Un programa que centra su mirada en los aspectos humanos inherentes a la arquitectura, el urbanismo y el diseño. Todos ellos forman parte de nuestra vida cotidiana y generan historias que merece la pena ser contadas.

En 'Escala humana' mostraremos lo que se esconde detrás de las fachadas, de los paisajes, de los edificios, de los objetos. Explicaremos cómo piensan, a veces cómo sueñan, tanto los creadores de grandes estructuras arquitectónicas y urbanísticas de nuestro país como los profesionales que realizan pequeños proyectos con el objetivo de hacer un mundo mejor. Reflexionaremos, en definitiva, sobre nuestra relación con el entorno natural y social.

El programa estará presentado por Núria Moliner, arquitecta, compositora y cantante del grupo musical Intana, que nos aportará sus conocimientos sobre arquitectura desde una sensibilidad especial hacia los aspectos humanos que hacen que la técnica cobre sentido.

En trece capítulos de media hora, 'Escala humana' descubrirá muchas maneras de entender la vida a partir de historias particulares tan diversas como la de una vivienda enterrada cuyas ventanas miran al cielo, edificios que son verdaderos pulmones de la ciudad, ecosistemas que se desarrollan en las paredes o materiales para el diseño que se auto-generan de forma natural.

5690596 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Escala humana - Vamos por partes - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía "Escala humana")

Hay un placer infantil

que casi nunca nos abandona,

un juego ancestral que nos ayuda a elucubrar,

a buscar la complejidad a partir de cosas simples.

Quizá es porque nos gusta soñar

y deseamos que, al final, todo encaje.

Esto de aquí es un twistlock,

una pieza que cuesta poco más de 20 euros

y que sirve para fijar contenedores como estos.

El funcionamiento es muy sencillo.

Imaginaos que esto fuera un contenedor.

Se sitúa esta pieza cantonera

en todas las esquinas del contenedor,

encima colocamos otro contenedor

y hacemos un giro de 90 grados como este.

Esta pieza

bloquea el movimiento de los dos contenedores

y quedan fijados.

Con este sistema, en los barcos se pueden apilar

hasta siete pisos de contenedores que aguantan mucho peso

y resisten

la fuerza del viento.

Pero también los podemos reutilizar

para construir edificios como ha pasado en Barcelona:

vivienda social de emergencia, prefabricada,

hecha a partir de contenedores marítimos.

El Ayuntamiento de Barcelona

lanzó en 2018 el proyecto APROP

de alojamientos de proximidad provisionales

para personas en situación de emergencia residencial.

Personas como Eduardo,

un vecino del barrio que llevaba tres años en un hostal

esperando que le concedieran un nuevo piso.

Hace tres años.

El piso eran tres habitaciones, tenía un balcón,

tenía una ventana a la calle

y se cayó la escalera. Yo estaba durmiendo.

"Que nos hundimos".

"Pero ¿cómo...?". "Que nos hundimos, nos hundimos".

Cogí lo más sencillo:

unos cuantos trajes, unas pelucas, unos zapatos...

Es lo único que teníamos.

Y es que creí que iba a volver otra vez.

Me dijeron que no.

Lloré cuando entré y vi mi casa toda destrozada.

Entonces,

la asistenta social

nos dijo viendo que estábamos en un hostal ahora:

"Mejor tener un sitio donde poder hacer vuestra comida,

y dormir tranquilitos.

Hay un edificio que es una maravilla".

El edificio se levantó en un antiguo solar

del barrio barcelonés del Raval, en el Casco Antiguo,

en solo cuatro meses

y con una estructura formada por contenedores marítimos.

El contenedor es de acero Corten.

Es el acero

casi de máxima excelencia. Está pensado para aguantar

esos ambientes marítimos superagresivos.

Eso significa que, incluso cuando los jubilan,

retocándolos un poco,

consigues un elemento superresistente

e hipereficiente estructuralmente,

pero al transformarlo en vivienda,

ya comienzas a tener una situación de compromiso.

Hemos aprendido

cómo funciona el mundo de la logística del contenedor

para luego subvertirlo y trabajarlo

porque el contenedor cambia radicalmente

al abrirle paredes.

Los contenedores,

con sus marcos de refuerzo donde hay que abrirlos,

se consigue que ellos mismos

soporten las cargas verticales e incluso le tema de la rigidez,

de los esfuerzos horizontales.

Y a nivel de puesta en obra,

ya al principio vimos claro que necesitábamos

alguna pieza de conexión.

Nos dimos cuenta de que el twistlock

era esa pieza maravillosa

que se usa en el grado más alto de exigencia,

como por ejemplo en medio de una marejada.

Y nos llevamos una gran sorpresa

de ver que es una pieza industrializada

muy económica.

Y pasa como con los contenedores:

son elementos que ya han cumplido su vida útil en el mar,

van a ser chatarra, van a ser fundidos

y usarlos

es casi una obligación ética.

Ha habido momentos en que la gente, los vecinos,

legítimamente, ponían en duda el uso de contenedores

como método constructivo en medio de la ciudad consolidada

y particularmente, en el Casco Antiguo.

Se trataba de ofrecer un máximo de calidad,

los estándares,

a nivel energético, más altos posibles

y una fachada

digna que, en su forma final,

no tuviera nada que envidiar a un edificio cualquiera.

Hay un detalle, que a mí me da pena incluso,

y es que no se ven los contenedores en absoluto.

Después de ser los protagonistas, los grandes facilitadores,

al final quedan ahí ocultos.

Eso habla un poco de ese mérito de la gente entre bastidores.

Es una inteligencia del arquitecto que ha hecho esto.

¡Es precioso!

Y por dentro, está de maravilla.

-Creo que esto de APROP

es como un árbol con muchas ramificaciones.

Son edificios reversibles, desmontables,

pueden ser...

movidos de un sito para otro y recompuestos

en la misma forma o en combinaciones diferentes.

Se trata de calidad de vivienda,

de tener un parque público asequible mucho mayor

y de tenerlo donde hace falta, donde hay comercio,

transporte público...

-Y felicitación

para el Ayuntamiento,

que te ha puesto en un sitio que está cerca

porque tienes los metros al lado, el ambulatorio cerca

y encima estoy en mi barrio,

que es donde yo empecé.

(VOZ NODO) Aunque dicen que la arquitectura

no puede estar sometida a los vaivenes de la moda

porque aspira a la eternidad, he aquí la modalidad hexagonal

en las viviendas modernas de Inglaterra:

un gran eje sostiene la techumbre.

Previamente construidas en fábrica, las estructuras

son muy adaptables

y susceptibles de formar agrupaciones

en cualquier superficie.

En los años 50, Europa descubrió en la construcción prefabricada

una solución rápida y económica para reconstruir

un continente arrasado por la guerra.

En España, a finales de esa década,

la prefabricación entró con fuerza

de la mano del llamado "desarrollismo franquista",

que buscaba soluciones rápidas y baratas

para la creciente demanda de vivienda pública

en los cinturones de las grandes ciudades.

Quizá tenemos muy presente

la imagen de la reconstrucción

de la posguerra,

en los años 50, 60 e incluso 70 y 80,

con producción masiva, seriada y repetitiva,

donde la industrialización o la prefabricación

dieron una respuesta no personalizada.

Pero esto ha cambiado.

A partir de la digitalización

del proyecto y también

de los procesos de fabricación, se obtienen respuestas adecuadas,

rápidas y eficientes con menor cantidad de residuos

y con mejor aprovechamiento de materiales,

aunque la solución sea particularizada

y no, como decía, repetitiva.

El arquitecto Gerardo Wadel es socio fundador

de la asesoría ambiental Sociedad Orgánica

y profesor investigador

de la Universidad de Arquitectura de La Salle.

La tesis de su doctorado

conjuga dos de sus pasiones profesionales:

la sostenibilidad y la prefabricación.

Gerardo, ¿en qué consiste la construcción prefabricada?

Puede ser prefabricada o industrializada también.

Hacemos esta distinción. Lo prefabricado

sería lo que es más seriado, repetitivo

y menos adaptable y lo industrializado

es un proceso...

que mantiene la maquinaria

y todo lo que es el capital de producción ocupado,

pero que es adaptable. Las tecnologías

más recientes

permiten un grado de flexibilización

y personalización mayor

mayor de cada cosa que se fabrica

¿Cuáles son las principales ventajas

que nos ofrece la arquitectura prefabricada

o industrializada respecto a la construcción convencional?

Yo hablaría del tiempo,

en gran escala, también del coste,

se puede ir hacia precios decrecientes

respecto de la construcción convencional,

las mejores condiciones de trabajo

para los...

los empleados de esa fábrica

que en lugar de estar en una obra están en un entorno controlado,

la reversibilidad de los sistemas, es decir,

lo que voy montando de manera sistemática,

ordenada y en seco con uniones reversibles

luego lo puedo desmontar,

y también una asociación directa con investigación y desarrollo.

¿Una casa prefabricada es más barata?

Si por barato entendemos el precio de construcción,

quizá no es el fuerte de la construcción industrializada,

pero cuando incorporamos la noción del tiempo,

si tengo que hacer un hospital, una escuela

o viviendas

y me voy a ahorrar, del año y medio que tardaría

con construcción convencional, un año, eso quiere decir

que a una misma capacidad de inversión,

si el coste fuera el mismo, tendría un año más

para poder atender a las personas en el hospital,

poder dar clase o dar alojamiento y eso, evidentemente,

no solo vale en tiempo,

sino también en un beneficio social importante.

Seguramente, mucha gente se lo pregunta:

¿cuánto tiempo tardamos en construir

un edificio... típico de hormigón "in situ",

es decir, hecho en el lugar,

que es quizá lo más habitual que vemos por la calle

y cuánto tiempo se tarda en construir uno prefabricado?

¿Hasta qué punto acortamos la duración de las obras?

Un edificio plurifamiliar,

de 2000 m2

y 4 o 5 plantas

puede demandar alrededor de un año y medio

de ejecución de obra.

El tiempo de proyecto

en la construcción industrializada es más largo

porque es más detallado:

hay que proyectar más

para poder emplear menos tiempo de ejecución.

Podemos hablar de que, en una nave,

en la construcción modular,

puedes estar entre 2 y 3 meses de fabricación de las unidades

y luego eso se traslada y se coloca en obra en una semana.

Y puede rematarse todo, las conexiones entre partes,

en unos 3-4 meses como máximo.

O sea, todo el proceso de obra en unos 6 meses.

Los prefabricados se solían considerar

como arquitectura utilitaria, de segunda.

En España, Miguel Fisac es el primer arquitecto

que logró cambiar esa visión

llevando la expresividad del hormigón prefabricado

a lo más alto.

Sus moldes elásticos obtenían piezas en serie,

pero conseguía que cada una fuera diferente de la otra

creando nuevas y variadas geometrías.

Fisac combinó genio arquitectónico con constante investigación.

El arquitecto manchego

ideó diversos sistemas de prefabricación

que siguen en plena vigencia, como sus famosas vigas-hueso,

que aportaban una solución estructural, pero además,

ofrecían una solución maravillosa

para controlar la iluminación natural.

Elementos industrializados, pero a la vez únicos.

El banco del Park Güell es quizá

uno de los más conocidos y largos del mundo.

Un banco ondulado de 110 metros de longitud

que se convierte en un mirador excepcional

de la ciudad de Barcelona.

Aunque no lo parezca a simple vista,

está conformado por piezas prefabricadas,

unas cóncavas y otras convexas que se encajaron

y se revistieron con un mosaico de azulejos

o "trencadís", que le da esta sensación de unicidad.

Con esta técnica, Gaudí y Josep Maria Jujol

consiguieron abaratar costes,

optimizar los recursos

y hacer realidad unos diseños que parecían imposibles.

El sistema

es básicamente el mismo que, 70 años después,

usó la empresa ESCOFET

para diseñar y fabricar bancos como estos.

ESCOFET empezó su actividad

en el año 1886,

curiosamente fabricando pavimentos y mosaicos hidráulicos

que incluso usó y diseñó el propio Gaudí.

Desde los años 70,

ESCOFET también es reconocido por el mobiliario urbano.

Sus diseños modulares prefabricados

podemos encontrarlos en más de 40 países.

En su fábrica de Martorell, conoceremos de primera mano

el proceso del prefabricado de hormigón.

Estas son las armaduras que hacemos con acero galvanizado

o acero inoxidable para evitar la corrosión

y son las que aportarán la rigidez

para que estas piezas trabajen básicamente a flexión:

Los pilares o los forjados de un edificio

están armados con estos aceros corrugados.

"Corrugados" es que tienen

estos relieves...

para que el acero se junte mejor con el hormigón.

Exacto, es para mejorar el anclaje.

Son de acero galvanizado

porque siempre hay penetración de algo de humedad

dentro de las piezas

y cuando el agua ataca al acero,

se oxida y se expande

y las piezas se autofisuran.

Ahora llega el cubilete

con la formulación que llevan los áridos:

cemento, agua y superfluidificante.

Este molde

solo estará 15, 16

o máximo 20 horas fraguado. ¡Qué rápido!

O sea, esta pieza todavía estará blanda

y la armadura servirá para darle consistencia a la pieza

y poderla manipular

sin haber llegado al máximo fraguado del hormigón.

Los moldes, previamente,

los impregnan con un desmoldeante

para hacer que, una vez haya endurecido,

sea sencillo separar la pieza

de esta manta que vemos intermedia,

que es una silicona, un elastómero de alta densidad.

Es como poner mantequilla

en el molde para un pastel. Exacto.

Es igual que hacer pastelitos

o madalenas.

Lo que hemos hecho es sumergirla

en ácido clorhídrico para decapar la parte externa,

con lo cual estemos retirando

la película de cemento

que queda adherida a la parte exterior.

Ahora se ha parado la reacción de corrosión del ácido clorhídrico

en la cuba de agua

y está ya a punto de pasar

a una última fase, el empolvado:

llenar todos esos pequeños agujeros y desperfectos

para dejarla terminada.

Vosotros trabajáis

colaborando con muchos arquitectos y arquitectas.

Esto es diseño de autor.

Desde 1886, ESCOFET trabaja con el autor.

Siempre. Es uno de los valores fundacionales principales.

Trabajamos siempre con el autor.

Se podría pensar que dos conceptos

como industrialización y sostenibilidad

son opuestos, pero no tendrían por qué serlo.

No deberían.

Usaré palabras de un querido profe que tuve:

"Una cosa es el índice de santidad y otra cosa es ser santo".

La industrialización no es, de por sí, sostenible.

Yo puedo hacer una vivienda ineficiente

y puedo hacerla industrializada,

pero sí presenta unos potenciales,

unas características ausentes en la construcción convencional,

por lo menos en la predominante,

que son la capacidad de experimentar,

cambiar materiales, intercambiar partes,

retornar a la fábrica

elementos de montaje en seco que pueden reutilizarse,

consumir menos materiales,

trabajar con todo el menú y con materiales naturales

o de origen industrializado...

Lo que importará es que sean renovables

y reciclados sobre todo

y controlar también la gestión de los residuos,

donde es clave el control en el punto donde se generan.

Cuanto más nos alejamos

del punto de generación del residuo,

más difícil es la gestión, más cara y al final se abandona,

como ocurre en el sector de la edificación.

Estas potencialidades

de la industrialización creo que le dan

muy buen punto de partida,

pero hay que trabajar bastante para que lo sea,

no viene de fábrica.

Einstein decía

que no se podía dar respuesta a un reto...

diferente al que tenías con el esquema anterior.

Había que salirse de la caja, pensar desde fuera

y eso, en términos constructivos, implica otros materiales

y otras tecnologías, por ejemplo la circularidad.

¿Por qué la industrialización en la arquitectura

no se ha extendido más?

Es una buena pregunta y me gusta que aparezca.

Creo que hay...

determinados frenos y algunos tienen que ver

con el peso

que los sectores de la industria tienen

y qué materiales les interesa que sean predominantes,

pero empiezan a darse otras tendencias.

Ahora mismo hay concursos o licitaciones de proyectos,

sobre todo del sector público, donde se ponen topes

a la cantidad de emisiones de CO2, por ejemplo,

asociados a los materiales de construcción.

Los sistemas que llamamos pesados,

generalmente son los que se hacen en piezas de dos dimensiones

o módulos de tres dimensiones con hormigón armado,

pero también, dentro de los sistemas ligeros,

los hay basados en estructura de acero

y también existe la madera,

que viene ganando terreno en el último tiempo.

Es un "nuevo" material, como dicen algunos,

y yo prefiero decir que se está reintroduciendo.

La familia Caus se ha dedicado durante tres generaciones

a la explotación maderera

de los bosques del Pirineo, pero un incendio

en sus instalaciones

les obligó a cambiar el rumbo de su negocio.

El negocio lo hizo mi bisabuelo

yendo a los montes a cortar madera

y vendiéndola a las serrerías.

Estuvimos hasta el año 92

con la actividad de serrería, muy especializados...

en las maderas locales de los montes del Pirineo.

En el 92 tuvimos un siniestro, se quemó la serrería.

Yo debía tener 18-19 años

y fue un trauma muy grande.

Es un volver a empezar y se tuvo que volver a empezar.

Para reconstruir la nave donde estaba la serrería,

no había fabricantes de madera laminada en España

y el lugar más próximo era Francia, Toulouse.

Les gustó mucho el sistema y nos propusieron

empezar a trabajar con este sistema

y empezar a construir estructuras de madera

en esa región.

La ventaja es que industrializamos,

pero nos adaptamos al proyecto, no tenemos unas matrices

ni tenemos moldes que nos influyan al construir.

Al final tienes que controlar

una cosa que esté bien,

que es la oficina técnica de delineación e ingeniería.

Siempre digo que allí se hace el "sofrito".

En la oficina se hace el "sofrito"

y si el sofrito está bien, la paella saldrá buena.

Si el sofrito se quema,

por muy buen pescado que pongas, la paella no estará buena.

-Es donde se gesta el proyecto, donde se "cocina".

Esto es una gran ventaja

porque nos permite adelantarnos a cualquier problemática

que suele surgir en la obra

y trabajar al milímetro

en todos los aspectos de la construcción.

Cuando empezamos a montar,

como todo esto ya está construido, previamente, en el ordenador,

no fallará en la obra.

Lo que hacemos

en la oficina técnica es una construcción virtual

del proyecto.

Resolvemos cada unión, todos los encuentros,

cada tipo de forjado, cubierta...

Y mandamos toda la información

para que la máquina corte las piezas

con todos los encajes necesarios.

Cada pieza va numerada.

Y por último, también,

la información necesaria para el montaje en obra

del proyecto.

Nos encantaría prefabricar la casa entera,

pero hay un tema elemental que es el transporte.

Intentamos minimizar el número de paneles

y así el tiempo que vamos a estar en la obra.

Podemos construir una casa en pocos días.

-No es lo mismo

cortar una barra de acero o un panel de madera

que modificar una matriz

de encofrado para una pieza de hormigón.

Es mucho más costoso y más complejo.

Pero existen también ejemplos muy interesantes

donde el hormigón prefabricado

tiene unas altas calidades

que harán que sea durable, que pueda resistir mucho tiempo

y otras ventajas,

como la posibilidad de reutilización,

que creo que están poco explotadas.

La eficiencia energética y la reutilización de los módulos

fueron dos condiciones esenciales

de lo que hoy es la residencia de estudiantes

de la ETSAV,

la Escola Tècnica Superior d'Arquitectura del Vallès.

En esta residencia modular,

viven y estudian algunos de los arquitectos del futuro

como Omar.

Son básicamente unos bloques,

unas cajas de hormigón.

Cada uno constituye un módulo...

de habitación.

Es una caja bastante hermética

y esto está bastante conseguido.

Durante el invierno, yo casi no pongo calefacción.

Es un módulo muy simple,

pero por su simplicidad,

te da la posibilidad de ordenarlo de muchas otras formas.

Tenemos un muro verde enfrente.

Lo que hace el policarbonato

es crear un efecto invernadero en un extremo del edificio.

Además, es un filtro también,

sobre todo cuando las plantas alcanzan altura.

Creo que las plantas

hacen mucho más de lo que creemos en esta residencia.

Omar es marroquí. A su llegada, descubrió

cómo el diseño de los espacios le obligaba

a plantearse su manera de habitarlos.

Esto parece un experimento social,

el hecho de estar viviendo...

en una especie de vitrina casi todo el rato.

Pasas delante de la habitación

y alguien igual está con el delantal cocinando.

Se me hizo un poco raro al principio.

Mi primer año lo pasé siempre con la cortina cerrada.

Soy más de cultura de vivienda

un poco más cerrada

y donde la privacidad

es un elemento clave, lo ha sido y lo sigue siendo.

Con el tiempo, al conocer a gente y tal,

ya me daba igual que se me viera

sentado en el comedor en casa.

Creo que estás obligado a salir un poco.

Sea cual sea tu grado de timidez,

acabas superándolo.

¿Crees que estos avances

tecnológicos o industriales

deben ir de la mano de un cambio cultural?

Creo que es indudable.

Hay algo clave: poner al usuario en el centro.

Tengo la ilusión

de que esta comprensión de los límites

que hemos sobrepasado de presión sobre el planeta

haga que saquemos la motivación

para poder implantar estos cambios que son, claro, de cultura.

No es un tema técnico ni es un tema normativo.

Lo que nos falta es estar convencidos de esto.

Quizá hace falta ese salto de decir:

"Esto que me dan tiene gran potencia,

pero debo usarlo con responsabilidad

porque mal usado o en abuso repetirá los problemas

que por inercia tenemos como sociedad industrial".

La prefabricación es una estrategia,

entre otras, que nos puede ayudar

en la lucha contra la gentrificación

y la necesidad de vivienda en las grandes ciudades.

Aprender de iniciativas similares

que se han llevado a cabo en el norte de Europa,

Asia o EE. UU., puede ser clave para construir

de una manera más rápida y económica

y evitar la expulsión de vecinos y vecinas de sus barrios.

El problema de la falta de vivienda asequible en España

no es un fenómeno aislado,

afecta a todas las grandes ciudades del mundo.

Nueva York es el gran ejemplo.

La necesidad de ofrecer pisos

a la creciente población que vive sola

en la ciudad de la Gran Manzana,

llevó al Departamento de Vivienda a buscar soluciones.

Una de ellas

es Carmel Place,

el edificio modular más alto de la isla de Manhattan.

65 cubos de acero que forman una estructura de pisos

de 35 m2 para uso individual.

Su coste menor de construcción

permite un precio por debajo del mercado

y por lo tanto,

la oportunidad de vivir dignamente

a un sector más amplio de la población.

Escala humana - Vamos por partes

28:32 21 oct 2020

En este capítulo nos centramos en las construcciones basadas en la prefabricación. El hormigón es el material más conocido para fabricar estructuras construidas por módulos, pero por ser el más usado no es más interesante que otros materiales como la madera, el cristal, o el acero.

En este capítulo nos centramos en las construcciones basadas en la prefabricación. El hormigón es el material más conocido para fabricar estructuras construidas por módulos, pero por ser el más usado no es más interesante que otros materiales como la madera, el cristal, o el acero.

ver más sobre "Escala humana - Vamos por partes" ver menos sobre "Escala humana - Vamos por partes"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Macarena

    Nosotros estuvimos tentados de hacernos la casa prefabricada, las calidades eran mejor, así como los tiempos. Pero el precio apenas varía yno poder contar con una empresa de tu zona te echa para atrás

    05 nov 2020

Los últimos 56 documentales de Escala humana

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Arriba y abajo

    Arriba y abajo

    27:28 30 dic 2020

    27:28 30 dic 2020 La escalera es más que una suma de peldaños. Este conjunto de superficies horizontales que nos llevan a la verticalidad es un elemento arquitectónico lleno de magia y, en muchos casos, de belleza. En este capítulo veremos algunas soluciones que propone la arquitectura para salvar los desniveles.

  • Lugares de paso

    Lugares de paso

    28:24 23 dic 2020

    28:24 23 dic 2020 A menudo relacionamos la arquitectura con los espacios para la vida familiar, el trabajo o la vida social y cultural. Aunque somos una sociedad eminentemente sedentaria, no hemos perdido nuestro instinto nómada. La arquitectura tiene buenas soluciones para disfrutar los lugares de paso.

  • Visto y no visto

    Visto y no visto

    28:33 16 dic 2020

    28:33 16 dic 2020 Llamamos arquitectura efímera a aquella que no está pensada para perdurar en el tiempo. Sin embargo, lo efímero es un concepto algo ambiguo porque, en el fondo, nada es para siempre. ¿Dónde está la frontera entre lo efímero y lo perdurable?. En este capítulo reflexionaremos sobre ello.

  • Laberínticos

    Laberínticos

    28:29 09 dic 2020

    28:29 09 dic 2020 A veces, los arquitectos dibujan proyectos que parecen sueños imposibles. Y a veces, esos dibujos se materializan. En este capítulo veremos algunos de esos proyectos que parecen una locura hasta que el sueño de sus creadores se convierte en una realidad para el disfrute de todos.

  • En manos del tiempo

    En manos del tiempo

    28:40 02 dic 2020

    28:40 02 dic 2020 Algunos edificios conservan su belleza a pesar de sufrir el paso del tiempo y acabar en estado de abandono. Veremos algunos edificios que, gracias a su importancia arquitectónica y las historias que pueden contar sus paredes, se resisten al olvido.

  • De dónde venimos

    De dónde venimos

    28:53 25 nov 2020

    28:53 25 nov 2020 España es un país con un inmenso patrimonio histórico. Las construcciones que han sido testigos de nuestra historia son innumerables. Por eso queremos dedicar este capítulo a la historia viva de nuestro país, poniendo en valor nuestro patrimonio y mostrando el respeto que se merece.

  • A trazos

    A trazos

    28:11 18 nov 2020

    28:11 18 nov 2020 Por muy cierto que sea que la inspiración es más efectiva cuando nos pilla trabajando, no es menos cierto que la creatividad necesita espacios adecuados para desarrollarse en su máxima expresión. La arquitectura es una aliada de las personas creativas y en este capítulo vamos a ver algunos ejemplos.

  • Las formas del agua

    Las formas del agua

    28:44 11 nov 2020

    28:44 11 nov 2020 La ingeniería y la arquitectura cuentan con grandes ejemplos del empeño de la humanidad por dominar el agua para beneficio propio. El agua es un elemento vital para nuestra supervivencia y su escasez en un futuro próximo es un problema y un reto a la vez para arquitectos, diseñadores e ingenieros.

  • 28:55 04 nov 2020 El espacio público es un espejo que refleja la imagen de la sociedad que lo habita. Los proyectos arquitectónicos y urbanísticos que piensan en la salud del planeta y en las personas en particular, aportan un valor añadido cada vez más importante. En este capítulo conoceremos algunos ejemplos.

  • Con mucho gusto

    Con mucho gusto

    28:29 28 oct 2020

    28:29 28 oct 2020 La alimentación es una necesidad básica de cualquier ser viviente, y los humanos hemos convertido el acto de compartir alimentos en un ritual. En este capítulo mostraremos ejemplos donde la arquitectura y el diseño juegan un papel importante en el acto social de comer en compañía.

  • Vamos por partes

    Vamos por partes

    28:32 21 oct 2020

    28:32 21 oct 2020 En este capítulo nos centramos en las construcciones basadas en la prefabricación. El hormigón es el material más conocido para fabricar estructuras construidas por módulos, pero por ser el más usado no es más interesante que otros materiales como la madera, el cristal, o el acero.

  • La calle es nuestra

    La calle es nuestra

    28:10 14 oct 2020

    28:10 14 oct 2020 El urbanismo es mucho más que la ordenación de calles o edificios. El COVID-19 demuestra que el urbanismo condiciona el presente y el futuro de la ciudadanía. Sabemos perfectamente cómo era nuestro entorno antes de la pandemia, ¿pero sabemos lo que nos espera en el futuro? ¿Sabremos adaptarnos?.

  • Andar por casa

    Andar por casa

    28:41 07 oct 2020

    28:41 07 oct 2020 La pandemia causada por la COVID-19 ha provocado, entre otras cosas, la necesidad de habitar en nuestras viviendas de otra forma. Hemos descubierto rincones abandonados. El encierro forzado nos ha hecho pensar en otras formas de convertir nuestro hogar en un espacio útil y amable a la vez.

  • 2:04 07 abr 2020 ‘Miradas’ es el último capítulo de la segunda temporada de Escala Humana. Nuria Moliner habla con los arquitectos Izaskun Chinchilla y Josep Lluís Mateo para tener una visión intergeneracional. La profesión de arquitecto, los procesos participativos en la definición de un proyecto o la sostenibilidad son algunos de los temas que tratan.

  • Miradas

    Miradas

    29:07 06 abr 2020

    29:07 06 abr 2020 Cada persona interpreta un edificio a su manera. No hay una mirada mejor que otra. Hemos querido profundizar en la mirada de los arquitectos hacia su profesión, conversando con dos profesionales de generaciones distintas para hablar sobre lo que comparten y lo que los distingue.

  • In corpore sano

    In corpore sano

    28:09 30 mar 2020

    28:09 30 mar 2020 Más allá de las grandes construcciones dedicadas al espectáculo deportivo, el urbanismo y el diseño del espacio público ayuda al bienestar de las personas creando ciudades pensadas para la actividad física. En este capítulo observaremos cómo el deporte se integra en el tejido urbano.  

  • Tierra, aire, vida

    Tierra, aire, vida

    28:08 23 mar 2020

    28:08 23 mar 2020 Los materiales de construcción que se usaban habitualmente en el pasado vuelven a ser una buena alternativa. Materiales naturales como la tierra, aplicando la tecnología y los conocimientos actuales, hacen que sea posible hacer viviendas y edificios más respetuosos y saludables.

  • 5:23 23 mar 2020 Seleccion de los mejores momentos del capítulo ‘In corpore sano’ de Escala Humana en el que hablamos de salud urbana. La proximidad a las instalaciones deportivas y espacios públicos es clave para mantenernos activos- Descubre ejemplos en los que se ha integrado el deporte en el tejido urbano. 

  • Por amor al arte

    Por amor al arte

    29:14 16 mar 2020

    29:14 16 mar 2020 La buena arquitectura nos puede emocionar, nos hace pensar, nos conecta con el mundo que nos rodea. Como el arte. Nos podemos cuestionar si la arquitectura es o no es una forma de arte, pero de lo que no hay duda es del hecho que arte y arquitectura van de la mano muy a menudo.

  • 4:07 16 mar 2020

Mostrando 1 de 3 Ver más