Un programa que centra su mirada en los aspectos humanos inherentes a la arquitectura, el urbanismo y el diseño. Todos ellos forman parte de nuestra vida cotidiana y generan historias que merece la pena ser contadas.

En 'Escala humana' mostraremos lo que se esconde detrás de las fachadas, de los paisajes, de los edificios, de los objetos. Explicaremos cómo piensan, a veces cómo sueñan, tanto los creadores de grandes estructuras arquitectónicas y urbanísticas de nuestro país como los profesionales que realizan pequeños proyectos con el objetivo de hacer un mundo mejor. Reflexionaremos, en definitiva, sobre nuestra relación con el entorno natural y social.

El programa estará presentado por Núria Moliner, arquitecta, compositora y cantante del grupo musical Intana, que nos aportará sus conocimientos sobre arquitectura desde una sensibilidad especial hacia los aspectos humanos que hacen que la técnica cobre sentido.

En trece capítulos de media hora, 'Escala humana' descubrirá muchas maneras de entender la vida a partir de historias particulares tan diversas como la de una vivienda enterrada cuyas ventanas miran al cielo, edificios que son verdaderos pulmones de la ciudad, ecosistemas que se desarrollan en las paredes o materiales para el diseño que se auto-generan de forma natural.

5515177 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Escala humana - Casi cero - ver ahora
Transcripción completa

"Nos dijeron que el crecimiento económico

era producir más para consumir más y más,

siempre más".

"Olvidaron que la Tierra es un bien finito".

"Nos ofrecieron la felicidad de los cretinos,

de los que sienten poco y piensan nada".

"Nos vendieron una huida hacia adelante,

un billete al abismo".

"Se nos acaba el tiempo, pero aún hay esperanza".

Cada vez vemos más placas fotovoltaicas como estas

en nuestros paisajes y ciudades.

Son el reflejo de nuestra voluntad

de obtener energías más limpias y renovables.

Un objetivo que también persigue la arquitectura.

Es el momento de cambiar esta tendencia.

Conseguir edificios energéticamente sostenibles

ya no es una opción,

es una necesidad.

La Unión Europea ha estipulado que para el 2021

todas las construcciones de obra nueva

deberán tener un consumo energético casi cero

para poder hacer frente a los retos medioambientales del futuro.

Hay algunos que ya se han adelantado

y van incluso un poco más allá.

Un camino hacia la autosuficiencia energética.

"La empresa de energías renovables Norvento

quiso predicar con el ejemplo

al construir su propia sede en Lugo".

"Hoy en día, en su caso casi único en España".

"Desconectado de la red eléctrica y del gas,

es un edificio completamente autosuficiente".

"Hemos pedido al ingeniero Manuel Pinilla

que nos desvele sus claves".

Esto parece un oasis, un paréntesis,

porque tenemos el bosque delante,

pero estamos en un polígono industrial.

Sí, la verdad es que fue uno de los retos del proyecto.

A un entorno industrial en el que nos íbamos a ubicar

darle el toque natural que queríamos o de contacto con la naturaleza

y nos daba esa oportunidad el bosque que tenemos al otro lado.

Este edificio parece como una cabaña, ¿no?

Con la madera en la fachada,

integrado en el entorno, en el bosque...

¿Por qué escogisteis este material?

Escogimos el eucalipto porque en general es un árbol

que está algo denostado en Galicia.

Se emplea generalmente para producir pulpa de papel

y se considera alguna forma como una especie invasora.

Nosotros quisimos elevar de alguna forma su uso

y convertirlo en un material noble de construcción.

Y, además, tiene otra característica particular

y es que al ser cerca el acopio del eucalipto

conseguimos que el impacto de traer los materiales

sea menor en términos de polución,

contaminantes, emisiones de CO2, etc.

Porque aquí la sostenibilidad es el plato fuerte del edificio, ¿no?

Sin duda. Quizá me lo puedes enseña dentro.

Te lo voy a enseñar en todo detalle.

Como este edificio es autosuficiente,

está totalmente desconectado de la red eléctrica...,

Ajá.

...me gustaría saber cómo lo conseguís.

Trabajamos con tres pilares

en nuestra filosofía de diseño.

Con uno de ellos, solemos atacar a la demanda del edificio,

que lógicamente ha de ser baja.

Y, en esa parte, consideramos el aislamiento,

la inercia térmica del edificio

y cómo ha de jugar un rol en estabilizar temperaturas.

Jugamos con la orientación,

el uso de la luz natural para tener

un ambiente muy agradable en la oficina

y, para no consumir tampoco luz artificial,

la captación de calor proveniente del sol.

Todo esto es lo que serían todos los sistemas pasivos.

Es decir, lo que se consigue con el diseño,

con la arquitectura en sí misma..., Eso es.

...pero luego hay unos sistemas más activos

vinculados a las instalaciones, a la tecnología,

que son los que generáis la energía renovable aquí in situ.

Que de alguna forma, efectivamente,

lo generamos in situ y no tenemos otro remedio

porque estamos desconectados de la red.

Entonces ahí tenemos un aporte de energía fotovoltaica,

en el parking las pérgolas, como habrás visto...,

Tienen placas, ¿no?

...tienen placas fotovoltaicas

y aporta aproximadamente el 60 %

de la energía que luego se va a consumir en el edificio.

Hay una componente, una fracción eólica.

También tenemos un aerogenerador

que además es un producto de la compañía

y hay una última fracción menor

que empleamos solo cuando no tenemos durante muchos días

sol o viento,

que es un biocombustible.

"Diseño y generación de energía se complementan,

pero existe un tercer factor vital para conseguir

edificios eficientes:

la gestión de la información".

En nuestro caso, aquí puedes ver en tiempo real

un sinóptico

con los flujos de energía que ahora mismo

está habiendo en el sistema del edificio.

Aquí está el edificio, ¿no? Correcto.

Ese es el esquema de la planta del edificio.

A la izquierda de la pantalla

tienes las distintas fuentes de generación.

Ahora, estamos con mucha radiación solar.

Tenemos excedente de energía que estamos llevando a las baterías.

Lógicamente, en la noche,

cuando no haya sol y potencialmente no haya viento,

habrá que alimentar el edificio

y será con la energía que estamos almacenando en esas baterías.

Manuel, tú que eres ingeniero y yo soy arquitecta,

aquí vemos un poco un equilibrio de estas dos disciplinas, ¿no?

Ajá.

¿Cómo fue el diálogo entre arquitectos e ingenieros?

Bueno, es una cuestión de necesidad que uno ha de adaptarse al otro.

Y, además, es algo que en el futuro

no va a poder ser de otra forma.

Date cuenta de que el 50 % de la electricidad

que se consume en el mundo

es o en edificios de uso residencial

o comercial, en oficinas como esta.

Y eso va a hacer que si queremos tener

compromisos muy fuertes de integración de renovables

en nuestras vidas,

que son necesarios frente a los retos que tenemos

como civilización,

vamos a tener que establecer un diálogo

muy intenso entre arquitectos e ingenieros.

"Y de Lugo a Madrid".

"El arquitecto vasco Iñaki Abalos empezó a preocuparse

sobre la sostenibilidad de la arquitectura

a principios de los 80s,

cuando este era un concepto desconocido

y algo lejano".

Iñaki, a lo largo de tu carrera,

te has ido especializando bastante en todos los temas relacionados

con la sostenibilidad, la eficiencia energética,

incluso cuando eran conceptos

que no estaban en el centro del debate

como lo están ahora, ¿no?

Que estamos en un momento muy actual

y muy vigente en cuanto a sostenibilidad

por la emergencia climática en la que nos encontramos.

¿De dónde surge este interés tuyo hacia lo sostenible,

hacia la arquitectura sostenible?

Surge naturalmente como una cosa que es absolutamente imprescindible

si piensas en lo que hemos heredado de los modernos

y cuáles son sus fallos.

Me interesaron dos cosas que han seguido interesándome.

Por una parte, el rol, el papel del paisaje,

el del uso de la naturaleza como un medio constructivo

y aquí estamos en un sitio que explica por sí solo

lo importante que es.

Y, por otra parte,

el tema de que los edificios son seres vivos.

Están en una realidad física y de alguna forma respiran

y tienen una comunicación con el exterior.

"Profesor en Harvard

y en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid,

Abalos piensa que en el futuro

las ciudades no podrán dar la espalda a problemas

como la contaminación, la huella ecológica

o el gasto energético".

Está claro que no podemos seguir así, ¿no?

Bueno, sí.

Bueno, hay una cosa que es que hay mucha ingenuidad al respecto.

El trabajo significa consumo de energía.

El problema no es consumir energía, el problema es para qué la consumes

y qué obtienes a cambio, ¿no?

Es decir, si obtienes una ciudad que no sirve

y que es inútil y que hay que destruir 15 años después,

poco hemos hecho.

Si es una cosa que vive 250 años,

pues el ciclo de vida, por así decirlo, de lo que estás haciendo,

compensa con creces el consumo de energía que haces.

Es muy importante

porque hablamos de edificios de cero energía.

Y dices: "Pero ¿cómo va a haber cero energía?".

No hay arquitectura tradicional en el mundo

que no responda a las necesidades del lugar,

a sus recursos y a su clima, ¿no?

¿Por qué nos desvinculamos de esta sabiduría

de generaciones y generaciones?

Porque, realmente, tendría mucho más sentido.

Partía todo del sentido común y del lugar, ¿no?

Bien.

La arquitectura vernácula

es una lección maravillosa, ¿no?

O sea, es decir, que son normalmente...

O sea, sea Alaska, sea Sevilla, sea Boston, me da lo mismo,

en todos los sitios

la gente ha sabido utilizar los recursos a la mano

de una forma increíblemente eficiente, ¿no?

Me gusta siempre comentar que tenemos como dos tradiciones,

pero estamos huérfanos de ellas.

Es decir, por una parte está la arquitectura moderna,

esa arquitectura sellada

que es hipereficiente en términos de rapidez de construcción, etc,

y muy mala desde el punto de vista energético;

y la arquitectura vernácula,

que estaba muy bien adaptada,

pero la forma en que vivimos ahora no son casita de pueblo

y no vivimos en el campo, etcétera.

La ciudad es un organismo diferente.

Podemos pensar que los edificios son como nosotros,

que nos quitamos la chaqueta. Una piel más.

Exacto.

Y, luego, tienen formas mejor o peor adaptadas,

más compactas, más abiertas, etc.

Y luego tenemos los materiales.

Hay materiales porosos

que realmente transpiran,

hay materiales que sellan, como el vidrio, etc, etc,

y tienen una serie de propiedades.

Ecualizar estos tres factores

nos permitiría pensar

en edificios infinitamente más parecidos a los vernáculos,

que operaban así,

pero hechos con la sofisticación tecnológica contemporánea.

"Pocas veces se ve mejor la piel de un edificio

que en la sede del ICTA,

el Instituto de Ciencias y Tecnologías Ambientales

de la Universidad Autónoma de Barcelona".

"El arquitecto Luca Volpi

fue uno de los asesores ambientales de un edificio

donde tecnología y diseño se dan la mano para conseguir

la máxima eficiencia".

El ICTA es un edificio

que intenta ser lo máximo de sostenible

y, en ese sentido, lo que quiere hacer

es garantizar las condiciones de bienestar interior,

como cualquier edificio,

pero con el mínimo consumo posible de recursos.

Entonces, aprovechando en el máximo grado posible

los recursos que hay

en el mismo emplazamiento del edificio.

El sol, el viento, etcétera.

El caso del ICTA lo que se ve muy evidente

es un envolvente exterior, es decir, una piel,

que se regula automáticamente en función del equilibrio

entre las condiciones interiores y las exteriores.

Entonces, se gradúa en cuanto a su abertura

para dar a cada espacio

todo el confort necesario.

En invierno, es un edificio muy compacto

porque la piel está muy cerrada y funciona como un invernadero.

Entonces, capta el máximo de radiación solar posible

para que dentro del edificio puedas estar a gusto.

En cambio, en verano, la envolvente se abre

y, entonces, tienes un edificio que disipa mucho calor,

que es muy ventilado.

Entonces, tiene un poco este efecto tipo chiringuito de playa

o estar sentado debajo de un árbol.

Si miramos a la antigüedad,

estos conceptos en realidad ya estaban muy claros

en la época de Vitruvio

y no había simulaciones energéticas.

Lo que había era escasez de recursos y experiencia.

No tiene ningún sentido diseñar un edificio sin prever

qué impacto tiene en el consumo de recursos.

Cuando te decía que los edificios respiran es que es verdad.

Son edificios inanimados, pero respiran.

Están ahí a la intemperie.

Están al aire libre y están sometidos a las mismas cosas

que estamos las personas con los animales.

Y, por tanto, tienen un régimen metabólico.

Y esta idea de entender

que el régimen es siempre como una especie de sístole diástoles,

una especie de ritmo,

y no es una cosa ahí rígida como ¡pum!, puesta ahí,

es la clave para avanzar

en una arquitectura que sea más sana, más natural

y, digamos, también con menor impacto energético.

Eso seguro.

Pero lo importante

no es eso.

Lo importante es que nosotros nos ligamos a la belleza

O sea, el verdadero patrimonio que produce la arquitectura

son ciudades bellas.

Es decir, hablamos de Sevilla, de Barcelona, de San Sebastián,

pero también de Málaga

y hasta de Madrid podemos hablar de su belleza, ¿no?

Y eso es lo que hace que sean atractivas,

que nos eduquen, que sean...

O sea, quiero decir que no se trata simplemente

de formulitas y de kilovatios, ¿no?

Pero todo ello está entrelazado, ¿no?

Sevilla es bella

porque está maravillosamente bien adaptada

a unas condiciones muy duras.

Y eso la ha convertido en una ciudad

que tiene una forma de socializar que viene del clima

pero que es característica de Sevilla, ¿no?

O sea, esa especie de calles que tocas con las dos manos

una casa y la otra

no es casual.

Y esa proximidad del andaluz tampoco es casual, ¿no?

O sea, hay una relación muy clara

entre la forma en la que vivimos y nos comportamos

y cómo se ha construido la cultura de una ciudad.

De hecho, tú dices esto, ¿no?

Solo si detrás de la idea de sostenibilidad

también hay una idea de belleza,

entonces la sostenibilidad habrá venido para quedarse.

Claro.

Por lo menos, para lo arquitectos esa es la única forma

en la que tiene sentido.

Y hay que entender

que significa...

O sea, que los principios que estamos hablando ahí

cómo se pueden entregar hoy en día,

cómo se podrán integrar en un futuro próximo,

pero nosotros siempre tenemos que estar pensando en el futuro, ¿no?

O sea, cuanto más nos aproximamos

con nuestras ideas y proyectos

a cosas que están avanzándose ahora,

digamos que en alguna medida estamos, digamos, incorporando

tensiones o tendencias

que en el futuro van a ser más...

o sea, van a abrir nuevos caminos.

Eso también es otra responsabilidad del arquitecto, ¿no?

No quedarse en la nostalgia, quedarse mirando para atrás solo.

¿Por qué crees que es importante o casi necesario

descarbonizar los edificios en las ciudades?

Porque es insano.

No hay mucho más que decir.

No...

Y, segundo, porque podemos hacer hoy...

digamos el tener edificios que están, como dices,

carbonizando la ciudad,

es un error gravísimo.

Gravísimo.

También hay que decir una cosa.

Muchas veces nos preocupamos solo del edificio.

Por ejemplo, con los "ranking systems",

los sistemas de evaluación medioambiental, ¿no?

Eh... solo se preocupan de...

de cómo son los balances energéticos internos,

pero hay que decir, y con mucha claridad,

que todos esos sistemas

o prácticamente todos los sistemas de evaluación energética

no consideran la ciudad el espacio público

y la inmensa mayoría de las tecnologías que tenemos

lo que hacen es utilizar la ciudad como un vertedero energético.

Es decir,

¿te acuerdas cuando en la Edad Media

se hablaba de lo de "¡agua va!"

y tiraban a la calle todos los vertidos residuales?

Bueno, pues ahora hay "¡energía va!".

Se tira y, claro,

por eso tenemos esas sensaciones que son

absolutamente repugnantes,

que vas por la calle y te pegan un golpe de calor

o fachadas reflectantes que te afectan muchísimo.

"Para que conceptos como eficiencia energética o sostenibilidad

se integren en nuestro día a día,

también deben hacerlo en las facultades de arquitectura".

"Alumnos y profesores

de la Escuela Superior de Arquitectura del Vallés

idearon el proyecto Ressó,

un prototipo de edificio autosuficiente

que funciona solo con energía solar

y con el que triunfaron en el prestigioso concurso

Solar Decathlon de 2014".

"Aunque el verdadero triunfo del proyecto vino después,

concretamente en la urbanización de Sant Muç, en Rubí".

Sant Muç es un barrio de baja densidad,

es una urbanización nacida en los años 60,

mayoritariamente de autoconstrucción,

y una de las primeras premisas que teníamos

es que el edificio fuera útil más allá del concurso

y es ahí donde salió la idea de la segunda vida, ¿no?

Lo que se hace es aislar muros

y colocar ventanas.

La tercera acción es aislar el suelo

y la última aislar la cubierta.

Al montar el prototipo,

los vecinos vieron que realmente

un edificio que funcionaba solo con el sol

les daba confort.

Entonces, empezaron a preguntarnos qué estábamos haciendo.

De las muchas propuestas que salieron,

una de las propuestas que salió de ellos

fue: "Oye, nos interesa esta idea de rehabilitar nuestras casas".

Entonces, Ricard y Rosi, entre otros vecinos.

se ofrecieron como voluntarios para ensayar esto.

Esta casa donde estamos

es una casa construida en los años 50 o 60.

Lo hicimos entre todos, entre la familia.

Aquí no entró ningún profesional.

La casa, claro, se construyó con unas carencias evidentes.

Entonces, claro,

aun viviendo en esta zona, que el clima no es muy severo,

los inviernos son durillos.

El estudiante,

en el momento en que entra en contacto

con el sistema constructivo

o con la propia realidad del vecino,

se genera un aprendizaje mucho más intenso

y, seguramente, mucho más permanente

que el que se puede tener dentro de una aula.

Una de las ideas que más ha calado

es que el parque residencial ya existe,

la mayoría del suelo ya está construido

y a lo que tenemos que dedicarnos

es a mejorar y encontrar maneras de hacer buena arquitectura,

pero ya en las ciudades construidas.

¿Qué papel tienen la arquitectura y los arquitectos

en todo esto?

Bueno, hay más agentes, ¿no?

Muchas veces se nos responsabiliza de demasiadas cosas.

Hay promotores,

hay especuladores inmobiliarios, hay urbanistas...

Bueno, hay muchos agentes.

El papel de los arquitectos es seguramente...

El más serio que podemos tener

es reivindicar

nuestra disciplina

como el centro

de la construcción de la ciudad.

La división del trabajo "Taylorista" funcionaba muy bien

a principios del siglo XX,

pero lo urbanistas por un lado, los paisajistas por otro

y los arquitectos por otro y apenas se hablan.

Apenas se hablan,

cuando lo que está muy claro es que hay un conocimiento común

que es el medio ambiente,

o sea, lo que queda después de diseñar,

que es el aire que estamos respirando ahora,

y eso es una responsabilidad de las tres disciplinas integradas.

Eso es importante.

Y, luego, por otra parte,

es que la tecnificación que nosotros estudiamos

todavía es la que encandilaba a los modernos, ¿no?

La de la mecánica, la de las estructuras.

Los rascacielos, la...

el construir más alto.

Toda esa épica,

que es la épica de la modernidad,

el palacio moderno y esos rascacielos,

sin lugar a dudas,

y que es bellísima, bellísima,

pero que es la que nos está dando gran parte de los problemas

que hoy ya entendemos

que son urgentes

resolverlos desde una forma estructural,

es decir, desde el principio, desde nuestro conocimiento.

Mi insistencia en la termodinámica

es precisamente por eso,

porque es el elemento común

y el nuevo paradigma, por así decirlo.

Porque habla del medio ambiente

y no habla del músculo de ser más alto y más fálico, ¿no?

Sino que habla precisamente de tener medios integrados

y medios que sean más vivibles y más sanos.

Y esa es la clave.

En la época del crecimiento industrial

y el petróleo barato,

la arquitectura podía permitirse crear grandes edificios

que no respondían al clima ni a las condiciones del lugar.

Edificios herméticos, acristalados,

sin protección solar o con una mala orientación

que solo podían conseguir una temperatura de confort

en su interior

a base de aire acondicionado,

pero pagando un precio muy caro.

Mucho gasto energético y un alto impacto medioambiental.

"La arquitectura bioclimática

nos plantea una alternativa con más sentido".

"Lo importante es hacer que los edificios funcionen por sí solos

y que gasten la mínima energía".

"Para eso es necesario buscar la orientación sur

para aprovechar al máximo la radiación solar".

"El sol de invierno entra para calentar el interior".

"En cambio,

en verano nos interesa la luz natural,

pero no tanto el sol directo".

"Por eso necesitamos protegernos con elementos regulables

como persianas, pérgolas o toldos".

"También es importante disponer de un buen aislamiento técnico

para mantener una temperatura estable

y situar las ventanas en paredes opuestas

para favorecer la ventilación cruzada y el efecto chimenea,

y así ayudar a renovar el aire".

Mediante pequeños detalles de diseño,

podemos conseguir una arquitectura que realmente

interactúa con el entorno para generar confort.

Incluso podemos conseguir hasta un 90 % de ahorro energético.

"Mientras la Unión Europea

apuesta por la construcción de edificios

con un consumo de energía casi nulo,

en Aramunt, un pequeño pueblo del Pirineo de Lleida,

encontramos una casa que va un paso más allá.

El hogar de Borja y Ana produce más energía de la que consume".

Mi mujer y yo somos profesores aquí al lado,

a seis kilómetros, en un instituto de La Pobla de Segur,

y, entonces, bueno,

nos gusta el ambiente rural

y nos encontramos con esto, que era un antiguo pajar, la casa...

Este patio estaba derruidísimo, fatal,

y dijimos: "Ostras, su orientación es buenísima".

Esta es una casa

que recupera un edificio del pasado

para construir una vivienda que en realidad es del futuro.

La electricidad que usa

se la genera ella misma con sus placas solares.

En invierno, la forma de aprovechar el calor solar

es a través de las ventanas,

que entra el sol y calienta el espacio interior,

pero en esta casa hemos añadido

un sistema de captación

pasivo

a la fachada sur.

Hemos puesto un policarbonato por delante,

que es una especie de vidrio que hace un miniinvernadero.

Y lo que hace es que el sol

atraviesa, entra y calienta el muro de piedra antiguo,

que se convierte en un radiador hacia dentro de la casa, ¿no?

Y como el interior se calienta bastante

hemos añadido un tubo de agua

que permite también calentar este agua,

de forma que no solo tiene la casa caliente,

sino que el agua de la ducha también sale

en invierno a unos 60 grados y en verano a unos 40 grados.

Todo funciona en el día.

Sin el tubo,

el lavaplatos no se pone de noche ni de coña.

En todo el año,

en los meses de diciembre, enero y algo de febrero,

que fue lluvioso,

te digo así de memoria: 21 euros.

de consumo.

Al final, todo funciona con el sol.

Somos como vampiros del día, ¿no?

Buscamos el sol

y cargamos el coche eléctrico de día, siempre con el sol.

Con lo que estoy cargando hoy,

me tiro...

bueno, toda la semana no, dos semanas yendo a trabajar.

Y, cuando vas a Barcelona o a Lleida,

dices: "Ostras, estoy bajando

con un coche que debe pesar 1000 kilos".

Es pequeño, pero 1000 kilos en total...

Me está llevando el sol.

Esto lo ha cargado el sol.

Yo me acuerdo cuando íbamos a la escuela

y nos decían: "Es que las energías alternativas...".

Esto se hablaba antes de que yo naciera.

Entonces, ahora hablamos distinto, ¿no?

Ahora, al menos en clase digo:

"No son alternativas, es que no tenemos alternativa".

No hay alternativa.

Hagámoslo ya, no tenemos tiempo.

Yo a mis hijos o a mis nietos

no quiero que les quede esto hecho polvo.

No es justo.

Si conseguimos que los edificios sean eficientes,

en tan solo 30 años

podríamos llegar a reducir

la energía necesaria para el mundo en un tercio

y ayudar a corregir la contaminación atmosférica

y a controlar las emisiones de CO2.

Y es que debemos intentar que nuestra huella sobre el planeta

sea lo más respetuosa y nula posible.

"El proyecto Smoke Free Tower en Rotterdam

comparte esa idea".

"Esta torre absorbe la contaminación,

purifica el aire y filtra las partículas tóxicas".

"Hasta 3000 metros cúbicos de aire contaminado por hora

y con el mismo consumo de energía que un hervidor de agua".

"Las partículas de contaminación además tienen una salida".

"Se convierten en joyas que financian el proyecto

y ayudan a tomar conciencia del problema".

Escala humana - Casi cero

28:27 17 feb 2020

La crisis climática del planeta es una realidad que ya no se puede ignorar. ¿Cuál puede ser el papel de arquitectura en la construcción de un futuro más limpio y sostenible?. Podemos empezar por buscar soluciones al consumo desmesurado de energía a partir de la generación de energía limpia.

La crisis climática del planeta es una realidad que ya no se puede ignorar. ¿Cuál puede ser el papel de arquitectura en la construcción de un futuro más limpio y sostenible?. Podemos empezar por buscar soluciones al consumo desmesurado de energía a partir de la generación de energía limpia.

ver más sobre "Escala humana - Casi cero" ver menos sobre "Escala humana - Casi cero"

Los últimos 41 documentales de Escala humana

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • In corpore sano

    In corpore sano

    28:09 pasado lunes

    28:09 pasado lunes Más allá de las grandes construcciones dedicadas al espectáculo deportivo, el urbanismo y el diseño del espacio público ayuda al bienestar de las personas creando ciudades pensadas para la actividad física. En este capítulo observaremos cómo el deporte se integra en el tejido urbano.  

  • Tierra, aire, vida

    Tierra, aire, vida

    28:08 23 mar 2020

    28:08 23 mar 2020 Los materiales de construcción que se usaban habitualmente en el pasado vuelven a ser una buena alternativa. Materiales naturales como la tierra, aplicando la tecnología y los conocimientos actuales, hacen que sea posible hacer viviendas y edificios más respetuosos y saludables.

  • 5:23 23 mar 2020 Seleccion de los mejores momentos del capítulo ‘In corpore sano’ de Escala Humana en el que hablamos de salud urbana. La proximidad a las instalaciones deportivas y espacios públicos es clave para mantenernos activos- Descubre ejemplos en los que se ha integrado el deporte en el tejido urbano. 

  • Por amor al arte

    Por amor al arte

    29:14 16 mar 2020

    29:14 16 mar 2020 La buena arquitectura nos puede emocionar, nos hace pensar, nos conecta con el mundo que nos rodea. Como el arte. Nos podemos cuestionar si la arquitectura es o no es una forma de arte, pero de lo que no hay duda es del hecho que arte y arquitectura van de la mano muy a menudo.

  • 4:07 16 mar 2020

  • 4:01 10 mar 2020 Lo mejor del capítulo de Escala humana 'Sueños urbanos' ¿Cómo tienen que ser las ciudades del futuro? Urbanistas y arquitectos de todo el mundo trabajan en los proyectos que se convertirán en realidad en los próximos años. Proyectos que deben configurar ciudades con otra cara, donde prevalezca la calidad de vida de sus habitantes.

  • Sueños urbanos

    Sueños urbanos

    28:34 09 mar 2020

    28:34 09 mar 2020 ¿Cómo tienen que ser las ciudades del futuro?. Urbanistas y arquitectos de todo el mundo trabajan en los proyectos que se convertirán en realidad en los próximos años. Proyectos que deben configurar ciudades con otra cara, donde prevalezca la calidad de vida de sus habitantes.

  • 4:15 03 mar 2020 En el capítulo de Escala Humana 'Necesito espacio' Nuria Moliner muestra ejemplos arquitectónicos en los que las personas están en el centro de todo. Cada colectivo y cada momento de nuestras vidas requiere necesidades específicas que la arquitectura debe ser capaz de satisfacer. Descubrimos una casa de uso flexible, viviendas con espacios compartidos y otros con finalidades paliativas.

  • Necesito espacio

    Necesito espacio

    28:37 02 mar 2020

    28:37 02 mar 2020 Cada colectivo y cada momento de nuestras vidas requiere necesidades específicas que la arquitectura debe ser capaz de satisfacer. En lo referente al diseño de espacios, ya sean para la privacidad o para la convivencia, las personas están en el centro de las decisiones.

  • 3:32 25 feb 2020

  • Todo es de color

    Todo es de color

    28:19 24 feb 2020

    28:19 24 feb 2020 El color es un elemento de expresión importante en nuestras vidas y no podía ser menos relevante en el ámbito de la arquitectura. El color da personalidad a pueblos, ciudades y paisajes. En este capítulo veremos algunos ejemplos.

  • Casi cero

    Casi cero

    28:27 17 feb 2020

    28:27 17 feb 2020 La crisis climática del planeta es una realidad que ya no se puede ignorar. ¿Cuál puede ser el papel de arquitectura en la construcción de un futuro más limpio y sostenible?. Podemos empezar por buscar soluciones al consumo desmesurado de energía a partir de la generación de energía limpia.

  • 3:38 17 feb 2020 En el capítulo de Escala Humana “Casi cero”, la presentadora y arquitecta Nuria Moliner habla de los edificios energéticamente autosuficientes. En la época del crecimiento industrial y del petróleo barato la arquitectura podía permitirse grandes edificios que no respondían al clima ni a las condiciones del lugar. Para poder afrontar los retos medioambientales del futuro, la Unión Europea ha estipulado que, a partir del 2021, todas las construcciones de nueva planta deberán tener “un consumo energético casi cero”. Ahora, cada vez vemos más placas fotovoltaicas en nuestros paisajes, reflejando así nuestra voluntad de obtener energías limpias, pero no es suficiente.

  • 3:20 11 feb 2020 En el capítulo de esta semana de Escala Humana, “Vivir para adentro”, nuestra presentadora y experta en arquitectura, Núria Moliner, nos habla de los patios. De estos espacios cuya definición en el diccionario es: ‘El patio es aquella parte de una construcción que carece de techo y que, por lo general, se destina a la recreación para que los habitantes o los usuarios del edificio puedan disfrutar al aire libre.’ Y que a lo largo de la historia ha ido evolucionando en su utilidad.

  • Vivir para adentro

    Vivir para adentro

    28:18 10 feb 2020

    28:18 10 feb 2020 Los patios se identifican en muchas culturas con el ocio, el descanso o la contemplación. Son lugares para conversar y en los que confluye la vida de la gente. Los patios tienen una función esencial en la vida de las personas los y se merecen un capítulo para reflexionar sobre ello.

  • Piel y huesos

    Piel y huesos

    28:58 03 feb 2020

    28:58 03 feb 2020 Si los huesos son la estructura del edificio y la piel es el revestimiento, entonces ¿las fachadas son piel o son huesos?. La arquitectura, a través de la historia, ha solucionado de muchas maneras este dilema.

  • 4:24 28 ene 2020 En el capítulo 'Despoblados' de esta semana Escala humana se adentra en el fenómeno de "La España vacia". Una España desconocida e ignorada en la que a menudo nos preguntamos ¿quién vive aquí y cómo? Núria Moliner habla con el escritor y periodista Sergio del Molino. Juntos analizan distintos aspectos de esta despoblación y las posibles alternativas. Sergio considera que la sociedad española debe exigir a la clase política que no deje atrás a la España vacía por un tema económico. Actualmente en España el 90% de la población vive concentrada en el 30% del territorio mayormente en las zonas costeras y Madrid. Eso quiere decir que un 10% de la población vive dispersa en un gran territorio sin servicios y sin recursos. El abondono rural es una de las causas de despoblación en nuestro país. El último gran éxodo rural fue provocado por el franquismo. En unos 15 años se pasó de una España básicamente agrícola a una España urbana. Actualmente la gente se va yendo de los pueblos porque no hay trabajo provocando despoblación y evejecimiento de sus habitantes, apunta Abel de Añón de Moncayo.

  • Despoblados

    Despoblados

    28:24 27 ene 2020

    28:24 27 ene 2020 La despoblación del interior de España ha dejado muchos pueblos olvidados, y con ellos la gente que los habita. Pueblos que forman parte de lo que se conoce últimamente como la "España vacía". En este capítulo estaremos allí para buscar la esencia de esos lugares aparentemente perdidos en la nada.

  • 3:28 21 ene 2020 Desde hace 10.000 años, la madera ha sido un material básico en la construcción. Las casas se levantaban con ramas, hojas, troncos... La madera y la piedra fueron la base de la arquitectura hasta que llegó el hierro y el hormigón. En el capítulo “Tocar madera” de Escala Humana, Núria Moliner demuestra que la madera no es sólo un material del pasado. Será el que se utilice en el futuro, entre otras razones, porque tiene una menor huella ecológica, es decir, un impacto medioambiental bajo.

  • 1:43 20 ene 2020 En Escala humana Núria Moliner habla con Salvador Ordóñez, coordinador del gremio de la Madera y el Mueble de Cataluña, es uno de los grandes defensores que la madera es la próxima gran revolución en la arquitectura. Ordóñez apunta que el tratamiento actual de la madera es muy diferente a la del pasado gracias a que se aplican nuevas tecnologías que permiten ampliar sus ventajas en la construcción.

Mostrando 1 de 3 Ver más