www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5691950
Para todos los públicos  Especial informativo - Pre-debate Presidencial elecciones EE.UU. - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches,

bienvenidos a este programa especial en el Canal 24 Horas,

La 1 y el Canal Internacional de TVE,

con la última oportunidad que van a tener Donald Trump y Joe Biden

para contrastar sus candidaturas a la Casa Blanca.

Lo van a poder seguir también a través del hashtag.

En menos de media hora,

un segundo y último debate entre ambos,

con Donald Trump, que sigue por debajo en las encuestas.

Sigue por debajo en las encuestas,

y aunque los sondeos pueden fallar, como vimos hace cuatro años,

muchos analistas creen que el presidente está obligado

a salir al ataque más que en el anterior cara a cara.

En el marcado por el positivo

en coronavirus que dio Donald Trump hace semanas.

Quizá por eso Joe Biden,

más a la defensiva,

intentará centrar su intervención

en la gestión de la administración de Donald Trump

en la pandemia del coronavirus,

con más de 222.000 fallecidos en el país.

Para analizar esta previa y el pos debate que esta noche

organiza la Universidad de Vermont, en Nashville,

Tennessee, nos acompañan esta analista de política internacional,

Anna Bosch, buenas noches de nuevo.

Encantada de tenerte de nuevo aquí, porque repites,

a pesar de que hubo uno que no se pudo hacer.

-El de la semana pasada,

tenía que ser telemático, cada uno, en lugar de discutir así,

cada uno en un canal.

-De nuevo con los comentarios

y también Pedro Rodríguez,

ex corresponsal de ABC,

y profesor de relaciones internacionales

en la Universidad de Comillas

la primera pregunta que hay que hacer después

de una supresión de uno de los debates,

y viendo cómo ha ido estas semanas, qué esperáis.

-Que Donald Trump,

no sé si puede saltarse,

no se va a saltar su estilo,

y Joe Biden que salve los muebles.

En el primer debate mantuvo su línea, lo que se había propuesto,

la semana pasada en ese no debate

que tuvo una serie de preguntas y respuestas

con espectadores presentes en el estudio que le fue muy bien.

Necesita no recular

el terreno que ha ganado.

-Pedro, ¿qué esperas de este debate?

-Es como una entrevista de trabajo para ser presidente

de Estados Unidos, y tiene que cerrar el trato.

Son circunstancias excepcionales,

la pandemia ha alterado de forma radical el proceso es electoral.

Estamos a menos de dos semanas de las elecciones,

vamos a operar con unas reglas diferentes para garantizar

el turno de palabra de cada uno,

y la expectativa no puede ser más grande.

Lo que se juegan los dos,

yo creo que es muy sustancial.

Hay un récord de votantes

de Estados Unidos que ya han tomado una decisión,

y que han materializado su voto.

Hablamos de 47 millones de personas que ya han votado.

Aún así, este debate no nos va a defraudar en importancia,

relevancia e impacto.

-Lo vamos a seguir detalladamente.

Tenemos la oportunidad de verlo íntegro en el Canal 24 Horas,

en La 1 y en la página web.

Vamos a ver lo último,

nos vamos a Washington,

está nuestra compañera Cristina Olea,

para que nos diga, Cristina, buenas noches...

-Buenas noches.

-Porque es el último cara a cara,

porque es la última oportunidad antes de las elecciones

del 3 de noviembre,

¿es definitivo este debate?

-Si nos preguntamos lo que puede influir en el resultado,

hay que tener en cuenta

que más de 47 millones de estadounidenses ha votado

por adelantado, y que este año hay menos indecisos que nunca,

menos gente a la que convencer.

Por el otro lado,

es el último cara a cara,

la última oportunidad para Donald Trump de dar un impulso

a su campaña.

El candidato demócrata Joe Biden

sigue por delante en las encuestas, con unos nueve puntos de media,

también por delante en recaudación, su campaña ha llegado

a octubre con casi el triple de dinero que la de Donald Trump.

En 2016 Donald Trump iba por detrás,

y si algo hay en esta campaña, es incertidumbre.

Llegamos al debate en el pico de contagios,

el país está polarizado en torno a su presidente,

y tribunales toman decisiones sobre normas de votación.

-Cristina,

después de lo bronco que fue el primer debate,

hay nuevas normas para evitar ese tono tan agrio,

y una de las medidas es que no se pueden interrumpir, ¿verdad?

No se van a poder interrumpir al inicio de sus intervenciones.

-El micrófono de cada candidato se va a silenciar tras hablar su rival,

mientras solo durante la primera intervención de cada bloque.

El resto del tiempo

se van a poder interrumpir,

veremos si consigue evitar ese espectáculo del primer

cara a cara que fue bochornoso.

Los dos candidatos van a estar distanciados,

distancia de seguridad,

colocaron unos paneles de metacrilato, pero los han retirado.

Los dos han estado de acuerdo

en retirar los después de hacerse la prueba de COVID dar negativo.

Es el primer día que Melania viaja con Donald Trump

desde que contrajeron el coronavirus.

Una estrategia opuesta

a la de su rival,

Joe Biden ha hecho de la prudencia

uno de sus principales mensajes de campaña.

-Gracias, Cristina Olea, desde Washington.

Volveremos cuando acabe el debate para la primera reacción

y tu opinión.

Volvemos a la mesa con Anna Bosch,

Pedro Rodríguez, y con ese hashtag con el que pueden seguir

el debate, sobre todo con unas semanas turbulentas.

-El COVID lo ha marcado todo,

porque la gran baza,

la gran carta que tenía Donald Trump para la reelección era la economía.

La epidemia ha dado al traste

con los buenos datos económicos,

lo ha alterado también su manera de gestionar la pandemia.

No solo en cuanto a políticas públicas,

en cuanto a cómo dirigirse y las medidas tomar,

y cuando él se ha infectado,

la imagen, el mensaje,

la actitud que ha transmitido estando enfermo,

que muchos califican de irresponsable.

La ha alterado del todo en este sentido,

en el contenido político para su reelección o no,

como en la percepción en general.

También la ha alterado

porque ha limitado muchísimo las comparecencias,

los actos de campaña, han tenido que suspender actos,

los actos ya no pueden ser multitudinarios,

aunque Donald Trump los ha continuado haciendo.

Biden ha estado desaparecido,

Kamala Harris tuvo que suspender la actividad.

Lo ha trastocado todo.

Lo ha dicho Pedro,

lo ha repetido Cristina,

lo repito yo, 47 millones,

lo nunca visto, ya han depositado su voto.

A esos 47 millones no les van a cambiar de idea,

y lo que dicen las encuestas es que esa polarización creciente,

que no es de ahora,

pero que va en aumento,

hace que en estas elecciones

solo haya un 5% o menos de indecisos.

Muy poca gente está dispuesta

a cambiar el voto de hace cuatro años,

muy pocos tienen dudas de lo que van a hacer.

-Estos detalles los vamos a ir viendo,

no solo antes del debate,

también después, seguramente serán puntos esenciales.

Pedro, se había hablado

de que era una estrategia

de Donald Trump para salir reforzado

después de su polémica actuación con la pandemia.

-Efectivamente,

Donald Trump ha intentado

contraprogramar su contagio

ejerciendo un estilo de comunicación política

más propio de un reality show.

Su precampaña en 2016 fueron 14 temporadas de un reality,

"El aprendiz",

aparecía detrás de un escritorio, y tomaba decisiones.

La gente le veía en ese papel.

La forma en que ha planteado

su comunicación política durante todo estos años es como un reality.

¿Quién gana en un reality?

El más estridente, el que grita más,

el que se enzarza en discusiones continuas, aunque sean banales.

Ese género televisivo

tan prevalente es el que ha incorporado a su campaña

y a sus cuatro años presidenciales.

Estamos viendo que incluso Donald Trump

a su equipo insiste,

cada día es como un episodio de televisión,

y hay que terminar con un desenlace

en el que él triunfa frente a sus rivales.

Este debate que vamos a ver debe ser entendido

con esos parámetros que no corresponden

a la comunicación política clásica,

no tiene nada que ver con Nixon, es otra historia.

Debemos intentar medirla

y analizarla desde otro prisma,

no desde el prisma de la política tradicional

y la comunicación política.

-Al hilo de lo que le decía Pedro,

la lección la teníamos que haber traído aprendido de 2016.

Si uno se sienta a ver el debate, el contenedor,

se equivoca, como los que nos dijeron

que había ganado el debate Hillary.

Ponte en la piel,

se engancha a esos programas de expulsar a uno,

de echar a alguien de una selva,

hay que ponerse en esa mentalidad.

Por otra parte,

Donald Trump, podemos entrar en sus méritos académicos, lo que quieran.

Pero en una cosa es muy listo,

una es esa, lo que subrayaba Pedro, saber ganar audiencias.

Otra es en sintonizar,

sabe conectar muy bien con una desafección

que hay en la sociedad con el "establishment",

con las cosas cómo se hacían.

Incluye a los políticos y a los medios de comunicación.

El otro día la periodista

de la NBC le dijo que no era un tío loco.

Él es ese hombre que conocemos

en la cafetería con el club de fútbol.

"Esto lo arreglaba yo pronto".

Con ese votante conecta muy bien.

-En 2016 la revista "Time",

en todos los canales aparecía Donald Trump.

Este hombre monopolizaba la atención.

En el reportaje de la revista Donald Trump dijo

lo más sincero en todo este tiempo,

que los índices de audiencia son poder,

y no importa que sea capaz de articular,

que vaya bien o mal las encuestas, que ofrezca un mensaje constructivo.

No, no, no lo que importa

es que me escuchen, que me vean, lo demás se articulará.

-Dos frases célebres,

que hablen de mí, aunque sea bien,

y otra que decía Jesús Hermida,

aplicado a los periodistas de televisión,

pero que vale para esto.

Vales lo que sales.

-Menos de 20 minutos para que empiece.

El anterior encuentro fue de todo menos de guante blanco.

La sorpresa fue con el positivo de Donald Trump

en coronavirus y su negativa a participar en un encuentro virtual.

-El peor debate de la historia,

algunos lo calificaron de vergüenza nacional.

El primer cara a cara fue de todo menos un debate.

90 minutos en los que ambos rivales intercambiaron acusaciones

y ataques personales ante la desesperación del moderador.

Acusó a su rival de estar en deuda con los socialistas,

no condenó a los supremacistas,

y llamó a Joe Biden racista.

Atacó a sus hijos,

y sus interrupciones buscaban que perdiera los nervios.

Le contestó llamándole mentiroso o payaso.

Hasta mandó callar a Donald Trump

en medio de la enésima interrupción.

Ese debate, según los expertos,

fue el reflejo de un país crispado políticamente,

con grandes tensiones raciales, una dura crisis económica

en la esperes cifras de la pandemia del mundo,

que también ha marcado el calendario de los debates.

Días después del primer cara a cara Donald Trump

daba positivo en coronavirus.

Biden dio negativo. El presidente fue ingresado,

aunque no por mucho tiempo.

El equipo organizó un regreso más propio de una película.

El tercero, el de Nashville,

estaba en el aire,

y se ha salvado tras duras negociaciones

entre los equipos de los candidatos.

-Vamos a ver cómo afronta Joe Biden este debate,

el candidato demócrata,

que va a apostar, tal vez,

por un enfrentamiento más pausado, habitual.

Pero también,

donde hará énfasis en la gestión

de Donald Trump de la pandemia,

y sobre todo en el comité judicial que ha votado 2-0

para probar la nominación Barret,

algo que los demócratas han boicoteado.

-No es fácil debatir un cara a cara con Donald Trump.

Es muy bueno en sacarnos de nuestras casillas.

Eso se puede aplicar a la prensa,

a los académicos, los analistas, a sus rivales políticos.

En el primer debate Joe Biden

hacía un esfuerzo deliberado

de no mirar, de no engancharse directamente con Donald Trump,

porque es un especialista en apretar el botón que más duele.

Donald Trump va a seguir con esa política.

El problema de Joe Biden es un problema de explicación,

de plantear un mensaje alternativo,

de convencer con lo que puede ofrecer de sustituto a Trump.

Se plantea como la derrota o la victoria con Donald Trump.

-Es un referéndum de Donald Trump.

Es sobre todo un referendo sobre Donald Trump.

¿Quiere cuatro años más de Donald Trump?

-Lo dijiste en el primer debate,

los seguidores de Donald Trump a muerte con él,

los de Joe Biden van en contra de Donald Trump.

-Entusiasmo

por Biden no se ha visto.

Lo dije en el primer debate,

lo repito hoy.

Joe Biden, como dice Pedro,

estuvo muy bien, mantuvo su guion,

hablar a cámara, como que no escuchaba Donald Trump,

no mirarle, no entra en el barro,

excepto cuando pierde los papeles y le mencionan a la familia.

Hunter Biden, esperen el momento,

como decía Pedro,

es el momento en que Donald Trump saca de las casillas a Joe Biden.

-Un factor a tener en cuenta es el de los votantes

en Estados Unidos por origen o franjas de edad.

Para una profesora de analista internacional,

Joe Biden le puede llegar votos de gente de más edad,

habitualmente republicanos,

por la gestión de la pandemia de Donald Trump.

-Lo más interesante

es la gente mayor,

que está enfadada con Biden,

y tiene que ver con la pandemia.

Tienen mucho riesgo,

Donald Trump ha dicho que ellos no son personas.

Da igual si mueren,

hay cosas que explican fácilmente por qué esos votantes

están yendo al candidato que se lo toma en serio.

-Vamos a ver el voto por correo,

las encuestas dan a Joe Biden como ganador.

¿Se pueden equivocar las encuestas como en 2016?

¿Lo que apunta es lo que va a pasar el día tres?

-Más que error en las encuestas, en la lectura que se hizo.

Se olvidó algo que sabíamos teóricamente,

los que analizan las encuestas en Estados Unidos,

que se entienda bien,

al presidente de Estados Unidos

no lo eligen los ciudadanos por voto directo,

no son los votos directos, lo eligen los estados.

Puede haber una disfunción,

la mayor en la historia,

en la que un candidato gane por casi 3 millones de votos al otro,

como Hillary Clinton, pero en cuanto a votos de los estados,

porque no vamos a entrar ahí,

pero en cuanto a votos de los estados,

los que eligen al presidente, ganó Donald Trump.

Lo que falló fue la reconversión,

y algo que temíamos todos,

incluidos los analistas republicanos, insisto,

los analistas republicanos, la Fox,

que en algún sitio no puede ganar Trump.

La carambola que de que gane en todos los estados

del cinturón industrial, Michigan, Wisconsin, Pennsylvania,

no puede pasar, y pasó.

-Sobreestimarlo es lo que más le beneficia.

Alguien que adopta una narrativa

política de que es un campeón de la clase trabajadora

contra el "establishment",

darse no favorecido en las encuestas,

claramente es una baza a su favor.

Eso, en primer lugar.

En segundo lugar,

nos preguntabas por la importancia del voto por correo.

-45 millones,

récord absoluto por completo.

-Forma parte de la deformación del proceso electoral

sufrida por la pandemia.

Hemos visto que la campaña

en sí se ha visto deformada.

Los debates, por supuesto,

se han visto afectados.

La noche electoral,

deberíamos empezar a hablar de la semana electoral.

-O el mes.

-Se podrá seguir en directo en TVE.

-Estadísticamente los votantes que recurren al voto

por correo tienden a favorecer

al Partido Demócrata, y los que prefieren el presencial,

favorecen al Partido Republicano. Aunque nos adelantamos,

hay un escenario problemático,

la idea de que cuando se termine de contabilizar todo el voto,

a lo mejor haya un resultado...

-Donald Trump quiere ganar en Pennsylvania,

porque es muy importante.

¿Quedan indecisos? -Muy pocos.

-Dicen las encuestas,

los que lo analizan,

que hay un 5% de indecisos.

Del 5% les interesan convencer,

si pueden, al 5% de en una docena de estados.

De los 50 estados de la Unión,

interesa ese 5% de indecisos en 12 estados.

Ahí, para esperanza,

como dicen allí,

ya les gustaría,

un dato que llama mucho la atención.

Texas, recalcitrante republicana,

el estado de George Bush,

Texas este año dicen

que es uno de los que están ahí, ahí, que ya no es seguro que es.

Es importante,

por el sistema electoral de Estados Unidos,

el que gana por un voto se lleva todos los votos de ese estado.

Texas, después de California,

es el estado con más votos, más que Florida,

el tradicional estado del que vamos a estar pendientes

la noche electoral, puede ser meses, podemos llegar a Navidad.

Lo de Al Gore contra George Bush

en el 2000 se puede quedar en juego de niños.

-Vemos imágenes

en el recuadro de la llegada de las pocas personas

que van a poder estar en ese debate, con las medidas extraordinarias.

No hay pantalla de metacrilato,

pero si por el micrófono

que se apagará cuando se vaya de contexto.

A escasos minutos para que vayamos en directo

a la Universidad de Vermont,

en Tennessee, una pregunta importante,

y un hecho que ha marcado estas últimas horas,

la injerencia de otros países,

ha acusado a Irak y Rusia

de intentar atacar el sistema electoral de Estados Unidos.

-De Rusia se daba por supuesto, pero no sabemos

cómo estaba coordinado con alguien en Estados Unidos.

Rusia intervino en la campaña de 2016 está comprobado,

no se ha podido probar

si tenía conexiones directas con alguien en Estados Unidos.

Que interviene en estas, se daba por seguro.

-La injerencia internacional forma parte

del desquiciamiento del debate político en Estados Unidos.

Aparte de la campaña,

hay factores como la desinformación, la propaganda,

las teorías conspirativas

y la injerencia internacional,

que ayudan a complicar,

introducen toxicidad en el debate.

La aparición en el último

momento de Irán me parece...

Rusia ejerce un papel

muy significativo en redes sociales y en propaganda.

Hay que decir que este año

es más fácil para Rusia ese tipo de injerencia,

porque no tienen que rebuscar

en el fondo del barril de los resentimientos a Estados Unidos.

Había un estudio en "The New York Times",

la injerencia rusa se limita a repetir lo que dice Donald Trump.

No necesitan inventar más,

o explotar esas divisiones, esa polarización.

Es una característica que está aquí.

La influencia rusa es muy efectiva

y prevalente en todo tipo de conflictos en occidente,

incluida España.

Es muy efectiva y barata.

Con menos de lo que cuesta

un avión de combate pueden organizar esa granja de trolls,

esa proyección,

crear divisiones, dudas,

historias, fake news,

todo ese amplio abanico

de posibilidades que se facilita con redes sociales e Internet,

y que es bastante efectivo.

Es un factor que está para quedarse.

Es que un año hubo más o menos.

Hay que fijarse en los que saben hacerlo.

El problema cultural,

hay que pasar muchas barreras

para que esa injerencia sea efectiva.

Los rusos han escrito el libro de esa forma de boicotear,

o de influir en la política, los debates políticos de otros países.

-Donald Trump es uno de los mayores difusores de desinformación.

El comentario que decía

el otro día de la periodista que la dijo que es el presidente,

que no es un tío loco...

Es porque ha retuiteado teorías conspirativas

con datos absolutamente extravagantes.

Le preguntó que cómo hacía eso, y decía que para que la gente opine.

Hay un espectador que nos lo pregunta,

que hablemos de la abstención tradicional.

En EE. UU. se vota poco.

Hay razones estructurales

en las que tampoco vamos a estar,

que no lo pone fácil el sistema de EE. UU.

No lo pone fácil para ir a votar, pero eso ya...

Es como lo de colegio electoral, es para otra noche.

-Respondiendo al espectador,

la media de participación está en torno al 56%.

Pero estamos ante unas elecciones excepcionales

y todas las previsiones indican que, pese a la pandemia,

la participación va a ser bastante significativa e importante.

-En las de 2008, cuando se eligió a Barack Obama,

en aquellas elecciones electrificantes de 2008,

como dicen ellos,

se logró movilizar a dos secciones que se suelen abstener bastante,

los afroamericanos y los jóvenes. Votaron por encima de la media.

Pues en esas elecciones que había habido una movilización record,

votó el 57%. No llegó al 60%.

Y cuando en España estamos en torno al 60%, decimos que no puede ser.

El 57% es cuando se movilizó el voto de dos sectores

que normalmente se abstienen.

-Estamos a pocos minutos. Es tan interesante escucharos...

La moderadora es Kristen Welker, de la NBC.

Corresponsal de la Casa Blanca.

La más joven de todos los moderadores, 44 años.

Donald Trump ha dicho de ella que está a favor de Joe Biden.

Vamos a ver cómo modera.

Imagino que lo hará con mucha cautela

por las medidas de los organizadores.

También ha mencionado los temas que van a salir en este debate.

90 minutos con seis bloques.

15 minutos por bloque con la pandemia, la familia estadounidense,

las tensiones raciales, el cambio climático, la seguridad nacional

y el liderazgo del país.

Sin duda, va a ser el tratamiento de la pandemia

y veremos el tono que ofrecen.

-Hay que fijarse en lo que pasa antes, en el debate

y cómo se presenta...

La preparación que ha hecho Trump de este debate

es desacreditar a la moderadora.

El problema es que es una representación

de la diversidad de EE. UU. Su padre es nativo americano.

Cuando la veamos en acción...

Y su madre es afroamericana.

Digamos que representa esa América diversa,

muy diferente del supremacismo blanco

que ha impulsado Donald Trump.

Va a ser muy interesante esa inter actuación.

Me ha llamado la atención el esfuerzo por desacreditar

desde hace varios días a esta mujer.

-Es una Tina Turner de la televisión estadounidense.

Donald Trump, no podemos decir que es un racista,

lo que sí podemos decir

es que en el metalenguaje de la sociedad de EE. UU.

él conecta con votantes que sí lo son.

En el primer debate, acuérdate, lo que le costó,

que lo hizo días después,

lo que le costó condenar a un grupo calificado como racista.

Lo hizo días después porque la prisión

fue tal que no pude evitarlo,

pero él dribló, a ti que te gusta el fútbol,

dribló esa entrada y no contestó. No condenó.

-Nos vamos a ir a la Universidad de Belmont, en Nashville,

con Kristen Welker. Empieza el debate.

-Les doy la bienvenida al último debate presidencial de 2020

entre el presidente Donald Trump y el vicepresidente Joe Biden.

La comisión de los debates

se asegura de que se han cumplido todos los protocolos de salud

que ha diseñado para esto.

El público ha prometido mantener el silencio,

no va a aplaudir ni abuchear ni interrumpir de ninguna manera.

Ahora sí pueden aplaudir para dar la bienvenida a Joe Biden

y a Donald Trump.

(Aplausos)

Quiero, en primer lugar, desearles buena tarde a los dos.

Vamos a ver sistemas en este debate.

Al principio de cada segmento,

cada uno tiene 2 minutos sin interrupciones

para responder a mi pregunta y luego generaremos un debate.

Se encenderán los micrófonos cuando les toque responder

y se apagará cuando se acaben esos 2 minutos.

Durante el debate general, mantendremos

los micrófonos encendidos, pero esperamos que no se interrumpan

porque queremos escuchar todo lo que tiene que decir

y que el público estadounidense escuchen

todo lo que tiene que decir. Si están preparados, empecemos.

Vamos a hacerlo con la lucha contra el coronavirus.

Pregunta para el presidente Trump.

Nos encontramos en una nueva fase peligrosa,

en el que tenemos un número altísimo de personas en EE. UU.

en los hospitales. Aquí, por ejemplo, en Tennessee,

nos hemos encontrado con más de 222.000 muertos ya.

¿Qué va a hacer en esta nueva fase? Tiene 2 minutos sin interrupción.

-Como sabe,

se esperaba que 2, 2 millones de personas murieran.

Tuvimos que cerrar la mayor economía del mundo para luchar

contra esta horrible enfermedad que venía de China.

Es una pandemia que está en todo el mundo.

Vemos cómo está Europa ahora mismo y otros sitios.

Si vemos la tasa de mortalidad, está bajando en un 85%.

La tasa de mortalidad también está bajando.

Estamos luchando muchísimo.

Ha habido un alza en Florida que ya ha acabado, también en Texas.

Ya se ha acabado esa oleada. En Arizona también.

Estamos viendo ciertos aumentos en algunos sitios,

pero la vacuna va a llegar y está lista.

Se va a anunciar en unas semanas

y se va a administrar...

El Ejército va a distribuir la vacuna.

Les puedo decir, por mi experiencia personal,

yo he estado en el hospital, lo pillé y he mejorado.

Me dieron una terapia que algunos dicen que es una cura.

Estuve en el hospital durante un breve periodo de tiempo

y ahora estoy aquí. Ahora soy inmune.

Cada vez hay más gente así.

Me han felicitado los jefes de Estado de muchos países

por lo que hemos podido hacer.

Si vemos lo que hemos hecho en lo que se refiere

a gafas de protección, mascarillas, guantes,

y sobre todo respiradores,

estamos fabricando respiradores para todo el mundo.

Los estamos distribuyendo por todo el mundo.

La enfermedad pasará, sin duda.

-Es el turno del vicepresidente Joe Biden.

¿Cómo va a conseguir que el país salga de esta crisis?

Tiene 2 minutos sin interrupciones.

-220.000 norteamericanos muertos.

Si quieren oír más,

les diré que todos somos responsables de no tomar el control.

No estoy diciendo que no me responsabilice a nivel nacional.

Queremos que la responsabilidad de todas estas muertes

caigan sobre el presidente de EE. UU.

Tenemos más de 1000 muertes cada día.

Y más de 70.000 casos nuevos cada día.

En comparación con lo que está ocurriendo en Europa,

allí se está empezando de una tasa muy pequeña,

mientras que nosotros empezamos de una tasa muy alta.

Entre ese momento y el final de año,

vamos a tener unos 2 millones más de norteamericanos muertos.

Esto que tengo aquí puede salvar cientos de miles de vidas.

No obstante, el presidente sigue sin un plan,

sin un plan sólido.

Y lo que yo voy a hacer es instar a todo el mundo

que utilice las mascarillas.

Vamos a hacer test rápidos

y queremos asegurarnos de tener unos estándares nacionales

para que las escuelas, los negocios, puedan ser lugares seguros

cuando abran o reabran.

Estamos en una situación

en la que una de las publicaciones más serias a nivel científico,

han dicho que la forma en la que ha respondido el presidente

a esta crisis ha sido absolutamente trágica.

Por lo tanto,

yo por supuesto me aseguraré

de que tengamos un plan para acabar con esto.

-Presidente Trump quiero continuar por donde usted ha ido.

Ha hablado del tratamiento,

pero también ha dicho que la vacuna llegará en semanas.

¿Es una fecha garantizada?

-No, no es una garantía.

Esperemos que esté para final de año,

pero es bueno que haya dos empresas que puedan tenerlo...

-¿Qué empresa?

-Johnson & Johnson lo está haciendo muy bien.

Moderna también. Hay muchas otras también.

También estamos con otras empresas...

-Permítame continuar porque esta información es nueva.

Ha dicho que la vacuna va a llegar en cuestión de semanas.

También sabemos que hay científicos que han dicho

que, probablemente, hasta 2021 o puede que 22,

los estadounidenses mantendrán esta vacuna.

¿Las fechas que está dando son realistas?

-Creo que los plazos que estamos dando son realistas.

Además, contando con el Ejército, con su logística.

Van a distribuirla de forma fácil.

Una vez que la tengamos,

vamos a tener 100 millones de viales

y en cuanto esté lista la podremos distribuir.

-Vicepresidente Biden,

usted ha dicho que la gente va a vacunarse tal y como ha dicho usted.

¿Cuál serían los pasos que usted

daría para que la gente se anime a vacunarse?

-Asegurarnos de que todo el proceso sea transparente.

Que conozcamos los procesos.

Por cierto, es la misma persona que nos ha dicho que la tendríamos

para Semana Santa.

El mismo que nos dijo

que íbamos a acabar con esta pandemia antes de verano.

Es alguien que no tiene un plan claro,

que no tiene unas perspectivas.

Ahora dice que habrá una vacuna y no creo que sea así.

-Presidente Trump, ¿tiene usted plan?

-No va a ser un invierno oscuro.

Al contrario, tenemos el país abierto,

estamos deteniendo la enfermedad.

Cuando prohibir que los viajes de China vinieran hasta aquí,

y luego Europa, meses después él dijo que yo era un xenófobo.

Y que tenía que haber actuado más rápido, pero él no lo hizo.

Él iba mucho más por detrás que yo.

Lo vimos con la gripe A, fue todo un desastre.

Que era menos letal, por cierto, pero lo hizo fatal, fue un desastre.

Con estas cifras, 700.000 personas entonces habrían muerto,

pero era una enfermedad menos letal.

Su jefe de personal dijo

que fue una catástrofe, que no sabían lo que estaban haciendo,

y ahora viene y nos dice cómo tenemos que hacerlo.

Además, todo lo que ha dicho que tenemos que hacer nosotros

es lo que hemos hecho.

Hemos hecho todo, pero va muy por detrás de nosotros.

-Su turno, vicepresidente Biden.

-La respuesta es que es xenófobo,

pero no porque cerrar las fronteras con China.

Además de esto se aseguró de que las cuente cuatro personas

que estaban en China y trataran de determinar la causa de la pandemia,

él dijo que vamos a ser transparentes.

"El presidente de China está siendo transparente,

tenemos que estar agradecidos".

Y luego vimos que empezó a hablar

para que se protegiera a las personas.

Tengo que decir que él no ha hecho nada en absoluto.

Ahora sale del hospital

y empieza a hablar de que no pasa nada,

que todo esto va a terminar pronto...

Seamos realistas.

No hay ningún científico en el mundo que piense

que se acabará pronto. -Su turno, presidente.

-Hemos dicho que no nos podemos encerrar en un sótano,

como ha hecho Joe.

Él sí que se puede encerrar.

No lo sé, ganará el dinero de algún sitio,

pero no podemos estar toda la vida en un sótano.

Yo, como presidente, no podía hacerlo.

Yo me podía quedar en una sala de la Casa Blanca

y desaparecer durante año y medio hasta que esto acabe.

Pero en todas las reuniones que he tenido,

me he reunido con muchas familias, tenía que reunirme con ellos.

Habría sido posible cancelarlo todo.

Esto es peligroso, lo entiendo.

Yo he aprendido mucho.

Grandes médicos, grandes hospitales.

Y ahora me he recuperado.

El 99,9% de los jóvenes se recuperan.

El 99,9% de las personas se recuperan.

No podemos cerrar el país, tenemos que abrir las escuelas.

Si no, no vamos a tener país.

-Ha dicho que los jóvenes pueden enfermar,

e incluso tener síntomas. Estamos hablando...

-¿Puede responder? -Y luego pregunto.

-Ha dicho que tenemos que aprender a vivir con él.

Y las personas están aprendiendo a morir con este virus.

Hay muchas personas que están sufriendo,

hay personas que han perdido a sus maridos, a sus padres.

Nos estamos muriendo a causa de esta pandemia.

Lo que nunca ha dicho el presidente es que es algo muy peligroso.

Hay que decir la verdad, hay que decir que es peligroso

y lo que vamos a hacer para mitigar ese peligro.

-Rápidamente.

-Yo asumo toda la responsabilidad.

No es mi culpa que haya llegado aquí, sino de China.

Y tampoco es culpa de Joe, sino de China.

No han evitado que llegue al resto del mundo.

-Vicepresidente Biden.

-La verdad es que, cuando supimos que iba a ocurrir,

¿qué pasó en ese momento?

El presidente dijo que va a desaparecer,

antes de Semana Santa desaparecerá.

Luego que si podíamos tomar lejía, luego que si estaba de broma...

Ha dicho muchas cosas incoherentes.

Incluso ahora piensa que estamos con el control.

-Por terminar esto.

Cuando cerramos el país, dijo que no teníamos que haber lo hecho.

Cuando cerramos, dijo que era algo terrible.

Incluso creo que me llamó racista.

Y ahora dice que tenía que haberlo hecho antes. Así no.

-Yo no dije ninguna de esas dos cosas.

Hablé de la xenofobia en otro contexto.

No me refería al cierre de las fronteras.

-De acuerdo, vamos a hablar de las distintas estrategias.

-Pensaba que no tenía que haber cerrado la frontera.

-¿Quiere responder a eso? -No.

-Las distintas estrategias para tratar el problema.

Usted ha dicho que aceptará si hay confinamientos recomendados

por científicos,

¿pero qué pasa con aquellos que tienen miedo del impacto

en la economía que va a tener esto?

Va a haber abuso de sustancias,

alcoholismo, abusos en los domicilios...

-Hay que confinar el virus, no el país.

Si no se controla esto, tendremos que cerrar todo.

Hemos tenido ya las escuelas cerradas, muchos negocios,

muchas personas que han perdido su forma de vida, su sustento.

Por eso es que tendría que haber administrado esto de otra forma,

tendría que haber negociado con Nancy Pelosi

sobre qué hacer para que se ayude a las personas

que tengan la capacidad.

-Pero no dice que no haya más confinamientos.

-No estoy a favor de esto. Necesitamos unos estándares.

Necesitamos más distancia social.

No abramos los bares y restaurantes hasta que tengamos esto en control

o más controlado.

Hasta que ese momento llegue, tenemos que gestionarlo bien.

Una vez que estemos mejor, las escuelas podrán abrir.

Por cierto, también necesitan cosas,

necesitan más profesores, ventilar las aulas,

pero el presidente se niega...

-Hablemos de los colegios, señor presidente.

-Tengo que responder, se lo agradezco.

Él solo habla de confinamientos,

pero sus gobernadores demócratas como Nueva York,

Pensilvania, Carolina del Norte, todos demócratas,

han confinado y se están muriendo.

Y apoya a toda esta gente.

Solo habla de confinamientos.

Nosotros no vamos a confinar, vamos a abrir las escuelas.

Yo tengo un hijo pequeño. Él también ha dado positivo.

Cuando hablé con el médico la segunda vez,

ya estaba bien, se le había ido.

-Voy a continuar con una pregunta.

Ha pedido que se abran las escuelas

y que los niños vayan a clase presencialmente,

pero en Boston, por ejemplo,

hemos visto que se han pasado a sistema online.

¿Qué mensaje quiere lanzar a los padres que están preocupados

por el peligro que supone para los niños, profesores y familias?

-Yo quiero abrir las escuelas. Quiero que estén abiertas.

Tenemos que abrir el país.

Nos hace falta un país,

no podemos mantener el país cerrado.

Es un país enorme, con una economía enorme.

La gente está perdiendo su trabajo. Hay gente que se suicida.

Depresiones, alcohol, drogas,

a un nivel que nunca habíamos visto antes.

Se está haciendo un abuso de sustancias enorme,

por eso tenemos que abrir el país.

La cura no puede ser peor que el problema. Es lo que está ocurriendo.

Y él quiere cerrar el país.

-Eso no es verdad.

Lo que deberíamos hacer es poder abrir con seguridad,

y necesitamos los recursos para que eso sea así.

Si queremos abrir un negocio,

necesitamos garantizar la distancia social.

Si tienes un restaurante,

necesitamos unas divisiones de plexiglás

para que las personas no se contagien unas a otras.

Tenemos que hacer más pruebas rápidas

para que las personas que están infectadas nos sigan infectando.

Tenemos que dar todos los recursos necesarios

y ponerlos a disposición de las personas.

Esto no es incoherente con el hecho de abrir de forma segura.

Por cierto, ninguno de ustedes se van a morir,

no se preocupen por ello.

No es necesario decir eso a los profesores.

-Si vemos lo que está pasando en Nueva York, es una ciudad fantasma.

Y cuando habla de plexiglás,

los restaurantes se están muriendo, las empresas no tienen dinero.

Poner plexiglás es caro y no es la respuesta.

¿Te vas a sentar en un cubículo rodeado de plástico?

Las empresas se mueren. No pues hacer esto a la gente.

Mira lo que está pasando en Nueva York.

En mi maravillosa ciudad, donde he vivido tantos años,

una ciudad vibrante, se está muriendo ahora mismo.

-Analicemos lo que ha hecho Nueva York para descender la curva.

Yo no quiero lo que el presidente quiere.

Estados rojos y azules.

Quiero que todos estén en la misma situación.

Los estados que están en peor exposición en cuanto a la COVID

son estados rojos.

Pero esto es algo que atañe a todos los norteamericanos

y tenemos que decir a las personas que deben poner la mascarilla,

en primer lugar,

y asegurarnos de que los negocios tengan la ayuda que necesitan,

que se aprueben las medidas necesarias.

Lo llevamos pidiendo desde el verano y nada ha ocurrido hasta ahora.

-Mira lo que está pasando en Pensilvania.

Tuvieron que cerrar.

Mira lo que está pasando con tu amiga de Michigan.

Es como una cárcel.

Han dicho que es inconstitucional.

Carolina del Norte también tiene aumentos de la incidencia del virus.

Han confinado y están muriendo a nivel financiero.

No puedes permitir que eso ocurra.

Ahora entendemos mejor la enfermedad,

tenemos que proteger a nuestros mayores.

Sobre todo, a los que tienen problemas coronarios, diabetes...

Hacemos las mejores pruebas del mundo de lejos.

-Voy a continuar con otra pregunta

antes de pasar al siguiente segmento.

Esta semana ha dicho que el doctor

y es un desastre y que otros expertos médicos son idiotas.

Si no les escucha a ellos, ¿a quién escucha?

-A todos, incluido a Anthony. Me llevo muy bien con él.

Pero dijo que esto no iba a ser un problema,

que no había que llevar mascarillas al principio.

Es un demócrata, pero eso no es un problema.

Cuando Joe dice que he dicho algo que otros han dicho algo...

Nadie sabía cómo iba a ser esto al principio.

Hemos aprendido mucho desde el principio,

pero Anthony dijo que no había que llevar mascarilla y ahora que sí.

Esas fueron sus palabras. Que esto iba a acabar pronto.

-Vicepresidente Biden, su respuesta rápidamente.

-Mi respuesta es que tenemos que pensar lo que hizo el presidente

en enero. No dijo nada a los norteamericanos.

Sabía que esto era un virus peligroso

que se transmitía por el aire y que era mucho peor que la gripe.

Dijo que sabía lo peligroso que era desde el principio,

pero que no nos lo dijo para que no cundir el pánico.

Los norteamericanos no tienen pánico. El que tenía pánico fue él.

Es lo que ha dicho "The New York Times".

Ya se sabía desde un principio que esto era bastante grave.

En todo momento dijo que había que ignorar lo porque

había que seguir adelante.

-30 segundos para responder. -Eso no es así.

Lo desconozco, no sé si alguien ha sacado dinero...

Tú has amasado muchísimo dinero.

Yo puedo recaudar mucho más dinero que tú.

Puedo ir a los jefes de Wall Street y de cualquier empresa de EE. UU.

y superaría todos los récords,

pero lo voy a hacer porque me pondría en mala posición.

Tú hablas de Wall Street,

eres el que saca el dinero de Wall Street, no yo.

Yo podría destrozar tus récords.

No nos hace falta el dinero, tenemos mucho dinero,

ganamos a Hillary Clinton con mucho menos dinero...

-Pasamos al siguiente segmento

que tiene que ver con la seguridad nacional.

Me gustaría empezar con la seguridad de las elecciones.

La pasada noche del FBI fuentes del FBI

confirmaron que se ha intentado confluir influir a las elecciones

de Rusia e Irán.

¿Qué pueden hacer para eliminar esta amenaza? Tienen 2 minutos.

-Lo he dicho claramente. Quiero que se me entienda.

Cualquier país, no importa cuál,

cuando se interfiere con las elecciones norteamericanas,

tendrá que pagar el precio. Lo quiero dejar claro una vez más.

Estas elecciones en las que Rusia se ha metido,

China también en cierto grado,

y hemos sabido recientemente que Irán también han entrado,

van a pagar el precio.

Están jugando con la soberanía norteamericana.

Es lo que está ocurriendo ahora mismo,

están intentando jugar con la soberanía norteamericana.

Yo no creo que él haya dicho una palabra en este sentido.

Yo creo que tendremos que ser bastante claros

en cuanto al tema de los iraníes, pero la situación es la siguiente.

Estamos en un momento en que hay muchos países

que están intentando interferir en nuestras elecciones.

Incluso el responsable de la seguridad nacional dijo...

Bueno, lo voy a decir.

Su amigo, que es conocido en Rusia,

ha estado pasando información que no es verídica.

¿Qué es lo que ocurre?

No ocurre nada y luego nos damos cuenta de que todo

lo que se está cociendo aquí es por parte de Rusia

para que yo no sea elegido como el próximo presidente de EE. UU.

porque saben que les conozco y ellos me conocen a mí.

Sé por qué nuestro presidente le da la razón en todo a Putin.

Sabemos las actividades que hace este señor,

tratando de desestabilizar la OTAN.

Yo me pregunto por qué no se ha hecho más en este caso.

Cualquier país que interfiera con nosotros pagará el precio

porque están intentando jugar con nuestra soberanía.

-Misma pregunta, pero la quiero replantear.

En las dos últimas elecciones, incluyendo esta,

se ha visto la interferencia de otras potencias.

¿Cómo puede detener esto?

-Quiero responder a la primera parte. Lo que ha respondido él.

Joe recibió 2.000.000 de Rusia a través de Putin

porque era muy amigo del exalcalde de Moscú

y él también es amigo de la mujer del alcalde de Moscú.

Recibió 3 millones y medio de dólares.

Algún día explicarás por qué lo has recibido.

Yo nunca he recibido dinero de Rusia.

Sobre lo que pasó anoche...

Me dijeron: "Ambos quieren que pierdas".

Nadie ha sido más duro que yo con Rusia por las sanciones,

por todo lo que ha hecho con la OTAN.

Hecho que los países de la OTAN

definen otros 130.000.000.000 al año para contener a Rusia.

Yo he sido la persona que se ha puesto más firme contra Rusia.

Él lo ha hecho muy mal.

¿Qué pasó con el puerto de submarinos?

Acabaste con el durante tu mandato con Obama.

Entregaste parte de lo que tendría que ser un puerto de Ucrania,

y habéis pagado mucho dinero a Rusia, más de lo que sabemos.

Esos correos electrónicos horribles,

con todo ese dinero que tú y tu familia habéis conseguido.

Eras vicepresidente, esto no tenía que haber pasado.

Debes una explicación al pueblo estadounidense.

Ha habido una rueda de prensa de alguien que trabajaba contigo

y con tu familia, lo que ha dicho es tremendo,

creo que tienes que ser claro, tienes la oportunidad ahora.

-Un vicepresidente Biden,

luego voy a continuar con la pregunta.

-Yo no he recibido un centavo de nadie en toda mi vida.

Este presidente ha pagado 15 veces más impuestos en China,

hace negocios en China,

trata con los bancos de China,

y dice que me he llevado dinero.

No he recibido un centavo de ningún país del mundo.

Tenemos un presidente...

He presentado mis declaraciones

de impuestos de los últimos 22 años,

usted no ha destapado ninguna de sus declaraciones.

¿Qué esconde? ¿Por qué lo hace?

Los países extranjeros le pagan mucho, Rusia, China,

a través de sus hoteles, de sus negocios en todo el país,

en todo el mundo, me atrevo a decir.

¿Qué le ocurre?

¿Por qué sigue hablando en esta línea?

-Es un intercambio de respuestas.

-La primera,

mis cuentas están siendo investigadas por Hacienda.

En cuanto acabe la investigación, las publicaré.

Lo más importante,

cuando hablaban de los 750 que pagaba,

yo he pagado decenas de millones

de dólares con antelación.

Lo que hacen es una estimación,

pensaba que tenía que pagar impuestos,

y lo hice con antelación.

-¿Se lo dijo su contable?

-Siguen hablando de 750

que pagaba de impuestos,

pero pague con antelación millones de dólares en impuestos,

eso es lo primero.

Yo no he ganado dinero de China, tú sí.

Tampoco de Rusia.

Tú has ganado tres millones y medio de dólares, y tu hijo,

y una declaración donde aparece que le tienen que dar

un 10% de comisión a ti, en definitiva a ti.

-Voy a plantear preguntas.

Ha hablado de su contable,

de la posibilidad de presentar sus informes de renta.

¿Cuándo va a presentar los informes?

-Cuando acabe la investigación de Hacienda.

En Hacienda me tratan fatal,

están examinando mis declaraciones de arriba abajo.

Me ha tratado Hacienda

de forma muy injusta,

pero tenemos un acuerdo,

en cuanto acabe esa investigación, las publicaré.

He pagado millones y millones de dólares,

peor que pagar, con antelación.

-De acuerdo,

les quiero plantear preguntas

sobre las distintas cuestiones internacionales que tienen cada uno,

para hablar de forma rápida.

Responda, y luego continuamos.

-Lleva diciendo esto cuatro años, presente las declaraciones,

lleva cuatro años diciendo que va a presentar

sus declaraciones de impuestos.

Está claro que no está pagando impuestos,

o tan poco en impuestos,

que no tiene nada que enseñar realmente.

Es inaudito realmente.

-Señor presidente, puede responder, y luego otras preguntas.

-He estado inmerso

en una caza de brujas falsa

desde hace tres años y medio,

que comenzó antes de ser elegido.

Ningún presidente tendría

que haber pasado por lo que yo he pasado.

18 demócratas furiosos han gastado 48.000.000 ,

han examinado todo lo que tenía,

incluidas mis declaraciones

de la renta, y no han encontrado ningún complot, nada.

El tipo de cosas que tú has hecho,

y el dinero que tu familia ha ganado,

tu hermano ganó dinero en Irán.

Tu otro hermano ganó una fortuna, y esto pasa por ti.

Tú vives muy bien...

-Voy a plantear preguntas en general.

Vicepresidente Biden,

preguntas sobre el trabajo

de su hijo en China y en la empresa energética de Ucrania.

¿Puede explicarnos si algo de esto no era ético?

-No hay nada que no sea ético.

En el caso de Ucrania,

que estaba la cuestión de si trabajo con una empresa,

y hay la impresión de que he hecho algo indebido.

Hubo muchas personas

durante el proceso que dijeron

que nada de lo que se hizo estaba mal hecho.

El que se metió en líos en Ucrania fue este señor de aquí,

cuando intentó manejar al Gobierno ucraniano

para que sacara trapos sucios de mí y de mi familia.

Mi hijo no se ha logrado

de la forma que está diciendo el presidente y sus aliados.

La única persona que ha hecho dinero en China es esta persona de aquí.

-Rápidamente.

-Su hijo no tenía trabajo desde hacía mucho tiempo.

No estaba en el ejército, no tenía trabajo,

y cuando se convirtió en vicepresidente...

No tenía la mejor reputación en el mundo.

Empezaron a pagarle 183.000 al mes.

Le dieron un pago anticipado

de 3.000.000 .

-Voy a dejar que el vicepresidente responda,

y luego le planteo una pregunta.

-Se ha concluido que no se hizo nada mal en Ucrania.

-Presidente Trump.

Ha hecho promoción de sus distintos negocios,

y de sus distintos hoteles en el exterior,

incluso se sabe que tiene una cuenta en China.

¿No hay colisión y problemas de conflictos de intereses?

-Tengo muchas cuentas por todo el mundo,

la cuenta bancaria a la que se refiere, que conoce todo el mundo,

es una cuenta conocida por todo el mundo.

Se cerró en 2015, me parece, además.

Yo estaba pensando en hacer negocios en China, como muchísimas personas,

y decidí no hacerlo, no me gustaba.

Tenía una cuenta abierta, y la cerré.

Entonces, no como él,

cuando era vicepresidente y hacia negocios,

decidí a presentarme a presidente después,

la cerré antes de decidirme a presentarme para presidente,

es una gran diferencia.

Su hijo, su hermano y su otro hermano se estaban enriqueciendo,

eran como una aspiradora,

aspiraban el dinero.

-Vicepresidente Biden, tiene que ver con China.

¿Cómo va a plantear las relaciones con China si fuera presidente?

-Obligaría a China

a jugar siguiendo las reglas internacionales,

y no haría lo que ha hecho el presidente en cuanto

a la relación con China.

Para hacer negocio en China,

o para tener propiedades de lujo, tienes que tener un socio en China.

En segundo lugar, con la situación en China,

tendríamos que hacer que China cumpla las reglas de juego

a nivel internacional.

Cuando fui vicepresidente,

hicimos actividades en esa dirección.

China tiene que cumplir las reglas,

y lo que hace el presidente,

se rodea de personas como el presidente chino,

y el presidente de Corea del Norte,

y trata de hacerse aliado.

Necesitamos decirle con nuestros amigos y aliados

que China tiene que cumplir las reglas,

y eso es lo que ya hemos hecho,

y es lo que se hizo cuando yo era vicepresidente.

-Hablemos de Corea del Norte.

-Tengo que responder a esa.

-Pero luego hablaremos de Corea del Norte.

-Eso es mentira.

-Llevaba 10 minutos como vicepresidente,

su hijo fue a China.

Tu familia ganaba 10.000.000 al año...

¿Qué va a hacer para que China pague?

-Yo he dado 28.000.000.000 ...

-Dinero de los contribuyentes.

China pagaba 28.000.000.000 .

Han devaluado su divisa,

han dado ese dinero a los agricultores.

También les puse un arancel

del 25% en el acero,

porque robaban nuestro acero.

Ahora tenemos una buena industria del acero.

-Mi respuesta, muy sencilla.

Hay un motivo por el que el presidente

se pone nervioso con este caso,

no quiere hablar de lo que hace.

No es su familia o mi familia,

lo importante son sus familias,

las de ustedes,

las familias con ingresos medios,

y si ese es su caso,

seguro que lo pasan muy mal en estos momentos.

Tiene momentos de incertidumbre,

no saben si van a poder pagar la hipoteca,

o si sus hijos van a poder volver a la universidad.

Hay muchas personas que lo están pasando mal,

y debemos hablar de las familias norteamericanas,

no de nuestras familias.

-Quiero hablar de Corea del Norte.

-Vamos a dejar de hablar de China,

vamos a hablar de la familia.

-Hablemos de Corea del Norte.

-No me eligieron para eso...

-Hablemos de Corea del Norte.

Se ha reunido,

ha hablado de la correspondencia que mantiene,

aún así nos encontramos con el hecho de que, sin embargo,

han lanzado una prueba

de uno de los misiles,

continúa aumentando su arsenal.

Tiene 30 segundos para responder

en cuanto a su posición con este país.

-Cuando me reuní con Barack Obama,

iba a durar 15 minutos,

duró una hora.

El mayor problema era Corea del Norte,

podríamos estar en guerra con Corea del Norte, y sería nuclear.

Mientras tanto,

yo he tenido una buena relación con él.

No hay ninguna guerra con Corea.

Hace dos meses entraron en una zona,

parecía que iba a haber problemas, y yo dije que no.

Podíamos estar en una guerra,

millones y millones de personas

podrían estar muertas ahora mismo.

-Vicepresidente, su turno.

Se han hecho cuatro pruebas

de armas nucleares durante el mandato de Obama.

¿Qué va a hacer ante esta amenaza?

-Se lo he dicho a ellos y a China.

Lo dije claramente en mi visita a China,

pregunté por qué acercaban sus misiles de defensa,

por qué hacían maniobras militares con Corea del Norte,

me dijeron que Corea del Norte

era un problema,

iban a hacerlo para que no puedan hacernos daño.

Yo haré todo lo que pueda.

¿Qué hace el presidente?

Legitima lo que hace Corea del Norte. Se reúne con su líder,

y ahora mismo tienen unos misiles más capaces,

que pueden llegar a nuestro territorio.

-Ha dicho que no se quiere reunir con el presidente

de Corea si no hay unas condiciones previas. ¿Cuáles serían?

-Que abandone su capacidad nuclear.

Corea del Norte tiene que ser una zona libre.

-Hablemos de las familias estadounidenses,

de segundos, señor presidente.

-Intentaron reunirse con él,

pero no le gustaba a Obama, no lo consiguieron.

-Señor Biden.

-No estamos en guerra,

tenemos una buena relación.

-Señor presidente, hay muchas preguntas todavía.

-Es algo bueno.

-Anteriormente había buena relación,

antes de que invadiera Europa Hitler.

El presidente Obama iba a hablar de la desnuclearización...

-Señor presidente. -Era una situación tremenda.

-Nos dejaron un follón.

Obama fue lo primero que me dijo,

el mayor problema era Corea del Norte.

-Las familias estadounidenses y la economía.

Uno de los problemas es la sanidad,

Señor presidente, quiere reformar revocar el Obamacare.

¿Qué pasaría con esas personas si lo pierden?

-Hemos acabado con el pago de responsabilidad compartida,

la peor parte del Obamacare.

Había que pagar una fortuna por tener el privilegio

de no tener que pagar un seguro médico. Lo hemos derogado,

el Obamacare no es bueno.

Tomé otra decisión,

hay que gestionarlo lo mejor que podamos,

es lo que le dije a mi equipo, y lo han hecho.

Han bajado las primas, todo ha bajado.

Se gestione como se gestione,

no es bueno. Queremos derogarlo.

Hemos hecho lo del pago de responsabilidad compartida,

pero ya no lo podemos llamar Obamacare,

porque hemos acabado con este pago de responsabilidad compartida.

Quiero hacer una sanidad mucho mejor,

proteger a la gente con enfermedades persistentes.

Quiero acabar con el Obamacare,

presentar una buena sanidad, maravillosa,

los demócratas han presionado mucho,

y esperamos que podamos ganar también la Cámara de Representantes,

pero queremos un mejor plan de sanidad,

proteger a la gente con enfermedades persistentes.

Hay 180 millones de personas que tienen una sanidad privada

muy buena, mucho más de lo que había con el Obamacare.

Joe Biden quiere acabar con estas pólizas.

Son personas a las que les encanta su sanidad,

gente de rentas medias,

180 millones de personas, 180 millones de planes de cobertura,

y lo que quiere hacer es socializar la medicina,

que no puedan elegir, acabar con 180 millones de planes.

Lo vamos a hacer mejor.

-Vicepresidente Biden,

plantea mejorar el Obamacare.

En caso de que el Tribunal Supremo revoque el Obamacare,

¿qué va a hacer?

-Aprobarlo con una opción pública,

que dice que si tienes derecho a médico,

vas a poder seguir beneficiándote del Medicare.

Será una competencia para las aseguradoras privadas.

Vamos a reducir las primas

para asegurarnos de que haya una competencia que hoy no existe.

Vamos a negociar los precios de los fármacos

con las aseguradoras.

En tercer lugar,

la idea de que quiero

acabar con los seguros privados,

el motivo por el que me he peleado tanto con más de 20 candidatos,

es que apoyo los seguros privados.

No hay nadie dentro de las aseguradoras que deba tener miedo,

nadie va a perder en este mercado con el Obamacare.

Esto no va a ser así.

En último lugar,

queremos una situación en la que podamos proteger

a las personas con enfermedades.

El presidente lleva hablando de esto mucho tiempo,

pero nunca ha elaborado un plan en este sentido.

Llevamos hablando de esto desde el año 17,

pero esto ha costado a los norteamericanos, debido a la COVID,

más de 10 millones de personas

han perdido su seguro privado, no pueden pagarlo.

Ahora quiere acabar con las personas que se benefician del Obamacare,

y personas que tienen ya una condición de salud preexistente.

-Tiene que ver con algo que ha dicho Donald Trump,

se le acusa de socializar la medicina.

¿Qué pasa con los que temen

que haya una opción que lleve

al país a un sistema que sea completamente público?

-Es ridículo,

tenemos que dejar claro

que la sanidad no es un privilegio, es un derecho.

Estoy orgulloso de mi plan,

un plan que viene respaldado

por la mayoría de la comunidad médica y científica,

y es algo que va a salvar

las vidas de muchas personas,

y que les va a dar oportunidad

de tener acceso a la sanidad.

¿Cuántos de ustedes en sus casas tienen miedo de ponerse

malos porque se han quedado sin seguro privado?

Seguro que se han quedado sin trabajo,

y se han quedado sin seguro.

-Ha estado 47 años,

y no ha hecho nada.

Ocho años de vicepresidente,

y no fue hace 25 años,

hace poco tiempo.

Hace menos de tres años,

y no ha hecho nada, no hizo nada.

Quiere socializar la medicina,

y él ha sido vicepresidente.

Además, su vicepresidenta es más liberal que Bernie Sanders.

Quiere socializar la medicina,

lo mismo que dijo con el fracking.

Vamos a dejar de hacer fracking, pero luego en Pensilvania...

Dice que habrá fracking.

Nunca le hacen esa pregunta.

Respeto la manera en la que usted dirige el debate,

pero alguien lo tiene que hacer esa pregunta.

-Tenemos más preguntas que no me ha dejado plantear,

ya llegaremos, no se preocupe.

-Me gustaría responder.

-Vicepresidente, su turno.

-Las personas tienen derecho a una sanidad que se puedan costear,

es lo único que importa.

Vamos a bajar las primas.

Si seguimos la senda del presidente,

lo único que va a ocurrir

es que muchas personas se quedarán fuera.

Vamos a bajar las primas,

hacer planes de sanidad más asequibles,

y el presidente habla y habla,

pero no ha hecho nada para nadie en cuanto a la sanidad.

-Rápidamente.

-Eso es socializar la medicina, la sanidad.

Destruirá también la Seguridad Social.

Bernie Sanders lo intentó

en su estado. Su gobernador era muy liberal.

-Turno para el vicepresidente Biden.

-Este hombre está confundido,

se cree que debate con otra persona.

Yo soy Joe Biden, estoy por encima de esas personas,

les gane porque no pensaban como yo.

Las personas que crean que vamos a destruir Medicare,

son las personas que dicen que Medicare, la Seguridad Social,

que si sigue con esos planes,

con esos impuestos a la Seguridad Social,

va a caer en bancarrota antes de 2023,

y no se va a poder recuperar.

Ha intentado recortar Medicare.

Ahora intenta darme lecciones sobre el Obamacare y Medicare.

-Intentó hacer daño a la Seguridad Social hace años,

lo intentó hace años.

-Siguiente pregunta, o nos quedamos sin tiempo.

-Dijo que la bolsa se hundiría si yo...

Subiría si yo era elegido.

Si él sale elegido,

la bolsa se va a hundir.

-La idea de que la bolsa va fenomenal

es una invención del presidente.

Vengo de un lugar donde las personas no viven de la bolsa.

Durante la crisis los multimillonarios

de este país se enriquecieron más,

ganaron 700000 millones más.

Son los resultados de sus medidas.

Lo que importan son las personas.

-Vamos a hablar de otro tema, cambiamos de tema.

-Otra pregunta.

Esta noche más de 12 millones de personas se han quedado sin trabajo,

y 8 millones de personas en Estados Unidos

han caído en la pobreza,

y están pasando hambre,

sobre todo mujeres y personas no de raza blanca.

¿Qué podemos hacer para que tengan los servicios que necesitan?

-Nancy Pelosi no lo quiere aprobar, yo sí.

-Usted es el presidente.

-Por eso quiero hacerme con el control

de la Cámara de Representantes,

Nancy Pelosi no aprueba nada porque

lo único que quiere es una victoria el 3 de noviembre.

Estamos listos para hacer algo, hemos aprobado tres planes,

este no lo quiere.

Solo piensa a nivel político.

-Señor vicepresidente.

-Un líder dice que no lo va a aprobar,

¿por qué no habla con sus amigos republicanos?

-La pregunta para el vicepresidente,

el líder del Partido Demócrata.

¿Por qué no ha pedido a los demócratas que consigan

un acuerdo para el pueblo?

-Lo he hecho,

tenemos que aprobar esta ley antes del verano, no es nada nuevo.

Cuando estaba encargado de la ley

de recuperación, pude conseguir 150.000.000

de diferentes fuentes de financiación.

Tuve que luchar para trabajar

con toda la sociedad,

para poder garantizar que las ciudades,

que los estados podían seguir funcionando.

El presidente no ha hecho nada de esto.

Ha dicho que vayan a la bancarrota. ¿Qué lógica tiene todo

esto?

-Se aprobó un rescate

para la ciudades y los estados gestionados por los demócratas,

y que estaban en quiebra.

Era una forma de recibir muchísimo dinero

del bolsillo de los contribuyentes

para la gente que entra en este país de manera ilegal.

Así, todo el mundo empezar

a llegar a este país, y no podemos hacerlo así.

Querían gastar el dinero

en cosas que no tenían nada que ver con el COVID,

y al final lo que hacen es gestionar de forma muy mala estos estados

y estas ciudades demócratas.

-Si yo soy presidente, no quiero ver estados azules o rojos,

quiero ver un país unido, Estados Unidos.

Y que cualquier persona que tenga problemas,

vamos a ayudarles, ya sean rojos o azules, ya sean policías,

bomberos, profesores.

Tenemos que equilibrar el presupuesto,

tenemos que equilibrar los gastos para todos...

-Quiero hablar sobre el sueldo mínimo.

Estamos hablando de pequeñas empresas

y empresarios que lo están pasando mal.

¿Este es el momento de pedirles que suban el salario mínimo?

-Sí, una de las cosas que vamos a tener que hacer

es rescatarles también.

Tenemos que ayudarles a rescatar todos esos pequeños negocios.

Hay muchos que se están hundiendo y no podrán salir de esta.

Tenemos que aprobar un paquete que nos permita ayudar a estos negocios

a reabrir de forma segura.

Tenemos que ayudar a las escuelas para reducir el número de alumnos.

¿Y los profesores? Todos necesitan ayuda.

Ya sean negocios o escuelas. Necesitan la ayuda del Gobierno,

pero este señor de aquí no les está dando ninguna ayuda.

-Pasamos a la inmigración, pero antes de tiempo para que responda.

-¿Cómo ayudamos a las empresas? ¿Subiendo el salario mínimo?

Cada Estado es distinto.

Hay que ayudar a las pymes. ¿Cómo se las ayuda?

Cuando fuerzas a subir el salario mínimo,

cuando eso ocurre...

-Recientemente ha dicho que se plantearía la posibilidad

de subir el salario mínimo 15 la hora.

¿Sigue siendo así?

-Un momento.

No a un nivel para que las empresas tengan que cerrar.

Que sea una opción a nivel estatal.

Conozco distintos sitios y cada uno es distinto.

En algunos sitios 15 no está mal,

en otros estados 15 se supondría la ruina para las empresas.

-Rápidamente, señor Biden.

-Hay personas que están ganando seis o siete dólares a la hora

que necesitan tener dos trabajos para salir adelante.

¿Qué ocurre?

Son personas que necesitan un salario mínimo de 15 a la hora

que les ayude a salir de los niveles de pobreza en que se encuentran.

Lo que no podemos permitir es que sigan cerrando.

-Hablaremos del inmigración ahora mismo.

Vamos a hablar de las familias dentro de este contexto.

Señor presidente, usted separó a los padres y a los niños

en las fronteras.

Tiene una política de cero tolerancia

y ahora nos encontramos con más de 500 niños

que no encuentran sus padres. ¿Cómo podemos reunirles?

-Los niños los trajeron aquí los coyotes, los cárteres,

los trajeron aquí y los han utilizado para entrar en el país.

Ahora tenemos una frontera más fuerte que nunca. 700 km de muro.

Tienen que venir...

-¿Pero como reunimos a esos niños con sus familias?

-Ellos fueron los que construyeron esas jaulas.

"El presidente Trump las construyó". No es así.

Se construyeron en 2014.

-¿Va a reunir a los niños con sus familias?

Lo estamos intentando,

pero muchos de esos niños han venido sin sus padres.

-Quiero que entre en esta conversación, señor Biden,

y puede responder.

-Estos más de 500 niños llegaron con sus padres.

Les separaron en la frontera.

Y lo que ocurre es que no son los coyotes los que les han traído,

son sus propios padres y les separaron.

Y esto nos convierte en el hazmerreír del mundo.

¿Qué somos como nación si hacemos esto?

-Voy a plantear una pregunta.

-Ellos lo hicieron, nosotros cambiamos la política.

(HABLAN A LA VEZ)

A los padres se les separó de sus hijos,

se les arrancaron de los brazos,

y ahora no podemos encontrar las familias,

a los padres de esos más de 500 niños que no pueden quedarse solos,

no tienen dónde ir. Es algo...

(HABLAN A LA VEZ)

Les están cuidando muy bien,

están en unas instalaciones totalmente limpias.

-Algunos no han vuelto con sus familias.

-¿Quién construyó esas celdas?

-Les voy a plantear sobre la política de inmigración.

Es verdad que las promesas

de la Administración Obama no se cumplieron.

Nos encontramos con un récord de personas deportadas.

¿Cómo va a cambiar su política de inmigración en este mandato

si es elegido?

-Se cometieron algunos errores.

Yo opto a ser presidente de EE. UU., no vicepresidente.

Y me comprometo a, en 10 días, desde el comienzo de mi mandato,

enviar al congreso una nueva ley para que las personas

que han intentado venir a este país buscando una vida mejor,

se les pueda regularizar,

la idea de que se les devuelva a sus casas

es lo mismo que decir que se les envía a un país

que nunca antes han conocido porque llevan aquí muchos años.

¿Qué tienen allí?

El presidente dice que lo que han hecho es absolutamente ilegal,

han cruzado un río y han venido a nuestro país.

Tenemos que encargarnos de esas personas, se lo debemos.

-Presidente Trump, su turno.

-Kristen, tuvo ocho años para hacer lo que ahora dice

que va a hacer.

-Lo hicimos. -Y yo.

Acabamos con muchas de las horribles cosas que ellos hicieron,

pero él tuvo ocho años,

fue vicepresidente durante ocho años y no hizo nada,

salvo construir celdas para meter... -Vicepresidente, su turno.

-Si tienes una familia

que ha llegado a nuestro país y se les ha arrestado,

se les da una fecha para el juicio, se les deja en la calle,

¿y sabes lo que ocurre? Que acuden a esta cita.

El presidente Obama fue el primer presidente

que ayudó a las personas

para que no tuvieran que buscar asilo en otros países,

algo que nunca había ocurrido antes.

Si llegas a este país,

se te tiene que tratar bajo la ley norteamericana,

no se te puede enviar de vuelta.

-Presidente Trump, su respuesta, y tiene 30 segundos.

-Esto demuestra que no entiende la inmigración ni las leyes.

Detener y soltar era un desastre. Llegaba un asesino, un violador,

una persona muy mala podía llegar.

Cogíamos su nombre y lo teníamos que soltar en nuestro país.

Dices que menos del 1% vuelve. -Eso no es verdad.

-Las patrullas fronterizas lo refutan.

Hasta dentro de dos o tres años no sale el caso en los tribunales.

-Si vuelven.

-Odio decir esto, pero...

-Señor presidente,

vamos a dar turno al vicepresidente Biden a responder.

Vicepresidente, puede responder.

-Conozco bien la ley y lo que está diciendo no es cierto.

-Lo puede comprobar.

-Vamos a pasar a la siguiente sección.

-525 niños que no saben dónde están sus padres.

-Hablemos sobre el siguiente segmento,

el tema de la raza en EE. UU.

Cuando hablamos de las minorías

y del racismo que experimentan en este país.

Esta experiencia, en gran medida, tiene una conversación en casa

donde a los padres no les queda más remedio que preparar a sus hijos

para que sepan cómo comportarse en caso de que alguien les ataque,

incluso la Policía, simplemente por el color de su piel.

Señor vicepresidente,

me gustaría que hable directamente con esas familias.

¿Entiende por queé estos padres tienen terror haga

lo que les pase a sus hijos? -Por supuesto que lo entiendo,

mi hija es una trabajadora social y conoce bien esta problemática.

Ha leído mucho sobre ello.

Uno de los motivos por el que empecé a trabajar,

es para conocer más sobre este problema.

Yo le dije a mi hija cómo tenía que comportarse en caso

de que la Policía la estuviera yendo en el coche.

La dije que tenía que mantener las dos manos encima del volante

no vaya ser que se pensara la Policía que iba a coger un arma.

Le tuve que dar ese tipo de instrucciones.

Que si le paraban, siempre dijera: "Sí, señor",

y las manos siempre en el volante,

porque eso iba a marcar la diferencia

entre una persona que vive o que puede morir.

La realidad es que tenemos un racismo institucional en este país.

Se dice que todos a los hombres y mujeres de este país

se les trata de forma equitativa,

pero lo que ocurre es que tenemos que seguir avanzando

hacia la inclusión, no la exclusión.

Este es el primer presidente que ha dicho basta.

Tenemos que dar más oportunidades, mejor educación,

mejor sanidad, mejor acceso a las escuelas.

Más y mejores oportunidades para que las personas

puedan establecer sus propios negocios.

Ese tipo de cosas son las que tenemos que hacer.

Mi papel es decir cómo hacerlo.

Tenemos que hacer que las personas no tengan que recurrir

a la violencia.

-Presidente Trump, la misma pregunta, si la recuerda.

Me gustaría que hable directamente con estas familias.

¿Entiende por qué los padres tienen miedo a lo que les pase a sus hijos?

-Claro que sí.

De nuevo, él ha estado en el gobierno 47 años y no ha hecho nada.

En el 94, cuando hizo mucho daño a la comunidad negra.

Él les llamó superdepredadores. Lo dijo.

En 1994 les llamaste superdepredadores.

Nadie ha hecho más por la comunidad afroamericana que Donald Trump.

Con la excepción de Abraham Lincoln.

Salvo esa excepción, nadie ha hecho lo que yo he hecho.

La reforma de la justicia criminal.

Obama y Joe no la hicieron, ni lo intentaron.

No la podían ni hacer.

Quizás querían haberla hecho,

pero todo el mundo sabe, incluidas las personas muy liberales,

que acabaron llorando en el despacho oval,

diciendo que teníamos que sacar esto adelante,

la reforma de la justicia criminal, la reforma de las prisiones,

con la ayuda de un gran senador de Carolina del Sur.

Llegó con esa idea de un programa de oportunidades,

uno de los programas con más éxito.

Hemos hecho una gran inversión,

se han beneficiado las comunidades afroamericanas y hispanas.

Hemos ayudado a las universidades mayoritariamente afroamericanas.

Cuando venían de las universidades cada año el despacho oval

porque no tenían financiación,

les decíamos que no tenían que venir cada año.

Hemos hecho un plan a 10 años para financiar.

Les dije que creía que necesitaban más dinero.

Lo único malo de no vernos cada año

es que quizá no nos íbamos a ver con tanta frecuencia,

es lo que les decía a los rectores. -De acuerdo.

Vamos a hablar de lo que han hecho los dos,

pero su respuesta, vicepresidente...

-Yo nunca he dicho aquello de lo que me está acusando de haber dicho.

Esta es la misma persona que ha dicho que el problema

de la ley penal es que no hay suficientes personas en prisión.

Él habla de las maras, de los grupos violentos.

Es el hombre que critica a la comunidad afroamericana,

la persona que apoya la pena de muerte

de muchos de estos ciudadanos

cuando muchos de ellos no hicieron nada.

Hemos dejado pasar más de 1000 condenas a muerte en este país.

La situación es que el sistema de prisiones federal

se vio reducido en más de 30.000 personas

durante su administración.

Y por eso yo estoy ofreciendo 20.000.000

para cambiar las leyes estatales,

para mejorar el sistema de prisiones

y asegurarnos de que las personas no lleguen a las prisiones

porque tengan un problema con las drogas, por ejemplo.

Tienen que ser enviados a rehabilitación y no a las prisiones.

-¿Por qué no lo hiciste hace cuatro años? Incluso menos.

Eras vicepresidente. No dejas de hablar de todo lo que vas a hacer,

pero ya estabas ahí hace muy poco tiempo y no hicisteis nada.

-Lo hicimos.

-Yo me presenté por ti, por Barack Obama,

porque habíais hecho un trabajo muy pobre.

Si lo hubierais hecho muy bien, no me hubiera presentado.

Ahora te veo, eres un político...

-Su respuesta y luego tengo otras preguntas.

-Lo que está ocurriendo aquí es que ustedes saben quién suyo

y quién es el presidente. Conoce mi carácter y el suyo,

conocen la reputación que tengo a la hora de decir la verdad

y también la suya.

Estoy esperando ver el resultado. Nuestros caracteres son claros.

-Responda y luego tenemos más preguntas.

-Todo esto de Rusia, de China, de Ucrania, de Irak,

si todo esto es cierto, es un político corrupto.

No me vengas ahora de inocente.

Te están llamando político corrupto.

-Presidente Trump,

vamos a continuar hablando del problema de raza.

Estábamos hablando de racismo es raza en EE. UU.

y voy a mantener el tema. -Tengo que responder.

Hay 50 exmiembros de la inteligencia

que dicen que me acusan de haber tenido relaciones con Rusia.

Incluídos exjefes de la CIA

te han dicho que estas acusaciones son falsas.

-O sea, que estás diciendo que el ordenador portátil...

(HABLAN A LA VEZ)

Vamos a continuar hablando de este tema. Señor presidente,

ha descrito al movimiento Black Lives Matter

como un movimiento de odio, incluso compartió un vídeo

donde un hombre hablaba de la supremacía blanca.

También ha dicho distintos elementos,

pero qué pasa cuando nos encontramos con un presidente

que está incrementando este lenguaje de odio en el país.

-La primera vez que escuché hablar de Black Lives Matter,

estaban haciendo una manifestación por la calle.

Lo que estaban haciendo me pareció terrible.

Lo que se refiere a mi relación con todo el mundo...

Creo que tengo una buena relación con todo el mundo.

Yo soy la persona menos racista del mundo.

-Pero aquellos que están preocupados por su retórica,

¿qué les puede decir?

-No lo sé, hasta la reforma de la justicia criminal, de las prisiones,

las ayudas que hemos dado a las universidades,

principalmente, afroamericanas.

No pueden decir nada y eso me entristece.

Soy la persona menos racista...

No puedo ver al público porque está muy oscuro.

Da igual, no sé quién está entre el público,

pero si la persona menos racista.

-De acuerdo, señor Biden, puede responder.

-Abraham Lincoln,

que fue uno de los presidentes más racistas que tuvimos...

Hizo diferentes campañas diciendo que se iba a librar

de aquellos violadores mexicanos.

Atacaba a los musulmanes por el simple hecho de serlo.

Y ahora dice...

-10 segundos para responder, presidente Trump.

-Hablaba de Abraham Lincoln. -Usted le ha mencionado.

-No, yo he dicho desde Abraham Lincoln.

Preguntaba si había hecho alguien así por la comunidad afroamericana.

¿Hay alguien que haya hecho lo que yo he hecho

por la comunidad afroamericana?

Tú no has hecho nada salvo esa ley de delitos.

-De acuerdo, voy a plantear una pregunta.

(HABLAN A LA VEZ)

Vicepresidente Biden, me gustaría que respondiera dentro del contexto

cuando hablamos de las Leyes de represión de delitos violentos

y orden público del 94,

que en algunos casos llevó a aquellas personas

que tenían cierta cantidad de droga encima,

les llevó a la cárcel.

Muchos de ellos y sus hijos han sufrido las consecuencias.

¿Por qué estas familias deberían votarle?

-En los 80 aprobamos una ley sobre drogas y delitos de drogas

y eso fue un error.

Por eso digo que no se debería enviar a nadie a la cárcel

por tenencia de drogas y delitos similares.

Se les debe enviar

a un centro donde se les pueda dar el tratamiento que necesitan.

Esto es lo que proponemos.

No enviar a esas personas a la prisión

porque tengan un problema con las drogas o con el alcohol.

Se les tiene que poner un tratamiento.

Es lo que voy a conseguir que se haga.

Los norteamericanos han visto claramente que fue un error

aprobar esas leyes,

pero no eran parte de la ley penal.

-¿Por qué no lo hicieron?

Solo habla, pero nunca hace esto.

"Voy a hacer esto cuando sea presidente".

Tú fuiste vicepresidente junto con Obama.

¿Por qué no se hizo?

Ahora dices que se va a hacer. Solo hablas y nunca haces nada.

-Hicimos muchísimo.

Sacamos a muchas personas de la prisión.

-No habéis hecho nada.

-Sacamos a 38.000 personas de las prisiones federales.

Dimos clemencia a más de 1000 personas.

Mejoramos muchos de los departamentos de Policía.

Podría seguir.

Iniciamos el proceso.

Perdimos unas elecciones y por eso ahora me presento

para seguir con esos cambios en las políticas.

-Respuesta y siguiente pregunta.

-¿Por qué no lo hiciste en los ocho años?

Has llevado a decenas de miles de personas,

principalmente, afroamericanas, a la cárcel.

Tuviste ocho años con Obama. Solo habla si nunca haces nada.

-Vicepresidente Biden, responda y luego hay otro segmento.

-El congreso republicano...

(HABLAN A LA VEZ)

Mira lo que hice yo con la reforma de la justicia criminal.

-Caballeros, se les está acabando el tiempo

y tenemos el tema del cambio climático,

tienen puntos de vista opuestos.

Presidente Trump, ha dicho que este tipo de reglamentos

que protegen al medio ambiente daña las empresas

y a los puestos de trabajo,

mientras que el vicepresidente Biden

ve una oportunidad para nuevos empleos.

¿Cómo van a combatir el puesto climático manteniendo los puestos

de trabajo? Señor presidente, tiene 2 minutos.

-Tenemos ese programa de plantar 1 millón de árboles.

Me encanta el medio ambiente,

pero quiero el agua más cristalina del mundo, el aire más limpio.

Tenemos la cifra más baja de emisiones de carbono.

Con Obama siempre subía.

Joe, nunca te he oído hablar de eso, pero con Obama pasaba así.

Tenemos las mejores cifras de emisión de carbono en 35 años.

Lo hemos hecho con este gobierno.

Estamos trabajando muy bien con la industria,

pero esto es lo que podemos hacer.

Mira China lo sucia que es. Rusia. India...

Toda esa contaminación.

El aire está muy sucio.

Saqué a EE. UU. del acuerdo de París

porque no queríamos gastar billones de dólares

para que nos trataran mal.

Se iban a llevar a nuestras empresas.

Yo no voy a sacrificar a millones de puestos de trabajo y empresas

por el acuerdo de París. Era muy injusto.

China no entrará hasta 2030.

Rusia va a volver a un nivel más bajo.

Y nosotros entramos ahí enseguida.

Eso habría destruido a nuestras empresas.

Hemos hecho un trabajo increíble a nivel medioambiental.

Tenemos el aire más limpio, el agua más limpia

y los mejores niveles de emisión de carbono en muchos años.

Y no hemos destruido nuestras empresas.

-Vicepresidente Biden, tiene 2 minutos sin interrupción.

-El cambio climático y el calentamiento global

son amenazas para toda la humanidad.

Tenemos la obligación moral de dar una respuesta a estos problemas.

Según todos los científicos del mundo, no tenemos mucho tiempo.

Llegaremos a un punto de no retorno en los próximos 10 años.

Este hombre ha eliminado todas las regulaciones que aprobamos

para limitar las emisiones.

Y nos va a poner en una posición en la que tendremos un problema real.

Ahora tenemos una buena oportunidad.

He podido hablar con organizaciones medioambientales

y también con la parte de la sociedad que tiene

que ver con la creación de puestos de empleo.

Conjugando ambas cosas

vamos a crear millones de nuevos puestos de empleo.

Vamos a crear 50.000 estaciones de carga en nuestras calles

para poder apostar por los coches eléctricos de cara al futuro.

Incluso China lo está haciendo ya.

Vamos a reformar 4 millones de edificios

y otros tantos millones de hogares para que sean mucho más eficientes

energéticamente.

Con ello vamos a crear un número significativo de puestos de empleo.

En lo que todo esto va a hacer es redundar en la creación de empleo,

en tener un medio ambiente más limpio

y esto es lo que vamos a hacer.

Con mi plan vamos a crear 18,6 millones de empleos.

7 millones más que con el plan del presidente Trump.

Vamos a mejorar, no solamente el clima...

-Presidente Trump, su turno.

-Con su plan, las familias van a perder 6500 .

Su plan es un desastre económico. Si vemos lo que quiere hacer,

si vemos su plan medioambiental...

-Eso no tiene nada que ver con el clima.

-No han hecho nada a favor del medio ambiente.

Y ahora, de repente, cuentan con ellos para hacer ese plan.

Ese plan cuesta un billón de dólares.

Es imposible pagar eso.

Él habla de edificios,

habla de ventanas más grandes, ventanas más pequeñas...

Es el plan más loco que hemos visto nunca.

Y esto no lo ha hecho nadie inteligente.

Es que no sé cómo han podido hacer esto.

Quieren gastar 1 billón de dólares para cambiar edificios,

hacer que tengan ventanas pequeñitas.

-De acuerdo, voy a dejar que responde el vicepresidente

y tenemos más preguntas y nos quedamos sin tiempo.

Señor Biden, puede responder.

-No sé por qué dice lo que está diciendo

y de dónde se saca esas cifras.

100.000.000.000 ...

Por favor, estamos hablando de un plan apoyado por un grupo

formado por expertos medioambientales

y también expertos en creación de empleo.

Esta es la solución para crear puestos de empleo

y cuidar el medio ambiente.

La forma más rápida de crear puestos de empleo

es a través de la energía solar y eólica.

Él piensa que la energía solar,

que los aerogeneradores provocan cáncer.

Nosotros podemos crecer y podemos ser más limpios

si apostamos por estas energías.

-Presidente Trump, puede responder.

-Somos independientes a nivel energético por primera vez.

Ya no les hacen falta esos países a los que les teníamos miedo

porque nos hacía falta su energía. Somos independientes.

Tu plan es muy caro. Va a causar muchos problemas.

Si crecen las emisiones de carbono,

esos molinos lo que van a hacer es contribuir más

a las emisiones de carbono.

A mí me encanta la energía solar,

pero no es lo suficientemente potente para hacer que funcionen

nuestras preciosas fábricas. Tenemos que competir con el mundo.

-Es falso.

-Vamos a tener la mejor economía del mundo,

pero si tú quieres matar a la economía,

tu quieres deshacerte de la industria petrolífera.

¿Y qué pasa por el francking?

-Yo nunca he dicho que me oponga al francking.

-Está grabado.

-Mostradme la grabación en la que haya dicho eso.

-¿Pero va a permitir el francking?

-Sí.

Lo que necesitamos es que otras industrias hagan la transición

hacia 0 emisiones antes de 2025.

Con el francking quiero asegurarnos de poder capturar

las emisiones del francking,

capturar y reducir las emisiones del gas.

Lo podemos hacer invirtiendo allí donde es necesario...

-Tengo una pregunta más en este segmento.

-Él estaba en contra del fracking,

lo dijo, mañana lo mostraré.

Hasta que lo nominaron,

fue a Pensilvania y dijo, Pennsylvania...

El partido está en contra.

-En tierras federales.

-Pasaremos al último segmento.

Señor Trump,

las minorías tienden a vivir cerca de las plantas químicas,

las refinerías, y algunas familias aseguran que enferman con eso.

Su Administración ha reducido

los controles de seguridad para este tipo de industrias.

¿Por qué deberían votarle?

-Tienen empleo, ganan dinero.

Si vemos las cifras que hemos logrado para los hispanos,

los afroamericanos, los asiáticos,

nueve veces más que lo que ganaban en ocho años de estos dos,

por decirlo de forma agradable, nueve veces más.

No he escuchado esas cifras ni las estadísticas

que usted está diciendo, pero ganan mucho dinero.

A nivel económico los hemos salvado, y lo salvamos hace unos meses,

cuando el petróleo se hundía por la pandemia.

Arabia Saudí, México, Rusia,

querían recortar,

y ahora la industria del petróleo vuelve a subir.

-Vicepresidente Biden,

y una última pregunta para los dos.

-Mi respuesta es que el presidente no entiende la situación,

y las personas tampoco lo entienden.

Yo lo vi de primera mano cuando vivía en Cleveland, Delaware.

Cuando mi madre me llevaba al colegio,

podíamos oler...

Por eso tantas personas

de mi zona murieron de cáncer.

La cuestión es cómo garantizar la seguridad de las personas

para evitar que esto siga ocurriendo.

-Una última pregunta.

-¿Vas a cerrar la industria petrolera?

-Apuesto por una industria petrolera,

y si nos lleva al cierre, sí.

-¿Por qué? -Porque es muy contaminante.

Si me permite terminar...

Se tiene que ir sustituyendo,

con el tiempo, por energías renovables.

Empezaría dando subsidios federales.

-¡Uf!

-¿No se dan subsidios a la energía eólica y a la energía solar?

-Ya lo hemos hecho.

-Tenemos una última pregunta, señor presidente.

-Va a destruir la industria petrolera.

¿Te vas a acordar de esto, Texas, Pennsylvania, Ohio?

-Puede responder.

-Saca todo de contexto,

pero tenemos que avanzar hacia las cero emisiones antes de 2025.

-Última pregunta para los dos, se ha acabado este segmento.

Tenemos que llegar a la última pregunta.

Esta es la última pregunta, tiene que ver con el liderazgo.

Mi primera pregunta es para el presidente Trump.

Imagine que ha ganado,

y que se dirige al pueblo estadounidense.

Piense en los que no le han votado.

-Hay que hacer que este país tenga éxito,

estamos reconstruyendo este país, hemos logrado mucho empleo.

La gente me decía

que teníamos que unirnos,

y hemos conseguido las mejores cifras de empleo

para los afroamericanos,

para las mujeres,

para los asiáticos,

gente con titulación, sin titulación, graduados del MIT.

A todo el mundo le va muy bien.

El éxito es lo que nos va a unir, estamos en el camino hacia el éxito.

Él quiere subir los impuestos de todo el mundo.

Si él gana, vamos a tener una depresión como nunca.

Los fondos de pensiones se van a ir...

-Vicepresidente,

¿qué diría si gana a los que no le han votado?

-Que soy presidente norteamericano, que les represento a todos,

y a asegurarme de que representaría a todos.

Vamos a elegir la esperanza por encima del temor,

vamos a seguir avanzando, porque tenemos muchas oportunidades,

podemos acabar con el racismo sistémico,

y vamos a asegurarnos

de que nuestra economía se gestiona

y es movilidad por energías limpias,

creando millones de puestos de trabajo.

Voy a decir lo que dije al principio,

lo que nos jugamos aquí es el carácter de este país,

la decencia, el honor, el respeto,

tratar a las personas con dignidad,

que todo el mundo tenga una oportunidad,

y me aseguraré de que sea así.

-Gracias a los dos por una hora y media muy intensa,

con un debate lleno de ideas.

Señor Trump, vicepresidente Biden,

y gracias a la universidad y a todos los que han estado viendo

el debate desde casa.

El 3 de noviembre son las elecciones, no olviden votar.

Buenas noches a todos, gracias.

-Era el debate, lo han podido seguir en el Canal 24 Horas,

este debate que nos ha ofrecido desde la Universidad de Vermont,

en Nashville, los dos candidatos,

el último debate,

y se han visto de diferentes formas.

Continuamos en la mesa del plató

del Canal 24 Horas con Anna Bosch,

una de las expertas que tenemos

en política internacional,

excorresponsal en Washington de TVE, y Pedro Rodríguez,

excorresponsal de "ABC",

ahora profesor de universidad.

Lo hemos seguido atentamente,

ha sido un debate, que no el guirigay del primero,

y se han marcado las líneas.

Era decisivo, ¿verdad?

-Hoy ha sido un debate,

la primera vez no.

No ha habido sorpresas,

si tuviera que dar un titular,

es que Donald Trump ha triunfado entre sus votantes,

los votantes de Biden deben estar...

¿Por qué no le has dado más caña, por qué no te has despertado?

El adjetivo que más repiten los votantes de Donald Trump

para definirlo es enérgico, vital, alguien que tiene fuerza.

Los votantes de Biden no pueden decir eso de su candidato,

y esta noche se ha visto.

-¿Estás de acuerdo con esta opinión?

¿Ha habido un vencedor?

-No es una cuestión de persuasión,

no hay indecisos.

Es una especie de votantes en vías de extinción,

es una cuestión de movilización,

este debate ha respondido a estas expectativas.

Hemos visto a un Donald Trump más comedido,

ha sido consciente del riesgo

que tenía de que le cortaran el micrófono,

y esa pésima imagen como resultado de mover los labios

y que no saliera ninguna voz,

ningún mensaje.

Él se ha contenido,

y hemos visto un contraste de lo que debe ser un debate,

visiones opuestas, programas diferentes,

opciones alternativas a lo que pueden ser los próximos

cuatro años en la política de Estados Unidos.

-Así lo han visto nuestros compañeros.

Vamos a ver cómo lo ha visto Cristina Olea,

nuestra corresponsal en Washington.

Buenas noches.

¿Con qué te quedas de lo que has visto?

-Vamos a hacer un repaso de los temas del debate.

La pandemia, un tema protagonista esta vez,

Donald Trump llegaba al debate después de haber pasado

el coronavirus, y ha hecho valer la experiencia personal

de que se curó pronto,

y de que es inmune, y también su hijo.

Dice que habrá una vacuna

en las próximas semanas,

un calendario que no hemos escuchado de sus expertos en salud pública.

Para Biden la gestión de la pandemia es su principal línea de ataque.

Ha dicho que alguien responsable

de tantas muertes no debería sigue siendo presidente de Estados Unidos.

Joe Biden vaticina un invierno duro.

Donald Trump ha buscado trapos sucios en los antiguos negocios

en el extranjero del hijo de Biden,

le ha afeado Biden haber presumido de pagar pocos impuestos.

Diferencias y ataques mutuos en sanidad, inmigración,

cambio climático.

Mensajes para los estados

y para la clase trabajadora,

una de las más reñidas.

-Se ha visto a un Donald Trump más comedido,

y Biden ha despertado.

¿Cómo lo ves?

-El contraste con el primer debate ha sido muy claro,

ha sido un debate con ataques encendidos, pero al fin y al cabo...

Tenían silenciado su micrófono mientras hablaba su rival,

no solo durante la primera intervención de cada bloque.

En el resto del tiempo tampoco

ha habido muchas interrupciones.

Esperaba su turno para responder,

una actitud muy diferente a la del primer debate,

que no le fue muy bien.

Le hemos visto más enérgico,

más gestos.

Biden se ha dirigido más a la cámara que al rival

para remarcar que se dirigía

a los estadounidenses.

Ha entrado al escenario con la mascarilla puesta,

se la ha quitado al llegar

al micrófono para marcar diferencias con su rival.

-El análisis de Cristina Olea, corresponsal en Washington de TVE.

Te queda una larga jornada de trabajo,

nos vemos en la noche electoral.

Vamos a continuar con Anna Bosch y con Pedro.

El papel de la moderadora,

tenía un papel difícil,

era el último debate,

y por las medidas excepcionales.

¿Cómo la habéis visto?

-El formato se lo ha facilitado.

El otro día,

cuando por enésima vez el círculo de Donald Trump acusaba a Cris Wallace,

de la Fox, de haberle interrumpido, dijo que el presidente

le interrumpió 145 veces, interrumpió el debate 145 veces.

El formato de hoy,

los 2 minutos de cada bloque inicial respetar la palabra del otro,

se lo ha facilitado.

Ha tenido un papel,

para lo que son los moderadores de Estados Unidos,

diría que bajo,

ha sido poco inquisitiva.

-Ha dejado hablar...

-Sí, pero a menudo los moderadores en Estados Unidos

son más inquisitivos, con datos contrastados.

No sé si había funcionado

la campaña previa de Donald Trump contra ella,

y dicho que no se iba a pasar,

para que no le ataque

a ella por ser tendenciosa.

-Los temas,

tenemos unos minutos para debatir tranquilamente

los principales contenidos.

Se ha empezado por la pandemia,

y ha habido un importante asunto, la vacuna.

-En esta porción del debate

hemos visto esa forma diametralmente opuesta

en cuanto a cómo habría sido la gestión de la pandemia

en otra situación política.

Donald Trump se reiteraba

en sus argumentos,

en politizar el uso de la mascarilla,

y politizar como liberticida la imposición de cuarentenas.

-La vacuna está lista, se va a anunciar en unas semanas,

y se va a administrar.

El Ejército va a distribuir la vacuna,

esto es peligroso,

he aprendido mucho,

grandes médicos, grandes hospitales,

y ahora me he recuperado.

El 99,9% de los jóvenes se recuperan,

el 99% de las personas se recuperan. Nos podemos cerrar el país.

-Joe Biden, el candidato demócrata,

acusaba a Donald Trump de que sabía lo que iba a pasar con la pandemia.

-Tenemos que pensar lo que hizo el presidente en enero,

no dijo nada a los norteamericanos.

Sabía que era un virus peligroso

que se transmitía a través del aire, y que era peor que la gripe.

-Era un tema importantísimo,

Anna, el coronavirus, la pandemia, y todo lo que ha supuesto

el positivo de Donald Trump.

-Donald Trump ha seguido

con su mantra de que el error fundamental

está en que China no controló la expansión del coronavirus,

es culpa de China, que no lo controló dentro de sus fronteras.

Ha reivindicado las medidas que tomó, le acusaron de xenófobo,

ha sido fundamental para controlar la expansión.

Biden ha dicho que no las cerró suficientemente pronto,

que ya muchos países lo habían hecho.

Ahí es fundamental,

Donald Trump ha hecho el salto,

ha apelado a los estados que le dieron la victoria en 2016,

los estados industriales,

Pennsylvania, Michigan, Carolina del Norte.

El mantra de Trump es Biden contra

el coronavirus, ha desaparecido de la campaña electoral,

mientras he estado al pie del cañón.

Ha pasado del coronavirus a la economía,

no se puede cerrar el país,

y es lo que hará si es presidente.

Joe Biden ha dicho que hay

que ser capaz de masticar chicle y andar.

Insisto, Donald Trump ha ido directamente a esa clase media,

aquí la llamaríamos trabajadora media,

Biden os va a cerrar la tienda, la empresa,

os va a dejar en el paro,

porque va a cerrar el país,

mientras que yo lo mantengo abierto.

-¿Esa amenaza puede tener efecto en los indecisos?

-El problema es cómo se puede salvar una economía

con 1000 muertos al día.

Es el falso debate entre saludo economía.

Estados Unidos acumula un cuarto de millón de muertos por la pandemia.

La gestión ha sido muy cuestionable,

y el problema de gestión no es que los demócratas,

de China, ni de la virología,

es un problema de Donald Trump.

Hace todos los esfuerzos por mantener distancias,

pero es el presidente,

el que ha empezado negando la amenaza.

Ha empezado riéndose del uso de mascarillas,

incluso ridiculizando a Biden por ello.

Ha organizado actos en la Casa Blanca sin ninguna distancia,

mítines multitudinarios sin ninguna medida.

Esto es lo que ha hecho.

-10 segundos, un paréntesis y sigues.

La Casa Blanca era uno de los principales focos

de infección del mundo.

-Y en el segundo segmento,

donde ya se hablaba de la injerencia de otros países,

Donald Trump ha dicho que cualquier país que interfiera

en las elecciones de Estados Unidos tendrá que pagar el precio.

Biden se ha referido a Rusia de manera muy específica.

-Todo lo que se cuece aquí

es por parte de Rusia,

para que no se ha elegido

como el próximo presidente de Estados Unidos,

porque saben que les conozco, y ellos me conocen a mí.

Nuestro presidente da la razón en todo a Putin.

-Donald Trump tiene cero credibilidad

en cuanto a la injerencia.

La cumbre de Helsinki fue una vergüenza.

Cuando el presidente de Estados Unidos dice que Putin

le dice que no ha hecho nada en las elecciones,

y que le cree,

todo lo demás es confundir los deseos con la realidad.

En este sentido,

es uno de los flancos más débiles,

porque Donald Trump es hipernacionalista,

pero las conexiones internacionales, la dimensión internacional

de respaldo a su campaña, es cuestionable.

Existió en 2016 y persiste.

Las acusaciones contra Biden forman parte

de la campaña de desinformación internacional.

Sacar a relucir una conexión con Ucrania,

cuando él ha acondicionado

la ayuda Ucrania a obtener trapos sucios contra Biden.

Es muy llamativo cómo Donald Trump

utiliza este argumento,

que a mi juicio es un punto débil en su caso,

para atacar a su rival.

-Es lo extraordinario de Donald Trump,

una cosa fascinante desde un punto de vista de mercadotecnia electoral.

Estamos de acuerdo en que ni en Europa ni en Estados Unidos

la gente sigue las cumbres de Helsinki, ni eso.

¿Qué ha hecho Donald Trump?

Sin entrar en calificaciones morales, éticas y políticas,

de mercadotecnia, todas las cargas,

todas las acusaciones más graves contra él,

se las ha revocado.

Era una cosa espectacular,

y eso, todo aquello susceptible

de votar a Donald Trump,

a eso me refiero cuando digo que ha asegurado su voto.

Ha devuelto contra Biden Rusia,

está probado en 2016,

falta saber la coordinación,

eso no se ha probado.

Que hubo injerencia que favoreció Trump, está probado.

Ucrania, no solo chantajeó al presidente,

de no ser porque la mayoría republicana en el Senado

lo absolvió, cerró filas, le habría costado el puesto.

Ucrania ha sido el motivo del "impeachment".

China...

El racismo...

Lo tengo que decir,

es la modestia en persona.

Donald Trump ha repetido dos veces

lo que le habíamos escuchado en otras ocasiones,

que él, con la excepción tal vez,

no es seguro, con la excepción de Abraham Lincoln,

el presidente de la Guerra Civil,

el que acaba con la esclavitud,

no con el racismo,

pero sí con la esclavitud.

El único que ha hecho

por los afroamericanos lo mismo que Donald Trump ha sido él.

Ha rematado diciendo dos veces

que es la persona menos racista en esta sala.

Delante de él se sentaba

una periodista afroamericana.

Desde un punto de vista

de mercadotecnia electoral,

es fascinante Donald Trump, es fascinante.

-Además, como se esperaba,

los ataques personales a la figura de Biden, por el tema de su hijo.

-He presentado todas mis declaraciones de impuestos

en los últimos 22 años,

usted no ha destapado ninguna de sus declaraciones.

¿Qué esconde?

¿Por qué lo hace?

Los países extranjeros le pagan, Rusia le paga, China le paga.

-Yo no he ganado dinero de China, tú sí.

Has ganado dinero con Ucrania,

has ganado 3 millones y medio de dólares, y tu hijo...

Hay una declaración donde aparece que le tienen

que dar un 10% de comisión, a ti.

-El tema de los impuestos,

y las supuestas cantidades

que se habían cobrado de China, de Rusia,

el tema económico y las acusaciones.

-Hay un problema de transparencia.

Desde los años 70 se espera

que los candidatos a la Casa Blanca hagan un ejercicio

de sinceridad máxima,

publicando sus declaraciones de Hacienda.

Donald Trump se ha negado con una excusa muy pobre,

que está siendo sometido a una inspección paralela,

la madre de todas las inspecciones paralelas.

Lo que sabemos,

es una obsesión muy americana,

los impuestos, paga poco,

debe mucho dinero,

y tiene intereses internacionales

que resultan cuando menos problemáticos,

puesto que él no se ha desligado de sus inversiones.

Otros presidentes con empresas

han instituido un fideicomiso ciego, y han evitado

complicar la política con el negocio.

En el caso de Donald Trump esa división no ha existido,

y es un lastre que le hace vulnerable

a esas acusaciones constantes de lo que tiene que ocultar.

-Ha pagado poco, "The New York Times"...

Aseguró que había accedido a las declaraciones

de impuestos de Donald Trump,

que había pagado 750 ,

menos de 750 E, multimillonario,

y que debe 400.000.000 .

Esto no es una cuestión menor,

¿a quién debe 400.000.000 ?

En una declaración a Hillary Clinton como secretaria de Estado,

dijo que respecto a China,

no le puedes apretar a tu banquero.

Quien más deuda americana compraba era China.

Es nuestro banquero,

no nos podemos poner chulos.

¿A quién le debe esos 400 millones?

A la hora de tomar decisiones políticas, puede influir,

y la oposición va más allá.

Dice que puede que comprometa la seguridad nacional,

porque si se los debe

a alguna entidad extranjera...

Quiero apuntar una cosa.

En el programa "En portada",

donde estoy ahora,

hace un año,

es una de las anécdotas de las que por sí se puede hacer lectura,

por si nos puede llevar a lecturas.

Hace un año por estas fechas estábamos un equipo

de "En portada" en Iowa.

Hablamos con uno de los votantes minoritarios, hispanos,

por Donald Trump,

del tercio que vota republicano entre los hispanos.

Nos dijo que este año no iba a votar a Donald Trump,

los republicanos, todos,

pero que no iba a la votar a Donald Trump por las políticas

contra los hispanos, y la polarización.

La semana pasada,

para el especial de la noche electoral,

volvimos a contactar con él en Iowa. Es un buen termómetro del país.

¿Qué vas a hacer?

Dijo que iba a votar republicano 100%...

-Estamos al límite del programa. -Qué rápido.

-Anna Bosch se va a Estados Unidos

para seguir de cerca la noche electoral

que podrán seguir en el Canal 24 Horas y en La 1.

Pedro estará en esta mesa,

hablando en la noche electoral.

Gracias a los dos por haber venido.

-Muy rápido, creo que nos empeñamos

en utilizar herramientas tradicionales para analizar esto,

y estamos hablando de la antipolítica,

de cuestiones, fuerzas

que han salido a la luz,

y que Donald Trump sabe aprovechar muy bien.

Hay que estar pendientes de la noche electoral,

no hay que descartar resultados.

El fuego está abierto.

-Anna Bosch, Pedro Rodríguez,

gracias por estar con nosotros, continuamos con el informativo.

Estaremos atentos a lo que pase en la noche electoral.

-Buenas noches-días.

-Muchísimas gracias.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pre-debate Presidencial elecciones EE.UU.

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Especial informativo - Pre-debate Presidencial elecciones EE.UU.

23 oct 2020

Programas completos (1205)
Clips

Los últimos 2.428 programas de Especiales informativos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos