www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3479384
Historia de nuestro cine - Domingo de Carnaval (Presentación) - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Acción, drama, suspense...

Si os gusta el cine policiaco os espera una semana apasionante,

en Historia de nuestro cine.

Policías, asesinos, ladrones y detectives,

van a ser protagonistas

en los cinco títulos que hemos seleccionado.

Hacia tiempo que no hablábamos de Edgar Neville,

y hoy hemos encontrado la excusa perfecta

para recuperar una de sus películas más aplaudidas.

Empezamos la semana con Domingo de carnaval,

un auténtico sainete criminal.

¿Cómo ha sido? -Estrangulamiento.

Venga sin más rodeos, usted es quién ha matado esta noche a doña Reme.

-Yo no, no.

-Confiese usted.

¿Es usted el autor del asesinato de doña Reme?

-¿Yo cuando podre hablar con doña Remedios?

-Le va a ser difícil.

Yo soy el Comisario del distrito y doña Remedios ha muerto anteanoche.

¡Oiga deme el antifaz!

Estamos haciendo el detective en el baile.

-Ha sido casualidad.

Ahora le voy aconsejar que usted en cambio no haga nada

y espere en casa a que las cosas se resuelvan.

Porque sino lo único que va a conseguir

es embrollarlo todo.

¿A lo mejor se ha creído usted que lo ha resuelto todo?

-Vamos Nieves, no regañes a este señor.

Que todo ha sido lo que llaman los ingleses, un mal entendido.

¿Qué tal Javier?

Vamos a hablar de este sainete criminal.

No era el primero que había hecho Edgar Neville,

creo que el segundo de una trilogía.

Entre 1944 y 1947, dirige por este orden,

La torre de los siete jorobados, Domingo de carnaval

y El crimen de la calle Bordadores.

Tres intrigas en las que ese cluedo, es casi lo de menos en la película

porque lo importante son otras cosas.

En los siete jorobados, la esencia es ese toque expresionista

y la comedia que subyace.

Igual ocurre en Domingo de carnaval,

igual ocurre, en El crimen de la calle Bordadores.

Siempre son las criadas las que asesina a sus señoras.

Siempre hablamos de lo castizo que es el cine de Edgar Neville,

Madrid vuelve a ser protagonista.

Ese Madrid de principios del siglo XX.

Lo curioso es lo bien que encajan las escena de interior,

que son decorados,

con ese toque ligeramente expresionista también,

que tenía Los siete jorobados.

Con las escenas de exterior, que son las calles de Madrid.

La ciudad es verdadera protagonista.

Y no solo las calles, también sus gentes.

Neville aprovechaba para sacar esos tipos característicos

y tan apasionantes como es el señor que encuentra por fin una nariz,

o el vendedor de alfabetismo.

Vengo yo por las ciudades de Castilla con el lápiz

para quitar el analfabetismo,

que es la plaga más grande que puede tener una nación.

Hay que destacar una vez más, los diálogos,

donde hay mucho humor.

Para mi lo mejor de la película con diferencia, son los diálogos.

Yo creo que la primera escena ya marca muy bien el tono.

Una escena en la que se muestra diálogos como muy costumbristas,

pero al mismo tiempo muy elaborados.

Ese contraste de gente que puede decir en una misma frase,

un laísmo y una figura retórica literaria brillante,

está llena de comicidad.

Eso es que buscaban algo determinado.

-Dinero.

-Eso debe ser, pero no lo han buscado bien.

Porque esto tiene unos cajones secretos,

y en este no lo han encontrado.

Estéticamente los amantes de la pintura,

seguro que van a poder ver influencias de Solana y de Goya.

Conchita Montes, actriz fetiche de Neville,

conto ya muerto el director,

que le hubiese encantado rodar la película en color.

Para que la influencia de Gutiérrez Solana,

fuera aún más clara.

Eso es Solana puro. Era el puro expresionismo.

Pero el color no era suficientemente bueno, y no se hizo en color.

Como no pudo hacerlo y tuvo que hacerlo en blanco y negro,

en lugar de inspirarse en los oleos se inspiro más en los aguafuertes.

Sobre todo en los aguafuertes relacionados con el carnaval.

Una vez más la acabas de citar, Conchita Montes,

musa absoluta de Edgar Neville,

en esta ocasión emparejada con Fernando Fernán Gómez,

yo creo que el tándem funciona bien.

Lleva usted tres días y no ha encontrado ná.

-La he encontrado a usted.

Luego repetirían más tarde en El último caballo.

A mi la revelación de la película me parece Manuel Requena,

uno de esos actores característicos de la época.

¿Cuál puede haber sido el motivo del crimen?

-Pues descartado el tema del amor,

que dada la apariencia y edad de la victima,

no parece lo más indicado...

Queda el robo.

Que apropiado Javier,

comenzar la semana como la vamos a terminar.

Intriga, humor, romance, retrato social, aroma costumbrista,

estética de influencias pictóricas.

Decir Edgar Neville, es lo mismo que decir cine de calidad.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Domingo de Carnaval (Presentación)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - Domingo de Carnaval (Presentación)

08 feb 2016

Programas completos (8)
Clips

Los últimos 1.183 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios