Un programa que centra su mirada en los aspectos humanos inherentes a la arquitectura, el urbanismo y el diseño. Todos ellos forman parte de nuestra vida cotidiana y generan historias que merece la pena ser contadas.

En 'Escala humana' mostraremos lo que se esconde detrás de las fachadas, de los paisajes, de los edificios, de los objetos. Explicaremos cómo piensan, a veces cómo sueñan, tanto los creadores de grandes estructuras arquitectónicas y urbanísticas de nuestro país como los profesionales que realizan pequeños proyectos con el objetivo de hacer un mundo mejor. Reflexionaremos, en definitiva, sobre nuestra relación con el entorno natural y social.

El programa estará presentado por Núria Moliner, arquitecta, compositora y cantante del grupo musical Intana, que nos aportará sus conocimientos sobre arquitectura desde una sensibilidad especial hacia los aspectos humanos que hacen que la técnica cobre sentido.

En trece capítulos de media hora, 'Escala humana' descubrirá muchas maneras de entender la vida a partir de historias particulares tan diversas como la de una vivienda enterrada cuyas ventanas miran al cielo, edificios que son verdaderos pulmones de la ciudad, ecosistemas que se desarrollan en las paredes o materiales para el diseño que se auto-generan de forma natural.

5508080 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Escala humana - Vivir para adentro - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía del programa)

En estos tiempos de prisas que corren,

donde se mitifica la velocidad y casi todo caduca pronto,

la vida lenta parece un anacronismo.

Vivimos apresurados, azotados por un vendaval exhibicionista.

Quizá por eso

ansiamos el sosiego, queremos intimidad, buscamos

un refugio donde sentirnos seguros.

Desde las casas más humildes a los grandes palacios,

pasando por la arquitectura religiosa,

durante miles de años hemos creado nuestras casas

alrededor de patios.

Un patio ofrece intimidad

o compañía a quien lo desee.

Pero también hay luz y ventilación

y un sistema de distribución

a los diferentes espacios

de un edificio.

Una manera de vivir para adentro con la mirada puesta hacia afuera.

(Para la música)

(JOSEPA PONT) Llegué a Vallbona,

aparqué, me acerqué al monasterio,

no vi a nadie, absolutamente a nadie,

pero sí que, en la fuente de la calle,

oí el órgano.

(Música religiosa, órgano)

Y entonces me acerqué,

abrí la puerta y me encontré

con una gran solemnidad.

Y me llevó

en el alma.

Durante más de ocho siglos

y sin interrupciones, el Monasterio de Vallbona

de les Monges, en Lleida, ha acogido a una comunidad

de monjas de la Orden del Císter,

mujeres cultas que dominaban la música

y la escritura y que eran respetadas por el pueblo.

Actualmente, la comunidad

está formada por ocho hermanas

que siguen viviendo en clausura. Entre ellas, Josepa Pont,

que entró en el monasterio después

de jubilarse. Su forma de explicar

la importancia del claustro en la vida monástica

revela su pasado como maestra.

El claustro se parece a un corazón humano que está escondido,

porque es la parte más interior, pero más abierta,

abierta a las dependencias

y, sobre todo, abierta a la trascendencia mirando el cielo.

Bombea

cuando nosotras

vamos al coro

para las oraciones.

Bombea hacia el trabajo

cuando nos vamos

a la huerta.

Bombea cuando nosotras

vamos a la sala capitular.

El claustro solo para él no tendría

ninguna importancia si no fuera

esta unidad a las demás dependencias,

que espiritualmente

es la unidad que toda persona

debe de tener en su vida.

Capitaneado por un cimborrio único

que el arquitecto Puig i Cadafalch valoró

como la obra más atrevida del Medievo,

el claustro de Vallbona destaca

por los distintos estilos arquitectónicos

de sus galerías, abarcando el románico,

el gótico y el neorrománico, según los años de construcción.

Y todo bajo un manto de sencillez y austeridad

marcado por la orden del Císter,

y de la cual el monje Bernard de Claraval

fue su principal difusor.

Bernard de Claraval

intentó dar en la arquitectura

una simplicidad,

que es lo que buscaba

en todo el conjunto de su vida.

Y entonces la estructura arquitectónica

es mucho más austera.

Si se fijan en los capiteles

del claustro, no hay figuras

prácticamente humanas y, si hay

alguna ornamentación, es solamente

una ornamentación floral,

porque él quería que nada pudiera

distraer a sus monjes

de su vida interior.

El azul

del cielo y el color de la piedra blanca

es un caminar

cada día de renovación constante

y que en los distintos momentos

del día le da un tono o le da otro.

Muchas veces,

cuando yo dejo el trabajo y abro esta puerta

y camino por la nave, antes de llegar al coro,

sé que son unos momentos y unos pasos que yo puedo

prepararme interiormente para lo que voy a hacer.

(Música pop)

(DEVESA) Un patio en un entorno urbano

siempre es como un oasis. Te lleva

a un sitio mágico porque un patio, casi o por definición,

es un espacio central que se abre al cielo

y por tanto el eje vertical es el que predomina,

y la relación con el cielo

siempre es algo que nos maravilla como humanos.

Si además entras y te encuentras una higuera de este tamaño

tan bonita rodeada de este verde,

pues la sensación por el microclima,

por el olor, por el color, pues doble maravilla.

El interés del arquitecto valenciano Ricardo Devesa

por los patios viene de lejos, desde su niñez.

Su tesis doctoral se centró en la relación

de la casa con el árbol,

una manera de explicar su personalidad y su arquitectura,

que contempla el patio como pieza esencial.

Yo nací en un pueblo

muy pequeño.

Mi abuelo era agricultor y, por tanto, en todas las casas

que teníamos había árboles muy significativos,

en los que jugué, me divertí,

monté mis cabañas

alrededor de ellos,

y todas mis memorias vienen vinculadas

a esos árboles en esas casas de mi infancia.

Recuerdo un ejercicio que me pusieron en Proyectos,

donde precisamente había una higuera maravillosa.

Todos mis compañeros la odiaron y yo fui el único que construí

mi proyecto alrededor de la higuera.

Las preguntas eran constantes.

Yo, como arquitecto, ¿qué hago con un ejemplar,

con un ser, porque lo son,

tan, tan magnífico

y cómo lo incorporo a mi arquitectura? Y partir de ahí

fue como, oye, ¿por qué no hago mi tesis sobre esto

y me explico como mi infancia y como arquitecto?

¿Por qué hemos puesto patios en nuestras casas?

¿Un patio qué le aporta a un edificio?

Mira, yo creo que el patio es el origen,

es el que funda cualquier espacio habitado.

Al final, como humanos, lo que hacemos es un recinto

que nos aísla del exterior

y, por tanto, a partir de ahí se añaden habitaciones.

O sea, es el origen propio

de la arquitectura, podríamos decir.

Después ya lo techas y tienes una habitación tapada o techada.

Por tanto, es para mí

casi primordial fundar un hogar

o un espacio arquitectónico desde un patio.

Y después, ya vemos qué se añade o qué se vincula.

¿Crees que queremos vivir mirando para adentro

para buscar una cierta intimidad? ¿Esto es algo cultural?

Casi de manera natural,

los hombres sí que buscamos esa protección, esa intimidad,

pero al mismo tiempo nos gusta controlar el horizonte.

El patio es un espacio que, por ser cuatro muros, un recinto

y no tener techo, se relaciona con lo vertical.

En el momento que también se incorpora algún hueco

o hay algún porche

que también enlaza con el plano horizontal, mejor,

porque también te sitúa en el mundo.

Yo creo que algo que nos ofusca a los humanos

es no saber dónde estamos.

Sentirte desorientado es algo que te pone nervioso.

Que tengas una cierta relación con el paisaje de alrededor

es muy importante,

pero, por la otra, yo creo que incluso más es tener

esta vinculación casi sagrada con el cielo, con mirar a los astros,

con lo desconocido, con aquello que es más sagrado,

y eso te lo da más el patio.

No podemos entender la esencia de los patios

sin pasar por Sevilla.

La presencia de palacios y residenciales se remonta

a lo largo de los siglos.

Sevilla esconde patios de distintos tamaños, usos y estilos

en casi todos sus rincones. Y la arquitecta

y guía Blanca Espigares

nos introducirá en este mundo interior.

Blanca, estamos en el Alcázar,

que es un espacio único con mil años de historia.

Esto quiere decir que realmente los patios

han acompañado a nuestra arquitectura y nuestras vidas

desde hace mucho tiempo.

Pero muchísimo, si es que el patio es como una unidad

dentro de la arquitectura que ha existido prácticamente de siempre.

Se han encontrado patios en la India,

se sabe que se usaban en China.

Tenemos toda la parte de Grecia, toda la parte de Roma.

El patio es algo que es casi necesario.

Pensemos que es una fórmula muy sencilla

de construcción.

Me cierro al exterior por seguridad,

me abro un paraíso al interior,

y esto es un paraíso.

Claro, no es lo mismo estar dando

a las calles estrechas del sur,

donde el sol entra, a de repente tener ese punto

un poco más abierto, más controlado.

¿Y cómo es este patio concretamente?

Pues este patio es muy interesante porque además

de que lo construye Pedro I, habrá mucha gente

que diga: "Pero es que este estilo...". Sí, es que es mudéjar.

Pedro I es muy amigo de Muhammed V, en la Alhambra.

Sabemos que hay artesanos de la Alhambra

que vienen a participar en estas obras

con gente de Toledo. Este patio lo que tiene

muy interesante, pero que ya no se percibe tanto,

es la forma que tenía de entrar la luz,

de cómo iba iluminando las distintas salas.

Tenemos un patio

de unas dimensiones generosas,

también estamos hablando de un patio nobiliario.

No estamos hablando de un patio normal

de una casa, estamos hablando de un palacio.

El Alcázar no deja de ser

un lujo por y para reyes.

Pero ¿cómo eran los patios para el resto de gente?

Pues hay de todo, desde las casas más pequeñitas,

con tres crujías, que aprovechando uno de los muros

se abría ese pequeño patio.

Hay también patios colectivos, que son muy, muy interesantes,

que es donde vamos a entender mucho mejor

dónde el patio funcionaba, no solamente como espacio

de ventilación y luz,

sino como espacio colectivo de habitar.

O sea, para ocuparlo como un espacio extendido de la casa.

Entramos con Blanca en un paraíso del siglo XVI en el corazón

del casco antiguo de Sevilla,

el Corral del Conde.

Una muestra viva del tradicional corral de vecinos, catalogada

como Patrimonio Histórico Cultural,

que debe su nombre a su dueño el conde duque de Olivares.

Venimos de la ciudad, de la calle, y entramos aquí.

Esto es casi un refugio. Es un paraíso encerrado.

Venimos de, además, esa calle,

la calle Santiago es una calle muy ruidosa

y, de repente, entras aquí y es como otro mundo.

Y además... Casi entran ganas

de bajar el nivel de la voz. Bajas la voz y bajas el ritmo.

Notas que es como uf.

Claro, estamos en el Corral del Conde. El patio

es el espacio de refugio respecto al resto.

De hecho, casi la fachada

es una muralla, con ese portalón

que nos deja entrar de repente a este paraíso.

Estamos en un ejemplo de patio más humilde,

porque tenemos que pensar

que todas estas galerías, todas estas casas,

eran un habitáculo

para que una familia entera durmiera,

y este era el salón,

es decir, la vida se hacía aquí,

y es el antecedente del bloque colectivo que conocemos hoy.

Aparte del cambio acústico,

que nos alejamos del ruido de la ciudad,

también cambia la sensación térmica por completo.

Absolutamente, porque aquí hay vegetación, tenemos árboles,

hay sombra provocada, tenemos puntos de agua que nos van,

eso, humidificando todo, con lo cual,

grados se bajan, y eso en Sevilla es muy importante.

¿Cómo ha evolucionado el uso de este espacio

en el Corral del Conde?

Es que cada vez somos

menos comunitarios.

Antes... Todos conocemos esa España profunda de ir

a los pueblos y tener las sillas en la calle

y hacer silla en la calle, o sea, esa calle

llena de sillas de los vecinos hablando.

Hemos cambiado también

nuestra forma de vida, somos más individualistas

y menos comunidad.

Y luego, parte,

a ver, este corral tiene

un tanto por ciento muy elevado de viviendas

que ya no son viviendas.

Ya son las viviendas con fines turísticos.

Claro, ya es más un trasiego de salir, entrar,

salir, entrar.

Cuando se empiezan a construir los edificios cada vez más altos,

creciendo en altura, tener un patio vuelve a ser un lujo.

La cosa es que cuando ya se va generando

vivienda colectiva y se va añadiendo,

es que hay habitaciones que no tienen ni ventana.

Entonces llega un momento que la normativa en el siglo XX nos obliga

a que haya una ventana

y surge de nuevo la idea del patio.

El patio de luces. El patio de luces,

extensivo, horroroso

en muchas ocasiones,

que, bueno, es otro uso.

Uno de los patios de luces, si lo podemos llamar así,

más singular de Sevilla es el de la Casa Riñón.

Sí. ¿Qué tiene de especial?

Pues que Cruz y Ortiz

hacen ahí

una maniobra magnífica

en la que dignifican

ese patio de luz.

Hacen un patio en el que dan las viviendas.

Incluso algunos salones dan a ese patio.

No lo sé, no se puede afirmar esto,

pero yo creo que es el inicio de la dignificación del patio

de nuevo para esa vivienda colectiva.

Porque, claro, el patio, en casas individuales, sigue

y ha seguido existiendo.

¿Cómo son los patios, por lo tanto, los edificios

que surgen de nuestro clima y nuestro territorio?

Evidentemente el clima posibilita unas tipologías arquitectónicas

u otras. No es lo mismo construir en el Polo Norte

que en el Mediterráneo

ni en un desierto.

De hecho, la arquitectura siempre ha sido una respuesta climatológica

a ese entorno en el que se asienta.

¿Y qué tipos de patios podemos encontrar por el mundo?

Mira, hay patios donde, por ejemplo, la presencia del agua

es fundamental. Ejemplos

como Alhambra de Granada

y otras muchas arquitecturas musulmanas.

El agua es tan importante como la vegetación

y cómo se pone la vegetación.

Después, la construcción de los límites

del patio o son lisos o están conformados

por una serie de porches o galerías alrededor.

Y para mí muy importante también es el trabajo del suelo.

Si un patio son cuatro paredes y un suelo sin techo,

ese suelo cómo es cambia mucho.

Me viene a la cabeza un ejercicio maravilloso

de Ricardo Bofill, La Muralla Roja,

en Calpe, en el que está conformado por cuatro patios

de alrededor y uno central,

en el que nunca el suelo es continuo y plano.

Hay escalones,

hay como maceteros, y en donde el color

es fundamental. Pensamos que los patios

son blancos y no tienen por qué serlo.

Por tanto, cuestiones

de materia, cuestiones de trabajo de forma.

Y añadimos la capa de lo vegetal y el agua.

Pues claro, tantos patios como casi culturas o personas

que podamos pensarlos.

(ACTRIZ) Este ritual

de risas, llantos, música, palabras

que llamamos teatro.

Es un espectáculo que no tiene apenas casi nada,

que es un escenario casi desnudo.

Lo siento, pero esto tiene que acabar. Marcha ahora.

No se necesita más.

El propio corral

ya es también un escenario perfecto

para hacerlo.

(CARLOS LORENZO) Y estar aquí

con la misma escenografía,

porque es siempre la misma.

El corral. Es como formar parte

de la historia del teatro.

(Música pop, sin audio)

Una obra de teatro

al más puro estilo

del Siglo de Oro para un corral de comedias

que aún mantiene viva

la llama del teatro

en el patio interior

de una antigua posada,

el Mesón del Toro.

Un ejemplo de los numerosos corrales

de comedias que llenaron

los patios de la España del siglo XVII

y que la historiadora Concepción García de León

ha estudiado en profundidad.

(CONCEPCIÓN) Es como un patio

de una casa. La única diferencia

que tiene es que tiene el tablado.

Entonces

una parte de ese patio

está ocupado por lo que es la parte escénica.

Actuaban los cómicos y el público veía

bien desde el patio,

desde el zaguán de la entrada ya

del mesón, y en los corredores,

que siempre había corredores en los mesones.

Las escenas principales de las comedias eran la calle, la casa

y por eso tenemos esta estructura

que parece totalmente

que estemos en la calle y podamos entrar en una vivienda.

El Corral

de Comedias de Almagro

se edificó siguiendo el modelo constructivo

de la plaza, con sus galerías y soportales.

La plaza era el centro neurálgico de la villa y el corral

de comedias, el punto de encuentro de toda su sociedad.

El teatro es su espectáculo favorito.

No les podía gustar más que ir al teatro.

A un corral de comedias

acudía toda la sociedad española del momento.

Era una sociedad estamental,

pero no se mezclaban

en ningún momento. Las mujeres tenían

que estar totalmente separadas de los hombres,

no podían entrar por la misma puerta

y tampoco se podían sentar en los bancos

ni en las gradas ni en ninguno

de los asientos que había en el corral con los hombres.

En las gradas, se sentaban normalmente las clases

como un poco más acomodadas

o de lo que eran los oficios. El público de a pie,

que solamente pagaba la entrada porque no pagaba asientos,

solamente pagaba lo que era lo básico, la entrada al corral,

que eran los llamados mosqueteros.

(CARLOS LORENZO) Este lugar impone, piensas que por aquí han pasado,

pues todos los grandes del teatro

y que hoy estás tú, así que hay que hacerlo bien.

En un patio,

¿somos más conscientes del paso del tiempo?

Absolutamente.

Y si a este patio además le añades un árbol,

mucho más.

El árbol en el patio

nos muestra dos temporalidades que llamo.

Por una parte, su crecimiento. Es algo que puedes plantar

y ves cómo va creciendo.

Por tanto, el paso del tiempo, digamos vital, viene acompañado

por este elemento que está en ese patio.

Y luego hay el tiempo estacional, o sea, un árbol,

en función de si es caduco o no, caen las hojas, florece,

tiene unos frutos.

Todo eso te hace tomar conciencia de ese paso del tiempo.

Y luego, por ser, digamos,

esta relación con el cielo, con la bóveda celeste,

pues todavía es más evidente el cambio día, noche, etcétera.

Y además, gracias

a incorporar los árboles en patios cerca de las casas,

incorporamos el vector tiempo,

la temporalidad a la construcción del espacio,

que es lo que hace un arquitecto.

Una de las maneras clave de que el tiempo

sea incluido en la arquitectura

es con estos elementos vegetales en estos espacios abiertos

o semiabiertos. Yo creo que es fundamental.

Y por último, podríamos añadir otro tercer tiempo,

que también lo analicé un poco, que es el tiempo de la memoria.

Yo estoy aquí ahora, debajo de una higuera, estoy oliendo su perfume

y me retrotrae a mi pueblo cuando jugaba

o cuando comía estos higos.

Esto es fundamental, porque de repente esas sensaciones,

esas emociones, esos sentimientos, te recuerdan

a momentos pasados.

(Clics de fotografías)

(LUIS ASÍN) A mí,

como fotógrafo, más que la descripción

y el objetivo, me interesa...

la atmósfera,

el espíritu del lugar.

Luis Asín es fotógrafo de arquitectura.

Durante tres meses, estuvo

fotografiando el patio principal

de la Casa Huarte, una temporalidad buscada

y pensada para poder captar

el paso del tiempo entre las paredes

de la casa y la vegetación.

La Casa Huarte la conocí hace muchos años

de una amistad

con los propietarios de la casa,

y siempre me fascinó

la casa en sí.

Una casa que aparentemente es cerrada, desde la calle

no se ve,

y entras

y es un mundo

conectado con el jardín,

mirando a mediodía...

Sin renunciar a la poesía de la fotografía,

si añadimos

el factor tiempo, realmente vemos qué es lo que sucede,

cuál es la transición de septiembre a enero.

O cómo cambia, cómo de repente la hoja cae y se deposita

en el suelo y nos permite ver la estructura de ladrillo de la casa.

Eso solo puede suceder con el tiempo.

La sensación que produce es muy extraña...,

casi onírica, diría yo.

¿Un patio

es una necesidad

o un lujo?

Un patio...

es un lujo, pero debería ser una necesidad.

Debería ser un principio casi por definición.

Igual que en cualquier arquitectura,

si es doméstica, debe haber una habitación,

una cocina, un salón, el patio debería ser otra

de las prioridades, porque además es la que añade,

la que intensifica esas sensaciones que tienes en la arquitectura.

Por tanto, lo dejaría como necesidad

y como plus te da un lujo, que debes darlo.

Y además es el más barato porque te ahorras

uno de los elementos, que es construir el techo.

Un espacio cerrado

con paredes o galerías

que en casas y otros edificios

se suele dejar al descubierto.

Esta es la definición

que el diccionario hace de la palabra "patio".

Pero está claro que su significado va mucho más allá.

Un patio nos aísla del mundo para regalarnos una porción de cielo.

Una porción de cielo

es lo que también consiguieron en Cilleros,

al norte de Extremadura. El estudio Arquitectura-G

convirtió una casa tradicional, sin luz y entre medianeras,

en una casa abierta a la luminosidad.

La transformaron en una casa contemporánea con patio interior.

Con sus fachadas acristaladas,

el patio acoge un abedul

que llena la casa de verde y sombra en verano

y de calor en invierno.

Una vivienda

donde este espacio se convierte en el alma

de la casa para organizar la vida

a su alrededor.

(Música dramática)

(Para la música)

(Sintonía del programa)

Escala humana - Vivir para adentro

28:18 10 feb 2020

Los patios se identifican en muchas culturas con el ocio, el descanso o la contemplación. Son lugares para conversar y en los que confluye la vida de la gente. Los patios tienen una función esencial en la vida de las personas los y se merecen un capítulo para reflexionar sobre ello.

Los patios se identifican en muchas culturas con el ocio, el descanso o la contemplación. Son lugares para conversar y en los que confluye la vida de la gente. Los patios tienen una función esencial en la vida de las personas los y se merecen un capítulo para reflexionar sobre ello.

ver más sobre "Escala humana - Vivir para adentro" ver menos sobre "Escala humana - Vivir para adentro"

Los últimos 41 documentales de Escala humana

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • In corpore sano

    In corpore sano

    28:09 pasado lunes

    28:09 pasado lunes Más allá de las grandes construcciones dedicadas al espectáculo deportivo, el urbanismo y el diseño del espacio público ayuda al bienestar de las personas creando ciudades pensadas para la actividad física. En este capítulo observaremos cómo el deporte se integra en el tejido urbano.  

  • Tierra, aire, vida

    Tierra, aire, vida

    28:08 23 mar 2020

    28:08 23 mar 2020 Los materiales de construcción que se usaban habitualmente en el pasado vuelven a ser una buena alternativa. Materiales naturales como la tierra, aplicando la tecnología y los conocimientos actuales, hacen que sea posible hacer viviendas y edificios más respetuosos y saludables.

  • 5:23 23 mar 2020 Seleccion de los mejores momentos del capítulo ‘In corpore sano’ de Escala Humana en el que hablamos de salud urbana. La proximidad a las instalaciones deportivas y espacios públicos es clave para mantenernos activos- Descubre ejemplos en los que se ha integrado el deporte en el tejido urbano. 

  • Por amor al arte

    Por amor al arte

    29:14 16 mar 2020

    29:14 16 mar 2020 La buena arquitectura nos puede emocionar, nos hace pensar, nos conecta con el mundo que nos rodea. Como el arte. Nos podemos cuestionar si la arquitectura es o no es una forma de arte, pero de lo que no hay duda es del hecho que arte y arquitectura van de la mano muy a menudo.

  • 4:07 16 mar 2020

  • 4:01 10 mar 2020 Lo mejor del capítulo de Escala humana 'Sueños urbanos' ¿Cómo tienen que ser las ciudades del futuro? Urbanistas y arquitectos de todo el mundo trabajan en los proyectos que se convertirán en realidad en los próximos años. Proyectos que deben configurar ciudades con otra cara, donde prevalezca la calidad de vida de sus habitantes.

  • Sueños urbanos

    Sueños urbanos

    28:34 09 mar 2020

    28:34 09 mar 2020 ¿Cómo tienen que ser las ciudades del futuro?. Urbanistas y arquitectos de todo el mundo trabajan en los proyectos que se convertirán en realidad en los próximos años. Proyectos que deben configurar ciudades con otra cara, donde prevalezca la calidad de vida de sus habitantes.

  • 4:15 03 mar 2020 En el capítulo de Escala Humana 'Necesito espacio' Nuria Moliner muestra ejemplos arquitectónicos en los que las personas están en el centro de todo. Cada colectivo y cada momento de nuestras vidas requiere necesidades específicas que la arquitectura debe ser capaz de satisfacer. Descubrimos una casa de uso flexible, viviendas con espacios compartidos y otros con finalidades paliativas.

  • Necesito espacio

    Necesito espacio

    28:37 02 mar 2020

    28:37 02 mar 2020 Cada colectivo y cada momento de nuestras vidas requiere necesidades específicas que la arquitectura debe ser capaz de satisfacer. En lo referente al diseño de espacios, ya sean para la privacidad o para la convivencia, las personas están en el centro de las decisiones.

  • 3:32 25 feb 2020

  • Todo es de color

    Todo es de color

    28:19 24 feb 2020

    28:19 24 feb 2020 El color es un elemento de expresión importante en nuestras vidas y no podía ser menos relevante en el ámbito de la arquitectura. El color da personalidad a pueblos, ciudades y paisajes. En este capítulo veremos algunos ejemplos.

  • Casi cero

    Casi cero

    28:27 17 feb 2020

    28:27 17 feb 2020 La crisis climática del planeta es una realidad que ya no se puede ignorar. ¿Cuál puede ser el papel de arquitectura en la construcción de un futuro más limpio y sostenible?. Podemos empezar por buscar soluciones al consumo desmesurado de energía a partir de la generación de energía limpia.

  • 3:38 17 feb 2020 En el capítulo de Escala Humana “Casi cero”, la presentadora y arquitecta Nuria Moliner habla de los edificios energéticamente autosuficientes. En la época del crecimiento industrial y del petróleo barato la arquitectura podía permitirse grandes edificios que no respondían al clima ni a las condiciones del lugar. Para poder afrontar los retos medioambientales del futuro, la Unión Europea ha estipulado que, a partir del 2021, todas las construcciones de nueva planta deberán tener “un consumo energético casi cero”. Ahora, cada vez vemos más placas fotovoltaicas en nuestros paisajes, reflejando así nuestra voluntad de obtener energías limpias, pero no es suficiente.

  • 3:20 11 feb 2020 En el capítulo de esta semana de Escala Humana, “Vivir para adentro”, nuestra presentadora y experta en arquitectura, Núria Moliner, nos habla de los patios. De estos espacios cuya definición en el diccionario es: ‘El patio es aquella parte de una construcción que carece de techo y que, por lo general, se destina a la recreación para que los habitantes o los usuarios del edificio puedan disfrutar al aire libre.’ Y que a lo largo de la historia ha ido evolucionando en su utilidad.

  • Vivir para adentro

    Vivir para adentro

    28:18 10 feb 2020

    28:18 10 feb 2020 Los patios se identifican en muchas culturas con el ocio, el descanso o la contemplación. Son lugares para conversar y en los que confluye la vida de la gente. Los patios tienen una función esencial en la vida de las personas los y se merecen un capítulo para reflexionar sobre ello.

  • Piel y huesos

    Piel y huesos

    28:58 03 feb 2020

    28:58 03 feb 2020 Si los huesos son la estructura del edificio y la piel es el revestimiento, entonces ¿las fachadas son piel o son huesos?. La arquitectura, a través de la historia, ha solucionado de muchas maneras este dilema.

  • 4:24 28 ene 2020 En el capítulo 'Despoblados' de esta semana Escala humana se adentra en el fenómeno de "La España vacia". Una España desconocida e ignorada en la que a menudo nos preguntamos ¿quién vive aquí y cómo? Núria Moliner habla con el escritor y periodista Sergio del Molino. Juntos analizan distintos aspectos de esta despoblación y las posibles alternativas. Sergio considera que la sociedad española debe exigir a la clase política que no deje atrás a la España vacía por un tema económico. Actualmente en España el 90% de la población vive concentrada en el 30% del territorio mayormente en las zonas costeras y Madrid. Eso quiere decir que un 10% de la población vive dispersa en un gran territorio sin servicios y sin recursos. El abondono rural es una de las causas de despoblación en nuestro país. El último gran éxodo rural fue provocado por el franquismo. En unos 15 años se pasó de una España básicamente agrícola a una España urbana. Actualmente la gente se va yendo de los pueblos porque no hay trabajo provocando despoblación y evejecimiento de sus habitantes, apunta Abel de Añón de Moncayo.

  • Despoblados

    Despoblados

    28:24 27 ene 2020

    28:24 27 ene 2020 La despoblación del interior de España ha dejado muchos pueblos olvidados, y con ellos la gente que los habita. Pueblos que forman parte de lo que se conoce últimamente como la "España vacía". En este capítulo estaremos allí para buscar la esencia de esos lugares aparentemente perdidos en la nada.

  • 3:28 21 ene 2020 Desde hace 10.000 años, la madera ha sido un material básico en la construcción. Las casas se levantaban con ramas, hojas, troncos... La madera y la piedra fueron la base de la arquitectura hasta que llegó el hierro y el hormigón. En el capítulo “Tocar madera” de Escala Humana, Núria Moliner demuestra que la madera no es sólo un material del pasado. Será el que se utilice en el futuro, entre otras razones, porque tiene una menor huella ecológica, es decir, un impacto medioambiental bajo.

  • 1:43 20 ene 2020 En Escala humana Núria Moliner habla con Salvador Ordóñez, coordinador del gremio de la Madera y el Mueble de Cataluña, es uno de los grandes defensores que la madera es la próxima gran revolución en la arquitectura. Ordóñez apunta que el tratamiento actual de la madera es muy diferente a la del pasado gracias a que se aplican nuevas tecnologías que permiten ampliar sus ventajas en la construcción.

Mostrando 1 de 3 Ver más