www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5587767
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - País Vasco francés - ver ahora
Transcripción completa

Esto es muy tradicional vasco, se llama "Mascarada".

Celebran el carnaval y el fin del invierno.

-Así se vive aquí.

Con alegría y siempre con música.

En barco, en tren, en coche, en avión

y hasta andando se puede llegar al destino que nos ocupa hoy

y todo sin emplear mucho tiempo, porque estamos muy cerca de casa,

hoy visitamos el País Vasco francés.

Venimos a dar una clase de surf para las chicas.

-Los niños, en el cole tienen surf.

Lo hacen todas las escuelas.

-Mi madre es española, tengo el acento de gabacho,

pero estoy practicando y mejorando.

-Os presento a la banda.

Hace 2 años que celebramos el 60 aniversario.

Es la banda más antigua de Francia.

Relajada y sin estrés,

Bayona es la capital del País Vasco francés.

En esta ciudad, con sabor a pueblo grande,

lo vasco y lo francés se dan la mano.

¿Nos llevamos unas lonchitas?

Mejor llevarse un jamón entero

para que gente que sabe qué es el jamón de Bayona

lo corte y nos lo haga probar.

-Con el lauburu.

-Que es la cruz vasca típica de todo el País Vasco.

Fue uno de los puertos más importantes de Francia,

base de los corsarios,

y escenario de una de las bodas con más trascendencia,

la del Rey Sol con la infanta María Teresa,

estamos en San Juan de Luz.

Es una iglesia para los pescadores.

Vienen a rezar para que los marineros vuelvan.

En el interior del País Vasco francés encontramos

paisajes como estos.

Espelette, un pueblo muy famoso por sus pimientos.

Es la cueva de Sara,

comenzó a formarse hace más de 100 millones de años

y, a día de hoy, es uno de los lugares más visitados.

Un caminito que antaño utilizaban los contrabandistas

entre Zugarramurdi y Sara.

Bienvenidos a un lugar tan sofisticado como marinero,

tan cosmopolita como tradicional.

Bienvenidos al País Vasco francés.

Buenos días. Hola, María.

Esto es muy difícil.

¿Cómo estás? Muy bien.

Jugando a la pala.

No se pierde una bola. Nada.

Me llamo Laura, soy de Barcelona, vivo en el País Vasco francés,

estamos cerca de España, pero estamos lejos al mismo tiempo.

Os voy a enseñar uno de los deportes más practicados aquí,

que es la pala.

Este es el trinquete de Maitena.

Está cerrado y el frontón solo es el muro de delante.

Vemos que el público se tiene que meter detrás de las redes,

porque es bastante peligroso.

Es la versión francesa de la pelota vasca.

Exacto.

¿Cómo va vestido él?

La vestimenta que utilizan los jugadores de aquí,

pero también es lo que nos ponemos para las fiestas.

Las fiesta de Bayona, de San Juan de Luz,

vamos vestidos como en Pamplona.

Blanco con el fular y la banda.

¿Cuándo aprendió a jugar?

Se nos han olvidado las gafas de protección,

es un deporte muy peligroso.

La pelota, cuando toca, lo sientes.

La gente que juega muy fuerte, te puede saltar un ojo.

Me queda estupendo.

Mamá, no te preocupes, todo irá bien, soy superhéroe.

El maestro siempre gana al alumno.

Estamos en San Juan de Luz, es un pueblo pesquero,

que tiene unos 14.000 habitantes.

En verano se llena de gente, hay mucho ambiente,

sobre todo, turista español, que les gusta mucho,

porque estamos en la frontera española.

A los españoles les gusta mucho venir a Francia.

Es el médico que trabajaba conmigo en mi antiguo trabajo.

Está saliendo en la tele.

"Españoles en el mundo". No se vaya para atrás.

Cuando me voy para atrás, se me ve más delgada.

¿De dónde es? De Navarra.

Hace más de 40 años que vivo aquí.

Ahora nos está llevando por San Juan de Luz.

¿Diría que es la joya de la corona?

Muchos le dirán Biarritz, pero es San Juan de Luz.

-Es la iglesia de San Juan Bautista, que tiene mucha historia.

Es una iglesia muy conocida y famosa porque hubo una boda,

el rey Luis XIV con María Teresa de Austria.

Es una iglesia para los pescadores, estamos en una ciudad de pescadores.

Vienen aquí a rezar para que los marineros vuelvan.

El sacristán de la iglesia.

Más turismo, una población más grande

y tuvieron que hacer una iglesia más grande.

¿Tiene mucho trabajo el sacristán de esta iglesia?

Tenemos al que hace la cocina a los curas.

Igual se le quema las lentejas, que nosotros no les molestamos más.

Es el pollo, no las lentejas.

Qué ambientazo. Está muy animado.

Estamos en "Halles des 5 Cantons",

que es un mercado donde hoy es día de pinchos.

Vamos a comer y a conocer a mi chico,

se llama Sebastián, vamos a ver cómo cocina.

Es un cocinero muy importante en Francia.

Aquí tiene una tienda, así que también hace pinchos.

¿Qué tal? Muy bien.

¿De dónde eres tú? De Bayona.

Mi madre es española, tengo el acento de gabacho,

pero estoy practicando y mejorando.

Estamos viendo tortilla de patata.

A la gente le gusta mucho

y es una receta de familia, de mi abuela.

¿Quién cocina en casa?

¿Quién hace mejor la tortilla de patata?

Yo, siempre hacemos competición. -Cocina muy bien.

La gastronomía de esta parte de Francia,

¿es muy variada?

Es muy parecida a la de la otra parte de España.

Comemos mucha charcutería,

bastante verdura, tenemos vinos...

Es una zona de Francia muy festiva.

Popular de bien comer, bien beber, recogemos lo mejor de los dos.

-Tienen muy buenos platos.

Por la gastronomía. Internacional.

-Te voy a dejar currando, como siempre.

Que vaya muy bien.

Adiós, Sebastián, vende todo. Gracias.

Os presento La Corniche.

Es el sendero del litoral,

donde podemos caminar a pie desde Bidart hasta San Sebastián.

Es un paisaje impresionante, muy bonito.

El agua está bastante tranquila y podemos ver el agua turquesa.

Estamos en la playa de San Juan de Luz.

¿Y por qué las casas

tienen este acceso directo a la playa?

Hay mucha marea, estamos en el océano Atlántico,

así que con tanta marea muchas veces se inundaban las casas.

Lo que hicieron fue hacer una barrera

con unos puentes para poder acceder a las casas.

Tuvieron que hacer unos muros

para intentar frenar la marea del océano.

Fue Napoleón quien lo diseñó.

Las casas lo que vemos es que están muy cerradas.

En verano hay mucha gente.

Son casas que sobre todo

la gente del norte compra aquí para pasar el verano.

¿Segunda residencia esto? Segunda residencia.

Y debe costar una pasta, ¿eh?

1.000.000, 1.200.000, es el precio de las casas de aquí.

Aquí el agua está muy fría.

Aquí somos vascos, así que nos bañamos todo el año.

¿A qué te dedicas tú aquí? Yo soy fisioterapeuta.

Trabajo en mi clínica, que somos tres socios.

¿Se gana bien o hay que trabajárselo mucho?

Siempre hay que trabajárselo mucho, pero se gana bien.

Se vive bastante bien en Francia.

Al principio pensé irme a Italia, pero al final Francia está más cerca

y si necesito volver a casa es bastante más rápido que Italia.

Estamos cerca de la frontera española,

pero no es la misma cultura,

sobre todo el ritmo de vida no es el mismo.

A las 19:00 no hay nadie

y nosotros a las 19:00 nos vamos a tomar una cerveza.

(Cantan)

-Así se vive aquí, con alegría y con música siempre.

Para todos los eventos, sean alegres o tristes,

estamos siempre cantando.

Hablaba del tema de la pelota vasca.

¿Qué sería el País Vasco sin la pelota vasca?

Es la cuestión.

¿Qué sería? Nada.

-Mis compañeros y amigos. ¿Qué hacéis? ¿Qué tal?

-¿Qué tal? -¿Qué tal?

Él es mi compañero de trabajo.

Y luego pacientes, Samuel y Stephan, que también son amigos.

¿Cómo describirían la identidad del País Vasco francés?

(Habla en francés)

Fiesta, la tradición, buena comida...

Es una cultura vasca. Se nota la cultura vasca.

Siempre vemos las cruces vascas. Sienten sus raíces.

Como estamos muy cerca de la frontera,

estamos un poco mezclados.

Los españoles viven más fuera, en los restaurantes,

y ellos viven más en el interior.

¿Vas mucho a casa?

Sí, cada mes y medio estoy en Barcelona.

¿Se echan de menos cosas estando tan cerca?

La comida de la mama.

Ha sido un placer.

Que sigas igual de bien y que te sigas cuidando.

Con mucho gusto. Muchas gracias a todos.

Muchas gracias. Adiós. Que vaya bien.

Buenos días. Buenos días. ¿Qué tal?

¿Te interrumpimos con algo importante?

La verdad que no.

Hola, soy Manuel.

Vivo en Bayona, en el País Vasco francés,

desde los años 60.

Mis padres emigraron aquí.

He vivido toda mi vida en Bayona,

pero mis raíces están y siguen siendo en Extremadura.

Estamos en Bayona.

Estamos en la empresa "Forge Adour", creada en 1978.

Fabricamos planchas de asar y barbacoas.

Se fabrica totalmente en Extremadura, en Villafranca,

y lo vendemos en Francia y en toda Europa.

Yo nací en Villafranca de los Barros.

Mi familia llegó aquí cuando tenía seis años.

Este es el yunque

donde todo empezó hace más de 40 años.

Hacía la forja, rejas, todo más bien cerrajería de arte.

¿Aprendiste en Francia? Sí, en Bayona.

Está mi nieta aquí.

(Habla en francés)

¿Cómo se llama? Ninotte.

¿Cómo estás? ¿Hablas español? No.

-Padre e hijo. ¿Cómo estáis?

Estamos con el desarrollo de una pieza plástica

para cerrar un grifo sobre un soporte de cocina exterior.

"Igualito" que cuando tú empezaste. Madre mía, no.

Cuando yo empecé era yunque, la soldadura, con el coche,

terminar a las 19:00,

salir de allí, llegar a las 00:00 y empezar con lo otro.

Totalmente diferente.

Os presento a Emmanuel, el heredero.

Hola. ¿Padre e hijo? Sí, se ve por el flequillo.

¿Cómo es trabajar con los extremeños?

Muy bien.

-Gente muy implicada,

mucho respeto a la familia y mucho respeto a la empresa.

-Un poco más que los franceses.

-Un poco más que los franceses. -Sí, seguro.

Te vamos a dejar aquí trabajando.

Manuel, ¿nos enseñas Bayona? Con mucho gusto.

Esta es la Ciudadela, que está totalmente amurallada.

Hay varias puertas para la entrada a la ciudad.

Estamos en el Pont Pannecau,

que separa lo que es el Petit Bayonne de Grand Bayonne.

Esto es Nive, que nace en el País Vasco interior,

y desemboca el Adur,

que es el río mayor que tiene Bayona,

y después Adur desemboca en el mar Cantábrico.

¿En Bayona se vive bien?

La vida es mucho más cara que en España.

Los franceses se quejan mucho,

pero la calidad de vida que hay aquí la verdad que es muy buena.

Esta es la rue D'Espagne, la calle de España,

que era la entrada antiguamente

de toda la gente que venía de España a la ciudad.

¿Por qué te viniste a Bayona? Vinieron mis padres.

A mí no me dieron a elegir, porque tenía seis años.

En los años de la posguerra,

en España a nivel económico tuvieron que salir millones.

Mis abuelos de pequeños

siempre venían a por mi hermana y a por mí.

Todo el verano lo pasábamos en Extremadura.

De pequeño me peleaba con los franceses

defendiendo a España y a Extremadura.

En los años 60, España no era lo que es hoy.

Hoy es casi un orgullo

decir que eres español o de origen español.

¿Son más vascos o más franceses en el País Vasco francés?

Yo diría que son más franceses. Tienen sus raíces,

están muy orgullosos de su lengua, de su cultura,

pero son franceses.

La tienda de mi amigo Christian.

Un producto que os va a sorprender,

que todo el mundo sabe lo que es en Francia,

pero en España nadie.

A ver qué es.

Hola. ¿Cómo estás? ¿Bien?

Sorprendida con estos jamones.

-¿Por qué se da en Bayona?

Antiguamente se hacía en los caseríos.

Venían a venderlo a Bayona,

entonces el jamón tomó la apelación de jamón de Bayona.

-Cerdo blanco. Que comen solo cereales.

¿Qué precio tiene el jamón de Bayona?

¿Y pesa?

(Hablan en francés)

-Seis, siete kilos.

¿Nos llevamos unas lonchas?

Yo pienso que es mejor llevarse un jamón entero

para que gente que sabe lo que es el jamón de Bayona

lo corte y nos lo haga probar.

Aquí tonterías las justas. Aquí las justas.

(Habla en francés)

Estos señores son la gente de la Cofradía del Jamón de Bayona.

Me encanta cómo van vestidos.

Lo de dentro, lo blanco, es la grasa del jamón,

y el rojo es lo bueno del jamón.

Tienen un jamón colgado. Sí, es el emblema.

-Esto es seco.

(Cantan)

-Estos son unos amigos que cantan en un ochote.

Es un grupo musical de 12 que se llama Aizkoa.

Son de lejos

el grupo musical de mejor calidad que hay en Iparralde.

-# No podré vivir en otra tierra. #

-Aquí el presidente de la cofradía.

La más antigua. Desde la Guerra de 100 años.

¿La cofradía? Sí, sí.

Los ingleses transportaban el jamón de Bayona

desde el puerto de Bayona hacia el Reino Unido.

¿Es un orgullo pertenecer a esta cofradía?

(Hablan en francés)

De representar el producto sí.

Estamos en el campo donde entrena Aviron,

el club de rugby de Bayona.

¿Jugabas al rugby? Sí, de pequeño jugué bastante.

Siempre vinculado con el deporte en Bayona.

¿Por qué es tan importante el rugby en Francia?

Un deporte muy antiguo.

Los ingleses trajeron a Bayona el rugby.

En el País Vasco francés,

todo el mundo juega o ha jugado y está muy inculcado en la cultura.

La gente dice que es más importante

ser presidente del Aviron que alcalde de Bayona.

¿Por qué gusta tanto en el País Vasco?

Se parece a la gente de aquí, fuerza y destreza.

Primero hay que conquistar el balón

y para conquistar el balón hay mucho contacto

y humildad de trabajo.

El trabajo es la base y el rugby es trabajo.

Eso corresponde a lo que es el sur de Francia

y, sobre todo, el País Vasco.

¿Te gustaría meterte ahí?

Cuando lo veo, me dan ganas, pero con la rodilla...

-En España está creciendo el rugby,

aquí lleva unos años siendo un deporte que está en el top.

Se nota la diferencia en los entrenamientos,

en los equipos...

¿Qué supone el rugby para vosotros?

Es un modo de vida, una pasión,

una cosa muy digna para nosotros, es mi trabajo.

-Este es el barrio donde vivimos.

Aquí está nuestra casa.

Qué bonita, qué roja.

Sí, lo típico de aquí,

la estructura típica del País Vasco francés.

La puerta tiene su pequeña historia,

fue uno de los primeros trabajos que hice cuando monté

el taller en los años 70.

La conservamos tal cual.

Si le llegan a decir a aquel Manuel de 25 años

que iba a acabar viviendo en esta casa.

Ni imaginarse.

Vivimos en los barrios populares de Bayona,

los barrios donde vivían todos los inmigrantes de esa época.

Rubén, el pequeñito.

¿Y tú? Eneko.

¿Cuántos años tienes? 11.

-Martina, mi mujer. No te voy a preguntar la edad.

Veo que tenéis nombre francés, nombre euskera y español.

Al final, es la imagen de la familia.

Estamos entre los dos.

Este es tu hijo, que también lo vas a abrazar.

Martina, ¿el pueblo te gusta? Sí, sí.

Comienza el día con una tostada de jamón.

De jamón de Extremadura.

Todo se hace en casa o alrededor de la casa.

Mucha reunión familiar, de amigos.

Allí es diferente, allí son los bares, el campo...

-Cuando vinimos a Francia, llevábamos una vida bien,

en España otra vida bien también.

-Vivimos como franceses en Francia y como españoles en Extremadura.

No sois extranjeros. Ese es el resumen.

¿Qué os traeríais aquí? El jamón.

¿Queréis mandar un beso a la familia, a los primos?

Hasta luego.

-A Carmen, mi hermana, a mi cuñado,

a toda la familia y a toda la gente de allí.

Un beso a todos.

Que vaya bien y seguro que nos veremos por España.

Hasta luego.

Buenos días, familia. Hola, buenos días.

Os presento a Gerard, mi hijo de seis años,

y a Fernando, que es mi marido.

Soy Catalina, de Mallorca. Trabajo en la hostelería.

Esta es mi familia.

-Yo soy Gerard, de Oyarzabal.

-Yo soy Fernando, de Donosti.

-Vinimos aquí hace cinco años y no nos mueve nadie.

Estamos aquí para enseñaros el interior del País Vasco francés.

Vamos a subir a Larrún,

que es una montaña que tiene 905 m de altura.

Solo hay tres trenes cremallera en Francia.

Uno de ellos es este.

Hay que agarrarse, que va muy rápido.

Va a tope.

9 km/h.

Vamos chino chano, vamos bien.

Es un tren histórico, que se inauguró en 1924.

La reina Eugenia subió andando.

Le gustó tanto que la gente empezó a pensar y dijeron:

"Sería buena idea crear un tren

para que la gente pueda visitarlo con más facilidad que andando".

¿Has subido muchas veces en este tren?

Tres.

¿Va muy rápido? No mucho.

¿De dónde vienen los turistas? ¿Les podemos preguntar?

Hace 20 años subió y bajó andando, es una experta.

Estamos casi en la cima.

El último tramo lo haremos andando.

Tenemos la bahía de San Juan,

a la izquierda tenemos el Fort de Socoa.

A la derecha, Guéthary, Bidart y Biarritz,

Bayona y las Landas.

Estamos en la frontera. Sí.

Esta parte es del País Vasco español.

Estamos en La Rhune.

El suelo es muy agreste, no crece nada.

Esto es mucho de esta zona,

al francés y al vasco le gusta el monte.

El monte da vida. Playa y montaña en un kilómetro.

¿Qué es eso? Un pastel vasco.

-Un "gateau basque" con el lauburu, que no falle nunca.

¿Qué es el lauburu?

Es la cruz vasca típica de Euskal Herria.

¿De esta zona?

De todo el País Vasco español y francés.

-Hemos traído un cuchillo.

-Está un poco sucio. -No está sucio, es viejo.

¿Cuántos idiomas habla tu hijo? Cinco.

Francés, español, catalán, mallorquín, inglés y algo de vasco.

"Bon Appetit".

-¿En castellano? -Qué aproveche.

-En catalán. -"Bon profit".

-¿En vasco? -"On egin".

-Nos vamos a visitar unos pueblos que no nos podemos perder.

Estamos en Espelette,

un pueblo muy famoso por sus pimientos.

Los veréis colgados de esta fachada de la casa.

Ahora están en una época de secado, hasta que haya la nueva recolecta.

-"Dios mío, dame salud para mucho tiempo.

Amor de tiempo en tiempo, trabajo no demasiado,

pero pimiento para siempre".

Ahora mismo nos encontramos

en un caminito que utilizaban los contrabandistas

entre Zugarramurdi y Sara.

En la época de Guerra Civil española y preguerra mundial,

había necesidad por parte de la gente

y había contrabando de productos necesarios.

¿Cómo os conocisteis?

En una comida en un choco en Donosti,

en una sociedad.

Comimos en frente uno de otro y nos conocimos de esa manera.

¿Tú ya estabas viviendo en el País Vasco francés?

Yo vivía en Donosti.

De hecho, sigo trabajando en Donosti.

Al País Vasco francés por amor.

¿Catalina? Una lo agradece.

-Es la pottoka vasca.

Tamaño poni, porque es pequeñito, pero son animales salvajes,

son fuertes, recios,

excepto el invierno, que están más abajo, en los pueblos,

el resto se les deja libres en la montaña.

Ellas hacen y deshacen a su antojo.

-Estamos en las cuevas de Sara,

se empezaron a formar hace más de 100 millones de años

y al ser pobladas hace más de 45.000 años.

Todo el año se mantiene a 14 grados el interior.

Vivían aquí para protegerse, para cazar

y sobre todo tenían aquí un punto de vista sobre el valle

que así controlaban.

Estamos en Ainhoa.

Es uno de los pueblos más bonitos de toda Francia.

Es uno de los caminos del Camino de Santiago.

La iglesia se utilizaba como hospital para los peregrinos.

En esta zona del País Vasco

veréis los cementerios rodeando la iglesia.

-Y con vecinos, porque las casas están lindando.

Ellos son orgullosos de ser ellos. No quieren ser como el resto.

Son franceses, pero los vascos son vascos.

Para ti, que eres vasco, ¿te sientes como en casa?

Sí, no noto mucha diferencia, la verdad.

Tiene sus peculiaridades,

pero no me siento fuera de mi entorno natural.

-Vamos a ver una plantación de "piment d'Espelette".

(Hablan en francés)

Cada semilla ha estado una semana para que crezca.

Ahora ya los van plantando uno a uno.

Aquí tenemos los que han plantado hoy,

luego de aquí ya los plantarán

en las grandes extensiones de tierra que tienen

y cada diez plantas ponen unos tutores con unos hilos,

los cuales hacen que vayan creciendo,

que hasta 1,30 metros pueden llegar a alcanzar.

Estos pimientos se riegan un mes después de la plantación

y luego ya se para.

La raíz coge fuerza

y luego ya tiene suficiente como para subsistir,

para ir creciendo poco a poco.

Y aquí tenemos el producto final.

Tenemos aquí

desde cacahuetes caramelizados con "piment d'Espelette",

chocolate con "piment d'Espelette", gelatina...

-Se come con queso de oveja o queso de cabra.

-Crema de cacao con pimiento.

¿Está rico?

Nos despedimos aquí. Recuerdos para todos.

Un saludo y un beso muy grande para la abuela Catalina,

los primos, Montserrat, Joan y Tomeu,

y para todos los amigos y conocidos.

Hasta luego. Adiós, familia.

Hola. Buenas.

Buenos días. Buenos días. ¿Qué tal?

¿Cómo estáis, familia? Pues aquí, en casa.

Aurora y... Juan Manuel.

Supongo que matrimonio. Sí, desde hace ya...

-Desde el 2000. -Desde el 2000.

Hola, soy Aurora. Esta es mi familia.

1.200 kilómetros nos separan de Cádiz

y hablamos francés con acento andaluz.

Venga, juntaros, que va. Vamos, vamos.

Tres, dos, uno, patata.

Estamos en Hasparren, en Francia, en la zona de Aquitania.

-Esto es el interior, esta es la zona de montaña,

zona de ganadería sobre todo.

-Las cabras, las ovejas y las vacas.

La mitad de los muebles son de Cádiz

y la otra mitad los hemos ido comprando aquí.

¿Desde Cádiz aquí cómo lo habéis traído?

En un camión de mudanza. Es lo que hay.

Nuestra mesa camilla para estar calientes en invierno,

que aquí hace mucho frío.

Esto no es típico de aquí.

Aquí nosotros tenemos la estufa abajo.

En invierno aquí llueve y en verano también llueve.

Estamos en el "País Chubasco".

La casa puede tener tranquilamente dos siglos.

¿Es vuestra? No, la casa está alquilada.

Nosotros tenemos nuestra casa en Cádiz,

que la tuvimos que dejar

por la circunstancia de trabajar aquí.

¿Y es muy cara? Esta sale por unos 550 euros.

-Si te acercas más a la costa,

se puede duplicar y hasta triplicar el precio del alquiler.

-Si te vas a la zona de Biarritz o San Juan de Luz,

puedes pagar 1.000 euros.

-Aquí están mis dos niñas, Marta y Esther.

Marta es la mayor, Esther es la pequeña.

Hola, chicas.

Hola. -Buenas.

Veo por aquí los libros del colegio.

El libro de Geografía y el de Español.

Es como estudiar en España el inglés,

pues aquí se estudia el español, que para mí es muy fácil.

¿Qué tal la educación aquí?

¿Cuesta mucho? ¿Hay que estudiar mucho?

No. Yo más o menos lo llevo bien.

Se puntúa sobre 20, todos los exámenes son sobre 20.

Al principio es un poco difícil,

porque estaba acostumbrada a que me puntuara sobre 10

y al ver el 20 no sabía muy bien qué nota sacaba.

Esther, ¿tienes que estudiar mucho? Sí.

¿Con siete años? ¿Qué vacaciones tenéis?

Depende. -El sábado y el domingo.

-También, también.

Cada seis semanas de colegio, tenemos dos de vacaciones.

¿Buenas estudiantes las dos?

Genial. -Sí, perfectas.

-Chicas, venga, que nos vamos.

¿Dónde vamos?

A Hendaya, que tiene playa, tiene mar, sol,

que hoy va a hacer un buen día, y vamos a aprovecharlo.

"La plage des deux jumeaux", la playa de los dos gemelos.

Que son... Son las dos rocas que se ven allí.

-En este mar desemboca el río Bidasoa

y divide la frontera entre España y Francia,

lo que es el País Vasco francés y el País Vasco español.

-Lo que se ve ahí es Hondarribia.

-Que pertenece ya a lo que es el País Vasco español.

Tan cerca y tan lejos. Ya ves.

Todos los fines de semana

intentamos ir a tomar un café, hacer la compra, dar un paseo...

¿Con cuántos años viniste aquí, Esther?

Dos.

¿Y ese acento gaditano dónde lo has aprendido tú?

En casa, ¿verdad? -En casa.

-¿Y cuando vamos dónde? De vacaciones.

-De vacaciones a Cádiz.

-Nos vamos de vacaciones, las Navidades, el verano...

¿Pasáis mucho tiempo juntos la familia?

Todo el tiempo.

A veces no está tan guay, sobre todo para mí,

porque yo quiero estar con mis amigas,

pero es verdad que está guay estar en familia y está bien.

No es como en Cádiz.

Yo en Cádiz salgo todos los días por la noche

con mis amigas y mis amigos, y aquí no se puede siempre igual.

¿Por qué estáis aquí vosotros?

Hemos venido aquí porque yo recibí una oferta de aquí.

Yo soy fresador y hago piezas para la aeronáutica.

La verdad que la oferta que recibí fue buena.

Ya una vez que hemos aguantado lo peor, que fue la llegada...

-El principio.

-Ya la verdad que merece la pena continuar.

-Nos jubilamos cinco años antes, con lo cual,

volveremos cinco antes, si Dios quiere.

Vamos a hacer algo muy típico del País Vasco,

como es un poco de surf.

¿En la playa de Hendaya?

En esta magnífica playa, que está hoy el día buenísimo.

Fran nos está esperando. Venga, vamos.

-¿Qué tal?

-Venimos a dar una clase de surf para las chicas.

-Tenemos condiciones perfectas y una playa que es muy buena,

porque es un fondo plano,

entonces van a aprender a surfear con poca agua

y olas que son muy suaves.

Los niños de ocho a diez años

en el colegio tienen surf en primavera y en otoño

y lo hacen todas las escuelas.

-En el colegio todavía no hemos hecho surf,

aunque hemos hecho esquí, natación...

-Yo esquí no. -Equitación también hemos hecho.

-Disfrutad, chicas.

Ya hay que traerlas todos los fines de semana.

-Lo van a pedir, lo van a pedir.

Hemos creado un monstruo. Sí, te llamaré.

Aquí les encanta lo dulce.

Todo lo que sea con azúcar, chocolate, cualquier cosa,

les flipa.

Hay todo tipo de pasteles con una pinta impresionante.

Dulces típicos de Francia y del País Vasco sobre todo,

como es el gateau basque, macaron...

Hola, Pierre.

¿Cómo se hace el "gateau basque"? Son secretos.

Vamos a empezar a poner los ingredientes.

Azúcar, huevos,

harina, levadura,

mantequilla, sal.

Al horno.

-El amor.

-Y el amor, hay que poner mucho amor.

-No sé si vais a probarlo,

porque igual hay que esperar hasta mañana para probarlo.

-Mira qué rico.

Muy bueno.

-¿Rico? -Rico.

Estamos en Aloze, estamos en el centro del País Vasco

y vamos a ver una representación muy importante,

que tiene que ver con el carnaval.

Muy de la cultura vasca.

Es una danza que ejecutan los danzarines

en filas y en círculos.

En este baile, todos los danzarines se enfrentan a un vaso de vino.

Es del folclore más auténtico del País Vasco.

¿Has visto que levanta el vino?

Se sube encima. Sí, ese es el baile.

-Es muy tradicional vasco, se llama "Mascarada".

Celebran el carnaval y, sobre todo, el fin del invierno.

¿Cómo ha aprendido ella?

Esther, ¿te atreves?

Ha dicho mamá que igual te apunta. No.

-Le gusta más el flamenco.

Así se acaba el carnaval.

¿Qué echáis de menos de casa?

La familia, los amigos. -Y el flamenco.

Que vaya bien. Un besito.

Buenos días. Buenos días.

Te pillamos con las manos en la masa.

Me pilláis trabajando, acabando con el último paciente del día.

Soy David, vivo en el País Vasco francés.

Pensaba que venía para 2 meses y llevo ya más de 12 años.

Aquí se está como en casa.

¿La clínica es tuya? Sí.

La creamos hace cinco años.

Muy contento.

¿Hay fisioterapeutas españoles en el País Vasco Francés?

Hay unos cuantos,

incluso franceses, al ser una zona que para ellos es el sur

y es bastante calentita en relación al norte,

les gusta mucho esta zona.

Mi compañero Alejandro.

Hola. Hola.

-Es portugués, pero nacido en París.

¿Qué tal es trabajar con un español? Los ibéricos se entienden bien.

-En Francia, la gente puede venir al fisio más libremente.

Es reembolsado por la Seguridad Social.

¿Cuánto cuesta venir al fisio?

Unos 16 euros cada sesión de media hora.

Pagan y el Estado les reembolsa el 60% y la mutua el 40%.

¿Funciona bien la sanidad? Sí.

Está considerada como una de las mejores del mundo.

¿Se sorprenden cuando ven a un fisioterapeuta español

o ya están acostumbrados?

Están muy acostumbrados.

A veces, hay algún paciente que trato desde hace un mes

y me dice: "¿Pero tú eres español?".

Digo: "Sí, español, español 100%".

¿Qué tal fisioterapeuta español?

¿Contento con sus servicios? Sí, con todo.

-Me cambio y nos vamos al ensayo.

Aquí te dejamos. -Adiós.

-Os presento a la banda.

Hace 2 años celebramos el 60 aniversario.

Es la banda más antigua de Francia.

Se va renovando, hay gente que lleva mucho tiempo.

¿Es de los más veteranos? Sí, señora, 15 años.

¿Por qué es tan importante la música

en esta parte del País Vasco francés?

Es parte del folclore del país.

-La música es otro lenguaje y es un idioma universal.

El nexo de unión de todos.

Dice que está ligado a la tradición popular,

de feria, de fiestas.

Con 18 años los vio tocar por todos lados,

se interesó y le llamó la atención.

-La gente está muy contenta y feliz de oírnos,

porque son músicas antiguas

con repertorios de músicas que ya no se oyen mucho.

Qué bien, vaya banda sonora. Un temazo.

Os he traído a Biarritz.

Temporada baja y la gente como en verano tomando el sol.

Fue un pueblo ballenero en 1700.

Se ha puesto muy de moda, es un sitio bastante exclusivo.

La aristocracia europea venía a veranear aquí.

Hay un palacio creado por Eugenia de Montijo,

que era una granadina que se casó con Napoleón III.

¿Por qué te viniste aquí?

Fue una mezcla de coincidencias.

Me cogieron a mí y a otros cuantos,

estuve dos meses en el norte, cerca de la frontera de Alemania,

luego estuve por el sur, luego estuve por las islas

y, al final, había una clínica aquí que se cedía

y desde entonces.

Estar aquí ha sido una oportunidad y las cosas han salido bien.

El faro de Biarritz,

uno de los más importantes de esta zona,

se construyó hace 185 años.

Imagínate en 1830,

cuando el faro se iluminaba con aceite de ballena,

que el farero tenía que subir con el bidón para arriba, cargado.

Queda el último trecho de escalones.

Ya se ve la luz natural.

¡Qué vistas!

Esto es Anglet y todo de allí son las Landas.

Por el otro lado, Biarritz, San Juan de Luz...

Nos queda lo más fácil, bajar.

Te voy a presentar a Cindy, que está esperando aquí.

Es mi novia, la niña de mis ojos.

¿De dónde eres? Soy francesa.

¿Lleváis diez años? Sí.

¿Hay planes de boda?

Que hemos dicho que nos llevábamos bien.

¿Aquí os casáis muy pronto?

Sí, nos casamos entre 20 y 25 años.

Yo voy retrasada.

-Os hemos traído a la roca de la Virgen.

Es un puente construido por Eiffel, el mismo de la torre.

Dicen que es una Virgen que protege a los balleneros,

en el siglo XIX había muchos balleneros por aquí

y era un puerto muy activo.

La Virgen está mirando a unas cruces que simbolizan

los naufragios que ha habido por aquí.

¿Por qué hablas español tan bien? Por la tele.

-Es muy lista.

Tiene una mezcla manchego, andaluz, vasco.

Tu nombre es americano.

Cuando decía:

"Mi novia se llama Cindy, del País Vasco".

-En España me llaman "sandía".

¿Has ido mucho para allá?

Vamos para vacaciones, para Navidad, Nochevieja.

¿Encuentras mucho contraste?

Habláis más fuerte vosotros que nosotros.

La primera vez que fui,

pensaba que se estaba peleando con sus hermanos.

-Para mí, esto no es Francia.

Estamos en la frontera, estamos al lado.

A veces, no sabes si vas a hablar español o francés.

Son franceses, pero los primos hermanos.

Hemos venido a la playa a tomarnos un pequeño picnic.

Francoespañola y de Salamanca.

¿Qué tal? Muy buenas.

-Hay una mezcla española y francesa. -Un pequeño picnic.

Sidra vasca, tortilla española sin cebolla,

paté vasco.

¿El euskera es el mismo? No, es diferente.

Cuesta entenderlo.

Los que vivimos en el borde, los de los dos lados,

andamos siempre pasando de un lado a otro.

Cuando es fiesta en España,

muchos vienen aquí a hacer la compra o a la playa.

-Hay una costumbre que es mirarse a los ojos.

¿Volverás a casa a vivir? Yo me siento como en casa aquí.

España siempre en el corazón,

no sé lo que haré dentro de unos años.

Tengo que enviar un saludo a Dosbarrios,

que es de dónde vengo, y viene toda mi familia.

-Un beso a toda la familia de David, a todos los españoles.

Gracias que vino a Francia.

Que vaya muy bien,

que os cuidéis mucho y que disfrutéis.

Gracias a vosotros, aquí tenéis vuestra casa.

-Es habitual para ellas.

Buenos días.

Me está dando a mí, una cortadora de jamón.

¿Esta es para mí? Sí.

¿El vaso te lo bebes? Sí, pero yo no.

No se acuerda que tiene la cadena.

Es el lugar más...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • País Vasco francés

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Españoles en el mundo - País Vasco francés

02 jun 2020

Visitamos el País Vasco Francés. Partimos de Bayona con Manuel. Con Laura y David recorremos las elegantes localidades costeras de Hendaya, San Juan de Luz y Biarritz. Con Catalina conocemos Ainhoa, las cuevas de Sara y Espelette, y con la familia de Aurora vamos de Hasparren a Aloze.

ver más sobre "Españoles en el mundo - País Vasco francés" ver menos sobre "Españoles en el mundo - País Vasco francés"
Clips

Los últimos 2.118 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios