www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5692933
Historia de nuestro cine - Coloquio: Almodóvar - ver ahora
Transcripción completa

Hola, de nuevo.

Con la emisión de "La flor de mi secreto",

que acaba de cumplir 25 años desde su estreno,

comienza una noche dedicada a un genio de nuestro cine,

Pedro Almodóvar.

Aunque su vocación más temprana fue la literatura,

todo cambiaría cuando se cruzó en su camino una cámara Súper-8.

La narración en imágenes se convertiría, entonces,

en la mejor herramienta para plasmar un torrente de historias,

personajes, situaciones,

y, como el mismo ha confesado en alguna ocasión,

también frustraciones.

El próximo 27 de octubre se cumplirán 40 años

de su debut en el largometraje, con la inclasificable

"Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón",

que será la película que emitiremos tras el coloquio.

Y si hay alguien que conoce desde las tripas, el cine de Pedro

ese es su hermano Agustín Almodóvar.

Buenas noches. Bienvenido.

-Hola, buenas noches.

Una vez más. -Sí. Encantado.

Ya te vamos a considerar un colaborador habitual.

Por mi encantado de estar aquí. Para nosotros también.

Junto a Pedro Almodóvar fundaron, en 1985, El Deseo,

es la productora que está detrás de la película que acabamos de ver

y de muchas otras.

Y también hoy contamos, que es un placer,

con la presencia de Marisa Paredes;

actriz con una prolífera carrera dentro y fuera de nuestro país,

"chica Almodóvar" y protagonista de la película que acabamos de ver,

de "La flor de mi secreto".

¿Qué tal, cómo estás? -Hola. Encantada.

Gracias por acompañarnos.

Y vamos a presentar también a nuestro tercer invitado,

es José Luis Sánchez Noriega, doctor en Ciencias de la Información

y profesor titular de Historia del Cine y del Audiovisual

en la universidad Complutense,

crítico de cine y autor, entre otros libros,

de "Universo Almodóvar: Estética de la pasión de un cineasta posmoderno"

Gracias por acompañarnos.

Hola, buenas noches, Elena, ¿qué tal?

Pues muy bien.

Feliz de teneros aquí y de hablar de un cineasta

que nos gusta tanto como Pedro Almodóvar.

En primer lugar, me gustaría que intentaseis definir su universo,

siempre se... se habla del universo Almodóvar.

Vamos a comenzar por José Luis.

- Pues es universo de pasiones, de sentimientos, más que de historias

y luego yo creo que es un universo, también,

que se pregunta por la identidad.

Por eso aparecen mucho las máscaras, los espejos, los nombres,

los sobrenombres, ¿no? los seudónimos de una escritora, ¿no?

es decir, el tema de la identidad está en toda la filmografía

de Pedro Almodóvar, sin lugar a dudas.

Agustín, ¿cómo lo definirías tú que lo has vivido desde el inicio?

Pues no es fácil.

Porque yo creo que es un universo muy rico,

muy rico de todo; de sentimientos, de emociones,

pero también muy rico de cultura,

porque Pedro es un gran consumidor de cultura, de libros, de música.

Constantemente está leyendo, constantemente está yendo al cine,

constantemente está descubriendo nuevos compositores.

Entonces, yo creo que todo eso pasa por su sensibilidad

y lo va incorporando a un universo que todavía tiene mucho que contar.

¿Cómo es trabajar dentro de ese universo de Almodóvar,

ser protagonista de sus películas?

-Es una alegría inmensa, es una alegría inmensa

y un compromiso inmenso,

y hablo de compromiso en el sentido hondo de la palabra,

en el más hondo, ¿no?

Compromiso real, compromiso de sangre,

compromiso de alma, compromiso de cabeza,

compromiso de riesgo. Es riesgo.

Tienes que ir con él al fondo de lo que te pide, ¿no?

porque eso es trabajar con Pedro, ¿no?

Es que es tan personal ese mundo

que se ha acuñado un neologismo, lo almodovariano, ¿no?

cuando decimos que una situación es almodovariana, un personaje,

un lugar, ¿qué queremos decir?

-Yo creo que es una especie de suma de contradicciones.

Es decir, lo más moderno, lo más cosmopolita

unido a lo más rural, a lo más tradicional

y sin que haya contradicción sino de forma muy fluida;

lo mismo que el drama y la comedia, ¿eh?

Porque lo almodovarino, en buena media, también es

lo más natural o lo más habitual y también lo más exótico;

lo que, de entrada, no te creerías nunca

y, sin embargo, engarza bien.

-¿Quieres más flan? -No, no.

-Te lo meto en un tupperware. -No hace falta, Rosa.

-Te encuentro muy estropeada, Leo. -Te meto también los calamares.

Vamos analizar la película que acabamos de ver.

"La flor de mi secreto" estrenada en 1995,

se cumplen 25 años.

Vamos al origen.

¿Cómo nació esta historia?

Contaba que escribió el guion en dos meses.

¿Cómo fue?

-Pedro escribe mucho mientras monta

y mientras viaja, en los viajes de promoción.

Yo creo que ésta, La flor, la escribió

después de la promoción de "Kika" y la escribió muy rápido.

Yo creo que tiró de su interior como creador,

como creador que probablemente estuviera

en algún momento de crisis de creatividad,

luchando con un guion.

Y, por otro lado, apoyándose en... en...

en las peripecias de su familia, que somos nosotros, ¿no?

Entonces, yo creo que la suma de esos dos mundos;

el mundo autoral y el mundo de las influencias literarias,

más ese mundo rural que venimos todos,

yo creo que dio esa cosa que destiló en muy poco tiempo en "La flor"

y que vista ahora es una delicia de película.

Están mi familia, mi origen, mi pueblo,

y de ahí mis raíces, todo eso,

y, además, está sin que yo me haya dando cuenta.

E inevitablemente eso me provoca, una visión un poco contradictoria,

me revuelve un poco.

Y si que convierte esta película en algo muy especial para mi.

Fue tu tercera película con Pedro ya habías hecho "Entre tinieblas",

también "Tacones lejanos",

¿cómo fue interpretar a Leocadia,

que está atravesada por el dolor de principio a fin?

Sí, yo me acuerdo también que le decía,

¿pero otra vez llora, Pedro? le decía,

porque lloraba en página, sí, y página también, ¿no?

Es una película "La flor de mi secreto",

que ya no es un secreto es mi película favorita de Pedro, ¿no?

de las que yo he hecho,

hay otras que me gustan mucho también o mas,

pero de las que yo he hecho, La flor, es algo muy íntimo,

muy... bueno, muy orgánico, ¿no?

Es un personaje, Leo, que...

bueno, que se me metió en el alma desde que Pedro lo escribió

y me lo dio.

No sé, yo creo que es una película que nunca, nunca me cansaré de ver.

José Luis, hablemos del momento en el que llega esta película,

dentro de la trayectoria de Pedro.

A mi me parece que está en un momento de madurez en cuanto al melodrama,

porque esta es una película muy concentrada, no tiene flecos.

Estamos hablando de una película que tiene ya 25 años,

pero que tiene en ese momento, digamos, en la trayectoria de Pedro

tiene una madurez, tiene una concentración,

no hay casi digresiones.

Hay esa composición que hemos dicho antes,

de los mundos; del mundo rural, familiar etc.

con el mundo más sofisticado y está ensamblado.

Tiene mucho humor con Rossy de Palma haciendo un papel,

que, además, yo creo que lo borda, -Lo borda, lo borda, lo borda.

tampoco es su papel habitual y, sin embargo, lo borda.

-Está genial.

-¿Por qué no la sacas, Rosa?

-Yo, pero si es ella la que no quiere salir a ningún "lao".

-¿Y para qué quiero salir,

para que me mate un skinhead o para que me pille un coche?

Él, en ese momento, claro, han pasado ya 25 años,

decía que esta era su película más..

la más manchega de todas hasta ese momento,

luego han venido otras que han sido todavía más manchegas.

Sí, yo creo que queda muy claro, ¿no?

Todo el viaje a Almagro.

Entonces, yo creo le da una enorme importancia al origen,

porque Pedro no es nada rural,

pero si que reconoce que ahí está, ahí está nuestra esencia

y cuando uno tiene que recargarse otra vez de elementos

para querer seguir viviendo, tiene que ir ahí, donde nació,

donde se desarrolló, ¿no?

y con esa madre tan... tan cuidadora, ¿no?

con esos consejos tan..

A mi me gusta decir

que esta película está llena de doctrina de doña Paquita, ¿no?

-Cuando a las mujeres nos deja el marido, porque se ha muerto

o se ha ido con otra, que para el caso es igual,

nosotras debemos volver al lugar donde nacimos.

-Además de todo eso y más se podría contar

por eso es tan difícil definir a Pedro, ¿no?

¿Y cómo es Pedro? ¿Y trabajar con Pedro?

Es tan rico y tiene tantas cosas y tantos momentos

y tan distintos, también.

-Es inabarcable, ¿eh? Pedro es inabarcable.

-Eso es.

-Es muy difícil de...

En América les encanta etiquetar todo y con Pedro no lo han conseguido

y han renunciado ya también, ¿eh? -Claro.

Han aprendido a que Pedro no se le puede poner una etiqueta.

-Yo si me permitís, digo una cosa importante respecto a esto

y es que las películas mejoran en un segundo o un tercer visionado.

-Yo también lo creo.

Porque ves cosas más ricas, ves detalles,

ves incluso cómo dialogan unas películas con otras.

-Sí.

Claro, aquí está "Volver". -Claro, claro.

-Y es más, una película están enlazadas...

Toda la trama que está escribiendo ese personaje

es luego lo que vemos...

-Pero "Todo sobre mi madre" surgió de un personaje

que investigamos aquí, el que hacía Carmen Elías.

Pedro leyó en la prensa que había...

que una enfermera hacía un teatrillo con médicos

para explicarles cómo había que pedir la donación de órganos, ¿no?

Y le pareció fascinante.

¿Cómo? ¿Una enfermera haciendo teatro con médicos?

Me quiero enterar a fondo.

Y yo hice un seminario con médicos para enterarme

cómo era todo el sistema, ¿no?

y de ahí nace el personaje que luego se convierte en Manuela,

el personaje que Cecilia Roth, hace en "Todo sobre mi madre", ¿no?

Hablando de todos los elementos del cine de Almodóvar,

la música es uno de los elementos claves.

-Chavela Vargas, el flamenco, un pasodoble que suena en otro momento,

es decir, hay mucha... hay una gran variedad de música.

Alberto Iglesias compone con esas piezas de cuerda

tan delicadas y tan innovadoras,

y hay un tango, ¿no? -Sí.

que es cuando viaja a Parla.

A mi me parece que ahí hay una riqueza,

que solamente en un segundo, o un tercer visionado

uno se da cuenta de esa complejidad,

y, por supuesto, de Chavela, el tema que canta,

tiene un valor narrativo en la película.

Es una de las grandezas.

Toda la estética de Pedro Almodóvar consiste

en que gran parte de las letras de las canciones

tienen un valor narrativo y un valor expresivo.

# Tómate esta botella conmigo

# En el último trago nos vamos#

Vamos a viajar, 40 años atrás,

al debut en el largometraje de Pedro Almodóvar,

con "Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón".

Cuéntanos.

Cómo llega esta película tan libre, tan punki, como él decía, ¿no?

tan undergang a estrenarse,

y el impacto que supuso en aquél momento.

-Es una película que iba a ser en Súper 8.

Entonces, Pedro, en ese momento...

Yo creo que la culpable que debutara Pedro en esta película

es Carmen Maura,

-Seguro.Seguro.

compartían camerino en "Las manos sucias"

y yo creo que ella fue la inductora un poco, de Pedro,

de que ese Súper 8 lo convirtiera en un formato

que se pudiera exhibir, ¿no?

Se rodó en 16 mm,

se rodó entre el 79, verano del 79 y el verano del 80.

Pedro cuenta una cosa muy divertida.

Escribió una columna en Diario 16 que era

"El milagro de lo opaco, de la continuidad",

porque hay un plano que Carmen se levanta de su salón,

eso es julio 79, suena la puerta,

va a abrir la puerta, septiembre de 79;

aparece Félix Rotaeta, junio del 80.

(Risas)

Habían pasado todo ese tiempo. -Nadie se da cuenta.

Había pasado un año entre que Carmen se levanta de su salón

para abrirle a Félix.

Pero, bueno, Pedro también reconoció que todos esos defectos

se convirtieron en estilo, ¿no? de la película.

Y, bueno, luego, por avatares de la vida,

se presentó en San Sebastián.

En aquella época para estrenar cine americano

había que contratar cine español,

entonces se daban dos licencias que llamaban de doblaje,

Esteban Alenda contrató la película en San Sebastián,

con la idea de contratar dos películas

que quería comprar americanas,

y gracias eso Pepi tuvo el acceso a las salas,

que, bueno, fue muy interesante también todo lo que ocurrió después,

con la película, con la crítica, con...

y todo lo que ocurrió enfrentándose con el público, ¿no?

Y ahora nuestro concurso Erecciones generales,

la gran sorpresa de la noche.

Y aquí tenemos un documento maravilloso

de la riqueza de la Movida madrileña.

-Sí, efectivamente. Todos esos personajes.

Yo creo que hay todas las trasgresiones,

todas las provocaciones,

toda la libertad, todo el sentido lúdico.

Por ejemplo, a mi me maravilla desde el consumo de droga

hasta las trasgresiones del sexo lúdico, ¿no?

Toda la película es un despliegue, diríamos, de provocación

y de ese espíritu...

porque al final mete música, hay muchísima música,

hay esa vida de los grupos de ese momento;

hay el juego que yo creo que además anticipa

todo el tema de la identidad sexual y de género.

Y, eso, estamos hablando de hace cuarenta años,

es decir, es algo que la sociedad podríamos decir lo ha asumido

pues hace muy poquito.

-Pero sigue en ello y sigue en ello todavía.

-Anda, te va la marcha, ¿eh? -¿Cómo te has dado cuenta?

- Te veía los ojos de gustito, cerda.

-Habría que señalar mucho que Almodóvar había escrito,

digamos, fotonovelas,

y la película tiene como una estructura de cómic...

Sí, es verdad. -Muy moderno.

Digo esto porque me parece muy rico,

el que un creador se expresa por distintos medios

con bastante fluidez.

No quiere emular a nadie,

sino que hace algo que tiene ese aspecto loco

y, por eso, probablemente cuando fue recibido...

yo recuerdo era joven,

y fue una película que te descolocaba.

-Es una película un poco rara, ¿sabes?

A mi me resulta más fácil decir qué tipo de película no es

que qué tipo de película es,

porque no sé, si para bien o para mal,

es una película bastante inclasificable.

Pero es curioso porque hablamos de una película de hace 40 años

y decíamos que adelantado, que libre,

pero, claro, es que esa película hoy sería imposible.

O sea, que hemos involucionado.

-Mucho, mucho, lamentablemente, lamentablemente, sí, ¿no?

eso está clarísimo, ¿no?

-Yo creo que no superaríamos la barrera también

de la corrección política.

De la autoncesura. -Sí eso, eso.

-Nunca había...

Pero vamos aplicar el Código Penal, nos saldría.

-Sí, sí.

y aplicar, sobre todo, el código de las buenas costumbres.

-De lo aceptable socialmente, no ya lo penal...

-Políticamente correcto.

sino la censura social, lo políticamente correcto.

-Es terrible.

Yo creo que hay mucho de Almodóvar ahí, en esos años 80,

que hoy no se aceptaría, hoy no se aceptaría, ¿no?

-Pues es una pérdida...

-¿Cómo una pérdida?

Por eso está bien que estén las películas y los libros

y lo cuenten.

Luego, yo creo que, además, se interpretan mal las cosas.

Porque, por ejemplo, ha habido polémica

cuando en "Kika" aparecía una violación.

La representación artística no es ninguna apología de las violación.

Al revés, es una especie de caricatura

que tiene al final un valor de denuncia,

porque precisamente por esa exageración,

por esa caricatura, por esa hipérbole,

lo que está subrayando es lo ridículo que es, de entrada,

aparte de la humillación que supone a la persona, ¿no?

- Y el cine hace representación.

-Claro.

Es representación, nunca la realidad,

siempre son imágenes.

-No. Pero hay otra cosa además todo esto que estás diciendo

ya está en Pepi. Es increíble.

O sea, el tema de las violaciones con todo el humor

y todo el sarcasmo y toda la ironía,

y el que viola es el policía X en ese momento, ¿no?

En definitiva, pone el acento en casi todo,

lo que tiene que cuestionarse lo cuestiona

y lo cuestiona desde el principio.

Y cómo es la música de Pepi, por favor.

Es alucinante; ya pone pasodoble, ya pone folclore,

ya pone lo más moderno, ya pone grupos.

Es un abanico.

-La verdad es que es una delicia la película,

la ves, y si la ves la tienes que ver con ojos limpios

y sin prejuicios...

Claro, y desprejuiciado.

Es deliciosa, es una delicia de peripecia de...

- ¿Y la interpretación?

El otro día oí a Fernando Colomo hablar

de la interpretación de Carmen y de cómo Carmen trabajaba etc.

Y yo es que creo que aparte de que está... vamos de cine,

de comérsela, Carmen en Pepi,

es que es una forma de interpretar de una frescura, de una naturalidad,

que ríe tú de Stanislavski y de la verdad de Stanislavski.

O sea, hay una cosa orgánica, real, natural,

como que no cuesta decir las cosas.

-Esto que puede causar con la cosa de la educación bisexual

y la higiene personal en las niñas.

Sí, hasta ahora en este país se ha creído

que los niños eran retrasados mentales,

pero, no, resultan que algunos no lo son.

-Es que está todo el barroquismo que es el cine de Pedro,

de meter muchas cosas y muy complejas, aquí esta,

pero ya es fluido,

es decir, no es una cosa pesada nunca.

-No qué va.

Lo cual, te llama la atención en una primera obra.

Podría tener arritmias,

podía ser que, de repente, hay personajes que se te escapan, no.

Es todo loco, pero, al final es cómo unas viñetas de cómic,

que tú las ves y vas deslizándote con un fluidez extraordinaria

y a mi me parece que eso es un valor grande.

-Y algo muy importante,

antes que terminemos no me gustaría dejarlo pasar,

es que esta primera película no habla del pasado...

-Además.

de la dictadura, de todo lo que perdimos.

Porque, desgraciadamente, en esos primeros años, el 77,

desparece la censura, hay mucho cine refiriéndose

a lo que perdimos, a lo desgraciados que fuimos

y esta es la primera que dice: el futuro, miramos el futuro,

vamos a hacerlo, vamos a construirlo, mirando hacia delante, ¿no?

Entonces, yo creo que en eso si que marca un hito

también muy interesante, ¿no?

Me quedaría horas, los espectadores también, escuchándonos,

porque es maravilloso, pero tenemos que terminar.

Si que me gustaría que me contaseis

los proyectos con los que estáis.

"Las cartas perdidas" de Amparo Climent,

creo que es una joya.

Es una película

que los actores y las actrices no cobramos, por ejemplo,

quiero decir con esto que también tenemos ahí

nuestra parte de producción.

Un compromiso

Te aseguro que es un compromiso lleno de alegría,

porque yo creo que puede ser una estupenda película.

Estaremos atentos al estreno.

Está ya el corto "La voz humana" en los cines, maravilloso,

con Tilda Swinton, dirigida por Pedro.

¿Próximos proyectos?

-Pues, mira, estrenamos después la última película de Isabel Coixet,

que hemos producido,

que se llama "Nieva en Benidorm" en noviembre.

Ah, qué ganas tengo.

Tenemos muchas ganas de ponerla ya a disposición.

Ha quedado muy bien, muy especial, muy original,

como es todo el cine de Isabel,

Y ya estamos intensamente con Pedro

en la preparación de "Madres paralelas",

que nos hace mucha ilusión, ¿no?

Con mucho miedos, también, por la situación en la que estamos,

pero también con muchas ganas de tener proyectos

y llevarlos adelante, ¿no?

Que bien suena todo.

José Luis, proyectos.

-Acaba de salir un libro, ahora,

se llama "Cine español en la era digital",

publicado por Laertes,

donde he coordinado un estudio sobre el cine español

entre 1998 y 2012, ese periodo,

y el próximo proyecto, que es en unos meses,

en enero sale un estudio, publicado en Cátedra,

sobre Icíar Bollaín y estoy muy ilusionado también.

Y, mira, habéis hablado de tres directoras de cine, eso me gusta.

-Es verdad.

-Es verdad, es verdad.

Muchísimas gracias por haber estado aquí.

-Gracias.

-Gracias. -Gracias.

Impúdica, zafia, irreverente,

esos fueron algunos de los adjetivos que recibió

" Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón"

en su estreno, hace ahora 40 años.

La ópera prima de Pedro Almodóvar rompió tabúes

y revolucionó la imagen del cine español de los 80,

coincidiendo con el estreno en salas

de su nuevo trabajo el corto "La voz humana",

nos ha parecido muy oportuno volver a los orígenes.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Almodóvar

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - Coloquio: Almodóvar

24 oct 2020

Coloquio dedicado a "Almodóvar" en el que Elena Sánchez, Agustín Almodóvar, productor y fundador junto a su hermano Pedro de la productora El Deseo; Marisa Paredes, protagonista de 'La flor de mi secreto'; y José Luis Sánchez Noriega, doctor en Ciencias de la Información y profesor titular de Historia del Cine y del Audiovisual en la Universidad Complutense, crítico de cine y autor, entre otros libros, de 'Universo Almodóvar. Estética de la pasión en un cineasta posmoderno'; charlan sobre "La flor de mi secreto" (1995) y "Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón" (1980).

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Almodóvar" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Almodóvar"
Programas completos (8)
Clips

Los últimos 1.224 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios