Generacion.es La 2

Generacion.es

Lunes a las 23.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5465060
No recomendado para menores de 7 años Generación.es - Trabajo - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía "Generación.es")

¿Qué tal, amigos? Esto es la web profesional de Txabi Franquesa,

individuo de Barcelona, ya en la cuarentena,

actor, "clown", doblador,

reportero, guionista...

Os voy a dejar mi contacto.

Aquí voy a dejar mi nombre...

y os podéis poner en contacto conmigo.

También voy a dejar unos links

para que veáis algunos de mis trabajos.

Actualmente, estoy en "Generación.es", en La 2,

y me lo estoy pasando muy bien.

"Pero cuando se acabe esto... ¡Amigo, cuando se acabe esto!".

"Contactad".

"En 'Generación.es',

cambiamos de época sin desplazarnos en el tiempo".

"Viajamos con el recuerdo de nuestros mayores

y las experiencias de nuestros jóvenes".

"En el capítulo de hoy, vamos a hablar de trabajo".

"Y ya veis que no pierdo el tiempo,

pues cada vez debemos ser más ingeniosos para encontrarlo".

"Pero ¿cómo ha cambiado la manera de trabajar

a lo largo de los años?".

"¿Era igual en las zonas rurales que en la ciudad?".

"¿Y ahora cómo es el panorama laboral?".

"En este episodio, los mayores van a conocer

cómo se trabaja en un 'coworking'

y los jóvenes van a ponerse el traje de faena".

"Tendrán que remangarse para trabajar como antes".

"Y ya os advierto que van a sudar".

Venga, abajo.

Hale.

-Abajo.

Con 81 años, nací en el 38

y la época era la Guerra Civil española.

Por lo tanto, la infancia pues era también...

era bastante difícil.

Había que trabajar muy pronto.

Y, aunque la economía, ¡cómo no!,

no era lo más boyante,

nosotros, por nuestras circunstancias en el pueblo,

teníamos tanto viñas como tierras y teníamos de todo.

Y yo estuve yendo al grupo escolar

pues hasta los seis años más o menos.

Y, a partir de esa edad,

hubo que trabajar en el campo, en lo que teníamos nosotros, ¿no?

Es que hubo que sacrificarse mucho

en aquella época.

Lo único que había era trabajo.

Y había personas que hacían 12, 13 y 14 horas diarias.

Con aquello, pues...

Ganaban una miseria,

pero, claro, la vida también estaba más barata que ahora.

Pero, bueno, que para comprarte algo

siempre ha tenido que haber un gran sacrificio

porque, si no, no puede ser.

¿Os habéis planteado alguna vez a qué os vais a dedicar?

(TODOS) Sí. -Supongo que sí.

¿En tu caso? A mí me molaría algo de cine.

-Seguramente... -Quiero ser bailarina

y educadora social.

Cantante.

"Tanasopracta".

Yo, "performancer". "Performancer".

Así, a priori, es cierto que ser bailarina

es una cosa antigua en realidad.

Yo entiendo que tú quieres hacer algo muy moderno, ¿no?,

pero es una de las profesiones...

Ser cantante también es una profesión que lleva mucho tiempo.

La "tanasopraxia"... ¿Lo he dicho bien?

"Tanasopraxia". Sí.

Pero, como... como...

profesiones antiguas de verdad,

¿alguno de vosotros alguna vez

se ha planteado tener un oficio tradicional?

A mí lo manual me gusta.

Algo como hacer joyas o así.

¿Te has planteado ser joyera? No me disgustaría.

No te disgustaría. -Eso mola.

¿Y tú, que hemos visto que dibujas bastante bien?

Sí, realmente, sí.

Alguna cosa así como pintar, dibujar...

De hecho, eso siempre lo voy a hacer,

no como profesión, pero, quizá, como hobby.

Yo creo que sí.

Y tú, manual, el móvil, que siempre lo tienes contigo.

Ya. Vamos a hacer una cosa.

Seguidme, que vamos a investigar

sobre un oficio verdaderamente antiguo.

-Vamos.

(Música ambiental)

(LOCUTOR) "Hace 100 años,

los campesinos de España carecían de todo apoyo eficaz,

solitarios con su esfuerzo sobre el arado rudimentario".

Bueno, nací en un pueblecito

bastante grande, no es tan pueblecito,

en Palma del Río, provincia de Córdoba,

en Andalucía.

Y, bueno, tuve una infancia

relativamente..., al principio, muy feliz,

porque, bueno, tenía lo que todo niño desea, ¿no?:

campo para correr, teníamos bicicleta,

todo el día de un lado para otro...

Lógicamente, primero el cole,

del cual guardo muy buenos recuerdos, de mis profesores...

Como allí se empezaba a trabajar pronto,

porque allí, cuando teníamos seis o siete años, al campo a trabajar.

Entonces, ya está.

A trabajar cada uno en lo que más o menos sabía

o, por la edad, desempeñaba.

Y ahí nada. Y todos, en fin,

disciplinado y contentos con lo que teníamos.

Y, si, además, la economía no faltaba,

pues encantados.

Me daba cuenta de qué era lo que había. Era consciente.

Llegó un momento en que, viendo los problemas que había en casa...

Al poco tiempo, mi padre se vino a Barcelona

con otra persona.

Y, claro, pues...

mi madre, con cinco hijos allí,

y el mayor era yo, que tenía...

En aquella época, tendría 10 años y 11.

Me puse a trabajar.

Me acuerdo, como cosa curiosa, de una anécdota.

Yo era un niño.

Yo tenía que ir en el cuadro de la bicicleta

porque no llegaba al asiento.

Entonces, un frío...

Y no tenía para unos guantes. Me ponía unos calcetines.

Los calcetines...

Me ponía uno o dos en la mano izquierda

y otros en la derecha,

e iba más a gusto que todas las cosas.

Y son anécdotas y cosas que te enseñan en la vida.

Piensas: "¡Madre mía!". Ahora que tiene uno de todo, ¿no?,

comparas y dices: "¡Qué diferencia!".

Valoras, valoras las cosas, ¿no?

"Durante la primera mitad del siglo XX, la sociedad española

vivía, sobre todo, del campo y de la agricultura".

"Pero, como algunos cultivos eran estacionales,

muchos se buscaron la vida con otros trabajos".

"Y aquí los oficios artesanales ganaron terreno".

¿Qué os parece? Podéis mirar. ¡Guau!

Incluso podéis tocar si queréis. Y oler.

Yo tuve una ligera intuición

de que íbamos a hacer

algo de manualidades, algo rollo...

¿Sabes lo del barro?

¿Así, rollo los jarrones?

Tenía la impresión

de que haríamos eso, pero no.

"Bueno, pues nada, nos han traído

a un almacén abandonado o algo",

pero no. Está guay.

¡Cómo mola! ¿Qué os parece?

-¡Cómo mola!

-"I love it".

-Es la mano de Hulk. -Envidiable.

-¿Se puede tocar? -Con uña y todo.

Sí, claro, podéis tocar. -¿Seguro?

-Yo no sabía que esto se seguía haciendo.

Creía que era con máquinas.

(LOCUTOR) "Los clavos que tachonan las suelas

de los zapatos de los excursionistas

y que se conocen vulgarmente con el nombre, un poco desgarrado,

de 'tachuelas' los talleres artesanos

los trabajan con gran rapidez y pericia suma".

"Todo está medido y calculado".

"La estadística nos ilustra acerca del importante dato

de que, para hacer un clavo, se necesitan 50 golpes,

de manera que un forjador de tachuelas

viene a dar 5 000 000 de golpes al año".

Vamos para allá.

Venga, al ataque.

-No me había fijado en las uñas. -¡Qué heavy!

-(RÍE) -Yo sí.

¿De dónde venís? ¿De qué programa venís?

De "Generación.es". -"Generación.es".

Pues gen...

La G de "genera...".

Ah, una Ge de "genera...". G de "generación".

-Tú, dibuja la G. -¿Que yo dibuje?

Cada uno que dibuje su G.

(Música ambiental)

Ves todas las virutas ahí, saliendo.

Yo estaba flipando.

Decía: "¡Guau!".

Rojo rojo rojo, que yo lo tocaba y se me fundía el dedo.

Me he asustado. No lo quería hacer

porque me salta en el ojo y me quedo ciega.

-Dale. -Fuerte, pero fuerte.

Fuerte. Rómpelo.

-Dale, mujer. -Rómpelo.

Que toque aquí.

Lo que más me ha sorprendido es el tiempo que se tarda en hacer esto.

Si tú me tienes que poner a mí a que haga una cosa así de grande,

yo, que no tengo paciencia, no lo hago.

Hay que tener arte.

Eso lo hago yo y me sale superfeo.

Y no lo termino.

Tan grande, tienes que esperar para poner cosas,

y pim, pam, pim, pam... No tengo paciencia.

Cuando hago cosas,

me gusta terminarlas el mismo día.

Y, si no las termino ese día,

pues me estreso.

¡Hala, hala, hala!

(MIGUEL) Seis...

Venga. Seis, siete, ocho, nueve...

(Martillazos)

-¡Huy!

Mira qué fácil se dobla.

Sí que da pena

pensar que oficios como este

pueden desaparecer, ¿no?,

porque no se siguen.

Algo tan antiguo como esto,

tan artesanal, tan personal,

al final, es triste que se pierda.

Es muy heavy cómo,

bueno, pues con hierro...

A mí nunca se me hubiese ocurrido,

con trozos de hierro sobrantes, construir todo esto.

O sea, tiene un mérito muy grande.

-Arreglado. -Te faltaba esto.

Hombre, claro.

(LOCUTOR) "Parece sencillo, pero es difícil".

"La pequeña dimensión de las piezas

requiere el mejor pulso y habilidad de los forjadores".

"Gran cosecha de tachuelas".

¿Cuáles eran los oficios más populares por aquel entonces?

Bueno, eh...,

si hablamos del mundo rural preindustrial,

antes de la fábrica

y antes de que los bienes de consumo

se fabricaran en fábricas,

pues todos.

Hace falta un herrero que haga desde herraduras para los caballos

hasta instrumentos de cocina.

Hace falta un carpintero, un ebanista...

Todo se hacía manualmente.

Pero quizá la idea que tenemos ahora de los oficios

es como algo residual, algo como viejo,

y, sin embargo, quien tenía un oficio...

era un grupo de la población...

que era privilegiado.

La mayoría de los oficios

venían de la tradición de los gremios de la Edad Media.

Entonces, los gremios eran asociaciones...

que tenían sus propios secretos de oficio, se llamaban así,

que tenían una jerarquía,

entrabas como aprendiz,

luego seguías como oficial hasta llegar a maestro,

y que eran, como digo, privilegiados.

Eso, claro... Con la industrialización,

ahí empieza una nueva etapa del mundo. Empieza la mecanización.

(LOCUTOR) "Los grupos de trabajadores salen de la fábrica".

(Música ambiental)

"Una operación previa que se efectúa

es la del apartado y clasificación

atendiendo a las partes del cuerpo del animal

del que proceden los vellones".

"El lavado elimina la grasa natural y da limpieza a la lana".

¿Y, en el entorno urbano, encontramos diferencias?

Pues encontramos diferencias, pero no tantas como creemos.

La mayoría de la familias urbanas

también vivían con rentas muy bajas.

También el trabajo de los niños y de las niñas

en las fábricas, en el servicio doméstico,

haciendo recados, ayudando a las familias, por ejemplo,

en la tienda de la familia han sido constantes.

Siempre era lo habitual hasta hace relativamente poco.

Los niños trabajaban desde una edad muy temprana,

hasta el punto de que el concepto de infancia que tenemos hoy

no existía. Es un concepto moderno.

Antes los niños, simplemente, eran adultos pequeñitos.

A los 11 años, que ya tenía yo,

eh..., mi madre tuvo a mi hermano.

Entonces, mis padres trabajaban los dos.

¿Qué pasó? Allí necesitaban a alguien

que cuidara del niño y de la casa.

¿Y a quién le tocó?

A mí.

No me preguntaron si me gustaba o no me gustaba.

Esto no lo preguntaban.

Bueno, luego me pusieron a trabajar.

Tampoco me preguntaron: "¿Te gusta o no te gusta esto?".

"¿Hay que ir allí? Pues vale, vamos allí".

Estuve trabajando en una fábrica textil...

bastantes años.

¿La aparición de las fábricas textiles,

eh..., daba mucha ocupación a la gente en los entornos urbanos?

La industrialización, lo que conocemos

como industrialización, como revolución industrial,

ha empezado por las manufacturas ligeras, digamos,

los bienes de consumo: los tejidos, el calzado, el juguete...

Y el ejemplo de Barcelona de las fábricas textiles es muy claro.

Pues eran plantillas masivas.

Y como las plantillas eran...

Como la demanda de trabajadores era tan grande,

los empresarios siempre han buscado reducir los costes laborales.

Y ahí es donde ha entrado la mano de obra infantil

y de mujeres, que ganaban mucho menos.

Se les pagaba mucho menos.

Hay que decir que las primeras huelgas y conflictos

y los primeros intentos que se hacen

para reducir el trabajo infantil

no fue tanto en beneficio de los niños,

sino porque los hombres, los varones, veían...

que, si se contrataba masivamente

a niños y a mujeres a mitad de precio...,

Dejaban de trabajar. ...¿quién les contrataba?

(JARA) Para un niño de 6 u 11 años empezar a trabajar,

¿no?, a esta edad,

supone un...,

no sé si un corte en la infancia,

pero un cambio radical sí.

O sea, de repente, al trabajar, tienes unas responsabilidades

que, por ejemplo, en mi infancia, yo no he tenido, ¿no?

O sea, no es que te haga madurar de repente,

pero tu cabeza empieza a funcionar diferente.

A mí me da pena que tuviesen que dejar los estudios tan pronto

y ponerse a trabajar, pero eran circunstancias familiares

en esa época además, que era como lo normal que se hiciese.

Por otra parte, lo entiendo, pero bien no me parece.

Un niño se tiene que...

Y a mí no me gusta estudiar nada, pero nada.

Pero es verdad, lo tienes que hacer, porque, si no, ¿qué haces?

A ellos les ha ido bien en la vida,

pero, si no tienes esa suerte, ¿qué?

Tienes que estudiar.

-Que te quiten de la escuela y no te relaciones con niños...

y que tengas que ponerte a trabajar o hacer de mamá de un niño,

pues esto es una bofetada para un niño pequeño.

Siguen siendo niños

y yo creo que los niños necesitan un aprendizaje...

vital, o sea, de vida primero,

antes que...

ser adultos sin que ellos lo quieran.

O sea, entonces,

obviamente, eso les limita en muchos aspectos.

Incluso les limita a tener una mente más cerrada,

ver el mundo de una forma.

O sea, no... no les permite ser...

amplios, abiertos, saber todo tipo de cosas.

O sea, es como triste.

No lo veo de otra forma.

No debería ser así.

"Yo a tu edad ya trabajaba".

"Yo a tu edad ya estaba haciendo cosas" y tal.

Yo creo que el hecho de que ahora se trabaje más tarde

es una cosa buena y es una evolución.

Sí que es verdad que en el pasado eso no se podía

y mucha gente tenía que trabajar antes.

Pero yo creo que eso era una cosa mala

y es algo que un niño no debería tener.

Son cosas que debe tener un adulto y una persona que ya está formada.

(Música ambiental)

(LOCUTOR) "Ya no es tarea solo masculina el trabajo

que se realiza fuera del hogar, sea manual o intelectual".

"La mujer cumple sus deberes intelectuales y sociales

y en las cátedras ambulantes de la Sección Femenina

desarrolla su labor en los más apartados pueblos de España".

(CARME) En la época de la que yo estoy hablando,

al menos en San Feliú,

el 99 % de las mujeres trabajaban.

Tenían su casa, sus hijos...

y trabajaban en la fábrica o en lo que fuera. Trabajaban.

Yo siempre he visto a la mujer trabajar.

Y, sobre todo, cuando había todo el textil.

Pues allí las mujeres trabajando de urdidoras, de tejedoras...

Yo, por ejemplo, fui casi 19 años tejedora.

-"¿Quién cuidará del hogar?". -"Yo".

"Quiero compaginar las dos cosas".

"Trabajar en el hogar y, si puedo, trabajar fuera también".

-"¿Es posible?". -"Sí".

-"¿Su mujer trabaja?". -"Sí".

-"¿Está usted de acuerdo?".

-"No estoy de acuerdo, pero, por necesidades económicas,

tiene que hacerlo".

La verdad es que antes

que la mujer saliera de casa...

estaba... estaba peor visto.

Cuando ya fui un poco más mayor,

ya la mujer empezaba...

a salir de casa.

Eran maestras...

Pero, sí, la mujer...

Casi todo el mundo te recomendaba que te quedaras en casa.

-"¿Considera que la mujer es esclava?".

-"En España, por lo menos, sí".

Yo, cuando me casé, tuve la opción de trabajar...

o de quedarme a cuidar a mi hijo.

Y como... Me quedé a cuidar a mi hijo.

A mi padre,

cuando le planteé ser azafata,

pensó: "Ya se le pasará".

Entonces, con mi madre, fui a todas las compañías...

aéreas que había entonces en la Gran Vía a ver...

en cuál me admitían.

Hice el curso y, cuando ya todo, me habían dicho que sí...

Había hecho el curso, había aprobado y pasado las pruebas

y ya me iba.

Mi padre se encontró con que su hija mayor, de 19 años,

se iba a vivir a Palma, nada menos, y sola.

"He visitado bastantes países y he visto

que la mujer, al final, siempre acaba en casa".

-"El hombre debe tener libertad". -"Más libertad".

-"Y la mujer menos". -"Menos".

Dejé de trabajar cuando me casé, claro.

Yo, cuando me casé, no había ni una azafata casada.

Bueno, mentira, había una, pero le hacían la vida imposible.

Yo que siempre iba a que...

Yo les decía: "Yo he venido aquí para viajar".

"Mandadme a sitios lejos".

Y todas, cuando empezaban a tener novio, empezaban a decir

que qué poco estaban en la base...

Pues a la única que estaba casada la mandaban siempre lejísimos.

Claramente, no querían que hubiera azafatas casadas

en esa época y en esa compañía.

Te estoy hablando del año 74.

-"¿El trabajo fuera de casa

la ayuda a ser más feliz en el hogar?".

-"Sí, porque así saboreo más los ratos que estoy en casa".

"Por suerte, hoy en día,

las mujeres están completamente incorporadas al mercado laboral

y ni el matrimonio ni la maternidad

hacen que lo tengan que abandonar".

"Atrás queda la mentalidad de que la mujer debía ser ama de casa

y cuidar de los hijos y del marido".

"Actualmente, el sector que más trabajadores

emplea en España es el de servicios".

"Para comprobar las habilidades de las dos generaciones,

les he preparado un taller en el que van a necesitar

memoria, vista..." Colóquense, pasad.

"...y concentración".

Bien. Os voy a presentar

a Víctor Laiseca.

Él es un profesional profesor

de Hostelería en el CETT.

Una persona que conoce

de manera vasta y profunda la profesión.

Y, precisamente, estamos aquí para que nos enseñe algunos truquillos.

"Antonio, ¿tú te quieres venir a Barcelona a trabajar?".

Yo: "¡Oh, vale, sí, qué bien!".

Me acuerdo de que mi madre me dio una talega,

o sea, un bolsita como si fuera del pan, pero en miniatura, ¿no?

Y me la colgaron en el cuello y yo llevaba allí

la firma de mi madre,

la firma del alcalde, de la Guardia Civil

y todo esto, unos papeles y los llevaba yo aquí.

Me dieron una maleta que casi no podía...

Me ayudaron a subirla al tren de aquella época.

Tardé 24 horas en llegar a Barcelona desde Córdoba.

Vino el hombre este: "¿Tú eres Antoñín?".

"Sí, sí". "Pues, venga, baja, que te vienes conmigo".

"Venga".

"¿Eres el hijo de Belén?". "Sí, sí".

Me llevó el hombre, me dejó en el bar...

y, bueno, allí estuve trabajando, trabajando y trabajando.

A las 7 o las 8... Como dormía en la casa de ellos,

que ellos vivían en el primero y el bar estaba abajo,

entonces, claro, era bajar y al bar...

y subir a dormir.

Hablemos de la ola migratoria de los años 60.

Es verdad que, en la segunda mitad del siglo XX

y, sobre todo, desde finales de los años 50 en España,

hay un movimiento que se conoce como éxodo campo-ciudad masivo

en toda Europa, que lleva a lo que hoy es

el despoblamiento de las zonas rurales,

que nunca se han recuperado, y el gran crecimiento urbano,

que empezó en el siglo XIX

y que en la segunda mitad del XX es masivo.

¿Por qué se va la gente? Pues la gente se va en masa,

porque fue un éxodo masivo,

porque, en los años 50, la gente en el campo, en España,

ya ve que los intentos que había habido

en la II República por hacer una reforma agraria,

por mejorar la situación del campo se frena completamente

con la Guerra Civil.

Bueno, con la derrota republicana. Sí, sí.

Entonces, no habrá ninguna reforma agraria.

No habrá más empleo.

El empleo es superprecario.

La represión es brutal.

Toda la gente implicada en las tomas de tierras, etc.,

fue o fusilada o...

Vamos, no tenía ningún contrato.

¿Y qué hacen en el campo? Malvivir.

Aparte de que las dos primeras décadas de la autarquía

fueron penosas en cuanto al hambre,

en cuanto a las malas cosechas, etc.

O sea, que la gente se tiene que ir...

y van donde pueden, sobre todo a las ciudades, donde hay empleo.

Normalmente, donde ya tienen vecinos o parientes

que les sirven de..., que les buscan un empleo o una casa.

¿Y dónde se emplean? Pues donde pueden.

El emigrante, por definición, como si emigráramos mañana,

nos empleamos donde podemos, donde sabemos.

Bien, hoy querías, de alguna manera,

dar una serie de consejos, pautas, de cómo hay que servir,

pasos muy básicos, ¿no?..., Sí.

...de cómo hay que servir en sala, cómo hay que servir una mesa.

Yo he trabajado muchísimas horas en el bar.

Pero, después, si me quedaban...

Yo trabajaba, por ejemplo, 12 horas en el bar.

Entonces, me busqué un sitio

donde trabajaba cuatro horas por las tardes.

Una casa de lámparas en Hospitalet también.

Entonces, salía de un sitio

y, como no me podía esperar al autobús,

porque era el único medio, me iba corriendo al bar.

Un...

Yo, en hostelería, lo único que he hecho

ha sido ir a restaurantes a comer.

No, no he trabajado nunca en hostelería, nunca.

He trabajado de lavaplatos y de camarera.

De las dos cosas, en sitios diferentes.

Bien. Tenemos todos delantal.

Todos tenemos para tomar comanda.

Siguiente paso.

Voluntarios. Voluntarios.

¿Quién participa? Dos.

¿Sí? Tú también.

Comensales. Lo que quieras.

Yo. ¿Tú?

¿Jara? Sí.

¿Quién más?

¿Tú, Ángel? Venga.

El contraste. Vas a ser... ¿Has hecho de camarero alguna vez?

He trabajado muchísimo muchísimo, pero era una época...

también en la que tenía...

muchas ilusiones,

que, gracias a Dios, las pude cumplir.

Era, por ejemplo, formar una familia.

Mi mujer trabajaba...

en una buena empresa.

Ganaba más que yo.

A mí esto, no ya por machismo, no,

me fastidiaba, pero no por machismo,

sino porque yo sabía que,

si alguien se quedaba preñado, era mi mujer.

Entonces, ella no iba a poder trabajar

y traer a mi casa ese sueldo.

Entonces, yo decía: "Si mi mujer un día se queda embarazada...

y no puede seguir trabajando o cierra la empresa,

con lo que yo gano de camarero...".

"Nosotros estamos metidos en el piso. Hemos dado una señal".

"No puede ser". Entonces,

allí, donde estaba trabajando,

también me hicieron encargado.

Entonces, después, hablé con el dueño

y me hice socio.

Empecé a dar vueltas a qué podría hacer

y acudí, con una amiga,

a un anuncio que había en el periódico.

Y resulta ser una compañía de seguros.

Era una especialización en seguros de vida. Todo eran mujeres.

Yo jamás he vendido nada...

ni creía que supiera ni podía. Todo lo que quieras.

Pero allí, oye,

un ambiente, un equipo...

Cualquier cosa que hacías la valoraban muchísimo.

Y, no sé cómo, todos los días iba a despedirme,

pero me enganchaba el ambiente, lo que había allí,

lo que aprendía, todas estas cosas,

y acabé vendiendo seguros de vida.

Perfecto.

Y el cuchillo y la cuchara por la derecha.

Hay un orden, ¿no?

-Sí. -El cuchillo va fuera.

Perfecto. Mira.

-Mi madre es muy pesada. -Esto va aquí...

y la cuchara iría aquí.

El filo del cuchillo, hacia adentro

y la cuchara, fuera. -Si está al revés, ¿qué pasa?

-¿Es de mala educación? -¿Así?

No, mala educación no,

pero rompe el protocolo. -No, la cuchara dentro

y el cuchillo fuera. -En realidad, pasar,

no pasará absolutamente nada. -Gracias.

No pasará nada, pero rompe el protocolo.

Como por dónde empezar a servir primero, a uno o a otro.

Si es una persona mayor, si sirves por la izquierda o por la derecha.

Una serie de protocolos y de cosas que hay

que hay que saber también para quedar bien.

Si es un vino blanco, una copa. Si es vino tinto, otra.

Son cosas ya... Para el agua, otra copa.

Una serie de...

El cubierto del pescado

y el de carne, que es diferente. En fin...

El trabajo de camarera...

No sé, de todo aprendes, no sé.

Estás ahí, te ganas tu dinero y estás con la gente.

Y ves cómo es la gente cuando no está trabajando también.

O sea, la relación con el público a mí es algo que me gusta mucho.

Y ves la gente que es comprensiva contigo

y ve que estás trabajando, las horas que llevas o lo que sea,

o la gente que exige, ¿no?

Y también ves cómo un poco se relaciona el mundo.

Lo más importante para mí es que yo he disfrutado con mi trabajo.

Eso es lo más importante.

Porque yo no soy una persona de estar amanglado.

No, no. Yo siempre he sido activo.

Me ha gustado. He tenido...

mucha empatía con la gente.

A mí me ha gustado siempre la gente.

No sé, no he sido muy...

Porque a mí, a veces, me han dicho:

"Macho, tú no puedes estar siempre de buen humor. Tú haces un papel".

Digo. "Oye, pero ¿tú te crees que yo voy a venir aquí

y voy a estar todos los días haciendo un papel?".

"Fingir puedo fingir un día, dos,

pero no 53 años".

-Muy bien. -Espero que lo pasen bien.

Muchas gracias. Nosotros también.

-Perfecto. -Cualquier duda o algo,

preguntan y se solventa sobre la marcha.

-Perfecto. -Increíble.

-Ya la tendríamos. -Está servida.

¿Qué os parece? Yo propongo un cambio.

Que los que han hecho de camareros se sienten...

-Vale. -...y que los clientes, ¿sí?,

entren en acción. -Muy bien.

Con permiso.

-Abierta. -Buenas.

-Gracias. -Compromiso.

-Gracias. -Perfecto.

Yo ingresé en la Escuela de Especialistas...

de Mecánico Radio...

de Morse, que se llamaba en aquel entonces.

Éramos contratados, de momento,

y, cuando nos iban a hacer funcionarios,

me sale un trabajo en la empresa privada.

Y en la empresa privada estuve 22 años...

también como jefe de un departamento de reprografía,

porque era una empresa muy importante de patentes y marcas.

Mis padres nunca me han dado 20 euros para pasar la tarde y tal.

No, no, no.

Nunca me daban dinero y, cuando yo pedía algo,

entonces, me daban el dinero para poder tener esa cosa que pedía,

si es que ellos veían que era necesario tenerla.

Pero el dinero actual es mío. O sea, trabajo yo.

Doy clases de baile...

en dos escuelas.

Y de ese dinero...

pues, bueno, pues... voy haciendo.

Y también me salen trabajitos de modelo, algún anuncio, etc.,

rodajes aquí y tal.

Y, entonces, voy generando este dinero y, entonces, voy comprando.

El horario que teníamos allí,

que era un horario que se llamaba europeo,

era de 9:00 a 17:00.

De 9:00 a 17:00, y yo digo: "¿Y el resto de tarde qué hago?".

La inquietud de las personas.

Representaba una joyería.

Iba a vender oro.

Todo el dinero que toco y que he ahorrado

es de cosas que..., de trabajos que he hecho.

Nunca he tenido una semanada, nunca me han pagado nada mis padres.

Pero muchas veces...

Ahora, con lo que más gano dinero es haciendo videoclips por encargo,

diseños por encargo, cosas así, que me sirve mucho,

porque, realmente, hago cosas que me gustan

y estoy cobrando por ello, cosa que está siendo muy guay.

Y también porque cada semana ayudo a mi primo

con su teatro de magia que hace.

Soy su ayudante

y eso también me ayuda a tener un poco más de dinero.

-Unas olivas mientras esperan. -Gracias.

-¿Vale? -Muy amable.

-El agua.

El agua debería ir en el vaso de agua.

Tiene sentido.

Me hice esteticién... con diploma de sobresaliente.

Masajista, maquilladora...

Lo que era una esteticién de la época.

Y,

entonces, mi cabeza, chi, chi, chi, empezó a pensar, empezó a pensar.

Y la peluquería a la que yo iba, que era de un chico de mi edad,

que éramos amigos de pequeños, era de mi barrio...

Lo hablamos, lo hablamos y me alquiló una habitación.

Y estuve trabajando de esteticién 23 años largos.

(Música ambiental)

-Gracias. -Muy bien.

Tranquila, yo te enseño.

-Primero, lo enseño. -Sí.

-Aquí tiene el vino de la casa. -Disculpen.

-Este es el vino de la casa. -Perfecto.

Yo estoy trabajando de profesora de baile,

en una asociación de vecinos,

dando clases de baile a niñas pequeñas y de mi edad.

No necesito una paga semanal.

-Vas bien, vas bien, vas bien. -Vamos.

No cierres los ojos. No pasa nada. Vas bien.

Yo vi que uno se quedó tuerto con esto.

-No. (RÍEN)

-Confía en mí.

No va a pasar. Catastrofista.

-Hoy no va a pasar. -¡Qué graciosa!

Hoy, a los niños: "¿Tú quieres algo?", y se lo dan.

Y ya está. Mis abuelos me consienten todo, la verdad.

No tengo queja ninguna.

Pero, claro: "¿Tú quieres esto?".

"Tienes que hacer lo otro, si no, no".

Es lo que ellos me dicen: "Yo, de chico,

no tenía ni la mitad de lo que tú tienes ahora".

"Y me lo ganaba con esfuerzo". Y es lo que me han enseñado.

Cuando yo llegué a Barcelona, abría a las 6:00 o las 7:00

hasta las 22:00 o las 23:00.

Imagínate, con 13 años, si me quedaban ganas de estudiar.

-No me quedaban ganas de nada. -¿Desea café?

-Sí, porfi. -¿Qué quiere...?

Yo lo hacía porque no me quedaba más remedio,

porque mi circunstancia era mi circunstancia

y tenía que hacerlo por fuerza. Hacía falta el dinero en casa.

Pero hoy las cosas son diferentes.

Y esos chavales claro que serían capaces

y estarían dispuestos a hacerlo igual,

porque no somos diferentes.

Lo que pasa es que, lógicamente, hoy día, los primeros...

somos los padres los que decimos: "No. Tú debes hacer otra cosa".

Perdone. ¿Desearía un café, así, de postre?

No sé, de postre...

-La actitud es buena...,

-Sí. -...pero nos hemos liado.

-Ya. -Si no hubiera trabajado...

Si hubiera sido ricachona, seguramente no habría trabajado,

pero, como no era ricachona, que era una obrera, tenía que trabajar.

Y considero, aún ahora, que hay muchos chicos y chicas...

de veintitantos años que no han ganado un euro en su vida.

Vaya. Yo me sentiría...

mal.

No es que el trabajo dignifique, sino que...

No sé, es una frase que nunca he acabado de entender mucho.

Supongo que el trabajo es algo que todo el mundo debe hacer

porque el capitalismo funciona así

y necesitamos ganar dinero para vivir.

Pues no sé.

Dignificar...

No lo sé. Yo lo he hecho por necesidad.

El trabajo dignifica.

Cualquier trabajo honrado dignifica.

Puede ser que tengas que ir a fregar una casa.

Es un trabajo honrado.

Significa que la persona está trabajando.

Si yo no necesitara el dinero...

para vivir,

yo no trabajaría, claro que no trabajaría.

Víctor, ¿cómo los has visto?

¿Has visto una diferencia de generaciones a la hora de servir?

¿Con más eficacia, más elegancia,

más corrección, los más mayores

o los jóvenes han mostrado maneras?

Si me tengo que posicionar, diría...

Mójate, mójate. Me mojo,

porque hemos venido a eso.

Yo diría que la generación experimentada, ¿sí?...,

-¡Hale! -¡Qué fino!

...elegancia...

y... y sobriedad.

Y la generación más joven,

un pelín más de... naturalidad, ¿no?,

y más cercanía hacia el cliente.

Ajá. Es lo que he visto.

Pero los dos han dado mucho cariño a la hora de servir.

-Sí. -Los dos.

Eso sí lo tienen. Atención.

Eso sí que lo tienen. Y sonrisa.

-Así que... -¡Ole!

...formaría un equipo conjunto.

Es lo que intentaremos hacer.

Hemos aprendido la lección. Todo suma.

-Sí. Eh...

Vamos a tomar unos vinos y que nos sirvan, por lo que sea.

Gracias. Hasta otra. Gracias.

-Gracias. -Gracias.

-Gracias. -Ya hemos acabado.

"¿Y cuáles serán los trabajos del futuro?".

"¿Qué cualidades deberán tener los jóvenes

para desarrollar su carrera profesional?".

"Los mayores van a conocer las tendencias

de un mercado cambiante y competitivo".

Vamos, Carme. Espera, que esto está...

Cada día, los tacones más altos. Sí.

Vamos, Ángel.

Antonio.

¡Ay! Gracias. Abajo.

"Hoy visitarán un 'coworking'".

"A ver si les sorprendemos".

"Quizá alguno se interese por volver a trabajar".

Por aquí, por aquí.

Venid, venid.

Hola, buen día.

Vamos a ello. ¿Qué tal?

Adelante. Pasad, pasad.

Adentro.

Buenas. -Hola, buenas.

-Buenas.

Esperamos no molestar demasiado. Hola.

No, no molestáis, por favor.

-Esto es una sala de reuniones. Sala de reuniones.

Entonces, Lola la ha reservado

para una reunión

y la interrumpimos.

-Os la quiero presentar... -No pasa nada.

-...para que conozcáis a una de nuestros "coworkers"

y que ella os explique su experiencia aquí, con nosotros.

Lola, adelante. -Me habéis pillado

preparando una reunión con un despacho de abogados.

Yo soy la fundadora de Traducciones Hisparos.

Somos un equipo de traductores jurados.

-Qué bien. -Ahora mismo,

trabajamos principalmente en España.

Tenemos cuatro ubicaciones:

Madrid, Barcelona, Sevilla y Málaga.

Y nuestro equipo está completamente deslocalizado.

Es decir, somos un grupo de traductores jurados

en el que cada uno...

trabaja desde su propia oficina

o su casa, incluso,

porque hay muchos autónomos que trabajan desde su casa también,

y la sede, digamos, la tenemos aquí,

que es donde recibimos también a los clientes

y donde tenemos todo el centro de operaciones.

¿Cómo ha cambiado el concepto del trabajo

respecto a los años 60?

Todos los profesores sabemos un poco,

porque, como hablamos con nuestros alumnos, vemos sus expectativas,

sus posibilidades

y las preferencias también y qué quieren hacer.

Yo creo que todo el mundo dice que está habiendo cambios,

transformaciones brutales en el mundo del trabajo,

que la mentalidad que tenían nuestros padres y abuelos,

incluso nosotros, no tiene nada que ver

con las posibilidades que tiene la gente joven ahora.

¿Cuáles son las tendencias?

Pues las tendencias son... La precariedad va a continuar.

¿Por qué va a continuar?

Porque estamos en economías cada vez más globales,

empresas establecidas en todo el mundo...

y donde esta idea de...

un trabajo durante..., fijo,

durante un tiempo más o menos largo, meses, años,

eh..., y que se me puede contratar por mucho tiempo avanzado,

pues eso ha desaparecido ya.

No es que va a desaparecer, ha desaparecido.

Todos los referentes que tengo yo de artistas

y de personas que me han enseñado, profes de baile y todo,

ellos se lo curran para llegar adonde están.

Entonces, yo debo hacer lo mismo.

Nadie me tiene que decir qué debo hacer,

pero sí que una ayuda va bien.

Pero yo creo que en plan... que me lo tengo que currar yo

por mí misma, si no, nada.

O sea, soy muy de soñar.

Me encanta ilusionarme.

O sea, soy a tope de vivir con ilusiones.

La gente me dice: "Luci, a ver, frena".

Pero no me gusta frenar.

Me gustar ir, no sé, ilusionándome y haciendo, ¿sabes?

Tengo el miedo que tienen todos los adolescentes del futuro,

de qué hacer con mi vida,

de si van a funcionar mis planes,

de si voy a tener un trabajo estable o no.

Ese miedo lo tengo.

Tampoco tengo mucho, pero sí que es una cosa

que, cuando te la planteas, te agobia un poquito.

Cuando tenga que pagarme yo el piso, los estudios y todo,

pues va a costar más

porque, de hecho, la situación ahora no es muy fácil.

Digamos que encontrar trabajo no va a ser muy fácil,

pero supongo que ajo y agua.

El dinero se ganará como se pueda.

Al final, necesitas dinero para vivir.

Y vamos a intentar...

Voy a intentar estar contenta con lo que sea,

hacer mis cosas artísticas...

y, si no me dan dinero, ganarlo de otra forma.

El dinero es una cosa de la que me estoy dando cuenta ahora

que es necesaria para vivir,

pero...

lo concibo de una forma curiosa,

porque a veces también pienso...

O sea, a veces soy muy rata.

"No, no, yo no me gasto dinero en esto. No lo necesito".

Veo todo lo que no necesito y son caprichos.

Pero también puedo decir:

"Me da igual gastarme no sé cuánto dinero".

"Es de mentira el dinero. Da igual. Se va, ya lo recuperaré". ¿No?

A veces, le doy un valor muy de tener

porque veo que es importante y no me lo quiero gastar en tonterías,

pero a veces, si es algo muy placentero

o que me apetece mucho, me lo gasto.

Sabía lo que era el "coworking",

pero en mi época esto no existía y,

entonces, es totalmente novedoso.

Del "holcolwing" este, no sé cómo se llama,

no tengo ni zorra idea, la verdad. La primera vez que lo escucho.

Además, el inglés no es lo mío, así que...

no sabía lo que significaba ni nada de esto.

"Y el impronunciable 'coworking' es un espacio donde trabajan

profesionales que no comparten ni empresa ni sector".

"Son autónomos y pequeñas empresas que, además de compartir gastos,

se relacionan entre ellos

haciendo que surjan nuevas relaciones laborales".

Cualquier servicio y contratar cualquier persona,

pero ya no siendo un empresario,

sino un consumidor de servicios.

Entonces, esto da unas posibilidades

gigantescas también.

¿Esto es precarización? Puede serlo o puede no serlo.

Si yo consigo hacerme una cartera de clientes

o si yo consigo vender un producto, un servicio

que es bueno y que es cualificado,

puedo estar en mi casa cada día, no tener ningún contrato,

pero recibir encargos cada día.

El futuro es la autogestión y, digamos,

lo que se conoce ahora como el autónomo.

Hay una tendencia clara

a crecer ese modelo de trabajo. Es que todo eso es...

un gran potencial.

Todos podemos vendernos a nosotros mismos, digamos,

crearnos nuestra marca.

Claro, que eso no es tan fácil

porque eso dependerá de lo que llamamos el capital humano

de cada uno: qué puede vender, qué sabemos hacer.

Y la educación todavía no está... no es asequible para todos igual.

¿Cuánta gente puede hacer un informe,

por ejemplo, una traducción perfecta en inglés?

Además, hay que pensar en otra cosa.

Sí, la globalización es muy buena

porque yo puedo tener clientes en todo el mundo,

pero también hay competidores... En todo el mundo.

...que hacen lo que yo en todo el mundo.

Lo del "coworking" lo viví en la última etapa de mi vida laboral.

Cuando se... Eran solamente los inicios.

Que si para relajarse,

que si para... ¡Caramba, cuántas cosas!

Yo, en esto de las personas que van con ordenadores,

ya me doy cuenta de que los...

los miman mucho.

(Música ambiental)

Yo soy diseñador de producto digital.

En este caso, mi producto es una aplicación,

bueno, es un servicio

de alquiler de coches por horas.

Entonces, puedes alquilar como lo hacías tradicionalmente,

pero, en este caso, lo haces con nuestra aplicación.

En este caso, vosotros ocupáis toda la planta.

No compartís oficina. Correcto.

Toda esta planta es para vuestra empresa.

Correcto. En este caso, hay espacio para 200 personas.

-¡Oye! -¡Uh!

-¡Uh! -¡Luisa, corre!

Pero... -Pero ¿esto qué es?

Lo de las pistolas me parece más parafernalia, ¿sabes?

Eso está muy bien, pero me ha parecido más impostado.

Pero cualquier cosa que anime está bien.

Pero... Las pistolas.

¿Qué falta de seriedad es esta? -Pero esto no es trabajar.

-¡Uh! -Son momentos para desconectar,

para..., -Manos arriba.

Cuidado, que lleva gafas. -...para reírnos.

¿Te has quedado sin balas?

-Siempre.

(ÁNGEL) La hora de la comida se anuncia con unos tiros...

de fogueo, por supuesto.

Y eso ya indica que..., en fin, que tocan comida.

¡Huy! Relajadito. Pasemos rápido,

no sea que...

Estresado no se le ve. -No, no, no.

-No. -Es uno de nuestros abogados.

-Es bueno. -Entonces, es bueno.

Una forma de trabajar muy muy muy buena.

Para los trabajadores, estupendo.

Me ha gustado

que todo sean ordenadores, que a mí no me encantan nada.

Pero muy bien, muy bien.

La forma de trabajar, la forma de estar entre ellos...

Nunca habría pensado que existía...

un sitio de trabajo como el que hemos visto hoy.

No me extraña que los jóvenes apuesten por estas cosas

cada vez más, además.

Yo quiero hacer shows, que la gente vaya...,

no vaya a un concierto, vaya al show de Samuel Nagati y diga:

"¡Oh! ¡Guau! 'Speechless'!". ¿Sabes?

Y, obviamente, eso me lleva a querer actuar en la Super Bowl.

Es mi gran meta.

Y eso, lo que he dicho antes, lo voy a conseguir, me va a costar

mis 20 años de carrera, toma, toma, toma, pero...

la idea es conseguirlo

y poder actuar en la Super Bowl y ser leyenda

y que la gente me recuerde.

Lo de tanatopracta es verdad que no es muy conocido,

pero, básicamente, es maquilladora de muertos.

Porque es un trabajo que no tiene paro,

a mí me gusta...

y se gana bien.

Entonces, ya que estamos...

Hace unos años, no tenía ni idea de lo que quería ser,

pero es que vi este trabajo, me informé

y la verdad es que me gusta mucho.

(Música ambiental)

"Es evidente que hoy tenemos más oportunidades

para trabajar de lo que queremos".

"Pero también es verdad que, en nuestro mundo globalizado,

hay mucha más competencia que antes".

"De hecho, siempre hemos trabajado por necesidad,

pero ahora damos más valor a hacer lo que nos gusta,

a disfrutar del trabajo,

que, a fin de cuentas, es a lo que dedicamos más tiempo".

(Música ambiental)

¿Creéis que en esta generación hay mucha más formación?

-Sí. -Sí.

-Sí.

-Antes aprendíamos... -Sí.

-...oficios por inmersión.

O sea, tú lo hacías e ibas aprendiendo, prueba-error.

Ascendías en función del aprendizaje...,

Claro. ...más o menos rápido, que tenías.

Y, fíjate, camarero, que parece fácil, pero tiene...

Está bien que aprendan todo.

¿Y a los jóvenes os han parecido duras esas profesiones

más de antes, por decirlo de alguna manera?

Lo del herrero no veas. No podría estar pim, pim, pim. Yo no.

Hablando del herrero...

-¿Qué es lo del herrero? ¿Qué es?

-¿Qué es eso? Habréis visto...

No es casual. No nos lo han puesto en la terraza porque sí.

Que alguien se lo explique. -¿Qué es esto?

-Mira. -Tiene una pinta rara.

-Me parece una serpiente. -Y a mí.

-No es una serpiente. Es la G de "Generación.es".

-¡Ah! -Estuvo el herrero ahí,

dándole vueltecitas. -Y nosotros.

-Y nosotros. -Era un palo recto.

-Era un palo recto, es verdad. -Sí, sí.

Y, bueno, unas manualidades increíbles.

Tenía una mano enorme.

-Y unos pájaros. -¡Guau!

-El árbol. -Era muy heavy.

Y muebles forjados para terraza están de moda.

-Los herreros. -Claro.

¿Y los mayores a qué creéis que os hubierais dedicado...

con las posibilidades de ahora...,

-Yo lo tengo clarísimo. ...si hubierais ejercido

vuestro trabajo en esta época?

Yo, clarísimo. Lo que hago ahora, pero de más joven.

Yo, ahora, dando clases...

de baile y, cuando más joven, como esta juventud,

que bailan tan bien... Yo ya lo tengo clarísimo.

-Yo eso y el teatro. -Artista.

Yo sí. ¿Y tú qué hubieras querido hacer

si te hubiera tocado trabajar en esta época, Ángel?

Piloto de...,

cómo no, de aviación.

Hubieras conocido... ¡Qué bien!

...a María. -Sí, es verdad.

¿Y, en tu caso, fue vocacional lo de ser azafata?

Fue vocacional, pero, si hubiera sido...

en esta época, habría sido militar.

Ah, ¿sí? -¡Oh!

Mira, ese detalle no lo sabíamos.

¿Siempre te ha llamado? Sí, sí, sí.

¿Por la disciplina? Por tradición familiar.

Tradición familiar.

Lo que sí que está claro es que, da igual la época

en la que nos haya tocado, trabajar es duro.

Yo creo que deberíamos...

¿Quién tiene teléfono? Para... Yo.

¿Pau? Sí.

Tú, como eres largo de brazo,

vas a hacer un selfi. Vale.

Y así dejamos constancia de que hemos acabado

nuestra jornada laboral... -Venga.

...todos juntos, en familia. Venga.

-¡Qué bien! -¿Así vamos a caber?

Arrímate, Ángel, venga, va...,

-Dale la vuelta. -...que cabremos mejor.

Venga, sonreíd.

-Bien. -Ahí está.

-Bien. -Eres un crack.

-¿Salimos todos?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Trabajo

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Generación.es - Trabajo

13 dic 2019

En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de trabajo, los jóvenes trabajan como forjadores artesanales. Y los mayores conocen por dentro cómo es un coworking.

ver más sobre "Generación.es - Trabajo" ver menos sobre "Generación.es - Trabajo"
Programas completos (13)

Los últimos 13 programas de Generacion.es

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Hasta pronto Completo 49:46 8% 10 ene 2020
    Hasta pronto 10 ene 2020 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el último capítulo, nuestros protagonistas reflexionan, por p...
  • La música Completo 50:53 8% 03 ene 2020
    La música 03 ene 2020 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de música, todos van a un guateque. Los jó...
  • Ocio Completo 50:51 8% 27 dic 2019
    Ocio 27 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de ocio, los jóvenes conoce...
  • Deporte Completo 49:52 8% 20 dic 2019
    Deporte 20 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de deporte, los jóvenes practican lo ...
  • Trabajo Completo 50:06 8% 13 dic 2019
    Trabajo 13 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de trabajo, los jóvenes trabajan como...
  • Consumo Completo 50:40 8% 06 dic 2019
    Consumo 06 dic 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de consumo, los jóvenes se ponen en la ...
  • Viajes Completo 50:56 8% 29 nov 2019
    Viajes 29 nov 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de viajes, los jóvenes viajan en un S...
  • Moda y estética Completo 51:06 8% 22 nov 2019
    Moda y estética 22 nov 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de moda y estética, los jóvene...
  • Gastronomía Completo 52:13 8% 04 nov 2019
    Gastronomía 04 nov 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de gastronomía, nuestros protagonistas cocinan lo...
  • Tecnología Completo 49:35 8% 28 oct 2019
    Tecnología 28 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestros grupos de jóvenes y de mayores. En el capítulo de tecnología, se enfrentan a las m&aac...
  • Amor y sexo Completo 53:04 12% 21 oct 2019
    Amor y sexo 21 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de amor y sexo, los mayores van a un speed d...
  • Familia Completo 51:52 10% 14 oct 2019
    Familia 14 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de familia, los jóvenes descubren los...
  • Educación Completo 52:30 13% 07 oct 2019
    Educación 07 oct 2019 En Generación.es descubrimos cómo éramos y cómo somos con nuestro grupo de jóvenes y nuestro grupo de mayores. En el capítulo de educación, los jóvenes se t...