www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5574590
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Núremberg - ver ahora
Transcripción completa

"Españoles en el mundo" viaja a Núremberg,

la segunda ciudad más grande del estado de Baviera.

Príncipes, caudillos, pintores,

desde la Edad Media estuvo marcada por la historia,

siempre entre la grandeza y la tragedia.

En la II Guerra Mundial,

el 90% de la ciudad de Núremberg fue destruida.

Si por algo se conoce esta ciudad es

por los juicios más históricos y emblemáticos,

hablamos de los Juicios de Núremberg.

Conoceremos la Sala 600, en estos banquillos se sentaron

los principales líderes del gobierno nazi.

Ahí se sentaban los jueces de las potencias aliadas,

ahí se sentaban los 20 que fueron acusados.

Veremos algunos de los escenarios

donde el régimen demostraba todo su poderío.

Hitler eligió Núremberg como la ciudad ideal alemana

y la convirtió en la sede de los congresos del partido nazi.

Hoy, Núremberg tiene otro espíritu, el de la libertad.

Es una ciudad medieval llena de vida,

de gente con encanto, de mercados, de cultura, de música,

de los mejores platos tradicionales.

Estamos en el centro de la ciudad, en Hauptmarkt.

-Hacen el mercado de Navidad,

está considerado el mercado más bonito de Alemania.

-La palabra "bretzel" viene de "brazo trenzado".

Primero lo cruzan dos veces y queda así.

-Es el vino típico de aquí, que es rojo y se sirve calentito.

Está dulce y fuerte. Sí.

Visitaremos un pueblo que, con solo pisarlo,

creerás que estás en un sueño.

Hola, españoles.

-Esta es la foto que sale en todas las imágenes

y en toda la publicidad de Tübingen.

-Es el edificio principal de la universidad de Tübingen

y está la Facultad de Derecho.

Sus torres, sus calles adoquinadas y sus casas de colores son

verdaderos escenarios de cuento.

Esta zona es

el sitio más fotografiado de todo Rothenburg.

Todo lo que encontramos en Rothenburg es

escenario de película.

Bienvenidos a Núremberg.

Hola.

¿Cómo estás? Muy bien.

Por fin nos conocemos. Por fin.

¿Dónde nos recibes?

Estamos en una cafetería tomando café con mi amiga alemana,

con la cual quedábamos cuando vine a Alemania para practicar alemán

y ella para practicar español porque se iba a Chile.

Soy Miriam, soy de Alcoy, Alicante,

vivo en Núremberg desde hace 6 años, vine de Erasmus hace 15.

Conocí al que es mi marido actual,

nos quedamos con las ganas de vivir en Alemania,

así que nos volvimos

y trabajo en una multinacional en el sector industrial.

Esta cafetería se llama "Ill Amore", el café está muy rico.

Había estado de Erasmus 12 años antes

y necesitaba practicar.

Empecé a quedar con gente para pillar soltura

para poder hacer entrevistas de trabajo.

-Su alemán mejoró mucho y habla muy bien.

Siempre nos juntamos y charlamos.

Es una amistad muy linda.

-La gente me entiende, pero yo sé que hago errores,

porque cuando escucho a otra persona que habla, digo:

"Él lo dice mejor"

o "Qué bien suena eso y yo lo digo siempre mal".

Ahora mismo estamos en el barrio turco,

que es un parte de Turquía metida en Alemania.

Siempre hay verdura fresca y, sobre todo, arroz.

Como soy de Alicante, me encanta hacer paella

y los alemanes no hacen paellas.

Fue un descubrimiento,

porque hasta entonces tenía que comprar

el arroz que se vende para el arroz con leche,

es un paquete de 500gr,

no me cundía para hacer una paella para 5.

¿Qué le has pedido?

Le he pedido seis chuletas de cordero.

Normalmente se compra el cordero, la ternera está muy rica,

entrañas y cosas de esas no compro.

¿De cerdo? Nada, son turcos.

Antes vivía en este barrio y me acostumbré a comprar aquí

y ahora vengo directamente aquí

porque la calidad que tiene me gusta más.

Esto es el Dokucentrum,

es un museo donde se documenta el holocausto.

Lo que quiso hacer aquí Hitler era una réplica del Coliseo de Roma

para albergar aquí los congresos del partido nazi.

A causa de la guerra y de los bombardeos

no se acabó la obra y se quedó a mitad.

Ahora, la mitad alberga la Sinfónica de Núremberg

y la otra mitad es un centro de documentación

donde se relata todo el holocausto.

En el campo Zeppelin,

que es donde Hitler se ponía a hacer sus discursos.

Cuando el apogeo nazi,

Hitler eligió Núremberg como la ciudad ideal alemana

y la convirtió en la sede de los congresos del partido nazi.

En esta tribuna era donde él se ponía.

Las tribunas se llenaban de gente, sobre todo, el pueblo,

para vitorearle.

Está todo rodeado de columnas,

cuando vino el ejército americano en el 45, a final de la guerra,

lo destruyó, quitando todas esas columnas

para dejar como memoria histórica la tribuna.

Hubo una polémica

de si continuaban manteniéndolo porque lo habían dejado tal cual

o lo destruían porque era peligroso.

Al final, salió que lo mantuvieran como memoria histórica.

Los Juicios de Núremberg se hicieron como manera simbólica

después de que Hitler había elegido Núremberg

como su ciudad ideal para el partido nazi.

El juicio fue retransmitido en televisión por todo el mundo

y fue cuando el resto del mundo se dio cuenta

de lo que había sido el holocausto.

Esta sala es la Sala 600.

Fue donde se realizaron los juicios

desde el 45, cuando finalizó la guerra,

hasta el 46, donde se juzgaron

los principales criminales del nazismo.

Ahí se sentaban los jueces de las potencias aliadas,

ahí se sentaban los 20 que fueron acusados.

De los 20 principales criminales que encontraron,

se juzgó a muerte a 12.

Estuvieron los testigos.

Muchos de los testigos vieron vídeos de las atrocidades que se originaban

en los campos de concentración,

incluso tuvieron que paralizar el juicio un par de veces

porque la gente no se encontraba bien

al ver esos vídeos.

Estamos en el mercado de los artesanos,

que es un tipo pueblo medieval, que lo hicieron en los años 70

para enseñar a los turistas lo que es típico en la ciudad.

Aquí está la torre,

que es una de las cuatro torres que rodean Núremberg

con los cinco kilómetros de muralla

y son torres que aún están en activo

porque las utilizan hermandades o asociaciones para juntarse.

Tenemos herreros, hay artistas del cuero, cristal...

Un artesano del cuero,

este es el cuero natural para un cinturón o pasador de pelo.

Ella lo moja con la esponja

para que se quede húmedo y pueda trabajar.

Con estas puntas y el martillo le va dando,

haciendo este troquelado.

Cuando está seco, lo puede pintar.

Hemos quedado con mis amigos a comer.

Está lleno de gente porque hay mucho sol hoy

y aprovechan la mínima para salir,

tomando su cerveza de medio litro mínimo.

¡Hola, chicos!

Mi marido y mi hija. Mi familia de aquí, parte de ella.

-Hola.

-Fran, Mauricio,

que es alemán, italiano y una mezcla así,

su hija Malena,

Nina, que es hija de ellos dos, que son argentinos,

Inés, que es española argentina, Pablo y Vero son argentinos,

Sara, española, de Zaragoza.

¿Vienes conmigo?

Se quiere ir con su mamá. Sí. ¿Sí o no?

Él es Álex.

Lo conocí en Aachen y nos vinimos aquí,

él hace ocho años y yo hace seis,

y hace un año tuvimos a Martina aquí.

¿A qué te dedicas? Yo soy ingeniero biomédico.

Doy soporte a equipos médicos, a hospitales de todo el mundo.

También escribo. Tengo una novela publicada.

Poder compaginar la vida laboral con la familia

es un lujo

comparado con lo que vemos que pasa en España.

-Recibimos ayudas mensuales hasta que la niña tiene 18 años

o incluso 25 si vive contigo.

¿Qué es lo que más os gusta del país?

Los amigos, la gente que hemos conocido.

¿Volverás a España o no?

De momento, de vacaciones volvemos muy a gusto,

pero ahora creo

que nos vamos a quedar un tiempo aquí.

Sin fecha de retorno.

Ha sido un placer y me ha gustado mucho conocerte.

Igualmente. Gracias.

Gracias. Hasta luego.

¿Qué tal, Iván? Hola, Lourdes. ¿Qué tal?

¿Cómo estamos? Qué alegría conocerte.

Ya por fin. Tenía muchas ganas ya de verte.

Soy Iván Delgado, vengo de Sevilla

y soy bailarín profesional.

Tras pasar por muchas compañías, llegué a Núremberg

y es donde continúo

haciendo de la danza mi forma de vida.

Estamos en el estudio de ballet.

Hacemos los ensayos

y preparamos las coreografías para hacerlas luego en el escenario.

Este teatro se llama Staatstheater Núremberg.

Es el teatro estatal de esta ciudad

y acoge óperas, teatro, danza y orquesta.

Salgo y siento que estoy compartiendo

algo que llevo trabajando mucho tiempo

y luego escuchar el aplauso.

Te sientes bastante bien valorado y querido.

Empecé con seis años en la escuela de mi pueblo.

Me apuntaron mis padres. Gané una de las becas.

Fue para formarme un año en Londres.

Allí estudié tres años

y de ahí he ido saltando de una compañía a otra

hasta llegar aquí hace cuatro años.

Tu familia te apoya. Totalmente.

Fueron los primeros en apoyarme y en darme toda la energía.

Tengo mucha suerte con los padres y con el hermano que tengo,

porque sin mi hermano yo tampoco...

-Sí.

-No.

-Para nada.

Pero estoy muy feliz, porque hago lo que me gusta

y siempre tengo el cariño y el apoyo de ellos.

Somos 22 bailarines.

¿Algún español? Todos ellos.

Ahí tenemos de Valencia, Tarragona, Barcelona, Madrid, Asturias...

-Esta es mi tercera temporada, mi tercer año.

Muy bien, es una gran familia.

-A los 22 vine a Núremberg y ya desde entonces 10 años casi.

-Muy buenos compañeros,

pero yo tengo a mi persona especial además.

¿Aquí? Sí, aquí.

¿Dónde está?

Mi compañero de vida, mi pareja, mi amigo, mi todo.

David está aquí. Ven para acá. -Hola. ¿Qué tal? Encantado.

-Llevamos tres años juntos.

Nos conocimos aquí y desde entonces...

-Desde entonces juntos. Tres años ya.

Me encanta el baile.

¿De dónde eres? De Barcelona, de Sitges.

Un sevillano con un catalán. Una mezcla un poco...

-Para que luego digan que no funciona.

-Funciona, funciona.

-Ya hemos terminado por hoy.

Ahora nos vamos a ir al casco antiguo de Núremberg.

¿Nos llevamos a David? Nos llevamos a David.

-¿Dónde va a ir sin mí? -A ningún lado.

Estamos ahora mismo

en el lado de la muralla que rodea Núremberg.

Mide alrededor de unos cinco kilómetros.

En la II Guerra Mundial,

el 90% de la ciudad de Núremberg fue destruida

y la muralla se volvió a reconstruir con los materiales de la época.

Es por eso

que las piedras que están en la muralla

son negras, a causa de los bombardeos.

Ahora estamos entrando en el casco antiguo

por la calle que desde 1993 es la calle de los Derechos Humanos.

En cada columna están escritos los derechos humanos en judío

y, aparte, en un idioma distinto.

-El puente del Verdugo.

Es uno de nuestros sitios favoritos de toda la ciudad.

-La verdad es que sí. Es muy bonito.

Este sitio tiene mucho encanto.

Es uno de los puentes más pintorescos de Núremberg.

-Se construyó para separar una parte de la ciudad

y para aislar a la gente con lepra.

La gente que sufría de lepra vivía en esta parte de la ciudad,

que es como una isla.

Actualmente es una residencia de estudiantes.

Estamos en pleno centro de la ciudad,

en el Hauptmarkt,

un mercado donde podemos comprar frutas, verduras, hortalizas...

-Se hace el mercado típico de Navidad

todas las Navidades

y mucha gente de toda Alemania viene solo para ver...

-Y de fuera también. Es algo muy turístico.

-Está considerado

el mercado más bonito de toda Alemania.

Es el vino típico de aquí, que es rojo y se sirve caliente.

-Este vino está hecho de cáscara de limón, canela y anís.

Cuidado con la lengua, no te la quemes.

Esto quema. No, pero poquito.

-Sopla un poco. -Está bastante dulce.

-Está fuerte. Está dulce y fuerte.

Sí. Está bueno.

Entras en calor. Hombre que si entras.

-Luego en todo el cuerpo se nota que te lo has bebido.

-(TODOS) ¡Hola!

-La fuente Hermosa, una de las más bonitas del mundo,

y, de hecho, de ahí viene su nombre.

Fue una de las pocas cosas que sobrevivió a la Gran Guerra,

entonces es muy valiosa en Núremberg por eso.

Hay una anilla dorada en la verja y la gente viene a pedir sus deseos.

Mientras le dan las tres vueltas a la anilla,

piden su deseo.

Yo le voy a dar muchas vueltas

por si acaso tres no son suficientes.

-Por mí también. -Vale.

-Y a las mujeres dice que les da bastante fertilidad,

así que las mujeres vienen aquí cuando están buscando algún bebé.

Yo no sé cuál es tu plan, Lourdes, pero...

-Yo me animaría, Lourdes. Dale unas vueltas.

-Si no pides un hijo, pide cualquier deseo,

que se te cumple.

-Dale tres vueltas.

A ver si te quedas embarazada, nunca se sabe.

Aquí, ¿no? Tres vueltas.

Y pide el deseo, que no se te olvide el deseo.

Me voy a quedar embarazada seguro. Bien, bien.

-Nunca se sabe, luego ya...

-Vamos a comer en un sitio muy típico de aquí

que se llama Bratwursthäusle.

Te ha salido. Me ha salido, parece que sí.

Mucho mejor.

Aquí venimos a comer

cuando viene familia o amigos de visita.

Lo más normal.

Te sientan al lado de gente que no conoces de nada

y compartes mesa con los que están aquí.

Es un ambiente muy amistoso, muy amigable.

Esto es cebolla con pimienta y la ensalada de patata.

Y las salchichas, que están muy ricas.

Son pequeñitas y finas.

Están hechas de cerdo, tocino, sal, pimienta y orégano.

Vamos a ver nuestra casa y donde vivimos.

-Nuestro nidito de amor.

Pone: "La casa estaba limpia ayer,

siento que te lo perdieras, es lo que hay".

-Y "Zona Happy". -"Sonríe antes de entrar".

Todos a sonreír. Todo el mundo, es un lugar feliz.

Tenemos aquí a toda nuestra familia.

Aquí estamos con los padres de Iván,

esta es mi madre, mi padre, están mis padres aquí,

mi mejor amiga.

Iván está con su mejor amiga aquí.

-Macarena es mi estrella. Es como una hermana para mí.

No cocinamos ni fregamos si no es con nuestro delantal sevillano.

-Yo soy catalán, pero me lo pongo igual.

-He visto mucho "La Omaíta", soy muy fan de Los Morancos,

yo he crecido con ellos.

Si nos quedamos sin comida española, decimos...

-"Mamá, manda".

Que nos manden una caja con embutidos o algo.

-A mí me gusta un hueso blanco, un buen tocino...

Hacer caldito, esto es lo bueno, esto es pringá, esto es lo rico.

Nos vemos después, que llego tarde. -Vale, amor.

-Son todas alemanas.

Llevo con ellas cuatro años a tope y son buenas,

les he cogido mucho cariño a todas.

¿Cuánto tiempo llevas dando clases?

Desde que llegué,

llegué en septiembre y en enero empecé con las clases.

¿Por qué les gusta tanto el flamenco?

La cultura de España.

-Yo soy muy exigente y ellas lo son más.

¿Quieres aprovechar para mandar un saludo?

Un saludo a mis padres y a mi hermano,

que ya os conté que son muy especiales para mí,

a toda mi gente, a mis amigos,

a mis tíos, mis tías, mis primos, mis primas.

A toda España, que os quiero mucho y espero volver pronto

y poder dar mis conocimientos a los míos.

Un placer, gracias. Gracias a vosotros.

Buenos días. Buenos días.

Encantada de conocerte. Igualmente.

Soy Leyre, soy alicantina.

Vivo en Núremberg, pero trabajo en la universidad de Bamberg.

Vine a hacer un Erasmus,

pero ya me quedé aquí, en parte por amor, y soy muy feliz.

(Habla en catalán)

Soy profesora de catalán y de español

en la universidad de Bamberg.

Hice la carrera de Filología Catalana.

Por una cosa u otra, acabé aquí.

Un placer dar clase a alemanes, a gente con interés por la lengua.

En general, estoy muy contenta.

-Siempre me ha interesado el catalán

y las lenguas que se hablan en España,

ya que tenía la oportunidad de darlo en Alemania,

al menos, algo más curioso.

-Soy andaluza y en Andalucía nunca nos ofrecen en la universidad

una clase en catalán.

Llegas a Alemania y te dicen: "Puedes dar una clase en catalán".

Encima, gratis.

-También hice un Erasmus, como la mayoría de mis alumnos.

Acabé mi carrera aquí y dije: "¿Por qué no me quedo un poco más?".

Y aquí estoy.

(Habla en catalán)

-(TODOS) Bienvenidos a Bamberg.

-Este río es el río Regnitz.

Tenemos la pequeña Venecia,

que es un conjunto de casas de la Edad Media,

era una zona de pobres

y, ahora, la gente que vive en esas casas

es gente con bastante dinero, cada una tiene su barquito.

Unos son barcos de visita,

que nos hacen un recorrido por el río.

Hay otros que son parte de los dueños de las casas.

El antiguo ayuntamiento se encuentra en una isla artificial,

separa la ciudad en dos:

La parte del mercado y la parte episcopal.

Esas pinturas son unos frescos del Barroco,

que representan, por una zona, los cuatro elementos

y, por la otra, las cuatro estaciones.

Da mucho gusto salir de trabajar y encontrarse esta maravilla.

Estamos en una de las puertas al interior del casco urbano.

Entramos directamente a la Plaza del Mercado,

el casco antiguo.

Esta zona es el sitio más fotografiado de Rothenburg,

es una combinación de dos torres y una casa amarilla en el centro,

la antigua casa de los pescadores,

donde guardaban la pesca hasta el día del mercado.

Aquí se grabó una de las escenas

de una de las películas de Harry Potter,

todo lo que encontramos en Rothenburg es

escenario de película.

Estamos en una de las plazas más importantes de Rothenburg,

que es la Plaza del Mercado.

-Hola, españoles.

-A los turistas japoneses les atrae que el pueblo sea tan pequeño

y también les recuerda a una serie de manga,

que parece que está ambientada en este pueblo.

-(TODOS) "Españoles en el mundo".

-Esta es la torre más alta de Rothenburg,

son 60 metros.

Y tiene... 220 escalones.

¿Te animas? Venga.

Creo que unos 158.

Por fin, después de 220 escalones, he llegado al final.

Tenemos unas vistas impresionantes.

Siempre vengo con la familia alemana,

la familia de mi novio.

Como viven muy cerca, siempre disfrutamos de las vistas.

Estamos en un pueblo de cuento.

Podemos ver la muralla que rodea todo el pueblo medieval.

Aquí tenemos la iglesia de Santiago, una de las iglesias más importantes

y más antiguas de la ciudad de Rothenburg.

Vamos a entrar ahora a una de las panaderías donde hacen

las típicas bolas de nieve de Rothenburg.

Están hechas de una masa quebrada con forma de bola,

de chocolate, de caramelo, de fresas, almendradas,

con sabor a limón.

¿Con quién hemos quedado?

Es la madre de mi novio

y, por supuesto, parte de mi familia.

¿Qué tal? ¿Habla inglés?

No, no habla mucho, tampoco lo entiende.

He tenido mucha suerte con la familia alemana

y eso ha hecho que, en parte, esté muy a gusto aquí

y que mi madre esté más tranquila.

Nosotros nos vamos a ir a conocer a otra parte muy importante de mí,

que es mi novio.

Pasad a mi salón, esta es mi casa.

Este es Jossi, mi novio.

Está practicando porque es músico.

Tienes una joyita en casa.

No solo él, todas sus guitarras.

Unas 14 en casa.

Algunas que tiene en su sala de ensayo,

algunas que ha tenido que dejar a familiares,

porque no hay más espacio.

¿De dónde es? Es alemán y es de Núremberg.

Habla un poco de español.

¿Qué tal? Muy bien.

Te gustan las españolas. Las españolas no.

-Solo tú.

-Esta es nuestra cocina, con bastante luz.

Nos conocimos en un concierto cuando él estaba tocando.

Yo estaba de público.

Se fijó mucho en mí

y cuando acabó de tocar vino a hablarme.

Vámonos.

Ya estamos listos

para irnos a recoger a los otros músicos

y directamente al concierto, ¿verdad, Jossi?

-Claro que sí.

-Hemos venido a ver a ver a Jossi con su grupo de new jazz

y a disfrutar un poco de la música y del ambiente.

Aquí siempre la gente apoya mucho la cultura musical

y, por supuesto, yo también.

Los cuatro componentes del grupo:

Stephane, que toca la batería, Philip, que toca el teclado,

Jacob toca el bajo y Jossi toca la guitarra.

Ha sido un placer conocerte. Nos ha encantado.

Igualmente. Un placer. Muchas gracias.

¿Quieres volver a España o no? Sí, volveré. No digo que no.

Adiós. Muchas gracias.

Hola, Milena. Hola. ¿Qué tal?

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Bien.

Qué guapa. Gracias.

He venido a esta panadería,

que es muy típica de aquí cerca donde yo vivo,

a comprar pan,

porque tienen unos panes espectaculares.

Soy Milena, soy de Almería

y vivo en Reutlingen, una ciudad cerca de Tübingen.

Vivo aquí con mi familia,

mi marido, que es alemán, y mis tres hijos.

Soy profesora de español en la Universidad Popular.

Es una panadería muy especial

porque es la única que realmente todos los cereales que utilizan

los hacen en forma integral y todas las materias primas

desde la levadura, el azúcar, la harina, todo,

es de origen biológico.

Aquí podéis ver los bretzel, que todavía no están horneados.

La forma que tiene es trenzada.

La palabra bretzel viene de brazo, brazo trenzado.

Primero lo cruzan dos veces y queda así,

después de darle la forma lo dejan reposar,

se le echa sal gorda y se le hace un corte

para que tenga esa forma especial al hornearlo,

que la parte de fuera está oscura y el corte se ve blanco por dentro.

-Va al horno a 360 grados.

Lo muy típico que hacen en la zona de Suabia,

que es donde estamos,

es cortar por la mitad el bretzel, rellenarlo con mantequilla

y en el café como si fueran nuestros churros

meterlo y comérselo.

"Danke".

Aquí está la calle más estrecha del mundo.

¿Cómo se llama la calle? Spreuerhofstrasse.

Fue en un incendio en la ciudad en 1727.

Con la reconstrucción lograron dejar esta calleja

en teoría para salir si volvía a ocurrir un fuego.

Es una calle que tiene de ancho solamente 31 centímetros.

Aquí hay que hacer dieta para poder entrar.

Hay que entrar reamente de lado. No puedo.

Bienvenidos a mi casa. Yo vivo con mi marido.

Él es Ralph.

-Yo soy del norte de Alemania. Pero habla muy bien español.

Sí. Habla el almeriense.

Nos conocimos en una residencia de estudiantes

en Friburgo, donde yo fui a estudiar.

Este es el "peque", ¿no? Este es el "peque".

Hola. Él es Daniel.

-Hola.

¿Cuántos años tienes? Cuatro.

-Y mi hija. -Yo soy María y tengo 17 años.

-Yo soy David y tengo 14 años.

Eres ingeniero. Sí, ingeniero de microsistemas.

Trabajamos con sensores que se usan en Smartphone o en esas cosas.

¿Cómo es lo de hacer amigos y relacionarse con la gente?

Se encuentra muy fácil la gente así, pero creo que en España

la gente es más abierta y es más fácil,

pero aquí también he encontrado muy buenos amigos

y con los profesores

también tenemos una relación muy buena.

-Le dan mucha importancia a los idiomas,

a la formación también, a que hagan muchas prácticas.

Solamente en cuestión de idiomas ya van muy adelantados,

porque mi hija y él también ahora

tienen francés, inglés, alemán y el español

como tercera lengua extranjera.

Voy a coger la "bici" para mostraros un poco la ciudad.

Al ser una ciudad con tantos estudiantes,

ellos valoran mucho la libertad para moverse de un sitio a otro

sin tener que depender del transporte público.

Esa es la postal típica de Tübingen.

Es la foto que sale en todas las imágenes

y en toda la publicidad de Tübingen.

Es un frontal de fachadas de casas

que se han mantenido exactamente igual desde 1750,

que reformaron la última vez.

Se dice que los tejados más pequeños pertenecen a la gente normal,

a los habitantes de aquí,

y los más grandes pertenecen al Estado,

a la universidad y al obispado.

Os voy a presentar a mi amigo Chema.

Pertenece a una banda de gaiteros y han venido al Carnaval.

Hola. ¿Qué tal? Hola, Chema.

-Nos conocemos de Tübingen. Somos de orígenes muy diferentes.

Yo soy de Zaragoza.

Hay muchos gallegos, no todos, también hay alemanes.

¿Quién es el alemán?

Hoy es el Carnaval. Adiós, adiós, adiós.

Antes de desfilar vienen aquí a tomar cerveza

y a entonarse un poco.

Vamos a la mesa y te presento a mis amigas,

que han venido también a tomar cerveza.

Aquí os presento.

Hemos creado un grupo estupendo, maravilloso,

que ya somos como hermanas.

-Me casé y me vine para acá.

Por amor. Por amor. Como casi todas aquí.

Todas casadas con alemanes.

-Yo me quedé por amor,

pero me vine a jugar al tenis de mesa.

Me fichó un equipo alemán

y conocí aquí a mi marido, que era mi entrenador.

-Y aquí la hija, lo que ha salido.

Por "Españoles en el mundo". Salud, salud.

-Este tipo de Carnaval con estas máscaras tan raras

se dan sobre todo en las zonas más frías,

porque hace mucho frío, el invierno es...

Me encanta, me encanta el Carnaval.

En Tübingen antes no había ninguna tradición de Carnaval.

En 1980 es cuando se empezó a fomentar

y se empezó a organizar este desfile.

En total son más de 55 asociaciones de Carnaval,

cada uno con su traje típico.

¡Ay, madre!

Tu madre no te va a reconocer. Mi madre no me va a reconocer.

Hola. ¡No!

A ver si salgo viva. ¡Si salgo viva!

Estamos en un quiosco típico.

Ofrecen pan con verdura.

Es un bollo relleno con una carne y tiene una salsa especial.

La salchicha, que tienen una forma diferente de prepararlas,

la envuelven en un tipo de hojaldre, se le llama "salchicha momia".

Esta salchicha es la picante, hay otra que no pica tanto.

Si te parece, pruébala.

¿Rica? Está buenísimo.

Nos vamos a poner las botas.

¿Qué tal todos? ¿Todos bien?

Estamos en este edificio de la Universidad Popular.

Yo estudié Turismo,

pero fue muy complicado encontrar trabajo.

Me formé para ser profesora de español y aquí estoy.

-Para mí es excelente.

La mejor profesora.

-Son casi como familia.

Es una relación tan especial y tan estrecha

que, al final, todos nos queremos un montón.

¿Volverás a España?

¿Volveré a España? -(TODOS) ¡No!

-Ellos dicen que no, a mí sí que me gustaría.

Saludar a mi familia, mi mamá y mi papá, besitos,

a todos mis amigos, que están siempre para mí.

Que nos vemos prontito.

Espero volverte a ver muy pronto.

Gracias de verdad. Gracias a vosotros.

Hola, Álvaro. Buenos días.

¿Qué tal? Muy bien.

¿Cómo estás? Muy bien.

Encantada de conocerte. Igualmente.

Soy Álvaro, tengo 26 años,

soy de Ordizia, un pueblo de Guipúzcoa.

Vine a Tübingen hace dos años y medio

a hacer un máster de Lingüística y me he quedado a hacer el Doctorado

para cumplir mi sueño de ser profesor de universidad.

Hay cinco bloques en total, son todos en planta baja,

todas las casas son de seis personas.

Quitando que hay dos apartamentos para parejas.

¿Y este árbol?

De los antiguos inquilinos, la tradición es

que, cuando se van, echan sus zapatos,

incluso las ruedas de la bici, al árbol.

Ya se ha quedado como símbolo de esta residencia.

Esta es la zona común, entras

y todos los apartamentos están pensados así

para que tú entres a la zona donde se supone que harías

la vida en común con tus compañeros.

¿Y tus compañeros? Estoy solo.

¿Dónde están? Estarán en clase.

Mi habitación está aquí arriba.

Este es mi espacio más íntimo.

Suelo trabajar más en la oficina.

Estamos en Wilhelmstrae la calle de William,

en la universidad de Tübingen, esta es la Facultad de Letras,

es donde yo hice mi máster y ahora es donde doy clases.

Esta universidad es importante

porque es una de las más antiguas de Alemania,

es la tercera más antigua del estado de Baden-Wurtemberg.

Tenemos 300 carreras,

pero están divididas en 7 facultades.

Aquí tenemos la facultad de Letras, tenemos Lingüística,

este es el instituto de Medicina Tropical,

ahí tenemos Geología.

Yo sabía que quería estudiar Lingüística,

vine a Alemania porque la educación es gratuita

y miré los rankings, cuál era la mejor universidad

y Tübingen fue la que más me interesó.

Estamos en Aula Magna nueva,

es el edificio principal de la universidad de Tübingen

y está la Facultad de Derecho.

Arriba vemos el lema de la universidad de Tübingen

en latín.

Significa: "Me atrevo".

Es una universidad pública y gratuita

en el sentido de que pagamos 150 euros al semestre

por las tasas universitarias, no hay una matrícula,

sino que estos 150 euros son para trámites administrativos

y parte del ticket semestral para el transporte público.

Este es el edificio más antiguo

de la biblioteca central de Tübingen,

data de principios de 1900

y dentro está la sala de lectura antigua.

Es un aula más de estudio,

solemos tener un problema muy grande,

sobre todo, en la época de estudios,

que hay más estudiantes que plazas en la biblioteca.

Desde hace un par de semestres han puesto este parquímetro

y nos dan una hora de pausa

para ir a comer o ir a tomar un café.

Cuando has escrito aquí: "Me voy a las 13:30 h".

Si a las 14:30 h no has vuelto, se pueden coger tus libros,

ponerlos en una esquina y coger tu plaza para el estudio.

Esta es la biblioteca central.

La gente suele hacer trabajos en grupo,

tenemos las impresoras.

Una vez pasadas las puertas, está la sala en silencio.

Aquí hay dos semestres,

está el semestre de invierno, que va de octubre a febrero.

Ahora acabamos de terminar el periodo lectivo,

algunos tienen que escribir ensayos

y otros se pueden buscar un "minijob" de dos meses

para sacarse un dinerillo.

Vamos a la cantina,

es donde se junta la mayoría de estudiantes a comer,

un menú barato, entre 3 y 3,50.

Siempre tenemos opción vegetariana de menú del día

y una opción normal.

Me voy a poner en la cola.

Yo soy vegetariano desde hace unos cinco años.

Hoy tenemos el plato especial de los suabos,

que es este tipo de pasta,

está fundida con queso y tiene cebolla pochada por encima.

Hay unos 4.000 estudiantes internacionales,

muchos vienen a hacer el máster.

-Hola, España.

-Estamos en el Who, es el barrio de estudiantes.

Es donde acaban el 95% de Erasmus

y hoy vamos a conocer a una de mis amigas españolas, Ana,

que nos conocimos en un curso alemán.

¿Qué tal? Un beso. Esta es mi casa.

Somos muchos aquí, vivimos 16 en cada planta.

Esta es mi minicasa, no es muy grande,

pero para una estudiante de Erasmus está genial.

Por esta habitación pago 250 y es de las más baratas.

Vine el año pasado de Erasmus y me gustó mucho Tübingen,

me gustó mucho

porque el sistema educativo me gustó más que el de España,

porque es más práctico, yo estudié Biotecnología.

Aquí es más tema de laboratorio.

Puedes hablar idiomas todo el día,

la posibilidad de viajar en el centro de Europa,

para mí son todo ventajas.

Este es el famoso "Kuckuck",

donde nos pasamos 24 horas al día todos los que vivimos aquí.

Ellos son mis amigos, hay españoles, italianos, turcos...

Aquí tenemos las mesas,

consiste en encestar la pelota en los vasos del otro equipo.

Cuando encestan la pelota en tu vaso,

bebes.

-(TODOS) "Españoles en el mundo".

-La universidad es muy buena, hay muchas oportunidades,

muchos recursos, muchas colaboraciones posibles.

-Yo soy de Guatemala.

¿Cuánto tiempo llevas aquí? Ahora llevo un año y medio.

Lo bueno es que os juntáis gente de diferentes sitios.

Guatemaltecos no hay muchos, pero hay muchos latinos,

y españoles también.

¿Volverás a España?

Sí que me gustaría volver,

sigo teniendo este sentimiento de asentarme allí,

pero todo dependerá de las condiciones

y el tipo de trabajo que encontrase allí.

Salud. -Mucha salud.

Álvaro, gracias por todo. Gracias, adiós.

-En el grupo de Jossi son cuatro componentes

y hacen conciertos alrededor de Baviera

y algunas veces en otras regiones.

¿Cuántas palabras habéis aprendido? Seis.

-Lo típico.

(Hablan en alemán)

-Ya estamos listos

para ir a recoger a los otros músicos

y de ahí al concierto.

¿Verdad, Jossi? -Sí, claro.

-¡El sol!

-Dile: "Muchas gracias por venir".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Núremberg

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Españoles en el mundo - Núremberg

12 may 2020

Hoy visitamos Núremberg: con Miriam e Iván recorremos el casco histórico y la sede donde se celebraron los famosos juicios a las autoridades nazis. Con Leyre conocemos las ciudades de Bamberg y Rothenburg. Y finalmente Milena y Alvaro nos guían por la ciudad medieval de Tubingen para vivir su carnaval.

ver más sobre "Españoles en el mundo - Núremberg" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Núremberg"
Clips

Los últimos 2.126 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios