había motivos para preocuparse.

Informaciones contradictorias

que transformaron la alarma en indignación.

Es un valor muy bajo.

Es un valor muy bajo.

Yo, cuando he tratado de explicar esos datos,

decía que son valores que parecen algo más elevados

que otros valores a los que estamos acostumbrados a ver

en muestras normales de aire, de atmósferas urbanas o remotas.

Estamos estudiando en toda España y no saquemos eso de contexto.

Insiste en que son valores bajos.

Ha habido y hay una enorme alarma social por parte de la ciudadanía

y vivimos tiempos en los que realmente la información,

el dotar de esa información a la ciudadanía

es absolutamente relevante ¿no?

Desde que surge todo este tema del derrumbamiento

nosotros lo que hemos hecho ha sido trabajar

por tratar de aportar toda la información

que el Gobierno vasco nos ha ido proporcionando

a los efectos de que la ciudadanía pues, pudiera vivir,

dentro de lo que cabe,

pues con la máxima tranquilidad posible.

Finalmente el desastre ha derivado en crisis política.

A principios de esta semana se supo

que un informe de inspección ambiental

de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno Vasco

había detectado en noviembre del año pasado

incumplimientos graves en las condiciones del vertedero.

Esto, unido a los errores de comunicación,

obligó al lehendakari a comparecer en el Parlamento

para dar explicaciones.

La tragedia de Zaldíbar,

al igual que ocurriera hace 24 años en Bens,

nos alerta sobre los riesgos de no dar la suficiente importancia

a la gestión de nuestras basuras.

Una mirada ambientalista

que lo primero que exige es información y transparencia.

Para la elaboración de este reportaje

no hemos conseguido autorización para entrar en algunos vertederos

y plantas de tratamiento de residuos.

Yo creo que se percibe clarísimamente

que un ciudadano ante una alarma de este tipo se preocupa,

y quiere estar informado.

Entonces la petición que se hace las administraciones

es que sean transparentes, que den los datos, que informen

y que tengan a su ciudadanía tranquila

y que todos sepamos si estamos protegidos

frente a estos contaminantes.

Otro problema que tenemos en la gestión de residuos

Que España tiene un problema con la gestión de sus basuras

ya era un hecho conocido.

Tras el suceso de Zaldíbar el gobierno anunció

que está preparando una nueva Ley de Residuos

cuyo borrador quiere presentar "pronto".

Estará inspirado, aseguran, en la denominada

"economía circular".

Producir menos materiales

susceptibles de acabar en un vertedero,

y apoyar el reciclaje y la valorización de los residuos,

sería una contribución fundamental para proteger nuestro planeta.

Casi 62.000 desaparecidos, son muchos desaparecidos.

Es un dato escalofriante que nos llega de México.

La cifra del horror, le llaman.

Y eso, sin olvidar que en México no se denuncian

los delitos -en general-, y tampoco muchas desapariciones.

Esta tremenda crisis de seguridad, ha llevado a organizarse

a las familias que llevan años luchando solas

contra esta situación.

Gracias a la presión ejercida sobre las autoridades,

se ha creado una Comisión Nacional de Búsqueda de Personas,

pero son brigadas de familiares las que siguen liderando

la búsqueda de fosas clandestinas en las zonas

con mayor violencia del narcotráfico.

Un equipo de Informe Semanal las ha acompañado.

Un mensaje anónimo, suele activar la búsqueda.

Alguien nos dio información de que buscáramos aquí,

porque hubo campamentos.

Nos dijeron, busquen en esa lomita.

La tierra removida tiene tonos variados,

la presencia de insectos es otra pista,

clavar una varilla metálica y olerla, puede ser

la señal definitiva de que allí abajo, hay huesos.

Son cosas que estas madres, esposas o hermanas

de desaparecidos, han tenido que aprender a la fuerza.

Hemos aprendido de leyes, de dolores.

Nos hemos vuelto doctoras, psicólogas y sobre todo,

rastreadoras de fosas clandestinas,

porque cuando el Gobierno debería hacer un trabajo

y no lo está haciendo, estamos los familiares para buscar.

Empezaron solas, pero descubrieron que había muchas como ellas.

En poco más de una década, México se ha convertido en el país

de las 3.000 fosas y los más de 60.000 desaparecidos.

No me canso de decir que no es el crimen organizado

como el Gobierno dice, tratando de lavarse

las manos, que es el crimen institucionalizado,

porque son ellos, los presidentes municipales,

los gobernadores.

Todos los de arriba vienen en cascada

y todos están involucrados.

María Herrera, Doña Mari, no sabe nada de 4 de sus 8 hijos.

Lleva más de una década recorriendo el país

y tocando todas las puertas para encontrarlos.

pagando a policías, según nos decían,

peritos, detectives privados que nos iban a ayudar,

ver a unos y otros, y lo que hicieron

fue dejarnos en la ruina.

El rastro de dos de sus hijos se pierde en 2008

en el estado de Guerrero.

A los otros 2, se los arrebatan en 2010.

En Poza Rica, Veracruz, donde ahora regresa en compañía

de 70 colectivos de búsqueda de 20 estados mexicanos.

Son parte de la red que creó junto a sus hijos

y que cada año, y van 5, se junta para la Brigada Nacional

de Búsqueda.

Entras buscando a tu familiar, a un ser querido

y cuando estás aquí, conoces el dolor

de las demás personas, de las demás familias

y acabas queriendo buscar a todos, porque cada "tesoro"

que encuentras, te empuja a seguir buscando,

a decir no podemos parar.

Tengo compañeras que ya encontraron a sus familiares y siguen buscando

aquí en las brigadas, porque sienten esa familia,

se convierten en una familia.

Durante dos semanas, familiares y voluntarios, se diseminan

por toda la región para buscar, tanto en fosas,

como en vida.

Visitan cárceles, psiquiátricos o parques con la esperanza

de que alguien reconozca la foto de los suyos.

¿Me permite regalarle un folleto?

Venimos de la quinta brigada de búsqueda de personas

desaparecidas.

Venimos buscando a nuestros hijos, no buscamos culpables.

Aquí tenemos correo electrónico, por si los ves caminando

por el parque, en algún cine.

"Todo lo que cuentes es anónimo".

¿Qué reacciones soléis encontrar

cuando enseñáis las fotos de vuestros hijos?

-Son reacciones encontradas.

Si mi hermano era un delincuente, que me lo demuestren.

Yo creo que hasta el peor delincuente, tiene derecho

a un proceso y ahí está "El Chapo", ¿por qué entonces

nuestros familiares no? .

El estigma del desaparecido, favorece la negligencia

de las autoridades.

Nunca buscaron a mi hermano.

No hicieron un trabajo de campo, no miraron a ver si había cámaras,

si alguien vio algo.

Me dicen, investigue usted.

Yo no voy a permitir que a mi hermano me lo traigan

en pedazos y que tampoco me digan como a otras compañeras,

lo tenemos aquí en periciales desde un mes

después de la desaparición.

Le dije al fiscal, entonces yo vengo

y les quemó la Fiscalía, porque entonces la Fiscalía

no sirve para nada.

El convoy de la Brigada de Búsqueda, se mueve escoltado.

Veracruz fue una de las plazas fuertes

Veracruz fue una de las plazas fuertes

de los "Zetas", un sanguinario grupo criminal que sembró de terror

y fosas este territorio.

Se han descubierto más de 400, dos por cada municipio del Estado.

Mucha gente de aquí de los alrededores, nos ha dicho

que veían subir camionetas y que iban destilando sangre,

que se veía la sangre fresca y que traían bolsas negras.

A otros, los subían y los masacraban aquí

y me imagino que violaban a las mujeres o quién sabe

qué hacían con ellas, para después quitarles la vida.

Es la quinta vez en tres años que se busca en este rancho

del que siguen brotando huesos.

De aquí, ya han salido seis cuerpos, dos cráneos de menores

y 1.200 fragmentos óseos.

Para nosotros son tesoros.

Cada huesito que sacamos de la tierra, para nosotros

significa mucho.

El rancho no está precintado, cualquiera puede entrar

y alterar evidencias.

Estaban plasmadas las huellas de las personas.

Fácilmente se habían podido tomar muestras de ADN.

Se veían en la pared las marcas de personas

que no sabían donde agarrarse cuando las masacraban

y se agarraban a la pared.

El Gobierno de López Obrador esta completando la creación

de un sistema nacional de búsqueda y ha ofrecido recursos ilimitados

para encontrar a los desaparecidos.

Las familias creen que éste sería un buen sitio

para honrar su promesa, destinando el personal necesario

para peinarlo de arriba a abajo.

La búsqueda se ha centrado esta vez en los montones de ceniza

que rodean este horno.

Los propietarios originales, lo usaban para preparar

"zacahuiles", unos tamales gigantes, los "zetas".

Parece que le dieron otro uso.

El fenómeno de la desaparición en México es único en el mundo

por su dimensión, dispersión a lo largo de todo el territorio

y vigencia.

Porque cada día, hay nuevos desaparecidos.

Mientras en este sitio criban las cenizas

en busca de restos en otro punto del país,

puede haber sitios como éste o parecidos, todavía operativos.

La Quinta brigada, ha asumido que en la región norte de Veracruz,

no vamos a encontrar muchos familiares enterrados,

porque aquí, los zetas disolvían a nuestros familiares en "cocinas",

que pueden ser químicas o de diesel.

México tiene niveles de violencia nunca vistos

que neutralizan cualquier esfuerzo por mitigar esta crisis.

En 2019, el año más sangriento hasta la fecha, el número

de desaparecidos, aumentó en 5.000 personas,

cinco veces más que los cuerpos exhumados,

de los que a su vez, sólo uno de cada tres

fueron identificados.

Al ritmo actual, poner nombre y apellido a los, al menos,

26.000 cuerpos, que no lo tienen,

llevaría más de un siglo.

El nivel de crisis, requiere unas capacidades

que no tienen el mejor país del mundo.

No hay un país que tenga laboratorios,

que tenga peritos suficientes.

Se va a tener que crear una estructura institucional

que no existe y que, a lo mejor,

no tiene parangón en el mundo.

¿Les gustaría ver a sus madres rascando la tierra,

yendo de un lado a otro?

Este año, las familias también han querido llevar

su mensaje a las escuelas.

Pedirles a niños y niñas que extremen las precauciones

para evitar que haya más madres en su misma situación.

Muchas de nosotras hemos enfermado.

Otras, han quedado en el camino.

Es el mayor miedo que yo tengo ahora,

morir sin encontrar a mi hijo.

Prometen no descansar hasta que un día vuelvan a casa.

Buscar hasta encontrarlos.

El éxito académico de un país es uno de los factores

que más influyen en su desarrollo a todos los niveles.

En Finlandia, por ejemplo,

ser maestro es un honor y probablemente

una de las profesiones más valoradas.

Aquí en España,

la educación está en el centro permanente

del debate social y político,

y con frecuencia también mueve a la polémica.

En Informe Semanal nos hemos acercado

a varios colegios donde trabajan con métodos educativos innovadores

que retan constantemente a sus alumnos.

También hemos hablado con ilustres especialistas

en el maravilloso arte de enseñar.

Queríamos saber cómo se logra el equilibrio

entre originalidad y tradición para mejorar el aprendizaje

en la nueva sociedad tecnológica.

La escuela universal y obligatoria es una larga conquista consolidada,

pero la escuela es centro siempre de debate,

foco de preocupación y sobre todo de innovación

y de búsqueda de caminos acordes con el mundo actual,

cambiante e imprevisible.

Entre la originalidad y la tradición,

entre la novedad y el esnobismo

lo que pasa en los colegios hoy,

será decisivo en la realidad de un mañana

que está llamando a la puerta con urgencia

y sin libro de instrucciones.

La partitura de la escuela se escribe, y a veces se improvisa,

en un concierto para muchas manos.

Necesitamos un buen docente.

La escuela no necesita buenas leyes, ya da igual.

Esto no es significativo.

La escuela necesita buenos maestros y buenas maestras.

Necesita buenas personas, necesita personas cultas,

necesita personas que escuchan

y personas que admiran a su alumnado.

La escuela del siglo XXI para mí

es la que hará que el alumnado sea el auténtico protagonista.

Una zona deprimida,

seleccionaron el colegio Gumersindo Azcárate

firmaron un convenio de colaboración llamado Samsung Smart School.

En la provincia de León

seleccionaron el colegio Gumersindo Azcárate

para reducir la brecha digital de estos niños

que viven en un ambiente socio-económico desfavorecido.

Antes me aburría venir al colegio,

pero desde que Samsung nos dio esta tecnología

disfruto viniendo al colegio y aprendiendo.

Las clases suelen están impartidas por un maestro

Las clases suelen están impartidas por un maestro

y otro de apoyo, especialista en pedagogía

terapéutica, audición y lenguaje y educación compensatoria.

Impresiona ver el silencio y la atención

con que los niños y las niñas desarrollan sus tareas,

en unas aulas que permanecen todo el tiempo abiertas.

Abrir las puertas implica, primero para el profesorado

que cuando uno sale del aula, porque va a otra

o le toca en ese momento descansar puede observar a sus compañeros.

Como las puertas están abiertas,

las puertas están invitando a que todos nos podemos ver,

y aprender de otros compañeros,

incluso entrar y luego preguntarle y que nos enseñe.

A nivel de los alumnos ha mejorado mucho la convivencia del centro.

Ejercitan la lecto-escritura jugando con un robot,

repasan la tabla de multiplicar con un concurso

desarrollado a través de una aplicación de Internet

y forman palabras usando las tabletas.

Es una herramienta más que tenemos

y que es muy adaptable al nivel de cada uno de ellos

y además les permite intentar, probar,

equivocarse de una manera muy autónoma.

Pero las tabletas e Internet,

con interesantes desarrollos de programación

llevados a cabo por los propios alumnos

no agota los recursos formativos.

Lápices, cuadernos y libros comparten protagonismo con aquellos.

Poesía Gloria Fuertes:

"Yo voy a una escuela muy particular

cuando llueve se moja como las demás.

Debíamos hacer un cuerpo especial de élite,

que tuviera sus ventajas económicas y de prestigio,

especializado en ir a centros difíciles,

porque los centros más difíciles, que están en barriadas

más difíciles, que tienen una población más heterogénea

necesitan los mejores docentes y, sin embargo,

por el modo de elección de cátedra

a esos centros suelen ir los que acaban de llegar,

los que tienen menos experiencia y eso es fatal.

La dialéctica innovación/tradición

forma parte del debate sobre una escuela

en la que la originalidad no está reñida

con la permanente mirada hacia los orígenes.

Ni cabe quedarse anclado ni aplaudir todas las iniciativas,

algunas de las cuales se desarrollan a partir de las modas.

No hace mucho tiempo me encontré con el director de una escuela

que vendía una publicidad de su centro diciendo:

"hemos desarrollado un sistema educativo,

un método decía él, no memorístico"

y eso en seguida ganó el entusiasmo de todo el mundo.

Yo le pregunté: ¿Si lo que aprenden tus alumnos no está en su memoria,

dónde está?".

Si lo que aprendemos no está en la memoria,

¿dónde está?

El desprecio de la memoria es primero una cursilada

y segundo

un daño enorme a las competencias cognitivas que más lo necesitan,

que son los culturalmente pobres.

La escuela Ideo de Madrid, es un centro privado

formado a través de una cooperativa.

Aquí se trabaja a partir de proyectos,

desde primaria hasta bachillerato.

En el ideario de la escuela están las teorías de Giner de losRíos,

Paulo Freire, Howard Gardner o Montessori.

Aquí los estudiantes de primero de bachillerato

explican a sus compañeros

las revoluciones burguesas del siglo XIX.

El producto final es una síntesis de lo que han trabajado,

pero en todo ese camino, de forma cooperativa,

además, en grupo, sabiendo trabajar con otras personas

han tenido que trabajar todo el contenido

de cada una de las revoluciones que han estado trabajando.

Hoy estos alumnos de tercero de la ESO del colegio Ideo,

con sus batas, simulan ser médicos

que explican a sus compañeros el aparato digestivo.

Y en otra clase, la de dibujo,

los chicos y las chicas de bachillerato de la rama artística

dan rienda suelta a su imaginación y su creatividad

en una clase en la que no hay nadie pasivo

y se derrocha alegría y entusiasmo.

Nosotros tenemos un lema: ni exámenes ni deberes.

El examen en sí mismo, la idea también son los conceptos.

O sea, no se trata de una evaluación en un momento determinado

y a través de la memorización,

sino que se trata de adquirir el conocimiento

a lo largo de un proceso.

Lo importante es el proceso, no el fin del mismo,

sin que eso no tenga importancia,

pero lo que nosotros realmente valoramos es el proceso,

y esa evaluación se hace en muchos órdenes,

no necesariamente en una prueba escrita.

Tradicional o moderna,

la escuela no puede olvidar nunca

su deber de facilitar la comprensión lectora de los estudiantes,

una asignatura en la que los alumnos españoles

no suelen salir muy bien parados en los informes de Pisa.

Wittgenstein decía

que los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo.

Un niño que tiene seiscientas palabras de vocabulario coloquial

tiene un mundo de 600 palabras.

Un niño que tiene un vocabulario de 5000 palabras

tiene un mundo mucho más rico, vive de hecho en otro mundo.

Será absolutamente quimérico cualquier proyecto de mejora

de los resultados escolares que no se tome radicalmente en serio

el incremento del vocabulario de nuestros alumnos.

Uno de los problemas de la educación española

es que a nadie le interesa la educación,

salvo a los padres que están en edad educativa,

a la ciudadanía no le preocupa ni le interesa la educación.

De manera que también la ciudadanía

debe darse cuenta de que la educación le afecta a ella

hay que pensar una frase que a mí me gusta muchísimo repetir

porque me parece lo más fácil que se ha dicho en educación:

"para educar a un niño hace falta la tribu entera".

Como decía Machado,

en cuestiones de cultura y de saber,

solo se pierde lo que se guarda;

y solo se gana lo que se da.

Con esta reflexión sobre cómo aprenden nuestros escolares

nos vamos.

Gracias, como siempre,

por decidir compartir su tiempo con nosotros.

Acaben de pasar un feliz fin de semana.

Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Informe Semanal - 22/02/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Informe Semanal - 22/02/20

22 feb 2020

Montañas de basura
En Zaldibar y las poblaciones cercanas la preocupación y la desconfianza están lejos de remitir. El derrumbe del vertedero y el incendio que le siguió han generado una crisis medioambiental que el gobierno vasco ha gestionado con errores, reconocidos por el propio lehendakari.

México, tierra de desaparecidos
México acaba de actualizar las cifras sobre desaparecidos en el país desde hace 13 años, cuando empezaron los registros. Son alarmantes: hay 61.637 personas, el doble de lo que se creía hasta ahora. En su mayoría son víctimas de la violencia que rodea el narcotráfico.

Los deberes de la escuela
La escuela busca nuevos modelos para enseñar y aprender que sean capaces de combinar innovación y tradición. En unos pocos años, los que ahora son niños trabajarán en muchas profesiones que hoy ni siquiera existen.

ver más sobre "Informe Semanal - 22/02/20" ver menos sobre "Informe Semanal - 22/02/20"
Programas completos (663)
Clips

Los últimos 3.791 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos