www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5560146
No recomendado para menores de 7 años Informe Semanal - 18/04/20 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a "Informe Semanal".

El universo se está intentando recolocar.

En este nuevo desorden en el que andamos,

la nueva realidad económica compite con la crisis sanitaria.

Será nuestro primer tema.

Si aquí tenemos las cosas complicadas,

imagínense como es en las partes más frágiles.

Viajaremos a la Latinoamérica.

Será la segunda parte del programa. Empezamos en casa.

Esta semana damos un primer paso en ese incierto camino

que nos espera llegar hasta la normalidad.

Con cautela y precaución para evitar los contagios.

Una parte de nuestro sector económico vuelve a la actividad.

Hemos querido ver la situación a través de la mirada

de los trabajadores que han vuelto a su puesto de trabajo

y la de esos que hubieran querido volver pero

no podido porque lo han perdido o la de los

que se han tenido que reinventar para sobrevivir.

(Música)

Lunes de Pascua.

El periodo de hibernación más severo de nuestra economía tocaba asu fin,

pero sin bajar la guardia.

Las mascarillas formaban parte del paisaje

de unas ciudades poco habituales a su uso.

Ahora, las autoridades,

recomiendan utilizarlas al salir a la calle

y en el transporte público, sobre todo.

-Se podía ir manteniendo la distancia, pero había más afluencia.

-La semana pasada venía solo. Dos personas como mucho.

-Estamos entregando mascarillas desde las 7:45 de la mañana.

Gente que sale a puntos del trabajo.

-Es una medida de prevención que viene bien.

-Policías, protección civil,

Cruz Roja repartan este símbolo de una etapa

en la búsqueda de una salida a la crisis provocada por la Covid-19.

Terminadas las dos semanas de una paralización

económica sin precedentes,

toca volver al trabajo, si es que el trabajo aún existe.

-La mayoría de las pequeñas empresas son como nosotros.

Gente que no se puede permitir el lujo de cerrar.

-Tampoco es raro que dentro de tres meses

volvamos a tener el mismo volumen.

(Música)

-Uno de los efectos que vamos a notar es que la crisis

va a golpear y está golpeando más aquellos que estaban mal.

Lo hacemos en un contexto en el que la percepción

que tenemos de la desigualdad es cada vez menos tolerable.

-Nuestro estado de bienestar está centrado en acudir

a la emergencia. Una situación de emergencia social sin precedentes.

Necesita medidas rápidas, ágiles y que suponen un esfuerzo

de gasto público muy importante.

¿Qué va a pasar después?

Será difícil conseguir aumentar niveles de gasto social.

Tenemos niveles elevados de gasto social.

Habrá que hablar de cómo conseguimos redistribuir lo que tenemos.

-La construcción es uno de los grandes sectores

que esta semana ha ido recuperando su actividad.

El año pasado, 1.300.000 personas trabajaron en él.

-Retomamos de esas vacaciones forzadas que tenemos.

A ver cómo vamos.

Con las medidas del Estado. A ver cómo arrancamos.

-La vuelta al trabajo de los sectores

no esenciales en la construcción en la industria

ha estado marcada por la búsqueda de un difícil equilibrio

entre la recuperación de la actividad económica

y las garantías de seguridad y salud para los trabajadores.

-Hoy se ha reiniciado la actividad.

Hemos fabricado mascarillas.

El suministro está parado.

-Hemos escalado el horario.

Así evitamos las aglomeraciones en los vestuarios.

Se hace una toma de temperatura al personal.

Incluidas las empresas exteriores.

-El sector industrial que en 2019 ocupó

a más de 2.700.000 trabajadores se ha encontrado

con dos inconvenientes fundamentales.

La caída de la demanda que ha provocado que el sector

del automóvil esté parado.

-El sector del metal, se preveía que iba a ser un buen año,

un año con crecimiento en empleo y en facturación.

Ya podemos certificar que no va a ser así.

Vamos a intentar cerrar el año en 0% de facturación y empleo.

Eso sería un gran logro y un gran reto porque las previsiones

apuntan que vamos a perder empleo y facturación con respecto a 2019.

-Roberto Carrillo cerró su peluquería el 13 de marzo.

Desde entonces, acude a limpiar y desinfectar

la fachada del local de su negocio.

En diciembre contrató a un empleado y tenía previsto

hacer lo mismo con otro en el mes de marzo.

-He tenido que hacer un ERTE.

Cerrar el negocio y facturación cero.

Todos mis planes de crecimiento,

que era exponencial y todo iba en una línea ascendente.

De repente se ha visto truncado. Negocio cerrado.

-Roberto es uno de los casi 10 millones de personas

que trabajan, ya sea como autónomos o asalariados,

en pequeñas y medianas empresas.

-Creo que pueden ser suficientes en cuanto al número de ayudas,

pero creo que falla un poco la inmediatez.

Creo que debe ser algo más inmediato.

Las personas comen todos los días.

-Ahora nos dice,

a pesar de la pena que tuvo al cerrar el negocio,

piensa cómo serán las cosas cuando abran las puertas de su peluquería.

(Música)

-Los cines cerrados, y lo mismo le ocurre a Gloria.

Una de las socias de una distribuidora de cine.

Ellas se resisten a hacer un ERTE,

se están endeudando y mantienen a sus empleados haciendo teletrabajo.

-Estas medidas que se toman desde el gobierno,

a nosotros no nos sirven para nada.

Si no algún ERTE, no me sirve para nada.

Si no cierro la empresa, no me sirve para nada.

Pagamos el 100% del sueldo a los empleados

y las cuotas a la Seguridad Social.

Entendemos por qué no se nos ayuda a los que estamos intentando

mantener los puestos de trabajo.

(Música)

-Quizás el sector que sufre la mayor de las incertidumbres

provocadas por la crisis social del turismo.

Roberto Álvarez trabaja en la delegación española

de un gran touroperador con base en Portugal.

Es del 30 de marzo su empresa aplicó un ERTE

por causas operativas y productivas.

Está afectado en un 50%.

Trabaja y cobra la mitad del tiempo,

pero su mayor preocupación tiene que ver con el futuro.

-Aunque se levante el estado de alarma,

no podemos comenzar desde el minuto cero a comerciar,

vender y tener turistas.

Esto lleva a un proceso más largo en diferentes etapas.

La primera etapa que tenemos que realizar

es del sector público como desde el sector privado

en el ámbito del turismo es reforzar la imagen

de España que ha quedado dañada por esta crisis del Covid.

-En esta hamburguesería de la zona del retiro se han reinventado.

Al estallar la crisis, decidieron centrar sus esfuerzos

en el servicio a domicilio.

Era eso o cerrar.

Ejemplifica una de las alternativas que están teniendo

los autónomos y pymes.

No están exentos de los problemas del confinamiento.

-Pasa en ciertos proveedores y no tienen de todo,

hay cosas que las tienes que buscar en varios sitios

con lo que conlleva a que te pare la policía cada dos por tres.

Para nosotros es verdad que no supone más esfuerzo

el tener todo el producto que necesitamos

para poder llegar a todo el mundo.

-El mes pasado,

más de 302.000 personas pasaron a integrar las listas

del paro registrado y más de la mitad eran menores de 35 años.

La más afectada,

la franja comprendida entre los 20 y 29 sumando

un tercio del total de los despidos.

-Hay una precariedad en el empleo muy elevada

porque es la forma que hemos tenido de salir

de la crisis con una elevada temporalidad

y mucha precariedad en el empleo.

Hay, por lo tanto,

un paisaje de vulnerabilidad y exclusión social muy alto.

-Nos tenemos que dar cuenta de un elemento que habíamos perdido.

Cada uno pensamos que nos interesaba nuestra propia salud y educacion.

La educación de los demás y la salud de los demás

es relevante para mi bienestar.

-Siete de cada 10 de los puestos de trabajo perdidos

en marzo eran contratos temporales o en pruebas.

Es el caso de Vanessa, que la duró cuatro días.

O Patricia, que también mantuvo su contrato

suspendido sin realizar un ERTE.

-Me dijeron que tenía que finalizar

el contrato con motivo del periodo de prueba no han superado.

No fue así, fue por el estado de alarma.

-Yo tenía previamente concedida una ayuda familiar.

No he podido cobrarla nada más que tres días.

Adecco me mantuvo el contrato suspendido medio mes.

-Entre los sectores que pueden ser considerados esenciales,

no han parado las semanas de internación severa

en la economía y ha estado el sector alimentario.

La mano de obra ha empezado a escasear.

Con las fronteras cerradas,

es prácticamente imposible traer trabajadores de otros países

como Bulgaria, Rumanía o Marruecos.

-Han facilitado a la gente que está en el paro

para que vengan a la recogida.

Nosotros no hemos explorado otros años.

No funciona. No son profesionales.

-Guadalajara es una potencia mundial

en la producción de espárragos.

La campaña de recogida comienza en marzo y se prolonga hasta junio.

Jaime trabaja en este sector desde hace 37 años

en cada temporada contrata a 200 personas.

Este marzo solo han podido ser 100.

La mayoría búlgaros que llegaron antes del cierre de fronteras.

-Hay muy poca gente que ha trabajado en el campo

y no están acostumbrados a realizar este trabajo.

Con lo cual, vienen dos días y al tercero les duele todo el cuerpo.

-Pedro Dorado es un agricultor de la localidad de Consuegra.

Posee dos granjas con 80.000 gallinas camperas

y da trabajo a 22 personas. Vive con incertidumbre la situación pero

ha podido mantener la actividad a pesar de la crisis

y haber perdido entre un 45% de la distribución

que hacía a pequeños comercios.

-Estamos agradecidos del trabajo. Aquí seguiremos trabajando.

No se valora la alimentación y la salud.

Lo más importante en esta vida es la salud y lo estamos viendo ahora.

Y una alimentación sana.

-En esta explotación ganadera, familiares de Zamora,

Jorge tiene 160 animales,

incluyendo vacas de ordeño que le produjeron

más de 1 millón de litros de leche.

La pandemia no ha detenido su actividad,

pero han tenido que adoptar medidas de seguridad

y hacer frente a un incremento de demanda.

-La distribución ha cambiado un poco.

Ha sido un poco consciente del producto nacional

que lo tienen cerca, que está bien localizado

y se está produciendo con calidad.

Está habiendo distribuciones y supermercados

ante la imposibilidad...

Están utilizando mucho producto de fuera. Es un aliciente para todos.

-La limitada actividad económica, especialmente

durante las semanas de paralización total,

ha estado sostenida por trabajadores que no han estado en el foco.

Es el caso de los repartidores.

Algunos sobre llevando la dudosa condición de autónomos.

Carlos trabaja como empleado en correos express.

Casado y con dos hijos, lleva 12 años en la unidad

de distribución es Sant Cugat del Vallès.

-Se recogen los datos,

se le introduce en la máquina y no firma con el dedo.

Mantienen una distancia de 1 m y medio.

Bajo ninguna circunstancia se firma.

Se entregan el buzón una vez se han recogido los datos.

-Las ventas en supermercados alcanzaron cifras históricas

durante la semana previa el confinamiento.

En algunos de esos centros han tenido que adaptarse

para cubrir los servicios esenciales.

-Estaba la zona de alimentación haciendo pérdidas de barbacoas...

Con este problema de coronavirus, ha habido que reinventarse.

Estamos en la zona de limpieza,

reponiendo pasillos y pasamos a hacer pedidos online.

-Una de esas tareas es la de los cajeros y cajeras

que han de atender a cientos de personas cada día

con el riesgo de contagio que supone.

-Tenemos miedo, pero al final lo que intentamos

es trabajar y atender con una sonrisa.

Si tenemos miedo, nos lo llevamos a casa.

Aquí intentamos que no.

-Trabajos que antes de la pandemia

para muchos pasan desapercibidos y han cobrado

un valor especial, como el de reponedor.

-Antes era un trabajo muy bajo.

Ahora nos lo agradecen mucho.

Muchas veces te dicen que gracias por trabajar.

En ese aspecto se nota.

La gente es más consciente.

(Música)

-Tan pronto como lo haces,

te hacen sentir pequeño,

dice el primer verso de la canción

que John Lennon grabó en 1970. También dice en su estribillo

que no un héroe de la clase trabajadora es algo que así será.

Todo indica que así será. Cuando la pandemia ceda el paso a la crisis

económica que asoma en el horizonte con miedo y incertidumbre.

-La respuesta política es una respuesta extraordinaria

que restringe nuestros movimientos.

Esto puede no tener,

puede no pasar factura políticamente,

siempre y cuando no se alarga mucho en el tiempo

y no haya actores políticos que quieran rentabilizar

esta situación de excepcionalidad.

-Cuando despertemos de esta crisis,

nos daremos cuenta que el monstruo del cambio climático

y la sostenibilidad siguen ahí.

No debería ser una excusa para olvidar

esa gran agenda de sostenibilidad y de cambio

de modelo que necesitamos con urgencia.

Es una crisis que tenemos a la vuelta de la esquina

y nos encontraremos con la otra mucho más grande.

(Música)

Todos los expertos coinciden en que este

es el fin de la economía mundial, tal y como la conocemos ahora.

Habrá sacrificios y sacrificados porque siempre llueve sobre mojado.

En ese tejido fácil,

con prestaciones escasas y ni existentes,

la situación es más dramática.

Es lo que sucede en Latinoamérica.

Aumento en el porcentaje de personas desfavorecidas,

lo que significa que muchos pueden morir de hambre antes que del virus.

Ayuda a todas las personas que están en la calle.

Atiendo a 600 habitantes en la calle,

pero ahora, con los inmigrantes y las personas

que están todavía en la calle, más o menos

se atienden a 1400 o 1500 personas.

-María...

En este dormitorio de 10 m²,

María sobrevive con su pareja y sus cuatro hijos.

-Está delicioso el banano.

-Menos la pequeña de tres años,

los demás han salido para buscar algo de comida.

María es vendedora ambulante, pero lleva tres semanas sin trabajar.

El hambre nos está matando.

Quisiera dar de comer algo a mi hija, porque no tengo.

No tengo plata.

-En América Latina y el Caribe hay 150 millones de personas

que al igual que María, viven sin protección al desempleo.

-Vendemos bolsas y otros son recicladores.

Esto es un edificio que se paga a diario.

Si usted paga, duerme.

Si usted no paga, no duerme.

Yo tengo más hambre miedo al hambre que al virus.

-A las personas las preocupa morir más por el "corona hambre"

que por el coronavirus.

Hay un nivel de paz con hambre,

pero si sigue subiendo, se acabará la paz.

-El 26 de febrero se diagnosticada en Brasil

el primer paciente Covid-19.

Se fueron cerrando pronto las fronteras

y todavía hay países que se resisten.

Es el caso de Brasil, México y Nicaragua.

-Sin prohibiciones,

sin uso de la fuerza, sin toque de queda,

nuestro pueblo ha actuado de forma responsable.

-Desde el 11 de marzo hasta el 15 de abril,

en Nicaragua tenemos reportados 1237 personas fallecidas.

De todas ellas, una por coronavirus.

Este es un pueblo que por hambre no hacemos morir.

-Andrés López Obrador y Bolsonaro en Brasil,

salían con pases mágicos para afrontar el coronavirus.

Regularon su posición y se dieron cuenta

de que era una gran irresponsabilidad.

-Han muerto más de 3500 personas y los contagio superan los 75.000.

Las cifras oficiales están lejos de los países más afectados,

y hay gobiernos que reconocen que los datos no son fiables.

Un impacto similar al de Europa,

China y Estados Unidos sería más devastador.

-Solo las personas de clase media podemos romantizar

lo colombianos viven el día a día.

Viven del trabajo ambulante y sus patrones no los van a financiar.

Vamos a ver un aumento significativo de 35 millones que afectará...

La respuesta de 185 millones de pobres

es difícil y se necesitan enormes cantidades de dinero para responder.

-Guayaquil es un ejemplo de lo que puede ocurrir en el océano.

Abandono de cadáveres en calles y hospitales.

Lo confirman cuando todos fallecieron por coronavirus,

pero reconoce un desfase antes de la crisis y las actuales.

-He usado todos los mecanismos y se transparente

la información.

Hay que decir la verdad.

Los registros oficiales se quedan cortos.

La realidad supera el número de pruebas

y la velocidad con la que se presta la atención.

Si no se prevé la mayor caída del PIB.

Muchos se están resistiendo y cada vez tienen menos ingresos.

Tampoco llegan las ayudas del extranjero.

-Si tenemos un familiar que no puede continuar mandando dinero,

tendrá un efecto directo sobre la economía

y la necesidad que el gobierno local va a tener que suplir.

Para Colombia, hablamos de 6400 millones

americanos que entran en remesas.

Esas familias van a tener más dificultades.

-Estás pasando factura los trabajadores

informales y más jóvenes.

Lidia vive con tres de sus cuatro hijos.

Se junto con otros vecinos para jugar en casa.

Resisten gracias a la solidaridad de personas

y de la caridad del gobierno que le ha dado 70 E.

-Les da más hambre porque están en casa.

Todo les produce más hambre.

-La comida no es su única preocupación.

No puede pagar internet y esto dificulta

continuar con los estudios.

-No hay computador ni cómo hacer virtualmente...

Ahora todo es tecnología.

-A mí se me dificulta hacer el trabajo.

Internet me lo cortaron. Estoy usando datos.

-Marta, una profesora, recibe decenas de correos como este.

Durante la pandemia,

recibe guías y luego se los envía como puede.

-Los niños de otros colegios tienen un televisor

grande y un computador grande. Nosotros no tenemos eso, no podemos.

Así que habló la plataforma para ver cuanto se comunican conmigo.

No pueden.

De esos 300 estudiantes, el 10% tiene estabilidad económica.

Para los demás, el colegio es más que una institución académica.

-Mis niños van contentos al colegio porque encuentran comida.

Les dan fruta, un yogur, galletas.

Ellos están pendientes en la mitad de la jornada.

A uno le dicen que ya se lo van a traer...

A veces uno no sabe que es su única comida en el día.

Muchas veces uno descubre que guarda la manzana o algo.

La quiero guardar para su hermano que no tiene colegio.

-Otra de las preocupaciones es la violencia de género.

-En este momento hay miles de mujeres que están

más en riesgo que antes.

Encerradas, en cuarentena con sus agresores.

Si sabes de alguna mujer que sufre algún tipo de violencia de género,

la tienes que ayudar. Te pedimos que no te laves las manos.

-Los hogares donde las familias se protegen del virus,

son espacios letales para las mujeres.

La que está pasando la cuarentena con su maltratador.

-Primero me mata pero no se va...

Que no se va.

Ruego a Dios cada día que esto pase.

-En 15 días, en Colombia han sido asesinadas 19 mujeres.

En América Latina todos han disminuido,

hay menos denuncias, pero las líneas de atención

a víctimas están colapsadas.

-Estamos proponiendo con varios gobiernos entre Argentina,

México y Colombia que se tomen medidas

cuando se pueda para que, quien se retire de la casa

es al agresor en este periodo de confinamiento.

Muchas mujeres tienen miedo.

Pierdo todo, mi casa, mi espacio,

las mujeres rurales, su unidad productiva.

-La exposición de violencia de género aumenta

entre las migrantes venezolanas quienes,

ante la falta de ayudas, han retornado a su país.

-Muchas tienen que pagar un pasaje en materia

de sexualidad que, obviamente, es brutal.

Lo vemos muchas veces en las fronteras.

El cierre de fronteras da oportunidad

al crecimiento de las redes criminales y este tipo de delitos.

-Dejó su casa y su carrera de administrativo

para buscarse la vida en Colombia donde vende chucherías en la calle.

En este bajo sin luz y sin ventilación,

vive con 30 venezolanos.

Se considera una afortunada porque a muchos los han desalojado.

-No nos están exigiendo.

Pero lo vamos a pagar.

-Berta y su familia no han tenido la misma fortuna.

Su arrendatario los hecho del alquiler.

Han recorrido 100 km en cinco días.

Todavía quedan 500 km para llegar a Venezuela.

La tierra que abandonó hace un año.

-Nosotros no estamos enfermos. La gente no se insulta.

-Después de un pequeño descanso,

toca emprender un camino hacia la incertidumbre.

Huyendo del coronavirus y del corona hambre.

(Música)

Así llegamos al final.

Les agradecemos que hayan compartido un rato de su tiempo con nosotros.

Aquí seguimos. Manténganse fuertes, cuidense mucho. Adiós.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Informe Semanal - 18/04/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Informe Semanal - 18/04/20

18 abr 2020

La economía que viene
Aunque el estado de alarma en España seguirá al menos hasta el 25 de abril, y probablemente hasta el 10 de mayo, los trabajadores de actividades no esenciales que han estado "hibernadas" por orden del gobierno han podido incorporarse esta semana a sus centros. Es una medida polémica que busca un difícil equilibrio entre el intento de volver a la normalidad y el riesgo de desandar el camino.

Coronahambre
Ciento cuarenta millones de latinoamericanos viven de la economía sumergida y no tienen protección frente al paro. Son cálculos de la Organización internacional del Trabajo. La corresponsalía de TVE en Colombia analiza el impacto de la pandemia en América Latina.

ver más sobre "Informe Semanal - 18/04/20" ver menos sobre "Informe Semanal - 18/04/20"
Programas completos (619)

Los últimos 3.666 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos