Un programa que centra su mirada en los aspectos humanos inherentes a la arquitectura, el urbanismo y el diseño. Todos ellos forman parte de nuestra vida cotidiana y generan historias que merece la pena ser contadas.

En 'Escala humana' mostraremos lo que se esconde detrás de las fachadas, de los paisajes, de los edificios, de los objetos. Explicaremos cómo piensan, a veces cómo sueñan, tanto los creadores de grandes estructuras arquitectónicas y urbanísticas de nuestro país como los profesionales que realizan pequeños proyectos con el objetivo de hacer un mundo mejor. Reflexionaremos, en definitiva, sobre nuestra relación con el entorno natural y social.

El programa estará presentado por Núria Moliner, arquitecta, compositora y cantante del grupo musical Intana, que nos aportará sus conocimientos sobre arquitectura desde una sensibilidad especial hacia los aspectos humanos que hacen que la técnica cobre sentido.

En trece capítulos de media hora, 'Escala humana' descubrirá muchas maneras de entender la vida a partir de historias particulares tan diversas como la de una vivienda enterrada cuyas ventanas miran al cielo, edificios que son verdaderos pulmones de la ciudad, ecosistemas que se desarrollan en las paredes o materiales para el diseño que se auto-generan de forma natural.

5528161 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Escala humana - Necesito espacio - ver ahora
Transcripción completa

"A veces es como si nos faltara el aire,

como si nuestro perímetro nos oprimiera".

"Necesitamos distanciarnos de las cosas

y descubrir que casi todo tiene un límite,

un volumen a menudo líquido y variable".

Libros, fotos, maletas, muebles...

Detrás de estas puertas se acumulan muchos objetos

que esperan volver a encontrar su momento.

Y es que cada momento de la vida necesita de un espacio concreto.

Ya no nos conformamos con el espacio existente,

predeterminado o heredado,

pedimos que los espacios se adapten a nuestras necesidades.

Si nosotros cambiamos,

nuestros espacios también.

Esto no lo hemos empezado por capricho,

lo empezamos porque veíamos una necesidad.

Queríamos nosotros disponer

de nuestro futuro, o sea de nuestra vida.

Esto es la crónica de una muerte anunciada.

Y, de alguna manera, tienes que tomar las medidas

para poder soportar lo que se te viene encima.

Hay que ser un poco previsor.

"En medio de un paisaje llano y rodeada de campos de trigo

se encuentra la cooperativa Trabensol".

"Trabensol es mucho más que un complejo para la tercera edad".

"Es la determinación de un colectivo

para vivir su futuro dignamente y con bienestar".

¿Cómo se hace realidad este proyecto?

Redactamos los estatutos. Bueno, los redactó un abogado.

Directamente dijimos:

"Sí, pero que no haya división horizontal".

Es decir, no va a ser nadie propietario de su apartamento,

sino que es la cooperativa la propietaria de todo.

Los problemas se resuelven mejor cooperando que compitiendo.

"Antonio y Celi me explican que Trabensol

significa 'trabajadores en solidaridad'".

"Son unos 80 vecinos

para un complejo de 54 pisos

que prioriza el espacio común frente al privado".

"Un 'cohousing' para la tercera edad".

Yo creo que el éxito de Trabensol

es que se combinen bien dos aspectos.

Uno: la vida independiente,

donde tú estás en tu casa, donde tú sales, entras

y, luego, una vida comunitaria intensa también,

una vida de relación importante,

una vida donde sabes qué le pasa al otro,

qué necesita, si no te necesita, todo eso.

Bueno, los arquitectos que han hecho este edificio

se creyeron eso.

"Los arquitectos trabajaron especialmente

la división progresiva de los espacios compartidos".

"En la entrada, hay una plaza abierta al pueblo".

"De la plaza se pasa al vestíbulo y el comedor".

"Unas galerías dan acceso a los espacios de actividad compartida,

como el gimnasio o los huertos,

y también a la zona privada de las viviendas".

"Y el patio interior es el nexo de unión".

Este patio es interesante

porque alrededor de él

está construido el edificio.

Es decir, es el punto central.

Si pusiéramos una brújula,

está perfectamente orientado el edificio.

Es una de las características que tiene

porque cuando los arquitectos empezamos a hablar con ellos

tenía que ser un edificio bioclimático...

Lo teníais claro esto. Clarísimo.

Queríais que fuese un edificio sostenible.

Y, por orientación, ya lo hicieron.

¿Qué más teníais claro?

¿Cómo os imaginabais el edificio de esta cooperativa de Trabensol?

Pues mira, que fuera cómodo,

que fuera económico

y que, al mismo tiempo,

no nos diera muchas dificultades a la hora de mantenerlo, ¿sabes?

Porque hay veces que haces algo muy sofisticado

y luego es muy costoso el poderlo mantener.

"Los socios de Trabensol dieron muchas vueltas

antes de encontrar el terreno adecuado".

"La especulación inmobiliaria les iba alejando

de la ciudad de Madrid a cada intento

hasta que encontraron el lugar ideal

en Torremocha de Jarama,

un municipio de 1000 habitantes

a 63 kilómetros del noroeste de Madrid".

Aparte de pisos, por supuesto,

hay muchos espacios compartidos. Sí.

Es decir, los espacios comunes...

el diseño que se hizo era lo más importante.

Sabíamos que el espacio íntimo,

podemos decir ese espacio de 50 metros cuadrados,

todos los espacios son iguales de estos apartamentos,

pero que donde íbamos a desarrollar la vida

era en espacios comunes

y en esos espacios comunes pues se hace de todo.

"Trabensol es la victoria de un grupo de personas

que han encontrado su espacio

en un momento de la vida en que la sociedad

ya apuesta poco por ellas".

Esto es la crónica de una muerte anunciada.

Y, de alguna manera, tienes que tomar las medidas

para poder soportar lo que se te viene encima.

Hay que ser un poco previsor.

Es verdad que a uno no le apetece ver eso, pero...

Claro, ¿os costó dejar lo que teníais

para venir aquí?

Es una decisión difícil. Cuesta, ¿eh?

Cuesta cerrar la casa familiar. Claro.

Nos empujó fundamentalmente

el pensar

en nuestros padres, los de ella y los míos,

que tuvieron una vejez

muy dependiente

y nosotros no quisimos

repetir el ejemplo, ¿verdad?

Y, además, vimos que era un proyecto

en el cual no solamente viene uno aquí

a vivir y a esperar morirse,

sino al revés.

La idea es venir aquí

no tanto a añadir

años a nuestra vida,

cuando a añadir vida a nuestros años.

A eso hay que añadir

una gran satisfacción,

que es ver los cuatro hijos que tenemos, cuatro.

Los ves felices

de vernos aquí, de vernos bien.

Hay mucha gente que por motivos sociales o económicos

están empezando a plantear otra manera de vivir,

de convivir en espacios

de una manera que quizá no nos habíamos planteado hasta ahora.

¿Crees que estamos delante de un cambio en este sentido?

Sí.

Y ese es un cambio que se ve reflejado en muchísimos aspectos.

A mí a veces me gusta llamarlo el movimiento compartido.

Y en este movimiento compartido

lo que está sucediendo es que estamos replanteando

muchísimas cosas.

Nos damos cuenta que, en realidad,

dentro de una sociedad que se siente mucho más sola,

que quizá somos capaces de articular

que está enseguida dentro de unas estructuras de trabajo

o de unas estructuras de poder y de relación

que no nos sirven a nivel emocional.

Hay muchos colectivos que están empezando

a cuestionar esas viviendas,

esas estructuras de ocupar el espacio

que nos perpetúan dentro de esos espacios individuales

o de núcleos familiares

y están empezando a producir espacios compartidos.

Nuevas colectividades y nuevas formas de vivir.

"Arquitecta, comisaria de exposiciones,

profesora y conferenciante".

"Eva Franch ejerce su activismo cultural

desde la prestigiosa Architectural Association de Londres,

donde se ha convertido en la primera mujer

en dirigirla".

"Con ella, queremos hablar sobre qué determina

los espacios donde vivimos

y cómo podemos repensarlos

para conseguir que las personas sean el centro del diseño".

Si creamos espacios donde realmente podamos sentirnos libres,

¿entonces tendremos los espacios que necesitamos?

La libertad quizá no sé si es la palabra.

Y quizá es esa...

transversalidad, ¿no?

Transversalidad cultural.

Cómo hacemos que los espacios no se vuelvan genéricos.

Tenemos que ir muy con cuidado

porque esa arquitectura que se presenta como neutral

y blanca a veces

no lo es tanto.

En realidad, está llena de ideologías

que nos impresionan con ese sueño de libertad.

Las estructuras que hemos heredado a través de tipologías arquitectónicas

o a través de tecnologías

tienen ciertas ideologías que, en cierta manera,

representan una forma de pensar.

Esa forma de pensar, esa ideología, a veces es vigente

y a veces es obsoleta.

Pero a veces nos quedamos con esas tipologías,

con esos edificios, con esas estructuras,

y es muy importante ser capaz

de pausar,

reflexionar y entender

si esas estructuras todavía son vigentes,

todavía son válidas

en relación a la vida

que deseamos construir.

No es que haya que hacer

una arquitectura revolucionaria para cambiar la sociedad.

Eso se ha intentado en algunas ocasiones

y es difícil.

En este caso, me temo que la arquitectura va detrás

y lo que tenemos que intentar es que haya una arquitectura

para esa sociedad que ya ha cambiado.

"Una arquitectura móvil, sostenible y flexible".

"Es lo que ha creado el arquitecto Carlos Arroyo

para la Casa Inestable,

un edificio en el centro de Madrid

que añade a la restauración de la planta baja

la construcción de plantas superiores

para convertirla en una vivienda donde los espacios

son intercambiables".

Se llama la Casa Inestable

porque está pensada para poder transformarse

a medida que cambian las necesidades en la vida.

Hay cambios que se pueden hacer muy rápido

y cambios que cuestan un poco más,

pero se puede transformar todo en la casa.

Y esa una estrategia para mí fundamental,

pero hay otras.

Por ejemplo, si hay distintas formas de vivir,

tú puedes tener distintas tipologías,

muy específicas para las formas de vivir,

y los que cambiamos somos nosotros.

Es otra actitud completamente diferente.

En este caso, había una vivienda de ladrillo baja,

probablemente del siglo XIX,

y lógicamente teníamos que mantenerla,

aunque se pudiese subir en altura, nos permitían subir en altura.

Entonces, lo que hemos hecho ha sido mantener esa casa

en la parte de abajo

y construir una estructura ligera de acero encima

para podernos apoyar en la estructura antigua.

Concretamente, esta parte de atrás está apoyada

sobre los muros de ladrillo gruesos.

Mientras que esta parte de aquí delante

no está apoyada sobre nada

porque lo que hay encima está volando,

sujeto por lo que hay detrás.

La casa es inestable también en ese sentido.

Al menos, teóricamente.

"La fachada también es otro punto inestable de la casa".

"A través de unos paneles

que imitan la arquitectura tradicional

del centro histórico de Madrid,

la fachada se mueve provocando un viaje en el tiempo".

Los paneles pueden componerse según la gravedad,

que es el siglo XIX, ¿no?

O sea, que los que son sillares están unos encima de otros,

unos encima de otros,

y en medio quedan los balcones largos típicos de Madrid,

pero esos mismos paneles los podemos combinar en damero.

Y, al combinarse en damero,

lo que estamos haciendo es una fachada del siglo XX.

La fachada es una piel autónoma

que tiene una geometría propia

y que no depende del interior ni del exterior.

Pero lo que en realidad ocurre cotidianamente en esta casa

es que mueves los paneles en función de tus necesidades

y, entonces, la fachada se autocompone

como un equilibrio entre las necesidades de privacidad,

las necesidades de ventilación

y las necesidades de temperatura o de sol.

Se compone según ese equilibrio y, por tanto,

es una fachada del siglo XXI.

Hemos pensado esta casa

para que los dos espacios que tiene cada planta

puedan utilizarse para cualquier función.

Puedes hacer un montón de dormitorios con baño

o hacer oficinas, como estamos haciendo en este caso,

o hacer una cocina aquí, una cocina allá...

Puedes enganchar cualquier instalación

en cualquier sitio

sin tener que rehacer mucho.

Para mí, la arquitectura se hace en metros cúbicos,

no se hace en metros cuadrados.

Y aquí se ve muy bien.

Y, de hecho, la percepción del espacio

con estas diagonales que aparecen, con estos vidrios,

es tridimensional.

O sea, tú estás en una planta pero en diagonal ves la otra.

Casi que las conversaciones cotidianas

se pueden hacer en diagonal casi más que en horizontal.

Esto es una casa en metros cúbicos, efectivamente.

Para cambiar un poco el chip, para dejar condicionantes atrás,

¿necesitamos una arquitectura valiente?

Sí.

Pero, más importante que una arquitectura valiente,

necesitamos una sociedad valiente

porque en realidad los arquitectos

son individuos que en realidad siempre están

buscando los límites,

e intentar redefinir y expandir los límites de lo posible, creo.

Eh... pero lo más importante

es encontrar esa sociedad, esos individuos,

esos colectivos

que quieran

establecer los...

la situación ideal para que esa arquitectura valiente

sea posible.

Entonces, no es...

no es tan fácil ser valiente, ¿no?

Porque uno nunca es valiente de una forma solitaria.

¿Qué papel tenemos los arquitectos y las arquitectas?

Porque, ¿crees que a través de nuestro oficio

podemos ayudar a crear una sociedad más inclusiva

y equitativa?

Para mí, la responsabilidad del arquitecto y de la arquitecta

es ser capaz de dar respuestas

a una sociedad que pide ciertas respuestas,

que tiene ciertos deseos,

pero también, de vez en cuando, pausar y reflexionar

y hacer a la gente entender que, a veces, aquello que queremos

o aquello que creemos que queremos

no es necesariamente lo que necesitamos como sociedad

o como individuos.

Y es ahí donde el diseño, es ahí donde el acto creativo

se convierte también en acto de responsabilidad social.

Si cambiamos nuestros espacios,

entonces, de alguna manera,

¿estamos cambiando nuestros valores?

Lo que a mí me interesa muchísimo es entender cuándo la forma tiene

la capacidad de transformar.

Y eso es algo que es increíble.

Cuando uno cambia el espacio,

uno empieza a pensar de formas distintas.

Que, en realidad, ciertas geometrías,

ciertas estructuras,

vienen asociadas con ciertos comportamientos,

con ciertas figuras, con ciertos valores.

Cuando algo nuevo aparece,

que todavía no hay una ideología asociada a ello,

ahí es donde en realidad hay una oportunidad.

Estando ahora en la escuela que dirijo en Londres,

en la Architectural Association,

ahí hay unos edificios

que son domésticos.

Esos edificios solían ser casas georgianas,

pero, en realidad, hoy en día han sido una escuela

durante los últimos 100 años.

Es un espacio pedagógico

donde, en realidad, el espacio donde se aprende más

son las escaleras, ¿no?

Ya no es ni una clase.

Porque en realidad las clases

se han convertido en espacios casi obsoletos.

Ya no aprendemos en una pizarra,

ahí sentados en un banco, en fila, uno al lado del otro,

sino que aprendemos de formas muy distintas.

Y es ese espacio de rediseñar y de pensar

cómo aprendemos, cómo nos interaccionamos,

cómo nos relacionamos unos con los otros

y cómo queremos relacionarnos

donde la arquitectura y el espacio tiene ahí

una responsabilidad.

"Lejos de la imagen de los centros educativos clásicos,

se encuentra la Escola del Encants de Barcelona,

una escuela pública donde las aulas se han convertido

en ambientes abiertos, comunicados y luminosos".

Los ambientes que tenemos en la escuela

son los espacios de referencia.

En otro centro les podrían llamar clases.

Nosotros les llamamos ambientes

porque es un espacio que está ambientado

alrededor de todo lo que crees que puede ayudar

a desarrollar unas determinadas competencias

dentro de lo que son los ámbitos que define el currículum.

Nosotros disponemos de siete ambientes de aprendizaje

que, en momentos,

son el espacio de referencia de cada uno de los alumnos,

pero que, en otros momentos,

se transforma en un espacio abierto

con todas las puertas comunicadas entre los distintos ambientes

que permite lo que llamamos la libre circulación del pensamiento

y donde los niños pueden escoger

qué es lo que desean hacer, con quién quieren hacerlo

y durante cuánto tiempo.

"Los ambientes, las terrazas, el patio o la azotea".

"Todos los rincones son útiles

para una educación que tiene por objetivo

el aprendizaje individualizado".

El hecho de no tener un buen espacio

no es motivo sine qua non

para no poder tener un buen proyecto educativo.

Ahora, los espacios ayudan

a que puedas desarrollar

de forma más eficaz los proyectos.

Nuestras casas, oficinas, escuelas...

Estamos repensando nuestros espacios

para que se adapten mejor a lo que necesita la gente.

Pero ¿qué pasa cuando lo que necesitamos es curarnos?

La arquitectura puede ser clave en el proceso curativo

y lo consigue creando espacios más humanos, agradables y sanos

donde el paciente pueda sentirse como en su propia casa.

Yo conocí a mi socia, Angela Müller,

en el momento de nuestros procesos de embarazo y de parto.

Yo tengo tres hijos

y ella tiene otros tres hijos,

con lo cual tenemos seis experiencias de parto

en las que nos dimos cuenta como arquitectas

que algo no funcionaba.

No funcionaban muchas cosas,

pero tampoco el entorno arquitectónico

en el que las mujeres dábamos a luz.

"El estudio de las arquitectas Parra-Müller

trabaja para la maternidad desde la arquitectura".

"Una arquitectura que diseña los espacios

pensando en las necesidades de la mujer y de su entorno

durante el proceso de embarazo, parto y posparto".

Una mujer, para encontrarse a gusto, para dar a luz,

necesita intimidad,

privacidad y tranquilidad.

Y el entorno, el diseño del espacio,

puede favorecer que eso ocurra o lo contrario.

Buscamos un ambiente

que la mujer no identifique como hospitalario,

sino que identifique como un lugar seguro.

Por ello, nuestros entornos ocultan

todo lo que tiene que ver con equipamiento médico,

quirúrgico y hospitalario.

Se trata de que esté todo, pero que no se vea.

Lo que te ofrecemos son puertas,

ventanas donde

eh...

si uno quiere abrirlas

e ir viendo el programa existencial que tenemos,

cuál de ellas te ayudan a mejorar

tu bienestar y tu calidad de vida, que es el objetivo de la fundación.

"La arquitectura curativa

también acompaña a pacientes en situaciones más complejas,

como en el Centro Kálida

del hospital de Sant Pau en Barcelona".

"Kálida es el primer centro en España

de la Fundación Magis,

dedica al apoyo emocional de personas enfermas de cáncer,

complementando de forma gratuita

el tratamiento médico del hospital".

Para una persona que se encuentra en proceso oncológico,

tanto si es el paciente como si es un familiar o un cuidador,

poder encontrar espacios

cerca de los lugares donde tiene que pasar muchas horas,

porque va de analítica a oncólogo

a visita a radioterapia, etc, etc,

y poderse sentir como en casa, encontrarse tranquilo,

relajado,

en un entorno mucho más acogedor,

eso sería una de las definiciones que podría encontrar.

Y por eso se configura

como un espacio arquitectónico singular.

"Kálida se ha construido dentro de un recinto emblemático

de la arquitectura modernista, el hospital de Sant Pau,

ideado por Domenech i Montaner".

"Benedetta Tagliabue,

la arquitecta que ha diseñado el Centro Kálida,

se siente muy vinculada a este edificio modernista".

Este ha sido uno de los primeros edificios

que me enseñó Enric cuando yo llegué a Barcelona.

Enric Miralles.

Entonces, es un edificio que siempre he amado mucho.

Entonces, aquí, digamos,

hacer un pequeño pabellón nuevo

era realmente como relacionarse con el edificio antiguo

y también el edificio nuevo.

Hacer como un pequeño pabellón más de recinto modernista.

"El cáncer que causó la muerte prematura de su compañero,

el arquitecto Enric Miralles,

fue una experiencia que sensibilizó a Benedetta

sobre la importancia de buscar el bienestar

de los enfermos desde la arquitectura".

La verdad es que nosotros

vivimos un centro similar con Enric Miralles,

eh... claro, y vivimos la enfermedad.

Fue un momento muy duro

e inesperado,

como pasa, yo creo, a casi todas las personas

que les diagnostican el cáncer

y fue muy importante.

Yo tenía muy vivo en la memoria

un espacio de este tipo.

Es importante que este lugar

sea percibido como la propia casa,

un lugar donde uno se encuentra finalmente en casa.

Y, entonces, llamamos a Patricia Urquiola,

que es una amiga

y, además, una interiorista arquitecta fantástica.

Y Patricia, con generosidad,

ha llevado sus muebles, sus alfombras,

sus elementos de interiorismo,

y ha sido un diálogo divertido.

Es un edificio

que puedes percibir como un espacio único

abierto al jardín.

Pero, al mismo tiempo, está hecho de una manera

que puedes cerrar una puerta o la otra

o puedes encontrar un rincón,

y realmente tienes posibilidad, en ese espacio único,

de encontrar un lugar tuyo

y, a veces, como muy privado y muy secreto.

Entras, encuentras la cocina,

pero la mesa de la cocina

está en el espacio más alto,

más luminoso, más bonito, en el real centro del edificio.

"El Centro Kálida puede acoger hasta 20 000 visitas anuales,

pero sin renunciar a la esencia

de lo que inspiró a Domenech i Montaner

a principios del siglo pasado".

Realmente, lo que quería hacer Domenech i Montaner

era lo mismo que se quiere hacer en este edificio.

Hacer un hospital

que solo cura con la belleza que regala.

Yo creo que no hay una fórmula que te diga:

"Si haces arquitectura así,

seguro que sale un lugar

que te hace sentir bien".

Pues no,

pero sí que tienes que hacer una arquitectura

como cuidada, como atenta

y, seguramente, de esta manera es más fácil

que la arquitectura que salga sea una arquitectura

que pueda ayudar a curar.

Una simple mochila puede ser tu casa o tu oficina.

No podemos dar nada por sentado

porque lo cierto es que todo va cambiando

y cada momento requiere un equipaje diferente.

Eso sí, que se ajusten a las necesidades de las personas.

Y estas necesidades, cada vez más,

pasan por un camino compartido.

"Un ejemplo de ello es el proyecto Lobe Block, en Berlín,

un edificio experimental de arquitectura minimalista

que combina el hormigón crudo con la botánica silvestre".

"Lobe Block es una casa estudio que ofrece sus espacios

al servicio del intercambio de talento creativo

entre sus inquilinos".

"Un espacio de convivencia con personalidad".

Escala humana - Necesito espacio

28:37 02 mar 2020

Cada colectivo y cada momento de nuestras vidas requiere necesidades específicas que la arquitectura debe ser capaz de satisfacer. En lo referente al diseño de espacios, ya sean para la privacidad o para la convivencia, las personas están en el centro de las decisiones.

Cada colectivo y cada momento de nuestras vidas requiere necesidades específicas que la arquitectura debe ser capaz de satisfacer. En lo referente al diseño de espacios, ya sean para la privacidad o para la convivencia, las personas están en el centro de las decisiones.

ver más sobre "Escala humana - Necesito espacio" ver menos sobre "Escala humana - Necesito espacio"

Los últimos 41 documentales de Escala humana

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • In corpore sano

    In corpore sano

    28:09 pasado lunes

    28:09 pasado lunes Más allá de las grandes construcciones dedicadas al espectáculo deportivo, el urbanismo y el diseño del espacio público ayuda al bienestar de las personas creando ciudades pensadas para la actividad física. En este capítulo observaremos cómo el deporte se integra en el tejido urbano.  

  • Tierra, aire, vida

    Tierra, aire, vida

    28:08 23 mar 2020

    28:08 23 mar 2020 Los materiales de construcción que se usaban habitualmente en el pasado vuelven a ser una buena alternativa. Materiales naturales como la tierra, aplicando la tecnología y los conocimientos actuales, hacen que sea posible hacer viviendas y edificios más respetuosos y saludables.

  • 5:23 23 mar 2020 Seleccion de los mejores momentos del capítulo ‘In corpore sano’ de Escala Humana en el que hablamos de salud urbana. La proximidad a las instalaciones deportivas y espacios públicos es clave para mantenernos activos- Descubre ejemplos en los que se ha integrado el deporte en el tejido urbano. 

  • Por amor al arte

    Por amor al arte

    29:14 16 mar 2020

    29:14 16 mar 2020 La buena arquitectura nos puede emocionar, nos hace pensar, nos conecta con el mundo que nos rodea. Como el arte. Nos podemos cuestionar si la arquitectura es o no es una forma de arte, pero de lo que no hay duda es del hecho que arte y arquitectura van de la mano muy a menudo.

  • 4:07 16 mar 2020

  • 4:01 10 mar 2020 Lo mejor del capítulo de Escala humana 'Sueños urbanos' ¿Cómo tienen que ser las ciudades del futuro? Urbanistas y arquitectos de todo el mundo trabajan en los proyectos que se convertirán en realidad en los próximos años. Proyectos que deben configurar ciudades con otra cara, donde prevalezca la calidad de vida de sus habitantes.

  • Sueños urbanos

    Sueños urbanos

    28:34 09 mar 2020

    28:34 09 mar 2020 ¿Cómo tienen que ser las ciudades del futuro?. Urbanistas y arquitectos de todo el mundo trabajan en los proyectos que se convertirán en realidad en los próximos años. Proyectos que deben configurar ciudades con otra cara, donde prevalezca la calidad de vida de sus habitantes.

  • 4:15 03 mar 2020 En el capítulo de Escala Humana 'Necesito espacio' Nuria Moliner muestra ejemplos arquitectónicos en los que las personas están en el centro de todo. Cada colectivo y cada momento de nuestras vidas requiere necesidades específicas que la arquitectura debe ser capaz de satisfacer. Descubrimos una casa de uso flexible, viviendas con espacios compartidos y otros con finalidades paliativas.

  • Necesito espacio

    Necesito espacio

    28:37 02 mar 2020

    28:37 02 mar 2020 Cada colectivo y cada momento de nuestras vidas requiere necesidades específicas que la arquitectura debe ser capaz de satisfacer. En lo referente al diseño de espacios, ya sean para la privacidad o para la convivencia, las personas están en el centro de las decisiones.

  • 3:32 25 feb 2020

  • Todo es de color

    Todo es de color

    28:19 24 feb 2020

    28:19 24 feb 2020 El color es un elemento de expresión importante en nuestras vidas y no podía ser menos relevante en el ámbito de la arquitectura. El color da personalidad a pueblos, ciudades y paisajes. En este capítulo veremos algunos ejemplos.

  • Casi cero

    Casi cero

    28:27 17 feb 2020

    28:27 17 feb 2020 La crisis climática del planeta es una realidad que ya no se puede ignorar. ¿Cuál puede ser el papel de arquitectura en la construcción de un futuro más limpio y sostenible?. Podemos empezar por buscar soluciones al consumo desmesurado de energía a partir de la generación de energía limpia.

  • 3:38 17 feb 2020 En el capítulo de Escala Humana “Casi cero”, la presentadora y arquitecta Nuria Moliner habla de los edificios energéticamente autosuficientes. En la época del crecimiento industrial y del petróleo barato la arquitectura podía permitirse grandes edificios que no respondían al clima ni a las condiciones del lugar. Para poder afrontar los retos medioambientales del futuro, la Unión Europea ha estipulado que, a partir del 2021, todas las construcciones de nueva planta deberán tener “un consumo energético casi cero”. Ahora, cada vez vemos más placas fotovoltaicas en nuestros paisajes, reflejando así nuestra voluntad de obtener energías limpias, pero no es suficiente.

  • 3:20 11 feb 2020 En el capítulo de esta semana de Escala Humana, “Vivir para adentro”, nuestra presentadora y experta en arquitectura, Núria Moliner, nos habla de los patios. De estos espacios cuya definición en el diccionario es: ‘El patio es aquella parte de una construcción que carece de techo y que, por lo general, se destina a la recreación para que los habitantes o los usuarios del edificio puedan disfrutar al aire libre.’ Y que a lo largo de la historia ha ido evolucionando en su utilidad.

  • Vivir para adentro

    Vivir para adentro

    28:18 10 feb 2020

    28:18 10 feb 2020 Los patios se identifican en muchas culturas con el ocio, el descanso o la contemplación. Son lugares para conversar y en los que confluye la vida de la gente. Los patios tienen una función esencial en la vida de las personas los y se merecen un capítulo para reflexionar sobre ello.

  • Piel y huesos

    Piel y huesos

    28:58 03 feb 2020

    28:58 03 feb 2020 Si los huesos son la estructura del edificio y la piel es el revestimiento, entonces ¿las fachadas son piel o son huesos?. La arquitectura, a través de la historia, ha solucionado de muchas maneras este dilema.

  • 4:24 28 ene 2020 En el capítulo 'Despoblados' de esta semana Escala humana se adentra en el fenómeno de "La España vacia". Una España desconocida e ignorada en la que a menudo nos preguntamos ¿quién vive aquí y cómo? Núria Moliner habla con el escritor y periodista Sergio del Molino. Juntos analizan distintos aspectos de esta despoblación y las posibles alternativas. Sergio considera que la sociedad española debe exigir a la clase política que no deje atrás a la España vacía por un tema económico. Actualmente en España el 90% de la población vive concentrada en el 30% del territorio mayormente en las zonas costeras y Madrid. Eso quiere decir que un 10% de la población vive dispersa en un gran territorio sin servicios y sin recursos. El abondono rural es una de las causas de despoblación en nuestro país. El último gran éxodo rural fue provocado por el franquismo. En unos 15 años se pasó de una España básicamente agrícola a una España urbana. Actualmente la gente se va yendo de los pueblos porque no hay trabajo provocando despoblación y evejecimiento de sus habitantes, apunta Abel de Añón de Moncayo.

  • Despoblados

    Despoblados

    28:24 27 ene 2020

    28:24 27 ene 2020 La despoblación del interior de España ha dejado muchos pueblos olvidados, y con ellos la gente que los habita. Pueblos que forman parte de lo que se conoce últimamente como la "España vacía". En este capítulo estaremos allí para buscar la esencia de esos lugares aparentemente perdidos en la nada.

  • 3:28 21 ene 2020 Desde hace 10.000 años, la madera ha sido un material básico en la construcción. Las casas se levantaban con ramas, hojas, troncos... La madera y la piedra fueron la base de la arquitectura hasta que llegó el hierro y el hormigón. En el capítulo “Tocar madera” de Escala Humana, Núria Moliner demuestra que la madera no es sólo un material del pasado. Será el que se utilice en el futuro, entre otras razones, porque tiene una menor huella ecológica, es decir, un impacto medioambiental bajo.

  • 1:43 20 ene 2020 En Escala humana Núria Moliner habla con Salvador Ordóñez, coordinador del gremio de la Madera y el Mueble de Cataluña, es uno de los grandes defensores que la madera es la próxima gran revolución en la arquitectura. Ordóñez apunta que el tratamiento actual de la madera es muy diferente a la del pasado gracias a que se aplican nuevas tecnologías que permiten ampliar sus ventajas en la construcción.

Mostrando 1 de 3 Ver más