www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5833498
No recomendado para menores de 7 años Informe Semanal - 03/04/21
Transcripción completa

La globalización ha encallado en el Canal de Suez,

que hasta hoy no ha recuperado su ritmo de navegación habitual.

El Ever Given, un supercarguero de 220.000 toneladas,

se dirigía de Singapur a Rotterdam, cuando embarrancó y bloqueó el paso.

El lunes lo reflotaron, pero los más de 400 buques en espera

han tardado cinco días en cruzar.

El accidente ha provocado pérdidas multimillonarias.

Más de 9500 millones de euros diarios.

Ahora los técnicos revisan el buque y las aseguradoras afilan dosieres,

para delimitar responsabilidades.

Hoy también hablaremos del hidrógeno verde, la energía del futuro,

por la que apuesta Europa.

También haremos el viaje de las palabras,

las emociones y la memoria, con cuatro mujeres escritoras.

En pandemia nos hemos aferrado a los libros

para vivir sus historias con intensidad y sin límites.

Pero empezamos en el Canal de Suez, donde el accidente del Ever Given

ha puesto en evidencia la fragilidad

del flamante comercio marítimo mundial.

En el fondo cuando ves estos grandes portacontenedores,

estos grandes barcos,

lo que ves son como trocitos del PIB mundial moviéndose por el mundo.

Es economía en movimiento, son miles, millones de transacciones

que no se han consumado

y que cuando lo hacen generan renta, empleo, hacen que todo funcione.

Y la economía, como los barcos, puede encallar

cuando no se puede mover.

Esa ha sido la amenaza mundial tras el accidente de barco

La industria naviera es muy internacional.

Si uno mira el Ever Given, tiene un capitán chino,

el propietario es japonés,

los alemanes gestionan la tripulación, que es india.

Así que intenta estar al margen de problemas nacionales,

tratando siempre de mantener su carácter internacional.

Yo que soy de Panamá te puedo decir

que tanto el Canal de Suez como el Canal de Panamá

tienen gente muy cualificada operando por estas vías

que son importantes para el comercio internacional

y aunque ha resultado muy llamativo toda esta semana

el bloqueo del Canal de Suez,

la realidad es, que si comparamos el tráfico marítimo

que suele pasar diariamente por estos canales

versus el número de incidentes, el riesgo es bastante bajo.

En la perspectiva mundial, está claro que todas las potencias,

en particular las europeas que comercian en el mundo,

necesitan la libertad de navegación por Suez,

y por otra parte, los chinos consideran Suez fundamental

para las nuevas vías de la seda,

es decir, aquellos recorridos que a través de China

atraviesan el Océano Pacífico y el Océano Indio hacia Europa.

Si en Suez no hay libertad de navegación,

naturalmente hasta Gibraltar, nosotros estamos muertos.

El 90 % del comercio mundial se hace por mar,

y de eso cerca del 20 % pasa por Suez.

El Canal vive una segunda vida

desde que en 2015 chinos y rusos doblasen su capacidad operativa

masificando sus infraestructuras.

En paralelo con el aumento exponencial

de la capacidad de los modernos macro buques de transporte.

El mercado de los contenedores no hace más que crecer en tamaño

y medios de transporte.

A finales del siglo XX los portacontenedores más grandes

podían llevar hasta 7000 contenedores

y ahora ya estamos hablando de más de 20 000

y se habla con horizonte de 2050, incluso 50 000 contenedores.

La mayoría de los analistas y expertos marítimos creen

que esos barcos pueden pasar por el Canal sin problemas,

y que esto no ha sido más que un estúpido incidente,

pero otros no están de acuerdo.

Hay un tema candente antes incluso de que empezara todo esto,

de que estas naves son tan grandes, con miles y miles de contenedores,

que cuando llegan a puerto lleva un montón de tiempo desembarcarlos,

y esto es algo que ha empeorado muchísimo

la fiabilidad de la cadena de distribución

afectada durante la pandemia del Coronavirus.

En el caso del Ever Given, a ver, estamos hablando de un barco

que por sus dimensiones costará entre 100 y 140 millones,

sólo el valor del casco,

todos los gastos que se han generado con motivo de los remolcadores,

las dragas, todas las operaciones de reflotamiento

en principio las va a cubrir la póliza del casco y máquina,

hasta el valor del barco,

pero en este caso como se estima el valor del barco

son como mínimo 100 millones, no lo va a superar.

Las reclamaciones más importantes van a venir

por la parte de responsabilidad civil.

La responsabilidad civil no se cubre de manera habitual,

como en el mundo del seguro.

La responsabilidad civil se cubre

con lo que se conoce como Clubs de Protección de Indemnización.

Es decir, mutuas de armadores, de las que existen 13 en el mundo,

comprenden un 80 % del tonelaje que navega por el mundo.

Se les conoce como PandI, Protección e Indemnización.

Con nuevos riesgos en el horizonte.

Hemos hablado el sábado pasado con el director de Merck,

que es la mayor compañía naviera del mundo,

la más importante en la cadena mundial de abastecimiento,

y nos ha dicho,

que la distribución mundial ha pasado del JUST IN TIME

-justo a tiempo-,

a traer las cosas cuando se necesitan,

y almacenar lo mínimo,

a una cadena de valor JUST IN CASE, -por si acaso-.

Ahora se almacena más por si acaso hay más crisis

o esta que vivimos se prolonga.

Y todo esto en medio de una guerra comercial

entre Estados Unidos y China,

con sus alianzas estratégicas y comerciales

que pasan por Suez, el cuello de botella por excelencia.

No se trata sólo de una guerra comercial.

Es una guerra en todos los frentes, a 360 grados,

que por ahora afortunadamente no ha pasado a las armas,

no se dispara,

pero por todo el resto es como si estuviéramos en guerra.

Por decirlo claramente,

vivimos en una lógica de guerra sin que haya sido declarada.

¿Cómo se interpreta?

Es una guerra a suma cero.

Lo que yo gano, tú lo pierdes; lo que pierdes tú, lo gano yo.

El Canal de Suez, el cuello de botella

que corta el desierto del Sinaí

entre los Mares Rojo y Mediterráneo,

vivió su primera vida como fenómeno mundial en el siglo XIX.

Con la Conferencia de Cairo,

que este Semana Santa cumple un siglo,

pasó a manos del Reino Unido,

pasaje obligado a su imperio en India.

Nacionalizado por Nasser en 1956,

fue cortado en las guerras de los 6 Días de 1967,

y de Yom Kippur en 1973, generando la crisis del petróleo.

Se ha caído un puente y se ha bloqueado el Canal de Suez.

Una sucesión de conflictos y desastres.

Una sucesión de conflictos y desastres.

La última vida del Canal comenzaba cuando el nuevo faraón egipcio,

el general Al Sisi,

inauguraba las instalaciones chinas y rusas hace seis años.

El ejército egipcio se ha alejado de la influencia de Estados Unidos

tras el derrocamiento de Hosni Mubarak hace una década.

La situación que estamos viviendo estamos descubriendo

cuán vulnerables somos.

Es decir, que al final no necesitas un desastre natural

para llevarte una sorpresa.

Simplemente que un barco pueda encallar en un canal

y parar la arteria fundamental

o una de las arterias más críticas de funcionamiento

de la economía mundial.

Por eso se trata de buscar nuevas rutas de la seda.

Como el pasaje por el Ártico,

donde los rusos han plantado una bandera de titanio

en sus fondos abisales.

Las aseguradoras calculan

que ingresarían como mínimo 28 000 millones

sólo en primas de seguros.

Con lo cual por un lado se contempla con buenos ojos,

en lo que a ingresos se supone, ahora desde el punto del riesgo,

yo creo que el sector marítimo se caracteriza

por adaptarse a las circunstancias.

Las rutas terrestres o aéreas serán un espejismo

debido a su coste.

Si se pusieran en fila los contenedores

de uno de los mega buques,

se necesitarían trenes de 150 kilómetros.

Ahora están por ver

las consecuencias del último bloqueo de Suez,

empezando por los puertos españoles.

Algunas navieras van a tener que cancelar sus salidas

porque sus barcos van a llegar tarde

y entonces va a provocar una reacción en cadena

de problemas de abastecimiento.

Las cosas parecen haberse tranquilizado mucho

en los últimos días, pero ciertamente van a empeorar.

las nuevas, mastodónticas, caravanas de metal.

La emergencia climática y la decisión europea

de que haya cero emisiones de CO2 en 2050,

empujan a las grandes empresas de energía a buscar alternativas.

Una de ellas es la tecnología del hidrógeno verde.

En la próxima década, Europa destinará 30.000 millones

de euros, a investigarla.

El hidrógeno se obtiene descomponiendo el agua

pero, hoy por hoy, hay que contaminar para producirlo.

El objetivo es lograrlo con energías renovables.

Aunque esta prometedora apuesta, presenta dificultades.

Para lograr el hidrógeno

se necesita mucha energía

y grandes superficies para plantas eólicas y solares.

También obligará a un cambio de hábitos.

Consumir sin contaminar, y consumir menos.

La Central Térmica Barranco de Tirajana

produce el ochenta por ciento de la energía eléctrica

que se consume en la isla de Gran Canaria.

Ahora utiliza gas natural y fueloil.

Pero no será por mucho tiempo.

Su dueña, Endesa, tiene en proyecto sustituir estos combustibles fosiles

por hidrógeno verde.

El hidrógeno verde es una de las grandes apuestas de Europa

en sus planes de descarbonización, es decir, para dejar de emitirgases

con efecto invernadero.

De hecho, España destinará a su desarrollo

mil quinientos millones de euros de los fondos de ayuda europeos.

La importancia está en el apellido verde

y en la forma de conseguirlo: un proceso químico de electrólisis

que descompone el agua en oxígeno e hidrógeno

y para el que solo se utilizarán energías renovables.

El hidrógeno va a ser el elemento clave para pasar esa última frontera

que necesitan las energías renovables para llegar a lugares

donde nadie ha llegado antes.

Y ese lugar donde nadie ha llegado antes

es esa utilización, prácticamente, al cien por cien

de las energías renovables.

Pero esta gran apuesta de futuro abre también interrogantes

sobre las limitaciones del hidrógeno verde.

La primera limitación que tendría, la alta ineficiencia

que tiene el proceso.

Del ciento por ciento de energía renovable

que usamos para generar el hidrógeno verde,

probablemente podamos almacenar, dependiendo de la aplicación,

entre un veinte y un cuarenta por ciento.

De las chimeneas de la Central Barranco de Tirajana

apenas sale humo.

Aunque cumple todos los protocolos medioambientales,

el hecho es que emite CO2 a la atmósfera.

Algo que dejará de ocurrir cuando el proyecto

para alimentarla con hidrógeno verde se convierta en realidad.

Lo vamos a poder almacenar para aquellos momentos

en los que no tengamos sol y no tengamos viento.

Tendremos el hidrógeno almacenado en las centrales

y los ciclos combinados que en la actualidad

están utilizando unos combustibles que son más contaminantes,

a pesar de todo el cuidado que se tiene con ellos,

pues serán capaces de utilizar este hidrógeno

y, de esta manera, dar el respaldo incluso sin emitir CO2

a la atmósfera.

Con una dependencia de combustibles fósiles

por encima del noventa por ciento, Canarias apuesta por alcanzar

la autosuficiencia energética mediante energías renovables.

Para poder producir el hidrógeno verde que haría falta,

tendrán que multiplicar por diez o veinte su producción actual

de energías limpias.

El hidrógeno va jugar tres papeles claves.

Por un lado, los vehículos pesados en Canarias,

a los cuales se les computa el cuarenta por ciento

de los gases de efecto invernadero, tendrán que funcionar,

tendrán que ser vehículos de hidrógeno.

En segundo lugar, desarrollo de pilas de combustible

para poder almacenar los excedentes de energías renovables

que podamos tener en Canarias.

Y, en tercer lugar, y un factor muy importante,

es que las nuevas centrales térmicas

que tenemos que ir cambiando en Canarias,

que son mucho más pequeñas que el territorio continental,

queremos que sean centrales que estén preparadas

para funcionar ciento por ciento con hidrógeno.

El ingeniero Javier Brey lleva más de dos décadas

dedicado a la investigación sobre este gas combustible.

En 2016 fundó, junto a varios socios, una empresa

que fabrica electrolizadores, los dispositivos encargados

de hacer pasar la corriente eléctrica por el agua

para generar hidrógeno y oxígeno.

Para él, el desarrollo de una economía del hidrógeno

sería una gran oportunidad para España

y, en especial para las pequeñas y medianas empresa tecnológicas

como la suya.

España va a poder producir y exportar hidrógeno renovable.

España va a ser, además, el punto de entrada de hidrógeno renovable

procedente del norte de África.

Y, sobre todo, España va a poder exportar equipos,

conocimientos y proyectos.

Este es el Laboratorio Tecnológico que tiene Repsol

en la madrileña localidad de Móstoles.

Aquí están desarrollando, conjuntamente con Enagás,

un proyecto para utilizar el sol como fuente de energía renovable

para generar la electricidad,

que se utilizará en el proceso de electrólisis

y obtener hidrógeno sin necesidad de estar conectados

a la red eléctrica.

Es una alternativa más para producir hidrógeno

de manera limpia.

Empezó como idea hace diez años.

Y eso tiene que ver con las escalas.

Empezamos con escalas de centímetros,

pasamos a escalas de metros y tenemos previsto,

para el año que viene, ya empezar con las hectáreas.

Es decir, empezaremos con la primera planta demo,

que vamos a instalar en Puertollano,

para demostrar a escala real cómo somos capaces

de producir hidrógeno directamente desde el agua,

con la radiación solar, sin necesidad, por ejemplo,

de estar conectado a la red.

Pero este futuro prometedor que dibuja el sector energético

de un combustible limpio y barato a partir del elemento

más abundante que hay en la Tierra, el hidrógeno,

todavía tendrá que esperar.

Los científicos apuntan también sombras y dificultades.

Problema: la eficiencia de todo el proceso es muy baja.

Vas a perder, dependiendo de cómo utilices este hidrógeno,

entre el cincuenta y el ochenta por ciento de la energía

que has consumido para producirlo.

Pero es que, además, estamos asumiendo que la producción

de energía renovable es infinita o muy grande...

y no es verdad.

Yo he dicho que con fuentes de energías renovables

podemos producir como el treinta o el cuarenta por ciento

de lo que estamos consumiendo ahora mismo

con todas las fuentes de energía.

La economía del hidrógeno verde

Es decir, emplea combustibles fósiles para generarlo

y eso implica emisiones de CO2 a la atmósfera.

El hidrógeno gris es producción de hidrógeno,

pero con emisiones de CO2.

Una manera de amortiguar esto es capturando ese CO2.

Haciendo que ese CO2 no se lance a la atmósfera,

sino capturándolo y almacenándolo.

Hay varias tecnologías para hacerlo

y ese, precisamente, es el hidrógeno azul.

Basado en esta tecnología, Petronor, del Grupo Repsol,

va a desarrollar un proyecto en Bilbao.

Combinará la producción de hidrógeno renovable

y la captura del CO2 de su refinería de petróleo

para crear combustible sintético que podría ser utilizado

en los motores de combustión actuales.

Una planta de cemento, una planta de acero,

no es fácil que, por mucha tecnología que introduzca,

pueda producir cero emisiones.

Con una captura eficiente, puedes estar, al mismo tiempo

que produciendo el bien que tienes, el acero, el fertilizante,

lo que necesites, puedes estar capturando ese CO2

y utilizarlo para el combustible sintético.

Con lo cual no estarías, en el ciclo global,

emitiendo de forma general.

En estos momentos, la emergencia climática es indiscutible

y es obvio que las grandes empresas que se han estado basando

en combustibles fósiles estén buscando salidas

a, precisamente, un mercado o una forma de producción y consumo

que sabemos que no cabe dentro del planeta

y que hace falta eliminar.

En ese sentido, estamos viendo, bueno, pues que, precisamente,

Europa destinará en los próximos diez años

hasta treinta mil millones de euros para desarrollar la tecnologia

del hidrógeno verde.

Cifras que colocan a este gas en el centro del debate

sobre el cambio climático, pero también sobre la continuidad

de nuestro modo de vida.

El decrecimiento es inevitable porque la cantidad de energía

de la que vamos a disponer va a reducirse

y, además, rápidamente en los próximos años.

Entonces, lo que podemos decidir es cómo nos adaptamos

a esta situación.

Las necesidades reales de consumo energético que tenemos

son muy inferiores a lo que estamos consumiendo ahora mismo.

Podríamos consumir fácilmente la décima parte

de todo lo que consumimos ahora y vivir,

lo que es para la gente de la calle, la gente como nosotros,

exactamente igual.

El aluvión de proyectos puestos en marcha

conduce a pensar que el hidrógeno

ha dejado de ser la permanente energía del futuro

y es ya una realidad inminente.

A ello contribuye de forma esencial el abaratamiento

de las energías renovables y el desarrollo tecnológico.

Pero, sobre todo, la progresiva desaparición

de los combustibles fósiles y la decisión europea

de que en 2050 las emisiones de carbono a la atmósfera

tendrán que ser cero.

Los libros han sido el malecón en la pandemia.

Durante el confinamiento,

un cuatro por ciento más de españoles decidió leer.

Y, gracias a las compras por Internet,

las ventas del sector solo han caído un siete por ciento.

Los libros llegaban a casa y nos permitían imaginar

lo que no podíamos vivir.

Hoy saltamos al otro lado.

Cuatro escritoras nos permiten conocer su proceso creativo.

Íntimamente ligado a sus infancias, personalidades,

experiencias y ambiciones.

Cuando abrimos un libro, nos conectamos al espacio personal

que han querido compartir.

Y donde tiempo, palabras, inspiración y olvido

se conjugan para cambiar el mundo.

Algo tuvieron los mitos y las mitologías

que a mí me cautivaron desde que era muy pequeña,

y mi padre me contó la historia de la Odisea, los viajes de Ulises

y aquel cuento me deslumbró.

Yo soy una mujer básicamente optimista, por ejemplo,

porque confío en el valor de la literatura,

en el valor del lenguaje para poder transformar

las cosas terribles de la vida.

El poema sirve de oración, sirve de calmante.

Tiene muchas utilidades en la vida.

A mí cuando murió mi padre

me venían a la cabeza Jorge Manrique,

algunos versos de Machado, algo de Bécquer.

Salían solos, estaban ahí.

Yo ya, que tengo una edad tremenda, me siento un árbol de un bosque

que está siendo talado.

Entonces hay unos claros en ese bosque tremendos.

Es que caen y caen los árboles alrededor, buf.

Yo creo que debo tener como una sopa química muy buena,

con mucha citosina o lo que sea,

pero es verdad que tengo esa virtud animal

de la alegría

que consiste, en que, todas tus células se regocijan

y bailan un zapateado

por el hecho de estar vivas.

Así que yo un día salgo a la calle y hace un sol espléndido

y digo: ah, qué maravilla, qué bonito,

pero al día siguiente salgo y está lloviendo

y digo: qué lluvia tan bonita, qué maravilla.

Disfruto, soy una disfrutona.

Eso no quiere decir que sea ajena también

a la melancolía,

porque la melancolía es la conciencia de la belleza

sabiendo que se acaba.

La ridícula idea de no volver a verte.

Como no he tenido hijos,

lo más importante que me ha sucedido en la vida son mis muertos.

Y con ello me refiero a la muerte de mis seres queridos.

¿Te parece lúgubre?

¿Quizá incluso morboso?

Yo no lo veo así.

Rosa Montero empezó a escribir con cinco años y no ha parado.

Tiene una larga y fructífera trayectoria en el periodismo,

especialmente en el diario El País,

donde ha destacado como una espléndida entrevistadora.

Y ha brillado como novelista con títulos como "Amado amo",

"El corazón del tártaro",

o su último libro, "La buena suerte".

Dice Rosa Montero que en cada vida hay varias vidas

y que ella va por la cuarta.

El feminismo es el cambio cultural de la humanidad más grande

del último milenio, yo que sé.

No es una ideología, afortunadamente,

porque las ideologías son sistemas cerrados de pensamiento

que siempre rechazan a los que no son como ellos,

sino que es un movimiento cultural y social profundo,

un cambio de paradigma total.

En ese sentido,

el feminismo atañe tanto a las mujeres

como a los hombres,

el feminismo no es una cosa de mujeres.

La falta de igualdad económica para mí

está estrechamente relacionada con el feminicidio.

No se trata de violencia intrafamiliar,

no se trata de crónica de sucesos espectacular,

no se trata de excepciones

de las que pueda sacar partido un programa de televisión

o un periódico.

Se trata de un problema sistémico, se trata de un problema estructural.

Por supuesto que soy feminista.

Soy hija de maestra, nieta de maestra.

Mi madre fue alumna de Celia Viñas.

Es que he vivido la igualdad en mi casa, desde mi abuela,

mi madre, la familia.

Lo que no entendía era el mundo cuando salía fuera.

¿Por qué en las otras casas las madres no se sentaban a la vez

y estaban sirviendo las mesas?

Yo eso no lo entendía cuando era niña,

porque en mi casa eso no ocurría".

Si vas preguntando a las fuentes, a los testimonios, a los textos

encuentras de vez en cuando alusiones a mujeres filósofas,

a mujeres poetas, a mujeres que escribieron teatro,

a mujeres que escribieron discursos, como Aspasia, la mujer de Pericles,

a la que el propio Sócrates consideraba su maestra.

Y es importante ese rastreo para descubrir que estuvieron ahí

a pesar de todos los obstáculos.

Aquel tiempo de lectura me parecía un paraíso pequeño

y provisional.

Después he aprendido que todos los paraísos son así:

humildes y transitorios.

Irene Vallejo, con su ensayo "El infinito en un junco",

ha venido a constatar que los libros son desde la antigüedad

los grandes aliados de hombres y mujeres en la interminable lucha

contra el olvido.

El infinito en un junco es una fiesta de palabras

que ha sido una enorme sacudida editorial.

Ha escrito Irene Vallejo que,

"las mujeres han sido las encargadas de desovillar en la noche

la memoria de los cuentos.

Se habla muy poco de esta figura, Enheduanna o Enkheduanna,

que fue una sacerdotisa acadia, que muchísimo antes de Homero,

antes incluso del autor del poema de Gilgamesh, ella firmó sus textos.

La primera vez que una voz sale del anonimato

es la voz de una mujer

y ella además expresa una grandísima confianza en sí misma,

ella es consciente de su innovación.

Safo es ya una compañía de prácticamente toda la vida.

Los poemas de Safo se compusieron como letras de canciones

y se ejecutaban ante un público

y tenían un momento vivo como un concierto en directo,

lo que pasa es que eran tan apreciados

que por supuesto pasaron a la escritura muy pronto.

Ahora la valoro, sobre todo, por su propuesta ética.

El modo de vida que refleja en sus poemas

yo lo llamaría hedonismo austero.

Es un disfrute de lo presente, de la vivencia más próxima,

de la música, del amor, de la naturaleza,

con un sentido austero.

Tiene que ver también con Epicuro

y es muy aprovechable en nuestros días.

Poeta y traductora,

Aurora Luque lleva cuarenta años publicando poemarios

que han hecho de ella una voz esencial de la lírica

de nuestro tiempo.

En su último libro, "Gavieras", saca del fondo legendario del tiempo

a mujeres andariegas, peregrinas, exiliadas, revolucionarias.

Naufragios y retornos en el viejo mar

de los griegos.

Cuenta Aurora Luque que, las musas hace tiempo

que están cuestionadas

y quizá en el pasado estuvieron sobrevaloradas

Yo tengo diseñado mi funeral porque no me gustan los funerales

creo que tienen que ser acordes con la vida.

No me quiero despedir de este mundo con un ritual

que no tiene nada que ver conmigo

y entonces he elegido cuatro poemas, tres músicas y dos vinos,

para que si me quedan amigos, cuando suceda,

que me acompañen lo que he amado a lo largo de la vida.

Yo creo que las palabras están en un duelo permanente

contra el tiempo, que las erosiona, que las hace caer en el olvido

y por eso para mí esta historia,

la historia del infinito en un junco

es el relato de una lucha contra ese olvido

y contra esa destrucción.

Hacer sobrevivir los relatos a lo largo de los siglos

es algo que a priori parece muy difícil, casi imposible

y que es un enorme logro.

Nuestra memoria, que es la base de nuestra identidad, es un cuento.

Un cuento que nos contamos a nosotros mismos

y que vamos cambiando con el tiempo.

Lo que yo hoy recuerdo de mi infancia

no es lo que recordaba hace 20 años

y yo tengo un hermano mayor, al que quiero mucho,

y que a veces como hacemos los hermanos

empezamos a hablar de cosas

que hemos vivido los hermanos en la infancia

y bueno los padres de mi hermano no son mis padres,

no tienen nada que ver.

Él se ha construido una historia, un relato,

yo me he construido otro.

Entonces, la vida es un cuento a veces luminoso

y a veces terrible.

La familia yo creo que es un microcosmos

donde se reflejan las contradicciones de la sociedad

en que vivimos, los tabúes, las taras aprendidas

y al mismo tiempo en nuestra sociedad

la familia ha funcionado como un colchón asistencial

que lo que está revelando es que estamos padeciendo

desde hace tiempo una economía que está en crisis,

a mí eso me interesa mucho desde el punto de vista literario

y desde el punto de vista social, político y humano.

Ahora quedamos atentas.

Llegan con aires de libertad y sonrisa blanqueada

Sonríen en la foto, ocupan su escaño en el Parlamento.

Apelan a nuestra descendencia.

Se la quieren meter en el bolsillo.

Se dicen salvadores de la patria".

Acababa el siglo XX cuando Marta Sanz debutó

Acababa el siglo XX cuando Marta Sanz debutó

en la narrativa con su novela "El frío".

Desde entonces ha publicado una docena de obras

que la han situado entre los grandes escritores españoles del momento.

Marta Sanz se muestra partidaria de la memoria

frente a lo que llama utilización publicitaria de la nostalgia.

Su última novela es "Pequeñas mujeres rojas"

y en ella sigue sumergiéndose en las aguas de la narrativa

comprometida.

En mi novela, "Animales domésticos", la primera página está protagonizada

por un obrero con las botas llenas de barro.

Eran las siete de la mañana, en una obra,

en un polígono industrial de la periferia madrileña.

Bueno, pues esa primera página a mí me sirvió

para que Rafael Chirbes me llamara y me dijera:

"Muchas gracias, por haber escrito una novela

con un obrero con las botas manchadas de barro.

Es cierto que durante muchos años

las novelas estuvieron protagonizadas

por intérpretes de la ONU, cantantes de ópera, psicoanalistas,

escritores, escritoras.

No sabíamos nada de nudos ni de remos.

Aprendimos tareas de aparejo en las finas arenas del Nilo,

frente al mar.

De todas las desgracias elegimos al menos la más noble:

la de huir libremente.

Viajamos huyendo de los lechos donde Eros sembró tábanos, celos,

asfixia, propietarios.

La nave es nuestra ágora flotante.

Navegamos en busca de ciudad.

Hemos llegado al final.

Ya saben que pueden volver a ver nuestros reportajes

en la web de RTVE y en las redes sociales, si quieren.

Hasta el próximo sábado.

Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Informe Semanal - 03/04/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Informe Semanal - 03/04/21

03 abr 2021

Las nuevas rutas de la seda
Esta semana se ha reanudado el tráfico por el Canal de Suez, después de que un gigantesco carguero de 200.000 toneladas lo bloquease durante seis días. La imagen del Ever Given cortando la navegación en una de las rutas comerciales más transitadas, se ha convertido en un símbolo de la globalización.
Hidrógeno, la última frontera
El elemento más abundante en la Tierra puede ser la respuesta limpia al petróleo. En ‘Informe Semanal’ se hablará del hidrógeno, un gas que se obtiene descomponiendo el agua aplicando una corriente eléctrica. De momento, las empresas que lo hacen queman combustibles fósiles para generar esa electricidad.
Escritoras, el largo viaje
Informe Semanal’ comparte vivencias y afanes literarios con cuatro autoras de éxito y prestigio: Irene Vallejo, autora de ‘El infinito en un junco’, un ensayo que arrasa en las librerías españolas; Rosa Montero, una de las novelistas más veteranas y reconocibles de la literatura en español; Marta Sanz, que en los últimos 20 años ha ido forjando una escritura muy personal, imbricada en lo social; y Aurora Luque, una de las voces más consolidadas de la poesía española de las últimas décadas.

ver más sobre "Informe Semanal - 03/04/21" ver menos sobre "Informe Semanal - 03/04/21"
Programas completos (673)

Los últimos 3.824 programas de Informe Semanal

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos