www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5625024
No recomendado para menores de 7 años  Españoles en el mundo - Ecuador, Costa Pacífico - ver ahora
Transcripción completa

Bañado por el océano Pacífico, hoy visitamos Ecuador.

Sumérjanse con nosotros en la costa ecuatoriana.

Bienvenidos a Ecuador.

-Me siento feliz hoy aquí. No quiero nada de ciudad.

En 1835,

un jovencísimo Charles Darwin llegaba a bordo del Beagle

a las que son consideradas

unas de las islas más prístinas de todo el planeta.

Son las islas Galápagos, un lugar único en el mundo

en el que el hombre y los animales compartimos hábitat.

Me pasé bastantes días sentada así observándolas, mirándolas.

Son animales que parecen como muy viejos y como muy sabios.

-Es una de las múltiples especies de cetáceos, de ballenas y delfines,

que hay en el archipiélago.

-Viene todos los días. Algo se lleva.

Aquí, en el cerro de Santa Ana, arrancó la que es hoy

la capital comercial y económica de Ecuador,

Guayaquil,

una ciudad portuaria que es también la puerta de entrada al Pacífico.

Uno de los mercados más populares de Guayaquil.

-Tenga, mami.

-¡Guau! ¿La probamos? Me recuerda al mango a mí.

-Estamos en el "Jurassic Park" de Guayaquil.

¿Y no se asustan?

Están acostumbrados

a cientos de miles de turistas diarios.

Esto es playa.

La costa ecuatoriana se vive y se disfruta de lo lindo.

Esto es una zona de pescadores.

Los pescadores salen dependiendo de la marea.

-¿No ve la cantidad de gente que hay a ambos lados?

Sujétense fuerte, que empezamos.

Bienvenidos a Ecuador.

¡Esto es el Carnaval!

-Que viva Ecuador y que viva España.

¡Juana! Hola. Bienvenidos a Guayaquil.

Estamos en una obra que es muy importante.

Es la Aerovía. Estamos en Durán. La Aerovía son las cabinas.

Van a pasar todo lo que es la ría de Guayaquil

hasta llegar a Guayaquil.

Soy Juana Martínez Mengual. Soy de Lorca a mucha honra.

Vine a Guayaquil a desarrollarme profesionalmente.

Al principio no entendía nada,

pero ahora estoy con mis panas camellando.

Mis panas son mis amigos y camellando es trabajando.

Soy, como dicen aquí, ingeniera comercial.

Me vine a Guayaquil a probar suerte.

Una cosa trae la otra

y finalmente estoy en el mundo de la maquinaria.

Estoy muy contenta, porque esto es una gran obra

y nos han dado la oportunidad de participar.

Este es mi negocio de alquiler de maquinaria.

¿Tú eres aquí la jefa? Sí.

Algunas veces no quisiera, ya te lo digo.

¿Puedes estabilizarla y poner el brazo para acá?

Soy la única española con grúa y soy la única mujer en maquinaria,

cosa que para mí ha sido un plus ser mujer y ser española.

Me han respetado por los dos.

También ha habido gente que me ha dicho:

"Con usted no quiero hablar. Yo quiero hablar con su jefe",

entonces hago así y digo: "Ya está aquí la jefa".

Ya está amaneciendo.

La noche se va, pero que yo no me la sé.

¿Qué cosas pendientes hay? Por favor. Chao, chao.

Estás todo el día al teléfono.

Un empresario tiene que estar siempre comunicado.

Tengo todos mis colaboradores que me ayudan,

sola sería imposible, lo que pasa que crecimos rápido.

En poco tiempo hemos conseguido

ser una empresa un poco importante en la costa

de maquinaria de alquiler

y la verdad es que estoy muy contenta.

Y que te vaya bien, que te vaya bien.

Manejo 20 y tantas personas que tengo que darles el sueldo

y entonces te vuelves más responsable,

porque ese tema es fuerte.

Aquí se paga por quincenas.

La gente no aguanta el mes, se quedan sin dinero.

Está el quincenal y el mensual.

La vida está para comérsela aquí, no está para llevarla.

El europeo tiene otro concepto

y es que vamos ahorrando para el mañana.

Estos son de ahora, hoy, y mañana Dios dirá.

Ahora estamos en el mercado de Sauces,

uno de los mercados más populares de Guayaquil.

Siempre está "a full".

¿Vemos la huerta murciana de aquí?

Sí, lo que pasa que los productos son un poco más grandes.

El suelo es increíble.

Sueltas una semilla y sale una explosión.

Aquí tenemos el guineo.

Este es el producto más exportado de Ecuador.

Esto es otra variedad. Se llama orito y es muy dulce.

Este se toma natural,

hay alguno que se fríe, otro que se hierve...

Lo utilizan todos los días.

¿Cuánto cuesta un kilo? -Tres por un dólar, niña.

-Capote. -Es como la manzana.

Tenga, mami.

-¡Guau! ¿Lo probamos?

A manzana no. Me recuerda al mango a mí.

¿Es muy cara la cesta de la compra en Guayaquil?

La verdad es que para el sueldo básico,

que son 380 y pico dólares, todo es muy caro.

Esta es la fruta de la pasión. Esta me encanta. Soy muy pasional.

¿Los ecuatorianos son pasionales? También.

-Siga su ritmo.

¿Pasillo es la música de aquí?

De aquí, de Guayaquil, con nuestro J.J, Julio Jaramillo.

-El ruiseñor de América, de corazón.

-Como todo lo de aquí, de corazón. Usted, usted, usted.

Hemos llegado al barrio de Las Peñas,

el barrio más antiguo de Guayaquil, donde se creó la ciudad.

Tiene 400 años.

Al principio vivían los artesanos y pescadores.

Vino la bonanza, el cacao, el banano,

y vinieron los aristócratas a vivir aquí.

El barrio de Las Peñas es muy colorido

y la gente es muy alegre aquí.

No se pueden comprar casas, todo es heredado,

entonces son las familias de toda la vida

las que viven aquí.

Ya llegamos. Esto es el cerro de Santa Ana.

Aquí podemos mirar el faro más antiguo de Ecuador.

Mira qué vistas, María. Río Daule, río Babahoyo.

Se juntan y hacen el río Guayas.

Ahora vamos más alto.

¿Más arriba todavía? Más arriba.

¿Es la primera vez

que vas a ver Guayaquil desde el aire?

Sí, eso sí es la primera. Estoy muy nerviosa.

Aquí podéis ver a mano derecha

los cerros de Santa Ana y el cerro del Carmen.

Mira el faro.

Esta es la zona más cara de Guayaquil,

de los millonarios bananeros.

Todas tienen piscina, barquito... Es un Miami, pero aquí, en Ecuador.

Una casa aquí, en el cantón de Samborondón,

puede costar desde 1.000.000

hasta 4.000.000 o 5.000.000 de dólares.

-Sí, por las bananeras,

para la fumigación y para las camaroneras,

que están en islitas.

Todos los camaroneros tienen avioneta.

-Esto es también una avioneta que se usa para los viajes del amor,

para "El anillo para cuándo".

Son muy telenoveleros.

Ya vamos a aterrizar.

Yo quería un poco más.

¡Esto es el Carnaval! ¡La Virgen María, los Reyes Magos!

-Celebramos el Carnaval, las fiestas carnavaleñas,

en Ecuador.

Esto es en honor y gracias a Dios, al Niño Divino.

Carnaval y religión juntos. Siempre religión con todo.

-¡Viva el Carnaval!

¿Cómo cruzamos el río? Vámonos en barquito, vengan conmigo.

Este es el río Guayas.

Tendrá 1,5km de punta a punta

y la corriente cambia de dirección cada 6 horas.

¿Y esa locura?

Porque es un río de agua salada y agua dulce

y se mezcla la corriente.

Es muy impresionante, porque es inmenso.

Pensaba que era playa al principio.

Al mirarlo en el mapa,

el ancho me reflejaba que era una playa,

no podía ser un río.

¿Y cuando viste que no tenía playa qué?

Lo primero que pregunté: "¿Dónde está la playa más cercana?".

Está a una hora, no es gran cosa.

¿Conocemos a mis panas? Vamos.

Aquí está mi amiga Elena, que es un sol.

¡Señores! -Aquí estamos.

-Mi familia ecuatoriana. Y española.

Sí, mitad son españoles y mitad son ecuatorianos.

-Ibarra, Ecuador. -Málaga, España.

-Ribera del Fresno, Badajoz.

-Lo más importante de los sitios no son los sitios en sí,

sino las personas que lo rodean.

Ramón, sácanos la paella. -Un arroz negro.

-Se van a España y van con dos maletas

y vuelven con una llena de comida.

-Vamos con una y volvemos con dos.

¿El jamón es difícil de encontrar? Es muy caro.

Una botella de aceite puede costar 13 dólares.

-Y no es como es.

¿Os notáis cambiados unos a los otros?

Yo no grito tanto ya. -Ni decimos palabrotas.

-Lo más fuerte que dicen aquí es "pendejo".

Eso es lo que yo decía con ocho años.

¿Qué echas de menos de España?

Todo, no hay nada que no eche de menos.

Saludo a mi familia Martínez Mengual,

a mis amigas de Lorca, a las de la universidad de Madrid,

que me lo paso con ellas estupendamente.

Un beso a todos, a mi hermano, que os quiero a todos.

-Hola. Buenos días.

¿Qué tenemos aquí? Una tortuga gigante de Galápagos.

Es un macho bien grande.

No le gustan mucho las cámaras. Son un poco tímidos.

Son Ainoa, soy veterinaria de fauna silvestre.

Desde pequeña siempre quise ser veterinaria

y vivir en un lugar paradisiaco como las Islas Galápagos.

Fijaos mis compañeras de trabajo.

Las tortugas de Galápagos solo las podemos encontrar aquí.

De hecho, el nombre de las islas viene por la tortuga.

Llevamos diez años estudiando a las tortugas,

son los únicos vertebrados grandes que había en las Galápagos.

Las consideramos ingenieras del ecosistema

por lo grandes que son, lo mucho que comen, cómo se mueven,

ellas van modificando el hábitat.

Una tortuga gigante puede vivir más de 100 años.

Es impresionante.

Estamos cambiando el ecosistema, estamos metiendo más animales,

los cerdos salvajes,

les encantan comerse los huevos de las tortugas,

eso es otra amenaza.

Hay más gente, hay más carreteras.

Eso hace que las tortugas tengan menos lugares por los que moverse.

En esta zona, las tortugas están muy a gusto y tranquilas,

porque tienen dónde comer.

Este es un supermacho, está poniéndose morado de comida.

Las tortugas se usaron durante mucho tiempo

para usar su aceite, la grasa que tienen.

La ciudad de Guayaquil hubo un tiempo que se iluminaba

con el aceite de tortuga.

Los piratas y los balleneros, en el siglo XVIII y XIX,

cogían a las tortugas,

las embarcaban y las usaban para comer.

Era una fuente de proteínas muy rica

y que no daba muchos problemas en el barco.

¿La primera vez que las viste? Me pareció increíble.

Me pasé bastantes días sentada así, observándolas, mirándolas.

Me da la impresión que estoy trabajando

con animales centenarios.

Son animales que parecen muy viejos y muy sabios.

Merecen mucho respeto.

¿Cómo es trabajar con estos animales?

El manejo es complicado,

cargarlos, levantarlos, poder pesarlos,

tomar una muestra de sangre no es fácil.

¿Te has llevado algún mordisco? No, no muerden, esa es otra ventaja.

Me han mordido monos, serpientes, pero tortugas no.

Vamos a dejar que se sigan alimentando

y vamos a seguir.

¿Cómo os movéis por Galápagos?

Me muevo en bici, aquí no tenemos coches.

Está bastante controlado

el número de coches que puede haber en Galápagos.

Solo si tienes una finca

o un negocio que necesites tener un coche,

sí que te dan permiso.

Tenemos un taxi aquí.

Tenemos a nuestro taxista favorito, nos vamos a ir con Lucho.

Ahora estamos en un sitio que se llama "El Columpio Mágico".

La vista es espectacular, se ve toda la parte este de la isla,

se ven algunos islotes al fondo,

desde aquí se puede ver hasta Puerto Ayora.

Es el pueblo principal de Santa Cruz, ahí es donde vivo yo.

Aquí te sientes como una niña.

¿Por qué te viniste a Galápagos?

Soy veterinaria y es un paraíso estar aquí rodeada de animales.

Vine a trabajar a un proyecto pequeño de tres meses

y me quedé aquí.

Hay problemas, como en todas partes,

pero es un sitio muy tranquilo y muy seguro para vivir.

Eso se valora mucho.

¿Se va a columpiar? Veo que están como niños.

¿Se va a columpiar desde arriba? Sí, para que lo vean.

Mis padres vinieron en 1960 de Quito a colonizar Galápagos.

Vinimos en un barco.

Mis padres vinieron con cinco hijos.

-Cada seis meses venía un barco de carga a traer provisión.

Cuando venía ese barco, ¿qué era lo que más le apetecía encontrar?

Los caramelos.

Yo era feliz en medio de los montes.

Me siento feliz hoy aquí, no quiero nada de ciudad.

-Esto es el ecuavóley, es el deporte nacional de Ecuador.

Es muy típico de hombres, aquí apuestan dinero.

¿De qué vive Galápagos? La gente vive del turismo.

¿Hay buen nivel de vida?

Mejor que en el continente,

los sueldos son bastante más altos, hay más poder adquisitivo,

el turismo genera bastantes ingresos,

hay bastante inmigración.

¿Es fácil que la gente venga a vivir aquí y a trabajar?

No, esto está restringido.

Solo si tienes residencia y permiso de trabajo

puedes estar aquí

o si estás casado con alguien de Galápagos.

Incluso para los ecuatorianos del continente

pueden venir de vacaciones dos meses al año,

pero para quedarse a vivir aquí necesitan residencia.

Es del mar a la mesa.

Todos los días están en el muelle de pescadores,

todos los días traen el pescado fresco para vender.

Aquí están los okupas.

-Este viene todos los días, es nuestro compañero.

Cuando quiere robar algo.

-¿Cómo se llama ese pescado? -Brujo.

-Un sabor delicioso.

Pelea de pelícanos. A ver quién sale ganando.

Todas estas barcas amarillas son taxis acuáticos.

Vamos a pillar uno de estos taxis

y nos vamos a la playa de los alemanes.

La gente que viene a bucear aquí, viene a ver

uno de los lugares de buceo más impresionantes del mundo,

estamos en el océano Pacífico, que de pacífico no tiene nada.

Es un mar movidito, hay muchas corrientes

y hace que haya mucho alimento para los animales,

por eso esto está lleno de vida.

Es impresionante, el mar está que hierve.

Ahí lo tenemos, él es mi pareja.

Nos reciben las rayas, mira qué bonitas, qué pasada.

¿Quién nos recibe también? Una iguana marina.

-Los hemos llamado hoy

para que estén hoy de reunión aquí para recibiros.

No se asustan para nada.

En Galápagos, los animales no tienen mucho miedo al ser humano.

No ha habido tantos años de impacto para que ya nos tengan miedo.

Al agua, patos.

¿Cómo os encontrasteis vosotros?

Nos conocimos en su bar,

fui a tomar algo con mis amigas y nos conocimos.

-Y ya han pasado siete años. -Tuvimos que casarnos por poderes.

¿No os casasteis juntos? No.

Yo estaba en España y él estaba en Galápagos.

-Yo me casé con mi madre. ¿Cómo es eso?

Mi madre firmaba por ella y yo me casé con mi madre.

-Y yo en Madrid.

A la gente de Galápagos,

lo primero que hacen es tirarlos al agua nada más nacer.

Mucha gente que vino desde la sierra de Ecuador

y no saben nadar, ni los padres, tampoco los llevan al mar.

-Vamos al agua, a ver qué encontramos.

Bajo el agua es otra cosa, es una pasada.

-Es nuestro hostal.

-Rodrigo es bastante artista

y hemos tratado de usar muchas cosas recicladas

para construir muebles

y para mandar el mensaje de tratar...

-Y es más barato también.

¿Es fácil montar un negocio en Galápagos?

Si tienes plata, sí.

¿Se necesita mucha plata? Como todo.

-Hay que ser galapagueño para poder tener un negocio propio.

Galápagos es un sitio con mucho turismo,

tendréis mucha competencia.

Ha crecido muchísimo,

pero todo depende de cómo lo hagas,

si lo haces bien, puedes tener gente.

-Vengan a saborear

las deliciosas empanadas de la isla de Galápagos,

Santa Cruz, mercado municipal.

-Con queso, con carne, con pollo, hawaiana.

-Cada vez tiene más variedad, yo me voy a quedar con las típicas,

de pollo, carne y queso.

Aquí tenemos a un grupo de amigos, así que vamos a cenar todos.

¿Nos divertimos de la misma forma los españoles y los ecuatorianos?

Sí, igualitos. -Nosotros somos más de casa.

Casi nunca salimos.

¿A quién me creo? A mí.

-Ellos se ríen de nuestro acento y nosotros del suyo.

Al final, una cervecita gusta a todo el mundo.

¿Qué se echa de menos?

La comida, las croquetas de mi padre.

-Me buscan excusas para comer, dice la mamá:

"Yo no he probado esto".

Al pobre señor lo tenía cocinando.

-Mi padre encantado y él encantado también,

pulpo a la gallega, jamón serrano.

-La única vegetariana que come jamón.

Eso no me lo has dicho.

¿Quieres mandar un beso a casa? Sí, desde luego.

Un saludo a todo el mundo, a todos mis amigos, amigas, familia.

Nos vamos a ver pronto.

Que disfrutéis de vuestro paraíso. Gracias.

Que vaya muy bien. Adiós.

-Existe la hora mundial, la que todos los países utilizan,

y luego existe la hora...

(TODOS) Ecuatoriana.

Buenos días, Ignacio. Hola, María.

¿Somos puntuales con hora ecuatoriana?

Creo que llegáis muy puntuales.

¿Qué estáis haciendo? Mi día a día.

Lo que nosotros llamamos "formación" en España,

dar herramientas para hacer crecer a nivel profesional y personal

al factor humano de las empresas.

Soy Ignacio Mollá, llevo siete años viviendo en Ecuador, en Guayaquil.

Me vine como profesor,

pero enseguida vi nuevas oportunidades

y hay que atraparlas.

¿Qué diferencia hay

entre la hora mundial y la hora ecuatoriana?

Bajito, media hora. -Una hora.

-45 minutos.

¿Qué es eso de la hora ecuatoriana?

Es un factor que afecta a toda la sociedad,

le hemos puesto nombre: "hora ecuatoriana".

Ya está reconocido socialmente.

Nadie está de acuerdo en que es algo bueno.

Si quieres que el mundo cambie, no te limites a lamentarte,

haz algo, sé un hacedor.

Vamos a hacer el ejercicio, vámonos al parque lineal.

Vamos a hacer una actividad que se llama "Varillas".

Vamos a ver cómo se coordinan, vamos a ver cómo se planifican

y, sobre todo, la reflexión final que tiene sobre el tema del tiempo,

es de lo que hemos venido a hablar.

¿Qué tiene que ver

lo que acabamos de practicar con nuestro puesto de trabajo?

-Desde el inicio de nuestro proceso, en el cual intervenimos todos

y cuánto nos podemos demorar para llegar al proceso final.

-A nivel tecnológico, estamos a la vanguardia.

Falta darle herramientas al talento humano.

Yo le tengo mucha fe a este país, sé que pronto nos vamos a convertir

en uno de los países más importantes de Sudamérica.

Equipo, vamos a seguir estirando bien nuestro tiempo.

Estamos en una zona financiera.

The Point es

uno de los edificios emblema de la ciudad,

tiene forma de tornillo.

Ahí están asentadas bastantes empresas importantes.

¿Por qué te viniste a vivir aquí? Se lo debo a mi padre.

Mi padre es un gurú de esto en España.

Trasladó el "Know how" de él a Ecuador y funcionó.

Papá estará orgulloso en casa.

Yo creo que sí, yo creo que ya quiere venir.

Padre, invitadísimo, cuando quieras.

Padre, madre, que os quiero mucho y nos vemos muy pronto.

Estamos en el "Jurassic Park" de Guayaquil.

Esta es la más valiente de todas, que se lo quiere comer todo ya.

Es como una especie de refugio,

cuando se encuentra algún tipo de iguana por la calle,

la gente las suele coger y las traen aquí

porque saben que están muy bien cuidadas.

¿Y no se asustan?

Están acostumbradas a miles de turistas diarios.

Esta es una iguana verde, no tiene dientes.

Hay que tener cuidado cuando se enfadan con la cola,

que pegan coletazos.

Vamos a comer aquí.

Tócala aquí conmigo.

¿Quién quiere esto? Pero hay que subirse.

"Coaching" para las iguanas.

Bienvenidos a La Bahía.

Este es un mercadillo popular.

Al final, puedes conseguir cualquier cosa.

Además, bien barato y vale el regateo.

¿Cuántas tiendas?

Dicen que hay unas 16.000. Es un mercadito grande.

Raúl se sabe todos los secretos de La Bahía,

hemos quedado con el sector de los animales.

-El cuy. -Conejillo de indias.

Es un manjar, se come, sobre todo en la parte de la sierra.

-¡Dos dólares! ¿Quién paga dos?

-¿Cuál es la última película que te ha llegado?

¿Qué precio tiene? -Un dólar.

-¿Tienes películas españolas? -No muchas, hay muy pocas.

Nos faltan las palomitas. ¿Dónde las compramos?

Aquí. -¿También?

Estamos en el famoso Malecón 2000.

¿Y este monumento?

Es uno de los más emblemáticos, se llama "La Rotonda",

fue cuando se entrevistaron Simón Bolívar y San Martín,

es un libertador argentino, que fue subiendo por el continente,

Simón Bolívar era venezolano, que iba bajando.

Aquí fue el punto donde se encontraron.

Vamos a ver la parte más bonita de Ecuador.

Mi querida esposa, Fernanda.

Hola, Fernanda. Hola.

Vaya presentación nos ha hecho tu marido.

¿Cómo os conocisteis? Coincidimos en una fiesta.

-Durante bastante tiempo estuvimos hablando,

al día siguiente volvimos a quedar y ya han pasado seis años.

-Y regalo de cumpleaños. -Hoy es su cumpleaños.

¡Felicidades! Luego os invitaremos.

Mi suegra y mi cuñada.

¿La suegra qué me dice? Mi yerno favorito. Es el único.

-Ella feliz. La lleva siempre a la playa.

-Yo tengo que ir ganando puntos

con cada uno de los miembros de la familia.

-Él maneja, él nos lleva... -Él toma las fotos.

-Yo soy el fotógrafo, el chófer de la familia...

Tenemos a los anfitriones de la casa,

que son Pati y Luis.

-No habla bien. -No se le entiende.

-Happy birthday, Fernandita, happy birthday to you.

-Que la muerda, que la muerda. -¡Vamos!

-¡Que viva! -¡Que viva!

Ignacio, aquí no te aburres. Aquí no me puedo aburrir nunca.

Solo no estás. Solo no estoy.

Familia, que estoy feliz, amigos, que nos vemos pronto,

y a todos los que me conocéis, un beso a todos,

que nos vemos pronto.

Muchas gracias.

Que vaya muy bien

y que cumpláis muchos años más juntos.

Gracias. Adiós.

Salud. Adiós.

Mercedes. Buenos días, cariño. ¿Qué pasó?

Leyendo, mira. ¿Leyendo el qué?

Como estoy a dieta, por lo menos leo.

Me alimento con la comida de las revistas.

Queridos españoles, soy Mercedes Hurtado Domínguez.

A esta maravilla del Pacífico le falta solamente

algo que solo tenemos los españoles, música.

Esta música andaluza se la pongo yo.

Estamos en General Villamil Playas.

Es el único balneario de la Provincia del Guayas.

Esta es mi segunda casa. Mi primera casa está en Guayaquil.

Yo vengo aquí a trabajar

para que el huésped se sienta en casa.

¿Y eso se lo das tú de relaciones públicas?

Yo soy la mejor. Vamos.

Como el salón de una casa de verdad. Es igual, mira.

Mi "tele", mi nevera. Josefa, ven acá.

Esta señora guapa es la gobernanta del hotel.

Mi amiga, es mi niña.

-Nos queremos mucho. Ella es la fuerza de todos nosotros.

-A veces lloro. Soy muy llorona.

-Es muy llorona. Parece María Magdalena.

¿Es grande el hotel?

Es enorme. Vamos a enseñároslo ahora.

Junior, venga, anda. Es el nieto de la dueña.

-Es un hotel de primera.

Podéis disfrutar de este paraíso tropical acá.

Era una playa virgen antes,

ahora con los años que han pasado, ha transcurrido el tiempo,

se ha hecho muy turístico.

-Muchísima gente, mucho extranjero además.

¿Una relaciones públicas española es buena para el hotel?

Claro que sí.

Es una de las mejores personas que da el carisma acá dentro.

Son bienvenidos acá cuando quieran.

-Esta es una iglesia muy colonial.

Tiene una estructura muy parecida a la Virgen del Rocío.

Parece un arlequín.

Tiene la misma vestimenta que los arlequines.

Tú me estás conociendo

como una mujer dedicada a lo que son relaciones públicas,

que me encanta,

pero realmente soy profesora de canto.

A ver, chicos.

-Me parece que la música no es solo aquí,

me parece que deberíamos saber también

de otras culturas, de otros países,

y ella fue la indicada,

porque ella es lo que nos está enseñando ahora.

-Vámonos.

-Qué bonito cuando te callas,

qué bonito sentir que estás aquí

junto a mí.

-Estamos en el faro.

Es un sitio muy típico de Puerto Engabao.

Esta es una zona de pescadores

donde los pescadores cuando llegan con la mercancía

la venden aquí mismo, en la orilla de la playa.

Pero también es una zona de surfistas.

Prácticamente es una playa virgen para los surfistas.

-Hola. ¿Cómo estás? Bienvenidos a Ecuador.

¿Es usted de aquí?

De Villamil Playa,

pero siempre surfeo en esta localidad de Puerto Engabao.

Tenemos una rompiente que rompe un tubo bueno

para todos los surfistas que son amantes de los tubos.

De todos los portes.

Metro y medio, dos metros y, cuando se puede, tres metros.

Se pone mucho surf del bueno.

¿Tú cuándo empezaste?

Yo comienzo a surfear a los nueve años.

-Gracias. Muchísimas gracias.

-Torre salvavidas. Playas Puerto Engabao.

¿Usted es de aquí? Sí. Soy salvavidas.

Estoy capacitado para esta zona de acá

como conocedor de la zona.

Tenemos unos cuatro kilómetros de playa.

-Cuando yo llegué a Ecuador no me costó nada adaptarme,

porque son gente "amiguera",

gente de amigos, de reuniones, de guitarras.

Un poco la Andalucía ecuatoriana. Por Dios que sí.

Aquí acaban de traer una pesca.

Acaba de llegar el pescado fresco. Camarón, langostinos...

Y lo venden aquí mismo. Sí.

¿Por cuánto lo venden tan fresco? Tres libras, diez dólares.

-Aquí los pescadores lo que quieren

es que la gente compre cosas frescas.

¿Por qué te crees que vivo yo en Playa?

Porque son gente honesta.

¿Cuánto le dura la pesca? Cuestión de horas.

¿No ves la cantidad de gente que hay a ambos lados?

Rápido se acaba.

Solo es cuestión de ponerlo en la mesa.

-Gracias, amigo, y que viva Playas.

-Maduro lampreado, con queso, papas, relleno...

-Esta es la playa de Playa Villamil.

Es una de las playas más grandes del Ecuador.

Hay de todo, mira.

Estos carros te van ofreciendo de todo,

desde helados, bollos, que es una cosa de pescado

que está envuelta en una hoja de banano,

corviche,

que también es pescado hecho en una masa de verde...

Cuando yo llegué aquí decía:

"Qué raro. ¿Por qué se viste la gente?"

y es porque el sol quema,

no es como en España que va en oblicuo,

sino va de una.

¿Por qué saliste de España?

Vine de vacaciones y me encantó, me enamoré de Ecuador,

de su idiosincrasia, de que aquí se vive.

¿Qué pasa hoy que hay tanta gente?

Es el día antes al feriado más grande del año,

que es el feriado de Carnaval.

¿Tú quieres verlo? Venga, vamos.

-Bienvenidos a Ecuador.

-Vamos a cenar algo típico del Ecuador

y vais a conocer a la anfitriona del hotel.

Ella es Alma.

¿Qué tal, Alma? Bien, gracias. Mi nieto.

-Junior. ¿Cómo estás, Junior, otra vez?

Decía Mercedes

que aquí hay un plato típico del Ecuador.

Este es nuestro gran ceviche de camarones.

Qué bueno. Sí, señora, está hecho con alma.

Muchas gracias.

¿Cómo conociste a Mercedes?

Sabía que hacía buenos shows y cantaba muy bonito,

entonces dije: "Ahí está la pata".

-La pata quiere decir la que siempre va pegada,

tanto para juergas como para penas.

¿Tú qué echas de menos de España?

Yo echo de menos a mi familia, mi Virgen del Rocío y mi tierra.

Me quedo en el Ecuador porque realmente me siento feliz.

A mi familia le mando todo mi amor, le mando mi corazón.

Un beso. Adiós.

Chao. Hasta pronto.

Buenos días, Pelayo. Buenos días.

¿Cómo estás? Bienvenidos en este día tan fresco.

Somos una institución de investigación

para ayudar a conservar el archipiélago de Galápagos.

Soy Pelayo Salinas de León.

Desde pequeño tenía el sueño de ser biólogo marino

y trabajar en las islas Galápagos

y desde hace siete años pude cumplir ese sueño.

Os invito a conocer mi oficina.

Aquí tenemos una reconstrucción de nuestro amigo Charles Darwin

con el aspecto físico

cuando visitó el archipiélago en 1835.

Después de su visita empezó a maquinar su gran teoría,

que cambió completamente la vida de cómo la entendemos en el planeta,

la teoría de la evolución con la selección natural,

que no es el más fuerte el que sobrevive,

sino el que mejor se adapta a las condiciones.

¿Podemos ver un poco qué se cuece aquí?

Claro. Vamos.

Casi el 97% de la superficie terrestre es

Parque Nacional.

El agua, hasta una distancia de 40 millas náuticas,

es una reserva marina.

Gracias a esta protección,

Galápagos es uno de los pocos sitios en el mundo

donde los ecosistemas marinos están como deberían estar,

es como un arca de Noé.

Estos especímenes son únicos,

necesitan unas condiciones especiales

para asegurar que se conserven.

Gracias a que fueron colectadas por los investigadores en su día,

conocemos cómo era Galápagos en aquel entonces,

que ha ido cambiando.

Aquí tenemos una mezcla de peces, este es endémico de esta región,

es el bacalao de Galápagos.

Si yo bajo y encuentro uno de la misma familia,

vendría con mi nuevo espécimen, empezaría a comparar

las diferentes medidas morfológicas del ancho, alto, largo de la cabeza

y es el proceso para describir una nueva especie.

Un esqueleto completo de una ballena de Bryde.

Es uno de los pocos que hay en el mundo,

una especie que puede alcanzar hasta 15 metros.

Es una de las múltiples especies de cetáceos

de las ballenas y delfines que hay en este archipiélago.

Uniforme de trabajo y compañeros de trabajo.

Es un lujo, no solo poder vivir en un sitio con este clima

y tenemos a estos amigos y compañeros de oficina,

sino poder perseguir tu pasión,

que en mi caso es la investigación marina

y ayudar a proteger los océanos.

Ahora estamos en la época de la anidación,

por eso hay algunos hoyos en el camino.

La única especie de iguana que ha aprendido a bucear.

Cuando estás buceando

y viene un mini Godzilla desde arriba

y se pone en la roca a comer algas y tú estás contando peces.

Tenía una obsesión desde la universidad,

seguir los pasos de Darwin.

Un par de años después de terminar el Doctorado,

salió una oferta de trabajo.

Cuando hice la entrevista, vieron que era algo que me apasionaba

y conseguí realizarlo.

Os voy a enseñar un poco el mundo submarino de Galápagos.

Aquí tenemos un pequeño bosque de manglar.

Las mamás de tiburón puntanegra dan a luz a sus crías

y nunca más las ven.

Las crías pasan el primer año de su vida

dentro de estas bahías,

porque están protegidas de otros depredadores,

como los tiburones más grandes o los lobos marinos.

Este es un buceo típico en las islas de Darwin,

que es donde hacemos la mayor parte de nuestro trabajo,

que es una zona

con la mayor concentración de tiburones del planeta.

Mucha gente se piensa que te tiras al agua

y te comen los tiburones,

la mayor parte de las especies se asustan y se van corriendo.

Muchas de ellas son hembras embarazadas.

Esa sensación de estar rodeado de tiburones

es indescriptible.

¿Por qué los tiburones? Si son los malos del mar.

Los tiburones son

los grandes incomprendidos de nuestra sociedad,

toda la mala publicidad se la han ganado

por la película "Tiburón", está muy infundada.

Sabemos que sí son depredadores, pero para nada son

esas máquinas devoradoras de hombres.

¿Por qué están en Galápagos?

Galápagos es zona de alimentación y de reproducción y desove.

Bienvenidos a mi casa,

el consulado no oficial de Asturias en Puerto Ayora.

Todo asturiano tiene su casa cuando venga.

Y su fabada. Cuando hay.

Siempre traigo una envasada al vacío en Navidad,

pero no dura mucho.

¿Cuánto cuesta una casa como esta?

El alquiler está en unos 750 dólares al mes.

Es caro para lo que es la vida en Puerto Ayora,

pero prefiero pagar un poco más y vivir a gusto.

Aquí tenemos el sitio favorito y la persona favorita de la casa.

-Hola. -Es mi pareja y la reina de la casa.

¿Tú eres de Galápagos? No, de Guayaquil.

También trabajo en la estación "Proyecto Tiburón".

Trabajáis juntos. Juntos pero no revueltos.

-Es un tiburón, es un depredador. ¿Por qué?

La mala fama, son cosas del pasado.

Es una comunidad muy pequeña, es un microcosmos bastante peculiar.

El primer consejo de mi madre fue:

"Ten cuidado con este, que es muy mandón".

-Hola, Alicia.

-La estrella de la noche, se vienen a descansar a los bancos.

Están acostumbradas a la presencia humana

y es parte del panorama.

Les importamos cero. Nada.

Hora de la siesta y tan contentos.

Lo que pasa por las noches es que la luz atrae el plancton,

que son esas algas microscópicas y otras larvas,

eso atrae a peces pequeños, como esos,

y los tiburones vienen a empezar su curso preescolar de cómo cazar

y ganarse el alimento.

Como aquí están cenando,

creo que deberíamos ir también a comer algo.

Estamos en la calle de los quioscos.

Por la noche, todos los restaurantes ponen las mesas en la calle

y se pone el ambiente local.

Aquí tenemos lo típico que se come en los quioscos,

que son peces de Galápagos.

Este es el bacalao, que es endémico, y el brujo.

Los pescadores artesanales van a mano todos días

a sacarlos de la profundidad.

Así que más fresco no se puede.

Hemos quedado con unos amigos.

¿Qué tipo de turismo viene a Galápagos?

Hay una mezcolanza, antes era turismo norteamericano y europeo.

Dependiendo de la temporada del año,

hay mucho turismo de Ecuador continental

o de Sudamérica, Argentina y Brasil.

Antes era un turismo más de naturaleza,

que valoraba y seguía los pasos de Darwin.

Ahora son viajes cortos de decir: "Estoy en Galápagos".

Poner la foto en el Instagram.

¿Cómo se vive en Galápagos?

Se vive, económicamente, mucho mejor.

Aquí te pagan un 80% más por ley de lo que te pagan en el continente.

También gastas medio parecido, el nivel de vida es mucho mejor.

¿Qué decía Darwin sobre la teoría de la evolución de las especies?

No es el más fuerte el que sobrevive,

sino el que mejor se sabe adaptar al medio local.

Tú te has adaptado bien. Como iguana marina.

¿Se echa de menos el Cantábrico?

La comida, sobre todo, y la familia, el ejército de sobrinos.

Un beso a todos, os quiero, os echo de menos y nos vemos pronto.

Que sigas cumpliendo sueños y bien acompañado.

Un gusto, buen viaje. Gracias, adiós.

Máscara de tiburón, el regalo para los sobrinos.

El regalo de Halloween.

(Música)

¿Os suena bien el acento murciano? Es difícil entender.

-Tenemos cinco vocales.

¿Cuáles son? A, e, e, o, e.

Cuidado, que pisamos alguna.

Por todas partes.

Te acaba de pasar y no te ha hecho nada.

¿Te ha hecho algo? No.

¿Ha pasado en serio? Claro.

¿Tú lo has visto? Sí.

No, no.

Los tienes alrededor. Por eso no quiero verlos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ecuador, Costa Pacífico

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Españoles en el mundo - Ecuador Costa Pacífico

14 jul 2020

Españoles en el mundo viaja hasta el continente americano para visitar Ecuador y conocer las múltiples riquezas de su costa del océano Pacífico junto a Juana, Pelayo, Ainoa, Mercedes e Ignacio. Un recorrido que comienza en las Islas Galápagos, para en la ciudad portuaria de Guayaquil, y termina en General Villamil, también conocida como Playas.

ver más sobre "Españoles en el mundo - Ecuador Costa Pacífico" ver menos sobre "Españoles en el mundo - Ecuador Costa Pacífico"
Clips

Los últimos 2.119 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos