Programa divulgativo que aprovecha la hora de la sobremesa para viajar a los confines del mundo y observar con detenimiento la diversa vida natural que nos brinda nuestro planeta. Para ello, se emiten series documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

Este  contenido solo   está disponible para España y durante 7 días  desde su emisión   en TVE por restricciones de derechos. 

4589305 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Grandes documentales - Presa contra depredadores: La supervivencia en el Serengueti - ver ahora
Transcripción completa

Las inmensas llanuras del Serengueti son el escenario

de una de las reuniones más impresionantes de la naturaleza.

Los depredadores parecen verse abrumados

por la posibilidad de escoger.

El drama entre cazador y presa se representa todos los días.

Pero los depredadores no siempre se salen con la suya.

Las presas se resisten a base de velocidad, fuerza

y unas tácticas sorprendentes.

Una décima de segundo puede suponer

la diferencia entre la muerte y la supervivencia en el Serengueti.

Subtitulado por TVE.

PRESA CONTRA DEPREDADORES, LA SUPERVIVENCIA EN EL SERENGETI

El parque nacional del Serengueti se extiende a lo largo

de unos 13.000 km2 de Tanzania, en África.

Es noviembre, y en la parte central de las llanuras,

los cambios flotan en el ambiente.

Unas nubes tormentosas oscurecen los cielos

a medida que se va terminando la estación seca.

Las torrenciales lluvias revitalizan las tierras.

La hierba fresca se extiende hasta donde alcanza la vista,

anunciando una inmensa reunión.

Miles de ñus son los primeros en llegar.

Más de dos millones de animales se pasan el año entero

moviéndose por las llanuras en busca de alimentos frescos.

Poco después, 200.000 cebras son las siguientes en llegar.

Atraídas por las lluvias,

llegan aquí desde las llanuras del norte.

Su objetivo es el mismo: verdes pastos.

Un inmenso y extenso rebaño compite por espacio y alimentos.

Y llegarán más.

Las últimas en llegar son las más asustadizas:

las gacelas de Thomson.

Han pasado toda la estación seca entre los bosques

y solo ahora se arriesgan a regresar a campo abierto.

Hasta 300.000 animales realizan este viaje.

Tal cantidad llama la atención de unos invitados indeseados.

Depredadores.

Las leonas son las primeras en acecharlos.

Un cazador solitario también observa la gran reunión.

El leopardo se toma su tiempo.

No hace lo mismo el animal más rápido del planeta.

Desde el punto de vista de un apacentador,

los leones, los leopardos y los guepardos

son unos rivales muy duros.

Y no sólo se enfrentan al peligro que suponen los grandes felinos.

El chacal de lomo negro

es un miembro de la familia de los cánidos

y un cazador extremadamente tenaz.

Como las Gacelas de Thomson son pequeñas

y ofrecen muy poca resistencia física,

son el objetivo

de todos los depredadores de las llanuras.

Pero su falta de tamaño,

se compensa con su cantidad de estrategias defensivas.

Sus grupos constan de hasta 1.000 animales,

y son principalmente hembras y crías.

Las hembras tienen cuernos muy pequeños.

Miden unos 60 cm de largo

siendo uno de los herbívoros más pequeños de la sabana.

Los machos suelen medir unos 10 cm más

y tienen una cornamenta mucho más larga.

Vivir en un rebaño significa que muchos ojos están alerta.

Las gacelas tienen una vista excelente

y pueden localizar depredadores a un kilómetro de distancia.

Las gacelas y los guepardos son viejos enemigos.

La gacela conoce los puntos fuertes de sus enemigos,

y también los débiles.

Los guepardos son buenos velocistas,

pero no tienen resistencia.

Las gacelas calculan la distancia a la que se encuentran los felinos.

Si mantienen la distancia, deberían ser capaces de escapar.

Los gritos de advertencia de los machos

dispersan al rebaño hacia un lugar seguro.

Con tantos ojos en busca de peligros,

el felino no ha tenido suerte.

La vigilancia es el mecanismo básico de defensa de las gacelas.

Las leonas son más fáciles de ver.

Son unas cazadoras formidables,

pero las gacelas también las conocen muy bien.

Para empezar, son más lentas que los guepardos.

En una carrera, la gacela debería ganar.

De nuevo,

darse cuenta a tiempo del peligro les salva la vida.

Vivir en un rebaño tan unido ha compensado...,

hasta ahora.

A medida que se desplazan por las llanuras,

las gacelas a veces se separan.

Llevan una marca especial para poder ser vistas con facilidad.

Una raya negra en sus costados.

Contrasta con el blanco pelaje de sus tripas

lo que las hace destacar en la distancia.

Sus colas siempre están en movimiento

y éstas también llaman la atención.

Las gacelas de Thomson, como la mayoría de animales,

solo distinguen luces y sombras, no colores.

Gracias a sus marcas blancas y negras

pueden verse entre ellas con facilidad.

Para una gacela de Thomson el mundo tiene este aspecto.

El patrón blanco y negro más famoso es el de las cebras.

Estas llamativas marcas no sólo destacan,

son unmecanismo de defensa.

Su principal enemigo, el león,

también ve únicamente luces y sombras.

Los grandes felinos deberían ser capaces

de ver las rayas blancas y negras con facilidad.

Pero los patrones de las cebras

a menudo confunden a los depredadores.

Cuando las cebras están juntas

sus marcas crean un patrón grande y complejo,

y a los depredadores les resulta difícil

distinguir a un individuo.

Todo el grupo se funde en uno.

También ayuda a los adultos a proteger a sus crías.

Un potrillo permanece ceca de su madre

y desaparece a su lado

a medida que los patrones se mezclan entre ellos.

Los pequeños son presas fáciles para los depredadores,

pero los adultos no solo confían en las rayas

para protegerlos.

En un instante, los roles se invierten.

El cazador se convierte en la presa.

Con 400 kg, la cebra pesa diez veces más que el guepardo.

Le resultará imposible

pasar la barrera que forman los padres.

Las cebras utilizan el tamaño y la fuerza en su favor.

Un rebaño de ñus entra en territorio de los guepardos.

Los ñus son otra cosa.

Un guepardo macho tiene la fuerza para derribar a un ñu.

EL felino calibra sus opciones.

A pesar de todo,

los ñus tampoco son objetivos fáciles.

Muchos de los miembros del rebaño están en alerta constante.

Está claro que han visto al guepardo.

Pero eso no impide que comience la persecución.

El guepardo no alcanza inmediatamente

su velocidad máxima.

Primero intenta provocar el pánico y separar a un individuo del resto.

Pero con miles de patas agitando la tierra,

el polvo se alza a modo de humo.

Los ñus desaparecen entre la neblina.

El desafortunado guepardo ha vuelto a ser derrotado.

Más ñus llegan constantemente desde las llanuras del norte.

Siguen el camino formado por todos aquellos que les precedieron.

Los ñus no toman atajos, aunque sea para su ventaja.

Dejan enormes surcos a su paso,

creando caminos que atraviesan las llanuras.

Mientras tanto,

el guepardo vuelve a por su objetivo inicial:

las gacelas.

Y esta vez se acerca a su velocidad máxima: 100 km/h.

Pero cuando se acortan las distancias,

la gacela da un salto lateral

y se quita de encima a su perseguidor.

El felino ha vuelto a fracasar

debido a otro mecanismo de supervivencia

de la gacela de Thomson.

Mientras la gacela tuerce y gira,

el guepardo acelera y se va acercando.

Justo cuando sus zarpas están a punto de golpearle,

la gacela salta hacia un lado.

El guepardo no puede girar a tiempo.

La gacela se ha enfrentado valientemente a su perseguidor.

Ha permitido que este alcanzara su velocidad máxima.

Entonces, giró en el último segundo

escapando de las garras del guepardo.

Una lección maestra de coordinación.

Entre las cebras,

las luchas internas provocan problemas.

Están sorprendentemente agresivas.

Dos machos rivales se enfrentan, se enseñan los dientes.

Comienza una pelea.

La potencia tras la coz de una cebra de 400 kg es inmensa.

Se suceden los mordiscos y vuelan las coces

a medida que la pelea se vuelve más agresiva.

La coz es una de las armas más efectivas de la cebra.

Una coz hacia atrás mientras corre

es una de las tácticas que utilizan contra los depredadores.

Refriegas como esta son una oportunidad

de ir puliendo sus mecanismos de defensa.

Los nervios se templan

y el rebaño da un paseo agradable hasta el agua.

Las cebras macho suelen establecer sus territorios

cerca del agua.

Si es posible,

les gusta beber al menos una vez al día.

Pero cuando llegan, no entran inmediatamente.

Deben ser cautas.

Esta también es una zona de caza.

Con cautela, se adentran en el agua.

Los cuellos están estirados al máximo.

Beber es un acto de mucha tensión.

Hasta el más ligero sonido provoca el pánico.

Por suerte, era una falsa alarma.

Pero el peligro no ha pasado.

Las leonas conocen bien a sus presas.

Nada más acabar de beber, las cebras bajan la guardia.

Podría ser un grave error.

La leona lanza su ataque, pero cae al suelo,

otra víctima de las milésimas de segundo.

La leona cogió velocidad, saltó

e intentó clavar sus zarpas en la cebra.

Una rápida y potente coz da en el objetivo

y desequilibra al gran felino.

Otra leona intenta una aproximación distinta.

Delante de ella, los ñus.

Más allá, las cebras.

La leona ataca, no tiene un objetivo concreto,

pero el efecto es dramático:

pánico.

Otro miembro de la manada se une a la cacería.

Seleccionan a un individuo entre las masas.

Con su vida en la cuerda floja, el ñu corre a la máxima velocidad.

Más lenta y agotada, la leona desiste de la caza.

Otro intento valdío.

Un ñu adulto corre entre el rebaño.

Nadie le persigue, parece que disfruta corriendo.

En el transcurso de un año,

de media, un ñu recorre unos 1.000 km.

Desarrollar unos músculos fuertes será su mejor mecanismo de defensa.

Las gacelas de Thomson están puliendo constantemente

sus habilidades de carrera,

especialmente durante la temporada de apareamiento.

Una hembra alcanza la velocidad máxima.

No está siendo perseguida por ningún depredador,

está siendo perseguida por un macho.

Este no permitirá que nada se interponga en su camino.

El macho se le acerca,

un giro rápido, y la hembra se lo quita de encima.

Inmediatamente, otro macho ocupa su lugar.

La hembra fomenta estas carreras

para poner a prueba la fuerza del macho.

Decidirá aparearse con el pretendiente más fuerte.

La próxima vez,

un giro repentino como este podría salvarle la vida.

Uno de los más pequeños depredadores de las llanuras

es uno de los más tenaces:

el chacal de lomo negro.

Escudriñan las llanuras en busca de presas adecuadas.

Las gacelas adultas suelen ser demasiado grandes para los chacales.

Buscan crías.

Una joven gacela sabe que está siendo observada

y adopta una especie de carrera especial.

Comienza a dar saltitos.

Es una estrategia para disuadir a los depredadores.

Mostrando que está repleto de energía,

el cachorro envía el mensaje

de que no se dejará atrapar con facilidad.

Y funciona,

los cazadores ahorran su energía para un objetivo más fácil.

En otra parte de las llanuras,

una gacela solitaria examina sus alrededores.

No todas las gacelas de Thomson viven en el grupo.

Algunos machos viven solos, se denominan, "machos solteros".

Cada uno tiene su propio territorio entre estos matorrales.

Los machos que viven dentro del rebaño

se llaman "machos de rebaño".

Machos distintos tienen costumbres distintas.

Un macho soltero frota su rostro contra una brizna de hierba.

Cada pocos metros se detiene y lo vuelve a hacer.

Huele la hierba,

luego sitúa la punta en una zona bajo sus ojos.

Está marcando su territorio.

Una glándula especial segrega una sustancia de un aroma sutil.

Hace lo mismo por todo su territorio.

Los humanos no pueden oler la secreción,

pero ejerce un poderoso efecto en otras gacelas.

Anuncia la presencia del macho y ayuda a atraer a una compañera.

Durante la temporada de apareamiento,

los solteros intentan atraer a las hembras.

Pero a veces acuden otros machos rivales.

Bajan las cabezas y entrelazan los cuernos.

El premio es el derecho a aparearse y reproducirse.

Las peleas pueden llegar a durar media hora.

Pero también pueden distraerlos de otros peligros.

Los solteros no tienen la ventaja de un grupo alerta

ante un posible peligro.

Se cree que tienen ocho veces más posibilidades

de ser capturados por depredadores que los machos de rebaño.

Los grupos de la sabana confían en su gran número de miembros

para mantenerse alerta.

Pero si su sistema de alarma falla, el grupo no sirve de nada.

Las cebras están de vuelta en el agua.

Y las están vigilando.

Esta vez la cazadora ha tenido éxito.

La coz de la cebra no impacta, sus pezuñas golpean al aire.

Cuando tropieza, la leona le gana la ventaja.

Otra cebra solo puede mirar

mientras la manada viene a alimentarse.

Los avisos de las gacelas de Thomson

también fallan a veces.

El leopardo caza solo, utilizando el sigilo

y el elemento sorpresa para su ventaja.

La gacela no tuvo la oportunidad de echar a correr.

Otra pierde la vida ante unos leones hambrientos.

Un chacal de lomo negro también necesita alimentarse.

El rebaño está ocupado pastando,

no ve el peligro hasta que es demasiado tarde.

Una cría se queda sola.

Esta vez sus saltitos no funcionan.

Los chacales pueden ser implacables cuando persiguen a una presa.

El cachorro coge distancia, pero el chacal no se da por vencido.

Acelera y sigue persiguiéndole.

Una vez capturada,

la joven gacela no tiene posibilidad de escapar.

El chacal agota a su presa

gracias a la simple y tenaz persistencia.

Las gacelas viven bajo una amenaza constante de ataques.

Ver a un depredador una décima de segundo antes

puede suponer una gran diferencia.

Y para esto,

algunas gacelas de Thomson tienen ayuda.

Este grupo tiene un visitante.

No es un macho grande, es una gacela de Grant,

una especie totalmente distinta.

Las gacelas de Grant son tres veces más pesadas

que las de Thomson.

Sus patrones corporales también son distintos.

Los adultos no tienen las rayas negras en sus flancos.

Pero lo que las convierte en un valiosísimo aliado

es su aguda visión ante el peligro.

Un trío de guepardos está al acecho.

Las gacelas de Thomson ignoran el peligro que se avecina.

Pero las gacelas de Grant lo detectan inmediatamente.

Como son más altas,

pueden ver a los guepardos sobre la hierba

que los felinos utilizan para ocultarse.

Las gacelas de Grant alertan a sus primas.

Las gacelas de Thomson implementan

una de sus principales estrategias de supervivencia:

poner distancia entre ellos y el peligro.

Un guepardo ataca,

pero es un esfuerzo inútil y tardío.

Todas las gacelas ―grandes y pequeñas-

huyen del peligro.

Las gacelas de Grant actúan como guardaespaldas.

Su vigilancia ayuda a todo el rebaño a huir del ataque.

Pero esta no es una relación unilateral.

A primera vista, en este rebaño, todas parecen gacelas de Thomson,

cada una tiene una distintiva marca negra.

Pero la más grande de la izquierda es una cría de gacela de Grant.

Las gacelas de Grant solo tienen la banda negra

cuando son crías.

Sus crías se mezclan libremente con el rebaño de gacelas de Thomson.

Esto también ayuda a reducir la posibilidad de ataque

de los depredadores.

Pero estar en un rebaño grande no es la única ventaja.

Las crías de gacela de Grant parecen gacelas de Thomson adultas.

A la derecha, una cría de Grant, a la izquierda, una Thomson adulta.

Resulta difícil distinguirlas.

Si una cría de Grant se confunde con una Thomson adulta,

los chacales no la perseguirán.

La cohabitación es ventajosa para ambas especies.

Las gacelas de Thomson ofrecen la seguridad de su gran número.

Las gacelas de Grant

pueden ver el peligro con más facilidad.

Aprovechando al máximo los méritos de ambas especies,

estas se ayudan para sobrevivir.

Llega diciembre.

Las nubes tormentosas sobrevuelan al Serengueti.

La siniestra tormenta se mueve despacio hacia las llanuras

Una gacela hembra deja de pastar y emprende camino.

Otras la siguen,

a pesar de que aún queda mucha hierba por comer.

Prefieren escapar de la tormenta y alejarse del peligro.

A las gacelas no les gusta la lluvia.

El suelo se vuelve embarrado, sus pezuñas resbalan

y pueden romperse las patas con mucha facilidad.

La luz del día desaparece con la llegada de la tormenta.

Las lluvias torrenciales inundan las llanuras.

La lluvia es corta, pero espectacular.

A pesar de las lluvias,

un macho soltero se queda donde está.

No piensa abandonar su territorio.

Unas cuantas hembras también esperan

a que pase la tormenta.

Están totalmente empapadas

y han perdido de vista al rebaño que necesitan para protegerse,

pero ―aun así- se quedan en las llanuras.

Un arcoíris indica que la tormenta ha pasado.

Uno a uno, el grupo regresa.

La hembra que se enfrentó a la tormenta

se seca y revela el motivo por el que no se fue.

Una cría recién nacida.

Esta embarrada criatura está desesperada por alimentarse.

El bebé es uno de muchos.

El periodo de nacimientos de gacelas alcanza su punto álgido

durante la temporada de lluvias, cuando hay abundancia de alimentos.

Unos familiares cielos azules regresan.

En una tranquila parcela de las llanuras,

una hembra está de parto.

Llega un nuevo miembro al rebaño.

La madre se ha vuelto a levantar.

Se aleja un poco de su cría.

Esta lucha por ponerse de pie.

Está desesperada por estar al lado de su madre.

Así comienza el entrenamiento de supervivencia de la cría.

Su recompensa es el primer trago de la leche de su madre.

Poco a poco,

la cría parece ir pisando con un paso más firme.

Pero pasará algún tiempo

hasta que sea capaz de huir de los depredadores.

Azuzada por su madre, se acurruca en el suelo.

La madre se aleja, dejando a su cría detrás.

A 300 metros de distancia, se detiene y la vigila.

No quiere delatar la posición de su cría

a los depredadores.

La cría no se moverá a menos que su madre le dé la señal.

Agachada en el suelo, se funde con los pequeños matojos.

Unos ñus caminan a unos pocos metros de la cría.

Ni se inmuta.

Una hembra viene a investigar.

La cría sigue sin moverse.

Acurrucada en el suelo, es casi invisible.

También es la temporada de nacimientos entre los ñus.

Una cría respira aire puro por primera vez.

Con unas patas tan finas,

tiene dificultades para ponerse de pie.

Al contrario que las crías de gacela,

las de ñu no se pueden acurrucar y esconder.

Como son más grandes, aunque se agacharan,

se las vería perfectamente.

Las crías de ñu caminan con el rebaño

desde el momento de su nacimiento,

no pueden permitirse no hacerlo.

Un chacal se acerca a la pequeña gacela.

La madre está en alerta máxima,

pero aún mantiene la distancia para no descubrir su posición.

El chacal está a escasos metros de distancia.

Milagrosamente, la cría no es detectada.

La madre va a comprobar su estado.

Pero el peligro no ha pasado.

El chacal desanda sus pasos.

La cría vuelve a acurrucarse.

Pero es demasiado tarde.

La madre debe actuar.

Embiste al chacal.

Unos cuernos pequeños y cortos son su única defensa.

Pero los utiliza con gran maestría,

y no piensa abandonar.

La necesidad de una madre de proteger a su cría es más fuerte

que la necesidad de un chacal de alimentarse.

Ganó este combate, pero vuelve a montar guardia.

Las batallas diarias no han hecho más que comenzar.

Dos meses después,

la cría ya es lo bastante fuerte como para unirse al grupo.

La joven gacela se encontrará frente a frente

ante muchos depredadores.

Pero aprenderá los secretos de la supervivencia.

Mantener los ojos abiertos en busca de peligros,

tener las patas listas para correr

y, si fuera necesario, estar dispuesto a pelear.

Amanece otro día

en el que depredadores y presas se enfrentarán.

El punto fuerte del grupo radica en el gran número de individuos.

Pero los depredadores esperan su oportunidad para atacar.

Esta es una batalla antiquísima.

Unas reglas muy simples decretan que siempre habrá vidas en juego.

Grandes documentales - Presa contra depredadores: La supervivencia en el Serengueti

48:39 25 mar 2020

En ningún otro lugar del mundo se da tanta concentración de depredadores compartiendo el mismo espacio como en la llanuras del Serengueti, entre Kenia y Tanzania. Es el reto de la supervivencia, donde las presas deben desarrollar estrategias defensivas, aunque los roles, a veces, se invierten.

Contenido disponible hasta el 1 de abril de 2020.

Histórico de emisiones:
04/11/2013
27/08/2014
02/05/2018

En ningún otro lugar del mundo se da tanta concentración de depredadores compartiendo el mismo espacio como en la llanuras del Serengueti, entre Kenia y Tanzania. Es el reto de la supervivencia, donde las presas deben desarrollar estrategias defensivas, aunque los roles, a veces, se invierten.

Contenido disponible hasta el 1 de abril de 2020.

Histórico de emisiones:
04/11/2013
27/08/2014
02/05/2018

ver más sobre "Grandes documentales - Presa contra depredadores: La supervivencia en el Serengueti" ver menos sobre "Grandes documentales - Presa contra depredadores: La supervivencia en el Serengueti"

Los últimos 23 documentales de Grandes documentales

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 47:38 ayer En la batalla por la supervivencia, algunos animales asombrosos han descubierto que en ocasiones trabajar en equipo es la clave del éxito, que vivir en sociedad incrementa la seguridad, que el trabajo compartido es más llevadero y que a veces ser sociable representa una ventaja decisiva. Contenido disponible hasta el 7 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 14/02/2018

  • 49:49 ayer ¿Por qué un ciervo bebé nace con manchas blancas y por qué desaparecen a medida que crece? ¿Por qué es un joven jabalí a rayas? ¿Qué hace que las rayas se desvanezcan con la edad? ¿Y por qué se ve un zorzal cuando es joven y se raya cuando es más viejo? «Somatolysis» es la respuesta. Contenido disponible hasta el 7 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 20/09/2018

  • 47:39 pasado lunes En la naturaleza, los animales necesitan comunicarse cuando quieren algo. Han desarrollado complejos sistemas para relacionarse entre sí, ya sea mediante sonidos, colores, expresión corporal o incluso el olor. Para cualquier ser vivo es crucial encontrar la técnica más efectiva para entenderse. Contenido disponible hasta el 6 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 13/02/2018

  • La Reina de los babuinos

    La Reina de los babuinos

    50:02 pasado lunes

    50:02 pasado lunes En África se dice que "en la naturaleza nada vive el tiempo suficiente para morir de viejo". Algunos individuos extraordinarios logran tener vidas largas y fructíferas, hasta que un día desaparecen en silencio. Tubu, una babuína anciana, fue una de esas supervivientes... Contenido disponible hasta el 6 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 13/09/2018

  • 28:41 pasado viernes La música del Danubio con Beethoven, Mozart, Schubert, Johann Strauss II y Bruckner. Este episodio es un montaje musical de algunas de las grandes ciudades o pueblos donde su paisaje inspiró a muchos de los músicos.Haremos un recorrido a lo largo de magnifica vía fluvial del Danubio. Contenido disponible hasta el 3 de abril de 2020.

  • 58:46 pasado viernes En el norte de Perú, antes de la llegada de los Incas, la civilización Chapapoya se estableció en las cimas de los Andes durante más de 500 años. Sus restos arqueológicos son de los menos comprendidos en Sudamérica, y el cómo y por qué momificaban a sus muertos sigue siendo un misterio. Contenido disponible hasta el 3 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 30/08/2019

  • 42:34 pasado viernes El viaje comienza en Atenas, una de las ciudades más antiguas del mundo. Peter nos presenta algunas de las ruinas más reconocibles, como el Partenón y el Ágora romana; explora sus secretos ocultos y profundiza en los fundamentos de la religión ortodoxa y la importancia de la Pascua. Contenido disponible hasta el 3 de abril de 2020.

  • 47:39 pasado jueves En los hábitats más extremos, los seres vivos se ven obligados a hacer lo que sea necesario para sobrevivir. En ocasiones mantenerse con vida lleva a los animales al límite. Sin embargo, es aquí en las zonas más extremas del planeta donde éstos realizan las mayores proezas para sobrevivir. Contenido disponible hasta el 2 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 12/02/2018

  • Una manada en guerra

    Una manada en guerra

    49:32 pasado jueves

    49:32 pasado jueves En Xakanaka, Botswana, una manada de leones enfrenta el nacimiento de 15 cachorros en la estación más dura del año. La mitad de ellos morirán de hambre y los adultos, expertos cazadores de búfalos, tendrán que aprender a cazar elefantes para sobrevivir hasta que regresen sus presas favoritas. Contenido disponible hasta el 2 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 06/03/2018

  • 47:39 pasado miércoles En la lucha por la supervivencia, algunos animales cuentan con un arsenal de armas sumamente tóxicas. Hay depredadores letales que utilizan potentes venenos para incapacitar a sus enormes presas o para matarlas al instante. Otras especies emplean su veneno mortal para ahuyentar a los depredadores. Contenido disponible hasta el 1 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 08/02/2018

  • 48:39 pasado miércoles En ningún otro lugar del mundo se da tanta concentración de depredadores compartiendo el mismo espacio como en la llanuras del Serengueti, entre Kenia y Tanzania. Es el reto de la supervivencia, donde las presas deben desarrollar estrategias defensivas, aunque los roles, a veces, se invierten. Contenido disponible hasta el 1 de abril de 2020. Histórico de emisiones: 04/11/2013 27/08/2014 02/05/2018

  • 3:04 03 oct 2016 Descubre el mundo oculto y desconocido de la selva. Un mundo rara vez visitado por el hombre, un submundo de amenazas ocultas llenas de criaturas que se mueven por el suelo selvático, por las ramas de los árboles, que vuelan por el cielo... ¿Qué pasa cuando la cobra blanqui-negra tiene hambre?  descúbrelo en "Velocidad mortal, un submundo oculto"

  • 2:43 16 sep 2016 La 2 de TVE estrena la prestigiosa serie producida por la BBC Earth, 'Shark',  que desvela los secretos de unas criaturas misteriosas, los tiburones. Con más de treinta especies filmadas, nos muestran en impactantes imágenes cómo cazan, cómo es su compleja vida social, el cortejo, el desarrollo, las amenazas y desafíos que afrontan los mayores depredadores de los mares. En el episodio 1, el documental nos muestra a la enorme familia de los tiburones y sus diferentes técnicas de cazar. Algunos en grupos, otros utilizan la emboscada o la velocidad para conseguir su presa. En este capítulo acompañamos a los tiburones debajo del hielo ártico a los arrecifes tropicales, mostrando sus increíbles técnicas de caza de uno de los grandes depredadores del océano. El primer capítulo se estrena el lunes 19 de septiembre en La 2 a las 16:30 h.

  • 2:06 29 ene 2016 'Criaturas de Luz' nos acerca al fenómeno de la bioluminiscencia, una cualidad adquirida por determinados seres vivos, especialmente los animales acuáticos en las profundidades marinas, tras millones de años de evolución, y nos explicará los usos que esta podría tener para el ser humano

  • 1:20 11 nov 2015 Depende del lugar del mundo, comer con las manos, es signo de buena o mala educación. Los expertos afirman con razón que comer con cubiertos “es un proceso de refinamiento que nos aleja de la naturalidad y nos acerca a la tecnología.” En los animales sería más bien al contrario, parece que los más refinados e inteligentes son capaces de coger y manipular los alimentos para comerlos. Casi todos los grupos animales cuentan con algún experto en comer con las manos.

  • 1:43 10 nov 2015 Las dietas de los animales son muy variadas pero las bebidas se limitan solo a una: ... el agua... Otro problema es cómo conseguirla, porque no siempre resulta fácil dar un trago refrescante. El agua puede estar incluida en el alimento, puede estar sólida, llegar en forma de nube o vapor o aparecer fugazmente en algunos lugares, convocando a miles de gargantas sedientas que llegan desde todas partes.

  • 2:12 10 nov 2015 En algunas latitudes, antes de que llegue el invierno, la naturaleza parece entrar en una especie de frenesí nutritivo en la que muchas plantas, árboles y arbustos dan sus mejores frutos. Es una época de abundancia: frutos carnosos, jugosos y sabrosos engordan y maduran para que los disfruten los paladares más golosos. No hay tiempo que perder; muchos de estos frutos tienen fecha de caducidad y no conviene dejarlos pasar.

  • 1:28 10 nov 2015 Se podría decir que el mundo es como un delicatessen gigante. Algunos alimentos son más barato y están al alcance de todos. Hierbas, las hojas de los árboles o las algas marinas son devorados por miles de especies y millones de personas todos los días ... La naturaleza produce algunos alimentos que sólo se pueden comer unos pocos días al año y estos son muy codiciados. Otras comidas se ocultan bajo tierra y se necesita un gran esfuerzo para llegar a ellos; algunos están ocultos bajo el mar, en la pantalla del escaparate colorido de los arrecifes de coral.

  • 2:33 05 nov 2015 La 2 estrena 'Menús salvajes', una serie documental de producción española, que nos muestra el gran restaurante de alta cocina que es la naturaleza. La serie documental nos acerca a través de 26 capítulos las costumbres culinarias de los animales para descubrir facetas sorprendentes de su comportamiento y de su ecología. Cada tarde dos capítulos en Grandes documentales, en La 2.

  • 1:57 14 sep 2015 La 2 celebra 20 años de Grandes Documentales. Para celebrar este aniversario La 2 de TVE emite la serie de la BBC 'Reinos ocultos', una producción en tres capítulos que aborda la naturaleza desde la perspectiva de las criaturas más pequeñas del mundo animal.'Grandes documentales' es uno de los espacios más emblemáticos y veteranos de La 2. Empezó a emitirse en 1995, como programa divulgativo de sobremesa que viaja cada tarde a los confines del mundo para observar con detenimiento la diversidad de la vida natural en nuestro planeta, a través de documentales de televisiones y productoras de todo el mundo.

Mostrando 1 de 2 Ver más