Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

3018580 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Imprescindibles - Martirio - Ver ahora
Transcripción completa

O sea que tú estableces una diferencia entre Martirio y Maribel.

Sí, por favor. Tengo una esquizofrenia maravillosa.

Yo creo que tengo un psicoanálisis público.

De verdad, creo que sí.

Porque Martirio está tan expuesta

y a la vez es mucho más fuerte que Maribel, pero... no sé.

Hay una relación entre las dos...

yo creo que estamos un poquillo enamoradas.

Yo he cogido mucho de la calle que también tiene mucho que ver

el llevar las gafas y el atuendo,

porque cuando me lo quito,

puedo mirar, puedo estar, puedo escuchar.

Y es una ventaja enorme.

Entonces claro,

hay muchas de las frases que yo digo, o de las canciones,

incluso, cosas que tienen que ver con la imagen, que se han quedado.

Bueno, les voy a dar una pista, ¿eh?

Qué les parece, ¿ya saben quién soy?

¡Martirio, 32 años, del mismo Huelva!

Aries, ascendente virgo.

María moderna.

¡Tariro tariro!

¡Martirio!

Si tú supieras, el miedo que yo paso

al pie de la escalera deseando que me trague la tierra.

He intentado escaparme por el filo como siempre me han cogido.

Tienes que seguir luchando.

Y aunque se te quede la cabeza en blanco,

y solo quiero volverme niña,

quitarme los zapatos irme de paseo

de la mano de mi padre Pepe por la playa.

Y a mí quién me mandaría con lo bien que yo estaría.

Con mi madre, en mi casa, en mi Huelva.

Paseando por la playa.

Aplausos

A lo largo de muchísimos años, Martirio, Maribel y yo,

hemos ido encontrándonos y reencontrándonos

en lugares insólitos;

siempre coincidían en un lugar de la emoción

que es el corazón y en la consciencia.

Me han gustado los cuentos, desde que era chica, chica, chica.

Y como tenía muchas veces anginas me pasaba mucho tiempo...

¿Y qué cuentos eran?

Pues sobre todo la colección Azucena.

Que era el Cosaco verde, Jabato. Sí.

El Jabato... Y capitán Trueno.

Capitán Trueno, sí.

Y Mary noticias, que era una reportera arriesgada.

¿Mary noticias?

Que tenía un novio se que llamaba Brumas,

con una gafas negras.

¡Uy desde ahí ya las gafas...! Las gafas, las gafas.

La verdad es que mi padre siempre llevaba gafas, negras, sí.

¿Maribel era una niña muy tímida? Has dicho en alguna ocasión.

Muy tímida y muy reconcentrada.

Queda mucho de esa timidez.

Yo creo que la soledad es lo que me ha hecho a mí

buscar una forma de expresión y sacar lo que tenía fuera.

Hacer el camino del arte, en soledad.

Yo tengo un recuerdo de mi madre maravilloso, porque yo creo que fue

la persona que a mí me inculcó la sensibilidad.

Ella estaba pendiente y se alegraba muchísimo y le encantaba.

Siempre me decía: "Maribelita, hija, habla un poquito más despacio".

Pero yo con el pipijerbe hablaba muy ligero, muy ligero

y muchas veces me decía: "Está muy bien lo que estás diciendo

pero habla más despacio.

¿De pequeña tus aficiones eran musicales?

¿En la familia había afición?

Mi madre canta muy bien,

y desde chica en la cuna, ya cantaba mi madre.

Entonces con 15 años me pusieron un profesor de guitarra

y en el colegio me decían la "Oti".

¿La Oti, lo de los ascensores? Hija qué antigua.

El Otis Redding que cantaba eso de: Sittin in the mornin' sun

Sentado en el muelle de la bahía.

A ver, vuélvemelo a cantar. Sittin in the mornin' sun.

Tú te casaste muy bien casada, ¿no? Y eso, ¿a qué tipo de vida te llevó?

Hombre, me llevó a vivir unos años muy bonitos con mi primer novio

y un señor maravilloso que es mi exmarido.

Y bueno, a aprender a estar en una casa

-estaba estudiando y me metí en una casa-

y me llevé mucho tiempo en una casa y aprendí a eso, a ser ama de casa.

Porque yo te conocí a ti cantando con Jarcha.

Sí. ¿Cómo empezaste?

Profesionalmente empecé con Jarcha.

Haremos una canción nuestra titulada: Esclavos de la tierra.

En lo que queremos recoger un poco la problemática,

tanto andaluza, como de España entera.

Yo a Jarcha la había conocido cuando era muy joven en Huelva

y yo estaba de ama de casa recién había tenido a mi niño

cuando sacaron ellos el primer disco y los seguía completamente,

porque cantaba esa música popular recuperada,

se convirtieron en un estandarte de libertad.

Y aprendí con ellos todo los rudimentos de cómo actuar,

de cómo hacer voces, de cómo armonizar, de cómo viajar,

y me lo pasé en grande con ellos y aprendí muchísimo.

Jarcha nace con unas inquietudes sociales y musicales a la vez

y bueno, fue una época también muy reivindicativa,

muy de necesidades de manifestarte a todos los niveles.

Había hambre de todo, ¿no?

Yo creo que el grupo para ella fue, digamos, su trampolín,

para salir al mundo artístico,

porque, digamos, que fue casi la primera vez que ella

se subía a un escenario.

Siempre en grupo te sientes más arropada,

que para estrenarte está mucho mejor.

Eso es la verdad.

Luz de luna, luna chiquera, luz de luna, noche encantada.

Luz de luna... Luz de luna García Lorca.

Concretamente cuando Maribel empezó su andadura como Martirio,

pues se había disuelto el grupo.

Realmente en mi vida se han dado muchísimas casualidades,

muchas vinculaciones, casualidades, claves.

Es como si hubiera tenido el destino marcado, ¿no?

Ahora, echando la vista atrás.

Yo creo que eso le pasa a todo el mundo,

es cuestión de estar muy alerta,

porque hay muchísimas claves que si las coges,

realmente te van marcando por dónde tienes que ir.

Yo no me imagino una Martirio en el 75,

porque había cosas que labrar mucho más.

Y ahora qué pasa que de la generalidad

de pedir tierra para los jornaleros, pues se puede pasar perfectamente

a la concreción de la mujer que está mala y que hay que escucharla.

Yo era tantas cosas que...

La primera vez que canté como Martirio

fue el día 8, el día de la Mujer,

me llamaron para cantar con Kiko,

en un entarimado en la plaza de San Andrés de Sevilla

y entonces me puse por primera vez las gafas, una peineta muy grande.

Pasó una cosa telúrica tan fuerte,

y muchísima gente vio que había nacido como un personaje colectivo.

Yo soy esa...

Entonces apareció una especie de folclórica un poco punki,

un poco libertaria.

Después de actuar de actuar en el 84 en Sevilla con Kiko,

me fui a Málaga a Macharaviaya, a casa de mis queridos Willy y Sonia

y apareció Carlos Tena, que es hermano de Sonia,

y le enseñamos lo que habíamos hecho y le encantó el personaje.

Y me dijo: "Tú te tienes que venir a Madrid a mi programa"

que estaba él entonces dirigiendo Auanbabuluba.

Pero tú qué haces exactamente, a ver.

Yo hago unos cuplés modernos para reventar.

Yo ahora mismo me cambio y lo vas a ver.

Son las ocho menos cuarto, me tengo que levantar.

Lavar y vestir a los niños y preparar las tostas.

Que a gusto, ay me quedaba en la cama todo el día.

Otra vez el mismo rollo todo los días lo mismo.

¡Qué fatiga!

Y de pronto digo: Martirio, claro.

A mí me encantaban las películas de romanos,

cuando la gente era capaz de dar la vida por lo que creía

y tenía tanta fe en lo que hacía

que me gustó muchísimo ponerme Martirio.

También porque significa en griego "Testigo"

y yo me considero muy testigo de mi tiempo.

No tiene nada ver con el masoquismo ni nada,

si acaso, con una porra de pinchos particular que yo tengo, que en fin.

Reciclar toda esa experiencia que había acumulado desde niña,

empezaba a necesitar ya ponerla en orden

y ya se empezaba a ver que había ahí un animal de escenario

y un animal musical extraordinario.

Se invento todo un personaje con un futuro, con un pasado

y con un presente,

con unas vinculaciones con la música popular

y realmente esto era muy redondo.

"Estoy mala", es como una unión grande

entre la canción popular, la copla,

mi sentido del aire flamenco que siempre levo dentro,

y el rock, en ese momento.

Muy urbano, con mucha ironía, con mucha profundidad

y con mucho sentido del humor y mucho desparpajo también.

Pero dentro había una carga dinamitera.

Fuimos cómplices los dos de una aventura fabulosa, ¿no?

Cuando actuaste con la Martirio

y ella en el escenario estaba contigo,

¿a ti que te daba la Martirio que ahora no te da?

Me daba mucha marcha.

Pero desde luego, era imposible competir con ella.

Estoy ataca.

Estoy ataca.

De pronto empecé a mezclar las cosas,

de pronto encontré gente que hacía maravillas como Fridor.

O después Fernando Ligero.

Y cuando me vine a Madrid yo llevaba un equipaje muy fuerte

de una obra en la que creía firmemente.

Salir, salir, corriendo como las locas.

Estoy mala de los nervios. Estoy mala de los nervios.

Ay que jartura, Dios mío...

Además tú eres de la gente

que has vivido en Sevilla siendo de Huelva

y se ha venido a Madrid.

Aunque es igual, porque ella podría estar en cualquier sitio

y funcionar igual.

Yo andaba, naufragando por los...

Muy buenas noches. - Hola, qué tal.

Aquí vengo a traerles mi trabajo señores,

a ver si me dan un poquito de cuartelillo.

De radio en radio.

Llevaba mi maqueta y no la miran.

Y mi alegría...

se iba consumiendo ...

y no aparecía.

Además justo, Maribel... Martirio,

tienes tu segundo disco en la calle,

acaba de publicarse,

y bueno, ya la gente conoce tu tema "El productor".

Casi todo el disco está escrito con Kiko.

Sí, como siempre. Como siempre.

Y bueno, "El productor" es una canción que retrata perfectamente

Las penitas, las penitas que pasamos las criaturas.

Y de momento...

Cuando ya nada aliviaba mi locura.

Al borde mismo de las drogas duras,

llegaste tú,

con un diseño de producción en la cartera

y se me puso el cuerpo de pantera,

cuando dijiste: "¿Quieres grabar conmigo?"

Un productor...

el productor...

de mi vida.

Hasta que llegó un día Mario Pacheco

y me acuerdo, en el café Gijón con una luz de esas

de media tarde maravillosas que hay en Madrid,

comprendió exactamente lo que yo quería.

No tuvo intención ninguna de variar, ni la música,

ni el discurso, ni la estética.

Y firmé con Nuevos Medios, el día siguiente

con mi primera aparición con Mercedes Milá

con el Pirulí en la cabeza.

Ella tiene, lo que hay que tener.

Mira de frente,

cuando le brillan los ojos...

no se arrepiente.

Nos encontramos hoy con el excesivo, perdón, con el creativo Fridor.

Carmen, por ejemplo, me dicen que hacéis diseño gráfico,

que hacéis cajas de lencería, vestís teatro, escenografía,

¿qué hace el colectivo Fridor en realidad?

Manolo me dicen que como tus trajes son los más barrocos,

los más manieristas; complicados,

¿cómo consigues comerle la cabeza a Martirio

para que se ponga tus cosas?

Pues la verdad es muy fácil, se lo regalamos todo.

No le cobramos nunca nada.

O sea, ella nunca paga. Nunca paga.

Qué está pasando,

dime qué es lo que está pasando la noche...

Queda divino la idea de las peinetas.

Pues la idea de las peinetas me la dio la mujer de Kiko Veneno

un día que iba a cantar con él,

y me dijo: "Ponte una peineta pero distinta".

Y así nos hicimos la primera, de cartón

y después ya cantidad de gente se enrollaba

a hacer las peinetas.

Y la peineta, lo he dicho muchas veces,

es una cosa, es un trozo de columna vertebral que se te sube en la nuca

y te embellece como una diosa.

Además tiene tantos recursos,

que se puede poner uno desde un monumento maravilloso

hasta una pasta de dientes.

Cualquier cosa. Hasta tu propia cara.

Hasta las pirámides. Claro.

¡A ver, a ver que parece que aquí hay algo!

¡Uh, uh! ¡Una peineta!

Anda, pues debe ser de un pez "martirio".

Es una antena, es una antena que va por ahí conectando

y dándole a la gente, pues, muchos mensajes.

Si vieras los niños como alucinan.

En ese tiempo, empecé a salir muchísimo en la televisión,

porque claro, era un personaje muy atractivo.

Además yo tenía la locura esa que cada programa, cada actuación;

Andrés Martín, maravilloso peinetero me hacía una peineta.

Buscábamos la forma y pensábamos...

¿En qué piensas cuando haces una peineta, por ejemplo?

Yo, en todo.

En el precio del pan, del azúcar, los problemas de las lolis,

todo, todo.

¿En qué piensas, en Maribel o en Martirio

cuando vas a hacer algo?

Yo siempre pienso en Maribel.

Me podía haber quedado cantando sevillanas toda la vida,

porque realmente,

tengo mucho que agradecerle a las sevillanas de los bloques,

porque conectó muy fuerte con la gente.

Pero yo tenía que investigar y tenía que hacer otras cosas.

Siempre me decían: "Aprovecha el momento",

"Tienes que aprovechar el momento"

Y yo decía: el momento, ¿qué es el momento?

Si el momento es siempre.

Porque aquí nunca hubo marketing,

nunca hubo nadie que me dijera: "Ponte esto, canta aquello".

al contrario casi, lo tuve que defender con uñas y dientes

porque había mucho humor pero había mucha ironía.

Había mucha imagen pero había mucho fondo.

Todo eso lo tuve que defender mucho.

Tuve fuerza entonces,

y de ahí salió, otro disco, otra manera, otra mujer.

Han ido saliendo mujeres, a través de cada disco,

ha sido una cosa muy hermosa.

Con la producción y los coros de huevo,

hicimos ahí una música que yo quería llevar la copla

a un ambiente sonoro, parecido a la música de Peter Gabriel,

que en ese momento a mí me volvía loca.

Y Fernando Ligero hizo unos trajes fantásticos

llenos de femineidad y dibujaban una mujer nueva.

Yo empiezo el día con las mil calorías.

Yo empiezo el día con las mil calorías.

Y a media mañana,

me entra una flojera, don Manuel, que me tengo que sentar.

En el año 94, fue la primera vez que trabajé con Raúl ya en serio.

Hicimos los dos, la música y la letra del disco de sevillanas

"He visto color".

Era un disco de sevillana cuadradas, en cuanto al compás,

se podían bailar todas,

pero redondas, como el mundo.

Es volverme invisible, don Manuel y que nadie me viera.

Metía sevillanas en rap, en inglés, en blues, en jazz;

sevillanas tradicionales, con música árabe.

Fue una locura eso.

No poneros a jugar ahora con el mando,

que os ponéis con el mando

y os vais a perder lo que viene ahora,

el marchón de gente que va a ver por aquí

meneándose por Jerez.

Venga, que venimos enseguida.

Ha presentado en televisión... Teatro.

Teatro, es verdad, que hiciste un don Juan.

Esa versatilidad, Maribel, ¿cómo se lleva?

Yo creo que hay que experimentar

todos los campos que a uno le ponen por delante, ¿no?

Cine, ¿no? Bueno, un poquito.

En "Más allá del jardín", ¿no? Sí, en Belmonte...

Bien borrachita que estabas.

Mi madre me dijo: "¿No te podrían haber dado otro papelito?"

-Dile a tu marido que se vaya. -Por qué.

-¡Díselo!

Fueron tus manos...

En esta película se plantea una música popular inmediata, directa

que llega como el pasodoble, el bolero, que cantó Martirio,

los pasodobles típicos como "Suspiros de España" y demás.

Después dos capítulos de Makinavaja

que eran de los capítulos más atrevidos y más transgresores

que he visto yo nunca,

porque tú eras una ciega que vendías cupones

con un perro lazarillo.

Tú te quedas ahí, Mesalina,

o te estrelló los sesos contra la pared.

Y nada de acojonarme al personal, ¿eh?

¡Buenas! Hola Lucía. Hola.

Ven, ven, que te voy a poner aquí un mesita que da un solecito mu guapo

E hiciste que Maki matara a tu marido para quedarte con el seguro,

y por cierto, ponerte los ojos del perro.

Y ahora, vaya abriendo los ojos,

pero, muy poquito a poco.

Porque cubriéndote los ojos,

te cubres una parte muy importante para comunicar con los demás.

Yo me siento muy bien,

yo me pongo las gafas y ya estoy coloca.

Si queréis que os miren algo, tapároslo, ¿eh?

No hay cosa más grande en el mundo, vamos.

¿Para qué te pones las gafas? Pues para que me miren los ojos.

Los ojos, no me los muestras, esto lo sé.

Pero digo, me cantas un poquito de "Ojos verdes"

Serrana, ¿me da candela?" Y yo te dije: Gache.

Ven y tómala de mis labios

que yo fuego te daré.

Dejaste el caballo...

y lumbre te di,

y fueron dos verdes luceros de mayo tus ojos pa mí.

Ojos verdes, verdes como la albahaca.

Con los discos y con la música,

he ido buscando cosas que no se hubieran hecho,

cosas que para mí supusieran un reto,

pero que estuvieran muy claras: de fusionar de mezclar.

O que yo tuviera muchas ganas mucha necesidad de hacer.

Torre de arena,

tú en mi cariño...

pon la mirada.

Torre de arena,

Donde mi vida está enterrada.

Estoy aquí hoy para hablaros de la mujer y la copla.

Para mí las coplas son

las canciones clásicas populares del siglo XX.

Mi corazón nos engaña...

y a tu carita se entrega.

Duerme tranquilo...

que te estoy queriendo a ciegas.

Aplausos

Esta canción... gracias.

Esta canción que tiene una música tan bonita,

y que tiene una melodía tan bonita

y que yo nunca he cantado,

porque eso de que si tú me pidieras que fuera descalza

pidiendo limosna, descalza yo iría,

como que no.

Recuerdo una canción creo que es la única

"Compuesta y sin novio",

que habla de libertades.

Decía:

Se dice si vas sola que desgraciada eres.

Se dice que coqueta si con un hombre vas.

Si ven a dos mujeres también se dice que,

el mundo está al revés.

La cosa es murmurar.

Eres muy buena si con arte sabes fingir.

Y eres muy mala si no sabes disimular.

Y con la verdad pretendes vivir.

Amar, yo quiero amar en libertad ...

porque nací mujer para querer

y hacer mi santa voluntad.

Yo pienso que si la censura y las formas,

nacional catolicista,

no hubiera pasado,

se hubieran escrito coplas que tuvieran que ver

más con la libertad de la mujer,

como ésta de Concha Piquer, del año 35.

Coplas de madruga, fue un proyecto que se me ocurrió aquí en casa,

cuando Chano trajo La luna y el toro que acababa de grabar

y yo estaba escuchando My Mind de Billie Holiday.

De pronto, me vino la idea de que la copla y el jazz

se podían casar.

Y empezamos a trabajar sobre eso

y vimos que realmente tenía muchísimo que ver,

por contemporaneidad, por el tema que se estaba tocando,

porque los compositores de copla escuchaban jazz,

porque mientras que en la tele ponían

una película en blanco y negro donde había músicos de jazz.

Mi madre estaba cocinando cantando coplas,

o en el patio se oían.

Había muchísimas cosas que después a la hora de armonizar

también casaban.

Ay que dolor, que dolor del amor mío.

Ay que dolor, madre de mi corazón.

Matarilerilerilerón.

Él me ha enseñado muchísimo a cantar.

Chano me ha enseñado muchísimo el introducirme más

en el mundo del jazz,

aprender lo que es cada instrumento como toca;

he aprendido muchísimo con él.

Ahí fue una gran impresión en mi carrera.

Cambió mucho mi cabeza,

cambio mucho... la reflexión de la gente.

¿Estamos?

Cuando tú quieras.

Canta en inglés

Y fue un impacto muy grande en mi carrera

y pudimos llevar la copla a sitios inusitados,

a festivales de jazz de todo el mundo

y fue mi primer contacto con el jazz.

Después ya la segunda versión que hicimos acoplados;

y aquello se puso de largo,

y lo hicimos con la orquesta de la Televisión Española

Y una Bigg Bang y el trío de Chano.

Entonces aquello fue como un casamiento en condiciones.

Desde que empecé a trabajar en Sudamérica,

En Cuba, Venezuela, Argentina,

empecé a traerme discos a casa, a escucharlos

y rescaté joyas que me parecían que había que poner

otra vez en circulación,

porque mucha gente no los conocía,

pero, en nuestro compás flamenco.

Un poco devolverles lo que habíamos aprendido con ellos

llevado a nuestras casas.

Hicimos con los Niños de Morón,

que después se convirtieron en Son de la frontera,

que estuve con ellos un montón de años maravillosos.

Volver ....

con la frente marchita, las nieves del tiempo...

Hicimos "Flor de piel y "Mucho corazón".

Con boleros, con tangos, con canción brasileña.

Una experiencia maravillosa que nos llevó otra vez a Latinoamérica

y les encantó a ellos esa visión de sus propios temas.

...Vivir con el alma aferrada y un dulce recuerdo...

Aplausos

Lo más grande que he tenido en mi vida es mi hijo Raúl.

Porque no solamente es un hijo que nos tenemos un cariño especial

en la comunicación directa y honesta

si no que es un tipo que sabe perfectamente donde hay que decir:

"No, aquí no, aquí sí".

Y tener ese juicio con una persona tan cerca

que te conoce tanto, eso...

Trato de ser lo suficientemente objetivo en el trabajo que hacemos.

Y también soy quien creo que mejor oportunidad he tenido de ver

la forma en la que ella se ha entregado al arte

y la manera tan bonita

en la que ha puesto la creatividad por encima de todo.

No creo que el ser hijo que el amor que nos tengamos

me haya restado ni un poquito de objetividad,

a la hora de darme cuenta de lo pedazo de artista que es.

Es una persona que viene a la habitación cuando llega.

Y yo siempre digo que he nacido para ser su madre.

No nos pertenecen, son distintos, hay que amarlos

y tener una confianza con ellos brutal, pero no imponer,

ni que los hijos hagan lo que tú no has sido capaz de hacer.

Que muchas veces nos proyectamos.

Y quitando muchas antigüedades que tenemos las madres

que hay que ir hacia delante

y que ese hijo te mire como una persona,

no como su madre que tengo que esconderme, ¡que va!

En principio tener un hijo tan joven con una edad tan tierna,

y oye, mira la vuelta que ha dado la cosa, ¿no?

Hoy podemos tener una diferencia de edad muy cortita

y podemos disfrutar de trabajar juntos.

La amistad a marcado muchísimo mi vida

y es un grandísimo tesoro que tengo.

Realmente he conformado una familia de gente que nos queremos,

que nos ayudamos, que nos decimos las cosas a la cara.

Se nos va por arriba o se nos va por abajo,

siempre tenemos a alguien que nos sujete o que nos levante.

Buenas noches.

Por ejemplo Javier Ruibal ha sido otra persona

que a mí me ha abierto muchísimo a la poesía,

al humor también;

a esa manera que tienen en Cádiz de ver las cosas.

A esa forma andalusí que él tiene de concebir

todo lo poético, todo lo musical.

¡Ayyyy! ¡Ayy!

Ay que way, tío por favor. Qué maravilla.

Qué rico que hayas estado.

Oye, los niños... ¿Los niños? Han crecido mucho.

La amistad ha marcado y marca mi vida.

Yo tengo ahí un ramillete de gente que... ahí están,

para la vida, para las cosas buenas, y para las cosas regulares.

Y casi todos mis amigos tienen un artista dentro.

Y uno de los baluartes de mi amistad sin duda es mi amigo Buli,

que lo conozco desde que tenía 13 o 14 años, de Huelva.

Y es un grandísimo pintor y escenógrafo

y una persona de las que más bonhomía contiene

de las que yo conozco.

Tanto es así, que siempre me he ido cerca de él, a estar, a aprender,

y a comunicarnos; con él y con Sonia.

Siempre ha sido un refugio para mí.

Y entre todos hemos hecho un potaje ahí,

que yo creo que esa olla hay que convidar a todo el mundo.

Y el día de hoy, sale un ser a quien anduve buscando

a quien encontré de una forma.

Una gran artista, una mujer maravillosa.

Y hoy estamos intentando cada vez que nos reunimos,

de una manera distinta,

encontrarnos en la música las dos, cada una por su camino.

Gloria bendita de España, Martirio.

Aplausos

Cuando me propusieron hacer un disco de boleros feeling,

yo estaba encantada,

porque tuve la suerte de conocer a Marta Valdés,

la grandísima compositora de boleros feeling cubana.

Tú no sospechas...

cuanto me estás mirando.

Las emociones...

que se van desatando.

Te juro que a veces me asusto de ver

que te has ido adueñando de mí

y que yo ya no puedo frenar el deseo de estar junto a ti.

El amor... en general,

y el amor en pareja

yo creo que ha sido el motor de mi vida y de mi trabajo.

Ese sentimiento ...

que puede llenar

el hondo vacío de la soledad.

Yo creo que el amor...

es la fuente total.

El amor a la gente,

el amor a tu trabajo.

El amor cura,

si tienes algún tipo de problemas cualquier tipo de celos, de envidias,

de malos rollos...

Entre cielo y mar,

ese sentimiento...

Y en cuanto al amor en pareja,

creo que soy como un poco licenciada en amor,

pero el doctorado no lo tengo, la verdad,

el doctorado no, porque el amor ese de mis anhelos,

aún no lo he encontrado,

pero tengo la suerte que a estas alturas,

puedo dormir, bien, bien, en diagonal, ¿eh?

Ese sentimiento que se llama...

amor...

Aplausos

Pues conocí a Compay cuando un día fuimos a un café,

aquí en Clamores,

que me llamó Luis Lázaro, su manager

y estove oyéndolo,

y entonces, ahí empezó a salir una cosa... aquella música.

Y después cuando terminaron me fui a saludarlo

y me sentaron con él y se me sentó al ladito

con un café negro que le habían traído a las 3 de la mañana,

y un roncito,

entonces me lo presentaron.

Encendió su puro, me miró muy fuerte a los ojos

y me dijo: "Quieres un buchito de ron?

y era un buchito de café.

Y ahora le vas a dar una fumaita a mi puro.

Y me dio un beso en los labios.

Es mejor vivir así...

locamente enamorado.

Este amor que yo he encontrado...

que me hará vivir feliz.

Sé que estoy lejos de ti...

y no, no...

Sé que en tu corazón ...

hay un lugar para mí.

Yo sé que el tirón que tuvo Compay de mí anímicamente,

es una de las cosas que no se me va a olvidar nunca como artista.

Porque es la primera persona que me dice:

"Tú eres artista porque tienes sentimientos y tú eres como yo".

Y a partir de ahí se me quitaron muchísimos velos.

No se me han caído las gafas,

pero creo que se me pueden caer con cosas como esas.

Larala, larala...

Yo ya me llamé la colaboranta. La colaboranta.

Yo hay cosas que me encantan.

Con casi todos los artistas que me han gustado,

he terminado cantando.

No es porque yo sea muy pesada;

yo pesada soy, pero no es por pesada sino por acercarte tanto a la gente.

Perdona Maribel, es que estamos todos muy nerviosos por cantar contigo.

No me extraña.

Y yo quisiera, como lo miento lo digo, te lo juro,

lo que yo quisiera, es volverme invisible don Manuel.

Y que nadie me vea.

Ven mi amor que quiero ser tu adoración

y ...

forjar nuestro nidito de pasión.

Canta en italiano

No me llores, no. No me llores, no.

Porque si lloras...

...En cambio si tú me cantas...

...yo siempre vivo...

y nunca muero.

Yo quisiera...

en mí misma confundirte,

confundirte en mí misma y enseñarte.

Ay...

Yo quisiera en perfume convertirte,

convertirte en perfume...

y espiarte.

Pero calle tus ojos con mis besos...

...Cuando cayó la noche apareció la Luna...

Haberme dedicado toda mi vida a la música y amarla tanto,

de pronto, te trae unos reyes magos,

como es poder estar con Chavela.

Me volví a meter entre tus brazos...

me quería decir...

...y así pasaron muchas, muchas horas.

La primera vez que escuche a Chavela tenía 17 años

y al salir del colegio nos íbamos a casa de una amiga

que tenía una hermana mayor que tenía discos de ella.

Con el arrebato y el enamoramiento de esos años,

esos amores imposibles,

nos aprendíamos la canciones para después recrearlas, ¿no?

Y después tuve la oportunidad de estar en ese concierto

maravilloso que ella dio en su reentré en España

en el año 93 en la sala Caracol.

Anda que bebes los montes...

llorona por qué la Luna lo engaña.

Anda que bebes los montes...

llorona por qué la Luna lo engaña.

Yo recuerdo que la gente estaba arrebatada,

asistiendo a una ceremonia sagrada.

Sin poder comprender cómo aquella mujer sola

con dos guitarras,

les había llegado tantísimo al centro.

Yo que soñaba dormida...

llorona,...

dormida estabas quieta...

El cante de Chavela transforma tanto como el buen flamenco.

Es capaz de cambiarte la vida,

como le ha cambiado a mucha gente la vida

escuchar su voz.

Como ha ayudado a cuantos desamores, a cuantos divorcios.

A cuantas penas.

Chavela, es absolutamente verdad y se llora muy bien.

Señores y señoras con la voz de Chavela se llora muy bien,

porque nunca son lágrimas de tristeza, sino de pura limpieza.

Cuando te hablen de amor...

y te ilusiones

y te ofrezcan el sol...

y un cielo entero...

Yo ya te digo que mientras tenga luz

voy a trabajar en una cosa u en otra.

Mi hijo es lo que me da la vida y lo que me da la ilusión

y la fuerza.

Yo puedo ser la mujer más contenta del mundo,

mientras tenga algo que hacer.

Porque vas a sentir...

amor del bueno.

Y si quieren saber de tu...

...es difícil decir una mentira...

di que vienes de allá....

de un mundo raro...

Yo creo en el futuro, creo en la juventud

y creo que hay gente preparadísima, fantástica.

Creo que el siglo XXI va a dar un cambio total,

no tiene más remedio.

Y te lo digo, no van a poder con la juventud,

no van a poder con el futuro.

Y el mundo va a ser mucho mejor.

...Olvidando el rencor, no olvidé el que tu adiós

me volvió tan desgraciada.

Y quieren saber ...

de mi pasado.

Es preciso decir ...

otra mentira.

Les diré que llegué...

de un torrero.

Que no sé del dolor...

que triunfé en el amor

y que nunca y...

yo nunca he llorado.

Aplausos

Imprescindibles - Martirio

56:44 17 abr 2017

Martirio es una película autobiográfica que habla de la evolución artística de una cantante protesta de los años 70 a icono transgresor de los años de la movida. Hoy su carrera se desliza hacia la copla, jazz o latino y jazz-flamenco.

Contenido disponible hasta el 27 de febrero de 2065.

Histórico de emisiones:
27/02/2015

Martirio es una película autobiográfica que habla de la evolución artística de una cantante protesta de los años 70 a icono transgresor de los años de la movida. Hoy su carrera se desliza hacia la copla, jazz o latino y jazz-flamenco.

Contenido disponible hasta el 27 de febrero de 2065.

Histórico de emisiones:
27/02/2015

ver más sobre "Imprescindibles - Martirio" ver menos sobre "Imprescindibles - Martirio"

Los últimos 477 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 57:34 ayer Benito Pérez Galdós será, es y fue un extraordinario narrador de su época, el siglo XIX y comienzos del Siglo XX. Un hombre comprometido con su tiempo, muy tímido, celoso de su intimidad, escritor, dibujante, dramaturgo, amante empedernido, republicano, viajero, editor, poeta, pianista… Su ideología le causó no pocos problemas, el más destacado, fue propuesto al premio Nobel, y nunca se le concedió. Con toques de ficción, a través de sus cartas, ilustraciones, gran material de archivo, e indagando en las localizaciones en las que transcurrió su vida, iremos narrando cinematográficamente parte de su vida y siglo en el que vivió, el siglo de Galdós. Contenido disponible en España hasta el 14 de diciembre de 2020.

  • 1:09 22 nov 2020 Estuvo un mes aproximadamente en los estudios de Philips en la avenida de América durante la grabación del disco de Camarón ‘La leyenda del tiempo’. La foto de la portada marcó un antes y un después en la historia de la música de este país y, además, creó tendencia. Ricardo Pachón, productor musical, explica en Imprescindibles que dudaron en poner esa foto de portada porque no era habitual que un gitano llevara barba en aquella época. “A partir de esa portada los gitanos empezaron a dejarse barba”, dice.

  • 1:39 22 nov 2020 Mario Pacheco lo dice en el documental de Imprescindibles, “en el caso de The New Order” casi tuvo más éxito aquí que en el resto de Europa”. Así lo confirma Peter Hook, el líder del grupo, que explica que el álbum ‘Blue Monday’ no tuvo buena acogida en Inglaterra al no tener promoción: “fue un fracaso”. Sin embargo, el distribuidor español que era Nuevos Medios hizo llegar el disco a todos los Dj que le gustaban para que lo pincharan. Por lo que los ingleses que veranearon en España cuando volvieron a su país, compraron el álbum. ¡Acabó siendo el disco de 12 pulgadas más vendido de todos los tiempos! “Sin Mario, no hubiéramos llegado donde llegamos ni hubiéramos tenido el éxito que tuvimos”, afirma Hook.

  • 4:34 22 nov 2020 Mario Pachecho iba descubriendo talentos. Y eso fue lo que vio en Ketama. “El nuevo flamenco se lo debe todo a él”, afirma Luis Martin de ‘Lobos Negros’. Juan Carmona, de Ketama, explica en Imprescindibles que Paco de Lucía les llevó a una firma multinacional y les dijeron que no. El guitarrista volvió a insistir “diciendo que eran el futuro de la música” pero el director les volvió a decir que no. “Mi tío Pepe Habichuela, que era muy amigo de Mario, nos dijo ¿queréis grabar un disco? Vamos a llevárselo a Mario que va a decir que sí.” Y así fue. Era el retrato robot de lo que Nuevos Medios quería: un grupo que hiciese flamenco y que estuviesen educados en el flamenco.

  • 1:34 22 nov 2020 Dicen que detrás de un gran hombre, hay una gran mujer. La discográfica Nuevos Medios no se entendería sin la figura de Cucha Salazar, la esposa de Mario Pacheco. Amigos y familiares hablan de ella en Imprescindibles. Los que la conocieron la definen como una mujer empoderada. Cucha era mucho más comunicativa que Mario y, además, tenía un criterio muy potente. Paco Salazar, su hermano, la describe como “una persona con un dinamismo y alegría… socialmente era muy aceptada y reconocida”. Eran el tándem perfecto. El periodista Marcos Gendre destaca el trabajo que hizo Cucha a la hora de conseguir inversores que respaldaran económicamente el proyecto de Nuevos Medios.

  • 1:25 22 nov 2020 Joe Boyd explica en Imprescindibles como conoció a Mario Pacheco. Era 1969 y Boyd estaba en Marrakech: “había oído que, al atardecer, los turistas más bohemios se juntaban en la azotea del Café París”. Allí conoció a Mario y empezaron a hablar. El madrileño preguntó a que se dedicaba y le contestó que hacía cosas relacionadas con la música en Londres. Y sin pensárselo, le preguntó si era el Joe Boyd que produjo ‘The Incredible String Band’. El productor británico se quedó alucinando porque el grupo todavía no se conocía en España. “En ese momento me di cuenta que había conocido a alguien inusual”, afirma.

  • 59:38 22 nov 2020 En 'Revelando a Mario', de Simón Mateu, 'Imprescindibles' ofrece una mirada íntima a la vida y obra de Mario Pacheco, productor y fotógrafo, que lejos de los focos y el ruido mediático protagonizó una revolución sin precedentes en la música y fotografía de nuestro país en los años de la Movida madrileña. Impulsor del nuevo flamenco y la world music, conocemos el gran impacto de Nuevos Medios, compañía discográfica que constituyó con su mujer Cucha Salazar. Juntos rompieron todos los esquemas refundando el nuevo flamenco con Ketama, Pata Negra o Ray Heredia, produjeron los grupos más significativos de la Movida y distribuyeron en España a bandas internacionales de la talla de New Order o The Smiths. Entre más de 20.000 negativos inéditos revelados para el documental, se ven por primera vez fotografías claves que muestran sorprendentes imágenes de estrellas nacionales e internacionales o instantáneas que se han convertido en míticas, desde el conocido retrato de Jimmy Hendrix en el festival de la isla de Wight hasta la carátula del disco de Camarón 'La leyenda del tiempo'. Contenido disponible hasta el 7 de diciembre de 2020.

  • 1:01:48 15 nov 2020 El documental muestra el proceso de trabajo como pintor, como escultor, y como docente, del artista. Una persona muy humilde, una actitud que sorprende a muchas personas dado que sus obras se cotizan en millones de euros. Antonio López trabaja actualmente en cuadros sobre las ciudades de Bilbao, Madrid y Sevilla. Algunas de sus obras pertenecen ya a la historia de la pintura. El documental mostrará los detalles de las dos exposiciones que le ha dedicado el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid, y asistirá al día a día del taller que todos los años imparte en Albacete a jóvenes pintores. Hará también un recorrido por la biografía del artista incluyendo sus facetas de escultor y dibujante. Antonio López proviene de una familia de labradores, vivió la guerra civil, la posguerra, la transición, y es un hombre de gran inteligencia y facilidad de palabra. Por ello, la única persona entrevistada que aparece en el documental es el propio protagonista. Contenido disponible hasta el 30 de noviembre de 2020.

  • 2:18 08 nov 2020 Productores estadounidenses fue a ver el espectáculo del Tricicle ‘Entretrés’ y quisieron llevarlo a Broadway. Su aventura americana duró solo una semana. La crítica del ‘The New York Times’ fue negativa y al final determina si un espectáculo continúa en la cartelera. Paco Mir explica en Imprescindibles, que los americanos les obligaron a hacer unas modificaciones que no veian pero ellos le decían sí a todo… “Después la crítica remarcaba todos los cambios malos que nos habían obligado a hacer”, apunta.

  • 1:58 08 nov 2020 El 9 de agosto de 1992, el Tricicle participó en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Era la primera vez que el Comité Olímpico apostaba por el humor y eso causaba escepticismo. Durante su intervención, había un momento que hacían una genuflexión delante del Rey, “gente del Comité Olímpico se cuestionaba si aquello iba a ser prudente o no”, dice Carles Sans en Imprescindibles. Finalmente, los actores hicieron la reverencia y Juan Carlos I, que fue capturado por las cámaras de televisión, se rio muchísimo.

  • 1:52 08 nov 2020 El trabajo que hay detrás del escenario para crear un show del Tricicle es complejo. “Todo lo que no hablamos en el escenario lo hablamos en los ensayos”, explica Carles Sans en Imprescindibles. Según Paco Mir, lo más complicado del proceso creativo es encontrar el tema del espectáculo. “Podemos estar meses buscándolo pero una vez que lo encontramos es relativamente fácil porque simplemente hay que desgranar subtemas del tema”, apunta el actor. Cuando ya tienen la estructura definida sobre el papel, pasan al escenario a ensayarlo físicamente.

  • 2:19 08 nov 2020 Chicho Ibáñez fue a ver al Tricicle a la Sala Cadarso y, después del espectáculo, les propuso que participaran en su programa. “Nosotros, evidentemente le dijimos que no. ¿Cómo íbamos nosotros, gente de teatro, de la cultura, participar en un programa tan comercial?”, explica Carles Sans. El creador del ‘Un, Dos, Tres…’ fue tan persuasivo e insistente que invitó a los actores a cenar a su casa y les dice que les verán 22 millones de personas y dijeron “Quizás sí valga la pena”, recuerda Paco Mir.

  • 3:17 08 nov 2020 Paco Mir tuvo claro que se quería dedicar al mimo porque no se le daba bien hablar en público. Joan y Carles se conocieron en la escuela de teatro El Timbal ya que ambos querían mejorar su expresión corporal. Los tres se presentaron a las pruebas de acceso para entrar en el Institut del Teatre. Carles propuso a Joan formar una compañía de teatro gestual: “esto fue el primer germen de lo que después sería el Tricicle”, explica el actor en Imprescindibles. En noviembre de 1979 Carles, Joan y, otro compañero, Miquel Rimbau montaron la compañía pero Miquel se dio de baja una semana antes del Festival de Mimo de Barcelona así que tuvieron que buscar un sustituto: Paco.

  • 57:41 01 nov 2020 El nombre de Javier Reverte va unido inevitablemente a la idea de viaje, a la literatura de viaje, a la literatura en general. Visitar los lugares en los que nacieron o vivieron los escritores que admira es el motor de los relatos del escritor. Por esa razón, el documental 'Javier Reverte, el amigo de Ulises' se estructura en torno a un viaje. El documental está rodado en Madrid y en Valsaín, escenario de sus veranos de infancia, donde sigue refugiándose para dar forma al material previamente recopilado en sus viajes. También en Grecia, primero en Atenas, cuna de la cultura occidental, después en Missolonghi, donde se instaló y murió Lord Byron, en Lepanto, para evocar la figura de Cervantes y de otros poetas soldados y, finalmente, en Patras, para embarcar hacia Ítaca. El viaje es el envoltorio de sus reflexiones sobre la literatura y el oficio de escritor, de sus recuerdos como periodista primero y corresponsal después, de enviado especial al Bloody Sunday en Irlanda y a la guerra de los Balcanes, antecedentes de su plena dedicación a la escritura, que hizo posible el éxito de su libro 'El sueño de África'.

  • 2:03 25 oct 2020 Alberto Schommer aprovechó los diferentes viajes en los que acompañaba al rey Juan Carlos I haciendo fotografías oficiales. Creó 30 libros de autor sobre las diferentes ciudades que visitaba. “Yo no era un fotógrafo de retratos sino que había hecho todo tipo de fotografía”, dice en Imprescindibles, y lo quiso demostrar con paísajes para que no se le encasillara.

  • 2:20 25 oct 2020 En los años 80 en Madrid, Alberto Schommer retrató a Andy Warhol envuelto con una bandera americana. Según palabras del fotógrafo Gorka Lejarcegi en Imprescindibles, en esa sesión hubo cierta tensión: “debió ser como una pequeña batalla de gallos”. Cuando Schommer colocó a Warhol para hacer la instantánea el americano se quedó confundido: “¿Qué me está usted proponiendo?”, preguntó. El fotógrafo le explicó que se tenía que envolver con la bandera y pintarla. A la cuarta foto, Warhol dijo que ya era suficiente.

  • 2:15 25 oct 2020 En Imprescindibles, Alberto Schommer relata que fue a Barcelona a hacer una fotografía a Antoni Tàpies pero que el pintor quería una foto muy sencilla que al fotógrafo no le gustó. Así que arrugó la foto antes de revelarla. “Fue sorprendente lo que apareció allá y eso ya me dio una idea de una nueva forma de desarrollar la fotografía”, explica. Acabó haciendo escultura volumétrica con las imágenes: cascografías.

  • 00:40 25 oct 2020 ¿Cómo sería el propio retrato psicológico de Alberto Schommer? En Imprescindibles el fotógrafo explica que si se tuviera que retratar a sí mismo, se pondría “unas alitas de ángel bueno” y “con los pies metidos en un barro como queriendo salir de él pero no sabiendo cómo", y con muchos elementos en la mano “no precisamente una cámara fotográfica”, pondría algunos pinceles, también le gustaba escribir…

  • 3:04 25 oct 2020 Alberto Schommer convenció a Gregorio López Bravo, ministro de Industria y Asuntos Exteriores durante la dictadura franquista, para que posara ante su cámara con un niño recién nacido desnudo en brazos. Sus retratos psicológicos tenían un gran fuerza simbólica. En esa fotografía, que no era un montaje, el bebé significaba una España del futuro. En Imprescindibles, se explica como López Bravo reconoció que esa imagen fue un revulsivo impresionante en el gobierno del momento y que en un Consejo de Ministros el dictador Francisco Franco ordenó que ningún ministro en ejercicio posase para Schommer.

  • 58:30 25 oct 2020 ¿Quién es Alberto Schommer? ¿El fotógrafo que inmortalizó a los políticos de la Transición? ¿El artista irreverente que se atrevió a retratar a los obispos levitando? ¿El que supo convencer a poetas, filósofos, cineastas y empresarios más influyentes del siglo XX para que posaran en escenarios surrealistas frente a su cámara? El retrato de Albert Schommer se completa a través de entrevistas a Rafael Moneo, Rafael Canogar, Luis María Ansón, Iñaki Gabilondo, Juan Luis Cebrián, Enrique Rayon, Luis Malibrán, José María Díaz-Maroto, Carlos Pérez Siquier o Miguel Zugaza que ayudan a entender la personalidad de uno de los fotógrafos más famosos y singulares del siglo XX.

Mostrando 1 de 24 Ver más