www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5583254
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Guinea Ecuatorial, el legado español - ver ahora
Transcripción completa

Viajamos hasta el único país de África

donde el idioma oficial es el español

y es que hasta 1968

este país en el que estamos era una colonia española.

"Españoles en el mundo", bienvenidos a Guinea Ecuatorial.

-Me encanta el sol,

me encanta la naturaleza y me encanta el mar.

Tengo las tres cosas todo el año.

-El corazón de Guinea, el mercado central.

Los distintos popós con todas las telas.

Estás guapo, guapo.

Yo también estoy guapo. -Los dos, los dos.

-Esto siempre ha sido

el núcleo político y religioso de la capital

y al mismo tiempo también fachada cuando llegaban los barcos del mar,

que veían todos estos edificios de forma imponente.

Con más de 1.000.000 de habitantes,

en su población distinguimos hasta 7 etnias diferentes.

Bubis y fang son las mayoritarias.

Yo soy de la etnia fang y mi tribu es sangui.

"Sa" es padre y "gui" es gorila.

La tribu de mi padre se llama "Padre gorila".

Seremos testigos de excepción de una boda tradicional fang.

Esta boda empezó ayer y acaba hoy.

Esto es Sampaka, el único secadero de cacao

que funciona a pleno rendimiento en todo el país

y que además exporta su cacao a España.

Una antigua finca colonial que tiene más de 100 años,

la única operativa a nivel de cacao y de otros productos.

Está muy bueno. Qué maravilla.

Atravesando la selva

vamos a encontrar uno de sus paraísos.

Son las cascadas de Ureca.

No solo la cascada en sí, sino todo el escenario,

la playa, la arena...

Aquí comienza "Españoles en el mundo en Guinea Ecuatorial".

Buenos días, Josué. Hola, Jorge. ¿Qué tal?

Muy bien. ¿Qué tal? Pues aquí trabajando un poco.

Nuestro director está de viaje

y entonces me toca hacer un poco su trabajo ahora mismo

en estos días hasta que llegue él.

Mi nombre es Josué.

Soy español de nacimiento

y como podéis ver por mi tono de piel

soy un hispanoguineano.

Mi padre es de Mongomo, pero mi madre es de Cuenca.

Llevo en Guinea Ecuatorial desde 2002,

donde desarrollo mis actividades empresariales.

Estamos en el hotel Magno Suites,

que se ubica en el barrio de Paraíso de Malabo,

provincia de Bioko Norte.

Otra habitación.

Es un concepto abierto muy novedoso.

La parte que hace muy especial esta suite

es la terraza.

Esto es un lujo que además es bastante recurrido particularmente.

Una noche en este hotel serían 275.000 francos CFA,

que viene a ser aproximadamente unos 400 euros la noche.

¿Qué tipo de turista viene a Guinea?

Sobre todo son empresarios y gente del mundo del petróleo.

Aquí tenemos la parte del restaurante

y la terraza.

Este señor que está aquí es mi padre y es el responsable

de que yo haya acabado en Guinea Ecuatorial.

Como todos los guineanos que tengan más de 51 años, nacido en España,

pero después de la independencia en el 68

empezó a invertir en Guinea Ecuatorial

y necesitaba un poco de ayuda,

entonces me ofrecí a venir aquí para echarle una mano.

Encantado. Mucho gusto.

¿Con cuántos años se va a España?

Me fui con 18 años y retorné ya con 64 años.

Hice casi toda la vida en España,

pero nunca perdí lazos con mi primera patria, que es esta.

Me fui solo y ya me traje a mi familia,

mi mujer incluida.

-Mi abuelo fue esclavo.

Cuando terminó la esclavitud le dieron un paquete de sal

y lo dejaron en el puerto de Bata

para que él mismo se fuera de vuelta a su pueblo.

Aquí es donde vivimos.

El bloque es nuestro, pero lo tenemos en alquiler

y uno de ellos es el que utilizamos para vivir.

Mi primer trabajo aquí consistió

en venir a gestionar obras para mi padre

con el tema de las viviendas que él estaba construyendo.

Con ayuda de los arquitectos y demás

hemos ido gestando este proyecto hasta ya casi terminarlo,

aunque quedan algunas cosas y algunos flecos pendientes,

como la piscina y demás.

Es una cosa muy sencilla, muy pequeña, tipo loft.

Tenemos aquí la parte de la cocina,

la parte del comedor, lo que es oficina,

tengo aquí a mis niños, el pequeño, Tyler, mi hija Daniela

y el mayor, James.

¿Y dónde están? ¿En Guinea?

No, ellos dos están con la mamá en España.

Están cursando este año en España,

aunque el año que viene vuelven a Guinea para cursar.

El mayor, que ya tiene 21 años,

está en Londres estudiando Producción Musical.

¿Estos guantes de quién son? También son míos.

Son de los que utilizo para entrenar.

Me dedico también a entrenar kickboxing

con un muy buen amigo.

Estamos en la villa de Moka, la parte sur de la isla de Bioko.

(Cantan)

¿Aquí son muy religiosos? Son muy religiosos.

Aquí el 98% de la gente son de religión católica,

aunque también dan la bienvenida a todo tipo de religiones.

El país está dividido en seis territorios,

que son las cinco islas más la parte continental.

La mayoría de la población son de la etnia fang

y en este caso de la isla de Bioko hay un pueblo de la etnia bubi.

Yo soy de la etnia fang y mi tribu es sangui,

tal como se lee en la camiseta.

"Sa" es padre y "gui" es gorila.

La tribu de mi padre se llama "Padre gorila".

Aquí es donde se encuentra el Centro de Investigación

que trabaja en conjunto

con la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial

y la Universidad Drexel de Filadelfia, EE.UU.

Mi mujer gestionó este centro por casi nueve años.

Se encargan un poco de la gestión

y la conservación de las especies que tenemos en la isla de Bioko.

¿Qué tal, Amancio? ¿Cómo estás? -Muy bien.

Estos son los primates que tiene la isla de Bioko.

Es una especie endémica de la isla.

Todos son monos que existen en la isla.

Actualmente ya no son muy fáciles de ver

debido a la presión de la caza.

-¿Qué es lo que tenemos aquí delante?

-Son heces de primates.

Estoy separando hojas, frutas, fibras...

-Todo eso es lo que está dentro de las heces.

¿Y qué busca?

Estoy investigando qué es lo que están comiendo.

-La dieta básicamente

para ver los hábitos alimenticios de las diferentes especies.

Este es nuestro guía, Fermín,

nacido y crecido en la villa de Moka.

Es nuestro guía experto,

que nos va a llevar hasta el lago Biao,

que es donde vamos a subir ahora.

Una hora u hora y media caminando cuesta arriba.

¿A qué altura vamos a llegar? 1.700 metros.

-Toda la isla tiene un origen volcánico.

Los múltiples volcanes que hay,

algunos han dejado un pico, otros han dejado calderas.

Todos esos accidentes geográficos

son los que conforman la isla de Bioko.

¿Cómo vas? Ya llevamos media hora de subida.

Es una parte de bosque

y la sombra te cubre de los rayos del sol.

Fermín está como paseando por la orilla del mar.

Así es.

-Hemos salido de la zona de bosques,

allí se ve la Isla Caldera y es nuestro objetivo.

Hasta ahí vamos a ir.

Vamos a ir hasta ahí.

Vas a ver la parte del cráter,

que es donde está el depósito de agua.

¿Merece la pena subir?

Absolutamente. Un espectáculo de la naturaleza.

Aquí hemos llegado.

La subida merece la pena, pero hay que sufrirla.

Es una hora de subida, hay que tener un poco de pierna.

Con tu permiso, mi cuerpo me lo está pidiendo.

Sentado se disfrutan mejor las cosas.

Es un cráter volcánico, el lago se abre más al fondo

y el agua

recorre las laderas de la montaña hacia el sur.

Este es el club donde entreno kick boxing

con nuestro campeón mundial Álex Asumu.

¿Campeón mundial? Sí.

Siete veces campeón de España,

dos veces campeón de Europa, dos veces campeón de África.

¿Cómo estás?

-¿Qué tal?

Fui el primer guineano que ostentó un título mundial.

Llevo cinco años en el ámbito nacional,

he vivido toda la vida en España,

en Alcalá de Henares, Torrejón, Madrid.

Eso es, cerrado.

¿Qué hace falta para ser bueno en este deporte?

Sufrir mucho. Con 40 años no es como con 17.

Os traigo a un pequeño rincón, se llama Cacariaca.

Ahí tenéis el Atlántico de mis Islas Canarias.

Aquí puedes ver el puerto que se utilizaba

para exportar el cacao y el café que se producía

en las fincas que estaban en esta zona.

Mi amigo Valentín cumplió años el otro día

y hemos reunido a unos amigos para tomarnos una paella.

Felicidades. Gracias.

-Mi amigo Scotty, mallorquín de adopción.

-Tengo 48 años.

-Scotty está un poco más fuerte que yo, pero no mucho más.

-Yo me llamo Blanca, tengo que decir que "me llamo",

porque si digo "soy Blanca" es una obviedad aquí.

-Por favor, coge.

A ver cómo nos ha quedado.

Está muy rica. Es un experto.

(TODOS) Cumpleaños feliz,

te deseamos todos, cumpleaños feliz.

-Muchas gracias, que aproveche.

La mitad de tu familia es de Guinea,

pero ahora mismo

la mitad de tu familia está en España.

Sí, sobre todo, mi mujer y mis niños

no están conmigo y se les echa mucho de menos,

es esa pequeña parte de mí que no está conmigo ahora.

Son circunstancias de la vida, aunque las cosas te van bien

pero no siempre está todo como uno quiere al 100%.

Intentaré hacer un esfuerzo para ir dentro de poco a España.

¿De visita o para quedarte? De momento, de visita.

¿Te veremos permanentemente alguna vez?

El futuro es inescrutable, no se sabe.

Espero que de aquí a unos cuantos años sí.

¿Cuándo va a ser eso? No lo sé.

Muchas gracias.

A vosotros.

María, espera, a ver si puedo llegar a saludarte.

Solo tú podías venir así. ¡No vuelques!

Me llamo María, soy de Almería.

Trabajaba en Madrid,

vi la posibilidad de optar a una plaza aquí

y no me lo pensé.

Tenía una idea muy diferente de lo que era África,

me encanta, me encanta Guinea Ecuatorial,

la playa, el mar, el calor que hace.

Estamos en Guinea Ecuatorial,

en la playa de arena blanca en Bioko Sur.

Es de las pocas que la tienen.

Por el origen volcánico de la isla son todas de arena negra.

¿Cómo es Guinea? Es lo que veis.

Casi el 80% es selva.

La parte de Malabo

está muy desarrollada de infraestructura,

pero la parte de Bioko Sur es más rural,

más naturaleza.

Antes de venir, cuando pensaba en África,

imaginaba algo menos desarrollado y, al final, la vida está muy bien.

No te falta de nada,

me encanta, me encanta el sol, me encanta la naturaleza y el mar.

Tengo las tres cosas todo el año.

José nos va a llevar, si no nos caemos, a pescar bilolás.

Vamos, José, izquierda, derecha.

Vamos a pescar bilolás,

que es un caracol marino que se hace a la parrilla,

es típico de aquí.

-Un cayuco puede durar siete u ocho años.

Se hace con hacha.

-Un tronco de madera vaciado,

es la embarcación común de los pescadores de Guinea.

Lo usan cada día para pescar,

van cada mañana y vuelven por la tarde.

¿Cómo se pesca?

Se coge con la mano. -Es suficiente.

-Ya he conseguido cinco.

¿Qué se hace con esto?

Me lo como. -A la parrilla.

Parece fácil cuando lo haces tú.

Si lo sabes hacer, no es fácil.

¿A qué te dedicas?

Soy analista de mercado de la oficina comercial de España.

Ayudo a las empresas españolas a hacer negocios aquí

y a trabajar mutuamente Guinea y España.

El bilolá seco y preparado con un poco de condimento,

que es aceite, tomate y un poco de picante.

Ahora hay que echarlo a la parrilla y a comer.

-Está bueno de todo.

Si lo preparas a la brasa, salsa de tomate, está bien.

-Esto ya está hecho, yo le pongo un poco de picante

porque me gusta mucho, pica mucho.

-Esto te da energía.

-Sabe a calamar, a jibia, a sepia.

¿Pica mucho? Muchísimo.

Es el picante más picante que yo he probado en mi vida.

Una gotita.

¿Suficiente? Sí. Prueba y me dices.

¿Por qué me está quemando la lengua?

No es por el picante, es porque están calientes.

Es el picante, que pica mucho.

No, no hay que poner mucho picante.

Le he puesto poco.

Es que pica mucho.

Me quema.

Os traigo a la playa de los Franceses,

solían venir los franceses aquí a pasar el rato.

Es lo que hacemos los expatriados,

venir a hacer paddle surf, a pasar el rato.

-Hola, me llamo Nicolás.

Encantado. Encantado.

¿De dónde eres? De Bayona.

Soy el profesor de deporte de la escuela de francés.

-Vamos a hacer una cosa que hacemos muy a menudo,

que es paddle surf.

Hemos traído los paddle de España y de Francia.

El mar está muy tranquilo.

Os he traído a Batete, uno de mis pueblos favoritos.

Es un pueblo pequeño, tranquilo, está bastante alejado de la capital.

A esta hora del día está muy bonito.

Siempre ha existido relación entre España y Guinea Ecuatorial.

Aunque nos une idioma común

y la tradición española es fuerte,

la cultura africana

sigue siendo muy diferente a la europea.

La iglesia que vamos a ver la construyeron los claretianos.

Se llama San Antonio María Claret.

Es la única iglesia

que queda construida de madera en Guinea Ecuatorial.

Buenas tardes, Fernando. -Buenas tardes.

¿Es el que manda aquí? Sí.

¿Podemos pasar? Sí.

-Fernando, el guarda y custodio de la iglesia,

que además repara lo que hace falta cada vez que se estropea.

-Felipe, el guitarrista. Encantado.

La iglesia se construyó en 1823.

Lo construyeron dos curas con la ayuda del pueblo.

Es única de estilo gótico en Guinea y en África.

Se sigue manteniendo, a pesar de los años que lleva

y la colaboración de las internas, del pueblo, los coros,

aquí tenemos cuatro coros,

que nos reunimos cada domingo a celebrar la misa.

Es nuestra iglesia.

-Esta es mi casa.

Pequeñita, pero para mí sola es perfecta.

Salón, cocina, arriba hay dormitorio y baño.

Ese es mi rincón de los viajes, en el que tengo un mapa

en el que marco los sitios en los que he estado.

Tengo el símbolo de mi tierra, de Almería, el indalo.

Siempre tienes el punto de referencia

de a dónde puedes volver si necesitas a tu familia,

un abrazo o si echas de menos cualquier cosa,

siempre puedes volver.

¿De quién te acuerdas? De mis padres, de mi hermana.

Mamá, te quiero, papá, hermanita, que tengo muchas ganas de veros.

Espero que la próxima sea viniendo aquí vosotros.

He organizado una fiesta con mis mejores amigos de Guinea.

-Buenas noches.

-Soy de Egipto. -De Barcelona.

De todas partes del mundo.

Sí, multicultural, muchos guineanos también.

Mejor acompañada no puedes estar.

Mejor imposible.

¿Volverás a casa?

Sí, algún día volveré.

Mamá, volveré seguro, pero aún no sé cuándo.

Te quedan muchos países por rascar en ese mapa.

Me queda un poco.

Cuando acabes y te canses, allí te esperamos.

Muy bien, muchas gracias por venir.

Hasta luego. Hasta luego.

Ángel, buenos días.

Encantado de conocerte.

Bienvenidos, aguantando bajo el sol.

Soy Ángel.

Ángel era un profesor que se cansó, montó una agencia de viajes,

me enamoré de este país

y aquí estoy luchando desde hace cinco años

para que la gente de fuera conozca este país.

Estamos en la Plaza de la Independencia,

que es el corazón de Malabo, la capital de Guinea Ecuatorial.

Aquí se proclamó la independencia en 1968.

Fue el primer sitio donde se izó la bandera ecuatoguineana.

Tenemos la catedral,

el arquitecto principal fue Luis Segarra.

En aquel momento era un proyecto muy revolucionario

porque no olvidemos que esto era una colonia,

mandan el proyecto a Gaudí,

Gaudí da el visto bueno a este proyecto

y es cuando se inicia en 1900.

Este fue el primer lugar del país donde llegó el agua canalizada.

Este siempre ha sido el núcleo político y religioso de la capital

y, al mismo tiempo, fachada, cuando venían los barcos

veían estos edificios de forma imponente.

¿Cómo llegas hasta aquí?

Llego aquí en 1984 por primera vez.

Me quedo enganchado del país.

Son tantas cosas que, al final, no sabes cuál es la mejor.

La gente, el clima, la forma de convivir,

la propia sociedad,

es tan diferente

a la manera estructurada que vivimos en Europa,

que tiene su punto.

Ese punto es el que me engancha

y el que me ayuda a venir aquí de forma recurrente.

Mi historia es muy simple.

Monto una agencia en España

especializada en África y Guinea Ecuatorial.

A partir de ahí, empiezo a venir con turistas.

En ese camino estamos creando turismo.

Arriba a la derecha tenéis mi oficina.

Llevamos aquí cuatro años.

Desde que tenemos la oficina,

los clientes han aumentado exponencialmente.

Nuestro principal nicho de turismo son los coleccionistas de países.

Cuando llegan: "País 132, 170, 180...".

¿Qué es lo que un turista que viene a Guinea Ecuatorial

no puede perderse?

Ureca, son playas vírgenes, naturaleza en estado puro,

es la joya de Guinea Ecuatorial.

¿Qué tal? Buenos días. -Bien.

-Vivo en el mismo sitio donde tengo la oficina.

Una casa sencilla, una habitación, cocina americana.

Para mí es suficiente,

en el centro de la ciudad y todo a mano.

¿Es caro vivir en Guinea?

Estamos hablando de unos 500 euros al mes

si vives de forma permanente.

El sueldo guineano son 150.000 o 200.000 francos,

que son 300 euros.

Nosotros siempre buscamos algo que tenga aire acondicionado,

con un mínimo de condiciones para vivir.

Los guineanos pueden conseguir casas más económicas,

pero son casas que no tiene luz, no tienen cocina eléctrica,

como en este caso,

entonces sí pueden permitirse vivir de una manera más sencilla.

¿Dónde nos llevas ahora?

A mi segunda casa, al restaurante bar Ruta 47.

Aquí trabajo mediodía y noche.

Tengo una empresa de turismo, me da dinero durante cinco meses,

pero durante el resto del año no tengo ningún ingreso.

Pensé en la posibilidad de qué negocio montar

para tener ingresos todo el año.

Fruto de eso es este restaurante estilo africano.

Aquí tenéis al cocinero jefe, que es Mario.

-Antílope, puercoespín con salsa de tomate.

-Gusanos de seda.

Nosotros lo vamos a disfrutar hoy, lo vais a probar.

Por más que los miro,

lo último que me da son ganas de comérmelos.

Salud.

A ver a qué saben.

Es como una pasa pero con sabor a pescado.

Esto es puercoespín.

Aquí se come todo. Todo.

Si se mueve, a la cazuela.

Estamos en Baney,

uno de los pueblos más importantes de la cultura bubi.

Los bubis son los autóctonos de esta isla.

¿Quiénes son estas chicas? Es uno de los grupos de la ciudad.

Nos van a ofrecer dos cantos tradicionales.

¿Cuántas etnias hay en el país?

Si las contamos todas, seis o siete.

Las mayoritarias son los fang y los bubis.

Los fang pertenecen al interior del continente

y los bubis son los autóctonos de la isla de Bioko,

que es donde ahora estamos.

-Como lo hacían nuestros antepasados,

anteriormente no teníamos instrumentos como aparatos,

lo hacían con la boca y con la mano y con instrumentos tradicionales.

Vestíamos esto para cubrir el cuerpo.

Esto se hace con hojas de palmeras.

¿Qué os habéis puesto en la piel?

Esto son manchas de tola, lo hacen con unas hojas

y un poco de ceniza.

Como no queremos olvidar nuestra cultura y la tradición,

nos hemos animado a hacerlo,

a representar a los antepasados para no olvidar lo nuestro.

¿Podrías enseñarnos a bailar a Ángel y a mí?

Sí, obvio.

Muy convencida la veo, no nos ha visto bailar.

Esto es más difícil.

Estamos en la Finca Sampaka,

una antigua finca colonial que tiene más de 100 años.

La mejor persona que os lo puede presentar

es el hijo del actual propietario.

¿Cómo estás, Edu?

-Estamos en la Finca Sampaka, en la que vivo ahora.

Vivimos haciendo cacao y derivados, como el chocolate.

Aquí han vivido distintos capataces de las fincas,

desde mi abuelo hasta yo.

La casa es de 1906, es un salón y dos habitaciones a ambos lados.

Esta habitación es del capataz.

Está el teléfono que usaban cuando había emergencias

y se le llamaba a horas nocturnas.

Las camas eran grandes.

Son hechas a medida con madera local.

Aquí tenemos a mi padre y a mi tío Emilio.

Mi padre nació aquí y se crió en esta casa.

Mi tío vino a trabajar aquí hace más de 30 años,

estuvo trabajando mucho tiempo, luego se fue a España.

Son de Azután, un pueblo al lado de Talavera de la Reina.

La estructura de la casa permite ver toda la finca.

Desde los secaderos de cacao hasta los almacenes,

donde viven los que trabajan en la finca,

que son estas viviendas.

Estamos en la plantación de Maxi,

que es donde se sientan a romper el cacao.

-El cacao es esto.

Empieza la floración como lo ven.

A partir de ahí empiezan a salir pequeñas piñas como estas.

De aquí a tres meses se madura.

Cuando está maduro, picamos.

Aquí es donde solemos hacer el montón para desgranarlo,

meterlo en los sacos y llevarlo a los secaderos.

-Lo metemos en una caja de fermentación,

en la que se le tiene que estar dando vueltas

para que el cacao se airee y se produzca el efecto químico.

Se extiende todo el cacao sobre la pizarra del secadero.

Es como un horno, está hueco por abajo

y funciona con leña.

Son tres días de secado.

Yo he crecido sentado en la máquina que va de lado a lado.

Me dejaban suelto e iba dando vueltas de arriba abajo,

como si fuese un juego de niños.

Cuando ya está limpio y preparado, ¿qué pasa?

Una parte lo exportamos

y otra parte nos lo quedamos para hacer chocolate.

Esto ya es chocolate, si queréis probarlo.

No seré yo quien te diga que no al chocolate.

¿Quieres o estás harto de comer chocolate?

No, no me harto. -Chocolate de Guinea Ecuatorial.

Qué maravilla.

Hemos llegado a Ureca.

Significa "lugar muy lejano".

De hecho, estamos en la punta sur de la isla de Bioko.

Para mostraros esta belleza de la naturaleza,

que se llama la cascada de Ureca,

es la primera cascada, porque hay más.

Creo que son 32 metros.

Vale la pena para relajarse, descansar

y tener otra visión de la realidad.

A mí me encanta traer a la gente porque es muy bonito,

no solo la cascada en sí, sino todo el escenario,

la playa, la arena, estamos en una isla volcánica

y esto es un paisaje idílico.

Hace muchos años, mi exmujer en España me decía:

"Tú acabarás viviendo en Guinea Ecuatorial".

Tenía razón.

Lo que más me duele de estar aquí es mi hijo, que está en España.

Me gustaría que viviera conmigo.

No hay día que no piense en él.

Un beso muy fuerte desde Malabo, desde Guinea Ecuatorial.

A ver si nos vemos pronto.

Qué maravilla.

Con todo el dolor de mi corazón y con toda la pena,

te dejo en esta cascada.

Nos vemos no sé cuándo, pero volved.

Hola, Sonia. Hola.

Encantado.

Estamos en mi puesto de trabajo, trabajo aquí como enfermera,

en el hospital La Paz.

Me llamo Sonia,

decidí echar un currículum aquí hace tres años para estarme un año,

hace poco hice tres años en Guinea.

Chicos, hasta mañana.

¿Cómo es trabajar como enfermera en Guinea?

Mejor de lo que yo me pensaba.

Venía con unas expectativas peores, pero no está mal.

En el hospital hay más gente española,

personal de mantenimiento, un ginecólogo

y hay un pediatra, que se llama Jorge.

Este es Jorge, es pediatra.

Encantado. Encantado.

Te pillamos trabajando. Sí.

¿Cómo estás, bonita? Bien.

¿Se porta bien el médico?

Ha tardado en responder.

¿Te pincha él o ellos? Ellos te pinchan.

¿Cómo llegas a Guinea?

Me gustan mucho las enfermedades tropicales

y tenía una amiga que el año pasado estuvo aquí trabajando.

Gracias a ella, aterricé en Guinea.

-Además de ser compañero de trabajo, vivimos juntos.

Como los dos hemos acabado, vamos a casa y os la enseñamos.

Esta es nuestra casita. -Esta es la cocina salón.

Por allí están las habitaciones.

-Esta es mi habitación, que es la grande.

¿Cómo os repartisteis los cuartos?

No hay repartición, yo me la pedí.

Él es muy bueno y me la dejó.

-Esta es mi habitación.

Mi pequeño rincón.

Estos son compañeros del hospital donde hice la residencia.

Son mis amigos de España, se les echa mucho de menos,

me lo hicieron cuando vine.

¿Cuánto se paga por vivir en una casa como esta?

No pagamos ni casa ni aire,

el Wifi está incluido, el agua y la comida.

Cuando queremos, podemos ir a comer al comedor.

¿El sueldo lo ahorráis? Íntegro para nosotros, para el ocio.

¿Cuánto se cobra por trabajar como médico

o como enfermera en Guinea?

Más que en España.

Cobramos como dos veces y media o tres más.

¿Dónde estamos ahora? En el paseo marítimo de Bata.

Bata es la principal ciudad del continente.

-Es una ciudad muy tranquila, si quieres salir tienes para salir,

hay muchos restaurantes.

-Estamos en la Suite del Mar, que es un sitio donde podemos desayunar

y desayunamos muy frecuentemente.

¿Son buenos clientes? Los mejores.

-Gracias, Juan.

¿Es fácil conseguir jamón serrano en Guinea?

En los supermercados hay en todos.

Os traemos a un barrio, se llama Asonga,

a recoger a un amigo nuestro, a Cris.

Cris, ¿cómo estás? -Gracias, ¿y usted?

-Todo bien. -Hola, Cris.

-Este es mi barrio, llevo 12 años aquí,

compartiendo con los ndowé, son los autóctonos de este pueblo.

-Estamos en una boda tradicional,

que nos ha acompañado una compañera de trabajo.

-Hola.

-Es una boda de la etnia fang.

Esta boda empezó ayer y acaba hoy.

Consta de dos bandos, uno es el bando del chico

y otro es el bando de la chica.

Los regalos, cabras, gallinas,

mucho plátano, yuca, cacerolas.

En otras bodas puede haber cervezas, electrodomésticos.

¿Qué está pasando ahora?

Las dos familias se están conociendo porque antes no se conocían.

En función de si se gustan decidirán si aceptan.

Si no, la familia del novio se llevará todo lo que ha traído.

Con toda la boda montada y no es seguro que se casen.

Efectivamente, aún pueden negarse.

-Hacen una serie de juegos para recaudar dinero y distraer.

Está intentando hacer que la familia del novio se ría.

Si se ríen, se penaliza y se paga.

Ese es el novio, la familia lo ha destapado

y se ve que es él, ahora tiene que llegar la novia.

-Ahora vamos a hacer un teatro, es un juego.

Se pone la sábana y vamos a enseñar los dedos,

el novio elige un dedo.

Tiene que elegir el dedo de su novia.

-Ahora se van a conocer, van a bailar

y se van a llevar a la novia.

A veces, no le da tiempo ni de despedirse de la familia

y van a casa del novio.

(TODAS) "Españoles en el mundo", un beso.

Con este atardecer, no se me ocurre mejor fin de fiesta que esta mesa,

que parece Navidad.

Desde luego que no.

-Hemos pedido sepia, gambas a la plancha

y un colorado, que es un pescado típico de aquí.

Tú llevas tres años, tú llevas menos de un año.

¿Se nota la diferencia? Sí.

Ella está mucho más hecha al país que yo.

Ella lo tolera todo mejor, está más acostumbrada.

-Le aconsejo mucho, paciencia, las cosas van de manera diferente.

Tienes que aprender a vivir en los sitios a dónde vas.

Estáis aquí muy bien. ¿A quién echas de menos?

A mi madre, a mi padre y a mi hermanito.

A todos mis compañeros que han pasado por aquí conmigo,

que son muchos.

-Nos veremos pronto.

-Sí, muy pronto, os echamos de menos.

-¡Arriba!

¿Qué haces? Jugar.

Mirad, la Nueva Guinea, la generación de Guinea,

serán la gente que transformará este país,

los niños y las niñas de Guinea.

Soy Ignasi de Juan, soy médico.

Trabajo en la fundación de Religiosos de la Salud.

Tengo el cargo de Coordinador Sanitario.

Mi trabajo es en el Ministerio de Sanidad,

en cuestión de salud en atención primaria

e información sanitaria.

Siempre me sorprende la gente

y, si escuchas, la cultura, que sería como el alma de la gente.

Os he traído a Sampaka, es una población cerca de Malabo.

Están preparando la salida que van a hacer,

porque están marcando las casas, sobre el paludismo.

Es una enfermedad que se contagia debido a un mosquito.

Primero te da un dolor en las piernas,

en la cabeza.

A partir de aquí, se puede curar enseguida

o hay una complicación y te puede dar paludismo cerebral

o te puede bajar todas las defensas y es el gran problema que hay.

Doctora Paulina, buenos días. -Buenos días.

-La doctora Paulina es la directora del centro.

Encantados. Bienvenidos.

He estado en Granada, fui a hacer un máster en nutrición.

Aquí tallamos a los niños, que es el control de niños sanos.

Los tallamos y pesamos.

Este es el carné que utilizamos aquí.

-Es una vacuna que es para muchas enfermedades,

es polivalente.

-No le gusta porque le hace daño.

-He trabajado en la UE, en distintas organizaciones,

siempre en salud, en educación, en emprendeduría.

Dos amigos médicos me dijeron

que había un proyecto en Guinea muy interesante

de atención primaria de salud, llevo dos años trabajando aquí

como Coordinador Médico de todos los centros de salud

y hospitales que trabajamos, mi trabajo es visitarlos, apoyarlos,

crear una estrategia a nivel de cada centro.

-Ahora vamos a hacer un análisis.

¿Qué ha pasado? Que se ha ido la luz.

Ahora la pondrán con el generador, el grupo.

Bienvenidos a Guinea, hay momentos que pasan estas cosas.

Aquí tienen un grupo.

¿Qué hacen cuando se va la luz?

Tengo que poner el generador. -La hermana Paulina hace de todo.

Es médica, es logista,

se cuida de todo, hace la parte de gestión.

Todas las organizaciones tienen un generador.

-Tenemos que ponerlo.

Alabado sea.

Voy a empezar.

Tenemos luz y tenemos ruido. Es lo malo de estas cosas.

Vamos a la capilla donde rezamos todos los días

por la mañana y por la tarde.

Están mis hermanas en la capilla.

-Buenos días.

(Cantan)

Hermana, usted ha estado en España.

He estado en Elizondo, Pamplona,

Cádiz,

Zaragoza, Madrid.

A Pamplona hemos de ir

con una media y un calcetín.

Que os vaya bien. Igualmente.

Un beso grande para todos los españoles.

-Es un lugar en el que siempre suelo parar

cuando voy a visitar las comunidades, es un lugar mágico.

Llevo mi diario, aquí suelo pintar, escribo.

Esto me ha acompañado durante mis 30 años laborales.

En este puente me paro y escribo, dibujo y pinto,

que me gusta.

He vivido en muchos países,

en Estados Unidos estuve cuatro años,

en Washington y en Boston, he vivido en Nicaragua

y he trabajado en Colombia, en Perú, en Bolivia,

en todo Centroamérica.

Tengo mujer, que trabaja en el colegio Sagrado Corazón,

es psicopedagoga y trabaja en el departamento de Lenguas.

Tengo una hija que estudia Medicina.

Tengo un hijo que está estudiando Económicas

y lleva un restaurante en Mallorca.

¿Dónde nos traes?

Al corazón de Guinea, al mercado central.

¿Qué se compra aquí? Todo.

Desde colchones, todo tipo de electricidad,

ahora iremos viendo telas.

Mirad aquí, los distintos trajes con todas las telas,

que son distintas.

¿Qué costaría un traje así? -20.000.

-Que son 30 euros.

Te quedan bien.

Estás guapo.

Yo también soy guapo. -Los dos.

¿Cómo es trabajar con guineanos?

Creo que te has de armar de paciencia,

porque son otros ritmos distintos.

En Salud estamos trabajando con curanderos

y hay que trabajar porque no lo puedes obviar.

La medicina tradicional es importante,

pero aquí hay muchas medicinas y religiones

y espiritualidad muy distinta.

Cómo lo escuchas, cómo lo analizas y, si te dejan, trabajas con ellos.

Si no te dejan, hay que esperar.

¿Dónde nos has traído?

Es un internado de 125 chicas

y trabajamos en un programa de salud escolar.

(Cantan)

-Estáis en la sala de 4, es el curso más alto

y es lo máximo que tenemos en el colegio y en el internado.

-Ellas están organizadas, cada una lleva diez chicas.

-Antes llevaba 4, 5, 2, pero ahora tengo hasta 13 niñas

que estoy cuidando y las estoy orientando.

-Esta sería una habitación de las mayores.

-Ahí está mi cama.

¿A qué hora te levantas a estudiar?

A las 03:00h o a las 04:00h.

A las 06:00h levanto a mis compañeras.

Y ya levantamos a las demás.

¿Qué quieres ser de mayor?

Quiero estudiar Medicina, me quiero dedicar a la cirugía.

(Cantan)

-¡A comer!

(TODAS) Compartiremos con todos nuestro pan de cada día, amén.

-A comérselo todo.

Aquí estás cumpliendo tu sueño. Lo recomiendo a todo el mundo.

Coger las bolsas y con la mujer o el marido

o la compañera o el compañero y los hijos, abrirse al mundo.

Es de las cosas más bonitas que puede haber.

Piensas en la familia, yo tengo una mamá mayor,

pienso en ella, o en mis hermanos o los amigos del alma.

La familia siempre está.

A ellos gracias porque somos lo que somos

gracias a esta red de gente que te quiere y tú tratas de querer.

A veces te equivocas mucho, otras menos, otras lo haces bien.

No sé si volverás a España algún día.

Sí, que tengo familia.

Que están mis hijos, mi mujer, mi madre, los amigos del alma.

Avísame cuando vengas. Os aviso.

-Es tradición ver al jefe y hacer un ritual

para que nos protejan todos los espíritus.

Encantado. ¿De dónde vienen?

Somos de "Españoles en el mundo", de España.

Gracias por estar aquí.

-¿Podemos pasar? -Sí.

¿Qué hay en la nevera de un español que vive en Guinea sin su familia?

Hay producto español.

Chorizo, queso.

(TODOS) "Españoles en el mundo", bienvenidos a Guinea Ecuatorial.

(Cantan)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Guinea Ecuatorial, el legado español

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Españoles en el mundo - Guinea Ecuatorial, el legado español

26 may 2020

Viajamos al continente africano para conocer el legado español en Guinea Ecuatorial. Josué, María, Ángel, Ignasi, Sonia y Jorge serán los guías de un viaje en el que los españoles descubrirán los tesoros de la antigua colonia española en la isla de Bioko y en el continente.
 

ver más sobre "Españoles en el mundo - Guinea Ecuatorial, el legado español" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Guinea Ecuatorial, el legado español"
Clips

Los últimos 2.125 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios