www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5791693
Historia de nuestro cine - Coloquio: Saura en la Berlinale - ver ahora
Transcripción completa

(Ruido de proyector de cine)

Bienvenidos de nuevo.

La sesión doble de esta noche tiene como protagonista

a uno de los imprescindibles de nuestro cine.

Aunque este año, por los motivos que todos sabemos,

la edición número 71 de la Berlinale se celebrará

en dos fases:

la primera será del 1 al 5 de marzo,

hemos querido dedicar el programa de hoy

al director Carlos Saura y a dos películas

que fueron premiadas en el Festival de Berlín

Deprisa deprisa,

galardonada con el Oso de Oro a la mejor película, en el 81,

y La caza, con la que Saura ganó el Oso de Plata al mejor director,

en el 66,

y que veremos tras el coloquio.

Para profundizar en ellas

y en la relación del cineasta con el festival,

nos acompañan Emilio Gutiérrez Caba, actor insigne,

uno de los cuatro protagonistas de La caza,

¿cómo estás?

Me hace gracia. Encantado de saludarte,

pero me hace gracia lo de 'insigne';

me deja un poco como... como si llevara una medalla puesta,

una insignia.

Es por una asociación de ideas. Muy bien, estoy muy bien.

Pero así hemos conseguido sacarte una sonrisa, de entrada,

y eso siempre es bueno.

Gracias por estar aquí hoy. Gracias, Elena.

Saludamos también a Meri Cuesta, crítica de arte,

experta en cultura popular, comisaria de exposiciones,

como la exitosa Quinquis de los 80, Cine, prensa y calle,

inaugurada en el 2009,

y que tiene mucho que ver con la película que acabamos de ver.

¿Cómo estás?

Pues feliz de venir a hablar de estos dos peliculones.

Porque, madre mía... Y con estos dos compañeros.

De lujo. Estoy de lujo.

Bueno, gran amiga del programa, muchas gracias por estar aquí.

Y para ayudarnos a entender

el contexto histórico y cinematográfico

en el que se movieron las dos películas de hoy,

quién mejor que Javier Ocaña, crítico de cine de El País

y colaborador habitual del programa, ¿cómo estás?

Muy bien. Buenas noches.

Vamos a comenzar estableciendo esa relación

entre Carlos Saura y el Festival de Berlín.

¿Cuál ha sido su paso por la Berlinale?

Estas dos películas, en concreto, qué exito tuvieron...

Fue el primer gran festival que lo acogió.

Luego tuvo una fase en la que empezó a ir al Festival de Cannes,

posteriormente,

con dos premios especiales del jurado en el Festival de Cannes,

pero empezó en el Festival de Berlín, con Llanto por un bandido,

que fue su... con su primera visita.

Y la segunda fue con La caza,

que ya obtuvo el premio al mejor director.

Luego volvió a ganar el premio al mejor director

con Peppermint Frappé

y culminó con el Oso de Oro de aquel año

de principios de los años 80, con Deprisa deprisa.

Pues vamos a hablar de Deprisa deprisa.

Estrenada en 1981,

y sí que me gustaría situar y contextualizar esta película

dentro de su trayectoria.

Ya era un maestro, con reconocimiento internacional,

y ¿podemos hablar de 'película isla',

dentro de su trayectoria?

Completamente, si acaso,

si se puede parecer a alguna, es a Los golfos.

Su ópera prima.

Por ese mundo de la delincuencia y de la criminalidad.

Una, a finales de los años 50, principios de los 60;

otra, en plenos años 80.

Pero, independientemente de Los golfos,

se parece poco a todo lo demás.

¿Qué visión tienes tú sobre la película que acabamos de ver?

Sobre Deprisa deprisa.

Bueno, yo... Yo he hecho algunas cosas parecidas...

hasta cierto punto,

no en Deprisa deprisa,

pero sí he coincidido con un director como Eloy De la Iglesia,

que sí ha hecho ese tipo de género.

Bueno, refleja muy bien ese mundo, refleja muy bien todo ese amor

entre unas dos personas que... dos adolescentes, prácticamente,

y que tienen, desgraciadamente, un futuro muy, muy incierto.

Absolutamente incierto.

A mí es una película que me encantó en su momento.

Además, en aquel instante,

también hay que pensar en la violencia que ha habido

posteriormente, en el cine.

En aquel momento,

ver una película como esta también era impactante,

porque llevaba una violencia consigo misma

y en los protagonistas

que no estábamos muy acostumbrados a ver.

¿Qué diferencia Deprisa deprisa

de esas otras películas del cine quinqui

de Eloy De la Iglesia y de De la Loma?

Claramente, Deprisa deprisa está en la médula del cine quinqui.

Junto, como dices tú, con la trilogía de Perros callejeros,

de José Antonio De la Loma,

y luego, quizás, de Navajeros y El pico, de Eloy De la Iglesia.

Eso es la médula del cine quinqui.

Después, hay otras, que son periféricas.

Pero lo que la diferencia del cine de estos dos autores que decíamos

pues clarísimamente es que hay un gran cineasta detrás, ¿no?

Por una parte,

José Antonio De la Loma pues tiene esa combinación como de 'explotation'

marginal y cine de acción,

pero muy serie B, muy 'explotation' al fin y al cabo.

Después, Eloy De la Iglesia,

yo creo que tenía pues yo creo que un...

una rabia más pop

y también todo un subtexto eh... como de... bueno, pues de...

político, ¿no? Siempre de... Pues eso, de urgencia social,

también.

Pero, claro, es que lo que hace Saura de alguna manera

es enfriar, digamos, estos... estos referentes que vienen del...

del cine quinqui,

que también trabajaban estos dos autores,

los estetiza.

Yo creo que Deprisa deprisa es la gran estetización

y legitimación del cine quinqui

a manos de un autor, que es Saura, que es magistral.

-¿Quieres ser mi compañera, Ángela?

Aquí tenemos en el centro esa historia de amor, ¿no?

Ahí tenemos esa dicotomía entre ese ambiente hostil,

en el que viven los protagonistas,

y el profundo amor y la profunda ternura

que hay entre ellos.

Se refleja muy bien en secuencias muy distintas.

Por un lado, ves ese lado violento muy popular

de, de, de determinadas secuencias,

y, al mismo tiempo,

a Saura no le importa parar la acción con esa música de fondo auténtica

y alucinante de Los Chunguitos, de Lole y Manuel y demás.

Y establecer una secuencia, por ejemplo,

a base de miradas,

con las que los intérpretes se lo dicen todo.

Intérpretes que no eran intérpretes profesionales,

pero que Saura capta esa verdad de la mirada de la juventud

de la época,

de un modo esplendoroso.

Saura decide que quiere trabajar con actores no profesionales,

con gente de la calle.

Hace el casting él mismo.

Eso a ti, como actor, ¿qué te parece?

Porque él buscaba el realismo absoluto. Eh...

¿Crees que es más fácil encontrarlo en alguien que vive esa realidad?

O ¿un actor puede conseguir la misma...?

Es otra perspectiva.

Yo creo que se pueden conseguir dos distintos tipos de... de fin.

De esa manera, con ellos consigue un objetivo

y una trayectoria distinta que podía conseguirla con otros...

con dos actores.

-Hemos rehecho prácticamente todo el guion, ¿verdad?

Yo, yo he, he acomodado mi guion, el guion que tenía,

a las cosas que ellos me han contado

o que me han contado otras personas, ¿verdad?

Ha sido una aventura.

Pero yo creo que el resultado ha sido...

Bueno, ahí está, ¿no?

Y yo estoy muy muy satisfecho siempre

del trabajo de interpretación de ellos, ¿no?

¿Cómo ves las interpretaciones de estos jóvenes?

Pues son muy espontáneas. Son únicas.

Seguramente, no podrían haber hecho otra vez otra cosa.

Saura es un maestro y, realmente, hace exquisitas las cosas mejores

y cuando necesita utilizar el gesto de una chica o de un chico,

lo hace muy bien,

lo sintetiza muy bien en un plano.

Decía 'quizá, después, no podrían haber hecho nada'...

bueno, es que...

¿dónde desembocaron esos protagonistas después,

en su vida personal, fue duro, ¿no?

Sí, sí, sí. Ellos están reclutados en un gran casting que hizo Saura

en el barrio de Villaverde,

o sea, que son los dos de allí,

y, en efecto, yo creo que son iconos del cine quinqui

porque, como las figuras propias del cine quinqui,

son actores naturales, al cabo de la calle,

que hacen esta peli, y poco más.

En el caso de Berta Socuéllamos, que es Ángela,

yo me acuerdo de revistas de la época y tal

que la encumbraban.

Bueno, Fotogramas, etc, que...

-Portada del Fotogramas: "No soy una pistolera".

-Además, era como una promoción, como si fuera ya, a partir de ahora,

una gran promesa del cine español.

Y resulta que luego esta chica hizo esa película

y, automáticamente, se retiró.

Y José Antonio Valdelomar, el Nini,

que es como se llamaba en la vida real,

dos semanas después de recibir el premio a la película

en el Festival de Berlín,

hizo en la vida real, cometió el mismo...

el mismo atraco a una sucursal bancaria, el mismo,

de la misma manera que había hecho el Deprisa deprisa.

-¿Va a cambiar en algo tu vida, José Antonio?

-¿Qué va a cambiar? Nada. No creo. No sé.

Yo voy a seguir con lo mío, igual.

Si hago alguna película, será cosa de ellos.

Hablemos de la música que antes citabas.

Tenemos esa canción de Los Chunguitos,

que se utiliza casi como un leit motiv

en varios momentos muy importantes de la película.

Es curioso, porque en alguna entrevista de la época,

Saura viene a decir que él no hizo 'ninguna tipo' de selección musical.

Simplemente, se dedicó a poner la música que escuchaban los chicos

en los descansos de los rodajes,

que iban con su radiocassette, y demás.

Eso puede ser cierto, hasta cierto punto,

porque luego hay que utilizar la música de un modo...

de un modo muy determinado.

Y cómo entra y cómo sale la música en cada momento,

cuál es la canción que elige,

cuál es la letra de esa canción,

por ejemplo, el Me quedo contigo,

en el viaje nocturno en coche, incluso estéticamente,

tiene una fuerza visual alucinante

que la canción por sí misma la tiene,

pero con la conjunción de las imágenes, se multiplican.

-Carlos es un gran conocedor musical. -Por supuesto.

-Y eso yo creo que hace que él coloque en cada momento

las canciones cuando le convienen a la imagen.

Y eso solamente un gran conocedor musical,

una persona con una gran cultura detrás musical puede hacerlo,

lo que hizo en esta película.

Esta es la penúltima película que produce Querejeta,

la penúltima película de Saura que produce Querejeta.

La primera fue La caza, que veremos a continuación,

estrenada en 1966.

Antes de hablar de la película,

de la que tienes muchas cosas que contarnos,

vamos a hablar de esa relación Saura Querejeta, ...

Es que el encuentro es perfecto para Saura,

porque después de haber hecho Los golfos,

que tiene muy buenas críticas y buena recepción,

tuvo muchos problemas con Llanto por un bandido,

tanto en materia de producción, como por culpa de la censura,

fue una película que, según él, le causó mucho dolor de cabeza,

y tardó en encontrar un productor para el guion que ya habían escrito

Angelino Fons y él.

Y el encuentro con Querejeta,

que solo había hecho un largometraje hasta entonces,

había hecho cortometrajes, producido cortometrajes,

pero el único largometraje había sido De cuerpo presente, de Antxon Eceiza.

Entonces, el encuentro es, bueno,

tan perfecto como todo lo que vino después.

-El entendimiento entre Carlos y yo,

desde el principio fue un entendimiento muy real,

muy inmediato, muy... muy, bueno, muy sin...

sin... sin cosas de atrás,

fue un entendimiento... sustancialmente amistoso.

Emilio, ¿cómo recuerdas el rodaje de La caza?

Tenías 23 - 24 años. Eras muy joven.

Yo tenía 23 años para 24, sí.

Lo recuerdo como un rodaje durísimo.

Yo venía de haber, de rodar Nueve cartas a Berta

y después de Nueve cartas a Berta me encontré con La caza.

Es de esos momentos en que a uno le tocan dos premios gordos seguidos.

Hoy ya no tocan casi nunca, en la vida,

pero dos, dos seguidos ese año, fueron realmente buenos.

Una película muy dura.

A Carlos le costó bastante decidir

quien hiciera ese personaje de Enrique.

Al final, lo decidió, después de varias reuniones,

y, bueno, me encontré allí con un muy conocido

y muy querido amigo mío, que era José María Prada,

con el que yo había coincidido ya en televisión varias veces,

y con dos grandes

de la interpretación teatral y cinematográfica,

como era el caso de Alfredo Mayo e Ismael Merlo, ¿no?

El rodaje fue muy duro,

pero la verdad es que nos trató muy bien producción,

nos llevaban mucha cantidad de líquido,

y eran como ocho o diez litros por persona y día

lo que consumíamos

en aquel páramo tremendo que está en Seseña,

está cerca de Seseña.

Y, bueno, para mí fue una película inolvidable, claro, por supuesto.

Esa dureza de la que habla se transmite en la película,

o sea, realmente, esas gotas de sudor,

ese calor que transmite La caza, y, bueno, muchas otras cosas,

esa violencia... ¿qué 'sensaciones te deja' a ti?

Yo creo que ahí se ve mucho también ese Saura documentalista

y ese Saura fotógrafo,

porque él empezó también haciendo fotografía.

Hay un recreación en la 'retratación' del detalle.

Ya no solamente las gotas de sudor, sino los platos, los vasos, la paella

por supuesto, las armas, ¿no? No, que también hay ese gusto

en el retrato del detalle.

Y yo creo que es una película dura, fría, mineral, directamente,

que habla sobre el paisaje y la violencia.

Que, en mi opinión, son como los dos eh... los dos polos fundamentales

en los que se mueve esta especie como de western,

porque también tiene una cosa claustrofóbica, ¿no?

De hombres juntos en un espacio muy pequeño,

pero que, en realidad, es un espacio abierto.

-Oye, que esto no es una operación militar.

-Yo lo que quiero es disparar de una vez.

-¡A ver si nos pegas un tiro!

-Ahora, lo del calor, realmente, el sudor, tenían que ponernos además,

porque, a pesar de todo, no marcaba bien el cine.

Pasa igual que con la lluvia, tenían que ponernos agua,

con lo cual nos aliviaban mucho, porque nos echaban agua

y era fantástico.

Y están ahí las huellas de la Guerra Civil.

Las huellas de la Guerra Civil que, además,

como Censura no dejó que fueran muy explícitas,

esa paradoja, a veces, de la censura, le vino relativamente bien,

porque, a veces, la 'explicitud'... no es buena para la narración,

y queda así un punto metafórico tremendo

y con frases alucinantes también como una que tiene Emilio,

que cuando empiezan a decir "hay huellas de la guerra"

La joven generación pregunta: "¿Guerra? ¿Qué guerra?"

-¡El gran secreto de José!

Un muerto de la guerra que este tiene jodido ahí dentro.

-¿Cómo? ¿De quién era? -De cualquiera, ¿qué más te da?

-Esta película tiene varias connotaciones graciosas.

Una de ellas es que, en principio, se llamaba La caza del conejo.

El guion está firmado por Angelino Fons,

La caza del conejo.

La censura, bienpensante, eliminó lo del conejo,

por si acaso había alguna... -Por materia sexual.

Que ya es darle vueltas a la cabeza.

-Lo primero que hice es llamar a Carlos para decirle:

"Carlos, a partir de ahora, La caza del conejo, no".

(Disparos y redoble de tambor)

"La caza".

Mucho mejor.

Por una vez,... por una vez, acertaron.

En la selección de los actores, parece haber una premeditación,

por ejemplo, con la elección de Alfredo Mayo, ¿no?

Al fin y al cabo, vemos que era el protagonista de Raza.

Las connotaciones de Alfredo Mayo siempre han quedado claras

y yo creo que ha habido diferentes directores que,

posteriormente, lo han seleccionado,

no solo porque fuera un muy buen actor,

sino porque tenía esas particularidades

alrededor del mundo del cine,

y de los papeles que había interpretado.

Se juntan aquí, además, unos grandísimos actores de la época;

Emilio estaba empezando, evidentemente,

pero el papel que hacen Prada, Merlo... es una cosa bestial, realmente.

-La caza es un ejercicio cinematográfico.

Es una película que todo aquel que se dedique o quiera hacer cine

tiene forzosamente que ver

para aprender a cómo se hace una película.

Todos los personajes de La caza

yo creo que es lo mejor que hemos hecho en nuestras vidas.

Citabas antes la fotografía de la película,

hablabas de que Saura es fotógrafo,

es que aquí, detrás está Luis Cuadrado,

que ha trabajado muchísimo con Saura.

También vamos a hablar de la música, de la fotografía...

elementos muy importantes en esta película.

Claro, también Saura en esta película se junta

como en una especie, con una especie de 'dream team',

digamos,

con el que después sigue haciendo muchas películas,

que es Luis de Pablos, Cuadrado,

Pablo González del Amo, que es el montador...

-Teo Escamilla estaba también. -Teo Escamilla...

O sea, que también es una película que es un Saura muy condensado.

Yo creo que es una condensación perfecta

de esa primera fase de Saura,

porque también está pertrechado de una serie de compañías alrededor

que potencian mucho...

que se potencian mucho entre todos.

-En el momento de rodar La caza,

todos nosotros nos preguntábamos mucho... sottovoce,

por qué se rodaba en blanco y negro y no en color,

aprovechando que eran todo exteriores y esto.

Cuando ves la película, te das cuenta por qué está rodada en blanco y negro

Pero en aquel momento

nuestra ignorancia cinematográfica nos impedía entender más allá

de lo que tenía que ser la película.

Berlín, ¿quiénes estaban?

¿Qué nombres propios estaban en Berlín ese año?

Ganó Polanski, por Callejón sin salida,

Cul de sac,

y estaba, por ejemplo, Godard, con Masculin feminin,

que ganó Jean Pierre Leaud el premio al mejor actor,

y uno de los miembros del jurado era Pier Paolo Pasolini,

que, dicen, las... prensa de la época y entrevistas con Saura,

que fue el gran defensor de la película, Pasolini,

para que se llevara el premio al mejor director.

¿Tú cómo recuerdas la acogida de la película aquí, en España?

Bueno, aquí se acogió con relativa frialdad.

Pertenecía al nuevo cine español.

Pertenecía a unas personas muy significadas políticamente;

no tan significadas como en el caso de Nueve cartas a Berta,

que estaba Ricardo Muñoz Suay,

pero tampoco eran, eran...

los que se llamaban franquistas, en los términos franquistas,

'de la cáscara amarga'.

Entonces, pues claro, no... Se dijo, se publicó, se...

pero no se le dio la notoriedad que, naturalmente, merecía

un premio de esa categoría internacional.

En un país como este, que todavía, bueno, acababa de salir de...

del aislamiento; pero en los años 60, mediados del 60,

todavía tenían mucho resquemor en el extranjero.

Y de pronto un premio en Berlín a un director español

pues era todo un hito.

No le hicieron... bueno, relativo caso.

Pues qué sesión doble más estupenda.

Yo estoy feliz.

Y qué tres grandes conversadores hemos tenido hoy aquí.

Proyectos, Emilio.

Tú siempre tienes algo entre manos.

Yo tengo una serie, pero supongo que empezaremos a rodarla en mayo.

Pero vamos; la tengo ya... tengo los guiones en casa.

Pero no voy a decir el título, pero porque no debo decirlo.

Y luego estoy haciendo recitales, porque ha sido el año Delibes

y entonces estoy haciendo recitales con un barítono

sobre relatos de Delibes,

y eso es algo que me llena mucho, porque es muy bonito.

Leer a Delibes en voz alta es fantástico.

Suena muy bien Delibes siempre, ¿verdad?

Meri. -Bueno, yo sigo aquí,

de colaboradora en esta casa, en Radiotelevisión Española,

en Radio Nacional, en El ojo crítico,

haciendo crítica de Arte todos los miércoles,

y, aparte, empiezo un programa, bueno, sí, un proyecto en Matadero,

que conoces tú muy bien,

durante todo 2021,

sobre las interferencias entre Arte, Magia y Ciencia,

que se llama Sintonía Radiante.

¡Qué bonito! O sea, que, bueno,

empezamos ahora, hasta diciembre.

Pues nada. Javier, te leemos en El País,

te escuchamos en la SER, te vemos aquí también,

así que... Encantado.

Nada, nos vemos otro día.

Muchísimas gracias a los tres por este buen rato que hemos pasado.

Os dejamos ya con una película ineludible y redonda

dentro de la Historia del Cine Español

y del cine europeo de los años 60,

La caza, fue una especie de hito en su momento,

porque demostraba

que en España se podía hacer un cine político y arriesgado

en pleno franquismo.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Coloquio: Saura en la Berlinale

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Historia de nuestro cine - Coloquio: Saura en la Berlinale

12 feb 2021

Elena S. Sánchez charla con Emilio Gutiérrez Caba, Mery Cuesta y Javier Ocaña sobre las películas que emitimos "Deprisa, deprisa" (1981) y "La Caza" (1966).

ver más sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Saura en la Berlinale" ver menos sobre "Historia de nuestro cine - Coloquio: Saura en la Berlinale"
Programas completos (18)
Clips

Los últimos 1.268 programas de Historia de nuestro cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios