www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5691955
Para todos los públicos  Especial informativo - Post-debate Presidencial elecciones EE.UU. - ver ahora
Transcripción completa

-Era el debate, lo han podido seguir en el Canal 24 Horas,

este debate que nos ha ofrecido desde la Universidad de Vermont,

en Nashville, los dos candidatos,

el último debate,

y se han visto de diferentes formas.

Continuamos en la mesa del plató

del Canal 24 Horas con Anna Bosch,

una de las expertas que tenemos

en política internacional,

excorresponsal en Washington de TVE, y Pedro Rodríguez,

excorresponsal de "ABC",

ahora profesor de universidad.

Lo hemos seguido atentamente,

ha sido un debate, que no el guirigay del primero,

y se han marcado las líneas.

Era decisivo, ¿verdad?

-Hoy ha sido un debate,

la primera vez no.

No ha habido sorpresas,

si tuviera que dar un titular,

es que Donald Trump ha triunfado entre sus votantes,

los votantes de Biden deben estar...

¿Por qué no le has dado más caña, por qué no te has despertado?

El adjetivo que más repiten los votantes de Donald Trump

para definirlo es enérgico, vital, alguien que tiene fuerza.

Los votantes de Biden no pueden decir eso de su candidato,

y esta noche se ha visto.

-¿Estás de acuerdo con esta opinión?

¿Ha habido un vencedor?

-No es una cuestión de persuasión,

no hay indecisos.

Es una especie de votantes en vías de extinción,

es una cuestión de movilización,

este debate ha respondido a estas expectativas.

Hemos visto a un Donald Trump más comedido,

ha sido consciente del riesgo

que tenía de que le cortaran el micrófono,

y esa pésima imagen como resultado de mover los labios

y que no saliera ninguna voz,

ningún mensaje.

Él se ha contenido,

y hemos visto un contraste de lo que debe ser un debate,

visiones opuestas, programas diferentes,

opciones alternativas a lo que pueden ser los próximos

cuatro años en la política de Estados Unidos.

-Así lo han visto nuestros compañeros.

Vamos a ver cómo lo ha visto Cristina Olea,

nuestra corresponsal en Washington.

Buenas noches.

¿Con qué te quedas de lo que has visto?

-Vamos a hacer un repaso de los temas del debate.

La pandemia, un tema protagonista esta vez,

Donald Trump llegaba al debate después de haber pasado

el coronavirus, y ha hecho valer la experiencia personal

de que se curó pronto,

y de que es inmune, y también su hijo.

Dice que habrá una vacuna

en las próximas semanas,

un calendario que no hemos escuchado de sus expertos en salud pública.

Para Biden la gestión de la pandemia es su principal línea de ataque.

Ha dicho que alguien responsable

de tantas muertes no debería sigue siendo presidente de Estados Unidos.

Joe Biden vaticina un invierno duro.

Donald Trump ha buscado trapos sucios en los antiguos negocios

en el extranjero del hijo de Biden,

le ha afeado Biden haber presumido de pagar pocos impuestos.

Diferencias y ataques mutuos en sanidad, inmigración,

cambio climático.

Mensajes para los estados

y para la clase trabajadora,

una de las más reñidas.

-Se ha visto a un Donald Trump más comedido,

y Biden ha despertado.

¿Cómo lo ves?

-El contraste con el primer debate ha sido muy claro,

ha sido un debate con ataques encendidos, pero al fin y al cabo...

Tenían silenciado su micrófono mientras hablaba su rival,

no solo durante la primera intervención de cada bloque.

En el resto del tiempo tampoco

ha habido muchas interrupciones.

Esperaba su turno para responder,

una actitud muy diferente a la del primer debate,

que no le fue muy bien.

Le hemos visto más enérgico,

más gestos.

Biden se ha dirigido más a la cámara que al rival

para remarcar que se dirigía

a los estadounidenses.

Ha entrado al escenario con la mascarilla puesta,

se la ha quitado al llegar

al micrófono para marcar diferencias con su rival.

-El análisis de Cristina Olea, corresponsal en Washington de TVE.

Te queda una larga jornada de trabajo,

nos vemos en la noche electoral.

Vamos a continuar con Anna Bosch y con Pedro.

El papel de la moderadora,

tenía un papel difícil,

era el último debate,

y por las medidas excepcionales.

¿Cómo la habéis visto?

-El formato se lo ha facilitado.

El otro día,

cuando por enésima vez el círculo de Donald Trump acusaba a Cris Wallace,

de la Fox, de haberle interrumpido, dijo que el presidente

le interrumpió 145 veces, interrumpió el debate 145 veces.

El formato de hoy,

los 2 minutos de cada bloque inicial respetar la palabra del otro,

se lo ha facilitado.

Ha tenido un papel,

para lo que son los moderadores de Estados Unidos,

diría que bajo,

ha sido poco inquisitiva.

-Ha dejado hablar...

-Sí, pero a menudo los moderadores en Estados Unidos

son más inquisitivos, con datos contrastados.

No sé si había funcionado

la campaña previa de Donald Trump contra ella,

y dicho que no se iba a pasar,

para que no le ataque

a ella por ser tendenciosa.

-Los temas,

tenemos unos minutos para debatir tranquilamente

los principales contenidos.

Se ha empezado por la pandemia,

y ha habido un importante asunto, la vacuna.

-En esta porción del debate

hemos visto esa forma diametralmente opuesta

en cuanto a cómo habría sido la gestión de la pandemia

en otra situación política.

Donald Trump se reiteraba

en sus argumentos,

en politizar el uso de la mascarilla,

y politizar como liberticida la imposición de cuarentenas.

-La vacuna está lista, se va a anunciar en unas semanas,

y se va a administrar.

El Ejército va a distribuir la vacuna,

esto es peligroso,

he aprendido mucho,

grandes médicos, grandes hospitales,

y ahora me he recuperado.

El 99,9% de los jóvenes se recuperan,

el 99% de las personas se recuperan. Nos podemos cerrar el país.

-Joe Biden, el candidato demócrata,

acusaba a Donald Trump de que sabía lo que iba a pasar con la pandemia.

-Tenemos que pensar lo que hizo el presidente en enero,

no dijo nada a los norteamericanos.

Sabía que era un virus peligroso

que se transmitía a través del aire, y que era peor que la gripe.

-Era un tema importantísimo,

Anna, el coronavirus, la pandemia, y todo lo que ha supuesto

el positivo de Donald Trump.

-Donald Trump ha seguido

con su mantra de que el error fundamental

está en que China no controló la expansión del coronavirus,

es culpa de China, que no lo controló dentro de sus fronteras.

Ha reivindicado las medidas que tomó, le acusaron de xenófobo,

ha sido fundamental para controlar la expansión.

Biden ha dicho que no las cerró suficientemente pronto,

que ya muchos países lo habían hecho.

Ahí es fundamental,

Donald Trump ha hecho el salto,

ha apelado a los estados que le dieron la victoria en 2016,

los estados industriales,

Pennsylvania, Michigan, Carolina del Norte.

El mantra de Trump es Biden contra

el coronavirus, ha desaparecido de la campaña electoral,

mientras he estado al pie del cañón.

Ha pasado del coronavirus a la economía,

no se puede cerrar el país,

y es lo que hará si es presidente.

Joe Biden ha dicho que hay

que ser capaz de masticar chicle y andar.

Insisto, Donald Trump ha ido directamente a esa clase media,

aquí la llamaríamos trabajadora media,

Biden os va a cerrar la tienda, la empresa,

os va a dejar en el paro,

porque va a cerrar el país,

mientras que yo lo mantengo abierto.

-¿Esa amenaza puede tener efecto en los indecisos?

-El problema es cómo se puede salvar una economía

con 1000 muertos al día.

Es el falso debate entre saludo economía.

Estados Unidos acumula un cuarto de millón de muertos por la pandemia.

La gestión ha sido muy cuestionable,

y el problema de gestión no es que los demócratas,

de China, ni de la virología,

es un problema de Donald Trump.

Hace todos los esfuerzos por mantener distancias,

pero es el presidente,

el que ha empezado negando la amenaza.

Ha empezado riéndose del uso de mascarillas,

incluso ridiculizando a Biden por ello.

Ha organizado actos en la Casa Blanca sin ninguna distancia,

mítines multitudinarios sin ninguna medida.

Esto es lo que ha hecho.

-10 segundos, un paréntesis y sigues.

La Casa Blanca era uno de los principales focos

de infección del mundo.

-Y en el segundo segmento,

donde ya se hablaba de la injerencia de otros países,

Donald Trump ha dicho que cualquier país que interfiera

en las elecciones de Estados Unidos tendrá que pagar el precio.

Biden se ha referido a Rusia de manera muy específica.

-Todo lo que se cuece aquí

es por parte de Rusia,

para que no se ha elegido

como el próximo presidente de Estados Unidos,

porque saben que les conozco, y ellos me conocen a mí.

Nuestro presidente da la razón en todo a Putin.

-Donald Trump tiene cero credibilidad

en cuanto a la injerencia.

La cumbre de Helsinki fue una vergüenza.

Cuando el presidente de Estados Unidos dice que Putin

le dice que no ha hecho nada en las elecciones,

y que le cree,

todo lo demás es confundir los deseos con la realidad.

En este sentido,

es uno de los flancos más débiles,

porque Donald Trump es hipernacionalista,

pero las conexiones internacionales, la dimensión internacional

de respaldo a su campaña, es cuestionable.

Existió en 2016 y persiste.

Las acusaciones contra Biden forman parte

de la campaña de desinformación internacional.

Sacar a relucir una conexión con Ucrania,

cuando él ha acondicionado

la ayuda Ucrania a obtener trapos sucios contra Biden.

Es muy llamativo cómo Donald Trump

utiliza este argumento,

que a mi juicio es un punto débil en su caso,

para atacar a su rival.

-Es lo extraordinario de Donald Trump,

una cosa fascinante desde un punto de vista de mercadotecnia electoral.

Estamos de acuerdo en que ni en Europa ni en Estados Unidos

la gente sigue las cumbres de Helsinki, ni eso.

¿Qué ha hecho Donald Trump?

Sin entrar en calificaciones morales, éticas y políticas,

de mercadotecnia, todas las cargas,

todas las acusaciones más graves contra él,

se las ha revocado.

Era una cosa espectacular,

y eso, todo aquello susceptible

de votar a Donald Trump,

a eso me refiero cuando digo que ha asegurado su voto.

Ha devuelto contra Biden Rusia,

está probado en 2016,

falta saber la coordinación,

eso no se ha probado.

Que hubo injerencia que favoreció Trump, está probado.

Ucrania, no solo chantajeó al presidente,

de no ser porque la mayoría republicana en el Senado

lo absolvió, cerró filas, le habría costado el puesto.

Ucrania ha sido el motivo del "impeachment".

China...

El racismo...

Lo tengo que decir,

es la modestia en persona.

Donald Trump ha repetido dos veces

lo que le habíamos escuchado en otras ocasiones,

que él, con la excepción tal vez,

no es seguro, con la excepción de Abraham Lincoln,

el presidente de la Guerra Civil,

el que acaba con la esclavitud,

no con el racismo,

pero sí con la esclavitud.

El único que ha hecho

por los afroamericanos lo mismo que Donald Trump ha sido él.

Ha rematado diciendo dos veces

que es la persona menos racista en esta sala.

Delante de él se sentaba

una periodista afroamericana.

Desde un punto de vista

de mercadotecnia electoral,

es fascinante Donald Trump, es fascinante.

-Además, como se esperaba,

los ataques personales a la figura de Biden, por el tema de su hijo.

-He presentado todas mis declaraciones de impuestos

en los últimos 22 años,

usted no ha destapado ninguna de sus declaraciones.

¿Qué esconde?

¿Por qué lo hace?

Los países extranjeros le pagan, Rusia le paga, China le paga.

-Yo no he ganado dinero de China, tú sí.

Has ganado dinero con Ucrania,

has ganado 3 millones y medio de dólares, y tu hijo...

Hay una declaración donde aparece que le tienen

que dar un 10% de comisión, a ti.

-El tema de los impuestos,

y las supuestas cantidades

que se habían cobrado de China, de Rusia,

el tema económico y las acusaciones.

-Hay un problema de transparencia.

Desde los años 70 se espera

que los candidatos a la Casa Blanca hagan un ejercicio

de sinceridad máxima,

publicando sus declaraciones de Hacienda.

Donald Trump se ha negado con una excusa muy pobre,

que está siendo sometido a una inspección paralela,

la madre de todas las inspecciones paralelas.

Lo que sabemos,

es una obsesión muy americana,

los impuestos, paga poco,

debe mucho dinero,

y tiene intereses internacionales

que resultan cuando menos problemáticos,

puesto que él no se ha desligado de sus inversiones.

Otros presidentes con empresas

han instituido un fideicomiso ciego, y han evitado

complicar la política con el negocio.

En el caso de Donald Trump esa división no ha existido,

y es un lastre que le hace vulnerable

a esas acusaciones constantes de lo que tiene que ocultar.

-Ha pagado poco, "The New York Times"...

Aseguró que había accedido a las declaraciones

de impuestos de Donald Trump,

que había pagado 750 ,

menos de 750 E, multimillonario,

y que debe 400.000.000 .

Esto no es una cuestión menor,

¿a quién debe 400.000.000 ?

En una declaración a Hillary Clinton como secretaria de Estado,

dijo que respecto a China,

no le puedes apretar a tu banquero.

Quien más deuda americana compraba era China.

Es nuestro banquero,

no nos podemos poner chulos.

¿A quién le debe esos 400 millones?

A la hora de tomar decisiones políticas, puede influir,

y la oposición va más allá.

Dice que puede que comprometa la seguridad nacional,

porque si se los debe

a alguna entidad extranjera...

Quiero apuntar una cosa.

En el programa "En portada",

donde estoy ahora,

hace un año,

es una de las anécdotas de las que por sí se puede hacer lectura,

por si nos puede llevar a lecturas.

Hace un año por estas fechas estábamos un equipo

de "En portada" en Iowa.

Hablamos con uno de los votantes minoritarios, hispanos,

por Donald Trump,

del tercio que vota republicano entre los hispanos.

Nos dijo que este año no iba a votar a Donald Trump,

los republicanos, todos,

pero que no iba a la votar a Donald Trump por las políticas

contra los hispanos, y la polarización.

La semana pasada,

para el especial de la noche electoral,

volvimos a contactar con él en Iowa. Es un buen termómetro del país.

¿Qué vas a hacer?

Dijo que iba a votar republicano 100%...

-Estamos al límite del programa. -Qué rápido.

-Anna Bosch se va a Estados Unidos

para seguir de cerca la noche electoral

que podrán seguir en el Canal 24 Horas y en La 1.

Pedro estará en esta mesa,

hablando en la noche electoral.

Gracias a los dos por haber venido.

-Muy rápido, creo que nos empeñamos

en utilizar herramientas tradicionales para analizar esto,

y estamos hablando de la antipolítica,

de cuestiones, fuerzas

que han salido a la luz,

y que Donald Trump sabe aprovechar muy bien.

Hay que estar pendientes de la noche electoral,

no hay que descartar resultados.

El fuego está abierto.

-Anna Bosch, Pedro Rodríguez,

gracias por estar con nosotros, continuamos con el informativo.

Estaremos atentos a lo que pase en la noche electoral.

-Buenas noches-días.

-Muchísimas gracias.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Post-debate Presidencial elecciones EE.UU.

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Especial informativo - Post-debate Presidencial elecciones EE.UU.

23 oct 2020

Programas completos (1207)
Clips

Los últimos 2.433 programas de Especiales informativos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos