Dirigido por: Ana María Peláez

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española del siglo XX cada semana en La 2 y en RTVE.es. Dirigido por Ana María Peláez

4363884 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Imprescindibles - Carles Santos - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué?

Bueno, pues vamos a empezar un poco de entrevista.

Vamos a empezar.

Yo vengo del piano.

Todo lo que he hecho luego ha sido una consecuencia del piano.

El origen de todo es el piano.

Piano, piano, piano.

El piano es un objeto cultural.

Es el rey de la selva dentro del mundo de la música.

Incluso ahora, con el piano puedes leer toda la literatura clásica.

De arriba abajo, toda la historia de la música.

Es como un ordenador, al mismo tiempo

es un gran instrumento fantástico.

Te condiciona mucho.

(Piano y percusión)

Es muy pronto, era el año 45.

Muy lejos. La situación era la que era

y bueno, a lo mejor en aquella época,

uno de la familia que despuntara con el piano,

yo creo que les debió de producir, a la familia en general,

una ilusión y mil cosas.

Pero yo no lo recomendaría. Es muy pronto.

El casarse con un instrumento siempre es un peligro.

Es un oficio muy curioso y muy arriesgado.

Y en este caso,

todavía lo es más porque además de tocar el piano,

estoy inmerso en otro tipo de lenguajes

y te la juegas un poco más.

(Golpe seco)

(Coro)

Carles me pidió,

en un momento determinado, hacia el año 2000,

le dije: "¿Qué vamos a hacer la próxima hora?"

Me dice: "Se llama 'Ricardo i Elena'."

¿Ricardo y Elena? ¿Tus padres? Y me dice que sí.

Le pregunté qué visual íbamos a coger y me dijo: "Cruces".

Todo cruces.

Esa cruz que lleva esta cultura encima.

Esa cruz tan potente visualmente,

que cuando se planta en escena no hay nada

que pueda competir con ella.

Era el recorrido de ese niño,

toda su vida, con un piano y con una cruz.

Con todo lo que arrastraba, con todo el peso.

El hecho de cambiar un piano por una moto,

si no lo he hecho, pues lo recomendaría.

Y quien dice una moto, dice otra cosa.

Yo creo que fue la decisión digamos mejor, me alejé del piano.

Desapareció el piano.

Y entonces viví de otra manera. Todo lo que no... Lo más normal.

Y luego, tampoco no era nada del otro mundo.

Y con esto luego volví otra vez al piano, a la música.

Pero entre medias de esto ya están los viajes a Nueva York,

ya tengo ideas, tengo inquietudes, he conocido gente,

he visto cosas que me han interesado mucho.

Ya puse un pie en el teatro.

Me rodeé de actores, de bailarines.

Hubo un antes y un después.

Fui en los años 70-80.

Había una buena situación, sobre todo en Nueva York.

Tal vez ahora no es tan interesante como aquella

por diversas circunstancias,

y tuve la suerte de ver nacer muchas cosas.

(Piano)

La vanguardia post-Cage está poniendo en juego

una serie de músicas nuevas muy diferentes a las europeas.

Son músicas llamadas repetitivas, el minimalismo.

Esto le influye bastante.

Y eso lo mete en la maleta, como quien dice, y vuelve aquí.

Y luego fue una de las buenas épocas de mi vida.

A veces pienso que nos hubiéramos tenido que quedar.

¿Por qué no?

Recuerdo que uno de los conciertos que hicimos, al principio,

antes de la "Suite Bufa" y todo,

hizo una obra de hidalgo que era una acción sin tocar.

Consistía en ponerse de cara al público,

abrir la bragueta y sacar un pañuelo.

Esta acción es muy sencilla, pero hace falta

tener mucho aplomo para hacerla.

Y lo hizo increíblemente bien. Y yo dije:

"Este tío está dotado para el teatro."

O sea, ya se le veía.

(Piano)

¡Bravo!

Usted les interviene y dice: "¿Qué es esto?"

Podría decirse que es un divertimento

o puede ser una venganza, puede ser mil cosas.

Son ocasiones que se presentan.

Yo tampoco hago exposiciones. Yo me dedico a la música.

(Piano)

La gente se sorprendía bastante.

Hay un piano, el cual primero estaba completo

y lo fueron golpeando

porque tenía una maza

y Carles había puesto la maza al lado para que la gente,

si alguien quería darle algún golpe, que se le diera.

Curiosamente, ahora está ya casi en las últimas, pero bueno,

como podéis ver, cada piano está intervenido

de una forma muy original, como Carles sabe hacerlo.

Yo no me dedico a la enseñanza, pero si me dedicara a la enseñanza,

a los alumnos del conservatorio,

además de tocar y de todas las penalidades que pasan

les pediría que pensaran en cosas de este tipo.

Romper un piano no es nada malo.

Es peor no tocarlo bien, por ejemplo.

Hay muchas posibilidades.

Hay dedos, pero no hay teclas.

En lugar de teclas, no hay nada.

Una pirueta, cada uno lo puede interpretar como quiera.

Es como un poema. Esto es un poema visual.

Y el silencio se impone.

¿Y este ruido que se oye?

Esto es una cruz que cae encima del piano, es otra historia.

Es una imagen, digamos, de "La pantera imperial",

que es la obra sobre Bach.

(Crujido)

El primer espectáculo se llamaba "Brossa lo brossot de brossat".

Tiene un poco como Almodóvar.

Dices: "Este título es de Almodóvar". Pues este título es de Santos.

Ahí empieza el sentido del humor de Santos.

Yo tengo que confesar que no conocía mucho a Brossa,

entonces tuve que pegarme una buena zambullida,

pero con Carles era muy fácil. Bueno, con lo que hizo,

mucha gente se sorprendió porque no quería hacer

un homenaje benigno de Brossa, él quería explicar su relación con él

particular, genuina. Nos usó a nosotros cuatro

para explicar su manera de ver a Brossa.

-A mí el arte me interesa como aventura.

Cuando hay una cosa que ya tiene unas leyes fijadas

realmente me deja de interesar porque ya se ha conseguido.

Lo veo como una aventura abierta, el arte.

Influyó mucho, sí, sí.

Tengo que reconocer que es culpable, es culpable.

Yo encuentro que está muy bien el haberlo encontrado a él.

Seguramente no estaríamos aquí, ni tú ni yo.

Estaríamos no sé dónde.

Es una persona que podríamos decir que me abrió los ojos,

pero creo que me abrió más cosas.

Fue muy positivo, pero al mismo tiempo, alto riesgo.

Alto riesgo porque el personaje ya era también de alto riesgo.

Era un concierto de música clásica.

La mitad música clásica, no me acuerdo,

y la otra mitad música contemporánea.

Estoy cubierto, ¿no?

Y él fue muy breve y me dijo: "¿Ahora qué?"

Es decir, con esto no hay bastante.

Con tocar bien el piano no es suficiente.

Y eso me lo tomé al pie de la letra

o fue un momento que yo estaba sensible

a cualquier cosa de ese tipo

y pasó lo que pasó.

(RÍEN)

Por ejemplo, yo tenía un ejercicio terrible

que tenía que remar 20 minutos, 18 minutos,

diciendo poemas de Brossa sin parar.

Y me trabajó cada poema musicalmente. Yo no me daba cuenta entonces.

Él busca intensidades, busca volúmenes, música,

pero el lenguaje también lo es, con que no deja de estar tan lejano.

Él dirige como una orquesta y tú eres un instrumento.

Aunque no cantes, aunque solo hagas un texto,

él trabaja musicalmente todo.

Entonces, si le suena bien, pues tira por ahí.

Él lo tiene muy claro, pero si tú un día improvisando

o del agotamiento puro de ese bucle que él te busca y te mete,

si a partir de ahí salen músicas nuevas, las aprovecha,

pero es como un director de orquesta.

Nosotros nos conocimos, curiosamente, en Nueva York

a través de amigos comunes en año 79 o así.

Y a partir de entonces nunca nos hemos perdido la vista

ni el contacto.

"Belmonte" es una obra feliz, una obra que tuvo la suerte

de que se juntaron las cosas en su momento

y fue una obra, para mí, extraordinaria.

Primero trabajamos a piano.

(Pasodoble)

Empezamos él y yo trabajando.

Después empezamos a tener a los bailarines,

después empezamos la orquestación, que por entonces,

Carles aún no había trabajado tanto como ha hecho después,

cosas tan enormes y tan extraordinarias,

pero fue un trabajo con la banda de Amposta.

Yo creo que sigue siendo una música extraordinaria "Belmonte".

Extraordinaria.

Para mí, yo siempre explico que es como una abstracción

en términos coreográficos, plásticos y musicales

de la tauromaquia.

Pero en realidad es la lucha entre la razón y el instinto,

todos llevamos dentro un toro que hay que poder lidiar,

en el buen sentido de la palabra.

Su música puede ser surrealista, si tú quieres, brossiana, ¿no?

Puede ser incluso iconoclasta, puede ser rebelde,

pero es una música que llega, es una música que apela directamente.

No es una elucubración mental,

es una música que tiene cuerpo, corazón y mente.

Y bueno, a mí me parece uno de nuestros grandes compositores.

Yo creo que si fuera americano, pongamos por caso,

sería un músico de enorme importancia en la historia de la música.

(Alarma)

Él es un híbrido,

gracias a su relación con Brossa,

entre lo que es el teatro, el ballet, por ejemplo,

y la música.

Y ha generado un tipo de planteamientos

y de obras que ha hecho él espectáculo.

Es un caso bastante singular.

Pero le viene de esto.

Yo era la que estaba en la bañera, paseándome por la M-30.

Fue un rodaje divertido e interesante.

Esa obra la hicimos para un festival de música de Cadaqués.

Pero luego la grabamos para televisión.

Entonces claro, en Madrid teníamos que ir parando,

cogiendo agua de las fuentes públicas, digamos.

Empezamos, pasamos por la M-30, pero hubo partes en la ciudad.

Era muy gracioso, era por la mañana, y a veces parábamos al lado

de un autobús y la gente, la veías que estaba así

y de repente miraba por la ventana y veía allí

a un loco cantando y otra bañándose.

Y se quedaban un poco como "qué es esto".

Pero fue muy divertido hacerlo.

Teníamos una secuencia también en una pieza

que llegábamos a un escenario, hacíamos un agujero

para que él sacara la cabeza y él me cantaba a mis pies.

Yo hacía todo un trabajo de pies, un poco ritmo flamenco

y él cantaba a mi pie.

Claro, tú ahora llegas a un teatro y dices que lo quieres agujerear

y te miran como que qué es esto.

Pero llegábamos y hacíamos un agujero y luego pues lo arreglaban,

pero nadie decía que no se pudiera hacer esto.

Tiene una parte que está muy abierta.

Él te pone una imagen y lo bueno es que tú, como espectador,

puedes un poco escoger o decidir cuál es el mensaje.

Cuando yo escojo una palabra, inconscientemente estoy buscando

si busco una vocal aguda para llegar de una forma más directa

hacia mi interlocutor o busco una vocal grave

como una "A", una "E" o una "O" para buscar una cierta distancia.

Cada vez que hablamos, estamos haciendo música,

consciente o inconscientemente.

La voz que utiliza Carles Santos es un instrumento más.

Utiliza las palabras de forma sonora.

(RECITA A SANTOS)

No es la palabra.

Es el ritmo, es la entonación, es la intención, el fraseo

que se utiliza para las palabras.

Y esto es una cosa muy bonita que muchas veces no se cuida.

Una de las ideas que surgió fue esta: recoger toda la música,

o parte de la música bocal, de Carles Santos

y subir al escenario desvinculada de la imagen,

desvinculada del contexto teatral.

Y a partir de aquí, hicimos un largo trabajo de selección

de la música y después, todo el trabajo coreográfico

de figuras visuales que pudieran reforzar aquella música.

Sí, sí, sí.

La mejor improvisación es la que se prepara.

Y vas pensando cosas, a veces aparecen cosas,

a veces piensas y no pasa nada.

Lo que funciona es el trabajo cotidiano,

tener una disciplina, trabajar tantas horas al día

y procurar no hacer paradas de dos semanas sin hacer nada

y luego deprisa y corriendo tratar de recuperar.

Yo encuentro que es mejor una cosa metódica.

El trabajo este es bastante curioso, pero bastante aburrido también.

En el fondo hay método. Tiene que haber un método.

Yo creo que fue una obra que fue una experiencia

muy atrevida y muy importante porque coger un coro

acostumbrado a cantar de manera rígida

y hacerlos moverse y bailar, convertirse en actores,

y de ahí empezó él a convertir a cantantes y a músicos en actores.

Esa es una de las cosas que le singularizan mucho.

(Música)

Yo recuerdo "Asdrúbila" al principio, la primera obra que hice en los JJOO.

Y me costó. Me costó un poco.

Me costó un poco en el sentido de que me costó entender

qué es lo que estaba haciendo.

De hecho, yo pasé "Asdrúbila" seguramente sin haber entendido

mucho qué es lo que había hecho. Hice todo lo que se me pidió.

Me subí a la rueda aquella, di vueltas cantando,

hice de trompeta, hice muchas cosas.

Pero ha sido con el tiempo que he entendido qué era todo eso.

(GRITAN) ¡Asdrúbila! ¡Asdrúbila! ¡Asdrúbila! ¡Asdrúbila!

Él es una persona muy fiel a sus artistas.

Cuando está a gusto con el artista, es casi una familia.

Y la verdad que, cuando ya llevas tres o cuatro obras con él,

todo es mucho más fácil.

"La pantera" arrasó realmente.

Es un espectáculo redondo,

en el que se descubre esa capacidad de Santos

para visualizar teatralmente la música.

Lo que hace con la música de Bach es sencillamente extraordinario.

Hay una escena en la que bailamos. Hacemos un baile flamenco,

un zapateado flamenco con una burra, todos enganchados a la burra,

con una fuga de Bach y funciona.

(Bach)

No se trata de ponerle música a una representación,

sino que es todo el trabajo inverso: es representar la música.

Yo creo que es una de las cosas más fascinantes de Carles.

Que antes fue la música y después fue la representación.

La inspiración viene directamente de la música.

A veces se representa una vez se tiene la música en la cabeza.

(Piano)

¿Qué le queda por crear?

Bueno, no lo sé. No tengo una meta especial

de hacer tantas cosas.

Me es un poco igual.

Si hay que terminar mañana, termino mañana

y si tengo más tiempo, pues haré más cosas,

tengo encargos como siempre.

No hay grandes emociones, pero tampoco hay un silencio

o un paro general excesivo.

Con perspectiva, mira su obra. ¿Cómo la definiría o cómo la ve?

Bueno, se parece mucho a alguien que yo conozco.

Pero a lo mejor no es tan bueno trabajar tanto.

Hubiera podido hacer otras cosas.

No se sabe si esto es una insuficiencia o un exceso.

Es lo que es.

Depende de las épocas también.

Si hubiera tenido hijos, ¿hubiera tenido otra vida?

Seguro.

Seguro.

Eso, seguro. Pero, vamos, segurísimo.

(Música clásica)

Nos encontramos un día en Barcelona y me dijo:

"Creo que podíamos hacer alguna cosa, me gusta mucho el gesto

de la dirección, creo que es muy coreográfico, muy teatral,

y la primera imagen que tengo de esta obra

que vamos a hacer o que podríamos hacer, si aceptas,

es el director que siempre está dando la espalda al púbico,

girar al director y ponerle de cara al público."

Yo le dije que sí, que íbamos a probarlo.

Y así empezó el primer ensayo de "Schubertnacles humits".

Tocar el piano al revés no es un problema

porque técnicamente es lo mismo.

La única dificultad es tener la cabeza en el suelo

y los pies en alto.

Esa es la única dificultad.

Lo más difícil es tener en cada momento

un nivel de energía que se debe tener

para interpretar la música de Carles Santos.

Yo tenía una escena en la que bajaba boca abajo desde arriba

y abajo del todo agarraba la mano a un ciclista

que me daba vueltas alrededor del suelo del circo

y me mareé.

Me acuerdo que paré la escena y me caí.

A toda la compañía nos sacaron de contexto, nos llevaron a París.

Fue muy bonito porque al lado del gran circo,

que era blanco, el enorme Chapiteaux, en el parque de la Villette,

en el norte de París.

Nos montaron a cada uno de nosotros, una casita, una caravana.

Entonces ahí estábamos.

Nos levantábamos pronto, teníamos una rutina muy estricta.

Cada vez que nos acercábamos al Chapiteaux, al circo,

oíamos ya el piano de Carles Santos ensayando, tocando, componiendo.

Ya nos estimulaba a las ocho de la mañana,

ya estábamos allí, sabiendo lo que veníamos a hacer.

(CANTAN)

Sus obras se comen, se ven, se tocan, se sienten, se palpan,

se oyen, se huelen.

Realmente, en el trabajo creativo de Santos hay la integridad

del ser humano al servicio de su mejoramiento.

Vale. Correcto.

Yo creo que tiene una imaginación impresionante

y también una energía impresionante porque, aunque hayan pasado años,

sigue con esta vitalidad cuando toca. Sus conciertos de piano son realmente

también esto que decía de la lucha.

El piano es un animal que él domina perfectamente

y en sus conciertos en solitario, que aún sigue haciendo,

te das cuenta de que esta fuerza sigue estando allí.

¿Cómo consigue esta energía?

Pues no sé.

Bueno, la forma...

Bueno, no lo sé.

Yo confío mucho en esta energía,

la utilizo y la tengo

y la observo mucho.

La observo mucho porque un día puede desaparecer esa energía

y entonces para eso no tengo respuesta.

Confío mucho, confío mucho.

Me va mejor ver cómo estoy cuando toco.

Cómo utilizo esa energía me interesa más

que ver unos análisis clínicos.

Es una forma también de saber cómo estás

y es curioso y yo lo tengo bastante comprobado.

Y luego están todos los factores de memoria,

todas estas cosas que con la edad es curioso de ver cómo trabaja.

(CANTA)

Es todo muy fetichista.

Y es el mundo que yo integré tantos años con la música,

con Carles, con la compañía y con un mundo poético conceptual

que compartíamos.

Acá está.

Con lo mío y con lo de los otros.

Acá hay zapatos de las obras hechas con nuestra compañía.

Esos son los zapatos de Santos en "La grenya de Pasqual Picanya".

Todo era rojo, negro.

Los demás son zapatos de coros, de personas...

Estos son de Antoni Comas, de "Ricardo i Elena".

Estos son de "Asdrúbila"

y "L'esplèndida vergonya del fet mal fet".

Estos de acá son los zapatos de Claudia, de Leticia.

Todos, para mí, cada zapato, los veo

y veo a las personas que estaban dentro.

Las conozco, las siento como si las hubiera parido.

Las vestí, les creé un personaje y una forma visual

que terminó siendo la escenografía escénica.

Todo sucedía a partir del intérprete.

El intérprete se movía

y moviéndose, movía zapatos, fracciones de su traje

que eran una obra plástica en acción.

Una de las cosas que hago con mi trabajo

es mezclar materiales opuestos

para crear una visión muy plástica de la obra,

para que los vestidos vaya más allá en su impacto visual.

Pero puedo utilizar telas como esta, que es una tela de alta costura

de seda de Lyon, que es un lugar donde compro muchísimas telas,

o utilizar una tela muy sencilla, en principio que no se usa

para un vestido, que es una tela de gabardina,

porque puedo pintar perfectamente las cruces de debajo.

Pero bueno, hay un poquito de todo.

(Música)

Una cruz es una cruz. Una cruz es una cruz.

Una cruz es una cruz. Una cruz es una cruz.

Una cruz es una cruz.

(TELEVISIÓN) "Señoras y señores, bienvenidos a la ceremonia inaugural

de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992."

(Música)

La coreografía era de Montse Colomer.

Yo era asistente de la coreógrafa, que era una americana

que se llamaba Judy Chabola, una mujer increíble,

y Carles hizo la composición esta famosa del "Hola".

Yo me acuerdo que esta coreografía

todo el mundo la vivía con una intensidad impresionante.

Era una música muy enérgica, tenía una pulsación muy rápida

para ser bailada y a mí me hizo gracia ver cómo la americana,

la coreógrafa americana, esta vez Carles,

como no era un espectáculo de él, él ponía la música,

pero creo que la americana resolvió muy bien con las imágenes

lo que la música contaba.

Se invirtieron tiempo y ganas.

Y se empezó con la idea de hacer algo diferente.

Antes había como unos tópicos.

Y a partir de este momento, cada uno ha hecho lo que ha querido.

(TARAREA)

Una vez estuvimos detenidos en La Modelo.

Y yo, como era delegado de la Asamblea de Cataluña

y era la caída de la Asamblea de Cataluña,

pues tenía cierta movilidad. Y me enteré

de que en el lugar que llamaban la biblioteca,

que no había ni un libro, había un piano vertical.

Un día, cuando salíamos al patio,

le dije que había un piano, a ver si podíamos llegar hasta allí.

Los funcionarios, que si salías al patio,

que si voy a la biblioteca, como me conocían un poco,

fuimos allí.

Me acuerdo que había una sala enorme, con una luz típica de esas de cárcel,

pero muy grande, en La Modelo en la parte de atrás.

Y estaba el piano.

Y había una mesa en la que jugaban cuatro presos ordinarios,

de esos que hacían servicios, que tenían un trato importante

porque eran los que cerraban y abrían puertas,

los que tenían penas largas y tal. No nos hicieron ningún caso.

Pero entonces le dije que tenía que tocar el piano.

Tocó una de las sonatas de Bach

con un piano absolutamente desafinado.

Pero absolutamente. No había ni una nota bien, alguna ni sonaba.

Es de los momentos más emocionantes que hemos vivido él y yo.

Porque lo más revolucionario que podías hacer en la cárcel,

en una dictadura sobre todo, pero ya, incluso, en la cárcel,

es una sonata de Bach.

(Bach)

Para mí, Santos ha sido un colaborador fundamental.

Un día, nos reúno y con Alberti también y les digo:

"Mira, vamos a meter una de las primeras sonatas

de violonchelo de Bach, que a mí me gusta mucho.

La quiero meter en el metro.

Y es una pieza para un solo instrumentista."

Y me dice: "Muy bien. Pero no un instrumentista.

Todos los que quepan en el vagón."

¡Es perfecto! No me dio tiempo ni a hablar.

Para mí, la banda sonora tiene tanta importancia

como la banda de imagen.

Y con esto coincidimos enseguida con él.

Todos son sonidos para mí las bandas sonoras.

Todo sonido. Un golpe de puertas igual que una nota de Bach.

Todos son sonidos.

¿Qué es el silencio? El silencio, bueno...

¿Qué es para usted? (CHISTA)

Tres minutos de televisión

son difíciles de aguantar, ¿no?

Bueno, lo hice, lo paré y es curioso de ver cómo,

en un teatro, se puede llegar a inquietar la gente

con cuatro minutos de silencio.

Es increíble, pero esto pasó recientemente,

lo hicimos en el Lliure y era inexplicable

cómo la gente se agitaba al estar cuatro minutos sin hacer nada,

sin oír nada, sin decir nada.

Algo falla, digo yo, porque cuatro minutos de silencio.

¿La gente no aguantó el silencio? La gente ya no aguanta nada.

Con razón, además.

La verdad es que no existe. Siempre hay un ruido u otro.

Dicen que si hubiera un silencio absoluto, nos volveríamos locos.

Hay como tres horas y pico, pero vamos a cenar a la media hora

y yo he preferido hacer los primeros años.

Estos de los 70.

Son las producciones

que hacía muchos años que ni las había visto

ni las había tocado ni las había oído,

y me han sorprendido en el buen sentido

porque tienen aquel frescor

y aquella insolencia de la juventud.

Hay una actitud, una manera de estar en la vida

que es envidiable, por no decir otra cosa.

Este cartón que hay aquí luego lo quitamos

para ponerse aquí. Yo estoy detrás del público.

¿Se siente cómodo? Sí, sí, es agradable.

Yo me acuesto en la entrada

y de alguna manera les fuerzo para que pasen por encima.

Me pueden pisar.

Si quieren hacerlo, lo pueden hacer.

Pero nadie se atreve. Ayer dos.

¿Sí? Sí, sí.

Nadie pisa la cabeza, es muy curioso.

Pisan las piernas, pero la cabeza no.

Lo cual es un matiz.

Es curioso.

Algunos no te tocan, otros te tocan,

otros te hacen una pequeña contraseña.

Es una manera de entrar. Esto establece un compromiso.

De alguna manera, se comprometen a escuchar.

Pisas al compositor y eso ya te compromete de alguna manera

al menos, a estar calladito, durante media hora.

Cada artista y cada persona guarda sus propias obsesiones.

Y él tiene la suerte de poder plasmarlas

por medio de su creación artística.

(Piano)

Yo creo que le deberíamos hacer santo.

Cómo alguien en el mundo en el que vivimos

ha podido construir una obra tan personal.

Realmente, el maestro Santos ha sido también maestro porque ha sabido

garantizar su libertad creadora frente a cualquier dificultad.

Y eso, ya por sí solo, merecería la santificación

en el altar de los artistas.

Imprescindibles - Energía Santos (Carles Santos)

59:13 11 dic 2017

El documental 'Energía Santos' repasa la larga trayectoria profesional de 50 años de Carles Santos como músico, pianista y compositor. Un recorrido por la obra multidisciplinar del artista, que forma parte de las vanguardias culturales de España y que ha llevado su música a ciudades como Sidney, Berlín, París o Nueva York.

Su carrera artística alcanza éxitos como la composición de la música para eventos mundiales, entre los que destacan los Juegos Olímpicos de Barcelona. Una trayectoria que se empieza a labrar desde los cinco años, cuando sus padres deciden sentarle delante de un piano. Más tarde, ampliará su currículum siendo compositor, artista conceptual, o director musical y teatral.
El documental recoge declaraciones de parte de su entorno, como las de Josep Ruvira, historiador musical y biógrafo; el cineasta Pere Portabella, amigo y colaborador del pianista; o Montse Colomer, coreógrafa de la clausura de los Juegos de Barcelona.

Histórico de emisiones:
26/09/2014

El documental 'Energía Santos' repasa la larga trayectoria profesional de 50 años de Carles Santos como músico, pianista y compositor. Un recorrido por la obra multidisciplinar del artista, que forma parte de las vanguardias culturales de España y que ha llevado su música a ciudades como Sidney, Berlín, París o Nueva York.

Su carrera artística alcanza éxitos como la composición de la música para eventos mundiales, entre los que destacan los Juegos Olímpicos de Barcelona. Una trayectoria que se empieza a labrar desde los cinco años, cuando sus padres deciden sentarle delante de un piano. Más tarde, ampliará su currículum siendo compositor, artista conceptual, o director musical y teatral.
El documental recoge declaraciones de parte de su entorno, como las de Josep Ruvira, historiador musical y biógrafo; el cineasta Pere Portabella, amigo y colaborador del pianista; o Montse Colomer, coreógrafa de la clausura de los Juegos de Barcelona.

Histórico de emisiones:
26/09/2014

ver más sobre "Imprescindibles - Energía Santos (Carles Santos)" ver menos sobre "Imprescindibles - Energía Santos (Carles Santos)"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. ValentinaP

    Los premios fueron muchísimos para este gran personaje, pero más que eso, dejar tantas nuevas maneras de interpretar y escenificar la música es su mayor legado. Como dicen algunas frases cristianas con mensajes: "Hay quienes traen una luz tan grande... que incluso después de irse esa luz, permanece", "La muerte no existe, la gente solo muere cuando la olvidan"

    24 jul 2018

Los últimos 437 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Rudolf Häsler

    Rudolf Häsler

    57:51 ayer

    57:51 ayer Retrato de un personaje fascinante, polifacético e inconformista. El documental rescata la agitada vida y la obra de este artista suizo atípico, injustamente olvidado, que pasó gran parte de su vida en España para que vuelva a ser parte de nuestra memoria colectiva. Contenido disponible hasta el 20 de abril de 2020.

  • 1:57 pasado viernes Imprescindibles estrena 'Rudolf Häsler - Un pintor de Interlaken en el mundo', un retrato de un personaje fascinante, polifacético e inconformista. El documental rescata la agitada vida y la obra de este artista suizo atípico, injustamente olvidado, que pasó gran parte de su vida en España para que vuelva a ser parte de nuestra memoria colectiva.

  • 59:11 29 mar 2020 Documental sobre el filólogo y filósofo Emilio LLedó, una de las figuras más destacadas de la cultura española. Lledó se formó en la Universidad de Heidelberg, donde también fue profesor, así como en las universidades de La Laguna, Barcelona y Berlín

  • 5:14 26 mar 2020 Quizás Emilio Lledó no es un personaje popularmente conocido pero es un pensador muy admirado y respetado en los círculos intelectuales, de la alta cultura e internacionales, aunque él se define así mismo como un simple profesor de filosofía. Contra lo que se pueda suponer, su trabajo siempre ha estado conectado con el mundo real, por mucho que su punto de partida sea el estudio y la interpretación de los textos filosóficos originales, sobre todo los griegos. Desde esta estrecha relación con la realidad, el documental 'Emilio Lledó. Mirar con palabras' intenta acercarse a su figura describiendo su biografía y su pensamiento. Imprescindibles estrena este documental de producción propia el próximo domingo a las 21:30h por La 2.

  • 00:47 25 mar 2020 En el documental 'Emilio Lledó. Mirar con palabras' se aprecia que el tono habitual del pensador es el de ecuanimidad y equilibrio pero ante algunos temas concretos, especialmente en los relacionados con el desprecio a los otros o la desigualdad, se deja llevar por una encendida pasión que le incita a expresarse con la máxima contundencia. En palabras de Lledó, no puede haber libertad de expresión si no existe libertad de pensamiento.

  • 1:02:39 22 mar 2020 El documental "Gregorio Marañón. Médico, humanista y liberal" está producido por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales con motivo del 50 aniversario de su muerte. Una ocasión para acercarnos a un hombre clave de nuestro tiempo. Eminente médico, escritor brillante e intelectual ilustre, llegó a ser miembro de las Academias españolas de Historia, Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Para contar quién es volveremos al lugar donde se inspiró para cumplir su gran obra: Toledo. En el despacho de su Cigarral toledano, presidido por la maqueta de Galdós, el doctor Marañón escribió lo mejor de su ingente producción. Allí leía, reflexionaba, recibía a sus amigos y por las tardes paseaba por callejones y rincones de su adorada ciudad. Don Gregorio resumió su sentimiento en la frase "Toledo, luz de mi vida". Histórico de emisiones: 22/04/2012 16/01/2015

  • 1:33 27 feb 2020 Jorge Herralde es fiel a sus autores y libros. La editora Eugènia Broggi explica que defendía a sus autores y que contestaba miniculosamente los artículos de prensa que hacían referencia a Anagrama.

  • 1:43 27 feb 2020 Jorge Herralde explica que montar la editorial Anagrama fue una forma de limpiar su mala consciencia: “Descubrí ‘¿Qué es la literatura?’ de Sartre. Bajo este título inofensivo, descubrí el malestar que tenía con la sociedad burguesa del franquismo. Ahí está la base de mi conciencia social.”, apunta en el documental que estrena Imprescindibles.

  • 1:49 27 feb 2020 'Jorge Herralde. Anagrama de un editor', dirigido por Pau Subirós, es un documental que explora a fondo la vida y la carrera de Jorge Herralde, el fundador de la editorial Anagrama, a partir de su testimonio y del de numerosas personas que le han acompañado en las diferentes etapas de su vida.

  • 00:36 20 feb 2020 Imprescindibles estrena el documental "Música en las manos" de la cineasta Cristina Otero y dedicado al director de orquesta Jesús López Cobos. Fue el primer director español que subió al podio de la Scala de Milán, del Covent Garden de Londres, de la Ópera de París y del Metropolitan de Nueva York. Fue director titular de la Deutsche Oper Berlin durante 20 años, de la Cincinnati Symphony Orchestra durante diez y de la Orchestre de Chambre de Lausanne durante ocho.

  • 1:21 29 ene 2020 Luis Goytisolo protagonizará el próximo estreno de ‘Imprescindibles’ con un documental en el que se repasa la trayectoria y la original y cosmopolita personalidad del novelista, Premio Nacional de las Letras 2013 y cuya obra más conocida es la tetralogía ‘Antagonías’, una reflexión sobre la novela y el trabajo de la escritura.

  • 53:42 26 ene 2020 Documental en torno a la figura del cineasta Bigas Luna, retratado a través de sus familiares, compañeros, amigos y algunos protagonistas de sus películas, como Jordi Mollà o Aitana Sánchez-Gijón. En 'El buen anfitrión' una joven espectadora asiste a un ciclo de películas de Bigas Luna. Algo en la atmósfera del cine le sugerirá que no se encuentra ante una proyección convencional. Cuando las luces se apagan la joven se transporta a un escenario onírico en el que Bigas Luna ejercerá de anfitrión y la llevará a conocer su universo personal. La historia permitirá al espectador revivir escenas de algunas de sus películas, como los escenarios ibéricos de 'Jamón, Jamón', los goyescos de 'Volavérunt' o sus recuerdos más íntimos, retratados en 'La teta y la luna'. El título hace referencia a una de sus cualidades: la de ser un buen anfitrión. El documental ha mimado a entrevistadores y entrevistados para que se sientan a gusto, y ha procurado que la conversación fluya para profundizar en la compleja personalidad del cineasta catalán fallecido en la primavera de 2013 cuando estaba a punto de iniciar el rodaje de 'Segundo Origen'.  Histórico de emisiones: 28/11/2014 05/02/2016

  • 1:03:11 19 ene 2020 Documental, reconocido con el Delfín de Oro al mejor Docudrama en los Cannes Corporate Media & TV Awardsse, que recoge un viaje a Sarajevo de la mano de Gervasio Sánchez para conocer a Adis Smajic, herido por una mina anti persona cuando tenía trece años. Gervasio Sánchez lleva tres décadas recorriendo los países en conflicto acompañado de su cámara fotográfica documentando el dolor de las víctimas. Es un periodista que se ha mantenido independiente para poder denunciar en cualquier foro la implicación política y económica que los estados tienen en las guerras. A través de sus fotografías ha reflejado la fragilidad, indefensión y brutalidad a las que son expuestas las víctimas de cualquier conflicto bélico. Su recorrido profesional arranca en 1984 y cubre la mayor parte de los conflictos armados, la guerra del golfo, Balcanes, África, Asia y América Latina. En su primer libro en 1994 “El cerco de Sarajevo” muestra la difícil vida de los civiles en la capital sitiada. En 1995 con su proyecto “Vidas minadas” documenta las vidas de víctimas de minas antipersona durante casi veinte años. Histórico de emisiones: 25/04/2014 23/10/2015

  • María Casares

    María Casares

    59:01 29 dic 2019

    59:01 29 dic 2019 Imprescindibles se fija en la actriz María Casares. Una adolescente de A Coruña que consiguió con tesón entrar en el Conservatorio de Arte Dramático de París y a partir de ese momento construyó una carrera brillante en el teatro y el cine repleta de galardones. El exilio marcó su historia y también sus pasiones. Ver y escuchar a María Casares, aún en una pantalla de televisión, es una experiencia intensa, emocionante. Verla en directo, en el mismo escenario, como la actriz Tina Sainz, o desde la butaca, como el director teatral Lluís Pasqual, acrecienta la emoción. La actriz nació en A Coruña en 1922 y ser hija de Santiago Casares Quiroga, el jefe del gobierno el día del golpe de Estado de julio del 36 le marcó de por vida. Tuvo que salir al exilio con su madre y empezar de cero en París, donde también sufrieron la ocupación alemana durante la II Guerra Mundial. Durante su vida trabajó con los autores y directores de teatro y cine más importantes de la escena francesa, incluido el amor de su vida, el escritor y nobel Albert Camus, como relata en el documental su hija Catherine Camus. Personajes clave como el director Jorge Lavelli recuerdan cómo se enfrentaba al escenario; y la biógrafa de Casares, María Lopo o la catedrática de teatro en la Royal Central School de la Universidad de Londres, María Delgado, desmenuzan momentos cruciales en su vida. Contenido disponible hasta el 28 de diciembre de 2029.

  • 00:49 24 dic 2019 María Casares es la gran diva del teatro francés del siglo XX. Construyó una carrera impecable y reconocida por crítica y público. Durante su vida trabajó con los autores y directores de teatro y cine más importantes de la escena francesa. Personajes clave como el director Jorge Lavelli recuerdan cómo se enfrentaba al escenario; y la biógrafa de Casares, María Lopo o la catedrática de teatro en la Royal Central School de la Universidad de Londres, María Delgado, desmenuzan momentos cruciales en su vida. La artista se volcó en el teatro con dedicación y humildad. Cocteau, Genet, Lavelli, Vilar, Béjart, Chéreau o Koltés la admiraban hasta el punto de crear obras y personajes ex profeso para ella. No existe un solo clásico – Medea, Fedra, Lady Macbeth – o autor remarcable – Lorca, Valle Inclán, Víctor Hugo – que ella no haya interpretado.

  • 00:58 24 dic 2019 Imprescindibles estrena "El todo o la nada", un documental dedicado a la actriz de María Casares, una de las grandes divas del teatro francés del siglo XX. Y a pesar de ser gallega, es desconocida en España.

  • 00:46 24 dic 2019 María Casares nació en 1922 en Galicia. La actriz es hija de Santiago Casares Quiroga, el jefe del gobierno el día del golpe de Estado de julio del 36. Tuvo que salir al exilio con su madre y empezar de cero en París, donde sufrieron la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial. No abandonó el recuerdo de su origen: nunca renunció a la nacionalidad española. Además ejerció su compromiso con los exiliados en Francia y también en Sudamérica, a donde acudía en sus giras.

  • 1:09 18 dic 2019 Pablo Gargallo es un “Imprescindible” no sólo por su obra escultórica sino porque con él nació una nueva forma de crear la escultura. Según explica el director de “La escultura luminosa”, Emilio Casanova, Gargallo demostró que la sustracción - quitar a la piedra, madera u otro material lo que le sobra hasta llegar a la forma deseada- no era la única manera de crear esculturas.

  • 1:56 12 dic 2019 Sara Montiel rompió moldes. Fue la primer estrella universal del cine español i triunfó en Hollywood. Es una mujer que iba más allá de su época. Imprescindibles homenajea a la cantante y actrix en 'Todos los nombres de Sara'.

  • 2:04 12 dic 2019 El documental de Imprescindibles sobre Sara Montiel es una cita pendiente, el reconocimiento de una carrera profesional inigualable y el diálogo con una trabajadora que se subió a los escenarios con 12 años y ya no se bajó. Una estrella que conquistó a millones de espectadores en todo el mundo. Una cantante que reinventó un género. Una mujer que rompió moldes y burló censuras. El documental 'Todos los nombres de Sara' arranca con el ‘Ven y Ven’, uno de los temas, junto al ‘Fumando Espero’, que catapultaron su carrera en el cine y la música.

Mostrando 1 de 22 Ver más