www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5581052
Historia de nuestro cine - Sinatra y Mañana será otro día (Presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Subtitulado por Accesibilidad TVE

El pasado mes de enero Francesc Betriu

recibió el premio Gaudí de honor por ser un hombre esencial

para entender la España de la dictadura y la transición

o las relaciones entre el cine y la literatura.

Esta noche nos adentramos en su filmografía,

a través de Sinatra,

una comedia sobre un náufrago

en mitad de la Barcelona más nocturna.

Por qué no tratamos de arreglarlo todo.

-No insistas Sinatra.

Te he dicho que se acabó.

# ¿Dónde vas Sinatra, dónde vas? #

# Con un roto en el corazón #

Me he hecho socio de un club de amistades, por correspondencia.

-Quiere casarse conmigo.

STOP.

-¿Cómo has podido hacer una locura tan grande?

-Quería un hijo tuyo y no me atrevía a pedírtelo.

-Se ha enamorado ¿no?

-Creo que si.

-Antonio ¿tú me quieres?

-Qué quieres que te diga.

No me van a joder más.

No me van a joder nunca más.

Buenas noches, Andrea, ¿qué tal? Hola, buenas noches.

De Francesc Betriu ya hemos hablado en el programa,

pero si que me gustaría que nos situásemos en el año 88

que es cuando se estrenó la película,

y veamos en qué momento de su filmografía encajamos este titulo.

Pues en el 88,

él ya había realizado La plaza del diamante,

había hecho también Réquien por un campesino español,

que son dos dramas de época sobre la Guerra Civil.

Dos adaptaciones literarias además, de peso ¿no?

partiendo de textos de Mercé Rodorera

y de Ramón J. Sender.

Res con Sinatra, cambia un poco el registro

vuelve al esperpento de sus primeras películas,

especialmente vuelve a Corazón solitario,

que era su ópera prima,

tanto por temas argumentales,

porque regresa pues a esta figura del hombre solitario,

y también por el tono,

porque sí que es una comedia,

pero ya hay que avisar que es un poco amarga.

Que tiene un poso de tristeza.

Vamos a empezar por la parte literaria de esta película.

Esta basada en una obra,

que tiene un título casi parecido: Sinatra, novela urbana.

Esta obra era de un escritor argentino, de Raúl Núñez,

que llegó a España en los años 70 y se afincó en Barcelona,

y Betriu directamente le propone escribir juntos,

hacer el guión de Sinatra pues a cuatro manos.

Es una idea que al principio, Enrique Viciano, el productor,

le alarmó,

por si acaso podía complicar un poco el proceso de adaptación,

pero al revés, se coordinaron muy bien,

y al final cuenta pues la historia de un perdedor.

De una persona que se está divorciando de su mujer.

Este hombre, que trabaja en un cabaret,

imitando a Sinatra.

# Soy el tipo aquél

# que te robaba el corazón con su canción #

Para intentar cambiar un poco su vida

se apunta a un club de amistades por correspondencia,

que vendría a ser el equivalente

a la aplicación de citas ¿no? que hoy en día tenemos,

pero en aquel entonces por cartas.

Y cómo es esa Barcelona,

prácticamente durante toda la película, nocturna,

que nos muestra Betriu.

Vamos a ver una Barcelona que todavía no se siente turística,

que tiene todavía ese aroma a barrio ¿no?

en los bares de siempre,

y que también tiene una cara bastante marginal,

y la película vamos a notar

como que tiene una capa de suciedad, de precariedad.

Y eso afecta también a las relaciones entre los personajes,

porque es un submundo en el que por ejemplo,

el sexo está disponible a todas horas,

pero en cambio cuesta mucho más entablar

conexiones más auténticas, más verdaderas.

Hablemos de Alfredo Landa,

que es el protagonista de la historia,

que se mete en la piel de Sinatra,

al principio de los 80 el había hecho el Crack

y ya le habíamos visto en otros registros

que no fuera la comedia,

que es a lo que estábamos más habituado.

Sí, totalmente, él ya se había como liberado

de la carga del landismo ¿no?

Este personaje no es tan hermético como Germán Areta,

porque se le ve más afectado, es como más emocional,

pero creo que vuelve a ser muy importante

pues todo lo que Alfredo Landa podía contar con la mirada.

-Creo que es una película esplendida

esa soledad...

ese... ese ser perdedor

es un hombre muy tierno, muy tierno.

Se mete en el corazón del espectador.

A su alrededor, bueno, una galería de personajes

muy berlanguianos, muy dementes.

Desde Maribel Verdú, esta chica, que cree que tiene un hijo,

pero en realidad tiene un muñeco,

o Luis Fijes, que le obliga literalmente a ser su amigo,

y también Ana Obregón,

que bueno, es un papel más, de mujer, objeto de deseo

pero que también tiene su drama particular.

# Gracias por venir a la función #

A los espectadores yo les sugeriría que se quedasen a ver el arranque.

A ese Javier Sabina en primer plano,

vestido y caracterizado como Groucho Marx

y escuchar su voz.

Él hizo la música junto a Pancho Varona;

y es curioso, yo creo que es curioso escuchar una voz

que resulta tan madrileña sobre imágenes de Barcelona,

pero es que funciona, le da a la película una personalidad

muy singular.

Ese es uno de los alicientes que tiene esta película,

gracias, Andrea. A vosotros.

Sinatra se parecía a Sinatra.

Así comienza la novela que Francesc Betriu

adaptó a finales de los 80

eligiendo a Alfredo Landa

como doble del célebre cantante y actor.

Prepárense para una esperpéntica bajar a los infiernos

a la que pone música, el mismísimo, Joaquín Sabina.

subtitulado por: María Sánchez Grano de Oro

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sinatra y Mañana será otro día (Presentación)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - Sinatra y Mañana será otro día (Presentación)

22 may 2020

Programas completos (7)
Clips

Los últimos 1.207 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios