www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4181741
No recomendado para menores de 7 años Españoles en el mundo - Bahamas - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Hoy les ofrecemos la posibilidad de perderse por playas infinitas,

de sumergirse en este mar azul turquesa

y de contemplar como se pone el sol en medio del caribe.

Hoy, les invitamos a las Bahamas.

Bahamas es un archipiélago de 700 islas

que se encuentra entre Cuba y Florida.

Podríamos describírselo nosotros,

pero mejor descúbranlo ustedes mismos.

He estado en muchos, muchos países,

y si tengo que definir la belleza natural, es esto.

Un sitio bonito, pequeño, con sol,

una calidad de vida que, la verdad, me gusta.

Se formó como país en 1973, tras independizarse del Reino Unido.

Todavía, la reina de Inglaterra sigue siendo la reina de las Bahamas

como estado miembro de la Commonwealth.

Y hoy en día es un país que vive del turismo

y de las ventajas que le da ser un paraíso fiscal.

Todos los bancos que se dedican a los millonarios europeos, americanos,

asiáticos, están aquí.

Estamos hablando de millonarios, súper millonarios,

a gente que es muy, muy pobre.

Es un país donde el rico vive en unas condiciones inigualables,

porque al final paga lo mismo que una persona

que tiene un salario normal, por todo.

Nassau es la capital con cerca de 250.000 habitantes,

una ciudad colorista que mantiene su herencia colonial.

Aunque la joya de Bahamas son las exumas,

una serie de islas vírgenes donde el tiempo parece que se detiene.

Yo creo que la atracción turística

más grande o más importante de las Bahamas son las exumas.

En mi opinión es lo más bonito que he visto en mi vida.

Y también les traeremos hoy a Harbour Island,

para que puedan descubrir una de las mejores playas del mundo,

refugio de famosos y capricho de millonarios.

Es un sitio que viene mucha gente famosa,

porque la isla es muy tranquila, no hay paparazzi.

Si viene una persona famosa, pues les da igual.

Es muy difícil encontrar una casa por menos de un millón de dólares.

Pues ya lo han visto, relájense, preparen bañador y toalla,

porque aquí empezamos "Españoles en Bahamas".

Fijo, tú estás aquí ahora, volverás.

Me llamo Ciro De La Fuente, tengo 40 años,

antes era ingeniero informático en Madrid,

ahora instructor de buceo en Bahamas,

y me vine porque necesitaba vivir una aventura.

Muy buenas. Hombre.

Muy buenos días, ¿qué tal? Bien, ¿y tú?

Aquí soy instructor de buceo.

Lo que hacemos básicamente

es todo lo que son actividades referidas al mar.

Para mi el trabajo es muy entretenido

porque no todos los días haces los mismo.

Este es un barco normal de buceo.

Este como podéis ver aquí tiene los tanques,

¿Ya eras instructor de buceo en España?

Sí. Lo que pasa es que no vine con esa idea aquí a Bahamas.

La decisión de venir aquí fue porque no me respondían por e-mail

a ninguno de los mails que mandaba de ofertas de trabajo

para trabajar en la universidad o en una empresa o lo que fuera,

entonces fue el único sitio que no me respondían a nada,

entonces me intrigó, cogí la maleta básicamente,

no tenía trabajo y llegué a la isla.

Un poco suicida porque venir aquí sin permiso de trabajo,

te pueden echar del país.

Pero la gran suerte es que empecé a buscar trabajo rápidamente

y una chica me puso en contacto con alguien del centro de buceo

y me cogieron a los cinco días.

Aquí eres instructor de buceo, y en España, ¿qué eras?

En España era ingeniero informático, no tiene nada que ver.

Allí en España, en la oficina, lo bueno que tenía era

que era muy cómodo todo, es muy fácil,

pero aquí la vida es mucho más dura.

Aquí tienes que rendir todos los días cuatro inmersiones diarias,

a veces una nocturna, por la noche,

con lo cual terminas muy cansado físicamente.

Tened cuidado al pasar, porque aquí es fácil caerse.

Venir para acá y os voy a enseñar si queréis

como funcionan los submarinos.

Es muy sencillo el funcionamiento.

Como podéis ver, aquí hay una campana de aire.

Está continuamente entrando aire en la campana,

y entonces ese aire que hay dentro, hace que el agua no entre dentro.

Un cámara, que es la persona que hace todas las tomas debajo del agua,

para que luego el cliente se pueda llevar el vídeo.

¿Por qué te viniste a las Bahamas? Al final, cuando sales fuera

puede ser o por trabajo o por obligación o por muchas cosas.

Yo me fui voluntariamente, porque quería experimentar

si era el mundo más interesante fuera que en España.

Estábamos haciendo servicios para telefonía móvil,

todo lo que era la televisión en el móvil,

para que la gente pueda ver la televisión en el móvil,...

Había épocas que salíamos a lo mejor a las 9:30 de la noche,

cuando estábamos con mucha carga de trabajo.

A veces trabajabas por la noche,

a veces tenías que hacer fines de semana,

Entonces, hay un momento en el cual dices:

se me está pasando la vida pero así.

Entonces, tengo que intentar hacer algo más,

algo que luego en mi currículum de la vida,

que es el currículum chiquitín que tenía

y el currículum del trabajo que es un poco más grande,

intentar engordarlo un poco más el currículum de la vida

para que fuera un poco a la par. Esa era la idea.

Cuando rompes con todo, ¿qué tal?

Ah, muy bien. Al principio, muy asustado.

Da un poco de miedo, porque estás acostumbrado a una cierta seguridad,

entonces, llegar aquí y llegar sin nada,

ni amigos, ni familia, ni nadie que pueda, digamos...

Eres tu solo y tu entorno.

Entonces, al principio es el miedo de coger el avión,

de salir de España.

Pero cuando ya estás en el avión, tienes una sensación por dentro

que te da una energía brutal, porque luego ya dices:

Esto es un desafío, ahora si que voy a hacer algo grande.

Esto es el traje. En verano no lo necesitas,

porque la temperatura en el agua

es exactamente la misma temperatura que tenemos fuera.

Si fuera hay 28 grados, debajo del agua hay 28.

¿Este es tu traje de oficina?

Este es el traje que me pongo para ir todos los días a trabajar.

¿Listo, no? Hombre.

Siempre tengo que vestir a todos los clientes cuando vienen.

Confío en ti, eh. Venga, a ver que tal.

¡Yihi!

Nosotros nos introducimos dentro del submarino

cuando está prácticamente aquí en la superficie.

Mis compañeros y yo lo bajamos,

y entonces lo que estáis es a 3 metros de profundidad.

Ahora estamos debajo del agua.

Como podéis ver, hay un montón de peces,

todo el fondo es arena.

Todos estos peces que veis ahora alrededor de nosotros,

que están alrededor de la campana, suelen ser lo que llaman Blue Tang,

y son unos peces que están a ver lo que pillan.

la explosión de vida que ves alrededor es impresionante.

Ahora veréis que los vamos a mover todos en fila india,

Yo tendría que traerme aquí a todos mis colegas,

para que lo hicieran por lo menos una vez

y correr con las motos dando vueltas aquí

como en el circuito del Jarama.

Ahora nosotros lo que hacemos es comer básicamente.

Es una comida rápida.

Lo malo es que tiene mucha grasa

y al final yo creo que se tiene que hacer pesado,

pero para ellos están acostumbrados,

y si no, le echan mucho kétchup y a tirar.

Aquí el turista pasa el día entero. Básicamente, sí.

La idea es que tu llegas por la mañana con el autobús,

y entonces tienes actividades por la mañana,

dos inmersiones por la mañana y otras dos por la tarde.

Y hay gente que contrata de manera privada una nocturna.

Entonces, a veces quieren hacer por la noche también.

Terminas de levantar tanques, al final desarrollas un brazo,

un músculo impresionante.

¿Y te pagan bien, Ciro? El sueldo que nosotros ganamos

viene a ser como unos 1.100, 1,200 dólares.

En euros, viene a ser como unos 900 euros.

Para vivir aquí, más o menos me cuesta la casa,

la comida, la electricidad y la gasolina para el coche,

pues casi se me van los 900 dólares,

con lo cual me quedan otros 200 o 300 para vivir.

Justito. Justito, justito.

¿Y te compensa? Sí, completamente.

El dinero no lo es todo.

Aquí es donde tenemos todas las mallas

que se usan para lo que es el safe feeding.

Estas mallas son para protección.

Esto es como lo que llevan los carniceros en la mano

para no cortarse, es lo mismo.

Porque los tiburones si te muerden,

esto por lo menos te protege de que los cortes no sean tan profundos.

¿O sea, que pueden morder? Sí, y muerden.

Estos cascos son igual, de protección.

Lo que se pretende con el casco es evitar que un tiburón

que pueda venir por detrás, pueda llegar a morderte en la cabeza.

Qué buen rollo me estás dando.

Hombre, tiene un riesgo.

Al final, todo lo que sea tratar con vida salvaje o debajo del mar,

es impredecible. Entonces, nunca sabes lo que puede hacer.

Volvemos al trabajo, ¿no, Ciro? Volvemos.

Ahora volvemos a los tiburones. Ya tenemos todo el equipo cargado.

Pero esta vez vamos a ir en barca rápida.

La idea básicamente es coger esta caja que está aquí,

ahora mismo está cerrada con plástico.

Y la idea es que le vamos a dar de comer a los tiburones.

Entonces, los tiburones van a estar muy cerca de nosotros.

Pero vais a ver como os pasan por todos los lados los tiburones

y es una experiencia muy bonita.

Madre mía, compañero, donde nos metes.

Algo teníais que hacer especial. Ya que venís a Bahamas,

no iba a ser solamente sol y playa. Algo tenía que ser especial.

Como estáis viendo, estamos haciendo la inmersión.

Todos los buceadores que vienen se ponen alrededor en un círculo

y en el centro empieza lo que es la alimentación del tiburón.

Esto son tiburones de arrecife.

Es un tiburón que básicamente es como el buitre

que tenemos nosotros en España.

El buitre lo que hace es comer toda la carroña,

y el tiburón lo que aquí hace es precisamente detectar

donde está toda la carroña y limpiar el océano.

Debajo del agua, nos ven a nosotros como otro ser vivo que está vivo,

y no van a buscarte para comerte.

Solamente ellos van buscando

cuando algo huele a pescado muerto básicamente.

La primera vez que bajas abajo y ves los tiburones alrededor

se te ponen los pelos de punta básicamente,

y luego ya te vas habituando

y al final te empiezas a encontrar que siempre mantienes un respeto,

pero siempre haciendo tu trabajo.

¡Vivos, estamos vivos! Ya estamos aquí.

Bueno, ahora vamos a ver la isla desde el cielo.

¿En qué vamos a volar? Vamos a volar en helicóptero.

Ahí está. En ese chiquitito.

Yo no sé que da más miedo, si los tiburones o estar arriba.

Vamos para dentro.

La verdad que es una maravilla.

Parece que estás flotando.

La isla es bonita desde el aire, ¿no?

Es preciosa. Es algo, la verdad, que único.

Las islas de Bahamas hay un total, entre callos, islas, etc, más de 700.

Donde nosotros estamos ubicados se llama la isla de Nueva Providencia

o New Providence. Es una isla pequeña.

Es como el Hierro en extensión y la capital se llama Nassau,

y es la capital de las Bahamas.

Todo lo que estamos viendo ahora es la zona de arrecifes.

Si veis el color azul oscuro que está justamente hacia el fondo

y, cuando estás más cerca en la costa,

es como un color más turquesa, más clarito.

Eso es porque es muy poco profundo. Es impresionante los azules.

Los azules, los turquesas,...

Aquí hay una variedad de colores que no había visto en mi vida.

Este es el fuerte que los ingleses pusieron justo a la entrada,

porque los barcos que entraban ingleses,

la mejor forma para proteger el puerto

era en esta ubicación.

De hecho, es la parte más alta de la isla.

Normalmente, pueden llegar a albergar hasta cinco cruceros a la vez.

Cada crucero viene a tener como unas 4.000 personas,

de los cuales, otros 1.000, 1.200 son tripulación.

Imaginaros esto todos los días entrando y saliendo.

¿De esto vive Bahamas? Básicamente sí.

Turismo, bancos,...

Esas son las dos grandes industrias que tiene el país.

Este hotel tan grande que veis aquí es el más famosos de la isla.

Se llama Atlantis,

es uno de los grandes también motores de la economía de este país.

Y ahora se ve todo lo que es la zona de las mansiones

también donde muchos actores tienen aquí casa.

Igual que os dije antes Sandyport, esta zona es más exclusiva todavía.

Casas de 10 millones de dólares, 15 millones de dólares.

En mi opinión, hay una desigualdad bastante grande.

Hay gente muy, muy rica, y gente también muy, muy pobre.

¿Y donde está tu futuro, Ciro? Bueno, ha cambiado un poco las cosas.

Ahora, conocí a una chica aquí en la isla,

y empezamos así en la distancia, y ahora tiro para Europa.

El amor lo que mueve muchas veces es montañas.

Y ahora, en este caso, me ha movido a mi.

Buen viaje de vuelta a España,

y quería mandar un mensaje para mis padres: os quiero.

Muchas gracias, Ciro. Adiós. Hasta luego.

Soy Luis Cerzócimo, soy de Huesca, soy pastelero.

Estoy trabajando en Bahamas.

Y puse un anuncio en le periódico buscando nuevas experiencias

y aquí estoy.

Muy buenas, Luis. Hola, Luis.

¿Qué tal? Muy bien, aquí estamos trabajando.

¿Y qué haces? Pues aquí nos dedicamos a hacer

lo que es un tipo de pastelería europea,

y sobre todo un tipo de pan y bollería europea,

que aquí en Bahamas no hay. ¿Y cómo has acabado en las Bahamas?

Pues de casualidad. Estaba sin trabajo,

decidí tomarme un año sabático y puse un anuncio,

y al día siguiente me llegó la contestación

y me llegó una oferta de Bahamas.

Al principio, me sorprendió,

pensé que eran mis amigos gastándome una broma,

pero luego vi que era de verdad, y aquí estamos.

¿Qué tal cuando llegaste? ¿Te costó arrancar aquí?

Mucho, porque lo primero que me dijeron cuando vine aquí

es que sobretodo cambiase el chip.

El ritmo de trabajo es más bajo, van más tranquilos,...

Aún así, cambiando el chip, te sacan de los nervios.

Pero bueno, son muy, muy, muy buena gente.

Esta es la zona que tenemos de hornos,

tenemos aquí dos hornos.

Te tienes que adaptar mucho a lo que es Bahamas y EE.UU.

Se hacen, se venden muchos muffins.

Aquí todo tiene que ser grande.

Aquí es un país que les encanta comer.

Una cosa que me chocó mucho es que cuando tú llegas aquí

no ves a la gente en las paradas de autobús

comiendo pipas o un chicle, no.

Los ves con un bol con alitas de pollo o con arroz, o sea, comen.

O sea, aquí no puedes hacer una magdalenita pequeñita.

No. Además, fue curioso, porque les ofertamos unas más pequeñas

y dijeron: hombre, entonces tendremos que vender dos o tres.

No, queremos algo grande. Y las coges y son de 250 gramos.

O sea, son... Con esto y un café con leche pasas la mañana sobrado.

¿Y porqué te hiciste pastelero? En mi familia, no hay nadie,

excepto mi abuela, que se dedicase a la cocina.

Y mi abuela me pegó un poco lo que es la pasión por la pastelería.

Estuve trabajando en Barcelona, de ahí a Bruselas, volví a Barcelona,

y luego monté una empresa en Zaragoza.

¿Montaste una empresa? Sí.

¿Y qué pasó con la empresa? Pues que al final, demasiado estrés,

demasiado problemas, y decidí zanjar.

Me costó hasta el matrimonio con mi pareja,

y decidí que la vida no era sólo trabajar

y que había otras cosas. ¿La vendiste?

Sí. La liquidé y la vendí, y me tomé un año sabático,

y aquí estamos.

Me ha cambiado mucho la mentalidad, me ha cambiado mucho la vida,

sobretodo he dejado de tener la cantidad de estrés que tenía

y he ganado mucha, mucha calidad de vida,

que es otra cosa que me han enseñado aquí,

que la gente bahameña vive menos

pero, la verdad, disfruta muchísimo más de la vida.

Buscaba relajarme, paz y un sitio tranquilo

porque con mi pareja, que me separé, nos vinimos aquí los dos

para retomar nuestra relación, y estamos mejor que cuando de novios.

La hemos retomado, estamos en un sitio tranquilo, muy relajados,

disfrutando el uno del otro y del trabajo y del país.

Vine para muchas cosas,

pero el principal premio que me he llevado es mi mujer.

Por el trabajo, por lo que he conseguido aquí, porque te conozcan,

por las amistades que has hecho,... Está todo muy bien.

Pero también por Eva. Y estar con ella es una buena recompensa.

Hola Eva, ¿qué tal? Hola, ¿qué tal?

¿Española tú también? Española.

¿Y cómo os conocisteis? Pues el trabajaba en una pastelería,

yo hacía unas horillas de dependienta en esa pastelería,

y ahí nos conocimos.

Primero se vino él, y a los tres meses más o menos,

se me cruzó un poco todo,

decidí dejar todo lo que tenía en España

y me vine con él. ¿Por qué?

Pues porque quería estar con él.

Ahora estamos mejor que nunca. ¿Sí?

Sí, mejor que hasta cuando éramos novios.

Es una terapia de pareja las Bahamas Sí, totalmente, yo lo recomiendo.

Pues yo voy a seguir trabajando aquí un poco más, y en nada lo vemos.

¿Te vemos luego? Venga, chao.

Gracias, Luis. Chao.

¿A dónde nos has traído que es tan mono?

Esto es la marina del hotel Atlantis, todo tiendas así un poco exclusivas

de ropa y de más.

Aquí normalmente suele venir la gente que está alojada en el hotel,

porque gente de aquí, de la isla, poca gente viene a pasear por aquí.

Es una isla que hicieron que no tiene más de 20 años,

y es donde están varios hoteles, el Atlantis y otros que hay por ahí.

Hay mansiones de lujo,... Una zona bastante exclusiva.

Hay los dos extremos, hay mucha pobreza,

pero la gente que tiene dinero aquí, tiene mucho dinero.

¿Por qué hay tanto millonario? Es un paraíso fiscal,

luego está muy cerquita de Miami.

Tienen su fortuna aquí, y supongo que no la tienen que declarar,

porque no hay ni declaración de renta ni nada de eso,

entonces para ellos es súper cómodo tenerlo aquí.

¿Qué famosos viven aquí en Bahamas?

Sean Connery, que tiene residencia aquí,

Sakira también, Tiger Woods,

Selena Williams, creo que también está por aquí.

Hace poco estuvo también Enrique Iglesias,

Penélope Cruz y Javier Barden han pasado el embarazo de ella por aquí.

¿Tuviste claro lo de venirte?

Hombre, lo tuve claro porque Luis estaba aquí.

Nos separamos una temporada,

entonces Luis decidió que se venía aquí a trabajar,

y bueno, yo tampoco estaba pasando una buena temporada en Zaragoza,

así que él me dijo que me viniese aquí unos días a ver,

y me vine aquí y surgió otra vez nuestra historia,

y hemos retomado todo otra vez. ¿Os habéis vuelto a casar?

No, de momento no.

Por esta parte están los jardines, las piscinas, la playa artificial.

Aquí detrás tenemos la suite principal,

que es la habitación más exclusiva del hotel.

Es esta, la colgante.

La noche son unos 30.000 dólares más o menos.

Ha salido en alguna película, en "Casino Royal",...

Esta parte, luego dos torres que hay más, son unas 2.000 habitaciones.

Genera muchos puestos de trabajo.

Hay casi unas 6.000 personas trabajando en este hotel.

Hay varios sitios donde es el punto típico

donde la gente pierde el ratito haciéndose la foto.

Este es otro lugar donde la típica foto del hotel.

Hay hasta cola y todo también para hacerse la fotito.

(Canta).

Bueno, Eva, este es tu momento. Hombre, el momento silla.

La reina, ¡sonríe! Muy bien.

Ya.

Hemos venido al Arawaki, que es un sitio donde hacen la consala,

la famosa consala.

¿Qué tal? ¿Qué tal Luis?

Muy bien. ¿Ya has acabado de trabajar?

Ya hemos terminado, a descansar. Aquí solemos venir algunos domingos,

cuando volvemos de la playa, paramos, tomamos unas cervezas,

una consala, unos confides, y luego vamos para casa a comer.

Ahora nos va a preparar la consala. Te la preparan en el acto,

te pican la cebolla, el pimiento, el tomate, y luego te pican el conch.

En realidad, el conch está vivo.

El conch es como un caracol. Lo tienen vivo

y te lo matan en el momento y te lo preparan.

Esto son los confide, son como unos buñuelos,

llevan un poco de verdura, y llevan el conch con especias.

¿Sin salsita? -Sin salsa. Está muy bueno.

Los peces son muy sabrosos, la carne la traen toda de fuera,

pero a mi me encanta. La comida bahameña es muy especiada.

Aquí vivimos, esta es nuestra casa. ¿Podemos pasar?

¿Estará ordenado, no? Sí, siempre.

Es muy recojona.

Esto es el salón. Tiene dos habitaciones, un baño

y una cocina. ¿Y qué cuesta un piso aquí?

Bastante, este sale en 2.500 dólares al mes.

No es barata la vivienda. No, no, es muy caro.

Hay muchos apartamentos cerrados,

hay mucha gente que compra estos apartamentos

para tener la residencia aquí

y poder traer toda la documentación de Bahamas.

Menuda vista. Esto es lo mejor del piso.

Te sientas a ver la tele y estás mirando y dices:

no sé para que miro la tele, si tengo una vista aquí preciosa.

¿Dónde acabamos el día, Luis? En el Compass Point,

es un sitio, un bar para tomar cervezas,

que se ve la puesta del sol y está justo en el mar.

Pues ya ves, este es el restaurante y aquí tenemos la piscina,

y todas las habitaciones, como podéis observar,

son como unos bungalós.

Aquí es donde viene todo el mundo, se hacen bastantes fiestas

los sábados por la noche, y lo clásico es venir aquí.

Alguna han hecho, pero lo más típico es hacerlas en las playas.

Nos volveremos a casar, seguro, se lo pediré.

Aquí tienes todo tipo de cócteles,

pero aquí el "bajamamá", "yellowbeer",...

Los mojitos están muy vistos, pero estos que son más de por aquí,

están bastante bien. ¿Y cómo os veis dentro de 10 años?

Nos vemos con niños y en España.

Hasta luego. Adiós chicos, que os vaya muy bien.

Igualmente, chao.

Soy Borja Ferraz, soy profesor de español aquí en las Bahamas,

y os he traído aquí, a las exumas, que es mi lugar favorito en este país

Muy buenas, Borja. ¿Cómo estás?

Muchas gracias. ¿De dónde eres tú?

Soy de Canarias, soy español, pero me gusta decir que soy de Gran Canaria.

Soy profe de español de un instituto secundario.

Yo vengo de dar clase en Inglaterra durante dos años,

y por eso básicamente estoy aquí.

La oferta salió en Inglaterra, hice la entrevista en Londres,

y acabé viniendo para acá.

Te enseño un poquito mi despacho, bueno, mi despacho,...

Sí, señor, un auténtico despacho. Mi hueco en la mesa.

¿Cómo es la educación en Bahamas? Es un país subdesarrollado,

la educación es muy flojita.

Sin embargo, los colegios privados, la educación es bastante mejor.

Y este colegio donde trabajo está al máximo nivel comparado con Inglaterra

Sin embargo, colegios públicos que he visitado,...

Ahí estamos hablando de problemas muy serios.

Mira, las instalaciones que parecen un poco viejas o pobres,

es un poquito como el país.

Y es así, es un colegio privado

y los alumnos pagan casi 5.000 dólares al año.

Y aún así, mira las instalaciones que tenemos.

¿Cómo acaba un canario dando clases en Bahamas?

Primero, tienes que ser valiente para tomar decisiones,

y segundo, porque me fui de Erasmus y pasé el mejor año de mi vida,

y allí surgió la posibilidad de salir como ayudante de profesor

en Inglaterra. El mundo es muy grande y tenemos poco tiempo,

y me encanta viajar. He estado en más de 30 países y cada año intento más.

Por eso a veces, piensas: ¿Volver a España?

Sí, pero, ¿bajo qué condiciones?

Esto es una de las cositas que hacemos casi todas las semanas,

aunque hoy es algo especial porque ayer fue día de acción de gracias,

y estamos celebrando lo que sería una misa,

es un colegio católico, es un colegio cristiano metodista.

(Cantan en inglés).

¿Nos vamos de excursión, Borja? Sí.

Venga, que acabamos de trabajar y vamos a pasarlo un poquito bien.

Este es el barco. Vamos a ver las exumas.

¿Es bonito lo que vamos a ver?

En mi opinión, es lo más bonito que he visto en mi vida.

Yo creo que la atracción turística más grande o más importante

son las exumas, porque son unas islas preciosas.

Esto es lo que más me gusta de las Bahamas, los barquitos,

el salir a navegar,...

Tengo la suerte de tener varios amigos con barco

y salimos a navegar en vela

o nos vamos a descubrir las islitas de aquí.

Nos acaban de comentar que nos cambiemos de posición,

que vamos a saltar un poquito, que te quites el gorro, la gorra,

porque si no va a salir volando.

Bienvenidos al paraíso. Como veis, los colores aquí son impresionantes.

Esto yo lo defino como el paraíso. Tienen hambre.

Tienen hambre, son iguanas, son grandes, no son muy amistosas.

A ver quien tiene el valor de ponérsela en la boca.

¡Ah!

Me ha mordido, eh.

Me hizo sangre. Yo me voy de aquí, eh. Fuera, fuera.

Son más listos que yo, con el palo.

Brocheta de uva.

Yo pensaba que no te mordían.

Domador de iguanas.

Si echas un vistazo, eso es el paraíso, tío.

Mira los colores del agua, el azul turquesa, la arena,...

Por mucho que piense y quiera imaginarme un sitio mejor, no puedo.

He estado en muchos, muchos países,

y si tengo que definir la belleza natural, es esto.

Aquí suele venir mucha gente a grabar.

El último video de Pitbull, de "Timber", está grabado aquí.

"Piratas del Caribe" fue grabado aquí, en las exumas.

Podría quedarme aquí días enteros simplemente admirando el paisaje.

Aquí venimos a darle de comer a las rayas y a los tiburones.

Esas cosas que se hacen en Bahamas. Sí, el pan de cada día.

Las rayas si las pisas, te pueden picar,

pero normalmente son muy amistosas, muy juguetonas,

incluso, pasan por debajo de ti.

Son muy suaves, muy, muy suaves.

Están muy acostumbrados a los seres humanos, no tienen miedo.

¡Oh, mis huevos! (Ríen).

No todos los días uno le da de comer a una raya.

Tengan un ojo siempre en los tiburones,

vigilen donde están

y si me ven a mi corriendo, corran ustedes también.

La verdad que me asusto con pocas cosas y no tengo miedo de hacerlo,

pero no es una cosa que te tranquilice mucho.

Estoy sorprendido que traigan a personas a un sitio

donde no pueden asegurar al 100% que no puede pasar nada.

¡Guau!

Son bastante agresivos, son muy agresivos.

Te das cuenta de que cuando cogen la presa, no la sueltan.

Yo no me voy a meter en el agua.

¡Uh! ¿Ves esos dientes, tío?

Son experiencias que en otro lado del mundo no las vives.

Y al final, es lo que te ayuda a crecer, a madurar.

Muévete, vete a sitios,

y a esos sitios que vayas, descubre la cultura de ellos, qué hacen.

Aquí estamos viendo parte de la cultura de Bahamas.

Si no, no tendría sentido venir a trabajar a Bahamas,

si no vamos a vivir esto.

Ya después de un día de relax en la playa,

vamos a cenar a casa con mi grupo de amigos,

que hoy tenemos cena especial.

Este es mi barrio, lo conozco bien porque corro todas las mañanas

a las 6 de la mañana. O sea, que me conozco casi todas las casas.

Es un barrio de alto standing. ¿Aquí viven más blancos que negros?

Sí. Y la gran mayoría de gente acomodada suelen ser blancos, aquí.

¿Esta es tu casa? Sí, aquí llegas a mi casa.

Espero que les guste. Aquí vivo con mi compañera Linda y Becky.

Hola. -¿Cómo estás?

(Hablan en inglés).

Aquí tenemos el salón principal, un porche, ese es el jardín.

¿Y de alquiler qué pagáis?

Ahora mismo estamos pagando unos 2.700 dólares.

Elena, ¿qué vamos hacer de comer?

Todos son profesores de el colegio.

Ella es mi compañera de piso y ella también. Es Linda y Becky.

Hello. Hola.

¿Hablas español? Un poco.

¿Te ha enseñado él? Un poco.

Mi compañera Elena.

Hola. -Bueno es Helen o "canelita".

No, Elena. -Es Elena.

¿De dónde eres? -De Martinica.

¿Y porqué en las Bahamas, cómo acabaste aquí?

¡Porque soy del Caribe! ¡Oh! ¿Sabes?

Al final, cuando no tienes a tu familia, tu familia son tus amigos.

Tenemos pavo tradicional.

Ellos son americanos, así que son los expertos de la noche,

para hacer la cena de acción de gracias.

¿Hay mucha influencia americana en Bahamas?

Hay mucha. Y creo que más que la influencia inglesa,

son más americanos que ingleses.

Siempre echas de menos a la familia, en especial mi sobrino.

A mi sobrino me encantaría tenerlo aquí.

Tiene 10 añitos y me he perdido casi 5.

Pero si es verdad que cuando estás con toda esta gente,

se te hace más fácil.

Vámonos de fiesta.

(Hablan en inglés).

Mira, estamos en el Jardín Botánico. Esta noche hay un concurso de bandas,

y los vencedores se van a EE.UU. a una competición internacional.

Es parecida a la noche en Europa,

pero con la particularidad de que aquí puedes empezar antes,

porque hay lugares para...

Los cruceros, los turistas que vienen en crucero,

desde las 7, 8, ya hay fiesta.

Hay bastante más mezcla de la que yo pensaba,

hay mucha gente de raza blanca, de raza negra.

Aquí normalmente, la gente es muy respetuosa.

No hay problemas con racismo y demás.

Los bahameños, una de las cosas más importantes es la fiesta

y bailar, les encanta bailar.

Los bahameños es su forma de vida, les gusta salir, beber, pasarlo bien,

estar con amigos, socializarse.

La verdad es que eso lo llevan dentro.

Mira, esta semana tengo que responder a una oferta de Malasia

y una de China,

y responder al colegio si me quiero quedar aquí o no.

Sinceramente, no lo he decidido todavía.

Me gustaría volver a España cuando las condiciones sean oportunas,

pero nunca dejando de viajar por el mundo.

Un placer de tenerte por aquí. Muchas gracias.

Gracias, Borja. Hasta luego.

Me llamo Laura García, soy de Donosti,

y estamos ahora en una isla pequeña de las Bahamas,

que se llama Harbour Island.

Yo llevo 13 años en esta isla

y ahora tengo una tienda de ropa y de regalos.

Laura, muy buenos días, ¿qué tal? Hola. Muy bien, ¿y tú?

Qué buen sitio, ¿no? Fenomenal, ¿verdad? ¿Has visto?

Esto es Harbour Island, que es un islita muy pequeñita

de tres millas por media milla, o sea 5 Km por 1 Km.

¿Y este lugar? Este lugar es exactamente

donde tengo mi tienda. Esta es mi oficina.

Es donde saco el ordenador, y aquí trabajo,

con estas vistas aquí detrás. ¿Española, de qué parte?

De Donosti. Mi padre es donostiarra y mi madre inglesa.

¿Qué vendes por aquí? Ropa de mujer, bikinis, bañadores,

y luego cositas, regalitos.

Mira que pantalones tan bonitos. Amiga.

Este para tu novia, mira. Sí, muy sexy.

Muy sexy, con un bañador debajo. ¿Y quién compra aquí, Laura?

Los turistas más bien, porque cuando vienen aquí

igual vienen con ropa de Nueva York o ropa de las ciudades,

que no es como la ropa que se lleva por aquí.

¿Cómo te dio por montar este negocio?

YO tenía un negocio aquí de buceo, y también tenía una tienda,

Pero me encanta comprar, soy una chica, qué le voy a hacer.

Me encanta ir de compras y me encanta comprar la ropa.

Y por eso decidí montar algo aquí.

¿Es difícil montar un negocio aquí? Súper difícil.

¿Por? Bueno, por las leyes, es muy difícil,

tienes que tener un socio bahameño, que tengo también.

No es tan fácil como la gente piensa.

Tienes que tener mucha paciencia, más que nada.

Tienes mezcla de acento tu, ¿no? Sí, porque mi madre es inglesa

imagino que hablaba inglés antes que el castellano.

pero con mi padre siempre hablaba en castellano.

Llevo tantos años fuera...

Igual he cogido un acento de un poco de todos los países que he conocido.

¿Y de dónde te sientes tu, Laura? Un poco de todo.

O sea, yo elijo lo mejor de todo. Entonces, elijo lo mejor de Donosti,

lo mejor de Londres, de las Bahamas, lo mezclo todo junto y esa es mi vida

Vamos a salir con estos chicos que van a pescar.

Nos van a hacer como una gira, así podemos ver un poco de la isla,

la parte sur.

En Harbour Island, la gente es muy simpática,

además si vas al ministerio de Turismo,

le llaman la isla de la gente simpática.

El nombre de las Bahamas viene de la palabra de los españoles,

baja mar. Y quiere decir que hay poca profundidad.

Buenas casas aquí, ¿no? Muy buenas casas.

Estas casas, por ejemplo, cuestan millones de dólares.

Lo mínimo es un millón para arriba.

¿Viene mucho famoso o mucho millonario aquí?

Sí, es un sitio que viene mucha gente famosa

porque la isla es muy tranquila, no hay paparazzi,

y la verdad, la gente local son muy tranquilitos y no amargan a la gente.

Si viene una persona famosa, les da igual.

¿Cómo se mueve uno por la isla? Pues aquí en carrito de golf.

Es lo más fácil.

(Hablan en inglés).

Madre mía, Laura, qué playa.

Por eso es una de las mejores playas del mundo.

Llama la atención la poca gente que hay, ¿no?

La verdad es que esta playa nunca se llena.

La playa es muy grande y hay hoteles, pero no son hoteles enormes,

y por eso la gente viene aquí, porque quieren espacio también.

¿Y cuando llegas a las playas españolas tu?

Hay mucha gente, demasiado.

Estas pisando a las personas, las toallas están pegadas,...

Aquí no, aquí hay mucho sitio. Estoy muy mimada.

Esta playa se llama, en inglés es "The pink salt beach",

que quiere decir "playa de arena rosada".

Y eso es porque la arena tiene como pedacitos de cosas rosadas,

que son de los animales, de los arrecifes.

¿Has visto que técnico?

Son animalitos que viven en las conchas, arrecifes y rocas,

una mezcla de todo.

Esta playa fue elegida una de las mejores playas del mundo.

¿Y tú como acabaste en Bahamas? Me ofrecieron un trabajo de un año

a trabajar en Nassau. Entonces yo fui y cuando llegué me encantó.

Tenía ganas de quedarme y así fue.

Porque he viajado mucho y siempre he estado buscando el sitio perfecto.

Y hay muchas playas bonitas, pero no tanto como esta.

Yo quería una mezcla de todo, el paraíso, la playa,

pero también la vida moderna.

Cuando llegué a las Bahamas, yo podía encontrar eso.

¿Te casaste allí? Sí, justamente en esta playa,

justamente aquí.

Algo muy informal.

Era muy difícil encontrar a un cura porque los curas no querían mojarse,

pero al final encontré uno.

Yo pensaba que igual venían 10 personas o algo así.

Invité a mis amigos. Y al final, éramos 50,

porque una vez que se enteraron

de que me iba a casar en Harbour Island,

todo el mundo quería venir.

¿Este es el centro de la ciudad?

Esto es el centro comercial de la ciudad.

Estamos en Dunmore Town.

Esto es el supermercado de la isla que se llama Pigly Wigly.

Aquí vienen locales, turistas, todo el mundo,

porque no hay otra opción.

Y la verdad, los precios, comparado con EE.UU. u otros sitios,

están bastante elevados porque hay que llevar todo en barco,

nada es de aquí.

4,50 dólares. Bueno, un poco de pan.

Es mejor hacer el pan en casa.

1,50 dólar. ¿Cada manzana?

Todo esto viene de EE.UU. Entonces, hay que doblar el precio.

Detergente para la lavadora, que esto cuesta casi 17 dólares.

Son 4 dólares. ¿Una botella de agua?

Una botella de agua, 4 dólares.

Para vivir aquí en las Bahamas es muy caro, comparado con otros sitios,

porque importamos todo.

¿Pero entonces, sí se pagan impuestos?

Impuestos de importación, y luego impuestos de transporte también.

¿Qué impuestos son los que no se pagan?

Impuestos sobre los sueldos.

Si ganas 1.000 dólares, son 1.000 dólares en tu bolsillo y ya está.

Entonces, no hay ningún impuesto que hay que pagar,

solamente los impuestos de importación.

Con lo cual, a la gente que tiene mucho dinero

sí le viene muy bien estar aquí. Ah, fenomenal.

Por eso hay mucha gente de dinero que vive en las Bahamas.

¿Pero el bahameño paga 4 dólares por una botella de agua?

También. Es el mismo precio para ellos que para los turistas

o para los multimillonarios, es igual.

No parece muy justo. No, ¿verdad?

Esta es tú casa, ¿no, Laura? Sí, esta es mi casa.

Que bonita. Sí, ¿verdad? Me gusta también.

Y comprasteis la parcela esta. Sí, y luego al año después,

construimos la casa. ¿Y qué cuesta una parcela aquí?

200.000 dólares, algo así.

Es muy difícil encontrar una casa por menos de un millón de dólares.

Esta es la habitación de mis hijas. ¿Y dónde están ellas ahora?

Están en Florida, porque están estudiando en un colegio allí.

Porque el colegio aquí está bien hasta los 11 años.

Aquí tenemos la cocina,

la sala de estar y luego mi habitación también está aquí,

porque me gusta dormir al escuchar las olas por la noche.

Lo cogió mi marido. ¿Pero es de verdad? ¿No?

Sí, eso es el pez que cogió, sí. ¿Porque tu marido a qué se dedica?

Es capitán de barco, pero también es pesquero.

¿Y él está con el barco ahora? Sí, está trabajando en el barco,

está en Florida. Pero viene la semana que viene.

Mira, escucha.

El mar, no hay otro sonido. Qué bueno.

Para mi esto es realmente lo que es las Bahamas.

No es una ciudad grande, es playa, es isla, es tranquilidad.

Se escucha a los gallos, ¿no? Sí, eso es lo único malo,

que no paran.

Vamos a tomar algo aquí. El nombre del bar se llama "Sunset",

que quiere decir "la puesta del sol",

porque este es el mejor sitio para ver la puesta del sol.

Tiene ron, piña y coco, pero dice la camarera que tiene mucho, mucho ron.

No hay que tomarlo de un trago tampoco.

¿Seguro? Sí. Ya verás.

Después de uno de estos, te pones muy alegre.

¿Dónde ves tu futuro, Laura? Es difícil,

pero yo creo que en los próximos 10 años o algo así,

me quedaré aquí en esta zona. Que sigas así de bien, Laura.

Muchas gracias. Que te vaya muy bien Adiós, adiós.

Chao. Cuídate. Igualmente.

Mi nombre es Juan Carlos Gómez Escourido.

Nací en las Bahamas. Hijo de inmigrantes gallegos.

Mitad de mi vida lo pasé aquí en las Bahamas

y la otra mitad en el pueblo de mis padres, Escourido, en Galicia.

Buenos días, Juan Carlos. Buenos días.

Ahora estamos en el fort Charlotte,

que fue ordenado construir por el lord Dumua.

¿Esto era un fuerte para proteger la isla?

Sí, era para proteger la capital Nassau.

Por aquí pasaban dos galeones que venían desde Cuba.

Estaban obligados a pasar por el frente de Nassau.

Entonces, entre Nassau y la isla de Lutra, hay varias islas

por las cuales los piratas se escondían y atacaban a los galeones.

Las Bahamas son 700 islas,

por lo cual los barcos piratas tenían muchas islas para camuflarse.

Español, ¿de qué parte, tú? Yo soy de origen gallego.

Mis padres son de Escourido,

que es un pueblo del ayuntamiento de Viveiro,

que está en el norte de la provincia de Lugo.

¿Llevas mucho tiempo aquí? Yo nací aquí.

El caso es que mitad de mi vida lo he pasado en Escourido,

y la otra mitad lo he pasado aquí, en Nassau.

¿Y de dónde te sientes? Un poco de ambos.

Yo siempre digo que soy un gallego bahamés.

Yo después de la universidad y de terminar el servicio militar,

en España no había trabajo.

Me pasé un año sin hacer nada.

Mis amigos que venían de las Bahamas a visitarnos a España,

siempre decían que aquí en las Bahamas había trabajo,

por qué no venía a las Bahamas. Y un año decidí venirme.

¿Qué haces tú, a qué te dedicas? Yo soy contable.

Aquí tenemos los cañones del fuerte.

Estos cañones salen de galeones hundidos,

que cuando fueron rescatados,

el gobierno de las Bahamas no sabía que hacer con ellos,

entonces aprovechó y los puso en los fuertes.

La última vez que se han sacado los cañones

fue durante la II guerra mundial,

en el que los ingleses han utilizado el bronce de los cañones

para la guerra con Alemania.

Cuando fue el 25 aniversario de independencia de las Bahamas,

decidieron pintar el fuerte de blanco

y hacer una réplica de la ceremonia de independencia

bajando la bandera inglesa y subiendo la de Bahamas.

Las Bahamas consiguió su independencia el 10 de julio en 1973.

¿73? ¿Hace poco? Sí, hace 40 años exactamente.

Y todavía, la reina de Inglaterra sigue siendo reina de las Bahamas,

como estado miembro de la Commonwealth.

Aquí, en el fuerte, ondea la bandera de Bahamas.

La bandera de Bahamas representa el sol naciente

a las islas de las Bahamas,

donde el negro es la isla y la gente, el azul es el mar,

el amarillo es el sol y el azul de arriba es el cielo.

Esto es el centro, es lo que se llama el downtown.

¿Y cómo es la ciudad? ¿Es grande Nassau?

No, Nassau es una ciudad pequeña,

que más o menos medirá como 3 Km de largo por uno de ancho.

Esto de acá es street.

Debido a que aquí vienen mucha gente de cruceros,

todos los comercios están aquí. Y todo está destinado a la venta

de los turistas que vienen en los cruceros.

Aquí muchas tiendas son de joyería, de relojes,

sobretodo porque son sin impuestos, duty free.

Y sobretodo, muchos bancos.

Las Bahamas es un paraíso fiscal,

entonces todos los bancos que se dedican a los millonarios europeos,

americanos, asiáticos, están aquí. ¿Y es seguro?

Sí. En las Bahamas, normalmente es raro que algo pase

en las zonas turísticas, porque hay mucho policía.

Normalmente, el 90% del crimen se concentra en los guetos.

Aquí hay mucha emigración ilegal,

y en las zonas de ilegales hay mucho crimen,

sobretodo por la droga, tráfico de personas,...

En las Bahamas, el año pasado murieron 127 personas,

de los cuales, un tercio fueron debido al crimen organizado

de mafias de la droga, otro tercio por problemas domésticos,

y el otro tercio fueron por causas menores.

Aquí estamos antes la estatua de la reina Victoria.

La reina Victoria que fue reina de un cuarto de la tierra,

también fue reina de las Bahamas.

Y esta es la estatua conmemorativa

por ser la reina que más años ha reinado las Bahamas.

Y a la izquierda está el parlamento.

El parlamento de las Bahamas es el parlamento más antiguo

del nuevo mundo, más antiguo que el parlamento americano.

Aquí está el market,

donde se venden normalmente los artículos para los turistas.

Aquí venden los productos de artesanía local,

como los que están hechos de la Palma.

¿Esto lo hacen ellas aquí?

Sí, estos normalmente están hechos aquí.

Si no es la que lo está vendiendo, es un familiar del que lo vende.

Tengo amigos que la madre o la abuela vende aquí.

Yo he ido a la casa de ellos. Y te digo que la casa es muy buena.

Tú les ves aquí y puedes pensar que son gente pobre o tal.

Yo te digo que son gente de clase media.

¿Y cómo son en el trato?

Los bahameños normalmente son gente muy amable

y muy educada.

De hecho, las Bahamas está considerado

como el sexto país más educado de las Américas.

Y las Bahamas tiene un índice de población universitaria muy alta.

Actualmente, hay 33.000 visas de bahameños estudiando en EE.UU.

en la universidad.

Esta es la zona artesana del mercado.

Aquí tienen muchas cosas expuestas

que son hechas normalmente por familiares.

¿Y cómo es la población bahameña? Dependiendo la isla.

En ciertas islas, hay mayoría de blancos,

por ejemplo, como en Ábacos, Spanish Wealth, Lord Island,

la isla de Gran Bahama.

Pero lo que es Nassau tiene mucha descendencia de esclavos,

entonces aproximadamente un 80% de población es negra.

Aquí tenemos la estatua de Cristóbal Colón.

Cuando Cristóbal Colón descubrió las Américas,

el primer sitio que vino fue la isla de San Salvador,

que está en las Bahamas.

Esto es la casa del gobernador que representa a la reina de Inglaterra,

como gobierno aquí de Bahamas.

Bahamas tiene un primer ministro y un parlamento,

pero todas las leyes son firmadas por el gobernador

antes de entrar en vigor.

Estamos aquí en la casa del gobernador donde se hace un Tea Party

que es tomar el té al estilo inglés.

Cuando la gente viene aquí, se reúne, se sientan alrededor de las mesas,

se toman un té, tocan un poco la música

y se ve a la gente con actividades.

Hoy nos ha tocado un desfile de moda bahameña.

A España, normalmente voy de vacaciones.

Para vivir tendría que encontrar trabajo,

y eso está muy difícil estos días.

Muchísimas gracias por guiarnos y a lo mejor nos vemos en España.

Nos vemos. Adiós, Juan Carlos. Gracias.

Adiós.

¿Le puedes pedir que nos haga algo para el programa?

Que ponga lo de Callejeros viajeros, digo...

¿Subimos? No, todavía no.

Tienes que decir sí. Ah, es verdad.

Eh... Uy, espera, eso córtalo.

Pareces un regalo de cumpleaños.

Solamente falta ponerte el lacito bien y ya está.

¡Bien!

Esto no sale a cámara.

¿En qué barco nos movemos? Ni puta idea ya.

Eh... No tengo ni puta idea, pero... No, claro, esto no va a salir.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Bahamas

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Españoles en el mundo - Bahamas

02 sep 2020

Aguas cristalinas salpicadas por una constelación de islas verdes, playas de arena fina extendiéndose bajo el sol del trópico... pongamos que hablamos de Bahamas. Españoles en el Mundo visita una gran región constituida por 700 islas.

ver más sobre "Españoles en el mundo - Bahamas " ver menos sobre "Españoles en el mundo - Bahamas "
Clips

Los últimos 2.119 programas de Españoles en el mundo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios