Dirigido por:  Marcos Hernández

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española contemporánea. La semblanza biográfica y profesional, se completa con las intervenciones de especialistas y personas que conocieron a los protagonistas y tuvieron relación personal con ellos.

Serie de documentales sobre los personajes más destacados de la cultura española contemporánea. La semblanza biográfica y profesional, se completa con las intervenciones de especialistas y personas que conocieron a los protagonistas y tuvieron relación personal con ellos.

5493347 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Imprescindibles - Bigas Luna: "El buen anfitrión" - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

El cine es un ejercicio hipnótico,

sentarse, mirar, dejarse ir

y bum, bum, bum una hora y media,

que en el fondo estás hipnotizado.

El cine es una de las cosas que más me gusta

y siempre me duermo en el cine. (RÍE)

-Soy un mago y voy a cambiarte la vida.

(Gritos)

(Disparo)

(Música)

Yo soy de los que estoy esperando

una ocasión para tirar un petardo.

Y hoy, me parece esta una magnífica ocasión

para tirar uno.

(Petardo)

Antes de darte un abrazo,

(ININTELIGIBLE)

¡Bam!

Entonces...te puedes esperar.

Aunque Bigas siempre decía que él solo era bueno para...

para sentar a la gente en la mesa

y realmente no equivocarse.

Es decir, me ha sentado donde quería sentarme.

Una psicología increíble, ¿no?

Y decía que solo sabía hacer películas

y sentar gente en la mesa.

(Música)

La paella es para mí el plato de toda nuestra cocina

que mejor nos representa.

Siempre potente, fuerte,

es un plato que precisa siesta.

Y que cuando sale bien, es una auténtica maravilla.

Él te explicaba unas historias que,

la cena, la comida, es lo de menos.

es que volabas un poco, ¿no?

Era un mago.

-Él era único, muy especial y carismático.

Definitivamente, un buen anfitrión.

-Su amor a los placeres,

a la naturaleza, a la buena vida, a las mujeres,

al arte, a la poesía,

ese Bigas que no quiso rodar en Bélgica porque decía

que era un país gris donde no se comía bien,

y que había que rodar en Italia, que pasaba, o sea,

el hecho de hacer una película

pasaba porque fuera placentero todo, ¿no?

-Tenía aquella manera de hablar...

(EXAGERA) "Virtual"

Pero era un sabio, era un filósofo.

Sí, sí, ya lo creo.

Era un amante de la vida.

(Música)

-¿Qué te pasa?

-Me he enamorado.

-¿Tú, enamorado? ¿De quién?

-De una teta.

-Me dijo: "Mira, vamos a escribir el guión

de un niño que está enamorado de una teta",

y me quedé boquiabierta, pero bueno, ya conocía a Bigas, ya sé cómo es,

pero realmente luego es eso, "La teta y la luna",

es simplemente la historia de un niño enamorado de una teta.

A Bigas le hacía mucha ilusión porque retrataba un poco su infancia

y bueno, escribirla fue una maravilla,

porque jugábamos con iconos que tenemos tan cerca nuestro, ¿no?

El porrón, los calçots,

el Mediterráneo.

(Música)

Cualquier símbolo

de las películas de Bigas me parece un...

una imagen muy potente.

(Latidos)

Como lo era este corto que él presentó

con la palmera que representaba

al padre, a la madre, el latir del corazón...

(Latidos, pájaros)

-Él pensaba que tenían más mensaje las películas

de pequeño formato, que es como las llamaba,

que no una película, que a fin de cuentas

tenías que estar pendiente de muchas cosas, ¿no? Entre otras

de la cantidad de dinero que costaba y la cantidad de gente

que intervenía en una película.

Mohamed ahorcando patatas.

Pero siempre iba con la cámara grabando y rodándolo todo.

Y ahora te vas hacia allí, mira hacia allí...

No te muevas.

¿Cuántas quiere plantar? No, de patateras, ¿cuántas hay?

Tú, todas las películas que verás de Ingestum en Youtube

están hechas con este teléfono

y con este teléfono colgadas en Youtube.

¿Tú no has visto el "Ensayo Actoral" de los perros de Bigas?

No tengo palabras.

"Que ahora es la toma buena, así, muy bien, quietos.

Que esto es una pasada de perritos.

Una pasada.

Aquí tenemos al "Little Leo"

(HABLA EN INGLÉS)

Increíble, o sea, eso es un director, ¿no?

ese vídeo es...ese tío tiene que ser director por cojones, ¿no?

No puede hacer otra cosa, ¿no?

(Música)

A lo mejor me he pasado una semana pensando

que detrás del plano tuyo que voy a hacer va a haber un cuadro blanco.

Y es importantísimo el cuadro blanco porque si no está el cuadro blanco,

no se entiende nada y obsesiono a todo el mundo con el cuadro blanco

y el día que voy a rodar me doy cuenta

que la frase que tú dices es: "Me he enamorado".

Me he enamorado.

Pero como se tiene que ver el cuadro blanco

es evidente que se ha enamorado y se pone a llorar.

(SOLLOZA)

Y me pongo en la cara, en tu cara

porque estás explicando un sentimiento y me doy cuenta que

yo quiero sentir tu sentimiento.

Me he enamorado.

Me olvido del cuadro aquel

y durante meses ha sido

bueno, el protagonista, el cuadro blanco, ¿entiendes?

Es absurdo ver el cuadro blanco.

(Cámara)

¡Hostias!

"Cagüen" la puta leche...

-Chúpate el dedo.

-¿Por qué no me lo chupas tú?

-Eres un cerdo.

-Y tú una jamona. -Tampoco olvidaré nunca

la primera vez que vi a Penélope Cruz en "Jamón, jamón", y bueno,

fue emocionante, ¿no?

Porque lo que tú habías creado en un papel

de repente cobraba vida

y es una de las cosas bonitas del cine, yo creo.

A Bigas le gustaba jugar mucho con los símbolos, y en España

tienes millones de símbolos, entonces lo que hicimos un poco

fue una lista de símbolos y ver

qué jugo les podíamos sacar.

(Música torera)

"¡Olé!". Una aceituna y un palillo,

pinchada por un palillo,

es España.

La aceituna representa eso, ¿no? El aceite de oliva,

yo no podría vivir sin el aceite.

Somos el país con más bares del mundo, ¿no?

Yo tengo un amigo que me hacía mucha gracia que decía:

"Siempre que oigo la palabra patria pienso en un bar".

(Tragaperras)

La tragaperras es un icono muy nuestro también.

Está en todos lados y esta imagen,

en uno de nuestros bares,

de un hombre o una mujer buscando

la solución a sus problemas en esa maquinita...

a mí me parece una imagen muy potente pero terrorífica,

muy tremenda.

Yo siempre quiero explicar drama o problemas

la hago salir en mis películas.

(Tragaperras)

El toro de Osborne es un gran símbolo.

y se ha convertido en una, en un...

en una estampa española, en una marca española.

Más allá de la comercial que representa.

(Música)

¡Mierda, cojones!

Era fantástico decir que "Jamón, jamón"

era la historia entre una tortilla de patatas, una lata de Coca-Cola,

y no sé que era...ah, y un este de jamón, ¿no?

O sea, yo era la lata de Coca-Cola,

Penélope era la tortilla de patata

y Javier era el jamón.

Y me quedé como diciendo: "Guau, fantástico, ¿no?"

Y de hecho, me enseñó dibujos, ¿no?

Él con dibujos hacía las historias, ¿no?

Entonces, hacía como un triángulo, ¿no?

Que era Penélope, Javier y yo,

y luego había otro triángulo

que era Stefania, la Sandrelli, Anna Galiena y Juan Diego.

Entonces juntando los dos triángulos se convertía en una estrella, ¿no?

Entonces a partir de ahí, él empezaba como a sacar el guión, ¿no?

con Cuca Canals, ¿no?

-Bésame.

-No, no puedo.

-¿Por qué?

-Es que he comido ajo y se nota el olor.

-Y yo creo que Bigas Luna

es de las personas o directores de cine

que ha sabido retratar mejor al ser humano, ¿no?

Y lo que es bonito, lo que me gustaba a mí,

de Bigas luna era la fuerza en que lo hacía, ¿no?

En cómo podía sacar las miserias de ese personaje

pero un segundo después ese personaje estaba llorando.

Y creo que Bigas esto lo hacía mejor que nadie.

(Música)

Aunque se trabajo bastante el guión,

pero se hizo mucho durante el rodaje

y durante el montaje de la película,

o sea que, las escenas en la película

tienen importancia en relación cómo resultó

el desarrollo del rodaje y cómo se rodaron y etc, etc.

Yo creo que es la película más trabajada de Bigas,

en la que hay un mayor grado de inspiración,

no en balde por eso es la mejor película de él.

El jamón fue un regalo que me hizo Bigas Luna

después del rodaje de la película,

y como lo veis, lo guardo como un tesoro.

Y bueno, Bigas siempre explicaba

que aquel día se hicieron un daño terrible,

porque aunque sea de plástico,

un golpe con este jamón, hace daño.

-Me acuerdo que primero vino y decía: "Tú coges y le pegas aquí,

tú agacha la cabeza,

y tú le das...".

Tantas tomas habíamos hecho que viene un momento y dice:

"Pegaros". (RÍE)

(Música)

(GRITAN)

(Música)

¡Dani!

(Música)

¡Dani!

¡Dani!

-¡Ven aquí!

¡Dani!

-¡Dani!

(Ladridos)

¡Dani!

(Gemidos caninos)

-Quieto...

¿Qué quieres, eh?

¡Dani!

"Caniche", he dicho ya varias veces que para mí es una película...

goyesca, creo que a Goya le hubiera gustado mucho.

Una película que habla de un mimetismo, de comer,

de la parte animal de las personas.

(Ladridos)

Pero es que para mí "Caniche" fue el rodaje, la película

que hecho con más tranquilidad y satisfacción.

"Caniche" prosigue

esta, digamos investigación formal y narrativa de Bigas

que se basa muchas veces en el concepto de polos,

de polaridad, de contradicción.

O sea, convertir un hombre en un animal,

o ver la parte de animal que todos tenemos.

Muchos de los planos de Bigas,

sobre todo, algunos de los planos cortos,

nos remiten directamente

a aspectos parciales de algunos de los caprichos de Goya.

Entonces esto, una vez más,

no tienes que ser consciente, ves la película,

hay una sub-trama, una capa

de referencias artísticas

que subyace a todo material, le da otra dimensión, ¿no?

(Jadeos, ladridos)

(Música)

(RÍE)

¿Te gustan mis pies?

Mis pies en realidad no tienen nada de especial,

pero Bigas los ha convertido como en un fetiche.

Yo me enamoré del pie de Aitana porque en un festival

de San Sebastián le dolía un...

Vamos, se sacó un zapato y le dije: "Tienes un pie maravilloso".

Y Bigas, que estaba a mi lado,

se ofreció a hacerme un masaje en los pies.

Entonces, a partir de ahí, dijo:

"Algún día haremos una película en la que, en la que,

pueda sacar tus maravillosos pies", como era él, ¿no?

de seductor y maravilloso que te hacía sentir una diosa

siempre, aprovechando cualquier ocasión, ¿no?

Entonces, bueno, poco tiempo después me llamó

para hacer "La camarera del Titanic" pero ahí no sacó mis pies.

Y tuvimos que esperar a "Volavérunt" y ahí sí que...

Sí que hay un momento de homenaje a ese primer encuentro

que tuvimos Bigas y yo en el María Cristina.

(Música clásica)

"Volavérunt" es preciosa, "Volavérunt" es una obra de arte.

Vivimos durante meses con candelabros.

A la luz del candelabro cenaba cada día.

Para ambientarse,

hicimos la escena de los ortolans

con las sábanas por encima de la cabeza

-"Una delisia, ¿no?"

-No sé, tengo una vaga imagen del principio, como en penumbra,

de Goya solo,

en la que creo que él

se debía ver muy identificado, ¿no?

Pese a todo, el artista es un hombre solitario,

es un hombre encerrado en sí mismo.

Y se veía posiblemente a sí mismo así.

-No sé cuántos dibujos tengo de Bigas

de esa época, y entonces...

de repente emulaba los dibujos de Goya, ¿no?

Y te hacía unos trazos y...

te lo pasaba, como que cada semana

a mí me daba algo relacionado con la duquesa.

Alguna idea, alguna palabra, alguna frase.

Era todo muy sugerente, no era nada obvio,

era algo que te permitía volar con la imaginación.

(Música)

Porque pintar

es una locura, o sea, yo creo

el pintor, o sea, es un mundo de una potencia...

es el arte más arte de todos los artes.

Algún día enseñaré mis cuadros. Tengo alguno bonito.

(Música)

Cuando él venía aquí yo generalmente no venía.

Este era su espacio.

Y bueno, pintaba y pintaba y pintaba

y yo creo que es donde verdaderamente disfrutaba,

cuando se ponía a pintar.

Porque no tenía que rendirle cuenta a nadie,

¿me entiende? Él pintaba para sí mismo.

Él se consideraba un cineasta y un pintor, las dos cosas.

Él era un creador.

Que según decía, era una cosa muy pesada de ser.

Yo le decía que parecía una olla a presión,

porque era todo.

Era levantarse y empezar a...

no sé, a tener ideas de todo tipo y condición, ¿sabes?

(Música)

-Yo le veía que se entretenía tanto,

que dije, yo quiero probar.

Y de hecho, él siempre decía:

"En este mundo hay 2 clases de personas,

el que pinta algo y el que no pinta nada".

(Música)

Era una pintura muy genuina, ¿no? Era una pintura

que no pretendía transgredir nada,

tenía esta serie de 3000 caras,

que se llama "Caras del alma",

y cada una era de una manera, ¿no? Tal..

Pero era una pintura luminosa, como él, ¿no?

-Él dejaba papeles de guiones

en el exterior

tapados con lonas, o a lo mejor,

con hierros, piedras...

y dejaba que...digamos, la...

la naturaleza interviniera mucho en su obra, ¿no?

(Música)

Cada día las iba a ver y las iba a modificar

e interactuaba con la naturaleza y cuando llovía

todavía estaba más contento, en plan, "a ver, a ver, mañana cómo estarán",

alguna vez incluso los burros habían pasado por encima en el huerto

y era, poco a poco, esas telas

iban por sí solas generando

pequeñas piezas de arte. -Como la creación

de un lienzo a cámara lenta

siguiendo el mismo ritmo del tiempo, ¿no?

Por eso digo que es una pintura tan sincera, ¿no?

Está muy bien conseguir esto, no se consigue fácilmente.

-A mí nunca me lograba emocionar

el trabajo gráfico, plástico que él hacía.

-"Una de mis compañeras de habitación

había llegado a dominar el arte de cazar moscas.

De este modo, confeccionaba collares de moscas vivas.

Y se extasiaba con la celestial sensación

que el roce de las desesperadas patitas

y las temblorosas alas producían en su piel".

-Lo mejor de Bigas está en las imágenes

y en la fuerza que logra dar a cualquier imagen.

¡Acción!

(Música)

El montaje que hizo en Sagunto

me dejó descolocado.

Estar en aquella nave

y ver que todas las paredes empezaban a pasar cosas,

que salían caballos,

yo creo que es de lo más fuerte que ha hecho.

(Gritos)

(Aplausos)

(Música)

A mí como diseñador me estaba yendo muy bien,

era una persona muy reconocida dentro de la vanguardia

en Barcelona, y había hecho mis pinitos en Londres y en Milán

y estaba en un momento brillante, digamos, en el mundo del diseño,

entonces, bueno, mis diseños eran antidiseños,

hacía mesas rotas y sillas que volaban,

era un poco el inicio del vídeo...

Y aquí empezó un poco a través de esta incorporación mía

al mundo del arte, de la pintura,

donde teoricé un poco que lo que yo quería

era ser artista, quería pintar, quería seguir con mis mesas,

quería dejar lo del diseño convencional...

Y a partir de aquí hubo un proceso teórico

donde llegué a la conclusión de que el arte más representativo

era el cine y que lo que quería era

ser artista. Cayó en sus manos

alguna cámara de Super 8

y empezó a hacer

imágenes ya en movimiento.

Yo creo que el cine lo aprendimos haciendo cine.

(Música)

En estas películas hacía todo tipo de experimentos.

Experimentos que iban desde el plano fijo

hasta el cuadro dentro del cuadro,

que es otra de sus constantes obsesivas.

Hacer una película y volver a filmar encima de lo que tenía filmado, etc.

(Música psicodélica)

Me vendí todo lo que tenía en 10 años de trabajo

e hice mi primera película.

Con Fernando Amat, una persona ya muy vinculada a mí,

porque tenía una cierta fascinación por el cine.

Toda esta teoría mía fue él a ponerla en práctica,

porque él fue el productor de mi primera película, "Tatuaje".

Su percepción del diseño no la abandonó haciendo cine.

En todas sus películas hay un componente importante

de diseño.

Diseño entendido como él lo hacía.

Cada vez iba sumando más cosas, aunque, quizás...

a primer golpe de vista no eran evidentes.

El equipo sí que sabía cómo...

Cómo se rueda, pero él no sabía absolutamente nada,

y los que estamos más o menos involucrados, tampoco.

-"Tatuaje" nos dio la visión de que el cine era otra cosa.

El cine podía ser...

incluso, un negocio, y que se podía vender.

Yo lo miraba como negocio, Bigas lo miraba como cosa artística.

Y esto nos dio un empuje

para continuar haciendo cine a pesar de que "Tatuaje"

en su estreno fue muy mal.

Me quedé sin dinero, sin...

Con las ideas de hacer "Bilbao".

Y un amigo me propuso rodar 12 películas de cine sexy.

(Música suave)

(Cristales rotos)

(TV) "Déjalo fuera de combate. -Pártele la boca, Chris.

-Dale fuerte".

-Películas cortas de destape, eróticas,

pero intentar que la gente las comprara

como si fuera cine porno.

Con lo cual, nos inventamos una marca, que era Cine Promo.

En las cajas de las películas de Super 8,

si no prestabas atención, tú leías "cine porno".

Una idea como otra.

-Mirando. -¡Sí!

-¿Una, una? -Una pose así, mira.

-Vale. Para mí, fue...

aparte de caído del cielo, porque no tenía trabajo

y era una posibilidad de rodar, fue un aprendizaje.

Yo creo que he aprendido la técnica del cine

haciendo estas 12 películas.

Me las montaba yo, lo hice todo yo.

(Música cabaret)

(Música tango)

No te confundas, todo es ficción.

(Música tango)

(Música suave)

En este ejercicio de voyeurismo que tiene el cine,

yo creo que el hecho de ver...

sexo, es muy atractivo.

La gente está viendo algo que normalmente no ve nunca.

¿Pero no vamos a cenar?

-Yo no tengo hambre. -Vamos a dar una vuelta, ¿no?

-Sí. -Es curioso, porque yo creo

que él disfrutaba haciendo escenas de sexo,

pero a la vez le molestaba que se le encasillara en eso.

Quería salir.

Cuando le dabas oportunidad de salir, realmente, quería volver.

Hay películas como "Son de mar", por ejemplo,

que no requerían escenas de sexo

y él las llevó al límite.

Yo creo que él disfrutaba, lo que pasa es que quería

que fuera una opción personal suya y no una exigencia comercial,

ni de los productores, ni del público.

-A mí también me pasó con Leonor en "Son de mar",

en una escena de sexo...

que, en fin, aquello nos transportó a otra dimensión,

porque el plano aquel no acababa nunca.

Entonces, "patapím, patapám, patapám, patapám",

clímax, no sé qué, no sé cuántos... Y no cortaba.

Y yo decía: "¿Qué se supone que tengo que hacer ahora?".

Y de repente oigo:

(SUSURRA) "Otra vez".

(MURMURA)

Sí, sí... (ELLA RÍE)

(LEE) -"A deslizarse sobre mis muslos,

a hurgarme, por fin, la hendidura del sexo con los dedos,

presionando más tarde con toda la palma contra él.

Luego advertí otra, una segunda mano, una tercera...

Eran necesariamente dos personas, aunque creí percibir una cuarta mano,

Aunque me resultaba muy difícil calcular,

sobre todo, porque la cama se llenó de gente.

Notaba su profundidad a ambos lados".

-¿Cómo te llamas? -Lulú.

-Tú y yo ya nos conocemos, ¿verdad?

-Cuando yo leí la novela de "Las edades de Lulú",

a quien le ofrecí el proyecto es al propio Luis Berlanga,

para ponerle un poco en evidencia.

Le llamé sabiendo que me iba a decir que no,

pero es que él se jactaba en todas las entrevistas

de que a él lo que le gustaría hacer es una película porno.

-Todo esto para ti es nuevo, ¿no?

-Entonces, hablando, me dijo: "Mira, no lo voy a hacer,

yo hago otro tipo de cine, hago comedia y tal,

pero, ¿por qué no llamas a Bigas Luna?".

Fue Berlanga quien me... Y yo ya había pensado en Bigas Luna.

-Siéntate más adelante.

-¿Qué haces? -No es asunto tuyo.

-¿Cómo que no es asunto mío?

-Le obsesionan o tiene fascinación por cosas absolutamente primarias,

como son los órganos genitales, porque en la cantidad de veces que,

de una manera o de otra, en broma o en serio,

ha dedicado primeros, primerísimos planos...

-¿Nombre? -Raúl González.

-¿Edad? -22.

-Es una operación muy premeditada de transgresión.

Yo creo que Bigas, desde sus primeras películas,

está transgrediendo continuamente, está rompiendo los límites

de lo habitual, de lo permisivo,

de lo que es, digamos, ortodoxo o convencional,

siempre va un paso más allá.

Yo creo que hablamos de las películas más importantes

del cine español de las últimas décadas.

Estoy muy contento, de verdad.

Esto es lo que quedó de esta película,

el afeitado del pubis.

-¿Y cómo me sentía en esos momentos?

Con muchísima, muchísima vergüenza.

Y vergüenza tenía por la calle, cuando te decían:

"Ah, te he visto en 'Bilbao'". Se me ponía la cara...

"Te he visto en 'Bilbao'". Vergüenza, vergüenza.

(NARRA) -"Han venido a mi cabeza pensamientos.

Estoy ansioso por ver sus fotos.

La deseo". -Una puta asesinada...

por un canalla. Es una mujer... O por un vicioso, por un loco.

Es una muñeca rota.

"Bilbao", siempre que una mujer me dice que le ha gustado,

siempre digo que no lo entiendo, porque es una película que,

de alguna manera, con una mujer tiene un punto...

de ofensivo. Hay algo ahí...

Siempre digo "el último homenaje a la mujer objeto",

pero que es algo que a una mujer, evidentemente,

le crea una reacción violenta.

(Música disco)

Aunque esa fuera la película que hundió mi carrera,

aunque fuera eso, yo no me quejo.

Además, cuando eres más joven y esta gente son el Padre Eterno,

pues no te atreves a decir mucho.

(Música oriental)

Era un producto que, en su momento, nos la clasificaron de X.

El cine X, en aquel momento, era cine pornográfico.

La nuestra no era pornográfica, lo cual llevó mucha decepción

a la gente que iba a ver la película.

Había muchas colas, había mucho interés,

pero las críticas de aquel momento no fueron nada buenas. Nada buenas.

-Había la reacción visceral

de la gente que lo consideraba intolerable.

Había esta reacción desde el punto de vista de la mujer, por ejemplo.

Incluso había rechazo por puros criterios narrativos,

por su lentitud, por sus planos fijos...

Él había conseguido inaugurar un camino propio, de alguna forma.

Hay que pensar que esto fue continuo en la obra de Bigas.

Quizá un caso más radical fue el de "Bámbola" en Italia.

-¿Te gustan las anguilas?

¿La mía no te gusta?

-Estaba aterrada, sinceramente.

Decía: "¡Dios mío! ¿Dónde me voy a meter?".

Después de haber visto "Bámbola" y la exposición de esta mujer.

"Yo no quiero esto, no lo quiero para mí".

Y lo hablé. Lo hablé... muy abiertamente con él.

Le expliqué mis temores y le pregunté por dónde quería ir

y me dijo que... Pero en absoluto renegaba de eso,

y no tenía por qué, además, sino que, con toda tranquilidad,

decía: "No, no, no, esto va a ser otra cosa.

Esto va a ser otra cosa, esto es otro lenguaje,

esto es otra historia".

(Música clásica)

Sí que siento que las mujeres en las películas de Bigas

son a través de la mirada del hombre.

Y eso es algo que formaba parte de su universo y era así.

-Para él, la mujer era un tesoro.

Él no era para nada machista.

No hizo ninguna película desde el punto de vista femenino,

pero sí que hay muchas escenas y muchos momentos de sus películas

que retratan muy bien cómo puede sentirse una mujer.

-¿Cómo que no te vas? No quiero que te pase a ti lo mismo.

Venga, coge la maleta y ya estás largando.

Pasan las luces al revés por el retrovisor.

(Música suave)

(Música rock)

Había una ilusión, una ilusión infantil.

Hollywood, Los Ángeles...

El momento en que la realizas, es una maravilla.

Para él, fue más una aventura.

Él quería descubrir esa sociedad y se fueron allí con mi madre

y con un grupo de amigos a descubrir Estados Unidos.

Una vez allí, le encantó y decidió hacer una película.

Es una película muy dura para mí porque el cambiar de país,

el trabajar con equipos mixtos

tiene grandes problemas de tipo humano, de adaptación...

O sea, que ha sido una película dura en cuanto a su realización.

América es América, Los Ángeles, en aquel momento...

Todo lo que vimos es hacer cine, porque estaba en todas las calles.

Cámaras, travellings...

Por lo tanto, él aprendió a hacer un infinito.

En "Jamón, jamón" se empieza a ver, en "Las edades de Lulú"...

Desde "Renacer", Bigas hace un cambio al gran cine y al cine...

que después tuvo fracasos, pero tuvo también muchos éxitos.

Y es que el ojo, no es ojo porque lo ves,

es un ojo porque te mira.

Bigas decía: "El cine son ojos".

Es el ojo, es la mirada del actor que está mirando a alguien,

el ojo del director y el ojo de quien ve la película.

Es un juego de miradas y todo el mundo tiene que entenderlo.

Él, cuando llegaba a la fase de montaje de las películas, decía:

"Yo ahora ya no soy el director, yo ahora soy el espectador".

(Música tensión)

¿Qué estás mirando?

Ven, también necesito tus ojos. ¡Los voy a tener!

(Música suspense)

En ese momento de angustia hizo un ejercicio

realmente metacinematográfico.

Lo que él se propuso es que en un momento determinado

tú estuvieras viendo una película en la cual hubiera espectadores

que veían una película y en la cual hubiera espectadores

que veían otra película. Fueron tres pantallas a la vez.

-Igual que los personajes escogidos,

eran personajes de mucho misterio.

A Bigas le interesaba mucho Hitchcock.

Una gran influencia que tuvo en el cine, es Hitchcock.

Y esta era muy "hitchcockriana" para mí.

Es una película que englobaba muchas cosas

que a Hitchcock le hubiera gustado ver.

-¡Corra, corra!

El caso más potente es el de Buñuel.

Es el cineasta que más entiendo,

porque es muy próximo a mí, es de mi país,

es una persona que entiendo humana, profesional, artística,

estilística... Lo entiendo perfectamente.

(Música tensión)

Se retroalimenta del cine de Buñuel sin que se pueda decir

en ningún momento que es un plagio, ni directamente un homenaje.

Yo creo que es algo muy interiorizado en Bigas Luna.

(Música tensión)

¡Surrealismo! ¡Surrealismo!

-¿Sabes cómo he llegado hasta aquí?

Con un par de huevos.

-En "Huevos de oro", por ejemplo, vimos mucha cosa surrealista de Dalí.

La película está inspirada un poco en Dalí.

(RÍE)

(Llanto de bebé)

Si hubiera sido artista, hubiera sido como él.

Era un tío que hacía lo que le salía de los huevos, coño.

-Una de las referencias que teníamos para el personaje protagonista

de "Huevos de oro" era Jesús Gil,

cuando todavía no había tenido todos los problemas que después tuvo.

Que viva Sevilla.

Que viva Sevilla.

Creo que Bigas era muy visionario y en esta película lo demostró.

Porque el problema inmobiliario que está tan reflejado en la película

aún no está hecho público.

-El español está en estado permanente de mala leche.

¿Sabes por qué? Por los garbanzos.

Porque los garbanzos dan mala leche y a mí me encantan.

Supongo que tendrás los permisos en regla.

-Él se nutría de la actualidad, de lo que él veía, etc.

Yo no le llamaría psicólogo,

creo que simplemente es estudioso de la realidad del momento.

-"Iberia" era un proyecto sensacional,

era una aventura maravillosa.

Una pareja de mileuristas, que les quitan el piso

y se quedan sin trabajo, tienen una hipoteca a pagar,

que aunque den el piso, el banco no lo quiere,

y entonces deciden hacer la revolución.

Y ponerse el mundo por montera, pasar de todo y liarla.

Liarla, que es lo que mucha gente está pensando en este momento.

Cuando vimos el 15-M, había muchas cosas en "Iberia"

que tenían que ver con el 15-M, nos quedamos alucinados.

Bigas era un precursor, porque muchas veces

las cosas que él decía, luego pasaban.

-No conseguimos levantarlo.

No.

Y hubo quien nos dijo:

"No te molestes, porque no lo querrá hacer nadie".

Ahí quedó.

Quedó la presentación, aquel libreto tan genial de fotografías que hay,

de personajes y hasta ahí.

(Música intriga)

Siéntete, como la flor...

Vio este mundo que nos atraía mucho de las "poligoneras",

gente con pocas oportunidades pero muy luchadora.

Sin posibles de dinero, pero con mucha creatividad.

Todavía quiero que vuelvas.

Hicimos el casting de las 4000 niñas,

que fue espectacular.

(TODAS) ¡Todas somos la Juani!

Verónica Echegui vino de Juani total. Sí, sí, 651 era ella.

Pero Verónica tenía ese espíritu... Ella era de barrio, de hecho.

Verónica tenía un desparpajo que era brutal,

aparte de ser una gran actriz.

-Bueno, ¿tú qué quieres hacer, Juani? -Yo quiero ser actriz.

-Actriz.

-Hola, ¿quiere probar la gula del Tevere?

-Y luego hicimos "Di Di Hollywood".

Que, en realidad, era una trilogía, nos quedó por hacer la tercera.

Cuerpos de gloria.

Necesitas un nombre de auténtica estrella de Hollywood.

Diana Díaz, Di Di.

Quiero contar una serie de cosas que conozco muy bien de ese tema,

que no se conocen.

Las grandes miserias que hay detrás del éxito.

También cosas positivas,

no es que el éxito o la fama solo tenga componentes negativos.

Creo que tiene una imagen que no corresponde a la realidad.

El cine, que era su oficio, y que le gustaba,

creo que, de algún modo, con los años cada vez más,

era la herramienta que le permitía volver a lo que más le gustaba,

que era su pintura, su huerto, su viña,

su casa, Celia, sus perros, sus hijas...

(Música suave)

Una vez que estaba en una cena con gente de mucho nivel,

me dijeron: "¿Por qué tienes un burro?.

Esto es una cosa snob tuya, ¿no?".

Yo dije: "No, no, yo tengo un burro para demostraros

que soy millonario. ¿Cómo millonario?

Sí, porque tengo tiempo para cuidar del burro.

Y vosotros, que tenéis mucho dinero, no tenéis tiempo".

-Hubo un cambio allí. De golpe...

rejuveneció, fue más feliz.

Yo creo que el huerto y la naturaleza le dio felicidad.

Y serenidad.

-No sé, el huerto es un sitio mágico, es un sitio precioso,

del cual estaba orgullosísimo.

Porque pudo realizar...

todas estas ideas que él tenía sobre la alimentación ecológica,

la tierra, la vuelta a la naturaleza de la gente.

Y la silla que hay en medio...

de una especie de círculo de aloes,

se la puso para mirar la puesta de sol.

(Música suave)

Secuencia 57.

Hay una relación... sensual entre los dos.

Si hace frío, ella puede llevar una chaqueta de cuero, ¿no?

Pero que lleve dentro una camiseta que le marque un poco el pecho.

Él siempre había querido tener un nieto

y justo cuando estaba preparando su película, me quedé embarazada.

Su ilusión fue tan grande que me dijo:

"Pues vamos a dedicarla a Quim", que es mi hijo.

Lástima que no pudo terminarla,

pero sí que la empezó.

-Mira,

Bigas... falleció el 5 de abril. El 28 de marzo...

cerraba la última revisión de guion.

La película quedó absolutamente lista para rodar.

Hay mucho de él, hay mucha cosa de ecología,

hay un canto a la vida, hay un canto al amor, hay de todo.

Tengo muchas ganas de ver la película.

-Yo recuerdo una visita al Virgili,

en la que nos dimos uno de esos paseos larguísimos

hasta su huerta...

y me presentó a su padre y a su madre, me decía:

"Aquí está mi padre, esta es mi madre".

Los árboles en los que él consideraba

que se habían encarnado sus seres queridos.

Me enseñó el árbol en el que, algún día, él se convertiría.

Y creo que ya es ese árbol.

Me encantaría ir un día al Virgili, tengo que hablarlo con Celia,

y abrazarme así al árbol, al tronco, y quedarme un rato muy largo.

(Música suave)

Tiene mucho de algarrobo Bigas.

Es un árbol muy, muy fuerte.

Muy voluminoso, muy voluptuoso.

Sin embargo, es muy sencillo, muy humilde.

Además los algarrobos no pueden estar a más de 4 km del mar,

que era una cosa que a Bigas también le pasaba.

(Música suave)

Yo creo que Bigas era un hombre muy feliz, sí.

Probablemente, yo no haya conocido a alguien tan feliz como Bigas.

-A mí me queda un poco de indignación todavía de todo esto.

Porque no tocaba.

Tengo el consuelo de pensar que Bigas vivió y murió feliz.

-Pero él sigue mandando.

Sigue mandando señales.

Y fin.

Y... culo.

Porque, como él decía,

"un giorno senza culo, è un giorno senza sole".

Entonces, ¡que vivan los culos!

Culos, tetas... En fin, lo que haga falta.

(Canción en italiano)

(Explosión)

(Música suspense)

(Música suave)

Imprescindibles - Bigas Luna: "El buen anfitrión"

53:42 26 ene 2020

Documental en torno a la figura del cineasta Bigas Luna, retratado a través de sus familiares, compañeros, amigos y algunos protagonistas de sus películas, como Jordi Mollà o Aitana Sánchez-Gijón.
En 'El buen anfitrión' una joven espectadora asiste a un ciclo de películas de Bigas Luna. Algo en la atmósfera del cine le sugerirá que no se encuentra ante una proyección convencional. Cuando las luces se apagan la joven se transporta a un escenario onírico en el que Bigas Luna ejercerá de anfitrión y la llevará a conocer su universo personal. La historia permitirá al espectador revivir escenas de algunas de sus películas, como los escenarios ibéricos de 'Jamón, Jamón', los goyescos de 'Volavérunt' o sus recuerdos más íntimos, retratados en 'La teta y la luna'.
El título hace referencia a una de sus cualidades: la de ser un buen anfitrión. El documental ha mimado a entrevistadores y entrevistados para que se sientan a gusto, y ha procurado que la conversación fluya para profundizar en la compleja personalidad del cineasta catalán fallecido en la primavera de 2013 cuando estaba a punto de iniciar el rodaje de 'Segundo Origen'. 

Histórico de emisiones:
28/11/2014
05/02/2016

Documental en torno a la figura del cineasta Bigas Luna, retratado a través de sus familiares, compañeros, amigos y algunos protagonistas de sus películas, como Jordi Mollà o Aitana Sánchez-Gijón.
En 'El buen anfitrión' una joven espectadora asiste a un ciclo de películas de Bigas Luna. Algo en la atmósfera del cine le sugerirá que no se encuentra ante una proyección convencional. Cuando las luces se apagan la joven se transporta a un escenario onírico en el que Bigas Luna ejercerá de anfitrión y la llevará a conocer su universo personal. La historia permitirá al espectador revivir escenas de algunas de sus películas, como los escenarios ibéricos de 'Jamón, Jamón', los goyescos de 'Volavérunt' o sus recuerdos más íntimos, retratados en 'La teta y la luna'.
El título hace referencia a una de sus cualidades: la de ser un buen anfitrión. El documental ha mimado a entrevistadores y entrevistados para que se sientan a gusto, y ha procurado que la conversación fluya para profundizar en la compleja personalidad del cineasta catalán fallecido en la primavera de 2013 cuando estaba a punto de iniciar el rodaje de 'Segundo Origen'. 

Histórico de emisiones:
28/11/2014
05/02/2016

ver más sobre "Imprescindibles - Bigas Luna: "El buen anfitrión" " ver menos sobre "Imprescindibles - Bigas Luna: "El buen anfitrión" "

Los últimos 518 documentales de Imprescindibles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 1:12 ayer Llevan cerca de medio siglo de relación. Se casaron en 1973, desde entonces han compartido vida y escenario. Cuentan su historia en 'La corte de Ana' (2020).

  • 00:47 ayer "Me gusta cuando me llaman Ana, cuando me llaman Ana Belén no porque me recuerda a 'Zampo y yo'", cuenta en el documental de Méndez-Leite.

  • 00:29 ayer Imprescindibles, de La 2, estrena 'La corte de Ana' (2020) de Fernando Méndez-Leite. Un recorrido por la extensa carrera de una artistal total.

  • 57:16 pasado domingo ¿Cuántos artistas españoles han sido los mejores del mundo durante 15 años seguidos? Picasso, Cervantes, Velázquez… Marcelino Orbés fue el mejor payaso del mundo desde 1900 a 1914. Fue el mejor y el más aclamado por el público en la mayor industria del entretenimiento de la época. Lo veían 2,5 millones de espectadores al año. Nacido en Jaca, fue payaso, clown, acróbata y cómico admirado por Charles Chaplin y del que Buster Keaton afirmó que era el mejor del mundo. No se trata de un artista maldito sino que es un artista del que no se sabía de su existencia. Descubrimos 150 años después, a Marcelino, uno de los mayores artistas de la historia de España y el único del que no se sabía de su existencia. Contenido disponible en España hasta el 26 de Abril de 2021.

  • 51:08 04 abr 2021 Evocación de la vida en el exilio de don Antonio Chamorro Daza, médico e investigador andaluz, que rescata del olvido no sólo su brillante carrera como científico, sino también una vida llena de silencio, miedo, riesgo, pasión, amor, viajes y política. Durante más de 30 años llevó a cabo su actividad científica en el Institut du Radium de París, del laboratorio Pasteur. Oculto en el hospital dedicó sus largas noches a la investigación de la hormonología, centrándose en la patogenia del cáncer de mama. Estudios totalmente innovadores y referentes para nuestra época. Recibió, entre otros, el premio Monthuse-Méniére por la Academia Nacional de Francia en 1952. Personaje enérgico y lúcido hasta el fin de sus días, Antonio, fue candidato en las elecciones a diputados a Cortes por el PSOE en 1933 así como encargado de la valija diplomática y secretario en las Embajadas de España en Berlín y París. Su último deseo era volver a Granada. Contenido disponible hasta el 19 de Abril de 2021.

  • 2:30 18 mar 2021 Antón García Abril es una de las figuras más relevantes de la música española. Autor de ópera, obras para orquesta, cantatas, conciertos, música de cámara y destacados ciclos de canciones inspirados en los poetas españoles más importantes. Destacan sus bandas sonoras fundamentales de nuestra cinematografía y de la historia de nuestra televisión. García Abril se ha convertido en un embajador honesto, brillante y natural de nuestra cultura.

  • 59:50 14 mar 2021 Siempre impasible vestido de negro, escondido tras unas gafas oscuras y el humo de un cigarro, dejó una importante huella en millones de personas que todavía hoy ríen con sus chistes. Durante los años 80 y 90 estuvo presente en todos los hogares de España, a través de la pequeña pantalla, y llenó los teatros y salas de fiestas de todo el país y parte de América Latina. Sin embargo, el éxito profesional escondía lo que ocurría lejos de los focos, en la intimidad. La vida de Eugenio estuvo profundamente marcada por la muerte de Conchita Alcaide, su gran amor y la persona que lo encumbró al estrellato. Una carga de la que nunca consiguió recuperarse a pesar de su intacta popularidad.

  • 1:18 11 mar 2021 Dos décadas después de la muerte del humorista catalán, el documental ‘Eugenio’ descubre, por primera vez, a través del archivo inédito de la familia, las luces y las sombras de este mítico personaje.

  • El exilio

    El exilio

    53:08 07 mar 2021

    53:08 07 mar 2021 En este tercer, y último documental, de Las Sinsombrero, abordamos la vida y obra de las artistas españolas que se vieron obligadas a huir de España rumbo al exilio. Ellas son: Luisa Carnés, Mada Carreño, Margarita Nelken, Silvia Mistral, Victorina Durán, María Dolores Arana y Carlota O'Neill. Tras la Guerra Civil, esta mujeres, artistas e intelectuales españolas, iniciaron un viaje hacia un destino incierto que duró más de los esperado y que las obligó a empezar de nuevo, en lo personal y en lo profesional. Un reto que en muchos casos impidió el normal desarrollo de sus carreras artísticas. Pero no se dieron por vencidas y a pesar de las dificultades siguieron creando. Su obra, al igual que la de sus compañeras de generación, forma parte inequívoca de nuestra historia cultural, que aún hoy no reconoce como propia gran parte de la literatura y el arte creado en el exilio, y menos aún si éste lleva nombre de mujer.  

  • 55:11 21 feb 2021 Milímetro de soledad retrata el proceso de creación de la última obra pictórica de Soledad Sevilla, 'Nuevas lejanías' y hace referencia a las lejanías del paisaje que retrata. En el documental Soledad Sevilla (1944) insiste en “la importancia de un milímetro”. Para la artista, es definitiva esa precisión, ese detalle que marca la diferencia de un trabajo bien hecho. La cámara asiste al silencio de su estudio donde se entrega a contrarreloj a finalizar los últimos cuadros, mientras le interrumpen otros requerimientos. El equipo de RTVE la acompaña a El Escorial, donde dicta una conferencia sobre el devenir de su obra, y a Granada, donde monta una instalación y una exposición con obra de los años 80. En los años 70, Soledad Sevilla participó en el Seminario de Generación Automática de Formas Plásticas, organizado por el Centro de Cálculo de la Universidad Complutense de Madrid, donde desarrolló lo que sería la base de su trabajo posterior. En los 80, gracias a una beca del comité conjunto Hispano Americano, se traslada a la Universidad de Harvard para investigar los conceptos geométricos sobre los que había basado su trabajo hasta ese momento. Y fue allí, en Boston, donde surgen dos series que marcan un cambio definitivo en su trabajo: Las Meninas y Las Alhambras. Allí concibe también su primera instalación. Entre aquel trabajo y este último 'Nuevas Lejanías', han pasado más de treinta años. Un tiempo al que intenta acercarse el documental.

  • 1:34 10 feb 2021 Alberto Corazón cuenta en el documental 'Siete días con Alberto Corazón' cuál fue el punto de partida de su pasión por el diseño.

  • 00:46 05 feb 2021 'Manu Leguineche. El bohemio número 10', estreno en Imprescindibles

  • 00:23 04 feb 2021 Descubre su faceta más íntima en 'Manu Leguineche. El bohemio número 10'

  • 00:37 04 feb 2021 Descubre su faceta más íntima en 'Manu Leguineche. El bohemio número 10'

  • 1:12 29 ene 2021 Jaume Plensa habla sobre su obra '7 poetas' en el Imprescindibles de La 2.

  • 2:28 29 ene 2021 Jaume Plensa explica una de sus últimas obras, 'Voices' en Nueva York.

  • 00:40 22 ene 2021 Gustavo Adolfo Bécquer murió el 22 de diciembre de 1870, coincidiendo con un eclipse total de sol en su Sevilla natal. La casualidad es que en el 18 de julio de 1860 cuando llegó a la sierra de Moncayo, asesinaron a una “bruja” en el momento en que se producía un eclipse de sol. A través de las cartas escritas por poeta para el periódico El Contemporáneo, el escritor explicó la muerte de la Tía Casca, como llamaban a la mujer asesinada, y otras leyendas de la zona.

  • 1:04 22 ene 2021 Respecto a la causa de la muerte de Gustavo Adolfo Bécquer hay opiniones muy diferentes. El poeta tuvo numerosos problemas de salud como tuberculosis, una posible sífilis y disfunciones en el hígado. Pero ¿por qué falleció? No está claro aunque toda apunta a que su precario estado de salud empeoró por un enfriamiento a principios de diciembre. Así lo explica Jesús Rubio Jiménez, catedrático de literatura española de la Universidad de Zaragoza, en el documental de Imprescindibles ‘Bécquer y las brujas: el poeta’

  • 00:35 22 ene 2021 El 22 de diciembre de 2020 se cumplieron 150 años del fallecimiento de Gustavo Adolfo Bécquer. El poeta romántico estaba obsesionado por el misterio y así lo refleja su obra. Además, aspectos de su propia vida siguen siendo un enigma y también muerte estuvo llena de misterios y curiosidades. 

  • 55:07 10 ene 2021 El documental de Imprescindibles "Mariposas Blancas" es la historia de una pasión, del amor de la Soprano Ainhoa Arteta al mundo de la lírica. Desde sus comienzos en la Coral Eresoinka de Tolosa hasta el estreno de la Ópera Manon Lescaut en el mítico teatro Bolshoi de Moscú.

Mostrando 1 de 26 Ver más